Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2009/2221(INI)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : A7-0197/2010

Textos presentados :

A7-0197/2010

Debates :

PV 05/07/2010 - 21
CRE 05/07/2010 - 21

Votaciones :

PV 06/07/2010 - 6.15
CRE 06/07/2010 - 6.15
Explicaciones de voto
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P7_TA(2010)0262

Debates
Lunes 5 de julio de 2010 - Estrasburgo Edición DO

21. Fomento del acceso de los jóvenes al mercado de trabajo y refuerzo del estatuto del becario, del período de prácticas y del aprendiz (breve presentación)
Vídeo de las intervenciones
PV
MPphoto
 
 

  Presidente. – El siguiente punto del orden del día es el informe de Emilie Turunen, en nombre de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales, sobre el fomento del acceso de los jóvenes al mercado de trabajo y refuerzo del estatuto del becario, del período de prácticas y del aprendiz [2009/2221(INI)] (A7-0197/2010).

 
  
MPphoto
 

  Emilie Turunen, ponente.(DA) Señor Presidente, comparezco ante Sus Señorías para hacer un llamamiento en mi calidad de joven política y ponente. A lo largo del año pasado quedaron sin empleo muchos de mis amigos. Se trata de jóvenes motivados que desean contribuir a la sociedad, pero que en lugar de ello deben ocupar su lugar al final de la cola del desempleo porque no hay puestos de trabajo. Existen millones de ejemplos de estos jóvenes en Europa y su número va en aumento. Por ello, el Parlamento Europeo sitúa tema en un lugar destacado del orden del día con este informe de iniciativa. Queremos erradicar el desempleo juvenil. Nos negamos a que el desempleo juvenil acabe con toda una generación, e insistiremos en que se ayude a los jóvenes a salir de esta situación mediante la formación y el empleo.

Las estadísticas indican que aproximadamente 5,5 millones de jóvenes menores de 25 años no tienen empleo en la UE, de modo su porcentaje duplica el de la población en general.

El motivo por el que me preocupa tanto el desempleo juvenil es que corremos el riesgo de dejar una marca indeleble en las personas y la sociedad. Conocemos perfectamente las consecuencias que tendría dejar que las cosas sigan como están por el ejemplo de los años ochenta, cuando toda una generación se perdió en el desempleo de larga duración, los subsidios y la exclusión social. Es un precio demasiado alto. Sin embargo, no se trata solamente de previsiones económicas, sino de personas de carne y hueso. Se trata de jóvenes con grandes esperanzas para sí mismos, que consideran que no están a la altura. Jóvenes que tendrán dificultades para reincorporarse al mercado laboral si no reciben ayuda ahora.

Por ello, nosotros, el Parlamento Europeo, pedimos a todos los Estados miembros que den prioridad a la lucha contra el desempleo juvenil y les pedimos que inviertan en la educación. Por ello es vital que la UE se concentre ahora mismo en dar prioridad a estrategias conjuntas. Necesitamos un enfoque integrado y ambicioso que combine políticas educativas, económicas, sociales y de empleo, tanto a nivel local, nacional y europeo.

A través de este informe de iniciativa, el Parlamento Europeo hace una serie de propuestas concretas a la Comisión, el Consejo y los Estados miembros. Permítanme destacar algunas de las más importantes:

1. Proponemos un instrumento de Garantía juvenil europea que permita que todos los jóvenes menores de 25 años no permanezcan en desempleo más de cuatro meses, tras los cuales se les ofrecerá un empleo, un curso de formación o una oportunidad para mejorar sus cualificaciones.

2. Proponemos una Carta Europea de Calidad de las Prácticas, destinada a que los períodos de prácticas se lleven a cabo conjuntamente con la educación y que los becarios no se utilicen como mano de obra barata. Al mismo tiempo, proponemos más y mejores períodos de prácticas para jóvenes durante la formación profesional.

3. Proponemos que todos los Estados miembros de la UE creen grupos de trabajo para luchar contra el desempleo juvenil, y que la UE cree un grupo de trabajo conjunto para la coordinación, el intercambio de conocimientos y nuevas iniciativas

4. Proponemos que se asignen más recursos al Fondo Social Europeo, y queremos que un 10 % —un mínimo del 10 %— de este fondo se dedique a proyectos destinados a los jóvenes.

También queremos que se ponga fin a las prácticas discriminatorias contra los jóvenes en el mercado laboral basadas exclusivamente en su edad, que no se les niegue el acceso a los servicios sociales y se les conceda un salario adecuado.

