Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2008/0263(COD)
Ciclo de vida en sesión
Ciclos relativos a los documentos :

Textos presentados :

A6-0226/2009

Debates :

PV 22/04/2009 - 19
CRE 22/04/2009 - 19

Votaciones :

PV 23/04/2009 - 8.9
CRE 23/04/2009 - 8.9
Explicaciones de voto
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P6_TA(2009)0283

Debates
Miércoles 22 de abril de 2009 - Estrasburgo Edición DO

19. Plan de acción relativo a sistemas de transporte inteligentes - Sistemas de transporte inteligentes en el sector del transporte por carretera (debate)
Vídeo de las intervenciones
PV
MPphoto
 
 

  Presidenta. - El próximo punto es el debate conjunto sobre:

– El informe de Anne E. Jensen, en nombre de la Comisión de Transporte y Turismo sobre el Plan de acción relativo a sistemas de transporte inteligentes (2008/2216(INI)) (A6-0227/2009).

– El informe de Anne E. Jensen en nombre de la Comisión de Transporte y Turismo sobre la propuesta de Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo por la que se establece el marco para el despliegue de los sistemas de transporte inteligentes en el sector del transporte por carretera y para las interfaces con otros modos de transporte (COM(2008)0887 - C6-0512/2008 - 2008/0263(COD)) (A6-0226/2009).

 
  
MPphoto
 

  Anne E. Jensen, ponente. (DA) Señora Presidenta, no estoy segura de poder hablar con el mismo entusiasmo que el señor Savary pero los sistemas de transporte inteligentes son un tema muy excitante. ¿Qué son los sistemas de transporte inteligente? Bien, no es fácil responder a esta pregunta, porque hablamos de una gran cantidad de sistemas diferentes: sistemas que facilitan un transporte más seguro, más efectivo y menos contaminante mediante las ventajas que proporciona la tecnología de la información y comunicación moderna. El STI, también conocido como transporte inteligente, es, por tanto, un término genérico que engloba diferentes cosas. Entre ellas podemos encontrar cosas tan diversas como la llamada de emergencia (eCall), que genera una llamada automática al centro de emergencias en caso de accidentes, sistemas de telepeaje diseñados para recaudar las tasas por el uso de carreteras y los ya conocidos GPS que muchos de nosotros tenemos en nuestros automóviles para ayudarnos a conducir por terrenos desconocidos.

Sin embargo, los STI tienen otros potenciales sin explotar: la comunicación entre vehículos, entre el vehículo y la carretera y entre el vehículo y el centro de información. De modo que, ¿por qué no empezamos a utilizar esta tecnología a mayor escala si es tan buena? Pues bien, lo que tenemos aquí es la pregunta de qué fue primero, ¿el huevo o la gallina?, ¿debería tener prioridad la tecnología instalada en el coche capaz de comunicarse con un transmisor de carretera? Los fabricantes de coches son conscientes de las posibilidades pero no son capaces de obtener inversiones en este tipo de tecnologías si primero no se instalan los transmisores en carretera. Por otro lado, las autoridades no quieren invertir en transmisores antes de que los coches estén equipados para poder recibir las señales. Sin embargo, algo tendrá que ocurrir y necesitamos hacer algo para que así sea.

En este contexto, la Comisión ha preparado el plan de acción relativo a los sistemas de transporte inteligentes y ha presentado una propuesta de directiva que debería fomentar la utilización de STI al iniciar su normalización. Tenemos que felicitar a la Comisión en este sentido. Esta iniciativa es necesaria. Los dos informes sobre sistemas de transporte inteligentes que debatiremos hoy el plan de acción y la Directiva están interconectados de forma inextricable. Así es como debe ser, porque un plan de acción sin una directiva no nos da nada nuevo. Muchas de las cosas que se incluyen en el plan de acción son proyectos que ya están en proceso. Lo que es vital, sin embargo, es la directiva porque impulsará el desarrollo de normativas importantes en la UE. Por otro lado, el plan de acción pretende delimitar el alcance de la directiva y garantizar que se dirige la experiencia adquirida de los proyectos comunes hacia la normalización.

