Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2009/0036(NLE)
Ciclo de vida en sesión
Ciclos relativos a los documentos :

Textos presentados :

A7-0231/2010

Debates :

PV 20/09/2010 - 17
CRE 20/09/2010 - 17

Votaciones :

PV 21/09/2010 - 5.5
CRE 21/09/2010 - 5.5
Explicaciones de voto
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P7_TA(2010)0323

Debates
Lunes 20 de septiembre de 2010 - Estrasburgo Edición DO

17. Investigación y prevención de accidentes e incidentes en la aviación civil (debate)
Vídeo de las intervenciones
PV
MPphoto
 

  Presidente. – El siguiente punto del orden del día es el informe (A7-0195/2010) de la señora De Veyrac, en nombre de la Comisión de Transporte y Turismo, sobre la propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo sobre investigación y prevención de accidentes e incidentes en la aviación civil [COM(2009)0611 – C7-0259/2009 – 2009/0170(COD)].

 
  
MPphoto
 

  Christine De Veyrac, ponente. – (FR) Señor Presidente, la política de transporte de la UE no es tan solo una serie de objetivos económicos, sino también y sobre todo la voluntad de garantizar los niveles de seguridad tan altos como sea posible para los pasajeros.

Este es un objetivo al que nos hemos acercado a lo largo de los últimos años y, por ello, debemos continuar con nuestros esfuerzos para garantizar un nivel óptimo de seguridad en el transporte aéreo. Este es el contexto en el que debatimos hoy la propuesta de Reglamento sobre investigación y prevención de accidentes e incidentes en la aviación civil.

Tras varias semanas de arduas negociaciones, en verano logramos alcanzar un acuerdo con el Consejo en primera lectura que garantiza avances tangibles en el ámbito de la investigación y prevención de accidentes, y la ayuda a las familias de las víctimas. Si mañana aprobamos este texto, las medidas que figuran en él entrarán en vigor a finales de 2010.

(Rumor en la Cámara, el Presidente pide silencio)

¿Qué medidas figuran en este informe? En primer lugar, este Reglamento refuerza la independencia de las investigaciones sobre seguridad y de los investigadores. Estos últimos tendrán acceso garantizado a las pruebas y contarán con los recursos necesarios para determinar las causas de un accidente.

El segundo punto importante es que este texto clarifica igualmente el papel de la Agencia Europea de Seguridad Aérea (AESA) en caso de producirse un accidente aéreo, pues se establece claramente que esta Agencia es el órgano encargado de la certificación...

(Más rumor en la Cámara)

Bien, a nadie parece interesarle este tema. Puedo dejarlo ahí, si Sus Señorías así lo desean. Ni siquiera puede oírme hablar.

(El Presidente invita a la oradora a que prosiga.)

Se establece claramente que la Agencia, en su calidad de órgano encargado de la certificación, no debe en ningún caso investigar accidentes, porque no puede ser juez y parte. Sin embargo, debe poder acceder a la información necesaria para realizar sus tareas de certificación, y ofrecer sus conocimientos técnicos a la investigación de seguridad. Es por ello que el Reglamento dispone que, de conformidad con el anexo 13 de la Convención de Chicago, la AESA participará en las investigaciones en calidad de asesor.

El tercer avance que presenta este Reglamento es la creación de una red de autoridades encargadas de las investigaciones de seguridad, que se encargará de formalizar y reforzar la cooperación ya existente entre los Estados miembros. Esta red, que tiene una estructura flexible, pero carece de personalidad jurídica independiente, ayudará a mejorar la calidad de las investigaciones de seguridad gracias, en particular, a una mayor cooperación entre los Estados miembros, el intercambio de buenas prácticas y la mejora de la formación de los investigadores.

Asimismo, este Reglamento aborda las relaciones entre las investigaciones judiciales y las investigación técnicas de seguridad y, también en este aspecto, representa un auténtico avance a pesar de la diversidad de los ordenamientos jurídicos de los Estados miembros, sobre todo porque garantiza que las investigaciones de seguridad tengan acceso inmediato y sin restricciones a las pruebas, y también porque establece acuerdos previos entre las autoridades judiciales y las oficinas de investigación.

Por último tenemos el aspecto que me parece más importante: la protección de las víctimas y sus familias. El texto establece que en un plazo máximo de dos horas a partir de la notificación de un accidente debe ponerse a disposición una lista de todas las personas que iban a bordo de la aeronave siniestrada, lo que reducirá el tenso período de espera de las familias.

