Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2008/0211(COD)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : A7-0230/2010

Textos presentados :

A7-0230/2010

Debates :

PV 08/09/2010 - 4
CRE 08/09/2010 - 4

Votaciones :

PV 08/09/2010 - 6.1
CRE 08/09/2010 - 6.1
Explicaciones de voto
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P7_TA(2010)0308

Debates
Miércoles 8 de septiembre de 2010 - Estrasburgo Edición DO

4. Protección de los animales utilizados para fines científicos (debate)
Vídeo de las intervenciones
PV
MPphoto
 

  Presidenta. – El siguiente punto del orden del día es la recomendación para la segunda lectura por parte de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural relativa a la protección de los animales utilizados para fines científicos (06106/1/2010 – C7-0147/2010 – 2008/0211(COD)) (Ponente: señora Jeggle) (A7-0230/2010).

 
  
MPphoto
 

  Elisabeth Jeggle, Ponente.(DE) Señora Presidenta, señor Dalli, Señorías, tras dos años de intensos debates, hemos llegado a un acuerdo con el Consejo y la Comisión relativo a una directiva sobre la protección de los animales utilizados para fines científicos. Hemos alcanzado un equilibrio notable entre los intereses del bienestar animal y los de la investigación.

Por esa razón, quiero expresar mi agradecimiento a todos los que se han implicado por su excelente colaboración en esta área. También quiero dar las gracias a nuestro antiguo colega, Neil Parish, que logró establecer una buena posición de inicio para el Parlamento durante la primera lectura en mayo del año pasado. Me gustaría dar las gracias a todos los ponentes alternativos y a los representantes de la Comisión y de las Presidencias sueca y española. En particular, quiero dar las gracias también al personal de los grupos políticos y de la secretaría de la comisión. Todos hemos hecho todo lo que estaba en nuestra mano para lograr este compromiso.

Comparada con la directiva existente, que data de 1986, esta nueva Directiva sobre los experimentos con animales representa un salto espectacular en el bienestar animal. La utilización de animales para la investigación médica seguirá siendo posible si no hay otras alternativas, pero estará sujeta a normativas muy estrictas. Los principios en los que se basa la nueva Directiva son sustituir y reducir los ensayos con animales y fomentar el bienestar animal. La Directiva formula exhaustivos reglamentos de protección y criterios de control con el fin de aumentar el bienestar. Al introducir la obligación de llevar a cabo una evaluación ética, que incluya un análisis de daños y beneficios, y el proceso de autorización de los proyectos, y al estandarizar y garantizar la competencia de las personas que trabajan con animales, estamos colocando nuevas y esenciales piedras angulares.

Los experimentos en los que se utilizan animales no se podrán realizar sin una autorización previa. Esto incluye una valoración del proyecto sobre la base de consideraciones éticas. Se deben llevar a cabo evaluaciones detalladas para determinar si un experimento con animales concreto es necesario, si se puede sustituir por un procedimiento alternativo y si se han tenido en cuenta todos los requisitos de bienestar animal relativos a la gravedad del ensayo. Siempre que sea posible, los investigadores deben evitar provocar agotamiento, sufrimiento y dolor a los animales.

Además, con la insistencia de la delegación del Parlamento, hemos tenido éxito al exigir un sistema de control e inspección muy estricto. La autoridad competente se encargará de definir la frecuencia de las inspecciones, que incluyen comprobaciones in situ sin previo aviso, para ajustarse al nivel esperado de riesgo. Estoy segura de que hemos conseguido encontrar un equilibrio entre los niveles de bienestar animal y la posibilidad de seguir llevando a cabo investigaciones en Europa. Este equilibrio tiene en cuenta las necesidades de investigación relativas a la dignidad y la salud humanas, no ignora los intereses legítimos de los enfermos e introduce una mejora espectacular en el bienestar animal, en comparación con la norma establecida en 1986.

En las negociaciones del trílogo, alcanzamos un compromiso que se aceptó el 3 de junio de 2010. Señorías, les pido que respalden este compromiso y rechacen todas las enmiendas propuestas.

 
  
MPphoto
 

  John Dalli, Miembro de la Comisión. – Señora Presidenta, en primer lugar, quiero expresar la desilusión del Comisario Potočnik por no poder estar aquí hoy. Actualmente se encuentra en Gante, participando en la reunión ministerial informal sobre la posición de la UE para la X reunión de la Conferencia de las Partes del Convenio sobre la Diversidad Biológica, que tendrá lugar en octubre en Nagoya.

Quiero dar las gracias al Parlamento y, en particular, a los ponentes, la señora Elisabeth Jeggle y el ex diputado al Parlamento Europeo, el señor Neil Parish, los ponentes alternativos y todos aquellos que también han trabajado duro en la elaboración de este importante acto legislativo. Estoy encantado de poder observar la excelente colaboración existente entre el Parlamento, el Consejo y la Comisión.

La negociación entre las instituciones y las consultas realizadas antes y durante el proceso de codecisión han demostrado ser desafiantes, ya que las diversas y a menudo marcadamente divergentes opiniones y necesidades de los Estados miembros, el sector, el mundo académico y los defensores del bienestar animal han tenido que ser tenidas en cuenta y aparecer reflejadas en lo posible en el documento. Creo que el resultado constituye un acto legislativo justo y práctico que logra con éxito encontrar un equilibrio entre la promoción de la investigación y la competitividad europea y la garantía de que se presta total atención al bienestar animal.

La revisión era muy necesaria ya que era vital que se mejoraran de forma significativa las condiciones de los animales de laboratorio, se aclararan las obligaciones jurídicas y se garantizara la igualdad de condiciones dentro de la UE. Una vez que se aplique la nueva legislación, la Unión Europea podrá reivindicar que tiene los más altos estándares de bienestar de los animales de laboratorio del mundo, elevando las expectativas en los 27 Estados miembros de la Unión Europea de tal forma que no se comprometerá, sino que se favorecerá, la competitividad de nuestra investigación e industria.

Consideramos que el documento sobre el que van a votar hoy contiene todos los elementos clave de la propuesta original de la Comisión. Por eso creo que si su voto es positivo, se habrán conseguido los ambiciosos objetivos de la Comisión para esta revisión.

 
  
MPphoto
 

  Herbert Dorfmann, en nombre del Grupo PPE. – (DE) Señora Presidenta, Señorías, todos los animales necesitan nuestra protección, independientemente de si se utilizan en experimentos o para fines agrícolas, si se tienen como mascotas o viven en la naturaleza.

