Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2009/2663(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclos relativos a los documentos :

Textos presentados :

RC-B7-0047/2009

Debates :

PV 17/09/2009 - 2
CRE 17/09/2009 - 2

Votaciones :

PV 17/09/2009 - 4.7
Explicaciones de voto
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P7_TA(2009)0020

Debates
Jueves 17 de septiembre de 2009 - Estrasburgo Edición DO

5. Explicaciones de voto
Vídeo de las intervenciones
PV
  

Explicaciones orales de voto

 
  
  

Propuesta de resolución RC-B7-0026/2009

 
  
MPphoto
 

  Tunne Kelam (PPE). - Señor Presidente, he votado en contra de la resolución concerniente a Lituania porque pienso que esa resolución constituye una reacción prematura y carente de equilibrio ante una ley que aún ni tan siquiera ha entrado en vigor, y mucho menos en su redacción original.

Es cierto que los derechos humanos entran en la competencia de la Unión. Sin embargo, en este caso la Unión está próxima a infringir el principio de soberanía de un Estado miembro, y por eso me he opuesto a esta resolución, asimismo teniendo en mente que tendría un efecto negativo en el referéndum irlandés, al ser un mal ejemplo de cómo podría ser tratada la soberanía de los Estados miembros.

 
  
MPphoto
 

  Bogusław Sonik (PPE).(PL) Señor Presidente, he votado en contra de esta resolución porque Lituania será capaz de tratar este problema por su cuenta. El Presidente lituano ha creado un grupo especial para revisar esta legislación, que sólo se supone que entrará en vigor en 2010. Además, creo que la resolución supondría una interferencia excesiva en los asuntos propios de la soberanía de una nación como Lituania. Más aún, esta resolución contiene una afirmación que anuncia que debería requerirse la opinión legal de la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, cuando en su competencia no entra el evaluar a países individuales y emitir una opinión de esos casos. Esto sentaría un precedente demasiado peligroso.

 
  
MPphoto
 

  Bernd Posselt (PPE).(DE) Señor Presidente, soy un entusiasta preeuropeo y un defensor de una constitución europea así como del Tratado de Lisboa. También soy un defensor de los derechos humanos. Sin embargo, esta resolución inflige gran daño a Europa, particularmente en la antesala del referéndum irlandés, y hace un uso incorrecto de la cuestión de los derechos humanos con fines ideológicos. La legislación lituana no tiene nada que ver con los derechos humanos, pero si cabe en realidad protege los derechos humanos de los niños lituanos en lugar de violarlos. Por tanto, considero que esta resolución es una vergüenza ideológica. La izquierda y los liberales de esta Cámara han causado un grave daño a Europa y a los derechos humanos con esta resolución.

 
  
MPphoto
 

  Philip Claeys (NI).(NL) Señor Presidente, ciertamente nuestros amigos lituanos habían previsto algo distinto para ellos. Tras liberarse del yugo de la Unión Soviética, quisieron hacerse miembros, lo más rápido posible, de esa otra unión a la que le gusta presentarse como una asociación de naciones libres. Sin embargo, parece que ahora sucede que un tipo de tutela es sustituido por otro, si bien uno más sutil. Hoy Lituania ya no es libre: cuando el Parlamento lituano adopta una ley dirigida a la protección de menores, es castigado por su problema y rechazado. No queda una sola área que esté libre de la intromisión europea y esto es algo que definitivamente no va a mejorar con el paso de los años. Por el contrario, de hecho, el nuevo Comisario Europeo para los Derechos Humanos —¿qué importa un nombre?— reforzará esta vigilancia europea aún más. Gracias, señor Verhofstadt, gracias a los otros mandarines de la Comisión, por este tipo de asfixia de la libertad.

 
  
MPphoto
 
 

  Daniel Hannan (ECR). - Señor Presidente, vea cómo crece el matorral de la reglamentación de la UE. Vea cómo Bruselas implanta sus zarzas en cada grieta, en cada rincón de vida nacional.

Para muchos de nuestros constituyentes, asuntos como éste, la protección de menores, suponen cuestiones delicadas y éticas. Si se supone que en este Parlamento legislamos para las naciones Estado, ¿para qué sirven ellas? ¿Es que nuestro atrevimiento no tiene límites?

Permítanme que deje mi postura sobre esto perfectamente clara. Cuando el Reino Unido tuvo el equivalente más cercano a esta legislación, que fue llamado Artículo 28, prácticamente fui el único conservador que se opuso. Me adelanté en varios años a mi partido pidiendo la igualdad total para las personas homosexuales, incluida la equiparación de la edad de consentimiento y de las parejas de hecho. Me llena de alegría que el resto de mi partido haya alcanzado ese punto de vista.

¡Pero no soy un legislador lituano! Las personas que deberían determinar esta cuestión en Lituania son los responsables de los mecanismos y procedimientos democráticos de ese país. Si no estamos preparados para dejar que lo hagan, tal vez debamos asimismo colocar naftalina en nuestros parlamentos nacionales, convertirlos en museos y cerrar sus puertas.

 
  
  

Propuestas de resolución RC-B7-0047/2009

 
  
MPphoto
 

  Peter Jahr (PPE).(DE) Señor Presidente, la supervivencia de muchas granjas corre un serio peligro. Por tanto, me agrada que hayamos aprobado hoy una propuesta de resolución consensuada por todos los partidos sobre la crisis del sector de los productos lácteos. Lamento profundamente que el Grupo de los Verdes/Alianza Libre Europea no haya participado en la redacción de este texto.

Debería quedar claro que no podemos superar esta crisis solamente con las medidas propuestas por la Comisión. En primer lugar, debemos aumentar el consumo de productos lácteos con el fin de reducir la tensión del mercado. A este respecto, el fomento de las ventas resulta más importante que el almacenamiento de reservas. Durante mucho tiempo han surgido propuestas constructivas como el uso de leche en polvo para alimentar a los terneros, el establecimiento de unos precios mínimos para los productos derivados del queso, así como un etiquetado claro de los productos equivalentes, y el uso de gradas de mantequilla en la fabricación de helados y de productos de repostería. Por qué nunca han sido puestas en práctica por la Comisión es algo que se me escapa.

 
  
MPphoto
 

  Oldřich Vlasák (ECR). – (CS) Señor Presidente, Señorías, quiero explicar por qué me he abstenido en esta votación sobre la crisis del sector de los productos lácteos. Es un hecho muy triste que la situación de ese sector sea tan extremadamente crítica. A pesar del hecho de que los precios de consumo han crecido un 14 % en los últimos años, el precio de compra de la leche ha caído aproximadamente un 40 %. Muchos productores lácteos europeos tratan ahora de evitar la ruina. En la República Checa, por ejemplo, una quincena de centrales lecheras están clínicamente muertas en términos financieros, de acuerdo con el director gerente de Madeta, el señor Teplý. La situación debe ser solucionada de manera sistemática, a través de una gestión a largo plazo del sector, no sólo con medidas de ayuda a corto plazo como los subsidios, las compras de intervención y el apoyo al almacenamiento privado. Esto sólo distorsiona el mercado y no evita la inestabilidad de los precios. Al mismo tiempo, debemos establecer un contexto de igualdad de condiciones para los granjeros de todos los Estados miembros, y no sólo en el sector de los productos lácteos.

 
  
MPphoto
 

  Franz Obermayr (NI). (DE) Señor Presidente, esta propuesta de la Comisión resulta esencialmente bienvenida y es sensata, al menos desde un punto de vista económico y económico realista. Sin embargo, debo añadir que, si consideramos esta situación desde todas las perspectivas, la caída de los precios no es sólo una consecuencia de la reducción de la demanda.

También debemos tener en cuenta los problemas de los productores de productos lácteos en Austria y en la región de los Alpes. Las pequeñas explotaciones domésticas no pueden competir de manera realista con las grandes granjas del norte de Alemania y de Holanda. Esto provoca un desequilibrio. La salida al mercado de toda esa cantidad de leche obligaría a las explotaciones lácteas de Austria a cerrar y tendría consecuencias graves e impredecibles, también para los terrenos cultivados.

Unas pocas empresas multinacionales dominarían entonces el mercado europeo. Puedo imaginar sin problemas las consecuencias que esto tendría también en la calidad de los alimentos.

 
  
MPphoto
 

  Mario Borghezio (EFD).(IT) Señor Presidente, Señorías, en los últimos días hemos vivido en toda Europa la protesta legítima de los productores de leche debido a los precios, a la falta de una intervención de la Unión Europea y a la autorización —no en el futuro, sino inmediatamente— del etiquetado, especialmente el de los productos lácteos artificiales.

