Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2009/2057(INI)
Ciclo de vida en sesión
Ciclos relativos a los documentos :

Textos presentados :

A7-0023/2010

Debates :

PV 10/03/2010 - 6
CRE 10/03/2010 - 6

Votaciones :

PV 10/03/2010 - 7.9
CRE 10/03/2010 - 7.9
Explicaciones de voto
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P7_TA(2010)0060

Debates
Miércoles 10 de marzo de 2010 - Estrasburgo Edición DO

8. Explicaciones de voto
Vídeo de las intervenciones
PV
  

Explicaciones de voto orales

 
  
  

Informe: Klaus-Heiner Lehne (A7-0011/2010)

 
  
MPphoto
 

  Viktor Uspaskich (ALDE).(LT) Señor Presidente, Me gustaría anunciar que apoyo esta decisión, aunque mi fiche no funcionaba al principio y por eso quería manifestarlo. El asunto que estamos tratando ahora. Señorías, la propuesta de Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo relativa al cambio a las cuentas anuales en las microentidades. Este proyecto provocó un debate tormentoso a casi todos los niveles, tanto en la Unión Europea como en las instituciones de los Estados miembros. Estoy convencido de que debemos preparar un reglamento común de la Unión Europea. Sin embargo, me gustaría subrayar que reduciendo la carga administrativa de las microentidades, no debemos infringir las condiciones de la competencia leal tanto en los mercados internos de los Estados miembros como en el mercado de la Unión Europea. Creo que debería crearse un impuesto único para las microentidades, que ya existe en algunos Estados. Si se pudiese calcular, se haría en base al número de empleados o la facturación o el territorio, dependiendo del negocio. Como resultado, aquellas compañías no se intentarán implicar más en actividades ilegales.

 
  
MPphoto
 

  Peter Jahr (PPE).(DE) Señor Presidente, con la opción de liberar a las microentidades de la obligación de producir balances, el Parlamento Europeo claramente se posiciona en favor de la eliminación de la burocracia innecesaria. Con una liberación a nivel europeo de aproximadamente 6 300 millones de euros, también proporcionamos un estímulo tangible del crecimiento del sector de la pequeña y mediana empresa europea. Dado que los Estados miembros son capaces de decidir individualmente sobre esta exención de producir balances anuales, espero que la máxima cantidad de países, especialmente Alemania, haga uso de esta opción. Este acuerdo no sólo permitirá a las empresas en cuestión ahorrar tiempo y costes equivalentes a 2 000 euros por compañía, este es un buen ejemplo de cómo Europa es más beneficiosa para el ciudadano de lo que la gente cree. Sería un buen ejemplo que esta Cámara pudiese continuar con más ejemplos.

 
  
MPphoto
 

  Tiziano Motti (PPE) . – (IT) Señor Presidente, Señorías, no apoyé la resolución Lehne. Me arrepiento de ello porque involucraba a las microentidades, que son la columna vertebral de la economía, pero, sobre todo, creo que la resolución, tal y como estaba, creaba diferencias competitivas entre las empresas de los diferentes Estados, y esto no es lo que queremos, especialmente en esta época de crisis. Mantener las cuentas es realmente muy efectivo y necesario, por la sencilla razón de que permite a las empresas competir en el mercado y también obtener créditos bancarios porque la calidad de la gestión se mide en base a las cuentas tanto de las empresas como de las microentidades por igual.

Creo que, en vez de eso, debemos trabajar en ayudar a las microentidades a obtener incentives para recortar los impuestos, permitiendo a los jóvenes empresarios y a los negocios familiares ser realmente competitivos en el Mercado y, en último término, permitiéndoles obtener créditos de las instituciones, las cuales, hasta ahora, han estado principalmente ocupadas con las grandes compañías como puedo deducir.

 
  
MPphoto
 

  Marian Harkin (ALDE). – Señor Presidente, estoy muy contenta de apoyar el informe Lehne, que ayudará a reducir la carga administrativa de las microentidades.

Una de las cosas que aparece una y otra vez cuando se habla con las pequeñas empresas es el asunto del exceso de regulación y los trámites burocráticos y de asfixiarse bajo una avalancha de papeleo. Tienen un argumento muy sólido cuando dicen que es razonable que, como microentidades, no estén sometidas a las mismas regulaciones que las compañías más grandes.

La decisión que hemos tomado hoy es una muy sensata y una respuesta bien fundamentada en las preocupaciones de las pequeñas empresas luchadoras de Europa. La mayor parte del tiempo, proponemos nueva legislación en esta Cámara, pero hoy hemos modificado una ya existente. Esto conducirá a un mejor ambiente de negocios y aumentará la competitividad para las pequeñas empresas y ha merecido la pena hacerlo.

 
  
MPphoto
 
 

  Vito Bonsignore (PPE).(IT) Señor Presidente, Señorías, me gustaría agradecerle su informe al señor Lehne. La Unión Europea parece más cercana al mundo de los negocios —como hoy se ha demostrado— y, en particular, mi grupo, el Grupo del Partido Popular Europeo (Demócrata-Cristianos) siempre ha incluido el apoyo a las pequeñas y medianas empresas entre sus prioridades. Por estos motivos, creo que la acción que hemos llevado a cabo, con el objetivo de reducir la burocracia y de reducir costes a las microentidades, ha sido muy oportuna. Esta medida representa una ayuda tangible para las pequeñas empresas en este difícil momento.

Finalmente, estoy de acuerdo con la flexibilidad de la medida, la cual ofrece a los Estados miembros la posibilidad de adoptar la directiva en el momento más oportuno. El propósito de esto es evitar cualquier tipo de ilegalidad que pueda surgir de una repentina y excesiva reducción de los controles.

 
  
  

Propuesta de resolución RC-B7-0151/2010

 
  
MPphoto
 

  Philippe Lamberts, en nombre del Grupo Verts/ALE.(FR) Señor Presidente, Señorías, creo que la votación que hemos llevado a cabo es notable en dos aspectos. En primer lugar, porque los tres grandes grupos decidieron producir una resolución común, la cual enviaron seis minutos antes de que finalizara el plazo, por lo que impedían que el resto de grupos presentase cualquier enmienda. Esta actitud cerrada no es digna de esta Cámara.

En segundo lugar, ¡si tan sólo se hubiese escrito un texto que tuviese sentido! En un momento en que la Comisión, con las mismas familias políticas, es capaz de venir aquí con cinco objetivos, con seis políticas que apoyen dichos objetivos, esta Cámara sale con una resolución que no dice nada en absoluto, con el apoyo de las tres mayores familias políticas.

Creo que la resolución hace mucho para ridiculizar esta Cámara que, en un debate tan importante como el de Europa 2020, es capaz de no hacer nada a parte de declarar lo obvio.

 
  
MPphoto
 

  Ramona Nicole Mănescu (ALDE).(RO) Como es bien sabido, el Grupo de la Alianza de los Demócratas y Liberales por Europa fue de los primeros en solicitar un acercamiento más específico sobre la estrategia de crecimiento económico. Esto es exactamente el porqué acojo con agrado las enmiendas que la Estrategia Europa 2020 introduce en esta perspectiva.

Sin embargo, siento que el progreso en determinados aspectos no ha ido lo suficientemente lejos. Por eso me gustaría llamar la atención sobre el hecho de que la Estrategia 2020 no deja muy claro cuál es la relación entre la Política de Cohesión, como el instrumento financiero principal para el desarrollo de las regiones, debe permanecer enfocado a las regiones.

Además, la propuesta de la Comisión asigna al Consejo y a los Estados miembros la tarea principal de aplicar y gestionar las políticas que surjan de esta estrategia, mientras que sin embargo pasa por alto el papel tan importante desempeñado por las autoridades locales para conseguir los resultados concretos a nivel regional y local.

Creo que el éxito de la estrategia dependerá principalmente de la forma en la que se aplique a nivel nacional, local y regional.

 
  
MPphoto
 

  Petru Constantin Luhan (PPE).(RO) Los Jefes de Estado y de Gobierno han adoptado una declaración durante la reunión informal del Consejo Europeo que tuvo lugar el 11 de febrero para apoyar los esfuerzos de Grecia para poner remedio a su situación económica y financiera. Además, también se ha discutido el asunto de qué significará la Unión Europea en 2020, después de la Estrategia de Lisboa.

Creo que esta votación es una votación por la solidaridad porque, mirando hacia delante a UE 2020, las prioridades establecidas deben perseguirse de una forma mucho más rigurosa, lo que permite, sin embargo, utilizar las características específicas de cada región y resolver los problemas a los que se enfrentan cada una de ellas.

La competitividad económica debe continuar creciendo para crear nuevos empleos, mientras que se las inversiones se necesitan en diversas áreas, incluidas la educación y la investigación. Creo firmemente que los problemas específicos de cada región y de cada Estado miembro de la Unión Europea deben analizarse y tratarse apropiadamente, basándose en el principio de solidaridad de forma que podamos cumplir los objetivos que se establecerán para 2020.

La inversión en educación debe ser respaldada por la existencia de una infraestructura que apoye las aplicaciones prácticas del conocimiento, la cohesión social y el crecimiento global de la competitividad económica europea.

 
  
MPphoto
 

  Georgios Papanikolaou (PPE).(EL) Señor Presidente, queda muy claro por las conclusiones del Consejo y del consiguiente debate en el Parlamento de Bruselas y por la postura subsiguiente tomada por el señor Comisario competente y por los jefes de algunos Estados miembros que, en épocas de crisis y cuando determinados Estados miembros se están enfrentando a graves problemas económicos, necesitamos, entre otras cosas, y dentro del marco de la unión monetaria existente, solidaridad europea y nuevas políticas para enfrentarse a ataques especulativos contra determinados Estados miembros.

Como tales, las posturas tomadas en estos momentos en relación a la creación de instituciones europeas y estructuras para enfrentarse a dichos problemas, como, por ejemplo, el fondo monetario europeo, son muy importantes. Esperamos mucho por parte del Consejo en los próximos días y queremos una acción efectiva para enfrentarse a los problemas en este momento crítico.

 
  
MPphoto
 

  Viktor Uspaskich (ALDE).(LT) Señorías, me gustaría hablar a cerca de la Estrategia Europa 2020. En principio, apoyamos cualquier iniciativa que mejore la situación de la Unión Europea, pero eso no significa que no haya espacio para la mejora y la crítica. En mi opinión, esto también puede decirse de la Estrategia Europa 2020 de la Unión Europea. Lo queramos o no, debemos eliminar los límites entre los reglamentos económicos de los Estados. Por supuesto, en este caso no estoy hablando en ningún modo de tales ámbitos como la cultura, la tradición o el patrimonio nacional. Sin embargo debemos subrayar que, en términos económicos, el mercado de la Unión Europea es un mercado único. Si no, sería lo mismo que si un país aplicase condiciones diferentes en regiones diferentes Por eso, no importa cuánto se resistan a ello los grandes y pequeños Estados miembros de la UE, en la Unión Europea se debe aplicar una fecha final para las condiciones económicas únicas. También acojo con agrado la atención al desarrollo de la alta tecnología, que supone economía y ciencia. Sin embargo, debemos reconocer que cada...

 
  
MPphoto
 

  Presidente. – Lo lamento pero creo que ya hemos escuchado suficiente. Muchas gracias, señor Uspaskich. Le retiro la palabra.

 
  
MPphoto
 

  Nikolaos Chountis (GUE/NGL).(EL) Señor Presidente, he votado en contra del informe porque la Estrategia Europa 2020 pisa el mismo camino neoliberal sin éxito que la Estrategia de Lisboa que aumentó las desigualdades regionales y sociales, ha aumentado la pobreza y el desempleo y es la causa básica de la crisis en la Unión Europea. Por eso necesitamos un cambio radical dentro del marco en que se desarrolla la política social y económica para que gire en torno al total empleo y a unos derechos sociales más fuertes.

Cuando surgió la crisis, los líderes de la Unión Europea mantuvieron las cabezas gachas en la cumbre informal dejando que cada Estado miembro lidiase con sus problemas y ahora quieren vigilar las deudas públicas. Trataron a Grecia como la oveja negra y quieren que se tomen medidas severas en detrimento de los trabajadores de Grecia y de otros países.

Por eso el Pacto de Estabilidad, que es contrario a la sociedad y al desarrollo, necesita reemplazarse por un pacto de desarrollo y expansión tal como se describe en la propuesta presentada por el Grupo Confederal de la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica.

 
  
MPphoto
 

  Filip Kaczmarek (PPE).(PL) La Unión Europea necesita, sin lugar a dudas, una nueva estrategia que nos ayude y permita elaborar nuestra respuesta a la crisis económica y financiera. Un elemento importante de la estrategia debería ser el refuerzo de la libre circulación de personas de todo tipo: trabajadores, gente de negocios, científicos, estudiantes e incluso pensionistas, y esto es lo que contiene nuestra resolución. Otra buena característica es el mayor énfasis en el apoyo a las pequeñas y medianas empresas. Sin el desarrollo de tales compañías, será imposible una mejora en la situación de la Unión.

Algunas personas creen que la estrategia dice demasiado poco acerca de la política de cohesión. No sé si esto es así porque hay una parte acerca del significado fundamental de la política de cohesión para el futuro de la Unión. Sin embargo, sé que si esto no se pone en práctica, ninguna estrategia mejorará la situación.

 
  
MPphoto
 

  Vito Bonsignore (PPE). (IT) Señor Presidente, ha llegado el momento de que alcancemos la mayoría de edad política. La crisis ha demostrado que se necesita una mayor coordinación y guía por parte de las importantes y autoritarias agencias comunitarias, se necesitan más recursos para proyectos de infraestructura y más atención en proporcionar un apoyo real para las pequeñas y medianas empresas.

Necesitamos organizar un esfuerzo mayor para aplicar completamente el mercado interior, y necesitamos intentar urgentemente una política fiscal común. En el pasado, muchos hicieron la vista gorda a la basura que los bancos estadounidenses arrojaban al mercado mundial, recurriendo a formalidades absurdas, incluso entro de la Unión. Ha llegado el momento de la responsabilidad y el valor. La resolución por la que tanto mi grupo como yo hemos votado a favor contiene algunas de esas cosas, pero creo que el Presidente Barroso, el Consejo y el Parlamento deberían ser más valientes.

 
  
MPphoto
 

  Ryszard Czarnecki (ECR).(PL) La nueva estrategia de la UE es, de hecho, el hermano menor de la Estrategia de Lisboa. Si sigue el ejemplo de su hermano mayor, no aprobará los exámenes ni se clasificará para nada.

Al mismo tiempo que los líderes de la Unión Europea hablaban de la necesidad de adoptarla Estrategia de Lisboa, los Estados miembros estaban, de hecho, restringiendo la libre circulación de trabajadores, y también de servicios. El nueva estrategia es, por supuesto, un poco mejor que la versión de hace unos meses, en la que no se decía nada acerca de la cohesión. Por el momento, sin embargo, se parece más a una lista de deseos. Vamos a verificar la estrategia en el próximo período presupuestario de siete años en 2014. Espero que sea una estrategia para no contribuir a la dominación de la nueva Unión Europea por parte de los países de la vieja Unión.

 
  
MPphoto
 

  Zoltán Balczó (NI). (HU) He votado en contra de la Estrategia Europa 2020. He votado en contra porque claramente profesa fe a la política económica neoliberal. Afirma claramente que condena la política económica proteccionista, en otras palabras, el Estado juega un papel en la economía. La crisis económica y financiera mundial ya ha mostrado que no podemos dejar todo en manos de los mercados. Además, su concepción imperialista es claramente evidente. Estipula que los reglamentos entrarán en vigor automáticamente si los Estados miembros no los transponen dentro del plazo. Busca establecer una autoridad supervisora europea y, en determinados lugares, también está claro que busca actos legales vinculantes antes que permitir decisiones autónomas. Por eso he votado en contra.

 
  
MPphoto
 
 

  Inés Ayala Sender (S&D). – Señor Presidente, yo quería, como miembro de la Comisión de Control Presupuestario, manifestar que he votado, desde luego, a favor de la Estrategia UE 2020 porque me parece que era importante que el Parlamento diera su opinión, pero tengo una reserva que quiero explicar a esta Cámara y es que el apartado 18, tal como está formulado, plantea dudas sobre algo que es falso, es decir, que no es verdad.

Se dice, en efecto, que el Tribunal de Cuentas ha criticado a la Comisión y a los Estados miembros por algo que, en principio, es lo contrario: porque no se ha criticado la gestión del 80 % del presupuesto de la Unión, sino que, justamente, este año por primera vez en once años, el Tribunal de Cuentas nos felicitó y nos dio una DAS positiva para lo que es el 33 y pico por ciento del presupuesto que manejan los Estados miembros, que es el gasto agrario, porque el sistema de control se ha perfeccionado y ahora mismo está en mejores condiciones.

Por lo tanto, creo que la formulación de ese apartado 18 da lugar a malentendidos en la ciudadanía, como si el 80 % del presupuesto estuviera mal gestionado y hubiéramos sido criticados por ello. Quería aclarárselo a sus Señorías y a los ciudadanos europeos.

 
  
  

Propuesta de resolución RC-B7-0136/2010

 
  
MPphoto
 

  Ramona Nicole Mănescu (ALDE).(RO) He votado en contra del informe Goldstone incluso aunque, inicialmente, este informe parecía una iniciativa bienintencionada para analizar de cerca el conflicto israelo-palestino e identificar las mejores soluciones para remediar la situación en la región.

Sin embargo, me hubiese gustado que este informe hubiese sido más objetivo, de acuerdo con las provisiones del Derecho internacional y humanitario. De hecho, fue una sorpresa muy desagradable darme cuenta de que en este informe, el Gobierno israelí se considera con el mismo criterio usado para Hamas, que es, como sabemos, una organización que figura en la lista de la Unión Europea de las organizaciones terroristas. Por eso, no creo que este informe vaya a ayudar de ninguna forma a mejorar el conflicto israelo-palestino, junto con las tensiones y la situación general de la región. Por eso he votado en contra.

 
  
MPphoto
 

  Alajos Mészáros (PPE). (HU) Los autores del informe redactado por el equipo del juez Richard Goldstone, en mi opinión, expertos internacionalmente reconocidos cuya perspicacia y objetividad no tenemos motivos para poner en duda. El informe es no partidista y equilibrado y por eso debemos crear las condiciones necesarias para aplicar estas recomendaciones. He votado a favor del informe aunque no estoy de acuerdo con todos los puntos, pero es bueno que hayamos tomado la posición adoptada en el Parlamento hoy. Espero que ayude a limitar los excesos de los partidos en la oposición y que, a largo plazo, contribuya a conseguir la tan ansiada paz duradera en Oriente Próximo.

 
  
MPphoto
 

  Krisztina Morvai (NI). (HU) En diciembre de 2008, Israel lanzó un ataque brutal en la Franja de Gaza, y como resultado murieron más de 1 400 personas, la mayoría civiles, incluidos 450 niños. Utilizando métodos objetivos y un amplio conjunto de testimonios, el informe Goldstone expone dichos testimonios y desglosa las leyes del Derecho internacional que Israel contravino mediante esa acción brutal. Naturalmente, la delegación en el Parlamento Europeo del Movimiento Jobbik por una Hungría Mejor ha votado en apoyo de la resolución del Parlamento Europeo sobre la aceptación y la aplicación de las recomendaciones Goldstone y, al mismo tiempo, nos disculpamos con las víctimas palestinas ya que el Gobierno húngaro, vergonzosamente y contra la opinión popular húngara, adopta continuamente una postura contraria al informe Goldstone en los foros internacionales.

 
  
MPphoto
 

  Peter van Dalen (ECR).(NL) Señor Presidente, el informe Goldstone es demasiado parcial. Muchas cosas se han atribuido a Israel, y aún así fue Hamas el que utilizó objetivos civiles y civiles como refugio, depósitos de armar y escudos humanos. Desafortunadamente, Goldstone no menciona nada de eso.

Presumiblemente, esta parcialidad se deba a que los países como Arabia Saudí, Libia y Pakistán presidían la comisión competente de las Naciones Unidas durante la elaboración de este informe. Estos países no son exactamente famosos a nivel mundial por su brillante historial en democracia y libertad de expresión. Si se tienen tratos con países de este tipo, lo que hacen es infectarte. Por desgracia, esto es lo que influyó también en Goldstone y, por ese motivo, he votado contra la resolución común del Parlamento Europeo. De hecho, la resolución es igual de parcial que el informe Goldstone.

 
  
MPphoto
 

  Hannu Takkula (ALDE).(FI) Señor Presidente, he votado en contra del informe Goldstone. Creo que es una vergüenza que el Parlamento Europeo haya adoptado este informe, si bien es cierto que por una escasa mayoría, porque era un movimiento muy partidista, y hay que decir que había una considerable cantidad de desacuerdo interno en esta Cámara.

Me gustaría comentar un punto. Más de 600 diputados al Parlamento Europeo votaron a favor de considerar a Hamas una organización terrorista. A pesar de estar de acuerdo en que Hamas es una organización terrorista, en esta Cámara hemos, o al menos la mayoría, votado a favor de este informe y parece que aprobamos las medidas contenidas en él, y todos los 8 000 proyectiles que Hamas ha disparado contra los centros civiles israelíes.

Creo que Israel está bajo amenaza, y por eso el país debe defender a la población civil. Dicho esto, es una pena la situación por la que este informe tan partidista se ha aprobado, si bien es cierto que por una escasa mayoría. Espero que semejante mancha en nuestro expediente no reaparezca, pero como europeos lucharemos realmente duro por la democracia, los derechos humanos y la libertad de opinión y haremos más para llevar la democracia a Oriente Próximo.

 
  
MPphoto
 

  Ryszard Czarnecki (ECR).(PL) El juez Goldstone ciertamente no puede considerarse un dechado de objetividad. He votado contra este informe porque tengo la impresión de que el informe intenta presentar la situación en Oriente Próximo en blanco y negro, mostrándonos a Israel como el personaje «Schwarz», el villano. En realidad, la situación es mucho más complicada. Me parece que deberíamos evitar los juicios parciales e inequívocos. Personalmente, he estado en un lugar llamado Sderot —y creo que usted también ha estado allí, Señor Presidente— que ha sido el objetivo de varios cientos de misiles lanzados por Hamas, como el señor Takkula dijo recientemente. Por eso creo que este informe no es algo de lo que el Parlamento Europeo pueda presumir en el futuro.

 
  
MPphoto
 

  Daniel Hannan (ECR). – Señor Presidente, en este debate hemos escuchado muchas cosas acerca de la proporcionalidad y me pregunto qué considerarían proporcionado los oponentes de Israel. Me pregunto si hubiesen preferido que el estado judío hubiese tomado una cantidad equivalente de artillería y la hubiese lanzado al azar sobre Gaza. ¿Qué habría sido una respuesta proporcionada?

También me gustaría examinar la proporcionalidad, o la falta de proporcionalidad, de este informe. Se tiene la inquietante sensación, leyendo el informe Goldstone, de que se está leyendo sobre un asalto violento en el que el autor no ha mencionado que los hechos tuvieron lugar durante un combate de boxeo. Han sido sacados de contexto.

No estoy diciendo que Israel debe estar más allá de la crítica, ni estoy diciendo que la operación «Plomo fundido» esté más allá de la crítica. Se han cometido errores. Israel quiere llegar a una posición en la que haya una entidad palestina estable para ser un buen vecino, pero esta política de degradar la infraestructura ha retrasado el objetivo. Igualmente, la parcialidad y el tono de este informe han alejado aún más la idea de la solución de los dos estados en la que tanto una entidad israelí como una palestina convivan en paz como vecinos.

 
  
MPphoto
 
 

  Alexander Graf Lambsdorff (ALDE). (DE) Señor Presidente, la delegación del Partido Democrático Liberal alemán (FDP) en el Parlamento Europeo hoy ha votado en contra de la resolución de diversos grupos de aplicar las recomendaciones del informe Goldstone. No se puede votar a favor de un informe cuyo encargo ha sido altamente controvertido —ni un solo Estado miembro de la Unión Europea lo ha apoyado—. Un informe que iguala el democrático Israel con un grupo que oficialmente aparece en la lista de la UE como una organización terrorista y un informe que no considera adecuadamente las causas más profundas del conflicto no es uno por el que se pueda votar a favor.

Nuestra elección en la votación no significa, sin embargo, que rechazásemos una investigación sobre los hechos relacionados con la operación «Plomo fundido». De hecho, es totalmente lo contrario. De hecho Israel debería investigar concienzudamente todos los aspectos de la operación y si hubo violaciones del Derecho, deben castigarse. Así mismo, nuestra elección en la votación no significa que debamos aprobar la política del Estado de Israel en el proceso de paz. Estamos encantados de ver signos de que las conversaciones vuelven a tener lugar entre Israel y los palestinos, si bien es cierto que es indirectamente por el tiempo que ha transcurrido.

La visita del Vicepresidente estadounidense Biden también demuestra que el Gobierno del Presidente Obama va en serio en sus esfuerzos por conseguir una paz duradera en la región. Tiene nuestro apoyo en dichos esfuerzos. eso hace más difícil comprender el desaire de Israel para con el vicepresidente, con la aprobación de la construcción de más asentamientos en Cisjordania cuando aún se encontraba visitando el país —una medida que al momento provocó tan sólo críticas, y no sólo por parte de los palestinos—.

 
  
  

Propuesta de resolución RC-B7-0134/2010

 
  
MPphoto
 

  Miroslav Mikolášik (PPE). (SK) Estoy convencido de que la Unión Europea ha enviado un mensaje claro a Belarús de que está preparado para reconsiderar las relaciones mutuas si Belarús no cesa de violar los derechos humanos y los principios democráticos y emprende acciones correctivas.

Al mismo tiempo, me gustaría expresar indignación por el decreto del Presidente de Belarús con respecto al control de Internet que, en muchos puntos, es una denegación clara de la libertad de expresión y de la de prensa. Tales acciones legales restringen la libertad y la democracia en Belarús y agrava la desconfianza de los ciudadanos y de otros países, incluida la Unión Europea, en las autoridades y en los representantes de este Estado. En el contexto de las recientes detenciones de representantes de la sociedad civil y de la oposición democrática, es imposible no ver el escaso lapso de tiempo entre la entrada en vigor del decreto en julio de este año y las próximas elecciones presidenciales a principios del año próximo.

 
  
MPphoto
 

  Jarosław Kalinowski (PPE).(PL) Me gustaría darles las gracias a Sus Señorías por preparar esta resolución y por su adopción por parte del Parlamento Europeo.

Refrendando esta resolución, hemos expresado apoyo por la defensa de los derechos fundamentales y por las libertades de los ciudadanos, incluidas las minorías nacionales. Es, al mismo tiempo, una iniciativa para defender los principios fundamentales de la democracia y la tolerancia, que son las bases de Europa. Estoy encantado con la posición oficial del Parlamento en este asunto, que apoya a la minoría polaca en Belarús.

Me gustaría aprovechar esta oportunidad para señalas que los Estados miembros de la Unión Europea deberían ser un ejemplo para otros países y para nuestros vecinos, y deben cuidar de que los derechos de las minoría nacionales se respeten completamente en nuestros Estados miembros.

 
  
MPphoto
 

  Filip Kaczmarek (PPE).(PL) He votado a favor de adoptar la resolución de Belarús. En la resolución pedimos la legislación de la Unión de los Polacos de Belarús, dirigida por Angelika Borys, y expresamos nuestra solidaridad con todos los ciudadanos de Belarús, que no pueden contar con la ventaja de los derechos civiles.

Ayer recibí una carta del Embajador belaruso de Polonia. Expresaba preocupación con respecto a las intenciones de los diputados al Parlamento Europeo que querían que se adoptase la resolución. En su opinión, esas intenciones surgen de la cobertura no objetiva de la situación por parte de los medios de comunicación polacos. Esto no es cierto. Las intenciones que subyacen en la resolución son mucho más profundas. Se trata del respeto de los derechos fundamentales de los ciudadanos, del respeto de los derechos de las minorías y de asegurar unos estándares mínimos y, en consecuencia, se trata del bien de Belarús y del bien de los belarusos.

 
  
MPphoto
 

  Laima Liucija Andrikienė (PPE). – Señor Presidente, he apoyado la resolución sobre la situación de la sociedad civil y de las mnorías nacionales en Belarús y hoy me gustaría expresar una vez más mi gran preocupación por las recientes violaciones de los derechos humanos en Belarús contra miembros de la sociedad civil y contra miembros de las minorías nacionales y sus organizaciones. Me gustaría declarar mi total solidaridad con los ciudadanos que no pueden disfrutar completamente sus derechos civiles.

