Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2009/2152(INI)
Ciclo de vida en sesión
Ciclos relativos a los documentos :

Textos presentados :

A7-0057/2010

Debates :

Votaciones :

PV 06/05/2010 - 7.8
CRE 06/05/2010 - 7.8
Explicaciones de voto
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P7_TA(2010)0154

Debates
Jueves 6 de mayo de 2010 - Bruselas Edición DO

12. Explicaciones de voto (continuación)
Vídeo de las intervenciones
PV
MPphoto
 
 

  Presidente. − Todavía tenemos tres explicaciones de voto pendientes.

 
  
  

Informe: Andrea Cozzolino (A7-0100/2010)

 
  
MPphoto
 
 

  Laima Liucija Andrikienė (PPE). Señor Presidente, valoro positivamente el hecho de que se estén viendo reducidas la cantidad total de las irregularidades que se estaban produciendo en la manera de emplear los fondos europeos. Es especialmente alentador el hecho de que la cantidad de irregularidades en el sector agrícola descendiera tan espectacularmente, en un 34 %. El fuerte y competitivo papel desempeñado por la OLAF se halla entre los factores que han ayudado a mejorar la situación. Recibo positivamente la propuesta consagrada en nuestra resolución para incrementar la cooperación entre los Estados miembros de la UE en el terreno de la fiscalidad.

Sin embargo, quiero expresar mi profunda preocupación por el hecho de que las actividades fraudulentas han aumentado en los nuevos Estados miembros, especialmente en Rumanía y Bulgaria. En la UE-10 crecieron un 8 % mientras que la deuda para la UE-2 se ha visto incrementada en un 152 %. Deseo expresar mi firme apoyo hacia los llamamientos realizados a Rumanía y Bulgaria a fin de que refuercen su capacidad administrativa para gestionar los fondos de la UE y para que mejoren la supervisión y la transparencia de los procedimientos de contratación pública a todos los niveles.

 
  
  

Informe: Tamás Deutsch (A7-0062/2010)

 
  
MPphoto
 
 

  Laima Liucija Andrikienė (PPE). Señor Presidente, en primer lugar, quisiera dar las gracias al señor Deutsch por su excelente informe. El significativo debate de hoy y nuestra resolución, que he respaldado, constituye un punto de partida excelente para las futuras actividades del Banco Europeo de Inversiones, especialmente teniendo en cuenta la Estrategia Europa 2020.

Además, me gustaría instar nuevamente a los Gobiernos europeos a que doten al BEI de una capacidad de préstamo de más importante para nuestros vecinos, especialmente aquellos del este, que están muy necesitados de préstamos e inversiones y que también están padeciendo los efectos de la crisis. En el futuro, se debería garantizar aún más que antes la compatibilidad entre los objetivos políticos de la Política Europea de Vecindad y las instrucciones para la concesión de préstamos del BEI.

 
  
  

Propuesta de resolución: Las atrocidades masivas en Jos, Nigeria (RC-B7-0247/2010)

 
  
MPphoto
 

  Laima Liucija Andrikienė (PPE). – Señor Presidente, en enero y marzo hemos sido testigos de atrocidades masivas en Nigeria que han provocado las muertes de varios cientos de personas, incluyendo mujeres y niños. Lo que Nigeria necesita es, en primer lugar, un proceso de reconciliación y la coexistencia pacífica de los musulmanes que viven en el norte y los cristianos que viven en el sur.

En segundo lugar, considerando que, a pesar de que Nigeria es uno de los principales productores de petróleo del mundo, la mayoría de su población todavía vive en la pobreza. No se benefician del desarrollo general del país, por lo que se ha de hacer frente y combatir de forma firme y eficaz la corrupción, que se halla muy extendida.

En tercer lugar, la ayuda que destina la Unión Europea a Nigeria debería abordar los problemas más importantes, las cuestiones más sensibles a fin de lograr al menos algún progreso visible en este país.

 
  
MPphoto
 

  Bastiaan Belder (EFD).(NL) Señor Presidente, las últimas noticias que he recibido esta semana sobre los cristianos en Jos parecen sumamente preocupantes. En las últimas semanas, también, correligionarios nuestros —es decir, cristianos— han sido hallados asesinados en distintos lugares de esta ciudad nigeriana. Por ejemplo, el sábado, 24 de abril, miembros de una banda de jóvenes musulmanes apuñalaron hasta la muerte a dos periodistas que trabajaban en una publicación cristiana mensual. Los presuntos responsables utilizaron los teléfonos móviles de sus víctimas para llamar a los confiados amigos y familiares de estos y decirles: los hemos matado a todos, venid a verlo.

Señor Presidente, esto es típico de una atmósfera de violencia sin impunidad en Nigeria de la que los cristianos son las principales víctimas y que ha ocasionado centenares de muertes en Jos y sus alrededores desde el comienzo de este año. Muy significativamente, un observador ha hablado de persecución religiosa sistemática. De ahí su llamamiento a la comunidad internacional para —y por lo tanto también a las Instituciones europeas— para reconocer el extremismo islámico como explicación clave para la explosiva situación de Nigeria, especialmente en el caso de Jos, que se encuentra en la encrucijada entre el norte musulmán y el sur cristiano.

Desgraciadamente —y aquí es donde también expreso mi crítica hoy— esto es la esto es lo que la propuesta de resolución común explícitamente no hace (véase apartado 5). La propuesta de resolución no adopta una línea firme con respecto al extremismo que impera en Nigeria; aún peor, se opone a—y cito— «explicaciones generales y simplistas basadas únicamente en la religión». Yo también me opongo a explicaciones con un solo motivo, pero esta excesiva simplificación por parte de la UE, de esta Cámara, no ayuda en absoluto a los cristianos nigerianos, cuyas vidas se debaten entre la fe y la esperanza estos días. Esta es mi crítica y es el motivo de mi abstención.

 
  
MPphoto
 

  Seán Kelly (PPE). Señor Presidente, considero espantoso que un país con tanta reservas masivas de petróleo como Nigeria esté envuelto en semejantes atrocidades de masas, pero al mismo tiempo, aprovechando la sugerencia del Vicepresidente de los Estados Unidos, la solución debe residir en el diálogo, diálogo y más diálogo, acompañado de educación, educación y más educación, para que pueda llevarse la paz al país.

He apreciado que Joe Biden hiciera referencia a esa línea del poeta irlandés William Butler Yeats: «Ha nacido una terrible belleza». Esperamos que esa terrible belleza se transforme en una maravillosa belleza en Nigeria, donde reinen la paz y la prosperidad. La Unión Europea posee un importante papel que desempeñar en eso —y, en efecto, en el debate de hoy— y en la votación hemos expuesto un indicador. Lo agradezco mucho.

 
  
MPphoto
 

  Presidente. Las Actas de esta sesión se presentarán al Parlamento al inicio del próximo periodo parcial de sesiones. Si no hay objeciones, las resoluciones aprobadas en la sesión de hoy se entregarán inmediatamente a sus destinatarios y a los organismos mencionados en ellas.

 
  
  

Explicaciones de voto por escrito

 
  
  

Informe: Íñigo Méndez de Vigo (A7-0116-2010)

 
  
MPphoto
 
 

  Sophie Auconie (PPE), por escrito. – (FR) He votado a favor de esta recomendación puesto que destaca el carácter innovador, constructivo y democrático de la convocación de Convenciones para la revisión de los Tratados (por ejemplo, la Convención celebrada desde 1999-2000, que redactó el borrador de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, y la Convención celebrada desde 2002-2003, que preparó el proyecto de tratado por el que se establecía una Constitución para Europa), al mismo tiempo que reconoce el carácter completamente excepcional de la revisión de los Tratados, que se ha hecho actualmente necesario debido a la implementación de las medidas transitorias con motivo de la entrada en vigor del Tratado de Lisboa.

En resumen, el sistema de Convenciones debe emplearse, dado que se trata de revisiones de Tratados que van más allá de simples ajustes técnicos y provisionales. Por lo tanto, siguiendo el ejemplo del ponente, el señor Méndez de Vigo, creo que es bueno que el Parlamento Europeo apruebe la propuesta del Consejo Europeo de modificar el Protocolo nº 36 en el marco de una conferencia intergubernamental, sin convocar una Convención.

 
  
MPphoto
 
 

  Liam Aylward y Pat the Cope Gallagher (ALDE), por escrito. – (GA) El diputado al Parlamento Europeo, Pat the Cope Gallagher, y el diputado al Parlamento Europeo, Liam Aylward, llaman su atención sobre el hecho de que sólo Irlanda y Malta han utilizado el sistema de representación proporcional para la elección de diputados al Parlamento Europeo. Irlanda del Norte también utiliza el sistema de representación proporcional para las elecciones europeas. Estamos completamente en contra de la implementación de sistemas electorales idénticos o uniformes para la elección de diputados al Parlamento Europeo. Desde la fundación del Estado irlandés, se ha demostrado que el sistema de representación proporcional constituye un sistema justo y equitativo.

 
  
MPphoto
 
 

  David Casa (PPE), por escrito. Esta votación tenía que ver con la posibilidad de convocar una Convención para la revisión de los Tratados ante las disposiciones transitorias relativas a la composición del Parlamento Europeo. Tras considerar diversos factores como la Convención celebrada desde el 22 de febrero de 2002 al 18 de junio de 2003, así como la que elaboró la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, estoy de acuerdo con el enfoque del ponente de apoyar la propuesta del Consejo para modificar el Protocolo nº 36 en el marco de la celebración de una conferencia intergubernamental más que mediante la convocación de una Convención.

 
  
MPphoto
 
 

  Carlos Coelho (PPE), por escrito. (PT) La entrada en vigor del Tratado de Lisboa ha cambiado la composición del Parlamento Europeo, que ha pasado de estar constituido por 736 diputados a disponer de 751. Habrá 18 nuevos diputados procedentes de 12 Estados miembros. Dado que el Tratado de Lisboa establece un límite superior en cuanto al número de diputados al Parlamento de cada Estado miembro, Alemania dispone de tres escaños menos. Puesto que no es posible acortar el mandato de un diputado al Parlamento Europeo durante una legislatura, esto significa que el Parlamento estará compuesto temporalmente de 754 diputados, lo que hace necesario cambiar el Tratado para elevar temporalmente el límite de 751 diputados. Creo que habría sido preferible aplicar esta nueva composición en las elecciones de 2014 y no en el actual periodo parlamentario, pero reconozco que existe un amplio consenso en lo referente a que estos cambios entren en vigor inmediatamente. Por esta razón, estoy de acuerdo en que la conferencia intergubernamental, que se convocará únicamente con la finalidad de adoptar las disposiciones transitorias relacionadas con el resto del periodo parlamentario, no debería estar precedida de una Convención; esto no debe, sin embargo, constituir un precedente para el futuro.

 
  
MPphoto
 
 

  Diogo Feio (PPE), por escrito. (PT) El pecado del sistema de convenciones europeo, que recuerda a las experiencias francesa y norteamericana, fue presumir de poseer una legitimidad que, de hecho, aún no poseía en aquel momento. Por lo tanto, opino que la Convención que aprobó el proyecto de Tratado por el que se establecía una Constitución para Europa acabó extrapolando los poderes que le habían sido conferidos. Desearía con toda sinceridad que los resultados hubieran sido otros, pero las circunstancias de aquel momento no lo permitieron. En consecuencia, pienso que la vuelta a la fórmula de las conferencias intergubernamentales constituye la forma más realista de garantizar el diálogo entre los gobiernos de los Estados miembros, y este diálogo debería centrarse en aquellos problemas específicos que se espera que resuelva, como por ejemplo los que hemos votado.

 
  
MPphoto
 
 

  José Manuel Fernandes (PPE), por escrito. (PT) He votado en favor de la decisión de no convocar una Convención para la revisión de los Tratados con respecto a las disposiciones transitorias relativas a la composición del Parlamento Europeo. He votado así porque considero innecesario convocar una Convención para aprobar una modificación de las disposiciones del Tratado sobre la Unión Europea. Estoy de acuerdo con que el Consejo debería modificar el Protocolo nº 36 en el marco de una conferencia intergubernamental, sin convocar una Convención.

 
  
MPphoto
 
 

  Jarosław Kalinowski (PPE), por escrito.(PL) Estoy totalmente de acuerdo con el autor del presente informe, y quisiera recordar una vez más que en la clara mayoría de Estados miembros ya se han designado nuevos diputados al Parlamento con arreglo a las regulaciones actuales. Aguardamos, por lo tanto, la introducción de la propuesta del Consejo relativa a la modificación del Protocolo nº 36. Esto permitirá a los nuevos diputados estar presentes en el Parlamento como observadores inmediatamente después de la aprobación de la enmienda al Protocolo, y con su entrada en vigor nuestros colegas podrán empezar a trabajar como diputados de pleno derecho al Parlamento Europeo.

 
  
MPphoto
 
 

  Franz Obermayr (NI), por escrito. (DE) El ponente se opone a una Convención, porque los cambios del Tratado sólo son disposiciones transitorias. Yo no veo la situación de la misma manera, puesto que también tiene que ver con problemas democráticos. Francia posee un sistema electoral diferente y por lo tanto no dispone de la opción de «ascender» en una lista a diputados que han sido elegidos de un modo directo y democrático. Por esta razón he votado en contra del informe.

 
  
MPphoto
 
 

  Siiri Oviir (ALDE), por escrito. (ET) Si consideramos esto precisamente desde un punto de vista legal, la decisión que estamos adoptando modificará el Tratado de Lisboa, pues es el que prevé la convocatoria de una Convención. Sin embargo, dado que el ámbito de la acción es limitado y queda restringido a la enmienda transitoria, me he basado en el principio de proporcionalidad y he apoyado la solución transitoria propuesta por 479 colegas: es decir, para conceder el derecho de decisión a una conferencia internacional en lugar de convocar una Convención.

 
  
MPphoto
 
 

  Raül Romeva i Rueda (Verts/ALE), por escrito. He votado en contra de este informe porque estoy en contra de no convocar una Convención para la revisión de los Tratados.

 
  
MPphoto
 
 

  Rafał Trzaskowski (PPE), por escrito.(PL) La decisión de no convocar una Convención ha sido una de las más difíciles en lo referente a la introducción de 18 nuevos diputados al Parlamento. Hemos adoptado esta decisión precisamente por respeto a este instrumento, cuyo objetivo consiste en incrementar la legitimidad de las decisiones que conciernen al Derecho fundamental de la UE. No constituye un precedente para el futuro. Todas las cuestiones importantes referentes a los cambios en los Tratados, tales como el procedimiento electoral, seguirán precisando la convocatoria de una Convención. Quisiera dar las gracias al ponente, el señor Méndez de Vigo, y a los coordinadores, por tomar esta decisión, porque no ha sido fácil. Tenemos un problema con la designación de los 18 nuevos diputados, porque algunos Estados miembros no han empleado el procedimiento oportuno. Sin embargo, hemos decidido que el principio más importante es el de la representatividad. Esta Cámara debería poseer, por encima de todo, una representación equilibrada tan pronto como sea posible, suponiendo al mismo tiempo que todos los diputados sean elegidos en elecciones directas.

 
  
  

Informe: Íñigo Méndez de Vigo (A7-0115-2010)

 
  
MPphoto
 
 

  Sophie Auconie (PPE), por escrito. (FR) He votado a favor del excelente informe de mi colega, el señor Méndez de Vigo. Debe encontrarse una disposición transitoria, en efecto, para reconciliar el respeto por el Tratado de Lisboa con el artículo 5 del Acta de 1976 referente a la elección de diputados al Parlamento Europeo por sufragio universal directo. Es necesario, por lo tanto, aumentar hasta 754 el número de diputados al Parlamento para el resto de la legislatura 2009-2014.

Además, estoy satisfecho con la redacción del apartado 6 del presente informe, que pide un sistema uniforme para la elección de diputados al Parlamento Europeo: «Comunica al Consejo Europeo que tiene intención de elaborar en breve propuestas que establezcan las disposiciones necesarias para la elección de sus diputados por sufragio universal directo de acuerdo con un procedimiento uniforme en todos los Estados miembros y con arreglo a principios comunes a todos los Estados miembros, y que el Parlamento iniciará dicha reforma electoral de conformidad con el artículo 48, apartado 2, del Tratado de la Unión Europea y el artículo 223 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea; insiste, además, en que se convoque una Convención encargada de la reforma del Parlamento Europeo para preparar la revisión de los Tratados».

 
  
MPphoto
 
 

  Jean-Luc Bennahmias (ALDE), por escrito. (FR) El Parlamento Europeo ha acordado que se incorporen a la Cámara 18 diputados al Parlamento Europeo en el transcurso de la presente legislatura. Este acuerdo significa que el Parlamento, elegido en junio de 2009 en virtud del procedimiento del Tratado de Niza, se halla en conformidad con Tratado de Lisboa, que entró en vigor el 1 de diciembre de 2009.

He votado en contra, y lo he hecho por una razón que en mi opinión posee una importancia crucial: durante las elecciones europeas de junio de 2009, la mayoría de los Estados miembros creyeron que era muy probable que se ratificara el Tratado de Lisboa de forma inminente. En consecuencia, adaptaron la forma el método de celebración de las elecciones. Este no fue el caso de Francia, pues no llevó a cabo ninguna gestión a fin de garantizar una transición sin complicaciones de 72 a 74 diputados al Parlamento.