Estas propuestas y las demás que figuran en el informe representan un intento de nuestra parte para encauzar la crisis juvenil en Europa en la dirección opuesta. Con políticas e inversiones adecuadas podemos transformar el mercado laboral europeo y crear un futuro mejor para los jóvenes de Europa. El Parlamento Europeo está dispuesto a desempeñar el papel que le corresponde para crear más empleos y mejores períodos de prácticas. El Parlamento Europeo está dispuesto a marcar la diferencia a favor de los jóvenes de Europa.

 
  
MPphoto
 

  Elena Băsescu (PPE).(RO) El desempleo entre los jóvenes menores de 25 años ya ha superado la marca de 5 millones a nivel europeo, lo equivale a una tasa de aproximadamente el 20 %.

Debido a las difíciles condiciones económicas, los jóvenes tienen más problemas para encontrar un trabajo digno. Es por ello que creo que los Estados miembros tienen que promover la integración activa de los jóvenes en la sociedad y en el mercado laboral. Sin embargo, para ello es necesaria una educación sólida de buena calidad.

El potencial de los jóvenes es un recurso que no se aprovecha suficientemente. En vista de los cambios demográficos, los jóvenes pueden hacer una aportación activa para reforzar los sistemas de protección social.

Por último quiero destacar la situación de los jóvenes en las zonas rurales. Las estadísticas indican que estos jóvenes se encuentran en desventaja, pues tienen más dificultades para encontrar un empleo que los jóvenes que viven en un entorno urbano.

 
  
MPphoto
 

  Sidonia Elżbieta Jędrzejewska (PPE).(PL) Señor Presidente, la movilidad y la educación de los jóvenes son prioridades presupuestarias del Parlamento Europeo para 2011. Hace tan solo unas semanas aprobamos en esta Cámara nuestro mandato para las negociaciones del presupuesto de la Unión Europea para 2011. En mi opinión, el informe Turunen indica muy claramente hasta qué punto estos ámbitos —la movilidad y la educación de los jóvenes— requieren una mayor atención y medidas activas.

Cabe recalcar que el informe de la señora Turunen es una muestra más que confirma la importancia clave de garantizar las condiciones adecuadas para la educación y de promover todas las formas prácticas de movilidad de los jóvenes a fin de aplicar la Estrategia Europa 2020. Facilitar la entrada de los jóvenes en el mercado laboral es igualmente una medida indispensable para reducir la tasa general de desempleo en los Estados miembros de la Unión Europea, desempleo que es el mayor obstáculo para el crecimiento económico. Todavía más importante es que el presupuesto de la Unión Europea que vamos a negociar incluya recursos adecuados para alcanzar los objetivos que se describen en el informe.

 
  
MPphoto
 

  Jarosław Kalinowski (PPE).(PL) Señor Presidente, el desempleo es un problema que ha afectado muy seriamente a la Unión Europea en los últimos años y que se ha agravado debido a la crisis económica. Este problema resulta aún peor cuando afecta a un creciente número de jóvenes, personas que han acabado su educación escolar o universitaria, y que quieren comenzar a mantenerse a sí mismos. Aparte de las graves consecuencias sociales y psicológicas que el desempleo tiene para una persona joven, la magnitud de este fenómeno tiene efectos sumamente negativos en las economías de los países que lo sufren. No debemos permitir que una generación tras otra de ciudadanos de la UE tengan que enfrentarse al espectro de la discriminación social y una economía atroz, por lo que tenemos que hacer todo lo que esté a nuestro alcance para garantizar a los jóvenes una educación sólida y una experiencia laboral, así como ingresos justos, para que gocen de condiciones de vida dignas y tengan un buen inicio en su vida adulta.

 
  
MPphoto
 

  Sergio Gaetano Cofferati (S&D).(IT) Señor Presidente, Señorías, quisiera dar las gracias a la señora Turunen por su labor. Como desgraciadamente nos recuerdan todas las estadísticas, las personas más afectadas por la crisis en todos los países de la Unión Europea sin excepción son las que tenían empleos temporales, las mujeres y los inmigrantes.

La mayoría de los trabajadores temporales son jóvenes y es por ello que un inaceptable porcentaje de jóvenes no pueden encontrar un empleo, porcentaje que no se había visto en mucho tiempo. El lento crecimiento que muchos esperan que dure al menos dos años y el hecho de que las personas mayores siguen trabajando durante más tiempo debido a la reforma del régimen de pensiones, que todos conocemos, hacen que este problema esté destinado a aumentar en los próximos años.