También me gustaría condenar enérgicamente el arresto de Angelika Borys, la presidenta de la Unión de los Polacos de Belarús, y también la de Anatoly Lebedko, el líder de la oposición Partido Civil Unificado y dirigente de las Fuerzas Democráticas Unidas en Belarús, que ha sido invitado de esta Cámara en diversas ocasiones.

Lamentablemente, los ciudadanos de Belarús no pueden beneficiarse de muchos proyectos y propuestas que la Unión Europea está financiando como parte de nuestra política de vecindad oriental.

 
  
MPphoto
 

  Hannu Takkula (ALDE).(FI) Señor Presidente, con respecto a la situación en Belarús, considero que es muy importante que, como europeos, nos acordemos de cuáles son nuestros valores.

Quiero llamar su atención a este respecto por el reciente lamentable resultado de la votación del informe Goldstone y porque en todos los asuntos, ya sean los relacionados con Belarús, con Oriente Próximo, con el Lejano Oriente o con África, necesitamos acordarnos de los principios fundamentales para que nos guíen. Estos son la democracia, los derechos humanos y la libertad de opinión. Este es el derecho de toda la Unión Europea: los valores que nos unen y que intentan por todos los medios promover dichos objetivos. Debemos enviar este mensaje a Belarús. Necesitamos asegurar que los derechos de las minorías se tienen en cuenta, y también que las minorías religiosas, las cuales han sufrido las persecuciones allí de diversas formas, son reconocidas, al igual que sus derechos humanos y su libertad de practicar una religión.

Es muy importante que nosotros, como europeos, nos aseguremos de que también enviamos el mensaje europeo a Belarús, y con eso les ofrecemos una perspectiva de mejora.

 
  
MPphoto
 

  Daniel Hannan (ECR). – Señor Presidente, aunque apoyo mucha parte del texto de esta resolución, me pregunto si somos los más adecuados para enseñar a Belarús sobre las deficiencias de su democracia, Nos quejamos de que Belarús tiene un débil parlamento con valor meramente refrendador, pero miren a su alrededor. Aquí nos limitamos a refrendar las decisiones de los politburós de nuestros 27 miembros. Nos quejamos de que, aunque tienen elecciones, las amañan; nosotros, por otra parte, tenemos referendos, los llevamos a cabo honestamente pero después no tenemos en cuenta los resultados. Nos quejamos de la supervivencia del aparato de la Unión Soviética y aún mantenemos nuestra política agrícola común, nuestro capítulo social, nuestra semana laboral de 48 horas y el resto del aparato del eurocorporatismo.

Es una pequeña maravilla que los viejos partidos sistémicos comunistas de los Estados COMECON hiciesen campañas a favor cuando sus países solicitaron unirse a la Evropeyskiy soyuz. Para algunos de ellos, de hecho, fue como volver a casa; me estoy acordando de las inquietantes últimas páginas de Rebelión en la granja, en las que los animales miraban al hombre y al cerdo y al cerdo y al hombre y llegaban a la conclusión de que no podían distinguir cuál era cual.

 
  
MPphoto
 
 

  Bruno Gollnisch (NI).(FR) Señor Presidente, aparte de cuestionar el contenido real de esta resolución, también me gustaría cuestionar su principio.

Los patriotas franceses, flamencos, húngaros, alemanes y austríacos están sujetos a una constante persecución legal, profesional y política, y esto ocurre en la indiferencia, en lugar de en el apoyo, de esta Cámara que dice ser un ejemplo para prácticamente el mundo entero y especialmente para aquellos que están fuera de sus fronteras.

Por ejemplo, la semana pasada se adoptó una resolución sobre Ucrania que incluía una disposición que muchos patriotas consideraban con razón que insultaba a su héroe nacional, Stepan Bandera. Hay que admitir que él se esforzó, en unas circunstancias extremadamente difíciles, en hacer un camino entre dos formas de totalitarismo: es de Hitler y el de los soviéticos. Esto no le hace menos héroe a ojos de muchos ucranianos que se sintieron, con razón, humillados por la mayoría de esta Cámara.

Se da el caso de que los héroes nacionales, generalmente, ha luchado contra sus vecinos. ¿Se siente mi amigo, Nick Griffin, un auténtico patriota británico, ofendido por el hecho de que, para nosotros, Juana de Arco sea una heroína nacional? ¡Seguro que no! Personalmente, me gustaría que nuestro parlamento expresase las mismas reservas sobre los héroes de terceros países.

 
  
  

Propuesta de resolución B7-0133/2010

 
  
MPphoto
 

  Kay Swinburne, en nombre del Grupo ECR. – Señor Presidente, el ECR reconoce que la industria de los servicios financieros no puede esperar salir impune de la crisis. Se ha hecho un daño enorme mediante un comportamiento imprudente, y el coste de organizar este desorden debería devengar en los implicados. Además deben ponerse en práctica nuevos sistemas para asegurarse de que no vuelva a pasar, y que los fondos estén disponibles para emergencias al estabilizar los fallos sistémicos.

Es posible que en el contexto de un acuerdo internacional, haya llegado el momento de algún impuesto sobre las transacciones financieras. Cualquiera que sean las dudas sobre la utilidad de poner en práctica tal sistema, ninguna medida debe ser descartada mientras tenga el respaldo de la comunidad internacional y mientras las salvaguardas estén ahí para asegurarse de que funciona y de que no puede eludirse.

La mayor parte de la resolución de hoy cuenta con nuestro respaldo pero hemos ello una excepción con el apartado 7 por dos motivos. En primer lugar, nos oponemos a los nuevos poderes de la Unión europea para aumentar los impuestos. Este apartado —que debe ser analizado cuidadosamente— sugiere que es un resultado deseable. En segundo lugar, el principal motivo del impuesto sobre las transacciones financieras no debería ser el recaudar dinero para sus proyectos favoritos, aunque merezcan la pena. En cambio, debe usarse para asurar la estabilidad financiera futura y para protegerse contra el tipo de hechos que han causado el reciente caos económico.

Esta resolución, tal y como está ahora mismo, se encuentra demasiado enfocada en una solución del impuesto sobre las transacciones, implica poderes de la Unión Europea, no del Estado miembro para subir los impuestos, sugiere utilizar el dinero recaudado para financiar proyectos de desarrollo y de cambio climático en lugar de estabilizar el sector financiero y, finalmente, sugiere que un impuesto europeo pueda ser viable sin una participación global. Por estos motivos hemos votado contra esta propuesta de resolución en concreto.

 
  
MPphoto
 

  Joe Higgins (GUE/NGL). – Señor Presidente, me he abstenido en la resolución del impuesto sobre las transacciones porque es totalmente inadecuado para enfrentarse a la obscena especulación antisocial en el mundo entero de los fondos de alto riesgo y los llamados «prestigiosos» bancos como Goldman Sachs.

The Wall Street Journal recientemente informó de que en una cena privada en Nueva York el 8 de febrero, que implicaba a 18 grandes fondos de alto riesgo, se discutió sobre la especulación contra el euro. Desde hace meses, estos tiburones financieros, conocidos como fondos de alto riesgo, que controlan más de dos billones de euros, han estado especulando deliberadamente contra el euro, y contra Grecia en particular, para cosechar miles de millones de beneficio privado.

Increíblemente, la Comisión europea no sólo no mueve un dedo para pararlos sino que de hecho conspira con esos delincuentes financieros intimidando a los trabajadores y a los pobres de Grecia, pidiendo que sus niveles de vida sean salvajemente atacados para pagar el rescate que piden esos parásitos.

No necesitamos un impuesto sobre las transacciones financieras. Lo que necesitamos es tener la propiedad pública y el control democrático de dichos fondos de alto riesgo y de los grandes bancos para usar sus enormes recursos en la inversión que terminará con la pobreza y beneficiará a la sociedad en lugar de destruir la sociedad por la codicia privada.

 
  
MPphoto
 

  Mario Borghezio (EFD). (IT) Señor Presidente, nos hemos abstenido, pero mi principal objetivo para adoptar una postura contra la clara intención de la Unión Europea y de la Comisión de introducir un impuesto, como demostraron las recientes declaraciones del Comisario Šemeta al European Voice sobre una supuesta inminente introducción de un gravamen mínimo sobre las emisiones.

Estamos en contra de la idea de otorgarle a la Unión Europea el poder para imponer impuestos directos, una prerrogativa inconstitucional en casi todos los Estados miembros, porque viola el principio de reserva de ley en materia tributaria. Nos opondremos de todas las formas posibles a cualquier intento de introducir un impuesto directo, sacaremos fuerza del tribunal constitucional alemán que regula desde junio de 2009.

Me gustaría recordarles que el Presidente Van Rompuy lo insinuó en una reunión misteriosa que tuvo lugar una semana antes de su cita con el grupo Bilderberg, el cual no es exactamente el grupo más transparente del mundo, anunció —e incluso se comprometió a ello— la propuesta de un impuesto directo europeo sobre el CO2, lo que podría suponer una subida inmediata de los precios del combustible, servicios, etc., y podría ir, por lo tanto, en detrimento de los ciudadanos europeos.

Esta propuesta de un impuesto europeo es anticonstitucional.

 
  
MPphoto
 

  Daniel Hannan (ECR). – Señor Presidente, no estoy convencido del caso de un impuesto sobre las transacciones financieras pero acepto los sinceros motivos de los que apoyan la propuesta. Es un asunto en el que la gente de buena voluntad puede llegar a conclusiones distintas.

No hay lugar para cualquier imposición de tal gravamen exclusivamente en la Unión Europea. Una tasa Tobin aplicada sólo regionalmente terminaría en un vuelo de capitales a aquellas jurisdicciones en las que dicho impuesto no se aplique. Así que, ¿por qué ha votado esta Cámara en tan gran cantidad a favor de un sistema que pondrá en desventaja a la Unión Europea?

La respuesta es que cumple todas las expectativas de un determinado tipo de diputados de esta Cámara. Ataca a los banqueros, ataca al distrito de la City de Londres y, sobre todo, le proporciona a la Unión Europea un flujo de ingresos independiente, lo cual significa que no necesita acudir a los Estados miembros.

Considerado en conjunto con otras propuestas diversas que veremos llegar para la armonización de la supervisión financiera, la directiva sobre la administración del fondo de inversión alternativa y así sucesivamente., vemos una amenaza épica para la City de Londres y vemos que la Unión Europea se encomienda a la pobreza y a la irrelevancia.

 
  
MPphoto
 
 

  Syed Kamall (ECR). – Señor Presidente, cualquiera que eche un vistazo a la reciente crisis financiera se preguntará como permitimos que la regulación y la supervisión llevase a una situación en la que hemos terminado con bancos que son considerados demasiado grandes como para fallar y miles de millones del dinero de los contribuyentes se utiliza para sostener dichos bancos.

Así que, cuando uno piensa sobre esta idea de un impuesto sobre las transacciones financieras global, puede parecer razonable si queremos ayudar a las víctimas de la crisis financiera y también ayudar en los países más pobres.

Pero si pensamos sobre cómo puede gravarse esto realmente, y el impacto real, y lo seguimos a través de la cadena de los mercados financiero, en realidad, lo que encontraremos realmente será que los bancos pasarán dichos costes a sus clientes. También supondrá un duro impacto para aquellos de nosotros que queremos comercias con países en vías de desarrollo o con empresarios en los países en vías de desarrollo que quieran comerciar con el resto del mundo, y se topen con los costes de los seguros, que es una parte vital del mercado internacional.

Si realmente queremos enfrentarnos a este problema, no deberíamos regalar miles de millones procedentes del dinero de los contribuyentes a gobiernos corruptos o incompetentes. Debemos asegurarnos de que se eliminan los obstáculos arancelarios tanto en la UE como en los países pobres para ayudar a los empresarios de los países más pobres para crear riqueza y sacar a la gente de la pobreza.

 
  
  

Propuesta de resolución B7-0132/2010

 
  
MPphoto
 
 

  Jaroslav Paška (EFD). (SK) Agradezco los esfuerzos de la Unión Europea con respecto a la introducción de un régimen único para las transacciones bancarias dentro de la zona del euro.

Por otra parte, puedo ver cómo los bancos abusan de la introducción de estos reglamentos nuevos para aumentar las tasas que cargan a sus clientes. Si, por una parte, nuestros bancos, bajo la presión de la Unión europea, ajustan los pagos de las transferencias SEPA a otros países dentro de la zona del euro para que estén al mismo nivel que las transferencias internas, las tasas para depositar y retirar dinero de las sucursales podría aumentar simultáneamente. Está claro para todos nosotros que los costes para los bancos para facilitar dinero en las sucursales no han cambiado en absoluto con los nuevos reglamentos.

Y, por eso, debemos decir en voz alta que la explotación de los bancos de los nuevos reglamentos que se han introducido en la zona del euro para aumentar sus beneficios a expensas de nuestros ciudadanos es una torpeza fragrante. Por eso, debe ser nuestro deber vigilar con cuidado cómo se aplican estas nuevas regulaciones sobre las instituciones financieras.

 
  
  

Propuesta de resolución RC-B7-0154/2010

 
  
MPphoto
 

  Jarosław Kalinowski (PPE).(PL) He votado a favor de la adopción de esta resolución porque, como representante de mi electorado, no puedo aceptar que se acuerde cualquier cosa a sus espaldas y en contra de su voluntad. El Tratado de Lisboa le ha dado al Parlamento Europeo nuevas competencias, que también es por lo que el Parlamento Europeo debería ser capaz montar guardia sobre los derechos de los ciudadanos.

Estoy de acuerdo con los autores de la resolución, quienes critican la forma en que la Comisión está llevando en secreto las negociaciones sobre el Acuerdo Comercial de Lucha contra la Falsificación, así como la falta de cooperación con el Parlamento Europeo sobre este asunto. Esta acción se dirige contra el derecho europeo preponderante sobre el acceso universal a la información concerniente a las actividades de las autoridades públicas, y también es una acción que restringe el derecho a la privacidad. Por eso es bueno que el Parlamento Europeo haya tratado el tema de la transparencia de las negociaciones de la Comisión europea, así como el asunto de la falsificación y su prevención.

 
  
MPphoto
 

  Marian Harkin (ALDE). – Señor Presidente, con respecto al Acuerdo Comercial de Lucha contra la Falsificación (ACTA), las actuales negociaciones carecen completamente de transparencia. Usar la fórmula actual de negociación para general un acuerdo global es totalmente contrario al proceso transparente y democrático que debemos esperar de nuestros legisladores. Independientemente del contenido del acuerdo, es inaceptable evitar el escrutinio público cuando se están generando políticas que afectarán directamente a muchos ciudadanos europeos.

Sobre el contenido, necesitamos prestar mucha atención al Supervisor Europeo de Protección de Datos, quien ya ha publicado una opinión con un texto muy contundente acerca de estas negociaciones. Alienta encarecidamente a la Comisión Europea a que establezca un diálogo público y transparente sobre el ACTA. También declara que, mientras que la propiedad intelectual es importante para la sociedad y debe ser protegida, esta no debe anteponerse a los derechos fundamentales de los individuos a la privacidad, protección de datos y otros derechos tales como la presunción de inocencia, la protección judicial efectiva y la libertad de expresión. Finalmente, declara que una política de desconexión del servicio de Internet en «tres avisos» restringiría profundamente los derechos y libertades fundamentales de los ciudadanos de la UE.

Es un asunto muy importante para todos los ciudadanos europeos, y la forma en la que la Comisión y el Parlamento lidien con él dirá mucho acerca de la responsabilidad y de la transparencia.

 
  
MPphoto
 

  Syed Kamall (ECR). – Señor Presidente, una de las cosas importantes sobre esta propuesta de resolución es el que hayamos conseguido una alianza con toda la Cámara.

Un ámbito de acuerdo común fue de hecho que, en ausencia de cualquier información significativa sobre dichas negociaciones, lo que se ha visto en la blogosfera y en cualquier otra parte eran rumores que sugerían propuestas tales como la incautación de ordenadores portátiles y lectores MP3 en las aduanas. Lo que era muy claro en toda la Cámara era que queríamos información y más transparencia en las negociaciones del Acuerdo Comercial de Lucha contra la Falsificación.

La pasada noche, el señor Comisario escuchó un mensaje alto y claro y estoy muy contento de que nos haya prometido darnos más información. Si la Comisión está negociando en nombre de los 27 Estados miembros y en nombre de la UE, entonces es esencial que sepamos cual es la postura de negociación y también de que hay una evaluación completa del impacto de lo que se está proponiendo para mostrar qué impacto tendrá en la industria europea.

Acojo con agrado los comentarios que el señor Comisario hizo la pasada noche y espero más transparencia.

 
  
MPphoto
 
 

  Jaroslav Paška (EFD). (SK) Lo que me preocupa es la práctica y el procedimiento de negociación de la Comisión europea sobre el Acuerdo Comercial de Lucha contra la Falsificación (ACTA).

Las negociaciones se están llevando a cabo en secreto, a puerta cerrada, sin informar debidamente al Parlamento Europeo y a sus diputados, quienes al final deberán aprobar dicho documento. Creo que deberíamos cambiar los procedimientos con respecto a cuándo la Comisión Europea espera que el Parlamento asuma la responsabilidad de cualquier acuerdo que le haya sido enviado. Y no será una buena señal ni para el público europeo ni para el resto del mundo si tuviésemos que devolver repetidamente tratados internacionales a la Comisión para revisión. Tal conducta no es un indicativo de buena comunicación entre las instituciones más importantes de la Unión Europea.

 
  
  

Propuesta de resolución RC-B7-0181/2010

 
  
MPphoto
 

  Syed Kamall (ECR). – Señor Presidente, como muchos de nosotros sabemos, el sistema de preferencias generalizadas está siendo revisado y el sistema actual está llegando a su fin.

Una de las cosas más importante cuando miramos el sistema de preferencias generalizadas y el SPG Plus es que, durante las negociaciones de los acuerdos de asociación económica, hubo muchos estados concretos de las regiones propuestas que estaban en contra de firmar un trato con la UE.

Una de las cosas que siempre he criticado de los acuerdos de asociación económica es que tienen un enfoque del comercio de talla única que vale a todos. Lo que también fue alarmante, durante el debate con la Comisión, fue que uno de los funcionarios anunció que los acuerdos de asociación económica no sólo versaban sobre comercio sino también sobre exportar el modelo de integración regional de la UE.

Hay países en concreto que quieren tener acuerdos con la UE y que quieren poder exportarnos sus bienes y servicios de forma preferente. Por eso, lo que debemos proponer es ofrecer a esos países que quieren un acuerdo de comercio pero que no cumplen los requisitos para un acuerdo de asociación económica, SPG Plus como una alternativa y debemos intentar ser más flexibles.

Es de esperar que entonces ayudemos a los empresarios a crear riqueza y a sacar a la gente pobre de la pobreza en muchos de esos países.

 
  
MPphoto
 

  Daniel Hannan (ECR). – Señor Presidente, casi sin darnos cuenta, América Central y del Sur está deslizándose hacia una forma de autocracia —una especie de neo-caudillismo. En Nicaragua, Venezuela, Ecuador y Bolivia, hemos visto el alzamiento de regímenes que, si no exactamente dictatoriales, son ciertamente no partidarios de la democracia parlamentaria. Gente que, aunque ha sido legítimamente elegida, después habla de desmantelar todo control a su poder: la Comisión Electoral, el Tribunal Supremo, las Cámaras de sus Parlamentos y, en muchos casos, disolviendo sus constituciones reescribiendo —«refundiendo», como ellos lo llaman— sus estados según los principios socialistas.

Mientras ocurre todo eso, ¿a quién elige criticar la Izquierda en esa parte del mundo? A uno de los pocos regímenes que disfruta auténticamente de apoyo popular; el de Álvaro Uribe en Colombia, que tiene el apoyo de las más de tres cuartas partes de la población porque ha restaurado el orden en ese país tan infeliz y ha tomado medidas enérgicas contra los paramilitares tanto de la Izquierda como de la Derecha. Muestra un extraordinario despliegue de prioridades el que algunas personas en esta Cámara lo hayan elegido para meterse con él. Debería darles vergüenza.

Es una desgracia hacer el caldo gordo a los paramilitares. ¡Qué vergüenza!

 
  
  

Informe: Gabriele Albertini (A7-0023/2010)

 
  
MPphoto
 

  Alfredo Antoniozzi (PPE).(IT) Señor Presidente, le doy las gracias a mi colega, el señor Albertini, por el excelente trabajo que ha llevado a cabo en este tema principal de las políticas europeas. Con la entrada en vigor del Tratado de Lisboa, la Unión se ha echado al hombro una mayor responsabilidad sobre los asuntos exteriores y las políticas de seguridad común, y creo que muchos de los que estamos aquí esperamos que la institución a la que pertenecemos asuma una mayor responsabilidad y se implique más en los asuntos exteriores.

Estoy de acuerdo especialmente con que la Alta Representante para la PESC deba consultar a la comisión responsable del Parlamento Europeo cuando haya nombramientos de puestos directivos dentro del Servicio Europeo de Acción Exterior, que acaba de ser creado, y que deba asegurarse de que el Parlamento Europeo, así como el Consejo, tengan acceso a información confidencial.

Por eso creo que el cambio que hemos introducido con este informe es el primer paso importante hacia la creación de una política exterior europea fuerte, determinada a reafirmar su propio papel y su propio peso político en el panorama internacional.

 
  
MPphoto
 
 

  Nicole Sinclaire (NI). – Señor Presidente, he votado en contra de las enmiendas 17D y 19, las cuales atacaban a la OTAN y solicitaban la retirada de las bases que están en la Unión Europea. Bien, uno de los últimos argumentos de aquellos que piensan que el proyecto de la Unión Europea es mantener la paz en Europa para los próximos 50 o 60 años. Bueno, realmente diré que es mentira y que realmente la OTAN mantendrá la paz en Europa con sus fuerzas.

Creo que es una vergüenza para esta Cámara el haber permitido que se votase sobre semejante enmienda. Me he dado cuenta de que el grupo que propuso dicha enmienda son los remanentes de una ideología fallida que mantenía a su gente detrás de muros y que violaba sus derechos humanos fundamentales. Fueron las fuerzas de la OTAN las que protegieron al resto de Europa de esta pesadilla. Me gustaría que apareciese en el registro mi gratitud a los Estados Unidos de América y a Canadá y a las otras naciones de la OTAN por habernos ahorrado dicha pesadilla. Creo que va en el interés del Reino Unido el colaborar con todos esos países contra la nueva forma de totalitarismo que es la Unión Europea.

 
  
  

Informe: Arnaud Danjean (A7-0026/2010)

 
  
MPphoto
 

  Alfredo Antoniozzi (PPE). (IT) Señor Presidente, he votado a favor quería enfatizar que la esperanza de aumentar la sinergia civil y militar y la colaboración entre la Unión Europea y sus Estados miembros, incluso aunque respetemos algunas posiciones no alineadas o neutrales, es una postura que todo podemos compartir.

También considero importante crear una institución para coordinar los mecanismos, como por ejemplo un centro de operaciones permanente de la Unión, bajo el mando del Alto Representante para la PESC, que permitirá que la planificación conjunta de las operaciones civiles y militares sea eficientemente coordinada. El propósito de esto sería eliminar problemas desordenes o retrasos que, desafortunadamente, continuarán aumentando bajo el sistema actual.

 
  
MPphoto
 

  Nikolaos Chountis (GUE/NGL).(EL) Señor Presidente, gracias por su paciencia. He votado en contra de este informe porque repite las peligrosas directrices contenidas en el Tratado de Lisboa sobre la estrategia europea de seguridad y defensa. En otras palabras, pide la militarización de la Unión Europea, legitima la intervención militar, reconoce la primacía de la OTAN y la relación cercana entre ambas e incluso promueve —en un momento de crisis y de grandes necesidades sociales— un aumento de las fuerzas militares.

En mi opinión, la Unión Europea debería, ahora más que nunca que la arquitectura del mundo está bajo escrutinio, adoptar una política pacífica y una percepción política de la seguridad diferente, emancipada de los Estados Unidos, debería buscar el establecer diferencias internacionales por medios políticos y debería liderar el camino del respeto del Derecho internacional y el papel mejorado de las Naciones Unidas.

Creo que tal política expresa mejor las visiones de los ciudadanos europeos.

 
  
  

Explicaciones de voto por escrito

 
  
  

Informe: Klaus-Heiner Lehne (A7-0011/2010)

 
  
MPphoto
 
 

  Sebastian Valentin Bodu (PPE), por escrito. (RO) La adopción de este informe por una amplia mayoría indica la preocupación que necesitamos tener sobre las pequeñas y medianas empresas. Por el momento, 5,4 millones de microentidades están obligadas a recopilar informes anuales, incluso aunque la actividad de su sector esté limitada a una zona o región específica. Si estas compañías no mantienen intercambios con otros países o ni siquiera operan a nivel nacional, esta obligación de informar tan sólo sirve para crear una carga administrativa sin sentido, incurriendo así en costes para dichas compañías comerciales (aproximadamente 1 170 euros).

Por ese motivo este informe recomienda que los Estados miembros no exijan las obligaciones de información anual a las compañías que cumplan dos de los siguientes criterios para ser consideradas microentidades: balance total de menos de 500 000 euros, el volumen de negocios neto debe ser menor de 1 millón de euros y/o deben tener una media de 10 empleados durante el ejercicio. Las microentidades, obviamente, seguirán manteniendo un registro contable, según el Derecho nacional de cada Estado miembro.

Durante la actual crisis que está atravesando Europa, el sector privado compuesto de pequeñas y medianas empresas (incluidas, por lo tanto, las microentidades) debe fomentarse, y también tenerse en cuenta, en este difícil clima, como un ámbito para absorber la población activa que ha sido despedida por reducción de plantilla por parte del estado o del sector corporativo privado.

 
  
MPphoto
 
 

  Carlos Coelho (PPE), por escrito. (PT) He votado a favor del informe Lehne relativo a las cuentas anuales de las microentidades porque apoyo las medidas activas para la reducción de la burocracia y aquellas que apoyan a las pequeñas y medianas empresas que, en Portugal y n Europa, son responsables de la gran mayoría de los puestos de trabajo creados. He sacado el asunto de la creación de futuras desigualdades en el mercado interior. Como Estados miembros podremos elegir si aplicar esta medida o no, tendremos países con diferentes normas para las mismas empresas.

Debemos tener cuidado y asegurarnos de que no hay consecuencias negativas en la forma en que dichos reglamentos son transpuestos en relación con los esfuerzos en curso para combatir el fraude y la evasión de impuestos y también para luchar contra los delitos económicos y financieros (ya sean a nivel nacional, europeo o internacional). También debemos tener cuidado para proteger a los accionistas y a los acreedores.

 
  
MPphoto
 
 

  Vasilica Viorica Dăncilă (S&D), por escrito. (RO) Las últimas dos rondas de ampliación de la Unión Europea han traído numerosos beneficios para los antiguos y los nuevos Estados miembros por igual, mientras que también ha supuesto un determinado número de retos. Creo que la decisión de garantizar facilidades a las microentidades debe ser regulada a nivel europeo y no ser remitidas a cada Estado miembro. Esta es la única forma de recortar la burocracia con éxito para las microentidades y crear un equilibrio. Debe dedicarse especial atención a eliminar todas aquellas dificultades que dificulten la actividad de las microentidades y que desalienta a la gente de obtener ayuda económica europea.

 
  
MPphoto
 
 

  Anne Delvaux (PPE), por escrito. (FR) El miércoles, el Parlamento Europeo aprobó una propuesta con el objetivo de abolir la obligación de las pequeñas y medianas empresas de publicar sus cuentas anuales. En un esfuerzo por reducir las cargas administrativas, la Comisión Europea propuso que los países que así lo deseasen podrían eximir a sus PYME de la obligación anual de publicar sus cuentas impuesta por la actual legislación europea. Yo estaba contra esta revocación porque, como resultado de la propuesta de la Comisión, el marco regulador y armonizador europeo desaparecerá para más del 70 % de las empresas europeas.

La opción de eximir a las microentidades de la obligación de presentar sus cuentas anuales no servirá para reducir la carga administrativa. Mi temor es ahora que si los Estados miembros son inconsistentes en la aplicación de la opción de eximir a las microentidades, eso tendrá como resultado un mercado único dividido.

También por eso los diputados belgas al Parlamento Europeo y el Gobierno belga se opongan completamente a la propuesta europea (Bélgica también a unido a una minoría de bloqueo en el Consejo de Ministros, en el que la propuesta todavía debe votarse).