La solución encontrada finalmente —la designación de dos diputados de la Asamblea Nacional— es intolerable. Desde 1979, los diputados al Parlamento Europeo han sido elegidos por los ciudadanos europeos mediante el sufragio universal directo y no designados por las asambleas nacionales. Gracias al sufragio universal directo estamos legitimados a hablar en nombre de todos los europeos. El hecho de que el Parlamento haya aceptado el compromiso francés establece un preocupante precedente en lo referente a su incumplimiento de los Tratados.

 
  
MPphoto
 
 

  Philip Bradbourn (ECR), por escrito. Acogemos con satisfacción las disposiciones que permiten a los 18 diputados adicionales ocupar sus escaños en el Parlamento Europeo. Sin embargo, no deberían disfrutar de la categoría de observadores hasta que las disposiciones transitorias no entren en vigor y puedan ocupar sus escaños diputados al Parlamento Europeo con pleno derecho. Como observadores, los diputados recién llegados tendrían derecho a sus salarios y dietas antes de disponer del derecho al voto. Esto no es correcto y por ese motivo nuestra delegación ha votado en contra de este informe.

 
  
MPphoto
 
 

  Françoise Castex (S&D), por escrito. (FR) Debo expresar mi más enérgica crítica hacia la decisión de Francia en lo referente a la designación de los dos diputados al Parlamento Europeo llamados a ocupar sus escaños en el Parlamento Europeo, en virtud de la entrada en vigor del Tratado de Lisboa.

A diferencia de los 11 países europeos restantes afectados por esta reforma, que anticiparon la elección y que, por supuesto, se han basado en los resultados de las elecciones europeas de junio de 2009, el Gobierno francés, por su parte, ha decidido simplemente designar a diputados de su parlamento nacional: esto es una vergüenza para la democracia.

Además, nosotros los socialistas franceses no pensamos que los otros 16 diputados europeos deban pagar el precio por esta completa falta de preparación por parte de Francia, y al final hemos abogado, en consecuencia, por lanzar una CIG (conferencia intergubernamental) que permita a estos diputados europeos elegidos —primero como observadores— venir y desempeñar su función como representantes de los ciudadanos europeos que les eligieron con este único propósito en mente.

 
  
MPphoto
 
 

  Carlos Coelho (PPE), por escrito. (PT) Las últimas elecciones europeas (2009) tuvieron lugar antes de que el Tratado de Lisboa entrara en vigor, por lo que la composición del Parlamento aún era la misma que la establecida por el Tratado de Niza (736 diputados). El Consejo Europeo acordó mediante el proyecto para la composición propuesto por el Parlamento en 2007, incrementar el número de 750 a 751. Yo consideraba preferible que se aplicara la nueva composición del Parlamento Europeo sólo en las próximas elecciones de 2014. No obstante, la opinión generalizada es que debería hacerse ahora. Será necesario, por lo tanto, regular como se elegirá a los 18 nuevos diputados (compartidos entre 12 Estados miembros). El nuevo Tratado establece un límite en cuanto al número de diputados al Parlamento Europeo de cada Estado miembro, lo que significa que Alemania perderá tres escaños. Dado que no es posible reducir el mandato de un diputado europeo en el transcurso de una legislatura, esto significa que el Parlamento constará temporalmente de 754 diputados. Estoy de acuerdo con el ponente, el señor Méndez de Vigo, cuando recomienda que los nuevos diputados ocupen sus cargos el mismo día, para evitar distorsiones regionales de la representación en el Parlamento. No estoy conforme con la posibilidad de que los nuevos diputados sean designados por sus autoridades nacionales. Considero que los diputados únicamente adquieren legitimidad mediante el método de elección.

 
  
MPphoto
 
 

  Marielle De Sarnez (ALDE), por escrito. (FR) El Tratado de Lisboa aumenta el número de diputados europeos de 736 a 751. Sin embargo, dado que las elecciones de 2009 tuvieron lugar antes de la entrada en vigor del Tratado de Lisboa, solamente fueron elegidos 736 diputados al Parlamento Europeo. Nuestro Parlamento, por tanto, tuvo que adoptar nuevas disposiciones en lo concerniente a su composición para el resto de la legislatura parlamentaria. La delegación del Movimiento Democrático no ha votado a favor de este texto por dos razones. No puede mostrar su conformidad con la propuesta de convocar una conferencia intergubernamental (CIG) sin tener una Convención compuesta de representantes de los parlamentos nacionales, Jefes de Estado y de Gobierno, el Parlamento y la Comisión. Este procedimiento acelerado «viola» no sólo el espíritu, sino también la letra, de los Tratados. También sienta un desacertado precedente. La designación de dos diputados del parlamento nacional francés entre los 17 diputados al Parlamento Europeo adicionales, constituye un grave ataque a la legislación primaria, que estipula que los diputados al Parlamento Europeo deben ser elegidos por sufragio universal directo y no nombrados por sus parlamentos nacionales. El único resultado positivo de este episodio consistirá en que ha llamado la atención sobre la necesidad de reformar el procedimiento electoral del Parlamento a largo plazo y, más concretamente, sobre la petición que llevamos mucho tiempo realizando de hacer que un porcentaje de los diputados sean elegidos para una circunscripción electoral europea.

 
  
MPphoto
 
 

  Edite Estrela (S&D), por escrito. (PT) He votado en favor de este informe porque expone que los 18 diputados al Parlamento Europeo adicionales, de 12 Estados miembros, pueden ocupar sus escaños después de ser elegidos. Es lamentable que el Consejo no adoptara las medidas necesarias a tiempo para permitir que estos diputados ocuparan sus escaños inmediatamente después de la entrada en vigor del Tratado de Lisboa.

 
  
MPphoto
 
 

  Diogo Feio (PPE), por escrito. (PT) El hecho de que el Tratado de Lisboa no entrara en vigor a tiempo de ser inmediatamente aplicable para las elecciones de la legislatura 2009-2014 del Parlamento Europeo ha ocasionado un problema que ha acabado, considero, siendo resuelto con sensatez y tal modo que refleja las inevitables dificultades de los periodos transitorios. Por lo tanto, aunque no tendría sentido ni sería legítimo despojar a los diputados de sus mandatos, tampoco sería razonable impedir a los Estados miembros que se están beneficiando de un aumento en el número de sus representantes, que los designen de acuerdo con la legislación que rige sus respectivos sistemas electorales. Las circunstancias excepcionales justifican plenamente las soluciones excepcionales adoptadas.

 
  
MPphoto
 
 

  José Manuel Fernandes (PPE), por escrito. (PT) Se ha aprobado un aumento en el número total de diputados al Parlamento Europeo de 15 escaños (de los 736 que estipula el Tratado de Niza, a 751), con 18 escaños adicionales a distribuir entre 12 Estados miembros. En vista del número máximo establecido por el Tratado de la UE, se han asignado tres escaños menos a Alemania. El Tratado de Lisboa no había entrado en vigor antes de las elecciones europeas de 2009, así que las últimas se celebraron en virtud de las disposiciones del Tratado de Niza, lo que significa que el Parlamento Europeo actualmente dispone de 736 diputados en lugar de 751. Por otro lado, la entrada en vigor del Tratado de Lisboa significa que los 18 diputados al Parlamento adicionales de los 12 Estados miembros en cuestión, pueden ocupar legítimamente sus escaños. No es posible reducir el mandato de un diputado al Parlamento Europeo durante una legislatura ni, tampoco, reducir a tres el número actual de diputados alemanes al Parlamento Europeo. Según mi criterio, por lo tanto, la enmienda del Protocolo nº 36 solicitada por el Consejo Europeo proviene directamente de las nuevas disposiciones del Tratado de Lisboa y constituye una solución válida que permitirá a todos aquellos Estados miembros que tengan derecho a escaños adiciones designar a los diputados al Parlamento Europeo en cuestión. Estos 18 diputados al Parlamento deben ocupar sus escaños en el Parlamento al mismo tiempo, a fin de no perturbar el equilibrio de las nacionalidades en la Cámara.

 
  
MPphoto
 
 

  Ilda Figueiredo (GUE/NGL), por escrito. (PT) Como hemos venido afirmando y como puede comprobarse en este informe, el Tratado de Lisboa no sólo implementa políticas neoliberales, militaristas y federalistas, sino que constituye un instrumento repleto de ambigüedades y contradicciones, como las expresadas en el Protocolo (nº 36) o las disposiciones que afectan a la composición del Parlamento Europeo. La arrogancia de aquellos que promovieron el Tratado fue tan grande que les impidió hacer que estas disposiciones fueran flexibles, puesto que ya habían hecho todo lo posible por evitar que se celebraran referéndums con el propósito de escapar a una votación de los ciudadanos de los países de la UE y (evitar) una repetición del «no» de los franceses y alemanes al denominado «Tratado Constitucional». El pueblo irlandés también dijo «no» a esta parodia de texto, y sólo consiguieron su voto por medio de presión y chantaje, aunque ya ocurrió después de las elecciones europeas.

Este informe ha puesto de manifiesto la intención por parte de algunos diputados al Parlamento Europeo de afianzar la trayectoria federalista de la UE apelando a una legitimidad democrática que el Tratado no posee. Estos diputados también están tratando de subordinar aún más las legislaciones nacionales a los intereses de la UE con propuestas que buscan un procedimiento electoral uniforme en todos los Estados miembros, competencia que constituye parte de la soberanía de cada Estado miembro, y están solicitando que se convoque una Convención que se haga cargo de la reforma del Parlamento Europeo con el fin de prepararse para la revisión de los Tratados.

 
  
MPphoto
 
 

  Bruno Gollnisch (NI), por escrito. (FR) Que los Tratados sean revisados en una conferencia internacional o una Convención, eso no representa en absoluto ningún cambio con respecto al quid de la cuestión. Ya sea por incompetencia, negligencia o error de cálculo, sólo un país, Francia, se ha negado a anticipar las consecuencias de la entrada en vigor del Tratado de Lisboa para su representación en el Parlamento Europeo, a pesar de las peticiones reiteradas por parte de varios grupos políticos, incluyendo el mío. Por consiguiente, en la actualidad, Francia es el único de los 27 que pretende designar dos nuevos diputados al Parlamento Europeo de forma indirecta por medio de una decisión de un parlamento nacional cuyo sistema de votación resulta totalmente injusto. Todo esto constituye una infracción de los propios Tratados y una infracción del Acto de 1976, que dispone la elección de diputados al Parlamento Europeo por sufragio universal directo. Además, el Grupo de la Alianza Progresista de los Socialistas y Demócratas del Parlamento Europeo actúa como cómplice de esto, pues a pesar de haber encajado un grave revés en las elecciones del 2009, heredarán dos escaños adicionales. Esto es un confabulación entre amigos, con el apoyo del Parlamento Europeo. Desgraciadamente, para poder esta anomalía, el ponente se oculta tras la naturaleza temporal de la medida. ¿Temporal? Los nuevos diputados franceses al Parlamento Europeo ocuparán su escaño durante cuatro años, lo que representa más del 80 % de la legislatura parlamentaria. Esperaba más firmeza de nuestros colegas en lo que respecta tanto al valor de la palabra como a la defensa de los principios democráticos.

 
  
MPphoto
 
 

  Sylvie Guillaume (S&D), por escrito.(FR) He votado a favor de varias enmiendas destinadas a subrayar la naturaleza inaceptable de la decisión tomada por Francia, consistente en designar diputados de su parlamento nacional para que ocupen un lugar en el Parlamento Europeo junto a otros 16, que por su parte fueron elegidos el 7 de junio de 2009 .En mi opinión, esta decisión, claramente fruto de una total falta de preparación, contraviene los principios democráticos fundamentales y plantea importantes preguntas acerca de la legitimidad democrática del Parlamento Europeo. Por otro lado, no debemos bloquear la llegada de otros diputados, cuyos nombramientos se han llevado a cabo de conformidad con el espíritu de los Tratados. Este asunto no hace más que demostrar cuán necesario es para nosotros disponer en un futuro de un método uniforme de nombramiento de diputados al Parlamento Europeo por medio del sufragio universal directo, por medio de esta reforma realizada por medio de una Convención.

 
  
MPphoto
 
 

  Raül Romeva i Rueda (Verts/ALE), por escrito. He votado en contra de este informe de conformidad con nuestra principal enmienda, en la que reclamamos que los diputados al Parlamento Europeo deberían ser elegidos por sufragio universal directo.

 
  
  

Informe: Íñigo Méndez de Vigo (A7-0115/2010 – A7-0116-2010)

 
  
MPphoto
 
 

  Carlo Casini (PPE), por escrito. (IT) He expresado mi voto, emitido categóricamente a favor de los dos informes elaborados por el señor Méndez de Vigo. Estoy satisfecho por dos razones: porque la comisión que presido ha actuado con prontitud, alcanzando un acuerdo provisional, y porque ese acuerdo prepara el terreno para el acuerdo alcanzado hoy en el plenario por una vasta mayoría.

Desde esta perspectiva, he respaldado la idea de votar en contra del apartado 5, introducido por una enmienda mía presentada en comisión, con el objeto de destacar que la designación de los 18 nuevos diputados tendrá que cumplir en la medida de lo posible las disposiciones del Acta Electoral de 1976, que requiere que los diputados sean elegidos directamente por los ciudadanos europeos. Por lo tanto, será preferible disponer de un método automático que permita que se incorporen al Parlamento los candidatos que en las últimas elecciones europeas hayan resultado los primeros de los no elegidos. Si a pesar de ello todavía el sistema electoral nacional no permite este cálculo, podemos recurrir a la designación por parte de los parlamentos nacionales.

 
  
  

Propuestas de resolución: Kirguistán (RC-B7-0246/2010)

 
  
MPphoto
 
 

  Mara Bizzotto (EFD), por escrito. (IT) La crisis política en Kirguistán constituye otro episodio más en la desestabilización de la región de Asia Central, una región que sabemos que es fundamental para Europa dada la relevancia de la cuestión del aprovisionamiento de nuestra energía y materias primas, y también para los Estados Unidos y Rusia, dada la posición estratégica el país. Este es, desgraciadamente, el decepcionante resultado de la revolución del 2005, que había elevado las esperanzas de un auténtico cambio en la dinámica política de la antigua y pequeña república soviética y que parecía anunciar, junto a los acontecimientos producidos en los mismos años en Ucrania y Georgia, un futuro geopolítico más tranquilo en toda la región. Desgraciadamente, en la actualidad, Kirguistán está cosechando los frutos amargos de un cambio que no se produjo, y la resolución sobre la que estamos votando contiene las orientaciones necesarias y adecuadas que esta Cámara daría a los organismos europeos que directamente involucrados en la cuestión kirguís en los foros diplomáticos e internacionales. La esperanza es que la Comisión y el Consejo trabajen de forma constante entre ellos sobre estas orientaciones y, sobre todo, que lo hagan con el carácter urgente del que, desgraciada e inexplicablemente, han carecido otros casos, incluso recientes. He votado a favor de la propuesta de resolución común con la sincera esperanza de que la acción europea ejerza un impacto positivo en la estabilización de Kirguistán.

 
  
MPphoto
 
 

  Diogo Feio (PPE), por escrito. (PT) Las grandes potencias se están disputando a Kirguistán, un producto de la desintegración de la antigua Unión Soviética que parece haber caído en un proceso de agitación política y de desintegración de la estructura social y política que necesita estar mejor vigilado por las Instituciones europeas y los gobiernos de los Estados miembros. La relativa ausencia de conocimiento de Europa sobre las repúblicas de Asia Central debe remediarse, y deben buscarse canales para las relaciones y la comunicación que permitan mejorar el acceso a más información y que permitan una observación más detallada de sus situaciones respectivas. Celebro la firmeza de la Unión Europea a la hora convertir en prioridad las cuestiones de la libertad, la democracia y los derechos humanos en su agenda para Kirguistán. También espero que el gobierno provisional demuestre ser tan bueno como promete y emprenda reformas que tomen en cuenta estas cuestiones. El anuncio de la convocatoria de elecciones y de un referéndum constitucional constituye un signo esperanzador para el futuro cercano.

 
  
MPphoto
 
 

  José Manuel Fernandes (PPE), por escrito. (PT) Según los observadores independientes, las elecciones presidenciales del año pasado en Kirguistán en las que salió reelegido Kurmanbek Bakíyev, se vieron empañadas por un fraude masivo. Además, tras sus primeras iniciativas democráticas, la gestión de Bakíyev dio un giro autoritario. Después de las manifestaciones en masa, el Presidente Bakíyev se vio obligado a huir de la capital y fue sustituido por un gobierno provisional encabezado por la líder opositora Roza Otunbayev, que dictó un decreto sobre la sucesión en el poder y una orden de cumplimiento de la Constitución de Kirguistán. Mientras tanto, Bakíyev huyó del país para buscar refugio en Kazajstán. Kirguistán posee un interés especial para los Estados Unidos y Rusia por su situación estratégica en el medio de Asia Central. Estados Unidos y Asia Central tienen retos comunes en materia de energía, lucha contra el cambio climático, control del tráfico de drogas y lucha contra el terrorismo. Por esta razón, la UE debe comprometerse activamente con el gobierno provisional, con vistas a explorar y aprovechar las posibilidades de promover la buena gobernanza, la independencia del poder judicial y otros objetivos políticos de la UE establecidos en la Estrategia para Asia Central.

