Índice 
Debates
PDF 3560k
Miércoles 8 de septiembre de 2010 - Estrasburgo Edición DO
1. Apertura de la sesión
 2. Composición de las comisiones: véase el Acta
 3. Conclusiones de la reunión extraordinaria del Consejo Ecofin del 7 de septiembre (debate)
 4. Protección de los animales utilizados para fines científicos (debate)
 5. Negociaciones en curso sobre el Acuerdo Comercial de Lucha contra la Falsificación (debate)
 6. Turno de votaciones
  6.1. Protección de los animales utilizados para fines científicos (A7-0230/2010, Elisabeth Jeggle) (votación)
  6.2. Directrices para las políticas de empleo de los Estados miembros (A7-0235/2010, Csaba Őry) (votación)
  6.3. Situación de los derechos humanos en Irán, en particular los casos de Sakineh Mohammadi Ashtiani y Zahra Bahrami (B7-0494/2010) (votación)
 7. Explicaciones de voto
 8. Correcciones e intenciones de voto: véase el Acta
 9. Comunicación de la Presidencia
 10. Aprobación del Acta de la sesión anterior: véase el Acta
 11. Exportaciones de armas (debate)
 12. Proyecto de ley sobre las ONG en Israel (debate)
 13. La situación del río Jordán, con especial referencia a la región del bajo Jordán (debate)
 14. Turno de preguntas (preguntas al Consejo)
 15. Libre circulación de trabajadores - Restricciones temporales aplicadas a los ciudadanos rumanos y búlgaros en el mercado de trabajo de la Unión Europea (debate)
 16. Productos procedentes de animales clonados en la cadena alimentaria (debate)
 17. El sector europeo de la fécula de patata después de 2012 (debate)
 18. Medidas de ejecución (artículo 88 del Reglamento): véase el Acta.
 19. Orden del día de la próxima sesión : véase el Acta
 20. Cierre de la sesión


  

PRESIDE: Isabelle DURANT
Vicepresidenta

 
1. Apertura de la sesión
Vídeo de las intervenciones

2. Composición de las comisiones: véase el Acta

3. Conclusiones de la reunión extraordinaria del Consejo Ecofin del 7 de septiembre (debate)
Vídeo de las intervenciones
MPphoto
 

  Presidenta. – El siguiente punto del orden del día son las declaraciones del Consejo y la Comisión sobre las conclusiones de la reunión extraordinaria del Consejo Ecofin del 7 de septiembre.

 
  
MPphoto
 

  Didier Reynders, Presidente en ejercicio del Consejo.(FR) Señora Presidenta, la reunión del Consejo Ecofin, que acaba de celebrarse en Bruselas, nos ha permitido avanzar en dos cuestiones, al adoptar el semestre europeo, dentro del marco de la consolidación presupuestaria y los nuevos procedimientos de control presupuestario, y también al respaldar el acuerdo alcanzado durante el diálogo a tres bandas con la Comisión, el Parlamento Europeo y el Consejo, por supuesto, sobre todos los textos de supervisión financiera.

Junto a esto, hemos iniciado dos debates, que continuarán a finales de este mes en la reunión informal del Consejo Ecofin y con la que esperamos avanzar en los próximos seis meses: uno sobre los fondos de resolución bancaria o exacción bancaria, y el otro sobre los impuestos sobre las transacciones financieras.

Me gustaría decir unas palabras sobre ambos puntos. Con respecto al semestre europeo, se trata de un primer paso y nos permitirá, a partir del 1 de enero del año que viene, introducir el nuevo procedimiento presupuestario con la Comisión. Haremos un llamamiento a los Estados miembros, en primavera, para que presenten determinados datos presupuestarios, los parámetros utilizados para preparar sus presupuestos, las directrices generales —sin ninguna investigación detallada de cada sección— antes de seguir con este procedimiento. Además esperamos poder añadir más disposiciones, entre otras cosas, y pienso en disposiciones relativas a las sanciones. En todo caso, la Presidencia apoyará el proceso por el que se impondrán estas sanciones, como iniciativa de la Comisión y, si es posible, otorgándole una función específica al Comisario de Asuntos Económicos y Monetarios.

En cuanto a la supervisión, quería, una vez más, dar las gracias a los ponentes y a todos los diputados que han participado en este intento de alcanzar un consenso sobre los distintos textos, así como a la Comisión, a Michel Barnier y sus equipos, y a las sucesivas Presidencias. Me refiero a las Presidencias española y sueca, que nos han precedido. Ahora tenemos documentos que, a partir del 1 de enero del año que viene, nos permitirán establecer nuevas estructuras de vigilancia y supervisión y la Junta de Riesgo Sistémico. Este proceso nos permitirá avanzar en las condiciones adecuadas, con una nueva arquitectura para el sistema financiero y su supervisión.

Simplemente me gustaría señalar que, aunque sin duda ha sido un proceso largo, todavía no hemos acabado; más bien, este es el principio de un nuevo tipo de organización europea y, muy probablemente, el principio de prolongados debates que terminarán con la aprobación de diversos documentos, que el Comisario Barnier tendrá la oportunidad de presentar en las próximas semanas. Vamos a intentar mantener una programación estricta en cuanto a esta cuestión.

Acabo de tratar los dos temas que fueron objeto de decisiones oficiales tomadas por el Ecofin. Además, se han celebrado debates, como les decía, sobre otras dos cuestiones: la primera sobre los fondos de resolución bancaria o exacción bancaria, y la segunda ―se deben separar bien los debates― sobre los impuestos sobre las transacciones financieras.

Creo que, en lo que respecta a la exacción bancaria y los fondos de resolución bancaria, el debate que se mantuvo durante la reunión del Ecofin ofreció una serie de directrices que permitirán a la Comisión presentar propuestas más detalladas y específicas. Estoy convencido de que, aplicando el mismo enfoque proactivo que aplicamos a la supervisión financiera, deberíamos concluir este debate en los próximos meses con la creación de mecanismos que garanticen una verdadera coordinación en toda Europa. Algunos países ya han impuesto una exacción al sector bancario, pero es importante que avancemos de forma coordinada. Reconozco que aún hay algunas cuestiones que abordar. Las discutiremos a nivel de los ministros de economía en la reunión informal del Consejo a finales de este mes.

En cuanto a los impuestos sobre las transacciones financieras, el debate está mucho más animado. Tenemos mucho más camino que recorrer para alcanzar un consenso, pero es normal. Este ha sido un debate inicial exhaustivo que ha permitido plantear preguntas específicas sobre la posibilidad de aplicar dicho impuesto, pero también sobre la posibilidad de aplicarlo en la UE o de debatirlo con otros socios. También volveremos a tratar esta cuestión a finales de este mes cuando preparemos las reuniones del G20, porque es muy importante para la mayoría de participantes que lo debatamos con nuestros socios, no solo al otro lado del Atlántico, sino también en países emergentes.

Para terminar, diré simplemente que aún quedan muchos esfuerzos enérgicos por hacer respecto a este tema, y después habrá que tomar decisiones. Si algún día se introduce un impuesto de este tipo, ¿qué uso se hará de la recaudación? Unos la destinarán a sus presupuestos nacionales, otros financiarán medidas necesarias para luchar contra el cambio climático, mientras otros —y en Bélgica, por ejemplo, ya lo hemos hecho— la utilizarán para financiar el desarrollo.

Eso es todo, señora Presidenta; esta es toda la información que puedo comunicar sobre la reunión del Consejo que se acaba de celebrar en Bruselas.

 
  
MPphoto
 

  Michel Barnier, Miembro de la Comisión.(FR) Señora Presidenta, Señorías, yo, asimismo, después del señor Reynders, quisiera decir unas palabras sobre nuestro enfoque de esta reunión del Consejo Ecofin. Lo haré en nombre de mis colegas, los Comisarios Olli Rehn y Algirdas Šemeta, que han colaborado en esta labor conmigo.

Hay cuatro puntos que han marcado esta reunión, como ha señalado el ministro belga. Como el Parlamento ha tomado gran parte en todo esto, permítanme empezar con un tema fundamental que considero estructural y al que he dedicado gran parte de mis esfuerzos desde que ustedes depositaron su confianza en nosotros en febrero. Hablo de la supervisión.

Y es que la supervisión es la piedra angular, el marco en el que, ladrillo a ladrillo, semana tras semana, producto tras producto, mercado tras mercado o actor tras actor, podremos aprender las lecciones de la crisis y poner en práctica una normativa inteligente y una supervisión eficaz, para que al final del camino —y aún no hemos llegado— ningún actor, ningún producto, ningún mercado ni ningún territorio se libre de una normativa inteligente y una supervisión eficaz.

Permítanme expresar mi más sincero agradecimiento respecto a esta cuestión —y confío en que el Parlamento pueda, a su vez, aprobar el resultado del diálogo a tres bandas dentro de varias semanas— a sus ponentes, el señor García-Margallo y Marfil, el señor Skinner, el señor Sánchez Presedo, la señora Goulard, el señor Giegold, el señor Tremosa i Balcells y el señor Balz, y a la presidenta de la comisión, la señora Bowles, que ha dirigido este diálogo a tres bandas con gran determinación. También quisiera decir que el Presidente en ejercicio belga, el señor Reynders, ha desempeñado un papel sumamente personal y proactivo, contando no solo con el trabajo de su equipo, sino también con el trabajo que las Presidencias española y sueca habían hecho antes que él.

También quisiera señalar, Señorías, que el motivo inicial que hay detrás de esta propuesta de la Comisión sobre la supervisión fue la labor sumamente inteligente llevada a cabo por Jacques de Larosière para extraer la primera gran lección de esta crisis. Como resultado, el 1 de enero, dispondremos de algunos órganos europeos. La Comisión trabajará duro, como es su obligación, para preparar la aplicación de estas tres autoridades y la Junta Europea de Riesgo Sistémico. He hablado sobre radares y torres de control europeas. No hay duda de que son necesarios porque, como sabemos, la mitad de los bancos de la mitad de los países europeos, a los que ustedes representan, tienen sede en otros países. Por tanto, habitualmente tratamos con entidades financieras que son transnacionales por naturaleza y, en consecuencia, tienen dimensiones y riesgos sistémicos.

Me gustaría aprovechar esta oportunidad para dar las gracias a la Presidencia y expresar mi más sincero agradecimiento al Parlamento y a sus ponentes por la esencial labor que realizan para hacer que esta «primera fase», como la llama el señor Reynders, sea un éxito. Ahora empieza el trabajo de construcción.

Verán que iremos completando este marco semana a semana. Empezando la semana que viene, presentaré el reglamento sobre los derivados y el reglamento sobre las ventas cortas, y después, un poco más adelante, el de las agencias de calificación crediticia.

Hay dos puntos que debatir que también afectan al sector financiero, relativos a ideas sobre las contribuciones y los impuestos. Uno está más avanzado que el otro, y estoy de acuerdo con el Presidente en ejercicio belga en que no deberíamos mezclar ambos temas, ya que son diferentes, aunque ambos afecten a la financiación por parte del sector financiero.

El primero es esta idea de los fondos de resolución. Se trata de un debate que ya ha empezado en el Consejo. He de decirle a Sus Señorías que estos debates del Consejo son muy útiles, como pude comprobar yo mismo ayer, ya que las rondas de intervenciones ayudan a empezar a ver las cosas con un poco más de claridad. Inicié este debate bajo la Presidencia española en Madrid en una reunión informal del Consejo, cuando presenté la idea de crear un instrumento para prevenir crisis en el sector bancario y financiero con dos ideas sencillas. La primera es que siempre es más barato prevenir que curar —eso es cierto para el medio ambiente y también para las crisis financieras— y la segunda es que los contribuyentes no deberían seguir estando al principio de la cola, porque los bancos deberían pagar por los bancos.

Basándonos en estas ideas, después, presentamos los contenidos de un instrumento que incluía los fondos de resolución. A este respecto, quisiera destacar la labor igualmente muy importante que ha realizado la señora Ferreira en su nombre. En octubre presentaré una comunicación basada en los puntos de vista del Parlamento y la señora Ferreira, y en las reacciones del Consejo de Ministros. ¿Por qué en octubre? Porque para entonces además habremos avanzado en el importante proceso de Basilea, con las obligaciones de capitalización cualitativa y cuantitativa de los fondos propios.

Todos saben que cuando hablamos de contribuciones de los bancos o prevención en los bancos hay que encajar todas las piezas, y tenemos que prestar atención a lo que he llamado el «calibrado» de estas medidas, para asegurar que son efectivas y que nadie se libra de ellas. No será el negocio que acostumbra a ser, pero al mismo tiempo, no debemos penalizar a la economía sin tener en cuenta el efecto acumulativo de todas estas medidas.

En octubre, por tanto, presentaré una comunicación sobre la prevención de futuras crisis y la responsabilidad de los bancos y el fondo de resolución, ideas sobre las que se está avanzando, ya que Alemania acaba de aplicar esta idea. Suecia también lo ha hecho. Nosotros vamos a intentar diseñar un sistema coordinado con un núcleo común, que evitará la mala coordinación, e incluso la competencia, y dobles impuestos sobre las entidades bancarias.

Como ha dicho el señor Reynders, acaba de iniciarse un debate. Este, relativo a los impuestos sobre las transacciones financieras a nivel global, es mucho más difícil. El debate se inició en el G20. No todo el mundo parecía entusiasmado. Muchos de nosotros pensamos que es una idea lejana y que, de una manera modesta pero eficaz, las transacciones financieras tienen que poder contribuir a la financiación de una serie de objetivos internacionales para hacer el mundo un lugar más justo y, por tanto, más estable y seguro. El mundo en el que vivimos sólo será más seguro si es más justo, que no es el caso actualmente.

Somos plenamente conscientes de todos los retos —como el medio ambiente, el cambio climático y la alimentación— y la crisis, la cual, además, afecta con mayor intensidad a los países más pobres. Muchos de nosotros pensamos que es una idea justa, pero está muy lejos de lograr un consenso en el Consejo de Ministros, por no decir otra cosa. Tendremos que seguir trabajando en ello. Mi colega, el Comisario Algirdas Šemeta, ha escrito un memorándum de información inicial y, en base al trabajo realizado en el Consejo de Ministros, redactaremos una nueva comunicación sobre los impuestos del sector financiero en particular. Esta comunicación está programada para octubre.

No repetiré lo que ha dicho el señor Reynders sobre la estabilidad y el programa de convergencia, los esfuerzos hechos por la Comisión y la labor realizada por el grupo de trabajo. Sólo mencionaré la idea —que considero útil— de establecer un semestre europeo, que ponga en perspectiva el análisis presupuestario de cada uno de nuestros países preservando su soberanía, y proporcione una fotografía —otro radar europeo— de las directrices de la política económica general de los países. El Consejo también trabajará sobre la base de los documentos e informes de la Comisión sobre esta cuestión.

En la cena el señor Reynders ha planteado dos puntos de debate, que describiré brevemente. Uno de ellos, que me afecta a mí y a todos los que estamos aquí, es el funcionamiento del CNIC, el Consejo de Normas Internacionales de Contabilidad. Nos gustaría ver una reforma de su gobernanza y una mayor transparencia. También le he dicho a la Presidencia que estoy preparado para presentar un informe de interés para el Parlamento sobre la normativa transatlántica en la reunión informal del Consejo de septiembre.

No estamos solos en el G20, y menos entre estadounidenses y europeos, pero es muy importante que garanticemos que exista un paralelismo entre las medidas tomadas bajo la autoridad del Presidente Obama por el Congreso de los Estados Unidos y las medidas tomadas por Europa en lo que respecta a la supervisión y la regulación.

Actualmente estoy estableciendo una especie de marcador para comparar lo que se está haciendo en los Estados Unidos en este momento con lo que estamos haciendo en Europa para asegurar dicho paralelismo. Se trata de alcanzar los mismos objetivos sin utilizar necesariamente los mismos métodos o medidas. Creo que será un instrumento útil para los ministros y los diputados a este Parlamento.

 
  
MPphoto
 

  Corien Wortmann-Kool, en nombre del Grupo PPE.(NL) Señora Presidenta, en nombre del Partido Popular Europeo me gustaría decir que estamos encantados con el acuerdo alcanzado sobre el sistema para la supervisión bancaria europea. Es un hito importante. Una serie de Estados miembros se empecinaron inicialmente, pero nuestros ponentes han sido constantes y, gracias a un persuasivo Comisario y la firme actitud de la Presidencia belga, hemos podido asegurar este resultado. Otro resultado positivo ha sido la introducción del semestre europeo. Ambos son pasos importantes hacia el fortalecimiento de la gobernanza económica en Europa.

En el Consejo Ecofin también han debatido sobre las distintas formas de impuestos bancarios, porque los bancos también deben contribuir a superar el impacto de la crisis. Ustedes bien han intentado lograrlo a nivel del G20, pero han conseguido poco. Por esa razón, el Grupo PPE está de acuerdo con la conclusión de que, si no lo conseguimos a nivel internacional, entonces en Europa podemos —no, debemos— tomar la iniciativa introduciendo un impuesto bancario o una exacción bancaria. No obstante, debemos hacerlo de forma coordinada, porque los Estados miembros ya están introduciendo dichas exacciones por sí mismos y eso está representando una amenaza para nuestro mercado interno.

Por tanto, Comisario Barnier, yo le animaría encarecidamente a que utilizara su derecho de iniciativa para establecer una exacción bancaria coordinada en toda Europa, que se introduzca siguiendo los mismos criterios en todos los países. En esta cuestión, al igual que en la cuestión de la supervisión europea, esta Cámara se solidarizará con usted.

En cuanto al impuesto sobre las transacciones financieras, es un elemento excelente que tendrán que explotar mucho para que tenga un lugar más prominente en la agenda del G20. No obstante, una cosa contra la que les prevendría es que Europa fuese por su cuenta. Sé que a mi colega, el señor Schulz, le gustaría imponer dicho impuesto sobre las transacciones en Europa, pero sus inconvenientes pesarían más que las ventajas, porque estamos tratando con un sistema global. Un impuesto de este tipo conllevaría que se evitaran las transacciones en Europa. Deberíamos, pues, esforzarnos por introducir un impuesto bancario europeo satisfactorio y seguir trabajando en el contexto del G20.

 
  
MPphoto
 

  Udo Bullmann, en nombre del Grupo S&D.(DE) Señora Presidenta, señor Reynders, señor Comisario, enhorabuena por su supervisión. El Parlamento ha trabajado duro en esta cuestión y ustedes también han jugado su parte, y por eso los resultados son tan buenos.

Siempre debemos ocuparnos de nuevas tareas y, lamentablemente, he de decir que aún nos queda un largo camino que recorrer para conseguir buenos resultados en otras áreas. Permítanme decir que el reglamento de los gestores de los fondos de cobertura aún no ha logrado ningún tipo de avance. Llegados a este punto, yo apelaría a ambas partes, el Consejo y la Comisión, para que se pongan manos a la obra. Después de todo, sin sus esfuerzos, los reglamentos no tendrán mucha utilidad. Necesitamos que todo el mundo tenga los mismos derechos. Los gestores de fuera de la Unión Europea deben estar siempre sujetos a las mismas condiciones que sus homólogos europeos. De lo contrario, estamos dejando a Europa en una situación desventajosa.

Nuestro objetivo no es poner a todo un sector entre rejas. Sin embargo, si no logramos avances significativos que eviten que la oveja negra saquee las empresas que funcionan correctamente, no vamos a tener una buena normativa. Quiero hacer pública una advertencia: no deberían pensar que van a lograr una victoria fácil simplemente provocando un enfrentamiento entre los distintos diputados de esta Cámara. Si no introducen un reglamento efectivo, toda Europa sabrá quién se ha puesto de rodillas ante los grupos de presión y eso le dará a estos debates un carácter diferente.

Un comentario sobre el impuesto sobre las transacciones financieras: mi punto de vista a este respecto es diametralmente opuesto al del Grupo del Partido Popular Europeo (Demócrata-cristianos). Europa está esperando respuestas. Ustedes tendrán que dárselas. No vuelvan de la cumbre del G20 diciéndonos: «Lamentablemente no hemos conseguido nada, así que ahora no hay nada que podamos hacer». Por el contrario, tenemos que tomar medidas en Europa, y por eso tenemos que planear y aplicar medidas decisivas junto con el pueblo de Europa. Recuerden una cosa durante sus negociaciones en la cumbre del G20: necesitamos una respuesta por su parte, de lo contrario tendrá que haber una respuesta europea.

 
  
MPphoto
 

  Sylvie Goulard, en nombre del Grupo ALDE.(FR) Señora Presidenta, quisiera dar las gracias a la Comisión y a la Presidencia belga por habernos ayudado a encarrilar la supervisión financiera de la UE.

Sé que ahora nos estamos dando las gracias los unos a los otros, pero me gustaría, aún así, hacer hincapié en que fue una suerte que el Parlamento señalara el pasado diciembre cómo los Estados miembros, mientras reclamaban que querían resolver la crisis con soluciones europeas, estaban ocupados aplicando todas las redes de seguridad y todas las cláusulas de salvaguardia imaginables para asegurarse de que estas autoridades europeas no puedan de ninguna manera actuar sin acuerdos intergubernamentales. Creo que todos hemos trabajado muy bien juntos, pero elogiemos a quienes se lo merecen.

Como ponente de la Junta de Riesgo Sistémico, me gustaría destacar en concreto un aspecto muy positivo. El señor Barnier a menudo hace referencia a los radares y las torres de control, pero todos los aviones tienen además un piloto, y ese piloto es el Presidente del Banco Central Europeo, a quien el Parlamento tiene muchas ganas de ver mantener ese cargo.

No obstante, quiero expresar un ligero sentimiento de insatisfacción con respecto a la supervisión directa de las entidades paneuropeas y, por encima de todo, pedirles que sigan luchando en ese sentido. En los documentos sectoriales, debemos seguir —como se han comprometido a hacer conjuntamente los cuatro grupos principales del Parlamento— proporcionando a la Autoridad Europea de Valores y Mercados (AEVM) y a la Autoridad Bancaria Europea (ABE) poderes sobre estas entidades, sobre las agencias de calificación. Esto ya está ocurriendo teóricamente, y estamos esperando a que la Comisión siga con su labor y la amplíe a las cámaras de compensación y, con el tiempo, a los grupos transfronterizos. El reto en esta área era simple: podíamos tener un mercado interno sujeto a la normativa y la supervisión de la UE, o conformarnos con una coordinación poco rígida, que traería consigo objeciones de poca monta —o chipotage, como lo llamamos desde la Presidencia belga— entre los Estados nacionales.

 
  
MPphoto
 

  Sven Giegold, en nombre del Grupo Verts/ALE. – (DE) Señora Presidenta, en primer lugar, este es sin duda un momento importante para Europa porque parece que hemos alcanzado un acuerdo sobre la supervisión. Hemos logrado mucho trabajando juntos en esta cuestión. Quiero expresar mi agradecimiento a la Presidencia belga, a la Comisión, al señor Barnier y a mis colegas de los distintos grupos. Hemos dado un paso enorme hacia delante, al callar a todos aquellos que decían que Europa ya no haría más progresos. Por el contrario, tenemos que introducir reglamentos estrictos para el mercado interno. Ahora vamos por buen camino.

En Segundo lugar, el Consejo Ecofin ya ha tomado algunas decisiones importantes en relación al control de los presupuestos de los Estados miembros. Quisiera dar las gracias a la Comisión por el progreso conseguido. Ustedes han presentado una serie de propuestas. Ahora esperamos más propuestas relativas a la coordinación macroeconómica. Dado que estamos en crisis, esto se necesita con urgencia.

No obstante, me gustaría hablar ahora sobre el impuesto sobre las transacciones financieras. Lo que hemos oído por parte de la Comisión hasta el momento es una cacofonía de señales contradictorias. Por un lado, el señor Barnier y el señor Barroso están afortunadamente a favor de la idea de un impuesto sobre las transacciones financieras. Al mismo tiempo, el señor Šemeta rechaza la propuesta. Apelo a ustedes para que aborden esta cuestión con compañerismo. Deben hablar con una sola voz. Simplemente no bastará con que el señor Šemeta presente un informe que contenga resultados que han sido rebatidos durante mucho tiempo en círculos académicos.

Por ejemplo, había información relevante en el estudio que encargó el Parlamento Europeo al Instituto Bruegel. Este estudio rebate argumentos relevantes planteados por el señor Šemeta. También me pregunto por qué no está aquí. Ha sido criticado en varias ocasiones en la Cámara por este asunto. Hoy más que nunca, debería hacer frente a este debate. También me pregunto si ahora tendrá que quedarse después de clase —después de todo, eso es lo que se ha decidido: su aportación tendrá que ser revisada—. ¿Realmente esto va a terminar en una propuesta que presente la Comisión, una iniciativa que pretende presentar o simplemente vamos a tener otro documento de estudio? ¡Verdaderamente esto no se puede consentir! Y otra cosa que no se puede consentir es el aplazamiento de la decisión del Consejo hasta que Francia presida el G20. ¡Esto es intolerable!

Sin embargo, los países de Europa Central que han rechazado esta propuesta, el Reino Unido, Suecia y España, también han de responder a algunas preguntas. Ya se sabía que el Reino Unido y Suecia no estaría a favor. Pero España es miembro del Eurogrupo. El país está gobernado por socialdemócratas. Quizá deberían intentar establecer más coherencia entre la buena posición que han adoptado en esta Cámara y las posiciones adoptadas por el Gobierno español en el Consejo.

Por último, lo único que puedo decir es que me gustaría que hubiera mayor claridad por parte del Grupo del Partido Popular Europeo (Demócrata-cristianos) aquí en esta Cámara en lo que respecta a su posición. Acaban de hacer unos comentarios muy críticos sobre el impuesto sobre las transacciones financieras, aunque gran parte de su grupo está a favor. No me creo que de verdad estén hablando por la mayoría de su grupo. Tenemos que actuar de forma conjunta en esta situación, de lo contrario nuestros ciudadanos actuarán con cinismo si vamos a tener medidas de ahorro de costes por un lado, pero ningún ingreso a partir de los impuestos sobre el rendimiento del capital en Europa por otro.

 
  
MPphoto
 

  Kay Swinburne, en nombre del Grupo ECR. – Señora Presidenta, me gustaría empezar felicitando a la Presidencia belga por sus habilidades negociadoras y al Comisario Barnier y a su equipo por hallar soluciones para la supervisión. No obstante, me gustaría volver sobre las cuestiones no resueltas de las transacciones financieras en el Ecofin de ayer.

Parece que paso gran parte de mi tiempo en el Parlamento pidiéndole a la gente que lleve a cabo investigaciones, redacte evaluaciones de impacto y haga estudios. El Ecofin de esta semana ha salido y ha hecho exactamente eso. En vez de considerar conceptos puramente políticos y legislar de forma precipitada, la reunión del Consejo y las aportaciones del Comisario Šemeta se han basado en hechos y cifras. Un buen ejemplo de mejores principios de regulación llevados a la práctica. Sin embargo, cuando una evaluación independiente declara que un Estado miembro va a terminar recaudando más del 70 % de los ingresos generados a partir de un impuesto sobre las transacciones financieras, en todo caso, sería absurdo reivindicar que dicho impuesto se aplicara a nivel de la UE.

Un impuesto sobre las transacciones financieras no es dinero gratuito, como nos harían creen los medios de comunicación populares. Los bancos y los intermediarios financieros no serían los que tendrían que pagar un impuesto sobre las transacciones. Serían los pensionistas los que dependerían de sus devoluciones en el mercado y las empresas de la economía real las que pagarían todas las transacciones de cobertura. Es hora de reconocer las limitaciones del simplista impuesto sobre las transacciones financieras y, si nuestro verdadero objetivo es modificar el comportamiento de los bancos sin destruir nuestras economías, considerar, en su lugar, la solución más compleja de fijar un impuesto sobre las actividades financieras o exacciones bancarias como propone el FMI.

En vez de hacer descarrilar el proceso pidiendo impuestos inalcanzables y superfluos a nivel de la UE a los que muchos Estados miembros, no solo el mío, se oponen, debemos tomar esto como una oportunidad para reforzar las frágiles finanzas públicas de nuestros Estados miembros y permitirles utilizar el dinero como consideren adecuado, al reponer sus arcas públicas agotadas por los rescates de los bancos y la gestión de la crisis.

 
  
MPphoto
 

  Miguel Portas, en nombre del Grupo GUE/NGL.(PT) El Ecofin ha decidido poner en marcha el semestre europeo, que tiene como objetivo garantizar la coherencia entre la política económica europea y las políticas presupuestarias nacionales. Mi pregunta es la siguiente: ¿han pensado en algún momento en la democracia? Estoy totalmente a favor de la coordinación. Acepto los objetivos para el déficit e incluso me gustaría ver esos objetivos aplicados a la creación de empleo. Acepto modificaciones de los presupuestos nacionales, aunque preferiría que las sanciones no fueran absurdas y no empeoraran el problema, así que estoy bastante abierto en este sentido.

Lo que considero totalmente inaceptable es que Bruselas decida cómo tienen que cumplir los Estados miembros sus compromisos, porque esto implica expropiar las prerrogativas fundamentales de los parlamentos nacionales. El Ecofin tendrá más que una aprobación anticipada; está estableciendo las directrices que gobernarán todos los presupuestos nacionales. He oído decir al señor Reynders: de acuerdo, pero no entraremos en detalles sobre esta cuestión. Gracias por su magnanimidad, pero el problema básico es que las directrices principales se aplicarán a 27 gobiernos. De esos 27 gobiernos, Alemania siempre le estará diciendo a Grecia lo que tiene que hacer, pero no al contrario.

Señorías, los diputados a los parlamentos nacionales no son huecos que hay que rellenar. Los diputados a los parlamentos nacionales no pueden simplemente divorciarse de la libertad de decisión sobre sus presupuestos, que es una decisión política crucial.

 
  
MPphoto
 

  Hans-Peter Martin (NI).(DE) Señora Presidenta, señor Comisario, quisiera empezar haciéndoles un cumplido. Es obvio que se muestran dispuestos. La pregunta es simplemente: ¿pueden permitirse estar dispuestos? En cuanto al proceso por el que están luchando con tantísima dedicación, les pediría que dejaran clara la cuestión cuanto antes a nuestros ciudadanos explicando a grandes rasgos el motivo de este fracaso a pesar de todo el interés mostrado, y explicando por qué sólo hemos logrado escasos avances en las cuatro piedras angulares que son centrales para el problema.

Está claro que necesitamos claridad en cuanto a por qué la supervisión de los mercados financieros en los Estados Unidos es más estricta y más crítica en áreas clave de lo que ustedes están intentando establecer ahora. También necesitamos respuestas claras en cuanto a cómo pretenden realmente afrontar el problema de los bancos interpuestos y qué grado de éxito podemos esperar al respecto. También se necesitan aclaraciones en cuanto al capital. ¿Qué intención tiene la Comisión? Hay muchos detalles al respecto, pero ¿cómo pretenden asegurarse de que no volverá a producirse una crisis?

También me gustaría plantear una pregunta como representante de un pequeño Estado miembro: ¿qué podemos hacer para limitar el problema de los bancos que son demasiado grandes para desaparecer? En Austria, tenemos un problema con un banco, el Hypo Group Alpe Adria, en el que, si se pidiera la devolución de los préstamos, el peso de la deuda del Estado austríaco sería tan alto que nos veríamos en la misma categoría que Grecia. ¿Va a emitir la Comisión una advertencia al respecto? ¿Qué va a hacer? ¿Cómo pretende evitar que Austria se convierta en otra Grecia para la Unión Europea?

 
  
MPphoto
 

  Jean-Paul Gauzès (PPE).(FR) Señora Presidenta, señor Comisario, antes que nada me gustaría naturalmente dar también mi enhorabuena por el buen resultado obtenido en el área de supervisión.

Como nos ha recordado la señora Goulard, el esfuerzo del Parlamento no ha sido en vano, y en diciembre ocurrió algo nuevo y excepcional: fue emitida una declaración por los cuatro coordinadores de los principales grupos que decía que Europa tenía que jugar un papel más importante en esta supervisión. Gracias a su dinamismo, el señor Reynders, se ha encontrado una buena solución. La Comisión sin duda ha trabajado mucho y aplaudo el programa de servicios financieros que nos ha anunciado el Comisario Barnier.

Es una suerte que esto haya ocurrido, que se haya alcanzado este acuerdo, porque la credibilidad financiera de la UE, su credibilidad financiera a ojos de nuestros ciudadanos, que desde que empezó la crisis nos han estado preguntando: «¿Qué está haciendo la UE? ¿Qué resultados concretos han conseguido?», a la larga está en juego. Les podemos decir que estamos pensando y trabajando en esta cuestión, que estamos manteniendo diálogos a tres bandas y reuniones, pero lo que ellos quieren son resultados.

La credibilidad de la UE a ojos de nuestros socios internacionales, concretamente los Estados Unidos, también está en juego. He estado en contacto últimamente con representantes del sector financiero de loa Estados Unidos y, en el fondo, lo que les molesta de la UE es esta impresión de incertidumbre jurídica: cambiamos reglamentos; introducimos cláusulas de revisión y cláusulas de expiración; no construimos nada sólido. Creo que la legislación debe ser definitiva, aunque sujeta a modificaciones. No debemos, por encima de todo, dar la impresión de que vamos a enmendar los documentos en los dos o tres próximos años.

Señora Presidenta, señor Reynders, por mi parte me gustaría aducir: un diálogo a tres bandas muy importante tendrá lugar esta tarde con el Comisario Barnier y mis colegas sobre la regulación de los fondos de cobertura. Es esencial que encontremos una solución pronto. Soy muy consciente del compromiso por parte de la Presidencia belga y de su compromiso personal. Debemos alcanzar un acuerdo en las próximas semanas, para que la próxima vez que nos informe sobre el trabajo del Ecofin, pueda decir «se ha alcanzado un acuerdo sobre la regulación de los fondos de cobertura». Nosotros contamos con ello, y sé que ustedes también. Ahora debemos dar el último paso para que se pueda encontrar la solución adecuada.

 
  
MPphoto
 

  Anni Podimata (S&D).(EL) Señora Presidenta, señor Comisario, las decisiones tomadas ayer por el Consejo Ecofin, junto con, por supuesto, el acuerdo sobre un nuevo y eficaz sistema de supervisión financiera, son pasos esenciales hacia la nueva gobernanza económica que prevemos. No obstante, hoy nos enfrentamos a un gran reto. Nadie puede ni debe detener la imposición de una disciplina presupuestaria más estricta y una supervisión más estricta.

El reto es diseñar un nuevo modelo económico que responda a la demanda de los ciudadanos europeos de alcanzar el pleno empleo y un crecimiento justo. Así pues, tenemos que encontrar un equilibrio entre la disciplina presupuestaria y la protección de los recursos necesarios para el crecimiento sostenible y el pleno empleo mediante la inversión pública y privada.

Por tanto, tenemos que abordar los equilibrios macroeconómicos y la división competitiva entre los Estados miembros que conducirán inevitablemente a desigualdades económicas y sociales. Por encima de todo, no obstante, necesitamos un modelo de distribución más justa del coste de recuperación, y la justicia fiscal y el cobro de impuestos sobre las transacciones financieras podría tener una función catalizadora.

Europa puede y debe tener un papel principal en esta cuestión. Lo hizo para luchar contra el cambio climático alcanzando compromisos unilaterales. Puede y debe liderar los esfuerzos para promocionar normativas similares a nivel internacional.

 
  
MPphoto
 

  Jens Rohde (ALDE). – Señora Presidenta, quiero dar las gracias y apoyar a la Comisión y el Consejo en su labor a la hora de asegurar una financiación adecuada por parte del sector financiero.

Hay, no obstante, un par de problemas. Nosotros respaldamos la idea de introducir una especie de nivel de estabilidad coordinado y un fondo, pero en lo que respecta al impuesto sobre las transacciones financieras, estamos hablando de una cuestión totalmente diferente y mucho más compleja.

Ese impuesto, como mínimo, tendría que ser global para evitar el fraude fiscal. Asimismo, un impuesto sobre todas las transacciones no solo podría ser técnicamente inviable, sino que además podría hacer que los mercados se volvieran más inestables y menos líquidos.

Tengo algunas preguntas relativas a los impuestos. Si el objetivo es generar dinero para causas globales, ¿qué cantidades de dinero hacen que entren ingresos y quién tiene la responsabilidad de distribuir el dinero? En cuanto a un impuesto con un objetivo específico, ¿cuándo sabremos si ya es suficiente? Por último, la cuestión clave es ¿quién recaudará el impuesto ―los Estados miembros o la UE―? Si lo hace la UE, más allá de sus ciudadanos, ¿cómo evitamos la subida constante de los impuestos? En el mundo real, nada parece ser suficiente cuando se trata de la necesidad de los políticos de disponer de más dinero.

 
  
MPphoto
 

  Derk Jan Eppink (ECR).(NL) Señora Presidenta, permítame dar la bienvenida al señor Reynders. Espero que todo le vaya bien. En cuanto a la exacción bancaria, en principio no tengo ningún problema con ella en absoluto. Sólo me pregunto cómo se supone que va a funcionar en la práctica. Me recuerda a un autobús: todo el mundo quiere subirse a él, pero todo el mundo quiere ir a un lugar diferente. En cuanto al impuesto sobre las transacciones financieras, creo que es un buen ejemplo de una mala idea. Es básicamente una especie de impuesto Tobin europeo. Aunque ya no lo llamamos así, porque hoy en día incluso el propio señor Tobin se opone a ese impuesto. Espanta el capital y Suecia ha sido un buen ejemplo de ello. ¿Esto también da por sentado lo que vamos a hacer con los ingresos de dicho impuesto? ¿Lo vamos a utilizar para contribuir a los propios recursos de la UE? Esta cuestión seguro que causa muchas divisiones, así que mi consejo para usted, señor Reynders, es el siguiente: puede que tras su plan haya muy buenas intenciones, pero haga el favor de dejarlo. Déjelo en el aire o, mejor todavía, déjelo fuera hasta que se muera de hipotermia. De lo que no hay duda es de que no podemos hacer esto solos. Ahora me gustaría retomar lo que ha dicho el señor Schulz, aunque él no parece que me esté escuchando ahora mismo. Ayer dijo que le gustaría obligar a la Comisión Europea a tomar la iniciativa en cuanto al impuesto sobre las transacciones financieras. Él quiere sacar a la gente a la calle. Le aconsejo que no vaya por ese camino. Tomaremos la iniciativa de los ciudadanos europeos contra este impuesto porque son las personas normales y corrientes quienes tendrán que pagarlo.

 
  
MPphoto
 

  Othmar Karas (PPE).(DE) Señora Presidenta, señor Comisario, señor Reynders, tengo cinco puntos que señalar. En primer lugar, he de decir que me parece lamentable que una reunión tan importante como la del Ecofin de ayer se celebrara al mismo tiempo que la conferencia del Presidente de la Comisión sobre el estado de la Unión. Esperaba una mejor coordinación. Si todos vamos a remar en la misma dirección, tenemos que ser conscientes de los temas y los acontecimientos que conciernen a la Unión Europea; tenemos que coordinar nuestros esfuerzos, escucharnos unos a otros y hablar entre nosotros. Esta programación paralela es totalmente innecesaria y perjudica a ambos eventos.

La segunda cuestión que quiero mencionar es la supervisión. Quiero felicitar a la Presidencia del Consejo, al señor Comisario y al Parlamento. Si no fuera por la decisión del Parlamento de julio, no se habrían hecho avances durante el verano y no tendríamos una supervisión efectiva. Si no fuera por la decisión del Parlamento de julio, el Presidente del Banco Central Europeo no estaría dirigiendo la autoridad de macrosupervisión. Estos asuntos se han reforzado a través de la cooperación activa del Parlamento y la Presidencia belga con el apoyo de la Comisión. Les doy las gracias cordialmente por ello.

Mi tercer punto está relacionado con la europeización de la elaboración del presupuesto. Debemos ser conscientes de que el segundo pilar de la unión monetaria sólo funcionará si luchamos por la unión económica y social y europeizamos la política presupuestaria y la política tributaria como primera medida, en vez de simplemente coordinarlas.

Mi cuarto punto es que, aunque necesitamos una exacción bancaria, no se debería permitir que se convirtiera en un pozo sin fondo. La exacción debería tener un objetivo europeo y garantizarse para fines europeos, y se debería crear el Fondo Monetario Europeo.

Mi quinto punto está relacionado con el impuesto sobre las transacciones financieras. Ahora mismo, los que están a favor y los que están en contra del impuesto deben sentirse como si hubieran estado dando vueltas sobre lo mismo en vano. Señor Reynders, usted acaba de comentar que este ha sido el primer debate serio sobre el tema. Sin embargo, llevamos un año hablando de ello. Hemos estado preguntando. Hemos estado adoptando resoluciones. Primero parece que le echan la culpa al G20, luego a la Comisión y, por último, a los Estados miembros. Queremos que se responda a estas cinco preguntas. ¿En qué se va a basar la estimación? ¿Cuál va a ser el porcentaje? ¿Quién va a imponer la exacción? ¿Quién va a recaudar el dinero y para qué? Preséntennos un proyecto y entonces podremos debatir la cuestión en mayor profundidad y, al final, hacer algo práctico.

 
  
MPphoto
 

  Elisa Ferreira (S&D).(PT) Señora Presidenta, señor Comisario, la coordinación de los esfuerzos para el semestre europeo que se debatió ayer en el Ecofin es una medida positiva en sí misma, pero es sólo una parte de todo esto. El crecimiento y el empleo tienen que ser prioridades, al igual que el cumplimiento del Pacto de Estabilidad y Crecimiento. La creación del Fondo Monetario Europeo es crucial. Hay que controlar la deuda soberana junto con todas las demás obligaciones de participación en el ámbito monetario. Es vital que el desarrollo de este proyecto no atraviese el peligroso camino de las sanciones, y cuento con el Comisario Barnier y su experiencia para guiar a la Comisión en este sentido.

En segundo lugar, me gustaría felicitarle con total sinceridad por la labor de supervisión financiera que ha llevado a cabo. Creo que el Comisario Barnier, en concreto, junto con el Parlamento y la Presidencia belga, ha logrado alcanzar un buen acuerdo: un acuerdo que nos respeta y defiende los intereses del público europeo. Espero que el resto de la agenda siga la misma metodología y que logremos tener el mismo éxito.

En tercer lugar, quiero decir que espero de verdad que cuando se produzca una crisis bancaria, especialmente para los bancos sistémicos y transfronterizos, todos los avances ayuden a consolidar la posición europea.

Por último, señor Comisario, es esencial que nos replanteemos la agenda del G20, sobre todo si no queremos dejar de luchar contra el fraude, la evasión de impuestos y los paraísos fiscales, y si queremos que haya una contribución eficaz y más decisiva de los bancos y los servicios financieros...

(La Presidenta interrumpe a la oradora)

 
  
MPphoto
 

  Vicky Ford (ECR). – Señora Presidenta, aplaudo el acuerdo sobre la arquitectura de supervisión. Sé que a mis colegas no les ha resultado fácil alcanzar ese acuerdo. Ha sido una delicada cuestión de equilibrio entre proteger los mercados de los riesgos transfronterizos y asimismo mantener las responsabilidades de los gobiernos nacionales.

El Comisario lo ha descrito, con bastante acierto, como sólo la primera piedra. Estoy deseando trabajar con la Comisión para garantizar que las futuras piedras no nos hagan perder ese delicado equilibrio.

Básicamente, no sirve de nada que los Estados miembros acuerden normas a nivel internacional y después no las apliquen a nivel nacional. Espero que esto garantice que todos nos atengamos a nuestras normas internacionales.

Durante el debate, muchos de mis colegas han dicho que era importante que el Presidente de la JERS fuera el presidente del BCE. Hemos prometido escucharle cuando nos ha advertido sobre los riesgos. Ayer advirtió al Consejo sobre el riesgo del impuesto sobre las transacciones financieras y nos dijo que esto podría ser un desastre para Europa. Asegurémonos de que, como políticos, cumplimos nuestra promesa y escuchamos de verdad a la persona que decimos que escucharemos.

 
  
MPphoto
 

  Sophie Auconie (PPE).(FR) Señora Presidenta, señor Ministro, señor Comisario, Señorías, como ya han señalado mis colegas ―el señor Gauzès lo ha hecho ahora y lo hizo ayer durante el debate sobre el estado de la Unión―, necesitamos más Europa.

Más Europa para crear crecimiento y empleo, para regular los mercados y para reducir la desigualdad. Esta es la opinión del Presidente de mi grupo, el señor Daul, la cual apoyo plenamente. Creo que los Estados miembros por fin se han dado cuenta de que tenemos que ser más audaces en los asuntos económicos y presupuestarios. Más audaces y, sobre todo, responsables: las respuestas de proteccionismo nacional son una forma segura de buscarse problemas.

Necesitamos una mayor supervisión financiera a nivel europeo. El acuerdo con el Consejo sobre el paquete de supervisión financiera, sobre el que votaremos en la próxima sesión plenaria, es una excelente noticia a este respecto.

No obstante, además de supervisar el sistema, debemos establecer una coordinación real de nuestras políticas económicas y presupuestarias. Debemos crear un federalismo presupuestario y un federalismo económico. El hecho de tener una política monetaria común y políticas presupuestarias independientes nos paraliza. Creo que el federalismo ha empezado con este nuevo semestre europeo, que requiere que los Estados miembros presenten sus estrategias presupuestarias al Consejo cada año antes del verano para que emita su opinión.

Sin embargo, como pasa a menudo a nivel de la UE, lo que ocurra en la práctica será lo que determine las normas más que los documentos. Por mi parte, deseo que esta coordinación sea más que un simple ejercicio formal y que resulte en una verdadera estrategia común para nuestras políticas económicas, industriales y sociales. Lamento que los parlamentos nacionales y el Parlamento Europeo no se hayan implicado de lleno aún en este proceso de coordinación.

Señor Ministro, como representante del Consejo, me dirijo a usted en particular: los parlamentos, como autoridades presupuestarias, deben desempeñar una función esencial en la aparición de una política económica europea, ya que es la única forma de asegurar su eficacia y legitimidad.

 
  
MPphoto
 

  Antolín Sánchez Presedo (S&D).(ES) Señora Presidenta, felicito a la Presidencia por la aprobación unánime, por parte del Consejo, del compromiso alcanzado con el Parlamento y la Comisión sobre el paquete de supervisión.

Hemos venido trabajando con la Presidencia española y con la Presidencia belga, y hemos conseguido culminar nuestros trabajos con un compromiso ambicioso que pone los cimientos –sólidos– para la reformar financiera y supone un hito en la integración comunitaria.

Es positivo también haber aprobado la implantación del semestre europeo a partir del próximo año, pero la coordinación económica es mucho más que organizar un calendario de operaciones: precisa contenidos sustanciales y una dimensión parlamentaria.

Urge avanzar más en la reforma de la gobernanza económica: es necesario para movilizar la capacidad de crecimiento económico infrautilizado y para construir la Unión económica y social que necesitamos.

Necesitamos también un sistema europeo de prevención, gestión y resolución de crisis que sea coherente, robusto y creíble. Debe ser compatible con la recuperación económica, prevenir el riesgo moral, tener en cuenta el resto de las cargas de la reforma financiera y evitar distorsiones en el ámbito del mercado interior. Tenemos que coordinarnos internamente para ser capaces de trasladarlo al G-20.

Y sobre la tasa sobre las transacciones financieras –y finalizo–, estamos pendientes de una comunicación de la Comisión que puede también tomar en consideración una tasa sobre las actividades financieras, y está en juego combatir la volatilidad, repartir justamente la carga fiscal, paliar el impacto de la crisis sobre las finanzas públicas, establecer nuevos recursos para la Unión Europea y contribuir a los Objetivos del Milenio. Si queremos ser un actor global, no podemos actuar en orden disperso.

 
  
MPphoto
 

  Peter Skinner (S&D). – Señora Presidenta, me gustaría agradecer especialmente al señor Reynders y al Comisario Barnier su apoyo al paquete de supervisión, que a veces parecía una tarea imposible, pero al final conseguimos hacerlo. Espero que nuestra labor sobre Solvencia II y sus medidas de aplicación sean más productivas y mucho más rápidas. Confío en que así será.

Hay muchos aspectos positivos que ya se han señalado hoy ―y muchos negativos―, pero yo quisiera aprobar el progreso que se ha hecho hasta ahora y aquel al que deberíamos aspirar. Europa, no obstante, ―y no solo la zona del euro, hay que decirlo― necesita normativas para mejorar el rendimiento, así como garantías.

Tengo la sensación de que se está haciendo sentir a los países como marginados, y eso es algo que hay que detener. Es autodestructivo para la UE en su conjunto. La agenda internacional es clave. La Unión Europea tiene que jugar un papel significativo y crucial a la hora de crear normas globales.

El problema es que si creemos que basta con crear normas sólo en Europa, cometeremos un grave error. Por eso aplaudo las observaciones del Comisario Barnier relativas a la mesa de negociaciones de la Unión Europea y los Estados Unidos sobre la realización de una normativa comparativa. Mi oficina ya ha preparado dicha mesa de negociaciones. Me haría mucha ilusión poder compartir los contenidos de la misma con usted, señor Comisario. Espero que sea muy fructífera.

Por último, quisiera preguntar: ¿en qué punto nos encontramos con el Consejo Económico Transatlántico, en el diálogo regulador de alto nivel? ¿Adónde esperamos llegar en el futuro? Tenemos problemas que afrontar y no podemos resolverlos nosotros solos.

 
  
MPphoto
 

  Liem Hoang Ngoc (S&D).(FR) Señora Presidenta, Señorías, ayer el Consejo Ecofin aprobó el principio del semestre europeo. Como federalista, aplaudo, sin lugar a dudas, dicho avance. No obstante, la coordinación de la política presupuestaria es una cosa, y definir su contenido es otra. Por esa razón, reforzar el Pacto de Estabilidad y Crecimiento es un grave error.

El tratamiento de austeridad dogmáticamente impuesto en toda Europa ya está haciendo sentir sus efectos iniciales. España e Irlanda están sufriendo aún más dificultades, y el estudio de Markit, publicado a finales de agosto, demuestra que este tratamiento ha sido responsable del estancamiento del crecimiento europeo y, poco después, del estancamiento del crecimiento alemán.

El conjunto de medidas represivas esbozadas sobre la agenda de la próxima reunión informal del Ecofin es aún más grave. La imposición de sanciones financieras automáticas a Estados que ya están teniendo problemas presupuestarios es una irresponsabilidad. Avivará inevitablemente las críticas en todos los Estados miembros respecto a sus aportaciones nacionales al presupuesto de la UE.

Dos millones y medio de ciudadanos expresaron ayer la primera oposición al paquete de austeridad en las calles de Francia. En vez de proteger las redes de seguridad social e imponer la armonía social en la UE que es necesaria para la recuperación, el Consejo y la Comisión están acabando con ellas. ¿Acaso evalúan el efecto de dichas decisiones sólo por el nivel cada vez mayor de euroescepticismo entre los ciudadanos?

Por el bien de la integración europea y de los ciudadanos para los que se está llevando a cabo, hay que reconocer, Señorías, que el refuerzo del Pacto de Estabilidad y Crecimiento es una aberración económica. También es un grave error político.

 
  
MPphoto
 

  Sławomir Witold Nitras (PPE).(PL) Estoy muy satisfecho con el compromiso sobre el establecimiento de un sistema de supervisión financiera. Los mercados europeos, de hecho, necesitaban estos mecanismos. Un aspecto que personalmente me alegra mucho es el énfasis puesto en el papel del Banco Central Europeo. Desde mi punto de vista, estamos más seguros con los nuevos acuerdos. La experiencia del Banco Central Europeo nos permite mirar al futuro con optimismo, y el establecimiento del sistema europeo de órganos de supervisión financiera debería ser tratado como un paso en la dirección correcta. Hemos empezado en serio la coordinación de la política sobre gastos, y no nos interesa únicamente la recaudación de impuestos en Europa. El sistema de cobertura será muy importante. Recuerden que los Gobiernos nacionales, que toman decisiones y se ven obligados a cumplir las normas sobre el déficit presupuestario, no son los únicos organismos autorizados a gastar dinero en su país.

 
  
MPphoto
 

  George Sabin Cutaş (S&D). (RO) El Pacto de Estabilidad y Crecimiento no es el único que necesita una reforma, también la necesita el modelo económico y social en su conjunto.

El modelo económico y social, una característica particular de la Unión Europea, demuestra ser insostenible actualmente. Inicialmente considerado una fuerza impulsora del crecimiento económico, así como de la protección social, no ha conseguido hacer realidad estas expectativas. El diez por ciento de los europeos está sin trabajo, mientras que los Estados miembros siguen estando en profunda recesión.

Por otro lado, tenemos defectos en lo que se refiere al control de los flujos económicos en la UE, que han sido claramente puestos de relieve por la crisis económica. Esto convierte la supervisión macroeconómica de las economías europeas en una necesidad, sobre todo porque estas últimas están estrechamente unidas a través del mercado único y la moneda única.

Así pues, aplaudo las conclusiones del Ecofin sobre el establecimiento de una base para la supervisión macrofinanciera en la Unión Europea, con la ayuda de la puesta en marcha de la Junta Europea de Riesgo Sistémico y las autoridades de supervisión para los sectores bancario, de seguros y bursátil, sin olvidar el control de los presupuestos nacionales dentro del semestre europeo.

 
  
MPphoto
 

  Ilda Figueiredo (GUE/NGL).(PT) Señora Presidenta, las decisiones tomadas ayer por el Consejo Ecofin son inaceptables. Mientras los especuladores siguen haciéndose con salarios escandalosos y los impuestos efectivos de las transacciones financieras siguen siendo esquivos, con el florecimiento de los paraísos fiscales, han aprovechado la oportunidad brindada por la crisis para lanzar el mayor ataque contra la democracia hasta ahora. Han intentado convertir a los diputados de los parlamentos nacionales en títeres europeos para que se lleve a cabo un estudio preliminar de los presupuestos nacionales por parte de los líderes europeos, como si la naturaleza claramente condicional del Pacto de Estabilidad y Crecimiento y sus irracionales criterios no fueran suficientes.

La denominada «coordinación económica» establecida en los tratados no puede justificar este pisoteo, ya sea a nivel europeo o nacional, de la soberanía de los Estados miembros en este difícil momento para su desarrollo económico y social. Han ido demasiado lejos en la defensa de los intereses de los grupos económicos y financieros, y esto tendrá graves consecuencias para los más pobres de la Unión Europea. Por eso protestamos aquí, y estamos seguros de que la lucha de los trabajadores y el pueblo de la Unión Europea se intensificará.

 
  
MPphoto
 

  Liisa Jaakonsaari (S&D).(FI) Señora Presidenta, gracias por su discurso. Hace sólo un par de años, hubo en Europa una doctrina de extremo liberalismo, que decía que la política sólo confunde el funcionamiento de los mercados y que los mercados lo deciden todo.

Ahora nos encontramos en una situación en la que la política es importante. La política decide cuestiones y es muy importante que ahora hayamos avanzado en la supervisión financiera. Es muy importante que las distorsiones de las estadísticas presupuestarias que se han producido ahora se vean claramente. Todo es transparente, y creo que esa transparencia es clave en la reforma.

Lo que dijo Schuman originalmente demuestra ser cierto: la Unión Europea se desarrollará como consecuencia de las crisis. La Unión Europea obtiene su credibilidad de resultados palpables, nada más. Ahora estamos tomando estas medidas palpables.

 
  
MPphoto
 

  Michel Barnier, Miembro de la Comisión.(FR) Señora Presidenta, quisiera dar las gracias a todos y cada uno de ustedes por lo que han dicho respecto al resultado colectivo logrado en el área de supervisión.

Me gustaría volver sobre lo que acaba de decir la señora Ferreira sobre que nuestros ciudadanos se están viendo perjudicados y afectados por todas estas crisis financieras, económicas y sociales. Creo que debemos poner empeño en demostrar a nuestros ciudadanos que estamos sacando lecciones de la crisis, porque ellos son quienes os eligen y nos sentimos responsables de ellos. Eso es lo que acabamos de hacer con respecto a la supervisión, sólo tenemos que comunicarlo y explicarlo, que es lo que hemos empezado a hacer. Estoy pensando en el informe de la señora McCarthy sobre la DRC III y la remuneración. Creo que, en lo que respecta a todos los problemas que han conmocionado, perjudicado y afectado a nuestros ciudadanos y representantes electos, nosotros, el Parlamento, el Consejo y la Comisión, debemos demostrar que estamos proporcionando respuestas a nivel de la UE, respuestas concretas.

En cuanto al impuesto sobre las transacciones, el Comisario Šemeta ha llevado a cabo una importante y útil tarea al analizar las distintas opciones y las consecuencias del establecimiento de este impuesto si se aplicara sólo a nivel regional. Creo que se trata de una tarea importante. Le diría al señor Giegold que, en la reunión del G20 en Toronto, el Presidente de la Comisión adoptó una actitud clara, en nuestro nombre, a favor de la exacción equitativa y sustancial a los servicios financieros. Confirmaremos su posición en octubre. Usted, por tanto, no tiene que esperar mucho, señor Karas. También quiero decirle a la señora Figueiredo que este debate continúa. De nada sirve que tengamos razón si estamos solos. Tenemos que convencer a la población de Europa y, como podrá explicar el señor Reynders mejor que yo, aún hay mucho camino que recorrer a nivel de la UE de los 27, un larguísimo camino que recorrer. Después habrá que convencer también al resto de regiones del mundo.

Al igual que la señora Wortmann-Kool, la señora Swinburne y la señora Ford, creo que, si este impuesto va a ser totalmente efectivo, debe establecerse sobre una base lo más amplia posible. Por eso tenemos que convencer a las demás regiones del mundo.

Aunque esté hablando del mundo, me gustaría decir una cosa sobre la gobernanza global. Le puedo confirmar al señor Skinner que vamos a preparar esta mesa de negociación comparativa. Asimismo, una vez que se haya completado este ejercicio para los Estados Unidos y la UE, creo que se debería ampliar a las demás regiones del mundo, que acabo de mencionar: China, la India, Brasil y también África, que tiene cosas que aportar y se ve muy afectada. Así que tengo que asegurarme de utilizar toda la información a la que ha hecho referencia el señor Skinner. En cuanto a la gobernanza, de la que han hablando también la señora Podimata y el señor Martín, todavía no tenemos los mismos métodos ni la misma legislación porque nuestras economías son muy diferentes. El señor Martín ha citado la famosa estrategia «demasiado grandes para desaparecer» de Volcker. Nuestro análisis en Europa es diferente: para cada banco, independientemente de su tamaño y abanico de actividades, debe haber una buena supervisión externa e interna y buena gobernanza, y la diversidad de sus actividades no debería verse restringida necesariamente.

