Índice 
Debates
PDF 4383k
Martes 19 de octubre de 2010 - Estrasburgo Edición DO
1. Apertura de la sesión
 2. Actos delegados (artículo 87 bis del Reglamento): véase el Acta
 3. Presentación de documentos: véase el Acta
 4. Debates sobre casos de violaciones de los derechos humanos, de la democracia y del Estado de Derecho (anuncio de las propuestas de resolución presentadas): véase el Acta
 5. Reglamento financiero aplicable al presupuesto general de las Comunidades Europeas en relación con el Servicio Europeo de Acción Exterior - Proyecto de presupuesto rectificativo nº 6/2010: Sección II - Consejo Europeo y Consejo; Sección III - Comisión; Sección X - Servicio Europeo de Acción Exterior - Modificación del Estatuto de los funcionarios de las Comunidades Europeas y el régimen aplicable a otros agentes de las Comunidades Europeas (debate)
 6. Aspectos relativos al desarrollo en el marco del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza - Papel de la renta mínima en la lucha contra la pobreza y la promoción de una sociedad integradora en Europa (debate)
 7. Sesión solemne - Alocución de Ban Ki-moon, Secretario General de las Naciones Unidas
 8. Turno de votaciones
  8.1. Relación estadística del transporte marítimo de mercancías y pasajeros (A7-0217/2010, Brian Simpson) (votación)
  8.2. Movilización del Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización: Jutlandia Septentrional/Dinamarca (A7-0270/2010, Barbara Matera) (votación)
  8.3. Movilización del Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización: NXP Semiconductors/Países Bajos (A7-0269/2010, Barbara Matera) (votación)
  8.4. Movilización del Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización: Qimonda/Portugal (A7-0271/2010, Barbara Matera) (votación)
  8.5. Movilización del Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización: Cataluña automoción/España (A7-0272/2010, Barbara Matera) (votación)
  8.6. Régimen de control y ejecución aplicable en la zona del Convenio sobre la futura cooperación multilateral en los caladeros del Atlántico Nororiental (A7-0260/2010, Carmen Fraga Estévez) (votación)
  8.7. Convenio sobre la futura cooperación multilateral en los caladeros del Atlántico Noroccidental (A7-0262/2010, Jarosław Leszek Wałęsa) (votación)
  8.8. Trabajadoras en situación precaria (A7-0264/2010, Britta Thomsen) (votación)
 9. Explicaciones de voto
 10. Correcciones e intenciones de voto: véase el Acta
 11. Aprobación del Acta de la sesión anterior: véase el Acta
 12. Posición del Parlamento sobre el proyecto de presupuesto 2011, modificado por el Consejo - Todas las secciones - Proyecto de presupuesto rectificativo n° 3/2010 : Sección III - Comisión - MAP (Medidas de acompañamiento en el sector de los plátanos) (debate)
 13. Revisión del presupuesto (debate)
 14. Turno de preguntas (preguntas a la Comisión)
 15. Medidas de lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales (debate)
 16. Catástrofe provocada en Hungría por el lodo tóxico (debate)
 17. Bases de datos relacionadas con el origen racial y étnico en la Unión Europea (debate)
 18. Orden del día de la próxima sesión: véase el Acta
 19. Cierre de la sesión:


  

PRESIDE: Jerzy BUZEK
Presidente

 
1. Apertura de la sesión
Vídeo de las intervenciones
 

(Se abre la sesión a las 9.05 horas)

 

2. Actos delegados (artículo 87 bis del Reglamento): véase el Acta

3. Presentación de documentos: véase el Acta

4. Debates sobre casos de violaciones de los derechos humanos, de la democracia y del Estado de Derecho (anuncio de las propuestas de resolución presentadas): véase el Acta

5. Reglamento financiero aplicable al presupuesto general de las Comunidades Europeas en relación con el Servicio Europeo de Acción Exterior - Proyecto de presupuesto rectificativo nº 6/2010: Sección II - Consejo Europeo y Consejo; Sección III - Comisión; Sección X - Servicio Europeo de Acción Exterior - Modificación del Estatuto de los funcionarios de las Comunidades Europeas y el régimen aplicable a otros agentes de las Comunidades Europeas (debate)
Vídeo de las intervenciones
MPphoto
 
 

  Presidente. – El siguiente punto del orden del día es el debate conjunto sobre los asuntos siguientes:

- el informe (A7-0263/2010) de la señora Gräßle y del señor Rivellini, en nombre de la Comisión de Control Presupuestario, sobre la Propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo, por el que se modifica el Reglamento (CE, Euratom) nº 1605/2002 del Consejo por el que se aprueba sobre el Reglamento financiero aplicable al presupuesto general de las Comunidades Europeas en relación con el Servicio Europeo de Acción Exterior [COM(2010)0085 - C7-0086/2010 - 2010/0054(COD)],

- el informe (A7-0288/2010) del señor Rapkay, en nombre de la Comisión de Asuntos Jurídicos, sobre la Propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo por el que se modifica el Estatuto de los funcionarios de las Comunidades Europeas y el régimen aplicable a los otros agentes de las Comunidades [COM (2010) 0309 - C7-0146 / 2010 - 2010/0171 (COD)], y

- el informe (A7-0283/2010) del señor Gualtieri y del señor Surján, en nombre de la Comisión de Presupuestos, sobre el proyecto de presupuesto rectificativo n° 6/2010 de la Unión Europea para el ejercicio 2010: Sección II - Consejo Europeo y Consejo; Sección III – Comisión; Sección X - Servicio Europeo de Acción Exterior [13475/2010 - C7-0262/2010 - 2010/2094(BUD)].

 
  
 

Estimados colegas, me gustaría señalar que varios de nuestros distinguidos invitados de la Comisión y del Consejo han quedado atrapados en un atasco de tráfico, pero que están en camino y deberían llegar aquí en unos minutos.

Estamos a punto de concluir la última etapa de una fascinante aventura legislativa e interinstitucional: un diálogo a cuatro bandas sobre la creación de un Servicio Europeo de Acción Exterior ambicioso, eficiente, responsable y con visión de futuro.

Hoy vamos a discutir los textos legislativos relativos al Estatuto, el Reglamento financiero y el presupuesto rectificativo. Mañana votaremos sobre esos textos. Son el resultado exitoso de un mes de intensas negociaciones entre las instituciones europeas, que trabajan juntas para lograr un objetivo común: asegurar que la voz de la Unión Europea sea escuchada y respetada en la escena internacional. Nosotros, en el Parlamento Europeo, nos hemos tomado muy en serio nuestras responsabilidades. Mantenemos la opinión de que en las acciones exteriores, como en otras áreas, deben prevalecer los intereses y métodos de la UE.

Estamos impacientes ante la celebración de este debate final de hoy. Y lo estamos todavía más ante el lanzamiento del SEAE el 1 de diciembre de 2010, justo un año después de la entrada en vigor del Tratado de Lisboa.

 
  
MPphoto
 

  Ingeborg Gräßle, ponente.(DE) Señor Presidente, señor Chastel, baronesa Ashton, señor Šefčovič, Comisario Lewandowski, Señorías, por mi parte, apenas puedo esperar a que este servicio comience su trabajo, y confío en que logre el éxito internacional, que es el fin para el que ha sido creado.

Las instituciones han demostrado que pueden hacer frente a desafíos. El Parlamento era parte de la solución. Hemos tomado decisiones rápidas, algunas quizás lo hayan sido demasiado. Este servicio es tierra virgen —terra incognita— y rompe con algunos de los fundamentos anteriores del derecho presupuestario y en materia de personal. Eso es algo que nos va a plantear grandes retos a largo plazo. Para mí, como miembro de la Comisión de Presupuestos y de la Comisión de Control Presupuestario, la naturaleza híbrida de este servicio sigue siendo una preocupación constante, no solo en términos de su eficiencia, sino también simplemente en cuanto a nuestra capacidad para controlarlo. El informe conjunto Rivellini-Gräßle trata de abordar esos problemas. Hemos intentado lograr la mejor solución posible para el servicio, el Parlamento y los contribuyentes. Hemos explicado los procesos y asignado la responsabilidad. Hemos fortalecido la influencia del Parlamento en relación con las tareas en el ámbito de la política exterior, hemos aumentado la transparencia por medio de una clara obligación de informar y hemos reforzado el deber de rendir cuentas. Hemos dejado claro a los embajadores de la UE que tienen un papel clave que desempeñar en la protección de los intereses financieros de la Unión Europea, y que es muy importante que su propio servicio también se lo aclare. Hemos creado sinergias a través de la utilización conjunta del sistema de contabilidad y le damos al auditor interno de la Comisión la capacidad que necesita, para llevar a cabo su labor de manera eficiente, sobre el control de la gestión de los fondos. El Fondo Europeo de Desarrollo y su integración en el presupuesto se mantienen en el programa, al igual que la aprobación de la gestión del Consejo.

Desearía manifestar mi gratitud a todos cuantos han hecho posible este resultado: los coponentes y ponentes alternativos que han firmado conjuntamente el compromiso. También me gustaría expresar mi más sincero agradecimiento a los socios negociadores de la Presidencia belga. Han hecho un buen trabajo.

Lo que queda es la importante tarea que el servicio tiene que hacer. No se vislumbra una rentabilidad en términos de eficiencia por medio de la fusión. El servicio prevé un ahorro del 10 %, lo que no es mucho, y se encuentra muy alejado de ello cuando se trata de puestos directivos. Todo el mundo cuchichea acerca de un «ejército mexicano». ¿Pero cuál puede ser la profesionalidad de un servicio que ni siquiera sabe con exactitud cuáles son sus tareas? Todavía no se han utilizado las oportunidades para definir esas actividades con más detalle, y es muy importante volver sobre ello muy pronto. Debe otorgarse una gran relevancia a la fusión del personal. El trato preferencial que se les ha dado hasta ahora a los diplomáticos de los Estados miembros nos causa motivos de preocupación. Si algunos puestos salen a concurso varias veces y se recurre una vez más al mapa del mundo colonial, vamos a tener discusiones muy serias sobre el servicio. Deberíamos garantizar al servicio nuestro apoyo crítico y la mirada vigilante de la Comisión de Control Presupuestario. Le deseo el éxito que necesitamos para Europa en el mundo.

 
  
MPphoto
 

  Crescenzio Rivellini, ponente.(IT) Señor Presidente, baronesa Ashton, Señorías, me parece que se ha hecho un excelente trabajo en el Reglamento financiero aplicable al Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE) o, para ser más concretos, en los principios y las normas básicas que rigen el presupuesto de la Unión para este nuevo servicio diplomático. El SEAE, creado por el Tratado de Lisboa, incluirá miembros del personal del Consejo, la Comisión y los servicios diplomáticos nacionales, que representarán a la Unión Europea en todos los asuntos de política exterior.

De acuerdo a su estructura original, el SEAE sigue presentando una serie de inconvenientes que se derivan de su estructura compleja, descentralizada, con ramificaciones en todo el mundo. En particular, sigue sin estar clara la responsabilidad de los agentes financieros llamados a administrar presupuestos de cientos de millones de euros, y eso es probable que contribuya a un aumento del fraude y la corrupción en detrimento del presupuesto de la Unión.

Aunque el Tratado de Lisboa amplía considerablemente los poderes del Parlamento y lo identifica como la única institución que representa a los ciudadanos de Europa, el debate sobre la creación del nuevo SEAE estuvo monopolizado, en un primer momento, por la Comisión y el Consejo, que hicieron todo lo posible para estructurarlo de acuerdo a una lógica intergubernativa, contraria al método comunitario. Después de largas consultas con la Presidencia belga y la Comisión Europea, se alcanzó un acuerdo, que anulaba el régimen inicial, y mejoraba el papel del Parlamento, a fin de que pudiese participar por derecho en el centro del debate europeo.

Los siguientes puntos son fundamentales. La Comisión presentará un documento de trabajo anexo al proyecto de presupuesto con una presentación integral de, entre otras cosas, todos los gastos administrativos y operativos asociados a las acciones exteriores de la Unión, incluida la política exterior y de seguridad comunes y la política de seguridad y defensa europeas. El artículo 1 enumera las instituciones de la Unión Europea. Las listas de responsabilidades se adjuntarán a los informes anuales de actividades compilados por el Director General de la Comisión. Los jefes de las delegaciones asistirán a las reuniones de las comisiones parlamentarias pertinentes, junto con el Director General. El SEAE compartirá un auditor y un contable con la Comisión Europea; esta disposición se revisará en 2013. Los Estados miembros deben comprometerse a apoyar plenamente a la Unión en la búsqueda de cualquier tipo de responsabilidad de los agentes temporales que trabajen para el Servicio Europeo de Acción Exterior.

Con posterioridad, tendremos que discutir algunos temas importantes, que se abordarán durante la revisión trienal del Reglamento financiero. Entre ellos se incluyen la descarga de las instituciones y la inclusión del Fondo Social Europeo en el presupuesto general. El resultado de las negociaciones ha sido bueno, en especial para el Parlamento, en el sentido de que su importancia central e ha visto fuertemente reforzada. El hecho de que la regulación enumere todas las instituciones —lo que significa que la descarga para las demás instituciones es solo una cuestión de tiempo— es un excelente resultado, como lo es el hecho de que prevé un auditor y contable único y común para las dos instituciones. Les doy las gracias a todos por el trabajo que se ha conseguido.

 
  
MPphoto
 

  Bernhard Rapkay, ponente.(DE) Señor Presidente, Señorías, y cuando digo «Señorías» la incluyo usted, baronesa Ashton, al señor. Šefčovič, su equipo y la Presidencia del Consejo, porque, al final del día, hemos podido experimentar la cooperación colegial, sin la que seguramente no habríamos logrado el resultado que hemos alcanzado.

Estoy contento con el resultado, al menos en lo que respecta a la parte de la que he sido responsable y sobre la que tenía una comprensión de la situación general. Sin embargo, yo diría que eso no debe sorprendernos tanto porque no es como si hubiésemos acabado de empezar. Señor Presidente, ha sido una idea suya muy inteligente convocar a todos los ponentes de forma regular para el intercambio de ideas desde una fase temprana, ya en el momento de los informes Brok, Verhofstadt y Gualtieri. Como resultado, para las personas pertinentes estaba claro lo que habría que hacer más tarde, y para aquellos que iban a hacer ese trabajo más tarde, estaba claro lo que ya se había hecho en cuanto a trabajos preparatorios. Por esta razón, se trataba en lo básico de una cuestión de aplicar al Estatuto los aspectos organizativos de lo que había sido acordado entre el Parlamento y el Consejo en relación con la creación del Servicio Europeo de Acción Exterior en los ámbitos de competencia específica cubiertos por el presente Estatuto. Cuando digo «organizativo», me refiero a que la organización es política y la política es organización. Eso es algo, por supuesto, que nos hemos encontrado en repetidas ocasiones en detalle durante las negociaciones, porque ya estaba claro en ese punto que tal vez una persona podría interpretar algo de una manera y otros lo podrían hacerlo de un modo algo diferente. Sin embargo, el espíritu de cooperación dio como resultado, creo, que pudiésemos encontrar soluciones muy razonables a esas cuestiones.

¿Qué es lo que realmente tuvimos que hacer, entonces, en términos de ajuste de la política y qué necesitamos establecer en el Estatuto? En primer lugar, tuvimos que incorporar la igualdad de trato de los tres componentes de la dotación de personal. Quiero mencionar en este punto porque, como ustedes saben, el Tratado establece que el personal del SEAE estará compuesto por funcionarios de la Comisión, del Consejo y de los servicios diplomáticos de los Estados miembros. El último de estos elementos, en particular, planteó una especie de problema, ya que era algo nuevo. Tuvimos que resolver la contradicción casi antagónica entre el enfoque comunitario y el intergubernamental. Huelga decir que el Consejo y los Estados miembros asumen un enfoque más intergubernamental, mientras que nosotros preferimos el enfoque comunitario. Considero que puedo decir que después elaboramos una solución a esta cuestión de forma conjunta. En ese sentido, podemos estar, por ello, muy satisfechos.

Lo que necesitábamos, y de hecho debemos seguir tener en cuenta es el equilibrio de género y el equilibrio en términos de origen geográfico. Queremos tener un servicio que sea moderno, también en relación con la cuestión de la igualdad de género. Me complace, baronesa Ashton, que, además de lo que hemos incorporado en el Estatuto con carácter obligatorio, usted nos ha asegurado que va a hacer otra declaración personal, que formará parte de todo el paquete. Eso ya supone un avance considerable en lo que respecta tanto a la perspectiva de la igualdad de género como al otro aspecto del equilibrio geográfico.

Necesitamos igualdad de derechos y obligaciones, y eso incluye la lealtad —y, de hecho, de los tres componentes— hacia la institución de la Alta Representante, actualmente encarnada por la baronesa Ashton. En este sentido, hemos tenido que perfeccionar la cuestión del derecho de veto de los servicios diplomáticos respecto a las posibles prórrogas a los contratos del personal procedente de los servicios diplomáticos. Con todo, también eso pudimos resolverlo.

Hay una cuestión que no debe subestimarse. Hemos acordado conjuntamente que esa cuestión no puede tener cabida en el Estatuto. Se trata del hecho de que el nuevo servicio diplomático europeo también necesita, en alguna manera, una identidad separada. Todos los que trabajan en él deben hacerlo hacia la misma meta y, por lo tanto, también es muy importante disponer de una fórmula común de formación y perfeccionamiento profesionales. Esto es especialmente relevante para algunos de mis compañeros negociadores, y puedo entenderlo. Acabo de decir que no tuvimos éxito en conseguirlo. Estaba claro que no sería posible incorporar algo así en el Estatuto de forma sistemática. Sin embargo, aquí, una vez más, tengo que darle las gracias a la Alta Representante, porque he sido informado de que también ella quiere decir algo sobre esto, y que lo considera como una obligación importante y una necesidad primordial, y también hará una nueva declaración de compromiso en este sentido, que, si bien no forma parte del Estatuto, nos dará confianza y a aquellos que lo ven como particularmente importante ahora que examinamos la futura labor del Servicio común de Acción Exterior.

Teniendo presente todo ello, hemos hecho un trabajo muy bueno, y el servicio está ahora configurado para un comienzo seguro el 1 de diciembre.

 
  
MPphoto
 

  Roberto Gualtieri, ponente.(IT) Señor Presidente, baronesa Ashton, señores Comisarios, Señorías, el Parlamento aprueba la creación de una nueva sección del presupuesto para el Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE) y la provisión de fondos adicionales para el personal. Esta posición se debe al deseo del Parlamento de ver el SEAE creado porque Europa lo necesita con urgencia, pero, por supuesto, ello no significa que renuncie a su papel como autoridad presupuestaria en el debate sobre la naturaleza del organismo que se encargará de la gestión de crisis o de las prioridades de la política de personal, como se puso de manifiesto en la reserva que se estableció en el presupuesto de 2011.

La normativa que vamos a aprobar refuerza los resultados del acuerdo de Madrid y, en algunos casos, va más lejos, por lo cual me gustaría manifestar mi agradecimiento al señor Rapkay, a la señora Gräßle y al señor Rivellini. Asimismo, debo dar las gracias a la baronesa Ashton y al señor Christophersen por su disposición y flexibilidad en nuestras discusiones.

El Estatuto garantiza que todo el personal del SEAE tenga los mismos derechos y obligaciones con independencia de su origen, y requiere que la Alta Representante asegure un equilibrio geográfico y de género. Estos acuerdos serán vinculantes y el Parlamento se asegurará de que se cumplan. Al mismo tiempo, evitan el uso de cuotas, lo que no solo sería difícil de aplicar, sino también incorrecto. El Reglamento Financiero garantiza un sistema de control sólido y mantiene el SEAE estrechamente vinculado a la Comisión.

Acojo con satisfacción el éxito que hemos logrado con la creación de líneas presupuestarias específicas para las principales misiones de la política de seguridad y defensa común, lo que representa un gran paso adelante en la capacidad del Parlamento para ejercer el control sobre la política exterior y de seguridad común.

Con la votación de mañana, por lo tanto, tendremos un SEAE más fuerte, más «comunitario» y sometido a un mayor control parlamentario. Vamos a ser estrictos y exigentes en la realización de ese control, pero, al mismo tiempo, lo haremos con responsabilidad y con un espíritu constructivo, ya que estamos decididos a ayudar a la Alta Representante en la colosal tarea de dotar a Europa de una genuina política exterior que sirva a sus valores e intereses.