 
  
MPphoto
 
 

  Jacek Olgierd Kurski (ECR), por escrito.(PL) Como coautor de la propuesta de resolución del Parlamento Europeo sobre Kirguistán, deseo expresar mi agradecimiento hacia los diputados que han votado a favor de este documento hoy. Especialmente digna de mención es la intención anunciada por el Gobierno provisional kirguís empezar a trabajar sobre una reforma constitucional y la rápida creación de las bases para la celebración de elecciones parlamentarias democráticas. Esto explica el llamamiento realizado al gobierno provisional de cumplir las obligaciones internacionales de Kirguistán y garantizar que el proceso electoral sea libre y justo. Seguimos el desarrollo de los acontecimientos en Kirguistán con preocupación, Y esto incluye el mantenimiento de un corredor de suministro constante para la OTAN y otras fuerzas internacionales que forman parte de la misión en Afganistán. Es fundamental que la Unión Europea y el Parlamento Europeo vigilen con mucha atención la situación en Kirguistán, que vigilen que se facilita la ayuda esencial y que se respalde el diálogo entre todos los grupos de la sociedad kirguís.

 
  
MPphoto
 
 

  Bogdan Kazimierz Marcinkiewicz (PPE), por escrito.(PL) He votado a favor de la propuesta de resolución sobre Kirguistán, porque creo que como miembro de la delegación de Asia Central me siento obligado a ofrecer al menos este apoyo a una nación que se ha encontrado en tan difícil situación en las últimas semanas. La resolución pide el final de la violencia, el diálogo entre las partes del conflicto y el respeto por el derecho a la libertad, los derechos humanos y los principios del Estado de Derecho y pone de relieve la importancia de un marco constitucional coherente y estable para garantizar la democracia. Pienso, por lo tanto, que el programa de ayuda internacional debería convertirse en realidad tan pronto como sea posible y que la UE debería asumir el papel de líder en el programa.

 
  
MPphoto
 
 

  Nuno Melo (PPE), por escrito. (PT) La situación que está padeciendo actualmente Kirguistán es preocupante, sobre todo porque se trata de un país situado en una parte muy importante de Asia Central, con una ubicación geoestratégica cercana a Afganistán y contigua al valle de Ferghana. Es necesaria una investigación internacional sobre los sucesos liderada por las Naciones Unidas, con el fin de determinar responsabilidades. Es importante que la Representante Especial para Asia Central siga de cerca la situación, en estrecha colaboración con la Alta Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad.

 
  
MPphoto
 
 

  Wojciech Michał Olejniczak (S&D), por escrito.(PL) La propuesta de resolución del Parlamento Europeo nº RC-B7-0246/2010 del 6 de mayo de 2010 sobre la situación en Kirguistán es la voz común de Europea dirigida a Kirguistán y a sus autoridades. La propuesta de resolución sobre Kirguistán constituye una importante señal de la Unión Europea y de toda Europa. Deberíamos demostrar a los ciudadanos y a las autoridades kirguís, y no sólo a través de resoluciones como esta, que apoyamos el fortalecimiento de la democracia y el desarrollo de la sociedad, la seguridad de la población y el crecimiento sostenible.

El Parlamento Europeo debe ser una institución que respalde todas las perspectivas de democracia y no acepte desviaciones de esa ruta. Los cambios en Kirguistán son una consecuencia de los últimos años y de la naturaleza transitoria de las esperanzas asociadas con la Revolución de los tulipanes. El fraude electoral y la suave forma de autoritarismo que ha empezado a funcionar en Kirguistán no puede ni podrá ser objeto de indiferencia. Las únicas medidas que podemos y podremos apoyar serán medidas democráticas, porque constituyen los cimientos de la Unión Europea. Por nuestra parte, no podemos consentir otras medidas. Espero que la resolución sobre Kirguistán sea el primero de muchos pasos a dar. Toda Europa así lo espera de nosotros.

 
  
MPphoto
 
 

  Raül Romeva i Rueda (Verts/ALE), por escrito. He votado en favor de esta resolución, junto con la gran mayoría, incluidas las dos enmiendas orales realizadas durante la votación.

 
  
MPphoto
 
 

  Vilja Savisaar (ALDE), por escrito. (ET) Los acontecimientos que se produjeron en Kirguistán a comienzos de abril, ya hace un mes, ha tenido un grave impacto tanto sobre la situación gubernamental interior del país y sobre las relaciones internacionales. Gracias a esto, Rusia ha aumentado su influencia en Kirguistán, tanto en el plano militar como en el económico, algo que cabía esperar dados los anteriores vínculos económicos existentes entre estos dos países. Al mismo tiempo, Rusia ha prometido conceder ayuda económica a través de un apoyo financiero directo y también vendiendo gas y productos derivados del petróleo a un precio favorable. El informe de hoy llama mayoritariamente la atención sobre el hecho de que la Unión Europea y las Naciones Unidas deben ayudar a garantizar que se elija un gobierno democrático y que se ponga fin a las violaciones de los derechos humanos en este país.

Es por supuesto verdad que existe un deseo de reducir la corrupción, tanto en el sector público como en el sistema judicial, lo que probablemente haga necesario reformar el sector público y garantice la independencia del sistema judicial. Pero todo esto está directamente conectado con la situación económica del país y, en consecuencia, es necesaria la cooperación entre la UE, las Naciones Unidas y Rusia, porque de lo contrario no se concederá prioridad a Kirguistán y en su lugar, todas las «grandes potencias» intentarán aprovechar esta situación para sus propios fines. Luego apoyo esta resolución, que pide a todas las partes que cooperen a fin de garantizar el cumplimiento de los derechos humanos y el desarrollo de la democracia, así como la reforma del sector público y la independencia del sistema judicial. Considero, no obstante, que pasará algún tiempo antes de que este país alcance el nivel deseado de democracia, puesto que para que eso ocurra, los nombramientos deberán realizarse a través de un concurso general en lugar de destinarse a familiares.

 
  
  

Propuesta de resolución: vehículos eléctricos (B7-0261/2010)

 
  
MPphoto
 
 

  Maria Da Graça Carvalho (PPE), por escrito. (PT) Acojo favorablemente la reciente Comunicación sobre vehículos limpios y eficientes. Incorporar coches eléctricos al mercado podría representar una ventaja competitiva para la industria europea. No debemos, sin embargo, olvidar que Europa es, en la actualidad, líder mundial en el sector del automóvil y no podemos poner en riesgo esta ventaja competitiva. Por lo tanto, pido a la Comisión y a los Estados miembros que desarrollen las condiciones necesarias para crear un mercado interior de vehículos eléctricos. También querría advertir de la necesidad de armonizar los estándares para las baterías y los puntos de recarga compatibles en los distintos Estados miembros. Es importante, asimismo, crear incentivos fiscales, con precios de electricidad adecuados para consumidores. Otro factor esencial será la modernización de las redes eléctricas. Pido que se destine una mayor inversión a la investigación y el desarrollo de las redes inteligentes y de la tecnología de las baterías, a fin de realizar un empleo más eficiente de los materiales básicos. Solicito, por lo tanto, que se realicen todos los esfuerzos necesarios para conservar el liderazgo europeo en la industria del automóvil.

 
  
MPphoto
 
 

  Edite Estrela (S&D), por escrito. (PT) He votado a favor de la propuesta de resolución porque considero que los vehículos eléctricos pueden contribuir a la consecución de las prioridades para la Estrategia Europa 2020, que consisten en desarrollar una economía basada en el conocimiento y la innovación y promover una economía más eficiente en términos del empleo de recursos, es decir, una economía más respetuosa con el medio ambiente y competitiva.

 
  
MPphoto
 
 

  Diogo Feio (PPE), por escrito. (PT) En un momento en el que se ha hecho inevitable el debate sobre las emisiones de CO2 porque resulta fundamental para la discusión acerca del cambio climático y en el que la volatilidad de los precios del combustible ha hecho insostenible poder continuar con la dependencia actual del petróleo y sus derivados, al menos a largo plazo, es importante encontrar alternativas. Por esa razón, la innovación, puesta al servicio de las necesidades económicas y sociales, debe buscar soluciones científica y económicamente viables. Los vehículos eléctricos constituyen una innovación importante con gran potencial de mercado, en particular a largo plazo puesto que son responsables de las emisiones reducidas de CO2 y otros agentes contaminantes, de la mejora de la eficiencia energética y de la promoción de la innovación basada en el liderazgo tecnológico. Considerando lo expuesto, debe existir una estrategia europea para los vehículos eléctricos, que apoye a la industria en el desarrollo de tecnología limpia y viable y que apoye la creación de un mercado único de vehículos eléctricos. Sin embargo, debo advertir una vez más de que la creación de una estrategia europea no debe significar la creación de una compleja masa de regulaciones que acabe colocando una carga excesiva sobre la industria, pues pondrían en peligro su desarrollo y viabilidad.

 
  
MPphoto
 
 

  José Manuel Fernandes (PPE), por escrito. (PT) Los desafíos planteados por el cambio climático, las emisiones de CO2 y otros agentes contaminantes, y la volatilidad de los precios del combustible, han creado un clima positivo para el desarrollo mundial de los vehículos eléctricos. Los vehículos eléctricos contribuyen a conseguir las prioridades de «Europa 2020» de fomentar la innovación y el conocimiento (crecimiento inteligente), promover una economía más eficiente en recursos y más ecológica (crecimiento sostenible) y permitir el crecimiento de la economía a través de la creación de empleos (crecimiento inclusivo). Es importante que disminuya el elevado coste de los vehículos eléctricos —motivado en buena parte por el coste de las baterías— lo que requiere investigación y desarrollo. Por lo tanto yo celebro la prioridad que la Presidencia española ha concedido al desarrollo de los vehículos eléctricos en el contexto de la lucha contra el cambio climático, y la Comunicación de la Comisión relativa a una estrategia europea sobre vehículos limpios y energéticamente eficientes del 27 de abril de 2010. Considero que deben crearse las condiciones necesarias para la existencia de un mercado único de vehículos eléctricos, garantizando al mismo tiempo una coordinación eficaz de las políticas a nivel de la UE a fin de evitar impactos negativos, especialmente en el empleo. Esta coordinación también estimula la compatibilidad y la interoperabilidad.

 
  
MPphoto
 
 

  João Ferreira (GUE/NGL), por escrito. (PT) Consideramos que el desarrollo de coches eléctricos es necesario como alternativa a los vehículos que emplean combustibles fósiles. Frente a la polución atmosférica asociada con tales vehículos y el agotamiento inexorable de las reservas de combustibles fósiles, especialmente de petróleo, en el caso probable de que el actual paradigma energético persista dentro de unas décadas, el desarrollo de vehículos eléctricos destaca como importante opción a considerar. No obstante, las limitaciones y los problemas aún asociados con estos vehículos y que he mencionado durante el debate, no deben ignorarse. Estos problemas y limitaciones, como dijimos, hacen poco recomendable correr riesgos comerciales o publicitarios. En su lugar, advierten de la «necesidad de más I+D para mejorar las especificaciones y reducir los costes de los vehículos eléctricos». Sobre todo, «el objetivo de un sistema de transporte en gran medida libre de emisiones de carbono antes de 2050» que se menciona en el informe, debe incluir un considerable desarrollo en aumento de varios tipos de transportes públicos y de masas y debe promover su uso a fin hacerlos accesibles para todos; los vehículos eléctricos deben estar fuertemente representados en este proceso.

 
  
MPphoto
 
 

  Sylvie Guillaume (S&D), por escrito. (FR) He votado a favor de esta propuesta de resolución, que hace posible, entre otras cosas, estandarizar los cargadores para coches eléctricos, ya que la Unión Europea y nuestros conciudadanos sólo obtendrán beneficios del desarrollo de un mercado europeo de vehículos eléctricos, e incluso de la creación de un mercado global. Por lo tanto, estas medidas refuerzan la posición de la UE dentro del marco de la lucha contra la contaminación y de la protección del medio ambiente, al facilitar el uso de vehículos limpios, independientemente del tipo de vehículo que sea. También brinda apoyo a la investigación y la innovación, obteniendo así resultados positivos para la competitividad de la Unión Europea en el terreno de la tecnología. La adopción de la presente propuesta de resolución probablemente anuncie el comienzo de un nuevo modelo de sociedad que tenga en cuenta los diversos desafíos (medioambiental, social, tecnológico, demográfico, etc.). Confío en el resto de Instituciones europeas para que nos apoyen en esta empresa.

 
  
MPphoto
 
 

  Iosif Matula (PPE), por escrito. – (RO) Respaldo la promoción de vehículos eléctricos como prioridad a medio y largo plazo. Debemos identificar formas de fomentar que los Estados miembros implementen una estrategia común sobre la estandarización de vehículos eléctricos. El éxito de esta estrategia reducirá definitivamente los costes para los usuarios, haciendo de ese modo más atractivos los vehículos eléctricos. Una falta de coordinación a nivel europeo significa que no sólo los usuarios tienen que pagar los elevados costes. Los fabricantes industriales necesitarán estandarizar sus diversas especificaciones industriales que tendrán un impacto directo sobre los costes. Por ese motivo, si queremos avanzar en la dirección deseada, considero que debemos concentrarnos en los procedimientos de estandarización. Debemos encontrar formas de alentar a los consumidores europeos a utilizar los coches eléctricos. Creo que las autoridades locales poseen un importante papel que desempeñar en esto. Podrán animar a los consumidores con su ejemplo, así como proporcionando servicios de infraestructura y beneficios asociados con los diversos cargos, como por aparcamiento o contaminación. Considero que el uso de coches eléctricos por parte de las Instituciones europeas daría ejemplo y transmitiría una señal muy positiva. A modo de experimento, debería crearse lo antes posible una mini flota de coches eléctricos como alternativa a los actuales medios de transporte.

 
  
MPphoto
 
 

  Nuno Melo (PPE), por escrito. (PT) La preocupación cada vez mayor por las emisiones de CO2 y por el cambio climático ha creado una necesidad urgente de que se produzca un rápido desarrollo que haga posible que los vehículos eléctricos se conviertan en una alternativa válida a los utilizados en la actualidad. Un aumento del empleo de este medio de transporte constituye una contribución muy positiva de cara a la consecución de los objetivos fijados en la Estrategia «Europa 2020». La UE debe, por lo tanto, invertir considerablemente en la creación de una red de suministro que cubra de forma efectiva el territorio europeo. Asimismo, se deben dar pasos decisivos a fin de eliminar una serie de obstáculos que en la actualidad hacen poco atractivo este medio de transporte.

 
  
MPphoto
 
 

  Andreas Mölzer (NI), por escrito. − (DE) En el contexto de nuestros reducidos recursos, los vehículos eléctricos sin lugar a dudas poseen el potencial de convertirse en una alternativa realmente respetuosa con el clima, teniendo en cuenta que continuemos con su desarrollo. Sin embargo, sólo se daría este caso si tanto los procesos de fabricación como el funcionamiento e los coches son realmente respetuosos con el uso de los recursos naturales y con el medioambiente. Los sistemas de propulsión híbridos y eléctricos aún se encuentran en su fase más temprana y necesitamos poner en marcha un marco de trabajo estandarizado sin dar a esta tecnología prioridad sobre otros sistemas de propulsión alternativos. En la presente propuesta, se presta una atención demasiado escasa a otros sistemas de propulsión alternativos, motivo por el cual me he abstenido.

 
  
MPphoto
 
 

  Georgios Papanikolaou (PPE), por escrito. (EL) El apoyo al desarrollo de los vehículos eléctricos puede tener numerosos beneficios. Promover los coches eléctricos ayudará de forma significativa a combatir el cambio climático, al cambiar a tecnologías más limpias y avanzadas, promoviendo la innovación y limitando nuestra dependencia energética. El desarrollo de esta tecnología también incluye ciertos aspectos a los que se necesitará prestar la debida consideración, como la eliminación de cargas administrativas u otros obstáculos que puedan tener un efecto negativo en la circulación de coches ecológicos y la disposición de incentivos para el reciclaje de las personas que trabajan en la industria del automóvil, de modo que puedan adquirir las capacidades necesarias. Pienso que la propuesta de resolución es un texto muy equilibrado, porque aborda todos los asuntos citados, y por eso he votado por ella.

 
  
MPphoto
 
 

  Aldo Patriciello (PPE), por escrito. (IT) Con el fin de valorar el impacto de las medidas en debate, es preciso analizar las estadísticas citadas por la Comisión. En efecto, en 2007, el 72 % de la población europea habitaba en áreas urbanas, que constituyen la clave para el crecimiento y el empleo. Las ciudades necesitan sistemas de transporte eficientes para sostener la economía y garantizar el bienestar de sus residentes.

Aproximadamente el 85 % del PIB de la UE se genera en las ciudades. Las áreas urbanas tienen hoy el cometido de hacer el transporte sostenible en términos medioambientales (CO2, contaminación atmosférica, ruido), de competencia (aglomeración) y sociales (cambios demográficos, inclusión, salud). Hacer frente a este desafío también resulta crucial para el éxito de la estrategia general de la UE que aspira a combatir el cambio climático, para conseguir el objetivo «20-20-20» y para promover la cohesión.

Nueve de cada 10 ciudadanos de la UE consideran que debería mejorarse la situación del tráfico en su zona. Estoy convencido de que una acción coordinada a nivel de la UE puede ayudar a fortalecer los mercados de las nuevas tecnologías para vehículos limpios y de combustibles alternativos. De este modo, podemos animar a los usuarios a optar, a largo plazo, por vehículos o medios de transporte más limpios, a emplear una infraestructura menos congestionada o a viajar en distintos horarios. Apoyo sin reservas estas iniciativas, cuyo objetivo consiste en mejorar, a medio o largo plazo, nuestros hábitos en consonancia con el desarrollo económico e industrial de toda la Unión.