El Parlamento claramente tiene un papel esencial en cuanto a la supervisión. La señora Goulard ha hablado del trabajo hecho a su petición para mejorar la credibilidad de las agencias. El señor Nitras ha hecho referencia al papel clave del Banco Central Europeo, cuyo Presidente se va a convertir en el primer presidente de la Junta de Riesgo Sistémico, con la tarea de garantizar que dicha institución es creíble. El señor Karas también ha mencionado que, gracias a ustedes y a la original y excepcional decisión que todos ustedes tomaron en julio de posponer su votación en primera lectura hasta otoño, hemos tenido tiempo para convencer al Consejo y lograr avances con él. No me he olvidado de todo eso y me gustaría darles las gracias de nuevo.

Quisiera terminar diciendo, como ha hecho la señora Auconie, que necesitamos «más Europa». Permítanme expresar mi convicción, Señorías, de que debemos regular. Debemos supervisar y sacar lecciones de la crisis. Debemos hacer mejoras en las finanzas públicas, porque las deudas de hoy son los impuestos de las generaciones futuras. Debemos tener una forma de gobierno. Voy a terminar con unas palabras a este respecto.

No basta con tener una forma de gobierno. También debemos respaldar un proyecto económico. Esto es lo que el Presidente Barroso quería decirles de forma contundente ayer, y lo que vamos a perseguir. También es el contexto en el que ustedes tendrán que interpretar las propuestas que hagamos en otoño, mediante el Acta del Mercado Único, para mejorar el funcionamiento del mercado interno y garantizar un crecimiento del 1 % o 2 % que Europa podría lograr si el mercado interno funcionase mejor.

Terminaré con la coordinación económica, que muchos de ustedes han mencionado. Quiero recordarles que a finales de mes, el Comisario Rehn y el Presidente Barroso presentarán algunas propuestas bastante firmes para la adopción de medidas en el área de gobernanza. En cuanto al semestre europeo, mencionado por el señor Portas, el señor Giegold, el señor Karas, el señor Sánchez Presedo, el señor Cutaş y la señora Auconie, ustedes tienen claramente la voluntad política de apoyar este nuevo método de coordinación, de radares, de fotografías en tiempo real, de medidas proactivas con los gobiernos al mismo tiempo que se respetan, señora Presidenta, las prerrogativas y la soberanía de los parlamentos nacionales.

Creo que esto es muy importante. Yo he sido diputado al Parlamento francés y senador durante 20 años. Me hubiera alegrado mucho si, al votar sobre el presupuesto de mi país, se me hubiera dado una perspectiva independiente y objetiva de lo que estaba pasando en otros países, cómo conseguían —unas veces solos y otras veces usando distintos métodos— los mismos objetivos y disciplinas acordados conjuntamente.

Así pues, quiero que sepan que, en lo que respecta a todas estas cuestiones de coordinación y gobernanza, la Comisión tiene voluntad política y que la puerta del Comisario Rehn está siempre abierta.

 
  
MPphoto
 

  Didier Reynders, Presidente en ejercicio del Consejo.(FR) Señora Presidenta, Señorías, en primer lugar me gustaría darles las gracias a ustedes y a todos los oradores que han expresado su aprobación del acuerdo sobre supervisión financiera. Como muchos han dicho, ha sido un esfuerzo conjunto del Parlamento ―especialmente de sus ponentes―, la Comisión y el Consejo.

Como he dicho hace un momento, estamos en el inicio de un proceso y, para demostrar que esta supervisión realmente representa un valor añadido y quizá la primera lección que se obtiene de la crisis financiera, debemos asegurarnos primero de que las personas que estarán a cargo de la supervisión son elegidas de la forma más objetiva posible —y creo que los procedimientos aprobados siguen este criterio— y después, si queremos, como han pedido muchas personas de esta Cámara, para proceder a la supervisión que cada vez es más europea, debemos demostrar la eficacia de dicha supervisión en las diferentes áreas. Podremos avanzar aún más simplemente demostrando la eficacia de la supervisión a nivel europeo. Repito, no obstante: el establecimiento de esta nueva arquitectura es probablemente la primera y la más importante lección que se extrae de la crisis económica. Ahora somos nosotros los que tenemos que hacer que funcione y que sea posible, y reforzar, repito, paso a paso, el verdadero carácter europeo de esta nueva supervisión.

El segundo comentario que quiero hacer —el señor Gauzès se ha referido a esto hace un momento— es que esta tarde una vez más estaremos trabajando en un diálogo a tres bandas; estaremos debatiendo de nuevo sobre los fondos de inversión. Creo que todo el mundo tiene que tomar medidas y aprobar el mismo proceso que acabamos de llevar a cabo con éxito en el área de supervisión financiera. Es cierto que aún hay algunas demoras en el Consejo y que se están celebrando debates en su Cámara sobre algunos aspectos relacionados con los cambios de los fondos de inversión, pero este es un asunto en el que hay que hacer progresos.

Creo que, junto con el Comisario Barnier, queremos establecer de verdad un plazo limitado para la entrada en vigor de los nuevos documentos. En cuanto a los fondos de inversión —trataremos de hacer progresos empezando esta misma tarde—, debemos adoptar el mismo enfoque e intentar establecer un marco que sea un marco europeo y que proteja de verdad a los ciudadanos y a los consumidores con respecto a determinados productos y actividades que se desarrollan en Europa.

Quisiera decir que, para evaluar cómo está avanzando el trabajo en el área de regulación y supervisión, el Comisario Barnier ha anunciado durante la reunión informal del Consejo Ecofin la intención de comparar, en cierto modo, lo que está ocurriendo a ambos lados del Atlántico. Quiero confirmarles que pretendo invitar a la Presidenta de la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios durante la reunión informal del Ecofin para abordar esta cuestión y debatir sobre el progreso del trabajo, que afecta no solo al Consejo y a la Comisión, sino también al Parlamento. A finales de este mes tendremos, pues, la oportunidad de debatir sobre esta cuestión también con el Parlamento. Es importante reconocer los cambios que nosotros también estamos haciendo en este lado del Atlántico.

El tercer elemento sobre el que quiero hablar son los impuestos sobre las transacciones financieras —ya que no quiero volver a analizar los fondos de resolución—. El Comisario Barnier, tal y como ha anunciado, presentará propuestas específicas en las próximas semanas. En cuanto a los impuestos sobre las transacciones financieras, hace casi 10 años que intenté, durante la anterior Presidencia belga del Consejo, simplemente plantear la cuestión para que se debatiera. No pudimos debatir sobre ella. En realidad había unanimidad entre los belgas en cuanto a esta cuestión. Fue la única cuestión en la que se consiguió unanimidad. Esta vez el debate sí que se ha iniciado. Soy consciente de que se han hecho una serie de solicitudes contundentes para presentar propuestas concretas sobre las contribuciones, la base impositiva y el uso de la recaudación. Quizá deberíamos dejar primero que las ideas se desarrollaran en algunos Estados miembros para que podamos realmente iniciar un debate sobre los planes prácticos.

Lo que no vamos a hacer, como parte de nuestros preparativos para el G20, es volver a remitir esta cuestión al G20. Más bien, vamos a intentar identificar una serie de socios —que existen— con los que podamos avanzar en la misma dirección. No obstante, destacaría que este debate va a ser seguido de forma activa. Ya se ha desarrollado en este Ecofin. Lo continuaremos a finales de mes en la reunión informal del Ecofin y me gustaría mucho que pudiésemos avanzar, también en cuanto a la asignación de recursos.

No cometamos errores: el objetivo no es solucionar las crisis mediante el uso de este impuesto. El objetivo es quizás, como han señalado muchos, combatir la especulación. También lo es el facilitar fondos, y ya los estamos utilizando tres o cuatro veces más: primero, para luchar contra el cambio climático; segundo, para la ayuda al desarrollo; y tercero, para tapar los agujeros de los presupuestos. Este debate no será fácil, y reconozco que aún estamos lejos de alcanzar un acuerdo en este sentido.

Quisiera terminar, señora Presidenta, con la consolidación presupuestaria. No nos equivoquemos: el semestre europeo sólo es una etapa. Habrá otras, y debatiremos sobre las sanciones. La política que se acaba de aprobar implica debatir estos mecanismos para los Estados miembros de la zona del euro para empezar, quizá, y después ver cómo podemos ampliarlos, de acuerdo con las disposiciones actuales de los tratados, a los Estados miembros que no están dentro de la zona del euro.

Por supuesto, la idea es avanzar hacia la convergencia macroeconómica y la consolidación presupuestaria, pero quiero recordarles que el pacto que nos une en asuntos presupuestarios es el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, y que el debate sobre crecimiento, empleo y políticas sociales y medioambientales que va a tener lugar en Europa no se pasará por alto.

Todo este debate presupuestario no es solo un debate sobre el restablecimiento del equilibrio en nuestros Estados. Es para ver qué aspecto de nuestros presupuestos nos permitirá no solo seguir adelante en busca del equilibrio sino también en busca del crecimiento, la creación de empleo, el desarrollo de políticas sociales y la participación activa —y hago hincapié en la palabra «activa»— en la lucha contra el cambio climático.

Vamos a intentar hacer todo esto. La Presidencia belga está obviamente preparada para avanzar en estas cuestiones y, como acabo de decir, lo estaremos haciendo una vez más esta tarde en cuanto a los fondos de inversión.

 
  
MPphoto
 

  Presidenta. – Se cierra el debate.

Declaraciones por escrito (artículo 149 del Reglamento)

 
  
MPphoto
 
 

  António Fernando Correia De Campos (S&D), por escrito. – (PT) Ayer, el Consejo Ecofin tomó dos decisiones correctas que corresponden a opiniones que la mayoría del Parlamento ha mantenido durante meses. La primera decisión ha sido sobre la supervisión macroprudencial del sistema financiero, bajo la Junta Europea de Riesgo Sistémico (JERS), junto con la supervisión macroprudencial de los bancos, las compañías aseguradoras y los fondos de pensiones, y el control de los bienes inmuebles. La segunda decisión fue relativa al «semestre europeo» como proceso de coordinación de la política económica europea. Además de ser visto como un análisis previo del desarrollo presupuestario comparativo de los Estados miembros, el semestre europeo debería verse no como una invasión de la autonomía presupuestaria nacional, sino como una forma de debatir sobre una visión más amplia de la economía. Y se hace no solo desde un punto de vista financiero, sino sobre todo abarcando la política de empleo e inclusión social. Compartimos esta visión más amplia y nos gustaría ver que se desarrolla en las próximas etapas de gobernanza económica.

 
  
MPphoto
 
 

  Richard Seeber (PPE), por escrito.(DE) Los nuevos reglamentos para el mercado financiero interno serán bienvenidos porque conllevan mejoras y una mayor seguridad para los inversores. Los mercados financieros han estado funcionando más allá de las fronteras internacionales durante décadas, razón por la que las propias autoridades financieras deben empezar a operar a nivel transfronterizo. Sin embargo, la aplicación de estas resoluciones requiere que las autoridades nacionales abandonen algunas de sus competencias y transfieran de facto las mismas a las instituciones de la Comunidad. No obstante, esta es una de las condiciones clave para crear un mercado interno que se mantenga en pleno funcionamiento.

 
  
MPphoto
 
 

  Georgios Toussas (GUE/NGL), por escrito.(EL) El debate sobre las declaraciones del Presidente de la Comisión y el Consejo sobre las decisiones tomadas en el Ecofin demuestra que toda la cara política del capital se refleja en la decisión estratégica de los monopolios de pasar la carga de la crisis capitalista a las clases trabajadoras y populares. Las inyecciones de optimismo artificial se contradicen con las propias cifras de la Comisión, que demuestran que la recuperación capitalista es débil, inestable e incierta. Por eso el brutal ataque antipopular se está intensificando con medios y mecanismos adicionales: la denominada «gobernanza económica reforzada», el «semestre europeo» para el cumplimiento más estricto del Pacto de Estabilidad por parte de los Estados miembros, la más rápida y más efectiva promoción de la antipopular Estrategia Europa 2020, los cambios en el presupuesto de la UE y el control minucioso de los presupuestos de los Estados miembros para asegurar la aplicación uniforme de recortes drásticos en el gasto social. Disparates sobre la creación de autoridades europeas que supuestamente controlen el crédito y graven a los bancos y las operaciones bursátiles son artificios para despistar a la movilización popular y la cada vez mayor resistencia popular. Los planes demuestran una vez más que la guerra antiobrera de capital que ha desencadenado en Grecia el Gobierno del PASOK junto con la UE y otras partes no es específica de Grecia; es la elección estratégica de capital de toda la UE.

 

4. Protección de los animales utilizados para fines científicos (debate)
Vídeo de las intervenciones
MPphoto
 

  Presidenta. – El siguiente punto del orden del día es la recomendación para la segunda lectura por parte de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural relativa a la protección de los animales utilizados para fines científicos (06106/1/2010 – C7-0147/2010 – 2008/0211(COD)) (Ponente: señora Jeggle) (A7-0230/2010).

 
  
MPphoto
 

  Elisabeth Jeggle, Ponente.(DE) Señora Presidenta, señor Dalli, Señorías, tras dos años de intensos debates, hemos llegado a un acuerdo con el Consejo y la Comisión relativo a una directiva sobre la protección de los animales utilizados para fines científicos. Hemos alcanzado un equilibrio notable entre los intereses del bienestar animal y los de la investigación.

Por esa razón, quiero expresar mi agradecimiento a todos los que se han implicado por su excelente colaboración en esta área. También quiero dar las gracias a nuestro antiguo colega, Neil Parish, que logró establecer una buena posición de inicio para el Parlamento durante la primera lectura en mayo del año pasado. Me gustaría dar las gracias a todos los ponentes alternativos y a los representantes de la Comisión y de las Presidencias sueca y española. En particular, quiero dar las gracias también al personal de los grupos políticos y de la secretaría de la comisión. Todos hemos hecho todo lo que estaba en nuestra mano para lograr este compromiso.

Comparada con la directiva existente, que data de 1986, esta nueva Directiva sobre los experimentos con animales representa un salto espectacular en el bienestar animal. La utilización de animales para la investigación médica seguirá siendo posible si no hay otras alternativas, pero estará sujeta a normativas muy estrictas. Los principios en los que se basa la nueva Directiva son sustituir y reducir los ensayos con animales y fomentar el bienestar animal. La Directiva formula exhaustivos reglamentos de protección y criterios de control con el fin de aumentar el bienestar. Al introducir la obligación de llevar a cabo una evaluación ética, que incluya un análisis de daños y beneficios, y el proceso de autorización de los proyectos, y al estandarizar y garantizar la competencia de las personas que trabajan con animales, estamos colocando nuevas y esenciales piedras angulares.

Los experimentos en los que se utilizan animales no se podrán realizar sin una autorización previa. Esto incluye una valoración del proyecto sobre la base de consideraciones éticas. Se deben llevar a cabo evaluaciones detalladas para determinar si un experimento con animales concreto es necesario, si se puede sustituir por un procedimiento alternativo y si se han tenido en cuenta todos los requisitos de bienestar animal relativos a la gravedad del ensayo. Siempre que sea posible, los investigadores deben evitar provocar agotamiento, sufrimiento y dolor a los animales.

Además, con la insistencia de la delegación del Parlamento, hemos tenido éxito al exigir un sistema de control e inspección muy estricto. La autoridad competente se encargará de definir la frecuencia de las inspecciones, que incluyen comprobaciones in situ sin previo aviso, para ajustarse al nivel esperado de riesgo. Estoy segura de que hemos conseguido encontrar un equilibrio entre los niveles de bienestar animal y la posibilidad de seguir llevando a cabo investigaciones en Europa. Este equilibrio tiene en cuenta las necesidades de investigación relativas a la dignidad y la salud humanas, no ignora los intereses legítimos de los enfermos e introduce una mejora espectacular en el bienestar animal, en comparación con la norma establecida en 1986.

En las negociaciones del trílogo, alcanzamos un compromiso que se aceptó el 3 de junio de 2010. Señorías, les pido que respalden este compromiso y rechacen todas las enmiendas propuestas.

 
  
MPphoto
 

  John Dalli, Miembro de la Comisión. – Señora Presidenta, en primer lugar, quiero expresar la desilusión del Comisario Potočnik por no poder estar aquí hoy. Actualmente se encuentra en Gante, participando en la reunión ministerial informal sobre la posición de la UE para la X reunión de la Conferencia de las Partes del Convenio sobre la Diversidad Biológica, que tendrá lugar en octubre en Nagoya.

Quiero dar las gracias al Parlamento y, en particular, a los ponentes, la señora Elisabeth Jeggle y el ex diputado al Parlamento Europeo, el señor Neil Parish, los ponentes alternativos y todos aquellos que también han trabajado duro en la elaboración de este importante acto legislativo. Estoy encantado de poder observar la excelente colaboración existente entre el Parlamento, el Consejo y la Comisión.

La negociación entre las instituciones y las consultas realizadas antes y durante el proceso de codecisión han demostrado ser desafiantes, ya que las diversas y a menudo marcadamente divergentes opiniones y necesidades de los Estados miembros, el sector, el mundo académico y los defensores del bienestar animal han tenido que ser tenidas en cuenta y aparecer reflejadas en lo posible en el documento. Creo que el resultado constituye un acto legislativo justo y práctico que logra con éxito encontrar un equilibrio entre la promoción de la investigación y la competitividad europea y la garantía de que se presta total atención al bienestar animal.

La revisión era muy necesaria ya que era vital que se mejoraran de forma significativa las condiciones de los animales de laboratorio, se aclararan las obligaciones jurídicas y se garantizara la igualdad de condiciones dentro de la UE. Una vez que se aplique la nueva legislación, la Unión Europea podrá reivindicar que tiene los más altos estándares de bienestar de los animales de laboratorio del mundo, elevando las expectativas en los 27 Estados miembros de la Unión Europea de tal forma que no se comprometerá, sino que se favorecerá, la competitividad de nuestra investigación e industria.

Consideramos que el documento sobre el que van a votar hoy contiene todos los elementos clave de la propuesta original de la Comisión. Por eso creo que si su voto es positivo, se habrán conseguido los ambiciosos objetivos de la Comisión para esta revisión.

 
  
MPphoto
 

  Herbert Dorfmann, en nombre del Grupo PPE. – (DE) Señora Presidenta, Señorías, todos los animales necesitan nuestra protección, independientemente de si se utilizan en experimentos o para fines agrícolas, si se tienen como mascotas o viven en la naturaleza.

No obstante, en lo que respecta a mi sistema de valores, un animal es un animal y una persona es una persona. Hay una jerarquía clara de valores. Por ejemplo, en los últimos días, hemos debatido sobre el hecho de que ahora sería aparentemente posible llevar a cabo experimentos con animales sin anestesiarlos antes. Se puede afirmar que uno puede extraer una muestra de sangre a un animal sin sedarlo. No obstante, eso es aplicable también a las personas. No creo que ninguno de nosotros haya sido sedado nunca para sacarse sangre. Los avances hechos en el campo de la medicina son muy beneficiosos para el ser humano y, por eso, los experimentos con animales son lamentablemente necesarios. En el caso de muchas enfermedades, algunas de las cuales se dan con muy poca frecuencia, estamos deseando que se hagan progresos en el campo de la medicina, la ciencia y la investigación. Los experimentos con animales seguirán siendo necesarios en estas áreas.

Yo estoy a favor de que los experimentos con animales no se utilicen cuando hay otros métodos equivalentes disponibles. La propuesta que tenemos ante nosotros garantiza eso, con una excepción: que no se utilicen personas ni células reproductoras humanas en dichos métodos alternativos.

Hemos alcanzado un buen compromiso que proporciona protección a la investigación, a Europa como lugar de investigación y, sobre todo, a los animales. Hoy deberíamos votar a favor de este compromiso para asegurar que haya una mayor protección de los animales y de la investigación de valor en Europa.

 
  
MPphoto
 

  Daciana Octavia Sârbu (S&D). (RO) Quisiera empezar dando las gracias a la señora Jeggle y a los demás diputados, los ponentes alternativos, por la buena cooperación que hemos disfrutado durante las negociaciones llevadas a cabo con el Consejo para alcanzar este compromiso.

Cerca de 12 millones de animales se utilizan en experimentos científicos cada año en la Unión Europea. La necesidad de proporcionarles una mejor protección ha sido a menudo planteada como un problema por el público general.

Si fuera posible, a todos nos gustaría poner fin a los ensayos con animales. Sin embargo, seguimos necesitándolos para proteger la salud de los seres humanos, los animales y el medio ambiente.

Las nuevas disposiciones añadidas a esta Directiva incluyen la obligación de realizar inspecciones mucho más frecuentes que en el pasado, sin la necesidad de dar previo aviso para un gran número de ellas. Se requiere además autorización previa para los procedimientos que utilizan animales, especialmente los que utilizan primates no humanos.

De hecho, se ha establecido un límite para el sufrimiento al que puede ser expuesto un animal utilizado en procedimientos científicos y se ha propuesto una restricción para el uso de primates no humanos. Esto significa que ahora sólo se puede utilizar en procedimientos destinados a evitar, prevenir, diagnosticar y tratar enfermedades que son potencialmente mortales para el hombre.

Me alegro de que el documento final incluya la obligación de llevar a cabo una revisión asidua de la Directiva, que tenga en cuenta los avances científicos realizados. Quiero hacer hincapié en la importancia de promover métodos alternativos de ensayo con animales, detallada en este proyecto de Directiva.

Todos sabemos que la propuesta legislativa actual ha sido posible durante mucho tiempo. Creo que, tras las negociaciones llevadas a cabo con el Consejo durante las Presidencias sueca y española, hemos alcanzado una posición común equilibrada que cubre tanto la necesidad de proteger a los animales utilizados en procedimientos científicos, como las necesidades de la comunidad científica.

 
  
MPphoto
 

  Marit Paulsen, en nombre del Grupo ALDE.(SV) Señora Presidenta, voy a intentar ponerla en antecedentes históricos. En primer lugar, quiero dar las gracias a la señora Jeggle por su excepcional forma de dirigir esta cuestión tan complicada.

Retomamos el trabajo sobre una cuestión en la que, por decirlo en pocas palabras, la propuesta de la Comisión casi podría considerarse extremadamente orientada a los animales y la primera lectura del Parlamento podría, de la misma manera, considerarse extremadamente orientada al sector. En los últimos años, con un gran apoyo de las Presidencias sueca y española, el Parlamento, dirigido por la señora Jeggle, la Comisión, el Consejo, nuestros grupos parlamentarios y los funcionarios de las comisiones hemos conseguido, poco a poco, palabra por palabra, lo que ahora es una Directiva bastante equilibrada.

Si, ante todo, son los animales lo que queremos proteger, personalmente me gustaría dirigir la atención a las estructuras que estamos construyendo actualmente para los animales que nos comemos. En este sentido, tenemos una gran cantidad de trabajo que hacer. Tal como están las cosas, estos animales tienen un nivel de protección más bajo que los animales que se utilizan en experimentos. Piensen en las largas rutas de transporte para su sacrificio que se recorren en Europa. ¿No los ven cuando van por la autovía?

He participado antes en informes complicados y en negociaciones complicadas, pero la verdad es que nunca he visto al Parlamento cambiar de opinión y decisión según la posición de los grupos de presión presentes. No me esperaba eso de este Parlamento.

 
  
MPphoto
 

  Jill Evans, en nombre del Grupo Verts/ALE. – Señora Presidenta, quiero dar las gracias también a la señora Jeggle por su gran trabajo sobre este informe. Hay mejoras significativas en el documento de compromiso, especialmente en relación a las inspecciones, el nuevo proceso de autorización para experimentos y un sistema adecuado de clasificación, que acogemos positivamente. No obstante, llevamos varios años esperando la actualización de esta ley, y mi grupo sigue teniendo interés en tres áreas principales, de ahí que hayamos presentado las enmiendas.

Creemos que los Estados miembros deberían seguir teniendo derecho a introducir normas más estrictas sobre la protección de los animales, como ocurre actualmente y como acordamos en primera lectura. Creemos que las alternativas a los animales se deben usar siempre que sea posible. La redacción actual limita el requisito obligatorio alternativo a una minoría de ensayos que se llevan a cabo, lo cual debilita las leyes existentes y, una vez más, no es lo que dijimos en la votación en primera lectura.

En cuanto a los primates no humanos, creemos que, si no aparece la palabra «considerable» en la definición, una enfermedad discapacitante podría interpretarse como casi cualquier achaque humano más que como una grave degradación de la salud humana, que es nuestra intención en este caso.

Sabemos por la experiencia que tenemos con la legislación en este campo que la aplicación y el cumplimiento son clave para lograr una legislación eficaz, y estas cuestiones son cruciales. Con el objetivo de conseguir claridad mediante un debate más profundo, mi grupo pedirá una remisión a la comisión.

 
  
MPphoto
 

  Janusz Wojciechowski, en nombre del Grupo ECR.(PL) Señora Presidenta, me alegro de que haya nacido esta Directiva. Quiero dar mi enhorabuena a la señora Jeggle, porque el trabajo que se requería para lograr este compromiso era muy complicado. Es positivo que la Unión Europea esté regulando otra área importante en relación con el tratamiento de los animales y que estemos adoptando soluciones para protegerlos. El sistema anterior de experimentos esenciales realizados con animales era muy cruel. Eso se puede reducir, y esta Directiva avanza en esa dirección. La crueldad con los animales perjudica a los animales y provoca su sufrimiento pero, por encima de todo, ataca al ser humano. Es una afrenta contra la dignidad humana. Aquellos que son crueles con los animales actúan en contra de su propia humanidad y de su propia dignidad. Es bueno que la resolución aprobada por el Parlamento hoy sea un paso en esta dirección. Contiene una disposición sobre la que tengo algunas reservas, pero hablaré de ello en mi declaración después de la votación.

 
  
MPphoto
 

  Marisa Matias, en nombre del Grupo GUE/NGL.(PT) Señora Presidenta, Europa tiene la obligación de fomentar la protección de los animales, pero lo que estamos debatiendo va más allá de esta premisa y nos plantea algunas preguntas complejas. Ninguna opinión debe ser vista como poseedora de un valor absoluto en sí misma. No obstante, nos encontramos ante distintas opciones y contradicciones, y sólo se pueden resolver por medio de una legislación equilibrada.

En una escala de valores, ¿debería estar el bienestar de los animales por debajo del valor de la salud humana o no? ¿Qué estrategia de investigación europea se sigue actualmente cuando la salud humana y la investigación básica están en juego, por ejemplo? ¿Cómo podemos evitar la abolición de la investigación médica europea, ya que esto podría provocar a la larga su desaparición?

Eliminando estas cuestiones podríamos salvar nuestra conciencia europea, pero estamos trasladando la investigación en medicina, por ejemplo, a otros países en los que quizá no exista una supervisión del bienestar de los animales. Debemos ser capaces de desarrollar y promover métodos alternativos para el uso de animales con fines científicos, pero en ese sentido hay mucho por debatir, y espero de verdad que esta cuestión se analice en mayor profundidad.

 
  
MPphoto
 

  Giancarlo Scottà, en nombre del Grupo EFD.(IT) Señora Presidenta, Señorías, es importante y necesario que alcancemos un equilibrio entre la necesidad de avanzar en la investigación científica y la necesidad de proteger el bienestar de los animales.

La protección de los animales utilizada hoy en día en los procedimientos científicos es inadecuada. El nuevo conocimiento científico implica que se puedan fomentar alternativas para sustituir o reducir el uso de animales. Se deben utilizar métodos o procedimientos que causen el menor dolor y sufrimiento posible, pero sin obstaculizar la investigación científica pensada para combatir enfermedades.

Es por tanto oportuno revisar la legislación europea sobre la protección de los animales a fin de lograr resultados satisfactorios que satisfagan las exigencias del sector de la investigación, dada la necesidad de realizar investigaciones científicas que benefician a la salud humana, y, al mismo tiempo, velen por el bienestar de los animales que se siguen necesitando para fines científicos.

 
  
  

PRESIDE: Stavros LAMBRINIDIS
Vicepresidente

 
  
MPphoto
 

  Mike Nattrass (NI). – Señor Presidente, la Comisión propuso esta Directiva en 2008 y se despertó preocupación por imponer demasiadas cargas al sector de las investigaciones científicas. La propuesta reducirá algunas restricciones y observo que el requisito de compartir los datos sobre la investigación con animales ha sido eliminado.

Unos 12 millones de animales están siendo utilizados en experimentos en la UE cada año y esta propuesta podría aumentar su sufrimiento. Debemos reducir la necesidad de experimentar con animales.

Los seres humanos civilizados intentarán encontrar un equilibrio entre la necesidad de investigar y la obligación de respetar las vidas de otras criaturas de este planeta. Estas decisiones requieren la sabiduría de Salomón. Me temo, he de decir, que tengo que hacer la pregunta: ¿cuenta el Parlamento de la UE con tal sabiduría?

 
  
MPphoto
 

  Martin Kastler (PPE).(DE) Señor Presidente, Señorías, estamos dando un nuevo e importante paso hacia adelante en el terreno del bienestar de los animales al proporcionar protección a los animales utilizados en la investigación científica.

Hemos oído muchas cosas sobre el bienestar de los animales. También hemos oído que Europa es un lugar importante para la investigación y la innovación del sector. Sin embargo, hay una cuestión sobre la que no hemos hablado lo suficiente. Tiene que ver con un valor fundamental de la Unión Europea, concretamente la dignidad humana, y la pregunta de cómo la afrontamos. Creo que no debemos, por un lado, mejorar el bienestar de los animales y, por otro, exponernos a riesgos en un área que, al menos en parte, es contraria a nuestros valores europeos.

¿Por qué digo esto? La Comisión Europea ha hecho referencia a métodos alternativos en sus documentos. Estos incluyen cinco métodos relacionados con la investigación y el uso de células madre embrionarias y, en concreto, células madre humanas. En mi opinión, esto es inmoral. Es algo que no puedo ignorar en lo que respecta a la votación de hoy sobre el compromiso propuesto entre el Parlamento, el Consejo y la Comisión. Así pues, quiero pedirles a ustedes y, en concreto, al Consejo, los Estados miembros y la Comisión, por medio del llamado Comité de reglamentación, que adopten un enfoque sumamente sensible. Cuando mostramos preocupación por la dignidad humana, no significa que nos opongamos al bienestar de los animales. Al contrario, deseamos ambas cosas. Queremos ayudar a proteger la dignidad de los seres vivos, ya sean animales o humanos, de una forma que concuerde con nuestro concepto europeo de dignidad, para que podamos trabajar juntos para defenderla y respaldarla.

Una de las señas de identidad de Europa es que estamos preparados para luchar por la libertad y la dignidad humana. Por esa razón no podré participar en la votación de hoy, porque moralmente yo no puedo hacer una cosa e ignorar otra. Debatir sobre este tema en el día de hoy ha estado bien, pero la tercera dimensión de la dignidad humana ha salido bastante mal.

 
  
MPphoto
 

  Paolo De Castro (S&D).(IT) Señor Presidente, señor Comisario, Señorías, tras un año y medio de complicadas negociaciones entre el Parlamento, el Consejo y la Comisión, por fin hemos llegado a un documento de compromiso en el delicado asunto de los experimentos con animales. Ha sido una labor difícil y quiero dar las gracias a nuestra ponente, la señora Jeggle, y nuestros ponentes alternativos por haber llevado a cabo unas negociaciones tan intensas.

El documento ha sido aprobado sin oposición, con tan solo 4 abstenciones, por la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural, la cual tengo el honor de presidir. Consigue un buen equilibrio entre la necesidad de mejorar el bienestar de los animales utilizados en experimentos y la necesidad de permitir el avance de las investigaciones médicas. La propuesta pretende analizar y mejorar la directiva de 1986, que está obsoleta, y armonizar las normativas europeas sobre este tema.

La realización de experimentos con animales es un tema especialmente sensible para todos nosotros y para el público general, pero puedo decir con convicción, Señorías, que el documento sobre el que vamos a votar es aceptable y es el resultado de un trabajo serio y meticuloso. Supone una mejora clara de la legislación existente en cuanto a la protección animal y, al mismo tiempo, no pierde de vista nuestra responsabilidad moral de avanzar en la investigación médica.

 
  
MPphoto
 

  George Lyon (ALDE). – Señor Presidente, hay opiniones muy sólidas en los dos bandos de esta discusión. La discusión está bastante clara. Es sobre los que creen que los derechos de los animales deberían tener prioridad y los que creemos en el derecho de la sociedad a ver el progreso en el desarrollo de medicamentos, tratamientos y curas para los más débiles, los enfermos y los que sufren. Tenemos que lograr un buen equilibrio. Sí, tenemos que proteger a los animales, pero tenemos que asegurarnos de que los científicos tengan los instrumentos necesarios para desarrollar nuevos medicamentos que curen en el futuro algunas de las enfermedades más atroces a las que nos hemos enfrentado como sociedad.

Creo que, en este debate, el documento que tenemos ante nosotros consigue encontrar el equilibrio entre esos dos puntos de vista. Creo que la protección de los animales y los derechos de la sociedad se están tratando de forma adecuada, y encontramos el equilibrio justo aquí en el documento que tenemos. Quiero rendir homenaje a la señora Jeggle y a todos los ponentes alternativos por el trabajo que han hecho.

A estas alturas del día les pido a los Verdes que reconsideren las enmiendas que van a presentar. Ya se ha hablado de esto en el debate. Ha habido una negociación. Creo que el documento tiene realmente en cuenta sus intereses y los afronta. Es un tema demasiado importante como para hacer política con él y pediría, a estas alturas, que consideraran su retirada antes de que procedamos a la votación.

 
  
MPphoto
 

  Carl Schlyter (Verts/ALE).(SV) Señor Presidente, la lucha en nombre de los animales va de la mano de la lucha por una mejor investigación. Cualquiera que defienda los experimentos con animales menoscaba la investigación. Existe una tradición, una creencia falsa en la eficacia de los experimentos con animales. Cada vez más medicamentos tienen efectos únicamente para los humanos y, por eso, los experimentos con animales no tienen ningún valor. Las alternativas, sin embargo, son efectivas, a la par que más rápidas y baratas. Las enmiendas presentadas por el Grupo de los Verdes/Alianza Libre Europea tienen como objetivo ayudar a los animales y a la investigación, así que les recomiendo que voten a favor de ellas.

Asimismo, hay un resquicio legal que permite el uso de monos. Deberíamos tapar esta laguna con las enmiendas propuestas por los Verdes. Los monos sólo se pueden aceptar en el peor de los casos para síntomas graves de enfermedad humana ―ahí no hay resquicios legales―.

Por último, los países deben tener la oportunidad de tomar la iniciativa en lo que se refiere a la protección de animales y el ensayo de nuevos métodos. Sólo así Europa podrá convertirse en un líder mundial en esta área respecto a la protección animal y la investigación científica.

 
  
MPphoto
 

  John Stuart Agnew (EFD). – Señor Presidente, como agricultor, siempre he querido que los animales sean tratados de forma adecuada y creo que en el Reino Unido es así, al menos por parte de nuestra comunidad científica.

He visitado la empresa Huntingdon Life Sciences en mi circunscripción y sé que personas totalmente entregadas están haciendo únicamente lo necesario para el avance científico. Esta institución lleva a cabo ensayos esenciales sobre medicamentos que, en unos años, puede que protejan la vida de alguna persona de esta Cámara. Todos los empleados tienen la obligación de denunciar si tuviesen pruebas de maltratos a animales.

No podemos ni debemos imponer controles que limiten arbitrariamente determinados enfoques. Estas tres enmiendas no mejorarán el bienestar de los animales, sino que su imposición obstaculizará la investigación. Son, entre otras cosas, una forma segura de buscarse un conflicto legalista que no contribuye al avance de la medicina, sino a que los abogados se llenen los bolsillos.

Francamente, la UE tiene que aplicar algo más la idea de «si no está roto, no lo arregles». En el Reino Unido tenemos un régimen prudente, una comunidad científica responsable ―incluyendo, en mi propia circunscripción, el centro neurálgico del progreso científico global, la Universidad de Cambridge― y leyes equilibradas que abordan con prudencia las necesidades de la ciencia y del bienestar de los animales. Hay que mantener ese delicado equilibrio. Mi mensaje a la UE a este respecto es claro: por una vez, quédense al margen.

 
  
MPphoto
 

  Miroslav Mikolášik (PPE). – Señor Presidente, la Directiva sobre la que estamos debatiendo tiene como objetivo limitar los ensayos con animales y mejorar las condiciones de los animales que se usan para la investigación.

En Europa ya disponemos de los más altos estándares de bienestar para los animales de todo el mundo y esta Directiva aumentará estos estándares aún más. Eso es algo muy encomiable. Aún así, debemos recordar que los seres humanos y su prosperidad suponen más que el bienestar de los animales, y que hay una diferencia fundamental en cuanto a dignidad entre animales y seres humanos.

Aprecio el equilibrio entre normas más estrictas sobre el bienestar de los animales y el uso de los animales, permitiendo que se investigue bajo unas condiciones estrictas. Apoyo el «principio de las tres R»: reemplazar los ensayos con animales siempre que sea posible por otros métodos, reducir el número de animales utilizados a un mínimo y refinar los estándares de reproducción, alojamiento y cuidados.

Los ensayos con animales sólo se permitirán cuando no haya otro método alternativo disponible. Al mismo tiempo, la investigación médica seguirá siendo posible. Esto proporcionará un equilibrio entre la necesidad ética de reducir los ensayos con animales y las exigencias de la investigación médica moderna.

En este sentido, me opongo firmemente a métodos alternativos a los ensayos con animales que podrían incluir ensayos basados en el uso de células madre embrionarias humanas. Me preocupan los Estados miembros cuyas legislaciones nacionales no excluyen explícitamente de los ensayos obligatorios alternativos los métodos que implican el uso de embriones humanos. Cuando esta Directiva entre en vigor, los Estados miembros podrían verse obligados a asegurar que se apliquen estos métodos alternativos, estén o no basados en células madre procedentes de embriones.

Así pues, me abstendré en la votación final, y pido a los Estados miembros que ofrezcan alternativas distintas a las que implican la destrucción de la vida humana.

 
  
MPphoto
 

  Luis Manuel Capoulas Santos (S&D).(PT) Señor Presidente, señor Comisario, Señorías, quiero empezar por felicitar a la señora Jeggle por el excelente trabajo que ha realizado en nombre del Parlamento y la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural, junto con la Comisión y el Consejo. Después de un año y medio de sucesivas negociaciones bajo las Presidencias sueca, española y belga, ha sido posible alcanzar un compromiso equilibrado entre las exigencias de la comunidad científica y lo que podríamos llamar el «bienestar de los animales» en estas circunstancias.

La mayoría necesaria para conseguir este resultado se ha alcanzado durante un debate muy emotivo e intenso en el que todas las partes han hecho concesiones. También ha habido una gran implicación del público, como es de esperar en una cuestión tan delicada como esta. Sin embargo, los responsables políticos deben tomar decisiones y, aunque no debamos estar desprovistos de sensibilidad al sufrimiento animal, debemos elegir y sentar unos valores. La posición que hoy representa la señora Jeggle se centra en una serie de valores que parece bien equilibrada entre los beneficios para la salud humana y el sufrimiento de los animales. El Grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo votará, por tanto, a favor del informe y rechazará todas las enmiendas.

 
  
MPphoto
 

  Jorgo Chatzimarkakis (ALDE).(DE) Señor Presidente, en primer lugar quisiera expresar mi agradecimiento y respeto por la señora Jeggle, que lleva trabajando años en este informe. No obstante, señora Jeggle, debo decir una cosa. Como europeos, no podemos estar orgullosos de este informe. Es demasiado impreciso y permite demasiadas cosas que un país o un continente que tiene un papel principal en el bienestar de los animales en todo el mundo no debería permitir.

Preveo un empeoramiento de la situación, concretamente, en lo que se refiere a la reutilización de los animales de ensayo. Antes esto era más difícil, pero creo que las normativas ahora se han suavizado. Usted lo niega con la cabeza, pero es cierto que cuando se analiza detenidamente, la letra pequeña y los matices de la redacción son las cosas que marcan la diferencia. La intensidad de los ensayos también es una cuestión en la que, en muchos Estados miembros, las cosas puede empeorar. Algunos Estados miembros, como Alemania, el Reino Unido y Suecia, ya habían ido más lejos. Hemos introducido un umbral de dolor y el Consejo lo ha suavizado permitiendo excepciones. Asimismo, el poder de la Comisión se ha reducido con respecto a las inspecciones.

No obstante, votaré a favor de este informe, señora Jeggle, porque representa una mejora de la directiva de 1986, que ya tiene 24 años. Los mecanismos de autorización entran en vigor. Se necesita una licencia por adelantado para realizar tres fases de ensayo, lo cual es bueno. Los procedimientos se han simplificado, lo cual es una medida positiva. Personalmente me siento orgulloso del hecho de que hayamos podido rescatar el tema de los métodos de ensayo alternativos de la última legislatura. No obstante, tenemos que aportar más financiación para esto.

Esta Directiva se tendrá que revisar en los próximos siete años. Constituye una buena base, pero dentro de siete años tendremos que mejorarla para que podamos mantener nuestra reputación aquí en Europa por tener los más altos niveles de bienestar animal del mundo.

 
  
MPphoto
 

  Maria do Céu Patrão Neves (PPE).(PT) Señor Presidente, el informe que se está presentando en esta Cámara hoy proviene de nuestra diputada, la señora Jeggle. Tiene como objetivo poner fin a un proceso que ha sido tan largo como complicado, y sólo ha sido posible con mucho trabajo y un hábil diálogo, así que queremos darle las gracias por ello.

Cuando el asunto en cuestión involucra no solo intereses múltiples sino también valores morales, no solo desencadena discusiones sólidas y racionales, sino también una respuesta impulsiva. Esto no ayuda a lograr el consenso que esperamos obtener con el fin de servir a la población europea, al mismo tiempo que respetamos las opiniones de los distintos grupos políticos y Estados miembros. Esto nos permitiría contribuir a la integración europea mediante la elaboración y la presentación de normas comunes. Es precisamente esta estandarización de criterios tan esperada la que está en cuestión en este informe, en un planteamiento que asume un nivel más alto de protección para la vida animal.

Esto ha significado que en los dos años posteriores a la decisión de revisar la Directiva 86/609/CEE del Consejo relativa a la protección de los animales utilizados para experimentación y otros fines científicos, y al reconocer las disparidades existentes entre los Estados miembros a este respecto, se ha producido un intento de imponer normas más detalladas sobre esta cuestión, con el objetivo de reducir las disparidades de procedimiento. Al hacerlo, era importante compensar el gran nivel de protección de los animales utilizados para fines científicos con la necesidad de proteger las condiciones necesarias para la investigación biomédica, que se permita su desarrollo dentro de la Unión Europea. Este equilibrio se ha conseguido en el documento sobre el que vamos a votar dentro de poco.

Esto beneficiará a los animales que están bajo nuestra protección y cumple con nuestras responsabilidades humanas con los animales sin comprometer la calidad y el avance de la investigación biomédica que nos ayuda a todos cada día.

 
  
MPphoto
 

  Ulrike Rodust (S&D). (DE) Señor Presidente, Señorías, nosotros votaremos a favor de este informe sobre la directiva relativa a los experimentos con animales. En sus negociaciones con la Comisión y el Consejo, el Parlamento ha conseguido mucho: en concreto, el reemplazo, la reducción y el refinamiento.

Es cierto que desde la perspectiva del bienestar de los animales, seguimos haciendo muy poco. No obstante, el Consejo no estaba dispuesto a hacer más y ha dejado claro que no habría una nueva directiva si no aceptáramos estos resultados. Esto no significa que no podamos seguir avanzando en esta área en el futuro. Hay que seguir dándole una prioridad alta al bienestar de los animales y la investigación en nuestras políticas. Me alegraría mucho si hoy pudiéramos acabar por completo con los experimentos con animales. Lamentablemente estamos muy lejos de poder lograr ese objetivo y, por eso, debemos asegurarnos de que proporcionamos a los animales la máxima protección posible.

El compromiso que se ha negociado ofrece una mejor base para ello. Lo único importante es garantizar que todos los Estados miembros apliquen la nueva directiva sistemáticamente. Quiero dar las gracias cordialmente a la ponente y a todos los ponentes alternativos por su duro trabajo.

 
  
MPphoto
 

  Cristiana Muscardini (PPE).(IT) Señor Presidente, Señorías, la ponente y las personas que han trabajado con ella han hecho sin duda una difícil labor, por lo que les damos las gracias.

Personalmente, sin embargo, no puedo ocultar el hecho de que junto a algunos miembros del Gobierno italiano, al que apoyo, no entiendo una cuestión que, incluso 24 años después, sigue sin parecer que se haya solucionado como nos hubiera gustado.

Algunos diputados han señalado que las sensibilidades de los animales son diferentes a las de los seres humanos. De hecho, ningún animal haría nunca lo que está ocurriendo, lo que ya ha ocurrido y lo que está por ocurrir en Irán. Por norma general los animales no torturan, no lapidan ni dicen estas mentiras tan típicas de nuestro mundo político.

Debemos solicitar con razón estos animales para que nos ayuden a avanzar en la investigación científica y a mejorar la salud humana, pero no tenemos derecho a solicitarlos para que sigan siendo expuestos a experimentos inútiles y repetitivos que sólo sirven para llenarle los bolsillos a unos pocos que se hacen llamar investigadores.

Somos conscientes de que los experimentos in vitro o las simulaciones por ordenador del metabolismo humano permiten obtener hoy en día resultados más precisos que los que se obtienen con experimentos con animales, porque los resultados de un experimento a menudo no se pueden extrapolar de una especie a otra, ya sea entre animales o de un animal a los seres humanos.

Por estas razones, esperamos que esta Directiva se revise para que se ajuste más a las tendencias actuales y el respeto mutuo.

 
  
MPphoto
 

  Elisabetta Gardini (PPE).(IT) Señor Presidente, Señorías, quisiera dar las gracias a la ponente y a los ponentes alternativos por el resultado que han logrado. Creo que hemos conseguido el mejor compromiso posible entre las necesidades de la investigación y las garantías de bienestar de los animales utilizados para fines científicos.

Lamentablemente, la investigación con animales sigue siendo esencial ya que no existen otras alternativas. Las simulaciones por ordenador y los cultivos de células no son suficientes, y no son los políticos quienes lo dicen, sino los investigadores. Quisiera recordarle a la Cámara que las curas para algunas enfermedades muy graves se han desarrollado precisamente debido a los ensayos realizados en animales vivos. El noventa y ocho por ciento de esos animales son roedores, lo que significa que las especies más grandes sólo se utilizan en una medida mucho menor. También debo decir que gracias a estos ensayos hoy en día hay cura para la leucemia, la diabetes y algunos tipos de tumor. Por último, señalaría que los investigadores son los primeros en querer evitar sufrimientos innecesarios, y creo que basta con verlos trabajar para darse cuenta de ello.

Es cierto que sigue habiendo algunas secciones que preocupan. Quisiera hacer referencia a una en concreto que todavía no se ha mencionado: en el artículo 49 han desaparecido todas las referencias a los comités de ética y se han sustituido por comités nacionales más genéricos para la protección de los animales. Esto ha hecho cundir la alarma entre los que trabajan en este sector, porque los comités de ética ya existen en muchos laboratorios y se están creando más. Existe el temor, por tanto, de que estos comités puedan ser incluso sustituidos por comités mucho más generales que están menos preparados tanto ética como científicamente.

 
  
MPphoto
 

  Rareş-Lucian Niculescu (PPE).(RO) Primero me gustaría dar las gracias a la ponente, la señora Jeggle, por el buen trabajo que ha hecho. También apoyo a los diputados que han hablado hoy en contra de las tres enmiendas a la posición común.

Este no es un compromiso perfecto, aunque es el mejor texto posible por el momento.

El contenido del proyecto ha sido elaborado tras consultar a científicos eminentes que saben lo que necesitan para poder seguir investigando.

Cualquier enmienda que se haga al compromiso supondrá la continuación del procedimiento habitual, que, desde mi punto de vista, no le conviene a nadie. Por eso les pido a todos los diputados que participen en la votación de hoy para rechazar las tres enmiendas y permitan que la investigación europea se lleve a cabo de la mejor forma posible.

 
  
MPphoto
 

  Anna Záborská (PPE).(FR) Señor Presidente, señor Comisario, apelo al Consejo y a la Comisión para que garanticen la prohibición del uso de células embrionarias o adultas de seres humanos para proteger a los animales.

La situación actual, de hecho, permite el uso de material humano para proteger a los animales en experimentos necesarios. Siempre hablamos del compromiso y el resultado de esta cultura del compromiso es que ya no sabemos lo que es éticamente aceptable y lo que no. Sin embargo, hay algunas cuestiones éticas para las que no existe compromiso posible. Si la Comisión y el Consejo no pueden garantizar esta prohibición, será prueba evidente de cómo trata la UE a los seres humanos.

Lo siento, pero sin esta garantía, no puedo apoyar el texto de la directiva propuesta.

 
  
MPphoto
 

  Karin Kadenbach (S&D).(DE) Señor Presidente, señor Dalli, estamos de acuerdo en que tenemos que proporcionar la mejor atención sanitaria a los ciudadanos de Europa. Esto implica medicamentos seguros con el menor número posible de efectos secundarios y los métodos de tratamiento más modernos. Por desgracia, dado el estado actual del progreso científico, no podemos hacerlo sin realizar experimentos con animales.

Así pues, considero que este informe es un intento bastante satisfactorio de establecer un equilibrio entre el bienestar de los animales y la disposición de atención sanitaria para los humanos. Las tres R —reemplazo, reducción y refinamiento— son los requisitos básicos para lograr esto de verdad, dado que hemos hablado muy a menudo hoy sobre la dignidad humana, que para mí también incluye el respeto por los animales.

Necesitamos autorización previa, controles estrictos y sistemas de inspección eficaces. La legislación por sí sola no es suficiente. Debemos permanecer atentos y garantizar que los contenidos de los informes se ponen realmente en práctica.

 
  
MPphoto
 

  Frédérique Ries (ALDE).(FR) Señor Presidente, creo que todos estamos de acuerdo en este asunto: en un mundo ideal, no habría necesidad de investigar con animales. Sin embargo, la realidad es que vivimos en un mundo de sufrimiento, en el que hombres, mujeres y niños enfermos esperan un tratamiento y de ahí se obtienen los resultados de esta investigación, que es vital y crucial. Por este motivo debemos apoyar el excelente compromiso alcanzado por la señora Jeggle, de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural, y el Consejo.

Como se ha dicho, el acuerdo minimiza el sufrimiento de los animales pero no limita la investigación, lo cual es vital para millones de pacientes de Europa y de todo el mundo. ¿Sabían que el 70 % de los premios Nobel de medicina han sido otorgados por trabajos basados en experimentos con animales?

Este documento no nos pide que elijamos entre ratones y hombres; esta Directiva protege tanto a pacientes como a animales. Esta Directiva protege nuestro futuro.

 
  
MPphoto
 

  Martin Häusling (Verts/ALE).(DE) Señor Presidente, Señorías, estas normativas son mejores que las que teníamos antes. Creo que todos estamos de acuerdo en eso. No obstante, creo que es muy imprudente por su parte, señora Jeggle, decir que no hay alternativa al compromiso. Creo que podríamos sacar más de esta situación.

Desde luego, es cierto que los grupos de presión del sector de la investigación han ejercido una gran influencia. Todos hemos sido conscientes de eso. Sin embargo, ¿hemos logrado nuestro principal objetivo, que es la reducción del número de experimentos con animales? Sigue habiendo una gran duda respecto a eso. El otro problema es, por supuesto, que el uso de primates no humanos en realidad no se ha reducido.

Desde el Grupo de los Verdes/Alianza Libre Europea nos parece muy preocupante ―y también creemos que es una violación grave de los principios europeos― que a los Estados miembros no se les permita establecer normativas más estrictas que las de la legislación actual. Esta situación debe cambiar. Requiere una seria reconsideración. Ese es el primer punto de las enmiendas presentadas por los Verdes y es por lo que no presentaremos estas enmiendas. Pedimos que la propuesta vuelva a la comisión.

 
  
MPphoto
 

  João Ferreira (GUE/NGL).(PT) Señor Presidente, el desarrollo de técnicas y métodos que prescindan de la necesidad de hacer experimentos con animales y que minimicen el sufrimiento infligido a los animales, en casos en que sea necesario, debería ser un objetivo importante de la investigación científica, al igual que el desarrollo experimental y tecnológico que es importante potenciar. Además de dicho desarrollo, la necesidad de difundir estas técnicas y métodos debería tenerse en cuenta, así como su aceptación por parte de las instituciones de investigación y desarrollo y los sistemas nacionales de ciencia y tecnología con distintos niveles de desarrollo.

La Unión Europea debe asumir un papel importante en este terreno fomentando la cooperación entre las instituciones científicas y tecnológicas y los sistemas de distintos países, incluyendo terceros países. Creemos que —en este campo al igual que en otros, claro— el establecimiento de niveles mínimos de protección comunes en la legislación no impediría que un Estado miembro adoptara niveles más altos de protección si así lo deseara.

 
  
MPphoto
 

  Anna Rosbach (EFD).(DA) Señor Presidente, la mejora de la Directiva relativa a la protección de los animales utilizados para fines científicos es algo que apoyo sin duda. No obstante, resulta un poco paradójico, ya que estoy en contra de los experimentos con animales. Existen métodos de ensayo alternativos y, por suerte, la revisión de la Directiva contempla esta área. Agradezco mucho ese aspecto. Espero que se le dé más impulso al desarrollo de más métodos de ensayo alternativos. Ahora mismo, sin embargo, la UE debe introducir normas humanas y seguras para los animales que se utilizan en experimentos. Por fin se reconoce que los animales son seres sensibles y por eso introduciremos límites de dolor. Sin embargo, ¿por qué no introducimos una sección que prohíba el uso de los mismos animales una y otra vez? ¿Por qué no prohibimos el uso de monos en la investigación cerebral? Me indigna que tengamos mucho más en cuenta los intereses de organizaciones interesadas que el bienestar de los animales. También me parece frustrante que sólo podamos legislar para la UE en esta Cámara, porque ¿cómo se gestionan los experimentos con animales fuera de la UE?

 
  
MPphoto
 

  Laima Liucija Andrikienė (PPE). – Señor Presidente, aplaudo la iniciativa de la Comisión. Creo que es un logro importante que hayamos conseguido ponernos de acuerdo en cuanto a la armonización de las prácticas realizadas en el área de la experimentación con animales en la UE.

Esta Directiva supone un paso importante a la hora de garantizar que los experimentos con animales vivos para fines científicos serán reemplazados pronto, ya que científicamente es viable hacerlo. Esta Directiva obligará primero a los Estados miembros a fomentar el progreso de métodos alternativos. Recomiendo encarecidamente a los Estados miembros que garanticen que se proporciona la financiación adecuada para la enseñanza, la investigación, el desarrollo y la aplicación de métodos o estrategias de ensayo científicamente satisfactorios que no impliquen el uso de animales.

 
  
MPphoto
 

  Paul Rübig (PPE).(DE) Señor Presidente, como miembro de la Comisión de Industria, Investigación y Energía, naturalmente acojo de forma positiva estas normativas y el acuerdo que se ha alcanzado. Sé que siempre es difícil llegar a un compromiso, pero necesitamos normas éticas adecuadas tanto para los experimentos con animales, como para los ensayos humanos, y lo que tenemos que hacer es aplicar los más altos estándares disponibles actualmente.

Por supuesto, también es importante que desarrollemos alternativas. El Octavo Programa Marco de Investigación y Desarrollo Tecnológico se debe centrar en gran medida en métodos de ensayo alternativos. Asimismo, también necesitamos procedimientos más sencillos y esto es lo que se establece en estas normativas. Una valoración después de siete años será muy beneficiosa para el sector, porque la seguridad de los procesos y las claras y estandarizadas normativas europeas también aportarán seguridad jurídica al sector.

 
  
MPphoto
 

  Elisabeth Köstinger (PPE).(DE) Señor Presidente, me gustaría expresar claramente que Europa dispone de los más altos estándares de bienestar animal del mundo. Este informe representa otro paso aún más importante hacia la mejora del bienestar animal. Nuestro objetivo común es limitar los experimentos con animales y mejorar las condiciones de vida de los animales utilizados con fines de investigación. Aplaudo el hecho de que los experimentos con animales se sustituyan por otros métodos siempre que sea posible y que se mejoren los estándares de reproducción, alojamiento y cuidados de estos animales. No obstante, quiero recordar algunas de las experiencias del sector agrícola y decir lo que pienso respecto a algunos puntos del informe.

No deberíamos dar por sentado que, porque haya más trámites que hacer en el campo de la investigación, vaya a mejorar el bienestar de los animales. La investigación y los sectores económicos directamente relacionados que hay en Europa no deben ser dejados en una situación desventajosa a nivel internacional y al compararlos con otros sectores. Es cierto que tanto en este sector como en la agricultura, si la sociedad exige estándares más altos de bienestar animal, tenemos que tener en cuenta los estándares que se aplican a los productos importados. Los altos estándares europeos de calidad y bienestar animal deben recibir un reconocimiento adecuado en lo que se refiere a la competencia leal. La ponente, la señora Jeggle, ha hecho un magnífico trabajo con este delicado informe y merece nuestro apoyo.

 
  
MPphoto
 

  John Dalli, Miembro de la Comisión. – Señor Presidente, en primer lugar, quiero dar las gracias por sus comentarios y el apoyo general a las disposiciones incluidas en esta Directiva.

Estamos ante una Directiva ambiciosa que, si se aprueba, mejorará de forma considerable el bienestar de los animales en la UE. Estoy de acuerdo con la señora Sârbu en que la aplicación plena y fiel será clave para que la Directiva alcance todo su potencial. Ese reto sólo acaba de empezar. Hoy podemos sentirnos satisfechos de que se ha alcanzado un buen compromiso sobre una cuestión difícil pero importante, y que se puede dar un gran paso adelante en la mejora de las vidas de los animales que siguen siendo necesarios para procedimientos científicos.