Queremos productos frescos en las mesas de nuestros consumidores, productos cuyo origen conozcamos, y no la basura que procede de otros países: leche en polvo hecha pasar por leche fresca de nuestros propios productores. Mañana se verterá leche en Padania, como en el resto de Europa; y ésta es una protesta importante, porque mantiene la calidad de nuestros productos. En Europa queremos comer alimentos sanos, de nuestras regiones: leche buena y fresca, leche que obviamente yo bebo. En Padania la consumimos en memoria del sacrificio hecho por nuestros productores, que deben ser protegidos por esta Europa.

El Comisario europeo ha excluido de las disposiciones al queso con un período de maduración prolongado; los productores de leche en polvo son los únicos a los que protege. ¡Esto es una desgracia!

 
  
MPphoto
 

  Krisztina Morvai (NI).(HU) Vivimos, señor Presidente, unos tiempos en los que los productores lácteos se están suicidando a diario, incluso en los países ricos de Occidente, como Francia. Por tanto, estamos ante una enorme tragedia. He votado a favor de los dos informes del señor De Castro porque es precisa una intervención inmediata y urgente. Sin embargo, sabemos que la leche en polvo y la mantequilla han sido almacenadas en las reservas de intervención. Serán sacadas de esas reservas y sólo se conseguirá que vuelvan a bajar los precios. Ése es uno de los problemas que veo.

El otro es que probablemente esta medida favorecerá mucho más a los grandes productores que a los pequeños. No debemos olvidar, sin embargo, que los pequeños productores necesitan ayuda inmediata para poder subsistir, mientras que en el caso de los grandes productores sólo mantendría o incrementaría sus beneficios. Necesitamos cambios esenciales. Finalmente, debemos garantizar la soberanía alimentaria en lugar de usar el modelo de libre comercio dictado por la OMC. Como ya han señalado otros oradores, necesitamos alimentos producidos localmente por granjeros locales.

 
  
MPphoto
 

  Daniel Hannan (ECR). - Señor Presidente, al igual que quienes han intervenido soy consciente del alcance de esta crisis en nuestro sector agrícola. Cualquier parlamentario que represente a granjeros está al corriente de eso. Pero la crisis es producto de nuestro sistema agrícola —la política agrícola común— que ha tenido consecuencias calamitosas para los granjeros en mi zona del Reino Unido. Y no sólo para los granjeros. Para nuestros consumidores, para nuestros contribuyentes y también para los pobres del Tercer Mundo, que ven cómo sus mercados son rechazados y cómo les colocamos nuestros excedentes.

En la Unión Europea estábamos alejándonos progresivamente del sistema de ayudas directas que había tenido unas consecuencias ambientales y económicas tan dañinas, y ahora estamos volviendo a él. Puedo decirles que en el Reino Unido los ciudadanos recuerdan con claridad cómo funcionaba el sistema de cuotas lácteas. Se nos asignaba una cuota que era menor que nuestra producción nacional, así que los granjeros británicos tenían que usar la leche como fertilizante o que verterla por el desagüe, con lo que luego debíamos reimportar leche de Holanda, Francia u otras partes de la Unión Europea para hacer frente a la demanda. Estábamos empezando a olvidar todo aquello, y ahora esta Cámara ha decidido recuperarlo.

Quien piense que la Unión Europea va en la dirección de hacer menos y de delegar su poder tan sólo debe fijarse en la votación de hoy.

 
  
MPphoto
 

  Syed Kamall (ECR). - Señor Presidente, la semana pasada se produjo la reedición de varios discos remasterizados de los Beatles. Esta semana estamos debatiendo el sistema de cuotas lácteas en formato remasterizado. Puede que no tengan demasiado en común a primera vista, hasta que consideramos los títulos de una de las canciones de los Beatles, Back in the USSR. Eso, creo yo, lo resume todo. Aquí tenemos un sistema en el que los precios y las cuotas son decididos por burócratas, no por las necesidades de los consumidores o de los abastecedores. Tenemos un sistema en el que los consumidores pagan el doble debido a unos precios elevados y a unos impuestos elevados para apoyar un sistema que no se quejó cuando los precios eran altos.

Recuerdo, al final de la anterior legislatura, al señor Schulz diciendo que finalmente había conocido una democratización del Partido Popular Europeo. Bien, en realidad creo que su sueño ha ido más allá y que estamos viendo la sovietización de la UE. ¿Es posible que estemos ante una Unión Eurosoviética?

 
  
MPphoto
 
 

  Jens Rohde (ALDE). - (DA) Señor Presidente, los liberales daneses nos solidarizamos al máximo con los granjeros que se enfrentan a enormes dificultades económicas en estos días y, de hecho, también nos respaldamos la idea de proporcionar ayuda a corto plazo a quienes la necesiten. El único problema es que los planes institucionales de ayuda a corto plazo nunca terminan siendo a corto plazo, a pesar de las impecables declaraciones de intenciones. Al final siempre se convierten en permanentes, y eso es algo que todos los que hemos estado involucrados en su puesta en marcha, sea aquí o en nuestros parlamentos nacionales, sabemos. Por eso tememos —y creemos que es correcto hacerlo— que las medidas que esta resolución recomienda, y también las iniciativas de la Comisión, vistas a esta luz, llevarán, de facto, a una situación permanente de alejamiento del proceso de reformas hacia una agricultura eficiente del que el Comisario ha sido responsable. Por tanto, creemos que debemos rechazar esta resolución.

 
  
  

Propuestas de resolución RC-B7-0040/2009

 
  
MPphoto
 

  Zigmantas Balčytis (S-D). - Señor Presidente, he votado a favor porque la cuestión de la seguridad del abastecimiento de energía es hoy de importancia suprema para todos los Estados miembros de la Unión Europea.

La reciente crisis entre Rusia y Ucrania ha demostrado con claridad que existen problemas en el sector energético, y especialmente la dependencia total de algunos Estados miembros con respecto de algunos abastecedores individuales de gas natural.

Los países bálticos, que viven aislados del resto de Europa, han sido dejados a merced de los abastecedores de Europa Oriental. Ahora es más importante que nunca el desarrollar una política energética común exhaustiva basada en la solidaridad, la diversificación de las fuentes de energía y la defensa de los intereses comunes.

Quiero aprovechar esta oportunidad para dar las gracias a la Comisión y especialmente a la Presidencia sueca por presentar la Estrategia del mar Báltico, que permitirá una movilización eficaz de fondos estructurales para usarlos más eficientemente en pos de objetivos comunes.

Estoy convencido de que, si es puesta en marcha de la manera adecuada, la estrategia se convertirá en un ejemplo de éxito regional.

Finalmente quiero urgir a la Comisión a asumir el liderazgo en la puesta en marcha de la Estrategia del mar Báltico con el fin de asegurar que en determinados casos no se dé prioridad a los intereses de Estados miembros individuales frente a la consecución de objetivos estratégicos comunes.

 
  
MPphoto
 

  Bogusław Sonik (PPE).(PL) He votado a favor de esta resolución, ya que el tema de la energía es una evaluación importante de la solidaridad europea. Los Estados miembros han trabajado juntos en este asunto.

La política de energía debe estar vinculada a la política exterior. La Comisión también debe procurar diversificar la seguridad energética en los distintos Estados miembros de la UE. La lucha contra el cambio climático significa que la energía que depende del carbón puede encontrar dificultades financieras. Así, los ciudadanos se verán afectados por un incremento de los precios. Es hora de crear una política común, que abarque a Europa entera, en este ámbito. La Comisión debe anunciar claramente que combatirá las actitudes egoístas de los Estados miembros que no ven peligro alguno en una dependencia continua de un solo abastecedor, como por ejemplo la dependencia de Rusia en cuanto al gas.

Necesitamos actuar. La Comisión Europea y el Comisario de Energía deben expresar su voluntad política de manera clara.

 
  
MPphoto
 

  Iosif Matula (PPE).(RO) Señor Presidente, he votado a favor de esta resolución y voy a explicar por qué lo he hecho. La Unión Europea depende de las importaciones de energía. El consumo de energía sigue creciendo, pero los recursos naturales son limitados. La seguridad energética supone al mismo tiempo la diversificación de las fuentes y de las rutas de transporte, así como una interconexión altamente eficaz entre los Estados miembros, que está siendo desarrollada por medio de distintos proyectos, con financiación europea para los gasoductos entre Rumanía y sus vecinos, Hungría y Bulgaria. Éste es el punto en que nos encontramos actualmente, me digo a mí mismo, pero ¿qué nos queda por hacer?