 
  
MPphoto
 
 

  Robert Dušek (S&D), por escrito.(CS) El informe de una propuesta de Directiva sobre las cuentas anuales de las compañías resuelve el marco y amplía la obligación de enviar las cuentas en el caso de las microentidades. El objetivo de esta medida es reducir la carga administrativa y así ayudar a incentivar la competitividad y el crecimiento económico de las microentidades. Acojo con agrado la propuesta del ponente, quien le da a los Estados miembros la libertad de elección y les permite eximir a las microentidades de la obligación de enviar las cuentas anuales, es decir, eximirlas fuera del ámbito de esta directiva. Si es un asunto de entidades limitadas a un mercado regional y local sien tener un campo de acción que traspase a otros países, no deberían cargarlas con más obligaciones que provienen de la legislación europea que es válida para el mercado europeo. Por las razones arriba mencionadas, estoy de acuerdo con el testo del informe.

 
  
MPphoto
 
 

  Françoise Grossetête (PPE), por escrito. (FR) He votado en contra del informe Lehne porque abolir las obligaciones contables de dichas microentidades no reducirá los costes reales de las empresas y creará una gran incertidumbre legal. Tal exención minará la confianza requerida por las relaciones entre las empresas muy pequeñas y terceras partes (clientes, proveedores, bancos).

Debe mantenerse la información fiable para obtener crédito. Sin un marco contable, los banqueros y otras partes interesadas, que aún pudiesen solicitar información, es probable que encuentren una excusa para reducir sus préstamos. Esta situación irá en detrimento de las empresas muy pequeñas.

 
  
MPphoto
 
 

  Astrid Lulling (PPE), por escrito. (DE) Hoy he votado contra el informe Lehne, ya que creo que la reducción de los gastos administrativos para las pequeñas y medianas empresas debe tener lugar como parte de un acercamiento uniforme y exhaustivo para toda la Unión Europea.

Si esta propuesta se aplicase, más del 70 % de las compañías europeas —de hecho, más del 90 % en Luxemburgo— estarían eximidas del requisito de producir unas cuentas anuales estandarizadas.

Como resultado, se perdería una herramienta importante de la toma de decisiones para la gestión responsable de las compañías afectadas.

Si los Estados miembros no aplicasen dicha exención para las microentidades de una forma uniforme —lo que es muy probable que ocurra— esto llevará a una fragmentación del mercado común.

Por lo tanto esta medida es inapropiada. Aquellas compañías que lleven a cabo un comercio entre países, en particular, estarán en desventaja. La única solución sensata es simplificar las reglas para todas las microentidades de Europa en base a una zona europea.

 
  
MPphoto
 
 

  Rareş-Lucian Niculescu (PPE), por escrito. (RO) Especialmente en una época en que la crisis económica ha golpeado duramente a las pequeñas empresas, es nuestro deber intentar por todos los medios proporcionarles todas las facilidades que puedan ayudarles a recuperarse y ofrecer de nuevo apoyo a la economía europea. Es importante recortar las cargas burocráticas en este contexto. Acojo con agrado la decisión que hemos adoptado hoy. Espero que tantos Estados miembros como sea posible lo apliquen de una forma ideal y eficiente, por el beneficio de los pequeños empresarios y de la economía en general.

 
  
MPphoto
 
 

  Georgios Papastamkos (PPE), por escrito. (EL) He votado a favor del informe Lehne porque otorga a los Estados miembros el criterio de tener en cuenta las diversas repercusiones que la aplicación de la directiva tendrá en sus asuntos internos, especialmente en lo que se refiere al número de compañías que se incluyen dentro de su alcance. Las actividades de las microentidades son de una importancia desdeñable a nivel internacional. Además, la publicación de las cuentas anuales salvaguarda la transparencia y es la condición sine qua non para el acceso de las microentidades al mercado crediticio y a los contratos de adquisición públicos y a sus interprofesionales.

 
  
MPphoto
 
 

  Frédérique Ries (ALDE), por escrito. (FR) He votado en contra del informe Lehne y de la propuesta de la Comisión. Representan un paso atrás en términos del mercado interno en ponen en un obvio riesgo la distorsión de la competición entre las pequeñas PYME europeas.

Seamos claros, las consecuencias de esta propuesta ha sido tristemente subestimadas. Además, no han tenido en cuenta el hecho de que, en ausencia de una Directiva europea, cada Estado miembro impondrá sus propias leyes sobre la materia. Por lo tanto no es ninguna sorpresa ver que todas las organizaciones de las PYME, las organizaciones europeas —y también las belgas en mi caso: la Unión de la Clase Media y la Federación de Empresas en Bélgica —se oponen a esta propuesta de forma abrumadora.

Sí, y cien veces sí a la reducción de las cargas administrativas para las empresas, especialmente para las PYME, pero una reducción consistente, conseguida por medio de una propuesta de revisión general de la cuarta y la séptima Directivas sobre Derecho de sociedades.

 
  
MPphoto
 
 

  Robert Rochefort (ALDE), por escrito. (FR) La propuesta que nos han remitido permite a los Estados miembros eximir a determinadas compañías (microentidades) de la obligación de redactar y publicar sus cuentas anuales. Estoy, por supuesto, a favor de reducir las cargas administrativas de las empresas, en particular para las PYME y para las empresas muy pequeñas. Sin embargo, la propuesta de la Comisión, de forma cruel, no da en el blanco: en primer lugar, no está claro si el sistema propuesto realmente reduciría la carga administrativa de dichos negocios (los datos estadísticos recopilados actualmente deberán clasificarse de otra forma) y, en segundo lugar, este texto, que deja en manos de los Estados miembros el decidir si aplican o no la exención, corre el peligro de fragmentar el mercado interno (en el muy probable caso de que algunos Estados miembros apliquen la exención y otros no). Esta propuesta debería haber sido retirada y haber considerado el simplificar las cargas administrativas de dichas pequeñas empresas (el Derecho de sociedades, simplificar los requisitos de los informes financieros, auditorías, etc.) como parte de una revisión general de la cuarta y la séptima Directivas sobre Derecho de sociedades, planeadas para un futuro cercano. Por eso he votado en contra del informe del señor Lehne sobre las cuentas anuales de determinadas formas de sociedad, en lo que respecta a las microentidades.

 
  
MPphoto
 
 

  Nuno Teixeira (PPE), por escrito. (PT) El objetivo de la presente propuesta está relacionado con la simplificación del entorno de negocios y, en particular, los requisitos para la provisión de información financiera para las microentidades, con el objetivo de reforzar su competitividad y el potencial de crecimiento.

En este contexto, acojo con agrado los cambios incluidos en este informe relativo a la reducción de las cargas administrativas de las microentidades, ya que creo que constituye una medida importante para estimular la economía europea y combatir la crisis. Esto es porque las actividades de las microentidades están confinadas a mercados locales o regionales en los que la producción de cuentas anuales se convierte en una tarea pesada y compleja.

Sin embargo, no apoyo la idea de eximir a las microentidades del deber de enviar sus cuentas anuales. Esta decisión, de hecho, depende de cada Estado miembro que sea adoptada, ay que podría haber tenido implicaciones indirectas relacionadas con combatir el fraude y la evasión de impuestos y la lucha contra los delitos económicos y financieros, así como la protección de los accionistas y de los acreedores.

Por eso abogo por encontrar soluciones equilibradas con vistas a adaptar la forma en la que se aplique esta medida, en lugar de teniendo la obligación específica en el documento de mantener las cuentas relativas a las operaciones comerciales y a la posición financiera. Por eso, con algunas reservas, he votado a favor del presente informe.

 
  
MPphoto
 
 

  Marianne Thyssen (PPE), por escrito. (NL) Señor Presidente, Señorías, la adopción por parte del Parlamento de la Ley de la Pequeña Empresa en marzo de 2009 impulsó una serie de propuestas de políticas orientadas a hacer el panorama empresarial europeo un poco más amable para las PYME, mediante la simplificación administrativa, entre otros medios. La abolición del sistema contable para lo que han sido denominadas «microentidades» parece, a primera vista, ser un gran acto de simplificación administrativa, pero, dada la importancia de la información financiera a los accionistas, incluidas las entidades crediticias, las administraciones tributarias y los socios comerciales, que esto, por el contrario, abriría la puerta a más papeleo y a costes más elevados. Además, se les negaría a las compañías una herramienta útil para la sucesión del negocio interior.

Sin embargo, apoyo la petición de la Comisión de Asuntos Económicos de que el impacto del significado de cualquier forma de exención otorgado a las microentidades sea evaluado concienzudamente y puesto en el marco de una revisión general de la cuarta y la séptima Directivas. En mi opinión, esta propuesta no contiene los instrumentos necesarios para enfrentarse de forma efectiva al asunto de la carga administrativa.

Por estos motivos he votado el rechazo de la propuesta de la Comisión. Dado que el informe de mi estimado colega, el señor Lehne, yace sobre los mismos principios que la propuesta de la Comisión, tampoco estaba en posición de apoyar su informe. Espero que el Consejo lleve a cabo una decisión sabia bien considerada.

 
  
MPphoto
 
 

  Derek Vaughan (S&D), por escrito. – He votado a favor de la propuesta de eximir a las microentidades (pequeñas empresas) de la ley europea de normas de contabilidad. Es una propuesta extremadamente importante ya que reducirá la carga administrativa innecesaria de las pequeñas empresas y ayudará a más de cinco millones de empresas a ahorrar aproximadamente 1 000 libras cada una. La UE se ha comprometido a reducir las cargas de las pequeñas y medianas empresas en un 25 % para 2012 y esta ley es un paso de vital importancia en el camino a la consecución de este objetivo. Estas pequeñas empresas son habitualmente el primer peldaño de una escala de exitosos empleadores del futuro, y necesitan que se las cuide, especialmente en momentos de recesión.

 
  
MPphoto
 
 

  Sophie Auconie (PPE), por escrito. (FR) He votado a favor del informe del señor Lehne sobre las cuentas anuales de las microentidades porque, aunque la evaluación de impacto de la Comisión es, desde mi punto de vista, incompleta e insuficiente, quería adoptar una posición que estuviese claramente a favor de simplificar las obligaciones contables impuestas a las empresas muy pequeñas. Económica y socialmente hablando, no tiene sentido que las empresas muy pequeñas estén sujetas a las mismas restricciones administrativas que empresas mucho mayores. Las empresas muy pequeñas representan más del 85 % de las compañías europeas; en otras palabras, son la columna vertebral de nuestra economía, la cual necesita un impulso urgentemente. Por eso creo que una reducción armonizada de sus obligaciones es un paso correcto, si bien es cierto que con la seguridad de que esto no impedirá su acceso a los créditos. Por lo tanto, la evaluación debe llevarse a cabo de forma general, tomando en cuenta todo el ambiente económico que rodea a las empresas muy pequeñas, sus relaciones con los bancos, con los centros de gestión —en el caso de las empresas francesas— y, por supuesto, con sus clientes. No pensemos siempre en términos de obligaciones sino que tengamos fe en nuestros empresarios y en nuestros artesanos que necesitan reducir sus cargas administrativas.

 
  
MPphoto
 
 

  Françoise Castex (S&D), por escrito. (FR) He votado contra esta propuesta porque es susceptible de, a largo plazo, conseguir que a las PYME les salga el tiro por la culata y que reduciendo su acceso a los créditos les prive de las condiciones de transparencia y confianza que son indispensables para su gestión y para el dinamismo de su actividad. No creo que se pueda, por una parte, pedir más transparencia a los bancos criticándoles por la falta de transparencia de los mercados financieros, lo que condujo a la actual crisis, y, por otra, querer abolir las herramientas de transparencia que son cruciales para los propios operadores económicos y para las políticas económicas regulatorias que queremos llevar a nivel europeo. El simplificar las obligaciones contables de las PYME y especialmente de las más pequeñas sigue siendo un requisito urgente. La Comisión Europea debe revisar urgentemente la cuarta y la séptima Directivas sobre Derecho de sociedades, que por sí mismas proporcionan una solución exhaustiva, justa y consistente.

 
  
MPphoto
 
 

  José Manuel Fernandes (PPE), por escrito. (PT) Acojo con agrado la adopción del informe Lehne que ciertamente contribuirá a la reducción de las cargas directivas de las microentidades. Las pequeñas empresas frecuentemente se quejan sobre la excesiva regulación, cargas y burocracia que a veces pone en peligro su supervivencia financiera. Las microentidades están en lo cierto al argumentar que no deberían estar sujetas a las mismas leyes y regulaciones que las empresas mayores. Esperemos que esos reglamentos propuestos en este informe lleven a una mayor facturación y a una mayor competitividad para las microentidades. Esté informe aún les concede a los Estados miembros la flexibilidad de transponer la directiva en el momento más apropiado para evitar cualquier dificultad que pueda surgir de la reducción de regulación. Sin embargo, las microentidades podrán continuar redactando cuentas anuales de forma voluntaria, presentarlas para su auditoría y enviarlas al registro nacional. En cualquier caso, las microentidades continuarán manteniendo sus registros de ventas y transacciones para propósitos administrativos y para información fiscal. La Comisión prevé unos ahorros totales de entre 5 900 y 6 900 millones de euros para las 5 941 844 microentidades si todos los Estados miembros adoptan esta exención. En Portugal, 356 140 empresas portuguesas estarían cubiertas por esta exención si el Gobierno portugués la adoptase.

 
  
MPphoto
 
 

  Sylvie Guillaume (S&D), por escrito. (FR) He votado contra la propuesta de Directiva sobre las cuentas anuales de determinadas formas de sociedad adoptada el miércoles 10 de marzo de 2010. Aunque estoy a favor de una reducción significativa en la carga reguladora que soportan las PYME, no obstante creo que los requisitos contables también constituyen un instrumento de gestión crucial para sus socios externos (banqueros, clientes, proveedores, etc.). Reduciendo su acceso a los créditos, esta propuesta es susceptible de, alargo plazo, privar a las PYME de las condiciones de transparencia y confianza que son indispensables para su gestión y para el dinamismo de su actividad. Es paradójico, por una parte, pedir más transparencia a los bancos criticándoles por la falta de transparencia de los mercados financieros, lo que condujo a la actual crisis, y, por otra, querer abolir las herramientas de transparencia que son cruciales para los propios operadores económicos y para las políticas económicas regulatorias que apoyo a nivel europeo.

 
  
MPphoto
 
 

  Anna Záborská (PPE), por escrito. (FR) El Parlamento Europeo, al igual que el Comité Económico y Social Europeo, apoya el objetivo que perseguía la Comisión presentando esta iniciativa, la cual implica eximir a las microentidades de los requisitos administrativos y contables, que son costosos y totalmente desproporcionados para las necesidades y las estructuras internas de las microentidades y de los principales usuarios de la información financiera, para permitirles mejorar hacia los numerosos retos estructurales inherentes a una compañía compleja, gracias a la total aplicación de la Carta Europea de la Pequeña Empresa y de acuerdo con el proceso integrado en la Estrategia de Lisboa. Considero positiva la propuesta de simplificación de la Comisión. Su objetivo es asegurar que el marco regulador ayuda a estimular el espíritu de iniciativa e innovación entre las microempresas y las pequeñas empresas para que sean más competitivas y lleven el potencial del mercado interno a una mejor consideración. Sin embargo, las microentidades aún deben estar sujetas a la obligación de mantener registros que muestren las transacciones de sus negocios y la situación financiera como requisito mínimo al que los Estados miembros pueden añadir otras obligaciones. Cuando todo está dicho y hecho, creo que estamos ayudando a las pequeñas y medianas empresas a reducir la burocracia y eso lo acojo con agrado.

 
  
  

Propuesta de resolución RC-B7-0151/2010

 
  
MPphoto
 
 

  Luís Paulo Alves (S&D), por escrito. (PT) He votado a favor de esta resolución porque promueve el reforzamiento de la coordinación económica entre los países europeos, una mayor coherencia entre el Pacto de Estabilidad y Crecimiento y otras estrategias europeas, la aplicación de una agenda social ambiciosa en la lucha contra el desempleo, mayor flexibilidad relativa a la edad de jubilación y la promoción de las PYME.

Además hago hincapié en el hecho de que la reforma solicita que la Comisión desarrolle nuevos incentivos para que los Estados miembros apliquen la Estrategia Europa 2020, penalizando en el futuro a aquellos que no lo hagan. Es crucial hacer que la estrategia sea un éxito, dado que los problemas a los que nos enfrentamos son comunes y requieren una solución a nivel europeo.

También acojo con agrado la decisión del Consejo Europeo por su gran realismo estratégico, que le proporciona una mayor claridad y menos objetivos pero cuantificados.

Finalmente, no puedo omitir mencionar la inclusión de la agricultura en esta estrategia porque esto no estaba previsto en la propuesta inicial y es, sin duda, un objetivo esencial si Europa quiere conseguir sus objetivos, ya sea desde el punto de vista de la economía, los productos alimenticios y el medioambiente, o en términos de una mayor calidad de vida en las zonas rurales, las cuales generarán empleo.

 
  
MPphoto
 
 

  Elena Oana Antonescu (PPE), por escrito. (RO) La Estrategia Europa 2020 debe resolver los problemas causados por la crisis económica y financiera mediante medidas enfocadas directamente a los puntos delicados en las economías de los Estados miembros. Si la Estrategia de Lisboa no fue completamente exitosa debido a que se establecieron demasiados objetivos, una estrategia para salir de la crisis debe centrarse en unos pocos objetivos claros y cuantificados, tales como: proporcionar soluciones para combatir el desempleo de forma efectiva, especialmente entre la gente joven, la promoción y la provisión de apoyo a las pequeñas y medianas empresas, que generan la mayor parte de trabajos e innovaciones, así como un incremento del 3 % del porcentaje destinado a la investigación y el desarrollo por parte de los presupuestos europeo y nacionales.

Debemos ser conscientes de que el lugar de maniobrar para conseguir políticas sociales en Europa disminuirá en el futuro debido al envejecimiento de la población, mientras que el aumento de la productividad sólo podrá venir de una mayor inversión en tecnología y educación. Si queremos un mercado laboral más competitivo, debemos reestructurar los sistemas de seguridad social y apoyar prácticas laborales más flexibles. Al mismo tiempo, tal estrategia debe apoyar el desarrollo de métodos de producción que respeten el medio ambiente y la salud de las personas.

 
  
MPphoto
 
 

  Regina Bastos (PPE), por escrito. (PT) El 3 de marzo, la Comisión Europea presentó su Estrategia Europa 2020: «Una estrategia para un crecimiento inteligente, sostenible e integrador». Es una propuesta que está de acuerdo en cinco objetivos cuantificables para la Unión Europea (UE) para 2020, lo cuales proporcionarán un marco para el proceso y que deben ser traducidos en objetivos nacionales: empleo, investigación e innovación, cambio climático y energía, educación y la lucha contra la pobreza.

Es una estrategia enfocada en objetivos concretos, realistas y adecuadamente cuantificados: un aumento en el empleo del 69 % hasta al menos el 75 %, un aumento en Investigación y desarrollo (I+D) gastando el 3 % del PIB, una reducción de la pobreza en un 25 %, una reducción de la tasa de absentismo escolar desde el 15 % al 10 %,y un aumento del 31 % al 40 % en términos de gente joven de unos 30 años que tienen una cualificación de educación superior.

He votado a favor de la resolución de la Estrategia Europa 2020 en base a los objetivos que anuncia planifica el camino que Europa debe seguir y responde de forma clara y objetiva a los problemas creados por la crisis económica y financiera, en términos de desempleo, regulación financiera y la lucha contra la pobreza. Estos problemas proporcionarán un punto de referencia, permitiéndonos evaluar el progreso que se ha conseguido.

 
  
MPphoto
 
 

  Vilija Blinkevičiūtė (S&D), por escrito. (LT) He votado a favor de esta resolución. Dado que seremos incapaces de resolver los actuales problemas económicos y sociales a nivel nacional, por eso necesitamos resolverlos a nivel europeo e internacional. La Estrategia Europa 2020 debe, sobre todo, ser una medida efectiva para superar la crisis económica y financiera, dado que el objetivo de esta estrategia es la creación de empleo y el crecimiento económico.

El enorme desempleo en Europa es el asunto más importante de las discusiones actuales, mientras que los Estados miembros se enfrentan a un desempleo en constante aumento con más de 23 millones de hombres y mujeres son empleo y, como resultado, hay grandes dificultades sociales y de vida. Por lo tanto, en esta resolución del Parlamento Europeo se le presta mucha atención a la creación de nuevos empleos y a combatir el aislamiento social.

Además, el Parlamento le pide a la Comisión que no sólo tenga en cuenta el desempleo y los problemas sociales, sino que muestre medios efectivos de resolverlos, así pues esta nueva estrategia tiene un impacto genuino en las vidas reales de las personas. Me gustaría llamar la atención sobre el hecho de que Europa ya ha aprendido de sus errores, habiendo sido incapaz de aplicar completamente todos los objetivos establecidos anteriormente en la Estrategia de Lisboa. Por lo tanto, la nueva estrategia para la próxima década debe basarse en un sistema de gestión fuerte y debe garantizar la responsabilidad. Por consiguiente, votando a favor de esta resolución hoy, le estoy solicitando a la Comisión y al Consejo Europeo que se concentre en los principales problemas sociales europeos y exponer menos objetivos pero más realistas, que entonces sea posible hacer realidad.

 
  
MPphoto
 
 

  Maria Da Graça Carvalho (PPE), por escrito. (PT) Acojo con agrado los recientes debates mantenidos durante el Consejo Informal del 11 de febrero sobre las directrices de Europa 2020, la nueva estrategia para Europa. Felicito a la Comisión por su iniciativa y solicito una mayor cooperación con el Parlamento en un asunto tan importante para el futuro de Europa. Es esencial invertir en el conocimiento y en reformas que fomenten el progreso tecnológico, la innovación, la educación y la formación para promover la prosperidad, el crecimiento y el empleo a medio y largo plazo. También me gustaría subrayar la importancia de las ideas concretas para esta estrategia tales como la agenda digital. Es esencial sacar el máximo partido de este potencial para que Europa pueda recuperarse de la crisis económica de forma sostenible. La política de cohesión es igualmente importante a la hora de apoyar el crecimiento y el empleo. Europa 2020, en su dimensión regional debería, por lo tanto, incluir esta prioridad como uno de los pilares de una sociedad más rica, más próspera y más justa. Apelo a la necesidad de desarrollar mecanismos de financiación y gobernanza con efectos prácticos para la consecución de esta estrategia.

 
  
MPphoto
 
 

  Anne Delvaux (PPE), por escrito. (FR) Había grandes esperanzas para la Estrategia de Lisboa, cuyos objetivos económicos, sociales y medioambientales eran tan necesarios como ambiciosos. La estrategia que la sucede, la llamada Estrategia Europa 2020 que hemos votado hoy me parece mucho menos ambiciosa. Aunque conserva algunos objetivos, como que el 3 % del PIB se destine a investigación y la preservación del Pacto de Estabilidad y Crecimiento (3 %), aún es lamentable que el empleo y la dimensión medioambiental (que se ha reducido considerablemente) no ocupen un lugar horizontal en ella. Aún estamos muy lejos de una estrategia de desarrollo sostenible, global y real.

Sin embargo, he apoyado esta propuesta porque está muy claro que, en vista de la crisis y sus muchas consecuencias, especialmente para el empleo, no podemos continuar manteniéndonos al margen despreocupadamente. Acojo con agrado la adopción de los apartados relacionados con la ambiciosa agenda social y con la mejora del apoyo a las PYME. En resumen, se necesita un nuevo aliciente. Esperemos que la Estrategia Europa 2020 lo proporcione. Sobre todo, esperemos que los 27 Estados miembros se esfuercen al máximo por aplicar esta estrategia.

 
  
MPphoto
 
 

  Harlem Désir (S&D), por escrito. (FR) Se supone que la Estrategia Europa 2020 reemplaza a la Estrategia de Lisboa. Está, sobre todo, en peligro de prolongar los defectos, de terminar con la misma carencia de resultados y de causar la misma desilusión. No es ni una auténtica estrategia de recuperación ni una nueva perspectiva para las políticas económica, social, presupuestaria y fiscal de la Unión. La miríada de buenas intenciones tan sólo es igualada por la ausencia de nueves instrumentos con los que aplicarlas.

Europa necesita una ambición diferente; los ciudadanos esperan respuestas más convincentes. Desde el comienzo de la crisis, la tasa de desempleo ha aumentado en siete millones. Los bancos vuelven a especular, los fondos de alto riesgo aún no han sido regulados, se les pide a los ciudadanos que se aprieten el cinturón, se hacen recortes drásticos en los servicios públicos y se está recortando la protección social. La crisis griega sirve para revelar nuestra falta de solidaridad.

Por eso es por lo que Europa debe debatir una perspectiva diferente de su futuro, una que se base en una auténtica coordinación económica, una recuperación caracterizada por la solidaridad, una estrategia de crecimiento ecológico, una comunidad energética, un presupuesto de cohesión, recursos propios, inversión en educación, investigación, armonización fiscal y social, la lucha contra los paraísos fiscales y la tasación de la transacciones financieras internacionales.

 
  
MPphoto
 
 

  Edite Estrela (S&D), por escrito. (PT) He votado a favor de la propuesta de resolución común acerca de la continuación del Consejo Europeo informal del 11 de febrero de 2010. Para conseguir una economía de mercado social que sea sostenible, más inteligente y ecológica, Europa debe definir sus prioridades. Ningún Estado miembro puede proporcionar respuestas a estos desafíos actuando en solitario. La política europea no puede limitarse a la suma de 27 políticas nacionales. Trabajando juntos por un objetivo común, el resultado será superior a la suma de sus partes.

Esto le permitirá a la UE desempeñar el papel de líder mundial, mostrando que es posible combinar el dinamismo económico con los asuntos sociales y medioambientales. Permitirá a la UE crear nuevos empleos en ámbitos como la energía renovable, el transporte sostenible y la eficiencia energética. Para este propósito debe haber disponibles recursos financieros adecuados que permitirán que la UE aproveche las oportunidades y explote la competitividad global.

 
  
MPphoto
 
 

  Diogo Feio (PPE), por escrito. (PT) La Comisión Europea ha hecho pública la Estrategia Europa 2020, que reemplaza la poco exitosa Estrategia de Lisboa y que le proporciona a Europa retos importantes y ambiciosos. Estos retos están relacionados, esencialmente, con cinco ámbitos que la Comisión considera estratégicos: (i) empleo; (ii) investigación e innovación; (iii) cambio climático y energía; (iv) educación y (v) la lucha contra la pobreza.

Estos ámbitos son, de hecho, fundamentales si Europa supera la crisis y reafirma su papel como un importante jugador del mercado mundial y una economía competitiva que es capaz de generar riqueza, empleo e innovación. La Unión Europea necesita, de hecho, ambición para vencer los retos que presenta la crisis, pero dicha ambición no debe causar problemas al esfuerzo de consolidación presupuestaria que están demandando los Estados miembros, en vista de la debilidad de sus cuentas públicas y sus excesivos déficits. Por el mismo motivo, considero vital que se refuercen los objetivos de la Estrategia Europa 2020.

 
  
MPphoto
 
 

  José Manuel Fernandes (PPE), por escrito. (PT) El principio de solidaridad debe ser la base para la Estrategia Europa 2020; solidaridad entre los ciudadanos, las generaciones, las regiones y los gobiernos. De esta forma, seremos capaces de combatir la pobreza y asegurar la cohesión económica, social y territorial por medio de un crecimiento económico sostenible. Este principio de solidaridad debe constituir la garantía del modelo social europeo.

Debemos deliberar sobre la reestructuración de los sistemas de seguridad social y sobre garantizar unos derechos sociales mínimos a nivel europeo que facilitará la libre circulación de trabajadores, personal especializado, empresarios, investigadores, estudiantes y jubilados. El uso eficiente de los recursos se convierte en una necesidad debido a este principio y derivada de la necesidad de sostenibilidad.

Esta estrategia debe generar la creación de impuestos. No podemos aceptar que la UE tenga aproximadamente 23 millones de hombres y mujeres desempleados. Por eso es fundamental apoyar el espíritu emprendedor y la ayuda burocrática y fiscal para las pequeñas y medianas empresas.

Esto no significa olvidarse de la industria o de la agricultura. Debemos reanudar la reindustrialización de Europa. La agricultura sostenible con productos de calidad debe ser también nuestro objetivo. Para conseguirlo, debemos avanzar el desarrollo sostenible de nuestro sector primario y tomar la delantera en campos como la investigación científica, el conocimiento y la innovación.