 
  
MPphoto
 

  László Surján, ponente. (HU) Señor Presidente, me agrada ver que este debate tiene lugar en presencia del Consejo y de los comisarios. Cuando planificamos el presupuesto para el año 2010, planteamos la cuestión sobre los recursos para el servicio diplomático exterior. La respuesta fue que no había necesidad de recursos en ese sentido, ya que eso podría resolverse mediante la redistribución de recursos presupuestarios. Bueno, como miembros de la Comisión de Presupuestos, en realidad eso no nos lo creímos. La verdad se encuentra en algún punto intermedio. En efecto, era posible resolver la mayor parte de los costes a través de la redistribución de los recursos presupuestarios, pero al añadir dos enmiendas, hay un coste suplementario de unos 44 millones de euros. Ese coste adicional representa aproximadamente la cobertura de los gastos de un trimestre, si bien hemos visto que la puesta en marcha del servicio se encuentra todavía en un nivel del 10 %. Obviamente, los fondos que espero que se aprueben mañana abarcarían un período algo más amplio que el período para el que realmente se emplean. Eso da lugar o podría haber dado lugar a ciertas tareas, como la modificación de la cantidad. En nuestra opinión, sin embargo, carece de sentido hacerlo ahora. Es mucho más importante contar con este servicio tan pronto como sea posible y ver como progresa, porque uno de los mensajes importantes del Tratado de Lisboa es que debería ser visible en el mundo.

No obstante, si bien descartamos medidas que ocasionen pérdida de tiempo, formulamos expectativas, como ya han hecho los ponentes anteriores. Consideramos que el equilibrio geográfico es muy importante en lo que se refiere a la creación del servicio, pero no hemos incluido ninguna disposición vinculante de reservas, también con el fin de dar un impulso a todo el sistema. También nos gustaría ver una garantía de que los fondos disponibles se utilizan de manera proporcional al tiempo y de forma económica, dado que ahora tenemos que afrontar restricciones en todas partes.

Por último, nos gustaría mantener una cooperación muy clara con los Servicios de Acción Exterior de los Estados miembros y recibir asistencia mutua de ellos, porque si estos elementos están disponibles permitirán la realización de ciertas tareas en países en los que un Estado miembro no esté representado, pero sí nuestro servicio europeo. Esto también sería rentable para los Estados miembros afectados y, obviamente, mejorará el ambiente de cooperación. Señor Presidente, espero que el Parlamento apoye con sus votos esta redistribución de los recursos presupuestarios.

 
  
MPphoto
 

  Knut Fleckenstein (S&D).(DE) Señor Presidente, me gustaría interrumpir el debate muy brevemente para informarle a usted y a mis colegas diputados de que, la noche pasada, tres terroristas irrumpieron en el Parlamento de Chechenia, matando a varios agentes de seguridad y tomando rehenes. Los terroristas también murieron. El Parlamento debería expresar su condena de este acto de terrorismo en términos muy claros porque el terrorismo no puede justificarse jamás. Expresamos nuestra condolencia a las familias.

Deseaba mencionar esto brevemente, sobre todo teniendo en cuenta el hecho de que vamos a discutir la cuestión del norte del Cáucaso de nuevo esta semana. Pido disculpas por la interrupción.

 
  
MPphoto
 

  Presidente. – Me gustaría darle las gracias a nuestro colega, el señor Fleckenstein, por esta información. Por supuesto, en consonancia con lo que ha dicho, condenamos todos los actos terroristas. Este caso es, para nosotros, un acto especialmente notorio de terrorismo porque se llevó a cabo contra un parlamento. Coincidimos plenamente con sus palabras, y nos solidarizamos con las familias de las víctimas y con los afectados. Voy a hacer una declaración oficial sobre este asunto. Hasta ahora, no había sido informado de ello, pero voy a hacer en breve una declaración oficial. Muchas gracias, señor Fleckenstein, por llamar nuestra atención sobre este hecho.

 
  
MPphoto
 

  Maroš Šefčovič, Vicepresidente de la Comisión. – Señor Presidente, querría agradecerle al señor Fleckenstein que haya llamado nuestra atención sobre este asunto. Por supuesto, la Comisión también condena los actos de terrorismo y estoy seguro de que reaccionaría en consecuencia.

Si me permiten retomar ahora nuestro debate, desearía comenzar dando las gracias a nuestro ponente, el señor Rapkay, por el excelente trabajo que ha hecho para presentar esta propuesta a su distinguida Cámara. He de elogiar la excelente cooperación que hemos sostenido en los últimos meses y semanas sobre este complejo asunto. Permítanme hacer extensivas mis felicitaciones a los ponentes alternativos, así como a la Comisión de Asuntos Jurídicos y la Comisión de Asuntos Exteriores, que han trabajado duro y de manera constructiva durante todo el proceso. Por último, pero no menos importante, quiero expresar mi agradecimiento a la señora Cathy, a su equipo y a los servicios de la Comisión por su trabajo enormemente difícil que conducirá, espero, a la creación del SEAE en un período muy corto de tiempo.

El trabajo de esta semana concluirá la labor compleja de sentar las bases jurídicas y presupuestarias para el SEAE. Se basan en y están plenamente en consonancia con la piedra angular de este proceso: la decisión sobre el SEAE. Tuve el privilegio de participar en el debate sobre la creación del SEAE y el honor de representar a la Comisión en el famoso diálogo a cuatro bandas de Madrid. Puedo ser testigo directo de la importancia de la contribución de los representantes del Parlamento Europeo, los señores Brok, Verhofstadt y Gualtieri, en la conclusión con éxito de nuestro muy intenso debate sobre esta materia. Y creo que la aportación que hicieron a nuestro debate contribuyó de verdad a hacer del SEAE un servicio diplomático europeo verdaderamente eficaz.

Lo mismo puede decirse de la labor de su ponente, el señor Rapkay. Las modificaciones al Estatuto del personal parecen ser de naturaleza puramente administrativa, pero no lo son. Son esenciales para el funcionamiento del servicio y para servir de verdad a los intereses europeos. La Comisión considera que el paquete de compromiso presentado por su ponente, el señor Rapkay, es un resultado muy bueno al que se puede apoyar sin reservas. Las modificaciones han dado lugar, en mi opinión, a una mejora real de la totalidad del texto.

Permítanme destacar tan solo un par de los elementos fundamentales de la propuesta. Como ustedes saben, el SEAE estará integrado en su fase inicial por las tres fuentes mencionadas en el tratado, a saber, la Comisión, la Secretaría General del Consejo y los diplomáticos nacionales. Los departamentos pertinentes del Consejo y la Comisión se transferirán al SEAE, mientras que los derechos actuales del personal que trabaja en esos departamentos quedarán plenamente garantizados. Los diplomáticos nacionales podrán solicitar los puestos vacantes publicados. Me satisface decir que, a partir del 1 de julio de 2013, los funcionarios de otras instituciones, como el Parlamento Europeo, también podrán presentar su candidatura al SEAE en situación de igualdad.

Los funcionarios y los diplomáticos nacionales permanentes tendrán los mismos derechos y obligaciones en el SEAE, y las disposiciones necesarias del Estatuto serán aplicables para garantizar su independencia y lealtad a la Unión Europea. Los diplomáticos nacionales dispondrán de contratos, cuya duración será de hasta un máximo de diez años. Por añadidura, los Estados miembros presentarán a diplomáticos nacionales con una garantía de reincorporación inmediata, una vez cumplido su desempeño en el Servicio Europeo de Acción Exterior.

El compromiso también incluye disposiciones que expresan un fuerte compromiso de alcanzar el equilibrio geográfico y de género en el Servicio Europeo de Acción Exterior. La situación se revisará en 2013 con un informe de la Alta Representante para ser presentado al Parlamento Europeo, al Consejo y a la Comisión.

Sé que algunos de ustedes en esta Cámara habrían deseado unas disposiciones más fuertes en estas propuestas, mientras que otros se han opuesto con vehemencia. Estoy convencido de que las enmiendas, que les han presentado ahora, suponen una solución equilibrada. Las negociaciones sobre este asunto no han sido siempre fáciles. El proceso de preparación fue muy complejo, ya que hizo necesaria una consulta con nuestro representante del personal, pero el trabajo duro y las intensas negociaciones han dado fruto, y ustedes tienen ahora sobre sus mesas un resultado muy bueno de las negociaciones para esta Cámara.

Por consiguiente, confío en que el Parlamento Europeo apruebe mañana estas enmiendas. Permítanme concluir expresando el firme compromiso de la Comisión para garantizar la creación sin dificultades del SEAE y su disposición a proporcionar todo el apoyo necesario y a respaldar a este nuevo servicio europeo. Espero que mañana se celebre una votación histórica en esta Cámara, que dé lugar a la creación del Servicio Europeo de Acción Exterior.

 
  
MPphoto
 

  Janusz Lewandowski, Miembro de la Comisión. – Señor Presidente, lo que estamos discutiendo ahora es un alentador comienzo de un día largo, rico en los debates presupuestarios. La puesta en marcha del Servicio de Acción Exterior requiere modificaciones del Reglamento Financiero, pero, por primera vez, esto se ha hecho con arreglo al procedimiento legislativo ordinario. Por ese motivo, el Parlamento modificará mañana el Reglamento del Consejo.

Me alegra mucho que hayamos podido llegar a un acuerdo en el encuentro tripartito de la semana pasada. Ello es prueba de que podemos cumplir en virtud del Tratado de Lisboa. También nos ha permitido darle al Servicio Europeo de Acción Exterior una base sólida y adecuada. No quiero entrar en demasiados detalles, pero permite la creación de una sección aparte del presupuesto, asegura una óptima rendición de cuentas de los jefes de las delegaciones y permite que esa sección presupuestaria del Servicio de Acción Exterior sea supervisada por un funcionario contable de la Comisión y el auditor interno. Esto está sujeto a revisión.

Me gustaría darles las gracias a los ponentes, la señora Gräßle y el señor Rivellini, por su enfoque constructivo y cooperativo.

En cuanto a presupuesto rectificativo n° 6, las dos ramas de la autoridad presupuestaria están ahora, espero, en condiciones de aprobar el presupuesto rectificativo sin enmiendas. Esa es también una condición previa para que el Servicio de Acción Exterior pueda comenzar a funcionar muy pronto.

La justificación para el primer tramo de los nuevos puestos de AD es hacer frente a las tareas adicionales inmediatas, pero para el año 2013 aspiramos a mantener nuestro compromiso de un tercio de personal de AD procedente de los servicios diplomáticos de los Estados miembros.

Por tanto, insto al Parlamento a que apoye el presupuesto rectificativo ya aprobado por el Consejo. Desearía expresar, una vez más, mi gratitud a los ponentes, los señores Surján y Gualtieri.

 
  
MPphoto
 

  Catherine Ashton, Vicepresidenta de la Comisión y Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad. – Señor Presidente, tomo la palabra brevemente, en primer lugar, para expresar mi sincero agradecimiento a los ponentes, la señora Gräßle y los señores Rapkay y Gualtieri, por la enorme cantidad de trabajo que han acometido, ellos y muchos diputados a esta Cámara, para llevarnos hasta el punto en el que nos encontramos esta mañana.

Soy consciente de que estas han sido a veces unas negociaciones muy duras, y ustedes han sido negociadores exigentes. Considero que el resultado que hoy tenemos a la vista es uno bueno y refleja de forma auténtica el Tratado de Lisboa en cuanto a la aplicación, con el Parlamento desempeñando un papel significativo e importante en el futuro.

Este ha sido un ejercicio conjunto y de colaboración, y estoy sumamente agradecida a todos ustedes por el trabajo que ha continuado. Lo más importante es que creo que hemos establecido los fundamentos para el servicio de una manera que en el futuro involucre al Parlamento como es debido, y yo ya me he comprometido con la transparencia y el enfoque que deseo tener en el trabajo con el Parlamento.

También he dejado claro que se trata de un servicio que debe reflejar la amplitud y la profundidad de la Unión Europea. Es un servicio del que deseo que estén realmente orgullosos todos los miembros de esta Cámara, todos los Estados miembros, y cada miembro de la Comisión. Me gustaría ver a Europa reflejada en el personal que tenemos, en los embajadores que nombramos, en el pueblo en el centro. Ustedes tendrán muchas oportunidades para que ese compromiso se haga efectivo, sobre todo con la revisión en 2013.

Sé, también, que los diputados se han preocupado de asegurar que tengamos las instalaciones adecuadas de formación y capacidad. Tenemos la base jurídica para ello, y quiero asegurarle a esta Cámara que garantizaremos que los que vienen de tradiciones diferentes, de procedencias diferentes, se unirán para crear un servicio verdaderamente europeo que vuelva a reflejar todo lo que se ha dicho en el proceso de construcción hasta este momento.

Quería dar las gracias en particular a la señora Lichtenberger y al señor Saryusz-Wolski por el trabajo que han realizado en la cuestión de la formación. Sé que hay mucho más que tenemos que discutir y espero hacerlo con ustedes y con otros en las próximas semanas y meses, pero cuentan ustedes con mi total compromiso para garantizar que la formación sea parte del modo en que abordamos la construcción del servicio. Digo esto en el contexto de la coyuntura económica y el clima en el que nace este servicio, y tienen ustedes mi pleno compromiso de que será un servicio rentable.

Por último, esto nos permite cumplir con nuestras aspiraciones y ambiciones en el mundo. Todo ciudadano de la Unión Europea se ve afectado por lo que hacemos en materia de política exterior, en el comercio y desarrollo, y en la lucha contra el terrorismo. Este es, ante todo, un servicio para ellos, y me presento ante los representantes de los ciudadanos de Europa para ofrecer mi compromiso de ver cómo este servicio satisface sus ambiciones.

 
  
MPphoto
 

  Olivier Chastel, Presidente en ejercicio del Consejo. (FR) Señor Presidente, baronesa Ashton, señores Comisarios, Señorías, en nombre del Consejo, permítanme manifestar mi gratitud a los ponentes parlamentarios que han invertido tanto esfuerzo trabajando en los varios expedientes necesarios para llevar a efecto el Servicio Europeo de Acción Exterior: la señora Gräßle y el señor Rivellini en el Reglamento financiero, el señor Rapkay en relación con el Estatuto de personal y los señores Gualtieri y Surján respecto al proyecto de presupuesto rectificativo para 2010.

Tras el acuerdo político de Madrid y el dictamen del Parlamento Europeo emitido el 8 de julio, el 26 de julio, el Consejo de Asuntos Generales, como ustedes saben, adoptó una decisión que establece la organización y el funcionamiento del Servicio Europeo de Acción Exterior. Sin embargo, para que este servicio pueda crearse como corresponde, todavía tenemos que aprobar los tres instrumentos que acabo de mencionar.

El trabajo sobre esos diversos expedientes ha sido intenso, tanto para el Parlamento y la Comisión como para la Alta Representante y el Consejo, y todo el mundo ha hecho un esfuerzo para llegar a un acuerdo en el menor tiempo posible, dentro de los plazos que se establecieron.

Ahora todos nosotros podemos felicitarnos y darnos una palmadita en la espalda por haber llevado el trabajo a término con éxito gracias a los acuerdos alcanzados en los diversos expedientes, después de la votación del Parlamento aquí durante este período de sesiones. El lunes, 25 de octubre, el Consejo de Asuntos Generales puede aprobar estos instrumentos a nivel político. El Servicio Europeo de Acción Exterior, por consiguiente, y como estaba previsto, comenzará a operar el 1 de diciembre.

La baronesa Ashton, los señores comisarios y los ponentes han repetido todo ello, en lo básico, esta mañana. Por mi parte, me limitaré a hacer mención de la naturaleza histórica de este acontecimiento que, un año después de que el Tratado de Lisboa entrara en vigor, encarna una de sus innovaciones más importantes. Con la creación del Servicio Europeo de Acción Exterior, se reforzarán de modo considerable tanto la coherencia como la visibilidad de la acción exterior de la Unión.

Es obvio que el trabajo no ha terminado. Se trata solo del comienzo y el reto es equiparable a nuestras expectativas, pero estoy seguro de que podemos contar con la Alta Representante, la baronesa Ashton, para hacerlo con energía y determinación. En cualquier caso, le deseo mucho éxito en ese cometido.

Para concluir, señor Presidente, querría reiterar de nuevo mi agradecimiento al Parlamento Europeo por su compromiso y su actitud constructiva, que han resultado decisivos en esta materia.

 
  
  

PRESIDE: Edward McMILLAN-SCOTT
Vicepresidente

 
  
MPphoto
 

  Jacek Saryusz-Wolski, ponente de opinión de la Comisión de Asuntos Exteriores. – Señor Presidente, mi comisión, la Comisión de Asuntos Exteriores, se pronunció decididamente a favor del SEAE por una abrumadora mayoría.

«Decididamente» significa con sometimiento al escrutinio y control democrático y parlamentario. «Decididamente» significa «comunitario», es decir, en representación de la comunidad de los 27 Estados miembros, respetando la dimensión y la diversidad geográficas de la Unión actual, y no de la anterior. Hace medio año, el equilibrio geográfico no era un problema. Hoy en día sí lo es y seguirá siéndolo, y el apartado 7 de nuestra resolución y el apartado 6 del artículo 6 así lo indicarán. Doscientos diputados de los nuevos Estados miembros en esta Cámara también seguirán esto de cerca. Se ha puesto mucho más énfasis en el equilibrio geográfico de lo que se hizo la propuesta inicial, si bien todavía no lo suficiente. La aritmética no siempre tiene razón y las leyes y la geografía no pueden rechazarse en las votaciones. Consideramos que todos los hombres y las mujeres son iguales, y no que algunos son más iguales que otros. Esto también es de aplicación al servicio exterior de la Unión.

Señora Ashton, esperamos con impaciencia su intervención para corregir la actual discriminación contra los nuevos Estados miembros en lo que llegará a ser el SEAE.

 
  
MPphoto
 

  Göran Färm, ponente de opinión de la Comisión de Asuntos Exteriores. (SV) Como ponente de la Comisión de Asuntos Exteriores en relación con el Reglamento financiero, mi punto de partida fue el acuerdo de Madrid, pero también el hecho de que se necesitaba mayor detalle en algunas áreas. Se trata de la creación de apertura y transparencia en el presupuesto, haciendo las partidas presupuestarias más específicas, sobre todo cuando se trata de tareas políticamente importantes que exigen mucho del presupuesto.

Tenemos que salvaguardar el derecho a la información sobre los costes totales, incluyendo la cuota de los Estados miembros. Tenemos que garantizar un control satisfactorio del manejo de las competencias delegadas, de tal modo que no perdamos nuestro dominio sobre esta compleja organización.

Esto no solo es aplicable a la influencia del Parlamento; sobre todo, se trata del derecho de los ciudadanos al examen de este servicio nuevo e importante que la Unión está proporcionando.

Lo hemos hecho muy bien en este sentido. Ha llevado tiempo y hemos luchado duro para lograrlo, pero creo que también podemos decir que, con ello, hemos sentado una buena base que permita al nuevo Servicio Europeo de Acción Exterior potenciar el papel de la UE en el mundo, bajo el control pleno y formal del Parlamento y los ciudadanos, y eso es importante.

 
  
MPphoto
 

  Filip Kaczmarek, ponente de opinión de la Comisión de Desarrollo.(PL) El dictamen de la Comisión de Desarrollo sobre el Estatuto del personal fue aprobado por unanimidad. La Comisión de Desarrollo apoya las enmiendas presentadas en el proyecto de informe de la Comisión de Asuntos Jurídicos y, en particular, las enmiendas que tienen por objeto garantizar que la contratación de personal para el Servicio Europeo de Acción Exterior se base en procedimientos objetivos y transparentes establecidos en el Estatuto y las condiciones de empleo de otros agentes de las Comunidades. Además, la propuesta de la Comisión se ve mejorada por las enmiendas propuestas por el ponente principal, el señor Rapkay, al introducir disposiciones relativas al personal del Servicio Europeo de Acción Exterior y que se han incluido en el acuerdo político. Se refieren, en concreto, a la igualdad de género y el equilibrio geográfico entre el personal, así como a un equilibrio entre el personal de las instituciones de la Unión y los que tienen antecedentes en cuerpos diplomáticos nacionales. Espero que el nuevo Servicio de Acción Exterior valore el carácter autónomo de la cooperación para el desarrollo y no trate esta cuestión como una «zanahoria», como un instrumento para llevar a cabo la política exterior. Este ha sido el objetivo más importante del trabajo de la Comisión de desarrollo.