Por otra parte, el Reglamento contempla toda una serie de medidas destinadas a las familias de las víctimas, que incluyen la opción de indicar, al momento de reservar los asientos, una persona de contacto a la cual notificar en caso de accidente, la obligación de informar a las familias sobre la marcha de una investigación antes de que se haga pública, la confidencialidad de los nombres de las personas a bordo de la aeronave, si así lo solicitan las familias, la designación de una persona de contacto para comunicarse con las familias de las víctimas durante toda la investigación, la obligación de los Estados miembros de contar con un plan nacional de emergencia para accidentes, la obligación de que todas las compañías aéreas establecidas en Europa tengan un plan de respuestas en caso de crisis que incorpore, entre otras cosas, apoyo psicológico para las familias, y por último, un recordatorio de la obligación que incumbe a todas las compañías aéreas que operan en la UE de tener un seguro mínimo para indemnizar a las familias de las víctimas.

El último punto importante de este Reglamento es el tema de las notificaciones de incidencias, que constituye un importante avance en el ámbito de la prevención de accidentes, pues el texto establece que la AESA y las autoridades competentes de los Estados miembros deben tener acceso al depósito central de la información sobre sucesos de la aviación civil. Este depósito se analizará para poder adoptar medidas y prevenir accidentes.

Éstos son los elementos principales de la fórmula transaccional. Quiero dar las gracias a los ponentes alternativos, con quienes mantuve una excelente relación de trabajo, que nos permitió obtener este resultado.

 
  
MPphoto
 

  Jörg Leichtfried (S&D).(DE) Señor Presidente, no pedí la palabra antes para no volver a interrumpir a la oradora. Estoy absolutamente de acuerdo con usted, lo sucedido al inicio de este debate es indignante. Este debate trata sobre los accidentes aéreos, sobre la vida de personas y la forma en que podemos protegerla y evitar que ocurran estos accidentes. Creo que es al menos tan importante como los debates sobre la observancia del Reglamento. Debemos estudiar cómo podemos que se produzca en el futuro este caos al inicio de un debate sobre cuestiones importantes.

(Aplausos)

 
  
MPphoto
 

  Presidente. – Esto es algo que quiero pedir a todas Sus Señorías. Es muy importante que abandonen el hemiciclo lo antes posible si desean celebrar este debate. Pueden iniciarlo fuera del hemiciclo, si alguien quiere escucharlos. Estoy totalmente de acuerdo con usted, señor Leichtfried.

 
  
MPphoto
 

  Cecilia Malmström, Miembro de la Comisión. – Señor Presidente, Señorías, quiero dar las gracias a la ponente, señora De Veyrac, y a los ponentes alternativos por la labor que han realizado y por su constante apoyo a la Comisión en las propuestas legislativas que han dado lugar a este nuevo y tan importante Reglamento sobre la seguridad aérea en Europa.

Como ha dicho la ponente, no ha sido un expediente sencillo. Al contrario, pues aborda cuestiones que han requerido negociaciones muy delicadas y sensibles para lograr un equilibrio entre las prerrogativas de las investigaciones independientes sobre seguridad y las de las autoridades judiciales, entre la necesidad de llevar una labor de investigación, por una parte, y la necesidad de proteger el anonimato de los afectados por la investigación, por la otra.

Lo hemos hecho porque queremos aprender las lecciones de esa labor y ofrecer en última instancia normas eficaces y modernas que nos ayuden a investigar de forma profesional y a prevenir accidentes e incidentes en el futuro, y que garanticen un alto nivel de seguridad aérea para los ciudadanos europeos. Por ello era tan importante que tanto el Consejo como El Parlamento estuvieran dispuestos a hacer las concesiones necesarias. Quisiera dar las gracias a todas Sus Señorías por ello.

Asimismo, quisiera recalcar que la Comisión comparte la valoración que hace la ponente. El texto acordad representa un equilibrio equitativo entre los diferentes intereses. Como es lógico, a final de cuentas, los más beneficiados son los pasajeros europeos. La seguridad de la aviación y la protección de los pasajeros es una prioridad para la Comisión y ha sido una de las principales preocupaciones de todos los que nos sentamos en la mesa de negociaciones. Por lo tanto hoy debemos sentirnos orgullosos.

Invito a todas Sus Señorías a que voten a favor del texto transaccional negociado por la ponente.

 
  
MPphoto
 

  Werner Kuhn, en nombre del Grupo PPE.(DE) Señor Presidente, señora Malmström, Señorías, tras un largo período de negociaciones, la señora De Veyrac nos ha presentado un excelente informe. Sin embargo, en su introducción señaló con toda razón que hablamos de vidas humanas y que debemos tener en cuenta que la investigación y prevención de accidentes en la aviación civil actualmente se basan en una Directiva de 1994. Desde entonces hemos creado un mercado común de la aviación y el cielo único europeo se ha hecho realidad. En los últimos quince años, el tráfico en Europa se ha duplicado y huelga decir que nuestros esfuerzos comunes se dirigen a mejorar constantemente la seguridad de la aviación. Es indispensable que investiguemos y examinemos muy meticulosamente todos los incidentes y accidentes aéreos, como lo ha destacado una vez más aquí la señora De Veyrac, así como establecer un equilibro entre las autoridades judiciales y las agencias independientes de investigación. La Agencia Europea de Seguridad Aérea desempeñará en el futuro un papel crucial en este aspecto por lo que tenemos que reforzar esta agencia a este respecto.