 
  
MPphoto
 
 

  João Ferreira (GUE/NGL), por escrito. (PT) La Estrategia Europa 2020, la reconocida sucesora de la llamada Estrategia de Lisboa, debe comenzar haciendo una evaluación apropiada de los métodos de su antecesora. Si se hiciese, se encontraría que los acercamientos que aplicó —es decir, la liberalización de de importantes sectores económicos y la desregulación y aumento de la flexibilidad de los derechos laborales— han sido las causas de sus resultados en la práctica: aumento del desempleo, inseguridad, pobreza y exclusión social y estancamiento económico y recesión.

La Comisión y el Parlamento ahora quieren seguir los mismos acercamientos. El camino propuesto está claro y ni la retórica social y medioambiental que intenta establecer son suficientes para disfrazar lo siguiente: el total énfasis en el mercado único, la búsqueda de la liberalización, la comercialización de más y más aspectos de la vida social, la falta de seguridad laboral y el desempleo estructural.

El consenso existente entre la Derecha y los Socialdemócratas con respecto a estas propuestas ha quedado muy claro. En el análisis final han sido sus fieles protagonistas en los últimos años. Esta estrategia, esencialmente, no es nada más que la respuesta de dos tendencias dentro de un único sistema a la crisis estructural de dicho sistema. En el seguimiento de esta propuesta, la estrategia será en sí misma el origen de nuevas crisis más profundas. Siguiendo esta propuesta, la estrategia se enfrentará inevitablemente a la resistencia y la defenderán los trabajadores y las personas.

 
  
MPphoto
 
 

  Ilda Figueiredo (GUE/NGL), por escrito. (PT) El rechazo de nuestra propuesta de resolución es lamentable. En ella, no sólo proponíamos un amplio proceso de discusión sobre las propuestas que hasta ahora han sido presentadas por la Comisión Europea y una completa evaluación de los resultados de la Estrategia de Lisboa, con el objetivo de extraer conclusiones para una nueva Estrategia Europa 2020, pero también presentábamos una serie de nuevas propuestas que daban prioridad a aumentar la productividad y a crear empleo con derechos, la resolución del problema de desempleo y de la pobreza y la garantía de igualdad en el progreso social. Las nuevas propuestas habrían creado un nuevo marco macroeconómico para promocionar el desarrollo sostenible, reforzar la demanda interna y respetar el medioambiente, basado en mejoras en el salario, total empleo con derechos, y cohesión económica y social.

Hemos votado en contra de la resolución común que se ha adoptado porque no llega a la raíz del problema, no propone medidas que sean una alternativa al Pacto de Estabilidad, y ni propone el final de la liberalización ni el de la flexibilidad en el mercado laboral, que ha llevado a un aumento de la inseguridad en el trabajo y a un salario más bajo. En este sentido, han permitido a la Comisión Europea continuar argumentando más o menos la misma propuesta, una que ya ha llevado al desempleo de más de 23 millones de personas y que ha sumido en la pobreza a más 85 millones de personas.

 
  
MPphoto
 
 

  Lidia Joanna Geringer de Oedenberg (S&D), por escrito. (PL) Señor Presidente, durante las últimas dos décadas, la Unión Europea ha tenido éxito en muchos ámbitos, desde las tres ambiciosas ampliaciones hasta la introducción de la moneda única, el euro. Los ciudadanos de la Unión Europea trabajan menos que los estadounidenses o los japoneses (10 % menos horas al año) y se jubilan antes. Mantener estos triunfos al nivel actual no es fácil durante una crisis, así que estoy encantada al saber de las medidas decisivas por parte del Consejo Europeo y de la Comisión Europea, que quieren establecer una estrategia económica global – Europa 2020.

Al mismo tiempo, antes de los Consejos Europeos de marzo y junio de este año que le darán a la estrategia su forma definitiva, existen determinadas dudas relacionadas con el documento de la Comisión Europea que se presentó el 3 de marzo de este año. En primer lugar, ¿qué tipo de datos se utilizarán para establecer los objetivos nacionales de los 27 Estados miembros de la Unión Europea? ¿Qué penas o recompensas esperan a aquellos Estados miembros que, respectivamente, sigan o no los objetivos impuestos por esta estrategia? Finalmente, ¿qué papel de todo el proceso se le ha reservado al Parlamento Europeo dado que, hasta ahora, la Estrategia Europa 2020 ha sido un proyecto pilotado exclusivamente por el Consejo y la Comisión? Debemos encontrar respuestas a estas preguntas antes del Consejo Europeo de junio. De lo contrario, citando al señor Barroso, la Unión perderá su «hora de la verdad».

 
  
MPphoto
 
 

  Bruno Gollnisch (NI), por escrito. (FR) Señor Presidente, Señorías, después del amargo fallo de la Estrategia de Lisboa, que se planeó para hacer de Europa la economía basada en el conocimiento más competitiva del mundo para 2010, tenemos la Estrategia Europa 2020, que es precisamente una extensión de dicha estrategia. Pero la flexibilidad del mercado laboral, significa inseguridad laboral para los trabajadores, un aumento de la competencia a nivel europeo y nacional, la reforma liberal de de los sistemas de protección social nacionales, y un respeto absoluto por el maldito Pacto de Estabilidad y Crecimiento…

Todos los ingredientes están presentes para hacer de esta estrategia una desintegración nacional y social, al igual que la Estrategia de Lisboa antes que ella. Las únicas innovaciones son aquellas inspiradas por nuestros nuevos caprichos: hacer que la gobernanza económica europea sea obligatoria y vinculante, incluso aunque la Europa de Bruselas ha demostrado ser completamente inefectiva al enfrentarse a la crisis mundial, y tender hacia la gobernanza global en nombre del llamado calentamiento global, que cada vez más parece ser un pretexto ideológico. Debemos votar en contra de este texto.

 
  
MPphoto
 
 

  Sylvie Guillaume (S&D), por escrito. (FR) He votado en contra de esta resolución porque no hace suficiente énfasis en el objetivo del pleno empleo. En segundo lugar, nuestras prioridades deben de estar más enfocadas en la lucha contra la pobreza y en el crecimiento sostenible. El Parlamento Europeo también deja pasar la oportunidad de enfatizar la necesidad de combatir todas las formas de empleo inseguro, por medio de una directiva sobre el trabajo a tiempo parcial, de la introducción de un conjunto de derechos sociales que estén garantizados independientemente del tipo de contrato laboral, y de medidas para combatir los abusos relacionados con la subcontratación, y incluso la experiencia laboral no remunerada. Por último, este proceso de resolución escoge ignorar la necesidad de armonizar la base imponible, que es de vital importancia para la creación de un modelo social europeo. No hay dudad de que el Parlamento Europeo ha perdido una gran oportunidad en lo que se refiere a la construcción de una Europa social y sostenible.

 
  
MPphoto
 
 

  Cătălin Sorin Ivan (S&D), por escrito. (RO) La realidad de la que todos nos hemos dado cuenta es de que la Estrategia Europa 2020 ni siquiera tiene suficientes políticas ecológicas o sociales. Otra observación relevante es que los objetivos son vagos y la crisis económica no se está tratando de una forma acorde con su gravedad. Por esto es por lo que creo que el papel de la resolución votada en el pleno del Parlamento Europeo es hacer importantes contribuciones a la visión europea de los próximos 10 años.

Aunque nuestro papel como diputados al Parlamento Europeo es limitado por el texto del tratado, aún podemos hacer una contribución considerable. Sin embargo, debemos esperar que los Estados miembros demuestren una voluntad política y reflejen nuestra posición de forma constructiva.

Objetivos tales como «una economía social de mercado» y «un presupuesto que recoja un crecimiento inteligente, sostenible e integrador» son vitales para superar los efectos desencadenados por la crisis económica.

La inversión en educación, el fomento de la movilidad estudiantil y la formación en nuevas destrezas que cumplan las exigencias del mercado son los cursos de acción para los que debemos crear planes de acción realistas.

 
  
MPphoto
 
 

  Peter Jahr (PPE), por escrito. (DE) En el contexto de la Estrategia Europa 2020, la agricultura desempeñará un papel importante para el futuro éxito de Europa. Especialmente en lo que se refiere al crecimiento sostenible y al empleo y en lo que se refiere al cambio climático, la política agrícola europea es muy significativa, ya que tiene un papel indispensable que jugar en retener los empleos en las zonas rurales y periurbanas. Además no debemos olvidar que la agricultura provee a 500 millones de europeos de alimentos de gran calidad, proporciona 40 millones de puestos de trabajo y es responsable de una facturación anual de aproximadamente 1,3 billones de euros. La producción de energías renovables proporciona puestos de trabajo adicionales y ayuda a reducir las emisiones de CO2 y la dependencia de los combustibles fósiles. La agricultura es innovadora, crea valor y es la autentica fuente de los ciclos económicos regionales sostenibles. Debemos, por lo tanto, otorgarle a la política agrícola europea una mayor consideración en el contexto de esta nueva estrategia.

 
  
MPphoto
 
 

  Jarosław Kalinowski (PPE), por escrito. (PL) Me gustaría llamar la atención sobre una inconsistencia entre los objetivos de la Estrategia Europa 2020 y los efectos que serán la consecuencia de los cambios propuestos en las prioridades presupuestarias para 2014-2020. Uno de esos objetivos es una mejora de las condiciones medioambientales. El cambio en las propiedades presupuestarias es una restricción de los fondos disponible para la política agrícola común, lo que significa que, en 2020, la agricultura deberá ser altamente eficiente o incluso descaradamente industrial. Esto significa que será una amenaza para el medioambiente, y esto, en cambio, significa que la UE deberá alejarse del modelo europeo de agricultura, que ofrece cuidados concretos al medioambiente, al paisaje, la biodiversidad, el bienestar de los animales, el desarrollo sostenible y los valores sociales y culturales del entorno rural. Dice una fuente antigua de sabiduría práctica que «mejor» es el enemigo de «suficientemente bueno». Debemos tener cuidado al cuidar del medioambiente, no sea que lo estemos dañando.

 
  
MPphoto
 
 

  Elisabeth Köstinger (PPE), por escrito. (DE) El objetivo de la futura estrategia de la Unión Europea es aceptar los retos actuales y futuros y dominarlos lo mejor posible. En el contexto de la Estrategia Europa 2020, el sector agrícola, en particular, desempeñará un papel importante relacionado con los nuevos retos definidos por la UE tales como la protección del medioambiente y del clima, las fuentes de energía renovables, la biodiversidad y el crecimiento sostenible y el empleo, especialmente en las zonas rurales. Europa debe ser consciente de que alrededor de 40 millones de puestos de trabajo dependen de la agricultura directa o indirectamente.

La máxima prioridad, sin embargo, debe continuar siendo la seguridad del suministro de alimentos de gran calidad a 500 millones de europeos, en particular, contra el telón de fondo de la duplicación de la producción de alimentos para el 2050. Debemos, por lo tanto, otorgarle a la política agrícola europea una mayor consideración en el contexto de esta nueva estrategia.

 
  
MPphoto
 
 

  Nuno Melo (PPE), por escrito. (PT) La Estrategia Europa 2020 es la última oportunidad de la UE para reafirmarse como una potencia económica mundial. Contra el telón de fondo de la crisis económica global, la Estrategia Europa 2020 debe ser el modelo que todos los Estados miembros sigan para introducirnos en una nueva era, con nuevos paradigmas que promoverá el desarrollo sostenible basado en la buena práctica.

Tras la pérdida de muchos millones de puestos de trabajo en toda la UE, la lucha contra el desempleo debe ser su «piedra de toque». Tenemos que ser capaces de crear empleos y hacer que nuestra población activa esté mejor formada y cualificada. Esto sólo será posible con el apoyo completo a las PYME, las cuales son responsables de la creación de la mayoría de empleos. Sin embargo, para que la Estrategia Europa 2020 sea un éxito, no podemos cometer los mismos errores que con la Estrategia de Lisboa, especialmente la falta de compromiso y responsabilidad por parte de los Estados miembros.

 
  
MPphoto
 
 

  Wojciech Michał Olejniczak (S&D), por escrito. (PL) He votado a favor de la propuesta de resolución común del Parlamento Europeo (RC-B7-0151/2010). La Estrategia Europa 2020 pretende establecer nuevos objetivos, no sólo para la acción política, sino también para la forma en la que pensamos. Para recuperarnos bien de la crisis, tenemos que crear instrumentos y mecanismos comunes que no sólo eliminen los efectos de la actual crisis económica, sino que también nos permita reaccionar de forma adecuada ante futuras crisis e incluso no las permita en absoluto. La Comisión, el Parlamento y todas las instituciones europeas deben recordar que para ellos es una prioridad trabajar por el bien común de los ciudadanos europeos. Son los problemas de los ciudadanos los que para nosotros son los más importantes, y es a los ciudadanos a los que debemos servir aconsejándoles, ofreciéndoles ayuda y tomando acciones. En el contexto de una crisis, los problemas tales como el desempleo, la pobreza y la exclusión social, están a la orden del día. Si queremos construir una Europa moderna, completamente innovadora, basada en el desarrollo y cohesiva, debemos garantizar a nuestros ciudadanos un sentido de seguridad en el futuro. Estoy muy decepcionado porque, en las propuestas iniciales relativas a Estrategia Europa 2020, se omitía la agricultura. La reconstrucción económica y la realización de los objetivos de la política medioambiental están incluidas en la política agrícola. Sin la inclusión de esta política en la Estrategia Europa 2020, y también en cada estrategia sucesiva, no tenemos la posibilidad de lograr los objetivos, no sólo en los ámbitos que ya he mencionado, sino también en otros muchos.

 
  
MPphoto
 
 

  Georgios Papastamkos (PPE), por escrito. (EL) He votado en contra de la segunda parte del apartado 6 de la propuesta de resolución común sobre la Estrategia Europa 2020 porque implica una intención para desmontar aún más el estado social europeo tradicionalmente construido. La UE debería hacer más visible su unión social. Rechazando la presión competitiva en el escenario económico internacional de fuerzas que o bien han desmontado claramente los beneficios y estructuras del bienestar social o que aplica el dumping social. Podría parecer que la política social y la política de empleo se están adaptando selectiva y flexiblemente a las fuerzas del mercado.

La estrategia unificada tiende a buscar la integridad institucional en todo lo relativo a las fuerzas del mercado; sin embargo, podría parecer imperfecto en términos de política para regular el impacto de los fenómenos de desunificación (tales como el desempleo, las desigualdades regionales y la falta de cohesión social). Ahora más que nunca, los signos de la época abogan por una Europa más social.

 
  
MPphoto
 
 

  Rovana Plumb (S&D), por escrito. (RO) He votado a favor de esta resolución ya que creo que la Estrategia Europa 2020 debe proporcionar una respuesta efectiva a la crisis económica y financiera y dar un nuevo impulso y coherencia europea al proceso de recuperación en la UE movilizando y coordinando instrumentos tanto nacionales como europeos.

Apoyo la necesidad de una cooperación mejor con los parlamentos nacionales y la sociedad civil así como la implicación de más jugadores aumentar la presión de las administraciones de sociedades.

Al mismo tiempo creo que la industria europea debería usar su papel pionero en la economía sostenible y las tecnologías ecológicas de movilidad explotando su potencial de exportación. Eso reduciría la dependencia y facilitaría el cumplimiento de los objetivos necesario del cambio climático 20-20-20.

 
  
MPphoto
 
 

  Frédérique Ries (ALDE), por escrito. (FR) Europa no es la economía más competitiva del mundo en 2010. Lejos de ello: con un descenso del PIB del 4 % y 23 millones de ciudadanos sin empleo, su estado de salud no es exactamente brillante. Si la Unión Europea necesita una fuerte descarga eléctrica para devolver la economía y el empleo a un círculo virtuoso, debe hacerlo con objetivos similares, usando un método completamente diferente del de la Estrategia de Lisboa. También debe tener en cuenta las negociaciones sobre ellos en los ámbitos de energía, el cambio climático, la industria y la agricultura. Por eso apoyo la determinación teñida de pragmatismo de la nueva Estrategia Europa 2020. Garantizar que el 75 % de las personas en edad de trabajar tenga un trabajo ver la apuesta de la inversión del 3 % del PIB en investigación son ahora, más que nunca, los objetivos que Europa debe conseguir. Sin embargo, si las 27 capitales cooperan es otro asunto. Por esto solicitamos que se prevean penas e incentivos para los buenos y los malos estudiantes de la Estrategia Europa 2020 (sección 14). Las penas por un lado, y los incentivos por el otro. La zanahoria y el palo. Es viejísimo, pero funciona.

 
  
MPphoto
 
 

  Raül Romeva i Rueda (Verts/ALE), por escrito. – He votado «no» a la propuesta de resolución RC7-0151/2010 sometida hoy a votación en el Parlamento por la misma razón por la que los Verdes no votaron a favor de la Comisión Barroso II: por la falta de ambición. En esta ocasión, es el turno de que los grandes grupos políticos del Parlamento decepcionen adoptando una resolución que es pura pose —no contiene una sola propuesta económica, social o medioambiental—. Creo que los europeos esperan más de este Parlamento.

El Parlamento Europeo ha sido marginado durante el diseño de la Estrategia de Lisboa. Ahora que el Parlamento tiene una oportunidad de reaccionar, con retraso, sus mayores grupos políticos conspiran para presentar una resolución vacía. Es una oportunidad perdida de introducir al Parlamento Europeo en el seno del debate en sustancia y en el escenario central como institución.

 
  
MPphoto
 
 

  Richard Seeber (PPE), por escrito. (DE) La pregunta de dónde debería estar la UE en relación con el empleo y el desarrollo económico en 2020 es de una importancia clave. Especialmente en momentos de crisis económica como estos, la Estrategia Europa 2020 debería actuar como el motor que nos saque de la incertidumbre. Esto hace que sea más importante elegir los objetivos de tal forma que puedan cumplirse realmente. La política no es un fin en sí misma sino que tiene el propósito de crear programas realistas que la población y la economía puedan resistir. La economía sostenible debe ser un punto principal a la hora de determinar el futuro inmediato.

Este es un objetivo que debemos alcanzar paso a paso, no menos debido al cambio climático. El asunto de la seguridad de las materias primas también preocupará a Europa más y más en el futuro, por lo que debemos allanar el terreno para el uso sostenible de los recursos ahora y apuntar la política europea en esta dirección.

 
  
MPphoto
 
 

  Bart Staes (Verts/ALE), por escrito. (NL) He votado en contra de la resolución común porque los tres grandes grupos políticos lo están usando obviamente para aprobar el asunto de siempre de la Comisión Barroso II. Mis electores esperan un acercamiento diferente y quieren que la Estrategia Europa 2020 marque el comienzo de un new deal ecológico, una revolución ecológica del siglo XXI que concilie el desarrollo humanos con las limitaciones físicas de la tierra.

La Unión Europea continúa teniendo una fe ciega en la política de aumentar el crecimiento del PIB ciegamente. Sin embargo los verdes y los ecologistas quieren transformar la Estrategia Europa 2020 de una que sólo se esfuerza en el crecimiento del PIB a un concepto político más amplio del futuro de la UE como una Unión social y sostenible que ponga a las personas y a la protección medioambiental en el centro de sus políticas, busque garantizar el bienestar de las personas y crear las mejores oportunidades posibles para todos. En nuestro punto de vista, el PIB debe incluir una serie de indicadores de bienestar, así como indicadores que tendrán en cuenta amplios factores económicos externos y presiones medioambientales. Por eso mi grupo ha remitido un texto de ocho páginas que explica nuestro enfoque alternativo en detalle. Prefiero dicho texto al compromiso de los tres grandes grupos.

 
  
MPphoto
 
 

  Marc Tarabella (S&D), por escrito. (FR) He votado en contra de la resolución sobre la Estrategia Europa 2020 debido a que el apartado 6, el cual menciona la reestructuración de los sistemas de seguridad social y habla de una mayor flexibilidad para los trabajadores, se ha adoptado. Además la resolución es más como un batiburrillo de más o menos buenas intenciones en detrimento de objetivos cuantitativos y cualitativos precisos. Por eso podría parecer que no se ha tenido en cuenta el fallo casi total de la Estrategia de Lisboa 2010.

 
  
MPphoto
 
 

  Nuno Teixeira (PPE), por escrito. (PT) La Estrategia Europa 2020 tiene por objetivo establecer un plan de futuro para conseguir el crecimiento económico y la promoción de empleos dentro de la Unión Europea. Su enfoque debería hacerse sobre la base de los objetivos relacionados con una economía social de mercado sostenible, la sociedad del conocimiento sostenible y del papel de las PYME en la promoción del empleo.

Una política de cohesión fuerte, moderna y flexible debe ser el elemento central de esta estrategia. Plasmada en el nuevo Tratado de Lisboa, la política de cohesión mediante su aplicación horizontal tiene un papel esencial en responder a los nuevos desafíos de la Unión Europea. En este contexto, el objetivo de la cohesión territorial europea puede verse como fundamental.

Las prioridades de la cohesión europea no sólo deben enfocarse a promover la competitividad a nivel europeo mediante un eficiente reparto de fondo, pero también ayudando a as regiones en desventaja a superar sus dificultades económicas y sociales y reduciendo las disparidades existentes.

También debe subrayarse el papel activo de las regiones europeas en la promoción de esta estrategia. La importancia de la gobernanza a varios niveles se merece que la subrayen. Sería deseable tener una profunda participación de los objetivos, tareas y responsabilidades relativas a la Estrategia Europa 2020 entre la Unión Europea, los Estados miembros y las autoridades locales y regionales.

Por las razones arriba mencionadas, he votado a favor de la propuesta de resolución.

 
  
MPphoto
 
 

  Marianne Thyssen (PPE), por escrito. (NL) Señor Presidente, Señorías, encontrar una estrategia de salida de la crisis es crucial a corto plazo, pero se necesita algo más a medio plazo. Si realmente queremos darle a la economía de mercado social, nuestro modelo social una oportunidad, necesitamos un mayor crecimiento económico, un crecimiento ecológico, que nos hará competitivos y creará nuevos empleos. Llevando a cabo una mayor inversión en investigación y desarrollo, en productos innovadores, procesos de producción y servicios, es crucial si vamos a mantener nuestro nivel de vida en la economía global.

El impulso hacia la reforma estructural se refleja en la «Estrategia Europa 2020» propuesta por la Comisión. También es crucial que el cambio de la Comisión añada y se enfoque en un número de objetivos más pequeños y se ajusta a Estados miembros en concreto. Como la resolución bien sugiere, la estrategia se quedará corta asegurando que los objetivos que han indicado se pueden conseguir. La ausencia de un mecanismo de castigo si no se cumplen los objetivos, o incluso si no se hacen suficientes esfuerzos para ello, significa que esta «Estrategia Europa 2020» falla en el mismo que su predecesora.

La resolución común proporciona una buena base para mayores discusiones con la Comisión, el Consejo y el Presidente del Consejo Europeo. Por eso empáticamente he votado a favor de esta resolución.

 
  
MPphoto
 
 

  Georgios Toussas (GUE/NGL), por escrito. (EL) La propuesta de resolución común del Grupo del Partido Popular Europeo (Demócrata-Cristianos), la Alianza Progresista de los Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo y el Grupo de la Alianza de los Demócratas y Liberales por Europa sobre la Estrategia Europa 2020 expresa la decisión conjunta del lado político del capital de usar cualquier medio para aplicar el salvaje ataque y los planes antipopulares de los monopolios en contra de las clases trabajadoras y de los obreros en toda la UE. La Estrategia Europa 2020 continúa y extiende la antipopularidad de la Estrategia de Lisboa estableciendo los planes y objetivos estratégicos del monopolio del capital y poniendo el salario base y los derechos sociales de los trabajadores en el lecho de Procusto. Para ser precisos, tenemos: la aplicación generalizada de la famosa «flexiguridad», en conjunción con «aprendizaje permanente», «formación y reconversión» y «movilidad» de los trabajadores, la abolición de los acuerdos colectivos, trabajos compartidos, drásticos recortes de salarios y pensiones, retraso en la edad de jubilación y cambios radicales en el seguro social, la sanidad, el bienestar y la educación. También proporciona cantidades ingentes de dinero de las arcas del Estado en forma de subsidios e incentivos para el «desarrollo ecológico». El Partido Comunista griego ha votado en contra de la resolución del Parlamento Europeo sobre la Estrategia Europa 2020.

 
  
MPphoto
 
 

  Anna Záborská (PPE), por escrito. (FR) hace mucho tiempo, Jacques Delors solía decir que uno no puede enamorarse de un mercado único o de una moneda única. Yo estoy enamorada de una Unión que tome en serio las necesidades reales de las familias de los Estados miembros, siguiendo estrictamente las competencias nacionales y las europeas. Sin embargo, leyendo la Estrategia Europa 2020 y nuestra resolución parlamentaria, me parece que nuestras ambiciones están limitadas a un tímido flirteo con una economía de mercado libre. No hay un reconocimiento de las inversiones de los ciudadanos en cohesión social o solidaridad entre generaciones. ¿No deberíamos cambiar nuestra perspectiva sobre las relaciones laborales u la creación de un valor añadido del cual la sociedad tenga plenos beneficios? La Comisión propone un objetivo cuantificado para combatir la pobreza. Esta medida inevitablemente volverá a traer el proceso de exclusión, que difícilmente ayuda a los ciudadanos más pobres. La ausencia de una lista de indicadores de pobreza demuestra, inadvertidamente, la falta comprensión de lo que es la pobreza. Pobreza significa mucho más que estar sin trabajo, y aquellos que experimentan diariamente la pobreza extrema no sólo buscan trabajo; quieren un acceso apropiado a los derechos existentes. Europa 2020 debería responder a esta situación con un entusiasmo y una determinación mayores. Me he abstenido.

 
  
  

Propuesta de resolución RC-B7-0136/2010

 
  
MPphoto
 
 

  Elena Băsescu (PPE), por escrito. (RO) He leído tanto el informe del Juez Richard Goldstone como las conclusiones de la embajadora Dora Hold, que desmonta muchos de los argumentos presentados por la Comisión de las Naciones Unidas presidida por el Juez Goldstone. Comparándolos he notado el tono sesgado del informe Goldstone y por eso no he apoyado la resolución que aplica las recomendaciones del informe Goldstone sobre Israel y Palestina.

Las acciones deben ser analizadas de forma transparente e imparcial en relación ambos lados del conflicto. El informe Goldstone no menciona la razón que desencadenó la operación israelí en Gaza: casi 12 000 ataques con cohetes y morteros contra civiles israelíes. Después de la retirada de las fuerzas israelíes de Gaza, el número de ataques con cohetes había aumentado un 500 %. Mientras que en 2004 y 2005, se lanzaron 281 y 179 ataques con cohetes contra territorio israelí, respectivamente, después de la retirada israelí de Gaza (en septiembre de 2005) el número de ataques aumentó a 946 en 2006, 783 en 2007, mientras que 1 730 ataques tuvieron lugar en 2008.

Ni un solo Estado miembro de la Unión Europea ha votado a favor de adoptar el informe Goldstone en su categoría de miembros del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. La conformidad con el Derecho internacional debe ser una prioridad para todas las partes involucradas.

 
  
MPphoto
 
 

  Andrew Henry William Brons (NI), por escrito. – Hemos decidido abstenernos en todas las votaciones sobre Palestina e Israel. No podíamos votar a favor de resoluciones que pretendieran dar a la Unión Europea el poder de dirigir la política exterior o que fuesen inconsistentes con nuestra política de neutralidad en este conflicto. Tenemos una política de neutralidad entre Israel, los palestinos y otros países árabes y musulmanes. Sn embargo, nuestra política no es una neutralidad de indiferencia. En concreto, reconocemos que los ataques a civiles, ya sea por los Estados por las organizaciones, son totalmente inaceptables. Además, estaríamos satisfechos de ver un final del conflicto mediante un acuerdo honroso.

 
  
MPphoto
 
 

  Nessa Childers (S&D), por escrito. – Habiendo visitado Gaza a principios de año, he visto en persona lo vitales que son las actuaciones del Parlamento en esta área. Las recomendaciones Goldstone deben ser aplicadas en su totalidad, y yo seguiré este asunto en los próximos meses.

 
  
MPphoto
 
 

  Derek Roland Clark (EFD), por escrito. – Mientras que reconozco que el conflicto de Gaza y de Cisjordania es una tragedia humana, mis votaciones no apoyan la existencia de influencia internacional de las instituciones europeas al igual que no reconozco la Unión Europea. Mi votación en el Parlamento a 10 de marzo de 2010 refleja con consciencia sobre la materia.