 
  
MPphoto
 

  Véronique De Keyser, ponente de opinión de la Comisión de Desarrollo. (FR) Señor Presidente, baronesa Ashton, al igual que muchos, mi Grupo quiere un poco de equilibrio en el personal del Servicio de Acción Exterior en cuanto al origen geográfico, la cuestión de género y la distribución entre los países grandes y pequeños.

Sin embargo, volvemos a hacer las cruzadas intergubernamentales y las cuotas, y cuando todo está dicho y hecho, en última instancia se debería valorar a los candidatos por sus méritos. Somos conscientes de que ni los criterios actuales de empleo ni las opciones en materia de personal fomentan el equilibrio necesario y que este no puede alcanzarse, como usted ha dicho, así como así. Sin embargo, aunque algunas personas están preocupadas por el desequilibrio y, lo admito, incluso en nuestras filas, también sabemos que se corre el riesgo de que nos instrumentalicen aquellos que quieren debilitarla, baronesa Ashton, y no respaldarla en los desafíos que tenemos por delante, y sabemos que habrá algunos.

Por ese motivo, mi Grupo quiere decirle directamente que la apoya y tiene plena confianza en usted, señora Ashton. Tenemos que proporcionarle los medios para tener éxito. Ya es hora de que el Servicio de Acción Exterior se ponga en marcha, pero es verdad que si, dentro de dos años, usted vuelve a visitarnos con un conflicto serio de distribución entre su personal, eso planteará el problema menor de la aprobación de la gestión, y yo estoy pensando en usted, así como en nosotros, cuando digo que se debe evitar a toda costa. ¡Buena suerte!

 
  
MPphoto
 

  Kader Arif, ponente de opinión de la Comisión de Comercio Internacional.(FR) Señor Presidente, señora Comisaria, aquí estamos, por fin, después de muchos meses de trabajo, con el objetivo de sentar las bases para el futuro Servicio de Acción Exterior de la Unión Europea, pero, al igual que algunos de mis colegas que me han antecedido, me gustaría dar las gracias a los ponentes por la calidad de su trabajo.

Dado que nuestro planteamiento es el de ver un verdadero servicio diplomático europeo, que no sea solo una extensión de los servicios diplomáticos de los 27 Estados miembros, son de vital importancia el Reglamento Financiero y el Reglamento del Personal, que vamos a discutir hoy y votar mañana. Ambos tienen que darnos los medios para hacer frente a un doble reto: hablar con una sola voz en la escena internacional, pero también garantizar la coherencia en todas las políticas exteriores de la Unión.

Si tenemos eso presente, la política comercial no está comprendida en el mandato de la Alta Representante, pero en su calidad de anterior comisaria responsable de Comercio, no tengo ninguna duda de que puede establecer el diálogo que se necesita para asegurar que la política comercial, tal como se especifica en el tratado, respete los objetivos del Servicio Europeo de Acción Exterior, en particular, el desarrollo sostenible, la erradicación de la pobreza y la protección de los derechos humanos.

Por último, quiero subrayar que nuestra voluntad política compartida se mide por los recursos presupuestarios asignados; nuestra capacidad de mostrar peso político en la escena internacional depende de ello.

 
  
MPphoto
 

  Nadezhda Neynsky, ponente de opinión de la Comisión de Presupuestos.(BG) También yo, por mi parte, deseo felicitar a la señora Gräßle y a los señores Rivellini y Rapkay, por la enorme tarea que han realizado.

Seamos muy claros en que el establecimiento del servicio diplomático europeo es un complejo proceso político que debe reflejar el equilibrio de intereses y representación de los Estados miembros, mientras que también proporciona la oportunidad de que el servicio funcione de forma eficaz y convierta a Europa en un actor clave en la escena internacional.

Al mismo tiempo, quiero asimismo manifestar mi pesar de que la propuesta de equilibrio geográfico, que recibió el apoyo de la mayoría en la Comisión de Asuntos Exteriores y en la Comisión de Presupuestos, y que está también, desearía destacarlo, de acuerdo con la Resolución del Parlamento Europeo del 8 de julio de 2010, no ha encontrado suficiente mención en el informe Rapkay.

Por eso, señora Ashton, me dirijo a usted, dado que usted es la persona que tal vez tenga más que ganar con la motivación y la energía de toda la Unión Europea. Incluso me atrevo a creer que va a encontrar la manera de garantizar que ese equilibrio geográfico se refleje adecuadamente en su servicio. ¡Buena suerte!

 
  
MPphoto
 

  Edit Herczog, ponente de opinión de la Comisión de Control Presupuestario. (HU) En nombre de la Comisión de Control Presupuestario, acojo con satisfacción el establecimiento del nuevo organismo, que es una de las transposiciones prácticas más importantes del Tratado de Lisboa. El nuevo órgano, obviamente, necesita un presupuesto. Sin embargo, es al menos igual de importante definir y cumplir con los principios presupuestarios y el reglamento financiero, debido a la responsabilidad presupuestaria y financiera. En los últimos años, nuestra comisión ha mantenido un debate sobre ello con la Dirección General de Política Exterior. Por lo tanto, me gustaría hacer especial hincapié en esta cuestión. Es muy importante crear los reglamentos organizativos y funcionamiento adecuados. Es importante tener en cuenta que hay que evitar la duplicación de tareas, funciones y recursos, y se deben considerar todas las opciones a fin de garantizar la eficiencia del gasto. Una estructura organizativa transparente y simple y la gestión de los recursos son garantía de que la nueva organización va a funcionar con eficiencia.

Los miembros van a proceder de los siguientes ámbitos: de las instituciones de la UE, los Estados miembros y de expertos del país receptor. Es especialmente importante que este órgano, integrado por miembros de instituciones de la UE y empleados de los Estados miembros, tenga plena igualdad en este sentido.

Por lo tanto, consideramos que la formación es sustancial, y es muy importante que el principio y la práctica de la selección se basen en procesos y requisitos uniformes. La Comisión de Presupuestos se encargará de controlar esto con carácter anual.

 
  
MPphoto
 

  Zigmantas Balčytis, ponente de opinión de la Comisión de Control Presupuestario. (LT) Me gustaría darles las gracias a todos mis colegas ponentes, cuya profesionalidad nos ha permitido alcanzar con bastante rapidez un acuerdo político entre las instituciones de la Unión y sentar bases sólidas para el establecimiento del Servicio Europeo de Acción Exterior. No tengo ninguna duda de que la labor del SEAE será cada vez más eficaz y contribuirá a configurar una política europea exterior y de seguridad de alto nivel y a fortalecer el papel de la Unión Europea en la escena mundial. El funcionamiento del SEAE debe cumplir los principios de una gestión financiera eficiente. Este año, hemos asignado al SEAE una partida adicional de 9,5 millones de euros, pero solo será posible evaluar los verdaderos costes después del primer año de funcionamiento, cuando se presente al Parlamento Europeo un informe sobre la totalidad de los gastos relacionados con la labor del SEAE. El Parlamento Europeo también desempeña un papel responsable en el funcionamiento del SEAE para garantizar un uso eficaz del dinero asignado al servicio y para asegurarse de que el dinero de los contribuyentes de la Unión Europea genere auténtico valor añadido para la política de la Comunidad y su gente.

 
  
MPphoto
 

  Tadeusz Zwiefka, en nombre del Grupo PPE.(PL) Estoy seguro de que nadie en esta Cámara tiene la más mínima duda en cuanto al importante papel que el Servicio Europeo de Acción Exterior va a desempeñar en la labor de la Unión. Nuestro trabajo durante los últimos meses se ha concentrado en garantizar que el servicio tenga la base jurídica apropiada y los instrumentos adecuados que permitan que su futura labor sea eficaz. Hemos trabajado bajo presión de tiempo, y las negociaciones han sido a menudo difíciles. Hemos llegado a un acuerdo con el Consejo y la Comisión sobre muchos temas y espero que los compromisos que hemos elaborado arrojen un resultado final favorable. La Comisión de Asuntos Jurídicos tuvo la tarea de proponer enmiendas al Estatuto del personal, que será adecuado a las necesidades del nuevo servicio y que también garantiza que este sea independiente y que su labor sea de alto nivel. Creo que las enmiendas aprobadas ayer por la tarde en la reunión de la Comisión de Asuntos Jurídicos dan esas garantías, aunque personalmente no me parecen por completo satisfactorias, sobre todo en una materia. Entiendo que la cuestión del equilibrio geográfico, que se acentúa con tanta frecuencia, podría haberse resuelto de una manera mucho mejor. Yo, por supuesto, acojo con agrado la declaraciones realizadas por la Alta Representante, en el sentido de que va a prestar especial atención a garantizar la participación en el servicio de los ciudadanos de todos los Estados miembros, y asimismo celebro la disposición según la cual en 2013 se presentará un informe, en el que la Alta Representante proporcionará información sobre la labor del servicio.

Se supone que la diplomacia de la Unión es europea, y la verdad es que la ciudadanía de los miembros de su personal no debería desempeñar un papel especial. Con todo, de dónde venimos y lo que son nuestras raíces conforman nuestra visión del mundo, y ello tiene una influencia significativa en nuestra percepción del mundo que nos rodea. Es un hecho que todavía hay Estados miembros de la Unión que están subrepresentados en todas las instituciones. Si Europa quiere estar unida en la diversidad, es necesario dar a Europa una oportunidad para que esa diversidad se mantenga y manifieste como debe ser. De esto se trataba, de hecho, en nuestras discusiones sobre el equilibrio geográfico, y no, como algunos piensan y entienden por error, de garantizar cuotas fijas a los Estados miembros. Les doy las gracias a los ponentes por su buena cooperación, y expreso mi deseo de que la señora Ashton sea capaz de darle en su trabajo un buen uso a nuestros esfuerzos.

 
  
MPphoto
 

  Hannes Swoboda, en nombre del Grupo S&D.(DE) Señor Presidente, querría expresar en primer lugar mi más sincero agradecimiento a los ponentes por el excelente trabajo que han realizado y por los compromisos que se han alcanzado. Por supuesto, no todo el mundo está todavía satisfecho, y yo también entiendo la preocupación que hay, en particular respecto al equilibrio geográfico. Sin embargo, puedo asegurarle al señor Saryusz-Wolski que todos nosotros —no solo los nuevos miembros de esta Cámara— debemos asegurarnos de conseguir un mejor equilibrio geográfico, y que todos —no solo las mujeres— debemos cerciorarnos de lograr un equilibrio de género razonable. Se trata de algo necesario, y yo me tomo las promesas en serio. Sin duda, ejerceremos presión para que estas cuestiones se lleven a la práctica.

Por encima de todo, se trata de proporcionar un servicio común de la más alta calidad para la Unión Europea. No veo ninguna contradicción en ello. Por el contrario, todo debe reducirse a un denominador común, porque ahora es el momento de actuar; ahora también es momento de demostrar nuestro compromiso con una Unión Europea que actúa a nivel internacional. En Irán, la Alta Representante ya ha asumido el papel de liderazgo, y es muy importante que logremos ahí buenos resultados. En Oriente Medio, no solo nos resulta importante proporcionar los fondos, sino también participar, y deberíamos hacerlo por el bien de la cuestión que nos ocupa, no solo por el prestigio. En lo que a Rusia se refiere, tenemos que asegurarnos de lograr una relación pragmática, si bien basada en los valores, sobre todo en los intereses de nuestros vecinos comunes. Con los Estados Unidos, tenemos que negociar en igualdad de condiciones. Allí donde haya problemas, también tendremos que abordarlos de forma abierta para que podamos estar juntos con los Estados Unidos en la lucha contra el terrorismo y en la reestructuración de la globalización. En cuanto a China, se trata de un nuevo poder emergente, y no queremos evitar eso, pero nos oponemos a una forma de nacionalismo que está desarrollando un cierto grado de agresividad, sobre todo en esa región de Asia. Queremos involucrar más a China en la comunidad internacional, incluso en las instituciones internacionales.

Para la Alta Representante, asimismo, eso es sin duda uno de los temas más importantes que hay que abordar, a saber, garantizar que en estas nuevas instituciones internacionales multilaterales también consigamos una nueva regulación adecuada y un nuevo reparto de influencia y poder, allí donde la Unión Europea no esté limitada, sino donde se acepte el hecho de que también hay nuevos actores globales. Todas estas tareas son enormes desafíos para el servicio diplomático, y para las que la Alta Representante requerirá todo nuestro apoyo. La Presidencia belga —en otras palabras, usted, señor Chastel— acaba de prometer que también le dará el debido apoyo a la Alta Representante. Esa promesa es buena, como también lo son las palabras de felicitaciones, pero confío en que los ministros de Exteriores también reconozcan el hecho de que no tiene ningún sentido jugar unos contra otros, sino que solo hay una opción, y que consiste en que los ministros de Asuntos Exteriores, la Alta Representante y nosotros en este Parlamento podamos representar a Europa con fuerza de cara al mundo exterior.

 
  
MPphoto
 

  Cecilia Wikström, en nombre del Grupo ALDE.(SV) En primer lugar, desearía expresar mi agradecimiento por el excelente espíritu de cooperación que todos nosotros hemos vivido durante nuestro trabajo en este asunto tan importante.

La señora baronesa Ashton no tiene realmente una tarea fácil por delante ahora que se va a crear nuestro Servicio Europeo de Acción Exterior. No obstante, junto con el Consejo y la Comisión, el Parlamento ha sentado las bases para una organización representativa eficaz que será capaz realmente de representar a Europa y los valores e intereses europeos en todo el mundo.

La fuerza de la UE es la diversidad. La Unión Europea está formada por personas con diferentes procedencias, capacidades y experiencia. Mediante la creación de un Servicio de Acción Exterior que recurre a hombres y mujeres contratados de todos nuestros Estados miembros, también estamos utilizando la fuerza y los recursos más grandes de Europa. Al mismo tiempo, no debe haber absolutamente ninguna duda de que se trata de competencias y cualificaciones que son decisivas a la hora de efectuar nombramientos para puestos en el nuevo Servicio de Acción Exterior.

El Parlamento Europeo tiene un hermoso lema: unidos en la diversidad. Estas son palabras que conllevan obligaciones y tienen un profundo significado. Espero que, con la baronesa Ashton, el Servicio de Acción Exterior se convierta en un verdadero «servicio europeo», que represente a los ciudadanos de todos nuestros Estados miembros, tanto mujeres como hombres. Los que van a trabajar en nuestro Servicio de Acción Exterior común deben estar claramente capacitados para representar al conjunto de la Unión. De todo corazón deseo que la baronesa Ashton tenga éxito en esta importante labor.

 
  
MPphoto
 

  Franziska Katharina Brantner, en nombre del Grupo Verts/ALE. – Señor Presidente, me gustaría felicitar a todos los que han participado en cómo hemos conseguido esto y dónde nos encontramos hoy. Hemos salvaguardado el método comunitario y las prioridades del desarrollo. Hemos mejorado el control democrático, sobre todo en las directrices de la PESC. Hemos sentado el fundamento para un servicio global basado en la igualdad y en el esprit de corps. Muchas gracias, señora Ashton, por mencionar las medidas de formación en materia de igualdad de género y de equilibrio geográfico en sus medidas proactivas. Me gustaría dar las gracias a todos en esta Cámara, a la señora Ashton y a la Presidencia.

Con todo, ¿hemos creado un servicio moderno que sea algo más que un vigésimo octavo servicio diplomático nacional? ¿Cuál es el valor añadido del Servicio Europeo de Acción Exterior?

Creo que el juego todavía está abierto. En primer lugar, necesitará una coordinación eficaz entre los distintos ámbitos. Aún quiero ver en funcionamiento las estructuras necesarias para lograrlo.

En segundo lugar, tenemos que mejorar la gestión de crisis y la prevención de conflictos. Eso puede ser un valor añadido aportado por la Unión Europea, que dependerá de la aplicación de la «estructura adecuada», y dependerá de cómo usemos los nuevos puestos y los puestos creados a través de las sinergias entre el Consejo y la Comisión. En este sentido, ¿necesitamos más embajadores adjuntos? ¿O no será su cometido, señora Ashton, enviar un SMS? Vivimos en el siglo XXI. El papel de los ex diplomáticos pertenece al siglo XIX. ¿No deberíamos celebrar un debate sobre si realmente necesitamos a esa gente y para qué la necesitamos?

Confío en que su plantilla de personal y sus prioridades en materia de personal reflejen las prioridades, como se había prometido, y que consigan que el servicio proporcione un auténtico valor añadido, algo que no tienen y pueden hacer todos los servicios diplomáticos nacionales. Para nosotros, hay dos cuestiones básicas: la prevención de conflictos y la gestión civil de crisis. Por ejemplo, mediante la creación de un órgano de mediación.

En cuanto a los derechos humanos, queremos que este servicio sea fuerte en esta materia, con capacidad al más alto nivel. La igualdad de género no termina con las prioridades de dotación de personal. Se trata también de la perspectiva de género y la concesión de un alto grado de importancia a las misiones y mandatos. En ese sentido, creo que sería una buena idea disponer de una visión general y de la revisión de las actuales misiones de la PESD ya concluidas para aprender del pasado de cara al futuro de su servicio, señora Ashton. Creo que ello nos permitirá avanzar a todos nosotros.

Le deseo suerte a todo el mundo y expreso mi disposición a cooperar de forma constructiva en el futuro.

 
  
MPphoto
 

  Zbigniew Ziobro, en nombre del Grupo ECR.(PL) La Unión es una asociación de 27 Estados, y este hecho debería reflejarse en la estructura de la institución que va a representar a la Unión Europea el exterior. No debemos dar la impresión de que a algunos países no se les da reconocimiento en relación con la creación del nuevo servicio. Este debe reflejar la riqueza cultural y las distintas tradiciones nacionales de Europa, incluso en el ámbito de la diplomacia. Por lo tanto, un grupo de eurodiputados, entre los que me incluyo, ha preparado una enmienda que prevé la introducción de un factor de equilibrio geográfico. Se trata de que cuando se considere que los candidatos seleccionados en los concursos tienen competencias similares, el factor decisivo para el nombramiento debería ser el criterio geográfico. No es, por tanto, una solución rígida que impone criterios geográficos de este tipo cuando se efectúe contratación de personal para el futuro servicio, sino una medida flexible y auxiliar. La aprobación de esta disposición reducirá las desproporciones actuales y nos permitirá, en su momento, garantizar una mayor representatividad. Me gustaría poner hincapié en que esta solución mantiene el significado central del criterio de competencia, tan importante para los que han creado estas medidas.

 
  
MPphoto
 

  Willy Meyer, en nombre del Grupo GUE/NGL. – (ES) Señor Presidente, permítanme, en primer lugar, al ser la primera intervención del día de hoy, que en nombre de mi Grupo, el Grupo Confederal de la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica, nos solidaricemos con los trabajadores y trabajadoras de Francia que están en una huelga generalizada contra las medidas antisociales del Presidente Sarkozy.

Estas fueron las razones por las que decía el Presidente, en su primera intervención, que los representantes del Consejo llegarían tarde por los atascos. Los atascos tienen un nombre y es la huelga general, que desde nuestro Grupo esperamos que sea todo un éxito y permita la rectificación de esas políticas antisociales en el conjunto de Europa.

Quería agradecer en esta intervención el trabajo realizado por los colegas, pero anunciarles que, desgraciadamente, nuestro Grupo mañana se va a abstener, no va a votar en contra, pero no vamos a poder votar a favor, al entender que, desgraciadamente, no se ha culminado lo que nosotros pretendíamos, un control exhaustivo por parte de esta Cámara del Servicio Exterior, y, por supuesto, no se ha podido modificar, porque no era el tema, la estructura, que no nos convence, una estructura que asume las competencias de seguridad y la política exterior.

En los Parlamentos nacionales —por lo menos en el mío— hemos librado en lo que se refiere a la seguridad una batalla democrática muy importante para su control total, de manera que, incluso, cualquier envío de tropas al extranjero tiene que someterse a un control parlamentario exhaustivo.

Por lo tanto, estamos muy lejos de ese control y por esas razones nosotros no vamos a votar a favor en el día de mañana. De todas maneras, termino agradeciendo el trabajo realizado.