Ahora responderé a algunos de los comentarios que se han hecho esta mañana. En cuanto a los comentarios de la señora Evans, hay que comprender que esta Directiva proporciona más claridad jurídica a la situación actual. Asimismo, en las investigaciones básicas y aplicadas para las que no se prescriben métodos de la UE, el artículo 4 es muy claro al exigir el uso de métodos alternativos siempre que sea posible. Por tanto, la exigencia de utilizar métodos alternativos no se ha suavizado, al contrario, se ha reforzado más.

En cuanto a los comentarios del señor Kastler y el señor Mikolášik sobre las células madre de embriones humanos, esta cuestión no ha sido ignorada en los debates. Se ha discutido detenidamente durante las negociaciones y las soluciones obtenidas reflejan el hecho de que no existe consenso en la UE en lo que respecta a si se deberían usar o no las células madre de embriones humanos. La Comisión, por tanto, considera mejor que este asunto se regule a nivel nacional.

El texto acordado responde a estas preocupaciones dejando la decisión de si se permite su uso a cada Estado miembro. Hay que añadir que, en los Estados miembros en los que no hay leyes específicas que prohíban el uso de células madre embrionarias, el uso de dicho método de ensayo sólo sería obligatorio con la Directiva revisada si dicho método de ensayo fuera reconocido por la legislación de la UE. No existe ninguna ley de este tipo a nivel de la UE y una ley de esta índole requeriría que los Estados miembros estuvieran de acuerdo para que se aprobara.

En cuanto a la valoración ética mencionada por la señora Gardini, el concepto de valoración ética y el comité que se encarga de ella siguen apareciendo en el artículo 38. No obstante, la palabra «ética» tuvo que ser eliminada durante los debates del Consejo. Se mantiene el requisito en su totalidad.

Espero que, con su voto, envíen una señal firme de que el Parlamento Europeo respalda el resultado negociado por las instituciones bajo la hábil dirección de la señora Jeggle y la Presidencia sueca. Hoy tenemos la oportunidad de poner en un primer plano a la UE al combinar un alto nivel de bienestar animal con una ciencia de calidad. Estemos a la altura de nuestro lema: «La UE por la protección de los animales, por una ciencia mejor».

 
  
MPphoto
 

  Elisabeth Jeggle, Ponente.(DE) Señor Presidente, señor Dalli, Señorías, quiero expresar mi más sincero agradecimiento a usted, señor Dalli, por sus observaciones, que han aclarado determinados temas y que no necesito repetir. También quiero dar las gracias de verdad a todos mis colegas por sus comentarios.

Está claro que estamos ante un tema muy delicado que afecta a una serie de intereses diferentes que hemos tenido que reconciliar. Apelo a todo el mundo a que vote a favor del informe que tenemos ahora ante nosotros, que reconozco que es un verdadero ejercicio de equilibrismo.

Señor Häusling, si ahora rechazáramos este informe, la directiva de 1986 seguiría aplicándose durante mucho tiempo, lo cual no mejoraría la situación de los animales de laboratorio. No podremos introducir ninguna nueva legislación en un futuro próximo. Las enmiendas que usted ha vuelto a presentar fueron rechazadas por la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural. No recibieron apoyo. Ahora las ha vuelto a presentar. Tiene derecho a hacerlo y lo respeto.

¿Qué sentido tiene el estándar más alto de bienestar animal de la Unión Europea si no podemos aplicar el mismo estándar en todo el mundo? Lo que todos tenemos que hacer ahora es asegurarnos de que la legislación que esperamos que se apruebe en el día de hoy se ponga en práctica en los Estados miembros en los próximos años. Ese es nuestro objetivo. En primer lugar, debemos asegurarnos de que todos los Estados miembros alcanzan el mismo alto estándar en esta área. Esa es nuestra primera tarea y no deberíamos estar pidiendo ya que los Estados miembros apliquen unos estándares más altos.

Donde ya haya estándares más altos, y en este sentido hablo como alemana acerca de Alemania, estos estándares seguirán aplicándose. No estamos pidiendo a unos pocos Estados que den un paso atrás. Por el contrario, respetamos la soberanía de los Estados miembros, de la misma manera que lo hacemos en el caso de la investigación con células madre embrionarias. Esto es lo que debemos hacer y es una cuestión importante.

Si realmente quieren tener unos estándares más altos de bienestar animal, voten a favor de este informe y rechacen todas las enmiendas.

 
  
MPphoto
 

  Presidente. – Se cierra el debate.

La votación tendrá lugar el miércoles 8 de septiembre de 2010.

 
  
MPphoto
 
 

  Pavel Poc (S&D), por escrito.(CS) Aplaudo y respaldo la Directiva del Parlamento Europeo y el Consejo relativa a la protección de los animales utilizados para fines científicos de la ponente, la señora Jeggle, porque el compromiso alcanzado representa un avance con respecto a la situación actual. Sin embargo, al mismo tiempo estoy descontento con el hecho de que no haya sido posible incluir a todos los invertebrados en el campo de acción de la Directiva en el proyecto final. El Parlamento Europeo solicitó que el campo de acción de la Directiva incluyera al menos las especies de invertebrados que se ha demostrado científicamente que pueden manifestar dolor, agotamiento, miedo y daño duradero. El proyecto ni siquiera menciona esta petición. Aunque reconozco la necesidad de utilizar animales para fines científicos, creo firmemente que la Directiva debería haber llegado más lejos y haber incluido en su campo de acción a todas las criaturas sin excepción. No olvidemos que nuestro acuerdo sigue ampliando el abanico de criaturas respecto al que los organismos científicos oficiales reconocen la capacidad de sentir dolor, agotamiento y miedo y de sufrir dolor duradero. Por tanto, podemos deducir que la capacidad de sentir miedo, agotamiento y dolor está repartida por todo el mundo animal. El reconocimiento de este hecho es una cuestión más de moralidad que de ciencia. Lamentablemente, a través del compromiso adoptado hemos demostrado que la cultura europea aún tiene que deshacerse del concepto cartesiano del animal como cosa, y que aún nos queda mucho por hacer en este sentido.

 
  
MPphoto
 
 

  Konrad Szymański (ECR), por escrito.(PL) En cuanto al procedimiento para la segunda lectura, los diputados no han podido expresar sus opiniones sobre la forma final de la Directiva relativa a la protección de los animales utilizados para fines científicos (el informe Jeggle). Ahora me gustaría aprovechar esta oportunidad para dejar clara mi oposición de base al consentimiento dado en la Directiva al uso de células madre embrionarias como alternativa a los experimentos con animales para fines científicos. Esta es la consecuencia de una antropología errónea, que permite la posibilidad de destruir la vida humana en la fase más temprana de su desarrollo para mejorar el bienestar de los animales. Las garantías propuestas por el Parlamento Europeo en la primera lectura eran mucho más explícitas en este sentido. La ambigua disposición de la Directiva constituye una amenaza real para la legislación existente en países como Alemania, donde los embriones disfrutan de un grado de protección. El hecho de que estos métodos de investigación no hayan sido excluidos constituye una imposición abierta de su legalidad en países como Polonia, Irlanda y Malta.

 

5. Negociaciones en curso sobre el Acuerdo Comercial de Lucha contra la Falsificación (debate)
Vídeo de las intervenciones
MPphoto
 

  Presidente. – El siguiente punto del orden del día es la declaración de la Comisión relativa a las negociaciones en curso sobre el Acuerdo Comercial de Lucha contra la Falsificación (ACTA, de sus siglas en inglés).

 
  
 

Estimados colegas, quiero que atiendan un minuto. El orden del día, tal como está aprobado, no prevé el procedimiento de solicitud incidental de intervención en este debate. No obstante, a menos que haya alguna objeción, propongo que, si los oradores de la lista se ciñen al tiempo asignado y queda tiempo disponible al final, se incorpore una breve sesión de solicitud incidental de intervención. ¿Hay alguna objeción al respecto? Muy bien.

 
  
MPphoto
 

  Karel De Gucht, Miembro de la Comisión. – Señor Presidente, gracias por darme, una vez más, la oportunidad de abordar con ustedes el tema de las negociaciones del ACTA.

A este respecto, permítanme recordar el contexto de estas negociaciones: el ACTA es un acuerdo que será importante para proteger la competitividad y los empleos de la UE —en el mercado internacional—.

De hecho, si queremos seguir teniendo una economía competitiva, tendremos que contar con la innovación, la creatividad y la exclusividad de las marcas. Estas son algunas de nuestras principales ventajas comparativas en el mercado internacional. Así que necesitamos instrumentos para garantizar que se protegen de forma adecuada en nuestros principales mercados de exportación.

Y esto es relativo a cuestiones que preocupan a los ciudadanos de la UE: no solo el empleo, sino también la protección de los consumidores, la seguridad y la salud.

Lo que intentamos es simplemente establecer una norma internacional de cumplimiento de los DPI que sea razonable, equilibrada y efectiva, y esto va más allá de las actuales normas de la OMC sobre DPI: el Acuerdo sobre los ADPIC. Este es el objetivo último, sobre el que estoy seguro de que todos estamos de acuerdo.

El pasado mes de marzo vine aquí a explicar a grandes rasgos los principios clave en los que se basa la participación de la Comisión en estas negociaciones y me comprometí a aumentar la transparencia con respecto al Parlamento en estas negociaciones. Como pueden ver a partir de los proyectos resultantes de las negociaciones celebradas desde marzo, que hemos compartido con ustedes, la Comisión ha cumplido su palabra y ha seguido fielmente estos principios:

En primer lugar, el objetivo del ACTA es abordar las violaciones a gran escala de los derechos de propiedad intelectual que tienen un impacto comercial significativo, no verificar el contenido de los ordenadores de los viajeros. No estará dirigido a limitar las libertades civiles o a acosar a los consumidores. Si alguno de ustedes tiene dudas acerca de esto, me encantaría escuchar sus argumentos.

En segundo lugar, el ACTA sólo pretende aplicar los derechos de propiedad intelectual existentes. No incluirá disposiciones que modifiquen sustancialmente el derecho de propiedad intelectual. Debería establecer normas mínimas sobre cómo pueden los innovadores hacer que se respeten sus derechos en los tribunales, en las fronteras o en Internet. Por ejemplo, el ACTA garantiza que los diseñadores de moda, los artistas o los fabricantes de automóviles europeos puedan ver protegidos sus derechos de forma adecuada si se encuentran con falsificaciones de sus creaciones fuera de Europa.

En tercer lugar, el ACTA debe estar en sintonía con el acervo de la UE, incluido el nivel actual de armonización de la aplicación del DPI, la Directiva sobre comercio electrónico, el marco regulador de las telecomunicaciones y, por último pero no menos importante, la legislación aplicable de la UE sobre protección de datos y privacidad. El ACTA no cambiará ninguna legislación de la UE de forma encubierta. Así que, ¿qué es ―me preguntarán― el valor añadido? La respuesta es que nuestra legislación es una de las más eficaces, y que si otros países la adoptan, eso ayudará a nuestros innovadores.

En cuarto lugar, nos aseguraremos de que el ACTA no dificulte el acceso a los medicamentos genéricos. Ahora aparece un lenguaje claro en el proyecto que garantiza que el ACTA no servirá de base para afectar al comercio de medicamentos genéricos.

Asimismo, el ACTA será consecuente con la Declaración relativa al Acuerdo sobre los ADPIC y la salud pública de 2001, mientras que las obligaciones relativas a los controles fronterizos, que es el tema más delicado en cuanto al acceso a los medicamentos, no se aplicará a las patentes.

En cuanto a la transparencia, hemos cumplido nuestra promesa de hacer dar parte al Parlamento Europeo, mediante sesiones dedicadas, tras cada ronda de negociación, y seguiremos haciéndolo. Y en línea con nuestros compromisos del Acuerdo marco, hemos compartido, por supuesto, los proyectos de texto con el Parlamento Europeo.

También aprovecho esta oportunidad para informar brevemente sobre los resultados de la décima ronda de negociaciones del ACTA que tuvo lugar en Washington del 16 al 20 de agosto de 2010.

En cuanto a los capítulos sobre Derecho civil, Derecho de aduana y Derecho penal, las partes han logrado algunos avances, pero no ha habido flexibilidad suficiente de las partes para abordar algunos de los temas más delicados. También se ha trabajado exhaustivamente en los capítulos generales y horizontales (preámbulo, disposiciones generales, definiciones, prácticas de aplicación, cooperación internacional y disposiciones institucionales) que están casi terminados.

Pero lamentablemente, en las dos últimas rondas, ha quedado cada vez más claro que el consenso que incluya a todas las partes actuales del ACTA sólo se alcanzará sobre la base del denominador común más bajo, dada la variedad de opiniones y prácticas relacionadas con este tema de los distintos participantes del ACTA. Quedará sujeto al nivel de ambición —y eficacia— del acuerdo.

En cuanto al entorno digital (Internet), que es uno de los capítulos más delicados pero también el más «innovador» del ACTA, se ha dado un importante paso atrás en la última ronda, ya que las partes no se pusieron de acuerdo sobre el régimen de exención de responsabilidad común para los proveedores de servicios de Internet.

Este es también el caso del importante capítulo sobre las medidas de carácter aduanero, en el que varias partes se oponen a llevar a cabo verificaciones de las exportaciones y el tránsito de mercancías irregulares, sin reaccionar, de este modo, frente al tráfico internacional generalizado de falsificaciones.

Otra área en la que los debates son decepcionantes para los intereses de la UE es la relacionada con los derechos de propiedad intelectual que quedarán cubiertos por el acuerdo. La UE tiene una amplia y diversificada base de titulares de derechos. Un agricultor que produzca productos con indicaciones geográficas o una empresa textil que haga diseños, son también víctimas de la falsificación y han de estar cubiertos por mejores normas de aplicación. El problema es que algunos de nuestros socios insisten en que sólo los derechos de autor y las marcas comerciales «merecen» ser incluidos en el ACTA. Estamos en total desacuerdo y seguiremos insistiendo firmemente para que los ofensivos intereses de la UE se respeten.

La próxima ronda tendrá lugar en Tokio a finales de mes (del 23 de septiembre al 1 de octubre de 2010). Parece que nos estamos acercando a la fase final y las partes se han comprometido a resolver los problemas importantes que nos quedan en la ronda de Tokio.

Sigo plenamente convencido de la importancia de abordar el abuso sistemático y generalizado de la propiedad intelectual europea en todo el mundo, y de la aportación esencial que el ACTA puede hacer a este objetivo. Por eso sigo comprometido con el éxito de estas negociaciones.

No obstante, si, al final del proceso, la UE se enfrenta a un tratado sin un valor añadido más concreto para nuestros titulares de derechos, o a un tratado que intente establecer que hay derechos de propiedad intelectual de primera y segunda categoría, estaríamos dispuestos a reconsiderar nuestra participación en el acuerdo.

 
  
MPphoto
 

  Daniel Caspary, en nombre del Grupo PPE.(DE) Señor Presidente, Señorías, en 2008 178 millones de artículos fueron incautados por funcionarios de aduanas de la UE. De ellos, 20 millones de artículos eran peligrosos. Un total del 54 % de los productos falsificados procedían de China y la India era el principal responsable en lo que respecta a los medicamentos.

Los productos falsificados perjudican mucho a la economía europea, pero la gente que compra productos falsos también se ve muy afectada. Pienso en los medicamentos, por ejemplo. Para mí y para cualquier padre sería una pesadilla saber que un niño enfermo fuera a morir por haber recibido medicamentos, simplemente porque no podemos evitar que los productos y medicamentos falsos entren en el mercado. Debemos solucionar este problema.

La piratería es un tema central para la Unión Europea. Debemos proteger las industrias y a los consumidores de todo el mundo frente a productos que pueden ser perjudiciales para la salud y que suponen pérdidas económicas para las empresas. Así pues, acojo positivamente las negociaciones sobre el Acuerdo Comercial de Lucha contra la Falsificación (ACTA) como un paso importante en la dirección correcta para luchar contra la piratería. Sabemos que este acuerdo no es la única solución a la piratería, pero es el primer acuerdo internacional en esta área que afecta a algunos Estados que siguen luchando contra la piratería. Me gustaría ver que se uniera a esta causa el mayor número posible de Estados.

Nuestro grupo aplaude la positiva colaboración entre la Comisión y el Parlamento desde nuestra resolución de primavera. Lamentamos el hecho de que tuviéramos que llegar al punto de adoptar esta resolución. No obstante, como resultado de los informes asiduos de la Comisión, hemos podido obtener una visión de conjunto de las negociaciones de los últimos meses. Me gustaría felicitar a los negociadores por sus últimos logros. Cada vez es más difícil, incluso para los críticos del ACTA, encontrar aspectos negativos del acuerdo. El tema de las medidas de control aduanero en el caso de las violaciones de patentes y, por tanto, la preocupación por el comercio de medicamentos genéricos, han sido eliminados. Los tres avisos y la búsqueda de equipaje privado han sido eliminados. La responsabilidad obligatoria de los proveedores de servicios de Internet también se ha eliminado y el acuerdo parece cumplir el acquis communautaire. Creo que vamos por buen camino.

No obstante, quisiera pedirle a la Comisión que mantuviera su posición firme para que pueda representar los intereses de la Unión Europea. Apoyo la propuesta de incluir los derechos de patentes, las denominaciones geográficas de origen y las violaciones de patentes en la sección del acuerdo relativo a Derecho civil. Soy de la opinión de que el jamón de Parma, el Tiroler Almkäse y el champán merecen el mismo nivel de protección que la Coca-Cola o los Corn Flakes de Kellogg. Por tanto, apelo a los Estados Unidos para que dejen de bloquear la publicación de los documentos. La publicación de los documentos después de la ronda de Nueva Zelanda ha demostrado lo importante que es la transparencia y ha permitido silenciar muchas críticas del acuerdo.

Quisiera pedirle a la Comisión que siguiera apoyando la publicación de los documentos de la negociación, como muy tarde antes de que se firme el acuerdo. Le deseo mucho éxito a la Comisión durante la próxima ronda en Japón y espero que haya más informes oportunos y detallados sobre las negociaciones. Una vez que hayan finalizado las negociaciones, nuestro grupo se sentará tranquilamente a evaluar los resultados en base al texto final y después decidirá su posición respecto a la ratificación. Ojalá que las negociaciones tengan mucho éxito.

 
  
MPphoto
 

  Kader Arif, en nombre del Grupo S&D.(FR) Señor Presidente, señor Comisario, Señorías, señor Comisario, usted acaba de hacer unos comentarios tranquilizadores, pero yo sigo sin creerme que las preocupaciones compartidas por un gran número de diputados sobre el Acuerdo Comercial de Lucha contra la Falsificación (ACTA) hayan sido disipadas.

En marzo propuse una resolución, que fue aprobada por una gran mayoría de esta Cámara y que hizo posible que se publicara el texto de la negociación. Durante el debate hemos pedido que se garantice el acquis communautaire ―al que usted ha hecho referencia―, la seguridad y el suministro de medicamentos genéricos y que se respeten las libertades fundamentales de nuestros ciudadanos. También hemos hecho referencia a las indicaciones geográficas, y lo hemos hecho para decirles cuáles son nuestra prioridades, que voy a seguir repitiéndole para que la posición que usted defienda dentro de varias semanas en Japón se base en el debate parlamentario que hemos logrado iniciar.

Ayer, durante el debate sobre el estado de la Unión, muchos oradores señalaron con razón que nosotros, los diputados al Parlamento Europeo, somos los portavoces de nuestros ciudadanos y que, sin este vínculo, la Comisión corre el riesgo de involucrarse en un enfrentamiento estéril con el Parlamento. Así que le pido, señor Comisario, que considere, como prioridad, que los diputados que tiene ante usted son, ante todo, sus socios y no están aquí simplemente para llevarle la contraria.

No queremos una asociación en la que estemos atados, como a veces parecen desear sus servicios, a un voto secreto. Sus servicios acaban de responder a nuestras preguntas a puerta cerrada. Se nos ha proporcionado la última versión del texto del ACTA pero nos han prohibido enviar mensajes al salir de estas reuniones o después de leer el acuerdo, teniendo en cuenta que nuestra función es alertar, explicar y asegurar que todo se entiende. Esta es, pues, la segunda petición que les hago para que consideren la transparencia de los debates como un elemento que enriquece sus deliberaciones más que como una ruptura de la confianza.

Además de estas dos cuestiones principales, y porque estoy empezando a acostumbrarme a este tipo de ejercicio, voy a comunicarle mis preocupaciones. Antes que nada, existe acceso a los medicamentos. Esto se ha mencionado. Ustedes dicen que la protección del acceso es una de sus prioridades, que están haciendo todo lo posible por garantizar que no haya nada que obstaculice su fabricación o libre circulación. En este punto, no obstante, le quiero preguntar por las patentes. ¿Por qué quiere incluirlas en este acuerdo? El deseo de intensificar la lucha legítima contra la falsificación no debería ser un pretexto para utilizar el ACTA como medio para extender los derechos de los poseedores de patentes mucho más allá de lo expuesto en el Acuerdo sobre los ADPIC. No confunda los medicamentos genéricos con los medicamentos falsificados.

Otro punto importante son las garantías. Los textos no pueden ser demasiado rigurosos a la hora de asegurar un verdadero equilibrio entre los derechos de los usuarios y los de los poseedores de derechos. Le remito a las distintas formulaciones que aparecen en el Acuerdo sobre los ADPIC.

Aplaudo sus comentarios sobre Internet y confío plenamente en la idea de que el ACTA no servirá para debilitar la posición de la UE claramente expresada en la Directiva sobre comercio electrónico.

Señor Comisario, definitivamente hay otras cuestiones que plantearía esta mañana, pero la primera obligación que me impongo es garantizar que, gracias a este debate, podemos proporcionar tanta información como sea posible sobre este acuerdo a todos nuestros ciudadanos, y decirle que el elemento clave para mí es la protección de sus derechos y sus libertades fundamentales. Por eso espero que tenga en cuenta los puntos planteados por los diputados y los defienda durante las negociaciones. También le pido que cumpla con su compromiso de publicar el texto en cuanto hayan terminado las negociaciones, ya sea al terminar la ronda de Japón o en la siguiente fase.

El debate público tendrá que celebrarse, por ejemplo, en esta Cámara. Pediré, por tanto, una resolución, y esperamos que tenga en cuenta nuestro punto de vista antes de que haya ninguna señal del ACTA, incluso si eso significa volver a la mesa de negociación.

 
  
MPphoto
 

  Niccolò Rinaldi, en nombre del Grupo ALDE.(IT) Señor Presidente, señor Comisario, Señorías, «acta est fabula, plaudite!» —«¡la representación ha terminado, aplaudan!»— como solían decir los actores romanos al final de una obra. La representación ha terminado y quizá nosotros estemos en vísperas de su conclusión, aunque puede que aún no sea el momento de aplaudir.

Durante este debate hemos recibido muchos comentarios de confianza por parte del señor De Gucht, pero sabemos que el 64 % de los productos falsificados procede de China, que no es parte del Acuerdo Comercial de Lucha contra la Falsificación (ACTA). Por tanto, tenemos que valorar si todo esto merece la pena ―es decir, si tenemos que firmar el acuerdo si no aporta beneficios reales, como ha concluido el señor Comisario―. No quedan muchas causas de preocupación, pero son importantes. Se ha dicho mucho sobre Internet, y valoramos los esfuerzos de la Comisión, pero seguimos alerta.

En cuanto al acceso a los medicamentos, repito lo que ya han pedido otros diputados: puede que no haya una agrupación de medicamentos falsificados, por un lado, y medicamentos genéricos, por otro. Es vital que se permita el acceso a medicamentos a precios competitivos, que son cruciales para los pacientes de los países en vías de desarrollo. Lo que me gustaría preguntar es si la declaración de Doha relativa al Acuerdo sobre los ADPIC (Aspectos de los derechos de propiedad intelectual relacionados con el comercio) y la salud pública se incluirán por fin en el preámbulo del texto del ACTA.

Por último, en cuanto a las indicaciones geográficas, nos encontramos en una situación potencialmente paradójica, porque las marcas comerciales registradas que podrían violar las indicaciones geográficas disfrutarían de mayor protección que las propias indicaciones geográficas. En este sentido, los ADPIC también proporcionan una base más sólida en muchos aspectos, y por eso pedimos vigilancia y una actitud firme.

 
  
MPphoto
 

  Jan Philipp Albrecht, en nombre del Grupo Verts/ALE.(DE) Señor Presidente, en primer lugar, me allegro de que la declaración por escrito 12 relativa al Acuerdo Comercial de Lucha contra la Falsificación (ACTA) recibiera ayer la mayoría de votos necesaria en el Parlamento. Esto demuestra que el Parlamento Europeo sigue apoyando la posición claro que tomó en su resolución en marzo.

Además, la declaración por escrito mejora un punto importante. No queremos que el ejercicio de los derechos de propiedad intelectual se subcontrate a empresas privadas. El Estado de derecho y los principios de la democracia requieren que toda interferencia con los derechos fundamentales, incluso en Internet, provenga de representantes legítimos del Estado y que se sigan aplicando los altos estándares de nuestra constitución, el Convenio de Derechos Humanos y el Tratado de Lisboa.

Un acuerdo que anima a los cárteles privados de poseedores de derechos a planearlo todo para se adapte a sus intereses comerciales, como hace el proyecto actual del ACTA, no debe permitirse que entre en vigor. El comportamiento de la Comisión de la UE durante las negociaciones del ACTA está a punto de violar nuestros tratados. En vez de eliminar las medidas que fueron criticadas por el Parlamento, la redacción del proyecto de acuerdo simplemente se ha hecho más imprecisa. Cada vez parece menos probable que se vaya a cumplir el acquis communautaire.

Por suerte, las actuales protestas del Parlamento Europeo parecen estar surtiendo efecto ya. Sin embargo, si el ACTA recibe la mayoría de votos de esta Cámara, sigue habiendo mucho por hacer. Esto le tenía que haber quedado claro ayer como muy tarde.

 
  
MPphoto
 

  Syed Kamall, en nombre del Grupo ECR. – Señor Presidente, me gustaría empezar aplaudiendo tres cosas que se han dicho al principio: primero, que no habrá nuevos derechos de propiedad intelectual; segundo, que no habrá cambios en la legislación de forma encubierta; y, tercero, la mayor transparencia que hemos percibido de la Comisión, especialmente con respecto a algunos de los socios de la negociación.

También tenemos que entender la diferencia que hay entre el mundo digital y el mundo de los átomos. Como dijo una vez el editor de la revista Wired, Chris Anderson, en un mundo con mayor ancho de banda, un almacenamiento más barato y una energía de procesamiento más barata, los productos digitales tienden con el tiempo a ser gratis o a cero. Esto significa que muchos de los sectores que se quejan del mundo digital tienen que entender que deben recurrir a nuevos modelos empresariales. Concretamente, la industria pornográfica y otros sectores similares no pueden basarse en modelos empresariales antiguos.

Creo que la historia es diferente en el mundo de los átomos —en el mundo de la fabricación de los productos—. Tenemos que asegurarnos de que, mientras la UE no sea competitiva en cuanto a costes de mano de obra, los países y las empresas de la UE son competitivos en lo que se refiere a investigación y diseño. Debe de ser mortificante para las empresas que invierten millones —a veces miles de millones— en productos nuevos y diseños nuevos ver que las falsificaciones de los productos se venden más baratas que sus productos en otras partes. Somos líderes mundiales en el campo de los coches de alta gama y en productos como los teléfonos inteligentes, y debemos estar muy atentos a que, tras invertir millones o miles de millones en estos productos, no vean su precio rebajado fácilmente.

Aplaudo la declaración de la Comisión, pero tenemos que entender la diferencia entre el mundo de los átomos y el mundo digital.

 
  
MPphoto
 
 

  Helmut Scholz, en nombre del Grupo GUE/NGL.(DE) Señor Presidente, señor De Gucht, Señorías, la protección de los inventores y las empresas frente al robo de sus ideas es una cuestión importante, sobre todo par alas pequeñas y medianas empresas. No obstante, me gustaría preguntar una vez más si la piratería puede realmente ser restringida por un pequeño grupo de países que firmen un acuerdo, sobre todo porque estos países se conocen más por los inventos que por las falsificaciones. En mi opinión, estas negociaciones se deberían producir en un contexto internacional, como la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI).

En términos generales, es cuestión de establecer un nuevo marco y un nuevo compromiso. Señor De Gucht, sus comentarios finales de hoy van en esta dirección. Sé que los negociadores de la Comisión y el Consejo son conscientes de este dilema. Su solución es darle a las empresas amplios derechos para emprender acciones legales en los mercados de venta de los potenciales falsificadores. Lo que quieren es poder detener a los importadores y, conforme al proyecto de texto, incluso a los clientes finales en las fronteras, a menos que los signatarios del acuerdo hagan excepciones. El texto expone que:

«los miembros pueden excluir de las medidas fronterizas las pequeñas cantidades de productos de carácter no comercial que vayan en el equipaje personal de los viajeros».

(DE) Quieren imponer una legislación en Europa que permita a una empresa solicitar que los productos o productos de software que se hayan importado de un país signatario del Acuerdo Comercial de Lucha contra la Falsificación (ACTA) sean incautados o incluso destruidos por orden de los tribunales. Si hace falta, esto puede suceder sin darle la oportunidad de hablar a la otra parte. En el caso de un contenedor de sierras de cadenas falsas, esto puede parecer un procedimiento sencillo. Sin embargo, el acuerdo pretende ampliar este proceso para cubrir áreas como los componentes de software.

¿Será posible que gigantes del software, como Microsoft, busquen y destruyan a sus pequeños competidores por medio de acciones legales? Los gigantes de la industria del entretenimiento también han logrado que se incluyan sus intereses en las negociaciones del ACTA. Se emprenderán acciones legales no solo contra las descargas y las copias, sino también contra la producción y distribución de tecnologías que, entre otras cosas, permitan que se burle la protección anticopia.

Usted ha dicho que se han hecho avances y es cierto que los Estados Unidos han retirado su exigencia de considerar responsables a los proveedores de servicios de Internet. Sin embargo, en la sección del acuerdo sobre Derecho penal, sigue habiendo un párrafo sobre la instigación. Asimismo, los proveedores de servicios de Internet estarán obligados a facilitar los datos personales de los clientes que sean sospechosos de violar la legislación sobre derechos de autor, tras la solicitud legítima de una empresa. Hemos descubierto en esta Cámara en el curso de las negociaciones sobre el sistema SWIFT que los Estados Unidos, por ejemplo, no tienen legislación sobre protección de datos como la entendemos en la Unión Europea. ¿Cuál es la situación de los demás países signatarios del acuerdo? No se debe permitir que el acuerdo interfiera con el acquis communautaire. Debemos ser capaces de proteger a las pequeñas y medianas empresas frente a las campañas sobre patentes de los gigantes del software y garantizar la protección de los datos personales de los usuarios de Internet.

 
  
MPphoto
 

  Francesco Enrico Speroni, en nombre del Grupo EFD.(IT) Señor Presidente, Señorías, le quiero dar las gracias al señor Comisario y al Consejo por este debate, aunque siento decir que es difícil hablar sobre algo sin disponer de los documentos adecuados.

No hay nada en Internet y los servicios del Parlamento con los que me he puesto en contacto no han respondido, porque la Comisión no pone a disposición todos los documentos. No se puede hacer otra cosa que hablar en términos generales. Sin embargo, tiene sentido abordar esta cuestión, que forma parte del plan europeo para la protección de nuestros productos y, por tanto, de nuestras empresas y nuestros trabajadores. Aún así, hay algo de resistencia, por ejemplo, con respecto a la regulación de las marcas comerciales y los productos.

Es nuestra obligación proteger a nuestros trabajadores comprobando si se produce algún tipo de competencia desleal o competencia basada en la explotación de los trabajadores y, en este caso, competencia basada en la falsificación. Así pues, tenemos que combatir estas formas de competencia inaceptable precisamente para proteger a los productores y trabajadores europeos, que se ganan la vida con su esfuerzo, su fuerza intelectual y su participación, y de este modo contribuyen al desarrollo de nuestro continente.

 
  
MPphoto
 

  Angelika Werthmann (NI).(DE) Señor Presidente, Señorías, el Acuerdo Comercial de Lucha contra la Falsificación (ACTA) multilateral programado tiene como objetivo hacer más efectiva la lucha contra la piratería y la violación de los derechos de autor por medio de la cooperación internacional, la coordinación de la aplicación de la legislación y nuevas leyes que protejan la propiedad intelectual. Prescinde de decir que tengamos que mantener la transparencia. Las medidas que terminen suavizando la Directiva europea sobre protección de datos personales o que podrían incluso afectar de forma negativa a la libertad de expresión constituyen una respuesta excesiva al problema de la lucha contra la piratería y las violaciones de los derechos de autor, y no deben aceptarse.

El Parlamento Europeo ha apelado a la Comisión para que evalúe las posibles consecuencias del acuerdo. Lamentablemente, esta evaluación aún no se ha llevado a cabo. En mi opinión, la protección de la propiedad intelectual es crucial, pero la protección de datos y la protección de la privacidad son igual de importantes. Peter Hustinx, Supervisor Europeo de Protección de Datos, ha dicho respecto a este asunto, y cito:

‘«Mientras que la propiedad intelectual es importante para la sociedad y debe ser protegida, esta no debe anteponerse a los derechos fundamentales de los individuos a la privacidad, protección de datos y otros derechos». Final de la cita. Trabajemos juntos en este acuerdo, teniendo en cuenta toda la legislación existente.

 
  
MPphoto
 

  Elisabeth Köstinger (PPE).(DE) Señor Presidente, Señorías, la aplicación efectiva de las normativas y leyes existentes para luchar contra la piratería y reforzar los derechos de propiedad intelectual es algo que aplaudimos firmemente. Sin embargo, lamentablemente hay mucha ignorancia e incertidumbre en esta área entre el público general. Habitualmente recibo correos electrónicos de ciudadanos preocupados que se quejan de la falta de transparencia durante las negociaciones del Acuerdo Comercial de Lucha contra la Falsificación (ACTA) y ven el ACTA como una gran invasión de sus derechos y libertades. Es importante proporcionar más información en esta área y destacar el hecho de que el problema no lo ha causado el ACTA, sino el acquis communautaire de la UE.

La resolución preliminar del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas de 19 de febrero de 2009 expone claramente que se puede pedir cuentas a los proveedores de servicios de Internet por violaciones de los derechos de autor por parte de sus clientes. Por tanto, los tratados existentes permiten que se bloquee el acceso a Internet de los ciudadanos de la UE. El problema no radica en el ACTA, sino en las normativas de la Unión Europea que podrían limitar las libertades y derechos de los ciudadanos de la UE.

 
  
MPphoto
 

  Monika Flašíková Beňová (S&D). (SK) El volumen cada vez mayor de falsificaciones y productos piratas en el comercio internacional aumenta la posibilidad de que se vea amenazado el desarrollo sostenible de la economía global, provocando no solo pérdidas económicas a los fabricantes legítimos, sino también la violación de los derechos de los propietarios de la propiedad intelectual y las entidades que participan en la fabricación y producción, y constituyendo una amenaza para los consumidores y para el empleo en Europa.

La idea de un acuerdo multilateral sobre la lucha contra la piratería y la falsificación podría constituir un mecanismo efectivo para combatir dichas actividades, pero también apoyo a aquellos diputados que han hecho hincapié en la necesidad de que haya transparencia y mayor confianza en estas negociaciones y acuerdos. También considero esencial que encontremos un equilibrio entre los derechos que queremos proteger y los derechos que son esenciales para la sociedad. Ejercer o proteger los derechos de un grupo no debe interferir con los derechos e intereses legítimos de otro grupo.

 
  
MPphoto
 

  Carl Schlyter (Verts/ALE).(SV) Señor Presidente, no estoy del todo seguro respecto a la exención de los medicamentos genéricos. Si garantizamos eso, también tendremos que garantizar, en esos casos, la exención a todo tipo de tránsito, de lo contrario surgirán los problemas que hemos experimentado en los últimos años. Dicen que sólo se aplicará en casos comerciales a gran escala. En ese caso, podríamos decir que los individuos estarán exentos, más que podrían estar exentos de cumplir las normas, ¿no?

También me preocupa el entorno digital cuando se habla de las barreras tecnológicas. A este respecto, se dice que los métodos que se pueden utilizar para salvar las medidas de protección técnica deberían ser considerados ilegales si tienen un uso comercial limitado.

También puede darse el caso de que estos se divulguen sin ningún interés económico, que la persona no tenga interés económico alguno y que, más bien, desee apoyar el uso por parte de la gente de tecnologías que podrían utilizarse como «tecnologías de elusión». ¿Qué les parece esto?

Tampoco me agrada el hecho de que estén incluyendo aspectos polémicos de la Directiva relativa al respeto de los derechos de propiedad intelectual y con respecto al almacenamiento de datos. Si queremos cambiar esto después de las evaluaciones, es absurdo que lo hayamos establecido por escrito ahora.

 
  
MPphoto
 

  Françoise Castex (S&D).(FR) Señor Presidente, señor Comisario, me gustaría aportar un aspecto nuevo al debate sobre el ACTA y, junto con los cosignatarios de la declaración 12, tengo el honor de informarles de que esta declaración ha obtenido una gran mayoría en el Parlamento y que se ha excedido el número mínimo de firmas.

Me alegro de que esta declaración se presente ante ustedes antes de la ronda final de negociaciones sobre el ACTA y creo que ustedes lo podrían considerar como un mandato de negociación que les ha entregado el Parlamento Europeo.

Quiero recordarles sus componentes: el Parlamento, por supuesto, no solo pide transparencia y la posibilidad de consultar los documentos durante las negociaciones antes de ratificarlos; también pide que no se armonicen los derechos de propiedad intelectual bajo este tratado internacional y que se mantengan y garanticen las libertades de los ciudadanos, la protección de la vida privada y la neutralidad de Internet.

 
  
MPphoto
 

  Andrew Henry William Brons (NI). – Señor Presidente, tenemos que saber en qué medida los acuerdos comerciales para luchar contra la falsificación son sólo protección para las grandes empresas y en qué medida protegen realmente a las personas normales. En el caso de los productos médicos, las medicinas falsas podrían, en el mejor de los casos, ser ineficaces y privar a las personas de la cura; y en el peor de los casos, podrían ser perjudiciales y privarles de su salud o incluso de sus vidas.

Los productos falsificados casi siempre se producen en países donde los sueldos son bajos y se venden más baratos que los productos auténticos producidos en nuestros países a costa de los puestos de trabajo de los ciudadanos de nuestros Estados miembros. Se deben imponer sanciones contra los países que permiten estas prácticas.

Me ha alegrado oír la promesa de la Comisión de que el objetivo serán las violaciones a gran escala, y no los consumidores. No obstante, algunos grupos de presión a favor de los actores quieren, de hecho, que se retire el acceso a Internet a las personas sospechosas de realizar descargas no autorizadas repetidamente, y esos mismos quieren que se lleve a cabo una profunda investigación del paquete, en la que se revisen las comunicaciones de los clientes. ¿Podemos confiar en que estas disposiciones no se incorporen en una fase posterior y anulen sus objeciones?

 
  
MPphoto
 

  Sidonia Elżbieta Jędrzejewska (PPE).(PL) Aplaudo el debate de hoy sobre el Acuerdo Comercial de Lucha contra la Falsificación. En mi opinión, es un paso hacia el fortalecimiento de la posición del Parlamento Europeo como la institución que representa a los ciudadanos de la Unión Europea. Quiero hacer hincapié en que el Parlamento Europeo tiene derecho a ser informado y consultado por la Comisión respecto a los acuerdos que está negociando sobre el comercio de servicios y los aspectos comerciales de la propiedad intelectual. El debate de hoy da más cuerpo a ese derecho y será, espero, la norma para la Comisión también en el futuro. Quiero llamar la atención sobre el hecho de que el carácter confidencial de las negociaciones de la Comisión sobre el Acuerdo Comercial de Lucha contra la Falsificación ha despertado muchas reacciones críticas entre los usuarios de Internet. Esta sensación se podría haber evitado si la Comisión hubiera estado dispuesta a informarnos más a fondo sobre sus esfuerzos al respecto desde el principio.

En una pregunta por escrito que he enviado a la Comisión, planteo la cuestión de la relación entre el Acuerdo Comercial de Lucha contra la Falsificación y la política europea relativa a la sociedad de la información y sus efectos paralegales.

 
  
MPphoto
 

  Eva Lichtenberger (Verts/ALE).(DE) Señor Presidente, señor De Gucht, nos han asegurado que este Acuerdo Comercial de Lucha contra la Falsificación (ACTA) no cambiará nada de momento. Sin embargo, no se nos está dando la oportunidad de formar nuestras propias opiniones, de adquirir nuestras propias percepciones y de aplicar nuestra propia experiencia jurídica para determinar si los daños colaterales a los derechos de los ciudadanos de Europa resultantes de este acuerdo no serán considerablemente mayores de lo que ustedes reclaman. Tenemos que aceptar lo que digan en este caso. Dadas las circunstancias, ¿por qué no hay transparencia? Sé que esto proviene de los negociadores de los Estados Unidos, pero ¿puede la Comisión Europea, en conciencia, simplemente ceder? Creo que la respuesta a esta pregunta es no.

Mi segundo punto tiene que ver con las denominaciones geográficas de origen. Habría dejado claro en la mesa de negociación que estas denominaciones de origen son el equivalente a las marcas comerciales de Europa. En mi opinión, este punto debe ser planteado de nuevo en las negociaciones.

 
  
MPphoto
 

  Martin Ehrenhauser (NI).(DE) Señor Presidente, me gustaría comentar tres aspectos brevemente. Primero, por supuesto, quiero felicitar a los iniciadores de la declaración por escrito sobre el Acuerdo Comercial de Lucha contra la Falsificación (ACTA). Esto ya se ha aprobado.

El segundo aspecto tiene que ver con la transparencia y quiero hacer una pregunta al señor De Gucht. ¿Cómo puede decirnos, como miembros del Parlamento Europeo, que tenemos que depender de una organización de libertades civiles estadounidense para recibir una copia del texto? Tengo el texto delante de mí. Se lo entregaré después y le pediré que se asegure de que es la versión original.

El tercer aspecto está relacionado con la responsabilidad de los proveedores de servicios de Internet. ¿Puede garantizar que el tema de la responsabilidad de los proveedores de servicios de Internet no se volverá a introducir de forma encubierta?

 
  
MPphoto
 

  Christian Engström (Verts/ALE). – Señor Presidente, todos estamos de acuerdo en que la falsificación está mal y que luchar contra los productos falsificados está bien. Es bueno para los consumidores y los ciudadanos europeos, así como para las empresas europeas, como se ha señalado. Es bueno que protejamos las marcas comerciales y el acervo de las marcas comerciales, incluidas las indicaciones geográficas.

Hasta ahora, bien. Pero, como ha señalado el señor Kamall, existe una diferencia entre el mundo de los átomos y el mundo de los bits. En cuanto al capítulo sobre Internet, han surgido preocupaciones legítimas de los proveedores de servicios de Internet y de otras empresas afectadas de esa área. Existe la preocupación de que el acuerdo pueda, de hecho, perjudicar al desarrollo, perjudicar a las empresas europeas y perjudicar a la forma en que hacemos uso de esta nueva tecnología.

Por tanto, le exigiría a la Comisión que siguiera adelante, por todos los medios, con la parte de lucha contra la falsificación, pero que descarte el capítulo sobre Internet. Esa sería la mejor solución para todos.

 
  
MPphoto
 

  Karel De Gucht, Miembro de la Comisión. – Señor Presidente, en primer lugar, quiero dar las gracias a todos los diputados del Parlamento que han intervenido. Esta información tiene mucho valor para nosotros dos semanas antes de lo que seguramente será la «fase final» en Tokio, y sin duda la tendremos en cuenta.

Antes de hablar sobre la confidencialidad, responderé a un par de preguntas técnicas. Una de ellas se refería al Acuerdo sobre los ADPIC y la salud pública y si este se mencionaría de forma explícita en el acuerdo. Se hace referencia explícitamente a él, como se cita a continuación: «reconociendo los principios establecidos en la Declaración de Doha relativa al Acuerdo sobre los ADPIC y la salud pública aprobada el 14 de noviembre de 2001 por la OMC en la cuarta en la Conferencia Ministerial de la Organización Mundial del Comercio celebrada en Doha, Qatar».

También ha habido preguntas relativas a la privacidad. Una vez más, al observar el texto que se está debatiendo, dice: «nada en este acuerdo requerirá que ninguna de las partes revele información […] lo cual iría en contra de su legislación o a sus acuerdos internacionales, incluidas las leyes de protección del derecho a la privacidad». En el proyecto de texto que estamos debatiendo también se menciona que, respecto a la aplicación en los entornos digitales, los procedimientos de aplicación se llevarán a cabo de forma que, «conforme a la ley de cada parte, se protejan los principios relacionados con la libertad de expresión, juicio justo y privacidad». Así que se hace referencia explícita a todo esto en los acuerdos.

Permítanme decir algo sobre los medicamentos. No creo que haya un problema con los medicamentos ―no solo por el ACTA sino también porque actualmente estamos en medio de negociaciones con la India sobre esto―. Han presentado una petición con la OMC sobre medicamentos. Estamos debatiendo con ellos y creo que llegaremos a una conclusión muy pronto, una conclusión que creo que será valorada por el Parlamento Europeo.

También añadiría que estos tipos de patentes no están cubiertas por el capítulo sobre derechos de aduana en el ACTA. Hay una referencia explícita a la práctica obligatoria relativa a las licencias, que es muy importante en este sentido.

Por último, en cuanto a la confidencialidad, no tenemos problema en revelar los textos que estamos debatiendo, pero no estamos solos en esto. Se trata de una negociación multinacional, que implica que las otras partes de la mesa de negociación también tienen que estar de acuerdo en lo que publiquemos o no. La pregunta explícita que se ha planteado ha sido si ustedes tendrán la posibilidad de discutir el acuerdo final antes de que se firme.

Aún no está claro que vayamos a llegar a un acuerdo, pero si lo hacemos, nos hemos asegurado de que podremos discutirlo antes de su firma, ya que la Comisión lo ha conseguido en la negociación. Como pueden ver, el comunicado de prenda presentado al final de la ronda de Washington expone explícitamente que las «partes se comprometen a publicar el texto antes de decidir su firma». Creo que es difícil ser más explícito al respecto.

Muchas gracias por su atención.

 
  
MPphoto
 

  Presidente. – Se cierra el debate.

El siguiente punto es la votación.

(La sesión se suspende durante unos minutos)

 
  
  

PRESIDE: Edward McMILLAN-SCOTT
Vicepresidente

 

6. Turno de votaciones
Vídeo de las intervenciones
MPphoto
 

  Presidente. – El siguiente punto es la votación.

Antes de que empecemos con las votaciones, permítanme decir que el sistema de resultados electrónicos podría estar defectuoso, en cuyo caso sólo verán los dos quesos conocidos como «los camembert» en vez del resultado, pero podrán verlo en sus pantallas. Revisaremos el sistema dentro de un momento, les pido que tengan paciencia.

(Para consultar los resultados y otros detalles sobre la votación: véase el Acta)

 

6.1. Protección de los animales utilizados para fines científicos (A7-0230/2010, Elisabeth Jeggle) (votación)
 

Antes de la votación:

 
  
MPphoto
 

  Sonia Alfano (ALDE).(IT) Señor Presidente, Señorías, de conformidad con el artículo 175 del Reglamento interno del Parlamento, pido que este documento sea devuelto a la comisión.

Llevamos muchos años esperando esta Directiva pero, como se ha destacado en otros discursos, hay algunos elementos que tienen que ser totalmente modificados para garantizar la protección adecuada de los animales. La aprobación de esta legislación permitirá los experimentos con fines docentes y la reutilización del mismo animal varias veces, incluso en procedimientos que conlleven su sufrimiento. No fomentará de ninguna manera métodos que se consideran científicamente válidos.

No es cuestión de adoptar una posición extrema, sino de respetar el artículo 13 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, que nos exige que tengamos pleno respeto por los requisitos de bienestar de los animales ya que son seres sensibles. No queremos refrenar la investigación, sino fomentarla a través de una vía éticamente sostenible.

Es inaceptable decir que podemos aprobar esta Directiva ahora y modificarla en los próximos años. Deberíamos responsabilizarnos y hacer las correcciones necesarias ahora. Esto no es una posición política ni ideológica, es sentido común, y el sentido común no tiene matices políticos.

 
  
MPphoto
 

  Presidente. – Señora Alfano, gracias por su propuesta. ¿Hay 40 diputados que deseen respaldar esa propuesta? ¿Podrían hacer el favor de levantarse si están a favor? Creo que hay 40 diputados, escogeré a un orador que esté a favor de la propuesta.

 
  
MPphoto
 

  Jill Evans (Verts/ALE). – Señor Presidente, el Grupo Verts/ALE apoya la devolución a comisión porque también tenemos serias preocupaciones acerca del texto tal como está. Por el momento, los Estados miembros tienen el derecho de adoptar medidas más estrictas de protección de los animales si así lo desean. La nueva ley impediría eso en el futuro, lo que perjudicaría las mejoras y es contrario a lo que el Parlamento aceptó en primera lectura.

También deberíamos afirmar con absoluta claridad que las alternativas deberían utilizarse cuando sean posibles, pero la redacción del texto diluye la legislación vigente. Del mismo modo, necesitamos una definición muy clara de las condiciones para el uso de primates no humanos. Una vez más, este no es el caso en el texto.

Muchos de los problemas que tenemos con la legislación vigente son consecuencia de las diferentes interpretaciones en los distintos Estados miembros. Necesitamos más debates sobre esta cuestión y los demás puntos para asegurarnos de que tenemos una absoluta claridad y para garantizar que esta legislación sea efectiva.

 
  
MPphoto
 

  Paolo De Castro Presidente de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural. – (IT) Señor Presidente, Señorías, como presidente de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural, que es la comisión competente para este tema, estoy en contra de que devuelvan el informe Jeggle. Después de más de año y medio de intenso debate, nuestra comisión se ha manifestado claramente a favor del compromiso alcanzado sobre la Posición Común, sin votos en contra y con sólo unas pocas abstenciones.

Por lo tanto, no vemos ninguna razón para volver a examinar el texto: ya tenemos todo lo necesario para votarlo hoy.

 
  
MPphoto
 

  Elisabeth Jeggle, Ponente.(DE) Señor Presidente, Señorías, estoy sorprendida por esta propuesta. El colega diputado no estaba aquí esta mañana durante el debate en el Pleno.

Estoy sorprendida por esta propuesta. La señora Evans, la ponente alternativa del Grupo de los Verdes/Alianza Libre Europea, estuvo presente durante todas las negociaciones a tres bandas y apoyó los resultados de la reunión tripartita celebrada el 7 de abril. Los Verdes presentaron enmiendas en la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural que presentan hoy de nuevo. Todo ello es legítimo, y estos cambios son los que se están discutiendo. Como el presidente de la comisión ya ha explicado, han sido rechazados por todos los grupos con la excepción de los Verdes.

Señorías, les ruego que voten a favor de este compromiso. No estoy del todo satisfecha con él y estoy segura de que nadie aquí puede estar plenamente contento con todos los puntos, sencillamente porque se trata de un compromiso. Aceptémoslo, sin embargo, y rechacemos todas las demandas que se están planteando, de lo contrario tendremos que convivir con la antigua directiva de 1986 y con la experimentación con animales. Demos un paso hacia la mejora del bienestar de los animales.

(Aplausos)

 
  
MPphoto
 

  Rebecca Harms, en nombre del Grupo Verts/ALE .(DE) Señor Presidente, con el fin de aclarar la posición de mi grupo me gustaría decir una vez más, en este instante, que a menudo es muy difícil para el grupo en su conjunto seguir las negociaciones a tres bandas. Cuando uno se da cuenta de que el ponente no va a aceptar que el número de experimentos con animales se incrementará al amparo de este Reglamento,

(Protestas)

que incrementará el número de experimentos con primates, y que a los Estados miembros ya no se les permitirá la introducción de normas más estrictas que las de la presente normativa, entonces uno tiene derecho a proponer que esta normativa se devuelva a la comisión. Si eso no es posible, entonces el Parlamento no está funcionando correctamente. Gracias por su atención.

(Aplausos del Grupo Verts/ALE)

 
  
 

(Se rechaza la propuesta de devolución a comisión)

Después de la votación:

 
  
MPphoto
 

  Mário David (PPE). – Señor Presidente, durante los dos últimos días hemos sido inundados con más de 400 correos electrónicos sobre este tema. ¿Pueden los servicios hacer algo para que no tengamos que perder nuestro tiempo en eliminarlos?

 
  
MPphoto
 

  Presidente. – Hay un mecanismo en Outlook que permite el borrado automático, pero esa es una cuestión que le atañe a usted y sus electores.

 
  
MPphoto
 

  Nicole Sinclaire (NI). – ¡Qué terrible debe de ser para sus electores poder contactar con usted! Es usted una vergüenza. Sus electores deberían ser capaces de contactar con usted. Si lo que usted está pidiendo es que ellos no puedan ponerse en contacto directo con usted, ¿a quién representa usted entonces?

(Aplausos)

 
  
MPphoto
 

  Presidente. – Señora Sinclaire, gracias por complementar mi punto de vista.

 

6.2. Directrices para las políticas de empleo de los Estados miembros (A7-0235/2010, Csaba Őry) (votación)
  

Después de la votación:

 
  
MPphoto
 

  Olle Ludvigsson (S&D).(SV) Señor Presidente, se refiere a la enmienda 48, en la que se ha deslizado un error en lo que respecta a los «ingresos mínimos». Ha sido traducido al sueco como «minimilön», lo que significa «salario mínimo», algo que es erróneo. La unidad de traducción ha sido informada de ello y se procederá a la modificación después de la sesión.

 
  
MPphoto
 

  Jutta Steinruck (S&D).(DE) Señor Presidente, me gustaría pedirle al Consejo que tome nota de nuestra votación de hoy y me gustaría solicitar una breve declaración.

 
  
MPphoto
 

  Presidente. – De hecho, el Consejo estuvo presente en el debate porque yo presidí parte de él. No cabe duda de que prestará mucha atención a lo que el Parlamento tenga que decir, tal y como aseguró anoche a esta Cámara que haría.

 

6.3. Situación de los derechos humanos en Irán, en particular los casos de Sakineh Mohammadi Ashtiani y Zahra Bahrami (B7-0494/2010) (votación)
 

Antes de la votación:

 
  
MPphoto
 

  Mario Mauro (PPE).(IT) Señor Presidente, como no veo ninguna solicitud de votación nominal en mi lista de votación, y en vista de la importancia del tema y del acuerdo entre los grupos, me gustaría proponer que celebremos una votación nominal sobre la resolución final.

 
  
MPphoto
 

  Richard Howitt (S&D). – Señor Presidente, me adhiero a su opinión, pero estoy informado de que el acuerdo sobre esto llegó tarde y, por lo tanto, es posible solicitar una votación nominal respecto a las dos enmiendas. Con su permiso, solicito que se haga así.

 
  
 

(Se acepta la petición de Mario Mauro)

 

7. Explicaciones de voto
Vídeo de las intervenciones
  

Explicaciones orales de voto

 
  
  

Recomendación para la segunda lectura: Elisabeth Jeggle (A7-0230/2010)

 
  
MPphoto
 

  Jarosław Kalinowski (PPE).(PL) El progreso de la ciencia es una condición para el desarrollo económico, y una investigación innovadora es, por consiguiente, la base de nuevos y mejores métodos que beneficien a la economía en general y a las personas en particular. Sin embargo, el coste relacionado con esto no debe tomarse a la ligera. El bienestar de los seres vivos debería ser lo más importante en la economía. Si las personas no respetan las leyes naturales, o si interfieren con ellas en exceso, la naturaleza podría resistirse. Por ese motivo, las recomendaciones aprobadas hoy son tan importantes. He votado a favor de su aprobación, ya que es un buen compromiso. Por un lado, la directiva hace que sea posible llevar a cabo la investigación científica básica, mientras que, por otra, reduce, en la medida de lo posible, el sufrimiento de los animales utilizados en esa investigación.

 
  
MPphoto
 

  Romana Jordan Cizelj (PPE).(SL) La Directiva europea de 1986 sobre la protección de los animales utilizados para la experimentación requiere realmente una actualización. No me complace el hecho de que la nueva propuesta legislativa todavía permita los experimentos y el sufrimiento de los animales, pero no obstante he votado a favor de la directiva. ¿Por qué?

En lo básico, por tres razones. La primera de ellas es que la propuesta permite la experimentación con animales sólo en situaciones en las que el bienestar humano tiene prioridad sobre el bienestar animal. Se trata en este caso de la dignidad humana y del derecho humano a la asistencia sanitaria y médica, del derecho humano al mejor tratamiento posible. La segunda razón es que, en virtud de la nueva directiva, el número de animales sometido a experimentación va a ser significativamente menor que antes. La tercera razón es que los animales todavía sujetos a los experimentos dispondrán de mejores condiciones de vida y tendrán mejores cuidados.

Desde luego, desearía que la experimentación con animales llegase a ser del todo innecesaria en un futuro próximo.

 
  
MPphoto
 

  Peter Jahr (PPE).(DE) Señor Presidente, el bienestar de los animales es un tema que preocupa sensiblemente a los ciudadanos europeos. Por tal motivo, me alegra que nuestra ponente, la señora Jeggle, haya logrado, en el curso de largas negociaciones, una mejora significativa en el bienestar de los animales de experimentación.

El objetivo de la nueva directiva es garantizar que los experimentos con animales se sustituyan y reduzcan al mínimo estrictamente necesario. Estas pruebas sólo se permitirán si no hay alternativas, pero estarán sujetas a regulaciones muy rigurosas. Ello representa un buen compromiso entre el bienestar animal y la libertad de investigación. Por primera vez, vamos a tener un alto nivel de bienestar de los animales en toda Europa. Eso ya constituye un gran éxito. Ahora tenemos que asegurarnos de que todos los Estados miembros apliquen la nueva directiva con rapidez.

 
  
MPphoto
 

  Alfredo Antoniozzi (PPE).(IT) Señor Presidente, en este delicado tema de la protección de los animales utilizados para fines científicos, creo que hemos logrado encontrar un buen compromiso entre las exigencias de quienes realizan la investigación con animales y las normas de bienestar de los animales utilizados o destinados a ser utilizados con fines científicos.