De manera tal vez atrevida, pero sencilla, quiero establecer una comparación con la energía eléctrica. En estos momentos, nuestros hogares reciben un suministro de una corriente eléctrica que no sabemos de dónde procede. Una red diversificada que abastezca de gas natural y numerosas redes de transporte nos permitirían alcanzar exactamente el mismo objetivo: garantizar el abastecimiento de gas en todo momento, sin que importe la situación. Por eso apoyé y sigo apoyando el proyecto Nabucco, pero al mismo tiempo también el paso a una diversificación de las fuentes de energía renovable.

 
  
  

Explicaciones de voto por escrito

 
  
  

- Informe: Paolo De Castro (A7-0005/2009)

 
  
MPphoto
 
 

  Luís Paulo Alves (S-D), por escrito. (PT) He votado a favor del informe sobre una propuesta para un reglamento del Consejo en referencia a los períodos de intervención de 2009 y 2010 para la mantequilla y la leche desnatada en polvo, porque veo en esas medidas la continuación de una medida positiva que ha tenido efectos inmediatos en la reglamentación del exceso de oferta que afecta al mercado de la leche y de los productos lácteos. La caída de los precios en el mercado mundial de la leche y de los productos lácteos en los últimos doce meses ha sido consecuencia de un incremento generalizado de la producción y de un desplome de la demanda internacional debido a la crisis económica y financiera. Eso justifica que continúe la intervención pública con respecto a la mantequilla y la leche en polvo.

 
  
MPphoto
 
 

  Jean-Pierre Audy (PPE), por escrito. (FR) Basándome en el informe de mi colega italiano el señor De Castro, he votado a favor de la propuesta para un reglamento del Consejo que introduce excepciones a partir del reglamento sobre la Organización común de mercados (OCM) al respecto de los períodos de intervención de 2009 y 2010 para la mantequilla y la leche desnatada en polvo. Tras la explosión mundial, en 2007, de los precios de todos los productos alimentarios, y por tanto también de la leche, los últimos doce meses han sido testigos de un colapso de los precios. Respaldo a la Comisión, que a principios de 2009 dispuso ayudas para el almacenamiento privado de mantequilla en un intento por auxiliar al mercado. Dado la naturaleza excepcional de la situación, apoyo la ampliación, hasta el 28 de febrero de 2010, del actual período de intervención pública para la mantequilla y la leche desnatada en polvo, por medio de un procedimiento de licitación. Además, a la vista de la incertidumbre relativa al tiempo que necesitará el mercado de los productos lácteos para recuperarse, he respaldado la autorización dada a la Comisión para ampliar el período de intervención 2010-2011, de nuevo mediante un procedimiento de licitación, si las condiciones del mercado lo hacen necesario.

 
  
MPphoto
 
 

  David Casa (PPE), por escrito. − Este informe se refiere a la propuesta para un reglamento del Consejo que introduzca excepciones a partir del Reglamento único de la OCM con respecto a los períodos de intervención para la mantequilla y la leche desnatada en polvo. Debido al hecho de que existe una grave crisis en el sector de los productos lácteos, he votado a favor de este informe.

 
  
MPphoto
 
 

  Lena Ek, Marit Paulsen, Olle Schmidt y Cecilia Wikström (ALDE), por escrito. (SV) Somos plenamente conscientes de que la situación de los productores lácteos es insostenible. Sin embargo, también somos conscientes y estamos convencidos de que las intervenciones de la UE no son la solución. Es hora de una transición hacia un sistema, basado en el mercado y en la seguridad, que libere a los productores sin alterar el mercado doméstico o global. También ha llegado la hora de llevar a cabo una revisión de la situación con respecto a la competencia en el sector industrial con inversiones a gran escala y en la asimismo muy destacada industria alimentaria, que se interpone entre el granjero y los consumidores.

 
  
MPphoto
 
 

  Jarosław Kalinowski (PPE), por escrito.(PL) En lo que se refiere a las modificaciones que proponen una congelación de las cuotas lácteas, quiero plantear lo siguiente. En primer lugar, no hay base para suponer que el incremento propuesto en las cuotas de producción (que seguiría a una revisión de la PAC) vaya a tener un impacto sobre la crisis del sector.

En segundo lugar, congelar un incremento de las cuotas (que es lo que proponen las enmiendas a la resolución del Parlamento Europeo) castigaría a los granjeros de los países que ya están a punto de usar sus cuotas. Sería injusto e incluso inmoral cambiar las normas a estas alturas del partido. En tercer lugar, quiero recordarles que, en la cumbre de Copenhague en 2002, negociamos (estas conversaciones incluyeron a Polonia) sobre el asunto de las cuotas lácteas, sabedores de que estas cuotas tenían vigencia hasta 2007. En Luxemburgo, el sistema de cuotas fue ampliado hasta 2014, sin que tuviésemos participación ni derecho a votar.

No podemos solucionar los problemas del sector de los productos lácteos dando a algunos productores la oportunidad de mejorar su parcela a expensas de otros productores. Nuestros conceptos y acciones deberían ir dirigidos a dar una oportunidad a todos los productores lácteos, independientemente de su país de procedencia, tanto en los quince Estados miembros antiguos como en los doce nuevos.

 
  
MPphoto
 
 

  Jörg Leichtfried (S-D), por escrito. (DE) Estoy de acuerdo con la solución a corto plazo de la Comisión consistente en adquirir mantequilla y leche en polvo. Sin embargo, pido una solución a largo plazo para la crisis de los productos lácteos; por ejemplo, el uso de un control flexible de la cantidad para garantizar a la leche un precio que cubra los costes. Los excedentes lácteos deben ser contenidos en el ámbito nacional imponiendo los requisitos europeos.

 
  
MPphoto
 
 

  Andreas Mölzer (NI), por escrito. (DE) La crisis en el sector de los productos lácteos también ha conducido a una disminución del precio de la mantequilla y de la leche desnatada en polvo. Aplaudo la propuesta de la Comisión para continuar subvencionando el mercado y para ampliar el período de intervención hasta el 28 de febrero de 2010. Es de esperar que, después de esto, el mercado ser recuperará y que los precios volverán a estar determinados por la oferta y la demanda. Considero que esta intervención es necesaria al menos durante un tiempo limitado, por lo que he votado a favor de la propuesta del ponente.

 
  
MPphoto
 
 

  Cristiana Muscardini (PPE), por escrito. (IT) La grave crisis en el sector de los productos lácteos es un peligro para la propia supervivencia de las granjas lecheras. Por tanto, creo que es correcto seguir oponiéndonos a la gestión de la cuota individual, ya que eso significaría de hecho sustituir los pagos de compensación a final de año, un mecanismo que es, por el contrario, crucial para el sistema italiano de producción. En lugar de eso, estoy a favor de un incremento temporal del precio de intervención, de iniciativas y medidas diseñadas para lograr un equilibrio dentro del sector, de mejorar la información ofrecida a los consumidores, y del importante aspecto de introducir etiquetas de origen para la leche y los productos lácteos.

En particular, con el propósito de restaurar el equilibrio de la oferta y la demanda, deberíamos apoyar temporalmente la propuesta para congelar parte de las cuotas asignadas a los Estados individuales y para establecer un mecanismo de compensación, dirigido a los productores obligados a destruir parte de sus rebaños, que sea proporcional al porcentaje de cuota láctea congelado.

 
  
MPphoto
 
 

  Daciana Octavia Sârbu (S-D), por escrito. (RO) La Unión Europea vive actualmente una de las crisis más profundas jamás registradas en el sector de los productos lácteos, una crisis que se debe al incremento de la producción y a la caída significativa de la demanda global. Dada la difícil situación en que se encuentran los productores lácteos de Europa, debemos dar continuidad al período de intervención pública (es decir, para comprar y almacenar leche en polvo desnatada y mantequilla) al menos hasta febrero del año que viene o hasta 2011, si se considerase necesario. No creo que podamos permitirnos mantenernos al margen mientras los granjeros de Europa cierran sus negocios porque dentro de un año necesitaríamos importar leche y productos lácteos en países ajenos a la Comunidad. Si asimismo consideramos que los estándares de salud se alejarán de lo que pretendemos, tenemos demasiado que perder. Este informe es bien recibido en este contexto. Sin embargo, para ser capaces de solucionar verdaderamente el problema del sector lácteo, debemos poner en práctica medidas relacionadas ya que esas existencias de productos implican asignar recursos considerables y podría suceder que esas existencias no tuvieran utilidad alguna. Debemos invertir ahora en un sistema agrícola sostenible, capaz de cumplir nuestros requisitos alimentarios, aunque nos hallemos en mitad de una crisis financiera, para prevenir una posterior crisis alimentaria.