La aprobación de especificaciones comunes a través del Comité Europeo de STI, se aplica a cuatro áreas específicas: en primer lugar, la utilización óptima de los datos sobre carreteras, tráfico y desplazamientos; en segundo lugar, la continuidad de los servicios de STI de gestión del tráfico y transporte de mercancías en corredores de transporte europeos y en conurbaciones; en tercer lugar, seguridad vial y protección del transporte y, en cuarto lugar, la integración del vehículo en las infraestructuras de transporte. Además, tratamos una cuestión muy importante: la seguridad de los datos. No queremos una sociedad tipo Gran Hermano, de modo que la seguridad de los datos y los derechos individuales deben incorporarse a las especificaciones desde el principio. Otra cuestión de gran importancia son las responsabilidades y su asignación. Si algo sale mal deberíamos ser capaces de identificar dónde está el problema, en el conductor, en el sistema de navegación por satélite o en la tecnología del vehículo. De otro modo no avanzaremos. Y como resultado, no aseguraremos la inversión necesaria.

Quisiera dar las gracias a los ponentes alternativos de otros grupos por su colaboración. Hemos tenido algunas diferencias de opinión en cuanto a hasta qué punto tenemos que centrarnos en las alternativas modales del transporte por carretera pero creo que hemos llegado a un equilibrio entre garantizar la utilización de tecnología de los STI en el transporte por carretera y su interfaz con otros modos de transporte. Existe la posibilidad de utilizar la tecnología de la información para facilitar la comparación entre las diferentes formas de llegar de A a B y obtener una visión general de las opciones más rápidas, baratas y menos contaminantes. Me hubiera gustado llegar a un acuerdo rápido sobre esto con el Consejo pero no ha sido posible. La Presidencia checa ha realizado un gran trabajo pero espero que la forma en la que hemos reforzado la propuesta de la Comisión haga que la directiva sea más aceptable para el Consejo porque es una directiva lo que estamos buscando.

 
  
MPphoto
 

  Antonio Tajani, Vicepresidente de la Comisión.(IT) Señora Presidenta, Señorías, quisiera dar las gracias al Parlamento, en especial a la ponente, la señora Jensen, y a todos los ponentes alternativos por el magnífico trabajo que han realizado y la forma en la que han acogido las propuestas de la Comisión.

Por supuesto que me complacen las elecciones que se han hecho y tomo nota de las enmiendas sugeridas para el proyecto de directiva. Sobre todo me complace ver que el Parlamento ha confirmado la importancia de los sistemas de posicionamiento por satélites EGNOS y Galileo para la aplicación de los STI. Sin embargo, quisiera hacer algunas preguntas al Parlamento e intentar responder por qué la Comisión ha planteado una directiva para promover el despliegue de los STI y, en segundo lugar, si las iniciativas locales y nacionales en éste ámbito no son suficientes.

La Comisión ha estado financiando programas específicos de investigación y desarrollo sobre sistemas de transporte inteligentes desde 1988, que han producido resultados indudablemente positivos e inspiraron numerosas recomendaciones. Estos proyectos de investigación y desarrollo han formado una base importante sobre cuáles necesitan progreso tecnológico, acciones coordinadas y fomentar su utilización preliminar, en general, de forma fraccionada.

Ahora es tiempo, por tanto, pasar de recomendaciones a acciones concretas para cosechar los beneficios de la aplicación de los sistemas de transporte inteligentes: beneficios que pueden traducirse en seguridad vial, reducción de los embotellamientos y del impacto medioambiental del sistema de carreteras. Esta es la finalidad de este crucial proyecto de directiva para fomentar las medidas destinadas a eliminar las barreras y tener un despliegue de STI más amplio y mejor coordinado.