Por eso he votado a favor del informe de la señora Jeggle. Al mismo tiempo, respaldo la obligación de los Estados miembros de que se abstengan del uso de animales siempre que la legislación de la Unión reconozca otros métodos o estrategias experimentales para lograr el mismo resultado.

 
  
MPphoto
 

  Mairead McGuinness (PPE). – Señor Presidente, deseo felicitar a Elizabeth Jeggle por su trabajo en este asunto de la experimentación y el uso de animales.

He votado a favor de ello porque creo que es la solución más pragmática a un problema que tenemos en la actualización de la legislación de 1986.

¿Puedo decir que esto es importante para el bienestar de los animales, pero también para la continuación de la investigación en la Unión Europea? Corremos el riesgo de empujar a los científicos y la investigación fuera de nuestras fronteras, hacia donde hay menos reglamentación, así que si bien es cierto que necesitamos mejorar la regulación y, de hecho el bienestar de los animales utilizados en experimentos en instituciones científicas y universidades, también tenemos que garantizar que la investigación pueda continuar.

Estamos hablando todo el tiempo acerca de alentar a los jóvenes a aproximarse a la ciencia y gastar más en investigación e innovación, y esto implica el uso de animales. Pero debemos protegerlos en la mayor medida posible, y vamos a hacerlo por medio de esta legislación.

 
  
MPphoto
 

  Jens Rohde (ALDE).(DA) Señor Presidente, el Partido Liberal danés ha votado a favor del informe sobre la experimentación con animales. No es ningún secreto que se han esgrimido argumentos muy fuertes por ambos lados en relación a esta cuestión. Hay quienes creen que los derechos de los animales tienen prioridad. Nosotros, en cambio, consideramos que la sociedad también tiene derecho a ver progresar el desarrollo de medicamentos y el tratamiento de las enfermedades. Nuestra tarea es, por supuesto, asegurar que se consiga el equilibrio adecuado. Hay que tratar a los animales de forma apropiada, pero nuestros investigadores deben tener las herramientas que necesitan para desarrollar nuevas formas de tratamiento y para curar enfermedades graves. El informe elaborado por la señora Jeggle alcanza un equilibrio muy preciso y mantenemos, por lo tanto, la opinión de que vale la pena votarlo. En lo básico, también creemos que es bueno que ahora finalmente podemos progresar respecto a una normativa que se remonta al año 1986.

 
  
MPphoto
 

  Mario Pirillo (S&D).(IT) Señor Presidente, (...) llegar a un acuerdo en segunda lectura sobre este controvertido informe relativo a la protección de los animales utilizados con fines científicos. He votado a favor del acuerdo, ya que parece ser un texto equilibrado, que protege a los animales sin poner en peligro la investigación científica.

El acuerdo pone de manifiesto el hecho de que debería permitirse la investigación con animales allí donde no sea posible proceder mediante una experimentación que sea satisfactoria desde el punto de vista científico. La legislación es clara: establece criterios para el tratamiento de animales con fines científicos y exige a los Estados miembros que garanticen que se reduzca al mínimo el número de animales utilizados en los proyectos.

Sin el presente informe, no tiene sentido repetir que Europa necesita cada vez más investigación.

 
  
MPphoto
 

  Marian Harkin (ALDE). – Señor Presidente, me gustaría felicitar a Elizabeth Jeggle y todos los que han contribuido para lograr este equilibrado compromiso sobre la protección de los animales utilizados con fines científicos.

En efecto, el movimiento europeo para el bienestar animal acoge con satisfacción la rápida adopción del compromiso acordado. Creo que el texto aprobado aportará beneficios al bienestar de los animales de forma directa y tangible y, al mismo tiempo, permitirá que prosiga en Europa la investigación médica básica, de la que esperamos tratamientos nuevos, innovadores y eficaces.

El compromiso que hemos alcanzado hoy es también un paso importante hacia la armonización de la normativa europea en la experimentación animal y eso es, en sí mismo, creo, algo muy importante.

Por último, es una respuesta del ser humano la que ha determinado el umbral límite superior para el dolor, lo que impone una obligación a la Comisión para inspeccionar aquellas instituciones de experimentación con animales sobre las que haya motivos justificados de preocupación.

 
  
MPphoto
 

  Hannu Takkula (ALDE).(FI) Señor Presidente, yo también he votado a favor de la directiva de la señora Jeggle sobre protección de los animales, y creo que es muy importante que también en el Parlamento Europeo demos nuestro apoyo firme a la protección de los animales.

A este respecto, sin embargo, vale la pena recordar también que esta propuesta es un buen compromiso que combina la protección de los animales con la investigación científica. Con todo, todavía necesitamos hasta cierto punto los experimentos con animales, porque no se han descubierto alternativas a ellos. Es muy importante, sin embargo, garantizar que se lleven a cabo en las condiciones adecuadas y que causen el menor daño, dolor y sufrimiento posibles.

Estamos ante un excelente paso hacia adelante, ya que sabemos que la directiva anterior se remonta a 1986. Confío que se aplique en todos los Estados miembros de la UE y en que, por consiguiente, adoptemos unas prácticas armonizadas que fomenten la protección animal, pero que también ofrezcan oportunidades para los avances en la investigación científica.

 
  
MPphoto
 

  Anna Záborská (PPE). (SK) Siento un enorme aprecio por el trabajo de la señora Jeggle, pero no puedo respaldar el texto de la directiva, porque ni el Consejo ni la Comisión han garantizado una prohibición del uso de células embrionarias humanas para salvar a animales. La Directiva da fe del hecho de que, como personas, nos sentimos responsables del resto de criaturas vivas en la Tierra, pero también es testigo del triste hecho de que no valoramos demasiado la vida humana. Estamos dispuestos a restringir el uso de monos para la investigación sólo a los casos relacionados con la preservación de una especie o con amenaza para la vida humana. Incluso en tales casos, la investigación sólo se autoriza si se puede demostrar que ningún otro método sería adecuado. Sin embargo, somos incapaces de proporcionar una protección de rigor similar a los fetos humanos, los niños no nacidos, o incluso información genética. Este informe, lamentablemente, me ha hecho sentir más bien como si estuviese viviendo en el Planeta de los Simios.

 
  
MPphoto
 

  Bogusław Liberadzki (S&D).(PL) Estoy de acuerdo con las medidas propuestas para la protección de los animales utilizados para fines científicos. Me parece que son medidas sensatas y equilibradas y que son adecuadas a nuestro tiempo y a las aspiraciones de nuestra civilización. Debo admitir, sin embargo, que durante la votación cometí un fallo. Por error, he votado a favor de la primera enmienda, mientras que yo estaba a favor de rechazar todas las enmiendas, de ahí que haga esta declaración.

 
  
MPphoto
 
 

  Sirpa Pietikäinen (PPE).(FI) Señor Presidente, no he votado a favor de devolver a comisión la legislación sobre experimentos con animales porque no creo que el resultado hubiese sido mucho mejor después. Con todo, sí voté a favor de las tres enmiendas propuestas.

En mi opinión, es muy preocupante que en Europa, en realidad, estemos en la práctica dando un paso atrás en lo relativo a la protección de los animales utilizados para experimentos. En varios Estados miembros ya se aplican actualmente mejores métodos para la obtención de los resultados científicos, sin por ello tener que utilizar animales en experimentos. Esta práctica, de hecho, ralentizaría el desarrollo de alternativas.

Del mismo modo, los estudios muestran que el uso de primates, incluso en circunstancias extremas, no produce el resultado para la salud humana que se asume en los argumentos sugeridos en la propuesta.

 
  
  

Informe: Csaba Őry (A7-0235/2010)

 
  
MPphoto
 

  Clemente Mastella (PPE).(IT) Señor Presidente, el debate sobre las nuevas directrices de empleo de Europa 2020 está teniendo lugar en medio de la crisis económica, que sin duda va a tener un profundo impacto en el mercado de trabajo en los próximos años.

La crisis actual ha puesto de manifiesto la falta de mecanismos eficaces para reaccionar con rapidez a las señales de una crisis. Muestra, por lo tanto, lo necesaria que resulta la coordinación de las políticas económicas de la Unión Europea, siempre que esta se fortalezca y se haga efectiva. La crisis también ha puesto de relieve la estrecha interdependencia entre las economías de los Estados miembros en términos de mercados y el empleo. Yo diría, por consiguiente, que los esfuerzos realizados por la Unión Europea y los Estados miembros para conseguir los objetivos de Europa 2020 exigen un fuerte compromiso para garantizar que las inversiones en crecimiento económico sostenible también faciliten la creación de puestos de trabajo sostenibles.

La estrategia debería evitar un mayor colapso económico y social a través de una estrecha coordinación con la política estructural y de cohesión. En efecto, si deseamos garantizar que estas nuevas orientaciones políticas sean eficaces, es necesario darles la debida consideración para garantizar que se superen las disparidades socioeconómicas entre los Estados miembros y entre las regiones. Los Fondos Estructurales de la UE, el Fondo de Cohesión del período actual de programación y cualquier instrumento futuro de financiación de la UE tienen un papel crucial que desempeñar a este respecto.

 
  
MPphoto
 

  Erminia Mazzoni (PPE).(IT) Señor Presidente, Señorías, he votado a favor porque estoy convencida de que esta es, en conjunto, la decisión correcta. Sin embargo, no estoy del todo satisfecha, ya que, sin duda, podríamos haber sido más ambiciosos, en particular sobre la cuestión del acceso al trabajo de los jóvenes y las mujeres y en la adopción de la flexiguridad como medio para combatir la inseguridad en el empleo, que es un flagelo en toda Europa. Admiro la labor realizada por la ponente, a pesar del poco tiempo que ha tenido disponible.

El intento de simplificación es, sin duda, un punto positivo, en el que se propone un nuevo formato, más sencillo, para las directrices de empleo, de las cuales hay cuatro en la actualidad, que identifican con claridad los objetivos fijados en la Estrategia Europa 2020. Igualmente positivo es, en mi opinión, el intento de tener en cuenta los errores cometidos en el pasado, que han conducido a un fracaso parcial en el cumplimiento de los objetivos de Europa 2010.

Otro punto positivo de este documento es que contiene sugerencias interesantes para el desarrollo de la idea de devolver al trabajo su función de representar el derecho al progreso de la humanidad, en lugar de ser simplemente un medio de supervivencia.

 
  
MPphoto
 

  Alajos Mészáros (PPE).(HU) Muchas gracias, señor Presidente, pero yo he comprendido con claridad mi nombre debido a la traducción. A raíz de la crisis financiera, las economías de varios Estados miembros de la Unión Europea siguen siendo vulnerables. Por ello, deben hacerse todos los esfuerzos para garantizar un crecimiento sostenible y reforzar el potencial de creación de empleo de las economías europeas. Además, también debemos tener en cuenta los cambios demográficos, la globalización y la introducción de nuevas tecnologías. Creo que es muy importante para la próxima estrategia de empleo crear un equilibrio entre las cuestiones inmediatas que resultan de la crisis y los retos a largo plazo. La política europea de empleo desempeña un papel fundamental en la superación de las dificultades que estamos afrontando. También estoy de acuerdo con el ponente en que la educación de calidad y la formación continua pueden ser de importancia estratégica en la lucha contra el desempleo. Sólo puedo apoyar esta propuesta y me gustaría felicitar a Csaba Őry por su excelente informe.

 
  
MPphoto
 

  Presidente. – Señor Mészáros (Meh-tsá-rosh), tenemos la pronunciación de su nombre como la he indicado. Si es incorrecta, díganos, por favor, como desea que se pronuncie.

 
  
MPphoto
 

  Alajos Mészáros (PPE). – «Mészáros» (Méh-sah-rosh) «Alajos Mészáros». No es sencillo. Muchas gracias.

 
  
MPphoto
 

  Sergej Kozlík (ALDE). (SK) Apoyo plenamente las directrices para las políticas de empleo de los Estados miembros, como han sido aprobadas por el Parlamento Europeo. Trabajo y empleo deben ser los principales resultados de cualquier política económica de éxito. La vinculación del crecimiento y del mantenimiento del empleo para el desarrollo de una economía verde pondrá en marcha, al mismo tiempo, las condiciones previas para la prevención de los problemas climáticos y medio ambientales. Los desastres naturales que han sucedido durante muchos años, en especial las inundaciones en diversas partes de Europa, muestran que también se pueden crear algunos puestos de trabajo sostenibles en el ámbito de la construcción de defensas contra las inundaciones. El dinero gastado en el mantenimiento de los cursos del agua, en el mantenimiento y construcción de desagües públicos, en canales de drenaje y estructuras de retención, sin duda será sustancialmente inferior al coste de asumir las consecuencias de las inundaciones.

 
  
MPphoto
 

  Giommaria Uggias (ALDE).(IT) Señor Presidente, nuestra salida de la crisis financiera y el inicio de la recuperación económica que caracteriza a la Unión Europea, si bien a distintas velocidades, ocurre por desgracia en detrimento de los puestos de trabajo y los trabajadores.

Esta tendencia contrasta fuertemente con el programa de la Comisión, que esta Cámara ha aprobado, y con el enfoque del programa específico Europa 2020, que prevé la necesidad de que el crecimiento económico se vea necesariamente acompañado de signos de integración. Las directrices integradas que hemos aprobado hoy son un paso muy positivo en esa dirección, incluyendo la séptima, que urge a los Estados miembros de la Unión Europea a reducir el desempleo estructural por medio de acciones concretas.

Siempre debemos tener en cuenta que el trabajo está en la base de todos los códigos jurídicos, incluido el de Italia, cuyo artículo 1 establece que «Italia es una República democrática basada en el empleo», y que el trabajo también está en el fundamento de la dignidad humana.

 
  
MPphoto
 

  Tunne Kelam (PPE). – Señor Presidente, respaldo las directrices integradas que abordan los problemas de desempleo en los Estados miembros.

Al mismo tiempo, cualquier solución debería incorporar una dimensión de calidad. Como el Presidente Barroso señaló ayer, hay actualmente cuatro millones de puestos de trabajo libres en Europa. En la mayoría de casos, estos puestos de trabajo vacantes requieren una mano de obra cualificada. Insto a la Comisión, por consiguiente, a introducir sin demora el Observatorio Europeo de Ofertas de Empleo, que debería incluir también un pasaporte europeo de capacidades.

El objetivo para toda Europa debería garantizar a nuestro continente una mano de obra cualificada. Además, necesitamos valor para reducir drásticamente las barreras administrativas y no arancelarias para las PYME.

 
  
MPphoto
 

  Alfredo Antoniozzi (PPE).(IT) Señor Presidente, Señorías, he votado a favor de este informe puesto que estoy de acuerdo con el enfoque del ponente. Por un lado, él apoya la reducción del número de directrices integradas propuestas por la Comisión, mientras que, por el otro, especifica que este menor número de directrices y objetivos comunes para Europa no puede y no debe guiar las políticas de los Estados miembros a causa de su claridad y utilidad operativa.

Por otra parte, estoy de acuerdo con la parte en la que el ponente afirma que, si Europa 2020 ha de ser eficaz y las directrices de empleo eficientes en ese contexto, entonces se ha de tener asimismo en cuenta adecuadamente el hecho de garantizar que se superen las disparidades socioeconómicas entre los Estados miembros y entre las regiones de Europa, también a través de la utilización de los Fondos Estructurales y del Fondo de Cohesión.

 
  
MPphoto
 

  Marian Harkin (ALDE). – Señor Presidente, el verdadero problema que rodea al excelente informe del señor Őry sobre las directrices de empleo es si el Consejo tendrá en cuenta las recomendaciones.

Anoche, tuve el placer de escuchar a la Presidencia belga comprometiéndose a considerar las recomendaciones del Parlamento. Yo le diría al Consejo que es fundamental que asuma muchas de las excelentes recomendaciones del informe del señor Őry, en particular, creo, las que se refieren a una mejor gobernanza. Todo el mundo está de acuerdo en que el método abierto de coordinación ciertamente no era eficaz con respecto a la agenda de Lisboa. Tenemos que garantizar que los objetivos y sub-metas ahí contenidos sean supervisados y evaluados respecto a los objetivos de Europa 2020.

Me complace que se haya aceptado la enmienda 62, dado que, si se aplica, creo que ayudará a garantizar que haya una reducción de las disparidades regionales. Por último, apoyo plenamente el concepto de que el crecimiento económico creador empleo debe basarse en el trabajo digno, tal como lo fomenta la OIT.

 
  
MPphoto
 

  Czesław Adam Siekierski (PPE).(PL) Es de agradecer que la Comisión Europea haya presentado su propuesta sobre las Directrices Integradas Europa 2020 que hemos aprobado hoy en el Parlamento. En vista de la actual situación económica mundial, es un buen paso, lo que demuestra el compromiso de las instituciones de la UE y su asunción de responsabilidad en la economía y el empleo. También es de agradecer que no se haya olvidado la necesidad de mantener la coherencia y transparencia en el establecimiento de esas directrices. Medidas como el aumento de la participación del mercado de trabajo, la reducción del desempleo estructural, el desarrollo de una mano de obra cualificada, la promoción de la calidad del empleo y la formación permanente, el aumento del número de personas en la educación superior y la lucha contra la pobreza y la exclusión social, deben ponerse en práctica con carácter de urgencia, porque garantizan una economía sostenible y fortalecen la creación potencial de empleo. El informe tiene razón al afirmar que es necesario para facilitar la creación de empleo sostenible cuando se invierte en el crecimiento económico sostenible, y también para asegurar que se superen las disparidades socioeconómicas entre los Estados miembros y entre las regiones. En resumen, querría expresar la profunda esperanza de que Europa 2020 aporte los resultados que se esperan de él, sobre todo en el ámbito de la política de empleo.

 
  
MPphoto
 

  Daniel Hannan (ECR). – Señor Presidente, hace treinta años los países de la, llamémosla así, «vieja Europa», los 15 Estados miembros de la UE en su situación anterior a la ampliación a los antiguos países del COMECON, aportaban el 36% del PIB mundial. Hoy, esa cifra es del 25%, y dentro de 10 años está previsto que sea del 15%.

Ahora bien, ¿por qué sucede esto? No podemos atribuirlo todo al crecimiento de Asia. La proporción del PIB mundial aportado por Canadá y los EE.UU. se ha mantenido bastante estable durante el mismo período.

La verdad es que nos hemos sobrecargado con impuestos más altos, con regulaciones más restrictivas, con reguladores y licencias e inspectores, burócratas y funcionarios que interfieren cada vez más. Podía tener sentido cuando la competencia principal procedía del interior de este continente. Pero carece de sentido en un mundo en el que estamos compitiendo con China y la India.

Razón de más para que sus y mis electores levanten la vista hacia horizontes más lejanos, abandonen esta restrictiva y menguante unión aduanera regional y redescubran la vocación mundial que nuestros padres daban por sentada.

 
  
MPphoto
 
 

  Syed Kamall (ECR). – Señor Presidente, vamos a comenzar con los aspectos positivos de este informe. Creo que es muy importante que todos apoyemos la idea del aprendizaje permanente. Durante demasiado tiempo y por muchos años, uno tenía una oportunidad en los exámenes, y eso era lo que decidía tu futuro, a una edad en particular, a la edad de 11 o de 18 años.

Resulta de gran ayuda, en una era de economías en permanente cambio, donde determinados sectores pueden desaparecer de la noche a la mañana, que nuestros ciudadanos sean capaces de comprometerse en un aprendizaje permanente. Pero al mismo tiempo, deberíamos observar el paisaje en su totalidad.

Con mucha frecuencia hablamos en esta Cámara de la idea de una Europa social. Con todo, esa frase de la «Europa social» encubre a menudo políticas que, en realidad, inhiben la creación de empleo, que añaden más obstáculos a las PYME, verdaderos motores del crecimiento en toda Europa, y que dificultan más la creación de puestos de trabajo.

Dejemos que el gobierno deje expedito el camino de las pequeñas empresas. Permitámosles la creación de empleo, riqueza y prosperidad para todos.

 
  
  

Propuesta de resolución RC-B7-0494/2010

 
  
MPphoto
 

  Erminia Mazzoni (PPE).(IT) Señor Presidente, he solicitado que se adelantase la votación de esta propuesta de resolución, yo soy uno de sus signatarios y he votado a favor de ella. Debo admitir, sin embargo, que habría esperado y confiaba en algo más de este Parlamento.

Estoy de acuerdo en que era una decisión urgente, pero también era una decisión muy importante. Era urgente para salvar la vida de Sakineh Mohammadi-Ashtiani, y era muy importante para este Parlamento porque no podemos seguir condenando, denunciado, deplorando y estigmatizando y, no obstante, continuar comportándonos de la misma forma y con las mismas actitudes hacia países como Irán. Esta vez, creo que Irán ha mostrado una mayor arrogancia hacia la comunidad internacional, los Estados miembros y las instituciones europeas. Se muestra indiferente a cualquier queja o apelación.

La situación actual ha cambiado y es cada vez más grave porque en el último año el comportamiento de Irán ha empeorado de forma considerable y se han producido acontecimientos que se oponen a los compromisos adoptados por el Gobierno iraní a nivel internacional.

En mi opinión, los distintos Estados miembros y las instituciones europeas deberían adoptar medidas y sanciones más estrictas contra ese país. No podemos seguir teniendo relaciones diplomáticas con un Estado que no acepta y ni siquiera escucha los llamamientos realizados por la Unión Europea.

 
  
MPphoto
 

  Presidente. – En mi larga experiencia en el Parlamento Europeo nunca he conocido una mayoría tan aplastante en favor de una resolución de este tipo, con un voto en contra, 22 abstenciones y más de 600 a favor. Creo que usted ha logrado transmitir el mensaje que buscaba enviar. Gracias en cualquier caso.

 
  
MPphoto
 

  Tunne Kelam (PPE). – Señor Presidente, yo, por supuesto, he respaldado esta resolución. Esta es sólo una declaración más de apoyo para salvar la vida de la señora Sakineh Ashtiani.

Lamentablemente, esto no es un caso aislado. Hasta 300 mujeres han sido lapidadas hasta la muerte desde que el actual régimen terrorista de clérigos tomó el poder hace 31 años. Asimismo, continúa con ahorcamientos públicos, incluidos los de los menores. Deberíamos hacer todo lo posible para salvar la vida de la señora Ashtiani, pero, incluso si tenemos éxito en conseguirlo, la naturaleza de este régimen, con toda probabilidad, no va a cambiar. Por lo tanto, tenemos que apoyar sin reservas a las personas valientes en Irán, y hay millones de ellos desde el verano pasado, que están tratando de sustituir el régimen actual por uno abierto, no militante y democrático. No debemos tener miedo de intentar hacer esto.

 
  
MPphoto
 

  Mairead McGuinness (PPE). – Señor Presidente, me hago eco de sus palabras y felicito a la señora Mazzoni por su trabajo en esta resolución, que apoyo plenamente.

En todo el ajetreo de esta semana en Estrasburgo, la reunión que era precisamente la más importante fue, por desgracia, a la que menos tiempo pude dedicar. Se trataba de las mujeres de Irán, que están aquí en busca de respaldo para sus colegas y para esta resolución.

Pero me alegré mucho de reunirme con ellas y de expresar un compromiso de apoyo. Es asombroso, pero quizás digno de mención, que hayamos recibido muchos más correos electrónicos en relación con el tema del bienestar de los animales que sobre este asunto que afecta a la vida humana. Hago este comentario simplemente por el valor que pueda tener.

Creo que deberíamos decir, porque se nos ha pedido que empleemos esta palabra en particular, que muchas de las mujeres que están condenadas a muerte por lapidación y de otra manera, lo están por el delito de mohareb, que literalmente significa que alguien está en guerra con Dios. Pero, en realidad, todo lo que estas mujeres han hecho es protestar contra una dictadura en su país y desear un cambio a mejor para ellas y para que se restauren sus derechos en ese país en concreto.

Así que aquí estoy en apoyo de esas mujeres. Es muy poco lo que yo puedo hacer, pero creo que este Parlamento, con su poderosa votación de hoy, ha emitido un mensaje contundente y confío en que ello marque la diferencia.

 
  
MPphoto
 

  Cristiana Muscardini (PPE).(IT) Señor Presidente, esta resolución es el primer paso importante para que el Parlamento aprenda a usar cada acto en cada sesión con el fin de continuar esta batalla, que hoy consiste en salvar la vida de Sakineh Mohammadi-Ashtiani, pero, por encima de todo, significa luchar contra un régimen opresivo y totalmente inhumano.

Creo, sin embargo, que la Comisión y el Consejo deberían ser más proactivos y decisivos en el futuro, y cada una de las palabras que se pronuncian en esta Cámara debería ser como una piedra colocada a los pies de los que ejecutan la lapidación, a fin de construir un muro de la vergüenza a su alrededor y eliminarles de la sociedad humana. Hay que salvar a Sakineh, y con ella a las mujeres y los hombres en todo el mundo que siguen siendo víctimas de esta crueldad bárbara, que no tiene precedentes, incluso entre los animales más salvajes y primitivos.

Es la bestia, es decir, el diablo, quien hoy mueve las manos y los labios de indignos dirigentes y falsos hombres santos, a quien el Omnipotente ha condenado sin ninguna posibilidad de la gracia. Son ellos quienes deberían darse cuenta de que, si no se detienen ahora, su tiempo quedará marcado para siempre, y también el nuestro si no estamos en todo momento prestos para ayudar a las víctimas de una sociedad bárbara.

 
  
MPphoto
 

  Hannu Takkula (ALDE).(FI) Señor Presidente, he votado a favor de este informe y espero que ayude a salvar la vida de Sakineh Mohammadi-Ashtiani. Soy un poco escéptico, como también muchos otros aquí, porque, por desgracia, sabemos que los Estados totalitarios como Irán, por ejemplo, simplemente no escuchan nuestras peticiones.

También estoy bastante preocupado porque, al eco de las palabras de otro orador, apenas nada se ha dicho aquí acerca de los derechos humanos, pero sí se ha dicho mucho sobre los derechos de los animales. Por supuesto, ese también es un tema importante, pero es necesario poner estas cosas en la perspectiva adecuada. Una tarea fundamental de la Unión Europea es la defensa de los derechos humanos y los valores fundamentales.

Espero sinceramente que este informe pueda contribuir a la promoción de nuestro compromiso para plantear la cuestión de los derechos humanos y para destacar su importancia, incluso en los países totalitarios como Irán, de ese modo poniendo término a esas brutales condenas a muerte de una vez por todas.

 
  
MPphoto
 

  Seán Kelly (PPE). – Señor Presidente, como muy bien ha señalado, la práctica unanimidad en la votación de hoy es muy significativa. He tenido el placer de ser uno de los que votaron a favor de la resolución.

Permítanme decir, en primer lugar, que yo no respondo al tipo de persona que siempre protesta. Sin duda, nunca he usado una camiseta de esta naturaleza antes, pero la desproporcionada propuesta de sancionar y castigar a alguien con la muerte por un presunto delito es tan despreciable, tan repugnante y bárbara, tan desproporcionada y nauseabunda, que sentía que tenía que hacer algo. Esperemos que el mensaje de que esto es algo obsoleto y que debe terminar llegue a través de las autoridades iraníes.

La presión política y la protesta pública han puesto fin a la pena capital en muchos países. Esperemos que nuestra protesta hoy aquí ponga término a esta terrible situación. Como el señor Kelam ha dicho, 300 personas ya han sido lapidadas hasta la muerte, lo que es pavoroso. Esto debe terminar y nosotros debemos hacer todo lo posible para garantizar que así sea.

 
  
MPphoto
 

  Syed Kamall (ECR). – Señor Presidente, en relación con la propuesta sobre Irán. Todos compartimos la misma preocupación, y como usted acaba de decir, señor Presidente, el resultado muestra el abrumador sentimiento que hay aquí, en esta Cámara y a lo largo de todo el espectro político.

Nuestra preocupación es por el hecho de que a esas dos mujeres no se les concede el derecho a un proceso legal justo, y no solo eso, sino que cuando tratan de recurrir a abogados, los propios abogados sufren persecución y se les expulsa del país.

Vemos un gobierno que tiene un absoluto desprecio hacia la democracia, un gobierno que hace caso omiso de los resultados de las elecciones y luego agrede a la gente y mata a los manifestantes que quieren más democracia.

También vemos la persecución de los practicantes de otras religiones, de la fe cristiana, de la fe bahaí.

Pero también querría mencionar muy rápidamente a otra persona sobre la que deberíamos pensar, y que es Ibrahim Hamidi, acusado de homosexualidad. El hecho de que una persona pueda ser perseguida por su orientación sexual es una mácula en la reputación de ese país.

Confiemos en el derrocamiento de ese régimen en un día no muy lejano.

 
  
MPphoto
 

  Presidente. – Me gustaría darles las gracias a todos ustedes. Como Vicepresidente encargado de Derechos Humanos y Democracia, estoy plenamente de acuerdo con las observaciones que se han formulado. Tras haber sido testigo en persona de la así llamada justicia iraní hace unos años, sólo puedo expresar mi horror ante la situación actual en Irán y la esperanza, como todos ustedes, de que pronto termine. Espero también que el único voto en contra de la resolución haya sido un error y que, en realidad, hayamos sido unánimes.

 
  
MPphoto
 

  Daniel Hannan (ECR). – Señor Presidente, la revolución iraní de 1979 un día será vista como un acontecimiento que marcó una época, a la par con la Revolución Francesa de 1789 y la Revolución Rusa de 1917. Al igual que estas, de inmediato se extendió más allá de sus fronteras y trató de propagarse en todo el mundo. Y al igual que ellas, no aceptó el reconocimiento de los principios de soberanía o jurisdicción territorial.

El acto de apertura de los ayatolás fue el sitio de la Embajada de Estados Unidos. Incluso en la Segunda Guerra Mundial, cuando ideologías opuestas entre sí luchaban para eliminarse mutuamente, se respetó la inviolabilidad de las legaciones diplomáticas. Lo que los ayatolás hicieron era una señal de que las viejas reglas no iban con ellos y de que ellos respondían a una autoridad diferente. Y han continuado como empezaron, haciendo abstracción de cualquier noción de competencia territorial, patrocinando a sus milicias y organizaciones terroristas. Desde el Golfo hasta el Líbano, a los kanatos de la Ruta de la Seda o a los Balcanes, han golpeado objetivos civiles tan distantes como Londres y Buenos Aires.

No puedo evitar la sensación de que estaríamos en una posición aún más fuerte para condenarles si nosotros mismos sintiésemos más respeto por el principio de competencia territorial y, de hecho, por la democracia. Confío en que los diputados que han hablado con tanta sinceridad y emoción sobre la falta de un gobierno representativo en Irán, se apliquen esos mismos exigentes criterios la próxima vez que tengamos un referéndum dentro de la Unión Europea.

 
  
  

Explicaciones de voto por escrito

 
  
  

Recomendación para la segunda lectura: Elisabeth Jeggle (A7-0230/2010)

 
  
MPphoto
 
 

  Luís Paulo Alves (S&D), por escrito. (PT) He votado a favor de este informe ya que creo que va a actualizar la directiva vigente, que data de 1986, y porque también tiene como objetivo mejorar el equilibrio entre los intereses del sector de la investigación y una mayor protección de los animales utilizados para fines científicos. En vista de ello, también creo que es vital para llegar a un compromiso que tiene por objeto promover el desarrollo de métodos alternativos a la utilización de animales y garantiza su mayor bienestar, sin poner en peligro los avances en el sector.

Los puntos más importantes acordados en el presente informe se refieren a aspectos del bienestar de los animales que están siendo sustituidos con el fin de fomentar enfoques alternativos que no impliquen el uso de animales vivos. También se pretende introducir un proceso de clasificación de los métodos utilizados en animales en función de los niveles de dolor, fijando un límite máximo de sufrimiento, y la aplicación de la directiva a través de un sistema más eficaz de control. La ausencia de control ha tenido a veces como resultado que se han efectuado experimentos para los que existían alternativas al empleo de animales, pese a lo cual se siguió utilizando esos animales, en particular en experimentos básicos que no estaban destinados a demostrar hipótesis científicas.

 
  
MPphoto
 
 

  Sophie Auconie (PPE), por escrito.(FR) Dada la diversidad de las legislaciones nacionales y el bajo nivel de protección de los animales en algunos Estados miembros, ahora precisamos de una mayor armonización de las normas sobre el uso de animales con fines científicos. Como bien ha señalado nuestra ponente, la señora Jeggle, se ha alcanzado un compromiso equilibrado con el Consejo. De hecho, en paralelo a la protección de los animales, es muy importante asegurarse de que la investigación sigue desempeñando un papel vital en la lucha contra las enfermedades. Por lo tanto, he votado a favor de este informe y, al igual que mis colegas del Grupo del Partido Popular Europeo (Demócrata-cristianos), he rechazado las enmiendas presentadas por el Grupo de los Verdes/Alianza Libre Europea.

 
  
MPphoto
 
 

  Zigmantas Balčytis (S&D), por escrito. (LT) He apoyado este importante acuerdo. La protección de los animales utilizados con fines científicos es realmente un tema muy difícil, pues es necesario tener en cuenta los intereses de diferentes grupos interesados que, en algunas ocasiones, tienen puntos de vista y necesidades opuestos. Creo que en este acuerdo se ha encontrado un equilibrio adecuado. Además, en el acuerdo se ha prestado atención, sobre todo, a la promoción de las alternativas a los ensayos con animales y a la mejora de las condiciones en que se trata y utiliza a los animales. También hemos tratado de considerar las observaciones que ha hecho el Parlamento en la primera lectura en relación con la reducción de la carga administrativa y la continuidad y la viabilidad para que las industrias y la investigación europeas sigan confiando en el uso de los animales. Se necesita una mayor promoción de alternativas a la experimentación animal. En consecuencia, se ha previsto la creación de un laboratorio comunitario de referencia para la validación de métodos alternativos, con el apoyo de los esfuerzos de los Estados miembros a fin de obtener recursos adicionales para contar con los laboratorios especializados adecuados. Creo que esta resolución establece el equilibrio adecuado entre las necesidades de la industria y la comunidad de investigación, al mismo tiempo que actualiza y armoniza las normas de bienestar animal para los animales utilizados o destinados a ser utilizados para fines científicos.

 
  
MPphoto
 
 

  Sebastian Valentin Bodu (PPE), por escrito. (RO) Aplaudo la preocupación de la Unión Europea sobre el bienestar de los animales en general y de los utilizados para fines científicos, en particular. Sin embargo, ante la enorme ampliación de la Unión Europea y de los progresos de la técnica, resultaba necesario aprobar una nueva directiva que tratase de normalizar las prácticas empleadas en el tratamiento de los animales. Su protección y la garantía de que reciben el trato adecuado constituyen un valor en la Unión, que tiene un protocolo dedicada a él y aprobado por unanimidad. La Directiva de la CE de 1985 intentó eliminar las discrepancias existentes entre las disposiciones de los Estados miembros, establecidas por la ley y los actos administrativos, relativas a la protección de los animales utilizados para fines experimentales y otros de carácter científico. Sin embargo, las discrepancias entre los Estados miembros han aumentado desde que se aprobó la directiva en cuestión, sobre todo porque la UE ha aceptado a nuevos miembros desde entonces.

La resolución aprobada por el Parlamento va a limitar las diferencias entre el nivel de protección previsto para animales utilizados con fines científicos en los Estados miembros, en un momento en el que todos nosotros somos conscientes de que esta práctica es una necesidad para proteger la salud de los seres humanos y los animales, así como para el medio ambiente. Esta resolución marca un paso más para lograr el objetivo unánime de acabar en su totalidad con los experimentos con animales vivos para fines científicos, tan pronto como ello sea posible gracias a los descubrimientos por hacer.

 
  
MPphoto
 
 

  Maria Da Graça Carvalho (PPE), por escrito. (PT) El uso de animales en la investigación científica se asocia con descubrimientos de gran impacto social, con el aumento de la longevidad y con el bienestar humano. Según la situación actual de la Ciencia, suprimir por completo los ensayos con animales resulta imposible. Por tanto, es imprescindible garantizar que los animales se siguen utilizando con la máxima protección y bienestar posibles, teniendo en cuenta los objetivos del experimento.

Creo que esta revisión de la legislación hace que sean necesarias normas más estrictas que refuercen la protección de los animales. Con esta directiva, la Unión Europea mejorará sus normas aplicables al bienestar de los animales utilizados en experimentos científicos, ya que desempeña un papel significativo en la reducción del número de animales utilizados en ensayos y requiere el uso de métodos alternativos siempre que sea posible, garantizando al mismo tiempo condiciones de competencia justa para el sector industrial de la UE y reforzando la calidad de las investigaciones que se llevan a cabo en la UE. El resultado de la votación de hoy ha puesto de manifiesto un consenso general sobre la necesidad de mejorar las condiciones de los animales necesarios para la investigación científica y las pruebas de seguridad, al mismo tiempo que mantiene un nivel alto de investigación e intensifica los esfuerzos para encontrar alternativas a los ensayos con animales.

 
  
MPphoto
 
 

  Carlos Coelho (PPE), por escrito. (PT) Cualquier sociedad civilizada reconoce que los animales son seres vivos que comparten nuestra existencia, y que debe evitarse, en la medida de lo posible, cualquier dolor y sufrimiento que se les ocasione. Sin embargo, admito la necesidad de que los animales sean utilizados en experimentos científicos para probar nuevos medicamentos y terapias, o para permitir que la investigación científica se traduzca en descubrimientos que ayuden a curar enfermedades o reducir el sufrimiento y aumentar la esperanza de vida de los seres humanos.

La gran diversidad en la legislación y la carencia de protección adecuada en algunos Estados miembros han hecho necesaria la adopción de una directiva que establezca normas mínimas, sin perjuicio de que los Estados miembros garanticen una mayor protección de los animales empleados. Las negociaciones entre el Parlamento Europeo, el Consejo y la Comisión no han sido fáciles, pero tuvieron éxito en conseguir un texto que considero bastante equilibrado, y que además merece nuestro apoyo. Estamos ante un paso adelante que hay que celebrar, a pesar de que algunos puntos podrían haber tenido un mejor resultado.

 
  
MPphoto
 
 

  Anne Delvaux (PPE), por escrito. (FR) Me complace que este informe haya sido aprobado porque, a partir de ahora, van a prohibirse de forma estricta los experimentos con grandes simios, como los chimpancés, gorilas y orangutanes. El texto también establece que la experimentación con animales debería sustituirse, en la medida de lo posible, por métodos alternativos satisfactorios desde el punto de vista científico. Por último, el texto aboga por una reducción al mínimo del dolor y sufrimiento infligido a los animales. A partir de ahora, los animales sólo podrán ser utilizados en experimentos destinados a hacer progresar la investigación en seres humanos, animales y enfermedades (cáncer, esclerosis múltiple, enfermedad de Alzheimer y enfermedad de Parkinson). La aprobación de este informe es un paso más para garantizar la protección y el bienestar de los animales utilizados con fines científicos.

 
  
MPphoto
 
 

  Edite Estrela (S&D), por escrito. (PT) He votado a favor del informe sobre la protección de los animales utilizados con fines científicos, ya que creo que el compromiso alcanzado con el Consejo representa el mejor equilibrio posible entre las necesidades de la investigación científica, en cuanto a la protección de la salud humana, y el bienestar y los derechos de los animales.

 
  
MPphoto
 
 

  Diogo Feio (PPE), por escrito. (PT) Como ya han mencionado las partes involucradas, el texto que vamos a aprobar hoy es un compromiso satisfactorio entre los distintos intereses en juego, y se ha llegado a él tras arduas negociaciones entre las instituciones implicadas: el Parlamento, la Comisión y el Consejo. Creo que en las sociedades civilizadas no cabe duda de que el uso de animales para fines científicos debe estar debidamente regulado, como lo está en Europa. Estamos aquí para debatir una adecuada regulación de su uso, lo que es crucial para el progreso científico y el descubrimiento de nuevos procedimientos, tratamientos y medicamentos que serán un gran activo para nuestra civilización y un beneficio para todos en el futuro.

Parece que esta regulación no puede excederse en la protección que brinda a los animales; de lo contrario, ello pondría en peligro el estudio científico y la investigación. Al hacer mi elección, yo elijo a las personas que van a beneficiarse en el futuro de los resultados que estamos permitiendo estudiar e investigar con la ayuda de los animales que usamos hoy. Si la propuesta que estamos es trámite de aprobar hoy permite avances en el estudio de enfermedades neurológicas, trastornos en la autoinmunidad o cáncer, creo que todos se beneficiarán de ella.

 
  
MPphoto
 
 

  José Manuel Fernandes (PPE), por escrito. − (PT) Cada año, se utilizan casi 12 millones de animales en procedimientos científicos en los 27 Estados miembros. Es importante hacer todo lo posible para reducir el número de animales utilizados en experimentos al mínimo indispensable. El enfoque más pragmático para lograr esto consiste en utilizar métodos alternativos, ya que, teniendo en cuenta la situación actual de la Ciencia, la supresión total de los experimentos con animales resulta imposible.

La Directiva 86/609/CEE relativa a la protección de los animales utilizados para experimentación y otros fines científicos se adoptó con el fin de armonizar las prácticas de experimentación con animales en la UE. Sin embargo, algunos Estados miembros han fijado objetivos ambiciosos, mientras que otros se han limitado a la aplicación de normas mínimas. Por lo tanto, el objetivo de esta resolución es corregir esta desigualdad. Deben garantizarse condiciones justas para la industria de la UE y su comunidad científica, reforzando al mismo tiempo la protección de los animales que todavía se utilizan para fines científicos, de conformidad con el Protocolo sobre protección y bienestar de los animales anejo al Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea. En el ámbito de la experimentación con animales, debe haber una mejor promoción del desarrollo, la validación, la aceptación y la aplicación de métodos alternativos y, además, debe aplicarse el principio de las tres R en la experimentación con animales —reemplazo, reducción y refinamiento—.

 
  
MPphoto
 
 

  João Ferreira (GUE/NGL), por escrito. (PT) Creemos que en este campo, como en otros, el establecimiento de niveles mínimos de protección comunes en la legislación no debería impedir que un Estado miembro adopte medidas más avanzadas y estrictas de protección, si así lo desea. Por este motivo, hemos votado a favor de la enmienda propuesta en esta materia. Creemos que es importante seguir desarrollando técnicas y métodos que permitan evitar la experimentación con animales, como hemos afirmado en el debate, pero se necesita más.

También es importante difundir estas técnicas y permitir que sean asumidas por la mayoría de instituciones de I+D, incluyendo los sistemas científicos y tecnológicos nacionales con niveles comparativamente más bajos de desarrollo. Cualquier marco legislativo en este ámbito debe tener en cuenta este requisito, pero no creemos que los cambios propuestos puedan garantizarlo del todo. La Unión Europea tendrá que desempeñar un papel importante en este ámbito para estimular la cooperación entre las instituciones científicas y tecnológicas y los sistemas en los distintos países, incluidos los terceros países.

 
  
MPphoto
 
 

  Robert Goebbels (S&D), por escrito.(FR) He votado a favor del compromiso entre el Parlamento y el Consejo relativo al fortalecimiento de la protección de los animales utilizados para fines científicos. Las necesidades planteadas por la salud de los seres humanos a veces requieren el sacrificio de animales. Pero el uso de los animales tendrá que ser regulado de forma estricta. Sin embargo, resulta hipócrita la demanda de que «los animales sean sacrificados con un mínimo de dolor, sufrimiento y angustia». Estos son conceptos humanos incorporados a los animales que, en su entorno natural, son víctimas de otros animales carnívoros o son sacrificados en los mataderos para proveer de alimentos a los seres humanos. Este mundo no es un paraíso, puesto que la muerte siempre estará rondando.

 
  
MPphoto
 
 

  Françoise Grossetête (PPE), por escrito.(FR) He apoyado este acuerdo para una segunda lectura porque tenemos que responder a la realidad de la investigación biomédica y a las necesidades de los pacientes, mientras que, de forma paralela, mejoramos el bienestar de los animales.

Afortunadamente, el número de experimentos con animales se ha reducido de forma significativa en los últimos años debido a que la investigación europea se encamina hacia el objetivo de encontrar soluciones alternativas. Por desgracia, sabemos que estas soluciones no están disponibles en determinados casos, y por eso tenemos que recurrir a la experimentación animal, en particular, con los primates no humanos. Este es el caso, por ejemplo, de todas las enfermedades neurodegenerativas, tales como la enfermedad de Parkinson y la enfermedad de Alzheimer.

Garantizar que esta investigación se lleve a cabo en Europa es nuestra única garantía para que haya un nivel elevado de protección del bienestar de los animales. La preocupación por el sufrimiento de un animal durante un experimento es garantía de la obtención de buenos resultados. Por tal razón, debemos evitar todo cambio de ubicación de la experimentación con animales fuera de Europa.

 
  
MPphoto
 
 

  Nadja Hirsch (ALDE), por escrito. (DE) No puedo apoyar la directiva sobre experimentos con animales en su forma actual. Es cierto que esta versión es más avanzada que la antigua Directiva de 1986. Sin embargo, en comparación con los enormes avances científicos y técnicos realizados en los últimos 24 años, las medidas para sustituir los ensayos con animales parecen muy débiles. Hay demasiadas excepciones. Además, el texto es endeble y permite demasiado margen para la interpretación y aplicación. También es absurdo que los Estados miembros no puedan establecer medidas de bienestar animal más estrictas que las exigidas por la UE. Como justificación para ello se esgrime la distorsión del mercado.

Esto envía el mensaje equivocado a los ciudadanos europeos, a la comunidad científica ya la industria. Por un lado, el Estado debe tener en cuenta los cambios en la percepción ética de los ciudadanos. Por otro, es necesario ejercer más presión sobre el sector de la investigación y la industria. Nadie quiere poner en riesgo la posición de Alemania o Europa como lugar de investigación, pero los costes de inversión no son un argumento válido para postergar el desarrollo y la utilización de métodos que no incluyan animales de laboratorio.

 
  
MPphoto
 
 

  Anneli Jäätteenmäki (ALDE), por escrito. (FI) He votado a favor de la directiva sobre la experimentación con animales porque el resultado podría haber sido mucho peor para su bienestar. La directiva aprobada hoy es un paso adelante para ese bienestar.

La directiva debe ahora integrarse en la legislación nacional y aplicarse de manera coherente con la mayor celeridad posible en los distintos Estados miembros. La antigua directiva se remonta a 1986, por lo que ahora ha llegado el momento de actualizar en toda Europa las normas sobre el bienestar de los animales utilizados en experimentos.

En el futuro, será importante que se incremente la inversión para desarrollar alternativas a la experimentación con animales. Gracias.

 
  
MPphoto
 
 

  Giovanni La Via (PPE), por escrito. (IT) Señor Presidente, Señorías, he votado a favor del informe Jeggle, ya que representa el resultado de un trabajo intenso y prolongado, durante el cual la ponente fue capaz de lograr compromisos importantes sobre un tema tan difícil como este, sobre el uso de animales en la experimentación.

Yo no estaba a favor de devolverlo de nuevo a la comisión permanente competente, porque precisamente esa comisión, de la cual soy miembro, manifestó un gran aprecio y acuerdo con el trabajo de mi colega, la señora Jeggle. La investigación debe continuar, es importante para el desarrollo de la medicina y la salud y para la prevención de muchas enfermedades.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (S&D), por escrito. – Estoy decepcionado con el texto final de este informe y, en particular, porque no se han aprobado las enmiendas presentadas para reforzar las disposiciones sobre el bienestar de los animales. Era el momento de que se estableciesen reglas claras para progresar hacia las restricciones sobre el uso de primates no humanos, una prohibición de la utilización de animales capturados en estado salvaje, la obligación inequívoca de utilizar métodos alternativos sin animales cuando estén científicamente disponibles, y la prohibición de experimentos que impliquen un sufrimiento intenso y prolongado. Como mínimo, los Estados miembros deberían ser capaces de ir más allá de los requisitos mínimos de la UE y aplicar leyes más estrictas relativas al bienestar de los animales. Si bien este informe va a mejorar la legislación vigente, no ha ido lo suficientemente lejos y, por ese motivo, me he abstenido en la votación final.

 
  
MPphoto
 
 

  Véronique Mathieu (PPE), por escrito.(FR) He votado a favor de este compromiso, ya que garantiza un buen equilibrio entre una mejor protección de los animales utilizados para experimentación y los intereses de la investigación científica. La experimentación con animales ayuda en la lucha contra numerosas enfermedades graves; sin embargo, debe regularse de modo que se evite el sufrimiento innecesario de los animales. La directiva actual se remonta a 1986 y por ello era necesario llevar a cabo una mejora significativa.

El nuevo texto incluye ahora el requisito de obtener una autorización previa para la experimentación con animales, lo que implicará una evaluación del proyecto y un análisis de la relación entre beneficios y daño, y establece un control estricto y un sistema de verificación. La votación de hoy es el resultado de grandes esfuerzos a cargo de los ponentes, de mi colega, la señora Jeggle, y mi ex colega, el señor Parish, quienes trabajaron en el texto durante la legislatura anterior. Los resultados de la votación en la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural reflejaban ya la calidad del texto final.

 
  
MPphoto
 
 

  Nuno Melo (PPE), por escrito. (PT) La adopción de este informe, tras duras negociaciones entre las partes implicadas, es un compromiso equilibrado que protege tanto a los animales utilizados para fines científicos como la necesidad de utilizarlos, con el fin de hacer descubrimientos importantes y de conseguir desarrollos en relación a las tecnologías y terapias que se utilizarán en el futuro para curar muchas enfermedades que afectan a la civilización. Estas son las razones de mi voto.

 
  
MPphoto
 
 

  Radvilė Morkūnaitė-Mikulėnienė (PPE), por escrito. (LT) La interacción de la ciencia y la naturaleza para el bien del desarrollo es siempre objeto de intenso debate. Hoy, el Parlamento Europeo ha aprobado un importante documento que regula la investigación científica con animales. Este documento garantizará un equilibrio positivo entre la protección de los animales y la investigación científica y hará posible la existencia de varios aspectos importantes, garantizando la protección de los animales utilizados para la investigación científica. Los escépticos sostienen que esta directiva contradice los principios de protección de los animales y que hay muchas dudas sobre el uso de animales para fines científicos. Sin embargo, en esta última directiva es obligatorio que se evalúa la necesidad de utilizar animales y las posibles alternativas antes de efectuar cada experimento. Cada Estado miembro está asimismo obligado a establecer comités nacionales para hacer un seguimiento del bienestar de los animales y de los aspectos éticos. Yo he votado a favor de este documento porque creo que la experimentación con animales se debe controlar de forma más rigurosa, aunque no debemos olvidar el inevitable progreso científico en diversas áreas y la continuidad de la investigación científica.

 
  
MPphoto
 
 

  Tiziano Motti (PPE), por escrito.(IT) He votado en contra de las indicaciones de mi grupo en relación con la Directiva sobre la experimentación animal, a pesar de haber quedado en una posición de defensor de la investigación científica, que es lo que soy. Esta directiva es muy desfavorable para los animales. «Amplía» el dolor aceptable durante los experimentos «ligero» a «moderado»; permite la experimentación con perros y gatos callejeros, dejando a discreción de los investigadores la posibilidad de realizar experimentos con animales sin la administración de anestésicos o analgésicos; permite el uso del mismo animal más de una vez, incluso en procedimientos dolorosos; permite mantener aislados a animales sociales, como perros y primates; y permite abrir el pecho de los animales sin analgésicos y hacer experimentos con animales vivos con fines formativos. Tengo sensibilidad humana como para considerar inaceptable esta crueldad innecesaria y también tengo sensibilidad política para entender que si Europa no hubiera aprobado esta Directiva, entonces algunas investigaciones científicas hubieran pasado a hacerse en cualquier otro lugar. Esta directiva europea constituye un grave paso atrás por el que los Estados miembros estarán obligados a adaptar sus normativas nacionales. Creo que una versión modificada favorable para el mundo animal, complementada con mayores incentivos para la investigación científica realizada en Europa, habría sido la verdadera solución para una sociedad a la que le encanta llamarse civilizada.

 
  
MPphoto
 
 

  Cristiana Muscardini (PPE), por escrito. (IT) La directiva sobre protección de los animales asegura la igualdad de condiciones para las empresas y los investigadores mediante la armonización de procedimientos entre los países, pero no intenta lograr una verdadera protección para los animales. De hecho, se han limitado las escasas reglas que requerían la aprobación de métodos alternativos.

Hay muchas lagunas, y ello debería fomentar el uso de métodos experimentales más avanzados que puedan ocupar el lugar de los experimentos con animales: métodos in vitro, simulaciones por ordenador del metabolismo humano, etc. También debería reconocer el hecho de que, a menudo, no es posible extrapolar los resultados de una especie a otra, como han declarado científicos eminentes.

Por razones obvias, no es posible proponer la completa abolición de la vivisección, pero yo solicito enmiendas al texto a fin de incluir prácticas no invasivas y de prohibir el uso de animales para investigaciones médico-legales y en la enseñanza, a la vez que se evitan excepciones al método del sacrificio con métodos humanos y a la prohibición del empleo de animales en peligro de extinción o salvajes mediante la creación de un comité europeo de garantías.

Europa debe decir «no» a la experimentación sin justificación. Con demasiada frecuencia, los mismos experimentos que ya se han realizado y financiado se proponen de nuevo sólo para obtener más financiación. Hemos recibido informes confirmados de experimentos realizados con animales a los que se les han cortado las cuerdas vocales. La ciencia nos dice que una gran proporción de los experimentos realizados en animales no puede proponerse de nuevo para el tratamiento de seres humanos.

 
  
MPphoto
 
 

  James Nicholson (ECR), por escrito. – He votado a favor de este informe a pesar de que soy consciente de que, para algunos, esta nueva directiva no va lo suficientemente lejos. Considero, sin embargo, que el compromiso alcanzado entre el Parlamento y el Consejo representa el mejor equilibrio posible entre la protección de los animales, por un lado, y la continuación de la investigación científica, por el otro. Votar en contra de este informe habría significado que regresamos a la anterior Directiva de 1986, que, sin duda, no ofrece la misma protección para los animales. La legislación actual del Reino Unido sobre el bienestar de los animales es una de las más estrictas del mundo, y si bien el Reino Unido no va a poder seguir legislando en este ámbito, se va a permitir que nuestros parámetros sigan siendo excepcionalmente altos en vez de que empeoren.

 
  
MPphoto
 
 

  Rovana Plumb (S&D), por escrito. (RO) Como resultado de los nuevos datos que han salido a la luz sobre los aspectos etológicos relativos al mantenimiento de animales en laboratorios y las nuevas aplicaciones para el uso de animales, en especial en el campo de la ingeniería genética, la revisión de la Directiva 86/609/CEE se ha convertido en una prioridad urgente, a pesar de que su aprobación fue un logro histórico en aquel momento. Desde entonces se hecho un progreso considerable, en particular en lo que respecta a la introducción del «principio de las 3 R» (reemplazo, reducción y refinamiento, en sus siglas en inglés).

Acojo con satisfacción la ampliación del ámbito de aplicación de la directiva en los siguientes aspectos: la inclusión de formas fetales de animales sensibles y de especies de invertebrados, junto con la investigación biológica fundamental; la introducción de métodos humanos de sacrificio y de disposiciones para inspecciones nacionales como parte de la directiva; la evaluación y la autorización de proyectos que utilicen animales, incluida su evaluación retrospectiva; la transparencia mediante la publicación de información no técnica sobre los proyectos, las aplicación de normas y orientación a nivel nacional, así como la puesta en práctica e informes estadísticos. He votado a favor de este informe, ya que contiene una propuesta destinada a garantizar la igualdad de condiciones en toda la UE para la industria y la comunidad investigadora, al mismo tiempo que refuerza la protección de los animales que siguen utilizándose con fines científicos.

 
  
MPphoto
 
 

  Teresa Riera Madurell (S&D), por escrito. (ES) Como coordinadora de mi grupo S&D en la Comisión ITRE, quiero manifestar mi satisfacción por la aprobación por parte del Parlamento del acuerdo alcanzado durante la Presidencia española del Consejo en relación con la puesta al día de esta importante directiva que regula el trato que debe dispensarse a los animales que, necesariamente, deben utilizarse con fines científicos para el avance de la ciencia en distintos ámbitos del saber.

Se trata de un acuerdo equilibrado, fruto de un amplio proceso de negociación entre las ineludibles necesidades del mundo científico para el progreso del conocimiento —especialmente en ámbitos como las ciencias de la salud, ante los que nuestra comisión es muy sensible— y la necesaria protección que debe dispensarse a los animales. Debo decir que ambos aspectos salen reforzados con esta reforma que hemos aprobado. Es importante destacar que el acuerdo alcanzado contempla también el compromiso de trabajar para encontrar y promover otras líneas y metodologías alternativas en la investigación, que permitan en un futuro la plena sustitución del uso de animales vivos en los laboratorios, sin que con ello se perjudique el necesario avance de la ciencia.

 
  
MPphoto
 
 

  Zuzana Roithová (PPE) , por escrito. (CS) Estoy a favor de la medida que limita o mitiga el sufrimiento de los animales que están siendo utilizados con fines científicos. Se debería dar preferencia a otros métodos distintos a los experimentos con animales para comprobar los efectos de nuevos medicamentos y para los estudios científicos. Sin embargo, esto no significa que debamos permitir el uso de embriones humanos como método alternativo en aras de la protección de los animales. Lamento que el Consejo haya simplemente suprimido tal cláusula de restricción de métodos alternativos del proyecto aprobado por el Parlamento Europeo en primera lectura. La adopción de decisiones en estas áreas sensibles desde el punto de vista ético es competencia de los Estados miembros, y la regulación a nivel nacional varía enormemente de un país a otro.

En la República Checa, se permite por ley desde 2006 el uso de células madre embrionarias con fines científicos, a pesar del hecho de que el éxito de los resultados biomédicos ha sido posible, por el contrario, gracias a la investigación con células madre de tejido fetal y no a partir de embriones. El hecho de que no hayamos votado hoy en Estrasburgo sobre la propuesta de directiva del Consejo en segunda lectura, o de que no se haya aprobado ninguna resolución, significa que el proyecto del Consejo entrará en vigor después de su publicación en el Diario Oficial, con independencia de la posición de la mayoría de los diputados al Parlamento Europeo.