 
  
  

- Informe: Paolo De Castro (A7-0004/2009)

 
  
MPphoto
 
 

  David Casa (PPE), por escrito. − Ésta es una propuesta que modifica los planes de ayuda directa a los granjeros con que contamos en estos momentos. Debido al hecho de que estoy de acuerdo en la necesidad de introducir esas modificaciones, he votado a favor.

 
  
MPphoto
 
 

  Daciana Octavia Sârbu (S-D), por escrito. (RO) Nos encontramos en el inicio de una nueva legislatura, cuando establecemos las prioridades de las políticas de futuro de la Unión Europea. Sé que estamos tentados de centrar nuestra atención en determinadas cuestiones que consideramos extremadamente importantes, y de olvidar otras. Sobre esto, me gustaría destacar que podemos ceder en muchos aspectos, pero que no podemos dejar de comer. Por eso, la agricultura debe seguir siendo un área prioritaria para la UE. En mi opinión, debeos incrementar la cantidad mínima de ayuda concedida a los granjeros por encima de los 15 000 euros establecidos por la comisión, así como asignar y aumentar el presupuesto para fomentar el sector lácteo y sus productos. Recomiendo vivamente ayudar a los granjeros que producen leche y carne, con el objetivo de estabilizar los mercados, incluyéndolos en el marco temporal de ayuda estatal en el presente contexto de crisis.

Además, los sistemas de ayuda directa deben también tener en cuenta las características particulares de los nuevos Estados miembros, en los que la agricultura tiene gran importancia dentro de la economía nacional; y garantizar que se mantiene el apoyo para la agricultura para hacer posible que supere los problemas estructurales y que alcance el objetivo de la convergencia a través de la incentivación del grado de desarrollo en el sector agrícola y de la eliminación de las diferencias en términos de eficiencia y de competitividad en relación con los Estados miembros.

 
  
  

- Propuesta de resolución: SWIFT B7-0038/2009

 
  
MPphoto
 
 

  Zigmantas Balčytis (S-D), por escrito. − La lucha contra el terrorismo ha tenido prioridad en la agenda de esta Cámara. Sin embargo, debemos lograr el equilibrio adecuado entre las medidas de seguridad y la protección de las libertades civiles y los derechos fundamentales. También debemos garantizar el máximo respeto o para la privacidad y para la protección de datos. El equilibrio y la proporcionalidad deben ser los principios clave sobre los que basar la lucha contra el terrorismo. La Unión Europea siempre ha demostrado un firme compromiso para la protección de la privacidad de los ciudadanos, y eso debemos mantenerlo. La Comunidad se asienta sobre el Estado de Derecho y todas las transmisiones de datos personales europeos a terceros países deberían respetar las garantías procedimentales y los derechos de defensa.

Huelga decir que cualesquier transmisiones deben cumplir la legislación sobre protección de datos en los ámbitos nacional y europeo. SWIFT es una infraestructura clave, y debemos asegurarnos de que toda petición de transmisión de datos está debidamente justificada, que se basa en casos objetivos y que está estrictamente sujeta a una autorización judicial. La Comunidad debe adoptar una postura firme en las negociaciones con Estados Unidos para garantizar que los datos de SWIFT no puedan ser usados con un propósito distinto a aquellos relacionados con la financiación del terrorismo.

 
  
MPphoto
 
 

  Göran Färm, Anna Hedh, Olle Ludvigsson, Marita Ulvskog y Åsa Westlund (S-D), por escrito. (SV) Los socialdemócratas hemos decidido abstenernos en la votación sobre la enmienda 1. Es vital para el control democrático que el Parlamento Europeo y los parlamentos nacionales tengan acceso a los documentos y a las directivas de negociación con anterioridad a las conversaciones con las autoridades de Estados Unidos en lo referente al acceso a datos de mensajería financiera sobre pagos. Los ciudadanos europeos deben poder confiar en que la transmisión de sus detalles bancarios no viola la legislación nacional o la de la UE. Al mismo tiempo, nos damos cuenta de la importancia de ser capaces de investigar los delitos terroristas de manera eficaz en el futuro, pero no a cualquier precio para la democracia.

 
  
MPphoto
 
 

  Sylvie Guillaume (S-D), por escrito. (FR) He votado a favor de la resolución conjunta sobre el previsto acuerdo internacional para poner a disposición del Departamento del Tesoro estadounidense los datos de mensajería financiera sobre pagos para evitar y luchar contra el terrorismo y su financiación. Sin embargo, como representantes de los ciudadanos, y siendo conscientes de la naturaleza delicada de este asunto, que afecta a derechos fundamentales, solicitamos unas garantías sólidas antes de la firma de cualquier acuerdo sobre SWIFT con Estados Unidos. Esas garantías son: que los datos sean transmitidos solamente con el fin de luchar contra el terrorismo; que exista un mecanismo recíproco que obligue a Estados Unidos a transmitir información financiera relevante a petición de las autoridades europeas; que la validez de este acuerdo interino se limite a doce meses como mucho; y que a continuación se negocie un nuevo acuerdo, una vez entre en vigor el Tratado de Lisboa, con la participación del Parlamento Europeo y de los parlamentos nacionales.

También me gustaría que se levantase el velo de secretismo que en gran medida cubría el núcleo de este asunto y que los miembros del Parlamento Europeo recibamos mucha más información de la que hemos obtenido hasta ahora sobre los procedimientos contemplados en este acuerdo.

 
  
MPphoto
 
 

  Andreas Mölzer (NI), por escrito. (DE) Según el acuerdo internacional planeado, los datos de mensajería financiera sobre pagos deben ser puestos a disposición del Departamento del Tesoro de Estados Unidos para evitar y combatir el terrorismo y su financiación. La transmisión de datos de mensajería financiera sobre pagos a potencias extranjeras constituye una grave intrusión en los derechos fundamentales de nuestros ciudadanos, particularmente cuando esos datos van a parar a Estados Unidos.

Este país ha demostrado muchas veces con anterioridad que no se toma en serio la protección de los datos, particularmente si tienen que ver con la consecución y la puesta en marcha de proyectos y de objetivos gubernamentales. Aunque esta propuesta de resolución tiene buenas intenciones con el fin de proteger a los ciudadanos europeos, en última instancia no podemos descartar un uso inadecuado de esos datos tan importantes. Por esa razón he votado en contra de la propuesta de resolución.

 
  
  

- Propuesta de resolución: CE/Tayikistán B7-0025/2009

 
  
MPphoto
 
 

  David Casa (PPE), por escrito. − Tayikistán ocupa una posición geográfica importante, ya que está ubicado en una intersección clave entre Europa y Asia y, por tanto, juega un papel destacado en la mejora de la estabilidad de la región. He votado a favor de esta resolución, que busca establecer una serie de asuntos importantes que deberían ser abordados en Tayikistán.

 
  
  

- Informe Alojz Peterle (A7-0007/2009)

 
  
MPphoto
 
 

  Zigmantas Balčytis (S-D), por escrito. − Recibo con entusiasmo el acuerdo de asociación y cooperación propuesto para la CE y Tayikistán, que crea un marco para la futura cooperación entre la Unión y ese país asiático. La región de Asia Central es de gran importancia para la Comunidad en términos económicos y políticos, y este acuerdo permitirá consolidar y reforzar las relaciones políticas, económicas y comerciales de la UE, así como su presencia en Tayikistán y en Asia Central en general.

Además, también fomentará el crecimiento económico y apoyará el desarrollo sostenible, las iniciativas contra la pobreza, y la estabilidad en Tayikistán y en la región de Asia Central. Me alegra ver que este acuerdo también incluye asuntos como la actuación contra el terrorismo y el armamento de destrucción masiva, el tráfico de drogas y el crimen organizado. De ahora en adelante, tanto la UE como Tayikistán desarrollarán un diálogo político cercano que abrirá el camino para unas relaciones más estrechas en gran número de campos.

 
  
MPphoto
 
 

  Willy Meyer (GUE/NGL), por escrito. (ES) La UE adoptó en 2007, bajo la Presidencia alemana, una estrategia para el Asia Central hacia una nueva asociación. El Acuerdo con Tayikistán está incluido en esta estrategia y se ha señalado que su principal ambición en la región son los recursos naturales, en particular el gas. He votado en contra del informe sobre un Acuerdo de colaboración y cooperación entre la Unión Europea y la República de Tayikistán, porque el interés que la UE tiene en ese país son sus recursos naturales y su posición geoestratégica, ya que Tayikistán hace frontera con Afganistán y con China.