Por ello, la labor realizada es muy importante y creo que es esencial que cada Estado miembro considere que el desempleo juvenil constituye un problema concreto que debe resolverse mediante políticas intervencionistas.

 
  
MPphoto
 

  Sylvana Rapti (S&D).(EL) Señor Presidente, en este excelente informe de iniciativa de la señora Turunen, por el cual la felicito, el Parlamento Europeo pide que el Consejo y la Comisión mejoren la estrategia de empleo. Y lo hace por una razón muy sencilla, que es que los jóvenes necesitan a Europa, pero también Europa necesita a los jóvenes.

Se trata de una relación bidireccional, pero es sumamente importante y tiene que funcionar por una razón muy sencilla, que es que si no funciona, ambos salen perjudicados. Y si bien los jóvenes tienen toda su vida por delante y disfrutarán de segundas y terceras oportunidades, Europa es muy vieja y no tendrá otra oportunidad en estos tiempos difíciles de crisis económica.

 
  
MPphoto
 

  Ilda Figueiredo (GUE/NGL).(PT) Señor Presidente, como demuestra este informe, para los jóvenes resulta cada vez más difícil encontrar un empleo, lo que constituye una situación muy grave.

La tasa media de desempleo entre los jóvenes ya supera el 21 % en la Unión Europea, pero todavía es mayor en algunos países, y cada vez resulta más difícil a los jóvenes terminar sus estudios y encontrar un empleo en el que tengan derechos y un sueldo digno. Por lo general se les ofrecen empleos no remunerados en los que se explota a los jóvenes y su necesidad de encontrar trabajo. Estos empleos no son remunerados y, cuando se les ofrece un empleo, este es temporal, mal pagado y sin derechos.

Esta situación es inaceptable, por lo que deben adoptarse políticas para evitar que continúe esta explotación, para crear empleos para los jóvenes, pero también para proteger sus derechos.

 
  
MPphoto
 

  Oreste Rossi (EFD).(IT) Señor Presidente, Señorías, es absolutamente necesario ayudar y orientar a los jóvenes hacia el mundo del trabajo. La escuela no es suficiente para preparar a los trabajadores del futuro, por lo que debemos promover los períodos de prácticas en las empresas.

La lucha contra el desempleo, en particular entre los jóvenes, es uno de los retos más importantes a los que se enfrenta la Unión Europea. Es precisamente por esta razón que debemos procurar no exigir demasiado —por ejemplo, en la lucha contra el cambio climático— a las empresas, ya que si deciden cerrar, no habrá futuro para nuestros trabajadores. En lugar de ello debemos concentrarnos en luchar contra la importación de mercancías de bajo coste procedentes de terceros países que no respetan nuestras normas ni los derechos de los trabajadores, en particular en el caso del trabajo infantil.

 
  
MPphoto
 

  Angelika Werthmann (NI).(DE) Señor Presidente, ha quedado claro que los más afectados por la actual situación de crisis en la UE son los jóvenes menores de 25 años, cuya tasa de desempleo se sitúa en un 21,4 %. Esta tasa duplica la tasa general de desempleo de la UE. Los jóvenes desempleados sufrirán igualmente las consecuencias de este desempleo más adelante en su vida. Asimismo, el desempleo juvenil tiene importantes efectos sociales y económicos negativos en nuestra sociedad, en particular para el crecimiento económico. Los jóvenes representan nuestro futuro. Tenemos que darles una oportunidad, por ejemplo, mediante inversiones para mejorar la educación y la formación a fin de ofrecerles un fundamento sólido para su vida futura.

 
  
MPphoto
 

  Elisabeth Köstinger (PPE).(DE) Señor Presidente, los jóvenes de Europa necesitan una perspectiva clara. Este informe es un primer paso en la dirección correcta. Necesitan la perspectiva de un futuro seguro que ponga fin a su dependencia financiera de otras personas y les permita ser autosuficientes.

La incorporación al mundo del trabajo desempeña un papel importante en este aspecto y los períodos de prácticas a menudo facilitan este paso. Sin embargo, a menudo se abusa de estos períodos de prácticas. Por ello necesitamos un marco legal que proteja a los jóvenes dedicados de ambos sexos y les garantice que los períodos de prácticas que realicen serán de buena calidad. Los períodos de prácticas deben considerarse una parte del proceso de formación de los jóvenes y no una oportunidad para que los empleadores encuentren mano de obra barata. Los jóvenes motivados y dedicados de ambos sexos no deben ser explotados y discriminados de esta forma o de otras. Tenemos que adoptar medidas decisivas para luchar contra la discriminación por motivos de edad, porque los jóvenes de Europa representan nuestro futuro. Tenemos que protegerlos y apoyarlos.