 
  
MPphoto
 
 

  Proinsias De Rossa (S&D), por escrito. – He apoyado esta resolución que hace hincapié en el respeto de los derechos humanos y del Derecho humanitario es un requisito previo esencial para una paz justa y duradera en Oriente Próximo; expresa preocupación por las presiones que están siendo ejercidas sobre las ONG por las autoridades israelíes y de Gaza porque colaboraron con la investigación de Goldstone; pide un fin incondicional para el bloqueo de Gaza y pide a Europa que inste públicamente a Israel y a los palestinos a aplicar las recomendaciones Goldstone. El informe Goldstone en sí, concluye que la extremadamente elevada mortalidad infantil. También concluye que el sitio de Gaza es equivalente al castigo colectivo de los 1,5 millones de habitantes, lo que es contrario al Derecho internacional. Recomienda que los Estados Partes de los Convenios de Ginebra (que incluyen a Irlanda) deben procesar a aquellos responsables de estas políticas y de su aplicación. Actualmente estoy preparando una queja formal a la Policía irlandesa basada en las averiguaciones del informe Goldstone, para permitir al fiscal jefe considerar el caso para el procesamiento en Irlanda de aquellos responsables.

 
  
MPphoto
 
 

  Göran Färm, Anna Hedh, Olle Ludvigsson, Marita Ulvskog y Åsa Westlund (S&D), por escrito. (SV) Los socialdemócratas suecos no creemos que Hamas deba estar incluido en la lista europea de organizaciones terroristas. Somos muy críticos con Hamas y no lo somos menos con sus ataques sobre la población civil israelí pero, al mismo tiempo, estamos preocupados porque la condena incondicional de la UE pueda agravar la situación y provocar que Hamas se aísle incluso más. No compartimos la opinión de que la decisión de la UE de continuar el aislamiento político de Hamas después de su triunfo en unas elecciones libres y democráticas sea la adecuada. Creemos que la UE debe comparar la posibilidad de conseguir éxitos mediante el aislamiento y las sanciones con el uso del diálogo crítico y la cooperación.

 
  
MPphoto
 
 

  Diogo Feio (PPE), por escrito. (PT) Cualquiera que haya seguido durante muchos años, como yo he hecho, el conflicto israelo-palestino, sólo puede concluir con tristeza que los muchos esfuerzos sinceros de conseguir una paz duradera continúan siendo insuficientes para persuadir y motivar a aquellos que han optado por la violencia de abandonarla de una vez por todas. La victoria electoral de Hamas y la división en dos partes del territorio palestino, cada una de ellas bajo su propia autoridad, ha exacerbado significativamente una situación que ya era de por sí nefasta.

Mientras Hamas no acepte la legítima existencia del Estado de Israel, el diálogo no será más que una actitud teatral. Por su parte, Israel deberá tener cuidado de que las posturas que adopte son apropiadas y proporcionales, no sea que pongan en peligro la legitimidad internacional que actualmente tiene. Al igual que Yitzhak Rabin, yo también creo que la paz diplomática no es una paz completamente genuina, pero es un paso esencial hacia ella. Es necesario trabajar en esta dirección y eliminar los obstáculos que bloquean los pasos hacia una paz genuina. El informe del juez Goldstone toma nota de algunos obstáculos puestos por ambas partes en el proceso, es decir, abusos y delitos graves que deben ser investigados, juzgados y castigados.

 
  
MPphoto
 
 

  José Manuel Fernandes (PPE), por escrito. (PT) Debemos prestar atención al conflicto armado que comenzó en Gaza el 27 de diciembre de 2008 y terminó el 18 de enero de 2009, causando la muerte de más de 1 400 palestinos y 13 israelíes. La pérdida de vidas humanas estaba emparejada a la destrucción de la mayor parte de la infraestructura civil.

El Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad y los Estados miembros deben trabajar hacia una posición común de la UE sobre cómo actuar en el informe de la misión de investigación sobre el conflicto en la franja de Gaza y en el Sur de Israel.

Quiero enfatizar que el respeto por el Derecho internacional humanitario y el Derecho humanitario es esencial para la consecución de una paz justa y duradera en Oriente Próximo.

Estoy de acuerdo con la solicitud al Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad y a los Estados miembros para que controlen la aplicación de las recomendaciones contenidas en el informe Goldstone a través de la consulta a misiones externas de la UE y de las ONG que operen en este ámbito.

 
  
MPphoto
 
 

  Ilda Figueiredo (GUE/NGL), por escrito. (PT) La adopción de esta resolución sobre el conflicto de Gaza por parte del Parlamento ha sido un paso positivo ya que reconoce las violaciones del Derecho internacional por parte de Israel. Esto prueba que el impacto que el informe Goldstone ha tenido en el proceso de paz de Oriente Próximo violando constantemente el Derecho internacional cometidas por Israel dentro de su Parlamento.

La verdad es que el informe Goldstone contiene pruebas claras de violación del Derecho internacional humanitario cometidas por las fuerzas israelíes en territorio palestino durante las operaciones militares de 2008.

Por este motivo, queremos que las conclusiones de este informe sean inmediatamente adoptadas y que sus recomendaciones sean puestas en práctica. Al mismo tiempo, instamos a los funcionarios de la Unión Europea a que aseguren que no habrá ningún reforzamiento del acuerdo de asociación UE-Israel mientras que las violaciones del Derecho internacional y de los derechos humanos fundamentales que Israel continúa cometiendo en los territorios ocupados de Palestina.

 
  
MPphoto
 
 

  Charles Goerens (ALDE), por escrito. (FR) Esta es otra evaluación retrospectiva de los errores cometido por cada una de las partes implicadas en el conflicto. Si las mismas causas producen los mismos efectos, hay motivos para cuestionarse las causas dado que los efectos siempre son desastrosos. Las mismas causas son el lanzamiento de cohetes sobre las ciudades israelíes. Las mismas causas son el desproporcionado contraataque del Estado de Israel. Las mismas causas son la espantosa situación de los habitantes de Gaza. Las mismas causas son también la explotación de su miseria por las facciones más radicales. Aquí va una idea: ¿por qué no empezar apoyando sólo a aquellas fuerzas en los dos bandos que sinceramente han escogido la paz? Esas fuerzas existen en ambos lados y demasiado a menudo son acusados de traicionar a su propia gente dado que sueñan con una perspectiva en la que es posible trascender las divisiones en una región que durante mucho tiempo ha sido el telón de fondo de uno de los conflictos más peligrosos del planeta.

 
  
MPphoto
 
 

  Sylvie Guillaume (S&D), por escrito. (FR) He votado a favor de la resolución solicitando la aplicación de las recomendaciones Goldstone porque es de vital importancia obtener una promesa de las autoridades israelíes y palestinas de que llevarán a cabo investigaciones imparciales y transparentes sobre la tragedia de Gaza de 2008-2009, no de forma agresiva sino determinada. Los Estados miembros, por su parte, deben trabajar más duramente para defender una postura fuerte y deben comprometerse a mantener estas exigencias para sus socios israelíes y palestinos. El Derecho internacional humanitario debe ser respetado por todas las partes involucradas en el conflicto, y el objetivo de la UE debe ser el de garantizar el respeto a esos principios.

 
  
MPphoto
 
 

  Joe Higgins (GUE/NGL), por escrito. – He votado a favor de esta resolución ya que subraya las horribles circunstancias en las que la gran mayoría de palestinos de Gaza vive aún hoy y, en particular, solicita la «inmediata» e «incondicional» apertura de todas las fronteras de Gaza. Apoyo completamente el derecho de la población palestina a la autodeterminación y su derecho a defenderse de los repetidos ataques del ejército israelí y de las fuerzas del Estado. Sin embargo, estoy totalmente en desacuerdo con las ideas políticas de la derecha islamista y de Hamas. También me opongo a los ataques individuales contra trabajadores judíos que dividen aún más a la clase trabajadora israelí de la palestina. Esto sólo sirve al Gobierno israelí y a otros grupos de extrema derecha en Israel como pretexto para lanzar más ataques sobre la población palestina. El Gobierno israelí no sirve a los intereses de las masas palestinas, ni a la clase obrera israelí. Los ataques sobre los niveles de vida y los derechos democráticos necesitan ser derrotados conjuntamente por los trabajadores israelíes y palestinos. La única solución que pude conseguir una paz duradera en la región es un Israel socialista, junto con una Palestina socialista en las que las fronteras se estipulen de mutuo acuerdo por ambas comunidades y sean parte de una confederación socialista democrática de Oriente Próximo.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (S&D), por escrito. – Apoyo firmemente los descubrimientos del informe Goldstone, y estoy encantado con que el Parlamento haya refrendado sus recomendaciones. Espero que el proceso de libertad duradera por medio de dos soluciones estatales sea apoyado por los descubrimientos Goldstone.

 
  
MPphoto
 
 

  Nuno Melo (PPE), por escrito. (PT) La UE debería estar profundamente preocupada por la resolución del conflicto israelo-palestino que, además de las víctimas que ha causado, durante décadas ha creado gran inestabilidad en la región y en el mundo.

Aún así creo que existen diferencias entre lo que hace Israel, como Estado soberano y democrático que comparte y promueve los valores básicos de las sociedades occidentales, y los movimientos radicales como el de Hamas que, en la mayoría de los caso, se niegan a reconocer la existencia del Estado de Israel. Esto es un obstáculo a una completa resolución del conflicto.

Esto no evita que condenemos, en cualquier situación, los actos de violencia que han ocurrido en ambas partes del conflicto, que ha conmocionado al mundo y que sólo puede motivarnos y comprometernos a encontrar nuevas formas de promover el entendimiento.

 
  
MPphoto
 
 

  Andreas Mölzer (NI), por escrito. (DE) La propuesta de resolución común de hoy sobre el informe Goldstone da una vez más expresión a la lucha de la UE por una evaluación justa y una revisión de los hechos durante el conflicto de Gaza. El 26 de febrero de 2010, ambos bandos fueron requeridos de nuevo por la Asamblea General de las Naciones Unidas para llevar a cabo investigaciones creíbles y para enviar nuevos informes dentro de cinco meses. Las autoridades palestinas han instituido ahora un panel de investigación independiente, lo que supone buenas noticias. Las acciones de la Unión Europea en el panorama internacional deben enfocarse al cumplimiento estricto de los principios y objetivos de la carta de las Naciones Unidas y del Derecho internacional. De forma similar, el cumplimiento del Derecho internacional humanitario y de las normas del Derecho internacional relativo a los derechos humanos por parte de Israel y por los palestinos es un requisito previo material para el proceso de paz, que lleva a la formación de dos Estados que coexistan en paz y seguridad. Con esta resolución, la UE intenta provocar la consecución de una posición común establecida sobre las medidas resultantes del informe de la misión de estudio de las Naciones Unidas sobre el conflicto de Gaza y el Sur de Israel desarrollado por el juez Goldstone. El informe también argumenta la propugnación pública de las recomendaciones del informe deberían aplicarse y esta responsabilidad debe ser asumida por todas las violaciones del Derecho internacional, incluidos los crímenes de guerra imputados, por lo que he votado a favor.

 
  
MPphoto
 
 

  Franz Obermayr (NI), por escrito. (DE) La propuesta de resolución común sobre el informe Goldstone expone el deseo de la Unión Europea de investigar los sucesos acaecidos en Gaza con mucho detalle. El 26 de febrero de 2010, la Asamblea General de las Naciones Unidas, una vez más, solicita una investigación de cinco meses sobre los incidentes y las supuestas violaciones de importantes seres humanos. Según la última información, por el momento tan sólo el lado palestino ha cumplido, lo cual es una gran vergüenza. En mi opinión, la Unión Europea debe entrar activamente a batear en las organizaciones y comités internacionales por la conformidad con y la aplicación del Derecho internacional. Ese mismo respeto por la conformidad con el Derecho internacional humanitario y de las normas del Derecho internacional relativo a los derechos humanos por ambas partes en conflicto podría ser una condición previa en el conflicto de Oriente Próximo para un proceso discernible en el proceso de paz, que ahora podría sufrir un grave revés, una vez más, como resultado de la construcción planificada de asentamientos por parte de Israel. La resolución común pide que las recomendaciones del informe de la misión de estudio de las Naciones Unidas sobre el conflicto de Gaza y el Sur de Israel dirigido por el juez Goldstone sean aplicadas, por lo que he votado «sí».

 
  
MPphoto
 
 

  Wojciech Michał Olejniczak (S&D), por escrito. (PL) Los derechos humanos deben ser respetados por todos los bandos en el conflicto de Oriente Próximo. Cualquier sospecha de que los derechos humanos han sido violados, por cualquiera de los dos bandos, debe ser comprobado. Aquí, sin embargo, debe usarse un acercamiento idéntico para todas las partes en conflicto. El informe Goldstone es un documento que ha creado una gran cantidad de emociones y controversia. Se ha encontrado numerosas acusaciones de parcialidad. Muchos han señalado que el informe no trata de igual forma todos los factores que condujeron al conflicto. Sin embargo, la comunidad internacional no debe darle la espalda al conflicto. Las recomendaciones Goldstone incluyen una propuesta para llevar a cabo investigaciones de delitos presuntamente cometidos por cualquiera de las dos partes en conflicto. La realidad del conflicto de Oriente Próximo pone un nuevo interrogante sobre la posibilidad de hacer esto. Existe un grave peligro de que el Parlamento Europeo no sea capaz de monitorizar las acciones llevadas a cabo por Hamas sino sólo las llevadas a cabo por Israel. Teniendo estas circunstancias en cuenta, he decidido votar contra la adopción de la resolución común en la votación final.

 
  
MPphoto
 
 

  Zuzana Roithová (PPE), por escrito. (CS) No he apoyado la propuesta de resolución común de los socialistas, los liberales, el bloque de la izquierda y los Verdes sobre la aplicación de las recomendaciones del informe Goldstone sobre Israel. Este informe fue adoptado por la Asamblea General de las Naciones Unidas el pasado noviembre por sólo cinco de los 27 Estados miembros. La razón de ello es que el informe no era responsable de analizarlo al nivel del Consejo de Derechos Humanos, y aunque la Asamblea General votó sobre un informe sin equilibrio, que describe a Israel como una organización terrorista. Soy uno de los políticos que luchan por un objetivo y la investigación inflexible en todos los casos de supuestas violaciones de los derechos humanos en el conflicto de Gaza. Sin embargo está en juego la credibilidad de las conclusiones de la investigación. No es aceptable permitir la politización de una investigación en curso que aún no se ha completado. El objetivo, después de todo, debería ser conseguir una solución pacífica al conflicto israelo-palestino y la futura prosperidad de dos países independientes, Israel y Palestina, y no una lucha de poder entre Europa y los Estados Unidos por tener influencia en la región.

 
  
MPphoto
 
 

  Raül Romeva i Rueda (Verts/ALE), por escrito. – He votado a favor de la propuesta de resolución RC7-0136/2010 sobre las Recomendaciones Goldstone, principalmente porque insiste en pedir una postura europea fuerte en el seguimiento del informe Goldstone y que se apliquen las recomendaciones y que la responsabilidad de todas las violaciones del Derecho internacional deben ser denunciadas públicamente, pide a todos los partidos que lleven a cabo investigaciones que cumplan los estándares internacionales en cinco meses y pide una vigilancia activa de la aplicación del informe por parte del Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad y del Vicepresidente de la Comisión y de los Estados miembros de la UE. Además añade nuevos puntos a lo que el Parlamento ya había dicho en el pasado, tales como solicitar al Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad y al Vicepresidente de la Comisión que evalúen los resultados de las investigaciones de todas las partes y vuelvan a informar al Parlamento, recuerda que la responsabilidad y credibilidad de la UE así como las de sus Estados miembros requieren una vigilancia total sobre la presión que tienen las ONG implicadas en la redacción del informe Goldstone y en las investigaciones de seguimiento, incluyendo referencias a las medidas restrictivas impuestas en sus actividades.

 
  
MPphoto
 
 

  Olle Schmidt y Cecilia Wikström (ALDE), por escrito. (SV) No es un buen momento para adoptar una resolución sobre Israel. Podemos esperar que pronto recibamos una completa evaluación del informe Goldstone y creo que no deberíamos anticiparnos. La situación es delicada y el conflicto entre las partes se ha polarizado. No debemos agravar la situación adoptando una resolución que, en definitiva, debería considerarse insatisfactoria por las partes implicadas. También me parece raro que la UE pueda adoptar una resolución sobre un mandato que no era apoyado por ninguno de los Estados miembros de la UE en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

 
  
MPphoto
 
 

  Marek Siwiec (S&D), por escrito. (PL) No creo que la resolución común sobre la aplicación de las recomendaciones Goldstone sobre Israel/Palestina refleje completamente los puntos de vista expresados por los diputados al Parlamento Europeo durante el debate que tuvo lugar en Bruselas el 24 de febrero. La resolución no representa de forma adecuada la posición de la mayoría los grupos políticos que ayudaron a crear el documento. El informe al que se refiere la resolución —el informe Goldstone— es sesgado, y no trata todos los factores que condujeron al conflicto de igual forma. Además, la resolución común no menciona las circunstancias que llevaron al conflicto, ni contiene ninguna referencia a los 8 000 ataques a civiles israelíes organizados por Hamas y por otros grupos armados. Ni hay información sobre cómo Hamas ha ignorado el alto el fuego.

El punto 7 del documento que he referido muestra claramente que el Parlamento Europeo no será capaz de vigilar las acciones de Hamas sino sólo las que lleve a cabo Israel. Tal posición reduce la credibilidad del sistema jurídico israelí, y también sus instituciones, y mina su capacidad de llevar a cabo investigaciones. Por eso, en la votación final, he votado en contra de la adopción de la resolución común.

 
  
MPphoto
 
 

  Catherine Soullie (PPE), por escrito. (FR) Reducir el conflicto israelo-palestino a una mera comparación del número de muertos de los dos bandos enfrentados sólo puede distorsionar nuestro punto de vista sobre esta guerra, que lleva mucho tiempo desarrollándose. Todos estamos de acuerdo en que es difícil encontrar una solución para este conflicto, ya que las causas en sí son complejas y están muy arraigadas. De esta forma, en esta parte del mundo es imposible ver las cosas sólo en términos de blanco o negro.

La misión llevada a cabo por el juez Goldstone tan sólo tenía encomendada la tarea de listar las violaciones del Derecho internacional. Aunque no todas las conclusiones de este informe son justificables, votar en contra de estas resoluciones, que aprueban el enfoque y las conclusiones de un texto que creo se ha manipulado de forma sesgada pero, sobre todo, basado en objetivos incompletos, me parece la solución más honesta intelectualmente.

Sí, necesitamos denunciar y parar los abusos que se cometan por una u otra de las partes en conflicto en la región, pero necesitamos tener mucho cuidado con respecto al procedimiento utilizado si queremos establecer la justicia en la región para que nos guíe en la dirección de una paz duradera.

 
  
MPphoto
 
 

  Bart Staes (Verts/ALE), por escrito. (NL) He votado a favor de la resolución común sobre el informe Goldstone, no porque reconozca que las personas de Gaza continúan viviendo bajo las vergonzosas condiciones como consecuencia del bloqueo y porque pide una apertura del paso de las fronteras inmediata, permanente e incondicional. El texto aprobado presiona para la aplicación de las recomendaciones del informe Goldstone y para la responsabilidad de todas las violaciones del Derecho internacional, incluidas las acusaciones de crímenes de guerra. El informe es el resultado de una investigación equilibrada y concienzuda basada en las visitas de campo y en las entrevistas con testigos.

Según el informe, las partes implicadas en las violaciones del Derecho internacional humanitario. El informe sostiene que los oficiales del ejército israelí deben dar cuenta de lo siguiente: del uso indiscriminado del fósforo blanco, de no hacer distinciones entre los civiles y los combatientes, de las consecuencias humanas del bloqueo, que es un instrumento de castigo colectivo, y de la violación de la ley marcial.

El informe contiene elementos suficientes para solicitar a la Secretaría General y al Consejo de Seguridad de la Naciones Unidas que comiencen los procedimientos legales, que serán la mejor manera de garantizar que todas las dudas y discusiones acerca de los hechos ocurridos en Gaza son eliminadas. Me parece lamentable que el Grupo del Partido Popular Europeo (Demócrata-Cristianos) no haya aportado nada a este texto.

 
  
MPphoto
 
 

  Charles Tannock (ECR), por escrito. – El Grupo de los Conservadores y Reformistas Europeos no reconoce una sustanciosa cantidad del informe Goldstone y de ahí que no hayamos votado a favor de la propuesta de resolución del Grupo del Partido Popular Europeo ni de la propuesta de resolución común. El Grupo de los Conservadores y Reformistas Europeos tiene serias dudas acerca de la legitimidad y de la naturaleza sesgada del informe producido por el juez Goldstone y, especialmente, no quiere ver a miembros de las Fuerzas de Defensa de Israel ni a políticos acusados de crímenes de guerra. Apoyamos las conversaciones continuadas por la paz y la seguridad en la región, apoyamos una solución de dos estados y reconocemos los asuntos humanitarios ocasionados por el conflicto existente en la región.

 
  
MPphoto
 
 

  Róża Gräfin Von Thun Und Hohenstein (PPE), por escrito. (PL) Como jugador global, la Unión Europea debería tener en cuenta no sólo el bien de sus ciudadanos, sino que tampoco deberían olvidarse de mantener una perspectiva mundial. Por este motivo, las decisiones tomadas por los diputados al Parlamento Europeo deben basarse en una realidad que es más que sólo europea. Es un error votar la resolución sobre la aplicación de las recomendaciones del informe del juez Goldstone antes de que este haya sido adoptado por las Naciones Unidas.

Dejando a un lado el hecho de que no había tiempo suficiente para debatir este informe, no se nos dio una presentación del informe que incluyese una cobertura comprensiva de los argumentos en contra. En una situación en la que los Estados miembros de la Unión Europea no están mostrando la voluntad de tomar una acción consistente sobre Israel y Palestina, la adopción por parte de Parlamento Europeo de cualquier tipo de resolución no es de ayuda para el proceso de paz en Oriente Próximo.

Por estos motivos me he abstenido de votar en la resolución del Grupo del Partido Popular Europeo (Demócrata-cristianos), y he votado en contra de la resolución común presentada por otros partidos. Tengo especiales reservas con respecto a los puntos J y 10 de la resolución común, los cuales, mientras subrayan la trágica situación de los habitantes de la Franja de Gaza, no explican que esto es resultado directo del gobierno de Hamas —grupo que la comunidad internacional considera una organización terrorista—.Además, no puedo estar de acuerdo con los puntos 2 y 4 de la resolución común, lo cuales piden la aplicación de las recomendaciones Goldstone, ya que no todas son legítimas.

 
  
MPphoto
 
 

  Dominique Vlasto (PPE), por escrito. (FR) Gracias al informe Goldstone ha sido posible subrayar la necesidad de llevar a cabo rápidamente investigaciones independientes para establecer la realidad de los hechos y la responsabilidad de las partes implicadas, y presentar conclusiones de cualquier violación del Derecho internacional y del Derecho internacional humanitario cometidas durante el conflicto de Gaza. Esas investigaciones deben dirigirse honestamente a las autoridades palestinas e israelíes. Por eso espero que sean capaces de facilitar la continuación de las negociaciones, y por eso apoyo sin reservas el principio de las investigaciones. También me gustaría enfatizar que este conflicto de Gaza ha causado la destrucción de muchos proyectos financiados por la Unión Europea y que pretendían mitigar la crisis humanitaria que está sufriendo la población, que es la víctima de una escasez de alimentos básicos y de una carencia de acceso a los servicios públicos básicos. La población más humilde necesita que se les den esperanzas y continuar creyendo en una rápida solución del problema israelo-palestino. Sólo bajo estas circunstancias las condiciones estarían en lugar de conseguir una paz justa y duradera entre un Estado palestino y un Estado israelí que sean vecinos viables, seguros y pacíficos.

 
  
  

Propuesta de resolución RC-B7-0134/2010

 
  
MPphoto
 
 

  Diogo Feio (PPE), por escrito. (PT) No hace mucho que recordé al Parlamento que las elecciones en Belarús no son libres, que la libertad de expresión, de asociación y de protesta no existe y que ha habido un aumento en el número de actividades represivas dirigidas por las autoridades. Además, los prisioneros políticos aún no se han liberado, la pena de muerte no ha sido abolida y no hay ninguna garantía ni de la separación de poderes, en especial, la independencia judicial, o el respeto por los derechos humanos.

El uso reciente de la policía contra la Unión de los Polacos de Belarús y la negación de los derechos que pedían son dos episodios más que sirven para debilitar la confianza europea en la dictadura belarusa. Les piden a todos los demócratas europeos, especialmente a las instituciones europeas y a los gobiernos de los Estados miembros, que proporcionen una vigilancia rigurosa y una reacción firme y coordinada hacia las autoridades de Minsk, las cuales continúan siendo leales a los peores legados del comunismo. La Unión Europea no puede ser socia de una Belarús que no respeta ni a sus propios nacionales ni el Derecho internacional. Como dice el refrán en mi país: «¡Mejor solo que mal acompañado!».

 
  
MPphoto
 
 

  José Manuel Fernandes (PPE), por escrito. (PT) La Unión Europea no debería reconocer la legitimidad del Parlamento belaruso hasta que haya unas elecciones libres en dicho país. Por eso, pido a las autoridades belarusas que emprendan una reforma completa de la legislación electoral del país, de acuerdo con las recomendaciones de la Organización de Seguridad y Cooperación en Europa/Organismo de instituciones democráticas y derechos Humanos.

Las acciones de las autoridades belarusas contra los miembros de la organización que representa a la minoría nacional polaca son totalmente censurables, como lo son los juicios sesgados políticamente y el hecho de que las autoridades judiciales aparentemente reciban órdenes del ejecutivo. La UE no puede estar de acuerdo con la decisión de las autoridades belarusas de limitar el acceso a Internet o con la falta de garantías de libertad de prensa, libertad de reunión pacífica y de asociación y libertad de culto en iglesias diferentes de la Iglesia Ortodoxa de Belarús, así como otros derechos y libertades políticas.

Alego que el nivel de cooperación comunitaria con las autoridades belarusas debe ser directamente proporcional al nivel de respeto por los derechos humanos en aquel país. Aún comparto la preocupación sobre las declaraciones de la Vicepresidenta de la Comisión/Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad sobre la represión de la minoría nacional polaca, que fue débil y tarde.

 
  
MPphoto
 
 

  Nuno Melo (PPE), por escrito. (PT) Desde el final de la Guerra Fría, las relaciones entre Belarús y Occidente han ido hacia delante en el desarrollo de un nuevo entendimiento y la Unión Europea ha estado desarrollando un diálogo positivo en términos de proporcionar a Belarús incentivos para hacer progresos relacionados con la democracia y los derechos humanos.

A pesar de lo anterior, la UE no puede aceptar acciones que entren en conflicto con los principios internacionales y la legislación respecto a los derechos de las minorías nacionales. La UE no puede mantener opiniones relativas sobre los derechos humanos.

 
  
MPphoto
 
 

  Kristiina Ojuland (ALDE), por escrito. (ET) Señor Presidente, como co-autor de la resolución del Parlamento Europeo sobre la situación concerniente a la sociedad civil y las minorías en Belarús, he votado a favor de la resolución. Aunque, el año pasado, el régimen de Lukashenko liberó prisioneros políticos y se ha suavizado un poco, la Unión Europea no puede mirar para otro lado cuando hay que enfrentarse a las recientes violaciones de los derechos humanos de los miembros de la Unión de los Polacos de Belarús. Sólo es posible extender los beneficios de la Asociación Oriental a los ciudadanos belarusos si la administración belarusa garantiza los derechos humanos y las libertades civiles y empieza a hacer reformas democráticas. Las concesiones hechas por el régimen hasta la fecha han continuado siendo insuficientes y el arresto de la presidenta de la Unión de los Polacos de Belarús, Angelika Borys, así como el rechazo de permitir que se registre el movimiento y que se liberen sus activos, son otro encontronazo con las relaciones con la Unión Europea. En mi opinión, siguiendo la continua violación de los principios de los derechos humanos y el Estado de Derecho, la Unión Europea no tiene más remedio que considerar acciones reimpositivas a la administración belarusa.