 
  
MPphoto
 

  Fiorello Provera, en nombre del Grupo EFD.(IT) Señor Presidente, Señorías, cuando definamos la estructura del nuevo servicio diplomático no debemos repetir los errores del pasado, sino que deberíamos tener como objetivo diseñar un órgano racionalizado, de bajo coste y, sobre todo, eficiente. Un instrumento al servicio de la política europea —y enfatizo lo de «europea»— no debe seleccionar a su personal en función de su origen geográfico o su género, sino de acuerdo a su calidad.

Estoy de acuerdo en que los Estados miembros deben estar representados en la estructura del nuevo servicio y en que sería adecuado tener una alta proporción de mujeres. Nada de eso, sin embargo, puede prevalecer sobre los criterios de mérito y excelencia profesional. Lo que debemos hacer, por el contrario, es garantizar la estricta igualdad de acceso a estos puestos para todos, sin discriminación alguna.

En cuanto a la formación, hay lugares, como el Instituto Universitario Europeo de Florencia, que tienen la experiencia para proporcionar una excelente formación. Por consiguiente, creo que la idea de crear una academia diplomática europea partiendo de cero sería inadecuada y costosa.

 
  
MPphoto
 

  Angelika Werthmann (NI).(DE) Señor Presidente, Señorías, con el fin de poder representar los intereses de los Estados de Europa en la escena internacional de una manera más eficaz, las acciones de política exterior debe discutirse con antelación y luego comunicarse al mundo exterior con una única voz. Con el Servicio Europeo de Acción Exterior, estamos ahora intentando poner los instrumentos de la política exterior de la Unión dentro de un marco coherente. Estamos reuniendo los recursos que ya tenemos, al tiempo que agregamos los nuevos para completar el cuadro.

Como se indica en el informe de nuestros colegas, teniendo en cuenta el carácter novedoso de esta estructura, es necesario poner en práctica disposiciones ambiciosas en materia de transparencia y rendición presupuestaria y financiera de cuentas. Necesitamos una visión detallada de las tareas y del personal empleado en el SEAE.

Con el objeto de que la soberanía presupuestaria del Parlamento Europeo también se extienda al SEAE, este servicio debe incorporarse a la estructura de la Comisión, y el Parlamento Europeo, como autoridad presupuestaria, debe disponer de toda la información para que pueda examinar las cuentas de manera eficiente. La aprobación de la gestión del Consejo sigue estando en nuestra agenda.

El SEAE solo puede llevar tal nombre si todos los Estados miembros están representados en él. Por otro lado, es obvio que las cualificaciones de los candidatos deben tener prioridad. Esto me lleva a la cuestión de la proporción de mujeres representadas. Es demasiado baja para mi gusto, y hago un llamamiento para que encontremos mujeres cualificadas que puedan ocupar esos puestos. Esas mujeres realmente existen.

 
  
MPphoto
 

  Elmar Brok (PPE).(DE) Señor Presidente, baronesa Ashton, señora Comisaria, Señorías, a Frank Sinatra se le conocía como «la voz». Sin embargo, ¿qué habría sido de él sin una buena banda? Usted, baronesa Ashton, es ahora la voz de Europa, y con el Servicio de Acción Exterior se le está facilitando una orquesta magnífica. Espero que haga uso de esa orquesta para llevar la voz de Europa a un primer plano y para proteger nuestros intereses. Dado que la primera prioridad de Europa es salvaguardar la paz en el continente, la próxima tarea básica, en vista de los desafíos internacionales, que van desde la seguridad energética hasta la lucha contra el terrorismo, la globalización y mucho más, es velar por los intereses de Europa en el mundo. Usted y este servicio tendrán un papel especial que desempeñar a este respecto. Por consiguiente, los progresos que hacemos en interés de nuestros ciudadanos dependerán en gran medida de su trabajo y del de su orquesta.

En este proceso, hemos conseguido mejorar la cooperación, el control y el derecho a la información del Parlamento, incluso en el ámbito presupuestario. Hemos tenido éxito en la salvaguardia del carácter comunitario de las políticas que son políticas comunitarias y también en garantizar que más del 60 % de la plantilla debe estar constituida por funcionarios de la Unión. Estoy seguro de que, en contraste con el Consejo, hemos logrado introducir un mayor equilibrio geográfico y de paridad de género. Los gobiernos no lo han hecho; somos nosotros quienes hicimos el trabajo por ellos. Por otra parte, si esto es ahora jurídicamente vinculante y debe efectuarse una revisión también en 2013, entonces es un logro excelente de esta Cámara, un buen compromiso que hemos alcanzado entre las instituciones.

También nosotros debemos hacer un seguimiento de este instrumento. Vamos a hacerlo con la debida flexibilidad, pero también vamos a ejercer presión para asegurarnos de que usted, baronesa Ashton, sea capaz de tener éxito en su tarea. Usted contará con nuestro apoyo en ello, pero también puede contar con nuestra crítica si no estamos de acuerdo, porque creo que solo podemos estar juntos en esta materia si nuestros ciudadanos tienen perspectivas.

 
  
MPphoto
 

  Adrian Severin (S&D). – Señor Presidente, no habrá una Europa unida con éxito sin una visión de futuro sobre cómo promover nuestros intereses comunes fuera de las fronteras de la Unión a nivel mundial.

Esa visión no perdurará sin un Servicio de Acción Exterior ambicioso, responsable, eficaz y «comunitario». Y ese servicio no funcionará de forma eficiente sin personal contratado en función de sus méritos.

Entiendo que la mayoría de nosotros puede estar de acuerdo con estos principios. El diablo anida, sin embargo, en los detalles. Y son precisamente estos detalles los que han transformado un informe, que iba a ser técnico, en la fuente de un apasionado debate político que amenaza con dividirnos profundamente.

No hay dilema entre «comunitarismo» e intergubernamentalismo, entre los méritos o las cuotas, entre los Estados miembros antiguos y los nuevos. Sin embargo, el triunfo del «comunitarismo» requiere que todos y cada uno de los nacionales de cada Estado miembro sienta que recibe un trato equitativo en función de sus méritos.

El triunfo del criterio de mérito debe someterse a prueba a través del equilibrio de los resultados de la selección, ya que Dios, en mi opinión, repartió méritos y deméritos de una manera equilibrada entre hombres y mujeres, viejos y jóvenes, grandes y pequeños, débiles y poderosos, occidentales y orientales, etc.

La cuestión del asunto es que algunos en nuestra Unión, sobre todo, pero no solo entre los nuevos miembros, se sienten discriminados. Incluso si esta percepción fuese errónea, todavía tendríamos que tratarla con respeto y delicadeza, ya que nuestra unidad es de suma importancia.

No son los criterios los que se están poniendo en cuestión, sino la insuficiencia de garantías de que serán mejorados como es debido y de medidas correctivas que deban aplicarse cuando los desequilibrios se hagan evidentes.

Solo puedo esperar que la Alta Representante corrija los desequilibrios en el proceso que, al parecer, ha dado lugar a estas percepciones, y también confío en que una futura academia diplomática europea, o algo similar, nos ayude a crear un cuerpo de diplomáticos europeos que sean competentes y fieles a nuestro interés común y a las instituciones europeas.

 
  
MPphoto
 

  Gerben-Jan Gerbrandy (ALDE).(NL) Señor Presidente, en este debate, que se centra principalmente en la supervisión y organización del Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE), no debemos perder de vista el interés general de este servicio, que, después de todo, es muy grande. Este órgano podría convertirse en uno de los mayores avances hacia una política exterior europea realmente madura.

Incluso en mi propio país, que me temo está tornándose cada vez más introvertido, es perceptible en el nuevo acuerdo de coalición una transferencia de tareas a este nuevo SEAE. Es verdad que hasta ahora ello solo ha afectado a las actividades consulares, pero estoy convencido de que pronto llegará la percepción de que también sería preferible abordar otras tareas diplomáticas a nivel europeo.

Señor Presidente, hoy estamos centrándonos, en particular, en el aspecto financiero y organizativo del SEAE, y ese es un aspecto sustantivo. Hasta que no existan suficiente transparencia y responsabilidad financiera, el servicio no podrá desplegar su plena capacidad de acción. Por lo tanto, estoy encantado con el acuerdo que se ha alcanzado entre las instituciones para empezar en serio. Se trata de algo que había peligrado debido a que el Parlamento planteaba sobre la mesa exigencias muy detalladas. De hecho, nosotros, el Grupo de la Alianza de los Demócratas y Liberales por Europa, nos habíamos opuesto a ellas en alguna medida.

Con todo, me gustaría felicitar a los ponentes. Se ha conseguido un buen paquete que contará con el apoyo total de mi Grupo. Espero, sobre todo, que después de la votación de mañana, este paquete permitirá la rápida puesta en marcha del servicio.

 
  
MPphoto
 

  Charles Tannock (ECR). – Señor Presidente, la puesta en marcha del híbrido y sui generis SEAE se ha caracterizado por un gran debate, pero la Alto Representante, la señora Ashton, se merece algo de reconocimiento por la consecución de un consenso sobre el camino a seguir, en un momento en que los líderes europeos se han visto distraídos por la crisis de la eurozona. Los conservadores británicos se han opuesto a la creación de este servicio por temor a que menoscabase prerrogativas de Gran Bretaña para ejercer una política exterior independiente. Ahora que el servicio es ya una realidad política, vamos a participar con él de forma constructiva para garantizar la promoción y protección efectivas de los intereses británicos.

Una forma de hacerlo es ejerciendo presión para que los funcionarios británicos de la UE y los diplomáticos británicos del Foreign Office cubran puestos en el servicio, porque es sorprendente que el Reino Unido no esté suficientemente representado en las instituciones de la UE. Si bien el nuevo servicio ha de ser representativo de los 27 Estados miembros de la UE, debe conformarse, ante todo, en función del mérito.

Por último, los Estados miembros están haciendo amplios recortes en el gasto público. La UE debe ser sensible a la necesidad de austeridad, en particular en lo que respecta al presupuesto del SEAE. La neutralidad presupuestaria es vital para que el Servicio Europeo de Acción Exterior pueda ganar y mantener la confianza y la aprobación de todos los ciudadanos europeos.

 
  
MPphoto
 

  Jiří Maštálka (GUE/NGL). (CS) El Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE) que se está creando es un instrumento del todo nuevo para la institucionalización de la política exterior de la Unión Europea. Por el momento, veo dos problemas básicos asociados con este proceso.

En primer lugar, es evidente que la política exterior y de seguridad forma parte de la soberanía de los Estados miembros. Cuando se toman decisiones sobre cuestiones de principio, el poder de veto mantiene su validez, y así, en el caso de decisiones importantes, como la intervención en Irak o la secesión de Kosovo, no ha existido una política exterior de la Unión Europea. El servicio exterior que se ha creado tendrá como mucho, por consiguiente, un alcance reducido y, en el caso de las grandes decisiones políticas solo podrá respaldar las decisiones de los distintos países, o incluso guardar silencio.

La manzana de la discordia es la composición del servicio diplomático, y la información disponible indica que se ha ignorado el papel de los nuevos Estados miembros en la selección de este equipo, por decirlo suavemente.

 
  
MPphoto
 

  Marta Andreasen (EFD). – Señor Presidente, mientras que la idea de tener un Servicio Europeo de Acción Exterior nunca fue realmente bien acogida en toda Europa, la burocracia de la UE ha conseguido venderlo, diciendo que sería neutro a efectos presupuestarios.

Pero ahora nos damos cuenta de que no es así, y de que costará 34 millones de euros más de los 441 millones previstos inicialmente. Y esta diferencia surge incluso antes de que sea plenamente operativo.

El informe sobre el Reglamento financiero requiere que el jefe de contabilidad y el auditor interno de la Comisión actúen en sus funciones para el SEAE, mientras que en Madrid se acordó que el SEAE sería una institución independiente con sus propios responsables financieros y auditores. No parece que los acuerdos celebrados en Madrid allá por junio hayan resultado inalterables. Y ahora estamos perdidos en un mar de confusión respecto a la estructura del SEAE.

La aplicación de esta novedad del Tratado de Lisboa parece bastante lamentable, pero debo decir que no me sorprende. Como siempre, sin embargo, será el contribuyente quien pague estos «logros».

 
  
MPphoto
 

  Lucas Hartong (NI).(NL) Señor Presidente, ¡qué triste, incluso trágico día! Estamos debatiendo la financiación del nuevo Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE) de la baronesa Ashton. A los holandeses nunca se les ha dado la oportunidad de expresar su opinión sobre el Tratado de Lisboa, y ahora este SEAE, que va a devorar millones, nos lo están haciendo tragar a la fuerza. Esto es un insulto a la democracia.

El SEAE va a costarnos millones de euros adicionales solo durante lo que queda de este año y otra vez el próximo año. La afición por la política de los «eurócratas» puede bien costar dinero, pero nos dejará con las manos vacías. Que quede absolutamente claro que el Partido Holandés por la Libertad (PVV) nunca, bajo ninguna circunstancia, va a apoyar a ese monstruo salido de las catacumbas de la Unión Europea. Decimos «no» al SEAE, «no» a un superestado europeo, y «sí» a la libertad y democracia verdaderas, configuradas por los propios Estados miembros soberanos.

 
  
MPphoto
 

  Jan Kozłowski (PPE).(PL) Señorías, cuando se discute sobre la estructura del Servicio Europeo de Acción Exterior no debemos evitar o marginar la cuestión del mantenimiento de un buen equilibrio geográfico entre el personal. En la actualidad, el número de empleados procedente de países de los «viejos 15» es significativa y desproporcionadamente mayor que el número de los procedentes de los nuevos Estados miembros. Me permito citar algunas cifras: antes de las últimas designaciones, de 115 embajadores solo dos eran de países que se adhirieron a la Unión a partir de 2004. Entre los 29 embajadores que fueron nombrados hace poco, solo cuatro proceden de los nuevos Estados miembros.

No debemos tolerar que esa división se convierta en una norma de funcionamiento del futuro Servicio de Acción Exterior. Sin la representación geográfica apropiada, no estaremos en condiciones de establecer un fuerte Servicio de Acción Exterior, que actúe de manera efectiva en interés de todos nosotros. Tampoco podremos estar orgullosos de él, como ha dicho la Alta Representante, Catherine Ashton. Asimismo, estoy convencido de que el uso de un período de transición, durante el cual la representación desproporcionadamente baja de los nuevos Estados miembros se incrementaría de modo gradual, nos permitirá avanzar de manera eficaz hacia una situación en la que se alcance nuestro objetivo, que es la promoción de la Unión Europea como actor clave en el ámbito internacional.

 
  
MPphoto
 

  Kristian Vigenin (S&D).(BG) La sesión de hoy es la última en nuestro Parlamento en la que podemos discutir la estructura, la financiación y el marco general de funcionamiento del Servicio Europeo de Acción Exterior. A partir de mañana, cuando debamos adoptar las decisiones finales, esperaremos resultados reales. Estoy seguro, por supuesto, incluso a medida que el debate continuaba hoy, que el Parlamento Europeo va a ser una institución europea que ayude, fomente y transmita sus ideas al nuevo servicio, para que este sea realmente efectivo y pueda crear con éxito un papel más activo y visible para la Unión Europea en la escena internacional.

De hecho, el Servicio Europeo de Acción Exterior quizás sea el resultado más visible del Tratado de Lisboa. Todos los que apoyaron ese tratado desearían ver este servicio, también, en forma de proyecto exitoso.

Permítame decirle, señora Ashton, que ha heredado una administración muy desequilibrada y que ha trascendido, por desgracia, que las principales críticas, de alguna manera, le ha sido dirigidas a usted. En efecto, al comienzo de este año, desde que usted es la Alta Representante y Vicepresidenta, los nuevos Estados miembros tenían solo un jefe de delegación en la Unión Europea.

Quiero desafiar abiertamente la idea de que existe algún conflicto entre las cualificaciones y el equilibrio geográfico. Por el contrario, considero que el equilibrio geográfico va de la mano con cualificaciones más altas. Es por ello que confiamos en que su compromiso se aplicará a partir de ahora.

 
  
MPphoto
 

  Alexander Graf Lambsdorff (ALDE).(DE) Señor Presidente, el Servicio Europeo de Acción Exterior es una de las decisiones más importantes del Tratado de Lisboa. En este momento, ya solo faltan seis semanas para que la baronesa Ashton deje de ser básicamente la ministra responsable del establecimiento de un ministerio de Exteriores de la UE y se convierta en vez de ello en la ministra de Asuntos Exteriores de Europa, lo que es algo positivo. Esto se iniciará el 1 de diciembre, y le deseamos mucho éxito a este respecto.

Hemos sostenido muchos debates y hemos logrado grandes cosas. Ha sido una fructífera batalla política. La falta de democracia, asociada con la vieja política exterior y de seguridad común, se ha eliminado, hay un mayor grado de rendición de cuentas y la calidad del debate público ha mejorado. Habrá un control presupuestario más riguroso, se han creado los requisitos previos para un verdadero espíritu de equipo y los diplomáticos nacionales pueden, si así lo desean, permanecer en el Servicio Europeo de Acción Exterior. No habrá cupos geográficos —a veces se puede tener la impresión de que este es el asunto más importante aquí, pero definitivamente no lo es—. Alemania, en particular, se beneficiaría enormemente de una cuota, pero estoy, no obstante, en contra de ella. Se va a proporcionar un sistema común de formación. Así que creo que ya se dan los requisitos previos para un SEAE exitoso.

En otras palabras, el Parlamento Europeo es casi feliz. Los seríamos de verdad si aprovechásemos ahora la oportunidad y creásemos de verdad la estructura apropiada para la prevención de conflictos y gestión de crisis que se ha prometido. Entonces tendríamos un valor añadido europeo justo desde el principio.

 
  
MPphoto
 

  Mirosław Piotrowski (ECR).(PL) Estamos preocupados al ver que las propuestas de la mayoría de los miembros de la Comisión de Asuntos Exteriores, en materia de representación geográfica equitativa para la formación del Servicio de Acción Exterior de la UE, se enfrentan a graves problemas y a una resistencia absolutamente firme. Las dificultades son también evidentes en el desarrollo de principios para la contratación de personal para las oficinas diplomáticas de la Unión. El principio de solidaridad y representatividad, que ha guiado a la Unión durante largo tiempo, no debe quedar oscurecido por el egoísmo de algunos de los grandes Estados miembros. La distribución de los puestos en las oficinas diplomáticas está en manos de la señora Ashton, aquí presente hoy, y que está efectuando nombramientos exclusivamente de forma discrecional.

De las más de 100 oficinas diplomáticas en todo el mundo, al sexto Estado miembro más grande de la Unión Europea, Polonia, se le han dado solo dos. Cabe entonces preguntarse qué criterios ha seguido la señora Comisaria cuando distribuyó los nombramientos de esa manera. Me gustaría recordarles a todos que es, en realidad, nuestra Cámara la que decide la estructura del presupuesto para diseñar la diplomacia de la Unión.

 
  
MPphoto
 

  Raffaele Baldassarre (PPE).(IT) Señor Presidente, después de la aprobación de la decisión del Consejo que establece la organización y el funcionamiento del Servicio Europeo de Acción Exterior, hoy estamos llamados a hacer esa decisión operativa modificando el Reglamento Financiero y el Estatuto del personal de la Unión.

A este respecto, me gustaría centrarme en un aspecto del informe que nos ha involucrado en negociaciones difíciles: la cuestión del equilibrio geográfico en la composición del cuerpo diplomático europeo. Algunos miembros habrían preferido, de hecho, criterios diferentes para la selección del personal, basados en el país de origen y la ciudadanía. Tales propuestas han sido evitadas por medio de enmiendas de compromiso equilibradas, que han conseguido tener en consideración el equilibrio geográfico y de género sin imponer criterios de selección basados en el país. La selección de cuotas por países no habría sido realmente una solución adecuada o conveniente.

Después de más de 50 años de integración europea, está creándose ahora el primer verdadero cuerpo diplomático. Hay que situarlo en condiciones de poder desarrollar una política exterior común y de servir a los intereses de la Unión en la escena internacional. Para que pueda llevar a cabo esta tarea, es fundamental que los integrantes de su personal representen a la Unión y no los Estados miembros de los que son ciudadanos o han sido funcionarios diplomáticos. Esa es la línea que la Comisión de Asuntos Jurídicos adoptó ayer, cuando aprobó el informe Rapkay, y es la línea que espero que se siguen asumiendo en la votación en el Pleno.