Quisiera dar un par de ejemplos que ayuden a explicar por qué las estrategias voluntarias o locales no siempre son suficiente: hoy en día, un transportista que viaje de Barcelona y Frankfurt no solo está equipado con un teléfono móvil y un sistema de navegación abordo, sino también con al menos tres terminales de recaudación de peajes diferentes para los países que tiene que atravesar o para evitar pasar por zonas residenciales. En 2001, la Comisión recomendó que los Estados miembros publicaran información detallada sobre los tipos de carretera dentro de la red y sobre las zonas de tráfico restringido. Desafortunadamente, solo algunas autoridades locales y nacionales han seguido la recomendación. Lo que ocurre al final es que los conductores con sistemas de navegación utilizan toda la red de carreteras y, con demasiada frecuencia, llevan a los vehículos pesados de transporte de mercancías por carreteras inadecuadas y por rutas peligrosas, por ejemplo, cerca de las escuelas o por calles empinadas.

La nueva directiva posibilitará la adopción de las medidas necesarias para evitar este tipo de situaciones, aliviando de esta forma todos los problemas con los que nos hemos encontrado. La Comisión espera que el Parlamento y el Consejo lleguen a un acuerdo sobre el proyecto de directiva, que supone una herramienta esencial para la puesta en práctica del plan de acción.

Trabajaremos con ambos y con el Consejo para llegar a un acuerdo cuanto antes y espero que la reunión informal del Consejo de la semana que viene en Litoměřice, en la República Checa, con los STI como parte de la agenda, juegue un papel decisivo al respecto. La señora Jensen ha sido invitada y, por tanto, asistirá, creo, aunque solo como algo informal, pero lo importante es que podremos comparar las posiciones de la Comisión, el Parlamento y el Consejo para intentar acelerar lo que espero sea un acuerdo fácil para que podamos dar una respuesta práctica a los ciudadanos y aprobar el texto compartido tan pronto como sea posible.

 
  
MPphoto
 

  Giovanni Robusti, ponente de opinión de la Comisión de Desarrollo Regional. – (IT) Señora Presidenta, Señorías, he estado siguiendo el plan de STI como ponente de opinión de la Comisión de Desarrollo Regional. Nuestra opinión, aprobada por unanimidad, ya ha sido reproducida en gran parte por la Comisión de Transportes y Turismo, gracias a la colaboración que mantenemos en proyectos a largo plazo. Quisiera dar las gracias a todos aquellos que han contribuido por su trabajo e ideas.

Todos hemos intentado evitar las palabras torpes y largas que con frecuencia caracterizan las declaraciones de principios. Hemos intentado hacer entender que no estábamos debatiendo cuántas o cuáles carreteras programar, sino simplemente trabajar en cómo nos podemos mover de forma coordinada, segura, fácil, no contaminante y, por tanto, inteligente lo que ya es una hazaña. Hemos intentado mostrar el papel de la tecnología, la seguridad, las zonas periféricas o las vías navegables y, lo que es más importante, de la coordinación de los Fondos estructurales para que los plazos y los objetivos planeados sean coherentes y estén coordinados. Hemos intentado planificar la función no solo del transporte sino también de las personas transportadas que es cada vez más importante para la seguridad y la gestión integrada. Creo que hemos creado con éxito una propuesta coherente y convincente.

Ahora espero dos cosas: que la Comisión no sólo «tome nota» y después se vaya en la dirección que crea oportuna cuando llegue la hora de tomar decisiones operativas; y que las estrategias operativas definidas en el plan formen la base de las elecciones de todos los programadores de actividades relacionadas. Con demasiada frecuencia hemos mirado fijamente bolas de cristal y hemos visto una serie de planes maravillosos a cuál más impenetrable.