 
  
MPphoto
 
 

  Wojciech Michał Olejniczak (S&D), por escrito. (PL) He votado a favor de la adopción de la propuesta de resolución común del Parlamento Europeo (RC-B7-0134/2010). Hace algunos meses, el Parlamento Europeo adoptó una resolución pidiendo a las autoridades belarusas que pusiesen fina la pena capital de sus ciudadanos. Hoy, una vez más, estamos hablando de Belarús, las violaciones de los derechos humanos y de los principios de la sociedad civil. La Unión Europea se ha abierto a Belarús. Hemos puesto las presiones adecuadas en su sitio, esto como inclusión de Belarús en la Asociación Oriental. La confianza que hemos depositado en Belarús debía iniciar un cambio hacia la democratización y el respeto de los derechos civiles. Desafortunadamente, esto no ha pasado. En vista de esto, la Unión Europea debe ser firme y adoptar una postura más fuerte en las relaciones con Belarús, y debe llevar a cabo acciones efectivas para garantizar que los derechos de las minorías se respeten. Espero que la presente resolución inicie cambios en la dirección deseada. Si eso no ocurre, espero que la revisión del enfoque de la Unión Europea de Belarús y la imposición de sanciones adecuadas. Cada solución inefectiva sería una prueba de nuestra debilidad.

 
  
MPphoto
 
 

  Raül Romeva i Rueda (Verts/ALE), por escrito. – He votado a favor de esta resolución que era, de hecho, un texto acordado entre todos los mayores grupos políticos, incluido el nuestro. La resolución e ha adoptado de forma unánime.

 
  
MPphoto
 
 

  Czesław Adam Siekierski (PPE), por escrito. (PL) La ausencia de la libertad de expresión, problemas registrando las organizaciones políticas, incluso sociales y el uso de los medios de comunicación del Estado para hacer propaganda son sintomáticos de un funcionamiento del Estado excesivamente autoritario. La Unión ha tendido una mano de ayuda a Belarús en forma de inclusión en la Asociación Oriental, un programa destinado a reforzar la democracia y el Estado de Derecho. Las actividades de las autoridades belarusas no cumplen los estándares internacionales de los reglamentos que rigen la conducta hacia la oposición y las organizaciones no gubernamentales o los estándares relativos a la protección de las minorías nacionales. Es importante encontrar una salida adecuada de esta situación, en la que la Unión debe mostrar su desaprobación mediante medidas específicas, tales como las sanciones o las restricciones de visados, pero, al mismo tiempo, no debemos aislar Belarús del resto de Europa porque toda la sociedad belarusa sufrirá, y no las autoridades condenadas por la Unión. Deberíamos mostrar a show Belarús cuánto se puede beneficiar de la cooperación con la UE, y estipular hasta qué punto cumple Belarús con los requisitos de la UE serán reflejados en un apoyo en el que Belarús puede confiar.

 
  
MPphoto
 
 

  Artur Zasada (PPE), por escrito. (PL) Estoy encantado de escuchar los resultados de la votación de hoy. Hemos adoptado una resolución en la que condenamos las recientes represiones contra la minoría polaca en Belarús. La adopción del documento por aclamación tiene una implicación especial. Es el voto de todo el Parlamento, de todos los grupos políticos y los representantes de los 27 Estados miembros de la Unión Europea. No imagino que Belarús se beneficie de lo que se ha estado ofreciendo bajo la Asociación Oriental sin la previa relegalización de la Unión de los Polacos de Belarús y la vuelta a su propiedad, y, además, sin liberal a los prisioneros políticos tales como Andrei Bandarenko, Ivan Mikhailau y Arystom Dubski. Hoy le hemos enviado a Belarús una señal clara. Ahora estamos esperando una respuesta.

 
  
  

Propuesta de resolución B7-0133/2010

 
  
MPphoto
 
 

  Zigmantas Balčytis (S&D), por escrito. (LT) El Consejo Europeo ha subrayado que es importante revisar el contrato económico y social entre las instituciones financieras y la sociedad a la que sirven y para garantizar que, en momentos buenos, la sociedad es capaz de obtener ventaja de los beneficios proporcionados y está protegida del riesgo. En este asunto, el Consejo Europeo ha solicitado al FMI que considere todas las posibilidades cuando lo revise, incluido el impuesto sobre las transacciones financieras a escala global. Apoyo esta resolución y creo que la Unión Europea debe alcanzar un acuerdo sobre una postura común en la materia.

La Comisión Europea debe preparar un estudio de impacto del impuesto sobre las transacciones financieras y examinar sus logros y defectos. También estoy de acuerdo con la provisión de resolución que tenemos que analizar a nivel comunitario cómo el sector financiero puede justamente ayudar a cubrir el daño hecho que está conectado con las intervenciones del gobierno destinadas a estabilizar el sector bancario.

 
  
MPphoto
 
 

  Sebastian Valentin Bodu (PPE), por escrito. (RO) La actual propuesta de resolución, que viene a raíz de las discusiones del G20 llevadas a cabo como parte de la Cumbre de Pittsburgh y de la petición hecha por parte de algunos organismos internacionales, tales como el FMI, pueden proporcionar una solución para ambos evitando nuevos desastres financieros y recuperando las sumas que los tesoros han puesto a la disposición de bancos para salvarlos del fracaso. En cualquier caso, la adopción de tal legislación en Francia y Bélgica, en un espíritu pionero, se agradece (con el Reino Unido también examinando la posibilidad de introducir una legislación similar), y esperamos ver su impacto.

Según las estimaciones francesas, el impuesto del 0,005 % quitará más de 20 000 millones de las arcas públicas francesas. Sin embargo ¿cómo va a responder el sector bancario? ¿Restringirá el número de transacciones especulativas, consideradas peligrosas, o usará la ventaja de la movilidad de capitales y continuará llevando a cabo dichas transacciones a través de sucursales bancarias localizadas en países en los que este tipo de obligación no existe?

Por eso creo que el éxito de tales obligaciones requiere un enfoque global, lo que también significa presentarlo a los organismos internacionales como las Naciones Unidas. Aún haciendo esto, es difícil creer que una acción global conjunta pueda conseguirse (compárense las legislaciones marítimas).

 
  
MPphoto
 
 

  Marielle De Sarnez (ALDE), por escrito. (FR) Al apoyar la resolución aprobada hoy por una amplia mayoría (536 votos frente a 80, con 33 abstenciones), la delegación francesa del Movimiento Democrático ha reiterado su deseo de disponer de una evaluación de impacto y de propuestas concretas por parte de la Comisión Europea para la creación de impuestos sobre las transacciones financieras. Le solicitamos a la Comisión que elabore una propuesta con el objeto de definir una posición común europea que se presente en el G20 de junio. También sería oportuno evaluar en qué medida este tipo de impuestos podrían contribuir a estabilizar los mercados financieros. Las cuestiones para las que la Comisión debería ofrecer respuestas están relacionadas tanto con el empleo de este impuesto para respaldar la adaptación de países en desarrollo al cambio climático y la financiación de la cooperación al desarrollo, como con las palancas que podría emplear la Comisión para persuadir a sus socios de que se unan en la aplicación de este impuesto con el fin de impedir la migración del capital. Sobre todo, sin embargo, se debe llevar a cabo una evaluación de impacto en profundidad, con el propósito de garantizar que este impuesto no reduzca la competitividad de la Unión ni las inversiones duraderas, ni posea repercusiones negativas sobre las PYME y los inversores individuales.

 
  
MPphoto
 
 

  Harlem Désir (S&D), por escrito. (FR) En el año 2000, yo presenté con el Intergrupo de la globalización la primera resolución que pedía a la Comisión que estudiara la viabilidad de un impuesto sobre los flujos de capitales especulativos. La resolución no fue aprobada, pues se quedó corta en el número de votos necesarios. Han transcurrido diez años y el G20, al igual que varios Estados miembros, ya no descarta la idea de este tipo de impuesto y, sobre todo, la crisis ha servido para recordarnos los perjuicios que pueden ocasionar esos volátiles mercados financieros.

Por este motivo me satisface que se haya aprobado con un margen tan amplio la resolución relativa a los impuestos sobre las transacciones financieras. Constituye un paso pequeño, pero el mensaje queda claro. El Parlamento está haciendo un llamamiento a la Comisión para que asuma por fin la tarea y emprenda un proyecto de implementación. Un impuesto de estas características poseería la doble ventaja de contribuir a estabilizar los mercados y de generar enormes ingresos que ayuden a los países en desarrollo a financiar su adaptación al cambio climático y a luchar contra la pobreza.

Aquellos que se oponen nos argumentan que no sería eficaz a menos que posea un carácter global, pero debemos dar un primer paso, como algunos países han hecho con el impuesto sobre los billetes de avión. No nos llevará a ningún sitio practicar la política de esperar a ver qué pasa. Debemos mostrar el camino.

 
  
MPphoto
 
 

  José Manuel Fernandes (PPE), por escrito. (PT) El sector financiero debe asumir su parte de responsabilidad por la crisis económica que nos asola. Hasta el momento, la economía real, los contribuyentes, los consumidores, los servicios públicos y la sociedad en general, hemos sido los primeros en pagar una parte importante de los costes y las consecuencias de la crisis financiera. Son varios Estados miembros que han pedido un impuesto sobre las transacciones financieras.

El contexto político y regulatorio en este ámbito ahora es diferente. Existen nuevas iniciativas regulatorias, como la lucha contra los paraísos fiscales, la eliminación de las lagunas jurídicas de las cuentas de gestión, los requisitos que se aplican a las transacciones bursátiles y el empleo de depósitos de transacciones para el registro de instrumentos derivados.

La Unión Europea debe adoptar una posición común en el marco internacional de las reuniones del G20. Para poder hacer esto, la Comisión debe evaluar el impacto de un impuesto global sobre las transacciones financieras antes de la próxima cumbre del G20.

Esta evaluación debe valorar concretamente los efectos de la introducción del impuesto sobre las transacciones financieras en la Unión Europea, en contraposición a su introducción a nivel global. Deben determinarse los costes, así como si este impuesto contribuirá a la estabilización de los mercados financieros.

 
  
MPphoto
 
 

  Ilda Figueiredo (GUE/NGL), por escrito. (PT) Considero que las diversas afirmaciones realizadas en el preámbulo de la resolución, ahora aprobada por la mayoría del Parlamento, son positivas. Especialmente la declaración de que el sector financiero debe asumir una buena parte de la carga de la recuperación y el desarrollo económico, dado que hasta el momento ha sido la economía real, constituida por los contribuyentes, los consumidores, los servicios públicos y la sociedad en general, la que ha tenido que pagar una considerable parte de los costes y de las consecuencias de la crisis financiera. Sin embargo, después de esto, ha habido casi arrepentimiento a la hora de emprender cualquier acción orientada a la aplicación de un posible impuesto sobre las transacciones financieras, pues después se han presentado muchas condiciones a la aplicación de la resolución. Por ese motivo nos hemos abstenido.

Lamentablemente, se ha producido un retraso en la aplicación de nuevas iniciativas regulatorias y en el progreso de la prometida lucha contra los paraísos fiscales, la eliminación de las omisiones jurídicas de las cuentas de gestión, los requisitos aplicables para las transacciones bursátiles y el empleo de los depósitos de transacciones para el registro de instrumentos derivados. Es necesario realizar un progreso decisivo y no continuar en estas aguas turbias que sólo sirven a los especuladores financieros y a los enormes intereses capitalistas.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (S&D), por escrito. – Apoyo el impuesto sobre transacciones financieras, y me complace enormemente que esta iniciativa esté adquiriendo todo este respaldo. Para que sea eficaz, debería ser un impuesto de carácter global, y apoyo las medidas orientadas a introducir tal cargo en las transacciones financieras.

 
  
MPphoto
 
 

  Arlene McCarthy (S&D), por escrito. – Hoy hemos votado con una inmensa mayoría a favor de mantener el impulso político tras un impuesto global sobre transacciones financieras (ITF). Es evidente que ha llegado el momento de la acción radical a fin de garantizar que el sector financiero demuestre su rentabilidad tras la crisis y un ITF constituiría una herramienta importante. Posee un importante respaldo del público, de las ONG y de los sindicatos de toda Europa. Un ITF podría ayudar a reducir el comercio financiero arriesgado y volátil al mismo tiempo que recaudaría miles de millones que podrían contribuir a hacer frente a los efectos del cambio climático y ayudar a los países en desarrollo que se han visto más gravemente afectados por la crisis financiera. Esta resolución insta a la Comisión a analizar las opciones para un impuesto semejante y envía una señal clara para que Europa ejerza presión con el propósito de obtener un acuerdo global que cumpla con la exigencia pública de acción. Resulta decepcionante que el Grupo de los Conservadores y Reformistas Europeos y sus miembros conservadores, que están claramente en contra del impuesto sobre las transacciones financieras, hayan elegido tergiversar deliberadamente la votación de hoy en sus declaraciones, interpretándola como una petición de un ITF sólo a nivel de la UE. Si Europa no emprende ninguna acción y no consigue obtener un enfoque, se quedará fuera del debate internacional; nuestra votación de hoy constituye, en su lugar, un mandato para que Europa contribuya a conducir este debate.

 
  
MPphoto
 
 

  Nuno Melo (PPE), por escrito. (PT) El Partido Centro Democrático y Social/Partido Popular portugués se opone, por regla general, a la creación de impuestos europeos. También se produce la circunstancia de que los impuestos representan importantes herramientas a disposición de los Estados miembros y son aún más importantes en épocas difíciles, como en la presente crisis. Finalmente, las diferentes opciones de fiscalidad, ya sea a través de impuestos o contribuciones, que se ejercen en los diferentes Estados miembros, aportarían necesariamente al impuesto en cuestión una cualidad más o menos sancionadora, lo que permitiría que se produjeran injusticias a nivel europeo que no tendrían sentido.

 
  
MPphoto
 
 

  Andreas Mölzer (NI), por escrito. (DE) A mi parecer, el hecho de que el sector financiero deba contribuir equitativamente a la recuperación y el desarrollo de la economía se trata de una realidad inevitable, especialmente teniendo en cuenta que fue la economía real la que corrió con los considerables costes y las consecuencias de la crisis financiera: los contribuyentes, los consumidores, el sector público y toda la sociedad. Un potencial impuesto sobre las transacciones financieras podría reducir el inmenso volumen de capital especulativo que recientemente ha repercutido una vez más de forma negativa en la economía real, y que por lo tanto también representa un paso hacia el crecimiento sostenible. No obstante, antes de que consideremos la introducción de este tipo de impuesto, debemos sopesar cuidadosamente los pros y los contras. Ese proceso es precisamente lo que pide la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios y constituye el motivo por el cual he votado a favor de la resolución. Un punto crucial que sólo se menciona de pasada en el texto pero que debe definirse claramente antes de tomar una decisión es el potencial empleo del capital que podría generarse gracias a dicho impuesto. Considero que el impuesto debe imponerse allí donde tenga lugar la transacción y también debe, en otras palabras, beneficiar a los Estados en cuyo territorio estén ubicadas las bolsas relevantes. Se debe especificar el método exacto para el cálculo. Si la UE insiste en imponer el propio impuesto, debe, en cualquier caso, compensar la tremenda contribución del Estado miembro en cuestión. Bajo ninguna circunstancia se debe permitir que esto conduzca a una competencia en materia de impuestos por parte de la UE.

 
  
MPphoto
 
 

  Raül Romeva i Rueda (Verts/ALE), por escrito. – He votado a favor, hoy, de la propuesta de resolución B7-0133/2010 relativa a la fiscalidad de las transacciones financieras y me complace que, por primera vez, el Parlamento haya exigido una evaluación de la viabilidad y del impacto derivados de la introducción de un impuesto sobre las transacciones financieras a nivel de la UE. Se trata de un progreso considerable. Ahora se debe ejercer presión sobre la Comisión para que proponga avances concretos. Los ciudadanos europeos esperan que los costes de la crisis financiera sean asumidos por los responsables de los mercados financieros que los causaron. Por lo tanto, no debemos conformarnos con una solución minimalista en la línea de la propuesta de los EE.UU. que pueda generar unos pocos miles de millones de euros; unos ingresos relativamente reducidos teniendo en cuenta los enormes costes. Reducir la pobreza, combatir el cambio climático y hacer frente a la crisis financiera constituyen objetivos que requieren unos ingresos superiores a varios miles de millones de euros. Un impuesto sobre las transacciones diseñado de manera inteligente proporcionaría tales ingresos y frenaría de forma simultánea la especulación en los mercados financieros.

 
  
  

Propuesta de resolución B7-0132/2010

 
  
MPphoto
 
 

  Edite Estrela (S&D), por escrito. (PT) He votado a favor de la resolución relativa a una zona única de pagos en euros (SEPA) que pretende promover la creación de un mercado integrado de servicios de pago, sujeto a la competencia efectiva y donde no habrá distinción entre pagos en euros transfronterizos y nacionales.

SEPA sigue trabajando de forma imperfecta y no satisface las auténticas necesidades de sus usuarios. La Comunidad Europea debe establecer un plazo apropiado y vinculante en relación con el empleo de los instrumentos SEPA, con arreglo al cual todos los pagos de euros deben realizarse de conformidad a las normas de este sistema. Es igualmente importante garantizar que la adopción de este sistema no genere costes adicionales para el público europeo.

 
  
MPphoto
 
 

  Diogo Feio (PPE), por escrito. (PT) La creación de la zona única de pagos en euros (SEPA) es fundamental para una mayor integración del mercado de servicios de pago. Incrementará la competencia al no hacer distinción entre los pagos en euros realizados de forma transfronteriza y los pagos nacionales y puede llegar a poseer un impacto directo positivo en las vidas del público europeo.

De este modo, parece urgente que los gobiernos nacionales implementen los servicios de SEPA y que elaboren las normas que deban regular adecuadamente esta iniciativa de manera que se produzca, de hecho, una simplificación de la actual posición en cuanto a los servicios de pago y una reducción de los costes para el beneficio de los consumidores.

 
  
MPphoto
 
 

  José Manuel Fernandes (PPE), por escrito. (PT) La zona única de pagos en euros (SEPA) será un mercado integrado de servicios de pago sujeto a la competencia efectiva y donde no hay distinción entre pagos transfronterizos y nacionales en euros. Deberíamos haber establecido una fecha límite jurídicamente vinculante para la migración a los instrumentos de la SEPA. La migración de las Administraciones públicas a la SEPA se encuentra por debajo de nuestras expectativas.

Por lo tanto, es importante que todas las partes interesadas —legisladores, el sector bancario y los usuarios de los servicios de pago— contribuyan a realizar la SEPA. Debería garantizarse la continuidad de la validez jurídica de los actuales mandatos de débito directo en todos los Estados miembros, ya que la obligación de firmar nuevos mandatos al cambiar de los sistemas nacionales de débito directo al sistema de débito directo de la SEPA resultaría oneroso

Por consiguiente, la Comisión debe establecer una fecha límite clara, adecuada y jurídicamente vinculante para la migración a los instrumentos de la SEPA, que no debe ser posterior al 31 de diciembre de 2012, después de la cual todos los pagos en euros deberán hacerse aplicando las normas de la SEPA. La Comisión debe ayudar a las autoridades públicas en este proceso de migración mediante el desarrollo de planes nacionales de migración integrados y sincronizados.

 
  
MPphoto
 
 

  Nuno Melo (PPE), por escrito. (PT) La zona única de pagos en euros (SEPA) debe convertirse rápidamente en un mercado integrado de servicios de pago. Sin embargo, aún queda mucho por hacer antes de poder lograr esto y, a pesar de la existencia de directivas que estipulan el marco para las tarjetas SEPA y el sistema de crédito directo de la SEPA, la verdad es que estos sistemas aún no se encuentran operativos. Por lo tanto, es necesario que se superen todos los obstáculos de la implementación del sistema de la SEPA para poder empezar a funcionar plenamente lo más rápido posible. Es importante que el periodo de transición no dure más allá del 21 de octubre de 2012.

 
  
MPphoto
 
 

  Wojciech Michał Olejniczak (S&D), por escrito. (PL) La zona única de pagos en euros (SEPA) representa un concepto cuya introducción hará más sencilla la vida diaria de millones de europeos. Independientemente del Estado miembro del que sean ciudadanos, los europeos podrán realizar con facilidad pagos rápidos y económicos a personas o compañías en otro Estado miembro al mismo coste que los pagos realizados dentro de las fronteras de su propio país.

En la era de las operaciones bancarias por Internet, esto provocará un aumento de la competencia entre bancos, lo que beneficiará a los clientes. La introducción de la SEPA constituye el siguiente paso hacia la realización de una de las cuatro libertades fundamentales del mercado común: la libre circulación del capital. Lo que es sumamente importante es que la SEPA contribuirá a un acercamiento entre países de la zona del euro y países que, a pesar de ser Estados miembros de la Unión Europea, no forman parte de la zona del euro, así como otros países de la zona de libre comercio europea.

Por lo tanto, apoyo plenamente la resolución del Parlamento Europeo relativa a la implementación de la zona única de pagos en euros (SEPA). Al mismo tiempo, solicito a la Comisión Europea que conceda prioridad a los intereses de los clientes de la banca al por menor y a las cuestiones de la seguridad del sistema cuando se controle la introducción del sistema de la SEPA.

 
  
  

Propuesta de resolución RC-B7-0154/2010

 
  
MPphoto
 
 

  Kader Arif (S&D), por escrito. (FR) La resolución sobre el ACTA aprobada hoy y de la que soy uno de sus precursores, es sumamente simbólica porque es unánime. Constituye una señal clara enviada a la Comisión, que ha venido negociando este acuerdo con el mayor secreto durante dos años. El Parlamento pide una completa transparencia con respecto a las negociaciones en curso, así como un respeto por los tratados, que le otorgan el derecho a recibir la misma información que el Consejo. Ya sea en lo que respecta al método o a lo que conocemos de su contenido, me opongo a la forma en que se están llevando a cabo las negociaciones sobre el ACTA. Albergamos grandes temores de que se ponga en duda el acervo comunitario. Además del riesgo que conlleva volver a introducir la respuesta «flexible», podrían ponerse en tela de juicio el respeto por los derechos fundamentales de los ciudadanos en términos de libertad de expresión y de protección de la privacidad y la protección de datos, y el principio de la exención responsabilidad del acceso a Internet de proveedores y receptores. El Parlamento ya ha demostrado su compromiso con estos principios y si la Comisión no cambia de estrategia, provocará una campaña contra la ratificación del ACTA por parte del Parlamento, como ya hemos hecho con el Acuerdo SWIFT.

 
  
MPphoto
 
 

  Zigmantas Balčytis (S&D), por escrito. – He votado a favor de esta resolución. No cabe duda de que mejorar la protección de los derechos de propiedad intelectual y combatir la falsificación y la piratería representan cuestiones muy importantes en la Unión Europea y en todo el mundo, y acojo muy satisfactoriamente la apertura de las negociaciones a nivel internacional para fortalecer los derechos de propiedad intelectual y combatir la falsificación y la piratería de modo más eficaz. Sin embargo, estoy muy decepcionado ante la forma en que se están llevando a cabo estas negociaciones.

Con arreglo al Tratado de Lisboa, el Parlamento Europeo debe ser informado de manera inmediata y completa por parte de la Comisión de todas las etapas de las negociaciones sobre acuerdos internacionales, algo que no está ocurriendo con el Acuerdo ACTA. Además, el Parlamento Europeo deberá dar su consentimiento al Tratado ACTA antes de su entrada en vigor en la UE. Espero de veras que la Comisión Europea cumpla con su deber y proporcione toda la información necesaria sobre el estado de las negociaciones.

 
  
MPphoto
 
 

  Jan Březina (PPE), por escrito. (CS) Señor Presidente, he votado a favor de la resolución sobre la transparencia y el estado de las negociaciones del Acuerdo ACTA, porque comparto las dudas de los autores en cuanto al progreso de las negociaciones hasta la fecha. Se están llevando a cabo con arreglo a un régimen «restringido», lo que significa que únicamente la Comisión Europea y los Estados miembros de la UE poseen acceso a los documentos de la negociación. El Parlamento Europeo queda completamente excluido, y a pesar de ello este acuerdo constituye una condición previa fundamental para que el acuerdo entre en vigor. Mi postura es que el contenido digital y su gestión no deberían estar incluidos en el texto del acuerdo y, si se incluyeran, las disposiciones en cuestión no deberían poseer una naturaleza represiva. Pienso firmemente que el Acuerdo ACTA no debería ir más allá del marco de la legislación actualmente vigente en materia de propiedad intelectual y que cualquier penalización por la reproducción de contenido digital debería quedar a criterio de cada estado individual. La protección de la privacidad y la protección de los datos personales deben continuar constituyendo un pilar de la legislación europea que no debe verse socavado por acuerdos legales a nivel internacional.

Estoy a favor de un acuerdo ACTA que combata la falsificación, que representa una auténtica amenaza para la economía y el consumidor y que sin lugar a dudas vulnera los derechos de propiedad intelectual. Por otro lado, debería quedar excluida la copia que se realiza exclusivamente para uso particular. La inclusión de este tipo de copias supondría, en mi opinión, un conflicto frente al derecho a la libertad personal y a la información. En resumen, la falsificación y la copia no pueden tratarse de la misma forma.

 
  
MPphoto
 
 

  Derek Roland Clark (EFD), por escrito. – Si bien nosotros votamos como grupo en contra de la resolución ACTA el miércoles 10 de marzo de 2010, lo hicimos basándonos en el principio de que el Tratado ACTA en sí mismo no debería existir bajo ninguna circunstancia. Constituye una catastrófica violación de la propiedad privada individual. Si hubiésemos votado en favor de la resolución, estaríamos reconociendo la existencia de dicha legislación, por lo que decidimos no reconocer el tratado sobre esa base.

 
  
MPphoto
 
 

  Marielle De Sarnez (ALDE), por escrito. (FR) A pesar del Tratado de Lisboa y de la codecisión sobre comercio internacional, la Comisión y los Estados miembros impiden que se mantenga un debate público sobre el Acuerdo Comercial de Lucha contra la Falsificación (ACTA). Esta falta de transparencia despierta auténticas sospechas, que solamente pueden verse atenuadas consultando al público y al Parlamento Europeo. Si bien la lucha contra la falsificación es, efectivamente, legítima y necesaria, el Tratado ACTA reforzaría los derechos y el copyright de los autores. ¿Debe permitirse a los proveedores de acceso a Internet controlar los intercambios de archivos e imponer penalizaciones a los usuarios, incluyendo la suspensión de la línea? El coste de esta vigilancia sería exorbitante para los proveedores de este acceso, y las comprobaciones serían complicadas. Además, la piratería de Internet aún no se ha tipificado como delito ni en el Derecho europeo ni en el Derecho internacional. Por lo tanto, la idea de imponer sanciones de manera sistemática a tan gran escala es injustificable, más aún teniendo en cuenta que el acceso a Internet, en nombre del derecho a la información, aún constituye una libertad fundamental. La Comisión tendrá que proporcionar al Parlamento un documento que resuma las negociaciones y todas las posiciones del debate. Si no lo hiciera, el Parlamento podría rechazar este texto negociado en secreto de la misma manera que rechazó el Acuerdo SWIFT.

 
  
MPphoto
 
 

  Edite Estrela (S&D), por escrito. (PT) He votado a favor de la resolución sobre la transparencia y el estado de las negociaciones del Acuerdo Comercial de Lucha contra la Falsificación (ACTA) porque apoyo un proceso transparente en la gestión de las negociaciones.

Como resultado de la entrada en vigor del Tratado de Lisboa, el Parlamento tendrá que dar su conformidad al texto del Acuerdo ACTA antes de su entrada en vigor en la Unión Europea. La contribución del Parlamento es fundamental para garantizar que los medios empleados en la aplicación de los derechos de propiedad intelectual no obstruyan la vía de la innovación, la competencia, la protección de los datos personales y la libre circulación de información.

 
  
MPphoto
 
 

  Diogo Feio (PPE), por escrito. (PT) La falsificación constituye uno de los principales azotes de la economía global y a pesar de los esfuerzos por combatirla, es evidente que existe una falta de capacidad manifiesta para que los estados individuales acaben alcanzando una conclusión satisfactoria en esta lucha. En la actualidad, quedan claros los riesgos que implica la compra de determinados productos para la salud y la seguridad de los consumidores.

Desde un punto de vista comercial e industrial, esta industria paralela, que se alimenta de la creatividad y la fama de otros, debilita el valor de las marcas y resta eficacia a su función distintiva. De este modo, aunque es importante establecer un mercado abierto, libre y justo, esto solamente puede prevalecer si se produce un rechazo y una lucha generalizada por parte de las productoras. El Acuerdo Comercial de Lucha contra la Falsificación puede constituir un camino que merezca la pena emprender, pero antes es preciso que se comprenda y se debata de forma transparente, a diferencia de lo que ha venido ocurriendo hasta ahora.