 
  
  

PRESIDE: Silvana KOCH-MEHRIN
Vicepresidenta

 
  
MPphoto
 

  Zoran Thaler (S&D). (SL) Necesitamos una Unión Europea fuerte, una Unión Europea de todos los 27 Estados miembros, no solo de una minoría. Le deseamos todo el éxito al Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE). Nosotros, los ciudadanos de Europa, lo necesitamos, la Unión Europea lo necesita y el resto del mundo lo necesita.

¿Cómo nos aseguramos de que el SEAE se convierta en un servicio para todos los ciudadanos de la Unión Europea? ¿Cómo asegurar su eficiencia y éxito, y su estatus como la auténtica «crème de la crème» de Europa? Solo si recluta a los diplomáticos de todas, repito, todas las nacionalidades de la Unión Europea.

No hay mayor amenaza para la fuerza y la unidad de la Unión Europea que una situación en la que la UE esté representada, por regla general, por ciudadanos de solo seis nacionalidades. Dos tercios del servicio actual, heredado de la señora Ashton, han sido reclutados de únicamente seis países. ¿Qué pasa con los otros 21? ¿Qué pasa con los nuevos Estados miembros?

Por consiguiente, lamento el hecho de que no vayamos a adoptar las disposiciones aprobadas por la Comisión de Asuntos Exteriores y la Comisión de Presupuestos, ya que ello nos ayudaría a rectificar el peor ejemplo de desequilibrio en al menos diez años, repito, diez años.

Necesitamos una Unión Europea fuerte de todos los 27 Estados miembros.

 
  
MPphoto
 

  Marek Siwiec (S&D).(PL) Un procedimiento absolutamente excepcional está llegando hoy a término: el procedimiento de creación de una institución europea. Yo represento a los nuevos Estados miembros y he observado con la fascinación cuál es en la práctica la esencia de la integración, cuál el aspecto de los empujones y embestidas entre diversas instituciones y cómo, al final, ha nacido algo que tiene por objeto consolidarse, mediante una política exterior común, que tanto falta a la Unión Europea. Se ha demostrado posible, y el Parlamento ha sido parte de ello. Estamos muy orgullosos de haber participado de forma activa. El nuevo servicio lo es de toda la Unión Europea, y no de una sola institución.

Sin embargo, esa integración ha tenido que ver, además, con la de los países nuevos con los viejos. Digámoslo con toda franqueza: el resultado del examen es, en parte, bueno. Si aún hoy hay preguntas y dudas, es porque la señora Comisaria, la Vicepresidenta de la Comisión, tiene que asegurarse de que todas las decisiones de contratación son transparentes y de que demuestran que está nombrándose a las personas mejor cualificadas. Entonces no voy a luchar por la paridad geográfica, porque, para mí, una paridad en materia de conocimientos y cualificaciones es mucho más importante que la geográfica, pero usted, señora Ashton, tendrá que demostrarlo.

(La Presidenta interrumpe al orador)

 
  
MPphoto
 

  Monika Flašíková Beňová (S&D). (SK) Hoy estamos hablando aquí acerca de un proyecto que es único; estamos hablando de nuestro común servicio europeo exterior.

Debo señalar que cada uno de los jugadores tiene su estrategia en la campo, a pesar de cual los ponentes han logrado elaborar un compromiso que es aceptable para todos, y yo confío en el Parlamento Europeo lo apoyará mañana. Más bien me preocupa que la mayoría de los ponentes se hayan centrado en un solo tema, que es la representación geográfica y étnica, y pocos son los que han hablado de la filosofía y la idea detrás de este proyecto. La Unión Europea, Señorías, está perdiendo su posición geopolítica y el servicio exterior común es el paso que puede situar a la UE de nuevo entre las principales potencias.

Estoy segura de que la baronesa Ashton hará una selección que de verdad represente no solo los 27 Estados miembros de la UE, sino, ante todo, a la UE como nuestro proyecto común.

 
  
MPphoto
 

  Elisabeth Köstinger (PPE).(DE) Señora Presidenta, el Servicio Europeo de Acción Exterior asumirá en el futuro el papel protagónico en la política exterior y de seguridad común. Con el fin de que haga justicia a ese cometido, se requieren reglas claras que permitan al SEAE hacer su trabajo sin problemas y con eficiencia. Yo, en particular, desearía destacar la garantía de seguimiento de las operaciones financieras del SEAE, que se abordaron con claridad en el informe de la señora Gräßle y del señor Rivellini. Los elementos clave son, sobre todo, las rendiciones anuales de cuentas de los informes de garantía y actividad que se han de presentar al Parlamento, así como el poder de aprobación de la gestión del Parlamento Europeo. También acojo con satisfacción el enfoque de hacer responsables a los Estados miembros de las irregularidades financieras cometidas por el personal pertinente de los distintos Estados miembros. Este informe tiene todo mi respaldo y representa un importante paso en la dirección correcta.

 
  
MPphoto
 

  Richard Howitt (S&D). – Señora Presidenta, comenzaré felicitando hoy a la Alta Representante por la defensa de la larga tradición parlamentaria de cambiar de bando. La mayoría de los políticos que hacen eso terminan perdiendo amigos, pero estoy seguro de que ella hoy los ha ganado.

Todavía habrá algunas personas en esta Cámara que hayan contado el número de minutos que ha estado en uno u otro lado para acusarla de parcialidad y, desde luego, yo tengo mis propias preguntas acerca de este nuevo servicio.

Yo quiero una plena gestión de crisis, quiero los derechos humanos incorporados y vinculados al comercio, y tengo comprensión por lo que dicen muchos de nuestros colegas de Europa del este, pero ¿tengo una absoluta confianza en que usted está creando este servicio en plena consonancia con el espíritu del tratado? ¿Tengo confianza en que usted continuará aproximando y hablando en nombre de todos los diferentes intereses de esta Unión Europea? ¿Tengo confianza absoluta en su compromiso permanente con los principios de igualdad y de los representantes?

Sí, la tengo, y también la tendrá este Parlamento en la votación de mañana.

 
  
MPphoto
 

  Ivo Vajgl (ALDE). (SL) Encontrar un compromiso con respecto a los fundamentos financieros del Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE) ha sido tan complicado como lo es la propia Europa.

La coordinación de intereses en cada situación va a ser un trabajo duro porque todos nosotros somos diferentes y tenemos una historia diferente. Sin embargo, el hecho es que la inteligencia, la experiencia, la sabiduría y la buena voluntad están repartidas definitivamente de forma proporcional en toda Europa, y ese es el fundamento que nos une en realidad y que nos abre las puertas del futuro.

Creo que sería algo muy bueno si pusiésemos en el futuro la misma atención en la política exterior, es decir, en el papel de Europa en la política exterior a nivel mundial, como hemos hecho hasta el momento en relación con las finanzas.

Este servicio no va a configurar la política exterior; será la señora Ashton quien diseñe esa política, en cooperación con otros actores, entre los cuales, puedo asegurárselo, el Parlamento desempeñará un cometido relevante. Le deseo, por supuesto, mucho éxito en su trabajo.

 
  
MPphoto
 

  Franziska Keller (Verts/ALE). – Señora Presidenta, quiero retomar la cuestión del valor añadido que puede ofrecer el Servicio de Acción Exterior. Creo que uno de los valores añadidos que puede y, de hecho, debe ofrecer es la coherencia política para el desarrollo, con el que la señora Ashton se ha comprometido.

Esta prioridad debe reflejarse en la política de personal, y en particular en la formación, así como en el desarrollo en general, los derechos humanos y la prevención de conflictos. La sensibilidad respecto a estos asuntos no puede alcanzarse mediante proclamación, sino que requiere un compromiso profundo y una formación completa. Eso es lo que queremos ver a partir del 1 de diciembre.

 
  
MPphoto
 

  Jaroslav Paška (EFD). (SK) El Servicio Europeo de Acción Exterior está desarrollando gradualmente su función. Hoy estamos debatiendo la financiación de sus actividades.

En este contexto, es necesario, señora baronesa Ashton, ser consciente de que son distintos Estados miembros de la Unión Europea los que facilitan la financiación para el trabajo de todas las instituciones europeas. Incluso el Servicio Europeo de Acción Exterior solo puede sobrevivir, en última instancia, con el dinero de los 27 Estados miembros de la UE, y usted, baronesa Ashton, debe tener muy presente este hecho.

Aun cuando exigimos profesionalidad, calidad y experiencia, sobre todo, cuando se trata de seleccionar los diplomáticos para ese servicio, no podemos ignorar por completo el principio de representación geográfica equilibrada de los distintos Estados miembros. La ausencia de representación en las importantes actividades exteriores de la UE podría provocar sentimientos de injusticia o perjuicio entre los países afectados. Por lo tanto, querría pedirle a usted, Alta Representante, que adopte un enfoque caracterizado por el tacto en la selección de los diplomáticos.

 
  
MPphoto
 

  Francisco Sosa Wagner (NI).(ES) Señora Presidenta, todos estamos de acuerdo en que el Servicio Exterior es una oportunidad histórica para la construcción europea. Pero para ello es preciso actuar con grandeza de miras, porque no es el momento de luchas internas sobre recursos que se traspasan o se retienen a corto plazo ni de guerras entre las distintas instituciones europeas.

Lo que procede ahora, por el contrario, es disponer de una visión general acerca de qué ha de ser la Unión Europea en el mundo, es decir, hacer justo lo contrario de lo que ha ocurrido hace unos días con ocasión de la concesión del Premio Nobel de la Paz, cuando se han oído, procedentes de Europa, demasiadas voces y no todas ellas valientes. A destacar una de las excepciones, la del Presidente de este Parlamento, el señor Buzek, autor de un brillante y digno comunicado.

 
  
MPphoto
 

  Catherine Ashton, Vicepresidenta de la Comisión y Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad. – Señora Presidenta, muy brevemente, desde el otro lado de la Cámara —y confío en haber estado sentada durante el número adecuado de minutos—. Desearía volver a expresar mi sincera gratitud a los diputados por un debate que he seguido con gran interés.

Me llevo conmigo el fuerte sentimiento en relación con el equilibrio geográfico y de género en el contexto de un servicio que es verdaderamente europeo, nombrado en función del mérito.

Me llevo conmigo la necesidad de que la gente vea una mejora de la gestión operativa de crisis y de que ello se refleje adecuadamente en el servicio europeo.

Me llevo conmigo lo que he descrito como un «hilo conductor» de los derechos humanos que deben manifestarse a través de todo lo que hagamos en el servicio; y asimismo me llevo, de nuevo, el recordatorio de la coyuntura económica frente a la que estoy intentando dar forma a este servicio, y el deseo de que Sus Señorías puedan ver un servicio eficiente que utiliza los recursos de manera oportuna y eficaz.

Pero ante todo, tras lo que ha sido un largo recorrido de varios meses, me llevo conmigo el deseo de esta Cámara de ver el nacimiento de este servicio para reflejar las necesidades de los votantes que ustedes representan, y para que sea un servicio que pueda serles muy útil. Les prometo a ustedes intentar y reflejar todo ello en todas las actividades que asuma el servicio.

 
  
MPphoto
 

  Janusz Lewandowski, Miembro de la Comisión. – Señora Presidenta, voy a expresar una breve respuesta a la señora Andreasen, ya ausente, en relación con el principio de neutralidad presupuestaria.

Tenemos la esperanza de que ese principio se establezca por sí mismo a largo plazo, con un ahorro en los servicios diplomáticos nacionales, en la Comisión y en el Consejo, y con el mismo auditor interno y funcionario contable para la Comisión y el Servicio de Acción Exterior. Es una buena solución, por el momento, que se revise en 2013, y el Reglamento financiero no prejuzga la revisión. Con la esperanza de que mañana haya una votación positiva, me abstendré de hacer más comentarios.

 
  
MPphoto
 

  Maroš Šefčovič, Vicepresidente de la Comisión. – Señora Presidenta, yo también quiero dar las gracias a Sus Señorías por su apoyo y la muy positiva atmósfera de este debate, e igualmente es muy importante dar las gracias al Consejo por su relevante aportación en todo el ejercicio. Creo que esta atmósfera positiva nos ha aproximado mucho a la histórica decisión de mañana.

Así pues, permítanme una vez más expresar mi gratitud a los ponentes y representantes del Parlamento por haber hecho posible una atmósfera tan grata esta mañana. Me gustaría usar esta oportunidad para desear suerte y éxito a la señora Cathy y a su nuevo servicio, y para desearnos a todos nosotros una política exterior de la UE fuerte, coherente y coordinada porque estoy seguro de que, con la señora Cathy y el SEAE, la Unión aumentará aún más su influencia en los asuntos mundiales.

En conclusión, querría reiterar que la Comisión está desde el principio dispuesta a una estrecha cooperación y lo mejor de las sinergias que nuestras instituciones y Estados miembros pueden lograr juntos.

 
  
MPphoto
 

  Bernhard Rapkay, ponente.(DE) Señora Presidenta, después de mi intervención al inicio de este debate, en realidad solo me quedan dos observaciones más por hacer. La primera, que he dejado a propósito para el final del debate, es que me gustaría dar las gracias a todos los ponentes alternativos por su cooperación amistosa y constructiva. Es simplemente más fácil negociar cuando sabes que tus colegas te apoyan. Por esa razón, estas no han sido las negociaciones más difíciles.

Mi segundo comentario, sin embargo, es uno que desearía reiterar en relación con lo que ha sido repetidas veces el centro de este debate, a saber, la cuestión del equilibrio geográfico. La señora Neynsky acaparó toda nuestra atención al decir que el compromiso no afirma nada en absoluto al respecto. Simplemente le sugeriría que, una vez que lo hemos adoptado, proceda a leer el texto en voz baja y con calma. ¡Lea el texto! Hacerlo resulta instructivo. A continuación, podrá ver que el compromiso contiene sin duda declaraciones —y de hecho muy estrictas y jurídicamente vinculantes— en esta materia. Acto seguido, todas sus preocupaciones deberían realmente disiparse.

 
  
MPphoto
 

  Roberto Gualtieri, ponente.(IT) Señora Presidenta, Señorías, creo que la verdadera satisfacción que ha surgido en este debate demuestra que los miembros eran conscientes de lo difícil, pero importante, que era la tarea que teníamos que abordar. Cómo unificar funciones asociadas a políticas diferentes y sujetas a distintos procedimientos de decisión a fin de que las acciones exteriores de la Unión Europea sean más coherentes, sin poner en peligro el carácter «comunitario» de ciertas políticas, pero asumiendo las contribuciones de los organismos que actúan en el ámbito de la política de seguridad y defensa común, no era simplemente un problema de la legislación europea o de la ciencia de la administración, o una prueba de las relaciones de poder entre las instituciones. Por el contrario, se trataba de una condición necesaria si queríamos dotar a la Alta Representante de un instrumento que pudiese mejorar el potencial de Europa en la escena mundial, reforzar su papel como potencia civilizada y permitirnos actuar más eficazmente en Oriente Medio, el Cuerno de África, el Cáucaso o los Balcanes.

Bien, creo que hemos superado el reto de forma sobresaliente, por lo que nuestra satisfacción está plenamente justificada. La Alta Representante cuenta, a mi juicio, con el exigente apoyo del Parlamento en el desarrollo de sus funciones.

 
  
MPphoto
 

  Presidenta. – Se cierra el debate.

La votación tendrá lugar el miércoles, 20 de octubre, a las 12.30 horas.

Declaraciones por escrito (artículo 149 del Reglamento)

 
  
MPphoto
 
 

  Sebastian Valentin Bodu (PPE), por escrito.(RO) Esta votación pone de manifiesto que no hay igualdad entre los Estados miembros y no hay solidaridad en ningún grupo político. La aprobación de la enmienda presentada por el Grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo, que va a introducir el «mérito» como criterio para la selección de los Jefes de Delegación (los diplomáticos que representarán a la Unión Europea en terceros países) va a mostrarnos, una vez que haya sido aplicada por el Servicio Europeo de Acción Exterior de la socialista Catherine Ashton, que Rumanía y otros nuevos Estados miembros se quedarán con las manos vacías. Me decepciona que incluso en esta ocasión no hayamos sido capaces de llegar a un consenso entre los eurodiputados rumanos para promocionar los intereses de Rumanía. Yo habría esperado de Adrian Severin, como ex ministro de Asuntos Exteriores (si bien solo por unos meses), que hubiese apoyado la introducción de algunos criterios claros respecto a la asignación de los puestos de Jefe de Delegación (número de habitantes, número de escaños en el Parlamento Europeo y ponderación de los votos en el Consejo), en lugar de un criterio muy subjetivo y vago basado en el «mérito». Sobre todo porque, hasta donde yo tengo conocimiento, la inteligencia se distribuye con uniformidad en toda la UE y no tenemos a todas las personas inteligentes concentradas en el oeste, con los idiotas reunidos solo en el este. Cuando se trata de la diplomacia, Rumania cuenta con representantes que merecen ocupar puestos como Jefes de Delegación.

 
  
MPphoto
 
 

  Vasilica Viorica Dăncilă (S&D), por escrito.(RO) El Servicio Europeo de Acción Exterior debe contribuir al cumplimiento de sus objetivos previstos por el Tratado de Lisboa: la aplicación de las acciones exteriores de la UE de manera eficiente y coherente.

El actual procedimiento de selección de personal es demasiado largo y complicado, con puestos que se están ocupando de forma gradual hasta que se alcance la cantidad de personal requerida para hacer el servicio plenamente operativo. Varios de los nuevos Estados miembros, en particular los dos últimos que se adhirieron en la última oleada de la ampliación, están insuficientemente representados en el ámbito de las relaciones exteriores dentro de la Dirección General de Relaciones Exteriores. La señora Ashton ya ha expresado su deseo de que el SEAE se componga de los mejores funcionarios, seleccionados en función de criterios profesionales, y no de acuerdo a los países de origen. Recordemos, señora Ashton, que todos los Estados miembros de la UE tienen los mismos derechos y, por tanto, deben estar lo suficientemente representados en las estructuras del nuevo servicio diplomático europeo, tanto en la sede de Bruselas como en las delegaciones de la UE.

Por consiguiente, instamos a la señora Ashton a tener presente que la Unión Europea tiene 27 Estados miembros. Estos deben estar en condiciones de contribuir, a través de sus representantes en el SEAE, para alcanzar los objetivos exteriores de la UE y garantizar la credibilidad de esta institución a los ojos de todos los ciudadanos europeos.

 
  
MPphoto
 
 

  Lidia Joanna Geringer de Oedenberg (S&D), por escrito.(PL) El informe Rapkay sobre la modificación del Estatuto del personal en el contexto de la creación del Servicio Europeo de Acción Exterior, el SEAE, es un documento muy importante en el camino que lleva al establecimiento de una política exterior de la Unión. En los escasos días antes de la aprobación del informe, la cuestión del equilibrio geográfico demostró ser una manzana de la discordia. Algunos colegas de lo que se conoce como los antiguos países han argumentado que el cuerpo diplomático de la UE, que está creándose ahora, debería contratar a lo mejor de lo mejor, y esa contratación debería basarse únicamente en los criterios de los conocimientos y la experiencia de los candidatos (solo el mérito), mientras que nosotros, como miembros de los nuevos países, llamamos la atención sobre el hecho de que en nuestros países tampoco hay escasez de excelentes profesionales, pero, a pesar de que han transcurrido seis años desde la adhesión, los diez nuevos países están aún claramente subrepresentados en las estructuras de la Unión. Por ejemplo, la proporción de polacos en la Dirección General de Relaciones Exteriores de la Comisión Europea, que se va a integrar en el SEAE, asciende a solo el 2 %. El concepto de equilibrio geográfico, en la versión propuesta por el ponente, no es, en mi opinión, lo suficientemente claro y no puede ser considerado como una base jurídica clara para adoptar medidas con las que corregir ese desequilibrio. Por consiguiente, por desgracia, no puedo apoyar el informe, aunque, aparte de esta cuestión, contiene muchas propuestas valiosas.