 
  
MPphoto
 
 

  Raül Romeva i Rueda (Verts/ALE), por escrito. – Si bien la legislación revisada va a introducir algunas mejoras respecto a las normas actuales de la UE sobre ensayos con animales, simplemente no va lo suficientemente lejos y, en algunos casos, debilita la normativa vigente. Se han ignorado serias preocupaciones puestas de relieve por el Grupo de los Verdes/ALE, y lamentamos que los eurodiputados hayan sido hoy incapaces de apoyar nuestros esfuerzos para solucionar estos problemas. En lo básico, las nuevas leyes no podrán garantizar que se utilicen, siempre que sea posible, las alternativas a la experimentación con animales.

Esto va a significar que los animales sufrirán de forma innecesaria en los ensayos científicas, a pesar de que existen alternativas. Resulta preocupante que la nueva normativa también impida que los Estados miembros aprueben a nivel nacional normas más ambiciosas en los experimentos con animales. El Grupo de los Verdes/ALE quería asegurar que los gobiernos nacionales conservasen ese derecho. También lamentamos que no se hayan aprobado normas más estrictas sobre el uso de primates no humanos.

 
  
MPphoto
 
 

  Oreste Rossi (EFD), por escrito. (IT) Es fácil asumir una posición en contra de la experimentación con animales porque a nadie le gusta verlos sufrir o que los diseccionen con fines científicos, pero nosotros somos legisladores y no debemos ceder a la emotividad del momento. Si fuésemos a restringir en exceso el uso de animales en experimentos científicos, deberíamos darnos cuenta de que esas pruebas tendrían que realizarse entonces en seres humanos.

Resulta difícil imaginarse que se no ensayase primero en animales un nuevo principio activo de fármacos o el sistema de quimioterapia porque, como ya he dicho, la alternativa sería el uso de pacientes humanos como conejillos de indias. También debemos tener en cuenta que las compañías farmacéuticas no tienen interés en el uso de conejillos de indias y primates, en particular, a menos que sea estrictamente necesario, dado los altos costes que conllevan tales experimentos.

 
  
MPphoto
 
 

  Debora Serracchiani (S&D), por escrito. (IT) He votado en contra del acuerdo alcanzado en segunda lectura por el Parlamento con el Consejo, relativo al proyecto de directiva sobre el uso de animales en experimentos científicos.

No estoy diciendo «no» al progreso de la investigación, sino que pido una limitación del sufrimiento de los animales, ya que la directiva revisada propone algunas prácticas que van en contra de ese objetivo, entre ellas la posibilidad de experimentar más de una vez con el mismo animal. Por otra parte, creo que se debería seguir desarrollando el uso de otros métodos científicos satisfactorios que no requieran el empleo de animales.

 
  
MPphoto
 
 

  Catherine Soullie (PPE), por escrito. (FR) Estoy de acuerdo con el resultado de la votación sobre el texto relativo a la protección de los animales empleados para fines científicos. Tal vez no sea perfecto, pero el informe Jeggle me parece que al menos ofrece un buen compromiso; un compromiso, además, que ha ganado el apoyo del «Eurogroup for animals» (Organización de defensa del bienestar animal).

El texto nos permite limitar de forma efectiva los ensayos que provocan sufrimiento a los animales, y evita al mismo tiempo una desviación de la investigación, y por tanto también de la innovación, fuera de la Unión, con la consiguiente pérdida de muchos puestos de trabajo. Como vicepresidenta del Intergrupo para el Bienestar y la Conservación de los Animales, estoy convencida, por otra parte, de que vale más mantener la experimentación con animales en nuestro territorio, donde está estrictamente regulada, que dejarla en manos de terceros países, donde las condiciones sanitarias y de respeto a la vida de los animales dejan a menudo mucho que desear.

 
  
MPphoto
 
 

  Bart Staes (Verts/ALE), por escrito. (NL) Lamento que la mayoría de los miembros haya rechazado las tres propuestas presentadas por los Verdes para una modificación de la directiva y las normas nacionales más estrictas, a cambio de un incentivo para los métodos alternativos de experimentación y una limitación en el uso de primates. La nueva legislación sobre el uso de animales en experimentos adolece de graves deficiencias. Los Estados miembros ya no tendrán libertad para aprobar normas más estrictas sobre la experimentación con animales. Esta restricción de la autonomía nacional no responde a ningún propósito útil. Los animales van a convertirse en víctimas del dogma de la conformidad del mercado interior. Con todo, es importante que los Estados miembros se atrevan a abrir el camino. Sin pioneros nacionales, muchas de las normas europeas sobre bienestar animal, tales como la prohibición de los ensayos con animales para fines cosméticos, jamás habrían salido a la luz.

La nueva directiva mejora el control de las empresas e instituciones que crían, comercializan o emplean animales de laboratorio. No obstante, la redacción del requisito, según el cual deberían usarse métodos de ensayo alternativos cuando estén disponibles, conlleva menos de la fuerza de orden que la que había en la anterior directiva. Estamos ante una oportunidad perdida para reducir el sufrimiento de los animales y mejorar la calidad de la investigación. Las nuevas normas no reconocen los avances que se han hecho en el desarrollo de alternativas a la experimentación con animales, que son, por cierto, a menudo más fiables que los propios ensayos con animales.

 
  
MPphoto
 
 

  Derek Vaughan (S&D), por escrito. – Me decepciona que las medidas para reforzar las normas sobre los experimentos con animales no hayan más lejos. No se han incluido en esta legislación las medidas clave que habrían comprometido a Europa a la reducción y sustitución del uso de animales en experimentos. Se trata de una oportunidad perdida, y se podría haber hecho mucho más para proteger a los animales, incluyendo la autorización de que los Estados miembros aprueben normas de bienestar más exigentes que en otros países. Me preocupa que esta directiva prohíba al Reino Unido la aprobación de normas más estrictas en el futuro. Además de esto, no se han incluido procedimientos para revisar de forma periódica el uso de animales en experimentos científicos. Me alegra, no obstante, que pueden proseguir la investigación fundamental sobre nuevos medicamentos y enfermedades.

 
  
MPphoto
 
 

  Janusz Wojciechowski (ECR), por escrito.(PL) Lamento que la Directiva del Consejo se haya aprobado en su versión definitiva sin la disposición aprobada por el Parlamento Europeo en mayo de 2009, que establecía que los experimentos en células madre y embriones humanos no pueden utilizarse como alternativa a los experimentos con animales. Aparte de la redacción de la directiva, pienso que este tipo de planteamiento, me refiero con ello a la sustitución de los experimentos en animales por experimentos en organismos humanos, no debería emplearse.

 
  
  

Informe: Csaba Őry (A7-0235/2010)

 
  
MPphoto
 
 

  Luís Paulo Alves (S&D), por escrito. (PT) He votado a favor de las directrices para las políticas de empleo en los Estados miembros en el entendimiento de que deberían resaltar la importancia de la necesidad de un alto nivel de las cualificaciones para la promoción eficaz de un buen nivel de empleo e ingresos, en particular en lo que respecta a la nueva economía, donde el énfasis especial va a estar en los nuevos sectores y habilidades.

Un alto nivel de empleo debería ser posible tanto para las personas con alta cualificación, que pueden ser un elemento clave para la investigación y el desarrollo, como también para aquellas personas con un nivel educativo por debajo de la media de la UE. A los Estados miembros les corresponde por tanto un papel importante en el reciclaje profesional, el fomento de la educación y la facilitación de nuevas oportunidades para la educación permanente.

Cabe señalar que para un buen nivel de empleo y el progreso pleno en la UE, hay que asegurarse de que aquellos que se esfuerzan por mejorar sus calificaciones tengan oportunidades verdaderas de empleo y se les permita reciclarse, si es necesario. Un fuerte énfasis en la orientación profesional, de acuerdo con las necesidades actuales y futuras, puede ser el camino que permita el acceso a altos niveles de «empleabilidad».

 
  
MPphoto
 
 

  Elena Oana Antonescu (PPE), por escrito. (RO) Aunque la situación económica se mantiene frágil en la mayoría de los Estados miembros, hay señales alentadoras de la reactivación del crecimiento económico. Por ello, los esfuerzos deben enfocarse con el fin de garantizar la consolidación del potencial de creación de puestos de trabajo y de apoyar a la población en su búsqueda y ocupación. En abril de 2010, la Comisión Europea propuso una nueva serie de directrices de política de empleo en los Estados miembros. Estas, junto con las directrices de política económica general, proporcionan las líneas integradas de actuación para la aplicación de la Estrategia 2010 de la UE, destinada a un crecimiento inteligente y sostenible, que favorezca la inclusión.

Las cuatro directrices para el empleo son: aumento de la participación del mercado de trabajo y reducción del desempleo estructural, promoción de la inclusión social y lucha contra la pobreza, mejora del rendimiento de los sistemas educativos en todos los niveles y desarrollo de una mano de obra cualificada. El informe del señor Őry apoya el enfoque propuesto por la Comisión, pero proporciona una serie de aclaraciones y algo de información adicional. Por eso he votado a favor.

 
  
MPphoto
 
 

  Sophie Auconie (PPE), por escrito.(FR) En abril de 2010, la Comisión Europea presentó una propuesta de directrices para las políticas de empleo de los Estados miembros, como parte de la aplicación de la Estrategia Europa 2020. En su informe, el señor Őry, miembro del Grupo del Partido Popular Europeo (Demócrata-cristianos), apoya las propuestas de la Comisión y, además, añade algunos elementos que considero necesarios. Así, la política de cohesión, que había sido descuidada por la Comisión, debe incorporarse plenamente en las políticas de empleo. A pesar de que la competencia europea en materia de empleo es aún limitada, la UE no debe contentarse con un papel pasivo, y debe hacer el mejor uso posible de los instrumentos que tiene a su disposición (la política de cohesión, el Fondo de Adaptación a la Globalización y el método abierto de coordinación). Por lo tanto, apoyo plenamente las directrices de este informe.

 
  
MPphoto
 
 

  Zigmantas Balčytis (S&D), por escrito. (LT) He votado a favor de esta resolución. Ante el fenómeno de la rápida propagación de una sociedad que envejece hay que tomar medidas, tanto en los Estados miembros como en la UE, para luchar contra la exclusión social de las personas mayores y la discriminación basada en la edad. Debemos asegurarnos de que los Estados miembros proporcionen un apoyo integral a las personas mayores, sobre todo, mediante la creación de condiciones para el establecimiento de una salud de alta calidad y un sistema de asistencia social. También debemos asegurarnos de que los Estados miembros participen en la prestación de servicios de atención a largo plazo y pongan en práctica una política de información y prevención para las personas mayores, con especial atención a la alimentación. Para asegurar la aplicación con éxito de los objetivos planteados, resulta esencial establecer un sistema sostenible a largo plazo de financiación de servicios de atención. A su vez, la Comisión Europea debe hacer esfuerzos con el fin de garantizar un nivel aceptable de salud para todos los ciudadanos europeos, al margen de su situación material.

 
  
MPphoto
 
 

  Jean-Luc Bennahmias (ALDE), por escrito. (FR) La Estrategia Europa 2020, presentada por la Comisión Europea en marzo de 2010, está concebida para fijar el rumbo de la UE en la década venidera.

A pesar de que no podemos sino lamentar el hecho de que el Parlamento Europeo no participase en la elaboración de la estrategia, que fue el trabajo del señor Barroso en exclusiva, hay un área en la que el Parlamento puede tener algo que decir: las directrices integradas sobre empleo. Las 10 directrices se refieren a la creación de más y mejores empleos, el fortalecimiento del trabajo digno y una mejora en los sistemas de educación y formación.

Por esta razón, junto con la mayoría de mis colegas, he votado hoy, miércoles 8 de septiembre de 2010, un informe que define esos objetivos y por medio del cual podemos exigir, en particular, un mejor uso del Fondo Social Europeo, e insistir en la necesidad de prestar mayor atención a los trabajadores de bajos ingresos y a la lucha contra la exclusión social, así como a la necesidad de garantizar el acceso a unos servicios públicos de calidad y asequibles. Por último, si queremos que esta estrategia sea verdaderamente integradora, debemos garantizar la coherencia entre estas directrices y la política de cohesión.

 
  
MPphoto
 
 

  Vilija Blinkevičiūtė (S&D), por escrito.(LT) He votado a favor de este informe porque las nuevas directrices 2020 para las políticas de empleo de los Estados miembros de la UE tendrán un gran impacto en el mercado de trabajo durante los próximos años. Estoy encantada de que, a través de las enmiendas propuestas al Parlamento Europeo, haya sido posible determinar objetivos claros y establecer medidas específicas en las directrices de empleo propuestas por la Comisión. Por supuesto, la reducción del desempleo, la garantía de salarios mínimos y la lucha contra la pobreza y la exclusión social siguen siendo las prioridades más importantes en la política de empleo en todos los Estados miembros. También estoy de acuerdo en que uno de los principales objetivos es lograr la igualdad de remuneración por trabajo de igual valor y garantizar la igualdad de condiciones de trabajo para todos los trabajadores.

Estoy de acuerdo con las propuestas del Parlamento en el sentido de que debemos impulsar medidas de política de empleo enfocadas a los grupos más vulnerables, ya que la pobreza afecta en primer lugar y con mayor virulencia a esas personas. También solicito a la Comisión y a los Estados miembros que concedan una mayor atención a las directrices de empleo para los jóvenes y los trabajadores mayores que se enfrentan a la discriminación en el mercado de trabajo.

 
  
MPphoto
 
 

  Sebastian Valentin Bodu (PPE), por escrito. (RO) La actual crisis económica tendrá sin duda un profundo impacto en el mercado de trabajo en los próximos años. Hay señales iniciales de recuperación económica y de reactivación del crecimiento económico. Con todo, se cuenta con que el impacto de la crisis económica sobre el empleo no haya alcanzado todavía su punto máximo. Por eso me congratulo de los esfuerzos que se llevan a cabo actualmente para garantizar una recuperación sostenible y fortalecer el potencial de creación de empleo de las economías europeas y para ayudar a la gente a encontrar trabajo. Los Estados europeos se enfrentan asimismo a desafíos vinculados a importantes cambios demográficos, agravados por el proceso de globalización, mientras que no presenta un aspecto muy prometedor el escenario, en el que se encuentra en constante disminución el número de contribuyentes a los presupuestos nacionales.

Con la Agenda 2020 sobre la mesa, con sus objetivos para la adopción de nuevas tecnologías con el propósito de reducir las emisiones de carbono, la estrategia de empleo no debería elaborarse sólo a corto plazo, sino también a medio y largo plazo. Esta estrategia, obviamente, debe configurarse junto con medidas para impulsar el empleo de los jóvenes menores de 25 años, el grupo de edad que se enfrenta en la actualidad a tasas de desempleo sin precedentes.

 
  
MPphoto
 
 

  Vito Bonsignore (PPE), por escrito. (IT) Me gustaría explicar mi voto sobre este informe porque creo que su contenido es de vital importancia para el futuro del mercado de trabajo en Europa.

Esta propuesta contiene directrices generales de política económica sobre el empleo que van a llevarse a la práctica dentro de la Unión Europea. La crisis económica no ha terminado aún y continúa prolongándose detrás de la crisis del empleo.

Si bien es cierto que hay signos alentadores de recuperación, el mercado de trabajo sigue estando cerrado en lo sustancial y el número de desempleados continúa siendo muy elevado. Con todo, hay diferencias en toda Europa. En España y Grecia, por ejemplo, el número de personas sin trabajo es preocupante y afecta sobre todo a los jóvenes. En mi país, sin embargo, por suerte, pero también gracias a las medidas positivas impulsadas por el Gobierno italiano, el número de desempleados no ha aumentado de manera tan dramática. Uno tiene que reconocer que el Gobierno italiano ha estado a la vanguardia en la promoción de la flexibilidad y el dinamismo en el mercado laboral, y la receta parece estar funcionando.

Algunos gobiernos, más propensos a defender los derechos de los trabajadores, han permitido que sus propios ciudadanos pierdan el puesto de trabajo. Una mayor flexibilidad y disposición de cara a un nuevo y competitivo mercado de trabajo permite, en cambio, salvar empleos y crea las condiciones económicas que favorecen la aparición de otros nuevos.

 
  
MPphoto
 
 

  Nikolaos Chountis (GUE/NGL), por escrito. (EL) He votado en contra del informe Őry, a pesar del hecho de que contiene algunas modificaciones importantes por la izquierda, como la necesidad de proteger la igualdad de género, y a pesar de que mejora el texto de la Comisión. He votado en su contra porque se atiene a la filosofía de un mercado flexible e incluso pide más flexibilidad y el uso estratégico de la flexiguridad en el mercado de trabajo, lo que, como sabemos, actúa directamente en contra de los trabajadores.

El informe también considera que, con el fin de salir de la crisis financiera y aplicar las políticas de crecimiento, la reestructuración es necesaria en función de la plena explotación del mercado interior y la supresión de los «obstáculos jurídicos». Sin embargo, detrás de esta redacción difusa, sigue existiendo la posibilidad de una falta de protección de los derechos laborales de los trabajadores.

 
  
MPphoto
 
 

  Carlos Coelho (PPE), por escrito. (PT) Apoyo el informe Őry y doy la bienvenida a la oportunidad que brinda. En el marco de la Agenda 2020, el establecimiento de directrices generales respecto a la política económica era algo que se necesitaba con urgencia (artículo 121 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea), pero también en relación con la política de empleo (artículo 148). La crisis económica que estamos sufriendo en la actualidad agrava los problemas sociales y hace más urgente la necesidad de establecer políticas de empleo eficaces y sostenidas. Estoy de acuerdo con el ponente sobre las propuestas para adoptar medidas más enérgicas con el fin de aumentar el nivel de empleo de hombres y mujeres en Europa.

El informe ha contribuido a fortalecer las cuestiones a las que no se había dado importancia suficiente, entre ellas: 1. reducir el desempleo entre los grupos más vulnerables, incluidos los jóvenes, aumentando los niveles de la educación, reduciendo las tasas de abandono escolar y sacando a la gente de la pobreza; 2 garantizar la igualdad de trato y de salario por en el mismo trabajo y en el mismo lugar de trabajo; y 3. participación de las autoridades regionales y locales, de los parlamentos e interlocutores sociales en el diseño, ejecución, seguimiento y evaluación de estos programas, en particular en la fijación de objetivos e indicadores.

 
  
MPphoto
 
 

  Lara Comi (PPE), por escrito. (IT) La estrategia de Lisboa afirma que la Unión Europea debe aumentar su productividad y competitividad por medio de su fuerza de trabajo.

Este objetivo aún no se ha cumplido por completo dado que la tasa de desempleo sigue siendo elevada. Es importante analizar los problemas que han ralentizado el pleno empleo. La eliminación de la discriminación basada en género, la raza, el origen étnico y la religión sería un paso destacable, lo que permitiría en particular a los jóvenes y las mujeres ser más competitivos en el mercado de trabajo. Las mujeres también se enfrentan a la dificultad de conciliar la maternidad y el trabajo: la mejora de guarderías de empresa, la concesión de trabajo a tiempo parcial, cuando así se solicite, y permitir a las mujeres cuidar a sus hijos enfermos, sin tener que preocuparse por la pérdida de su puesto de trabajo, serían medidas útiles para ayudar a las mujeres desempeñar su doble papel.

Otro grupo que requiere protección son los jóvenes, susceptibles de carecer de toda seguridad en el trabajo durante años: disponen de mucha capacidad y conocimientos teóricos, pero les falta experiencia práctica. Las escuelas necesitan mirar con más detenimiento lo que las empresas demandan y tienen que preparar a los estudiantes para el mundo del trabajo. Las empresas, a cambio, deben invertir en las nuevas generaciones, dándoles la oportunidad de desarrollar sus carreras.

 
  
MPphoto
 
 

  Anna Maria Corazza Bildt, Christofer Fjellner, Gunnar Hökmark, Anna Ibrisagic y Alf Svensson (PPE), por escrito. (SV) Hoy, 8 de septiembre de 2010, hemos votado a favor del informe (A7-0235/2010) relativo a la propuesta de Decisión del Consejo sobre las directrices para las políticas de empleo de los Estados miembros: Parte II de las Directrices Integradas Europa 2020 [2010/0115 (NLE)]. Sin embargo, nos gustaría manifestar que hay partes del informe con las que no estamos de acuerdo, por ejemplo, las propuestas encaminadas a una regulación en detalle de la política del mercado laboral de los Estados miembros, el control supranacional del comercio y la industria de los Estados miembros y la regulación de la UE de los salarios mínimos. De este modo, queremos defender el principio de la subsidiariedad. Nos gustaría, sin embargo, hacer hincapié en que gran parte del contenido del informe es bueno. Por ejemplo, es evidente que apoyamos los principios de la igualdad de trato entre hombres y mujeres y la igualdad de remuneración por el mismo trabajo.

 
  
MPphoto
 
 

  Marielle De Sarnez (ALDE), por escrito.(FR) El Parlamento ha dado su opinión sobre las directrices integradas en materia de empleo. Las 10 directrices están destinadas crear más y mejores empleos, promover el trabajo decente y mejorar los sistemas de educación y formación. El Parlamento ha intervenido para garantizar que el Fondo Social Europeo se utiliza con mayor eficacia, que se presta mayor atención a los trabajadores pobres y a la lucha contra la exclusión social y que se garantiza el acceso a servicios públicos asequibles y de alta calidad.

 
  
MPphoto
 
 

  Anne Delvaux (PPE), por escrito. (FR) La situación en el mercado de trabajo es, sin la menor duda, la principal causa de preocupación entre nuestros ciudadanos. El mercado laboral sigue deteriorándose, con una tasa de desempleo que alcanza actualmente el 9,8%.

Las directrices de empleo constituyen un medio esencial para estimular las reformas estructurales, así como un medio para medir el impacto de las reformas que deban llevarse a cabo, y todo ello tanto en el marco de la Estrategia 2020 como en el contexto de la nueva coordinación de las políticas económicas que se está aplicando. Por consiguiente, es crucial hacerse cargo de estas cuestiones, pero es igual de importante garantizar que las reformas sean tan apropiadas como posibles.

Una cosa es disponer de directrices. Otra muy distinta es, no obstante, ver que los Estados miembros las aplican correctamente. Con este propósito, me parece esencial en particular reafirmar el papel del Consejo de Empleo, Política Social, Sanidad y Consumidores (EPSCO) en la estrategia 2020 y en la gobernanza económica, y asegurar que el EPSCO participe plenamente en las reformas que deban emprenderse, a fin de garantizar la viabilidad de nuestro modelo social y el mejor modelo de gobernanza económica para la UE. Estoy convencida de la imperiosa necesidad de reequilibrar el pilar del empleo y las cuestiones sociales en el contexto de la toma europea de decisiones.

 
  
MPphoto
 
 

  Edite Estrela (S&D), por escrito. (PT) He votado a favor de este informe, ya que aboga por políticas que promueven el envejecimiento activo, la igualdad de género, la igualdad de retribución entre hombres y mujeres, y el acceso a la protección y a los beneficios sociales y profesionales para las mujeres. Teniendo en cuenta las mayores dificultades que hay en la integración de más mujeres en el mercado de trabajo, se hace necesario aplicar políticas que también promuevan la conciliación de la vida laboral y familiar.

 
  
MPphoto
 
 

  Göran Färm, Anna Hedh, Olle Ludvigsson y Marita Ulvskog (S&D), por escrito.(SV) Hemos votado hoy a favor del informe sobre las directrices para el empleo, pero querríamos señalar que hemos observado importantes discrepancias en las versiones en los diferentes idiomas. Hemos votado a favor de los Estados miembros para garantizar unos ingresos mínimos adecuados, como se indica en la versión en inglés de la enmienda. Por desgracia, esto se ha traducido en la versión sueca como «minimilön», es decir, «salario mínimo».

Los niveles salariales no son competencia de la UE, y por ello hemos entendido que la versión sueca es errónea. También hemos decidido votar a favor del informe, a pesar de las referencias a «altos impuestos» como obstáculos al crecimiento, sin que se aporte ninguna definición de «altos impuestos». Los impuestos tampoco están comprendidos en el área de competencias de la Unión Europea, y consideramos que hay muchos ejemplos de actividades financiadas con impuestos que contribuyen de forma significativa al crecimiento.

 
  
MPphoto
 
 

  Diogo Feio (PPE), por escrito. (PT) Como ya he dicho sobre el informe de mi colega, la señora Gruny, que fue sometido a votación en julio pasado, la sociedad ha evolucionado, el mundo ha cambiado y las relaciones laborales también tienen que cambiar. Creo firmemente que este es el caso, y por eso me complace que el Parlamento haya defendido los modelos de trabajo más flexibles como una forma de lucha contra el desempleo. Además, como he tenido responsabilidades de gobierno en el campo de la educación, me complace ver que esta propuesta pone especial énfasis en la educación y la cualificación de los trabajadores. De hecho, este es un compromiso que debe ser tomado muy en serio en el contexto de la Estrategia 2020 de la UE. Dado que la crisis ha hecho que el número de desempleados en Europa haya aumentado de 16 millones en 2008 a 23 millones en 2010, cualquier estrategia de salida tiene que pasar por la recuperación de los puestos de trabajo. Eso sólo es posible si hay una clara apuesta por la innovación, el trabajo flexible y los nuevos modelos de trabajo y formación de los más jóvenes para un mercado cada vez más competitivo.

 
  
MPphoto
 
 

  José Manuel Fernandes (PPE), por escrito. (PT) El telón de fondo de las nuevas directrices sobre el empleo en 2020 es la crisis económica, cuyos efectos continuarán teniendo un impacto negativo en el mercado de trabajo en los próximos años. Tenemos problemas inmediatos con el desempleo y, al mismo tiempo, tenemos retos a largo plazo: en concreto, el cambio demográfico, la globalización y la adopción de nuevas tecnologías bajas en carbono. Por tanto, es muy importante que haya una estrategia europea para el empleo que resuelva los problemas más urgentes derivados de la crisis, así como los que surjan a medio y largo plazo.

La aplicación de los principios de la flexiguridad, la educación de calidad, el aprendizaje permanente y la lucha contra el desempleo estructural constituyen requisitos previos indispensables para la consecución de los objetivos y metas comunes en materia de crecimiento económico y bienestar social. Por lo tanto, la aplicación de la Estrategia Europa 2020 debe ponerse en marcha ya. Los Fondos Estructurales de la UE y el Fondo de Cohesión para el periodo de programación actual ya deben empezar a seguir esta estrategia. Asimismo, es importante hacer hincapié en la agricultura y en el mundo rural en esta estrategia. Hay que perseguir los objetivos de cohesión y las sinergias creadas entre la política de cohesión y otras políticas sectoriales.

 
  
MPphoto
 
 

  Ilda Figueiredo (GUE/NGL), por escrito. (PT) Hemos votado en contra de esta resolución, ya que hace caso omiso de las causas principales de desempleo, inseguridad laboral y pobreza, y porque las propuestas que hemos presentado de nuevo en esta Cámara han sido rechazadas. Entre ellas se incluyen:

- La Comisión debe reconocer que es necesario cambiar las actuales políticas macro-económicas mediante la suspensión del Pacto de Estabilidad y Crecimiento y poniendo término a los procesos de privatización y liberalización, con el fin de dar prioridad a la creación de empleos de calidad con derechos para todos los trabajadores y mejores salarios, de reducir los niveles de pobreza y de aumentar la inclusión social y el progreso.

- El trabajo no declarado debe abordarse a través de controles más estrictos a cargo de inspecciones de trabajo, junto con medidas fiscales para las personas con bajos ingresos.

- El Consejo debería acordar un compromiso a nivel de la UE para poner fin a la falta de vivienda hacia el año 2015 y preparar medidas políticas integradas que garanticen un acceso asequible a la vivienda de calidad con un suministro adecuado de energía para todos.

Nuestra propuesta para la inclusión de una nueva Directiva sobre la igualdad de género también ha sido rechazada. Esta abogaba por que los Estados miembros aumentasen el empleo femenino, con pleno respeto a los derechos de la mujer y eliminación de todas las desigualdades, a través de objetivos específicos de igualdad de género, integración de género y acciones políticas específicas.

 
  
MPphoto
 
 

  Nathalie Griesbeck (ALDE), por escrito.(FR) En un momento en que la tasa de desempleo está alcanzando el 9,8 % en Europa, en un momento en que la situación del mercado laboral sigue empeorando, en momentos en que no todos los efectos de la crisis económica se han puesto de manifiesto aún, la Unión Europea debe aplicar una ambiciosa estrategia europea en materia de empleo. El Parlamento Europeo ha adoptado por tanto, como parte de la Estrategia Europa 2020, las directrices para las políticas de empleo de los Estados miembros: un total de 10 directrices sobre la creación de empleo, la calidad del empleo, el empleo juvenil, el empleo de las personas pertenecientes a grupos vulnerables, la lucha contra la exclusión social y la importancia de hacer el mejor uso posible del Fondo Social Europeo. Puede tratarse de objetivos muy ambiciosos, pero, ante todo, se trata de directrices que los Estados miembros han de aplicar, tanto ahora como en el futuro, así como de un mensaje firme del Parlamento a los Estados miembros, en un momento en que el empleo es la preocupación más importante y también la ansiedad de todos los ciudadanos.

 
  
MPphoto
 
 

  Sylvie Guillaume (S&D), por escrito.(FR) He votado a favor del informe Őry sobre las orientaciones para las políticas de empleo de los Estados miembros en el contexto de la Estrategia Europa 2020. Este texto pone énfasis en la necesidad de priorizar la lucha contra el desempleo en un contexto de crisis económica y social. El texto se centra en varios puntos: la tasa de empleo debe elevarse hasta el 75 % en toda la UE durante los próximos 10 años y es necesario esforzarse en particular en el caso de los grupos más vulnerables en el mercado de trabajo: los jóvenes, las personas de edad avanzada, las mujeres no cualificadas, las personas con discapacidad y las personas de origen inmigrante, ya que son más propensos a sufrir discriminación en términos de contratación y empleo. El texto también recuerda los conceptos fundamentales del trabajo decente y la lucha contra la pobreza.

 
  
MPphoto
 
 

  Małgorzata Handzlik (PPE), por escrito.(PL) Las directrices de la política de empleo para los próximos 10 años muestran que el sector servicios va a ser una de las áreas en las que se van a crear a mayoría de los empleos. Para la creación de esos puestos de trabajo, deben existir condiciones favorables en las empresas en relación con los servicios que ofrecen, y ello incluye los servicios transfronterizos. Por lo tanto, me gustaría resaltar que la Directiva de servicios puede respaldar la política de empleo, si los Estados miembros pudiesen mejorar su transposición.

La Directiva crea nuevas posibilidades para las empresas, pero si se aplica bien también tendrá un efecto beneficioso en los mercados de trabajo. Por lo tanto, estoy de acuerdo con las propuestas aprobadas en el informe. El sector servicios va a necesitar trabajadores con capacidad de desplazamiento que estén debidamente preparados y cualificados, y para ello necesitamos cambios en los sistemas de educación y formación y en la política de empleo.

 
  
MPphoto
 
 

  Elie Hoarau (GUE/NGL), por escrito. (FR) He votado a favor de este informe. Como representante electo de una región de ultramar, estoy más que familiarizado con las políticas que favorecen el empleo y la lucha contra la pobreza, ya que los departamentos franceses de ultramar tienen las tasas de empleo más bajas de Francia (43,9 %, por ejemplo, en la isla de Reunión, en comparación con el 62,3 % en todos los Estados miembros de la UE).

Tomar esta cifra del 10 % en 2014 y aumentarla al 75 % en 2020, es algo por lo que siempre he luchado, sobre todo porque va dirigido en esencia a los jóvenes con dificultades, las mujeres y las personas con discapacidad. La propuesta también tiene en cuenta la pobreza y se propone reducir en un 25 % el número de ciudadanos que viven por debajo del umbral de pobreza. Estos objetivos deberían movilizar todas las fuerzas sociales y políticas, tanto francesas como europeas, para que el Estado pueda poner en práctica los recursos necesarios para alcanzarlos en los plazos establecidos.

 
  
MPphoto
 
 

  Alan Kelly (S&D), por escrito. He apoyado esta consulta porque creo que es muy importante que los Estados miembros de la UE garanticen que se consigan ingresos mínimos adecuados por encima de la línea de pobreza. También es fundamental fortalecer la cláusula de igualdad de trato e igualad de remuneración siempre que sea posible.

 
  
MPphoto
 
 

  Nuno Melo (PPE), por escrito. (PT) La actual crisis económica es la principal variable que debemos considerar cuando hablamos de las nuevas directrices para el empleo en 2020, ya que tendrá un impacto muy significativo en el mercado de trabajo en los próximos años. Aunque tenemos algunos datos que apuntan a una recuperación de algunas actividades en la UE, la situación económica en la gran mayoría de los Estados miembros sigue siendo muy frágil.

Por otro lado, los efectos de la crisis actual en términos de desempleo aún no se han dejado sentir, por lo que muchos miles más de personas perderán sus empleos como resultado de la misma. Esto significa que los grandes retos que se plantean son el cambio demográfico, la globalización y la adopción de nuevas tecnologías, incluidas las tecnologías de baja emisión de carbono. Por tanto, la estrategia europea de empleo para la próxima década debe abordar no sólo los problemas más urgentes derivados de la crisis, sino también aquellos que surjan a medio y largo plazo. Estas son las razones de mi voto.

 
  
MPphoto
 
 

  Alexander Mirsky (S&D), por escrito. (LV) Estoy totalmente de acuerdo con el ponente, el señor Őry, y por lo tanto he apoyado esta resolución legislativa. En particular, me satisface la enmienda nº 12 del Consejo, que señala la importancia de luchar contra los acontecimientos que ralentizan el crecimiento económico, incluyendo la carga burocrática y los altos impuestos. No recuerdo ninguna ocasión anterior en la que el Parlamento Europeo haya hablado de la carga burocrática y los altos impuestos.

Hay pocas personas que den importancia al hecho de que unos impuestos irracionales e ilógicos pueden hacer ineficaz a cualquier sistema económico. Hoy en día, en un país como Letonia, el sistema tributario ha provocado una crisis. Gracias a un sistema fiscal burocrático y chapucero, Letonia ha perdido más de 10 000 millones de euros. Yo respaldé la presente resolución legislativa con la esperanza de que empezaría la gran tarea de optimizar los impuestos en el territorio de la UE.

 
  
MPphoto
 
 

  Andreas Mölzer (NI), por escrito. (DE) La política de empleo es vital tanto para la economía como para la paz social. Por lo tanto, redunda en interés de cada nación la adopción de sus propias decisiones sobre las medidas adecuadas. Con todo, el alto grado de variación en los distintos Estados miembros hace imposible un paquete estandarizado de medidas. Una cuota de ocupación en el mercado de trabajo del 75 % es en algunos Estados miembros, como Polonia, Malta y Hungría, que actualmente tienen un nivel por debajo del 60 %, una absoluta fantasía. También para Austria, que tiene un nivel de alrededor del 70 %, resulta dudoso que un mayor nivel de ocupación en el mercado de trabajo sea compatible con la libertad de elección disponible en relación con la educación de los niños o la protección de los trabajadores domésticos frente al dumping salarial provocado por los bajos salarios de los trabajadores extranjeros. Por tales motivos, he decidido votar en contra de este informe.

 
  
MPphoto
 
 

  Franz Obermayr (NI), por escrito. − (DE) La idea de que es posible luchar en contra del desempleo de forma eficaz en una Unión Europea ultraliberal es una ilusión. Por tanto, he votado en contra del informe del señor Őry.

 
  
MPphoto
 
 

  Alfredo Pallone (PPE), por escrito. (IT) He votado a favor del informe del señor Őry, porque estoy de acuerdo con su enfoque y su mensaje final.

La propuesta subraya la importancia de aumentar el número de personas activas en el mercado de trabajo, con el fin de ayudar a reducir el desempleo estructural y de prestar especial atención al aprendizaje permanente. Se reserva un papel clave para la educación a través de mejoras en los sistemas educativos actuales, animando a los jóvenes a proseguir con la educación superior. Se harán muchos otros esfuerzos en los próximos años para promover la inclusión social y la lucha contra la pobreza de una forma más eficaz.

 
  
MPphoto
 
 

  Aldo Patriciello (PPE), por escrito. (IT) El 27 de abril de 2010, la Comisión presentó una propuesta para las Directrices Integradas Europa 2020, que establecía el marco para la nueva estrategia y las reformas que los Estados miembros tienen que abordar.

El debate sobre las nuevas directrices de empleo 2020 tiene lugar en medio de una crisis económica que, sin duda, tendrá un profundo impacto en el mercado de trabajo durante los años venideros. A pesar de algunos signos alentadores indican que el crecimiento está recuperándose, la economía sigue siendo frágil en la mayoría de los Estados miembros. Por ello, todavía no se sienten plenamente los efectos directos de la crisis sobre el desempleo. En consecuencia, tienen que hacerse todos los esfuerzos para lograr una recuperación sostenible y fortalecer el potencial de creación de empleo de las economías europeas, así como para ayudar a la gente al acceso al empleo.

Por tanto, es muy importante que una estrategia europea de empleo para la próxima década aborde y persiga un equilibrio entre los urgentes e inmediatos desafíos, consecuencia de la crisis, y los de naturaleza a medio y largo plazo.

 
  
MPphoto
 
 

  Rovana Plumb (S&D), por escrito. (RO) Como parte de la Estrategia 2020 de la Unión Europea, Rumanía se ha comprometido, junto con otros Estados miembros, a alcanzar una tasa de empleo del 75 % para el año 2020. Como consecuencia de este objetivo general, en Rumanía se necesitará alcanzar una tasa de ocupación de entre el 69-70 % hacia el año 2020. Debo mencionar que la tasa de empleo en Rumanía en 2010 es del 63,6 %, con una media europea del 67,4 %.

En este contexto, hago un llamamiento a los Estados miembros para que elaboren programas de reformas que contribuyan a:

- la participación de la población activa a través de políticas de promoción de la igualdad de género y la igualdad de remuneración, con el objetivo de reducir la brecha salarial por razones de género al 0-5 % en 2020;

- el aumento de la tasa de empleo a través de medidas de fomento de la participación en la vida laboral, en particular para las minorías étnicas, incluido el pueblo romaní,

- la adopción de medidas estrictas destinadas a desalentar una economía basada en la actividad laboral no declarada, lo que provoca numerosos efectos adversos en el mercado de trabajo europeo, en lugar del fomento de medidas destinadas únicamente a proteger el trabajo en los mercados interiores de los Estados miembros;

- la apertura integral de los mercados de trabajo a los trabajadores de los nuevos Estados miembros.

 
  
MPphoto
 
 

  Robert Rochefort (ALDE), por escrito. (FR) Si bien el pleno impacto de la crisis económica sobre las tasas de desempleo aún no se ha sentido, es esencial la aplicación de una estrategia europea ambiciosa en materia de empleo.

Apruebo el objetivo fijado por el Consejo para aumentar la participación en el mercado de trabajo hasta el 75 % de la población europea de aquí a 2020, pero aún queda mucho por hacer. Podríamos, por ejemplo, establecer el objetivo de aumentar las tasas de empleo entre los grupos más vulnerables, como los jóvenes de edades comprendidas entre los 15 y 25 años, los trabajadores de más edad, las mujeres en edad activa no cualificadas o las personas con discapacidad. O podríamos reducir aún más las tasas de abandono escolar por debajo del 10 %.

Lo que es más, creo que las políticas específicas deberían centrarse en las dificultades que encuentran los desempleados de larga duración para acceder al mercado de trabajo, y hago un llamamiento al Consejo para que se dote de los recursos para reducir esto al menos un 10 % en los próximos 10 años. Para lograrlo, como se sugiere en el informe del señor Őry, al menos el 25 % de todos los desempleados de larga duración debería participar una medida de activación del mercado laboral, como formación avanzada, educación y/o de reconversión profesional.

 
  
MPphoto
 
 

  Raül Romeva i Rueda (Verts/ALE), por escrito. – El informe aprobado hoy constituye un punto de referencia para las directrices de empleo de la UE. Los eurodiputados han votado por primera vez a favor de incluir un componente social adecuado a las directrices, incluidas las medidas para hacer frente a la pobreza y ayudar a los trabajadores pobres, así como para abordar el desempleo de los jóvenes e integrar a los grupos marginados y vulnerables en el mercado de trabajo. Los gobiernos de la UE y la Presidencia belga de la UE deben tener en cuenta el mensaje emitido hoy por el Parlamento Europeo y comprometerse a hacer sus políticas de empleo más inclusivas en lo social.

En concreto, los gobiernos nacionales deben hacer un seguimiento de la solicitud del Parlamento relativa a la adopción de medidas para mejorar el equilibrio entre la vida privada y profesional y la igualdad de género. Se necesitan grandes esfuerzos en este sentido con el fin de aumentar la participación de las mujeres en el mercado laboral hasta el 75 % en 2020.

 
  
MPphoto
 
 

  Licia Ronzulli (PPE), por escrito. (IT) El informe aprobado hoy es un importante instrumento para la promoción de nuevas políticas de empleo en la Estrategia Europa 2020.

Es importante destacar que el texto urge a los Estados miembros a tomar medidas decisivas para aumentar los niveles de empleo, y en particular para fomentar la movilidad de los jóvenes. El objetivo de la creación de nuevos y mejores empleos, la reducción del paro y el aumento de la tasa de empleo de la población activa al 75 % debe ser el objetivo a alcanzar en los próximos años. La población activa debe convertirse en el centro de cualquier política de desarrollo económico de la Unión Europea. Sin trabajo, cualquier tipo de plan para el futuro, como viajar, comprar una casa o tener un hijo, se convierte en un sueño imposible, improbable que se haga realidad.

 
  
MPphoto
 
 

  Oreste Rossi (EFD), por escrito. (IT) No podemos estar de acuerdo con este informe, ya que pretende fomentar la aplicación de medidas destinadas a facilitar el acceso al empleo para determinados grupos, en particular, de los romaníes.

No podemos aceptar que, en lugar de defender los derechos de las personas que viven en su propio país, tratemos de facilitar las cosas a aquellas personas que, en muchas situaciones, no son más que huéspedes. Es evidente que, en tiempos de crisis, cada Estado debe facilitar las cosas a sus propios ciudadanos, tal vez con proyectos dirigidos a los que se encuentran en dificultades o sin trabajo.

 
  
MPphoto
 
 

  Joanna Senyszyn (S&D), por escrito.(PL) He respaldado el informe sobre las directrices para las políticas de empleo de los Estados miembros: Parte II de las Directrices integradas Europa 2020. Teniendo en cuenta el hecho de que la tasa de desempleo en la UE es del 9,6 %, es imperativo intensificar y racionalizar la política de empleo con el fin de crear nuevos puestos de trabajo. En Polonia, el apoyo de la UE ha beneficiado a miles de personas que ahora tienen trabajo. El dinero disponible para este propósito no siempre se emplea de manera inteligente. La ausencia de directrices especificadas adecuadamente supone que muchos proyectos se llevan a cabo sobre una base ad hoc. Como resultado, los cursillos de formación no siempre se adaptan a la situación real y las mismas personas suelen asistir en varias ocasiones. Por ello, apoyo la iniciativa de la Comisión en este ámbito. Estas directrices, que han sido desarrolladas durante la crisis, se pondrán a prueba en los próximos años. De ellas dependerá que la Unión supere la crisis y que los nuevos empleos que se creen respondan a las necesidades actuales y futuras del mercado de trabajo.

Es importante también que se supervise la eficacia de las directrices mediante la recopilación de datos estadísticos, en particular sobre la eficacia de las medidas adoptadas en función de las directrices. Sólo de esta manera veremos la influencia real de los recursos financieros de la UE sobre la reducción del desempleo en la Unión. Esto permitirá, a su vez, que se lleve a cabo cualquier cambio que sea necesario en esta área. Hago un llamamiento, asimismo, para que se dé un énfasis especial en apoyo de la movilidad y el empleo de las mujeres, los jóvenes, las personas mayores y personas con discapacidad.

 
  
MPphoto
 
 

  Bart Staes (Verts/ALE), por escrito. (NL) A pesar de algunas señales alentadoras que hacen pensar en la recuperación del crecimiento, la situación económica sigue siendo frágil. Por tanto, Europa debe por ello garantizar una recuperación sostenible, fortalecer el potencial de creación de empleo de las economías europeas y ayudar a la gente a encontrar trabajo. El consejo del Informe sobre Directrices de Empleo es evidente: cuantas más mujeres, personas mayores y jóvenes tengan trabajo, menos pobreza y mejor educación. Eso es lo que la UE desea alcanzar para el año 2020. Por estos motivos, doy mi apoyo al informe. Contiene directrices que permitirán a la gente combinar mejor las responsabilidades laborales y las relativas a la prestación de cuidados, por ejemplo, a través de horarios flexibles de trabajo y de una atención infantil accesible. Esa es una política concreta y que ayudará a las mujeres a acceder al mercado de trabajo. El Parlamento también quiere que los países de la UE mejoren sus sistemas de seguridad social y garanticen unos ingresos dignos, de tal modo que se pueda reducir la pobreza y las personas entiendan que vale la pena trabajar. Por último, la búsqueda permanente de los objetivos de la política de cohesión eliminará las diferencias socioeconómicas entre los Estados miembros y las regiones. Si la Comisión garantiza de forma rigurosa que los Estados miembros basan de verdad sus políticas en las directrices, los planes de Europa para el año 2020 no se quedarán sólo en palabras hueras.

 
  
MPphoto
 
 

  Nuno Teixeira (PPE), por escrito. (PT) El debate sobre las nuevas directrices para el empleo de 2020 llega en un momento en que miles de familias en toda Europa se enfrentan a la tragedia del desempleo como parte de la crisis económica. Estas directrices, como parte de la estrategia Europa 2020, comprenden tanto las orientaciones generales de política económica como las de política de empleo

El informe que hemos votado hoy, y que yo he apoyado, está en línea con la propuesta de la Comisión Europea, aunque el ponente ha tenido cuidado de garantizar que estas directrices son claras y útiles para los Estados miembros en el establecimiento de la política. La promoción del empleo se producirá de forma automática a través del crecimiento económico sostenible, la capacidad de adaptación de empresas y trabajadores a las nuevas situaciones, la consecución de altos niveles de educación, en especial entre los jóvenes, la formación continua que responda a las necesidades de las empresas y la participación de los interlocutores sociales en todos estos procesos.

Esto es lo que el ponente ha tratado de hacer al establecer objetivos con el fin de aumentar y mejorar el empleo, aumentar los niveles de educación, conciliar la vida laboral y familiar y reducir la tasa de abandono estudiantil, junto con la proporción de la población que vive en situación de pobreza.

 
  
MPphoto
 
 

  Georgios Toussas (GUE/NGL), por escrito. (EL) Las directrices de la Comisión sobre empleo y el informe correspondiente del Parlamento Europeo forman parte de la estrategia contra la base de la UE, de la Estrategia 2020 de la UE y sus «directrices integradas». Conforman un marco único para la política anti-laboral de la UE, que ya se está desplegando y se ha de fomentar de una manera todavía más decidida y coordinada en todos los Estados miembros de la UE.

Estas directrices giran en torno a los esfuerzos del capital monopolista para abaratar la mano de obra hasta los límites más bajos posibles, como requisito previo para asegurarse beneficios durante la actual crisis capitalista. Para lograr este objetivo, la UE, los gobiernos burgueses y las fuerzas políticas del capital en los Estados miembros y en el Parlamento Europeo están fomentando de forma rotunda los aspectos siguientes en las directrices de empleo: una vida laboral más larga, un aumento de la edad de jubilación, el uso del envejecimiento demográfico y de la «viabilidad» de los sistemas nacionales de seguros como pretexto, la «flexiguridad» y el trabajo flexible, temporal y a tiempo parcial como norma, con lo que barren todos los derechos laborales adquiridos, la adaptación de los sistemas educativos a la formación de los trabajadores capacitados para satisfacer las necesidades del capital, una reserva de mano de obra científica barata e intelectuales pagados por las empresas y una nueva red en los límites de la indigencia para casos extremos de pobreza, a fin de evitar revueltas sociales nacidas de una explotación brutal.

 
  
MPphoto
 
 

  Viktor Uspaskich (ALDE), por escrito. (LT) Señorías, este informe señala con certeza que es importante elevar el nivel de empleo y aumentar la participación del mercado de trabajo. Es importante tanto para nuestra economía como para nuestra sociedad. También es importante no sacrificar calidad por cantidad, al no abordar la situación de los trabajadores pobres, ya sea a nivel nacional o de la UE. Hay un grupo significativo de personas que trabaja, pero cuyos ingresos son insuficientes para poder evitar la pobreza. La recesión económica ha convertido esto en un problema para el conjunto de Europa y la situación es particularmente difícil en Lituania.

Estas tendencias se reflejan muy bien en los salarios mínimos que perciben los trabajadores y la reducción generalizada de los salarios como medida severa de austeridad. Las personas sin educación superior son especialmente vulnerables. De acuerdo con estadísticas de la UE, el riesgo de sufrir pobreza para una persona que trabaja sin educación superior es del 16 %, el doble del promedio en Lituania y ocho veces más que para un trabajador con estudios universitarios. Por desgracia, esta brecha es mucho mayor en Lituania que en cualquier otro lugar de la Unión Europea. El tema de la pobreza entre los trabajadores no ha sido discutido lo suficiente por los Estados miembros, incluido mi país. Necesitamos más estudios sobre este problema y medidas específicas para reducir la pobreza de los trabajadores.

 
  
  

Propuesta de resolución RC-B7-0494/2010

 
  
MPphoto
 
 

  Luís Paulo Alves (S&D), por escrito. (PT) He votado a favor de la propuesta de resolución común sobre la situación de los derechos humanos en Irán. Lo he hecho porque creo que la pena de muerte por lapidación impuesta a Sakineh Ashtiani es una clara violación de las obligaciones internacionales de Irán. Con independencia de los hechos, este tipo de castigo nunca tiene justificación ni resulta aceptable. La tortura, la detención ilegal, la violencia física y sexual y la impunidad de los agentes estatales siguen siendo práctica generalizada en muchos países. Esto plantea serias dudas sobre la imparcialidad y la transparencia de los procedimientos judiciales en esos lugares. La continua persecución de las minorías étnicas y religiosas, así como la persistente criminalización de las relaciones sexuales libres entre adultos, es inaceptable.

En esta situación, depende de nosotros, como defensores europeos de los derechos humanos y los valores democráticos que constituyen la base de nuestras instituciones, ejercer toda la presión posible sobre las autoridades iraníes para que se reexaminen procesos como este. Esta presión ya ha dado sus frutos, toda vez que el Gobierno iraní ha anunciado la suspensión de la pena de muerte por lapidación contra Sakineh Ashtiani. Debo rendir homenaje a la valentía de todos los hombres y mujeres iraníes que luchan por defender sus libertades básicas.

 
  
MPphoto
 
 

  Charalampos Angourakis (GUE/NGL), por escrito. (EL) El Parlamento Europeo se ha apresurado a declarar su apoyo a los planes imperialistas en Oriente Medio y a las amenazas militares no disimuladas por parte de Israel, los EE.UU. y la OTAN contra Irán. Con el pretexto de la brutal pena de muerte por lapidación impuesta a Sakineh Mohammad-Ashtiani y la persecución inaceptable del movimiento popular, todos los grupos políticos en el Parlamento Europeo han aprobado, en una rara muestra de unanimidad, una resolución para reforzar la intervención imperialista en Irán. El Partido Comunista griego no apoyó la resolución porque no tiene nada que ver con la solidaridad que se necesita en la lucha de la clase obrera contra un régimen reaccionario y retrógrado, que, por el contrario, se ve fortalecido por las sanciones y tales resoluciones. Es revelador que el debate en el Parlamento Europeo se decidiese inmediatamente después de las protestas de la Embajada de Israel en Bruselas, que le solicitó que no abordase las infracciones de los derechos humanos en Israel y, en su lugar, dirigiese su atención a Irán.

La sensibilidad del Parlamento Europeo sobre la cuestión de los derechos humanos es la hoja de parra que sirve a la agresiva política exterior de la UE y sus delitos contra los trabajadores, los inmigrantes y los pueblos. La lucha contra la OTAN, la UE y los sindicatos imperialistas se hace cada vez más necesaria si la gente desea obtener derechos y libertades y determinar su propio destino.

 
  
MPphoto
 
 

  Sophie Auconie (PPE), por escrito.(FR) Sakineh Mohammadi Ashtiani, una mujer iraní de 43 años de edad, corre el riesgo de ser ejecutada por lapidación acusada de adulterio y de conspiración para asesinar a su exmarido. Como diputada al Parlamento Europeo y Presidenta de la Asociación Femmes au Centre (Mujeres en el centro), estoy indignada por esta sentencia, que todo el mundo cree que es arbitraria. En efecto, esta decisión no respeta los derechos humanos más fundamentales: no respeta el derecho de defensa ni la dignidad humana. Todavía hoy, en algunos países, coexisten dos tipos de justicia: las mujeres son condenadas y torturadas en violación de sus derechos fundamentales y de mano de los hombres, quienes tienen todo el poder. Me complace que se haya aprobado casi por unanimidad la resolución del Parlamento que insta al régimen iraní a que cambie de opinión en relación con esta sentencia, pues este apoyo le concede una influencia importante. Ahora esperamos que se experimente un verdadero progreso en materia de derechos humanos en Irán.

 
  
MPphoto
 
 

  Zigmantas Balčytis (S&D), por escrito. (LT) He votado a favor de esta resolución. Irán sigue siendo el país que realiza el mayor número de ejecuciones cada año. Por lo tanto, apoyo firmemente la posición del Parlamento Europeo que condena severamente la pena de muerte e insta a las autoridades iraníes a abolir el uso de la pena de muerte, a eliminar todas las formas de tortura y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes, y a poner fin a la persecución de los defensores de los derechos humanos. Yo apoyo el objetivo de la Unión Europea de promover los derechos humanos en todo el mundo y la aplicación de programas de apoyo relacionados, como el Instrumento Europeo para la Democracia y los Derechos Humanos financiado por la UE. Este instrumento, que tiene un presupuesto de 1 100 millones de euros para el período 2007-2013, pretende garantizar el respeto de los derechos humanos y la democracia en todo el mundo. La Comisión y el Consejo, junto con otras organizaciones internacionales, por lo tanto, deben seguir creando de forma activa nuevos instrumentos de ayuda para defender activamente a los activistas de derechos humanos de Irán.

 
  
MPphoto
 
 

  Mara Bizzotto (EFD), por escrito. (IT) La resolución conjunta tiene todo mi apoyo, como representante política, pero incluso más como mujer. Irán es hoy un país que simboliza la violencia del islamismo radical y el fanatismo contra las mujeres y sus derechos fundamentales. Con esta resolución, apelamos con justicia a la República Islámica y sus líderes a respetar las convenciones internacionales de derechos humanos, que Irán está legalmente obligado a respetar. El caso de Sakineh, junto con los otros que figuran en el texto que hemos votado a favor, confirma que, hoy en día, Teherán no solo puede encontrarse en completa oposición a los modernos valores políticos y culturales, sino que también se sitúa en un plano de ilegalidad con respecto a las normas internacionales, al incumplir acuerdos vinculantes relativos a la ratificación de la Convención sobre los Derechos del Niño y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. La resolución es firme, lo es de verdad, en un momento en el deberíamos hacer sentir a Irán toda la fuerza y presión de que esta institución es capaz, para que el movimiento internacional que busca detener al verdugo de la República Islámica logre el efecto deseado. Por ello, he votado con determinación a favor.

 
  
MPphoto
 
 

  Sebastian Valentin Bodu (PPE), por escrito. (RO) La comunidad internacional ha ganado una pequeña victoria, lo que abre aún un rayo de esperanza, en el caso de la mujer iraní sentenciada a muerte por el bárbaro método de la lapidación. La sentencia ha sido suspendida por el momento, pero esto, en última instancia, carece de significado. Por ello, se hace necesario que continúen los esfuerzos de todos los miembros de la comunidad internacional con el objetivo de conseguir la prohibición de la pena de muerte en Estados como Irán, donde la vida de la gente está a merced de leyes pervertidas y arcaicas.

La Unión Europea debe seguir condenando y presionando a los Estados donde no hay respeto por la vida humana y los derechos humanos carecen de significado. Hay personas en Irán que arriesgan su vida e integridad personal todos los días, luchando por una mayor libertad y más derechos democráticos. Las asociaciones y órganos internacionales de muestran su respaldo a esas personas. Sin embargo, cuando se enfrentan a un régimen opresivo atrapados en un túnel del tiempo, como el de Teherán, la batalla va a ser difícil y prolongada. Nadie debe pagar con su libertad por haber expresado su punto de vista abiertamente contra un régimen o algunos dirigentes. La Unión Europea debe involucrarse de forma activa asumiendo su papel de exportador de libertad y respeto a las personas y sus derechos.

 
  
MPphoto
 
 

  Andrew Henry William Brons (NI), por escrito. – Me he abstenido respecto a esta propuesta. Sin embargo, habría votado a favor de la propuesta (ECR) B7-0499/2010. Por supuesto, estoy de acuerdo con la opinión de que la lapidación a muerte (o cualquier otra pena de muerte) por adulterio es del todo inaceptable, incluso para los países musulmanes que quieren prohibir tal conducta por ley. Si bien no estoy a favor de utilizar el derecho penal para hacer cumplir la conducta moral entre adultos que actúan de mutuo acuerdo, respeto el derecho de otros países a tener una opinión diferente, siempre y cuando no apliquen sentencias desproporcionadas y salvajes. También estoy alarmado por la utilización del derecho penal en contra de la disidencia política, ya sea en Irán o en esos países en la UE que son culpables de ello.

Todos los acusados que se enfrentan a cargos penales graves deberían tener derecho a la representación legal y debería haber mecanismos de protección contra la conducta policial inadecuada antes del juicio. No creo que corresponda a la UE decirle a Irán que no debe utilizar la pena de muerte en ninguna circunstancia. Si esta propuesta no ha de ser contraproducente, tiene que ser prudente y apelar a los partidarios de reformas de una sociedad muy conservadora. Esta propuesta va a ofender incluso a los iraníes partidarios de esas reformas.