Sería decepcionante que tuviésemos que seguir financiando carreteras cuando hemos decidido que tiene que haber menos coches en las carreteras. Sería decepcionante que siguiéramos financiando vehículos diseñados sin tener en cuenta la interconexión o la seguridad pasiva, o el consumo no solo de combustible sino también del medio ambiente; Sería decepcionante que juntos planeásemos ir por un camino y después el dinero y los recursos de los que somos responsables fueran a parar a otro y se gastasen sin coordinación alguna.

 
  
MPphoto
 

  Etelka Barsi-Pataky, en nombre del Grupo PPE-DE. – (HU) Señora Presidenta, el Grupo PPE-DE opina que uno de los pilares más importantes de la política de transporte de la UE es la tecnología de transporte inteligente. Hace dos años, cuando debatíamos esta cuestión en el Parlamente durante la revisión intermedia del Libro Blanco sobre la política de transporte, del que fui ponente, establecimos como uno de los principales objetivos el despliegue de tecnologías inteligentes como una herramienta para ayudarnos a mejorar la eficiencia de nuestras carreteras y aumentar el nivel de servicios. Pero esos desarrollos inteligentes que harán que nuestras carreteras sean más seguras y el transporte menos contaminante ya existen.

Sin embargo, necesitamos este plan de acción y esta directiva para garantizar el despliegue de nuestros desarrollos tecnológicos. He sugerido, en la regulación, que establezcamos un nivel mínimo de las aplicaciones inteligentes para que podamos proporcionar al menos un nivel básico a nuestra RTE-T. Estas aplicaciones contribuirán entonces a una mayor eficiencia y seguridad. Obviamente estamos esperando propuestas de financiación de la Comisión para aquellas soluciones inteligentes que no se pongan en práctica con financiación privada. Del mismo modo, esperamos propuestas de la Comisión con respecto a cómo se puede adaptar a la perfección el tráfico transfronterizo a la infraestructura inteligente de Europa. En el contexto de esta directiva, la Comisión Europea ha mostrado una confianza poco habitual, considerando que la directiva es una directiva marco. Por eso es importante que el Parlamento participe, como parte de los procedimientos de comitología, en la redacción de las regulaciones que se aplicarán.

Señora Presidenta, hoy hemos votado la revisión del Libro Verde sobre la futura política de RTE-T. Podemos estar seguros de que el futuro de la RTE-T está en el transporte inteligente. Muchísimas gracias.

 
  
MPphoto
 

  Silvia-Adriana Ţicău, en nombre del Grupo PSE.(RO) Señora Presidenta, Comisario, Señorías, quisiera empezar felicitando a la señora Jensen por la calidad del trabajo que ha realizado y por sus dos informes.

Los sistemas de transporte son aplicaciones avanzadas destinadas a ofrecer servicios innovadores en cuanto a los modos de transporte y la gestión del tráfico además de permitir que varios usuarios estén mejor informados y que se haga un uso más seguro de las redes de transporte, mejor coordinado y más inteligente. Sin embargo, creo que es importante que los sistemas de transporte inteligentes se relacionen con todos los tipos de transporte y no solo con el urbano, que es por lo que hemos propuesto enmiendas. Además, el transporte urbano y la movilidad urbana forman más parte del desarrollo urbano. Por tanto, me complace que también tengamos en la Cámara a nuestro colega de la Comisión de Desarrollo Regional. Creo que es importante que la utilización de los sistemas de transporte inteligentes pueda contribuir en gran medida a la reducción del consumo de combustible y, en consecuencia, mejorar la calidad del aire en las ciudades y la circulación.

Pienso que es importante proporcionar información a los pasajeros, proteger los datos de carácter personal y, por supuesto, garantizar que los datos son anónimos para poder proteger a los usuarios. Por último pero no menos importante, creo que esto es un avance pero que se necesitan inversiones importantes en este sector.