 
  
MPphoto
 
 

  Tunne Kelam (PPE), por escrito. – El Parlamento Europeo ha utilizado sus nuevos poderes de una manera creativa y responsable al introducir nuevos equilibrios en la arquitectura del Servicio Exterior. Estos equilibrios no deberían ser los de la Europa de ayer, sino los equilibrios de la UE ampliada, que se reflejan en la enmienda siete. Me alegro de que la Alta Representante haya tenido en cuenta la mayor parte de las propuestas del Parlamento, incluido el principio de control parlamentario. Es fundamental que la cuestión del equilibrio geográfico se haya abordado de forma exhaustiva y de una manera jurídicamente vinculante, lo que significa que en caso de problemas graves, es exigible por ley. Nosotros no somos rivales de la Comisión, sino aliados, y solo podemos tener éxito mediante la mutua colaboración. En cuanto al fondo, quiero destacar la futura responsabilidad de las delegaciones de la UE para supervisar la situación de los derechos humanos en un país cualquiera, incluidos los contactos regulares con los ganadores del premio Sájarov y los candidatos a él. Redunda en nuestro interés común hacer que el SEAE esté operativo en 2011. Esperamos con interés el informe de la Alta Representante para el Parlamento Europeo sobre su puesta en práctica dentro de dos años y estamos dispuestos a hacer las modificaciones necesarias.

 
  
MPphoto
 
 

  Krzysztof Lisek (PPE), por escrito.(PL) Señor Presidente, Señorías, espero que la normativa elaborada adecuadamente en relación con el Servicio Europeo de Acción Exterior permita garantizar que este funcione de manera eficaz y productiva. La construcción de una entidad tan compleja, que se ocupa de un área competencial de la Unión Europea esencial y cada vez más relevante, no es una tarea sencilla en la realidad global de nuestros días. Resulta especialmente importante asegurar que el trabajo del servicio sirva para fortalecer la posición de Europa. Con tal propósito, debemos asegurarnos de que se integren en sus filas personas de muy alta cualificación, con la pericia y experiencia oportunas, de tal modo que los representantes de todos los Estados miembros puedan participar en la ejecución de la política exterior de la Unión Europea. Me congratulo del hecho de que el informe del señor Rapkay tenga en cuenta cuestiones como fomento de la igualdad de oportunidades para el género menos representado en ciertos grupos de funciones y el equilibrio geográfico en la contratación de empleados para el Servicio Europeo de Acción Exterior. Un servicio bien organizado, que emplea a los más destacados expertos de todos los Estados miembros, ofrece a la Unión Europea la oportunidad de ganar importancia y hacer un uso pleno de su potencial en la escena internacional.

 
  
MPphoto
 
 

  Petru Constantin Luhan (PPE), por escrito.(RO) Estamos en la fase final de toma de decisiones que permitirán el lanzamiento del Servicio Europeo de Acción Exterior. Estoy a favor de un compromiso sobre el Estatuto y el Reglamento Financiero, que permitirá a la Alta Representante tener un servicio en funcionamiento este mes de diciembre.

Sin embargo, este apoyo no equivale a dar carta blanca. La Alta Representante debe cumplir su compromiso, ya reiterado en varias ocasiones, para garantizar que los Estados miembros, como Rumanía, actualmente subrepresentados en las estructuras de asuntos exteriores de la Comisión y del Consejo, y que van a transferirse al SEAE, tengan una representación más equilibrada en este Servicio. Aquí no se trata de ejercer un control nacional sobre el SEAE, sino del interés en tener incluido el equilibrio geográfico como criterio para la contratación de personal para el Servicio. Este criterio y competencia no son mutuamente excluyentes.

 
  
MPphoto
 
 

  Andreas Mölzer (NI), por escrito.(DE) Una serie de protestas masivas y huelgas en reacción a las duras medidas de austeridad están actualmente paralizando Francia. Si al mismo tiempo también se produce un aumento del aparato administrativo, como ha ocurrido en Grecia, con un gobierno en expansión a pesar de la necesidad de paquetes de rescate, entonces la gente en Europa tendrá motivos para sentirse con razón irritada. La UE siempre se ha jactado hasta ahora de que tiene una administración escasa, lo que, por supuesto, no es verdad si tenemos en cuenta los organismos especializados. Cincuenta directores generales con la bonita suma de 17 000 euros al mes para unos 30 empleados iniciales, 73 promociones para el cargo de director: fácilmente podríamos tener la impresión de que se trata de una tienda de autoservicio. Qué duda cabe de que es importante para un empleado del SEAE tener las calificaciones adecuadas. En este sentido, las cuotas de género, por ejemplo, no sirven a ningún propósito útil. Sin embargo, como dice el refrán, «el que paga, manda», así que no tiene sentido ofender a los contribuyentes netos. La negativa a incrementar el uso del alemán como idioma de trabajo en el SEAE ya ha creado algunas tiranteces diplomáticas. No convendría ampliarlas. El SEAE tendrá que garantizar que la UE ya no es simplemente una prolongación de los Estados Unidos, porque hasta la fecha hemos permitido que los estadounidenses interfieran en asuntos sensibles de la UE, como la ampliación forzosa para incluir a Turquía, y, como consecuencia, han dejado de lado importantes socios como Rusia. El orden mundial ya no solo consta de estas dos potencias; también hay potencias emergentes como China. No debemos pasar por alto este hecho.

 
  
MPphoto
 
 

  Kristiina Ojuland (ALDE), por escrito. – Me alegra dar la bienvenida a la formación del Servicio Europeo de Acción Exterior después de los exhaustivos y complejos debates. Es una medida largamente esperada hacia la consolidación de la posición de la Unión Europea como competente actor global. Sin embargo, estoy un poco decepcionada porque, a pesar de los nombramientos en el SEAE se efectuarán mediante un procedimiento de selección exhaustivo basado en el mérito y teniendo en cuenta el género y equilibrio geográfico, todavía no se garantiza la representación proporcional de los nacionales de todos los Estados miembros. Cabe señalar que mientras se ponen en común recursos humanos de la Comisión, el Consejo y los Estados miembros, en proporción de un tercio de cada uno, algunos Estados miembros siguen estando subrepresentados en la Comisión y el Consejo, lo cual podría resultar en un desequilibrio implícito en el servicio. Estoy totalmente de acuerdo en que el servicio debería estar formado por profesionales competentes, pero estoy también más que segura de que hay candidatos adecuados por igual de ambos sexos y de todos los Estados miembros. El hecho de que la Unión Europea es una organización igualitaria de 27 Estados miembros debería reflejarse con claridad en la composición del Servicio Europeo de Acción Exterior a fin de poner en práctica nuestros valores.

 
  
MPphoto
 
 

  Ioan Mircea Paşcu (S&D), por escrito. – Hoy se han debatido los pasos finales en la creación del SEAE y mañana se votarán. Ha habido duras negociaciones entre los tres pilares de la Unión: el Consejo, la Comisión y el Parlamento, por lo que cada uno ha visto protegidos sus principales intereses, incluso si no se han satisfecho de todo. Durante todo el proceso se hizo hincapié, inevitablemente, en la representación nacional de los Estados miembros en el proceso de dotación de personal. No resultó de ayuda cuando, a pesar de las negociaciones en curso para establecer su reglamento, el proceso continuó sin cesar y, como consecuencia, solo algunos países han visto cómo sus representantes encontraban los puestos que estaban buscando.

Sin embargo, creo que el principal desafío para el nuevo servicio no reside tanto en la composición como en el fondo: si queremos que los miembros del SEAE sean genuinamente europeos, entonces tendremos que darles una política exterior genuinamente europea para ponerla en práctica. En este sentido, tanto la estructura multipolar del sistema internacional y la crisis actual son obstáculos importantes que hay que abordar de forma enérgica. De lo contrario, el SEAE solo perseguirá los objetivos nacionales de los diferentes Estados.

 
  
MPphoto
 
 

  Georgios Stavrakakis (S&D), por escrito. (EL) El Parlamento Europeo ha demostrado hasta la fecha que respalda claramente tanto el establecimiento como la rápida puesta en marcha del Servicio Europeo de Acción Exterior. Creo que el compromiso alcanzado con el Consejo sobre los derechos del Parlamento es un compromiso satisfactorio para todos los interesados. Tiene sentido y necesitamos tener los informes de actividad de los jefes de las delegaciones durante las audiencias ante la comisión parlamentaria competente en el procedimiento de intercambio con el Consejo. El SEAE también necesita el mismo auditor interno y ordenador, como la Comisión Europea, a efectos de control financiero. Por último, es importante que los Estados miembros se hayan comprometido a apoyar plenamente a la UE en el cumplimiento de cualquier responsabilidad presupuestaria de agentes temporales y a acordar la creación de líneas separadas para los gastos de la PESC, al menos para las misiones más importantes. Creemos que el compromiso alcanzado será de gran ayuda en el logro de una administración del gasto del SEAE más transparente, razonable y eficaz en el marco del presupuesto comunitario.

 

6. Aspectos relativos al desarrollo en el marco del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza - Papel de la renta mínima en la lucha contra la pobreza y la promoción de una sociedad integradora en Europa (debate)
Vídeo de las intervenciones
MPphoto
 

  Presidenta. – El siguiente punto en el orden del día es el debate conjunto sobre la cuestión de la pobreza:

- Declaraciones del Consejo y de la Comisión sobre aspectos del desarrollo del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, e

- informe (A7-0233/2010) de la señora Figueiredo, en nombre de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales, sobre el papel de la renta mínima en la lucha contra la pobreza y la promoción de una sociedad integradora en Europa [http://www.europarl.europa.eu/oeil/FindByProcnum.do?lang=en&procnum=INI/2010/2039" ].

 
  
MPphoto
 

  Olivier Chastel, Presidente en ejercicio del Consejo.(FR) Señora Presidenta, señor Comisario, Señorías, dado que 2010 es el Año Europeo de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social, somos obviamente muy conscientes de que el reto que nos plantea la pobreza no se detiene en las fronteras de la Unión, ni puede resolverse exclusivamente dentro de ellas.

La reciente sucesión de crisis mundiales que ha afectado a todos los países, si bien son los más pobres los que más han sufrido, ha puesto de manifiesto lo interconectado que está el mundo. El fomento del desarrollo es, por tanto, una parte integral de la respuesta europea a los retos mundiales de hoy, y los próximos cinco años serán cruciales para la política de desarrollo en Europa y el mundo.

Está consagrado en el artículo 208 del Tratado de Lisboa, y en el consenso europeo sobre desarrollo hemos afirmado claramente que el objetivo global de cooperación para el desarrollo de la UE es la erradicación de la pobreza en el contexto del desarrollo sostenible, incluida la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Sin embargo, el logro de todos los Objetivos de Desarrollo del Milenio, en el contexto del desarrollo sostenible, recae bajo la responsabilidad colectiva en virtud de la cual todos los socios deberían cumplir con los compromisos que han formulado. La Unión Europea está convencida de que los países en desarrollo también son responsables y dueños de su propio desarrollo y de que, sobre todo, depende de ellos asumir la responsabilidad para el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Por consiguiente, es importante destacar el hecho de que las estrategias globales son necesarias para alcanzar esos objetivos, incluyendo una gobernanza democrática, la protección de los derechos humanos y el estado de Derecho, el crecimiento económico favorable a los pobres, el desarrollo del sector privado, el desarrollo del comercio, el desarrollo humano y social y la sostenibilidad medioambiental.

La Unión Europea anima a los países socios a intensificar rápidamente sus propios esfuerzos, en particular en lo que concierne a la reducción de la pobreza y la desigualdad, así como a la introducción de asociaciones con la sociedad civil, el sector privado y las autoridades locales. La Unión Europea ofrecerá un mayor apoyo a sus esfuerzos en la movilización de recursos internos para el desarrollo, en concreto en el contexto de la mejora de la gestión de las finanzas públicas y la fuerza y la eficacia de sus sistemas fiscales y aduaneros.

El 22 de septiembre de este año, al aprobar el documento final de la Cumbre de Desarrollo del Milenio, los Estados miembros de las Naciones Unidas también renovaron su compromiso de trabajar juntos para mejorar el contexto económico y social de todas las personas y hacer todo lo que esté a su alcance para garantizar que los Objetivos de Desarrollo del Milenio se alcancen de aquí a 2015.

 
  
MPphoto
 

  Andris Piebalgs, Miembro de la Comisión. – Señora Presidenta, permítame ante todo agradecerle esta oportunidad de hablar sobre el desafío de la pobreza y lo que la Unión Europea puede hacer a nivel mundial a través de su política de cooperación al desarrollo. En la segunda parte de esta declaración, también me referiré al informe de la señora Figueiredo.

Erradicar la pobreza es el desafío mundial más apremiante de nuestro tiempo. Es un reto que hay que abordar, no solo por razones obvias de solidaridad y responsabilidad, sino también por el bien de la prosperidad y la estabilidad en todo el mundo. Y eso redunda en beneficio de todos. En 2000, los líderes mundiales se reunieron en las Naciones Unidas en Nueva York y acordaron un programa internacional de desarrollo para los próximos 15 años, los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Entre los diferentes objetivos y metas establecidos en ese marco, el mundo se comprometió a reducir a la mitad la pobreza extrema. ¿Dónde estamos ahora, cinco años antes de la fecha límite de 2015?

Se ha alcanzado un progreso alentador. En total, 120 millones de personas han salido de la pobreza entre 2000 y 2005, lo que representa un descenso anual del 2,4 %, pero no hay tiempo para la complacencia. Hoy en día, 1 400 millones de personas aún viven en la pobreza extrema, y hay enormes disparidades entre regiones, países y grupos de población. Además, la crisis reciente y actual —de la crisis de precios de alimentos y combustible a la inestabilidad económica y el cambio climático— pone en peligro los logros del pasado y las perspectivas de futuro.

Hace dos semanas, la cumbre de los ODM confirmó la ambición del mundo de luchar contra la pobreza. Los miembros del Parlamento Europeo, encabezados por Gay Mitchell, hicieron una importante contribución a la cumbre, y yo les agradezco mucho su participación y apoyo. También me gustaría dar las gracias al Parlamento por su respaldo en todo el proceso de preparación que termina con la aprobación del informe Cashman. La atención permanente de esta Cámara a los ODM ha hecho fuerte y ambiciosa la posición de la Unión Europea en Nueva York. Creo que los diputados que participaron en la cumbre quedaron tranquilizados por los resultados. No hubo tentativas de acusarse mutuamente, sino que más bien la reunión dio nuevas energías, impulsos y a esperanza en lo que respecta a la consecución de los objetivos. Se demostró que los ODM permanecen todavía altos en la agenda política, con unos 110 Jefes de Estado o de Gobierno que asistieron a la cumbre. La Unión Europea jugó un papel decisivo para hacer de este evento un éxito al dar forma y voz a un fuerte planteamiento común entre nuestros 27 Estados miembros.

La lucha contra la pobreza también ocupa una posición preeminente en nuestro programa en la Unión Europea. Ello forma parte de nuestro proyecto europeo. Es un objetivo central de la política de desarrollo de la Unión Europea, como se establece en el Tratado de Lisboa, y también es algo que los ciudadanos europeos apoyan con firmeza, lo que es igualmente importante.

Como principal donante del mundo, la Unión Europea ha hecho hasta la fecha una importante contribución a la consecución de los ODM. Por citar únicamente dos ejemplos, solo la Comisión Europea ha contribuido a llevar a 9 millones de niños y niñas a la escuela desde 2004, y hemos facilitado agua potable a 31 millones de hogares. Creo que esto es algo de lo que estar orgullosos, pero tenemos que hacer más y podemos hacer más.

En junio, los líderes europeos ayudaron a reforzar los ODM al acordar un ambicioso plan y un conjunto de acciones. El plan prioriza las iniciativas en aquellos objetivos en los que hemos conseguido menos progreso, y en aquellas regiones y países que están más atrasados, incluidos los que padecen conflictos y fragilidad. El plan asimismo confirma nuestro compromiso de alcanzar el objetivo del 0,7 % de la RNB en 2050, a pesar del difícil contexto económico y financiero. Para lograrlo, tenemos que evaluar cada año los progresos realizados en eso.

La transformación de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, en particular, la meta relativa a la erradicación de la pobreza, en las Realidades de Desarrollo del Milenio en 2015 también seguirá siendo la prioridad básica de mi actividad.

Todos nosotros sabemos que la ayuda por sí sola no será suficiente para alcanzar los ODM. Para lograrlos es también de suma importancia que seamos más creativos en la mejora de la incidencia de nuestra ayuda, en el fomento de un crecimiento más sostenible e inclusivo y en la movilización de otras fuentes adicionales de financiación para el desarrollo. Igualmente importantes son la calidad y la eficacia de la ayuda, en particular mediante una mayor transparencia y rendición de cuentas, así como garantizando que las políticas no relacionadas con la ayuda contribuyan más a los ODM.

La ayuda al desarrollo debe concebirse como un catalizador y no como una cura. Ningún país ha podido nunca transformarse solo mediante la ayuda. El progreso sostenible depende principalmente del desarrollo de la capacidad de un país para generar crecimiento incluyente y sostenible. El desarrollo solo puede proceder de dentro de los propios países en desarrollo, no de fuera, así pues es en ese «dentro» donde debemos centrar nuestros esfuerzos de desarrollo. En definitiva, esto es lo que significa el principio de «responsabilidad».

En noviembre, tengo la intención de lanzar un Libro Verde y consultas públicas para recabar opiniones sobre cómo mejorar nuestras políticas e instrumentos para actuar mejor sobre los factores favorables a un crecimiento sostenible e inclusivo en los países socios, abordando de ese modo las causas profundas de la pobreza, aportando un fuerte valor añadido a nuestra cooperación al desarrollo. Creo que, como siempre, que su contribución a este debate va a ser esencial.

Me gustaría expresarle mi gratitud a la señora Figueiredo por su informe sobre los sistemas de rentas mínimas. En el mismo núcleo de su informe se encuentra el derecho básico de la gente a disponer de recursos suficientes que les permitan vivir con dignidad. Eso está consagrado en la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea. Ha inspirado varias iniciativas recientes de la Comisión en el ámbito de la inclusión activa, en particular, la recomendación de la Comisión de 2008 sobre la inclusión activa, que fue aprobada por el Parlamento y el Consejo. La recomendación establece estrategias integradas de inclusión activa basadas en tres pilares, a saber: mercados de trabajo inclusivos, acceso a servicios de calidad y ayuda adecuada en forma de ingresos. La Comisión, por consiguiente, acoge con satisfacción este informe.

Al mismo tiempo, respetamos plenamente las competencias de los Estados miembros en lo relativo al diseño y funcionamiento de los sistemas de protección social, en general, y los sistemas de renta mínima, en particular. Unos ingresos suficientes son un componente fundamental en la lucha contra la pobreza para las personas que no pueden trabajar. Constituyen un complemento necesario en los mercados de trabajo inclusivos para combatir la pobreza de las personas que pueden trabajar.

El informe reafirma con razón el principio básico de apoyo a la renta, que tiene que ser adecuado y compatible con los incentivos. Los Estados miembros están actualmente tomando medidas de consolidación fiscal para asegurar la sostenibilidad de las finanzas públicas a largo plazo. La Comisión comparte la opinión de que esas medidas tienen que tener en cuenta la necesidad de proteger a los miembros más vulnerables de la sociedad.

La Comisión Europea va a presentar a finales de este año una Plataforma Europea contra la Pobreza, que establecerá medidas concretas para apoyar a los Estados miembros con el fin de alcanzar el objetivo de sacar al menos a 20 millones de ciudadanos europeos de la pobreza para el año 2020.

 
  
MPphoto
 

  Ilda Figueiredo, ponente.(PT) Señora Presidenta, la pobreza y la exclusión social son violaciones de la dignidad humana y los derechos humanos fundamentales, sin embargo, en pleno Año Europeo de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social corremos lamentablemente el riesgo de llegar a un número récord de personas que viven en la pobreza.

Este es un paso escandaloso hacia atrás para la rica Europa, donde los beneficios del sector financiero y los grupos económicos siguen creciendo y refugiándose en paraísos fiscales. Como resultado, hay una creciente ola de indignación entre los millones de trabajadores, mujeres, jóvenes, víctimas de los recortes salariales y del trabajo precario y mal pagado, los desempleados y jubilados con pensiones de miseria.

A finales de 2008, Eurostat señaló que, incluso después de las transferencias sociales, alrededor de 85 millones de personas estarían en riesgo de pobreza, pero la situación será todavía peor con más políticas neoliberales de la UE y las llamadas medidas de austeridad, que varios Estados miembros están tomando. Esas medidas implican recortes salariales y recortes en los servicios de salud pública, educación y otras áreas, reducciones en ayudas sociales y aumentos de impuestos a los bienes esenciales, incluida la alimentación, como ahora está sucediendo en Portugal, después de Grecia, Irlanda y otros países.