 
  
MPphoto
 
 

  Raül Romeva i Rueda (Verts/ALE), por escrito. − He emulado a mi grupo al votar a favor de esta resolución, a pesar de que no se aprobó nuestra enmienda para acelerar una revisión de la legislación en materia de homologaciones.

 
  
  

Propuestas de resolución: Reglamento de exención por categorías en el sector de los vehículos de motor (B7-0245/2010)

 
  
MPphoto
 
 

  Sophie Auconie (PPE), por escrito. (FR) En Europa, 380 000 empresas participan en la distribución y servicios de los vehículos de motor. Casi todas ellas son pequeñas y medianas empresas que emplean a 2,8 millones de personas. Desde 1958, el sector de los vehículos de motor se ha regido por un reglamento de exención por categorías en el contexto del Derecho europeo de la competencia, con la finalidad de tener en cuenta sus características específicas: la situación oligopolística, y la elevada naturaleza técnica y larga vida útil de los productos. En la actualidad, sin embargo, la Comisión está proponiendo suprimir la exención existente para la venta de nuevos vehículos. Solamente el mercado secundario (servicios de reparación y mantenimiento y suministro de piezas sueltas) seguiría estando sometido a un régimen de exención específico. Esta propuesta de resolución que ya he apoyado en la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios y en cuyo favor he vuelto a votar hoy en el plenario, porta un mensaje claro de parte del Parlamento Europeo. Esta basada en pormenorizadas consultas con el sector de los vehículos de motor. Pide a la Comisión que tome en consideración varios elementos que posiblemente desestabilicen la balanza del poder entre los productores y los distribuidores de los vehículos de motor, en detrimento de los consumidores.

 
  
MPphoto
 
 

  George Sabin Cutaş (S&D), por escrito. (RO) He decidido votar a favor de esta propuesta de resolución porque poner de relieve los problemas inherentes a la propuesta de la Comisión Europea sobre el Reglamento de exención por categorías en el sector de los vehículos de motor.

La recomendación del ejecutivo europeo de modificar ciertas cláusulas del reglamento actual en este terreno, imponiendo en concreto la obligación recuperar hasta un 80 % de sus ventas procedentes de un único fabricante, podría incrementar la dependencia de esta última con respecto a los fabricantes, con el riesgo de restringir la competencia en el sector, lo que tendría un efecto perjudicial en las opciones disponibles para los consumidores.

 
  
MPphoto
 
 

  Diogo Feio (PPE), por escrito. (PT) Dado que la Comisión Europea ha iniciado el proceso de revisión de la legislación aplicable a vehículos de motor, en concreto del Reglamento (CE) n° 1400/2002 («reglamento específico») y el Reglamento (CE) nº 2790/1999 («reglamento general»), es importante señalar que la Unión y sus Estados miembros se están enfrentando en la actualidad a una crisis económica y financiera sin precedentes que ha tenido un impacto real y profundo en la industria automovilística. Esta industria sigue siendo fundamental para la economía europea, contribuyendo al empleo, a la innovación tecnológica y a la competitividad. Con esto presente, las nuevas regulaciones deben tener en cuenta la necesidad, a medio y largo plazo, de crear condiciones para la sostenibilidad de la industria automovilística europea, permitiendo que se mantenga a la vanguardia de la tecnología y la innovación y que sea sostenible en términos económicos. En vista de lo que acabamos de votar con relación a los vehículos eléctricos, el nuevo marco regulatorio debe incentivar la fabricación y uso de este tipo de vehículo, así como la investigación medioambiental y el desarrollo de automóviles con menos impacto medioambiental y menos emisiones.

 
  
MPphoto
 
 

  Bruno Gollnisch (NI), por escrito. (FR) Hemos votado en contra de esta propuesta de resolución que recibe positivamente, en principio, la actual revisión de las normas de competencia aplicables a la distribución y las reparaciones en el sector del vehículo de motor. De hecho, recibe favorablemente la supresión de la exención y la aplicación de la legislación general en materia de competición. Como es habitual, bajo la apariencia de una consulta preliminar, serán esos grupos de presión más influyentes o efectivos los que, aunque no son representativos de la industria, se impondrán, por no decir nada del dogma de lo beneficiosa que es la competencia para todos. Por otro lado, quedarán anulados los esfuerzos realizados por profesionales para adaptarse a la legislación vigente actual. Hay que admitir que, haciendo o deshaciendo, se trata de actuar. La cuestión es si el objetivo de la Comisión, y en particular de la Dirección General de Competencia, es el de justificar su existencia mediante la elaboración de leyes, en lugar de implementando regulaciones que satisfagan las demandas de calidad y seguridad de servicios y productos, demandas que son necesarias en cualquier lugar, pero más especialmente en el sector del vehículo de motor.

 
  
MPphoto
 
 

  Franz Obermayr (NI), por escrito. − (DE) Las modificaciones propuestas por la Comisión son contrarias a los intereses, en particular, de las pequeñas y medianas empresas en el sector del vehículo a motor. Además, este sector está regido por un gran número de complejas regulaciones (relacionadas con la seguridad y el medio ambiente, por ejemplo) y por lo tanto la ley de competencia debe basarse en las características específicas de este mercado. Por esta razón, he votado en contra de la propuesta de la Comisión.

 
  
MPphoto
 
 

  Aldo Patriciello (PPE), por escrito. (IT) En julio de 2002, la Comisión adoptó un reglamento de exención por categorías sobre los acuerdos para la distribución de vehículos de motor, con la finalidad de sustituir el Reglamento (CE) nº 1475/95.

El principal objetivo de la política de competencia de la Comisión es posibilitar a las compañías implicadas que se beneficien de una zona de seguridad mediante la adopción de reglamentos de exención por categorías diseñados con la finalidad de garantizar una adecuada supervisión de los mercados. Las exenciones por categoría contribuyen, por lo tanto, a la seguridad jurídica y a la aplicación coherente de las normas europeas. Debo señalar que la importancia de este debate consiste, de hecho, en esbozar las pautas que sustentarán el futuro marco jurídico que, tras el vencimiento de la regulación, debería regir los acuerdos relacionados con la distribución de vehículos de motor y los servicios de posventa asociados.

Así pues, a fin de decidir cuál es el ámbito adecuado para la exención por categorías aplicable a la industria del automóvil, insto a la Comisión a que tome en consideración las condiciones de competencia de los principales mercados y la necesidad de realizar una distinción fundamental entre los mercados para la venta de nuevos vehículos de motor y aquellos destinados a los servicios de mantenimiento, reparación y/o distribución de piezas de recambio. Querría reiterar la importancia de respaldar tales propuestas. Ellas ponen freno a las iniciativas individuales que actúan a favor de la competencia entre los talleres de reparación y los proveedores, y fomentan el crecimiento del sector.

 
  
MPphoto
 
 

  Robert Rochefort (ALDE), por escrito. (FR) El denominado reglamento de «exención por categorías», que se introdujo a nivel europeo en 2002 para aumentar la competencia en el sector del vehículo de motor y aportar beneficios tangibles a los consumidores, están alcanzando su fecha de vencimiento. En esta propuesta para la revisión, la Comisión está introduciendo modificaciones que tendrán consecuencias preocupantes para los consumidores en términos de variedad de elecciones para el consumidor, calidad y precios. Por este motivo estamos aprovechando esta propuesta de resolución, que yo he respaldado, para exponer inequívocamente nuestras reservas acerca de algunas de las propuestas que se hallan sobre la mesa. En concreto, estoy pensando en la obligación de la «marca única» que repercutirá negativamente tanto en la elección de los consumidores como en la independencia de los distribuidores en relación con los fabricantes. También quisiera expresar mi preocupación en lo que concierne a la ausencia de una garantía de adecuado acceso, por parte de los interesados, a información técnica y piezas de recambio, lo que limitará, de hecho, la libertad de elección del distribuidor o del propietario del garaje al que se dirigirá el consumidor. Finalmente, recordemos que la Comisión debe abordar urgentemente las nuevas formas, contrarias a la competencia, de obstaculizar las preferencias del cliente, como el hecho de condicionar el servicio posventa a que el vehículo se repare o revise exclusivamente dentro de la red de una marca determinada.

 
  
MPphoto
 
 

  Raül Romeva i Rueda (Verts/ALE), por escrito. − He votado a favor de esta resolución, junto con la gran mayoría de la Cámara.

 
  
  

Informe: Alojz Peterle (A7-0121/2010)

 
  
MPphoto
 
 

  Regina Bastos (PPE), por escrito. (PT) El cáncer constituye uno de los mayores desafíos a los que se enfrenta Europa en materia de salud: representa la segunda causa más importante de muerte en la UE, con 3 millones de nuevos casos y 1,7 millones de muertes cada año. Según la Organización Mundial de la Salud, al menos un tercio de la totalidad de los caso se puede prevenir. Es, por lo tanto, fundamental que los interesados pertinentes en toda la Unión Europea se comprometan en un esfuerzo colectivo para luchar contra el cáncer. Uno de los propósitos de la propuesta presentada por la Comisión para una «Asociación Europea de Acción contra el Cáncer para el período 2009-2013», es apoyar a los Estados miembros en sus esfuerzos por combatir el cáncer, proporcionando un marco que permita obtener y compartir información, capacidad y conocimientos especializados en la prevención y el control del cáncer, y asociando a los principales interesados en toda la Unión Europea en un esfuerzo colectivo. Acojo satisfactoriamente el objetivo de reducir la incidencia del cáncer mediante la introducción, de aquí a 2013, del cribado del cáncer de mama, cuello de útero y colorrectal en el 100 % de la población, e insta a los Estados miembros a que apliquen íntegramente las orientaciones. Por las razones expuestas, he votado a favor del informe «Acción contra el cáncer: una asociación europea».

 
  
MPphoto
 
 

  Vilija Blinkevičiūtė (S&D), por escrito. (LT) He votado para apoyar este informe puesto que la Asociación Europea de Acción contra el Cáncer para el período 2009-2013 propuesta por la Comisión Europea es una excelente iniciativa para combatir esta terrible enfermedad de forma más efectiva. El cáncer constituye una de las principales áreas de acción comunitaria en el terreno de la salud pública, ya que cada año se diagnostica cáncer a 3,2 millones de europeos, lo que representa la segunda causa de muerte más frecuente tras las cardiopatías. La Asociación propuesta por la Comisión pretende respaldar a los Estados miembros en sus esfuerzos por luchar contra el cáncer proporcionando un marco que permita obtener y compartir información, capacidad y conocimientos especializados en la prevención y el control del cáncer. Quisiera destacar que únicamente asociando a los principales interesados de toda la Unión Europea en un esfuerzo colectivo por luchar contra el cáncer, podremos reducir considerablemente el número de casos de cáncer en Europa. Estoy de acuerdo con el llamamiento que realiza Parlamento Europeo a la Comisión y a los Estados miembros para que desarrollen y consoliden aún más medidas destinadas a apoyar directa o indirectamente a los pacientes. También estoy de acuerdo en que la Comisión y los Estados miembros deben garantizar que en todos los Estados miembros exista igualdad en el acceso a los medicamentos contra el cáncer para todos los pacientes que los necesiten. Por consiguiente, esta asociación para combatir el cáncer iniciada por la Comisión constituye un paso muy importante hacia una asociación social y política común para toda Europa que tenga como objetivo reducir la incidencia del cáncer en Europa.

 
  
MPphoto
 
 

  Sebastian Valentin Bodu (PPE), por escrito. (RO) Las predicciones acerca de un aumento exponencial en el número de casos de cáncer diagnosticados pretende hacer sonar una campana de alarma en la comunidad internacional. A una de cada tres personas en la UE se le diagnosticará un cáncer a lo largo de su vida. De hecho, esta cruel enfermedad es la segunda causa más común de muerte en Europa. El Parlamento Europeo está aprovechando esta propuesta de resolución adoptada para llamar su atención sobre el hecho de que todavía existen disparidades intolerables en toda Europa en términos de detección y tratamiento del cáncer. Una tercera parte de los cánceres diagnosticados tiene un fatal resultado para el paciente porque se diagnosticaron demasiado tarde. Esta es una realidad que Europa debe cambiar a través de programas de información, educando al público y facilitando acceso a servicios médicos de alta calidad. Por último, pero no menos importante, la UE no está haciendo lo suficiente en este momento en lo referente a la investigación de esta enfermedad de la que todavía se sabe tan poco. La investigación y la prevención constituyen las principales líneas de ataque para luchar contra esta enfermedad. Esto arrojará resultados a medio plazo. La incidencia de los casos de cáncer debe empezar a disminuir de modo que Europa pueda alcanzar el ambicioso objetivo fijado por la Comisión Europea. Consiste en reducir el número de casos de cáncer en un 15 % para 2020, teniendo en cuenta la tendencia a la subida provocada por el crecimiento de la población y la población envejecida.

 
  
MPphoto
 
 

  Maria Da Graça Carvalho (PPE), por escrito. (PT) Acojo satisfactoriamente la propuesta de la Comisión de crear una Asociación Europea de Acción contra el Cáncer para el período 2009-2013 porque considero que la lucha contra el cáncer constituye una parte fundamental de la estrategia sanitaria. Sin embargo, como forma de prevención primaria, solicito la implementación de medidas que fomenten estilos de vida saludables como factor fundamental para mejorar la salud. Los factores ambientales también afectan a la salud, así que es necesario abordar los problemas medioambientales responsables del desarrollo de ciertos tipos de cáncer. Por este motivo es importante que exista un enfoque transversal e integrado en ámbitos de acción como la educación, el medio ambiente, la investigación y las cuestiones sociales, así como una mayor coordinación entre los diversos centros de investigación contra el cáncer de la UE. Me gustaría llamar su atención sobre la necesidad de mejorar el empleo de la financiación destinada a combatir el cáncer con arreglo al séptimo programa marco, así como la necesidad de programas de investigación a gran escala. También sería importante incluir financiación para promover la prevención del cáncer en la perspectiva financiera.

 
  
MPphoto
 
 

  Diogo Feio (PPE), por escrito. (PT) Es fundamental una nueva perspectiva global para abordar el cáncer, porque la enfermedad están creciendo a ritmos casi epidémicos a nivel mundial y constituye una de las principales causas de muerte en el mundo, responsable de casi el 13 % del número total de muertes en 2004 (cerca de 1,7 millones de muertes cada año), también porque fue la segunda principal causa de muerte en 2006, siendo la mayoría de los fallecimientos ocasionados por cáncer de pulmón, cáncer colorrectal y cáncer de mama; y porque uno de cada tres europeos todavía se enfrenta a un diagnóstico de cáncer a lo largo de su vida. y uno de cada cuatro europeos acaba falleciendo por este motivo. Es necesario un claro compromiso con la prevención y planes de detección nacionales, ya que sabemos que una adecuada prevención y un temprano tratamiento permitirán que se eviten casi el 30 % de los casos. Es, asimismo, fundamental reducir las desigualdades en cuanto al tratamiento. Querría llamar la atención sobre la intolerable situación de Portugal, donde se está negando a los pacientes los innovadores y eficaces medicamentos de tratamiento contra el cáncer, en concreto para el cáncer de pulmón y el cáncer de mama, debido a razones puramente financieras.

 
  
MPphoto
 
 

  José Manuel Fernandes (PPE), por escrito. (PT) El cáncer constituye uno de los mayores desafíos en materia de salud a los que nos enfrentamos a nivel mundial. Actualmente, representa la segunda causa de muerte más importante en Europea, con 3 millones de casos nuevos y 1,7 millones de muertes cada año. La Comisión Europea propone una Asociación Europea de Acción contra el Cáncer para el período 2009-2013. Como problema social y político, el cáncer requiere acciones comunes a nivel europeo, nacional, regional y a nivel local. El Tratado de Lisboa establece precisamente que la Unión poseerá competencia para llevar a cabo acciones de apoyo, para coordinar o complementar las acciones de los Estados Miembros. Uno de los ámbitos de estas acciones será, en su finalidad europea, la protección y mejora de la salud humana (artículo 6, letra a), del TFUE. La Unión Europea ya ha establecido dos importantes instrumentos de prevención con base científica: el Código Europeo contra el Cáncer, que crea un marco para fomentar estilos de vida saludables en el público en general, y las Recomendaciones del Consejo sobre la detección del cáncer de mama, cuello uterino y colon. Acojo, por lo tanto, favorablemente esta recomendación para una resolución que movilice al sector público en general a fin de realizar inversiones en un esfuerzo sólido y constante para apoyar la prevención del cáncer.

 
  
MPphoto
 
 

  João Ferreira (GUE/NGL), por escrito. (PT) El cáncer constituye una de las principales causas de muerte en el mundo y los casos han ido aumentando a un ritmo alarmante. Por tanto, consideramos que es importante el apoyo de la UE a los esfuerzos de los Estados miembros en la lucha contra el cáncer, como se menciona en el informe, así como la promoción de un esfuerzo colectivo que permita compartir información, capacidad y conocimientos especializados en la prevención y el control del cáncer. La reducción del número de casos de cáncer en algunos países como resultado de la adopción de políticas con el objetivo de mejorar la prevención y el tratamiento demuestra que este es un buen camino a seguir. El informe hace referencia a varias cuestiones significativas, incluyendo la necesidad de prevención primaria y de control de enfermedades que pueden degenerar en cáncer; la importancia de la detección, la insuficiencia de la financiación actualmente disponible para luchar contra el cáncer en la UE, especialmente de financiación pública, la necesitad de reducir la exposición laboral y ambiental a agentes cancerígenos; la necesidad de actualizar las listas de sustancias cancerígenas y la protección de pacientes de cáncer y otras personas que padecen enfermedades crónicas en el lugar de trabajo. Podría haber seguido con otras cuestiones, como con la eliminación —más que reducción— de las desigualdades en el acceso a los tratamientos para el cáncer y cuidados asociados.