No obstante, en lo que respecta a mi sistema de valores, un animal es un animal y una persona es una persona. Hay una jerarquía clara de valores. Por ejemplo, en los últimos días, hemos debatido sobre el hecho de que ahora sería aparentemente posible llevar a cabo experimentos con animales sin anestesiarlos antes. Se puede afirmar que uno puede extraer una muestra de sangre a un animal sin sedarlo. No obstante, eso es aplicable también a las personas. No creo que ninguno de nosotros haya sido sedado nunca para sacarse sangre. Los avances hechos en el campo de la medicina son muy beneficiosos para el ser humano y, por eso, los experimentos con animales son lamentablemente necesarios. En el caso de muchas enfermedades, algunas de las cuales se dan con muy poca frecuencia, estamos deseando que se hagan progresos en el campo de la medicina, la ciencia y la investigación. Los experimentos con animales seguirán siendo necesarios en estas áreas.

Yo estoy a favor de que los experimentos con animales no se utilicen cuando hay otros métodos equivalentes disponibles. La propuesta que tenemos ante nosotros garantiza eso, con una excepción: que no se utilicen personas ni células reproductoras humanas en dichos métodos alternativos.

Hemos alcanzado un buen compromiso que proporciona protección a la investigación, a Europa como lugar de investigación y, sobre todo, a los animales. Hoy deberíamos votar a favor de este compromiso para asegurar que haya una mayor protección de los animales y de la investigación de valor en Europa.

 
  
MPphoto
 

  Daciana Octavia Sârbu (S&D). (RO) Quisiera empezar dando las gracias a la señora Jeggle y a los demás diputados, los ponentes alternativos, por la buena cooperación que hemos disfrutado durante las negociaciones llevadas a cabo con el Consejo para alcanzar este compromiso.

Cerca de 12 millones de animales se utilizan en experimentos científicos cada año en la Unión Europea. La necesidad de proporcionarles una mejor protección ha sido a menudo planteada como un problema por el público general.

Si fuera posible, a todos nos gustaría poner fin a los ensayos con animales. Sin embargo, seguimos necesitándolos para proteger la salud de los seres humanos, los animales y el medio ambiente.

Las nuevas disposiciones añadidas a esta Directiva incluyen la obligación de realizar inspecciones mucho más frecuentes que en el pasado, sin la necesidad de dar previo aviso para un gran número de ellas. Se requiere además autorización previa para los procedimientos que utilizan animales, especialmente los que utilizan primates no humanos.

De hecho, se ha establecido un límite para el sufrimiento al que puede ser expuesto un animal utilizado en procedimientos científicos y se ha propuesto una restricción para el uso de primates no humanos. Esto significa que ahora sólo se puede utilizar en procedimientos destinados a evitar, prevenir, diagnosticar y tratar enfermedades que son potencialmente mortales para el hombre.

Me alegro de que el documento final incluya la obligación de llevar a cabo una revisión asidua de la Directiva, que tenga en cuenta los avances científicos realizados. Quiero hacer hincapié en la importancia de promover métodos alternativos de ensayo con animales, detallada en este proyecto de Directiva.

Todos sabemos que la propuesta legislativa actual ha sido posible durante mucho tiempo. Creo que, tras las negociaciones llevadas a cabo con el Consejo durante las Presidencias sueca y española, hemos alcanzado una posición común equilibrada que cubre tanto la necesidad de proteger a los animales utilizados en procedimientos científicos, como las necesidades de la comunidad científica.

 
  
MPphoto
 

  Marit Paulsen, en nombre del Grupo ALDE.(SV) Señora Presidenta, voy a intentar ponerla en antecedentes históricos. En primer lugar, quiero dar las gracias a la señora Jeggle por su excepcional forma de dirigir esta cuestión tan complicada.

Retomamos el trabajo sobre una cuestión en la que, por decirlo en pocas palabras, la propuesta de la Comisión casi podría considerarse extremadamente orientada a los animales y la primera lectura del Parlamento podría, de la misma manera, considerarse extremadamente orientada al sector. En los últimos años, con un gran apoyo de las Presidencias sueca y española, el Parlamento, dirigido por la señora Jeggle, la Comisión, el Consejo, nuestros grupos parlamentarios y los funcionarios de las comisiones hemos conseguido, poco a poco, palabra por palabra, lo que ahora es una Directiva bastante equilibrada.

Si, ante todo, son los animales lo que queremos proteger, personalmente me gustaría dirigir la atención a las estructuras que estamos construyendo actualmente para los animales que nos comemos. En este sentido, tenemos una gran cantidad de trabajo que hacer. Tal como están las cosas, estos animales tienen un nivel de protección más bajo que los animales que se utilizan en experimentos. Piensen en las largas rutas de transporte para su sacrificio que se recorren en Europa. ¿No los ven cuando van por la autovía?

He participado antes en informes complicados y en negociaciones complicadas, pero la verdad es que nunca he visto al Parlamento cambiar de opinión y decisión según la posición de los grupos de presión presentes. No me esperaba eso de este Parlamento.

 
  
MPphoto
 

  Jill Evans, en nombre del Grupo Verts/ALE. – Señora Presidenta, quiero dar las gracias también a la señora Jeggle por su gran trabajo sobre este informe. Hay mejoras significativas en el documento de compromiso, especialmente en relación a las inspecciones, el nuevo proceso de autorización para experimentos y un sistema adecuado de clasificación, que acogemos positivamente. No obstante, llevamos varios años esperando la actualización de esta ley, y mi grupo sigue teniendo interés en tres áreas principales, de ahí que hayamos presentado las enmiendas.

Creemos que los Estados miembros deberían seguir teniendo derecho a introducir normas más estrictas sobre la protección de los animales, como ocurre actualmente y como acordamos en primera lectura. Creemos que las alternativas a los animales se deben usar siempre que sea posible. La redacción actual limita el requisito obligatorio alternativo a una minoría de ensayos que se llevan a cabo, lo cual debilita las leyes existentes y, una vez más, no es lo que dijimos en la votación en primera lectura.

En cuanto a los primates no humanos, creemos que, si no aparece la palabra «considerable» en la definición, una enfermedad discapacitante podría interpretarse como casi cualquier achaque humano más que como una grave degradación de la salud humana, que es nuestra intención en este caso.

Sabemos por la experiencia que tenemos con la legislación en este campo que la aplicación y el cumplimiento son clave para lograr una legislación eficaz, y estas cuestiones son cruciales. Con el objetivo de conseguir claridad mediante un debate más profundo, mi grupo pedirá una remisión a la comisión.

 
  
MPphoto
 

  Janusz Wojciechowski, en nombre del Grupo ECR.(PL) Señora Presidenta, me alegro de que haya nacido esta Directiva. Quiero dar mi enhorabuena a la señora Jeggle, porque el trabajo que se requería para lograr este compromiso era muy complicado. Es positivo que la Unión Europea esté regulando otra área importante en relación con el tratamiento de los animales y que estemos adoptando soluciones para protegerlos. El sistema anterior de experimentos esenciales realizados con animales era muy cruel. Eso se puede reducir, y esta Directiva avanza en esa dirección. La crueldad con los animales perjudica a los animales y provoca su sufrimiento pero, por encima de todo, ataca al ser humano. Es una afrenta contra la dignidad humana. Aquellos que son crueles con los animales actúan en contra de su propia humanidad y de su propia dignidad. Es bueno que la resolución aprobada por el Parlamento hoy sea un paso en esta dirección. Contiene una disposición sobre la que tengo algunas reservas, pero hablaré de ello en mi declaración después de la votación.