Las relaciones de la UE con terceros países deberían estar basadas en otros intereses, en intereses mutuos, siempre dentro del respeto de la soberanía de las dos partes y, por supuesto, del respeto de la gestión de los recursos de los mismos.

 
  
  

- Propuesta de resolución conjunta: situación en Lituania tras la aprobación de la ley sobre protección de menores (RC-B7-0026/2009)

 
  
MPphoto
 
 

  Robert Atkins (ECR), por escrito. − Mis colegas conservadores británicos y yo estamos de acuerdo con gran parte de este informe. Mantenemos nuestro apoyo sin reservas a la igualdad de derechos y de oportunidades para todas las personas, independientemente de su discapacidad, raza, religión o condición sexual, y aborrecemos la discriminación en todas sus formas. Sin embargo, albergamos recelos importantes en lo tocante a la implicación de la Agencia de Derechos Fundamentales y de la Unión Europea en temas que consideramos terreno exclusivo de los Estados nación individuales.

Por ese motivo hemos decidido abstenernos en esta resolución.

 
  
MPphoto
 
 

  Martin Callanan (ECR), por escrito. − Los miembros de los conservadores y de los reformistas europeos apoyan la igualdad de trato para todo, sin importar su raza, religión, condición sexual o discapacidad, y condenan sin paliativos la discriminación en todas sus formas.

Sin embargo, tenemos importantes dudas acerca de la implicación de la Agencia de Derechos Fundamentales y de la Unión Europea en temas que consideramos terreno exclusivo de los Estados nación individuales. Como nación democrática, creemos que este asunto debería ser decidido por el Parlamento lituano y la ciudadanía de ese país.

Por tanto, hemos decidido no apoyar esta resolución.

 
  
MPphoto
 
 

  Edite Estrela (S-D), por escrito. (PT) He votado a favor de la resolución del Parlamento Europeo sobre la ley lituana sobre la protección de los menores contra los efectos perjudiciales de la información pública, ya que creo que la ley aprobada por el Parlamento lituano el 14 de julio de 2009 y que establece que está prohibido «difundir directamente a los menores […] información pública que fomente las relaciones homosexuales, bisexuales o de poligamia», porque tiene «un efecto perjudicial en el desarrollo de los menores», debe ser revisada con urgencia. De acuerdo con los principios de la Unión Europea, todas las formas de discriminación, y en particular la discriminación basada en la orientación sexual, deben ser eliminadas, y por tanto la Agencia de los Derechos Fundamentales debería opinar sobre la ley en cuestión y sobre sus enmiendas a la luz de los Tratados de la UE y de la legislación europea.

 
  
MPphoto
 
 

  Bruno Gollnisch (NI), por escrito. (FR) La propuesta de resolución que tenemos ante nosotros hoy es un auténtico desvarío. Señalamos a un país porque su parlamento elegido democráticamente está en trámite de revisar una ley que —al igual que las leyes que existen en la mayor parte de los Estados miembros— ha sido diseñada para proteger a los menores, y que va dirigida específicamente a defenderlos frente a cualquier propaganda que fomente la homosexualidad, la bisexualidad o la poligamia. ¿Qué podría ser más natural, en lo relativo a niños? Pues no, al parecer esto es «discriminación», y toda la UE se ha movilizado contra la pobre Lituania, que es «culpable» de prohibir el proselitismo y de fomentar los valores nacionales.

Lo que resulta aún más sorprendente es el hecho de que el Grupo del Partido Popular Europeo (Demócrata-Cristianos), que teóricamente se presenta como demócrata cristiano y con unos determinados valores morales, también ha firmado este absurdo iniciado por la izquierda. Como es habitual, los derechos de los niños no valen nada frente a la presión de determinados grupos de interés. Hay que decir que, en su momento, algunos miembros de este Parlamento fueron defensores de la pedofilia en nombre de la libertad universal y del derecho de todos, sin importar la edad, a la sexualidad. Esta resolución no sólo es criminal, sino que es repugnante.

 
  
MPphoto
 
 

  Sylvie Guillaume (S-D), por escrito. (FR) He votado a favor de la resolución que condena a la ley lituana para la protección de los menores frente a los efectos perjudiciales de la información pública, por la que se prohíbe cualquier información sobre homosexualidad si es accesible a los menores. Esta ley contraviene totalmente las leyes europeas, especialmente en relación con la lucha contra la discriminación basada en la orientación sexual, con un amplio contenido homofóbico, y también supone un obstáculo para la libertad de expresión. Ha sido condenada por las ONG, incluida la Asociación Internacional de Personas Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transgenéricas e Intersexuales (ILGA) y Amnistía Internacional, así como por el Consejo de Europa. Debemos ofrecer a los jóvenes una visión de la sociedad que esté abierta a la diversidad y fundada en el principio de respeto por los demás, aunque sean diferentes. Por su parte, la Comisión Europea, en tanto que guardiana de los Tratados, debe actuar de manera responsable e iniciar procedimientos de infracción contra Lituania, si persiste en su decisión. A través de esta votación, hacemos un llamamiento a los miembros del Parlamento lituano para que se unan y rechacen este texto, que supone un regreso a un pasado que, personalmente, condeno.

 
  
MPphoto
 
 

  Jim Higgins, Seán Kelly, Mairead McGuinness y Gay Mitchell (PPE), por escrito. − Ésta es una explicación de voto en nombre de la delegación del partido Fine Gael en el Parlamento Europeo. Los parlamentarios del Fine Gael se han abstenido en la votación sobre Lituania ya que los procesos legislativos o legales aún no han concluido. Cuando el proceso legal lituano llegue a su fin podrá determinarse si entra en conflicto con los Tratados de la UE. Éste es el procedimiento normal y correcto. También señalamos que la resolución se refiere a una forma de discriminación por encima de otras, lo que en sí mismo es una forma de discriminación.

 
  
MPphoto
 
 

  Filip Kaczmarek (PPE), por escrito. – (PL) He votado en contra de la resolución, ya que podría sentar un precedente peligroso para la Unión Europea. En mi opinión, sus contenidos y su tema principal son incompatibles con el principio de subsidiariedad. Este tipo de resoluciones pueden alimentar el euroescepticismo, ya que son pruebas de la tendencia de la UE a implicarse en los asuntos internos de Estados miembros de la Unión. El principio de no interferencia en los asuntos internos de los Estados miembros de la UE no es un principio absoluto, pero en Lituania no está sucediendo nada que nos obligue a intervenir. Quienes quieren ver una Europa mejor deben votar en contra de esta resolución. Ése es el motivo de mi decisión. Muchas gracias.

 
  
MPphoto
 
 

  Willy Meyer (GUE/NGL), por escrito. (ES) El Parlamento lituano ha aprobado unas enmiendas a la Ley sobre la protección de los menores contra los efectos perjudiciales de la información pública. Esta ley pretende impedir la difusión de la información pública que «hace campaña en favor de las relaciones homosexuales» y «desafía los valores familiares».

Por ese motivo es necesario que las autoridades lituanas modifiquen la ley o la deroguen y que se abstengan de aprobar las enmiendas a los Códigos penal y administrativo, con el fin de asegurar que las leyes sean compatibles con los derechos humanos y las libertades fundamentales, como se establece en el Derecho internacional y europeo.

Es un buen paso en este camino que la nueva Presidenta de Lituania pidiera al Parlamento lituano que examinase de nuevo la ley para velar por el respeto de los principios constitucionales del Estado de Derecho, la seguridad jurídica y la claridad legislativa y para que no se violen las garantías de una sociedad abierta y de una democracia pluralista.

Por estos motivos, y por la urgente necesidad de revisar esta ley, he votado a favor de la resolución común del Parlamento Europeo.

 
  
MPphoto
 
 

  Rareş-Lucian Niculescu (PPE), por escrito. (FR) He votado en contra de esta resolución, que sienta un precedente peligroso en el que los puntos de vista expresados no acatan el principio de subsidiariedad y son una forma de intervención en la actuación soberana del parlamento de un Estado miembro, en un momento en el que la ley en cuestión ni tan siquiera ha entrado en vigor.