 
  
MPphoto
 
 

  Lidia Joanna Geringer de Oedenberg (S&D), por escrito.(PL) Al igual que el autor de la declaración por escrito nº 71/2009 sobre la lucha contra el cáncer de mama en la Unión Europea, que ha sido adoptada por el Parlamento, me complace tremendamente la Comunicación de la Comisión titulada «Acción contra el Cáncer: una asociación europea».

En este documento, se ha diagnosticado el problema del cáncer en la UE y se han fijado objetivos en la lucha contra el cáncer. A pesar del hecho de que el servicio sanitario está de facto, supeditado a los Estados miembros, la UE puede, sin embargo, actuar para ampliar la asistencia sanitaria y convertirse, por ejemplo, en una excelente plataforma para el intercambio de buenas prácticas. Los Estados miembros decidirán si aprovechar esta herramienta adicional preparada por la Comisión.

La propuesta contiene una meta muy específica, en concreto reducir la incidencia del cáncer en la UE en un 15 % para 2020. Para poner en marcha este programa, es necesario conseguir la integración de todos los planes de lucha contra el cáncer de los Estados miembros para 2013. El paso siguiente es reducir en un 70 % la desproporción existente en la mortalidad por cáncer entre los europeos tratados por esta enfermedad. Las diferencias entre los Estados miembros con los mejores y peores resultados de la UE aún resultan demasiado grandes.

La Comunicación también contiene un énfasis sobre la profilaxis e incluye la introducción de la detección del cáncer de mama, cuello de útero y colorrectal del 100 % la población. Me satisface que nuestra reciente petición contenida en la declaración por escrito nº 71/2009 haya llegado en un momento favorable para la labor de la Comisión lo que —espero— que constituirá un buen augurio para su implementación rápida y fiable.

 
  
MPphoto
 
 

  Françoise Grossetête (PPE), por escrito.(FR) He votado a favor de este informe concerniente a la creación de una Asociación Europea de Acción contra el Cáncer para el período 2009-2013.

El objetivo de esta asociación es el de establecer un marco que permita obtener y compartir información, capacidad y conocimientos especializados en la prevención y el control del cáncer. Los Estados miembros deben actuar conjuntamente, especialmente en el ámbito de la detección de la enfermedad. En Europa, una de cada tres personas desarrollará cáncer a lo largo de su vida. Sin embargo, una tercera parte de todos los cánceres se puede prevenir y la prevención representa la estrategia más rentable a largo plazo para el control del cáncer.

Me complace que la mayoría de esta Cámara haya votado en favor de las propuestas que he realizado en calidad de ponente para la opinión de la Comisión de Industria, Investigación y Energía, tales como la necesidad de fomentar en mayor medida las asociaciones del tipo público-privado y estimular la investigación y el cribado, en particular en materia de imaginería médica.

 
  
MPphoto
 
 

  Sylvie Guillaume (S&D), por escrito. (FR) Incluso a pesar de que la sanidad es responsabilidad de cada Estado miembro, todo son ventajas en lo que respecta a la adopción de un enfoque global para la prevención y el tratamiento del cáncer, y eso es lo que yo respaldo aquí. De este modo, Europa podrá posibilitar una cooperación más estrecha con las partes interesadas implicadas (sociedad civil, varias organizaciones y otros) a fin de difundir de la forma más efectiva posible unas mejores prácticas en este ámbito, y en particular a fin de mejorar la eficacia del cuidado del paciente, tomando en consideración su bienestar psicosocial y mental. Esta asociación también ayudaría a garantizar que se tomen en cuenta los problemas asociados, como las desigualdades a las que se enfrentan los pacientes con la enfermedad. Esto es fundamental para mejorar la vida cotidiana de los pacientes. También acojo favorablemente la adopción, el 19 de abril, de una declaración por escrito que apoyé, que instaba a todos los Estados miembros a introducir métodos de detección del cáncer de mama a escala nacional y pedía a la Comisión que elaborara un informe de seguimiento cada dos años. El cáncer de mama continúa siendo la principal causa de muerte entre las mujeres con edades comprendidas entre los 35 y 59 años.

 
  
MPphoto
 
 

  Jarosław Kalinowski (PPE), por escrito.(PL) De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, el cáncer constituye la principal causa de muerte a nivel mundial. En la actualidad, uno de cada tres europeos son diagnosticados de cáncer y uno de cada cuatro europeos fallece por esta enfermedad. Desgraciadamente, el envejecimiento de la sociedad también contribuirá al aumento de la incidencia del cáncer en las próximas décadas. Creo que para enfrentar este crecimiento debemos mejorar los planes de lucha contra el cáncer a escala nacional y llevar a cabo una campaña de información aún más efectiva dirigida a los ciudadanos de la UE. Se debería enseñar a los niños un estilo de vida saludable desde la más temprana edad, lo que daría como resultado una reducción del número de casos en el futuro. Según los expertos, una tercera parte de los casos puede prevenirse, pero para que esto ocurra, la UE debe aumentar la financiación destinada a la lucha contra el cáncer. Esto haría posible llevar a cabo investigación científica y un programa de medidas profilácticas contra el cáncer de amplio alcance en todos los países de la Unión.

 
  
MPphoto
 
 

  Nuno Melo (PPE), por escrito. (PT) La salud pública constituye una de las prioridades de la UE. La lucha contra todas las formas de cáncer forma parte de ello, puesto que esta enfermedad es responsable de las muertes de millones de ciudadanos europeos cada año. Todos somos conscientes de que la prevención y un diagnóstico precoz son fundamentales para luchar de forma efectiva contra el cáncer, así que la inmensa mayoría de los esfuerzos deben concentrarse en esas áreas. Es muy importante desplegar esfuerzos en la lucha contra los tres tipos de cáncer que causan la mayoría de las muertes —cáncer de pulmón, cáncer de colon y cáncer de mama— sin descuidar los demás.

 
  
MPphoto
 
 

  Andreas Mölzer (NI), por escrito. − (DE) El cáncer constituye la mayor amenaza a la sanidad en toda Europa y los índices de mortalidad por cáncer son elevados. De los 3 millones de personas que lo padecen, 1,7 millones no sobrevivirán. El tratamiento y el diagnóstico precoz podrían reducir significativamente esta cifra. Debemos, no sólo invertir en su tratamiento en toda Europa, sino también proporcionar respaldo para las medidas preventivas. Debemos convertir la cooperación transnacional en nuestra prioridad, de modo que podamos frenar de forma permanente la propagación del cáncer. Este informe debería considerarse como un paso positivo en la dirección correcta y por eso he votado a su favor.

 
  
MPphoto
 
 

  Wojciech Michał Olejniczak (S&D), por escrito.(PL) He votado en favor de la resolución del Parlamento Europeo titulada «Acción contra el Cáncer: una asociación europea». Deberían apoyarse todas las medidas destinadas a luchar contra el cáncer y a minimizar sus efectos. La ciencia médica todavía es incapaz de detener el cáncer, que se están convirtiendo en una de las mayores plagas de la humanidad. Es horroroso saber que en 2006 el cáncer fue la segunda causa de muerte más común. Existen muchas causas que producen cáncer, o en muchas ocasiones las causas no pueden ser definidas o diagnosticadas. Sin embargo, es posible prevenir el cáncer y limitar sus efectos en aproximadamente el 30 % de los casos. Para poder conseguir esto, son necesarios programas adecuados para la detección a nivel nacional. La Unión Europea, actuando en aras de los intereses de sus ciudadanos y de la necesidad de garantizar su seguridad, debe disponer el desarrollo de métodos apropiados para el diagnóstico precoz de la enfermedades, medidas preventivas y terapia avanzada. En muchos Estados miembros ha sido posible realizar progresos en la lucha contra el cáncer de distintas maneras, incluido el uso de estrategias antitabaco y métodos específicos de prevención. Se deberían poner en práctica medidas similares en toda la Unión, pero con mayor intensidad y eficacia. Las predicciones para los próximos, en lo que respecta a la incidencia y mortalidad del cáncer, no son muy optimistas. Siempre es amargo y triste saber que a pesar de los distintos métodos de diagnóstico y tratamiento, muchas personas van a morir de cáncer. Sin embargo, asegurémonos de que nuestros ciudadanos sean conscientes de que en este aspecto disponen de un apoyo total.

 
  
MPphoto
 
 

  Frédérique Ries (ALDE), por escrito. (FR) Reducir en un 15 % los casos de cáncer en la Unión Europea de ahora a 2020: ese es el ambicioso objetivo de la Asociación Europea de Acción contra el Cáncer para el período 2009-2013. Se trata de un objetivo que he respaldado hoy en la votación del Parlamento Europeo sobre el informe Peterle. Es una respuesta a la altura del reto, incluso a pesar de que, según la Organización Mundial de la Salud, en 2010 el cáncer se convertirán en la principal causa de mortalidad en el mundo, por delante de las enfermedades cardiovasculares.

Solamente en 2010, 3 millones de europeos contraerán cáncer, y cerca de 2 millones de personas fallecerán debido a la enfermedad. Necesitamos con urgencia hacer más en el ámbito del cribado sistemático de los cánceres más comunes: el cáncer de pulmón, el cáncer colorrectal y el cáncer de mama. Fomentar una revolución en el ámbito de la oncología también significa promover la investigación de las propiedades carcinostáticas de algunos alimentos y fomentando un cribado precoz de tumores gracias a la novedosa técnica de las pruebas con marcadores biológicos: complejas pruebas de sangre y orina. Se tratan todas de medidas decididamente destinadas a diversificar las necesidades del cuidado de los pacientes para que 2010 sea el año de la reacción y para que la Unión Europea no sólo se limite a apoyar, sino que también inspire programas de acción contra el cáncer.

 
  
MPphoto
 
 

  Raül Romeva i Rueda (Verts/ALE), por escrito. − He votado a favor, por supuesto, de este importante informe, crucial para la prevención del cáncer.

 
  
MPphoto
 
 

  Joanna Senyszyn (S&D), por escrito.(PL) Apoyo firmemente el informe del Parlamento Europeo sobre la Comunicación de la Comisión titulada «Acción contra el Cáncer: una asociación europea». Según las estimaciones del Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer, a uno de cada tres europeos se les diagnostica un caso de cáncer y uno de cada cuatro europeos fallece por esta enfermedad. Este año, 3 millones de europeos contraerán cáncer y se espera que cerca de 2 millones de ciudadanos mueran de cáncer. En Polonia, alrededor de 100 000 caen víctimas del cáncer cada año, y fallecen 70 000. La lucha contra el cáncer representa una de las áreas permanentes de acción de la UE en el ámbito de la salud pública. El Tratado de Lisboa hacía hincapié en la capacidad de la Unión para apoyar, coordinar o complementar las acciones de los Estados miembros para la protección y la mejora de la sanidad. La iniciativa de la Comisión titulada «Asociación Europea de Acción contra el Cáncer para el período 2009-2013» recoge una acción específica con estas intenciones. Los objetivos de la asociación y, en particular, sus medidas profilácticas, son fundamentales para limitar la incidencia del cáncer. Las restricciones impuestas sobre los recursos financieros para estos objetivos son alarmantes. En la Comunicación, se han establecido los objetivos para un periodo de 10 años, mientras que el presupuesto comunitario garantiza sólo un apoyo financiero a corto plazo. Por lo tanto, pido lo siguiente: el aumento de las subvenciones, especialmente para programas profilácticos en el ámbito de la política regional y del Fondo Social Europeo; un empleo más eficaz de los recursos disponibles en el séptimo programa marco, como por ejemplo una mejora en la coordinación de la investigación científica y un aumento de los recursos a planificar en la nueva Perspectiva financiera.

 
  
MPphoto
 
 

  Viktor Uspaskich (ALDE), por escrito. − (LT) El cáncer constituye el principal problema sanitario en Europa y, efectivamente, en todo el mundo. Lamentablemente, hoy el cáncer todavía sigue aumentando de forma epidémica. Con más de 3 millones de nuevos casos y 1,7 millones de muertes cada año en la UE, el cáncer representa la segunda causa más importante de muerte y morbilidad. En la actualidad, a una de cada tres personas en la UE se le diagnosticará un cáncer a lo largo de su vida y los expertos prevén que la incidencia del cáncer aumente drásticamente debido al envejecimiento de la población. Se deben tomar medidas urgentes para mejorar el control y la prevención del cáncer en la UE. La situación es especialmente grave en Lituania. Sus indicadores estadísticos para los distintos tipos de cáncer se encuentran entre los peores de toda la UE. Por consiguiente, celebro especialmente la Resolución del Parlamento Europeo sobre la lucha contra el cáncer en la UE ampliada y la Asociación Europea de Acción contra el Cáncer para el período 2009-2013 de la Comisión Europea, un nuevo intento de aunar a todas las partes interesadas para que trabajen conjuntamente dentro del espíritu de una asociación fructífera. El cáncer constituye un problema social y político, no sólo un problema sanitario. Para resolverlo, es preciso llevar a cabo acciones conjuntas a escala europea, nacional, regional y local. Quisiera subrayar que el Tratado de Lisboa establece claramente las competencias de la Unión para apoyar, coordinar o complementar las acciones de los Estados miembros. El objetivo que todos compartimos consiste en ayudar a los Estados miembros a luchar contra el cáncer y proporcionar un marco que permita obtener y compartir información, capacidad y conocimientos especializados en la prevención y el control del cáncer.

 
  
MPphoto
 
 

  Jarosław Leszek Wałęsa (PPE), por escrito.(PL) Hoy he votado la propuesta de resolución redactada por mi colega esloveno el señor Peterle, del Grupo del Partido Popular Europeo (Demócrata-Cristianos), sobre la lucha contra el cáncer. Por supuesto, he respaldado la adopción de la propuesta de la Comisión Europea de establecer una Asociación Europea de Acción contra el Cáncer para el período 2009-2013. Esta nueva forma de cooperación tiene la intención de respaldar los esfuerzos de los Estados miembros en la lucha contra el cáncer. Las estadísticas médicas reflejan que más se registran más de 3 millones de casos nuevos y 1,7 millones de muertes cada año en Europa. Esto significa que cada año el cáncer se sitúa en segundo lugar entre las más graves enfermedades y causas de mortalidad. Como parte de la Asociación europea, los Estados miembros deberían preparar, con la mayor rapidez posible, planes integrados para luchar contra esta cruel enfermedad, de modo que sea posible reducir la incidencia en un 15 % para 2020. Sin embargo, no debe olvidarse que en esta lucha desigual, el factor más importante es la prevención. Se trata de la medida más rentable, porque un tercio de los casos de cáncer puede evitarse. Por lo tanto, se deberían apoyar medidas preventivas tanto como parte de la práctica médica como en el contexto de estilos de vida aún más saludables.

 
  
  

Informe: Patrizia Toia (A7-0120/2010)

 
  
MPphoto
 
 

  Mara Bizzotto (EFD), por escrito. (IT) La importancia de las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación (TIC) puede atribuirse a su papel fundamental en el inicio de una verdadera revolución en el mundo de la ciencia, no sólo proclamando el nacimiento de una sociedad basada en el conocimiento, sino también realizando una aproximación sostenible al uso de los recursos naturales.

A la luz de estas consideraciones, es imposible, en el caso específico de las nuevas tecnologías dedicadas a la eficiencia energética, ignorar el hecho de que las TIC constituyen un importante recurso para asegurar que ese progreso vaya de la mano del respecto por el planeta, garantizando al hacerlo que tanto el ámbito privado como el de la industria puedan beneficiarse económicamente de las ganancias. La política del ahorro de energía caracterizará la sostenibilidad del modelo social europeo, que es el motivo por el que he decidido votar a favor del informe.

 
  
MPphoto
 
 

  Sebastian Valentin Bodu (PPE), por escrito. (RO) Cambiar a la lectura a distancia podría reducir el consumo de energía en un 10 % a escala europea porque facilitaría la transferencia bidireccional de la información entre los operadores de la red, los proveedores y los consumidores. Los análisis demuestran que el uso inteligente de la tecnología de la información de la comunicación (TIC) puede reducir el consumo energético de los edificios, que representa actualmente el 40 % del consumo total de energía en Europa, hasta el 17 %. Todas estas cifras equivalen a una reducción de hasta un 27 % de las emisiones de carbono sólo en el sector de los transportes.

Todos estos pronósticos sólo sirven para animarnos a aprovechar plenamente las últimas tecnologías. Incluso a pesar de que no será posible implementar estas tecnologías a corto plazo en toda la Unión Europa de un modo uniforme, es importante que todos los Estados miembros sean conscientes de la opción de emplear las últimas tecnologías para reducir las emisiones de carbono, con vistas a los objetivos sumamente ambiciosos establecidos para la agenda de Europa 2020.

Los sectores de la construcción y del transporte figuran entre los principales consumidores de energía y podrían acelerar la implementación de sistemas de última tecnología. Del mismo modo, el uso de recursos naturales posiblemente sea menos perjudicial para el medioambiente y podría producir menos carbono con la ayuda de las nuevas tecnologías.