No obstante, también tenemos que utilizar las competencias nacionales que tenemos en este ámbito —como los hemos hecho en Alemania con la Autoridad Federal de Aviación y en otros países— a fin de presentar resultados sumamente precisos de las investigaciones, de los cuales podamos aprender, pero que también podamos utilizar para reducir costes y mejorar nuestra cooperación, pues se nos acusa de despilfarrar dinero en nuevas agencias.

(El Presidente interrumpe al orador)

 
  
MPphoto
 

  Brian Simpson, en nombre del Grupo S&D. – Señor Presidente, quiero dar las gracias a nuestra ponente por su ardua labor en este importante expediente. Quiero concentrarme en dos temas del informe: en primer lugar, en cómo mejorar la investigación de los accidentes aéreos, y en segundo lugar, en los derechos de las víctimas y familiares de los implicados en dichos accidentes.

Me parece que la Comisión de Transportes ha aumentado el número de disposiciones que recogía la propuesta inicial de la Comisión. En particular, hemos clarificado, como ha señalado la ponente, que el papel de la AESA en las investigaciones de accidentes consiste en velar por que dicha investigación sea independiente y sin interferencias. No podemos permitir que el regulador también sea el investigador. A ello se debe la clara definición del papel de asesor de la AESA, según define la OACI en el anexo 13.

Asimismo hemos extendido nuestro apoyo a la creación de una red europea de autoridades de investigación y la necesidad de que los datos se analicen a escala europea a fin de mejorar la calidad de las investigaciones de accidentes aéreos en toda Europa.

Es crucial señalar que es necesario un sistema eficaz de notificación de incidentes y el intercambio de la información derivada de los incidentes, así como pagar indemnizaciones adecuadas.

En su examen, el Parlamento ha planteado la oportunidad de revisar la protección de los derechos de las víctimas y sus familiares al insistir en que se preste asistencia y se facilite información en un plazo de dos horas.

Por último, quisiera señalar a la Comisión que es necesario revisar la Directiva sobre notificación de incidentes a fin de que ambas directivas se complementen entre sí.

Me parece que esta ha sido una excelente labor y felicito a nuestros ponentes y ponentes alternativos por sus esfuerzos.

 
  
MPphoto
 

  Jelko Kacin, en nombre del Grupo ALDE.(SL) Me siento orgulloso de este documento, que fue redactado tras el éxito de las negociaciones tripartitas con el Consejo y la Comisión, y deseo felicitar en nombre del Grupo de la Alianza de Liberales y Demócratas por Europa a la señora Comisaria por sus logros, persistencia y valentía política.

Hemos creado un marco que ofrece muchos beneficios a los pasajeros, a los trabajadores del sector de la aviación y al público en general, y que establece un ejemplo internacional. En la primavera de este año, la Comisión de Transportes y Turismo redactó un documento tras un constructivo debate, que fue el fundamento para el éxito del diálogo tripartito con el Consejo y la Comisión. También quiero dar las gracias a la Asociación de Pilotos y Controladores Aéreos por su ayuda y cooperación.

En la fase final, el Parlamento desempeñó un papel decisivo con las enmiendas introducidas posteriormente en el marco reglamentario, pues evitamos la posibilidad de modificar el Reglamento por medio de los denominados actos delegados.

Si queremos evitar accidentes, tenemos que investigar sus causas. Para que estas investigaciones sean exhaustivas y transparentes es necesario que protejamos a las principales partes implicadas sin hacer juicios precipitados. Determinar con precisión el papel de la investigación judicial es un elemento clave para la investigación de accidentes. El Parlamento ha insistido que, para garantizar la independencia de las investigaciones de las causas de los accidentes de aviación, necesitamos proteger la investigación técnica de las interferencias de la investigación judicial. También necesitamos notificar e investigar todos los incidentes, es decir, no solamente aquellos que podrían haber tenido un resultado trágico. Sin embargo, solamente podemos investigar un incidente cuando sabemos que ha sucedido.

Otro producto de la elaboración de este Reglamento son las garantías dadas por la Comisión de que en breve revisará la Directiva sobre notificación de incidentes. La Agencia Europea de Seguridad Aérea (AESA) debe participar en las investigaciones y hemos decidido que ese sea su papel. Un regulador no es un investigador, pero debe tener acceso a determinada información para poder realizar una función de asesoramiento.

Durante las negociaciones, la señora Comisaria prestó una gran atención a los derechos de las víctimas de accidentes y logró que se mantuvieran todos los elementos esenciales.

 
  
MPphoto
 

  Eva Lichtenberger, en nombre del Grupo Verts/ALE. – (DE) Señor Presidente, Señorías, la importancia de este informe no puede ser subestimada, ya que reunirá información a nivel europeo que, a pesar de estar disponible en distintos lugares, no permitía anteriormente hacerse una idea general porque no contábamos con medios suficientes para interrelacionar esta información.