 
  
  

- Propuesta de resolución conjunta: crisis en el sector de los productos lácteos (RC-B7-0047/2009)

 
  
MPphoto
 
 

  Luís Paulo Alves (S-D), por escrito. (PT) He dado el visto bueno y votado a favor de la enmienda 28 a esta resolución que pide a la Comisión y a los Estados miembros adoptar medidas adicionales inmediatas para intervenir en el actual nivel de producción comunitaria por medio de una congelación temporal del incremento de las cuotas lácteas, que fue decidido durante la última reforma de la política agrícola común; porque esta enmienda aborda los intereses de todos los productores lácteos de Portugal y especialmente porque se ganó el apoyo de los productores de las Azores. Por tanto, lamento que esta enmienda no haya obtenido el apoyo de la mayoría de los miembros del Parlamento Europeo.

 
  
MPphoto
 
 

  Zigmantas Balčytis (S-D), por escrito. − He votado a favor de esta propuesta conjunta porque, en contra del pronóstico de la Comisión Europea sobre el incremento sustancial de los precios de los productos lácteos, el mercado de estos productos está experimentando un deterioro dramático, con una caída de los precios de la leche a pesar de la intervención y de los subsidios a la exportación. Las economías de muchos Estados miembros dependen fuertemente de la agricultura y de las granjas. Por desgracia, se registra una gran diferencia entre los precios pagados por los consumidores por los productos agrícolas en los supermercados y el dinero recibido por los productores. Muchos granjeros lácteos de la UE corren un grave riesgo y se ven obligados a vender sus productos lácteos por debajo de los costes de producción. La Comisión debe adoptar medidas adecuadas tanto a corto como a largo plazo para superar esta crisis y para salvar al mercado lácteo europeo. Sobre este particular, apoyo claramente la petición de crear un Fondo Lácteo de la UE para ayudar a los productores y para apoyar las inversiones en las granjas. Si queremos tener un mercado lácteo con un buen funcionamiento, debemos apoyar la inversión para modernizar las granjas, a los pequeños productores y a los granjeros jóvenes. Y lo más importante: para garantizar que los granjeros obtienen un precio justo y adecuado por su producción.

 
  
MPphoto
 
 

  David Casa (PPE), por escrito. − Los últimos doce meses han visto el deterioro del mercado de los productos lácteos con los precios de la leche bajando por debajo de los 21 céntimos por litro y dejando a muchos granjeros sin alternativas aparte de vender sus productos lácteos registrando pérdidas. La situación es muy grave, por lo que he votado a favor de esta resolución.

 
  
MPphoto
 
 

  Ole Christensen, Dan Jørgensen, Christel Schaldemose y Britta Thomsen (S-D), por escrito. (DA) Hemos votado en contra de las propuestas para ampliar las ayudas agrícolas al sector de los productos lácteos. Nuestro grupo vota coherentemente a favor de reducir las ayudas a la agricultura y de continuar con la reforma de la política agraria de la UE. En lo tocante a la decisión sobre este particular, el Grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo ha votado en contra de las enmiendas 16, 17 y 19, porque, a pesar de ser favorables a su contenido, esas enmiendas no eran pertinentes en el debate en cuestión.

 
  
MPphoto
 
 

  Edite Estrela (S-D), por escrito. (PT) He votado a favor de la propuesta de resolución conjunta sobre la crisis en el sector de los productos lácteos porque considero que son necesarias medidas urgentes para solucionar la grave crisis que experimenta el sector, en concreto medidas que estimulen la demanda para restaurar el equilibrio del mercado. Es lamentable, no obstante, que el compromiso alcanzado en el Parlamento no incluya la suspensión temporal de los incrementos de las cuotas u otras medidas para reducir la producción, lo que serviría de gran ayuda a los granjeros europeos para hacer frente a esta crisis.

 
  
MPphoto
 
 

  Diogo Feio (PPE), por escrito. (PT) La grave crisis que afecta al sector de los productos lácteos hace urgente la adopción de medidas más eficaces para ayudar a los productores y para considerar la utilidad de la eliminación de las cuotas lácteas en 2015.

La estabilización del mercado de la leche y de los productos lácteos no se alcanzará tan sólo con una o dos medidas ocasionales, como el no incremento de las cuotas, diseñado para mitigar los efectos inmediatos y temporales de la crisis. Por el contrario, será necesario considerar medidas a medio y a largo plazo, y tendremos que evaluar por qué este mercado no funciona correctamente, así como los modos de mantener la producción sostenible, sin olvidar el derecho de los consumidores a un precio justo.

A este respecto, debo señalar el estado competitivo particularmente frágil de las regiones más alejadas que dependen fuertemente de la producción láctea, como el archipiélago de las Azores. Lamento la falta de sensibilidad mostrada por parte de la Comisión Europea y, en el ámbito nacional, la gestión desafortunada de este proceso por parte del Gobierno portugués. La capacidad de nuestros líderes a la hora de actuar y de defender los intereses nacionales resulta particularmente importante en estos momentos de crisis. Por desgracia, no ha sido el caso. En el lado positivo, compruebo el éxito de las enmiendas de las que soy coautor, que apoyan un incremento de mínimos en los pagos. No es la solución ideal, pero ayuda.

 
  
MPphoto
 
 

  José Manuel Fernandes (PPE), por escrito. (PT) He votado a favor de esta resolución, aunque no lo suficientemente lejos. Para estabilizar los precios ahora, es necesario retirar urgentemente la prima del 2 % del incremento anual por encima de la cuota. El sistema de cuotas lácteas tendrá que seguir en vigor después de 2015, o ser sustituido por otro mecanismo regulatorio. Es vital ajustar la producción de leche a la demanda doméstica europea, así como garantizar un precio justo para los productores. La transparencia del mercado resulta esencial, y a ese respecto quiero sugerir que se cree un observatorio europeo para vigilar y regular el mercado desde la producción hasta la distribución.

 
  
MPphoto
 
 

  João Ferreira (GUE/NGL), por escrito. (PT) La resolución aprobada contiene medidas positivas que son necesarias en el actual contexto de grave crisis que afecta al sector. Por eso hemos votado a favor. Éstas son sólo medidas de excepción, sin embargo, que no solucionan los problemas básicos del sector, en concreto los de los productores pequeños y medianos, para los que es probable que la situación empeore en el futuro, dada la anunciada intención de eliminar las cuotas lácteas.

La lucha de los productores lácteos, que más allá de sus objetivos inmediatos —vender sus productos a precios que garanticen su supervivencia— también tiene un significado y una importancia más amplios relacionados con el tipo de agricultura que queremos en un futuro. El modelo agrícola neoliberal, que fomenta inundar el mercado con productos provenientes de otros países con mayor capacidad productiva y que promueve la producción intensiva en algunos países y el abandono de la actividad granjera y la dependencia alimentaria en otras, debe ser sustituido por un modelo basado en los conceptos de soberanía alimentaria y de seguridad de los alimentos: el derecho de cada país a producir de manera sostenible. En este modelo, los mecanismos públicos para controlar la producción —cuotas adoptadas a las necesidades de cada país— son fundamentales.

 
  
MPphoto
 
 

  Bruno Gollnisch (NI), por escrito. (FR) Cuando una política lleva a los granjeros a suicidarse, cuando hace que los productores destruyan los frutos de su trabajo porque eso no es peor que lo que la política les ofrece, es el momento de cambiar esa política. La liberalización de la agricultura, en general, y del sector de los productos lácteos en particular, ha sido un desastre. ¿Cuántas veces habrá que decir en esta Cámara que, debido a que alimenta a las personas, debido a que hace más atractivo el ámbito rural y debido a que fija la su población, la agricultura no puede ser considerada una actividad económica como cualquier otra? Los productos alimentarios no son productos con los que se pueda especular en mercados totalmente desconectados de la realidad. Resulta absurdo alentar la importación de productos que ni tan siquiera alcanzan los criterios de calidad que obligan a nuestros granjeros. Resulta importación dejar a esos granjeros a merced de los procesadores y de los depredadores de las grandes centrales de compras, que obtienen inmensos beneficios a expensas de los productores y de los consumidores. Las propuestas vagas y tímidas del texto no bastan ni son plenamente satisfactorias, pero al menos están ahí. Por esa razón he votado a favor.