 
  
MPphoto
 
 

  Maria Da Graça Carvalho (PPE), por escrito. (PT) Las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación (TIC) desempeñan un papel fundamental en la promoción del crecimiento económico europeo. Su influencia en el sector de la energía también implica un profundo cambio en nuestra sociedad, haciéndola más descentralizada y flexible, con la distribución como sinónimo de mayor riqueza. El uso de las TIC y de las tecnologías de redes inteligentes permite mejorar la eficiencia de nuestro consumo energético gracias, por ejemplo, a redes inteligentes de distribución eléctrica, edificios inteligentes, hogares inteligentes y lecturas a distancia, así como gracias al transporte ecoeficiente. Es, sin embargo, importante seguir aprovechando las oportunidades que nos ofrecen las TIC para la innovación. El desarrollo de una innovadora red inteligente a escala europea es fundamental, con herramientas para medir y monitorear el rendimiento del consumo energético, implementando los contadores inteligentes de acuerdo con el calendario establecido en el tercer paquete de liberalización del mercado energético. De esta forma, los consumidores podrán administrar su propio consumo energético, igualando la curva de la demanda. Las TIC también pueden desempeñar un importante papel en la medición y cuantificación de los efectos generales del cambio climático y en la evaluación de las medidas de protección en ese terreno, contribuyendo así a una articulación más ajustada de la política en este ámbito.

 
  
MPphoto
 
 

  Edite Estrela (S&D), por escrito. (PT) He votado a favor del informe sobre la movilización de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) para facilitar la transición a una economía de alta eficiencia energética y bajo nivel de emisión de carbono. Las TIC podrían adquirir un importante papel a la hora de paliar los efectos del cambio climático por medio de la reducción del consumo energético, incrementando la eficiencia energética e integrando las energías renovables.

 
  
MPphoto
 
 

  Diogo Feio (PPE), por escrito. (PT) Este informe se presenta en un momento sumamente oportuno, en un periodo en el que son prioritarias la reducción de las emisiones de CO2 y las emisiones de gases de efecto invernadero junto a la inversión en energía renovable y tecnologías «verdes». Es, por lo tanto, fundamental considerar la presentación de medidas para la movilización de las tecnologías de la información y las comunicaciones, a fin de hacer posible la transición a una economía de alta eficiencia energética al menor coste posible para el público y las compañías. Es verdaderamente crucial promover el crecimiento sostenible, que se refleja en el bienestar de la población y de la economía actuales y también en la solidaridad hacia futuras generaciones.

 
  
MPphoto
 
 

  José Manuel Fernandes (PPE), por escrito. (PT) Las tecnologías de la información y de la comunicación pueden realizar una importante contribución a la eficiencia energética de la economía de la UE, sobre todo en los edificios y en el sector de los transportes. En este contexto, valoro positivamente los esfuerzos de la Comisión por promover los contadores inteligentes y las redes inteligentes en la producción, la distribución y utilización de la energía. Me gustaría destacar, en particular, la solicitud realizada a los Estados miembros de facilitar la disponibilidad del servicio de Internet de banda ancha a todos los ciudadanos de la UE a fin de garantizar la igualdad de acceso a los servicios online.

 
  
MPphoto
 
 

  Ilda Figueiredo (GUE/NGL), por escrito. (PT) No cabe ninguna duda de que la movilización de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) pueden facilitar la transición a una economía energéticamente eficiente, dado que también se trata de una forma de reducir el consumo de energía, aumentar la seguridad energética y ayudar a equilibrar el daño medioambiental, especialmente el procedente de las emisiones de gases con efecto invernadero.

No obstante, sabemos que el progreso es lento en el aprovechamiento del potencial de la eficiencia energética y el ahorro de energía, no sólo porque los grupos de interés económico existentes cuidan de sus propios intereses, sino también por la escasez de apoyos para realizar los cambios necesarios.

Por eso apoyamos varias propuestas incluidas en el informe, en especial aquellas que incentivan el aprovechamiento de las TIC en la planificación de una nueva política en materia de transporte y el aumento de la intermodalidad en el sector de los transportes, o aquellas que instan a la Comisión a desarrollar una visión diferente de las prioridades de apoyo, integrando estas cuestiones de la movilización de las TIC a fin de facilitar la transición a una economía de alta eficiencia energética en diversos ámbitos más allá del transporte y la movilidad, como por ejemplo la industria, la salud y la vivienda.

 
  
MPphoto
 
 

  Alfredo Pallone (PPE), por escrito. (IT) Desde hace ya algunos años, la Unión Europea se ha venido fijando a sí misma importantes objetivos en relación con el ahorro energético y la reducción de las emisiones de carbono. El sector de las tecnologías de la información y de la comunicación (TIC) constituye, sin lugar a dudas, un medio para mejorar la eficiencia energética de los Estados miembros individuales. Las TIC, de hecho, ayudan a monitorear y gestionar el consumo energético y a proporcionar nuevas aplicaciones y tecnologías a fin de mejorar el uso de los recursos naturales y fomentar el uso de tecnologías de producción e industriales más limpias. El proceso de amplias consultas públicas iniciado por la Comisión Europea ha permitido aclarar la forma en que las TIC pueden ayudar a mejorar la eficiencia energética. La Comisión Europea ha calculado que los sistemas basados en las TIC pueden reducir el consumo energético de los edificios —que representa el 40 % del consumo total de energía en Europa— hasta el 17 % y las emisiones de carbono del transporte en un 27 %. Una organización urbana eficiente mediante la aplicación de las TIC puede reducir sustancialmente el impacto energético de las zonas urbanas. Por tanto, se deben difundir las buenas prácticas y aumentar la conciencia de los responsables de las decisiones a nivel local sobre el potencial de las TIC.

 
  
MPphoto
 
 

  Aldo Patriciello (PPE), por escrito. (IT) La Unión Europea ha reafirmado su compromiso de alcanzar una reducción de un 20 % en las emisiones de carbono para 2020. Será difícil mantener este compromiso sin explotar plenamente el potencial de las TIC. Las TIC pueden, en realidad, reducir de forma significativa las emisiones de CO2.

Las TIC son responsables del 1,75 % de las emisiones de carbono en el sector de los servicios europeo y produce el 0,25 % de las emisiones asociadas con la producción de equipos basados en las TIC y material electrónico de consumo. El 98 % de las emisiones restantes provienen de otros sectores de la economía y la sociedad. Por consiguiente, es una buena idea armonizar los métodos para medición y cuantificación del rendimiento energético con el objeto de disponer de datos que nos permitan desarrollar nuevas estrategias de ahorro de energía y evitar el fenómeno de la «desinformación ecológica».

Me gustaría señalar, en este contexto, que las TIC pueden desempeñar un papel protagonista en la consecución de objetivos fundamentales, en la medida en que se hallan presentes en casi todos los sectores de la economía y ayudan a mejorar la productividad en más del 40 %. Por estar razones, reafirmo mi pleno apoyo de esta estrategia, que combina un desarrollo económico e industrial adecuado con una estrategia medioambientalmente sostenible.

 
  
MPphoto
 
 

  Rovana Plumb (S&D), por escrito. – (RO) Las tecnologías de la información de la comunicación (TIC) ofrecen en todos los Estados miembros un medio de aumentar la eficiencia energética y proporcionar nuevas aplicaciones y tecnologías que mejoren el uso de los recursos naturales y que transformen los procesos y la producción industriales en una economía ecoeficiente. Los sistemas basados en las TIC pueden reducir el consumo energético de los edificios, que representa el 40 % del consumo total de energía en Europa, hasta el 17 %, así como las emisiones de carbono del transporte en un 27 %. El sector de las TIC emplea a más de 6,6 millones de personase en los 27 Estados miembros de la UE, estimula la capacidad innovadora de cada sector y contribuye en más de un 40 % al aumento global de la productividad. La Comisión Europea y el Comité de las Regiones deben elaborar urgentemente el «manual práctico para las autoridades locales y regionales» sobre cómo mejorar el rendimiento energético a través del innovador uso de las TIC. En este manual se dispondrá cómo pueden las autoridades sacar partido de las TIC en sus planes de eficiencia energética. También describirá cómo pueden los fondos de cohesión apoyar asociaciones empresariales para la creación de aplicaciones innovadoras de las TIC, a fin de animar y apoyar a las ciudades y a los municipios a que utilicen las TIC para reducir las emisiones.

 
  
MPphoto
 
 

  Raül Romeva i Rueda (Verts/ALE), por escrito. Nosotros, los Verdes, votamos a favor de este informe. Todas las partes originales del texto que algunos deseaban eliminar, han permanecido incluidas.

 
  
MPphoto
 
 

  Daciana Octavia Sârbu (S&D), por escrito. He sido la ponente del apartado de Opinión de la Comisión Medioambiental de este informe, y soy plenamente consciente del potencial del sector de las TIC para proporcionar un considerable ahorro energético a la Unión Europea, especialmente en los edificios y en el sector del transporte. Pero también debemos tener presentes los efectos de la denominada «división digital», que se pueden ver tanto en el seno de los Estados miembros como entre ellos. Perpetúa la desigualdad social y económica y reduce la capacidad del TIC de proporcionar beneficios de amplio alcance relacionados con la eficiencia energética. La importancia del acceso a Internet de alta velocidad para todos es primordial. Los Estados miembros, con la ayuda de la Comisión, deberían realizar más esfuerzos por introducir la infraestructura necesaria para garantizar que todos los ciudadanos y las empresas europeas se puedan beneficiar de las tecnologías disponibles. Esto abordaría directamente la desigualdad y la injusticia creadas por la división digital, y constituye la única manera de garantizar que se aprovecha plenamente el potencial de eficiencia energética de las TIC.

 
  
MPphoto
 
 

  Czesław Adam Siekierski (PPE), por escrito.(PL) Teniendo en cuenta el hecho de que las medidas puestas en práctica para lograr el objetivo del ahorro del 20 % de energía para 2020 están funcionando con demasiada lentitud, existe una necesidad de incrementar y acelerar la capacidad innovadora de las tecnologías de la información y la comunicación, así como de lograr un aumento significativo en el porcentaje de energía procedente de fuentes renovables. Es preciso señalar que cuando el sector del transporte crece, también aumentan rápidamente las emisiones de dióxido de carbono. Por lo tanto, se debería hacer hincapié en la aplicación de las tecnologías de la información y de la comunicación en este sector concreto, con el propósito no sólo de reducir el nivel de las emisiones, sino también de impedir que aumente. Las soluciones TIC deben incluirse en la planificación de una nueva política europea de transporte. Esto puede traer consigo una reducción de la densidad del tráfico en el transporte, lo que tendrán efectos beneficiosos en el entorno natural. Todas estas medidas no sólo traerán consigo beneficios para el clima, sino que también reducirán los costes asociados con el uso energético y conducirán a la creación de empleos respetuosos con el medio ambiente. Sin embargo, se debería tener en cuenta que los nuevos Estados miembros no son capaces de adaptarse tan rápidamente a los requisitos introducidos por la Unión Europea. También deberíamos tener en cuenta los intereses de esos países, porque constituyen un grupo importante que todavía utiliza fuentes tradicionales de energía. Se necesita tiempo y recursos financieros para cambiar esto.

 
  
MPphoto
 
 

  Viktor Uspaskich (ALDE), por escrito. (LT) Apoyo la iniciativa de la Comisión Europea de utilizar las tecnologías de la información y de la comunicación (TIC) para mejorar la eficiencia energética de la Unión y para aumentar la competitividad de la industria europea. De acuerdo con los cálculos presentados por la Comisión Europea, el uso de las TIC constituye una excelente medida que nos permite reducir el consumo energético y al mismo tiempo reduce la hasta un 27 % las emisiones de dióxido de carbono, algo muy importante. Esto también disminuiría la contaminación del medioambiente. Estoy plenamente de acuerdo y apoyo la postura expresada por el ponente de que la aplicación de las TIC estimulará la industria europea y el mercado de las nuevas tecnologías, y esto contribuiría a la resucitación del mercado o a la creación de nuevos empleos. Considero necesario adoptar todas las medidas tanto para empezar a aplicar las TIC en esos Estados miembros en los que aún no se han aplicado como para mejorar las TIC allí donde ya se están aplicando. En particular, me gustaría destacar la importancia de las TIC en la planificación de una nueva política europea de transportes. La logística constituye un importante factor en la racionalización del transporte y en la reducción de las emisiones de carbono. Es importante reconocer la necesidad de aumentar la inversión pública y privada en las herramientas TIC a fin de desarrollar infraestructuras energéticas inteligentes para el transporte. La utilización de sistemas de transporte inteligentes (STI) en los transportes por carretera y su interconexión con otros medios de transporte puede ayudar a evitar congestiones de tráfico y a reducir los efectos perjudiciales para el medio ambiente. Como miembro de la Comisión de Desarrollo Regional (REGI), quisiera destacar que debemos animar a los Estados miembros a difundir las buenas prácticas y aumentar la conciencia de los responsables de las decisiones a nivel local sobre el potencial de las TIC.

 
  
  

Informe: Vittorio Prodi (A7-0057/2010)

 
  
MPphoto
 
 

  Alfredo Antoniozzi (PPE), por escrito. (IT) El Libro Blanco de la Comisión Europea sobre la Adaptación al cambio climático contiene muchas ideas en las que nos debemos centrar, ahora y en el futuro, para poder contener esta amenaza ligada al calentamiento global.

Celebro especialmente, en consecuencia, el pasaje del informe que hace hincapié en la importancia de integrar la dimensión de la adaptación en todas las políticas de la UE, ya sea relacionadas con la agricultura o la pesca, o vinculadas a la gestión forestal, con un enfoque transversal e intersectorial que pueda garantizar la coherencia de las medidas que se irán implementando ocasionalmente.

 
  
MPphoto
 
 

  Sebastian Valentin Bodu (PPE), por escrito.(RO) Europa está atravesando un periodo en el que necesita reconocer la apremiante urgencia de adoptar medidas que reduzcan el impacto de la actividad humana sobre el clima. El Libro Blanco sobre cambio climático constituye un avance hacia la estandarización de las acciones orientadas a reducir las emisiones de carbono a nivel europeo.

En vista de su ambicioso objetivo de una reducción del 20 % en las emisiones de gases con efecto invernadero para 2020, la Unión Europea necesita avanzar mucho más rápido de lo que lo está haciendo en este momento. Los Estados miembros, ya sean recientes o no, están obligados a realizar esfuerzos idénticos y redoblados y deberán darse cuenta de que tiene un mayor índice de éxito prevenir o tratar una enfermedad desde su fase inicial que tratar una condición crónica.

Sería triste que Europa se diera cuenta demasiado tarde de que el cambio climático puede afectar a la posibilidad de que la agricultura sea viable como principal fuente de alimentos tanto para Europa como para la población mundial. Ya nos estamos enfrentando a unas condiciones meteorológicas extremas, a sequías e inundaciones cada año. Es difícil imaginar en este momento cómo podría ir a peor. Sin embargo, los expertos no son muy optimistas. Por ese motivo las acciones destinadas a mitigar el impacto de la actividad humana sobre el clima son clave para que la normalidad continúe.

 
  
MPphoto
 
 

  Maria Da Graça Carvalho (PPE), por escrito. (PT) Acojo favorablemente la iniciativa de la Comisión Europea de presentar un marco político general para la acción europea relativa a la política de adaptación al cambio climático. Sin embargo, no se deben separar las medidas de mitigación y de adaptación. Querría destacar la importancia de la Directiva del Régimen de comercio de derechos de emisión de la Unión Europea (RCCDE), según las cual los Estados miembros deberían asignar al menos un 50 % de los ingresos del RCCDE para medidas tanto de mitigación como de adaptación. También considero que la prioridad de las medidas adicionales debe ser promover la estrategia de la UE que aspira a conseguir un aumento del 20 % en la eficacia energética para 2020, con vistas a hacer que este objetivo se convierta en legalmente vinculante a escala de la Unión Europea. De la adaptación de las medidas presentadas, quisiera destacar la solidaridad entre los Estados miembros de la UE hacia las regiones más desfavorecidas y las más afectadas por el cambio climático. Para conseguir esta solidaridad, es importante que la Comisión considere el refuerzo de los fondos públicos asignados a la cooperación internacional en el próximo 8º Programa Marco para I&D con el fin de apoyar su lucha contra el cambio climático. También quisiera destacar la importancia del papel de la investigación y la tecnología en el desarrollo de una sociedad con bajos niveles de emisión de carbono, en vista de la reciente Comunicación de la Comisión sobre el Plan Estratégico Europeo de Tecnología Energética, y la lógica de una intervención entre los sectores públicos y privados así como entre la Unión, la financiación nacional y la financiación a nivel regional.

 
  
MPphoto
 
 

  Proinsias De Rossa (S&D), por escrito. He votado a favor de esta resolución que acoge favorablemente el Libro Blanco de la Comisión sobre una estrategia de adaptación de la UE al cambio climático y propone una serie de medidas en diversos ámbitos de la aplicación de políticas. Incluso si tenemos éxito a la hora de mantener el calentamiento global en niveles seguros, el cambio implica consecuencias inevitables que requieren esfuerzos de adaptación. Es necesario integrar el procedimiento de resistencia al clima y la adaptación en todas las áreas de aplicación de políticas, especialmente aquellas que tienen que ver con el agua, el suelo, la agricultura y la pesaca y las zonas costeras. La biodiversidad están en peligro, pero también existe necesidad de garantizar que la planificación urbana, para el transporte y las infraestructuras, tenga en cuenta el cambio climático. Las estructuras para la protección civil deben dar prioridad a la preparación de cara a inundaciones y sequías. Es importante tener presentes las implicaciones sociales y para la salud pública. Puede tener graves repercusiones sobre la salud respiratoria e incrementar la incidencia de enfermedades transmitidas por vectores. Las comunidades más desfavorecidas, los pobres niños y las personas mayores se encuentran entre los más vulnerables a las repercusiones del cambio climático en la salud. Los ingresos generados por el Régimen de comercio de derechos de emisión de la Unión Europea deben contribuir al esfuerzo de adaptación y el presupuesto de la UE necesita reflejar la urgencia de tener que hacer frente a tales retos.