 
  
MPphoto
 

  Sepp Kusstatscher, en nombre del Grupo Verts/ALE. (DE) Señora Presidenta, en un principio, resulta fácil estar de acuerdo con el objetivo general de esta directiva. Mejorar los sistemas de información para los viajeros y los operarios encargados de las infraestructuras viarias con el objetivo de, por ejemplo, reducir los accidentes de tráfico y hacer que el transporte por carretera sea más barato y eficiente es, sin duda, una buena idea, como también lo son las instalaciones para la recogida de información medioambiental. Sin embargo, me preocupan tres cosas.

Primero, que confiar en lo que llamamos tecnología inteligente hace que muchas personas tengan la tentación de delegar sus responsabilidades en máquinas e instrumentos.

Segundo, que cada vez hay más riesgo de que la información recogida se utilice con fines ilícitos: la privacidad de los ciudadanos está cada día más amenazada.

Y tercero, que esta directiva se centra demasiado en los coches. Creo que sería mucho más interesante garantizar la interoperabilidad con el restos de medios de transporte, como el transporte público, que participar en este complicado juego del gato y el ratón que la industria del automóvil intenta jugar con nosotros.

 
  
MPphoto
 

  Dieter-Lebrecht Koch (PPE-DE). - (DE) Señora Presidenta, doy mi apoyo incondicional al objetivo de la Comisión de crear un marco legal para la implementación coordinada y el uso de sistemas de transporte inteligentes en el campo del transporte por carretera. Mi larga lucha personal por la implementación a gran escala de eCall, el sistema electrónico de llamadas de emergencia, hace que piense en la utilidad de estos sistemas casi a diario, y aún más teniendo en cuenta que los sistemas de transporte inteligentes pueden aportarnos mucho más. Contribuyen a la sostenibilidad medioambiental, mejoran la eficiencia, aumentan la seguridad y fomentan la competencia no discriminatoria en el transporte de personas y mercancías por carretera. Además, también permiten la comodalidad, por ejemplo, mediante el desarrollo de interfaces compartidas con otros modos de transporte, como el ferroviario, el marítimo o fluvial y el aéreo, que ya empezaron a implementar sistemas de transporte inteligentes hace muchos años.

Los Estados miembros no pueden conseguirlo solos: tenemos que hacerlo juntos, es una tarea común. Los sistemas de transporte inteligentes basados en unas especificaciones y normas subyacentes mínimas y obligatorias en todo el territorio de la UE mejorarán las condiciones para la innovación y dan seguridad a la hora de planificar, especialmente para las PYME. Considero especialmente positiva la plataforma abierta e integrada en los vehículos que se ha planificado para aplicar los servicios del sistema de transporte inteligente.

El plan de acción por fin incluye una agenda para la introducción de sistemas individuales a) para la seguridad en el transporte por carretera, como ESP y eCall, b) para garantizar la continuidad en la gestión del tráfico –por ejemplo, la información sobre peajes urbanos o plazas de aparcamiento disponibles reduce el número de coches dando vueltas buscando lugar para aparcar en el centro de las ciudades– y c) para utilizar la información sobre el estado de las carreteras, el tráfico y los desplazamientos en tiempo real, lo que puede resultar muy útil tanto para transportistas profesionales como para cualquier otro conductor.

Esta directiva define requisitos detallados para la introducción obligatoria y coordinada de sistemas de transporte inteligentes estándar en todo el territorio de la UE y su aplicación en los Estados miembros. Además, también prevé la protección de la información personal. No obstante, hay que ser cauteloso: la implementación de estos sistemas de transporte inteligentes costará mucho dinero, ya que las infraestructuras y los vehículos deberán incorporar las tecnologías de comunicación e información necesarias, y todavía desconocemos si los usuarios potenciales podrán o estarán dispuestos a pagar.

 
  
MPphoto
 

  Gilles Savary (PSE).(FR) Señora Presidenta, primero debería dar las gracias a la señora Jensen por su siempre excelente trabajo, siempre tan abierta y tan atenta a todas las opiniones expresadas.