En una época de enormes presiones competitivas en el sector de la aviación, también es necesario y esencial proteger a las personas que transmiten esa información —en particular en relación con las fuentes técnicas de errores— contra la presión de las compañías aéreas competidoras o de su propia compañía aérea. A este respecto debemos velar por que esta información, que se requiere urgentemente para prevenir accidentes, también sea protegida y por que exista un proceso definido para lograr un equilibro entre las investigaciones judiciales que son necesarias en estos casos y las de carácter técnico, que se llevan a cabo con fines de prevención, a fin de evitar solapamientos.

También me gustaría expresar mi sincero agradecimiento a la ponente. Hemos colaborado de modo excelente y hemos dado un paso muy importante en este tema.

 
  
MPphoto
 

  Peter van Dalen, en nombre del Grupo ECR.(NL) Me gustaría empezar planteando una cuestión sobre la observancia del Reglamento. Nuestra ponente alternativa, la señora Foster, me acaba de avisar que no podrá asistir. Llegará más tarde esta noche, por lo que me gustaría utilizar su turno de intervención.

En primer lugar, quiero agradecer sinceramente a la ponente la excelente labor que ha llevado a cabo. Tanto el Reglamento en sí mismo como su calidad serán beneficiosos para el tráfico aéreo en Europa y también para su seguridad.

Sin embargo, si realmente deseamos aprender de los accidentes, las investigaciones no deben sufrir interferencia alguna, ni interferencias de las organizaciones de consumidores en las compañías aéreas ni, menos aún, interferencias por parte de las autoridades judiciales. Si las administraciones públicas pueden interferir en las investigaciones independientes, la independencia de dichas investigaciones corre peligro. Sería como si el carnicero pudiera influir en la inspección de su propia carne, y ese no puede ser nuestro objetivo.

Por ello, lo mejor que podíamos hacer era introducir el «modelo canadiense», es decir, contar con una autoridad de investigación completamente independiente que invita a las autoridades judiciales a participar en una investigación sobre la base de criterios objetivos cuando se haya cometido un delito. Este es el sistema que utilizamos en los Países Bajos, donde tenemos una junta independiente de investigación que funciona de modo excelente. Esta junta de investigación reprende periódicamente incluso a las administraciones en términos muy firmes. Ese es el mejor sistema y el texto que hemos acordado con el Consejo ahora nos ofrece la oportunidad de introducir investigaciones independientes de este tipo.

No obstante, el paquete representa en general un auténtico paso adelante. En particular, la disposición relativa a la información sobre los pasajeros implicados en un accidente constituye una gran mejora y, por esta razón, no debemos abstenernos en la votación de mañana, sino apoyar a la ponente y votar a favor.

 
  
MPphoto
 

  Jacky Hénin, en nombre del Grupo GUE/NGL.(FR) Señor Presidente, el transporte aéreo es el modo de transporte más seguro y también el que ha logrado los resultados más espectaculares en lo que se refiere a la reducción de las emisiones de CO2. Por ello debemos hacer todo lo posible para que siga por este camino.

La creación de una red de autoridades encargadas de las investigaciones de seguridad en los Estados miembros es una buena idea, siempre que cada autoridad deba rendir cuentas al público y no caiga víctima del destructivo concepto de la rentabilidad máxima inmediata. El traslado de los trabajos de mantenimiento a terceros países, la falsificación de recambios, el empleo de tripulaciones mal pagadas y la privatización del control del tráfico aéreo, que sigue llevándose a cabo en ocasiones, plantean importantes amenazas para la seguridad.

La UE debe intervenir y asumir sus responsabilidades en este ámbito. No puede contentarse con publicar listas negras y organizar investigaciones de accidentes. Debe golpear donde duele a los accionistas de las compañías aéreas que no garantizan condiciones óptimas de seguridad. Por supuesto, algunos accidentes son resultado de errores humanos, pero estos errores ponen de relieve una y otra vez las deficiencias de la organización del trabajo, de las condiciones de trabajo, de la ergonomía, de la formación y de las cualificaciones de algunas compañías aéreas.

 
  
MPphoto
 

  Luís de Grandes Pascual (PPE). (ES) Señor Presidente, señora Comisaria, felicito a la señora De Veyrac por su informe y por su trabajo, que ha permitido un acuerdo en primera lectura. Sin perjuicio de ello, tengo que hacer tres observaciones de carácter crítico que implican la necesidad de ceder siempre cuando hay una negociación de este tipo.

En primer lugar, se ha dejado caer la identificación singular de las víctimas: cuando el ADN permite esa identificación, es lógico que las familias exijan que no les entreguen cualquier cuerpo sino los cuerpos de sus víctimas.

En segundo lugar, no se ha realizado la sustitución de causas por factores concurrentes. Eso va a ser una fuente de pleitos y yo creo que es un profundo error —y, si no, al tiempo—, pues es necesario separar la investigación técnica de la investigación judicial.