 
  
MPphoto
 
 

  Edite Estrela (S&D), por escrito. (PT) He votado a favor del Libro Blanco de la Comisión titulado «Adaptación al cambio climático: Hacia un marco europeo de actuación». Las medidas de adaptación son necesarias para hacer frente a los retos planteados por el cambio climático. Considero que la adaptación al cambio cliimático es necesaria y nos permitirá mejorar nuestros sistemas actuales de gestión de emergencias, gestión que podría ser más eficiente si se combinan las observaciones por satélite con las terrestres.

 
  
MPphoto
 
 

  Diogo Feio (PPE), por escrito. (PT) Como manifesté ayer en relación con la votación sobre el informe Le Foll sobre la agricultura de la UE y el cambio climático, las inquietudes «medioambientales con respecto al sector agrícola son legítimas y necesarias, hay que sopesarlas debidamente con el impacto de las propuestas en cuanto a la sostenibilidad y productividad agrícola». Lo mismo se aplica a todos los sectores de actividad, así que es fundamental que la UE cree una estrategia para abordar el cambio climático, adquiriendo un serio compromiso con el desarrollo sostenible y con el propósito de reducir sus emisiones de carbonos sin arriesgar sus actividades productivas —especialmente la industria— gracias a ello. Cualquier política en materia de cambio climático debe —especialmente con la crisis financiera y económica como telón de fondo— buscar una eficiencia económica y sostenibilidad, colocando la innovación y la investigación al servicio de nuevas técnicas y soluciones que son más respetuosas con el medio ambiente e igual de eficientes y competitivas. El foco debe estar en las energías limpias, en una más eficiente utilización de los recursos naturales y en una fuerte inversión en investigación y en tecnologías que sean más respetuosas con el medio ambiente; esto hará posible mantener la competitividad europea y permitirá la creación de más empleos dentro del marco del desarrollo sostenible.

 
  
MPphoto
 
 

  José Manuel Fernandes (PPE), por escrito. (PT) La UE debe mantener y reforzar su papel de líder en la lucha internacional contra el cambio climático. La investigación científica en este terreno es fundamental si pretendemos seguir un camino correcto y seguro, ya sea para combatir el cambio climático o para adaptarnos a él. La cuestión de la adaptación es transversal y afecta a varias políticas sectoriales. Por eso debe producirse una mayor coordinación política por parte de los Estados miembros en estas áreas. De hecho, yo recomiendo elaborar planes de adaptación nacionales basados en un marco común europeo obligatorio. Considero que debemos disponer de políticas europeas comunes en áreas como, por ejemplo, el agua, la energía y los bosques; por ejemplo, quisiera reiterar la necesidad de un carta de riesgos europea para las fronteras costeras. Es preciso un urgente análisis de los riesgos que representa el cambio climático para las regiones más vulnerables de Europa. Asimismo, considero que deben establecerse objetivos europeos sobre la eficiencia de los sistemas públicos de abastecimiento de agua. También querría destacar que los ecosistemas naturales son los más importantes sumideros de carbono de la Tierra y aíslan el 50 % de las emisiones mundiales anuales de gases de efecto invernadero, contribuyendo tanto a la mitigación como a la adaptación.

 
  
MPphoto
 
 

  Bruno Gollnisch (NI), por escrito. (FR) Este informe sigue la lógica de la creencia de que el cambio climático es global, catastrófico e inevitablemente humano en su origen. Sin embargo es excesivo, al igual que esta creencia, que es ahora casi religiosa y ha dejado de ser objeto de polémica. Como todo lo excesivo, es ridículo. Así pues, sin tan siquiera esperar a una evaluación científica, se debería aplicar un principio absolutamente preventivo para hacer frente a los peores panoramas posibles en términos del posible impacto del denominado calentamiento global en los ecosistemas, y también en las zonas habitables, las instalaciones industriales, etc. Compruebo de paso que tal prudencia raramente se encuentra aplicada a otras medidas ligadas al medioambiente y a la salud pública, como por ejemplo los OGM. Sobre la base de riesgos auténticos o imaginarios que abarcan desde enfermedades posiblemente asociadas al calentamiento global hasta incendios forestales con fama de producirse exclusivamente debido a este mismo fenómeno, pasando por inundaciones y el sobrecalentamiento de las centrales eléctricas, se nos insta a aceptar la interferencia de la Comisión y de las políticas europeas en absolutamente todos los ámbitos, hasta incluso en el uso del más reducido espacio de tierra. Es una vergüenza que tantos árboles, siendo como son reconocidas reservas de carbono, sean sacrificados para imprimir este texto. Como dijo el poeta: ¡Ey leñador!, para un momento.

 
  
MPphoto
 
 

  Jarosław Kalinowski (PPE), por escrito.(PL) El inevitable cambio climático está obligando a la sociedad y a la economía de la Unión Europea a acomodarse a una nueva realidad. Creo que es necesaria una política de adaptación que debería ser apropiada para el carácter y los tipos de cambios que se están produciendo y que debería también incluir una estrategia para la protección de áreas que corran un mayor riesgo. Estoy plenamente de acuerdo con el ponente y pienso que a fin de coordinar mejor estas medidas, es sumamente importante implementar un sistema de intercambio de información y de supervisión a nivel nacional, y también a nivel regional y local. Me complace, sobre todo, el énfasis realizado sobre el importante papel de la política agrícola común, que desempeña un papel clave en el proceso de adaptación al cambio climático como guardián de los ecosistemas y la diversidad biológica. Por lo tanto, considero muy importantes los proyectos que evitan o disminuyen los efectos de las sequías y las inundaciones, ayudando a los agricultores que trabajan en difíciles condiciones.

 
  
MPphoto
 
 

  Alfredo Pallone (PPE), por escrito. (IT) He votado en favor de toda la propuesta de resolución sobre el Libro Blanco de la Comisión titulado «Adaptación al cambio climático: Hacia un marco europeo de actuación» porque considero que posee un interés especial para Europa, en general, y para Italia, en particular, debido a sus características geoclimáticas. Tenemos, de hecho, claras dificultades para gestionar los recursos hidrológicos de Italia, algo que evidencian no sólo las frecuentes sequías que se producen en el sur durante los meses de verano, sino también ciertos episodios de inundaciones, como la que sucedió en diciembre con el río Serchio en la Toscana. En Italia también padecemos el terrible problema de los incendios de verano, y por eso es absolutamente crucial mejorar las condiciones en materia de seguridad. A pesar de que el proyecto del Libro Blanco ahora mismo constituye sólo un marco de referencia inicial, considero que realiza ciertamente una importante contribución, especialmente en lo que respecta a la gestión de emergencias. Al mismo tiempo, perfila un enfoque estratégico general sobre el aumento de la capacidad de resistencia de la UE a los impactos del cambio climático.

 
  
MPphoto
 
 

  Andres Perello Rodriguez (S&D), por escrito. (ES) Buena parte de este Parlamento, como la Delegación Socialista Española, se ha opuesto formalmente al apartado 41 de la Resolución, en el que se solicita la aplicación de la subsidiariedad para la política de suelos. Todos reconocemos la diversidad existente entre las diferentes regiones de la Unión pero, precisamente por ello, y tal y como se recoge en la Resolución, el Sur sufre más las presiones del cambio climático y necesita de Europa y de sus políticas comunes. Es una cuestión de solidaridad de la que saldría beneficiada toda la UE. Lamentamos profundamente, por lo tanto, la desaparición en el texto final de la primera propuesta, por la que el señor Prodi solicitaba el desbloqueo de la Directiva sobre suelos en el Consejo. Es fundamental poner en marcha este instrumento legislativo, esencial para la adaptación y, en particular, para hacer frente al riesgo de degradación y desertificación. Es cierto que el riesgo está más presente en el Sur, pero no olvidemos que el cambio climático afecta al conjunto del patrimonio ambiental europeo. Que los destinatarios a los que está dirigida esta Resolución sepan que, en materia de suelos, gran parte de este Parlamento sigue reclamando una política solidaria y común.

 
  
MPphoto
 
 

  Raül Romeva i Rueda (Verts/ALE), por escrito. − Nosotros, como Verdes, hemos votado a favor de este informe. La buena noticia es que ha sido rechazada la enmienda para eliminar la referencia de centrarse en la seguridad nuclear.

 
  
MPphoto
 
 

  Czesław Adam Siekierski (PPE), por escrito.(PL) Los resultados del trabajo llevado a cabo por científicos demuestra que los efectos del cambio climático van a tener una creciente influencia en el entorno medioambiental y la economía así como en nuestras vidas cotidianas. Así pues, emprender una acción con la intención de adaptarnos a los efectos del cambio climático actuales y futuros, constituye un serio reto para la sociedad de todo el mundo. Las decisiones acerca de cuál es la mejor forma de adaptarse al cambio climático deben realizarse sobre la base de análisis científicos y económicos fiables, pero no todas las regiones poseen acceso a información de la adecuada calidad. Por lo tanto, la idea de crear una plataforma de seguimiento del cambio climático podría ser buena. La plataforma sería útil para el intercambio de información, de experiencia y buenas prácticas a escala europea, regional y local. Sin embargo, no estoy seguro de que, al asumir el papel de líder en la lucha internacional contra el calentamiento global, como recomienda este documento, la UE no esté tratando de adquirir demasiada responsabilidad por cuestiones globales. Considero que mientras tengamos que hacer frente a desafíos como la crisis económica y la necesidad de crear crecimiento, no deberíamos tratar el gasto destinado a la lucha contra el calentamiento global como una prioridad. Independientemente de las medidas que se pondrán en práctica para adaptarnos al cambio climático, se debería tener presente que algunos países estarán expuestos a costes excepcionalmente elevados en la implementación de la política de adaptación, y dejar a estos países sin ningún apoyo financiero podría conducir a un aumento de las diferencias en el desarrollo de distintos Estados miembros.

 
  
MPphoto
 
 

  Dominique Vlasto (PPE), por escrito. (FR) En mi informe de la Comisión de Transportes y Turismo, lamentaba la ausencia de consideración hacia el sector del transporte en la estrategia europea de adaptación al cambio climático, cuando posee una importancia económica considerable y constituye una de las principales fuentes de emisiones de CO2. Por tanto, celebro el hecho de que este informe coloque una vez más al transporte en el centro de este problema. Debemos realizar considerables esfuerzos por ayudar con éxito a las empresas y a los usuarios a adaptarse al cambio climático. El triunfo de nuestra política depende de se movilicen métodos de financiación adecuados e innovadores a fin de limitar lo posible el impacto sobre las personas, el equilibrio ecológico y las actividades económicas. Además, nuestra estrategia debe tener en cuenta zonas geográficamente sensibles, como las zonas costeras, marinas y de montaña, que son particularmente vulnerables y serán las más afectadas por el cambio climático si fracasamos a la hora de adoptar medidas de protección apropiadas. Nuestro parlamento debe adoptar con urgencia mecanismos eficaces de adaptación para el sector del transporte, que debe dejar simplemente de ser la causa del problema para convertirse en una solución en la lucha contra el cambio climático.

 
  
  

Informe: Andrea Cozzolino (A7-0100/2010)

 
  
MPphoto
 
 

  Ryszard Czarnecki (ECR), por escrito. − Obtener una relación coste/beneficio, una gestión eficaz y la eliminación del fraude constituyen prioridades clave del Grupo ECR para el presupuesto de la UE. Por consiguiente, apoyamos la tendencia del informe de Cozzolino y la mayoría de sus conclusiones.

El Grupo ECR no puede, sin embargo, aprobar el concepto de una Fiscalía Europea. Este organismo corre el riesgo de ser un peligroso primer paso hacia la competencia en aspectos de derecho penal y concentrarse en su creación constituye una distracción para hacer funcionar eficazmente los sistemas y organismos existentes.

Puesto que la enmienda del Grupo ECR para eliminar el apartado que respalda el proceso encaminado a una Fiscalía Europea fue rechazada, el Grupo ECR se abstuvo en la votación final.

 
  
MPphoto
 
 

  Diogo Feio (PPE), por escrito. (PT) Aunque, al igual que el ponente, considero positivamente que el número de irregularidades financieras que los Estados miembros notificaron a la Comisión descendiera de 1024 millones de euros en 2007 a 783,2 millones de euros en 2008, considero que el objetivo consistirán en lograr un nivel de 0 millones de euros de irregularidades financieras al año.

Para ello, considero esencial la adopción de medidas que establezcan una mayor transparencia en la lucha contra el fraude fiscal –sobre todo en el IVA– y todos los delitos financieros; mayor cooperación entre gobiernos en caso de fraude transfronterizo; mejoras en la calidad de los datos y actualizaciones constantes de las bases de datos nacionales; así como respuestas rápidas por parte del gobierno a las peticiones de información. Asimismo debe existir una mejor administración y vigilancia de las solicitudes del Fondo de Cohesión y se debe prever la aplicación de sanciones a los Estados miembros que no hagan buen uso de esos fondos. Igualmente debo señalar la contribución fundamental de la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude para la reducción de estas cifras.

 
  
MPphoto
 
 

  José Manuel Fernandes (PPE), por escrito. (PT) El informe anual sobre la protección de los intereses financieros de las Comunidades de 2008 indica que se ha reducido la incidencia financiera de las irregularidades que han podido detectarse, que ha pasado de situarse en 1 024 millones de euros en 2007 a 783,2 millones de euros en 2008 y que la disminución ha afectado a todos los sectores, excepto los gastos directos y el Fondo de preadhesión. Debo destacar, sobre todo, la necesidad de incluir información sobre las irregularidades que clarifique la proporción del total de recursos que se verán afectados por errores y casos sospechosos de fraude. La lucha contra el fraude y la corrupción es un deber importante de las instituciones europeas y de todos los Estados miembros, que deben facilitar todos los recursos necesarios para combatir estos flagelos de modo eficaz con objeto de proteger los intereses financieros de la Unión y sus contribuyentes.

 
  
MPphoto
 
 

  Nuno Melo (PPE), por escrito. (PT) En estos tiempos de crisis económica y financiera, no se puede desperdiciar ni un solo euro del presupuesto de la UE, y mucho menos cuando ese desperdicio es resultado de fraudes que llevan a impagos indebidos de los fondos de la Unión. A lo largo de los años hemos visto cómo las irregularidades han disminuido significativamente. No obstante, no podemos conformarnos con reducir estas irregularidades a cantidades marginales o casi a cero. La UE debe adoptar mecanismos de control presupuestario que sean eficaces en la prevención y detección de fraude para que los fondos públicos solamente se faciliten cuando vayan a ser utilizados correctamente, sin perjuicio de que se castigue eficazmente a aquellos que, infringiendo las reglas, pretendan apropiarse ilegítimamente de esos fondos, que son escasos por naturaleza.

 
  
MPphoto
 
 

  Franz Obermayr (NI), por escrito. − (DE) La lucha contra el fraude constituye una preocupación muy importante para mí, especialmente con respecto a los fondos regionales y fondos de preadhesión. Sin embargo, las medidas propuestas para combatir el fraude tienen un enfoque demasiado centralista. Por consiguiente, me he abstenido de votar.

 
  
MPphoto
 
 

  Aldo Patriciello (PPE), por escrito. (IT) Me complace que el impacto financiero de las irregularidades que han podido detectarse, se haya reducido de 1 024 millones de euros en 2007 a 783,2 millones de euros en 2008 (la disminución ha afectado a todos los sectores, excepto los gastos directos y el Fondo de preadhesión). Comparto plenamente el trabajo realizado por la Comisión, y quisiera señalar que la lucha contra el fraude y la corrupción es una clara responsabilidad de las instituciones europeas y de todos los Estados miembros.

Dada la particular situación económica que sufre toda Europa, estoy de acuerdo en la necesidad de garantizar los intereses financieros de la Unión y combatir el crimen organizado que, según los indicadores nacionales, está aumentando su capacidad de colusión en el interior de las instituciones, precisamente por medio de fraude contra el presupuesto de la UE.

Por lo tanto, considero indispensable la adopción de un instrumento jurídico eficaz destinado a mejorar la cooperación administrativa frente a las prácticas fiscales nocivas, que favorezca un funcionamiento adecuado del mercado interior. En este sentido, apoyo la propuesta de Directiva del Consejo relativa a la cooperación administrativa en el ámbito de la fiscalidad, poniendo de relieve la importancia de aumentar la responsabilidad de los Estados miembros, comenzando con la calidad de la información que se introduce en las bases de datos.

 
  
MPphoto
 
 

  Raül Romeva i Rueda (Verts/ALE), por escrito. − En la votación final, voté a favor. La enmienda del Grupo ECR, por la que voté en contra, fue rechazada.