 
  
MPphoto
 
 

  Maria Da Graça Carvalho (PPE), por escrito. (PT) Sakineh Ashtiani es la imagen de las ejecuciones en Irán, así como el símbolo de la injusticia de los procedimientos judiciales del país y de su violación de los derechos fundamentales. Quiero añadir mi voz a la de los movimientos de solidaridad internacional que exigen que la sentencia sea anulada y que se libere a Sakineh Ashtiani de inmediato: exigir su libertad también significa luchar por la igualdad de derechos para las mujeres, por la libertad de expresión y por una participación activa en una sociedad libre. Apoyo firmemente las causas contra la discriminación y, en particular, la causa de las mujeres iraníes, y destacaría el papel de Sakineh Ashtiani a la vanguardia de la lucha en aras de la democracia, la igualdad y los derechos humanos en Irán. El valor y la determinación de las mujeres iraníes son una inspiración para todos nosotros.

 
  
MPphoto
 
 

  Carlos Coelho (PPE), por escrito. (PT) La dictadura teocrática en Irán siembra el odio y predica la intolerancia. Su retórica inflamatoria a favor de la destrucción de Israel y su programa nuclear, que se mantiene sin control ni supervisión internacionales, son amenazas a la paz mundial. Los tribunales islámicos se aplican leyes bárbaras que son, en sí, una negación de justicia, y colocan a las mujeres en una situación de virtual esclavitud.

Por desgracia, el caso de Sakineh Mohammadi-Ashtiani no es único, y tenemos que apoyar a todas las otras mujeres condenadas a muerte, sin respeto a la dignidad humana, los derechos de la mujer y los derechos humanos. Me gustaría reiterar mi oposición a la pena de muerte y hacer un llamamiento a las autoridades iraníes, de conformidad con las resoluciones de las Naciones Unidas 62/149 y 63/138, para que declaren una moratoria de las ejecuciones en espera de la abolición de la pena de muerte. Condeno la detención e insto a la liberación inmediata de Zahra Bahrami, un ciudadano de los Países Bajos que viajaba a Irán para visitar a su familia, y que fue detenido durante las protestas de Achoura el 27 de diciembre de 2009, y ha sido forzado a hacer confesiones televisadas admitiendo las acusaciones en su contra.

 
  
MPphoto
 
 

  Edite Estrela (S&D), por escrito. (PT) He votado a favor de la resolución conjunta sobre los derechos humanos en Irán, a la que he adjuntado mi nombre, ya que siento que es un imperativo ético presionar a las autoridades iraníes para que desistan de cometer ese crimen atroz. Me siento orgullosa de haber nacido en el país que abrió el camino a la abolición de la pena de muerte. Sakineh Mohammadi-Ashtiani no ha cometido ningún delito, sin embargo, ha sido arrestada y condenada a muerte por lapidación, y se la humilla y azota de forma constante. Me gustaría expresar mi profunda preocupación por los continuos informes sobre la persecución perpetrada por las autoridades iraníes contra los opositores políticos y los defensores de los derechos humanos, en especial contra las mujeres y los estudiantes jóvenes. Ello supone una clara violación de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y un abuso de los poderes judiciales.

 
  
MPphoto
 
 

  Diogo Feio (PPE), por escrito. (PT) La violencia gratuita y desproporcionada no solo ofende nuestra sensibilidad como ciudadanos europeos, ya que choca frontalmente con el corpus de valores y derechos surgidos en Occidente y que hoy son, por fortuna, parte del patrimonio de la humanidad. Entre esos casos de violencia aparecen amenazadores los ejercidos contra las mujeres, quienes, en determinadas sociedades, son usadas a menudo como un arma o botín de guerra, como objetos decorativos o como seres sin derechos ni la capacidad de actuar de forma autónoma, condenadas a ser una minoría anormal y sin defensa.

Por desgracia, todavía hay Estados y países que persisten en aprobar tales prácticas atroces contra la mujer y en imponerles castigos crueles, brutales y claramente desproporcionados, y que alimentan culturas que oprimen, degradan y humillan a las mujeres tan solo por lo que son. Precisamente porque creo en la complementariedad de los sexos fundada en sus diferencias naturales y en su igualdad de derechos, no puedo dejar de condenar estas prácticas despreciables en los términos más enérgicos posibles.

 
  
MPphoto
 
 

  Ilda Figueiredo (GUE/NGL), por escrito. (PT) Nos oponemos a la pena de muerte en cualquier país, ya sea en los EE.UU., Irán, o cualquier otro país del mundo. También estamos en contra de cualquier forma de tortura, sin importar dónde se lleve a cabo, incluyendo a Irán y las prisiones controladas por la CIA. Por lo tanto, instamos a Irán a que perdone la vida de Sakineh Ashtiani y detenga la lapidación de mujeres, jóvenes y cualquier otra persona. Por eso hemos votado a favor de esta resolución.

Nos gustaría resaltar, sin embargo, que la lucha por el respeto de la democracia en Irán, la defensa de los derechos de los que continúan la lucha por la justicia social, el progreso y la democracia en ese país no pueden utilizarse, bajo ninguna circunstancia, contra la soberanía de Irán, su integridad territorial y su poder de decisión respecto a su futuro. Mucho menos puede ser utilizado para justificar la intervención y la injerencia que no respetan la soberanía territorial del país.

 
  
MPphoto
 
 

  Pat the Cope Gallagher (ALDE), por escrito. (GA) La muerte por lapidación jamás debería aceptarse o respaldarse. Apelo a las autoridades iraníes para que revoquen la pena impuesta a Sakineh Mohammadi-Ashtiani y reexaminen el caso.

 
  
MPphoto
 
 

  Lidia Joanna Geringer de Oedenberg (S&D), por escrito.(PL) Aún quedan tres meses que quedan hasta el final de 2010, y el sistema judicial de la República Islámica de Irán ya ha conseguido este año superar las 2000 sentencias de pena capital. En el supuesto optimista de que el último trimestre no aporte ninguna condena más de ese tipo, y asumiendo también lo que todos nosotros sabemos de esas sentencias, ello significa que a diario se informa a cinco ciudadanos iraníes de que están a punto de perder la vida. Por la mañana, puede ser Sakineh Mohammadi-Ashtiani que, en 2006, fue condenada a morir lapidada por adulterio. Al mediodía, puede ser el turno de Mohammad Mostafaei, el abogado de derechos humanos que huyó de Irán por temor a ser detenido y a la represión. Por la tarde, la siguiente víctima del régimen iraní puede ser Nasrin Sotoudeh, que lucha por una reducción en el número de condenas a muerte dictadas a menores de edad, mientras que en la noche, la siguiente persona que va a ser detenida es el ciudadano holandés Zahra Bahrami, por participar en una protesta callejera.

Por último, y en quinto lugar, las autoridades iraníes prenderán a su próxima víctima, desconocida para nosotros, durante la noche en una redada secreta.

Por consiguiente, exigimos de forma categórica la abolición de la pena capital en Irán, el levantamiento de la pena de lapidación a Sakineh Mohammadi-Ashtiani y la puesta en libertad de Zahra Bahrami. También nos gustaría destacar que Irán es un país signatario del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, cuyo artículo 18 establece: «Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión».

 
  
MPphoto
 
 

  Sylvie Guillaume (S&D), por escrito.(FR) He votado a favor de la resolución sobre los derechos humanos en Irán, en particular, en lo relativo a los casos de Sakineh Mohammadi Ashtiani y Zahra Bahrami, pues la situación de estas dos mujeres es trágica. Sakineh Mohammadi Ashtiani, que ha sido condenado a muerte por el Gobierno iraní, está amenazada de ser ejecutada de un día para otro siguiendo el ritual totalmente bárbaro de la lapidación. ¿En qué país, en el siglo XXI, se puede escribir en blanco y negro en su código penal el tamaño de las piedras que hay que lazar contra un preso condenado con la intención de matarlo? Pues es país es Irán. Sólo la participación de la comunidad internacional y política ha sido capaz de evitar la lapidación en los últimos años, y sólo ella será capaz de hacer que el Gobierno iraní ceda. Tenemos el deber, como políticos, como ciudadanos y como seres humanos, de prevenir lo que es nada menos que un asesinato.

 
  
MPphoto
 
 

  Eija-Riitta Korhola (PPE), por escrito. (FI) He votado a favor de la propuesta de resolución RC-B7-0494/2010, sobre la situación de los derechos humanos en Irán, porque creo que la Unión Europea debe dejar claro al mundo que una existencia digna del ser humano, los derechos políticos y un trato justo son derechos fundamentales de toda persona, al margen del país en el que haya nacido. Después de haber leído la resolución, cualquiera que tenga una conciencia sana estará en condiciones de ver por qué el tema provoca fuertes sentimientos en Europa, así que no creo que sea necesario empezar a hacerla pedazos por separado en esta reseña.

Aunque, en este momento, es un ejemplo patente de la pobreza de los derechos humanos y que debería servir de advertencia a todo el mundo, la situación en Irán no debería permitirnos pasar por alto el hecho de que hay problemas similares, e incluso más graves, en casi todas las partes del Tercer Mundo. En particular, se produce una opresión sistemática a gran escala en las regiones afectadas por la Sharia.

Soy consciente de que la posición de la Unión Europea y del mundo occidental en materia de derechos humanos es conocida desde hace algún tiempo, si bien sin que se hayan conseguido avances significativos en la materia. Por tal motivo, creo que es importante que la Unión Europea siga presionando en el futuro a Irán y otros países conflictivos en materia de derechos humanos.

 
  
MPphoto
 
 

  Nuno Melo (PPE), por escrito. (PT) Lo que está ocurriendo en Irán en materia de derechos humanos es absolutamente condenable y la UE, como defensora de los derechos humanos en todo el mundo, no puede permanecer indiferente y debe mostrar el alcance de su indignación por las diversas sentencias de muerte por lapidación que han tenido lugar en el país desde hace varios años. La UE debe enviar una clara señal de que este tipo de práctica no puede tener lugar en un país que quiere ser respetado y tiene por objeto mantener relaciones diplomáticas normales con todos los Estados miembros de la UE. Estas son las razones de mi voto.

 
  
MPphoto
 
 

  Alexander Mirsky (S&D), por escrito. (LV) He votado a favor de la resolución conjunta sobre la situación de los derechos humanos en Irán porque apoyo plenamente su contenido. La dictadura de Ahmadineyad ha arrastrado el sistema y el poder estatales en Irán a la Edad Media. Debemos recordarle al régimen iraní que la Declaración Universal de los Derechos Humanos no consiste sólo en buenas palabras. He votado a favor de esta resolución porque los fanáticos islamistas no quieren entender el significado del Derecho internacional. Debemos lograr la abolición de la pena de muerte en Irán y rescatar a Sakineh Mohammadi-Ashtiani y Zahra Bahrami de las manos de los terroristas religiosos que han pervertido la ley transformándola en un instrumento de terror contra su propio pueblo.

 
  
MPphoto
 
 

  Claudio Morganti (EFD), por escrito. (IT) He votado a favor de la resolución en la esperanza de que esta barbarie se detenga y de que se respeten los derechos humanos de todas las mujeres y los hombres en la situación de Sakineh Mohammadi-Ashtiani. Me gustaría subrayar que lo que estamos presenciando se deriva de la aplicación de la ley fundamentalista islámica, que algunas personas querrían introducir también en nuestra Europa democrática.

La pena de muerte por lapidación es, en realidad, una forma de tortura. En los últimos años, cientos de mujeres han sido lapidadas hasta la muerte en Irán por el delito de adulterio, y al menos 40 personas más se encuentran en prisión en espera del mismo destino. Eso sin mencionar los miles de mujeres detenidas por razones políticas, que a menudo son torturadas y ejecutadas.

 
  
MPphoto
 
 

  Cristiana Muscardini (PPE), por escrito. (IT) Cada palabra pronunciada en esta Cámara debería ser como una piedra colocada a los pies de los que llevar a cabo la lapidación, a fin de construir un muro de la vergüenza a su alrededor y eliminarles de la sociedad humana.

Hay que salvar a Sakineh, y con ella a las mujeres y los hombres en todo el mundo que siguen siendo víctimas de esta crueldad bárbara, que no conoce precedentes incluso entre los animales más salvajes y primitivos. Es la bestia, es decir, el diablo, el que hoy mueve las manos y los labios de dirigentes indignos y falsos hombres santos, a quienes el Omnipotente ya ha condenado sin ninguna posibilidad de gracia. Ellos deberían darse cuenta de que si no se detienen ahora, su tiempo quedará marcado y no habrá paz para ellos, ni ahora ni nunca jamás.

 
  
MPphoto
 
 

  Alfredo Pallone (PPE), por escrito. (IT) He votado a favor del proyecto de resolución y, además, me complace que esta Cámara haya votado casi por unanimidad a favor de él. Hay ocasiones como estas que demuestran la fuerza persuasiva de la democracia.

La movilización de personas en toda Europa y, en particular, en Italia, a favor de Sakineh debe respaldarse con firmeza, y espero que mejore la situación en Irán. Creo que una de las principales funciones del Parlamento consiste en ser una luz de esperanza para todas las víctimas de las violaciones de los derechos humanos. Espero que el régimen iraní se replantee su política, que respete más a las mujeres y que establezca un sistema judicial más transparente y menos medieval.

 
  
MPphoto
 
 

  Frédérique Ries (ALDE), por escrito. (FR) A veces las palabras no son suficientes frente a la barbarie, la ignominia y el desprecio absoluto por el más fundamental de los valores humanos. Frente a las pesadas piedras de los oscurantistas, corresponde ahora a los demócratas del mundo salvar a Sakineh Mohammadi-Ashtiani.

Desde que los mulás reintrodujeron la lapidación en 1979, un total de 300 personas han sido masacradas —no hay otra palabra para describirlo— como resultado de juicios simulados, por no hablar de los ahorcamientos de menores, homosexuales y opositores políticos. Entre estos se incluyen los seguidores de la fe bahaí, cuyo único delito es no compartir la misma religión que la de los que ostentan el poder en Teherán.

Aquí está, entonces, el peso de nuestras palabras, el peso de esta movilización internacional a la que el Parlamento Europeo acaba de añadir su voz esta tarde. El hermoso rostro de Sakineh ahora encarna la lucha por los derechos de las mujeres en Irán y, por otra parte, la defensa de todas las víctimas de la opresión.

 
  
MPphoto
 
 

  Raül Romeva i Rueda (Verts/ALE), por escrito. (ES) Con la resolución que acabamos de adoptar dejamos clara nuestra censura enérgica de la condena a muerte por lapidación de la ciudadana iraní Sakineh Mohammadi Ashtiani. Independientemente de los hechos que se le imputen, no cabe justificar ni aceptar una condena a muerte por lapidación. Además, los diputados pedimos a las autoridades iraníes que revoquen la condena y revisen el caso.

En el texto, aprobado por 658 votos a favor, uno en contra y 22 abstenciones, se solicita también al Gobierno iraní que vuelva a examinar el caso de Zahra Bahrami, «le permita el acceso inmediato a un abogado y a la asistencia consular, la ponga en libertad o le otorgue las debidas garantías procesales». Igualmente, los diputados exigimos a Teherán que detenga la ejecución de Ebrahim Hamidi, un joven de 18 años acusado de sodomía.

La Eurocámara expresa su consternación por el hecho de que, junto con Afganistán, Somalia, Arabia Saudí, Sudán y Nigeria, «Irán continúe perteneciendo al pequeño grupo de países que siguen aplicando la lapidación». En este sentido, insta al Parlamento iraní a que adopte actos legislativos que prohíban la «práctica cruel e inhumana de la lapidación». Por otro lado, el Gobierno iraní debería decretar una moratoria de las ejecuciones en espera de la abolición de la pena de muerte.

 

8. Correcciones e intenciones de voto: véase el Acta
 

De esta manera concluye la votación.

(La sesión, suspendida a las 13.10 horas, se reanuda a las 15.00 horas)

 
  
  

PRESIDE: Gianni PITTELLA
Vicepresidente

 

9. Comunicación de la Presidencia
Vídeo de las intervenciones
MPphoto
 
 

  Presidente. – Señorías, la sesión se acaba de reanudar. Me complace y, de hecho, es un honor anunciar una noticia que he escuchado en algunas agencias de prensa; según transmiten, el Ministro iraní de Asuntos Exteriores ha anunciado la suspensión de la ejecución de Sakineh Mohammadi Ashtiani. Hace unas horas, esta Cámara expresó una opinión firme y común a este respecto, con una mayoría rozando la unanimidad. Estamos muy contentos con eso, pero la batalla continúa, pues ahora es fundamental solicitar la revisión del caso. El Parlamento debe desempeñar su papel a la hora de hacer lo que siempre ha hecho, que consiste en defender los derechos humanos en todo el mundo.

 

10. Aprobación del Acta de la sesión anterior: véase el Acta
Vídeo de las intervenciones

11. Exportaciones de armas (debate)
Vídeo de las intervenciones
MPphoto
 

  Presidente. – El siguiente punto en el orden del día es el debate sobre la pregunta oral al Consejo de Arturs Krišjānis Karins, Tunne Kelam, Vytautas Landsbergis, Gunnar Hökmark, Bendt Bendtsen, Jacek Saryusz-Wolski, Ville Itälä, Sandra Kalniete, Inese Vaidere, Michael Gahler, José Ignacio Salafranca Sánchez-Neyra y Laima Liucija Andrikienė, en nombre del Grupo PPE, sobre las exportaciones de armas (O-0076/2010 - B7-0320/2010).

 
  
MPphoto
 

  Arturs Krišjānis Kariņš , autor.(LV) Señor Presidente, señor Ministro, ustedes han recibido la pregunta. Hoy voy a hablar sobre el fondo de la cuestión. Un portahelicópteros de 200 metros de largo, con capacidad de transportar a un mismo tiempo 16 helicópteros pesados, 40 tanques, 900 miembros del personal de servicio, lanchas de desembarco y equipado con un hospital militar. Francia desea vender a Rusia cuatro buques de guerra de este tipo tan ofensivo sin consultar a los otros Estados miembros de la Unión Europea. Les recuerdo que hace 18 meses Rusia atacó a su vecina Georgia y aún no ha cumplido con los términos de la tregua negociada por el Presidente de Francia. Además, el otoño pasado, Rusia llevó a cabo ejercicios militares en la frontera con Estonia, destinados a la ocupación de los Estados bálticos. Me gustaría plantearles una pregunta a todos ustedes. ¿Qué es la Unión Europea y por qué la necesitamos? En primavera, cuando Grecia fue golpeada con gravedad por la crisis financiera, Europa tenía una opción: ayudar a Grecia o dejar que se hundiese. En una muestra de solidaridad, los países de Europa decidieron ayudar a Grecia porque había una percepción común entre los Estados miembros de que, si la situación financiera en Grecia llegaba a empeorar, también lo haría en otros Estados miembros de la Unión Europea. El ámbito de la seguridad externa no es una excepción. Nos hemos obligado por medio de acuerdos a actuar de manera solidaria también en este ámbito. Muchos países de la Unión Europea tienen serias preocupaciones acerca de dónde y con qué fines Rusia quiere estacionar y usar esos buques de guerra tan ofensivos. Los puestos de trabajo en Francia son importantes. Sin embargo, no deben crearse a costa de la seguridad de otros Estados miembros. Señorías, les ruego que no permitan la venta de armas de cualquier tipo a terceros países antes de que el tema haya sido discutido en el Consejo y exista certeza absoluta de que tal operación serviría para reforzar y no debilitar la situación de seguridad en toda la Unión Europea. Gracias por su atención.

 
  
MPphoto
 

  Olivier Chastel, Presidente en ejercicio del Consejo.(FR) Señor Presidente, Señorías, agradezco la oportunidad que tenemos esta tarde para centrarnos en el control de las exportaciones de armas.

Como la baronesa Ashton no puede asistir a esta sesión, ha solicitado a la Presidencia que la sustituya durante este debate y, por lo tanto, yo me esforzaré en responder a algunas de las preguntas que se nos han planteado sobre este tema.

Como ustedes saben, desde hace algunos años, la Unión Europea ha desempeñado un papel de liderazgo en el control de las exportaciones de armas, tanto a nivel regional como internacional, y nuestro objetivo es claro: queremos evitar la exportación de tecnología militar que pueda ser utilizada para fines indeseables, tales como la represión interna o la agresión internacional.

Hace más de 10 años, el Consejo aprobó un Código de Conducta en materia de exportación de armas, que establece una serie de criterios para la exportación de armas convencionales. Ese código fue reemplazado en 2008 por una Posición Común que introdujo una serie de nuevos elementos, lo que dio como resultado que la Unión Europea tuviese el sistema de control de exportación de armas más riguroso del mundo. Las disposiciones jurídicamente vinculantes de la Posición Común están ahí para garantizar que los Estados miembros efectúen exportaciones de armas de una manera responsable y transparente.

El propósito de la Posición Común es coordinar de forma eficaz las políticas nacionales sobre el control de las exportaciones de armas mediante, en particular, una notificación de denegación y un mecanismo de consulta. Este mecanismo implica que cuando un Estado miembro prevé la concesión de una licencia de exportación, que ha sido previamente denegada por otro Estado miembro para una transacción en esencia idéntica, debe entonces consultar a ese Estado miembro y notificar a todos los Estados miembros su decisión final. En otras palabras, el Estado miembro que concede una licencia para una transacción que ha sido denegada por otro Estado miembro debe presentar una explicación detallada de su decisión a todos los Estados miembros.

Por consiguiente, en respuesta a las preguntas acerca de las consultas, la situación está clara: la Posición Común, obviamente, sólo requiere consultas sistemáticas cuando ya se ha denegado previamente una licencia para una transacción idéntica.

En general, las delegaciones de los Estados miembros dentro de las estructuras competentes del Consejo intercambian información con regularidad y frecuencia en relación con el control de armas y, en particular, con los denominadas destinos «sensibles». Los Estados miembros a menudo solicitan las opiniones de los demás miembros del Consejo sobre cualquier destino que pudiese ser motivo de preocupación o respecto al cual se planteasen dudas. Este intercambio regular de información constituye un pilar central de la política de la Unión Europea para el control de las exportaciones de armas.

Para su información, durante el transcurso de 2009, las consultas entre los Estados miembros examinaron un total de 14 destinos de terceros países. Los Estados miembros manifestaron luego lo que les llevó a decidir si concedían o denegaban licencias de exportación a esos destinos.

Esta es, señor Presidente, nuestra forma de proceder en términos de información, control e interactuación entre los Estados miembros, para dar una idea de cómo autorizamos las exportaciones de armas.

Estaría encantado de poder responder a cualquier otra duda planteada durante el debate de esta tarde.

 
  
MPphoto
 

  Roberto Gualtieri, en nombre del Grupo S&D.(IT) Señor Presidente, Señorías, el fortalecimiento de la base industrial y tecnológica de la defensa europea es una parte esencial del desarrollo de un sistema de defensa común.

Lo que necesita, sin embargo, son normas comunes y un enfoque coordinado a fin de mejorar el desarrollo y la competitividad de la industria europea de defensa y, al mismo tiempo, de asegurar que esa evolución esté en consonancia con los principios de Europa y los compromisos internacionales. Para ello, junto con la directiva sobre el mercado interior en materia de defensa, la Posición Común de diciembre de 2008, que define los procedimientos y criterios para las exportaciones militares a terceros países, ha sido un paso importante hacia adelante.

Como sabemos, estos procedimientos no incluyen un mecanismo general de consulta. No obstante, la Posición Común sí incluye una referencia oportuna a la necesidad de mejorar la cooperación y convergencia en este ámbito en el marco de la política común exterior y de seguridad. Hasta el esperado progreso en este frente, y hasta que llegue el momento en que la creación de un sistema común de defensa posibilite la adopción de mecanismos todavía más vinculantes, la cooperación y convergencia previstas en el artículo 7 no deberían estar sólo sobre el papel, y el informe anual sobre exportaciones militares debería ponerse a disposición del Parlamento.

Desde luego, la pregunta presentada por los diputados del Grupo del Partido Popular Europeo (Demócrata-cristianos) parece que de forma implícita, aunque ahora se ha hecho explícita, no se limita a cuestiones de carácter general. Teniendo en cuenta que habría sido mejor desde el principio referirse a las cosas por su nombre, no parece que la venta de barcos franceses a Rusia contravenga la Posición Común de 2008. Por el contrario, esas exportaciones podrían fortalecer los lazos y la cooperación entre Europa y Rusia en el ámbito de la seguridad y hacerlos más vinculantes. Esos lazos, sin embargo, deberían eliminarse de la esfera bilateral y ser abordados, discutidos y gestionados a nivel europeo.

 
  
MPphoto
 

  Elmar Brok, en nombre del Grupo PPE.(DE) Señor Presidente, me gustaría hacer algunos comentarios. Esto afecta a la vieja cuestión de la competencia europea. En las conferencias constitucionales y gubernamentales, no conseguimos incluir el comercio de armas en el ámbito general europeo de competencia. Creo que sería sensato continuar el esfuerzo de lograrlo, así que el Código de Conducta y las normas introducidas por el Consejo en 2008 pueden hacerse más vinculantes. El Parlamento Europeo debería trabajar en esta dirección.

En segundo lugar, me parece que está claro que en un contexto así no debería ser posible que haya tan poco contacto entre los Estados miembros, y que los diferentes Estados miembros tengan la sensación de que las exportaciones de armas a terceros países se realizan a su costa y suponen una amenaza para su seguridad. Si esto es correcto o incorrecto, se trata de algo casi irrelevante. Por este motivo, creo que tenemos que encontrar soluciones europeas más eficaces.

En tercer lugar, yo soy de la opinión de que se requiere una mayor cooperación europea, entre otras cosas, por razones de política industrial, por ejemplo, a través de la Agencia Europea de Defensa, en lo que respecta a las exportaciones, la investigación, planificación, producción y los contratos públicos, porque cuando un país tiene su propia industria militar, ello está relacionado con su independencia. Si un país no dispone de una industria de armamentos propia y tiene que comprar a terceros países todos sus equipos militares, entonces su seguridad pasa a depender de otros Estados. Esto afecta a nuestra libertad y no solo está relacionado con factores económicos, si bien no puedo negar que estos también juegan un papel importante.

Tenemos que poner todo en su contexto y entonces seremos capaces de dar a este ámbito un sentido mucho más fuerte de comunidad, sin malentendidos que surjan entre los Estados miembros, como el que con razón se produjo hace poco entre los Estados bálticos.

 
  
MPphoto
 

  Johannes Cornelis van Baalen, en nombre del Grupo ALDE. – Señor Presidente, quiero dejar claro que, en efecto, uno tiene derecho a defenderse a sí mismo; otros países pueden defenderse, así que las exportaciones de armas no están fuera de los límites. Esa es la posición del Grupo ALDE.

Sin embargo, no deberíamos exportar a regiones en conflicto o en guerra. Deberíamos ser comedidos, y si no tenemos un régimen real y jurídicamente vinculante sobre exportación de armas, eso significa que los 27 países de la Unión Europea no dispondrán de un campo de juego nivelado. Competirán y se pelearán por los pedidos y no habrá verdaderas consultas.

Así que pienso que la única manera de resolver este problema es contar con un régimen común vinculante, y apoyo asimismo las palabras de mi colega, el señor Brok, en este asunto.

 
  
MPphoto
 

  Indrek Tarand, en nombre del Grupo Verts/ALE. – Señor Presidente, este es un tema importante, y agradezco a los colegas su comprensión en relación con las preocupaciones que mi región tiene respecto a una determinada decisión francesa sobre las plataformas Mistral.

El Código de Conducta de la UE, que ha sido un texto jurídicamente vinculante desde el año 2008, es un buen paso, pero no es suficiente, como también ha mencionado nuestro colega del Grupo ALDE. Deberíamos seguir trabajando en el comercio de armas a nivel mundial porque la UE tiene una gran responsabilidad. Somos responsables de un tercio del volumen del comercio de armas.

Si la propuesta es que Rusia sea nuestro socio estratégico y que podamos cooperar en asuntos militares con Rusia, para mí es una cuestión de lógica. ¿Por qué nuestro amigo necesita un sistema de armas de asalto? ¿Para participar en algún proyecto con el fin de organizar algún tipo de buen gobierno en Afganistán? No, Moscú no tiene intención de participar en esa operación. ¿Para proteger los derechos humanos y de las minorías en Kirguistán? No, y en ambos casos el sistema Mistral es inútil porque no puede aproximarse a estos países sin litoral. Lo que va a cambiar es la situación en el Mar Negro, pero no a mejor, sino a peor, y también afectará a ocho países de la Unión en torno al Mar Báltico. La situación de seguridad de esos Estados, de Polonia y Alemania a Estonia, Letonia y Lituania, empeorará.

Estoy de acuerdo con el señor Gualtieri en que la cooperación con nuestro socio estratégico es una buena cosa, pero, créanme, hay otros medios de cooperación con Rusia distintos a los sistemas de armamento de alta tecnología. Pensemos en los coches, algo en lo que la industria rusa también está haciendo esfuerzos. Pensemos en la cooperación entre los cuerpos de bomberos. Los bomberos rusos tuvieron problemas este verano cuando ardió un área de bosque equivalente al tamaño de Bélgica.

Ceterum censeo. Es necesario suspender la venta de Mistral.

 
  
MPphoto
 

  Geoffrey Van Orden, en nombre del Grupo ECR. – Señor Presidente, mi grupo concede gran importancia al derecho de nuestras naciones soberanas a decidir si expiden o no una licencia de exportación de armas, de conformidad con los criterios acordados en la Posición Común de la UE. Es evidente que esta no es una cuestión en la que UE decide, ni tampoco debe serlo. La Posición Común, por supuesto, insta a los Estados miembros exportadores a examinar, entre otras cosas, la preservación de la paz, la seguridad y la estabilidad regionales.

En el caso que parece ser el centro de esta discusión deberíamos ser conscientes de lo delicado de la situación, tanto en las regiones del Báltico como del Mar Negro. En lo que atañe al Mar Negro, deberíamos recordar el reciente conflicto en Georgia y el hecho de que de los seis Estados ribereños del Mar Negro, tres —Bulgaria, Turquía y Rumanía— son miembros de la OTAN, y otros dos —Georgia y Ucrania —son socios de la OTAN y aspiran a convertirse en miembros. Por lo tanto, podríamos cuestionarnos la conveniencia de la venta de los buques de asalto anfibio al sexto país: Rusia.

Sin embargo, existen mecanismos bien establecidos para abordar temas relacionados con la exportación de armas. En el contexto de la UE, tenemos el Grupo de Trabajo del Consejo sobre el control de la exportación de armas convencionales (COARM), que se reúne formalmente cada seis semanas en Bruselas. Como es de carácter intergubernamental, es el foro adecuado para la discusión sobre exportaciones de armas; una sesión plenaria de Estrasburgo, no lo es. Deberíamos permitir al COARM que siga adelante con su labor.

 
  
MPphoto
 

  Sabine Lösing, en nombre del Grupo GUE/NGL.(DE) Señor Presidente, en el año 2000 la Unión Europea estableció claramente en la estrategia de Lisboa su objetivo de convertirse en la principal potencia económica del mundo en 2010. Hemos fracasado en el cumplimiento de este objetivo en muchas áreas, pero no en lo que se refiere a las exportaciones de armas de la UE.

En el período comprendido entre 2005 y 2009, los Estados miembros de la UE superaron a Estados Unidos y se convirtieron en los primeros exportadores de armas del mundo. Creo que este desarrollo es muy cuestionable. Es obvio que el Código de Conducta en materia de exportación de armas, que nunca fue jurídicamente vinculante e incluía una práctica restrictiva de concesión de licencias de exportación, no era otra cosa que un conjunto de palabras vacías. Por ello, acojo con gran satisfacción el hecho de que el Código de Conducta en materia de exportación de armas se convirtiese en diciembre de 2008 en una Posición Común.

Sin embargo, todavía no tenemos los mecanismos de sanción efectiva. Por ejemplo, mucho antes de 2008, Alemania reconoció el Código de Conducta como vinculante desde el punto de vista jurídico. A pesar de ello, Alemania es ahora el tercer mayor exportador de armas del mundo y suministra armas a zonas en crisis, tales como Arabia Saudita y Pakistán. Además, los informes de exportación de armas, que los Estados miembros, presentan al Consejo, no son uniformes y, a menudo, tampoco transparentes. Necesitamos con urgencia la normalización en este ámbito, de modo que todas las exportaciones de armas relevantes sean localizables y puedan someterse a una evaluación crítica. Por desgracia, casi no se hacen esfuerzos para uniformizar esos informes. En cualquier caso, dudo que sea posible tener un sistema ético de exportación de armas. Y sin embargo, una cosa es cierta: que la Unión Europea está actualmente muy lejos de lograrlo.

(La oradora acepta responder a una pregunta formulada con arreglo al procedimiento de «tarjeta azul» de conformidad con el apartado 8 del artículo 149 del Reglamento)

 
  
MPphoto
 

  Geoffrey Van Orden (ECR).(el comienzo de su intervención es inaudible) …la Comisión porque la señora Lösing ha caído en una trampa que oímos a menudo en este Parlamento y en otros sitios de la Unión, al referirse a las exportaciones de armas de la Unión Europea.

La Unión Europea no exporta armas a ningún lugar. La Unión Europea no tiene una industria de defensa. La Unión Europea no dispone de fuerzas armadas. Todo eso es competencia de los Estados miembros de la Unión, por lo que no deberíamos usar una terminología que diga «las exportaciones de armas de la UE». No existe tal cosa.

 
  
MPphoto
 

  Sabine Lösing (GUE/NGL).(DE) Señor Presidente, he dicho «los países de la Unión Europea».

 
  
MPphoto
 

  David Campbell Bannerman, en nombre del Grupo EFD. – Señor Presidente, el interés de la UE en la exportación de armas es claramente parte de la creciente militarización de la Unión en la era post-Lisboa.

El propio Tony Blair dijo a los periodistas hace unos días que quería ver a la UE desarrollando un «carácter militar». Parte sustancial de ello va a ser de quién va a obtener la UE sus armas y a quién va a vendérselas.

Ya hay rumores de que el equipamiento fabricado para el ejército de la UE no va a ser interoperable con el de EE.UU. La loca idea de que los británicos compartan un portaaviones con Francia, le haría perder a Gran Bretaña el acceso a la tecnología furtiva de EE.UU. de la noche a la mañana.

También cerraría el mercado del Reino Unido a las importaciones de EE.UU., y el de este país a las exportaciones británicas, lo que destruiría puestos de trabajo a ambos lados del Atlántico.

Las exportaciones en materia de defensa suponen un valor de 7 000 millones de libras esterlinas al año para la economía del Reino Unido, que es lo mismo que pagamos a la UE en las contribuciones netas anuales. Deberíamos oponernos a esas acciones.

 
  
MPphoto
 

  Andrew Henry William Brons (NI). – Señor Presidente, todos los países fabricantes de armas se enfrentan a un dilema en la cuestión de la exportación de armas. Los costes fijos son patentes e inevitablemente altos, lo que hace poco rentable para la mayoría de los países, si no para todos, la fabricación de armas para su uso exclusivo. Sería tentador para algunos países productores de armas tener simplemente una política de exportación de armas a cualquier país distinto de aquellos que le hacen suponer que podrían atacarle a él mismo o a sus intereses. Eso permitiría aprovechar al máximo los intereses del país productor de armamento. No obstante, ello sería, en el mejor de los casos, una política amoral y, en el peor de ellos, una totalmente inmoral.

Los criterios enumerados en la pregunta original para decidir sobre la exportación de armamento son muchos y variados. Los diferentes criterios pueden aplicarse a distintos tipos de armamento. A los países con un pobre historial de derechos humanos, como Irán —y, de hecho, a los países de la UE que encarcelan a las personas que disienten políticamente o expresan opiniones «heréticas», como la mitad de los países de la UE—, se les deberían negar las armas pequeñas, los sistemas de vigilancia y aparatos de control, pero no se les puede privar de armamento para protegerse de ataques externos.

A los países que son propensos a desencadenar guerras de agresión, pero respetan los derechos de sus propios ciudadanos, se les podrían vender armas pequeñas y aparatos de control, pero no armas de destrucción masiva. En particular, a los Estados Unidos —posiblemente el país más agresivo del planeta, después de haber librado un sinnúmero de guerras de desestabilización, agresivas e ilegales— se les debería negar cualquier tecnología que pudiese utilizarse para armas de destrucción masiva.

Irán, por mucho que tengamos que lamentar su historial de derechos humanos, y yo ciertamente lo hago, no ha llevado a cabo ningún ataque contra sus vecinos. No fue, por ejemplo, el agresor en la guerra Irán-Iraq. Con todo, puede ser objeto de una agresión y un ataque planificados, posiblemente por los Estados Unidos y, posiblemente, por parte de Israel. Puede que no deseemos que disponga de las armas que podrían emplearse para lanzar un ataque —yo sin duda no lo desearía—, pero puede ser que queramos que tenga acceso a un escudo nuclear para evitar ser atacado.

 
  
MPphoto
 

  Charles Tannock (ECR). – Señor Presidente, no suelen intervenir y menos aún en debate con un diputado al Partido Nacional Británico, pero… ¡llegar a acusar a los Estados miembros de encarcelar a la gente por sus ideas políticas y opiniones! Puedo ser crítico con la Unión Europea, pero no sé de ningún Estado miembro de la UE que encierre a nadie por sus opiniones políticas, de lo contrario ¿por qué a la gente como él se le permite entrar en esta Cámara, por el amor de Dios?

(Exclamaciones: «Hungría».)

¡Un absoluto despropósito! ¿Puede nombrar y avergonzar a esos países que encarcelan a personas por sus opiniones políticas?

(Exclamaciones de miembros del Parlamento, incluyendo al señor Brons, a quien se le ha ofrecido la palabra)

 
  
MPphoto
 

  Andrew Henry William Brons (NI). – Señor Presidente, he dicho que Hungría, bajo el régimen anterior, encarceló a varias personas sólo por motivos de disidencia política. Hay muchos países de la UE que encierran a gente por sus opiniones teóricas «heréticas». Por muy equivocados que sean esos pareceres, ello no justifica que se encarcele a la gente por opiniones que están próximas a la incitación a la violencia.

 
  
MPphoto
 

  Michael Gahler (PPE).(DE) Señor Presidente, no quiero hacerle el honor al orador previo de referirme a su discurso, pero al principio dijo algo es cierto. Dijo que era muy caro para muchos de los Estados con industrias menores de armamento producir armas de manera rentable. Qué duda cabe de que la conclusión que extraigo de ello es diferente a la suya, a saber, que dentro de la Unión Europea deberíamos producir el armamento necesario a más bajo coste a través de la Agencia Europea de Defensa ya través de los programas comunes de contratos públicos.

Sin embargo, en primer lugar querría darle las gracias al Presidente en ejercicio del Consejo por su declaración. Creo que es muy importante en términos políticos que seamos capaces de decir aquí que tenemos los criterios más modernos vinculantes jurídicamente del mundo para las exportaciones de armas. En mi opinión, la Unión Europea debería estar orgullosa de ello.

En este contexto, tengo una pregunta para el Presidente en ejercicio del Consejo. Usted ha explicado la naturaleza de los casos en los cuales se llevan a cabo consultas, y ello, obviamente, sólo ocurre cuando ha sido rechazada una solicitud idéntica de un Estado y otro Estado tiene la intención de autorizar una solicitud de exportación. ¿Se restringieron los debates sobre este tema al grupo de trabajo del Consejo o, y esta es mi segunda pregunta, se ha discutido esto ya a nivel político en el Consejo de Ministros? En este contexto, esta es otra cuestión que me interesa.

 
  
MPphoto
 

  Justas Vincas Paleckis (S&D).(LT) Algunos diputados ya han mencionado que la pregunta formulada por el Grupo del Partido Popular Europeo (Demócrata-cristianos) oculta algunos acertijos y charadas, al no poder explicar con claridad por qué y cómo ha surgido el problema. Habría sido útil contar con una mayor claridad cuando se planteó esta cuestión. Por otra parte, debemos reconocer que algunos países de Europa Central y Oriental son especialmente susceptibles y se sienten menos seguros que los antiguos Estados miembros de la Unión Europea. La Posición Común del Consejo de 8 de diciembre 2008 redactó determinadas instrucciones de seguridad en el ámbito de las exportaciones de armamento. Los expertos reconocen que el país del que estamos hablando hoy, Francia, no ha sobrepasado los límites de estas directrices, pero eso no quiere decir que no haya que mejorar y revisar esas directrices y normas cuando llevemos cada vez más a la práctica la política de seguridad y defensa. Estoy del todo de acuerdo con la opinión de mi colega, Elmar Brok, de que tenemos que cooperar más en el ámbito del armamento. En cuanto a las exportaciones de armas, debemos asegurarnos de que haya más confianza y menos sospecha: a veces bien fundada, a veces propagada sin motivo. Esta última enfrenta de forma peligrosa a grandes y pequeños, a viejos y nuevos Estados miembros entre sí. Necesitamos más confianza y solidaridad, algo que no aparecerá por su propia voluntad. Tenemos que hablar más, participar en consultas constructivas y evitar las acusaciones acaloradas y paralelismos artificiales con el comienzo o mediados del siglo XX, cuando la fuerza es el derecho que dominaba Europa. Debemos mejorar el mecanismo de consulta dentro de la UE para lograr un resultado concreto. Entonces este debate también aportará algún beneficio.

 
  
MPphoto
 

  Ryszard Czarnecki (ECR).(PL) Qué hermosas palabras se están pronunciando aquí acerca de la cooperación y la confianza, pero tengo la impresión de que la política sobre la exportación fuera de la Unión es, de hecho, una cuestión ya decidida por hechos consumados a cargo de los franceses. Los Estados miembros más grandes y ricos hacen lo que quieren, y no prestan atención a las normas y reglas de las que tanto se está hablando hoy. Sólo en los últimos días, hemos oído una vez más de la venta de Francia a Rusia de los buques de asalto Mistral. Si este asunto no ha finalizado todavía, es sólo porque Rusia ha puesto en marcha procedimientos especiales de licitación, pero, en cualquier caso, sabemos que el envío seguirá adelante. En el ínterin, un almirante ruso ha dicho hace poco, en relación con la agresión rusa contra Georgia, que si Rusia hubiese tenido buques de asalto Mistral, la guerra contra Georgia no habría llevado cuatro o cinco días, sino solo dos horas. ¿Deberían realmente los Estados miembros vender esas armas, cuando se sabe que los países compradores no van a utilizarlas con fines defensivos, sino ofensivos? Mientras tanto, Georgia es incapaz desde hace años de adquirir armas defensivas de los Estados miembros porque hay un embargo especial que afecta a la compra de esas armas. Se trata de un doble rasero que hay que evitar.

 
  
MPphoto
 

  Nikolaos Chountis (GUE/NGL).(EL) Señor Presidente, al leer la Posición Común y los criterios que deben cumplir los países exportadores de armas, la imagen de Israel viene a la mente. Israel es un Estado que no respeta el Derecho internacional, que pisotea los derechos humanos y que ha invadido Gaza, y me gustaría decirles, en este momento, a los que han formulado la pregunta, que no he oído alzarse ni una sola voz, a raíz de recientes acontecimientos, solicitando que se establezca una disposición para que se apruebe una prohibición de exportación de equipo militar y armas, junto a las demás sanciones que hay que imponer a Israel, que no cumple con estos criterios, unas sanciones que, por lo demás, se han referido a la Posición Común

El primer orador ha hecho referencia, en el marco de la solidaridad política en Europa, al ejemplo de Grecia. Les recuerdo que, si bien el criterio 8 de la Posición Común establece que cuando un Estado miembro de la Unión Europea quiere exportar armas a otro, debe tener en cuenta la situación económica del país al que se está exportando, en el caso de Grecia, Francia y Alemania están ejerciendo presión sobre ella para que les compre sus armas con el fin de asegurarse su apoyo político, y lo están haciendo en un momento en el que Grecia está en una situación financiera muy seria y está sujeta a numerosos controles, en un momento en el que las pensiones, los salarios , etc. sufren recortes en el país.

Esta postura es hipócrita y muestra que, dentro de esta filosofía, el hecho es que las ganancias de las industrias del armamento tienen prioridad, no el principio de paz que la Unión Europea debería aplicar, en lugar de solucionar las diferencias por medios militares.

 
  
MPphoto
 

  Jaroslav Paška (EFD). (SK) En muchos países de la Unión Europea hay sedes y centros operativos de los principales productores de equipos de defensa. Muchos otros Estados en todo el mundo están muy interesados en sus productos concretos. Sin embargo, el comercio de estos materiales es una actividad específica que se diferencia del comercio de otros productos básicos debido a la seguridad y las restricciones de política exterior que intervienen en la evaluación de las entidades comerciales y los casos comerciales concretos.

La actividad en cuestión sólo puede realizarse en función de un permiso expedido por el Estado en forma de autorización para la comercialización de material militar o una licencia para la importación, exportación o transporte transcomunitario de material militar. El proceso se lleva a cabo en su integridad de acuerdo con reglas muy precisas, y está sujeto a controles estrictos de los diferentes países, que están obligados a proceder de conformidad con sus obligaciones en política exterior. Teniendo en cuenta la especificidad y la singularidad de cada transacción real, esta actividad debe coordinarse, en mi opinión, sólo de forma individual en el Consejo, y sobre todo en términos generales, con especial énfasis en la evaluación de las posibles consecuencias concretas sobre la política exterior.

 
  
MPphoto
 

  Arnaud Danjean (PPE).(FR) Señor Presidente, voy a hacer tres breves comentarios sobre este tema. En primer lugar, como la cuestión en juego era la posición de Francia respecto a la venta del Mistral, me permito recordarles que todavía no se ha alcanzado ningún acuerdo en firme, que el Mistral es un navío, un buque que se vendería sin armas, lo que en realidad es una de las cuestiones fundamentales en el centro de las conversaciones con Rusia, y que Rusia no solo ha entrado en negociaciones con Francia para comprar este tipo de equipos. Así pues, permítanme situar las cosas en perspectiva. Me doy cuenta de que algunos países viven este asunto con gran emotividad, pero la emotividad es una cosa, los hechos son otra muy distinta.

En segundo lugar, como usted ha señalado, señor Ministro, tenemos dentro de la Unión Europea un código de conducta para las exportaciones de armas que se convirtió en una Posición Común durante la Presidencia francesa en 2008; este código de conducta es uno de los más exigentes del mundo. Estamos de forma ejemplar muy arriba en esta materia, y tenemos, además de este código de conducta, como nos ha recordado uno de nuestros colegas, un grupo que se reúne de manera regular como parte de la Política Exterior y de Seguridad Común para discutir no solo la aplicación del código, sino también las políticas nacionales de los Estados miembros relativas a exportaciones de armas. Hay, por consiguiente, foros en los que se puede abordar el problema del Mistral de modo bastante adecuado.

Por último, permítanme decir que si estamos hablando de la solidaridad europea sobre exportación de armas y si estamos viendo la necesidad de tener una estrategia común y una política de defensa común, necesitamos examinar todo el ciclo del comercio de armas y de equipos de defensa. Eso también implica las importaciones y, obviamente, la industria de defensa. Desde este punto de vista, creo que muchos países también tienen un largo camino por recorrer para garantizar que Europa pueda mantener las tecnologías, los empleos, los conocimientos técnicos y una verdadera capacidad estratégica en nuestros despliegues militares.

 
  
MPphoto
 

  Zoran Thaler (S&D).(SL) Las exportaciones de los modernos buques de guerra franceses a Rusia tienen una dimensión europea y política. También tienen una dimensión solidaria, o de carencia de ella, porque esos buques afectan a los Estados miembros de la región del Báltico, así como a nuestros socios en la Asociación Oriental: Georgia, Azerbaiyán, Ucrania, etc.

Sabemos que Francia intervino en la guerra ruso-georgiana y que, en ese punto, Rusia se puso nerviosa y firmó determinados compromisos internacionales. Sin embargo, ¿los ha respetado? ¿Ha permitido, por ejemplo, que los observadores de la Unión Europea entrasen en Osetia del Sur y Abjasia? Me temo que hasta ahora no ha hecho.

Sabemos que la Posición Común de 2008 del Consejo es muy concreta. El país importador debe respetar sus obligaciones internacionales y los derechos humanos, y debe mantener la paz, la seguridad y la estabilidad en la región. Sin embargo, ¿está Rusia haciendo algo de esto?

Y esta es mi última pregunta para ustedes: ¿está Francia o, más bien, el Presidente Sarkozy, en condiciones de obtener, a cambio de esta turbia venta de buques de asalto a Rusia, el compromiso de este país de que va a cumplir realmente sus obligaciones internacionales?

 
  
MPphoto
 

  Charles Tannock (ECR). – Señor Presidente, la industria de las armas convencionales es un contribuyente importante a las economías de muchos Estados miembros, incluido el mío propio, el Reino Unido. En un mundo inestable y peligroso, los Estados miembros necesitan la capacidad de defenderse a sí mismos, sus intereses y a sus aliados en todo el mundo.

Sin embargo, la UE, por acuerdo unánime intergubernamental en el Consejo, ha hecho enormes esfuerzos y avances en los últimos años para restringir la producción y distribución de determinadas armas e incluso prohibir el suministro de armamento a algunos regímenes represivos concretos. Podemos estar de verdad orgullosos de nuestra labor de sensibilización a favor del Tratado de Ottawa, que prohíbe las minas antipersonales a nivel mundial. El asunto de la Convención sobre Municiones de Racimo, que entró en vigor el mes pasado, se espera que sea otro paso hacia la potencial eliminación de estas armas repulsivas, aunque tenga que advertir de que al menos seis Estados miembros todavía tienen que ratificarla.

En los países vecinos de la UE, trabajamos duro en MPI para supervisar la producción de armas y destruir arsenales de armas nucleares, y ello debería continuarse e incluso intensificarse.

Debemos estar siempre alerta respecto a los esfuerzos de los terroristas para adquirir armas de países donde el régimen de licencias de usuario final y las exportaciones de armas están vigilados y se hacen cumplir con menor rigor.

Por último, la Unión Europea debería mantener su prohibición de exportación de armas a China, y ello por dos razones. En primer lugar, por la deplorable situación de los derechos humanos del régimen en contra de sus propios ciudadanos, y, en segundo lugar, para mostrar nuestro apoyo a nuestro aliado democrático Taiwán, que es potencialmente el primero en la línea de fuego de China.

 
  
MPphoto
 

  Inese Vaidere (PPE).(LV) Señorías, las armas y el equipo militar no son simples mercancías comerciales, sino que constituyen un sector específico con un efecto directo en la seguridad nacional. La exportación de armas y equipo militar a terceros países, en especial a aquellos que son democracias dudosas, donde se infringen los derechos humanos y que colaboran con países donde pueden observarse indicios de terrorismo, puede suponer una grave amenaza no solo a la Unión Europea, sino también a terceros países. Y eso es, precisamente, por lo que se debe considerar como un importante brazo de la Política Exterior y de Seguridad Común de la Unión Europea. ¿Cómo podemos hablar de una política de defensa común, como hizo ayer el señor Barroso, si cada país puede llevar a cabo su propio comercio de armas por separado? La decisión de Francia de vender un buque de guerra Mistral constituye una transferencia directa de tecnología militar a un tercer país que no tiene una alianza militar con Europa. Hemos de reconocer que la transferencia de tecnología no significa, por sí misma, que el país en cuestión haya sido o vaya a ser más amistoso hacia la Unión Europea, como han mantenido el señor Lelouch, ministro francés de Asuntos Exteriores, y algunas de Sus Señorías, en el debate de hoy. Ninguna estrategia de la Unión Europea tendrá éxito si no se adhiere a los principios comúnmente aprobados. Esto es asimismo de aplicación a la solidaridad entre los países de la Unión Europea y al reconocimiento de intereses comunes en el proceso de toma de decisiones. Tanto el Tratado de la Unión Europea como la Posición Común del Consejo, que definen normas comunes que rigen el control de las exportaciones de tecnología y equipos militares, destacan la importancia de la solidaridad. Los intereses económicos individuales a corto plazo no deben interponerse en el camino de las prioridades y los objetivos comunes de la Unión Europea. Las decisiones que tengan un impacto en la política exterior y de seguridad de la Unión Europea deben tomarse de forma conjunta en consulta con todos los países de la Unión, y hay que diseñar para ellas un mecanismo adecuado y jurídicamente vinculante, en virtud del cual se analicen todas las posibles consecuencias de acuerdo a criterios elaborados en común. Gracias.

 
  
MPphoto
 

  Marietta Giannakou (PPE).(EL) Señor Presidente, la pregunta formulada hoy al Consejo ofrece la ocasión de plantear otro asunto básico, que muchos de nosotros apoyaron durante la Convención Europea y en el marco de la conferencia intergubernamental. Con ello aludo a la cuestión general de la defensa y seguridad en Europa y la creación de una agencia de producción de armas y una agencia de defensa común.

No olvidemos que en los Estados Unidos los tanques se fabrican en sólo una línea de producción, mientras que en Europa se fabrican en 16 líneas de producción diferentes. En consecuencia, tendríamos economías de escala. Sin embargo, teniendo en cuenta la Posición Común de 2008 del Consejo sobre controles de las exportaciones de armas, debemos admitir, señor Chastel, que no existe un control real. No me refiero a Francia; me refiero a todos los países de Europa, del mismo modo que no se llevan a cabo verdaderos controles con el fin de determinar si los países a los que exportamos, a su vez exportan a terceros países, en otras palabras, hacen de intermediarios a los que nunca les proporcionaríamos armas.

Tengo la impresión de que el grupo creado en el marco de la PESC no está en condiciones de controlar a los Estados miembros a fin de determinar con exactitud dónde están exportando armas. Si logramos aplicar esta Posición Común y si existen restricciones específicas, habremos dado un paso exitoso. Sin embargo, sólo tendremos verdadero éxito en el control de las exportaciones de armamento si conseguimos crear una agencia de defensa y otra de producción de armas verdaderamente comunes, que nos permitan reducir el coste y, al mismo tiempo, sostener nuestros principios y valores y aplicarlos en la práctica en el caso de la producción y exportación de armas.

 
  
MPphoto
 

  Alf Svensson (PPE).(SV) Señor Presidente, ayer, cuando el Presidente de la Comisión pronunció su discurso, se hizo hincapié en que la UE debe defender una política exterior y de seguridad común. Se trata de algo que hemos oído muchas veces. El señor Barroso, también habla de defensa común. A mi entender, sin embargo, la política no es coherente si no incluimos también la industria de defensa y las exportaciones de armas. Como se ha dicho, el Tratado de la UE incluye, y esto debe ser, por supuesto, un hecho reconocido, el principio de solidaridad y una obligación de los Estados miembros a consultarse entre sí en el Consejo y el Consejo Europeo sobre cualquier asunto de política exterior y de seguridad. ¿Es posible decirlo más claro?

La Posición Común del Consejo del 8 de diciembre 2008 establece normas comunes para el control de la tecnología y los equipos militares. ¿Adónde han ido a parar esas posiciones comunes? ¿Acaso no han llegado a Francia? ¿Es que tal vez ni siquiera nos hayan llegado a nosotros? Los Estados miembros de Lituania, Estonia y Polonia, así como Georgia, afirman que la venta a Rusia del navío de guerra Mistral ha reducido su seguridad. El almirante Vladimir Vysotsky, comandante en jefe de la armada rusa, ha dicho que si Rusia hubiese tenido un buque de la clase Mistral en el momento del conflicto con Georgia, la flota rusa del Mar Negro habría ejecutado la operación en 40 minutos, en lugar de 26 horas.

No se debe permitir a los grandes Estados miembros que se tomen libertades. Sabemos que a los países grandes les encantaría tener el monopolio de la exportación de armas, lo cual es obviamente inaceptable. Debería ser la tarea del país que ostenta la Presidencia, Bélgica, iniciar discusiones en el seno de la UE con el objetivo de lograr normas comunes claras relativas a las exportaciones de armamento.

 
  
MPphoto
 

  Tunne Kelam (PPE). – Señor Presidente, este debate es sobre el bilateralismo frente a las políticas comunes y la solidaridad. De hecho, hay ciudadanos de varios Estados miembros que están muy preocupados por las inminentes exportaciones de moderna tecnología militar a terceros países.

Hace sólo un año, Rusia realizó maniobras militares en el noreste de Europa, cuyo escenario tenía el punto de mira a los Estados bálticos como objetivos de una invasión militar. Tenemos las conocidas palabras del comandante de la marina rusa en el sentido de que si en agosto de 2008 hubiese tenido los buques de transporte Mistral a su disposición, habría sido posible completar la operación en tres horas en vez de tres días.

Me satisface la declaración del secretario de Estado, señor Chastel, que considero una reacción muy positiva a nuestras preocupaciones y a la afirmación hecha por nuestro colega, el señor Danjean, de que no se venderá tecnología militar. Sin embargo, los rusos han insistido —y seguirán insistiendo— en la compra precisamente de esa tecnología militar.

Todavía hay una cuestión pendiente, a saber: ¿por qué no tenemos consultas y debates normales en el Consejo en los casos en que un Estado miembro está dispuesto a vender tecnología militar a un tercer país? Ese es nuestro mensaje al Consejo. Queremos llamar la atención sobre la necesidad de discutir de forma rutinaria, en el seno del Consejo Europeo, las exportaciones de material militar a terceros países.

 
  
MPphoto
 

  Krzysztof Lisek (PPE).(PL) Señor Presidente, la producción y exportación de armas, armamento y tecnologías militares fue, es y será objeto de intenso debate, y seguirá siendo un asunto difícil de abordar debido a su carácter controvertido y conflictivo. Siempre ha habido, y todavía puede haber, sospechas de provocar conflictos y la desestabilización de regiones. La supervisión de la exportación de armas, como han subrayado los oradores precedentes, también es difícil. Por otra parte, la industria de armamentos es un área importante de la economía de muchos Estados miembros de la Unión Europea. Francia, Gran Bretaña, Alemania, Polonia, la República Checa y otros muchos Estados miembros exportan armas, y también por los Estados Unidos, Rusia y otros países fuera de la Unión Europea. Estamos, por consiguiente, muy lejos de una situación en la que la producción y exportación de armas se convierta en el tema de la política de la UE. Hoy en día, los Estados miembros tienen un alto grado de autonomía en este ámbito, pero ciertamente necesitan armonizar sus normativas de acuerdo con la Posición Común del Consejo de 2008.

Un breve comentario sobre Mistral: los colegas de Francia deberían comprender la ansiedad de los países bálticos y Polonia. Los generales rusos dicen que estos navíos pueden ser estacionados en el Mar Báltico. El Báltico es un mar que está rodeado, además de por Rusia, sólo por los Estados miembros de la Unión Europea.