 
  
MPphoto
 

  Wojciech Michał Olejniczak (S&D).(PL) Señor Presidente, yo también he leído atentamente el informe de la señora Turunen, y tengo que decir que este es un problema extremadamente complejo. El desempleo entre los jóvenes presenta dos aspectos.

En primer lugar, lo que deberíamos hacer para que aquellos que han terminado su educación o formación puedan encontrar un empleo. Todas las políticas de que dispone la Unión Europea deberían contribuir a ello, incluso la política agrícola. Al reformar la política agrícola común, debemos procurar que el presupuesto general de la Unión Europea contemple programas, proyectos y financiación adecuados para alcanzar estos objetivos.

El segundo aspecto se refiere a los proyectos sociales que permitirán que los jóvenes desarrollen su situación familiar y les ofrezcan igualmente servicios públicos de alta calidad. Me refiero a escuelas, jardines de infancia y guarderías. Existe una gran escasez de estos establecimientos, incluso en las grandes ciudades, por no mencionar las pequeñas ciudades y pueblos de toda la Unión Europea.

 
  
MPphoto
 

  Seán Kelly (PPE). – Señor Presidente, el desempleo juvenil es una farsa actualmente en la Unión Europea. Resulta absolutamente trágico que un 20 % de los jóvenes estén desempleados. Muchos de ellos cuentan con enseñanza superior, están plenamente cualificados y desesperados por trabajar, pero no pueden encontrar un empleo porque pagan por los pecados de otros, los pecados de los terroristas financieros, los avariciosos especuladores, los banqueros que reciben sueldos excesivos, los reguladores que se dedican a jugar al golf en lugar de cumplir sus obligaciones. Los jóvenes no pueden encontrar un empleo por su culpa.

Y tenemos que hacer algo al respecto. Tenemos que crear períodos de prácticas para ellos y darles empleo. No tienen que ser empleos muy bien pagados, ni siquiera empleos a tiempo completo, pero no cabe duda de que estos jóvenes necesitan comenzar a trabajar porque, mientras más tarda una persona en hacerlo, más difícil le resulta ser un buen trabajador. Tenemos que actuar ahora mismo. Si lo hacemos prestaremos un gran servicio a la juventud de esta Unión que será recordado siempre.

 
  
MPphoto
 

  Frédéric Daerden (S&D). (FR) Señor Presidente, señor Comisario, Señorías, acojo con gran satisfacción la aprobación de este texto por parte de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales. Puesto que nos encontramos en el proceso de negociación del presupuesto de la UE para 2011, la aprobación de este informe llega en un momento muy oportuno. De hecho, el Parlamento ha expresado su deseo de dar prioridad a las políticas destinadas a los jóvenes. Nos alegramos de ello. Sin embargo, estas políticas no deberían limitarse a la movilidad de los jóvenes, sino que también deberían referirse a sus derechos. Son precisamente estos derechos los que están en juego.

La explotación de las personas que realizan períodos de prácticas es motivo de preocupación y conlleva el riesgo de crear un mercado laboral paralelo para los jóvenes. La precaria situación de los jóvenes que realizan estos períodos de prácticas en lugares donde tienen oportunidades de ser contratados perjudica la economía europea, en particular en lo relativo a la financiación de los regímenes de seguridad social.

Me alegro de que mi enmienda, que pretende incluir medidas para garantizar condiciones dignas de trabajo y de vida para estas personas, se haya incluido en este informe. En mi opinión, este informe representa un paso adelante para establecer un estatuto europeo para los becarios.

 
  
MPphoto
 

  Katarína Neveďalová (S&D). (SK) Por fin un representante de la juventud. La tasa medida de desempleo juvenil en la Unión Europea es actualmente del 21 %, pero en algunos países llega al 40 %, lo que constituye un porcentaje enorme que sin duda es necesario detener.

Los jóvenes son el grupo más vulnerable de la sociedad en estos momentos porque, si no puedes encontrar trabajo, no puedes vivir independientemente, y por ello los jóvenes no fundan familias, lo que tiene sus consecuencias para el problema demográfico de la UE. No obstante, tenemos que ofrecer una ayuda real a los jóvenes, y no sólo hablar de hacer algo, sin tomar medidas concretas que marquen la diferencia.