 
  
MPphoto
 
 

  Czesław Adam Siekierski (PPE), por escrito.(PL) Merece la pena apuntar que en 2008 hubo una disminución importante de las regularidades en comparación con el año anterior. La mayor mejora tuvo lugar en el ámbito del gasto agrícola. El informe muestra que el importe estimado de las irregularidades disminuyó en un 34 %. Sin embargo, el mayor crecimiento se produjo en el ámbito del Fondo de preadhesión, donde el gasto indebido de recursos aumentó en un 90,6%, pero debería recordarse que no son Estados miembros y que carecen de experiencia. A pesar de esta mejora en la situación de 2008, una parte determinada de los recursos del presupuesto de la UE aún se gasta indebidamente. En cierta medida, esto se debe a una falta de mecanismos de control y vigilancia efectivos. La Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF), que ha existido desde 1999, ha tenido muchos éxitos en la lucha contra el desfalco. No obstante, es fundamental garantizar su plena independencia operativa. Apoyo la propuesta del ponente para permitir que la OLAF saque mayor provecho de auditorías internas de la Comisión, en lugar de servirse solamente de las informaciones de funcionarios o de los Estados miembros. ¿Qué papel deberían desempeñar los Estados miembros y sus sistemas de vigilancia y auditoría? La lucha contra el fraude en los proyectos europeos debería ser una prioridad para nosotros. La honestidad y la responsabilidad a la hora de gastar los limitados medios del presupuesto de la Unión nos permitirá ahorrar fondos que después puedan utilizarse para luchar contra las consecuencias de la recesión. No debemos olvidar que los recursos del presupuesto de la UE pertenecen a todos nosotros, a los contribuyentes, por lo tanto debemos garantizar que se emplean del modo más eficaz.

 
  
MPphoto
 
 

  Viktor Uspaskich (ALDE), por escrito. (LT) Quisiera subrayar que la lucha contra el fraude y la corrupción constituye un deber importante de las instituciones europeas y de todos los Estados miembros. No obstante, quisiera hacer especial hincapié en que en algunos países la corrupción en la distribución de los fondos de la Unión Europea está directamente relacionada con el desprestigio de las políticas llevadas a cabo por estos países. En ellos se están formando clanes políticos y financieros independientes cuyo objetivo es controlar la distribución de los fondos de la Unión Europea. Por consiguiente, el Parlamento Europeo, la Comisión Europea y otras instituciones importantes de la Unión Europea deberían llamar la atención sobre el desprestigio y la discriminación de políticas, organizaciones políticas, oponentes políticos y líderes de la oposición a nivel nacional. La Unión Europea, que fomenta la democracia, debe en primer lugar garantizar que los partidos de la oposición de sus Estados miembros gozan de la oportunidad de trabajar y expresarse libremente y debe controlar acciones para prevenir la corrupción. Asimismo, quisiera recalcar que el dinero de la Unión Europea debería utilizarse para mejorar la infraestructura de los Estados miembros, para educar a la población y ese tipo de cosas. Invertir el dinero europeo meramente en infraestructura beneficiaría tanto al país como a su comercio y ya no habría más empresarios «pobres» que solicitan pero no reciben apoyo. Además, de este modo no necesitaríamos controlar la distribución de los fondos de la Unión Europea para las miles de partes interesadas, es decir sus beneficiarios, lo que significaría que miles de asuntos comprometidos también desaparecerían. Por consiguiente, toda la atención debería dirigirse al uso público de ese dinero.

 
  
  

Informe: Tamás Deutsch (A7-0062/2010)

 
  
MPphoto
 
 

  Alfredo Antoniozzi (PPE), por escrito. (IT) Quisiera aprovechar esta oportunidad para presentar mis observaciones sobre la votación del Informe anual del Banco Europeo de Inversiones, con sede en Luxemburgo, con el fin de insistir, como ya he hecho en algunos asuntos, en la importancia de aumentar el presupuesto para los instrumentos financieros del BEI en apoyo a los planes de desarrollo y regeneración del centro urbano.

Los instrumentos que existen actualmente, como el fondo JESSICA, constituyen algunos de los escasos instrumentos de ingeniería financiera que una región o municipio puede utilizar para financiar proyectos de desarrollo urbano. Las intervenciones también se amplían a las zonas de viviendas de los ayuntamientos, pero solamente en relación con zonas complementarias al proyecto y con la renovación y mejora energética de los edificios. A tal propósito quisiera señalar que, en mi opinión, el fondo JESSICA también debería ampliarse a la financiación de nuevas construcciones (obviamente respetuosas con el medioambiente), ya que de ese modo también ayudaría a las autoridades locales a tratar el problema de la vivienda en nuestras ciudades.

 
  
MPphoto
 
 

  Maria Da Graça Carvalho (PPE), por escrito. (PT) Acojo con satisfacción el Informe anual del Banco Europeo de Inversiones (BEI) para 2008 y le animo a seguir actuando en favor del desarrollo de la economía europea a fin de garantizar el crecimiento, estimular la creación de empleo y promover la cohesión interregional y social. También me congratula la importancia que el BEI ha conferido a las pequeñas y medianas empresas (PYME), a la energía sostenible y la mitigación del cambio climático, así como en las inversiones en regiones de convergencia de la UE particularmente afectadas por la reciente recesión económica. El BEI respondió rápidamente a la crisis económica global, sobre todo mediante el Plan Europeo de Recuperación Económica, y en particular para los Estados miembros que se han visto gravemente afectados por la crisis. Solicito, no obstante, futuros informes para detallar los principales préstamos que complementen las subvenciones del Fondo Europeo de Desarrollo Regional a las regiones que aplican programas tecnológicamente avanzados o relacionados con el aprovisionamiento de energía renovable o limpia. Del mismo modo, los informes sobre los mecanismos de inversión deberían incluir información sobre los programas financiados. El BEI debe poseer un mayor papel en el apoyo a las inversiones en infraestructuras, tecnologías limpias, innovación y PYME, como parte de la Estrategia Europa 2020, proporcionando una financiación adecuada.

 
  
MPphoto
 
 

  Diogo Feio (PPE), por escrito. (PT) El Banco Europeo de Inversiones (BEI) desempeña un papel fundamental ayudando a los Estados miembros a hacer frente a la grave crisis económica, financiera y social. En este sentido, considero que el aumento de fondos asignados, especialmente a la política de cohesión de la Unión Europea, ha sido esencial para reducir el impacto en las regiones menos favorecidas y más afectadas. El aumento de fondos para pequeñas y medianas empresas, que representan la mayoría de las empresas europeas, y la financiación adicional para investigación y desarrollo, ayudarán a aliviar en mayor medida los efectos de esta crisis. Por lo tanto, habida cuenta de la entrada en vigor del Tratado de Lisboa y de los retos actuales y futuros que surgen para una Unión Europea en una difícil situación económica y social, es fundamental reforzar las actividades del Banco Europeo de Inversiones, hacer que sus actividades sean más transparentes y establecer las prioridades correctas.

 
  
MPphoto
 
 

  José Manuel Fernandes (PPE), por escrito. (PT) El Banco Europeo de Inversiones (BEI) fue creado en 1958 por el Tratado de Roma. El BEI, como banco de préstamo a largo plazo de la Unión Europea, presta dinero a los sectores público y privado para proyectos de interés europeo, utilizando los mercados financieros y sus propios fondos. Su principal objetivo es contribuir a la integración, a un desarrollo equilibrado y sostenible y a una cohesión económica y social de los Estados miembros de la UE. En 2008, el BEI tuvo que hacer frente a retos sin precedentes, ya que la crisis económica global alcanzó igualmente a las economías de la UE. En términos de la gestión de la crisis, me complace destacar la rápida respuesta del BEI a la crisis económica global al autofinanciar un incremento de su capital, lo que supuso un aumento de su volumen de préstamos en apoyo del Plan Europeo de Recuperación Económica. Por lo tanto, acojo con satisfacción el Informe anual del BEI para 2008 y la aprobación de este informe, que le anima a seguir actuando en favor del desarrollo de la economía europea a fin de garantizar el crecimiento, estimular la creación de empleo y promover la cohesión interregional y social.

 
  
MPphoto
 
 

  Nuno Melo (PPE), por escrito. (PT) El Banco Europeo de Inversiones (BEI) desempeña un papel muy importante en la economía de la Unión Europea, porque representa el garante de la financiación de las operaciones dentro de Europa relacionadas con: asegurar la cohesión económica y social; preparar la creación de una economía del conocimiento; desarrollar las redes transeuropeas de transporte y las redes de acceso; apoyar a las pequeñas y medianas empresas (PYME); proteger y mejorar el medio ambiente; y garantizar una energía sostenible, competitiva y segura. No será posible aplicar la Estrategia «Europa 2020» sin el apoyo del BEI, que tendrá que facilitar los fondos necesarios para llevar a cabo proyectos en los ámbitos de las infraestructuras, las tecnologías limpias, de la innovación y de las PYME.

 
  
MPphoto
 
 

  Alfredo Pallone (PPE), por escrito. (IT) El BEI ha visto crecer su papel en 2008 como resultado de la crisis financiera. Con el telón de fondo de una crisis de liquidez, el BEI ha continuado concediendo préstamos a los sectores público y privado para proyectos de interés europeo utilizando los mercados financieros y recursos propios. Además de estimular las economías nacionales, la UE también tomó una decisión relativa al Plan Europeo de Recuperación Económica, asignando un importante papel al BEI, especialmente en lo que se refiere a la mejora de la financiación de las PYME, a la energía procedente de fuentes renovables y al transporte limpio. Como respuesta a la crisis, el BEI ha revisado recientemente al alza sus objetivos: a fin de ayudar a las empresas y alentar la recuperación económica, el BEI aumentó sustancialmente el volumen de sus préstamos, desembolsando 10 000 millones de euros más de lo previsto. En particular, los préstamos a las PYME han aumentado un 42 %. Además, el Banco ha desarrollado nuevos instrumentos financieros de distribución de riesgos, ha simplificado los procedimientos de préstamo y ha acelerado la aplicación de los proyectos en los Estados miembros y en los sectores más gravemente afectados por la crisis. En el informe se subrayan los efectos positivos de esas medidas y al mismo tiempo se pide un seguimiento estricto de los efectos reales de los programas de apoyo previstos para las PYME.

 
  
MPphoto
 
 

  Raül Romeva i Rueda (Verts/ALE), por escrito. − Esta ha sido una fácil. He votado a favor en la votación final.

 
  
  

Propuestas de resolución: Las atrocidades masivas en Jos, Nigeria (RC-B7-0247/2010)

 
  
MPphoto
 
 

  Mara Bizzotto (EFD), por escrito. (IT) La propuesta de resolución común sobre las recientes atrocidades interétnicas en Nigeria, que estamos sometiendo a votación, parece satisfactoria desde el punto de vista de los principios y las directrices que nuestra Cámara desea transmitir a las demás instituciones europeas que se ocupan de la acción externa de la UE. Debemos tomar medidas a fin de garantizar la estabilización política de Nigeria y crear fundamentos sólidos para su desarrollo económico y social: somos plenamente conscientes de las consideraciones generales; no escasean, considerando la riqueza de recursos naturales de Nigeria. Resolver las cuestiones políticas, económicas y sociales pueden pacificar el entorno, menos sujeto a tensiones interétnicas y capaz de rechazar los actos de violencia que, trágicamente, hemos visto convertirse en más frecuentes durante la última década. Además de reconocer que la responsabilidad de la violencia de masas entre cristianos y musulmanes debería atribuirse a ambos grupos étnicos, quizás deberíamos haber aclarado que otro factor preocupante, que también está relacionado con los episodios de violencia ocurridos, consiste en la gradual penetración del islamismo radical en Nigeria, una clara expresión de la adopción por parte de 12 de los 36 estados de la sharía como ley de estado. Sin embargo, por las razones de carácter general anteriormente expuestas, he votado a favor de la propuesta de resolución común.

 
  
MPphoto
 
 

  Maria Da Graça Carvalho (PPE), por escrito. (PT) Lamento profundamente los recientes acontecimientos ocurridos en enero y marzo de este año en Jos, donde centenares de personas fueron víctimas de confrontaciones religiosas y étnicas. El conflicto en Nigeria tiene raíces en razones religiosas, económicas, étnicas, sociales, históricas y políticas. Considerando que Nigeria es el octavo mayor productor mundial de petróleo, es lamentable que la mayoría de los habitantes del país viva por debajo del umbral de pobreza. Los efectos adversos del cambio climático también han contribuido al empeoramiento de la situación en Nigeria. Considero que para la resolución pacífica de estos conflictos en un país tan rico en petróleo como Nigeria, es necesario un acceso equitativo a los recursos y una redistribución de la renta. Solicito al Gobierno Federal de Nigeria que garantice igualdad de derechos para todos los ciudadanos, que aborde los problemas relativos al control de las tierras fértiles, el acceso a los recursos, el desempleo, la pobreza y la mitigación de los efectos del cambio climático. Solicito a la Comisión que prosiga el diálogo con Nigeria según el Acuerdo de Cotonú, para examinar las causas profundas del conflicto, considerando al mismo tiempo cuestiones que son fundamentales para el desarrollo sostenible, como el cambio climático, la seguridad energética, la creación de capacidades y la educación.

 
  
MPphoto
 
 

  Edite Estrela (S&D), por escrito. (PT) He votado a favor de la propuesta de resolución del Parlamento Europeo sobre las atrocidades masivas en Jos, Nigeria. Condeno enérgicamente la reciente violencia en Jos y sus alrededores, donde muchos centenares de personas perecieron en enfrentamientos étnicos y religiosos. La UE debe proseguir el diálogo político con Nigeria, de conformidad con el Artículo 8 del Acuerdo de Cotonú, y abordar urgentemente las cuestiones relacionadas con la libertad de pensamiento, de conciencia, de religión o de creencia, consagradas en los instrumentos universales, regionales y nacionales de derechos humanos.

 
  
MPphoto
 
 

  Diogo Feio (PPE), por escrito. (PT) Esta no es la primera vez que Nigeria ha sufrido un conflicto que ha amenazado con dividir el país. A este respecto, he de recordar la guerra civil que devastó el país durante tres años, entre 1967 y 1970, y casi llevó a la independencia del sudeste del país. Aunque la revuelta de los Igbo fue abatida porque el poder militar del gobierno central impidió la independencia de Biafra, la verdad es que las diferencias étnicas, culturales y religiosas persisten y están en aumento en Nigeria, convirtiendo al país en un caso clásico de estado bajo la amenaza permanente de desintegración. Las potencias coloniales definieron las fronteras de Nigeria y no prestaron atención a las diferencias anteriormente mencionadas, lo cual no significa, no obstante, que la responsabilidad por los conflictos del país sea esencialmente de los europeos. Es hora de que los líderes africanos abandonen esa antigua excusa e intenten servir a sus propios ciudadanos con lucidez y competencia tanto en proyectos como en propuestas. África podrá ser lo que los africanos ansían que sea tan pronto como tengan líderes a la altura del desafío. Las masacres de Jos representan otra página profundamente triste, lamentable y sangrienta en la historia de un país que las acumula a un ritmo demasiado rápido.

 
  
MPphoto
 
 

  Sylvie Guillaume (S&D), por escrito. (FR) Considero que había una necesidad urgente por parte del Parlamento Europeo de condenar las masacres que continúan en Nigeria y solicitar el retorno a la paz. Considerando la inestabilidad y la fragilidad del país más poblado de África, donde la mayoría de la población sufre de pobreza, esta propuesta de resolución puede actuar como base para fortalecer el diálogo político entre la Unión Europea y Nigeria, y para un estudio más pormenorizado, orientado a encontrar soluciones viables a corto y largo plazo a fin de acabar con esta violencia y restablecer una paz duradera. Como diputados al Parlamento Europeo, creo que tenemos un papel que desempeñar en la defensa y la promoción de los derechos humanos, diariamente violados en Nigeria. Por lo tanto, considero fundamental la cláusula que solicita que aquellos culpables de violencia sean sometidos a un proceso justo. En virtud de todas estas medidas, que desde luego no serán todas fáciles de aplicar, estaba impaciente por votar a favor de esta propuesta de resolución común.

 
  
MPphoto
 
 

  Andreas Mölzer (NI), por escrito. (DE) En Nigeria se han producido repetidos brotes de violencia entre cristianos y musulmanes y cada uno de estos dos grupos representa a alrededor de la mitad de la población. Estos disturbios están produciendo ahora incluso con más frecuencia. Cuestiones triviales están provocando enfrentamientos violentos. Ni siquiera el toque de queda en vigor desde enero, ni el estacionamiento de tropas en la zona impidieron que las masacres sucedieran. Tras la muerte del Presidente, el hecho de que la larga ausencia del Presidente Yar’Adua hundiera a Nigeria occidental en una crisis política, de que hubiera graves enfrentamientos entre cristianos y musulmanes en Jos, en el centro de Nigeria, y de que el alto el fuego en el delta del Níger rico en petróleo haya llegado a su fin, no auguran nada bueno para el futuro. Cuando los nómadas musulmanes atacaron los pueblos cristianos a principios de año y al menos 500 personas fueron asesinadas, se dice que el ejército solamente respondió horas después de haber recibido el primer informe. Hacía falta una expresión de protesta por parte de la UE. Cuando el pueblo suizo votó contra la construcción de minaretes en un referéndum, los estados musulmanes amenazaron a Suiza con sanciones económicas y la Yihad. Sin embargo, cuando se asesina a cristianos por su religión, la UE tarda meses en reaccionar. La Unión Europea debe actuar como agente honesto a este respecto y responder con más rapidez. Esto queda claramente expresado en la propuesta de resolución, por la que he votado a favor.

 
  
MPphoto
 
 

  Raül Romeva i Rueda (Verts/ALE), por escrito. − He votado, por supuesto, a favor de tan importante resolución, y he respaldado plenamente la enmienda oral propuesta por mi colega Kiil-Nielsen para hacer un llamamiento a las autoridades nigerianas que pida la revocación de la reciente decisión por parte de algunos gobernadores de estado nigerianos de ejecutar a los reclusos en el corredor de la muerte.

 
Aviso jurídico - Política de privacidad