Me gustaría empezar diciendo que, detrás de los sistemas de transporte inteligentes, hay una serie fondos europeos, y que me sorprendió bastante descubrir que casi todos se canalizaban hacia los coches.

Evidentemente, los coches tienen sus puntos fuertes, y la industria del automóvil es un sector económico de mucho peso en Europa. Sin embargo, también creo que tenemos que dotar de sistemas inteligentes a todos los modos de transporte.

No me olvido de los programas ERTMS para el transporte ferroviario, SESAR y GALILEO, pero creo que nos falta un enfoque más orientado a los usuarios en lo referente a la información, a la accesibilidad para las personas con una movilidad reducida y la posibilidad de adaptar ciertos vehículos urbanos a sus necesidades, a la creación de un vehículo urbano que ahorre energía, a la seguridad en materia de transporte –especialmente en relación con el transporte público, tema que considero de vital importancia–, a la información que reciben los usuarios y a las sanciones, todos ellos campos en los que todavía debemos avanzar mucho.

Es por todo ello que creo que deberíamos diversificar los recursos que destinaremos a este fin en los años venideros. En particular, me gustaría que se prestase atención al respeto por la información personal: debemos evitar situaciones en las que volvamos a un 1984 orwelliano, en el que intentemos hacer realidad la fantasía de sustituir totalmente a los humanos por máquinas. Ya vimos qué pasó en el río Hudson el pasado invierno: si no hubiera sido por el piloto, no hay duda de que ningún mecanismo hubiese podido controlado el avión. En resumen, creo que también hay que dar prioridad al resto de modos de transporte, y no solo a los coches.

A pesar de estas reservas, doy mi apoyo al informe presentado.

 
  
MPphoto
 

  Zita Gurmai (PSE).(HU) Señora Presidenta, señor Comisario, Señorías. La implementación de sistemas de transporte inteligentes es claramente positiva en muchos aspectos: transportar mercancías y personas por Europa será más seguro y eficiente, a la vez que se fomentará la protección del medio ambiente y el ahorro de energía. Creo que también deberíamos valorar positivamente el plan de acción de la comisión y la claridad en el plazo de ejecución. Asimismo, creo que es importante que, cuando estos sistemas se hayan implementado, se apliquen también todos los aspectos relacionados con la compatibilidad, la coherencia y la regulación. En lo referente a los consumidores, además de la viabilidad económica, hay que ofrecer la oportunidad de escoger libremente y, además, hay que implementar las leyes pertinentes para garantizar que no haya ninguna posibilidad de que la información personal de estas personas se utilice indebidamente. Hay que implementar un sistema inteligente, lógico y de alto nivel, que pueda desarrollarse y mejorarse más adelante y pueda actualizarse sin problemas con los últimos avances tecnológicos. Hacerlo realidad redundará en el beneficio de todos. y, a la vez, es de vital importancia no dejar de lado la industria automovilística europea. Doy las gracias a la ponente por su gran trabajo.

 
  
MPphoto
 

  Den Dover (PPE-DE). - Señora Presidenta, hablo en condición de ingeniero civil, y mi hijo tiene una empresa de topografía especializada en el mundo del transporte y con proyectos en todo el Reino Unido.

Este tema es de extrema importancia porque, desde la Unión Europea, podemos asegurarnos de que la tecnología más avanzada tenga un impacto positivo en la utilidad y la eficiencia del transporte por carretera en todas sus variantes. Estamos hablando de un sector que no deja de crecer: incluso en tiempos de recesión, prevemos que, entre hoy y 2020, haya un aumento aproximado del 55 % del transporte de mercancías y del 35 % del transporte de pasajeros, todo ello con el consecuente aumento del consumo de energía.

A menudo, como diputados elegidos al Parlamento Europeo, viajamos por nuestras circunscripciones y nos encontramos en medio de atascos, lo que supone tener que llamar por teléfono para saber si la cola es muy larga. Disponer de más información en el salpicadero del coche nos permitiría tomar los desvíos que prefiramos de manera más eficiente y eficaz.