 
  
MPphoto
 
 

  Pascale Gruny (PPE), por escrito. (FR) La situación del mercado de los productos lácteos ha empeorado considerablemente en los últimos doce meses: el precio de la leche ha caído un 30 % en el último año, lo que supone la mayor caída registrada en veinte años. Por tanto necesitamos introducir urgentemente nuevas formas de reglamentación en el ámbito europeo para garantizar que el sector de los productos lácteos no sólo es dependiente de las normas del mercado sino que puede demostrar que puede estar a su altura. Actualmente, la inestabilidad de los ingresos de los productores no permite el mejor reparto posible de los recursos que son vitales para las inversiones de futuro en el sector. Por tanto, la Comisión Europea tiene el deber de facilitar las relaciones contractuales en el seno de la cadena agroalimentaria, de modo que se equilibren las relaciones entre los distintos agentes del sector, que se estabilicen los mercados y que evitemos riesgos en ellos. La Comisión también debe alentar una mejor organización dentro de los sectores. Además, es preciso considerar si un incremento de las cuotas lácteas tendría o no un impacto positivo en los precios de los productores. Europa debe actuar ahora, no podemos esperar más. Si no actuamos, correremos el riesgo de ver cómo el sector europeo de los productos lácteos sufre daños permanentes, privando así a nuestras frágiles áreas rurales del centro fundamental de sus economías.

 
  
MPphoto
 
 

  Sylvie Guillaume (S-D), por escrito. (FR) La huelga de la leche va haciéndose más y más grande en los países de Europa, con sus llamativas imágenes de leche derramada en los campos. Ante las preocupaciones de los productores lácteos, el Parlamento Europeo ha aprobado una posición. En este contexto, he votado a favor de la inclusión en el presupuesto para 2010 de un fondo de 600 millones de euros para ayudar a los productores lácteos, que experimentan una grave crisis, una crisis sin precedentes en su sector, y que luchan con las leyes de la oferta y de la demanda en el mercado lácteo mundial.

Mis colegas socialistas y yo también hemos presentado una enmienda que pide la eliminación de las cuotas lácteas actualmente en vigor, con vistas a lograr un incremento de los precios. También debemos introducir medidas cíclicas que se sumen a las medidas de gestión del mercado ya adoptadas, dado que estas últimas han demostrado ser ineficaces frente a la volatilidad de los precios.

 
  
MPphoto
 
 

  Elisabeth Jeggle (PPE), por escrito. (DE) El sector de los productos lácteos vive actualmente una crisis sin precedentes: los precios de producción han caído dramáticamente, los precios de consumo han aumentado y muchos granjeros de la UE luchan por sobrevivir. La Comisión lleva observando estos acontecimientos durante demasiado tiempo. En nuestra propuesta de resolución, que es apoyada por casi todos los grupos, dejamos claro que las decisiones adoptadas en noviembre de 2008 en relación con la revisión de la PAC no bastan para hacer frente a la situación actual. La exhaustiva reforma agrícola que hemos llevado a cabo es insuficiente.

Si las condiciones básicas han cambiado, la Comisión debe tomar la iniciativa y poner en marcha una medida que ayude a los productores de la UE. En nuestra resolución pedimos medidas integrales: la estabilización del mercado, el fomento de las ventas, un programa exhaustivo de leche en las escuelas, un incremento de la cantidad máxima destinada a pagos mínimos de 7 500 millones de euros a 15 000 millones de euros para todas las áreas de producción agrícola, una pronta retirada del plan de recompra de cuotas, un refuerzo de las organizaciones de productores, un etiquetado correcto de los productos lácteos, un seguro de crédito a la exportación similar al que existe en los Estados Unidos y, como medida particular, el fondo lácteo. Con esta resolución, estamos preparados para asumir la responsabilidad en la agricultura europea. Por eso he votado a favor de esta resolución.

 
  
MPphoto
 
 

  Marine Le Pen (NI), por escrito. (FR) El sector lácteo está en peligro. Durante meses, los productores han registrado pérdidas en su actividad mientras los precios de la leche no bajaban para los consumidores: los grandes distribuidores han sido quienes se han beneficiado. Miles de pequeños productores franceses viven bajo la amenaza de la bancarrota. La huelga general láctea, que es la última iniciativa de los productores para intentar hacerse oír y para no morir ante la indiferencia pública, se extiende actualmente por varios países europeos, poniendo en peligro subsiguientemente muchos empleos en otras ramas del sector lácteo. Es preciso encontrar urgentemente soluciones para este sector clave de la agricultura francesa y europea, y para llevar a cabo un cambio radical en la política, ya que —no nos andemos con rodeos— los únicos responsables de esta tragedia con la Comisión Europea, el Consejo, el Parlamento Europeo y su ultraliberalismo. Debemos actuar con urgencia: para mantener el principio de cuotas después de 2015; para efectuar una reducción inmediata de esas cuotas con el fin de poner fin a la caída del precio de la leche; para establecer unos precios acordes con los costes en que incurren actualmente los productores independientes; y para lograr una transparencia total en el establecimiento de los precios por parte de los grandes distribuidores. Los granjeros esperan que se produzca una actuación enérgica.

 
  
MPphoto
 
 

  Astrid Lulling (PPE), por escrito. (DE) Salvamos a los bancos porque debíamos hacerlo. Eso fue reconocido y aceptado por todos los políticos responsables.

Ahora nos enfrentamos a una situación en la industria agrícola en la que necesitamos evitar la inminente quiebra de los granjeros, especialmente en el sector de los productos lácteos, porque los precios ya no cubren los costes de producción. Sin embargo, debemos asegurarnos de que nuestro potencial de producción es suficiente para abastecer a los ciudadanos europeos con productos alimentarios de alta calidad.

Pertenezco a una generación que vivió el racionamiento de alimentos y la necesidad de acumular la comida suficiente para poder alimentarse. Por suerte, la situación nunca volverá a ser parecida. Sin embargo, quienes nunca han conocido el hambre no entienden la importancia que tiene para Europa una política agrícola común sólida.

Necesitamos seguridad de abastecimiento, y no sólo en el sector energético.

Les pido que consideren el hecho de que, si demasiadas granjas en demasiadas regiones son obligadas a cerrar porque no somos capaces o no estamos preparados para adoptar las medidas a corto plazo necesarias que pide nuestra resolución, el coste para la UE y para los Estados miembros sería varias veces mayor al coste de tomar las medidas apropiadas a corto plazo en el marco de la política agrícola común.

Ya hay suficientes parados. Dejar que las explotaciones lácteas quiebren sería irresponsable desde un punto de vista social, económico y ambiental.

Espero que nuestra advertencia sea atendida.

 
  
MPphoto
 
 

  Willy Meyer (GUE/NGL), por escrito. (ES) He votado a favor de la resolución común, a pesar de considerarla insuficiente. La propuesta de acabar con el sistema de cuotas lecheras en el 2015, y hasta entonces aumentar la cuota en un 1 % anual supondrá, a efectos prácticos, la legalización de los excedentes existentes en algunos países, que ya están produciendo por encima de sus cuotas, exportando a precios muy bajos, lo que empuja los precios del mercado a la baja, en muchos países por debajo del coste de producción. Estas medidas que intenta aplicar la Comisión tienen como último objetivo la desregulación y, por tanto, la liberalización del sector lácteo en Europa.

Estamos totalmente en contra de estas medidas, ya que sirven, del mismo modo que las reformas de la PAC, a las grandes empresas en detrimento de los pequeños productores. Estamos a favor de las medidas de regulación del mercado lácteo.

 
  
MPphoto
 
 

  Andreas Mölzer (NI), por escrito. (DE) En los últimos meses se ha producido una situación en los mercados de productos lácteos que está amenazando la existencia de varios productores. El precio de sus productos ha descendido rápidamente. Los granjeros pequeños y medianos han sido dañados en particular y están teniendo que utilizar sus reservas para sobrevivir. Por este motivo, se precisa una actuación rápida por parte de la UE. La Comisión se ha mostrado excesivamente indecisa con anterioridad en sus intentos por controlar la crisis, por lo que en parte es responsable de su decisión de incrementar las cuotas de entrega.

Las iniciativas del Parlamento, a las que en su mayor parte también se hace referencia en esta propuesta de resolución, son por tanto incluso mejor recibidas. Entre ellas se cuentan, sobre todo, la creación de un fondo lácteo al que serán destinados 600 millones de euros, medidas para incrementar la demanda de productos lácteos, un mayor control de calidad y unas obligaciones de etiquetado muy precisas. Por tanto, con vistas a ayudar a nuestros granjeros, estaba claro que iba a votar a favor de la propuesta de resolución y de las medidas que contiene.