 
  
MPphoto
 

  Andrzej Grzyb (PPE).(PL) Señor Presidente, la pregunta formulada por el señor Karins está claramente justificada, y se ha planteado varias veces en la reunión de la Comisión de Asuntos Exteriores. Los colegas diputados no han recibido una respuesta satisfactoria. En relación con ello, el Consejo debe tomar medidas concretas en esta materia con el fin de satisfacer a aquellos que han formulado esta pregunta, tanto más porque la cuestión se ha enmarcado en un contexto que ha sido mencionado aquí varias veces, tanto por el señor Kelam como por el señor Czarnecki. Me refiero a la forma en que los comandantes militares en Rusia están manejando de este tipo de armas y, en particular, al hecho de que los buques de asalto Mistral son un arma ofensiva. Eso debe sugerir la idea de que aquí no se trata tan solo de efectuar una venta, sino que también debería dar lugar a preguntas acerca de cuáles serían las consecuencias de esa venta. Somos conscientes de que la Directiva de 2008 está en vigor, pero también debemos aceptar que, a veces, en la vida hay algo más que las disposiciones de una directiva y la normativa vigente. El caso del control del conflicto en Georgia, en el que la Unión Europea está interesada y que no ha sido resuelto, muestra que una decisión así se necesita aquí.

 
  
MPphoto
 

  Kyriakos Mavronikolas (S&D).(EL) Señor Presidente, la Unión Europea está en realidad construyendo actualmente una política exterior común, una política de defensa, y, sin duda, debería haber determinados protocolos que regulen la conducta de las industrias de armas hacia terceros países. Sin embargo, el tema de este debate plantea mi pregunta, y yo siento la necesidad de formularla en la sesión plenaria de hoy.

¿Cómo podemos justificar el hecho de que las industrias de armamento, en particular en el Reino Unido, impongan un embargo comercial a la República de Chipre y a las fuerzas armadas en Chipre, que es un Estado miembro de la Unión Europea, mientras que al mismo tiempo permite a Turquía modernizar, desplazar y transportar equipo militar y de otra naturaleza en el territorio de la parte ocupada de Chipre?

 
  
MPphoto
 

  Raül Romeva i Rueda (Verts/ALE).(ES) Señor Presidente, yo tuve ocasión de ser el ponente de este Parlamento durante varios años en los que esta Cámara, de forma casi unánime, exigió la conversión del Código de Conducta de 1998 en una Posición común vinculante, que se adoptó en el año 2008. Pero ya entonces dijimos que esto iba a ser un paso más pero no definitivo, que era necesario pero no suficiente, y el debate de hoy lo demuestra.

Recuerdo también que todos los países de la Unión Europea están apoyando en las Naciones Unidas el Tratado internacional sobre control de las exportaciones de armas, y éste es el debate de fondo.

Las exportaciones de armas no son como exportar neveras. Tienen consecuencias muy graves porque matan, destruyen y empobrecen sociedades, y la Unión Europea está contribuyendo precisamente a ello cuando exporta armas a Israel, cuando exporta armas a Colombia, cuando exporta armas a Afganistán, y es atendiendo a este sentido de la responsabilidad que hay que actuar.

Por lo tanto, creo que es necesario recordar que esta cuestión que tenemos que afrontar no es una cuestión solamente de mercado interior y de comercio o de seguridad, sino claramente de responsabilidad internacional, y me temo que no es eso lo que estamos haciendo.

 
  
MPphoto
 

  Laima Liucija Andrikienė (PPE). – Señor Presidente, con el Tratado de Lisboa, hemos mejorado aún más la coordinación de políticas y la solidaridad en muchas áreas, incluida la política exterior y de seguridad. El Tratado también contiene una cláusula de asistencia recíproca en caso de que algún Estado miembro se vea amenazado militarmente.

En vista de ello, los planes de Francia de vender cuatro buques de guerra Mistral a Rusia y compartir algo de la tecnología de construcción naval parecen muy alarmantes. Es más, los navíos de guerra Mistral son claramente ofensivos —insisto, ofensivos y no defensivos— en su naturaleza.

Por lo tanto, antes de que empecemos realmente a hacer algo en relación con las disposiciones de solidaridad previstas en el Tratado de Lisboa, deberíamos asegurarnos de que no reducimos la seguridad de los demás Estados miembros de la UE o la de nuestros vecinos.

Insto al Consejo a hacer todo lo que esté a su alcance para iniciar un amplio debate dentro de la UE sobre la necesidad de elaborar una definición común y un enfoque actualizado de la venta de armas a terceros países.

 
  
MPphoto
 

  Janusz Władysław Zemke (S&D).(PL) Señor Presidente, desearía llamar la atención sobre el hecho de que la exportación de armas siempre está relacionada con la política de seguridad de la UE. La exportación de armamento no es una esfera autónoma o aislada. Estas cuestiones no se limitan sólo a la esfera militar y financiera, porque detrás de la exportación está el beneficio de las empresas involucradas, y eso siempre está relacionado con la política. Por lo tanto, me gustaría apoyar a los que proponen que se celebre un debate en una reunión del pleno del Consejo sobre la política de la Unión en el ámbito de la exportación y la cooperación militar. Por ejemplo, tenemos un número considerable de comentarios y dudas en relación con la exportación de buques de asalto Mistral a Moscú, pero si lo miramos de otra manera y reflexionamos, por ejemplo, sobre la construcción de un sistema europeo de defensa antimisiles, creo que redundaría en nuestro interés que Rusia participase. En otras palabras y para decirlo brevemente, estas cuestiones no son tan obvias como puedan parecer.

 
  
MPphoto
 

  Katarína Neveďalová (S&D). (SK) Yo no soy, en ningún sentido, experta en armamento o cuestiones similares, pero con certeza me encuentro hoy aquí como pacifista, y me gustaría ver este problema desde la perspectiva de un ciudadano común de la Unión Europea. Teniendo en cuenta que la Unión Europea está produciendo en la actualidad armas sin parar, y que hay casi 30 guerras en todo el mundo, así como un número incalculable de otros conflictos, ya sean regionales o locales, también deberíamos percatarnos de que estamos produciendo armas que van directamente destinadas a la destrucción y la muerte.

Tal vez también deberíamos reflexionar sobre si preferiríamos que el dinero que aportamos todos los años a los presupuestos de los distintos Estados, para armar o equipar a sus ejércitos, se transfiriese de alguna manera a la educación, lo que en realidad sería mucho más útil que las armas en un momento de crisis económica. También me interesaría mucho saber cómo algunos de ustedes podrían quizás responder a la siguiente pregunta: ¿cómo han reducido muchos Estados miembros sus presupuestos de defensa en este momento de crisis económica y en cuánto lo han hecho? Tal vez nosotros deberíamos pensar en ello porque no creo que estemos dando un buen ejemplo a las generaciones más jóvenes al creer que matar, por ejemplo, lo que en realidad es una forma de destrucción, debería elevarse al nivel de un deporte olímpico.

 
  
MPphoto
 

  Olivier Chastel, Presidente en ejercicio del Consejo.(FR) Señor Presidente, este ha sido un debate muy interesante y me gustaría retomar dos ideas con algo más de detalle.

En primer lugar, quisiera replantear el concepto de la responsabilidad. El artículo 4, apartado 2, de la Posición Común establece que la decisión de transferir o denegar la transferencia de cualquier tecnología o equipos militares será discrecional de cada Estado miembro. En consecuencia, esta responsabilidad recae, en primer lugar, a nivel nacional y, con claridad, la Posición Común no priva a los Estados miembros de esta responsabilidad, sino que establece una amplia gama de disposiciones que garanticen una coordinación eficaz y el intercambio de información entre ellos.

La segunda idea sobre la que me gustaría volver es la de transparencia. La Posición Común establece que los Estados miembros deben elaborar un informe anual sobre sus exportaciones de armas. Un informe de la Unión Europea redactado en función de estos informes nacionales se publicará anualmente y proporcionará información sobre el valor económico de las licencias otorgadas, desglosadas en función del destino y la categoría de equipos militares, así como sobre el número de licencias denegadas y cualquier consulta posterior con los Estados miembros.

Además del informe anual de la Unión Europea, la Posición Común obliga a los Estados miembros a publicar los informes nacionales sobre las exportaciones de tecnología y equipos militares. El objetivo de transparencia perseguido por la Posición Común, por lo tanto, se aplica tanto en la Unión Europea ya nivel nacional, pero es cierto que la Unión Europea debería dar ejemplo en este sentido.

También me gustaría decir que, como varios de ustedes han señalado, la Posición Común representa un avance considerable en comparación con el código de conducta. La Posición Común se aprobó en diciembre de 2008, es decir, hace menos de dos años. Es razonable que concedamos tiempo a las nuevas disposiciones introducidas por la Posición Común para que surtan efecto, antes de emprender una revisión de un nuevo sistema de esta naturaleza, a pesar de que, después de haberles escuchado y haber comprendido lo que han dicho, podría parecer tentador hacerlo más restrictivo o vincularlo con un sistema de sanciones.

Por último, para aclarar una cuestión muy concreta, me gustaría decir, pueden estar seguros de ello, que la Posición Común se ha discutido en muchas ocasiones a nivel político, en particular en el Consejo, y en especial en el contexto del embargo de armas a China.

 
  
MPphoto
 

  Frédérique Ries (ALDE).(FR) Señor Presidente, no tengo ninguna regla del Reglamento del Parlamento a la que recurrir. Tan solo quería transmitirles a ustedes esta noticia tan importante: el ministro iraní de Asuntos Exteriores acaba de anunciar que ha suspendido la pena de muerte por lapidación impuesta a la señora Mohammadi Ashtiani.

Todos nosotros hemos luchado en este Parlamento, y las fuerzas democráticas del mundo están luchando en este momento para obtener mucho más que una suspensión, para que su condena sea conmutada. Pero esto es un comienzo y vamos a seguir actuando. Lo siento, pero creo que había que compartir esta información.

 
  
MPphoto
 

  Presidente. – Gracias, señora Ries. Eso es precisamente lo que dije en la apertura de la sesión, cuando anuncié la noticia, y me alegro de que la confirme. Vamos a continuar esta batalla para que se revise el juicio y, en general, por la defensa de los derechos humanos en todo el mundo.

 

12. Proyecto de ley sobre las ONG en Israel (debate)
Vídeo de las intervenciones
MPphoto
 

  Presidente. – De conformidad con el orden del día, el siguiente punto es el debate sobre la pregunta oral a la Comisión a cargo de Franziska Katharina Brantner y Nicole Kiil-Nielsen, en nombre del Grupo Verts/ALE, Annemie Neyts-Uyttebroeck, Alexandra Thein, Ivo Vajgl, Baronesa Sarah Ludford y Leonidas Donskis, en nombre del Grupo ALDE, Véronique De Keyser, en nombre del Grupo S&D, y Marie-Christine Vergiat, en nombre del Grupo GUE/NGL, en relación con el proyecto de ley sobre las ONG en Israel (O-0046/2010 - B7-0319/2010).

 
  
MPphoto
 

  Franziska Katharina Brantner, autora. – Señor Presidente, estoy aquí como amiga de la democracia y también como amiga de la democracia israelí. Precisamente porque me preocupa la democracia israelí es por lo que antes del verano presentamos una pregunta sobre una ley que sería de aplicación a las organizaciones no gubernamentales israelíes, y que se parecía a algunas de las leyes que conocemos de otros lugares menos democráticos de este mundo. Parte de esa ley tenía que ver con la inclusión de las ONG en el registro de partidos políticos y con la supresión de su situación de exención fiscal. Algo muy preocupante para nosotros.

Por suerte, hemos observado que eso se ha modificado y eliminado, pero es de lamentar que la ley aún prevea un proyecto de ley para seguir aumentando la transparencia respecto al dinero que proviene de entidades políticas extranjeras. No exige lo mismo de donantes privados, lo que nos parece muy preocupante, y se refiere específicamente a la Unión Europea como uno de los donantes, cuando se trata de personas que apoyan esta ley.

La UE es uno de los objetivos de la nueva ley porque mucha gente en Israel, a quien no le agrada necesariamente la democracia o los derechos humanos, cree que la UE apoya a las ONG de proyectos que van en contra de los intereses israelíes, sin llegar a definir cuáles son esos intereses.

Estamos profundamente preocupados y nos gustaría saber: ¿qué piensan ustedes sobre las consecuencias de esto para la financiación procedente de la UE? ¿Cómo creen que deberíamos reaccionar ante ello? ¿Y no podemos esperar, al menos, las mismas normas de transparencia para todos los donantes, privados o públicos, de la UE o de cualquier otro país, cuando se trata de ONG en Israel?

 
  
MPphoto
 

  Annemie Neyts-Uyttebroeck, autora. – Señor Presidente, desde que firmé conjuntamente la pregunta oral a la Comisión sobre el nuevo «proyecto de transparencia para las ONG» de Israel, al que así se refiere la ONG israelí que se llama NGO Monitor, el proyecto ha sido considerablemente suavizado, como Franziska Brantner acaba de explicar. Mi grupo y yo nos congratulamos de esos cambios. Ya no se exige a todos los beneficiarios de fondos extranjeros para actividades políticas en Israel que se inscriban en el registro de «partidos políticos». Parece que estas organizaciones ya no corren riesgo de perder su situación de exención fiscal, y sus posibles infracciones de la ley serían castigadas con una multa.

Como ya he dicho, estos cambios deben ser bienvenidos. Puede que a las autoridades israelíes y a una serie de ONG israelíes no les haya gustado nuestra reacción ante el proyecto de ley original, pero, como hemos visto, nuestras acciones han surtido efecto.

Dicho esto, el objetivo del presente proyecto resulta todavía preocupante. En primer lugar, parece ir dirigido directamente a intimidar a la Unión Europea y sus Estados miembros. En la nota de antecedentes que hemos recibido de la ONG que ya he mencionado (la ONG israelí Monitor), leemos lo siguiente, y cito de forma literal: «La UE y los Estados miembros canalizan decenas de millones de euros cada año a un pequeño grupo de ONG israelíes muy politizadas a través de procesos no transparentes. El grado en el que los Estados europeos están utilizando la financiación de las ONG para influir en los debates políticos y públicos israelíes no conoce parangón en las relaciones entre democracias. Por consiguiente, para el proceso democrático israelí y el derecho de la gente a saber resulta central una mayor transparencia en relación con los fondos gubernamentales extranjeros».

Huelga decir que varias de esas acusaciones son absolutamente falsas, pero son muy reveladoras. Ponen de manifiesto lo fuerte que es la desconfianza entre algunos líderes de opinión israelíes y la UE, y que tenemos que hacer algo al respecto. También revelan la sensación de acoso existente entre importantes segmentos de la opinión pública israelí, lo cual es también un motivo de preocupación. Ambos elementos hacen una solución pacífica en Oriente Medio aún más difícil de lo que ya es. Mi pregunta al señor Comisario es: ¿qué piensa usted hacer al respecto para mejorar la situación?

 
  
MPphoto
 

  Véronique De Keyser, autora.(FR) Señor Presidente, el informe Goldstone tuvo un resultado inesperado.

La intención era establecer la verdad sobre posibles crímenes de guerra durante la Operación Plomo Fundido en diciembre de 2008 y, de hecho, provocó la indignación en Israel. El juez Goldstone fue objeto de ataques personales y las ONG que tuvieron el coraje de prestar declaración se convirtieron en blancos. Poco después de esta tormenta mediática, surgió una serie de proyectos de ley con la intención controlar aún más a las ONG y debilitar toda oposición a la política gubernamental.

Entre ellos había un proyecto de ley sobre las ONG que inicialmente pretendía considerarlas como organizaciones políticas y, por tanto, no exentas de impuestos.

En segundo lugar, un proyecto de ley sobre la penalización del boicot a los productos israelíes, incluso los productos de los asentamientos, incluyendo boicots instados por un gobierno, una organización o un ciudadano de origen extranjero. Para decirlo sin ambages: si un francés insta a un boicot a los productos de los asentamientos en Internet, podría ser sancionado, y si la Autoridad Palestina lo hace, recibirá el mismo tratamiento.

En tercer lugar, un proyecto de ley sobre jurisdicción universal que faculta a Israel a decidir sobre los casos de este tipo.

Otros varios proyectos de ley que restringen la libertad de expresión o de movimientos están en curso. No es posible hacer una lista, pero están todos en la misma línea y son preocupantes. Equivalen a un ataque directo a la libertad de expresión, que es un derecho humano inalienable y un corolario necesario de la democracia.

Para la Knesset es una buena cosa haber enmendado la ley sobre las ONG hasta el punto de haberla convertido en algo casi aceptable para las propias ONG. Cabe esperar que los restantes proyectos de ley corran el mismo destino, en particular la ley sobre boicots, que se presentará a la Knesset para su primera lectura el 15 de septiembre.

Quiero llamar la atención de la Comisión sobre este punto: si ya no podemos decir que las mercancías importadas ilegalmente en los términos de nuestros acuerdos no se pueden comprar en Europa, es como si prohibiésemos dar consejos en contra de la compra de, por ejemplo, productos falsificados o relojes robados en un puesto del mercado. El Parlamento vigilará de cerca este asunto.

En este sentido, le preguntaría a Europa: ¿qué estamos haciendo en Europa en este proceso de paz entre israelíes y palestinos? ¿Dónde estaba nuestra Alta Representante? ¿Dónde estamos en este proceso que es tan importante?

 
  
MPphoto
 

  Marie-Christine Vergiat, autora.(FR) Señor Presidente, a principios de este año el Gobierno de Israel aprobó un proyecto de ley que pone directamente en cuestión la financiación concedida por la Unión Europea a las ONG en Israel.

Yo también ha firmado esta pregunta y me alegro de que eso nos permita evaluar la excelente labor de las ONG israelíes, que luchan a diario por la paz, la democracia y, en general, los derechos humanos en el territorio del Estado de Israel. Estas ONG son con demasiada frecuencia, los olvidados en el conflicto palestino-israelí, a pesar de que están haciendo un trabajo notable, como ya he dicho, y sufren un acoso notable.

El Gobierno israelí ha retrocedido un poco bajo presión, en particular la ejercida por nosotros, pero sin cambiar la dirección de su política. De hecho, las autoridades israelíes están tratando de poner en marcha un verdadero arsenal jurídico a fin de evitar cualquier crítica de su política, también desde el extranjero.

También yo quiero centrarme en las disposiciones que tratan de prohibir las actividades de boicot y, peor aún, la que pone en tela de juicio el principio de jurisdicción universal, consagrado en numerosos tratados internacionales de los cuales Israel es país signatario. Por desgracia, sabemos, no obstante, que el Gobierno israelí adopta a veces un enfoque de «geometría variable» con el derecho internacional. De hecho, sabemos que esas propuestas representan las reacciones del Gobierno de Israel al informe Goldstone.

Señor Comisario, la Unión ha establecido una asociación privilegiada con Israel, cuya legitimidad nada parece poner en duda. Entendemos en esta Cámara, sin embargo, que hay límites. Debemos poner fin al acoso del Gobierno israelí a las ONG que critican su política y exigir sin reservas que retire esas propuestas, que son indignos de un Estado que afirma ser una democracia.

¿Puede usted asegurarnos, incluso si se aprueba esa legislación, aunque espero que eso no suceda, que la Unión Europea va a proseguir, sin embargo, con la financiación sin condiciones de esas ONG en Israel? ¿Puede decirnos lo que la Comisión tiene intención de hacer para convencer al gobierno de que retire esas medidas y salvaguarde el derecho a la libertad de asociación, que es un pilar fundamental de la democracia? ¿Puede asegurarnos que se va a nombrar en Israel a oficiales de enlace con responsabilidad en materia de derechos humanos como parte del proceso de creación del Servicio Europeo de Acción Exterior, para que las ONG tengan negociadores sobre el terreno?

 
  
MPphoto
 

  Štefan Füle, Miembro de la Comisión. – Señor Presidente, las organizaciones de la sociedad civil desempeñan un papel vital en las sociedades abiertas y democráticas. Israel cuenta con una tradición indiscutible de una sociedad civil libre, abierta y vibrante que desempeña un papel positivo en muchos sectores, incluyendo la vigilancia de los derechos humanos, tanto en Israel como en los territorios palestinos ocupados, así como la potenciación de cuestiones medioambientales y culturales.

La UE coopera con organizaciones no gubernamentales israelíes desde hace muchos años y tiene un vivo interés en continuar con esta fructífera colaboración, en particular, dado que muchas ONG israelíes gozan de una reputación profesional excelente en sus respectivos campos. Por ello, hemos seguido con preocupación el debate en la Knesset sobre el proyecto de ley relativo a la «divulgación de la financiación procedente del extranjero». Hemos dado a conocer claramente estas preocupaciones a las autoridades israelíes en numerosas ocasiones.

Como se explicaba en detalle en el informe de progreso sobre la Política Europea de Vecindad de la Comisión, en la primera versión del proyecto de ley, en febrero pasado, figuraban nuevos requisitos sobre las actividades de la sociedad civil que —si se aprobaba— habría entorpecido de modo sustancial la labor de las ONG en Israel.

Una versión nueva y considerablemente revisada del proyecto de ley fue discutida durante el verano por los miembros de la Knesset, el gobierno y los representantes de la sociedad civil. En agosto, se aprobó un nuevo proyecto en primera lectura en la Knesset.

En el último proyecto de ley se dejaron de lado las disposiciones sobre eliminación de exenciones fiscales de las ONG y las que incluían la obligación de inscribirse en el registro de los partidos políticos. No cabe duda de que esos cambios son muy bien recibidos.

Sin embargo, en nuestra opinión, las obligaciones de información impuestas a las ONG resultan todavía innecesariamente estrictas, sobre todo porque los actuales requisitos administrativos para las ONG en Israel ya garantizan la debida transparencia de la financiación pública. Además, esos nuevos criterios de transparencia sólo se aplicarían a la financiación pública procedente del extranjero, mientras que no habría que revelar las fuentes privadas extranjeras, como se ha puesto de relieve con acierto. Este enfoque sería discriminatorio para las personas que trabajan con fondos públicos extranjeros, incluidos los de la UE.

En el Plan de Acción de la PEV, Israel y la Unión Europea han acordado participar en un diálogo regular sobre cuestiones de la sociedad civil y fomentar vínculos de Israel y la UE entre la sociedad civil. El último grupo de trabajo UE-Israel en materia de derechos humanos se reunió el 2 de septiembre, y también discutió en detalle la cuestión de la financiación de las ONG.

El proyecto de ley se someterá en los próximos meses a sucesivas discusiones y lecturas en la Knesset. Seguiremos de cerca los acontecimientos.

 
  
MPphoto
 

  Hans-Gert Pöttering, en nombre del Grupo PPE.(DE) Señor Presidente, señor Füle, Señorías, la legislación propuesta sobre las Organizaciones No Gubernamentales (ONG) en Israel nos ha causado un gran motivo de preocupación. Nos inquietaba que la capacidad de actuación de las ONG en Israel quede restringida de manera significativa.

Durante la visita de una delegación de presidentes de comités del Parlamento Europeo, en la cual participé en calidad de presidente del Grupo de Trabajo sobre el Oriente Medio, expresamos nuestra preocupación a nuestros colegas en la Knesset en Jerusalén, en particular, durante una reunión muy positiva con el Viceprimer Ministro, Dan Meridor. Me gustaría ver a gente inteligente y equilibrada, como Dan Meridor, desempeñar un papel público mucho más prominente, en lugar del ministro de Asuntos Exteriores, por ejemplo, con cuya posición no estamos en absoluto de acuerdo.

Como todos los oradores han mencionado, el proyecto incluye algunas mejoras. Acojo con gran satisfacción lo que el señor Füle ha dicho, pero todavía hay algunas preguntas que necesitan respuesta. Siempre que se imponen restricciones a las tareas y la esfera de influencia de las organizaciones de derechos humanos y otras ONG, debemos hacer oír nuestra voz. La legislación aún no ha sido aprobada y se espera una decisión durante la sesión de la Knesset en octubre. Seguiremos haciendo un seguimiento minucioso de esta situación.

Como un verdadero amigo de Israel, me gustaría decir que hay que tratar al Gobierno y al Parlamento israelíes de la misma manera que a cualquier otro gobierno o parlamento. Israel afirma con razón ser una democracia. Por lo tanto, también debe aceptar la crítica cuando sentimos que eso es lo apropiado que hay que hacerle llegar.

Me gustaría añadir que no entiendo por qué la embajada de Israel en Bruselas emitió ayer una declaración a la prensa en la que afirmaba que ahora estamos discutiendo un tema inexistente y que el debate no debería llevarse a cabo debido al proceso de paz en Oriente Medio.

Desearía hacer un llamamiento al Gobierno israelí y dejar muy claro que nos oponemos a todas las declaraciones hechas por el Presidente de Irán respecto a la seguridad de Israel, que nos oponemos al terrorismo cualquiera que sea su forma y que cuando se ha asesinado a israelíes en Hebrón, emitimos una enérgica condena. Empero, también tenemos que decirle a Israel que la construcción de asentamientos no debe reiniciarse después del 26 de septiembre. En su lugar, Israel debe sentar las bases para la continuación del proceso de paz. Israel tiene una gran responsabilidad en este ámbito y esperamos sinceramente que pueda haber una paz estable y duradera, en la que tanto Israel como el Estado palestino tengan fronteras seguras. La dignidad de israelíes y palestinos es importante.

(Aplausos)

 
  
MPphoto
 

  Richard Howitt, en nombre del Grupo S&D. – Señor Presidente, en la semana en la que se reanudan las conversaciones directas de paz y en el día que marca el inicio del Año Nuevo judío —y les deseo shana tova a todos los judíos de Europa y del mundo—, lamento profundamente que la Knesset israelí pretenda aún imponer restricciones de publicidad rigurosas e inaceptables a todas las organizaciones de derechos humanos en la recepción de fondos extranjeros, incluidos los fondos de la Unión Europea.

Hemos escuchado de las ONG afectadas, tanto en nuestro Grupo de Trabajo de Oriente Medio como en la Subcomisión de Derechos Humanos del Parlamento, que asumen un auténtico trabajo en pro de los derechos, pero que se sienten intimidadas y acosadas por acusaciones de sesgo político.

Existen tales restricciones a la ayuda internacional para ONG de derechos humanos en países como Birmania, Túnez y Ruanda. No deberían introducirse en un país como Israel, y son contrarias a las obligaciones de Israel para apoyar la libertad de asociación en virtud de los Convenios de la Organización Internacional del Trabajo.

Son muy pocas las voces a favor de la paz y los derechos humanos a ambos lados del conflicto de Oriente Medio. Y aquellos que se atreven a hablan se ven a menudo abrumados por otros que buscan el camino de la violencia.

Las sociedades democráticas pluralistas que operan en condiciones de paz y estabilidad protegen la sociedad civil, incluso cuando su mensaje pueda, a veces, ser difícil. Como George Orwell dijo: «la libertad es el derecho a decirle a la gente lo que no quiere oír».

 
  
MPphoto
 

  Chris Davies, en nombre del Grupo ALDE. – Señor Presidente, voy a referirme a la carta del embajador de Israel, señor Curiel, dirigida a la presidencia de nuestra Subcomisión de Derechos Humanos.

Mi intención era dar la bienvenida y, de hecho, refrendar su declaración de que deberíamos estar preparados para respaldar el principio de transparencia en la financiación de organizaciones. Es algo que cabría esperar aquí, y, por qué no, también en Israel.

Pero entonces mis ojos se dirigieron hacia uno de los últimos párrafos de su carta, donde expresaba su resentimiento respecto a cualquier comparación que pudiese hacerse entre la pluralista sociedad civil israelí y algunos otros países. Él se vale de estas palabras: «Embarcarse en un camino tan equivocado puede llevarnos a todos a vivir en las propias referencias del pasado y presente de Europa». Si eso no es una alusión al Holocausto, no sé entonces lo que es. Las implicaciones están claras: ustedes, los europeos, no tienen derecho a criticar a Israel por su pasado. Ustedes mismos tienen las manos manchadas de sangre.

Yo no tengo ninguna responsabilidad por las acciones de los nazis. No había nacido todavía en aquel momento, como tampoco lo habían hecho la mayoría de los aquí presentes, y esta Unión Europea fue creada para tratar de garantizar que aquel mal nunca tuviese lugar de nuevo. Me molesta la idea de que tengamos que hacer la vista gorda ante la conducta atroz de Israel —en Gaza, el bloqueo económico, la ocupación del territorio palestino y las violaciones de derechos humanos— con demasiada frecuencia.

Me irrita la idea de que nos pudiésemos ver obligados a no preguntar por qué un pueblo que ha padecido tanto en los siglos anteriores debe ahora infligir ese sufrimiento al pueblo palestino.

(Aplausos)

 
  
MPphoto
 

  Nicole Kiil-Nielsen, en nombre del Grupo Verts/ALE.(FR) Señor Presidente, Señorías, algunas personas opinan que el debate de hoy ya no es de actualidad. Sin embargo, mientras los grupos de presión llevan atacando desde 2005 los fondos europeos para las ONG israelíes, siguen deteriorándose las condiciones de trabajo de la sociedad civil en Israel.

Desde la publicación del informe Goldstone, muchos representantes de organizaciones han sido difamados, intimidados y detenidos. Hay actualmente en discusión catorce proyectos de ley. Todos ellos persiguen el objetivo de limitar la independencia y libertad de asociación. Querría recordarles que los defensores de los derechos humanos de Israel ya no están autorizados a entrar en los territorios ocupados sin un permiso del ejército.

Los demócratas y pacifistas israelíes que han podido beneficiarse de la Iniciativa Europea para la Democracia y los Derechos Humanos están preocupados porque, incluso en una forma modificada, este proyecto de ley tiene en el punto de mira en concreto la financiación de organizaciones internacionales, mientras que la financiación privada no se ve afectada.

No vamos a aceptar más que se someta al silencio a aquellas personas que tienen el coraje de denunciar las humillaciones diarias que sufren los palestinos, la expulsión de las familias, la demolición de casas, la confiscación de tierras y la privación del agua.

 
  
MPphoto
 

  Charles Tannock, en nombre del Grupo ECR. – Señor Presidente, como todos los Estados soberanos, Israel posee el derecho absoluto a vigilar y regular como considere conveniente las actividades de las ONG nacionales e internacionales que operan en su territorio, especialmente si poseen una naturaleza política y pudieran brindar apoyo al terrorismo o provenir de estados que lo respalden.

Israel es una democracia parlamentaria caracterizada por una vigorosa sociedad civil en la que se pueden encontrar representados y se pueden debatir abiertamente todos los matices de opinión no violenta. Las ONG que operan en Israel poseen una libertad sin parangón en ningún otro lugar de Oriente Próximo, un entorno por lo general represivo para la sociedad civil. Rusia ha aprobado una legislación draconiana contra las ONG, a pesar de ser miembro del Consejo de Europa, pero Rusia es grande y posee petróleo y gas, mientras que Israel es pequeño y pobre en recursos, lo que quizá explica por qué Rusia escapa en gran parte a nuestro análisis en este sentido.

El debate de hoy, por tanto, se presenta, sospechosamente, como otro ejercicio de ataque a Israel por parte de los sospechosos habituales del tipo que viene permitiendo demasiado a menudo este Parlamento, sin importar que el proyecto de ley propuesto a la Knesset haya experimentado una transformación y una mejora considerables. Con las conversaciones directas entre Israel y los palestinos recién reanudadas, al celebrar debates inútiles como este en el Parlamento Europeo nos arriesgamos nosotros mismos a condenarnos a la irrelevancia

 
  
MPphoto
 

  Kyriacos Triantaphyllides, en nombre del Grupo GUE/NGL.(EL) Señor Presidente, la ley propuesta va en consonancia con la estrategia más amplia de deslegitimar la lucha por defender los derechos humanos en Israel, acallando las voces discrepantes dentro del país y utilizando de forma complementaria actos similares de intimidación como las detenciones llevadas a cabo en las manifestaciones en contra de la guerra de Gaza en el pasado.

El pasado mes de mayo, la Dhttp://ec.europa.eu/dgs/external_relations/organi_en.pdf" \o "Dirección General de Relaciones Exteriores" comprobó que las condiciones de las ONG en Israel se habían visto deterioradas. Sin embargo, desde entonces, la Unión Europea no ha condenado públicamente ni una sola vez las decisiones relativas a la legislación propuesta, ni tampoco a realizado ningún llamamiento público a Israel para que respete la libertad de expresión de sus ciudadanos. La Unión Europea no puede declarar su lealtad al Estado de derecho y admitir los peligros y después mirar hacia otro lado cuando no se respetan los derechos humanos. Debe adoptar una postura pública, instando a Israel a retirar la ley.

La Unión Europea no puede continuar reforzando sus relaciones con Israel cuando se está atacando a ONG financiadas por la Unión Europea y su respaldo financiero a nivel comunitario se está viendo amenazado. Es preciso establecer unas condiciones para la continuidad del comercio y suspender el acuerdo de asociación hasta que Israel respete la libertad de expresión y de asociación. Además, Israel debe acatar el artículo 2 del acuerdo de asociación sobre derechos humanos y retirar la ley propuesta.

 
  
  

PRESIDE: Stavros LAMBRINIDIS
Vicepresidente

 
  
MPphoto
 

  Bastiaan Belder, en nombre del Grupo EFD.(NL) Señor Presidente, este es un debate curioso en más de un aspecto. Para resumirlo en una frase: sobre la base de preguntas parlamentarias anticuadas, estamos debatiendo un procedimiento jurídico israelí que pretende asegurar que las ONG israelíes sean tan transparentes como sea posible a nivel financiero. Por favor, tengan presente que el proyecto de ley que se plantea sopesa detenidamente el derecho de las organizaciones a operar libremente en una democracia frente al derecho de los ciudadanos israelíes a saber quién está financiando las actividades de las ONG en cuestión. Durante muchos años, la transparencia ha sido una consigna política europea. ¿Existe algún motivo para que este principio tan a menudo profesado no se aplique debidamente a una situación en la que la Unión Europea y sus Estados miembros conceden importantes cantidades de dinero a las ONG israelíes? Si la presente Cámara se opone a eso, está ofreciendo, en mi opinión, un pobre espectáculo, tanto aquí en el Parlamento como en el estado judío. Con una actitud tan políticamente sospechosa, se granjearán ustedes con seguridad las antipatías de los ciudadanos honestos de Europa, es decir, las de los contribuyentes.

 
  
MPphoto
 

  Diane Dodds (NI). – Señor Presidente, me inquietan enormemente el contenido y el tono de algunas de las intervenciones realizadas hoy en el presente debate. Mientras las conversaciones directas entre Israel y la Autoridad Palestina se encuentran en sus vacilantes comienzos, querría pedir a la presente Cámara que sea prudente con sus comentarios en el contexto de un momento tan sumamente delicado en Oriente Próximo.

Desde la experiencia de mi circunscripción electoral de Irlanda del Norte, puedo dar testimonio de la fragilidad de tales conversaciones. La interferencia exterior a menudo es contraproducente y desestabilizadora para el progreso. Esto se ha intensificado aún más con el ataque indiscriminado que acabó con la vida de cuatro ciudadanos israelíes la semana pasada. Estoy seguro de que los diputados se unirán a la hora de condenar ese ataque y por supuesto a la hora de elogiar a Israel por su compromiso con las conversaciones.

Volviendo a la legislación en cuestión, deberíamos reconocer que el Gobierno israelí ha colaborado con su Parlamento a la hora de abordar asuntos. El proyecto de ley que irá progresando en la Knesset ha experimentado cambios importantes. Esos cambios ejemplifican la democracia israelí en acción y su capacidad de respuesta a la crítica razonable y moderada. El resto de medidas se centran en la aplicación de los principios de apertura, responsabilidad y transparencia al sector de las ONG. Las ONG de todo el mundo defienden a menudo estos principios como principios clave para una vida pública próspera en una sociedad democrática.

Asimismo, la necesidad de que se reconozca el apoyo de gobiernos extranjeros en campañas publicitarias públicas y en sitios web es equiparable a la necesidad de financiación europea para acusar recibo y promover la financiación procedente de la UE. Quisiera sugerir que la oposición por parte de las ONG —y por parte de algunos en el seno de este Parlamento— a tales propuestas resulta tan ilógica como hipócrita.

Ese debate representa una interferencia en los asuntos internos de un Estado no perteneciente a la Unión Europea y en una cuestión que ya se está abordando. Muchos en Israel concluirán que la motivación para esto nace de un sentimiento antiisraelí habida cuenta de que, en un momento de negociaciones de paz, deberíamos ser una fuente de aliento para esos negociadores.

(La oradora acepta responder a una pregunta formulada con arreglo al procedimiento de «tarjeta azul» de conformidad con el apartado 8 del artículo 149 del Reglamento)

 
  
MPphoto
 

  Chris Davies (ALDE). – Señor Presidente, doy las gracias a la señora Dodds. ¿Podría aceptar Su Señoría que es relativamente nueva en esta Cámara y que algunos de nosotros, que llevamos aquí ya un tiempo considerable, en realidad hemos pasado por varias negociaciones directas de paz entre israelíes y palestinos y nos hemos dado cuenta de que callarse no contribuye necesariamente al proceso en absoluto?

 
  
MPphoto
 

  Diane Dodds (NI). – Señor Presidente, por supuesto que aceptaré que soy relativamente nueva para esta Cámara, pero también espero que los diputados reconozcan que no soy nueva en situaciones de conflicto o en afrontar una situación de terrorismo dentro de mi propio electorado del Norte de Irlanda.

De hecho, poseo experiencia personal en este terrorismo y, tras haber participado en las negociaciones que condujeron a un futuro democrático más pacífico para mi pueblo de Irlanda del Norte, mi experiencia es que la interferencia exterior, especialmente la interferencia exterior sesgada, es tan equivocada como inútil.

(La oradora acepta responder a una pregunta formulada con arreglo al procedimiento de «tarjeta azul» de conformidad con el apartado 8 del artículo 149 del Reglamento)

 
  
MPphoto
 

  Róża Gräfin von Thun und Hohenstein (PPE). – Señor Presidente, al escuchar este debate quisiera compartir con ustedes que durante muchos años fui Director General de una ONG polaca que promovió la adhesión de Polonia a la Unión Europea, apoyó un «sí» en el referéndum y puso en marcha muchos programas de educación política, democrática, etc.

También tuvimos nuestros patrocinadores en Polonia y en el extranjero. Se trataba de personas privadas, empresas y fundaciones políticas, así como diversos programas de la Unión Europea y, desde luego, estábamos obligados a declarar nuestras fuentes de financiación y las cantidades que recibíamos. Esto también ocurría con toda la dotación procedente del presupuesto de la UE. Nunca se me ocurrió considerar esto como un tipo de discriminación o como una forma de ponernos trabas.

En lo referente al presente debate, lamento decir que nos estamos perdiendo en debates basados en documentos obsoletos. Estamos perdiendo la perspectiva general y eso es lo que realmente necesitamos. Esto tiene que ver con estándares, con democracia, la democracia basada en ciudadanos activos, a menudo organizados en ONG vivas y dinámicas.

La transparencia es un estándar de democracia y en esta Cámara se debería elogiar y no condenar una ley o cualquier documento jurídico que requiera transparencia para cualquier financiación de carácter público o privado.

Quizás más bien deberíamos también fomentar la información relativa a los donantes privados. ¿Por qué debería la transparencia obstaculizar la actividad, debilitar la situación de las ONG o ser selectiva? ¿Por qué necesitamos la transparencia? Estas son preguntas que deberíamos formularnos a nosotros mismos con respecto a cualquier organización en el mundo a la que respaldemos.

Israel es un estado democrático. En la Knesset se está manteniendo un acalorado debate sobre este proyecto de ley, que dio como resultado el proyecto de ley del pasado mes de agosto. Así que, al darle las gracias al Comisario Füle por toda la información que nos ha proporcionado, tan solo puedo desear a la Comisión y a todos nosotros, que la buena cooperación entre la Unión Europea e Israel continúe y siga progresando aún más.

 
  
MPphoto
 

  Proinsias De Rossa (S&D). – Señor Presidente, quisiera antes de nada responder a la idea de que la interferencia procedente del exterior está de algún modo perjudicando los procesos de paz. Si hubiéramos de seguir esa lógica, la Unión Europea, y ciertamente el mundo en general, debería volver la espalda a todos y cada uno de los conflictos que se producen en todo el mundo y fingir que no es asunto nuestro. Se trata de un argumento disparatado, señora Dodds, y le insto a revisar su perspectiva sobre ello.

Resulta totalmente legítimo que este Parlamento examine las amenazas potenciales a la libertad de expresión y a la libertad de asociación en cualquier estado con el que mantenemos una relación comercial. Nuestros tratados nos obligan a involucrarnos en el comercio sobre una base ética. Israel, que posee una relación comercial muy estrecha con la UE, no puede constituir una excepción a este escrutinio.

Acojo positivamente las modificaciones que se han realizado hasta ahora en el proyecto de ley de financiación de las ONG por parte de la comisión jurídica de la Knesset, sin duda debidas a la creciente presión internacional, pero todavía se encuentra en la primera fase. Aún tiene que volver a la comisión y pasar una segunda y una tercera fase. Desconocemos aún cómo será la versión final.

Sin embargo, el proyecto de ley continúa siendo un proyecto de ley draconiano y parcial que favorecerá las donaciones privadas procedentes de entidades extranjeras, que no tendrán que revelar la fuente o el propósito de tales donaciones. O es una ley de transparencia o no lo es. Si es así, debe ser una transparencia completa.

Soy escéptico en cuanto al resultado final y considero que el Parlamento, la Comisión y el Consejo deben mantener su vigilancia y dejar claro que la legislación, en caso de aprobarse, que vaya más allá de los requisitos de una transparencia equilibrada, tendrá un efecto sobre nuestra relación.

Quisiera realizar un breve comentario sobre la legislación boicot propuesta, que tratará de convertir en criminal a cualquier persona que respalde boicotear la venta, en Europa, de artículos producidos ilegalmente en los asentamientos ilegales. Yo lo consideraría como una violación del derecho a la acción política.

(El orador acepta responder a una pregunta formulada con arreglo al procedimiento de «tarjeta azul» de conformidad con el apartado 8 del artículo 149 del Reglamento)

 
  
MPphoto
 

  Bastiaan Belder (EFD).(NL) Señor Presidente, hace tan solo un momento, mi colega, el señor De Rossa, ha afirmado que el debate sobre el proyecto de ley que se está cuestionando ya se había producido y que ya se habían realizado las enmiendas a la ley. ¿Puedo señalar que el debate aún se encuentra en marcha? Se me ha informado de ello, como presidente de la Delegación de Israel, a principios de esta semana, pero lo que me ha llamado la atención —y por ese motivo le formulo a usted una pregunta— es que usted manifieste que esas enmiendas fueron resultado de una presión exterior. ¿Está usted sugiriendo que nuestros colegas de la Knesset no tienen derecho a cambiar de opinión, como hizo el presidente de la comisión en cuestión cuando propuso que los donantes privados también formaran parte del acto de transparencia? Sin duda, ¿no es eso lo contrario a la presión exterior? En otras palabras, ¿piensa usted que la presión exterior es lo único que puede hacer cambiar las decisiones adoptadas por la Knesset israelí? Encuentro esa opinión bastante parcial.

 
  
MPphoto
 

  Proinsias De Rossa (S&D). – Señor Presidente, yo no realizaría la absurda declaración de que únicamente la presión exterior puede provocar que los parlamentarios cambien de opinión. Sé que ese es el caso en Irlanda. Durante el proceso de paz de Irlanda, contribuyó a cambiar las opiniones del IRA y del Sinn Féin. Evidentemente, en Irlanda también ejercimos presión interna, pero la presión internacional también representa, por supuesto, una parte importante del proceso democrático. Todos formamos, después de todo, parte de un mundo.

 
  
MPphoto
 

  Frédérique Ries (ALDE). (FR) Señor Presidente, en ocasiones me sorprende el contenido de algunos de nuestros debates aquí en el Parlamento. Eso me ocurre con el debate de hoy.

¿De qué estamos hablando? ¿Qué es lo que consta en la agenda? No es el informe Goldstone. Ni los asentamientos. Tampoco la operación «Plomo fundido». No, el título del debate es «Proyecto de ley sobre las ONG en Israel», ley que se encuentra en debate en la Knesset y que aún no han sometido a votación.

Nuestro Parlamento solicitó el pasado mes de abril debatir este asunto inmediatamente después de que lo planteara el Gobierno israelí e incluso antes de que los diputados israelíes al Parlamento pudieran mantener un debate sobre ello. Resulta, si cabe, aún más condescendiente —lo lamento pero ese es el único término que lo define— habida cuenta de que el presente proyecto de ley, y esto ya se ha mencionado, acaba de modificarse considerablemente. Efectivamente, representa un insulto para la labor de nuestros colegas en la Knesset pensar que fue la pregunta oral formulada aquí, en este Parlamento, la que cambió las cosas. Demuestra un total desconocimiento de la mentalidad israelí y de la vitalidad del proceso democrático, de las ONG y de los diputados del Parlamento israelí.

El señor Pöttering nos ha mencionado una visita que acaba de efectuar a Israel. Yo también acabo de volver de Israel, volví el sábado. Me reuní con representantes electos de los partidos Kadima, Labour, y algunos de Likud, y les puedo garantizar que llevan meses trabajando en este tema con las ONG. No nos han esperado a nosotros. Por tanto, no lo entiendo: todas las democracias del mundo —y esto también se ha dicho— progresan hacia una mayor transparencia, una conducta más ética y una mayor responsabilidad en la gestión pública. Esto también se aplica a los gobiernos, a los partidos políticos —evidentemente— a la administración pública y también a los Estados miembros, a la Comisión y a nuestro Parlamento; siguen el mismo proceso de transparencia, un proceso que resulta aún más necesario y comprensible en el caso de una región tan afectada por el trágico conflicto que está teniendo allí lugar.

(La oradora acepta responder a una pregunta formulada con arreglo al procedimiento de «tarjeta azul» de conformidad con el apartado 8 del artículo 149 del Reglamento)

 
  
MPphoto
 

  Nicole Kiil-Nielsen (Verts/ALE).(FR) Señor Presidente, quisiera simplemente pedir a la señora Ries, dado que no piensa que se haya producido ninguna repercusión sobre la Knesset o sobre las autoridades israelíes, que explique el comunicado de la Embajada de Israel del que acabamos de hablar y que explique determinados correos electrónicos que hemos recibido en estos últimos días.

 
  
MPphoto
 

  Frédérique Ries (ALDE).(FR) Señor Presidente, yo no he dicho que ellos no se hayan visto influenciados, no más de lo que el señor De Rossa, sin duda, ha pensado que era nuestra labor y sólo nuestra labor la que había cambiado el curso de los acontecimientos en ese país. Todo lo que digo, después de haber debatido el asunto precisamente la semana pasada con los diputados al Parlamento de ese país, es que ellos habían iniciado el proceso de debatir y modificar esta ley mucho antes e independientemente de nuestra intervención. Considero que algunos de los comentarios que estamos realizando aquí son especialmente condescendientes y querría expresar mi reticencia a hablar por el embajador que envió ese comunicado ayer. No considero que esté en posición de hacerlo.

 
  
MPphoto
 

  Heidi Hautala (Verts/ALE). – Señor Presidente, personalmente, he dedicado buena parte de mi carrera política a promover la transparencia en la toma de decisiones políticas, pero también puedo comprobar con bastante facilidad que este proyecto de ley es muy selectivo en sus intentos por crear transparencia.

En el subcomité de Derechos Humanos en junio, teníamos de hecho ONG procedentes de Israel y les preguntamos acerca de este proyecto de ley. Estaban preocupados. También escuchamos otras perspectivas y yo personalmente mantuve correspondencia con el embajador israelí de la Unión Europea sobre este proyecto de ley.

Así pues, diría que la labor que hemos llevado a cabo en el Parlamento en relación con esta pregunta oral en el subcomité, ha ayudado a crear las condiciones para un sólido debate público, que tendrá una repercusión.

Pero, sobre todo, lo que me ha impresionado en esa comparecencia en el subcomité fue el buen espíritu con el que las ONG israelíes y palestinas colaboran entre ellas. Pienso que deberíamos encontrar nuevas formas de respaldar su cooperación, porque deberían desempeñar un papel muy importante en el proceso de paz.

 
  
MPphoto
 

  Fiorello Provera (EFD).(IT) Señor Presidente, Señorías, este debate confirma que existen muchos prejuicios con respecto a Israel que siguen influenciando la política de la Unión Europea relativa a Oriente Próximo.

Hoy nos encontramos debatiendo un proyecto de ley de la Knesset que realmente ya no existe, dado que se ha visto considerablemente modificado. El nuevo proyecto de ley exige una total transparencia en lo que respecta a la financiación extranjera de las organizaciones no gubernamentales (ONG) que operan en Israel, algunas de las cuales, es preciso decir, están más involucradas en política que en ayuda humanitaria.

No me parece que esta petición de transparencia restrinja la libertad de asociación de los ciudadanos, pero hoy estamos debatiendo sobre ello como si fuera así. No deberíamos sorprendernos, pues, ante la reticencia de algunos políticos israelíes hacia la Unión Europea, y eso podría explicar por qué no estamos sentados en la mesa de negociación israelo-palestina, incluso a pesar de que somos el primer donante de la región.

En lugar de ello deberíamos estar debatiendo cómo mejorar la transparencia y la trazabilidad de nuestros procedimientos para la financiación de las ONG y las agencias de las Naciones Unidas que operan en la región. De hacerlo así, despejaríamos cualquier duda acerca de nuestras posturas políticas.

Concluiré con una propuesta: en vez de debatir este proyecto de ley, ¿por qué no organizamos un debate sobre el aumento del antisemitismo en Europa, especialmente tras las declaraciones del señor De Gucht?

 
  
MPphoto
 

  Franz Obermayr (NI).(DE) Señor Presidente, en febrero de 2010, la Knesset promulgó una ley que abolía la exención fiscal de la que disfrutaban todas las organizaciones que colaboraban con grupos extranjeros. A esto le ha seguido en abril un proyecto de ley que pretende prohibir todas las organizaciones no gubernamentales (ONG) que estén involucradas en procesos legales contra funcionarios israelíes en el extranjero. Resulta evidente que los detractores del sistema pronto se convierten en enemigo público número uno en Israel. El nuevo frente israelí ha sido acusado públicamente de haber destruido los cimientos del estado israelí, simplemente porque colaboró en la elaboración del informe Goldstone.

La UE debe adoptar una postura clara con respecto a este aumento de la intolerancia. En el Estado de Israel y de Palestina, las ONG constituyen una parte importante en lo que respecta a la participación de los ciudadanos en política y, por lo tanto, merecen protección como parte de un sistema democrático. Esperamos que todo país que, como Israel, desee iniciar una asociación más estrecha con la UE, respete las normas europeas y respete los estándares europeos.

 
  
MPphoto
 

  Ria Oomen-Ruijten (PPE).(NL) Señor Presidente, acabo de enterarme, para mi sorpresa, de que Israel ha estado tratando de mantener esta cuestión alejada de la agenda europea. Yo siempre me atengo al principio de que, si uno cree en su propia legislación, no debería temer el debate y ese debate puede crear un clima que contribuya a que las ONG, que constituyen el asunto aquí en juego, puedan llevar a cabo su labor en Israel sin impedimentos. Por lo tanto, un debate en esta Cámara únicamente puede contribuir a disipar preocupaciones.

Señor Presidente, me complace comprobar que han ocurrido muchas cosas durante el periodo comprendido entre la presentación de la pregunta oral por parte de la señora Heidi Hautala el 27 de abril y el debate de hoy. Entiendo, por la carta del embajador y la traducción del proyecto de ley, que se han llevado a cabo notables modificaciones. Me complace que así sea. Sin embargo, lo que me preocupa es cómo se hará cumplir la nueva legislación y la cuestión de si se aplicará o no de forma selectiva. En mi opinión, la transparencia de las ONG constituye parte inherente de toda democracia, motivo por el cual es tan importante que Israel, también, se asegure de que no se ponen obstáculos poco razonables a sus actividades. Le dirijo la siguiente pregunta al señor Füle: ¿tenemos garantías de que se tratará a todas las ONG de Israel de forma equitativa y de que esta nueva legislación no derivará en medidas restrictivas para las ONG financiadas, en parte o en su totalidad, con fondos extranjeros?

Mi tercer punto tiene que ver con la transparencia, que se está empleando como argumento —y todo eso es positivo y está bien— pero lo que no entiendo por qué las donaciones privadas no entran en el ámbito de la presente legislación. Tal y como yo lo veo, se trata de una omisión significativa.

Señor Presidente, en todos los demás aspectos, estoy de acuerdo con el comentario realizado por mi colega, el señor Pöttering, sobre la política de asentamientos.

 
  
MPphoto
 

  Monika Flašíková Beňová (S&D). (SK) Debo manifestar que estoy sorprendida ante el tono de este debate. Se supone que hoy íbamos a debatir nuestras propuestas y nuestras perspectivas sobre un proyecto de ley que todavía se halla en proceso de enmienda y que podríamos sugerir que nuestros colegas de la Knesset israelí, que han sido tan elegidos como nosotros en el Parlamento Europeo, cuál sería nuestro buen consejo o nuestra valiosa experiencia en la aprobación de este tipo de ley.

Lamentablemente, este debate ha degenerado en una especie de lucha por parte de una sección de este Parlamento contra Israel en general. Deberíamos recordar que Israel se encuentra en una posición muy difícil, que es el único Estado democrático en esa región y que se enfrenta a ataques de casi todos sus vecinos. Eso es lo primero, y únicamente a fin de despejar algunas dudas, en el anterior periodo de elecciones, yo fui vicepresidenta de la delegación del Parlamento Europeo para las relaciones con Israel. Por lo tengo, poseo algo de experiencia y una experiencia muy buena también, debo decir, con colegas de la Knesset israelí, y nunca he tenido la sensación, cuando he visitado Israel y hemos planteado preguntas que quizás no fueran agradable para ellos, de que no quisieran contestar esas preguntas. Por último, muchos de los que están sentados aquí hoy en este debate han trabajado conmigo en esa delegación, o incluso aún lo siguen haciendo hoy, así que sigamos adelante, presentemos algunas buenas propuestas y, en mi opinión, nuestros colegas de la Knesset las aceptarán y estarán contentos de adoptar la ley de esa manera.

 
  
MPphoto
 

  Margrete Auken (Verts/ALE).(DA) Señor Presidente, la anterior intervención me ha traído a la memoria un correo electrónico que recibimos hace un tiempo procedente de una liga de la amistad entre americanos e israelíes que señalaba que ya era hora de que la gente empezara a tratar a Israel como a una democracia. Me ha recordado una anécdota muy conocida sobre Gandhi, a quien le preguntaron qué opinaba de la civilización occidental. Él contestó: «Esa sería una buena idea». Creo que deberíamos tratar a Israel como la democracia que es y realizar las reivindicaciones necesarias para que sea una buena democracia.

El punto que hoy se dejado aquí claro es que no podemos limitarnos a quedarnos satisfechos con la transparencia en lo que concierne a la financiación pública cuando esta transparencia no se aplica a la financiación privada, incluso a pesar de que todos sepamos de donde provienen esos importantes fondos. No podemos tomar a Israel en serio cuando hace referencia a la persecución de los judíos y al holocausto como excusa para tratar indebidamente a otros. Esta forma de trivializar el sentimiento de los judíos es, desde mi punto de vista, quizá una de las cosas más vergonzosas que yo haya escuchado en este debate. Aquellos actos violentos que se cometieron no deben utilizarse como excusa absurda para incumplir las importantes normas básicas de la democracia. Debemos realizar las exigencias oportunas a Israel y no tratarles como a un campamento para niños delicados o disculparles como si estuvieran discapacitados de alguna forma.

 
  
MPphoto
 

  Zuzana Roithová (PPE). (CS) Esta pregunta formulada a la Comisión por parte de los diputados de la izquierda está, por así decirlo, fuera de contexto, y por lo tanto es absurda. No se trata sólo de que el proyecto de ley que va a votar la Knesset el mes que viene, posea en la actualidad una forma diferente. Creo firmemente que un país que funciona de forma democrática como Israel tiene derecho a aprobar leyes, siempre y cuando no sean contrarias al Derecho internacional, y ese no ha sido el caso ni siquiera en la propuesta original del gobierno. Quisiera recordarles que en mi país constituye una práctica estándar que las organizaciones benéficas nombren sus fuentes, incluidas las procedentes de patrocinadores extranjeros y privados.

La Unión Europea cofinancia organizaciones no gubernamentales por todo el mundo y no siempre estamos seguros de para qué se acaba empleando este apoyo. Por otro lado, deberíamos, por tanto, aplaudir el hecho de que el Gobierno israelí y su parlamento estén tratando de alcanzar una mayor transparencia en relación con las sumas financieras que circulan por movimientos políticos y organizaciones gubernamentales extranjeras políticamente activas. Más bien debería preocuparnos que algunas de ellas empleen recursos procedentes de organizaciones terroristas en el exterior con la finalidad de socavar los esfuerzos de paz y amenazar la seguridad de los ciudadanos israelíes.

Lamento que algunos diputados de la izquierda estén molestos con la idea de que existan buenas relaciones entre Israel y la Unión Europea. Nuestra prioridad, sin embargo, reside en la coexistencia pacífica entre Israel y el futuro Estado palestino, y no en extender prejuicios o habladurías. No obstante, lo que me causa a mí molestia es el hecho de que la Comisión no haya sido invitada a las negociaciones intergubernamentales, y mi pregunta a la Comisión es la siguiente: ¿pueden ustedes cambiar esta situación?

 
  
MPphoto
 

  Pier Antonio Panzeri (S&D).(IT) Señor Presidente, Señorías, seguramente habrá quien ponga objeciones a las razones que han conducido al Parlamento Europeo a debatir y dictar sentencia sobre un acto legislativo en proceso de ser aprobado por un parlamento democráticamente elegido como la Knesset israelí.

Tales objeciones son comprensibles, pero existen por lo menos dos razones básicas que convierten este debate en necesario. La primera es la naturaleza única de la situación en Oriente Próximo, derivada de un conflicto que se ha prolongado demasiado y que no solo implica a Israel. La segunda es el importante papel que desempeñan las organizaciones no gubernamentales (ONG) en esta zona, tanto en el ámbito de la ayuda humanitaria como en relación con políticas de cooperación para el desarrollo. Además, las propias autoridades israelíes deberían valorar con detenimiento ese papel, porque sin la labor que realizan todas las ONG, las tensiones en la región serían mayores y mucho más serias.