 
  
MPphoto
 

  Marisa Matias, en nombre del Grupo GUE/NGL.(PT) Señora Presidenta, Europa tiene la obligación de fomentar la protección de los animales, pero lo que estamos debatiendo va más allá de esta premisa y nos plantea algunas preguntas complejas. Ninguna opinión debe ser vista como poseedora de un valor absoluto en sí misma. No obstante, nos encontramos ante distintas opciones y contradicciones, y sólo se pueden resolver por medio de una legislación equilibrada.

En una escala de valores, ¿debería estar el bienestar de los animales por debajo del valor de la salud humana o no? ¿Qué estrategia de investigación europea se sigue actualmente cuando la salud humana y la investigación básica están en juego, por ejemplo? ¿Cómo podemos evitar la abolición de la investigación médica europea, ya que esto podría provocar a la larga su desaparición?

Eliminando estas cuestiones podríamos salvar nuestra conciencia europea, pero estamos trasladando la investigación en medicina, por ejemplo, a otros países en los que quizá no exista una supervisión del bienestar de los animales. Debemos ser capaces de desarrollar y promover métodos alternativos para el uso de animales con fines científicos, pero en ese sentido hay mucho por debatir, y espero de verdad que esta cuestión se analice en mayor profundidad.

 
  
MPphoto
 

  Giancarlo Scottà, en nombre del Grupo EFD.(IT) Señora Presidenta, Señorías, es importante y necesario que alcancemos un equilibrio entre la necesidad de avanzar en la investigación científica y la necesidad de proteger el bienestar de los animales.

La protección de los animales utilizada hoy en día en los procedimientos científicos es inadecuada. El nuevo conocimiento científico implica que se puedan fomentar alternativas para sustituir o reducir el uso de animales. Se deben utilizar métodos o procedimientos que causen el menor dolor y sufrimiento posible, pero sin obstaculizar la investigación científica pensada para combatir enfermedades.

Es por tanto oportuno revisar la legislación europea sobre la protección de los animales a fin de lograr resultados satisfactorios que satisfagan las exigencias del sector de la investigación, dada la necesidad de realizar investigaciones científicas que benefician a la salud humana, y, al mismo tiempo, velen por el bienestar de los animales que se siguen necesitando para fines científicos.

 
  
  

PRESIDE: Stavros LAMBRINIDIS
Vicepresidente

 
  
MPphoto
 

  Mike Nattrass (NI). – Señor Presidente, la Comisión propuso esta Directiva en 2008 y se despertó preocupación por imponer demasiadas cargas al sector de las investigaciones científicas. La propuesta reducirá algunas restricciones y observo que el requisito de compartir los datos sobre la investigación con animales ha sido eliminado.

Unos 12 millones de animales están siendo utilizados en experimentos en la UE cada año y esta propuesta podría aumentar su sufrimiento. Debemos reducir la necesidad de experimentar con animales.

Los seres humanos civilizados intentarán encontrar un equilibrio entre la necesidad de investigar y la obligación de respetar las vidas de otras criaturas de este planeta. Estas decisiones requieren la sabiduría de Salomón. Me temo, he de decir, que tengo que hacer la pregunta: ¿cuenta el Parlamento de la UE con tal sabiduría?

 
  
MPphoto
 

  Martin Kastler (PPE).(DE) Señor Presidente, Señorías, estamos dando un nuevo e importante paso hacia adelante en el terreno del bienestar de los animales al proporcionar protección a los animales utilizados en la investigación científica.

Hemos oído muchas cosas sobre el bienestar de los animales. También hemos oído que Europa es un lugar importante para la investigación y la innovación del sector. Sin embargo, hay una cuestión sobre la que no hemos hablado lo suficiente. Tiene que ver con un valor fundamental de la Unión Europea, concretamente la dignidad humana, y la pregunta de cómo la afrontamos. Creo que no debemos, por un lado, mejorar el bienestar de los animales y, por otro, exponernos a riesgos en un área que, al menos en parte, es contraria a nuestros valores europeos.

¿Por qué digo esto? La Comisión Europea ha hecho referencia a métodos alternativos en sus documentos. Estos incluyen cinco métodos relacionados con la investigación y el uso de células madre embrionarias y, en concreto, células madre humanas. En mi opinión, esto es inmoral. Es algo que no puedo ignorar en lo que respecta a la votación de hoy sobre el compromiso propuesto entre el Parlamento, el Consejo y la Comisión. Así pues, quiero pedirles a ustedes y, en concreto, al Consejo, los Estados miembros y la Comisión, por medio del llamado Comité de reglamentación, que adopten un enfoque sumamente sensible. Cuando mostramos preocupación por la dignidad humana, no significa que nos opongamos al bienestar de los animales. Al contrario, deseamos ambas cosas. Queremos ayudar a proteger la dignidad de los seres vivos, ya sean animales o humanos, de una forma que concuerde con nuestro concepto europeo de dignidad, para que podamos trabajar juntos para defenderla y respaldarla.

Una de las señas de identidad de Europa es que estamos preparados para luchar por la libertad y la dignidad humana. Por esa razón no podré participar en la votación de hoy, porque moralmente yo no puedo hacer una cosa e ignorar otra. Debatir sobre este tema en el día de hoy ha estado bien, pero la tercera dimensión de la dignidad humana ha salido bastante mal.

 
  
MPphoto
 

  Paolo De Castro (S&D).(IT) Señor Presidente, señor Comisario, Señorías, tras un año y medio de complicadas negociaciones entre el Parlamento, el Consejo y la Comisión, por fin hemos llegado a un documento de compromiso en el delicado asunto de los experimentos con animales. Ha sido una labor difícil y quiero dar las gracias a nuestra ponente, la señora Jeggle, y nuestros ponentes alternativos por haber llevado a cabo unas negociaciones tan intensas.

El documento ha sido aprobado sin oposición, con tan solo 4 abstenciones, por la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural, la cual tengo el honor de presidir. Consigue un buen equilibrio entre la necesidad de mejorar el bienestar de los animales utilizados en experimentos y la necesidad de permitir el avance de las investigaciones médicas. La propuesta pretende analizar y mejorar la directiva de 1986, que está obsoleta, y armonizar las normativas europeas sobre este tema.

La realización de experimentos con animales es un tema especialmente sensible para todos nosotros y para el público general, pero puedo decir con convicción, Señorías, que el documento sobre el que vamos a votar es aceptable y es el resultado de un trabajo serio y meticuloso. Supone una mejora clara de la legislación existente en cuanto a la protección animal y, al mismo tiempo, no pierde de vista nuestra responsabilidad moral de avanzar en la investigación médica.