Asimismo es necesario tomar en consideración que, en una época de crisis económica mundial, el camino más estúpido que podemos tomar es recortar del gasto en educación, ya que con ello sólo lograremos tener una población ignorante en el futuro.

 
  
MPphoto
 

  Maroš Šefčovič, Vicepresidente de la Comisión. – Señor Presidente, permítame dar antes que nada las gracias a la ponente, señora Turunen, por su tan oportuno informe. Como han destacado varios oradores, es evidente que la generación de los jóvenes se ha visto especialmente perjudicada por la crisis económica y que la tasa de desempleo de los jóvenes resulta totalmente inaceptable. No podemos desperdiciar el talento de nuestros jóvenes, cuando uno de cada cinco jóvenes europeos no tiene un empleo ni perspectivas de encontrarlo.

Por ello, la Comisión se felicita en particular, al igual que yo personalmente, del excelente título de este informe, porque resulta obvio que necesitamos empleos de más alta calidad para los jóvenes y que estos necesitan adquirir una experiencia laboral adecuada. ¿Dónde se puede adquirir una mejor experiencia laboral que a través de períodos de prácticas de alta calidad? Por esa razón coincido plenamente en que estos modelos de formación en el lugar de trabajo deben utilizarse como es debido, sin sustituir a los empleos ordinarios, como han destacado varios oradores.

En la propuesta de la Comisión para la Estrategia Europa 2020 se evalúan plenamente los efectos negativos que ha tenido la crisis económicos en la generación de los jóvenes. No es casual ni accidental que dos de los principales objetivos de la Estrategia Europa 2020 se refieran a los jóvenes y a la importancia de mejorar la educación, de procurar que un mayor porcentaje de jóvenes obtenga un título universitario y de reducir el porcentaje de alumnos que no completan la enseñanza primaria o secundaria.

Por ello, la Comisión presentará propuestas concretas para ayudar a los Estados miembros a conseguir estos objetivos. Presentaremos nuestra iniciativa emblemática «Juventud en Movimiento» en el mes de septiembre y haremos hincapié en el desarrollo de políticas plenamente integradas que incorporen la educación, la formación y el empleo.

El objetivo será establecer un marco a escala de la UE para mejorar el empleo juvenil, incluso a través de políticas para dotar a los jóvenes de las cualificaciones y competencias que necesitan y exige el mercado laboral, por medio de acciones concretas destinadas a ayudar a los jóvenes a encontrar su primero empleo y a que puedan avanzar una vez que se encuentren en dicho mercado.

Presentaremos medidas para ayudar a los jóvenes empresarios y aumentar el número de trabajadores por cuenta propia entre los jóvenes, y propondremos acciones selectivas para los jóvenes sin cualificaciones o con cualificaciones reducidas para ayudarlos a incorporarse al mercado laboral.

Como ya he dicho, estoy de acuerdo con los oradores en que tenemos que adoptar medidas concretas y positivas para detener el despilfarro del talento y la energía de los jóvenes y ayudar a los jóvenes de Europa. Estoy seguro de que con el apoyo del Parlamento Europeo encontraremos la receta adecuada para superar esta grave crisis.

 
  
MPphoto
 

  Presidente. – Se cierra el debate.

La votación tendrá lugar mañana, 6 de julio, a las 12.00 horas.

Declaraciones por escrito (artículo 149 del Reglamento)

 
  
MPphoto
 
 

  Liam Aylward (ALDE), por escrito.(GA) Las tasas de desempleo entre los jóvenes aumentan rápidamente en todo el mundo y actualmente los jóvenes tienen muy pocas oportunidades para conseguir un empleo permanente. Los jóvenes que entran en el mercado laboral son discriminados por su edad, por lo que me alegro de que el informe mencione que es necesario promover el acceso de los jóvenes a este mercado.

Me alegro en particular de la propuesta de crear más puestos de trabajo mediante estímulos para que las empresas inviertan en los jóvenes. La educación y formación continuas revisten una gran importancia para que los jóvenes tengan un mayor acceso al mercado laboral, y la enseñanza de tercer nivel tiene un gran valor a este respecto.

Es necesario promover los períodos de prácticas a fin de que no impliquen una explotación de los becarios y que los jóvenes puedan sufragar sus gastos básicos y entrar en el mercado laboral en el futuro sin discriminación alguna. El Consejo, la Comisión y los Estados miembros deben ponerse en contacto con los jóvenes para tener en cuenta sus necesidades y prioridades a la hora de formular sus políticas.