Por último, deploramos que al final la delegación española tenga que abstenerse, al margen de la posición favorable que mantiene con respecto al tema, y es, sencillamente, porque desde 1987 venía siendo reflejada la relación con el aeropuerto de Gibraltar, que ahora se rige por la declaración de Córdoba de 2006. Antes se suspendía la norma y se hacía una referencia a las diferencias entre el Reino Unido y España y ahora se hace, sin más, una triple referencia a esas diferencias jurídicas.

Ello implica, naturalmente, que nuestro voto tendrá que ser de abstención, sin perjuicio de nuestro criterio —repito— favorable al informe y al trabajo de la señora De Veyrac, que yo —reitero— elogio porque es un informe bueno que será fundamentalmente positivo.

 
  
MPphoto
 

  Janusz Władysław Zemke (S&D). (PL) Creo que debemos señalar con toda claridad desde el principio que, afortunadamente, las normas de seguridad de la aviación en Europa mejoran continuamente. Aunque se producen desastres e incidentes aéreos, existe en general un nivel muy alto de seguridad. Por desgracia, la seguridad de la aviación no es algo que, una vez alcanzado, dure para siempre. En ocasiones ocurren incidentes y accidentes que deben ser investigados muy exhaustivamente y de una forma totalmente independiente y profesional. Estas medidas son necesarias para sacar las mejores recomendaciones que sea posible, elaboradas sobre la base de estas investigaciones, que contribuirán a evitar accidentes e incidentes en el futuro.

Actualmente, el sistema de investigación de accidentes de la aviación civil en la Unión Europea funciona por debajo de su capacidad óptima. Es por ello que considero que este Reglamento, que es producto de la labor realizada en el Parlamento, ofrece una oportunidad para mejorar la situación. Al parecer, el equipo de la señora De Veyrac ha elaborado un proyecto de informe sumamente competente. Sin embargo, también quisiera destacar un factor bastante significativo. Se han introducido varias decenas de observaciones e enmiendas al proyecto de informe. Puesto que es fruto de una fórmula transaccional, me parece que deberíamos votar a favor de lo que negociaron conjuntamente el Parlamento, la Comisión y el Consejo. En mi opinión habría que rechazar otras propuestas, que pueden parecer justificadas desde una perspectiva particular.

 
  
MPphoto
 

  Gesine Meissner (ALDE).(DE) Señor Presidente, señora Comisaria, quisiera comenzar abordando una cuestión que nuestro ponente alternativo, el señor Kacin, no pudo mencionar por falta de tiempo, pero que, sin embargo, considera sumamente importante. A este respecto es imperativo que no sólo que se investiguen las causas de los accidentes, sino que también se proteja a las víctimas y sus familias. Mi grupo en particular se ha pronunciado firmemente a favor de que se facilite rápidamente información sobre las circunstancias de los accidentes, al menos a los familiares, así como a favor de que esta información se facilite en el caso de las parejas del mismo sexo.

Hemos observado en general que el informe redactado por la ponente es sin duda innovador. No podemos menos que elogiarlo. Lo cierto es que la Directiva precedentes se adoptó hace 16 años. Entretanto se han introducido numerosos avances técnicos y necesitamos una mayor seguridad aérea. Para poder investigar los accidentes necesitamos información que pueda evaluarse de modo independiente. Los Estados Unidos tienen desde hace mucho una agencia de investigación de este tipo, así como la garantía de protección si alguien presta un testimonio que posteriormente pueda utilizarse contra dicha persona en tanto que implicado. Ahora lo hemos conseguido. Quiero expresar mi sincero agradecimiento a la señora De Veyrac por su excelente trabajo.

 
  
MPphoto
 

  Marian-Jean Marinescu (PPE).(RO) El constante aumento del tráfico aéreo ha hecho necesario adaptar el marco legislativo en materia de investigación de accidentes aéreos.

La señora De Veyrac ha logrado una excelente fórmula transaccional final. La creación de una red de oficinas nacionales de investigación estimulará el intercambio de información, la formación de investigadores y la creación de un registro de buenas prácticas, y ayudará a concebir una metodología europea para la investigación de accidentes. Asimismo reducirá las diferencias entre los Estados miembros, mejorará los sistemas de investigación de estos y elevará el nivel de la seguridad aérea.

Se ha establecido el marco legal necesario para que la AESA participe en las investigaciones de seguridad. El nuevo marco legislativo establece igualmente el equilibrio necesario entre la independencia de los investigadores y la de las autoridades judiciales en lo que se refiere al acceso a información sensible y a la forma en que se coordinan las investigaciones.

Se garantizan los derechos de las víctimas y sus familiares, y la prestación de asistencia. Los Estados miembros tienen la obligación de elaborar un plan nacional para prestar asistencia a las víctimas.

Los Estados miembros tienen que utilizar esta red para transmitir información sobre incidencias de aviación civil, información que la AESA puede analizar y clarificar para aumentar la seguridad del transporte aéreo en beneficio de nuestros ciudadanos.