 
  
MPphoto
 

  George Lyon (ALDE). – Señor Presidente, hay opiniones muy sólidas en los dos bandos de esta discusión. La discusión está bastante clara. Es sobre los que creen que los derechos de los animales deberían tener prioridad y los que creemos en el derecho de la sociedad a ver el progreso en el desarrollo de medicamentos, tratamientos y curas para los más débiles, los enfermos y los que sufren. Tenemos que lograr un buen equilibrio. Sí, tenemos que proteger a los animales, pero tenemos que asegurarnos de que los científicos tengan los instrumentos necesarios para desarrollar nuevos medicamentos que curen en el futuro algunas de las enfermedades más atroces a las que nos hemos enfrentado como sociedad.

Creo que, en este debate, el documento que tenemos ante nosotros consigue encontrar el equilibrio entre esos dos puntos de vista. Creo que la protección de los animales y los derechos de la sociedad se están tratando de forma adecuada, y encontramos el equilibrio justo aquí en el documento que tenemos. Quiero rendir homenaje a la señora Jeggle y a todos los ponentes alternativos por el trabajo que han hecho.

A estas alturas del día les pido a los Verdes que reconsideren las enmiendas que van a presentar. Ya se ha hablado de esto en el debate. Ha habido una negociación. Creo que el documento tiene realmente en cuenta sus intereses y los afronta. Es un tema demasiado importante como para hacer política con él y pediría, a estas alturas, que consideraran su retirada antes de que procedamos a la votación.

 
  
MPphoto
 

  Carl Schlyter (Verts/ALE).(SV) Señor Presidente, la lucha en nombre de los animales va de la mano de la lucha por una mejor investigación. Cualquiera que defienda los experimentos con animales menoscaba la investigación. Existe una tradición, una creencia falsa en la eficacia de los experimentos con animales. Cada vez más medicamentos tienen efectos únicamente para los humanos y, por eso, los experimentos con animales no tienen ningún valor. Las alternativas, sin embargo, son efectivas, a la par que más rápidas y baratas. Las enmiendas presentadas por el Grupo de los Verdes/Alianza Libre Europea tienen como objetivo ayudar a los animales y a la investigación, así que les recomiendo que voten a favor de ellas.

Asimismo, hay un resquicio legal que permite el uso de monos. Deberíamos tapar esta laguna con las enmiendas propuestas por los Verdes. Los monos sólo se pueden aceptar en el peor de los casos para síntomas graves de enfermedad humana ―ahí no hay resquicios legales―.

Por último, los países deben tener la oportunidad de tomar la iniciativa en lo que se refiere a la protección de animales y el ensayo de nuevos métodos. Sólo así Europa podrá convertirse en un líder mundial en esta área respecto a la protección animal y la investigación científica.

 
  
MPphoto
 

  John Stuart Agnew (EFD). – Señor Presidente, como agricultor, siempre he querido que los animales sean tratados de forma adecuada y creo que en el Reino Unido es así, al menos por parte de nuestra comunidad científica.

He visitado la empresa Huntingdon Life Sciences en mi circunscripción y sé que personas totalmente entregadas están haciendo únicamente lo necesario para el avance científico. Esta institución lleva a cabo ensayos esenciales sobre medicamentos que, en unos años, puede que protejan la vida de alguna persona de esta Cámara. Todos los empleados tienen la obligación de denunciar si tuviesen pruebas de maltratos a animales.

No podemos ni debemos imponer controles que limiten arbitrariamente determinados enfoques. Estas tres enmiendas no mejorarán el bienestar de los animales, sino que su imposición obstaculizará la investigación. Son, entre otras cosas, una forma segura de buscarse un conflicto legalista que no contribuye al avance de la medicina, sino a que los abogados se llenen los bolsillos.

Francamente, la UE tiene que aplicar algo más la idea de «si no está roto, no lo arregles». En el Reino Unido tenemos un régimen prudente, una comunidad científica responsable ―incluyendo, en mi propia circunscripción, el centro neurálgico del progreso científico global, la Universidad de Cambridge― y leyes equilibradas que abordan con prudencia las necesidades de la ciencia y del bienestar de los animales. Hay que mantener ese delicado equilibrio. Mi mensaje a la UE a este respecto es claro: por una vez, quédense al margen.

 
  
MPphoto
 

  Miroslav Mikolášik (PPE). – Señor Presidente, la Directiva sobre la que estamos debatiendo tiene como objetivo limitar los ensayos con animales y mejorar las condiciones de los animales que se usan para la investigación.

En Europa ya disponemos de los más altos estándares de bienestar para los animales de todo el mundo y esta Directiva aumentará estos estándares aún más. Eso es algo muy encomiable. Aún así, debemos recordar que los seres humanos y su prosperidad suponen más que el bienestar de los animales, y que hay una diferencia fundamental en cuanto a dignidad entre animales y seres humanos.

Aprecio el equilibrio entre normas más estrictas sobre el bienestar de los animales y el uso de los animales, permitiendo que se investigue bajo unas condiciones estrictas. Apoyo el «principio de las tres R»: reemplazar los ensayos con animales siempre que sea posible por otros métodos, reducir el número de animales utilizados a un mínimo y refinar los estándares de reproducción, alojamiento y cuidados.

Los ensayos con animales sólo se permitirán cuando no haya otro método alternativo disponible. Al mismo tiempo, la investigación médica seguirá siendo posible. Esto proporcionará un equilibrio entre la necesidad ética de reducir los ensayos con animales y las exigencias de la investigación médica moderna.

En este sentido, me opongo firmemente a métodos alternativos a los ensayos con animales que podrían incluir ensayos basados en el uso de células madre embrionarias humanas. Me preocupan los Estados miembros cuyas legislaciones nacionales no excluyen explícitamente de los ensayos obligatorios alternativos los métodos que implican el uso de embriones humanos. Cuando esta Directiva entre en vigor, los Estados miembros podrían verse obligados a asegurar que se apliquen estos métodos alternativos, estén o no basados en células madre procedentes de embriones.

Así pues, me abstendré en la votación final, y pido a los Estados miembros que ofrezcan alternativas distintas a las que implican la destrucción de la vida humana.

 
  
MPphoto
 

  Luis Manuel Capoulas Santos (S&D).(PT) Señor Presidente, señor Comisario, Señorías, quiero empezar por felicitar a la señora Jeggle por el excelente trabajo que ha realizado en nombre del Parlamento y la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural, junto con la Comisión y el Consejo. Después de un año y medio de sucesivas negociaciones bajo las Presidencias sueca, española y belga, ha sido posible alcanzar un compromiso equilibrado entre las exigencias de la comunidad científica y lo que podríamos llamar el «bienestar de los animales» en estas circunstancias.