Señora Jensen, Comisario, les deseo toda la suerte del mundo.

 
  
MPphoto
 

  Antonio Tajani, Vicepresidente de la Comisión.(IT) Señora Presidenta, Señorías, creo que debemos mirar al futuro con optimismo en lo referente a la aprobación de esta directiva, ya que, además de la notable cooperación por parte de la Presidencia checa, la Presidencia sueca también tiene el firme deseo de que se llegue a un acuerdo positivo entre la Comisión, el Parlamento y el Consejo. Esto me da esperanza, y creo que incluso puede hacer que el Parlamento vote mañana a favor de los textos que estamos debatiendo.

Me gustaría responder a algunos de los comentarios realizados y tranquilizar a la señora Ţicău, dejándole claros nuestros objetivos: partiendo de la perspectiva que nos dan un plan de acción y una directiva que analiza los sistemas e infraestructuras de transporte de Europa de manera genérica, nos centramos en la dimensión urbana. Sin embargo, para poder hacer mejoras específicas, primero hay que mirar la situación general.

También quisiera responder las dudas del señor Kusstatscher sobre el sector del transporte por carretera y el resto de sistemas y medios de transporte. En estos momentos no disponemos de ningún marco europeo coherente para la implementación y el uso de sistemas de transporte inteligentes (STI) en el sector del transporte por carretera, mientras que, tal como ha apuntado el señor Savary, sí se han definido planes específicos para otras formas de transporte: SESAR, el sistema de gestión del tráfico aéreo de nueva generación, RIS para el transporte fluvial y VTMIS para el transporte marítimo, sin olvidar el sistema RTMS para el transporte ferroviario. El plan de acción para la implementación de los SIT se centra principalmente en el sector del transporte por carretera, pero también incluye acciones e iniciativas específicas encaradas a garantizar y mejorar la interconectividad del transporte por carretera con otros modos de transporte por medio de las interfaces adecuadas.

Quiero recordar, también al señor Savary, que el plan de acción SIT no sólo incorpora medidas para los conductores de edad avanzada, sino también para los usuarios considerados «vulnerables», como los ciclistas y los peatones. Estos grupos concretos, entre otros, aparecen en la lista de medidas que el Comité para los sistemas de transporte inteligentes que se define en la directiva. En particular, se centran en el uso de los STI para garantizar la seguridad de los usuarios: es el caso, por ejemplo, de las señales inteligentes para las personas con problemas visuales.

Una directiva nos permitirá introducir ciertas reglas, pero el problema también radica en que los conductores actúen de manera inteligente. Los sistemas inteligentes no bastan: tenemos que asegurarnos de que las personas que se sientan detrás del volante de un coche o un camión, o que vayan en moto o en bicicleta, hagan servir su inteligencia. Tristemente, esto no lo podemos regular con una directiva, un reglamento o un plan de acción: simplemente debemos asegurarnos de definir las normas más sensatas para persuadir a los ciudadanos europeos para que utilicen el cerebro y no consuman alcohol o drogas cuando tengan que conducir.

 
  
MPphoto
 

  Anne E. Jensen, ponente. (DA) Señora Presidenta, creo que el Comisario Tajani acaba de dar en el clavo: todo gira alrededor de conseguir que los automovilistas actúen de manera más inteligente. Hemos debatido este tema largo y tendido, y el señor Kusstatscher también ha comentado en varias ocasiones que, en vez de permitir que estos sistemas hagan que pensemos menos, debemos asegurarnos de que nos ayuden a estar mejor informados y a tomar decisiones más acertadas. Es algo muy, muy importante. Asimismo, creo que es importante que recordemos el ejemplo de un camión que recorre Europa entera: hay muchos camioneros que se quejan de que terminarán por no poder mirar por el parabrisas a causa de todos los artilugios que necesitan para comunicarse con los sistemas de peaje y tarificación vial, así como el resto de sistemas de comunicación que se usan en la actualidad. Necesitamos una plataforma común que devuelva información a los camioneros en su propio idioma cuando éste introduzca datos en el ordenador. Las posibilidades están ahí. De hecho, hay un número increíble de buenas posibilidades.