 
  
MPphoto
 

  Jim Higgins (PPE). – Señor Presidente, es evidente que la Directiva de 1994 sirvió a su finalidad, pero actualmente se encuentra totalmente desfasada. Como ya se ha dicho en repetidas ocasiones, el enorme crecimiento de los viajes por avión implica que necesitamos actualizar las medidas de seguridad, que necesitamos más coordinación, más inspección y más cooperación. Lo que me agrada de este informe es que define con claridad el papel de las autoridades competentes.

Soy favorable a la propuesta, a la que ya han hecho alusión Brian Simpson y la ponente, de que la Autoridad Europea de Seguridad Aérea no desempeñe papel alguno en las investigaciones de seguridad. Su tarea —que realiza de forma excelente— es certificar las aeronaves, pero no investigar toda la situación relacionada con un accidente.

Me felicito igualmente de la creación de la red de oficinas de seguridad. Los cursos de formación revisten una importancia crucial porque lo que tenemos que hacer es reducir las diferencias que existen actualmente entre las normas aplicables en los distintos Estados miembros.

En cuanto a la lista de pasajeros, uno de los mayores traumas tras un accidente es el retraso en dar a conocer la lista de pasajeros. Debemos felicitarnos de que ahora deba presentarse en el plazo de una hora. Resulta realmente horripilante dar el nombre de una persona al reservar un vuelo, pero el hecho de que ahora estemos en condiciones de facilitar el nombre de una persona de contacto por si ocurre un accidente, por si alguien muere, también es muy importante, ya que el trauma de la espera es casi insoportable.

Acepto el argumento a favor del ADN, pero si hacemos esto —si indicamos el nombre de una persona de contacto— el ADN puede venir después. Se han hecho un gran número de propuestas sensatas. Felicito a la ponente y a los ponentes alternativos por haber hecho una excelente labor.

 
  
MPphoto
 

  Artur Zasada (PPE). (PL) Hoy deliberamos acerca de un documento que tendrá efectos reales en 800 millones de pasajeros que vuelan a través de la Unión Europea cada año. Se trata de un texto importante porque la normativa aplicable no se ha modificado en 16 años y se remonta a una época en la que el volumen del tráfico aéreo era sensiblemente inferior. Lo que está en juego aquí es la seguridad de esos 800 millones de pasajeros y su seguridad no se puede garantizar sin un sistema voluntario de notificación para los pilotos y las tripulaciones. Únicamente cuando los tripulantes y los pilotos cuenten con garantías para escribir sobre los accidentes o sucesos ocurridos a bordo o notificarlos, podremos garantizar la seguridad de los pasajeros. No alcanzaremos ese objetivo si las instituciones que investigan los incidentes y accidentes aéreos se ven presionadas por la fiscalía, el sistema judicial y los medios para que elaboren sus informes de inmediato. Tenemos que garantizar la seguridad de los ciudadanos de la UE, en particular en vista de que los anales de la seguridad aérea están escritos con la sangre de las víctimas de los accidentes aéreos. Es por ello que siento una gran responsabilidad respecto a la votación de esta semana.

 
  
  

PRESIDE: Silvana KOCH-MEHRIN
Vicepresidenta

 
  
MPphoto
 

  Gabriel Mato Adrover (PPE). (ES) Señora Presidenta, hoy se cumplen dos años y un mes del accidente aéreo que dejó 154 víctimas en el aeropuerto de Barajas, de Madrid, y multitud de familias rotas, la mayoría de ellas de Canarias. Todos los miembros de este Parlamento compartimos su dolor.

Lamentablemente, a día de hoy, dos años después, la investigación técnica no ha concluido. Las familias de las víctimas siguen preguntándose qué pasó, y no tienen respuesta.

He de lamentar que esto sea así por dos razones fundamentales: en primer lugar, porque las familias de las víctimas no se lo merecen; y en segundo lugar, porque no salen a la luz datos importantes que serían fundamentales para la seguridad aérea y que podrían ser indispensables para prevenir próximos siniestros.

Confío en que este Reglamento que votaremos mañana sirva al menos para, entre otras cosas, agilizar los procedimientos de las investigaciones técnicas y que estas situaciones no se vuelvan a repetir.

Comparto las preocupaciones de mi colega Luís de Grandes, y felicito a la ponente por haber conseguido un acuerdo en primera lectura, pero espero que no hayamos cedido en demasiadas cosas para dar satisfacción a ciertos intereses: lo importante, lo primero, son las víctimas.