La mayoría necesaria para conseguir este resultado se ha alcanzado durante un debate muy emotivo e intenso en el que todas las partes han hecho concesiones. También ha habido una gran implicación del público, como es de esperar en una cuestión tan delicada como esta. Sin embargo, los responsables políticos deben tomar decisiones y, aunque no debamos estar desprovistos de sensibilidad al sufrimiento animal, debemos elegir y sentar unos valores. La posición que hoy representa la señora Jeggle se centra en una serie de valores que parece bien equilibrada entre los beneficios para la salud humana y el sufrimiento de los animales. El Grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo votará, por tanto, a favor del informe y rechazará todas las enmiendas.

 
  
MPphoto
 

  Jorgo Chatzimarkakis (ALDE).(DE) Señor Presidente, en primer lugar quisiera expresar mi agradecimiento y respeto por la señora Jeggle, que lleva trabajando años en este informe. No obstante, señora Jeggle, debo decir una cosa. Como europeos, no podemos estar orgullosos de este informe. Es demasiado impreciso y permite demasiadas cosas que un país o un continente que tiene un papel principal en el bienestar de los animales en todo el mundo no debería permitir.

Preveo un empeoramiento de la situación, concretamente, en lo que se refiere a la reutilización de los animales de ensayo. Antes esto era más difícil, pero creo que las normativas ahora se han suavizado. Usted lo niega con la cabeza, pero es cierto que cuando se analiza detenidamente, la letra pequeña y los matices de la redacción son las cosas que marcan la diferencia. La intensidad de los ensayos también es una cuestión en la que, en muchos Estados miembros, las cosas puede empeorar. Algunos Estados miembros, como Alemania, el Reino Unido y Suecia, ya habían ido más lejos. Hemos introducido un umbral de dolor y el Consejo lo ha suavizado permitiendo excepciones. Asimismo, el poder de la Comisión se ha reducido con respecto a las inspecciones.

No obstante, votaré a favor de este informe, señora Jeggle, porque representa una mejora de la directiva de 1986, que ya tiene 24 años. Los mecanismos de autorización entran en vigor. Se necesita una licencia por adelantado para realizar tres fases de ensayo, lo cual es bueno. Los procedimientos se han simplificado, lo cual es una medida positiva. Personalmente me siento orgulloso del hecho de que hayamos podido rescatar el tema de los métodos de ensayo alternativos de la última legislatura. No obstante, tenemos que aportar más financiación para esto.

Esta Directiva se tendrá que revisar en los próximos siete años. Constituye una buena base, pero dentro de siete años tendremos que mejorarla para que podamos mantener nuestra reputación aquí en Europa por tener los más altos niveles de bienestar animal del mundo.

 
  
MPphoto
 

  Maria do Céu Patrão Neves (PPE).(PT) Señor Presidente, el informe que se está presentando en esta Cámara hoy proviene de nuestra diputada, la señora Jeggle. Tiene como objetivo poner fin a un proceso que ha sido tan largo como complicado, y sólo ha sido posible con mucho trabajo y un hábil diálogo, así que queremos darle las gracias por ello.

Cuando el asunto en cuestión involucra no solo intereses múltiples sino también valores morales, no solo desencadena discusiones sólidas y racionales, sino también una respuesta impulsiva. Esto no ayuda a lograr el consenso que esperamos obtener con el fin de servir a la población europea, al mismo tiempo que respetamos las opiniones de los distintos grupos políticos y Estados miembros. Esto nos permitiría contribuir a la integración europea mediante la elaboración y la presentación de normas comunes. Es precisamente esta estandarización de criterios tan esperada la que está en cuestión en este informe, en un planteamiento que asume un nivel más alto de protección para la vida animal.

Esto ha significado que en los dos años posteriores a la decisión de revisar la Directiva 86/609/CEE del Consejo relativa a la protección de los animales utilizados para experimentación y otros fines científicos, y al reconocer las disparidades existentes entre los Estados miembros a este respecto, se ha producido un intento de imponer normas más detalladas sobre esta cuestión, con el objetivo de reducir las disparidades de procedimiento. Al hacerlo, era importante compensar el gran nivel de protección de los animales utilizados para fines científicos con la necesidad de proteger las condiciones necesarias para la investigación biomédica, que se permita su desarrollo dentro de la Unión Europea. Este equilibrio se ha conseguido en el documento sobre el que vamos a votar dentro de poco.

Esto beneficiará a los animales que están bajo nuestra protección y cumple con nuestras responsabilidades humanas con los animales sin comprometer la calidad y el avance de la investigación biomédica que nos ayuda a todos cada día.

 
  
MPphoto
 

  Ulrike Rodust (S&D). (DE) Señor Presidente, Señorías, nosotros votaremos a favor de este informe sobre la directiva relativa a los experimentos con animales. En sus negociaciones con la Comisión y el Consejo, el Parlamento ha conseguido mucho: en concreto, el reemplazo, la reducción y el refinamiento.

Es cierto que desde la perspectiva del bienestar de los animales, seguimos haciendo muy poco. No obstante, el Consejo no estaba dispuesto a hacer más y ha dejado claro que no habría una nueva directiva si no aceptáramos estos resultados. Esto no significa que no podamos seguir avanzando en esta área en el futuro. Hay que seguir dándole una prioridad alta al bienestar de los animales y la investigación en nuestras políticas. Me alegraría mucho si hoy pudiéramos acabar por completo con los experimentos con animales. Lamentablemente estamos muy lejos de poder lograr ese objetivo y, por eso, debemos asegurarnos de que proporcionamos a los animales la máxima protección posible.

El compromiso que se ha negociado ofrece una mejor base para ello. Lo único importante es garantizar que todos los Estados miembros apliquen la nueva directiva sistemáticamente. Quiero dar las gracias cordialmente a la ponente y a todos los ponentes alternativos por su duro trabajo.

 
  
MPphoto
 

  Cristiana Muscardini (PPE).(IT) Señor Presidente, Señorías, la ponente y las personas que han trabajado con ella han hecho sin duda una difícil labor, por lo que les damos las gracias.

Personalmente, sin embargo, no puedo ocultar el hecho de que junto a algunos miembros del Gobierno italiano, al que apoyo, no entiendo una cuestión que, incluso 24 años después, sigue sin parecer que se haya solucionado como nos hubiera gustado.

Algunos diputados han señalado que las sensibilidades de los animales son diferentes a las de los seres humanos. De hecho, ningún animal haría nunca lo que está ocurriendo, lo que ya ha ocurrido y lo que está por ocurrir en Irán. Por norma general los animales no torturan, no lapidan ni dicen estas mentiras tan típicas de nuestro mundo político.