 
  
MPphoto
 
 

  José Manuel Fernandes (PPE), por escrito. (PT) En 2008, la Unión Europea y otros países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos iniciaron negociaciones a fin de obtener un nuevo acuerdo multilateral orientado a reforzar la aplicación de los derechos de propiedad intelectual (DPI) y a emprender acciones contra la falsificación y la piratería (Acuerdo Comercial de Lucha contra la Falsificación-ACTA). Juntos decidieron aprobar una cláusula de confidencialidad. Cualquier acuerdo sobre el ACTA al que llegue la Unión Europea debe respetar las obligaciones jurídicas impuestas a la UE en relación con la legislación sobre privacidad y protección de datos personales, con arreglo a la Directiva 95/46/CE y la Directiva 2002/58/CE y la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos y del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE).

A raíz de la entrada en vigor del Tratado de Lisboa, el Parlamento tendrá que dar su aprobación al texto del Acuerdo ACTA antes de que pueda entrar en vigor en la Unión Europea. Además, la Comisión se ha comprometido a facilitar información inmediata y completa al Parlamento en todas las etapas de las negociaciones sobre acuerdos internacionales. Por lo tanto, se debería haber creado una base jurídica antes del inicio de las negociaciones sobre el ACTA y el Parlamento debería haber aprobado un mandato de negociación. La Comisión debería presentar propuestas antes de la siguiente ronda de negociaciones.

 
  
MPphoto
 
 

  João Ferreira (GUE/NGL), por escrito. (PT) Ha quedado muy clara la condena general del Parlamento en relación con la ocultación de información por parte de la Comisión durante las negociaciones en curso sobre el Acuerdo Comercial de Lucha contra la Falsificación (ACTA) y las limitaciones que ha tratado de imponer la Comisión, al proceder de esta manera, sobre el escrutinio y el control democrático. Por esta razón, consideramos importante que la resolución ponga de relieve que la Comisión «está sujeta a la obligación legal de informar de manera inmediata y completa al Parlamento en todas las fases de las negociaciones internacionales».

En la gestión de las negociaciones se requiere democracia y procedimientos transparentes, así como un debate público sobre su contenido, algo que consideramos positivo. Además, ponemos énfasis sobre el argumento de la necesitad de respetar «los derechos fundamentales, como el derecho a la libertad de expresión y el derecho a la privacidad, y observar plenamente el principio de subsidiariedad», así como la protección de datos personales. Por ese motivo hemos votado a favor.

 
  
MPphoto
 
 

  Bruno Gollnisch (NI), por escrito. (FR) Este proyecto de Acuerdo Comercial de Lucha contra la Falsificación conocido como ACTA, puede parecer una buena idea, teniendo en cuenta la magnitud de la situación que padecen la economía europea y los empleos europeos como consecuencia de estas prácticas desleales en el mundo de libre comercio exagerado que ustedes nos imponen. No obstante, como siempre ocurre cada vez que existe algo fundamentalmente nefasto en un acuerdo negociado por la Comisión, todo se ha hecho en secreto.

Pienso en el acuerdo de Blair House, que sacrificó la agricultura europea con el fin de alimentar los apetitos de las multinacionales agroalimentarias. Pienso en el escandaloso AMI, el Acuerdo Multilateral sobre Inversiones, que pretendía exonerar a las multinacionales del cumplimiento de las leyes vigentes en los países en los que operaran. Afortunadamente, ese acuerdo no vio la luz. En este ejemplo está en cuestión la sección de «Internet» del ACTA, pues literalmente y en resumidas cuentas, lo que pretende es introducir una monstruosa ley Hadopi en todo el mundo.

Las aduanas podrían registrar los lectores MP3, los teléfonos móviles y los portátiles de cualquier ciudadano sospechoso de haber descargado ilegalmente un archivo. Podría obligarse a los proveedores de acceso a Internet a cortar la conexión de sus clientes o a facilitar información sobre ellos. Eso es inaceptable, y por eso he votado a favor de esta resolución, que pide una completa transparencia en las negociaciones y amenaza con arrastrar a la Comisión a los tribunales si se niega.

 
  
MPphoto
 
 

  Sylvie Guillaume (S&D), por escrito. (FR) He respaldado la resolución destinada a obtener una completa transparencia por parte de la Comisión en lo relativo al contenido de las negociaciones sobre el Acuerdo Comercial de Lucha contra la Falsificación (ACTA), que en la actualidad se están desarrollando en secreto. Aparte del riesgo que supone volver a introducir la «respuesta flexible», el respeto por los derechos fundamentales de los ciudadanos, en términos de libertad de expresión y de protección de privacidad y datos personales, y el principio de no responsabilidad de los proveedores de acceso a Internet y de los servidores anfitriones, podría cuestionarse aquí. El Parlamento Europeo, como voz de los ciudadanos europeos, no puede quedar excluido de estas negociaciones y debe recibir la misma información que se ofrece al Consejo; se trata de una exigencia democrática. Por último, el ACTA no debe comprometer el acceso a los medicamentos genéricos. En este contexto, y considerando, a fecha de hoy, el método y los preocupantes rumores que circulan sobre su contenido, no puedo más que votar a favor de una resolución que sea crítica con este acuerdo.

 
  
MPphoto
 
 

  Małgorzata Handzlik (PPE), por escrito. (PL) En la resolución que se ha adoptado, el Parlamento Europeo ha declarado manifiestamente su actitud en favor de una mayor transparencia en las negociaciones de la Comisión Europea sobre Acuerdo Comercial de Lucha contra la Falsificación. La piratería y la falsificación constituyen un problema cada vez mayor para la economía europea y para otras economías de todo el mundo.

Las economías de los países en desarrollo se están convirtiendo en economías cada vez más fundamentadas en el conocimiento. Por lo tanto, también necesitamos principios claros y efectivos para la protección de los derechos de propiedad intelectual que no interfieran con la innovación y la competición, que no representen una carga injustificada para el comercio gestionado de forma legal y que protejan nuestra privacidad y derechos fundamentales, como el de la libertad de expresión. Por ese motivo la resolución aprobada hoy no contradice la propia idea de elaborar el acuerdo. Sin embargo, las negociaciones dirigidas por la Comisión Europea no son transparentes.

El Parlamento Europeo y los ciudadanos europeos no están recibiendo información acerca del progreso de las negociaciones. Esta ausencia de información es motivo de inquietud. Queremos una mayor transparencia por parte de la Comisión Europea. Queremos saber, ahora, qué obligaciones están aceptando los negociadores de la Comisión en nombre de 500 millones de ciudadanos europeos.

 
  
MPphoto
 
 

  Elisabeth Köstinger (PPE), por escrito. (DE) Las negociaciones del Acuerdo Comercial de Lucha contra la Falsificación (ACTA), referentes a las disposiciones de la ley de derechos de autor y que combaten la falsificación y la piratería de productos y de Internet, representan, sin lugar a dudas, un paso importante hacia la protección de la propiedad intelectual. Lamentablemente, la política informativa de la Comisión con respecto a las negociaciones deja mucho que desear.

La falta de transparencia acerca del estado de las negociaciones dificulta que el Parlamento Europeo pueda desempeñar una función constructiva a la hora de redactar las disposiciones y que así garantice, con antelación, que los derechos civiles de los europeos no se vean recortados y que no se infrinjan las directivas relativas a la protección de datos. Respaldo la propuesta de resolución (RC7-0154/2010) y, por consiguiente, el Parlamento Europeo insta a la Comisión a que formule su política de información con respecto a las negociaciones del ACTA de manera más transparente, completa y por lo tanto más holística.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (S&D), por escrito. – La transparencia de las negociaciones del ACTA es de vital importancia, y me alegro de que el Parlamento haya pedido con un número de votos tan contundente que se desvele por completo esta información. A pesar de que me complace escuchar la garantía de que no se penalizará a individuos por el uso personal, y que el Acuerdo ACTA no se empleará para impedir que los medicamentos genéricos lleguen a los países en desarrollo, espero que el Parlamento pueda acceder a todos los documentos y pueda vigilar las negociaciones con el fin de garantizar que esto se defiende.

 
  
MPphoto
 
 

  Nuno Melo (PPE), por escrito. (PT) La ausencia de transparencia en las negociaciones del Acuerdo Comercial de Lucha contra la Falsificación (ACTA) contradice el espíritu del Tratado sobre el Funcionamiento de la Unión Europea. Es fundamental que el Consejo y la Comisión pongan a nuestra disposición de forma inmediata toda la documentación que haya constituido la base para las negociaciones. El incumplimiento de esta obligación básica por parte de la Comisión y del Consejo podría provocar que el Parlamento recurra a procedimientos legales a fin de obtener el acceso a estos documentos, algo que perjudicaría el prestigio de las Instituciones europeas implicadas.

 
  
MPphoto
 
 

  Zuzana Roithová (PPE), por escrito. (CS) Me gustaría dar las gracias a los ponentes y a todos los diputados responsables del el hecho de que el Parlamento Europeo haya expresado claramente su inflexible postura con tan amplia mayoría en contra de la ausencia de transparencia en las negociaciones de tan importante acuerdo internacional. Esperamos que el acuerdo abra una nueva dimensión internacional en la lucha contra la falsificación, pero sin que se vea mermado el derecho a la privacidad de los ciudadanos europeos.

También advierto un problema en el hecho de que China no haya sido invitada a las negociaciones. En el debate de ayer, la Comisión me transmitió que también lo consideraba un error. La idea de que China, que representa la mayor fuente en materia de falsificaciones del mundo, vaya a firmar después un acuerdo ya negociado es poco realista. Confío en que nuestro informe crítico de hoy persuada a la Comisión de reconsiderar su acercamiento al Parlamento, que posee poderes conjuntos en la toma de decisiones en nuevas áreas, incluyendo la política exterior, gracias al Tratado de Lisboa.

 
  
MPphoto
 
 

  Raül Romeva i Rueda (Verts/ALE), por escrito. – He apoyado la resolución RC7-0154/2010 sobre el Acuerdo Comercial de Lucha contra la Falsificación y me alegra que una gran mayoría del Parlamento así lo haya hecho. El ACTA corre el riesgo de acabar siendo conocido como la «Ausente Comisión que no aporta Transparencia al Acuerdo». En sus negociaciones sobre ACTA, la Comisión debería defender los principios de transparencia, los derechos humanos y el derecho legal del Parlamento de la UE a la información. En lugar de ello, la Comisión no está superando esta prueba definitiva de cumplir con el deber de informar al Parlamento según los términos del Tratado de Lisboa. La UE no puede seguir negociando sobre ACTA si no se permite a los ciudadanos participar en el proceso.

También se trata de una situación inaceptable y totalmente absurda que los diputados al Parlamento Europeo, a puerta cerrada, tengan que preguntar a la Comisión sobre el contenido de los acuerdos que se supone que vamos a votar. Además, el Parlamento de la UE ha demostrado que no acepta el secreto y que aprecia un Internet abierto para todos. Los diputados al Parlamento también han demostrado que el Parlamento no aceptará que lo pisoteen. Se ha instado con insistencia a la Comisión a que nos mantenga informados de forma inmediata y completa acerca de las negociaciones sobre el ACTA.

 
  
  

Propuesta de resolución RC-B7-0181/2010

 
  
MPphoto
 
 

  Harlem Désir (S&D), por escrito. (FR) El actual sistema de preferencias generalizadas (SPG) expirará en breve. He votado a favor de la resolución, uno de cuyos objetivos específicos consiste en involucrar plenamente al Parlamento de cara a su revisión para 2012. Este régimen comercial permite que 176 países y regiones en desarrollo se beneficien de un acceso preferencial al mercado europeo a cambio de su ratificación de los convenios de la Organización Internacional del Trabajo sobre derechos sociales y las convenciones de las Naciones Unidas sobre derechos humanos.

No obstante, su implementación no es satisfactoria. Por ese motivo pedimos, antes de la revisión, un informe sobre el estado actual de las ratificaciones, la implementación de las convenciones, una evaluación de impacto de los efectos del SPG durante el periodo 2006-2009, la inclusión de una condición que establezca que se deben implementar 27 convenciones fundamentales de las naciones Unidas y procesos de investigación más transparentes, que impliquen, en concreto, una consulta regular del Parlamento.

Es lamentable que, durante esta votación, gracias a la oposición de la derecha no se aprobara una enmienda que pedía que se llevara a cabo una investigación en Colombia de los numerosos asesinatos de miembros de sindicatos y de las fosas comunes que contienen los cuerpos de cientos de personas asesinadas en la región de La Macarena.

 
  
MPphoto
 
 

  Diogo Feio (PPE), por escrito. (PT) La Unión Europea es el mayor proveedor mundial de ayuda humanitaria y para el desarrollo. Sabemos que, cada año, la Unión Europea y los Estados miembros destinan millones a los programas de cooperación y desarrollo, sabemos que esta ayuda es necesaria y que, en muchos casos, marca toda la diferencia.

Mi convicción como partidario de la economía de mercado es, sin embargo, que la ayuda para el desarrollo puede (y debe) proporcionarse por medio de políticas en materia de comercio que beneficien a los países en desarrollo. Considero que dentro de este contexto, existe un papel para el Sistema de Preferencias Generalizadas, que permite a los países desarrollados ofrecer un tratamiento preferencial y no recíproco sobre los productos importados de los países en vías de desarrollo.

 
  
MPphoto
 
 

  João Ferreira (GUE/NGL), por escrito. (PT) No es en absoluto cierta la afirmación de que el actual sistema de preferencias generalizadas (SPG) sea un mecanismo para ayudar a los países en desarrollo. Este mecanismo posee efectos que acentúan la dependencia económica de estos países puesto que está dirigido a la producción con fines de exportación, en detrimento de su mercado interior. En gran medida, son las grandes compañías transnacionales, algunas de ellas de países de la UE, las que se benefician de este sistema, más que las personas de los países en desarrollo.

Por lo tanto, algunas de las intenciones que supuestamente subyacen al SPG se contradicen con sus resultados prácticos.

Por otra parte, con la creciente presión para la liberalización del comercio internacional como telón de fondo, es evidente que la UE ha venido utilizando el objetivo de esta regulación como forma de chantaje para obtener la aceptación de los acuerdos de libre comercio antes mencionados mediante un nivel inaceptable de presión diplomática y económica en estos países.

Para que el SPG se convierta en un mecanismo de ayuda al desarrollo, será preciso, tal y como proponemos, suprimir y después renegociar tanto esta como otras políticas para la ayuda al desarrollo, formando así una solidaridad eficaz y combatiendo la dependencia económica y la explotación de personas y de recursos naturales por parte de grupos económicos de la UE.

 
  
MPphoto
 
 

  Nuno Melo (PPE), por escrito. (PT) Las acciones que la Comunidad Europea ha emprendido desde 1971 en relación con los países en desarrollo gracias a las preferencias comerciales establecidas conforme al sistema de preferencias generalizadas constituyen una forma de conseguir que el comercio mundial sea más justo y, al mismo tiempo, de ayudar a estos países con su crecimiento y su desarrollo económico.

Las presentes regulaciones expiran en 2011, lo que significa que es necesario que empecemos a esforzarnos inmediatamente por trabajar en un nuevo instrumento que pueda mantener, si fuera posible, o incluso incrementar, los beneficios que este sistema ha venido proporcionando a los estados en desarrollo, algo que resulta aún más importante si se intenta dejar atrás la crisis. Si queremos evitar las injusticias, es, no obstante, crucial que la nueva lista de países que se beneficien de este sistema sean realistas en cuanto a su situación económica.

 
  
MPphoto
 
 

  Raül Romeva i Rueda (Verts/ALE), por escrito. – Finalmente, he votado a favor de la resolución común para un sistema de preferencias arancelarias generalizadas (SPG) (RC7-0181/2010), aunque lamento mucho y estoy muy disgustado por el hecho de que la Embajada Colombiana haya tenido éxito a la hora de convencer a algunos de nuestros colegas para excluir casi todas las referencias a la necesidad de investigar las violaciones de los derechos humanos en Colombia con el objeto de decidir, sobre la base de esas conclusiones, si retirar las preferencias arancelarias a los productos colombianos.

 
  
  

Informe: Gabriele Albertini (A7-0023/2010)

 
  
MPphoto
 
 

  Charalampos Angourakis (GUE/NGL), por escrito. (EL) El informe del Parlamento Europeo sobre política exterior y de seguridad común, en conjunción con al informe correspondiente sobre Política Europea de Seguridad y Defensa producido por la antipopular alianza de conservadores, socialdemócratas y liberales del Parlamento Europeo, refleja el constante respaldo de capital, por parte de los principales portavoces políticos, en favor de la promoción de una militarización aún mayor de la UE, especialmente tras la entrada en vigor del reaccionario Tratado de Lisboa. También refleja su papel activo al promover tanto la política imperialista de la UE como las intervenciones y guerras que esta desencadena contra terceros países y pueblos en cada esquina del planeta al servicio de los intereses y la soberanía del monopolio de capital de acuerdo con las condiciones de una creciente lucha interna imperialista.

El informe solicita:

a) la organización eficaz del Servicio Europeo de Acción Exterior de la UE (fundado bajo los auspicios del Tratado de Lisboa), el nuevo brazo político/militar encargado de organizar, respaldar e implementar las intervenciones imperialistas de la UE;

b) un aumento del gasto del presupuesto de la UE destinado a sus intervenciones militares y políticas;

c) una mejor unión de las capacidades políticas y militares de la UE, con una conexión más firme entre UE/OTAN como parte fundamental para una mayor eficacia de sus intervenciones imperialistas empleando medios militares.

El Partido Comunista Griego ha votado en contra y condena este inaceptable informe, que representa pura y simplemente un manual para realizar ataques imperialistas contra el pueblo.

 
  
MPphoto
 
 

  Elena Oana Antonescu (PPE), por escrito. (RO) La Unión Europea debe desarrollar su autonomía estratégica a través de una política exterior de defensa y seguridad más potente y efectiva que sirva para defender sus intereses a nivel global, para garantizar la seguridad de sus ciudadanos y para promover el respeto por los derechos humanos y los valores democráticos en todo el mundo. Mediante la obtención de acuerdos de seguridad europea más eficaces, los Estados miembros deben mostrarse receptivos a la convertir a la Unión Europea en un actor de mayor relevancia en el escenario internacional.

Considero que el informe del próximo año del Consejo sobre la política exterior y de seguridad común (PESC) debe hacer referencia directa a la implementación de la estrategia en materia de política exterior de la Unión Europea, evaluando su efectividad, y debe ofrecer asimismo las condiciones para establecer un diálogo directo y específico con el Parlamento Europeo, centrado en idear un enfoque estratégico para la política exterior y de seguridad común.

 
  
MPphoto
 
 

  John Attard-Montalto (S&D), por escrito. – He votado en contra de la enmienda 18 ya que esta enmienda, en mi opinión, contiene una paradoja. Condena la lógica de la militarización en su introducción y concluye que la «PESC debe basarse en principios pacíficos y en la desmilitarización de la seguridad». Mi postura personal sigue la línea del estatus internacional de neutralidad de mi país y por lo tanto, dado que la enmienda no es en absoluto lúcida, he decidido que no podría votar a favor o abstenerme.

 
  
MPphoto
 
 

  Zigmantas Balčytis (S&D), por escrito. (LT) Apoyo el presente informe, puesto que considero que una política exterior y de seguridad común puede contribuir de forma importante al fortalecimiento de los poderes de la Unión Europea a nivel internacional. Sin duda, uno de los problemas más importantes de la PESC reside en la creciente dependencia energética de la UE de las fuentes de abastecimiento y las rutas de tránsito y la necesidad de evitar la dependencia energética de la UE de terceros países. Me gustaría pedirle a la Vicepresidenta de la Comisión y Alta Representante, Catherine Ashton, que aplique sin vacilación las recomendaciones del Parlamento en cuanto a la creación de una política coordinada y coherente, promoviendo, para empezar, la cohesión de la UE a la hora de mantener un diálogo constructivo con los proveedores energéticos, especialmente Rusia, y con los países de tránsito, respaldando las prioridades energéticas de la UE, defendiendo los intereses comunes de los Estados miembros, desarrollando una eficaz labor diplomática en el ámbito energético, estableciendo unas medidas más efectivas para la resolución de la crisis y fomentando la diversificación de abastecimiento energético, el empleo de la energía sostenible y el desarrollo de energía renovable. Estoy convencido de que solamente actuando de forma unida podrá la UE garantizar en el futuro el abastecimiento seguro e ininterrumpido de gas y petróleo para los Estados miembros y el aumento de la independencia energética en toda la UE.

 
  
MPphoto
 
 

  Göran Färm, Anna Hedh, Olle Ludvigsson, Marita Ulvskog y Åsa Westlund (S&D), por escrito. (SV) Nosotros, los socialdemócratas suecos, consideramos que la asociación entre la UE y la OTAN no se debería desarrollar únicamente sobre la base de la Carta de las Naciones Unidas. Por lo tanto, creo que es importante que el texto incluya la perspectiva de los Estados miembros en cuanto a esta cuestión y que tome en consideración las distintas tradiciones y posiciones de los Estados miembros con respecto a la política exterior de seguridad y defensa.

 
  
MPphoto
 
 

  Diogo Feio (PPE), por escrito. (PT) Como muchos de los Estados miembros (si no todos ellos), la Unión Europea se encuentra ante un presupuesto mucho menos abultado que sus ambiciones y en absoluto suficiente para todo lo que le gustaría hacer. El elenco de los múltiples valores y expectativas europeas en esta materia pone de relieve esta asimetría.

La circunstancia de que, para lograr conseguir la excelencia, la política sea una actividad en la que es preciso predecir y adoptar medidas, adquiere una especial relevancia cuando los asuntos en cuestión son temas tan esenciales para nuestras vidas comunes, como es el caso de la política exterior y de seguridad.

El Tratado de Lisboa y la posterior creación del cargo de Alto Representante denotan la convicción de los Estados miembros de que existe una auténtica necesidad de prontitud, coordinación y convergencia en la acción europea en el terreno de la política de exterior y de seguridad. Solamente la práctica dirá si las disposiciones del tratado son suficientes y si lo que se ha establecido en el presente texto desempeñará satisfactoriamente su función.

Espero que la Unión sea capaz de responder de forma efectiva a este importante reto.

 
  
MPphoto
 
 

  José Manuel Fernandes (PPE), por escrito. (PT) El informe sobre la implementación de la estrategia de seguridad europea es un documento anual del Parlamento que evalúa la política europea en materia de seguridad y defensa y presenta propuestas para mejorar la eficiencia y la visibilidad de esta política. Con la entrada en vigor del Tratado de Lisboa, la acción exterior de la UE cobra una nueva dimensión e importancia. El Parlamento desempeña un papel fundamental aquí como guardián de la legitimidad democrática de las acciones exteriores. La creación de un Servicio Europeo de Acción Exterior servirá como cuerpo e instrumento diplomático para la Unión que, hasta la fecha, únicamente contaba con la representación nacional. No obstante, resulta decisivo que la UE tenga a su disposición los recursos presupuestarios suficientes para alcanzar los objetivos de la representación externa.

 
  
MPphoto
 
 

  Petru Constantin Luhan (PPE), por escrito. (RO) Me gustaría referirme a unos cuantos puntos del epígrafe «Balcanes Occidentales» del informe acerca de los principales aspectos y de las opciones básicas de la política exterior y de seguridad común en 2008.

Se debe tomar consideración el hecho de que en la reunión mantenida por el Consejo de Asuntos Generales y Relaciones Exteriores en febrero de 2008, se resolvió que cada Estado miembro de la UE decidiría, con arreglo a su práctica nacional y el Derecho internacional, su relación con Kosovo.

Al mismo tiempo, se espera la opinión en calidad de asesor del Tribunal Internacional de Justicia durante la primera mitad del presente año en cuanto al caso referente a la conformidad con el Derecho internacional de la declaración unilateral de independencia realizada por las Instituciones Provisionales de Autogobierno de Kosovo.

Debe conservarse un enfoque equilibrado a la hora de asesorar los avances en el proceso de estabilización de Kosovo, teniendo en cuenta que se apreciaron algunas situaciones de tensión durante 2009, incluso durante el proceso electoral en noviembre. En este sentido, considero que existen numerosos retos que superar, especialmente relacionados con la ejecución de las leyes, la lucha contra la corrupción y el crimen organizado, la protección de los serbios y otras minorías, reconciliación entre comunidades y la implementación de reformas económicas y sociales.

 
  
MPphoto
 
 

  Nuno Melo (PPE), por escrito. (PT) El Tratado de Lisboa concedió nuevas responsabilidades al Parlamento con respecto a la política exterior y de seguridad común y estamos dispuestos a asumir estas responsabilidades, y a contribuir a la elección tanto de las políticas como de los individuos que representarán esas políticas en todo el mundo, sometiendo a escrutinio a aquellas personas que sean propuestas para el Servicio Europeo de Acción Exterior, incluidos los representantes especiales de la UE. La UE debe demostrar ante la comunidad internacional que posee una política exterior cada vez más representativa, coherente, sistemática y efectiva. La UE debe convertirse cada vez más en el principal adalid de la construcción de la paz mundial.

 
  
MPphoto
 
 

  Willy Meyer (GUE/NGL), por escrito. (ES) He votado en contra del informe anual del Consejo al Parlamento Europeo sobre los principales aspectos y las opciones fundamentales de la política exterior y de seguridad común (PESC) en 2008, porque considero que la PESC no debe tener como objetivo la defensa del territorio de la UE sino definir su política exterior. No estoy de acuerdo con la vinculación entre la UE y la OTAN que establece el Tratado de Lisboa sino que apuesto por la desmilitarización y por un Punto 0 de armamento. Deploro la lógica de militarización de la UE, intensificada con la adopción del Tratado de Lisboa, y los cambios que éste ha introducido, como el Servicio Europeo de Acción Exterior o el papel de la Alta Representante. Actualmente, asistimos a la más alta militarización de la historia. El gasto en armamento es superior incluso a los niveles de la Guerra Fría. Desde el Grupo Confederal de la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica exigimos la retirada de todas las bases militares de Estados Unidos y de otros países del territorio de los Estados miembros de la UE y pedimos que el gasto militar se destine a propósitos civiles con el fin de cumplir con los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

 
  
MPphoto
 
 

  Andreas Mölzer (NI), por escrito. (DE) El presente informe trata de situar a la UE como un actor global más firme. No obstante, al hacerlo no proporciona ninguna especificación clara de los objetivos o la dirección de la política exterior y de seguridad común (PESC). Se debe rechazar, por lo tanto, la petición de una base financiera más sólida, dado el actual contexto. En el futuro, los compromisos internacionales deberían, de hecho, evaluarse en función de lo razonables que sean y el beneficio que representen para la UE. En última instancia, la PESC debería desarrollar un enfoque basado en la estrategia. Considero que debo oponerme rotundamente al objetivo de abolir el principio de unanimidad. Y particularmente si, como se ha manifestado en varias ocasiones, el objetivo es mantener una estrecha asociación con la OTAN. La UE debe gestionar la creación de sus propias estructuras y debe, por supuesto, disponer de los recursos necesarios para tales estructuras. En lo que se refiere a las numerosas operaciones y misiones, se deberían reconsiderar muchas de las 23 diferentes acciones actualmente en curso. En Afganistán, en concreto, la estrategia adoptada bajo el liderazgo de los Estados Unidos ha de considerarse como un fracaso.

La participación de la UE debería reconsiderarse, por lo tanto, sin demora. En el contexto de la Asociación Oriental, cabe destacar, una vez más, que deben tenerse en cuenta los intereses de Rusia por razones históricas, culturales y geográficas y que debería evitarse la acción unilateral por parte de la UE. Puesto que el informe en realidad no toma esto en consideración y dado que también es deficiente en otras áreas, he votado en contra.

 
  
MPphoto
 
 

  María Muñiz De Urquiza (S&D), por escrito. (ES) En relación con los informes Albertini y Danjean sobre la política exterior, de seguridad y defensa de la UE , quiero dejar claro que los votos de la Delegación española del Grupo de la Alianza Progresista y Demócratas en el Parlamento Europeo confirman el no reconocimiento de Kosovo como Estado independiente. Kosovo no ha sido reconocido por España ni por otros cuatro Estados Miembros de la UE; ni por otros cien Estados miembros de las Naciones Unidas.

Por todo ello, tanto en la Comisión de Asuntos Exteriores como hoy en el Pleno, hemos apoyado las enmiendas coherentes con nuestro punto de vista. La posición de la Delegación socialista española es, no obstante, positiva con respecto al proceso de estabilización y ampliación que afecta a los países de los Balcanes Occidentales, Turquía e Islandia.