 
  
MPphoto
 
 

  Frédérique Ries (ALDE), por escrito. (FR) Una señal de alarma: ésa es la esencia de nuestra resolución; hace un llamamiento a la Comisión y al Consejo para adoptar medidas de emergencia con el fin de encontrar una salida a la crisis, cuyos efectos devastadores están siendo experimentados por los productores. En Bélgica esta crisis entró ayer en una nueva dimensión cuando más de 2 000 productores derramaron tres millones de litros de leche en la localidad de Ciney. Atribuir la responsabilidad única de esta situación a la retirada de las cuotas es una manera de interrumpir el debate. Por eso me he opuesto a la enmienda 28, que pide el congelamiento de las cuotas, por ser simplista en exceso. Las causas principales son otras: una caída de la demanda, la tremenda competencia mundial y, por encima de todo, los inaceptables márgenes de beneficio de las empresas de distribución, que han sido criticados por muchas asociaciones de consumidores. Esto es lo que me llevó, en los párrafos 17 y 18, de los que soy autora, a pedir a la Comisión una investigación para determinar si existen cárteles en ese ámbito. La credibilidad de la Comisión está en juego. Por otra parte, he apoyado la enmienda 1, que amplía la iniciativa emprendida por dieciséis Estados miembros y pide un que se restablezca el equilibrio entre los distintos agentes del sector. Personalmente, apoyo que se fije un precio mínimo para la leche en cada país.

 
  
MPphoto
 
 

  Marc Tarabella (S-D), por escrito. (FR) Con vistas a la votación de la resolución sobre la crisis en el sector de los productos lácteos, he presentado y respaldado algunas enmiendas para una reglamentación a corto plazo del mercado lácteo, específicamente mediante una congelación del incremento de las cuotas, o una reducción (entre el 3 % y el 5 %) de éstas. No obstante, todas estas medidas han sido rechazadas por el Parlamento Europeo. Los productores han tiene derecho a esperar que el Parlamento ponga en marcha las medidas radicales que necesitan. Pese a algunos elementos positivos, esta resolución no cubre las expectativas: por eso me he abstenido en la votación final.

 
  
  

- Propuesta de resolución conjunta: seguridad energética (RC-B7-0040/2009)

 
  
MPphoto
 
 

  Maria da Graça Carvalho (PPE), por escrito. (PT) Europa es altamente dependiente de la energía importada. Para reducir esa dependencia, debemos actuar en el ámbito de la eficiencia energética, diversificando las fuentes de energía por medio del incremento en el uso de las renovables, diversificando también los países de origen y de tránsito. La consolidación del mercado interior de la energía en toda Europa es algo asimismo muy importante para el incremento de la seguridad energética. Los gasoductos y las redes de suministro eléctrico que cubre el conjunto de Europa deben tener prioridad. A este respecto, dos de los proyectos incluidos en el plan de recuperación económica son muy importantes para Portugal y para España, ya que permitirán consolidar el mercado eléctrico ibérico; y el vínculo entre España y Francia, para evitar que la península ibérica se convierta en una isla energética. Se ha pedido a la Comisión y al Consejo que intenten todo lo posible para garantizar que se fomenta el desarrollo de los proyectos de energías renovables en los países del sur de Europa con un alto potencial para las renovables. Amplias áreas de la región del Alentejo tienen el mayor potencial solar en el conjunto de Europa, tal y como demuestran los mapas de distribución de la radiación solar.

 
  
MPphoto
 
 

  Edite Estrela (S-D), por escrito. (PT) He votado a favor de la resolución del Parlamento Europeo sobre los aspectos exteriores de la seguridad energética porque creo que la creación de una política energética común será decisiva para asegurar la seguridad del abastecimiento de energía en la Unión Europea. Sin embargo, aspectos como un mercado interior de la energía que funcione adecuadamente y la diversificación de las fuentes de energía también serán extremadamente importantes para evitar futuras crisis e interrupciones en el suministro de energía. A este respecto, creo que aumentar la inversión en energías renovables y en eficiencia energética debería ser un elemento básico de las políticas europeas.

 
  
MPphoto
 
 

  Diogo Feio (PPE), por escrito. (PT) La dependencia energética de la Unión Europea, la necesidad estratégica de reducirla y las amenazas a la estabilidad europea causadas por dicha fragilidad son bien conocidas y han sido debatidas con amplitud.

Sobre esto, mi país tiene un grado de dependencia muy superior a la media europea, lo que revela el fracaso absoluto de los sucesivos gobiernos en esta área y genera miedos considerables sobre una posible crisis en los mercados de la energía.

A la vista de las difíciles relaciones con algunos de los principales abastecedores, de los límites para la diversidad de las fuentes de energía y de la insuficiencia de la capacidad de abastecimiento, creo que es importante para todos los Estados miembros que la Unión Europea actúe en bloque para proteger sus intereses comunes y para mostrar que puede imponerlos en un contexto negociador muy exigente.

De igual modo, pienso que los Estados miembros no deben eludir su responsabilidad sino decidir acerca de las diversas opciones energéticas, examinarlas todas las alternativas, incluida la nuclear, evaluarlas sin prejuicios y ponerlas en práctica si se decide que pueden ser útiles, dando prioridad para aquellas que pueden ser producidas de manera más eficiente, segura y limpia.

 
  
MPphoto
 
 

  Bruno Gollnisch (NI), por escrito. (FR) Europa no será capaz, al menos a corto plazo, de sacudirse su dependencia de los países extranjeros en lo tocante al abastecimiento de energía. Es cierto que con el fin de reducir esa limitación necesitamos diversificar las formas de nuestra dependencia, desde el punto de vista tanto de las fuentes de energía como de los países abastecedores. Para ser honesto, sin embargo, no veo la utilidad en colocarnos en las garras de Turquía, en una decisión motivada más, según parece, por la hostilidad hacia Rusia que por asuntos energéticos. Turquía es el punto de tránsito necesario para el famoso gasoducto Nabucco, que ha gozado sistemáticamente de prioridad sobre los demás proyectos. Esto proporcionaría a Turquía un modo significativo de ejercer presión.

En lo que se refiere a Deserte, también aquí soy incapaz de ver la utilidad en convertirnos en dependientes de lo que es, hasta el momento, un proyecto que forma parte de una iniciativa privada. De hecho, creo que es contradictorio querer llevar a cabo una política energética centralizada, en manos de la comisión, y al mismo tiempo entregar el sector energético europeo a operadores privados, lo que supondría un aumento de los precios y una reducción de los servicios, y afectaría de manera adversa a nuestras opciones energéticas. Por encima de todo, creo que la energía es una cuestión demasiado crucial para que dejemos que los funcionarios de la Comisión se ocupen de ella, o para abandonarla para que obtengan beneficio unas pocas empresas.

 
  
MPphoto
 
 

  Andreas Mölzer (NI), por escrito. (DE) Esta propuesta de resolución conjunta sobre los aspectos exteriores de la seguridad energética contiene opciones importantes para la futura política energética de Europa. En particular, creo que es muy destacable el incremento significativo en la proporción de fuentes de energía renovable en la actual combinación energética, por lo que también estoy a favor del proyecto Desertec planeado por un grupo de inversores privados.

Esto pretende reducir la dependencia de la UE con respecto a Estados individuales de los que hasta la fecha hemos adquirido nuestros combustibles fósiles. Por desgracia, el proyecto Nabucco no contribuirá a esto, ya que expondrá a la UE al chantaje en lo tocante a la planeada adhesión de Turquía a la Unión. Dada la influencia directa del régimen islámico en Turquía, el proyecto será rechazado en su forma actual. Por ese motivo, a pesar de los numerosos elementos positivos que incluye el texto, me he abstenido en la votación de su conjunto en la votación final.

 
  
MPphoto
 
 

  Geoffrey Van Orden (ECR), por escrito. − Reconocemos la existencia de varias preocupaciones entre nuestros aliados. Sin embargo, desde la perspectiva británica, los intentos de conseguir un planteamiento de seguridad energética europea más coherente no requieren el Tratado de Lisboa o la ampliación de la competencia de la Comisión Europea. Ya existen suficientes mecanismos que permitirían a los Estados miembros hablar con una sola voz en las negociaciones con Rusia, si lo deseamos.

Las referencias al Tratado de Lisboa en esta resolución son altamente perjudiciales. Los conservadores británicos nos oponemos vehementemente a la ratificación de este tratado y a futuros intentos de llevar a cabo una integración política de la UE. Lamento asimismo que no se haga referencia a la energía nuclear entre la combinación de diversas fuentes sostenibles de abastecimiento energético que necesitaremos en los años venideros. La seguridad energética es la principal responsabilidad de nuestros gobiernos.

 
Aviso jurídico - Política de privacidad