Por ese motivo resultará perfectamente natural sugerirle a la Knesset, en su intención por legislar en esta materia, que debería proponerse dos claros objetivos además de los cambios ya realizados: asegurar una transparencia para la financiación que se aplique de forma imparcial a todas las organizaciones, incluidas, por ejemplo, las ONG de colonos, y que posibilite en la práctica que todas las ONG puedan trabajar, porque su labor es importante, sobre todo para el futuro de las propias negociaciones de paz.

 
  
MPphoto
 

  Sari Essayah (PPE). – Señor Presidente, el principio del proyecto de ley consiste en que la financiación de gobiernos extranjeros destinada a las ONG debería ser totalmente transparente.

¿Tenemos un problema con la transparencia? Espero que no. La mayoría de los Estados miembros de la UE poseemos legislación relacionada con la financiación de las ONG y su transparencia así como relacionada con la financiación de partidos políticos. En Finlandia, por ejemplo, acabamos de aprobar una ley referente a la financiación de los partidos políticos a través de la cual hemos querido prohibir cualquier tipo de financiación extranjera a excepción de la procedente de los partidos homólogos de la Unión Europea. No queremos que fuerzas extranjeras puedan comprar su influencia en la vida política finlandesa.

Todos nosotros, como políticos, nos quedaríamos atónitos si el gobierno de algún Estado miembro europeo vecino comenzara a financiar nuestras ONG nacionales para campañas políticas.

El representante del Cuarteto, Tony Blair, señaló los estándares dobles que caracterizan de forma tan generalizada las actitudes europeas hacia Israel en su discurso de la semana pasada en Herzliya. Declaró: no apliquen reglas al Gobierno de Israel que nunca hubieran soñado aplicar en su propio país.

Por tanto, el Parlamento Europeo debería respaldar a los legisladores israelíes a la hora de garantizar transparencia, en lugar de atacar con falsas acusaciones e intervenir en el proceso legislativo democrático.

¿Somos plenamente conscientes, como europeos, de que los proyectos financiados por la UE no siempre promueven la paz, sino que obran en contra del entendimiento mutuo y crean más desconfianza y hostilidad entre israelíes y palestinos?

Así pues, esta nueva legislación es importante también para los contribuyentes europeos, a fin de que sepamos cómo se gasta nuestro dinero en ese ámbito.

 
  
MPphoto
 

  Marek Siwiec (S&D).(PL) Señor Presidente, dicen que antes de firmar un compromiso con un banco se debe leer la letra pequeña al final de la página. En la cuestión que estamos debatiendo hoy, es importante leer lo que se indica justo al final de la pregunta. Los autores preguntan cómo afectará esta cuestión al futuro de la relación entre la UE e Israel. Mi respuesta es que repercutirá muy favorablemente, porque hoy decimos que tenemos un socio en Oriente Próximo, que es una democracia y que existen personas que quieren cuidar el dinero europeo y que quieren cuidar de cómo se gasta ese dinero. Se trata del único país de la región en el que se cuida tanto el dinero europeo. No muy lejos de ese país, están desapareciendo millones de euros sin dejar rastro y desconocemos cómo se está empleando este dinero. Si hoy podemos experimentar un momento de satisfacción, se debe a que estamos fomentando la democracia en Israel. Estamos manifestando que se trata de un país democrático, y que está construyendo una democracia con arreglo a nuestros estándares. El Parlamento Europeo ha logrado algo excepcional durante el presente debate. De buena fe, hemos defendido organizaciones no gubernamentales en Israel —organizaciones que no consideran que estén corriendo ningún peligro— y las estamos protegiendo de legislación que aún no se encuentra en vigor. Quisiera que esto se considerara como un buen mensaje aportado por este debate.

 
  
MPphoto
 

  Zoran Thaler (S&D).(SL) La tendencia de la restrictiva legislación en Israel apunta a un abismo, siempre en aumento, entre el ideal de Israel de representar la única auténtica democracia de Oriente Próximo, como nos gusta señalar con orgullo, y la situación actual que, a pesar de esta democracia innegable, también incluye la supresión de los derechos legítimos de la vecina población palestina: el derecho a la autodeterminación, a su propio país y a la libertad.

Dado que esta es la política del Gobierno israelí, cualquiera que se oponga a ella, ya sea individuo u organización no gubernamental, se convertirá más pronto o más tarde en un enemigo de su dictadura. Resulta difícil, imposible, ser una democracia detrás de elevados muros mientras se oprime a otros al mismo tiempo. Eso es una ilusión.

Por ese motivo Israel tendrá que elegir entre continuar siendo una democracia y evolucionar democráticamente —en el sentido de reconocer y permitir a su población vecina, a los palestinos, ejercer sus derechos democráticos— y mantener su política actual de socavar esos derechos, cayendo de vez en cuando en un comportamiento antidemocrático, en falta de transparencia, intolerancia, xenofobia y represión de su sociedad civil. Por desgracia, el precio inevitable de este tipo de política hacia los palestinos será la destrucción de la propia democracia de Israel.

 
  
MPphoto
 

  Ulrike Lunacek (Verts/ALE). – Señor Presidente, quisiera agradecer al Comisario Füler el mensaje tan claramente expresado con respecto a la sociedad civil israelí —una sociedad muy vibrante, como todos sabemos— así como por su crítica de la que se ha modificado.

Uno de los puntos que he considerado muy positivo en el transcurso de este proceso consiste en que, en efecto, se han modificado algunas de las peores partes de la ley. Sin embargo, aún quedan algunas cuestiones que podrían necesitar una revisión más exhaustiva por parte de los diputados de la Knesset. Usted ha mencionado una de ellas: el hecho de que la financiación privada no esté incluida en una ley que se exige transparencia. Alguien más manifestó que los partidos políticos deberían ser transparentes en lo que respecta a los individuos, compañías, etc. que los financian. En mi propio país, existen problemas con eso.

Ese es un tema que, en el contexto de toda amistad con Israel y la Knesset, espero que todavía cambie a fin de que la sociedad civil en Israel sea tan transparente como ya lo es, de cualquier modo, en su mayoría, y que también participe activamente en el futuro por la paz en la región.

 
  
MPphoto
 

  Ivo Vajgl (ALDE).(SL) No cabe duda de que Israel es un Estado democrático, pero ningún Estado democrático es inmune a acciones o presiones antidemocráticas.

En este caso, que tiene que ver con la presión ejercida sobre organizaciones no gubernamentales en Israel, estamos tratando acciones antidemocráticas y, de hecho, se nos advirtió de que se producirían cuando visitamos Israel como delegación. Es más, después de haber hablado con una serie de contactos en Bruselas, creo firmemente que se produjeron.

Hoy estamos debatiendo aquí una ley en concreto. Sin embargo, existen realmente tres leyes que, cada una a su propia manera, colocan fundamentalmente a las ONG y a cualquiera que colabore con ellas en una posición dudosa. Eso no es positivo para ninguna democracia. Dado que nuestro debate también tendrá una repercusión sobre las negociaciones de paz, debo decir que, hasta el momento, el mayor perjuicio ocasionado a las conversaciones de paz lo ha provocado la declaración por parte del Ministro de Asuntos Exteriores de Israel, el señor Lieberman, de que Israel continuará construyendo asentamientos en los territorios ocupados.

 
  
MPphoto
 

  Alexandra Thein (ALDE).(DE) Señor Presidente, en primer lugar quisiera dar las gracias a Israel por tomar en serio las muchas inquietudes surgidas con relación a su legislación propuesta y por suavizar al menos ligeramente las disposiciones.

Durante muchos años, se ha pedido a las organizaciones no gubernamentales (ONG) que revelen sus fuentes de financiación de una forma completamente transparente e incluso que publiquen esta información en sus páginas web. La legislación prevista, incluso en su forma suavizada, está dirigida en última instancia a ONG específicas: en primer lugar a las organizaciones de derechos humanos y en segundo lugar a aquellas que reciban fondos públicos procedentes de las Naciones Unidas o de la Unión Europea. En contraste, grupos de extrema derecha u organizaciones no gubernamentales financiadas a nivel privado y que, por ejemplo, respaldan la construcción de asentamientos ilegales, no están sujetas a restricciones jurídicas y no tienen que hacer públicas sus fuentes de financiación. El problema con la legislación propuesta radica en su trato desigual.

 
  
MPphoto
 

  Štefan Füle, Miembro de la Comisión. – Señor Presidente, el debate de hoy ha demostrado una vez más la gran importancia que todos concedemos en la Unión Europea a la sociedad civil. Una sociedad civil libre y activa sustenta el desarrollo de una democracia saludable.

He tomado nota de las muchas observaciones que han realizado hoy y se las trasmitiré a nuestros socios israelíes. También hallaré la manera de informar a la Alta Representante y Vicepresidenta de determinados aspectos de nuestros debates, puesto que ella es nuestra representante en el Cuarteto y se está cerciorando eficazmente de que la Unión Europea siga desempeñando un papel muy importante en el proceso de paz de Oriente Próximo.

Antes de concluir, permítanme señalar dos puntos más muy importantes. El primero es que continuaremos destinando financiación a las ONG para proyectos elegibles que respondan a nuestros objetivos. En segundo lugar, continuaremos el diálogo con las autoridades israelíes en el marco del consenso político existente. El diálogo con este socio tan importante debe permanecer abierto a todos los niveles y a través de todos los canales.

Permítanme garantizarles, como conclusión, que la Comisión seguirá de cerca esta cuestión y continuará recomendando a nuestros socios israelíes la necesidad de promover y facilitar más la labor de un sector activo como el de las ONG, en lugar de restringirla.

 
  
MPphoto
 

  Presidente. – Se cierra el debate.

Declaraciones por escrito (artículo 149 del Reglamento)

 
  
MPphoto
 
 

  Olga Sehnalová (S&D), por escrito. (CS) Las organizaciones benéficas constituyen un componente esencial y legítimo en un país democrático normal. Sin embargo, resulta igual de legítimo exigir transparencia con respecto a sus finanzas, tanto en lo referente a fuentes privadas como públicas. La cuestión que es necesario abordar es, por lo tanto, el nivel y la legislación específica para conseguir esta transparencia. Resultaría, por consiguiente, positivo, enfocar esta pregunta de forma apasionada, sin prejuicios, y con confianza en la labor de nuestros colegas, democráticamente elegidos, en la Knesset israelí.

 

13. La situación del río Jordán, con especial referencia a la región del bajo Jordán (debate)
Vídeo de las intervenciones
MPphoto
 

  Presidente. – De conformidad con el orden del día se procede al debate sobre la pregunta oral formulada a la Comisión por Paolo De Castro, Véronique De Keyser, Jo Leinen y Adrian Severin, en nombre del Grupo S&D, relativa a la situación del río Jordán, con especial referencia a la región del bajo Jordán (O-0092/2010 - B7-0452/2010).

 
  
MPphoto
 

  Paolo De Castro, autor.(IT) Señor Presidente, Señorías, el río Jordán constituye un valor de importancia fundamental para Jordania, Israel y los Territorios Palestinos que no solo posee relevancia medioambiental, sino también agrícola y económica, y la degradación que está sufriendo no puede dejar de preocuparnos.

Es importante señalar que aproximadamente el 98 % de los 1 300 millones de metros cúbicos del caudal de agua dulce natural procedente del bajo curso del río son desviados cada año y largos tramos del curso fluvial corren riesgo de desecación. Esto es devastador no solo en términos de biodiversidad, sino sobre todo en lo que respecta al acceso a las fuentes de agua por parte de las comunidades locales. Diversos actores internacionales, entre ellos la Asamblea Parlamentaria Euromediterránea, se han interesado activamente por la situación de profunda degradación del río Jordán

Nosotros, también, debemos exigir intervención, no solo por parte de las autoridades y de los gobiernos locales, sino también del Consejo, la Comisión y los Estados miembros, para proporcionar asistencia técnica y financiera para la recuperación del río. En particular —según expone la resolución común firmada por todos los grupos políticos, a quienes agradezco su apoyo incondicional— debemos pedir a la Comisión que introduzca una referencia clara y específica a este proyecto en los planes de acción de la política de vecindad con Israel, Jordania y la Autoridad Palestina.

Como paso inicial se podría establecer un estudio conjunto sobre la situación del río Jordán. Somos muy conscientes de que el agua constituye un bien precioso e inalienable, por lo que quisiera señalar que la distribución equitativa de este recurso significa prestar la misma atención a las demandas de todas las comunidades de la región. Esta resulta una cuestión de suma importancia si deseamos alcanzar una paz y estabilidad duraderas en Oriente Próximo.

Hemos asistido a la reanudación de las negociaciones de paz entre israelíes y palestinos en los últimos días con determinada esperanza, puesto que estas negociaciones han identificado la gestión de los recursos hídricos como uno de sus puntos fundamentales. Esperamos que los gobiernos, las comunidades locales y las organizaciones de la sociedad civil de los países y territorios afectados comiencen a cooperar eficazmente tan pronto como sea posible a fin de salvar el bajo Jordán. Se trata de un deber, no solo por el alto valor simbólico de este río sino, sobre todo, con el fin de mejorar las condiciones de vida de las comunidades locales.

 
  
MPphoto
 

  Štefan Füle, Miembro de la Comisión. – Señor Presidente, Señorías, quisiera agradecerles esta oportunidad para debatir la situación crítica de los recursos hídricos en Oriente Próximo.

La Unión Europea considera que el agua constituye una seria preocupación en la región y comparto plenamente las preocupaciones de Sus Señorías, dado que esta región se caracteriza por la carestía de agua, la tensión derivada de su escasez y el deterioro de la calidad del agua, situaciones que probablemente se hayan agravado aún más como consecuencia de los efectos del cambio climático.

Somos conscientes de las repercusiones que esto puede tener en los habitantes de la región, el medio ambiente y la seguridad regional. La Unión Europea considera que el agua es una prioridad para la paz en la región y este desafío regional requiere una solución a nivel regional.

Como ustedes perfectamente sabrán, la Unión Europea se ha implicado a la hora de impulsar urgentes avances hacia un acuerdo de paz absoluto entre Israel y los palestinos, donde el agua constituya una de las «cuestiones relacionadas con la situación final» a resolver, junto a las cuestiones de fronteras, refugiados, Jerusalén y seguridad.

La Unión Europea reconoce la situación específica de la cuenca baja del río Jordán y la necesidad de una gestión más eficiente del agua, incluidos sus afluentes. Estamos, por lo tanto, comprometidos en una serie de actividades a nivel nacional, subregional y regional con todas las partes vecinas. Somos partidarios de reformas y políticas en materia de agua que fomenten la aplicación de una gestión sostenible de los recursos hídricos.

A través de la Política Europea de Vecindad y otras medidas, la Unión Europea está respaldando medidas para fomentar la confianza, está promoviendo la cooperación transfronteriza y uniendo a comunidades con recursos hídricos que han compartido preocupaciones por este recurso.

Las actividades de la Unión Europea tienen como objetivo el desarrollo de capacidades por parte de distintas autoridades en materia de agua y sus usuarios, la recopilación y el reparto de datos, la disponibilidad de aguas residuales tratadas, medidas para la conservación del agua, incluidas las redes de agua y sistemas eficaces de irrigación.

Los esfuerzos de la Unión Europea se centran tanto en el aspecto de la demanda como en el suministro del sector del agua y en establecer las condiciones que permitan una gestión integrada de los recursos hídricos en el futuro.

La Unión Europea no actúa sola en sus esfuerzos. Hay Estados miembros y otros donantes activos y nosotros coordinamos estrechamente nuestras actividades con ellos a fin de asegurar la complementariedad.

 
  
MPphoto
 

  Rodi Kratsa-Tsagaropoulou, en nombre del Grupo PPE.(EL) Señor Presidente, señor Comisario, Señorías, el Parlamento Europeo está realizando un avance muy positivo al poner de relieve el reto que representa el río Jordán en la actualidad. La Asamblea Parlamentaria Euromediterránea ha preparado un estudio especial sobre el río Jordán y el valle del Jordán y en sus resoluciones ha pedido que sean protegidos, porque el río Jordán es un monumento de nuestro patrimonio mundial, un símbolo religioso y cultural para millones de personas alrededor del mundo y un valor ecológico, turístico y económico para la zona.

El objetivo, por lo tanto, hoy, reside en poner de relieve sus problemas y en la necesidad de actuar para protegerlo, en redoblar los esfuerzos que está realizando el Parlamento Europeo —la Comisión ha hecho referencia a estos esfuerzos y ha hecho alusión a ellos en otras ocasiones mientras se trabajaba en la posición común— y en pedir la cooperación regional de cara a un acceso equitativo para los pueblos de los países a orillas del río Jordán y conseguir una responsabilidad compartida para su protección.

La propuesta de resolución también pone de relieve las mejores prácticas, tales como un plan maestro especial preparado por Israel, que pide un intercambio de mejores prácticas y un intercambio de conocimientos técnicos, porque el río Jordán representa una cuestión colectiva para la zona. Aún más importante, también se ponen de relieve los auténticos peligros: no solo la escasez de agua, no solo la contaminación, sino también la pérdida de la biodiversidad y el riesgo de desecación, a menos que se haga algo.

Con el fin de poner de relieve su cooperación a nivel internacional y regional, la propuesta de resolución propone una comisión especial para el valle del Jordán, en la que los países directamente afectados por el Jordán (Israel, Territorios Palestinos, Jordania) puedan participar junto a otros países de la zona, donde el Jordán nace, y que también adquieren parte de responsabilidad, como el Líbano y Siria. Creo que la presente resolución obtendrá el apoyo del plenario y el mensaje que el Parlamento Europeo transmita será un mensaje firme, bien formulado y con un objetivo específico.

 
  
MPphoto
 

  Véronique De Keyser, en nombre del Grupo S&D.(FR) Señor Presidente, como se ha mencionado, la situación del Mar Muerto y del río Jordán es sumamente preocupante desde que se ha pronosticado que, si todo sigue igual en 2011, el río sencillamente se desecará.

Si no se emprende ninguna acción a nivel regional e internacional para poner freno a este proceso, la situación desembocará en una pérdida extraordinariamente importante para el patrimonio cultural, para la biodiversidad —la señora Kratsa-Tsagaropoulou mencionó este punto— y también para la seguridad y la economía de la región.

Quisiera atraer su atención sobre una ONG que ha emprendido lo que yo considero una iniciativa absolutamente extraordinaria. Esta ONG, Amigos de la Tierra-Oriente Próximo, ha decidido reunir a los alcaldes palestinos, jordanos e israelíes que viven a lo largo del caudal del río, para unirles y animarles a pensar en qué podrían hacer ellos para mejorar de algún modo la situación.

La asociación y los alcaldes han llevado a cabo algunos estudios interesantes con relación a las medidas que cada país podría adoptar y el efecto que esas medidas tendrían. Estas abarcan desde cuartos de baño sin agua a cambios en los métodos agrícolas o cambios en los tipos de cultivos cosechados, porque absorben demasiada agua, etc. Hay una amplia gama de medidas que se pueden adoptar. Así que este no es un debate político, aunque todos somos conscientes de que, tan pronto como hablamos del agua en la región, las cosas se convierten en políticas.

Creo que todo el mundo podría apoyar eso y me gustaría que Europa y la Comisión extrajeran inspiración de las evidentes conclusiones de este informe en cuanto a las relaciones que mantienen con esos países, especialmente a través de planes de acción.

Sin embargo, hay un breve apartado al que concedo gran valor —apartado E— que indica que existe una sobreexplotación del agua por parte de los colonos israelíes. Es cierto, ha sido confirmado por los informes del Banco Mundial y por Amnistía Internacional. Esto nos devuelve al corazón de la política, pero se trata de una verdad que debe decirse a veces. No la hemos colocado en el centro de la resolución pero le otorgamos un gran valor.

 
  
MPphoto
 

  Antonyia Parvanova, en nombre del Grupo ALDE. – Señor Presidente, como Vicepresidenta de la Comisión sobre energía, medio ambiente y agua de la Asamblea Euromediterránea, he tenido la oportunidad de comprobar la realidad ecológica concreta y dramática de la zona del río Jordán durante una visita de campo que tuvo lugar el pasado febrero.

El Informe especial sobre la situación en el valle del Jordán del que fui ponente, destacaba el hecho de que todas las partes afectadas —en especial Israel, la Autoridad Palestina y Jordania, además del Líbano y Siria— deben encontrar una solución común a los dos problemas más apremiantes: una distribución equitativa del agua que respete la necesidad de todos los habitantes de la región y un entorno saludable y protegido para las generaciones venideras.

El primer paso identificado en nuestro informe consiste en que Israel y las Autoridades Palestinas se pongan de acuerdo en los datos comunes relacionados con la distribución del agua disponible y la demografía como punto de partida para ulteriores negociaciones, dado que ambas partes, al igual que los informes independientes, han presentado hasta ahora cifras distintas.

Una de nuestras principales conclusiones alcanzadas fue que, a fin de resolver el problema hídrico por medio de la cooperación, es necesario implementar planes para una administración conjunta, para una toma de decisiones en igualdad de condiciones y una gestión conjunta de los recursos hídricos en la región. Considero que las recomendaciones de nuestro informe combinan áreas en las que la Unión Europea posee auténticos conocimientos técnicos y en las que podría participar como integrante activo, allanando el camino para la asociación futura de las partes implicadas.

En conclusión, quisiera recordarles que, mientras se realizan esfuerzos por reanudar el debate hacia un acuerdo de paz absoluto, tenemos la responsabilidad de no instrumentar la situación del valle del Jordán con fines políticos e ideológicos.

Espero que nuestro debate de hoy sirva a los intereses de todas las partes de la región y conduzca a conclusiones concretas e imparciales para un implicación activa de la Unión en futuras soluciones sostenibles.

 
  
MPphoto
 

  Margrete Auken, en nombre del Grupo Verts/ALE.(DA) Señor Presidente, estoy totalmente de acuerdo con los dos oradores anteriores, pero quisiera aprovechar la oportunidad para manifestar que considero que hay muchísimas personas aquí que no alcanzan a vislumbrar lo imposible que resulta insistir en que los palestinos asuman su parte de responsabilidad. No tienen oportunidad de hacerlo. ¿Cuántas personas son conscientes aquí de que desde 1967 el 50 % de la ribera del Jordan en Cisjordania ha sido ocupado por asentamientos israelíes? ¡El 50 %! Además de eso, el 45 % ha sido requisado como zonas militares y reservas naturales. Simplemente no se puede entrar a ellas. Lo terrible para los palestinos —especialmente en el valle del Jordán— es que como no hemos visto que ofrezcan una resistencia violenta, sencillamente, han sido olvidados. Si no se produce una acción militar, si no ocurre nada dramático, quedan olvidados sin más.

La lección que les estamos enseñando a los pobres palestinos en particular es, desde luego, horrible: que necesitan hacerse notar, incluso aún más. Es necesario que se resuelva este problema. Sin embargo, no debemos olvidar que el sufrimiento de los palestinos es aún mayor si cabe —si cabe— en esta zona que en el resto de Cisjordania y que, tal y como se encuentra la situación actualmente, no tienen oportunidad de estar a la altura de la responsabilidad que deberían asumir. Por consiguiente, es necesario que se produzca una solución integrada y es necesario que nosotros, por tanto, consideremos el panorama político. No se trata solamente de Israel, no se trata solamente de Siria ni se trata solamente de Jordania, ¡no! Sin embargo, los palestinos no pueden implicarse mientras no posean ninguna posibilidad de hacerlo.

 
  
MPphoto
 

  Charles Tannock, en nombre del Grupo ECR. – Señor Presidente, el agua representa realmente una cuestión delicada y potencialmente explosiva en Oriente Próximo. Las delegaciones de alto nivel procedentes de Israel y de la Autoridad Palestina se encuentran debatiendo en la actualidad los derechos en materia de agua como parte del exhaustivo marco de negociación para la paz.

Como miembro del Cuarteto, la UE respalda una solución de dos Estados como garantía final de paz y estabilidad en la región. Por lo tanto, debemos tener mucho cuidado de no perjudicar las delicadas negociaciones actualmente en marcha en Washington. Culpar a los colonos israelíes, como la señora De Keyser parece estar haciendo concretamente, de hacer un uso excesivo del agua del río Jordán, envía precisamente una señal errónea al pueblo de Israel —nuestro aliado democrático— sobre la supuesta posición de la UE como agente honesto.

Conservar la cuenca del río Jordán constituye una cuestión importante que por supuesto no se reduce exclusivamente a Israel y a los palestinos, sin embargo los opositores de Israel en esta Cámara y otros lugares están tratando ostensiblemente de explotar este tema como parte de su campaña por menoscabar al Estado judío.

Al sucumbir nuevamente a esta agenda antiisraelí corremos el riesgo de que los israelíes consideren que la UE no es digna de desempeñar su privilegiado papel de agente por la paz.

 
  
MPphoto
 

  Willy Meyer, en nombre del Grupo GUE/NGL. – (ES) Señor Presidente, no es un problema que la señora De Keyser dé una valoración determinada, no. Es que, en realidad, en el Tratado de Paz firmado en el año 1994 entre Israel y el Reino de Jordania se acordó cooperar a lo largo de las fronteras compartidas para recuperar ecológicamente el río Jordán y para la protección ecológica de los recursos hídricos.

Este fue un acuerdo, un acuerdo más que firmó el Estado de Israel en 1994, que no se cumple. Este es el problema que tenemos con Israel: que no cumple lo que firma.

Por eso es muy importante que la iniciativa que se emprendió en 2008, por parte del Presidente Chirac –que hizo un llamamiento a una iniciativa por la cuenca del río Jordán–, cobre cuerpo y que la Unión Europea la apoye.

Nosotros creemos que sería muy importante crear una comisión de la cuenca del río Jordán como un gran foro trilateral de la cooperación para la recuperación de este río, elaborando y aplicando políticas de recuperación y conservación del agua, y es verdad que, como se incumple el Tratado de Paz de 1994, los palestinos han sido excluidos de la zona de seguridad israelí establecida en Cisjordania a lo largo de todo lo que es el bajo Jordán y que los colonos están ocupando ilegalmente una propiedad que no es suya. Como la ocupación viene acompañada por un uso irregular e ilegal del agua, se añade un problema más, aparte del problema político, como es el problema de sostenibilidad ecológica.

Como ya está previsto en 2011 que empiecen a funcionar nuevos centros de tratamiento de aguas residuales, espero que la Unión Europea acompañe, impulse e incentive la necesidad de crear esa comisión de la cuenca del río Jordán.

 
  
MPphoto
 

  Cristian Dan Preda (PPE).(RO) El debate de hoy sobre la situación a la que se enfrenta el río Jordán resulta de suma importancia para el grupo al que pertenezco y quisiera, si se me permite, acoger de forma particularmente favorable en esta Cámara la participación en esta cuestión de nuestro colega, Rodi Kratsa, Vicepresidente del Parlamento Europeo.

Quisiera asimismo recalcar, como ustedes saben sobradamente, que hace mucho que las organizaciones de protección del medio ambiente han sido advertidas del crítico estado ecológico en el que se encuentra el río Jordán.

Por otro lado, he leído en la prensa que, a pesar de las sumamente críticas condiciones, los cristianos, especialmente los ortodoxos, siguen siendo bautizados en el río Jordán.

Sin embargo, existe un riesgo de que el curso fluvial se deseque en 2011, lo que traería drásticas repercusiones para el ya de por sí frágil ecosistema de la región, especialmente del Mar Muerto. Esto significa que cientos de miles de palestinos, jordanos e israelíes se verán afectados por un desastre ecológico.

No obstante, aparte del aspecto ecológico —tal y como ha puesto de relieve otro de mis colegas en esta Cámara— un aspecto que en efecto necesita abordarse de forma urgente con la ayuda de la UE, la situación del río Jordán también resulta especialmente importante como factor para promover la cooperación regional.

Creo que debemos evitar una situación en la que se utilicen los recursos hídricos de forma unilateral, sin tener en absoluto en consideración la seguridad del suministro de agua de la región.

La cooperación entre los Estados que limitan con el río y las comunidades locales resulta, por lo tanto, primordial a fin de recuperar este recurso vital para el desarrollo económico. Esto puede permitir que el Jordán se convierta nuevamente en un símbolo de cooperación y coexistencia, incluso desde una perspectiva cultural, si existe la firme voluntad política de hacerlo.

Por último, la situación del Jordán también resulta importante en lo que respecta a la reanudación de las negociaciones directas árabe-palestinas, puesto que el control de los recursos hídricos figura entre los asuntos no resueltos.

 
  
MPphoto
 

  Proinsias De Rossa (S&D). – Señor Presidente, querría sugerirle al señor Tannock que no resulta en absoluto útil ignorar la realidad de que los colonos eligen deliberadamente los emplazamientos que disponen de buen suministro de agua privando, a su vez, a los palestinos de ese suministro de agua. Ellos no constituyen el único problema en lo que respecta al agua en la zona, pero desde luego representan un papel en él.

El Jordán, desgraciadamente, se ha visto privado de aproximadamente el 98 % de su caudal porque lo han desviado otros Estados, incluido Israel. Se trata de un río transfronterizo que limita con unos cuatro Estados, incluida la Cisjordania palestina. Potencialmente, si la situación se sabe manejar correctamente y si Europa desempeña debidamente su función en la zona, puede constituir una fuente de reconciliación gracias a la promoción de una gestión conjunta de lo que representa un importante recurso cultural, religioso y, en efecto, económico, de la región.

Adoptar su línea argumental, señor Tannock, de que todo lo que implica la menor crítica hacia Israel constituye, de alguna manera, un ataque a Israel, significa simplemente ignorar la realidad. También hay otros que han desviado el agua. Los Amigos de la Tierra, por ejemplo, apuntaron durante un reciente seminario organizado por mi grupo, los socialistas y demócratas, que el río Jordán en su momento transportaba un promedio de 1 300 millones de metros cúbicos de agua dulce hasta el Mar Muerto. Esa cantidad ha quedado ahora reducida a 20-30 millones anuales. Para finales del año que viene podría ser un río muerto a menos que actuemos.

 
  
MPphoto
 

  Alexandra Thein (ALDE).(DE) Señor Presidente, en primer lugar quiero negar las numerosas acusaciones procedentes del exterior y, en algunos casos, del seno del Parlamento, que reclaman que estamos debatiendo este tema en un momento equivocado, después de que se hayan iniciado las conversaciones de paz. La pregunta parlamentaria que he contribuido a preparar se presentó en un momento en el que ninguno de nosotros pensó que pudieran iniciarse nuevamente conversaciones de paz directas. Llevo participando en este ámbito desde principios de los 90 y este tema lleva mucho tiempo siendo objeto de debate en el Parlamento.

En última instancia, de lo que se trata es de impedir que la región del bajo Jordán se acabe desecando. La parte baja del río ya se ha visto reducida a un mero hilo de agua. Únicamente se compone de aguas residuales y no contiene agua dulce en absoluto. Todos los científicos coinciden en que la región del bajo Jordán puede darse por muerta en uno o dos años.

Encuentro alarmante que la resolución se dirija a Israel, Jordania, Siria y la Autoridad Palestina en los mismos términos. La región del bajo Jordán está ubicada en su totalidad en la zona C, lo que significa que la Autoridad Palestina ni siquiera posee derecho de acceso a la zona, independientemente de cualquier derecho administrativo o de cualquier influencia que posea sobre ella. Ya se ha declarado que la Autoridad Palestina no puede hacer nada en esta zona. Por lo tanto, esta resolución debería ir dirigida a otros países.

Se trata de una cuestión política cuando un país, en este caso Israel, utiliza el 75 % del agua disponible en la región del bajo Jordán, a pesar de que parte del agua ya la han cogido otros países, y no deja casi agua para que sobrevivan los palestinos. Este problema quedó supuestamente resuelto con el Acuerdo de Oslo II y no hemos realizado ningún progreso desde entonces.

La dificultad específica en este momento radica en que los palestinos están tratando constantemente de perforar pozos, que son inmediatamente destruidos y también radica en que la autoridad israelí en materia de agua, que es un monopolio, no está perforando pozos para los palestinos, sino únicamente para los asentamientos ilegales.

 
  
MPphoto
 

  Nicole Kiil-Nielsen (Verts/ALE). (FR) Señor Presidente, Señorías, querría simplemente comenzar elogiando a la coalición de ecologistas que recibimos hace meses en Bruselas, una asociación de israelíes, jordanos y palestinos. Esta asociación ha redactado algunos informes excelentes sobre la situación en la región, sobre el estado del río Jordán, y sobre el riesgo de su desaparición.

La Unión Europea, que destina fondos considerables al desarrollo de proyectos en Oriente Próximo, debe desempeñar un papel más importante en la elaboración y en la implementación de un plan de rescate para el río que involucre a todas las partes interesadas de la región. Los países que limitan con el río, como Siria, Jordania e Israel, desvían la mayor parte de su caudal, mientras los palestinos —como alguien acaba de indicar— reciben únicamente alrededor del 5 % del recurso.

En el valle del Jordán, los colonos israelíes consumen seis veces más agua que los palestinos, particularmente a través de la agricultura intensiva y contaminante que pretende utilizarse para la exportación de productos agrícolas a Europa. Debe detenerse la extensión de estas colonias con su exuberante vegetación, al igual que debe detenerse la destrucción de los campamentos beduinos y sus tanques de agua, algo que sucedió de nuevo este verano, hace algunas semanas. ¡Es una locura!

La conservación y distribución equitativa del agua en la región debe constituir una prioridad para nosotros.

 
  
MPphoto
 

  Mário David (PPE).(PT) El desastre medioambiental hoy en debate nos afecta a todos, como europeos, aunque esté sucediendo fuera del área de la Unión Europea.

El concepto de desarrollo sostenible en el que creemos no posee límites administrativos ni credos religiosos. Percibe el planeta como un todo, no como una suma de sus partes. Por consiguiente, el río Jordán constituye un problema para toda la humanidad, no solo para las personas y las comunidades que se ven directamente afectadas por los problemas de abastecimiento de agua o su escasa calidad. Nuestro buen sentido nos dice «piensa globalmente, actúa localmente». Eso es lo que hemos venido a hacer aquí hoy: pensar globalmente.

Como Unión Europea, debemos contribuir a actuar localmente como forma de minimizar e invertir la continua degradación del caudal y de la calidad del río Jordán. La UE ya posee un marco institucional y legislativo e instrumentos a su disposición para actuar o ayudar a actuar. Me refiero a la Unión por el Mediterráneo, su Secretaría y el Mecanismo Euromediterráneo de Inversión y Cooperación (FEMIP), gestionado por el Banco Europeo de Inversiones. Esta es evidentemente una cuestión que la delegación parlamentaria que yo presido seguirá de cerca en nuestras relaciones con los países de Oriente Próximo.

Resulta evidente que cualquier acción que conduzca a la resolución de esta tragedia medioambiental debería, en primer lugar, ser emprendida por los estados y las autoridades locales cuyos ciudadanos se beneficiarán de ello de forma directa. A la luz de esto, quisiera poner de relieve dos ideas que aparecen en la resolución. La primera de ellas es la creación de una comisión para la gestión de la cuenca de todo el río Jordán, compuesta por representantes de los Estados o autoridades que utilizan sus aguas. Europa puede contribuir aquí, por ejemplo, compartiendo la experiencia de la Comisión internacional para la protección del Rin. En segundo lugar, el apoyo y la difusión de buenas prácticas en los proyectos comunitarios conjuntos que implican a los ciudadanos jordanos, israelíes y palestinos, especialmente aquellos respaldados por los Amigos de la Tierra-Oriente Próximo, a quienes el señor De Rossa ya ha solicitado hoy ayuda para la gestión eficaz y correcta de los recursos hídricos de la cuenca del valle del Jordán.

Finalmente, señor Presidente, y en un contexto aún más amplio, quisiera destacar el ejemplo de cooperación y coexistencia pacíficas que este plan representa. En un momento en el que recibimos con satisfacción y animamos el regreso del nuevo proceso de diálogo directo entre Israel y la Autoridad Nacional Palestina, si bien es cierto que lamentando la ausencia de la UE en el proceso, celebramos la participación directa de ambas partes.

 
  
MPphoto
 

  Olga Sehnalová (S&D). (CS) La cuestión de la desecación del río Jordán representa, sin lugar a dudas, un grave problema medioambiental que afecta al ecosistema de toda la zona y a la vida y salud de sus habitantes. La extracción excesiva y prolongada de agua, junto a la contaminación y la sequía, constituyen los principales motivos de esta situación, al igual que la incapacidad para garantizar la eficaz gestión del agua.

Tal y como ya han manifestado algunos diputados, más del 90 % del caudal del río se extrae para los suministros de agua potable y especialmente para la irrigación agrícola y la industria. El caudal anual ha caído del anterior nivel de 1 300 millones de metros cúbicos hasta alrededor de 100 millones de metros cúbicos. El conflicto político, evidentemente, hace más difícil resolver el problema medioambiental.

Sin embargo, el agua no tiene que ser una fuente de conflicto. También puede ser un ejemplo de cooperación práctica positiva en la región y puede desempeñar un papel clave a la hora de fomentar la confianza mutua. La paz basada en una cooperación diaria y en valores compartidos tiene más oportunidad que cualquier solución en torno a una mesa.

 
  
MPphoto
 

  Malika Benarab-Attou (Verts/ALE).(FR) Señor Presidente, señor Comisario, Señorías, la desecación progresiva del Río Jordán es una consecuencia directa de la tragedia que está experimentando Palestina. El agua es una cuestión altamente política. No lo olvidemos.

Recordemos algunos hechos: el Banco Mundial nos informa de que, desde hace dos años, el millón y medio de habitantes de la Franja de Gaza no dispone de cloro, que resulta indispensable para desinfectar el agua; el 50 % de los hogares no tenían acceso al agua antes de los bombardeos de enero de 2009, así que imagínense ustedes ahora. Médecins sans Frontières afirma que, actualmente, tras los ataques del ejército israelí a las infraestructuras, el 90 % del agua suministrada a los habitantes no es apta para el consumo humano. Cada día, 80 millones de litros de aguas residuales que no pueden ser tratados son vertidos en nuestro Mediterráneo como resultado de la destrucción ocasionada a las infraestructuras de Gaza.

Es cierto que la Baronesa Ashton ha visitado Gaza en varias ocasiones, pero ¿dónde está el coraje político para aplicar a Israel los mismos estándares que tenemos en Europa? ¿Debe el agua limpia, al igual que la tierra, ser monopolizada por los colonos israelíes? Por consiguiente, la Unión Europea debe suspender el acuerdo de asociación con el actual Gobierno israelí, que sigue sordo ante nuestras demandas mientras la ocupación y los asentamientos, que son ilegales, continúan. Sin justicia, no habrá paz.

 
  
MPphoto
 

  Monika Flašíková Beňová (S&D). (SK) Tal y como hemos escuchado en muchas ocasiones en el debate de hoy, y seguramente volveremos a escuchar de nuevo, el río Jordán posee una importancia cultural, medioambiental y económica inimaginable, así como relevancia política y estratégica, por supuesto. La explotación y el mal uso de del río resultan, por tanto, inaceptables. Desde 1964, su caudal se ha estado desviando a Israel y también a otros países: a Jordania, Líbano, Siria y otros países que se han mencionado aquí. Muchos de esos países están destruyendo el río y contaminándolo. Según los conservacionistas, el mal uso del Jordán casi ha destruido todo su ecosistema. Recuperarlo desde su estado actual tardaría décadas.

Según los cálculos, el río Jordán es uno de los cien lugares más amenazados del mundo desde una perspectiva medioambiental. Por supuesto, ese hecho también se debe a una situación en la que Israel y los estados árabes vecinos son incapaces de ponerse de acuerdo acerca de la conservación y protección del río, y por lo tanto creo firmemente que la Unión Europea debería y debe involucrarse muy activamente en este proceso, ofreciendo asistencia financiera para proyectos de desarrollo en las zonas de Oriente Próximo que dependan de la renovación del caudal bajo del río, por ejemplo.

 
  
MPphoto
 

  Richard Howitt (S&D). – Señor Presidente, la competición por el agua puede exacerbar —o incluso hacer estallar— conflictos, ya se trate de la retirada de glaciares de Jammu y Cachemira, las tensiones entre los países de Asia Central por el Mar de Aral, tribus rivales disputándose las mismas aguas entre Sudán y Somalia o, efectivamente, aquí, en este debate sobre el valle del bajo Jordán.

La recuperación del río Jordán y la cooperación que ello requiere podría incluso también mejorar las perspectivas de paz. Ese río ha sido inmortalizado en los libros sagrados del judaísmo, del cristianismo y del Islam, con referencias que lo asocian a los profetas Moisés y Elías y como el lugar de enterramiento de cuatro compañeros del profeta Mahoma. El río Jordán fue cruzado por los israelitas bajo la guía de Josué y aquí fue donde tuvo lugar el milagro de Jesús caminando sobre las aguas.

No deberíamos necesitar otro milagro para que se protejan estas aguas en beneficio de los pueblos que habitan la región hoy y a fin de que sus generaciones futuras vivan en paz y prosperidad.

 
  
MPphoto
 

  Elena Băsescu (PPE).(RO) Considero inadecuada una resolución o una aproximación parcial a la situación del río Jordán en el contexto de reanudación de las negociaciones de paz entre Israel y la Autoridad Palestina.

Los recursos hídricos son un asunto delicado en Oriente Próximo y se debería debatir sobre ellos cuando se acerque el final de las negociaciones a fin de evitar cualquier deterioro del proceso de paz. La UE debe evitar transformar esto innecesariamente en una cuestión política e impulsar la firma de un acuerdo a nivel regional sobre la recuperación del río Jordán.

Dado que yo considero el río Jordán como un asunto regional, acojo favorablemente la cooperación continuada entre las autoridades israelíes y palestinas en cuanto a la gestión del agua. La contribución conjunta de ambos Estados ha obtenido como resultado la reciente aprobación de 61 de los 96 proyectos, propuestos teniendo en cuenta esta cuestión. No obstante, aún queda por resolver el problema de los insuficientes recursos hídricos.

 
  
MPphoto
 

  Ioan Enciu (S&D).(RO) La recuperación del río Jordán constituye un tema de múltiples implicaciones puesto que posee una relevancia universal a nivel histórico y religioso. Los problemas a los que se enfrenta son de carácter ecológico, humanitario y de seguridad internacional, y todos están entrelazados.

Considero que el presente debate debe abordar principalmente cómo rescatar físicamente el río sin criticar a una u otra de las partes implicadas. Si el proyecto de rescate tiene éxito, tendrá repercusiones sobre los demás aspectos. En este sentido, opino que el apartado E del proyecto de resolución no está directamente vinculado al tema en cuestión, lo que podría crear una confusión no deseada.

La Unión Europea puede y debe realizar una considerable contribución en lo que respecta a anticipar el impacto adverso que podría tener la total degradación y, en última instancia, la desaparición del famoso río. La Unión Europea debe adoptar un papel mucho más activo en las negociaciones entre las partes afectadas y ayudar instaurar algo de equilibrio.

 
  
MPphoto
 

  Andreas Mölzer (NI).(DE) Señor Presidente, sabemos que el río Jordán desempeña un importante papel en la política de Oriente Próximo por su ubicación en las fronteras de diversos países. Aunque el río ha ayudado a traer la paz entre Israel y Jordania como resultado del tratado que permite a Jordania extraer grandes cantidades de agua, en el caso de Siria la situación es la contraria. Es un secreto a voces que el temor de Israel a que Siria pudiera llevarse el agua constituye la auténtica razón por la que Israel se niega a devolver los Altos del Golán

Si el río Jordán verdaderamente se ha convertido en un hilo de aguas residuales debido a la extracción constante de agua, y este probablemente es el precio que se tendrá que pagar por verdecer las tierras desérticas, la situación en Oriente Próximo se deteriorará indudablemente en un futuro cercano, especialmente dado que algunos de los líderes de Hamás se están planteando la liberación de toda la región entre el Mediterráneo y el Jordán como un deber moral y religioso.

Sin embargo, la escasez de agua en el río Jordán posee también repercusiones de mayor alcance, porque si el Jordán se seca, también queda reducida la cantidad de agua que llega hasta el Mar Muerto. Por lo tanto, el potencial del conflicto y la zona de conflicto aumentarán. Deberíamos tomar esto en consideración en nuestra estrategia de Oriente Próximo.

 
  
MPphoto
 

  Véronique De Keyser (S&D).(FR) Señor Presidente, gracias por permitirme aclarar un punto que podría parecer que no he sabido abordar persuasivamente ahora mismo.

En cuanto a la cuestión de la explotación del agua y la sobreexplotación del agua por parte de los colonos, quisiera remitir a mis colegas al Informe especial sobre la situación en el valle del Jordán de la Asamblea Parlamentaria Euromediterránea que cita una y otra vez el informe del Banco Mundial titulado «Assessment of restrictions on Palestinian Water Sector Development» y el informe de Amnistía Internacional titulado «Troubled Waters-Palestinians Denied Fair Access to Water», etc. Estos informes ofrecen cifras exactas sobre esta explotación, que resulta cuatro o cinco veces superior entre los israelíes. Yo dispongo de cifras del uno al seis. Así que estos son los hechos; les pido disculpas pero no están documentados por mí.

 
  
MPphoto
 

  Mariya Nedelcheva (PPE).(BG) La Unión Europea es un socio responsable y comparte la responsabilidad por los acontecimientos que acontecen en el globo a través de su política exterior. Como donante que participa en la financiación de los proyectos de desarrollo de Oriente Próximo y como participante activo en el proceso de paz de Oriente Próximo, la Unión Europea y el Parlamento Europeo en particular, deben idear su estrategia y posible contribución para la recuperación del río Jordán de modo que conserve su importancia como fuente de vida para la región.

Apenas hace unos meses, la ONG Amigos de la Tierra-Oriente Próximo advirtió de que el río Jordán podría desecarse en un año si los países de la región no actuaban al respecto. La caída del nivel de caudal del río también acarrea consecuencias para todo el clima y paisaje de la región. La situación plantea una auténtica amenaza para el sustento de la población en la región, donde la irrigación resulta difícil. Aparte del aspecto puramente pragmático de estos problemas, no olvidemos que el río Jordán constituye un poderoso símbolo espiritual.

Uno de los atributos básicos de la Unión Europea reside en el equilibrio entre valores y pragmatismo. Teniendo esto presente, sigamos siendo políticos responsables y demostremos una vez más nuestra perspectiva europea única mediante nuestra preocupación por el río Jordán.

 
  
MPphoto
 

  Štefan Füle, Miembro de la Comisión. – Señor Presidente, los desafíos transfronterizos requieren esfuerzos comunes. El Parlamento Europeo ha llamado acertadamente la atención sobre la necesidad de un enfoque conjunto en este terreno. La Unión Europea promueve el espíritu de cooperación necesario para abordar los graves retos en materia de agua que experimenta la región de Oriente Próximo y defiende que los problemas se aborden desde su origen, y no se traten solamente los síntomas río abajo.

Permítanme concluir confirmando que la Unión Europea continuará contribuyendo a los esfuerzos por aliviar el déficit en materia de recursos hídricos de esta región y por garantizar el suministro de recursos hídricos limpios, preservando el medio ambiente y salvaguardando el agua potable para los habitantes de la región. La Unión Europea continuará apoyando actividades que propicien una futura recuperación del río Jordán y la posible creación en el futuro de una gestión integrada y conjunta de la cuenca del río si así lo eligen los países de la región.

La Unión Europea continuará apoyando el diálogo e impulsando la cooperación transfronteriza en asuntos relacionados con el agua entre los diversos vecinos de esta región, contribuyendo a fomentar la confianza. Serán necesarios serios esfuerzos y un compromiso político por parte de los propios países afectados a fin de equilibrar los recursos disponibles y las demandas. Esto incluye no solo a los gobiernos, sino también a la sociedad civil. Al igual que en Europa, es preciso que individuos, empresas y municipios locales participen en la gestión sostenible de los recursos hídricos.

 
  
MPphoto
 

  Presidente. – He recibido cinco propuestas de resolución(1)presentadas de conformidad con el apartado 5, artículo 115, del Reglamento.

Se cierra el debate.

La votación tendrá lugar el 9 de septiembre de 2010.

(La sesión, suspendida a las 17.55 horas a la espera del turno de preguntas, se reanuda a las 18.00 horas)

 
  
  

PRESIDE: Diana WALLIS
Vicepresidenta

 
  

(1)Véase el Acta.


14. Turno de preguntas (preguntas al Consejo)
Vídeo de las intervenciones
MPphoto
 
 

  Presidenta. – De conformidad con el orden del día, se procede al turno de preguntas (B7-0454/2010).

Examinaremos una serie de preguntas dirigidas al Consejo.

Pregunta nº 1 formulada por Vilija Blinkeviciute (H-0355/10)

Asunto: Personas con discapacidad y estrategia Europa 2020

La estrategia de la Unión Europea para el empleo y el crecimiento, adoptada por el Consejo Europeo para la próxima década, tiene por objeto contribuir a que Europa se recupere de la crisis y, fomentando la competitividad, la productividad y la cohesión social, reforzar el papel de Europa a escala de la UE e internacional. Sin embargo, es lamentable que esta estrategia haya olvidado a las personas con discapacidad, que en la actualidad suponen el 12 % de la población de la UE. Aunque el Consejo ha pedido constantemente que se preste una mayor atención a la integración de las personas con discapacidad al abordar cuestiones en la materia, en la estrategia Europa 2020 no se establecen tareas, objetivos o compromisos específicos que permitirían mejorar la vida de más de 65 millones de europeos con discapacidad. Casi un 78 % de estas personas no están integradas en el mercado laboral y no tienen la oportunidad de ganarse la vida. La gran mayoría depende de subsidios, que, lamentablemente, también han sido reducidos debido a la recesión.

¿Cómo va a garantizar el Consejo el empleo de las personas con discapacidad y su participación en el mercado de trabajo en igualdad de condiciones? ¿No considera el Consejo que ese deberían adoptar orientaciones específicas para la política en materia de discapacidad para la próxima década o una estrategia específica con objetivos y compromisos claramente establecidos?

 
  
MPphoto
 

  Olivier Chastel, Presidente en ejercicio del Consejo. (FR) El Consejo se ha comprometido con el incremento de las oportunidades de empleo y la participación en el mercado laboral de todos los ciudadanos, incluidas las personas con discapacidad.

Algunos de los objetivos claves previstos en la Estrategia Europa 2020 aprobada por el Consejo Europeo el 17 de junio de 2010 están destinados de manera específica a las personas discapacitadas: están diseñados con la finalidad de fomentar empleo, mejorar los logros educativos y promover la inclusión social, sobre todo a través de la reducción de la pobreza.

La Estrategia Europa 2020 también hace referencia específica a personas con una discapacidad en la iniciativa emblemática «Plataforma europea contra la pobreza». La iniciativa tendrá un impacto tanto a nivel de la UE en forma de propuestas y programas de la Comisión destinados a combatir la discriminación, incluida la discriminación dirigida hacia personas con discapacidad, como a nivel nacional. Los Estados miembros deberán definir e implementar medidas dirigidas a grupos de riesgo específicos, tales como los discapacitados.

En línea con las conclusiones del Consejo Europeo de junio de 2010, es preciso que los Estados miembros actúen ahora para implementar estas prioridades a nivel nacional. También son necesarias todas las políticas comunes para respaldar la estrategia. Este enfoque holístico pretende reducir la exclusión social que padecen las personas con discapacidades, un objetivo que también aparece en la resolución sobre un nuevo marco europeo sobre discapacidad adoptado por el Consejo en junio. La resolución pide a los Estados miembros y a la Comisión que conviertan las cuestiones relativas a la discapacidad en parte integral de todas las iniciativas insignia previstas en la Estrategia Europa 2020 y que exploten el capital humano de las personas con discapacidades, sobre todo mediante la creación de medidas adecuadas para el empleo y la formación.

En la presente Resolución, el Consejo también ha invitado a la Comisión a elaborar una nueva estrategia europea sobre discapacidad para la próxima década conjuntamente con los discapacitados y sus organismos de representación, que se sume a la Estrategia Europa 2020 y a otros documentos clave.

 
  
MPphoto
 

  Vilija Blinkevičiūtė (S&D).(LT) Señor Ministro, gracias por su respuesta, pero quisiera no obstante manifestar que la voz de los 65 millones de personas con discapacidad de la Unión Europea aún no se oye lo suficiente. Por lo tanto, también tengo la siguiente pregunta: ¿no deberíamos acelerar la adopción de la Directiva sobre la lucha contra la discriminación en todos los Estados miembros de la UE a fin de cerciorarnos de que las personas con discapacidad puedan vivir como ciudadanos de pleno derecho? Por tanto mi pregunta sería la siguiente: ¿en qué estado se encuentra la Directiva sobre la lucha contra la discriminación?

 
  
MPphoto
 

  Olivier Chastel, Presidente en ejercicio del Consejo(FR) El Grupo de trabajo del Consejo sobre cuestiones sociales se encuentra examinando en la actualidad la propuesta de la Comisión de una nueva directiva para aplicar el principio de igualdad de trato independientemente de religión o convicciones, discapacidad, edad u orientación sexual

La Directiva ha de ser aprobada unánimemente por parte de los Estados miembros. Varias presidencias han venido dedicando muchos esfuerzos a esta propuesta y a estas alturas la Presidencia no puede predecir cuánto se prolongarán los debates ni cuál será el resultado.

 
  
MPphoto
 

  Janusz Władysław Zemke (S&D).(PL) Quisiera agradecerle la información, pero, desgraciadamente ha sido de carácter muy general. Usted ha hablado de cuestiones legales, pero me gustaría formularle una pregunta específica: ¿se prevé destinar financiación adicional a la formación de personas discapacitadas? Y ¿de cuánta financiación se dispondría? Sin mayor financiación, sin una contribución financiera a escala europea, resultará muy difícil ayudar a estas personas.

 
  
MPphoto
 

  Silvia-Adriana Ţicău (S&D).(RO) Me gustaría preguntarle cuál es el calendario y cuáles son las intenciones del Consejo en lo que respecta al reglamento sobre los derechos de los viajeros de autocar. Me refiero concretamente a las personas con discapacidades y con movilidad reducida.

 
  
MPphoto
 

  Olivier Chastel, Presidente en ejercicio del Consejo. (FR) En lo que respecta a la financiación, habrá un debate presupuestario a nivel general para abordar la cuestión de cómo podrán los futuros presupuestos abarcar las diversas iniciativas emblemáticas y los avances legislativos adoptados como parte de la Estrategia Europa 2020. Dado que la estrategia contiene varias políticas nuevas en favor de las personas con discapacidad, necesitaremos considerar cómo se puede hacer uso de los recursos presupuestarios con el fin de que reflejen estas nuevas políticas.

En cuanto a la evolución de la legislación, es preciso considerar cómo puede contribuir la Comisión en lo que respecta a la legislación existente. Lo que pretende fundamentalmente el Consejo es proporcionar una protección activa a las personas con discapacidad en consonancia con sus competencias tal y como se encuentran establecidas en los tratados. Por ejemplo, hace 10 años, el Consejo adoptó una directiva que prohibía la discriminación en el trabajo, incluida la discriminación por motivos de discapacidad. El Consejo obviamente pretende continuar trabajando en esta cuestión.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidenta. – Pregunta nº 2 formulada por Rodi Kratsa-Tsagaropoulou (H-0358/10)

Asunto: Ajuste financiero y deuda privada

Los esfuerzos por reformar la economía a nivel europeo aspiran a mejorar las finanzas públicas y ajustar los presupuestos de los Estados miembros. Paralelamente, se llevan a cabo acciones para reformar el sector financiero y crediticio en general y, en particular, el sector bancario, directamente relacionado con la economía real. Sin embargo, estos esfuerzos solo se centran en la deuda pública y no en la deuda privada, que constituye el segundo componente de la deuda global de un país. ¿Qué consecuencias tiene la deuda privada en la situación social de cada Estado y cuál es su relación con la deuda pública? ¿Cómo piensa actuar el Consejo en caso de que a) la deuda privada sea mayor que la pública y b) aquella vaya en aumento? ¿De qué manera actuará frente a esta tendencia, habida cuenta de que el Pacto de Estabilidad y Crecimiento no prevé hacer frente a la deuda privada?

 
  
MPphoto
 

  Olivier Chastel, Presidente en ejercicio del Consejo. (FR) Los procedimientos actuales de vigilancia macroeconómica y presupuestaria establecidos en los artículos 121 y 126 del tratado constituyen la piedra angular de la coordinación de nuestras políticas económicas.

En su reunión de marzo de 2010, el Consejo Europeo estableció un grupo de trabajo presidido por el Presidente en ejercicio del Consejo y compuesto por todos los Estados miembros, la Comisión Europea y el Banco Central Europeo. A este grupo de trabajo se le encargó el análisis de las medidas necesarias para crear un marco de trabajo mejorado de resolución de crisis y una mejor disciplina presupuestaria mediante la exploración de todas las opciones que permitan reforzar el marco jurídico.

El grupo de trabajo presentó un informe sobre sus avances ante el Consejo Europeo en junio. El informe ponía de relieve la necesidad de reforzar la vigilancia presupuestaria, sobre todo concediendo una mayor importancia a los niveles y la evolución de la deuda, y teniendo también en cuenta la sostenibilidad global de esa deuda a la luz del Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

El grupo de trabajo también abogó por adoptar procedimientos de vigilancia macroeconómica más efectivos a fin de identificar desequilibrios macroeconómicos en una fase temprana y elaborar recomendaciones diseñadas a fin de impedir que la situación se agrave y evitar cualquier tipo de repercusiones.

Por último, necesitaremos definir indicadores específicos, aunque la deuda privada será sin duda un tema clave. En la reunión del Consejo del 8 de junio y en el Consejo Europeo del 17 de junio se aprobaron las orientaciones del grupo de trabajo. El grupo de trabajo deberá presentar su informe final y conclusiones en la reunión del Consejo Europeo de octubre. Entonces podremos iniciar el proceso de adopción de nuevos textos legislativos de la UE o modificar la legislación existente según sea oportuno. No cabe duda de que la Presidencia concederá prioridad a tales iniciativas.

 
  
MPphoto