También hemos debatido el volumen de fondos que se destinarán a este proyecto. Estamos hablando de unos 300 millones de euros, la mayor parte de los cuales se encauzarán hacia EasyWay, principalmente por parte de la Comisión. Quería también mencionar que en mi país, Dinamarca, acabamos de adoptar un plan para destinar 40 millones de euros para la implementación de STI a lo largo de los próximos cinco años. 40 millones de euros es mucho dinero para un pequeño país con solo 5 millones de habitantes, pero esta inversión nos permitirá avanzar mucho. Es por ello que creo que, si empezamos a mirar país por país, podremos tener una mejor perspectiva global del proyecto. Y es precisamente eso lo que necesitamos para que el proyecto llegue a concretarse. Espero que este punto se incluya en la agenda de los ministros de transporte de cara a la reunión que celebraremos el día 29.

Para concluir, desearía añadir algo acerca de las enmiendas: esta propuesta de directiva ha recibido un apoyo sustancial y solo tenemos cuatro enmiendas al informe pendientes para mañana. Personalmente, estoy a favor de la enmienda 57, presentada por el Grupo Socialista, y la enmienda 59, presentada por los Verdes, pero me opongo a las enmiendas 58 y 60. Considero que el hecho de que se hayan propuesto tan pocas enmiendas demuestra el gran nivel de apoyo que ha dado el Parlamento a esta directiva. En resumen, señor Tajani, creo ha empezado con buen pie, con un robusto mandato de negociación.

 
  
MPphoto
 

  Presidenta. − Se cierra el debate.

La votación tendrá lugar mañana.

Declaraciones por escrito (artículo 142 del Reglamento PE)

 
  
MPphoto
 
 

  Mieczysław Edmund Janowski (UEN), por escrito. – (PL) Los tiempos que corren exigen una rápida adaptación del transporte al crecimiento exponencial de su uso y a las expectativas de la sociedad. Es por ello que considero que la implementación de sistemas de transporte inteligentes (STI) es extremadamente útil. Deberíamos ser conscientes de que la situación actual del transporte por carretera es muy preocupante. Esto queda demostrado por estadísticas como:

– En el año 2006, hubo unos 43 000 muertos en las carreteras de la UE, 5 500 de ellos solo en Polonia.

– Los atascos y la congestión del tráfico reducen alrededor de un 1 % el PIB de la UE cada año.

– Las emisiones de CO2 derivadas del transporte por carretera suponen alrededor del 70 % de todas las emisiones de CO2 relacionadas con el transporte de personas y de mercancías.

En consecuencia, es necesario hacer lo siguiente:

hacer un uso óptimo de la información del estado de las carreteras y del tráfico;

garantizar la continuidad y la fiabilidad de los servicios de los STI en las conurbaciones y los corredores de transporte europeos;

generalizar el uso de aplicaciones telemáticas en grandes áreas urbanas, que combinen aspectos relacionados con el transporte con las tecnologías de la información y las telecomunicaciones más avanzadas;

garantizar la introducción rápida y armonizada de aplicaciones de apoyo a la seguridad del tráfico por carretera, como eCall, ADAS y otras;

mejorar la integración de las infraestructuras con los vehículos y entre los propios vehículos;

coordinar las actuaciones en toda Europa, sirviéndose para ello de la experiencia y las mejores prácticas de los países punteros en este aspecto.

Pedimos, pues, que se nos permita implementar los STI en toda la UE, para todos los medios de transporte y todos los conductores y pasajeros, tanto del transporte público como del privado.

 
Aviso jurídico - Política de privacidad