Debemos solicitar con razón estos animales para que nos ayuden a avanzar en la investigación científica y a mejorar la salud humana, pero no tenemos derecho a solicitarlos para que sigan siendo expuestos a experimentos inútiles y repetitivos que sólo sirven para llenarle los bolsillos a unos pocos que se hacen llamar investigadores.

Somos conscientes de que los experimentos in vitro o las simulaciones por ordenador del metabolismo humano permiten obtener hoy en día resultados más precisos que los que se obtienen con experimentos con animales, porque los resultados de un experimento a menudo no se pueden extrapolar de una especie a otra, ya sea entre animales o de un animal a los seres humanos.

Por estas razones, esperamos que esta Directiva se revise para que se ajuste más a las tendencias actuales y el respeto mutuo.

 
  
MPphoto
 

  Elisabetta Gardini (PPE).(IT) Señor Presidente, Señorías, quisiera dar las gracias a la ponente y a los ponentes alternativos por el resultado que han logrado. Creo que hemos conseguido el mejor compromiso posible entre las necesidades de la investigación y las garantías de bienestar de los animales utilizados para fines científicos.

Lamentablemente, la investigación con animales sigue siendo esencial ya que no existen otras alternativas. Las simulaciones por ordenador y los cultivos de células no son suficientes, y no son los políticos quienes lo dicen, sino los investigadores. Quisiera recordarle a la Cámara que las curas para algunas enfermedades muy graves se han desarrollado precisamente debido a los ensayos realizados en animales vivos. El noventa y ocho por ciento de esos animales son roedores, lo que significa que las especies más grandes sólo se utilizan en una medida mucho menor. También debo decir que gracias a estos ensayos hoy en día hay cura para la leucemia, la diabetes y algunos tipos de tumor. Por último, señalaría que los investigadores son los primeros en querer evitar sufrimientos innecesarios, y creo que basta con verlos trabajar para darse cuenta de ello.

Es cierto que sigue habiendo algunas secciones que preocupan. Quisiera hacer referencia a una en concreto que todavía no se ha mencionado: en el artículo 49 han desaparecido todas las referencias a los comités de ética y se han sustituido por comités nacionales más genéricos para la protección de los animales. Esto ha hecho cundir la alarma entre los que trabajan en este sector, porque los comités de ética ya existen en muchos laboratorios y se están creando más. Existe el temor, por tanto, de que estos comités puedan ser incluso sustituidos por comités mucho más generales que están menos preparados tanto ética como científicamente.

 
  
MPphoto
 

  Rareş-Lucian Niculescu (PPE).(RO) Primero me gustaría dar las gracias a la ponente, la señora Jeggle, por el buen trabajo que ha hecho. También apoyo a los diputados que han hablado hoy en contra de las tres enmiendas a la posición común.

Este no es un compromiso perfecto, aunque es el mejor texto posible por el momento.

El contenido del proyecto ha sido elaborado tras consultar a científicos eminentes que saben lo que necesitan para poder seguir investigando.

Cualquier enmienda que se haga al compromiso supondrá la continuación del procedimiento habitual, que, desde mi punto de vista, no le conviene a nadie. Por eso les pido a todos los diputados que participen en la votación de hoy para rechazar las tres enmiendas y permitan que la investigación europea se lleve a cabo de la mejor forma posible.

 
  
MPphoto
 

  Anna Záborská (PPE).(FR) Señor Presidente, señor Comisario, apelo al Consejo y a la Comisión para que garanticen la prohibición del uso de células embrionarias o adultas de seres humanos para proteger a los animales.

La situación actual, de hecho, permite el uso de material humano para proteger a los animales en experimentos necesarios. Siempre hablamos del compromiso y el resultado de esta cultura del compromiso es que ya no sabemos lo que es éticamente aceptable y lo que no. Sin embargo, hay algunas cuestiones éticas para las que no existe compromiso posible. Si la Comisión y el Consejo no pueden garantizar esta prohibición, será prueba evidente de cómo trata la UE a los seres humanos.

Lo siento, pero sin esta garantía, no puedo apoyar el texto de la directiva propuesta.

 
  
MPphoto
 

  Karin Kadenbach (S&D).(DE) Señor Presidente, señor Dalli, estamos de acuerdo en que tenemos que proporcionar la mejor atención sanitaria a los ciudadanos de Europa. Esto implica medicamentos seguros con el menor número posible de efectos secundarios y los métodos de tratamiento más modernos. Por desgracia, dado el estado actual del progreso científico, no podemos hacerlo sin realizar experimentos con animales.

Así pues, considero que este informe es un intento bastante satisfactorio de establecer un equilibrio entre el bienestar de los animales y la disposición de atención sanitaria para los humanos. Las tres R —reemplazo, reducción y refinamiento— son los requisitos básicos para lograr esto de verdad, dado que hemos hablado muy a menudo hoy sobre la dignidad humana, que para mí también incluye el respeto por los animales.

Necesitamos autorización previa, controles estrictos y sistemas de inspección eficaces. La legislación por sí sola no es suficiente. Debemos permanecer atentos y garantizar que los contenidos de los informes se ponen realmente en práctica.

 
  
MPphoto
 

  Frédérique Ries (ALDE).(FR) Señor Presidente, creo que todos estamos de acuerdo en este asunto: en un mundo ideal, no habría necesidad de investigar con animales. Sin embargo, la realidad es que vivimos en un mundo de sufrimiento, en el que hombres, mujeres y niños enfermos esperan un tratamiento y de ahí se obtienen los resultados de esta investigación, que es vital y crucial. Por este motivo debemos apoyar el excelente compromiso alcanzado por la señora Jeggle, de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural, y el Consejo.

Como se ha dicho, el acuerdo minimiza el sufrimiento de los animales pero no limita la investigación, lo cual es vital para millones de pacientes de Europa y de todo el mundo. ¿Sabían que el 70 % de los premios Nobel de medicina han sido otorgados por trabajos basados en experimentos con animales?

Este documento no nos pide que elijamos entre ratones y hombres; esta Directiva protege tanto a pacientes como a animales. Esta Directiva protege nuestro futuro.

 
  
MPphoto
 

  Martin Häusling (Verts/ALE).(DE) Señor Presidente, Señorías, estas normativas son mejores que las que teníamos antes. Creo que todos estamos de acuerdo en eso. No obstante, creo que es muy imprudente por su parte, señora Jeggle, decir que no hay alternativa al compromiso. Creo que podríamos sacar más de esta situación.

Desde luego, es cierto que los grupos de presión del sector de la investigación han ejercido una gran influencia. Todos hemos sido conscientes de eso. Sin embargo, ¿hemos logrado nuestro principal objetivo, que es la reducción del número de experimentos con animales? Sigue habiendo una gran duda respecto a eso. El otro problema es, por supuesto, que el uso de primates no humanos en realidad no se ha reducido.