 
  
MPphoto
 

  Jörg Leichtfried (S&D).(DE) Señora Presidenta, creo que lo peor que puede suceder es ser familiar de un pasajero cuyo vuelo ha despegado y escuchar que ha ocurrido un accidente, que el avión se ha estrellado y no saber lo que sucede. Me parece que este informe —y quiero felicitar sinceramente a la ponente, la señora De Veyrac por él— corrige hasta cierto punto esta situación. La posibilidad de dar el nombre de una persona de contacto y la obligación de que las compañías aéreas den a conocer la lista de pasajeros en un plazo de dos horas son algo que, en mi opinión, resulta sumamente importante para resolver esta incertidumbre y ayudar a las personas que desconocen lo ocurrido.

En segundo lugar, se ha encontrado una buena solución para establecer el tan difícil equilibrio entre los sistemas internos y externos de investigación a fin de proteger a quienes desean dar testimonio, por una parte, y salvaguardar igualmente los intereses del público que desea saber lo sucedido, por la otra. Por ello, este es un informe excelente. Quiero felicitar una vez más a la ponente por haber realizado un excelente trabajo.

 
  
MPphoto
 

  Izaskun Bilbao Barandica (ALDE). (ES) Señora Presidenta, comparto la opinión de que el único objetivo de este Reglamento es la prevención de futuros accidentes sin prejuzgar las culpabilidades y las responsabilidades. Me alegro de que garantice la independencia de la investigación y mejore la coordinación con esa red que en él se fija. Protege con distintas medidas a víctimas y a familiares; protege la información sensible que exige una total confidencialidad y que no debe utilizarse para fines distintos a la investigación. Hablamos de registros de voz, de imágenes. Pero creo que se tenía que haber incorporado también el principio de la «just culture» ―la cultura de la equidad―, que esperaban también los profesionales, que a veces se ven mediáticamente juzgados antes siquiera de la investigación.

Quisiera decir, por último, que aplaudo que se exija a las compañías un seguro mínimo para las familias de las víctimas, que se verán protegidas como no lo están en este momento.

 
  
MPphoto
 

  Angelika Werthmann (NI).(DE) Señora Presidenta, el tráfico aéreo no deja de crecer. En mi opinión, la seguridad es prioritaria respecto a todas las demás consideraciones. Por ello necesitamos un órgano independiente que investigue las deficiencias y permita que se adopten medidas correctivas a fin de ayudar a mejorar la seguridad aérea para todos.

Yo también quiero expresar mis felicitaciones por este informe.

 
  
MPphoto
 

  José Manuel Fernandes (PPE).(PT) Señora Presidenta, el transporte aéreo se ha convertido en un elemento crucial para la movilidad de las personas y para la dinámica de una economía mundial cada vez más globalizada.

La legislación europea que regula actualmente la investigación de los accidentes de aviación se encuentra desfasada en vista de los cambios que ha sufrido este sector y la aparición de nuevos actores, como la Agencia Europea de Seguridad Aérea.

Por ello es necesario armonizar la capacidad de los Estados miembros para investigar los accidentes de la aviación civil. Sin embargo, se debe dar prioridad a la prevención de accidentes, y la investigación siempre debe contribuir a dicha prevención.

Cabe señalar que las fuertes presiones para reducir costes incrementan el riesgo para la seguridad. Sin embargo, las reducciones de costes no pueden tener más importancia que las personas, y no podemos aceptar propuestas como la abolición del copiloto o la posibilidad de permitir que algunos pasajeros viajen de pie.

La investigación es importante, pero la prevención y la calidad del servicio deben tener prioridad.

 
  
MPphoto
 

  Silvia-Adriana Ţicău (S&D).(RO) Quiero felicitar a la ponente por llegar a un acuerdo en primera lectura acerca del Reglamento sobre investigación y prevención de accidentes e incidentes en la aviación civil.

Compete a los Estados Unidos garantizar que todas las líneas aéreas establecidas en su territorio cuenten con un plan para prestar asistencia a las víctimas y sus familiares. No obstante, me parece que el período de dos horas para que las compañías aéreas den a conocer la lista de pasajeros es demasiado largo. Quisiera mencionar igualmente que nos felicitamos de la propuesta para que las compañías aéreas que prestan servicio en la Unión Europea apliquen lo dispuesto en el Convenio de Montreal para la unificación de ciertas reglas relativas al transporte aéreo internacional, incluso si el Estado en el que estén establecidas no haya ratificado este Convenio.

Para finalizar, deseo destacar que es de suma importancia que la Unión Europea firme igualmente un acuerdo sobre seguridad de la aviación civil con terceros países a fin de prevenir incidentes y ayudar a investigar los accidentes aéreos.

 
  
MPphoto
 

  Jelko Kacin (ALDE).(SL) Me gustaría añadir unas palabras acerca de la notificación de los familiares, algo que no pude hacer anteriormente por falta de tiempo.

Los familiares deben ser tratados en pie de igualdad y no ser discriminados. La definición de lo que es un «familiar» varía de forma considerable entre un Estados miembro y otro. El Parlamento ha querido proteger igualmente a las parejas del mismo sexo, pues algunos países las reconocen, aunque no otros. Mi grupo político propuso una solución transaccional, que el Consejo y la Comisión aceptaron, de modo que ahora se utilizará la definición de familiar aplicable en el país de origen de la víctima, es decir, el país de nacionalidad de la víctima. Se trata de un logro y una transacción importantes.