Es inaceptable que la Comisión y al Consejo continúen presionando a los Estados miembros a causa de los irracionales criterios del Pacto de Estabilidad y Crecimiento. Solo se fijan cuestiones financieras, no social, habiendo dado todos los fondos de ayuda pública a los bancos y al sistema financiero, con total desprecio hacia las personas. Y lo peor de todo es que ahora están obligando a los trabajadores y a la gente pobre a pagar las subvenciones públicas urgentes que los gobiernos dieron a los bancos, con el apoyo de líderes de la UE y el aplauso de los grupos financieros.

Por tanto, es necesario cambiar las políticas con el fin de combatir la pobreza y la exclusión social, tal y como lo exigen millones de manifestantes en toda Europa, incluso aquí en Estrasburgo.

Los objetivos y principios rectores del Año Europeo de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social no pueden ser meras palabras que se lleva el viento. No se puede olvidar el compromiso que la UE asumió para concretar los Objetivos de Desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas.

Las políticas deberían reconocer los derechos y compartir la responsabilidad, promover la cohesión y la participación de las personas en situación de riesgo de vivir o que ya viven en la pobreza, adoptar medidas concretas y ponerlas en práctica con el objeto de prevenir y erradicar la pobreza de forma efectiva, e integrar a las personas sin hogar y los inmigrantes, por no mencionar las personas con discapacidad, y esas políticas no deberían poner en riesgo el futuro de los jóvenes y niños.

Por desgracia, la Estrategia Europa 2020 se limita a indicar el camino para que 20 millones de personas salgan de la pobreza en 2020, lo que representa un paso atrás en los objetivos iniciales de la llamada Estrategia de Lisboa.

La naturaleza pluridimensional de la pobreza y la exclusión social requiere que haya una dimensión social de las políticas macro-económicas como parte integrante de la superación de la crisis. Esto significa un cambio en las prioridades y políticas, especialmente en las políticas monetarias, como el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, las políticas presupuestaria y fiscal, y las políticas de competencia y del mercado interior. Es necesario conceder prioridad a la cohesión económica y social y a la defensa de los derechos humanos. Ello implica que, como mínimo, debería haber un equilibrio entre las políticas económicas, el empleo, las políticas sociales y medioambientales y una distribución equitativa de la riqueza y los ingresos.

En este contexto, los sistemas de renta mínima son un instrumento eficaz para garantizar la seguridad de las personas y reducir los efectos de la exclusión y el desempleo. Esto facilita el acceso al trabajo digno, combatiendo la precariedad y los salarios de miseria que conducen a un crecimiento en el porcentaje de trabajadores pobres. Estos sistemas de renta mínima desempeñan un papel importante en la redistribución de los ingresos y garantizan la solidaridad y la justicia social, en particular en tiempos de crisis, ya que actúan de manera anticíclica como estabilizadores sociales, proporcionando recursos adicionales para fortalecer la demanda y el consumo en el mercado interior, y de ese modo combatiendo la recesión.

En consecuencia, los sistemas de renta mínima sobre la base de al menos el 60 % de los ingresos medios de cada país deberían ser parte integrante de una estrategia dirigida a la integración social, con la participación tanto de políticas generales como de medidas específicas para los grupos más vulnerables de la sociedad en materia de vivienda, salud, educación y formación, y servicios sociales. Esto ayudaría a la gente a salir de la pobreza y serviría como medio de inclusión social y de acceso al empleo para todos aquellos que se encuentren en condiciones de hacerlo, con condiciones laborales dignas y no de esclavitud moderna, como es el caso del trabajo inestable y mal pagado que está afectando a millones de trabajadores, en especial a las mujeres y los jóvenes.

El desafío al que se enfrenta la Comisión es el de presentar un plan de iniciativa y acción sobre sistemas de renta mínima con el fin de lograr que los niños, jóvenes, adultos y las personas mayores salgan de la pobreza situándoles en el camino hacia el progreso social.

 
  
MPphoto
 

  Licia Ronzulli, en nombre del Grupo PPE.(IT) Señora Presidenta, Señorías, los datos sobre la pobreza en el mundo son alarmantes, preocupantes y despiadados. El número de personas que vive por debajo del umbral de pobreza está aumentando de forma permanente, al igual que se amplía sin cesar la brecha entre quienes viven en la miseria y los que disfrutan de un alto nivel de vida.

Según el último informe de Naciones Unidas sobre el estado de las ciudades del mundo, 827 millones de personas viven actualmente en barrios marginales, y ese número seguirá creciendo en un promedio de 6 millones cada año. Como ya se ha señalado, Europa no es ajena a esto: hoy en día, casi 80 millones de nuestros ciudadanos viven en la pobreza, el 16 % de la población de la Unión, y unos 19 millones de ellos son niños.

Este año de 2010 ha sido declarado Año Europeo de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social, y eso forma el telón de fondo del informe que estamos debatiendo hoy. Yo estaba decidida a que el texto final analizase algunos aspectos que considero muy importantes, y le agradezco a la señora Figueiredo por ello. La reciente crisis económica ha dado lugar a un aumento del desempleo. Por desgracia, una vez más son las mujeres quienes se han visto más afectadas. Luchar contra la pobreza exige, en primer lugar, políticas que fomenten el empleo, especialmente para las mujeres y los jóvenes.

Todo el mundo debería poder disfrutar del suficiente dinero como para asegurarse un nivel de vida digno. Es un hecho: el salario mínimo puede jugar un papel importante en la lucha contra la pobreza al ofrecer a todos la oportunidad de participar de forma activa en la vida social, cultural y política. Con todo, cada Estado miembro debe tener libertad para decidir si quiere adoptar un salario mínimo; no debe ser una decisión tomada a nivel de la Unión.

Para lograr una verdadera integración social y combatir situaciones de degradación y pobreza, no debemos confiar únicamente en medidas de seguridad social: tenemos que apuntar a objetivos más ambiciosos. Vamos, pues, a luchar por mejores reformas estructurales y a trabajar para lograr políticas de empleo más incisivas, con el fin de alentar a los sectores más débiles de la sociedad para incorporarse al mercado laboral.

 
  
MPphoto
 

  Thijs Berman, en nombre del Grupo S&D.(NL) Señora Presidenta, la señora Figueiredo lo ha expresado de manera excelente, y me gustaría tan solo añadir una cosa. La UE se fundamenta en la idea de que la prosperidad para el mayor número de personas posible es una garantía de desarrollo económico para todos los europeos. Gracias al mercado abierto, pero también a los fondos estructurales —a la redistribución de la prosperidad—, el nivel de vida en el centro y este de los Estados miembros de Europa va en aumento, y los antiguos Estados miembros se benefician de ello. Todos los europeos tienen derecho a una vida digna, al igual que todos los ciudadanos del mundo.

Por ese motivo, la reducción de la pobreza figura en el Tratado de Lisboa. Los Objetivos de Desarrollo del Milenio debe ser alcanzados, y podemos proceder a nivel internacional exactamente de la misma manera como lo estamos haciendo con los nuevos Estados miembros. Los países pobres incrementan su prosperidad como resultado del respeto por el estado de Derecho, ya que ello estimula a las empresas a invertir en ellos, siendo conscientes de que sus contratos son seguros. La redistribución de la riqueza en todo el mundo reduce la tensión social, la incidencia de la violencia y los flujos de refugiados, y aumenta nuestros mercados potenciales.

Por lo tanto, resulta incomprensible que algunos gobiernos de los Estados miembros, como los Países Bajos —mi propio país— estén ahora manipulando el presupuesto para el desarrollo y estén también tratando de desvirtuar esos objetivos. Lo hacen a causa de un egoísmo equivocado y corto de miras. La reducción de la pobreza debe mantenerse como una prioridad de la UE.

 
  
MPphoto
 

  Elizabeth Lynne, en nombre del Grupo ALDE. – Señora Presidenta, creo que el informe sobre la renta mínima, que hemos aprobado en la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales, es el mejor camino a seguir y va a conseguir el apoyo más amplio. Por eso les insto a que rechacen las enmiendas 1 y 2.

Siempre he sido una apasionada defensora de una renta mínima en todos los Estados miembros, y así lo he expresado en la totalidad de los informes que he elaborado sobre inclusión social, pero creo que la mejor manera de lograrla es a través de un intercambio de mejores prácticas. En mi opinión, si tratamos de tomar la vía legislativa, no podremos llevar a todos con nosotros y no conseguiremos lo que todos nosotros queremos: un nivel de vida digno para todos y sacar a la gente de la pobreza y evitar la situación de las personas sin hogar.

En el informe del Comité de Empleo, también decimos que la salida más efectiva de la pobreza consiste en dar a todo el mundo acceso al mercado de trabajo. Una forma de lograrlo es asegurarse de que la Directiva se aplique de forma efectiva en todos los Estados miembros. Cuando formulemos políticas sobre la pobreza y la inclusión social, debemos escuchar a la gente que vive en el límite, es decir, a aquellos que están en situación de pobreza y carecen de hogar. Debemos asegurarnos de que los Estados miembros cumplan sus objetivos de reducción de la pobreza, como se indica en la Estrategia UE 2020.

También me gustaría señalar en este debate que estamos hablando de una renta mínima, en otras palabras, de prestaciones por desempleo y no de salarios.

 
  
MPphoto
 

  Karima Delli, en nombre del Grupo Verts/ALE.(FR) Señora Presidenta, Señorías, 80 millones de personas viven en la pobreza en Europa, más de 5 millones carecen de hogar, millones de personas tienen viviendas precarias, una de cada cinco niños es víctima de la pobreza, y, en el otro extremo de la escala, ¿qué tenemos? Un número de multimillonarios que es cada vez mayor.

Acabamos de celebrar el 17 de octubre el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, y el Año Europeo de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social está a punto de llegar a su fin, pero ¿cuál es el balance que tenemos que presentar sobre ello? ¿Qué soluciones concretas ha ofrecido Europa a quienes son las principales víctimas de una crisis de la que no son responsables? ¿Qué esperanza podemos ofrecer a mi generación, esta generación europea que soporta el mayor peso del desempleo, la inseguridad y la exclusión, esos jóvenes que desconfían de Europa, que esperan mucho de ella y por lo tanto de ustedes?

Tenemos el deber de dar respuesta a sus preocupaciones cotidianas y a su ansiedad sobre el futuro. La estrategia de Lisboa ha fracasado en su misión de erradicar la pobreza. Ya no podemos quedarnos con los brazos cruzados y dejar que las cosas sucedan sin más. Ahora ya no es el momento de retórica huera. Ha llegado el tiempo de ser valientes y mostrar algo de coraje político. ¡Todas las organizaciones que trabajan con víctimas de la pobreza, ATD, Cuarto Mundo, la Red Europea de Lucha contra la Pobreza (EAPN), la Federación Europea de Organizaciones Nacionales que Trabajan con Personas sin Hogar (FEANTSA), Emaús Europa, llevan reclamando esto desde hace 20 años!

Por ello pedimos a la Comisión Europea una directiva marco que tenga por objeto establecer una renta mínima adecuada. Esa directiva marco aseguraría la elegibilidad y el acceso a una renta mínima suficiente para que cualquier niño, adulto o anciano que viva en situación de pobreza puede librarse de ella, de ese modo garantizándoles su derecho inalienable a vivir con dignidad.

El tiempo se nos agota, Señorías, la necesidad de actuar nunca ha sido más urgente. Juntos podemos poner fin al escándalo vergonzoso que supone la pobreza persistente. La pobreza, acabar con ella, esto no debe ser solo un eslogan. Es una realidad y juntos, espero, vamos a responsabilizarnos de esta batalla.

 
  
MPphoto
 

  Nirj Deva, en nombre del Grupo ECR. – Señora Presidenta, encuentro este debate bastante risible, casi ridículo. He escuchado ya varias intervenciones y hemos estado hablando de la erradicación de la pobreza sin mencionar una sola vez cómo crear más riqueza. No se puede eliminar la pobreza sin crear riqueza, de lo contrario lo que se está haciendo es simplemente una distribución de unos a otros, pero no se crea nueva riqueza.

En el ámbito internacional, 880 000 millones de euros salen de los países en desarrollo a través de cualquier forma de corrupción y otras actividades que no se registran o sujetas a tributación o depositadas en los bancos adecuados. Esto es un escándalo de la comunidad financiera en el desarrollo internacional. Esos 880 000 millones de euros deberían crear riqueza en los países en desarrollo.

En Europa, la pobreza va en aumento porque estamos sometiéndonos a un exceso de regulación en contra de la creación de riqueza cuando los retos provienen ahora de la India y China. Es necesario revisar esto.

 
  
MPphoto
 

  Gabriele Zimmer, en nombre del Grupo GUE/NGL.(DE) Señora Presidenta, en la sesión de hoy sobre el tema de la pobreza, estamos centrándonos de forma deliberada en la conexión entre la pobreza y la pobreza en los Estados miembros de la Unión Europea. Sin embargo, cientos de miles de personas ya lo han hecho antes que nosotros. En las últimas semanas y meses, han salido cada vez más a las calles de Europa para pedir esto, y el Global Action Day se celebró a propósito en las proximidades de la cumbre sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas.

Por contraposición a estas personas, nosotros, sin embargo, como instituciones europeas, nos mantenemos vagos e inconsistentes en todas nuestras estrategias y creamos condiciones marco que, por contraste, dificultan la lucha contra la pobreza. El Tratado de Lisboa y la Estrategia Europa 2020 han eliminado de hecho los objetivos de lucha contra la pobreza. Numerosos Estados miembros de la Unión Europea están utilizando la apelación a la sostenibilidad de las finanzas públicas para justificar la reducción de los servicios sociales y de las reasignaciones a través de recortes en los servicios de salud y en los sistemas de pensiones, las reducciones en los instrumentos de política del mercado laboral y en los servicios prestados a los desempleados y a los niños y las familias. Esto lo hacemos nosotros mismos en nuestros Estados miembros, y en esta asamblea actuamos como si simplemente necesitásemos hacer campaña para que las personas en situación de pobreza no sigan excluidas. Nosotros mismos lo hacemos mediante nuestros métodos políticos.

Me gustaría señalar que la Estrategia Europa 2020 y la estrategia de sostenibilidad de la Unión Europea son contradictorias, por lo que hacen imposible luchar contra la pobreza mundial.

 
  
MPphoto
 

  Derek Roland Clark, en nombre del Grupo EFD. – Señora Presidenta, la pobreza, en especial el número de personas en riesgo de pobreza ha crecido a medida que lo ha hecho la UE, con cada nuevo Estado miembro agravando el problema, así que es bastante obvio cómo evitar un mayor aumento.

Una de sus respuestas es la introducción de una renta mínima. Estoy a favor de un salario mínimo, pero solo según lo establecido por cada país para sí mismo. Un salario mínimo para toda la UE sería distorsionar el tema. En Escandinavia, por ejemplo, la calefacción doméstica tiene que ser más cara para todos los grupos con ingresos que en el sur de Europa.

Me opongo a una renta mínima porque eso significa que los fondos públicos tienen que completar un salario bajo: más cargas para el contribuyente en una crisis económica. ¿Cómo evitar que algunos empleadores paguen menos de lo que pueden porque saben que el sistema de prestaciones va a cubrir la diferencia? Respuesta: más regulaciones y cargas administrativas para las empresas, que recaerán con mayor incidencia sobre las PYME que, entre ellas, dan empleo a la mitad de la mano de obra.

Y, por supuesto, una renta mínima armonizada en toda la UE será seguida por un sistema fiscal armonizado, reduciendo todo a una masa gris amorfa, carente de la cualidad más importante de Europa: la diversidad.

 
  
MPphoto
 

  Franz Obermayr (NI).(DE) Señora Presidenta, es preocupante que miles de personas en la UE vivan en el umbral de pobreza a pesar de tener un trabajo fijo. En vista de ello, los intentos de establecer un salario mínimo suficiente son muy de agradecer. Sin embargo, un salario mínimo solo tiene sentido cuando se combina con medidas adicionales. Un debate aislado podría conducir al declive del emplazamiento empresarial y a un aumento del número de desempleados. Por último, las pequeñas y medianas empresas no podrán permitirse pagar un salario mínimo reglamentario si la presión fiscal se mantiene como hasta ahora, y, por supuesto, el aumento de los salarios también conlleva el riesgo de un aumento en el precio de los bienes y servicios, algo que pondría en marcha de nuevo la espiral inflacionaria.

En primer plano debe estar, por lo tanto, en la descarga del factor trabajo. El trabajo tiene que resultar de nuevo rentable para los ciudadanos de la UE. Un salario mínimo es realmente una buena idea, pero debería ubicarse dentro de un paquete global coherente de desgravaciones fiscales para los trabajadores y también para las pequeñas y medianas empresas de Europa.

 
  
MPphoto
 
 

  Elisabeth Morin-Chartier (PPE).(FR) Señora Presidenta, la erradicación de la pobreza es, en realidad, un Objetivo de Desarrollo del Milenio, pero también es una meta europea en Europa.

De hecho, tenemos en Europa el nivel de vida más alto de todo mundo, pero en ninguna otra parte del mundo existe tal fractura dentro de nuestra sociedad europea como entre Europa y África. Presenta la mayor distancia entre los niveles de vida en el mundo. Nuestro trabajo es, pues, reducir estas diferencias.

Demasiados europeos, en Europa, carecen de acceso a una comida rica en proteínas cada dos días. Demasiados niños son pobres y se enfrentan a problemas de salud y educativos enraizados en la pobreza persistente. Demasiadas mujeres tienen que soportar diferencias salariales, y se quedan al margen cuando se trata de acceder al empleo, no tienen seguridad laboral y, por ello, la formación es la única manera de reincorporarlas a la sociedad y sacarlas de la pobreza. Demasiadas personas de edad avanzada, y con mayor frecuencia mujeres, se quedan atrás para encontrar un empleo digno y salarios decentes a lo largo de su vida profesional.

Hay demasiadas personas que viven por debajo del umbral de pobreza en las zonas rurales. Muchas de nuestras políticas de ayuda para la lucha contra la pobreza son políticas urbanas. También debemos ayudar a las comunidades rurales a luchar contra la pobreza.

Así pues, apelo a ustedes, la lucha contra la pobreza...

(La Presidenta interrumpe a la oradora)

 
  
MPphoto
 

  Frédéric Daerden (S&D).(FR) Señora Presidenta, Señorías, hoy en el Parlamento Europeo el tema dominante es la lucha contra la pobreza en el mundo. Es importante, pero, como ha señalado la señora Figueiredo, la pobreza es también demasiado común en Europa. La lucha contra este fenómeno es una de las prioridades establecidas en la Estrategia Europa 2020. Sin embargo, a pesar de que es bueno fijar objetivos, que, dicho sea de paso, deberían haber sido más ambiciosos, es mejor si los medios necesarios se encuentran disponibles. Y una renta mínima suficiente para todos en Europa es claramente uno de esos medios.

El excelente informe de nuestros colegas diputados pone de manifiesto su propósito en esta lucha y empuja verdaderamente las cosas hacia adelante. Sin embargo, sin iniciativa legislativa por parte de la Comisión, que también reconoce el papel que desempeña la renta mínima, tememos que los Estados miembros no puedan cumplir con nuestra promesa de decir no a la pobreza. Por esta razón, al informe debe seguirle una directiva marco que tenga en cuenta las prácticas nacionales.

 
  
MPphoto
 

  Charles Goerens (ALDE).(FR) Señora Presidenta, Señorías, en lo que a mí respecta, hay tres observaciones importantes que hacer en este debate.

En primer lugar, la globalización ha aumentado las desigualdades dentro de los países, pero ha reducido las diferencias entre las naciones. Una evidencia de ello puede verse en el éxito de los países emergentes. Así lo indicó un experto del Fondo Monetario Internacional en la conferencia de Oslo, donde el FMI unió sus fuerzas a la Organización Internacional del Trabajo.

Es verdad que todavía hay grandes diferencias entre las naciones, pero sería un error atribuir a la globalización la responsabilidad exclusiva de la persistencia de la pobreza cuando se trata de las desigualdades dentro de nuestros países.

