Índice 
 Texto íntegro 
Debates
Martes 24 de marzo de 2009 - Estrasburgo Edición DO

Libro Verde sobre la cohesión territorial y el estado del debate sobre la futura reforma de la política de cohesión - Mejores prácticas en el ámbito de la política regional y obstáculos a la utilización de los Fondos Estructurales - Dimensión urbana de la política de cohesión en el nuevo periodo de programación - Complementariedad y coordinación de la política de cohesión con las medidas de desarrollo rural - Aplicación del Reglamento sobre los Fondos Estructurales 2007-2013 - Iniciativa europea para el desarrollo del microcrédito en apoyo del crecimiento y del empleo (debate)
MPphoto
 
 

  Lívia Járóka (PPE-DE), por escrito. – (HU) Me gustaría felicitar a mi compañero, el señor Becsey, por su informe, en el que defiende el desarrollo del sistema de microcréditos para contribuir al crecimiento económico y al empleo. El documento señala correctamente que los grupos desfavorecidos, incluidos los desempleados a largo plazo, las personas dependientes, y las minorías étnicas, como el pueblo gitano en particular, deberían ser el foco de las iniciativas europeas en lo que respecta al microcrédito.

La microfinanciación ha demostrado ser muy exitosa en numerosos países a la hora de fomentar la integración social y económica mediante el apoyo a los trabajadores autónomos. En tiempos de crisis financiera, los instrumentos financieros simples con capacidad para financiar negocios, especialmente en las regiones subdesarrolladas, así como a los grupos antes mencionados, son de especial importancia. Aquellos que deseen dirigir pequeños negocios familiares pueden encontrarse con dificultades importantes en las licitaciones administradas dentro del marco de la política de cohesión, especialmente en el caso de la cofinanciación. La creación (o la restauración) de la cohesión social debe tener prioridad sobre la búsqueda de fines lucrativos, dado que la ayuda a los autónomos es mucho menos costosa que las prestaciones por desempleo y, por tanto, desde la perspectiva de la economía nacional, merece la pena facilitar microcréditos, incluso si desde un punto de vista estrictamente financiero puede no resultar rentable. El sistema de microcréditos debe hacerse accesible a aquellos que no son «rentables», es decir, a aquellas personas que no pueden obtener crédito del sector bancario tradicional debido a su alto riesgo, a su baja cobertura y al peligro de incumplimiento. Este sistema debería hacer de la participación de los grupos marginados su objetivo.

 
Aviso jurídico - Política de privacidad