Desde el Grupo de los Verdes/Alianza Libre Europea nos parece muy preocupante ―y también creemos que es una violación grave de los principios europeos― que a los Estados miembros no se les permita establecer normativas más estrictas que las de la legislación actual. Esta situación debe cambiar. Requiere una seria reconsideración. Ese es el primer punto de las enmiendas presentadas por los Verdes y es por lo que no presentaremos estas enmiendas. Pedimos que la propuesta vuelva a la comisión.

 
  
MPphoto
 

  João Ferreira (GUE/NGL).(PT) Señor Presidente, el desarrollo de técnicas y métodos que prescindan de la necesidad de hacer experimentos con animales y que minimicen el sufrimiento infligido a los animales, en casos en que sea necesario, debería ser un objetivo importante de la investigación científica, al igual que el desarrollo experimental y tecnológico que es importante potenciar. Además de dicho desarrollo, la necesidad de difundir estas técnicas y métodos debería tenerse en cuenta, así como su aceptación por parte de las instituciones de investigación y desarrollo y los sistemas nacionales de ciencia y tecnología con distintos niveles de desarrollo.

La Unión Europea debe asumir un papel importante en este terreno fomentando la cooperación entre las instituciones científicas y tecnológicas y los sistemas de distintos países, incluyendo terceros países. Creemos que —en este campo al igual que en otros, claro— el establecimiento de niveles mínimos de protección comunes en la legislación no impediría que un Estado miembro adoptara niveles más altos de protección si así lo deseara.

 
  
MPphoto
 

  Anna Rosbach (EFD).(DA) Señor Presidente, la mejora de la Directiva relativa a la protección de los animales utilizados para fines científicos es algo que apoyo sin duda. No obstante, resulta un poco paradójico, ya que estoy en contra de los experimentos con animales. Existen métodos de ensayo alternativos y, por suerte, la revisión de la Directiva contempla esta área. Agradezco mucho ese aspecto. Espero que se le dé más impulso al desarrollo de más métodos de ensayo alternativos. Ahora mismo, sin embargo, la UE debe introducir normas humanas y seguras para los animales que se utilizan en experimentos. Por fin se reconoce que los animales son seres sensibles y por eso introduciremos límites de dolor. Sin embargo, ¿por qué no introducimos una sección que prohíba el uso de los mismos animales una y otra vez? ¿Por qué no prohibimos el uso de monos en la investigación cerebral? Me indigna que tengamos mucho más en cuenta los intereses de organizaciones interesadas que el bienestar de los animales. También me parece frustrante que sólo podamos legislar para la UE en esta Cámara, porque ¿cómo se gestionan los experimentos con animales fuera de la UE?

 
  
MPphoto
 

  Laima Liucija Andrikienė (PPE). – Señor Presidente, aplaudo la iniciativa de la Comisión. Creo que es un logro importante que hayamos conseguido ponernos de acuerdo en cuanto a la armonización de las prácticas realizadas en el área de la experimentación con animales en la UE.

Esta Directiva supone un paso importante a la hora de garantizar que los experimentos con animales vivos para fines científicos serán reemplazados pronto, ya que científicamente es viable hacerlo. Esta Directiva obligará primero a los Estados miembros a fomentar el progreso de métodos alternativos. Recomiendo encarecidamente a los Estados miembros que garanticen que se proporciona la financiación adecuada para la enseñanza, la investigación, el desarrollo y la aplicación de métodos o estrategias de ensayo científicamente satisfactorios que no impliquen el uso de animales.

 
  
MPphoto
 

  Paul Rübig (PPE).(DE) Señor Presidente, como miembro de la Comisión de Industria, Investigación y Energía, naturalmente acojo de forma positiva estas normativas y el acuerdo que se ha alcanzado. Sé que siempre es difícil llegar a un compromiso, pero necesitamos normas éticas adecuadas tanto para los experimentos con animales, como para los ensayos humanos, y lo que tenemos que hacer es aplicar los más altos estándares disponibles actualmente.

Por supuesto, también es importante que desarrollemos alternativas. El Octavo Programa Marco de Investigación y Desarrollo Tecnológico se debe centrar en gran medida en métodos de ensayo alternativos. Asimismo, también necesitamos procedimientos más sencillos y esto es lo que se establece en estas normativas. Una valoración después de siete años será muy beneficiosa para el sector, porque la seguridad de los procesos y las claras y estandarizadas normativas europeas también aportarán seguridad jurídica al sector.

 
  
MPphoto
 

  Elisabeth Köstinger (PPE).(DE) Señor Presidente, me gustaría expresar claramente que Europa dispone de los más altos estándares de bienestar animal del mundo. Este informe representa otro paso aún más importante hacia la mejora del bienestar animal. Nuestro objetivo común es limitar los experimentos con animales y mejorar las condiciones de vida de los animales utilizados con fines de investigación. Aplaudo el hecho de que los experimentos con animales se sustituyan por otros métodos siempre que sea posible y que se mejoren los estándares de reproducción, alojamiento y cuidados de estos animales. No obstante, quiero recordar algunas de las experiencias del sector agrícola y decir lo que pienso respecto a algunos puntos del informe.

No deberíamos dar por sentado que, porque haya más trámites que hacer en el campo de la investigación, vaya a mejorar el bienestar de los animales. La investigación y los sectores económicos directamente relacionados que hay en Europa no deben ser dejados en una situación desventajosa a nivel internacional y al compararlos con otros sectores. Es cierto que tanto en este sector como en la agricultura, si la sociedad exige estándares más altos de bienestar animal, tenemos que tener en cuenta los estándares que se aplican a los productos importados. Los altos estándares europeos de calidad y bienestar animal deben recibir un reconocimiento adecuado en lo que se refiere a la competencia leal. La ponente, la señora Jeggle, ha hecho un magnífico trabajo con este delicado informe y merece nuestro apoyo.

 
  
MPphoto
 

  John Dalli, Miembro de la Comisión. – Señor Presidente, en primer lugar, quiero dar las gracias por sus comentarios y el apoyo general a las disposiciones incluidas en esta Directiva.

Estamos ante una Directiva ambiciosa que, si se aprueba, mejorará de forma considerable el bienestar de los animales en la UE. Estoy de acuerdo con la señora Sârbu en que la aplicación plena y fiel será clave para que la Directiva alcance todo su potencial. Ese reto sólo acaba de empezar. Hoy podemos sentirnos satisfechos de que se ha alcanzado un buen compromiso sobre una cuestión difícil pero importante, y que se puede dar un gran paso adelante en la mejora de las vidas de los animales que siguen siendo necesarios para procedimientos científicos.

Ahora responderé a algunos de los comentarios que se han hecho esta mañana. En cuanto a los comentarios de la señora Evans, hay que comprender que esta Directiva proporciona más claridad jurídica a la situación actual. Asimismo, en las investigaciones básicas y aplicadas para las que no se prescriben métodos de la UE, el artículo 4 es muy claro al exigir el uso de métodos alternativos siempre que sea posible. Por tanto, la exigencia de utilizar métodos alternativos no se ha suavizado, al contrario, se ha reforzado más.