Otro aspecto que deseo señalar es que, en lugar de inventar nuevas instituciones, hemos recurrido a la red de autoridades nacionales de investigación, cuyas operaciones ya habíamos interrelacionado.

 
  
MPphoto
 

  Cecilia Malmström, Miembro de la Comisión. – Señora Presidenta, el hecho de que exista un consenso tan amplio en este pleno envía un mensaje muy claro a los pasajeros y sus familias. Este mensaje debe considerarse una prueba del excelente trabajo que han realizado la ponente y los ponentes alternativos.

Estoy a la espera de la muy importante labor que tenemos ante nosotros para crear la Red europea de autoridades encargadas de la investigación de la seguridad en la aviación civil. Esta red representa un importante paso para mejorar la calidad de las investigaciones de seguridad, reforzar su independencia y promover métodos de investigación y formación de alto nivel.

Es importante que las nuevas normas reflejen los avances introducidos en la seguridad con la creación de la Agencia Europea de Seguridad Aérea que podrá contribuir en lo sucesivo a las investigaciones de seguridad con sus conocimientos técnicos y su experiencia en sus ámbitos de competencia. Quisiera subrayar —como han hecho muchos oradores— que sólo participará en calidad de asesor técnico, compartiendo su experiencia y participando en la evaluación. Ella misma no investigará los accidentes.

La Comisión se compromete a trabajar con celeridad para completar las nuevas normas con propuestas para modernizar el sistema de notificación de incidentes y accidentes aéreos, de modo que al final tengamos las mejores herramientas para hacer nuestro trabajo con eficacia, que consiste en proteger las vidas de los pasajeros europeos.

Muchas gracias por este debate tan constructivo.

 
  
MPphoto
 

  Christine De Veyrac, ponente. – (FR) Señora Presidenta, quiero dar las gracias a todos por sus aportaciones a este texto y, aunque no lo he dicho antes, también quisiera expresar mi gran agradecimiento a la Comisión, que ha facilitado tanto este acuerdo.

Quiero tranquilizar al señor Zemke: mañana sólo habrá una enmienda. Se trata de un error derivado de que el Consejo había omitido un párrafo del texto. Por lo tanto, vamos a corregirlo y esa será la enmienda, pero solamente será una.

Quizás el señor Higgins no me haya oído, pero había tanto ruido al inicio de mi intervención que resulta comprensible, pero la señora Malmström ha reiterado claramente que el papel de la Agencia será exclusivamente de certificación y no podrá en ningún caso llevar a cabo investigaciones de seguridad, por no poder ser juez y parte a la vez. Sin embargo, debe poder acceder a la información para realizar sus tareas de certificación, y ofrecer sus conocimientos técnicos a la investigación de seguridad.

Lamento mucho, señor Adrover, —si he entendido bien— que su delegación se abstendrá en la votación de este texto, pues introduce grandes mejoras en lo que usted critica con toda razón, es decir, la falta de información y la incertidumbre a la que se enfrentan los familiares. En cuanto a haber transigido en primera lectura, los ponentes alternativos le dirán lo mismo que yo, y me gustaría decirle que el Parlamento no transigió en nada, y que sus puntos de vista se mantienen en todas las cuestiones que figuran en el texto.

Me alegro mucho de que los grupos políticos hayan alcanzado un consenso respecto a este texto que, como ha dicho el señor Kühn, trata sobre vidas humanas. Además espero que mañana se traduzca en una amplia mayoría a favor de este informe. En tal caso podremos confirmar el papel de liderazgo del Parlamento en la protección de sus ciudadanos y demostrar que la UE ofrece protección.

 
  
MPphoto
 

  Presidenta. – Se cierra el debate.

La votación tendrá lugar mañana, 21 de septiembre, a las 12.00 horas.

Declaraciones por escrito (artículo 149 del Reglamento)

 
  
MPphoto
 
 

  Debora Serracchiani (S&D), por escrito.(IT) Desgraciadamente, debido al constante aumento del tráfico aéreo, el número de víctimas de los accidentes de la aviación civil ha aumentado de modo considerable. Basta con decir que, en 2005, fueron 1 454 víctimas, lo que representa un aumento de aproximadamente el 90 % respecto a 2004.

Por ello necesitamos una nueva legislación que reduzca las diferencias entre las capacidades de investigación de los Estados miembros y cree una «red» entre las distintas autoridades nacionales de investigación con el fin de racionalizar capacidades, personal y recursos. Por consiguiente estoy a favor de esta propuesta de Reglamento que, por una parte, garantizará la independencia absoluta de las investigaciones de accidentes y, por la otra, obligará a las compañías aéreas a garantizar los derechos de las víctimas y sus familiares en caso de ocurrir un accidente.

 
Aviso jurídico - Política de privacidad