 
  
MPphoto
 
 

  Corina Creţu (S&D), por escrito.(RO) El alarmante porcentaje de jóvenes sin trabajo —que duplica la tasa general de desempleo de la UE— refleja lo difícil que resulta para los jóvenes encontrar un empleo, tendencia que la recesión ha agravado significativamente. Los jóvenes de esta generación, que sufren desproporcionadamente las consecuencias de la crisis económica, corren riesgo de caer en la exclusión social. Más de 5,5 millones de jóvenes sin trabajo se enfrentan a la pobreza y las penurias tras dejar la escuela. Los jóvenes se ven obligados a aceptar empleos precarios, con sueldos bajos y sin seguridad social completa, lo que influye sobre su salud y seguridad en el lugar de trabajo. Observamos una mayor vulnerabilidad en las zonas rurales, donde en países como Rumanía la pobreza, el desempleo, el hecho de comenzar a trabajar a una edad temprana y el abandono escolar han arruinado el futuro de innumerables niños y jóvenes.

Aparte de las estrategias que hemos adoptado para la recuperación económica y la creación de empleo, para adaptar el sistema educativo a fin de evitar que se convierta en una correa de transmisión de jóvenes desempleados, y para combatir el empleo ilegal y la explotación de los jóvenes, considero que debe crearse un instrumento de Garantía juvenil europea que conceda a todos los jóvenes el derecho a que se les ofrezca un empleo o una combinación de trabajo y formación complementaria, tras estar desempleados durante cuatro meses.

 
  
MPphoto
 
 

  Petru Constantin Luhan (PPE), por escrito.(RO) La recesión económica ha tenido como resultado un aumento enorme de la tasa de desempleo juvenil, que constituye uno de los problemas más urgentes a los que se enfrenta Europa. En estos momentos, más de 5,5 millones de jóvenes menores de 25 años no tienen empleo, lo que equivale al 21,4 %, porcentaje que duplica la tasa general de desempleo. Las recesiones anteriores han puesto de manifiesto que los jóvenes son los más afectados, ya que son los últimos en ser contratados y, en muchos casos, los primeros en ser despedidos.

Muchos jóvenes, sobre todo en el sur de Europa, tienen contratos temporales de trabajo, lo que facilita su despido en tiempos de crisis.

La Comisión Europea debe aumentar los recursos del Fondo Social Europeo, asignar al menos un 10 % de este a proyectos destinados a los jóvenes y facilitar el acceso al Fondo.

Creo que las cuestiones más importantes que pueden abordarse a nivel Europeo para ayudar a los jóvenes son: la Carta Europea de Calidad de las Prácticas, que permitirá que se cumplan ciertas condiciones en aquellos casos en que incorporen experiencias prácticas en los sistemas educativos, y la introducción de un instrumento de Garantía juvenil europea, que garantice que todos los jóvenes de la UE tengan derecho a que se les ofrezca un empleo tras estar desempleados durante un período máximo de cuatro meses.

 
  
MPphoto
 
 

  Rovana Plumb (S&D), por escrito.(RO) Los jóvenes son el futuro de Europa, pero también son uno de los grupos más vulnerables de la sociedad, sobre todo en esta crisis económica y financiera. La tasa de desempleo juvenil es casi del 30 % en Europa meridional y oriental. Los jóvenes deben tener más oportunidades de educación y empleo, y es necesario mejorar los mecanismos para promover su inclusión social y su participación activa en la sociedad.

Los Estados miembros deben adoptar las siguientes medidas para ayudar a crear una «Europa de los jóvenes» en el mercado laboral: facilitar la transición entre el sistema educativo y el mercado de trabajo a través de medidas de promoción y apoyo, como períodos de prácticas remunerados y orientación vocacional, ofrecer a los jóvenes y madres jóvenes acceso al mercado laboral y a las prestaciones sociales, conceder estímulos a las empresas para que ofrezcan empleos estables de larga duración a los jóvenes y un sueldo que refleje su esfuerzo y sus capacidades profesionales e intelectuales, proteger a los jóvenes contra contratos que contengan cláusulas que los coloquen en una situación precaria respecto a su empleador. Ha llegado el momento de promover el bienestar de los jóvenes y de ofrecerles un entorno de trabajo y de vida civilizado y auténticamente europeo.

 
Aviso jurídico - Política de privacidad