 
  
MPphoto
 
 

  Raül Romeva i Rueda (Verts/ALE), por escrito. – He votado finalmente a favor del informe A7-0023/2010, conocido también como el informe anual sobre la PESC, principalmente porque dos de nuestras cinco enmiendas se aprobaron (la enmienda sobre Diálogo Transatlántico de Legisladores y la enmienda sobre la expectativas que desarrollará una relación estratégica entre la UE y China). Finalmente, no habrá cambios importantes en el borrador original y no habrá sorpresas en las enmiendas aprobadas. El informe finalmente ha obtenido 592 votos a favor (entre los cuales están los nuestros) y 66 en contra.

 
  
MPphoto
 
 

  Eva-Britt Svensson (GUE/NGL) , por escrito. (SV) He votado en contra del informe, que declara que los valores e intereses de la UE deben progresar a nivel mundial profundizando en el pensamiento estratégico colectivo de la Unión. Esto se asemeja a un enfoque neocolonial. De acuerdo con el señor Albertini, la competencia de la UE debería comprender todos los ámbitos de la política exterior y todas las cuestiones de seguridad, incluyendo una política común en materia de defensa, que pueda desembocar en una defensa común. Europa se encuentra dividida en esta cuestión. El Parlamento también pide el aumento de las dotaciones presupuestarias de los Estados miembros, en concreto, en relación con la necesidad de la UE de establecer rápidamente una amplia presencia ante las Naciones Unidas que hable con una sola voz. Los Estados miembros de la UE conservarán, naturalmente, sus propios escaños en las Naciones Unidas, pero la UE, con una voz, ejercerá una mayor influencia sobre ellos. El Parlamento Europeo también considera que la UE y la OTAN deberían desarrollar una asociación más intensa y efectiva. Esto entra en conflicto con la política de no alineamiento de mi país. Los ciudadanos de Europa nunca han gozado de la oportunidad de expresar su opinión sobre este asunto porque algunos de los Estados miembros se han negado a celebrar referéndum sobre el Tratado de Lisboa.

 
  
  

Informe: Arnaud Danjean (A7-0026/2010)

 
  
MPphoto
 
 

  Charalampos Angourakis (GUE/NGL), por escrito. (EL) El informe sobre la PESC de la UE constituye un llamamiento a una guerra generalizada por parte del centro imperialista de la UE dirigido a los ciudadanos. Marca una nueva escalada en la competición con otros centros imperialistas.

El informe:

Se felicita por los 70 000 miembros del personal de las 23 misiones militares y «políticas» de la UE alrededor del mundo, en la mayoría de los casos, en cooperación con los EE.UU. y la OTAN.

Acoge con satisfacción la supervisión marítima e imperialista de Somalia por parte de las fuerzas navales de la UE y pide a la UE que establezca un «mecanismo militar regular y de mantenimiento del orden del estado», que no debe derrocar al gobierno del país.

Respalda la creación de una dirección de gestión de crisis y planificación civil-militar y la creación de un centro de operaciones permanente de la UE.

Pide que haya una intensificación del terrorismo de estado y que los derechos democráticos se vean reprimidos en nombre de la «lucha contra el terrorismo» y del «radicalismo».

Promueve la rápida organización del Servicio Europeo de Acción Exterior con competencias políticas y militares.

Pide la organización de intervenciones a nivel político y militar, incluso en los Estados miembros de la UE, dentro del marco de un supuesto apoyo mutuo establecido en la cláusula de «solidaridad» del Tratado de Lisboa.

El único interés que posee la población reside en derribar toda la política antipopular e imperialista y el propio modelo de la UE.

 
  
MPphoto
 
 

  Sebastian Valentin Bodu (PPE), por escrito. (RO) El Parlamento Europeo ha recibido, mediante el voto de los ciudadanos europeos, más poderes con respecto a cuestiones como el presupuesto y el control sobre la política exterior, de seguridad y defensa. En estas circunstancias, los diputados al Parlamento Europeo deben ser incluidos en los procesos de toma de decisiones de las otras Instituciones y en el nombramiento del personal que represente a la UE internacionalmente. Los poderes que el Parlamento Europeo ha recibido gracias al Tratado de Lisboa pretenden incrementar la legitimidad de las decisiones que afectan a la política exterior, de seguridad y defensa.

Esto justifica la petición de establecer un Consejo de Defensa en el marco del Consejo de Asuntos Exteriores, así como la creación de un centro de operaciones permanente, que se encargue de la planificación operativa y de la implementación de operaciones militares. Los debates sobre el escudo antimisiles, en la forma actual propuesta por el Gobierno de los EE.UU., deben celebrarse en toda la UE, con la participación activa del Parlamento Europeo.

Sin embargo, debe aclararse que la UE posee derechos exclusivos a la hora de determinar la política en materia de defensa y seguridad, y las intervenciones de terceros países no están justificadas. La Unión Europea decide cuál es la mejor forma de garantizar la seguridad de sus ciudadanos, algo que debe hacerse sobre la base de un consenso entre los Estados miembros y en absoluto mediante la participación de Estados no miembros.

 
  
MPphoto
 
 

  Diogo Feio (PPE), por escrito. (PT) La UE ha sido definida en diversas ocasiones como un gigante económico y un enano político, supuestamente queriendo decir que no se encuentra provista de los medios necesarios para perseguir algunos de sus objetivos, en concreto, con respecto a su política exterior. Se han producido muchos ejemplos que denotan la falta de unanimidad de voluntad y acción entre los Estados miembros.

Dudo de que esta situación sea susceptible de cambiar a largo plazo. Más bien, considero que la presente situación era de esperar, teniendo en cuenta la cantidad de estados que componen la Unión y sus historias e intereses particulares. La cuestión de la política común en materia de defensa, que toca la propia esencia de los poderes soberanos, históricamente ha sido siempre objeto de desconfianza por parte de los países europeos e incluso hoy merece una atención especial y bastante justificable.

Esto no debe impedirnos procurar alcanzar una mayor cooperación y coordinación con el propósito de mejorar nuestra seguridad y defensa común. A pesar de su naturaleza de «poder suave», la Unión Europea debería considerar convertirse en un auténtico segundo pilar de una alianza atlántica que no puede continuar pidiéndole a los EE.UU. que realicen todos los sacrificios.

 
  
MPphoto
 
 

  Ilda Figueiredo (GUE/NGL), por escrito. (PT) El presente informe, que reúne a la derecha conservadora y a los socialdemócratas, constituye un peligroso síntoma de lo que hemos venido denunciando en muchas ocasiones en relación con el Tratado de Lisboa: su contribución a la intensificación del neoliberalismo, sobre la base del federalismo y la militarización de la Unión Europea como el pilar europeo de la OTAN.

A instancias de las grandes potencias, la UE trata de dirimir sus propias contradicciones y de reposicionarse dentro de un proceso de organización de fuerzas en el plano internacional, sobre la base de una visión que implica la competencia entre poderes por los recursos naturales y los mercados y una mayor afirmación de la Unión Europea como bloque económico, político y militar con ambiciones de intervencionismo global.

Aquí, la mayoría de esta Cámara prescribe aquello que se ha venido defendiendo durante muchos años:

- la militarización de las relaciones internacionales y la seguridad interna sobre la base de la anteriormente mencionada lucha contra el terrorismo;

- el incremento de los presupuestos destinados a estas áreas y la creación de nuevas capacidades militares que contribuirán a una nueva carrera de armamentos;

- la adaptación al concepto de guerras preventivas de EE.UU. y la OTAN y un aumento de su intervención a escala mundial.

Estos desarrollos podrían dar como resultado más conflicto, explotación y pobreza en respuesta a la crisis en la que el capitalismo ha sumido al mundo.

El camino de la paz exige una ruptura con estas políticas.

 
  
MPphoto
 
 

  Charles Goerens (ALDE), por escrito. (FR) He votado a favor del informe Danjean por los motivos que expongo a continuación: 1) El informe pide la supresión de la Asamblea de la Unión Europea Occidental (UEO). Uno también busca en vano la menor referencia en el informe al trabajo llevado a cabo por la Asamblea al servicio de la integración europea. Es una lástima para la labor de la Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento Europeo que todo el día se estén elogiando hechos que a menudo son menos meritorios que las ideas que ha desarrollado hasta el momento la Asamblea de Paris. 2) El control parlamentario de las cuestiones en materia de defensa europea deberá tomar debidamente en cuenta la contribución de los parlamentos nacionales. En efecto, de ellos dependerá, y durante mucho tiempo todavía, la decisión de poner a disposición de la UE tropas y las capacidades nacionales al servicio de operaciones militares de la UE. Lo mismo se aplica a la financiación de las operaciones militares, que se pagan con los presupuestos nacionales. El deseo de impedir cualquier déficit democrático en materia de defensa europea debería guiarnos en nuestra búsqueda de una solución institucional que sea verdaderamente aceptable en el plano parlamentario.

 
  
MPphoto
 
 

  Richard Howitt (S&D), por escrito. – Los diputados laboristas al Parlamento acogen con satisfacción esta revisión anual de la Estrategia Europea de Seguridad y la Política Común de Seguridad y Defensa, particularmente a la luz de los cambios que ha traido consigo la ratificación del Tratado de Lisboa y, en ese sentido, acogemos de forma especialmente satisfactoria el papel de la Alta Representante, la Baronesa Cathy Ashton, en el debate conjunto del Parlamento.

Aunque hemos votado a favor de la totalidad del informe, hemos decidido votar en contra del apartado 20, que propone la creación de un centro de operaciones permanente de la UE. Viene siendo nuestra posición desde hace mucho tiempo y la del Gobierno británico, que no hay necesidad de semejante centro y que duplicaría innecesariamente las estructuras ya existentes. Sobre la enmienda 20, hemos elegido abstenernos puesto que, a pesar de que acogemos con entusiasmo los progresos hacia un mundo libre de armas nucleares, hemos observado una inexactitud en esta enmienda, que el armamento de los «EE.UU.» en este contexto representa a la OTAN más que la capacidad de los EE.UU. y como tal, considero que la cuestión de la eliminación de las cabezas nucleares de Alemania o de otros lugares constituye un debate a mantener por parte de los aliados de la OTAN, incluidos los EE.UU. No se trata de un debate para la UE como entidad multilateral separada.

 
  
MPphoto
 
 

  Nuno Melo (PPE), por escrito. (PT) La Estrategia Europea de Seguridad y la Política Común de Seguridad y Defensa constituyen dos pilares fundamentales que permiten a la UE convertirse en el principal actor de la comunidad internacional en la lucha contra los retos y las amenazas identificados en la Estrategia Europea de Seguridad.

Pese al hecho de que la UE considera que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas es la primera parte responsable en el mantenimiento y la preservación de la paz mundial y la seguridad, la UE debe disponer de políticas efectivas y compartidas por todos los Estados miembros, de modo que pueda responder de una manera eficaz a los retos y amenazas de carácter global.

 
  
MPphoto
 
 

  Willy Meyer (GUE/NGL), por escrito. (ES) He votado en contra del informe Danjean porque propugna una futura PESD orientada al fomento de la militarización de la UE y de su carácter intervencionista. No propone ningún enfoque ni solución civil y pacífica a los conflictos, sino que en su lugar se centra en la defensa y la militarización de la UE. También me opongo a este texto, porque hace referencia al Tratado de Lisboa y a su aplicación, lo que favorece una evolución hacia la centralización de poderes, sin ningún mecanismo de control parlamentario, lo que convierte a la UE en un actor militar en la escena internacional. En vez de una cooperación estructurada permanente UE-OTAN, que es lo que defiende el informe, yo abogo por que todas las actividades se desarrollen estrictamente en el marco de la Carta de las Naciones Unidas y del Derecho internacional, con una estricta separación entre ambas instituciones.

 
  
MPphoto
 
 

  Andreas Mölzer (NI), por escrito. (DE) El informe del señor Danjean acerca de la aplicación de la Estrategia Europea de Seguridad y la Política Común de Seguridad y Defensa es muy exhaustivo y aborda numerosos temas importantes para Europa. Sin embargo, carece de un claro enfoque en cuanto al perfil fundamental de la política exterior europea para los próximos años y también carece de una línea política estricta. Por otro lado, el informe pretende reforzar la autonomía de la UE con respecto a otros actores globales, en concreto, con respecto a los Estados Unidos, mediante una firme política exterior, de seguridad y defensa, y eso es algo que celebro. Pero el informe se declara nuevamente a favor de una sólida cooperación entre la UE y la OTAN, y propugna, por ejemplo, la creación de estructuras institucionales conjuntas. La solicitud de preparación de un Libro Blanco en materia de política común de seguridad y defensa (PCSD) que defina claramente los objetivos de la política es, por lo tanto, más que recomendable. Soy tan crítico con el aumento de la centralización de la Unión Europea, como partidario de la creación de un centro de operaciones permanente de la UE.

Este centro nos permitiría tanto planificar como ejecutar diversas operaciones de forma más eficaz. Además, evitar la duplicación del trabajo podría contribuir a ahorrar costes. La cláusula de solidaridad en relación con los desastres naturales a la que se hace referencia, al igual que el establecimiento de una fuerza europea de protección civil, merece la pena sin duda y se trata de algo por lo que deberíamos realmente luchar. No obstante, ante la dudosa posición demostrada en distintas áreas, me he visto obligado a abstenerme.

 
  
MPphoto
 
 

  Raül Romeva i Rueda (Verts/ALE), por escrito. – Finalmente, me he abstenido en la votación final del informe anual sobre la aplicación de la Estrategia de Seguridad Europea (A7-0026/2010). Se trataba del informe más complejo y delicado para nosotros, pero nos las hemos arreglado bien. Se han aprobado dos y media de nuestras 11 enmiendas (incluida una muy importante que insta a la AR/VC a vencer el desequilibrio entre las capacidades de planificación militar y civil). No se han votado otros cambios importantes. El informe ha sido, finalmente, aprobado con 480 votos a favor y 111 en contra. Yo, como ya he manifestado, me he abstenido, junto al resto de mi Grupo.

 
  
MPphoto
 
 

  Eva-Britt Svensson (GUE/NGL) , por escrito. (SV) He votado en contra del informe. El presente documento es uno de los más militaristas que he leído en todos mis años en el Parlamento. El Parlamento Europeo está pidiendo la creación de un centro de operaciones permanente que se encargará de la planificación operativa y el gobierno de las operaciones militares y de fortalecer la cooperación con la OTAN. La Agencia Europea de Defensa desarrollará la capacidad militar para la vigilancia espacial. Además, se va a crear una capacidad de vigilancia marítima que, entre otras cosas, limitará la inmigración «ilegal». El informe también pide que participen más Estados miembros que antes en las operaciones militares de la UE. La UE y el Parlamento van a participar en los debates mantenidos sobre el concepto estratégico de la OTAN. Como ciudadano de un país no alineado, no puedo respaldar este informe de gran alcance.

 
  
MPphoto
 
 

  Traian Ungureanu (PPE), por escrito. (RO) Deseo dar las gracias a todos mis colegas del Parlamento Europeo por el apoyo demostrado en el plenario al votar a favor de la enmienda 34 al informe Danjean sobre la Estrategia Europea de Seguridad.

He puesto en marcha la enmienda 34 con el propósito de modificar el texto del apartado 87 del presente informe, que hace referencia al desarrollo del escudo antimisiles en Europa siguiendo los pasos de un acuerdo bilateral entre los Estados Unidos y los Estados miembros, incluida Rumanía. La enmienda propone eliminar la recomendación de desarrollar este sistema «en el marco de un diálogo con Rusia», sustituyendo esta frase por la expresión más ajustada de «en el marco de un diálogo a escala continental». El nuevo proyecto de los EE.UU. que implica el desarrollo de los sistemas de defensa antimisiles, posee una naturaleza estrictamente defensiva y garantiza la seguridad de toda Europa Oriental y de los Balcanes Occidentales. El proyecto no va dirigido contra Rusia. En consecuencia, no considero que existan muchas razones para hacer que Rusia se convierta en participante y, posiblemente, en responsable de la toma de decisiones durante el desarrollo del proyecto.

Estas consideraciones han constituido la base de la enmienda 34. Me complace que esta enmienda se haya aprobado con 358 votos a favor. La cantidad de votos a favor pone de relieve que el respaldo ha trascendido las barreras de los grupos políticos y de las afiliaciones nacionales, demostrando la importancia de la propuesta de resolución y la existencia de una mayoría europea que comparte el mismo punto de vista.

 
  
  

Propuesta de resolución RC-B7-0137/2010

 
  
MPphoto
 
 

  Nikolaos Chountis (GUE/NGL), por escrito. (EL) Considero que intensificar los esfuerzos para impedir la proliferación de las armas nucleares y conseguir un mundo libre de armas nucleares constituye una prioridad absoluta e importante. Reforzar el Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP) mediante la firma de todos los Estados miembros y su aplicación, entra dentro de este marco de trabajo. He optado por abstenerme en este proyecto de resolución en concreto porque incluye un punto básico al que me opongo y que el Grupo Confederal de la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica intentó cambiar, sin éxito. Hago referencia a la frase y a la trascendencia de la perspectiva de que la UE puede «utilizar el conjunto de instrumentos a su disposición para prevenir, no fomentar, poner fin y, de ser posible, suprimir los programas de proliferación que suscitan preocupación a nivel mundial». Para ser concretos, el empleo o la amenaza de empleo de medios militares, especialmente en lo referente a Irán, es algo sumamente peligroso, no tendrá resultados positivos para la paz y contradice la percepción de la izquierda en cuanto a la acción militar por parte de la UE.

 
  
MPphoto
 
 

  Diogo Feio (PPE), por escrito. (PT) Los principios que originan la firma del Tratado de No Proliferación Nuclear y que se remontan al periodo de la Guerra Fría continúan siendo relevantes hoy y poseen una urgencia aún mayor. La caída del bloque soviético originó la propagación del material nuclear por varios estados, y el fin del control unificado sobre su uso y almacenamiento plantea temores sobre su utilización irresponsable o incluso su deterioro, con consecuencias inimaginables para la salud y la seguridad de la región.

El aumento del número de miembros del «club nuclear», la amenaza terrorista y la tranquilidad relativa con que las armas de destrucción masiva pueden construirse hoy, concurren para intensificar el clima de intranquilidad que vivimos en este momento. La Unión Europea debe ser capaz de asumir una posición común y coherente sobre estas cuestiones, cuyo objetivo sea crear un mundo más seguro y progresivamente más libre de armas.

 
  
MPphoto
 
 

  José Manuel Fernandes (PPE), por escrito. (PT) Los cambios en el plano internacional propician nuevas oportunidades en la cuestión de la no proliferación. Al inicio de su mandato, el Presidente Obama declaró su ambición de un mundo sin armas nucleares y prometió perseguir activamente la ratificación de una prohibición completa de las pruebas nucleares por parte de los Estados Unidos. La Unión debe estar a la altura de los desafíos de la no proliferación nuclear, especialmente los planteados por Irán y Corea del Norte, que continúan constituyendo las principales amenazas a la seguridad internacional. En lo que respecta a la reducción de los arsenales nucleares, la prioridad es continuar reduciendo los dos principales arsenales, es decir, los de Rusia y los de Estados Unidos, que contienen el 95 % del armamento nuclear mundial existente. El Parlamento espera una posición común y ambiciosa por parte de la Unión Europea durante la próxima Conferencia de Examen de las Partes del Tratado sobre la no proliferación de armas nucleares.

 
  
MPphoto
 
 

  João Ferreira (GUE/NGL), por escrito. (PT) El desarme nuclear a nivel internacional es de vital importancia. Esto justifica la necesidad de promover y reforzar el Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP) y de garantizar su ratificación por parte de todos los estados. En el actual clima internacional, el peligro de una nueva carrera de armas nucleares constituye un tema de auténtica preocupación.

La imposición del desarme y del fin del desarrollo, la producción y el almacenamiento de nuevas armas nucleares, constituyen la base del espíritu y la letra del TNP. La disputa existente sobre los programas nucleares de Irán requiere una solución pacífica sobre la base de negociaciones que será importante reanudar. Cualquier acción militar o amenaza de empleo de la fuerza será contraproducente y poseerá consecuencias potencialmente peligrosas para la región. En este sentido, debemos demostrar nuestra clara oposición hacia planes que podrían, de alguna manera, abrir la puerta a la justificación de la intervención militar, como en el caso del considerando G del preámbulo de la resolución común aprobada.

 
  
MPphoto
 
 

  Charles Goerens (ALDE), por escrito. (FR) El problema iraní se encuentra en el centro del debate con la preparación de la conferencia de examen sobre el Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP). Para recapitular: Irán, al aceptar el TNP, abandonó durante un tiempo la opción de proveerse de armas nucleares. Si la República de Irán dejara de cumplir con sus compromisos, tendríamos dos problemas. A corto plazo, eso constituiría una amenaza a la estabilidad en una región en la que la mayoría de los actores se ven tentados a adoptar posiciones radicales. A medio y a largo plazo, el rechazo de Irán a respetar las disposiciones del TNP crearía un grave precedente en el contexto de la seguridad regional, e incluso global. Podría claramente parecer que la inquietud de los miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que tienen derecho de veto, además de Alemania, no es suficiente como para dar un giro radical a las cosas. Una fuerte señal por parte de los Estados Unidos y Rusia que demuestre que ambos se encuentran inclinados a reducir unilateralmente su arsenal nuclear contribuiría a dar un sentido de responsabilidad a las potencias nucleares medianas que también se encuentren dispuestas al desarme. Por último, un fuerte gesto por parte de las principales potencias podría quizá convencer de abandonar sus proyectos a aquellos países que estén actualmente adquiriendo conocimientos nucleares.

 
  
MPphoto
 
 

  Richard Howitt (S&D), por escrito. – A los diputados laboristas al Parlamento nos gustaría expresar nuestro profundo compromiso con el objetivo de conseguir un mundo libre de armas nucleares. Estamos orgullosos de que Gran Bretaña como potencia nuclear esté liderando esfuerzos hacia un acuerdo de no proliferación nuclear en mayo, en Nueva York, que obtenga un consenso global. Hemos apoyado esta resolución con el claro objetivo de transmitir el mensaje de que el Parlamento Europeo y los diputados laboristas al Parlamento Europeo respaldarán todos los esfuerzos orientados a garantizar que dejamos atrás los viejos y malos tiempos de los enfrentamientos nucleares y de la destrucción mutuamente asegurada.

Hemos decidido abstenernos en lo referente a la enmienda 2 porque consideramos que la doctrina militar se trata de una cuestión a decidir por parte de los gobiernos nacionales y no una prerrogativa del Parlamento Europeo. También hemos unido nuestro respaldo como grupo político a la enmienda 3 ya que consideramos que todos los estados tienen derecho a desarrollar actividades nucleares para usos civiles, pero estos estados poseen la responsabilidad de rechazar el desarrollo de armas nucleares. Los diputados laboristas al Parlamento Europeo seguiremos apoyando el desarme entre los países poseedores de este tipo de armas, con el fin de impedir la proliferación en nuevos estados y en última instancia, conseguir un mundo libre de armas nucleares.

 
  
MPphoto
 
 

  Sabine Lösing (GUE/NGL), por escrito. – Soy plenamente consciente de que el desarme nuclear internacional y, por lo tanto, el refuerzo del TNP, y su ratificación por parte de todos los estados, son de vital importancia y que no se deberían escatimar los esfuerzos orientados a aplicar todos los aspectos del tratado. Con el fin de garantizar que los esfuerzos multilaterales sean efectivos, estos deben enmarcarse dentro de una visión bien desarrollada que tenga como propósito conseguir un mundo libre de armamento nuclear en la fecha más próxima posible. Debemos insistir en el compromiso de los países con armas nucleares establecido en el artículo VI del TNP de desarmarse completamente, puesto que constituyó una promesa fundamental y muchos países han firmado el TNP para así renunciar a las armas nucleares de forma permanente. Nos oponemos a la siguiente frase de esta resolución común (considerando G): «...utilizar el conjunto de instrumentos a su disposición para prevenir...».

En lo referente a Irán concretamente, advierto que cualquier actividad militar para impedir la proliferación es completamente contraproducente y extremadamente peligrosa. Estoy convencida de que la mejor manera de hacer frente al problema de la proliferación sería abandonar la energía atómica de una vez por todas, dado que el empleo con fines civiles conlleva grandes riesgos en sí mismo y, además, no se puede excluir con la suficiente seguridad que la tecnología nuclear de fines civiles no se emplee con fines militares.

 
  
MPphoto
 
 

  Nuno Melo (PPE), por escrito. (PT) La proliferación de armas de destrucción masiva realmente representa una grave amenaza para la humanidad, la paz y la seguridad internacional. El terrorismo extremista, sin límites y en muchas ocasiones fundamentalista, hace que el mundo tema y trate de impedir que grupos y gobiernos con líderes sin escrúpulos traten de adquirir esta tecnología.

Por lo tanto, es importante que los gobiernos que poseen este tipo de armas demuestren de forma paulatina que tratan de reducir sus arsenales, dando un buen ejemplo. La próxima cumbre, fijada para abril de este año, podría realizar una contribución muy importante a este asunto, y se albergan grandes expectativas de mayor rigor y control sobre el comercio no autorizado de materiales nucleares.

Esperemos también que los EE.UU. y China desempeñen un papel importante en el desarme nuclear de la Península coreana. Todavía es importante que los estados no se alejen del Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares, ya que nos afecta a todos, no sólo a algunos.

 
  
MPphoto
 
 

  Zuzana Roithová (PPE), por escrito. (CS) Estoy encantada de que el Parlamento Europeo haya aprobado claramente el informe sobre la no proliferación de armas nucleares. Como cristiana, celebro el hecho de que los representantes de la civilización occidental, más de 60 años después del fin de la guerra, se hayan dado cuenta de que la existencia de armas nucleares constituía un enorme riesgo global y por lo tanto empeñen sus esfuerzos para reducirlas. El hecho de que Irán y la República Popular Democrática de Corea no tengan intención de firmar el Tratado de no proliferación de armas nucleares constituye un riesgo muy importante. Estos países tampoco cumplen con las obligaciones internacionales en el terreno de la seguridad nuclear. El hecho de que Irán deniegue el acceso a sus instalaciones nucleares de los inspectores del Organismo Internacional de Energía Atómica constituye un auténtico riesgo en materia de seguridad, no sólo para los estados de inmediata proximidad, sino también para la UE. En conclusión, me gustaría dar las gracias a los diputados por su esfuerzo por conseguir que el texto de la resolución sea lo más coherente posible.

 
  
MPphoto
 
 

  Raül Romeva i Rueda (Verts/ALE), por escrito. – Finalmente he acabado dando mi «sí» a esta compleja resolución (RC7-0137/2010) sobre el Tratado de No Proliferación. Básicamente, estoy contento de que se confirmara el texto original presentado por el PPE, los socialistas, ALDE y los Verdes/ALE y por que se aprobara una de nuestras cuadro enmiendas (331 a favor, 311 en contra), especialmente puesto que, sorprendentemente, se trataba de la enmienda que pedía a todas las partes que reexaminaran su doctrina militar para renunciar a la opción del ataque preventivo. Los esfuerzos del PPE por eliminar el párrafo relacionado con las zonas desnuclearizadas, incluyendo Oriente Próximo, fueron frustrados.

 
  
MPphoto
 
 

  Geoffrey Van Orden (ECR), por escrito. – Hay muchos elementos en la resolución con los que puedo estar de acuerdo. Apoyamos firmemente un Tratado de No Proliferación sólido y efectivo. Sin embargo, la resolución en su actual forma incluye algunos elementos inútiles y, por lo tanto, el grupo ECR se ha abstenido. El considerando L cuestiona la posesión de armas nucleares tácticas en cinco estados europeos no nucleares. Estamos a favor de la presencia ininterrumpida de tales armas puesto que contribuyen a compartir la carga y a garantizar el compromiso militar de los EE.UU. con la seguridad europea. En algunos lugares se producen críticas implícitas de aliados próximos cuando nuestras críticas deberían dirigirse a aquellos que representan una amenaza a la seguridad internacional. Ni el Reino unido ni Francia, ni tampoco los EE.UU., producen en este momento material fisible para armas. Afirmar que sus instalaciones para la producción de materiales fisibles deberían abandonarse a estas alturas es un tema distinto. La solicitud de creación de una zona desnuclearizada en Oriente Próximo está dirigida obviamente a Israel. Israel se enfrenta a una amenaza existencial por parte de sus vecinos, algunos de los cuales poseen una historia de desarrollo de armas nucleares y de otras armas de destrucción masiva y, en efecto, Irán continúa en esa dirección.

 
Aviso jurídico - Política de privacidad