En cuanto a los comentarios del señor Kastler y el señor Mikolášik sobre las células madre de embriones humanos, esta cuestión no ha sido ignorada en los debates. Se ha discutido detenidamente durante las negociaciones y las soluciones obtenidas reflejan el hecho de que no existe consenso en la UE en lo que respecta a si se deberían usar o no las células madre de embriones humanos. La Comisión, por tanto, considera mejor que este asunto se regule a nivel nacional.

El texto acordado responde a estas preocupaciones dejando la decisión de si se permite su uso a cada Estado miembro. Hay que añadir que, en los Estados miembros en los que no hay leyes específicas que prohíban el uso de células madre embrionarias, el uso de dicho método de ensayo sólo sería obligatorio con la Directiva revisada si dicho método de ensayo fuera reconocido por la legislación de la UE. No existe ninguna ley de este tipo a nivel de la UE y una ley de esta índole requeriría que los Estados miembros estuvieran de acuerdo para que se aprobara.

En cuanto a la valoración ética mencionada por la señora Gardini, el concepto de valoración ética y el comité que se encarga de ella siguen apareciendo en el artículo 38. No obstante, la palabra «ética» tuvo que ser eliminada durante los debates del Consejo. Se mantiene el requisito en su totalidad.

Espero que, con su voto, envíen una señal firme de que el Parlamento Europeo respalda el resultado negociado por las instituciones bajo la hábil dirección de la señora Jeggle y la Presidencia sueca. Hoy tenemos la oportunidad de poner en un primer plano a la UE al combinar un alto nivel de bienestar animal con una ciencia de calidad. Estemos a la altura de nuestro lema: «La UE por la protección de los animales, por una ciencia mejor».

 
  
MPphoto
 

  Elisabeth Jeggle, Ponente.(DE) Señor Presidente, señor Dalli, Señorías, quiero expresar mi más sincero agradecimiento a usted, señor Dalli, por sus observaciones, que han aclarado determinados temas y que no necesito repetir. También quiero dar las gracias de verdad a todos mis colegas por sus comentarios.

Está claro que estamos ante un tema muy delicado que afecta a una serie de intereses diferentes que hemos tenido que reconciliar. Apelo a todo el mundo a que vote a favor del informe que tenemos ahora ante nosotros, que reconozco que es un verdadero ejercicio de equilibrismo.

Señor Häusling, si ahora rechazáramos este informe, la directiva de 1986 seguiría aplicándose durante mucho tiempo, lo cual no mejoraría la situación de los animales de laboratorio. No podremos introducir ninguna nueva legislación en un futuro próximo. Las enmiendas que usted ha vuelto a presentar fueron rechazadas por la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural. No recibieron apoyo. Ahora las ha vuelto a presentar. Tiene derecho a hacerlo y lo respeto.

¿Qué sentido tiene el estándar más alto de bienestar animal de la Unión Europea si no podemos aplicar el mismo estándar en todo el mundo? Lo que todos tenemos que hacer ahora es asegurarnos de que la legislación que esperamos que se apruebe en el día de hoy se ponga en práctica en los Estados miembros en los próximos años. Ese es nuestro objetivo. En primer lugar, debemos asegurarnos de que todos los Estados miembros alcanzan el mismo alto estándar en esta área. Esa es nuestra primera tarea y no deberíamos estar pidiendo ya que los Estados miembros apliquen unos estándares más altos.

Donde ya haya estándares más altos, y en este sentido hablo como alemana acerca de Alemania, estos estándares seguirán aplicándose. No estamos pidiendo a unos pocos Estados que den un paso atrás. Por el contrario, respetamos la soberanía de los Estados miembros, de la misma manera que lo hacemos en el caso de la investigación con células madre embrionarias. Esto es lo que debemos hacer y es una cuestión importante.

Si realmente quieren tener unos estándares más altos de bienestar animal, voten a favor de este informe y rechacen todas las enmiendas.

 
  
MPphoto
 

  Presidente. – Se cierra el debate.

La votación tendrá lugar el miércoles 8 de septiembre de 2010.

 
  
MPphoto
 
 

  Pavel Poc (S&D), por escrito.(CS) Aplaudo y respaldo la Directiva del Parlamento Europeo y el Consejo relativa a la protección de los animales utilizados para fines científicos de la ponente, la señora Jeggle, porque el compromiso alcanzado representa un avance con respecto a la situación actual. Sin embargo, al mismo tiempo estoy descontento con el hecho de que no haya sido posible incluir a todos los invertebrados en el campo de acción de la Directiva en el proyecto final. El Parlamento Europeo solicitó que el campo de acción de la Directiva incluyera al menos las especies de invertebrados que se ha demostrado científicamente que pueden manifestar dolor, agotamiento, miedo y daño duradero. El proyecto ni siquiera menciona esta petición. Aunque reconozco la necesidad de utilizar animales para fines científicos, creo firmemente que la Directiva debería haber llegado más lejos y haber incluido en su campo de acción a todas las criaturas sin excepción. No olvidemos que nuestro acuerdo sigue ampliando el abanico de criaturas respecto al que los organismos científicos oficiales reconocen la capacidad de sentir dolor, agotamiento y miedo y de sufrir dolor duradero. Por tanto, podemos deducir que la capacidad de sentir miedo, agotamiento y dolor está repartida por todo el mundo animal. El reconocimiento de este hecho es una cuestión más de moralidad que de ciencia. Lamentablemente, a través del compromiso adoptado hemos demostrado que la cultura europea aún tiene que deshacerse del concepto cartesiano del animal como cosa, y que aún nos queda mucho por hacer en este sentido.

 
  
MPphoto
 
 

  Konrad Szymański (ECR), por escrito.(PL) En cuanto al procedimiento para la segunda lectura, los diputados no han podido expresar sus opiniones sobre la forma final de la Directiva relativa a la protección de los animales utilizados para fines científicos (el informe Jeggle). Ahora me gustaría aprovechar esta oportunidad para dejar clara mi oposición de base al consentimiento dado en la Directiva al uso de células madre embrionarias como alternativa a los experimentos con animales para fines científicos. Esta es la consecuencia de una antropología errónea, que permite la posibilidad de destruir la vida humana en la fase más temprana de su desarrollo para mejorar el bienestar de los animales. Las garantías propuestas por el Parlamento Europeo en la primera lectura eran mucho más explícitas en este sentido. La ambigua disposición de la Directiva constituye una amenaza real para la legislación existente en países como Alemania, donde los embriones disfrutan de un grado de protección. El hecho de que estos métodos de investigación no hayan sido excluidos constituye una imposición abierta de su legalidad en países como Polonia, Irlanda y Malta.

 
Aviso jurídico - Política de privacidad