La situación en Europa, y esta es mi segunda observación, es muy específica. Es la única gran zona económica que se ha acostumbrado a un desempleo masivo en las últimas tres décadas, como ha señalado el profesor Fitoussi.

La Estrategia Europa 2020 abre, en efecto, algunas perspectivas interesantes sobre cómo hacer frente al desempleo estructural, pero es dentro del contexto de la gestión de la crisis actual donde la Unión Europea tiene que encontrar la manera de mejorar los niveles de empleo.

Muchos de nosotros creen que si las cosas se inclinan demasiado en favor de la racionalización de las finanzas públicas, el objetivo de reducir la pobreza amenaza con convertirse en una ilusión.

En tercer lugar, nuestro enfoque en la lucha contra la pobreza debe ser a la vez internacional y enfocado hacia el exterior. Con el desarrollo sostenible en la mente, ya no podemos permitirnos favorecer a unos sobre otros. El planteamiento maltusiano, que consiste en afirmar que lo que se gasta en el nombre de la solidaridad es simplemente...

(La Presidenta interrumpe al orador)

 
  
MPphoto
 

  Jean Lambert (Verts/ALE). – Señora Presidenta, creo que todos somos conscientes de la importancia de los sistemas de renta mínima en toda la Unión Europea, aunque no todos los Estados miembros los han puesto todavía en marcha. También sabemos que hay variaciones muy grandes en la efectividad, que a menudo falta una base clara para las cantidades que se pagan, y que las cantidades pagadas no necesariamente mantienen el ritmo del aumento de los costes. Algunos Estados miembros tienen un nivel de aplicación muy pobre, por lo que la gente no está consiguiendo lo que le corresponde, y algunos también ponen plazo a esos sistemas de renta, lo cual parece muy extraño para algo que pretende ser una red de garantías.

Creo con firmeza que necesitamos un marco común en toda la Unión Europea que establezca unos principios claros sobre cómo se desarrollar esos sistemas y una metodología clara para trabajar con ellos. No estamos hablando del mismo nivel de pagos en cada Estado miembro, y seguir manteniéndolo es perpetuar algo que es profundamente falso. Nos hace falta desarrollar esos sistemas para que todos en la UE puedan vivir con dignidad.

 
  
MPphoto
 

  Tadeusz Cymański (ECR).(PL) Estamos celebrando este debate sobre la pobreza durante el Año Europeo de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social. Es importante que nuestros esfuerzos, así como los de los gobiernos y las organizaciones no gubernamentales, sean sostenidos y no se queden solo en campañas y propaganda. De todas las medidas propuestas en el informe que se debate, tiene una importancia significativa la propuesta para definir los ingresos mínimos en relación con la renta media. Las causas de la pobreza son variadas, y a menudo están asociadas con los problemas sociales y la exclusión social. Sin embargo, resulta especialmente llamativo y muy vergonzoso el hecho de la aparición de la pobreza entre las personas que trabajan e incluso entre aquellos que no tienen hijos o un número pequeño de hijos. Esa situación es inaceptable, por lo que las medidas adoptadas por la Comisión Europea y el Parlamento sobre este asunto tienen que ser excepcionalmente eficaces, coherentes y decididas. Mientras que ayudamos a la gente en diferentes continentes y enviamos ayuda humanitaria a raíz de desastres naturales, lo primero que deberíamos hacer es dar ejemplo mostrando solidaridad con los ciudadanos afectados por la pobreza en el territorio de la Unión Europea.

 
  
MPphoto
 

  Niki Tzavela (EFD).(EL) Señora Presidenta, señor Comisario, me gustaría destacar un área en la que tenemos que adoptar una política de prevención si queremos evitar la creación de una nueva generación de «nuevos pobres» en Europa. Estudios recientes han demostrado que hay una diferencia muy grande entre los salarios de los trabajadores y las pensiones que recibirán, una «diferencia de pensión» que, por defecto, va a colocarles entre los «nuevos pobres». A nivel paneuropeo, los trabajadores necesitan ahorrar 2 000 millones de euros al año con el fin de cerrar esa diferencia en la cobertura de su seguro y garantizar que tengan un nivel de vida digno cuando se jubilen.

Hago esta observación con el fin de llamar su atención sobre este problema tan grave, al que ya se enfrentan millones de jubilados europeos, los «nuevos pobres» de Europa.

 
  
MPphoto
 

  Sari Essayah (PPE). (FI) Señora Presidenta, el informe sobre la renta mínima es un buen reflejo del extenso debate que hemos tenido en la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales sobre el tema de la lucha contra la pobreza y la exclusión. Puede que sea el Año Europeo de Lucha contra la Pobreza, pero a causa de la crisis económica el desempleo y las penurias sociales siguen en aumento en muchos Estados miembros.

Características sobresalientes de la pobreza europea son la pobreza infantil, el creciente desempleo juvenil, la posición de inferioridad de la mujer en el mercado de trabajo, la exclusión de los inmigrantes, la situación de minorías étnicas como el pueblo Roma y la grave situación de los desempleados en edad de prejubilación. Reducir la pobreza es uno de los objetivos clave de la Estrategia Europa 2020, y se ha expresado el deseo de hacer de ellos una realidad a través de metas cuantitativas, que sean vinculantes para los Estados miembros. Hay buenas razones también para ello, ya que los resultados de los esfuerzos para reducir la pobreza de la última década han sido prácticamente nulos.

La mayoría en la Comisión decidió finalmente proponer que los Estados miembros establezcan una renta mínima del 60 % de su umbral de renta media, y algunos diputados, incluso reclamaron una ley marco sobre los ingresos mínimos. Yo no respaldo cambios en la legislación porque el establecimiento de una renta mínima ignora la diferente estructura de los sistemas de seguridad social de los Estados miembros. En algunos de ellos, también forman parte del sistema de seguridad social los servicios sociales diferenciados por categorías y nivel de renta, así como los servicios universales financiados mediante los impuestos. La cuestión de la renta mínima debe abordarse, por consiguiente, desde el ángulo del principio de subsidiariedad de los Estados miembros, y las soluciones deberían buscarse a través de un intercambio de buenas prácticas.

 
  
MPphoto
 

  Pervenche Berès (S&D).(FR) Señora Presidenta, señor Chastel, señores Comisarios, después del 17 de octubre, que es el día de la acción en la lucha contra la pobreza, este año de la acción en la lucha contra la pobreza y la exclusión social, sabemos que en 2007, antes de la crisis, el 17 % de la población de la Unión Europea vivía por debajo del umbral de pobreza. Desconocemos la cifra actual, pero somos conscientes de que es alta y de que tal situación no puede tolerarse.

Sí, somos coherentes con nuestros compromisos, sí, creemos en lo que hemos adoptado en la legislación básica, en el artículo 1 de la Carta que afirma que toda persona tiene derecho a la dignidad, en el Tratado de Lisboa, que establece la lucha contra la exclusión social como un objetivo de la Unión Europea, y en la Estrategia Europa 2020, que determina la lucha contra la pobreza como uno de sus objetivos principales. Sin embargo, en ningún momento hemos definido los medios para aplicar esa estrategia, lo que significa que vamos a fracasar y que nuestros conciudadanos van a sufrir un desencanto.

Debemos tomar una iniciativa legislativa sobre renta mínima y organizar la financiación...

(La Presidenta interrumpe a la oradora)

 
  
MPphoto
 

  David Casa (PPE). (MT) Como ya se ha dicho, el tema de la pobreza ocupa un lugar destacado en nuestra agenda. Todos nosotros somos conscientes de las estadísticas, los porcentajes y la retórica sobre esta cuestión; el hecho de que un número tan grande de ciudadanos vivan por debajo del umbral de pobreza es un asunto serio que debe abordarse sin demora. Es algo maravilloso poder luchar contra la pobreza mediante la creación de más empleos y el fomento del establecimiento de estructuras que pueden ayudarnos a alcanzar nuestra meta. Esto incluye un plan para ayudar a los ciudadanos europeos a recibir la formación necesaria que se traducirá en un trabajo que valga la pena. También necesitamos los fondos necesarios para prestar apoyo a los países que aún están rezagados en este sentido, para que ellos también puedan cumplir con estos objetivos. Es evidente que, por lo tanto, tenemos que animar a tantas personas como sea posible a acceder al mercado de trabajo, a las mujeres en particular. Este informe evalúa a fondo esta situación y en este punto me gustaría mucho dar las gracias y felicitar a la ponente por su trabajo tan útil. Sin embargo, debemos asegurarnos de no avanzar a ciegas, ya que se deben seguir respetando las disposiciones del tratado sobre el principio de subsidiariedad. La aplicación del concepto de «talla única para todos» para el conjunto de Europa no es una solución práctica. Además, aún carecemos de la suficiente base jurídica que exige el tratado para ello. Más tarde, los Estados miembros deberían tener libertad para regular esos requisitos de acuerdo con sus propias necesidades, sin ningún tipo de trabas.

 
  
MPphoto
 

  Regina Bastos (PPE).(PT) Señora Presidenta, Europa se encuentra actualmente en un período de transformación como consecuencia de la crisis económica, financiera y social. Las crisis existentes en algunos Estados miembros han empeorado, las desigualdades sociales se han acentuado, y esta situación ha dado lugar a un aumento en el número de personas que viven por debajo del umbral de pobreza.

Hoy en día hay más pobres en la Unión Europea. Hay más hombres y mujeres con una renta inferior al 60 % del salario medio del país en el que viven. Tenemos un problema grave que requiere medidas concretas y eficaces. Un total de 80 millones de europeos viven en o por debajo del umbral de pobreza. A pesar de que esa línea de demarcación difiere de un país a otro dentro de la UE, la verdad es que este es un fenómeno creciente en nuestra Unión, que tiene el modelo social más avanzado del mundo, como su paradigma de desarrollo.

En Portugal, cerca del 20 % de la población vive en situación o riesgo de pobreza, con menos de 360 euros al mes. Los datos sobre la pobreza infantil en mi país son devastadores. Portugal es uno de los ocho países con los más altos niveles de pobreza infantil.

Acogemos con satisfacción la meta de sacar a 20 millones de personas de la pobreza para el año 2020, al igual que damos la bienvenida a los esfuerzos para promover el empleo y la inclusión social. Me gustaría felicitar a la ponente por su contribución y destacar que, dado que una renta mínima es deseable, debería ser competencia de cada Estado miembro fijar la cantidad.

 
  
MPphoto
 

  Csaba Sógor (PPE). (HU) En 1992, las Naciones Unidas declaró el 17 de octubre Día Internacional de la Pobreza. En 2000, esta organización internacional se comprometió a reducir a la mitad en 15 años el porcentaje de personas que viven en la pobreza extrema. Dos tercios de este período ya han transcurrido. Las cifras son alarmantes y estamos por detrás de los indicadores, en un momento en que las exigencias y expectativas son muy altas. El 73 % de la población de la UE ve el principal problema en la pobreza cada vez más generalizada en sus países. El 89 % de los ciudadanos quieren iniciativas urgentes para abordar el problema, y el 74 % espera que la UE desempeñe un papel importante en la erradicación de la pobreza. Por otra parte, 6 millones de ciudadanos de la UE han perdido sus empleos en los últimos dos años, y la pobreza infantil está en aumento.

Si bien sabemos y, a menudo, hacemos referencia al hecho de que el empleo es el medio más eficaz de lucha contra la pobreza, el modelo de la Europa social identificados por Jean Monnet se ha visto ensombrecido por los intereses económicos. El objetivo del desarrollo económico es asegurar el bienestar de los ciudadanos, pero carece de valor sin medidas sociales efectivas y una drástica reducción del nivel de pobreza actual. Resulta obvio que la política social es principalmente la tarea y responsabilidad de los Estados miembros. Sin embargo, sigo pensando que tenemos que encontrar de manera conjunta respuestas a las cuestiones más urgentes, mediante un mayor uso del método abierto de coordinación y facilitando el intercambio de buenas prácticas.

 
  
MPphoto
 

  Ivo Belet (PPE).(NL) Señora Presidenta, señor Comisario, una de cada seis habitantes de la Unión Europea se encuentra en riesgo de pobreza: en particular, los jóvenes de hasta 17 años, pero también son vulnerables muchas personas mayores. La pobreza va en aumento, incluso entre los europeos que tienen puestos de trabajo. Por lo tanto, creo que también tenemos que tomar una iniciativa a nivel europeo, Señorías.

El crecimiento económico, mejores educación y formación, más puestos de trabajo: estamos, por supuesto, totalmente a favor de ello, pero está claro que no es suficiente y que necesitamos una política específica para combatir la pobreza. Como ya se ha dicho aquí, esto es en realidad uno de los buques insignia, una de las prioridades de nuestra nueva Estrategia Europa 2020. ¿De qué se trata en términos concretos? Se trata de vivir con dignidad, del derecho a vivir con dignidad, y también de la comida, la vivienda, el vestido: las cosas básicas que, evidentemente, no están garantizadas en nuestra próspera la Unión Europea del año 2010.

Señora Presidenta, Señorías, es por ello que considero que hay que asumir la iniciativa a nivel europeo, también para asegurar esta renta mínima. Como ha dicho ya la señora Bastos, esto no es un instrumento que hay que desarrollar de forma idéntica en toda la Unión Europea. Tiene que haber un margen suficiente para que los Estados miembros opten por su propia solución específica. No obstante, tenemos que seguir aumentando la presión para evitar que las personas vulnerables sean marginadas.

Por ese motivo, reclamamos expresamente que se introduzca un régimen de renta mínima garantizada en todos los países de la Unión Europea. Eso sería una importante señal de esperanza para todas las personas más vulnerables de Europa, las que están actualmente sufriendo la pobreza y la exclusión social.

 
  
MPphoto
 

  Milan Zver (PPE). (SL) Me alegro de que también estemos intentando plantear esta cuestión de la pobreza y la exclusión social en el plano de las instituciones europeas. Lo creo muy importante.

La resolución que vamos a aprobar va precisamente en esa dirección. Describe muy bien la situación, pero le falta algo de éxito en la búsqueda de una solución para el problema.

La renta mínima puede formar una parte de esa solución, y de hecho ya existe, de una forma u otra, en las políticas sociales de los Estados miembros. Sin embargo, en este material también me he topado con una propuesta de renta básica universal o de ingresos sin condiciones para todos.

Eso, sin embargo, sería cuestionable, incluso desde la perspectiva del derecho social. No es una buena idea que todos puedan recibir unos ingresos básicos para la vida normal, porque entonces tendríamos menos dinero para los que tienen una auténtica necesidad de asistencia social.

Confío en que en esta sesión plenaria…

(La Presidenta interrumpe al orador)

 
  
MPphoto
 

  Vasilica Viorica Dăncilă (S&D).(RO) Los objetivos establecidos en la Estrategia de Lisboa, la creación de más puestos de trabajo y la erradicación de la pobreza para el año 2010, no se han alcanzado. Por ello, Europa debe proseguir sus esfuerzos para hacerlos realidad.

Creo que la Unión Europea y los Estados miembros deben prestar especial atención a programas de aprendizaje permanente. Ofrecen un medio de lucha contra la pobreza y la exclusión social y ayudan a consolidar la empleabilidad y la capacidad para la integración del mercado de trabajo.

Por otro lado, creo que el ejecutivo europeo debe analizar las zonas donde hay una creciente escasez de personal cualificado para poder promover medidas en el futuro con las que cubrir ese déficit.

Una posible medida sería ampliar el programa Erasmus, en la actualidad dirigido a estudiantes, también a otros grupos socio-profesionales, como los jóvenes sin títulos universitarios o los desempleados incluidos en los programas de reciclaje profesional.

 
  
MPphoto
 

  Antonyia Parvanova (ALDE).(BG) Teniendo en cuenta el principio fundamental de solidaridad de la Unión Europea y en el contexto del Año Europeo de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social, hago un llamamiento para la introducción de niveles garantizados de renta mínima suficiente en todos los Estados miembros de la UE, lo que ayudará a las personas con ingresos insuficientes a consolidar su integración económica y social y a proporcionarles una vida digna.

Solo tendremos éxito para lograr avances significativos y eficaces en la lucha contra la pobreza mediante la adopción de medidas concretas encaminadas a la introducción de sistemas de renta mínima. Eso nos permitirá garantizar un nivel de vida adecuado para todos los ciudadanos europeos, lo que incluye la seguridad social y la igualdad de acceso a los servicios sociales prestados por el Estado, tales como la protección social, la salud y la educación.

Por último, querría insistir en que solo seremos capaces de proteger a nuestros ciudadanos contra la exclusión social, en especial a las mujeres y los grupos de riesgo, así como a las minorías étnicas, con la ayuda de una amplia gama de soluciones políticas concretas que garanticen la facilitación de recursos para la intervención y protección sociales.

 
  
MPphoto
 

  Elisabeth Schroedter (Verts/ALE).(DE) Señora Presidenta, me gustaría hacer un nuevo llamamiento a la Comisión para garantizar que, si establece una plataforma para la pobreza, no permita que se quede simplemente en palabras vacías, sino que retome las iniciativas del Parlamento. En primer lugar, hay una iniciativa que prevé un examen de si debería existir una directiva marco para la renta mínima, para que todos en esta Unión Europea puedan tener una vida digna. En segundo lugar, es una iniciativa que va más allá del simple recurso al PIB en la preparación de los fondos estructurales, ya que incluye asimismo el coeficiente de Gini como medida de desigualdad de ingresos en la evaluación, allí donde hay desventaja. Estos son aspectos sobre los que ustedes tienen ahora que decidir si queremos tener alguna posibilidad de introducirlos. Por lo tanto, le pediría al señor Comisario que colocase estos dos puntos de la sesión plenaria en la agenda de la Comisión y garantizase que esta tiene una respuesta para el Parlamento Europeo sobre el particular.

 
  
MPphoto
 

  Elie Hoarau (GUE/NGL).(FR) Señora Presidenta, hace ya muchos años que celebramos el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, sin muchos resultados concretos, y corremos el riesgo de que este día quede marcado durante las muchas décadas venideras si continúan vigentes las mismas políticas. Desde este punto de vista, Europa y el mundo occidental, en general, simplemente no pueden mirar hacia otro lado.

La lucha contra la pobreza implica luchar por una distribución equitativa de la riqueza, tanto en los Estados miembros como a nivel internacional. Es también una cuestión de respeto al medio ambiente y de mantener el principio de la igualdad entre todos los seres humanos. Si nuestras discusiones de hoy no tienen continuidad con acciones concretas basadas en lo que hemos escuchado hoy aquí, me temo que las declaraciones que hemos hecho carecerán de repercusión, serán solo buenas intenciones sin impacto real sobre la miseria y la pobreza en todo el mundo y en Europa.

 
  
MPphoto
 

  Angelika Werthmann (NI).(DE) Señora Presidenta, Señorías, la pobreza y la exclusión social son una afrenta a la dignidad humana, en otras palabras, a los derechos humanos fundamentales. Las personas más expuestas son las familiar monoparentales, los niños y las personas mayores. Las mujeres constituyen una proporción significativa de la población en riesgo de pobreza, en parte debido a la discriminación habitual, que aún prevalece en todas partes, en relación con los salarios y las pensiones, y en parte debido a sus condiciones de trabajo, con mucha frecuencia muy precarias.

Tenemos que tomar medidas que fomenten la inversión en el mercado laboral, por ejemplo, para crear puestos de trabajo, para promover programas comunitarios, como el de aprendizaje permanente. Sí, deberíamos establecer un nivel mínimo de garantías, pero con amplios controles y condiciones para que podamos prevenir desde el principio cualquier posible abuso de derecho. Sí, deberíamos posibilitar una renta mínima, pero con la condición de que no debe dar lugar, bajo ninguna circunstancia, a nuevas formas de discriminación indirecta o inversa.

 
  
MPphoto
 

  Miroslav Mikolášik (PPE). (SK) Casi 85 millones de personas sufren en la Unión Europea la amenaza de la pobreza, y el 17 % de los 500 millones de habitantes de la UE vivía en 2008 por debajo del umbral de la pobreza.

Dado que la pobreza y la exclusión social tienen un carácter multidimensional, debemos incorporar su prevención de forma sistemática en otras políticas, para que todos los ciudadanos de la UE puedan gozar de una vida digna. La lucha contra la pobreza requiere no solo el apoyo activo a los sistemas de salarios y la protección social, sino también la creación de empleos dignos y permanentes para grupos laborales desfavorecidos. Me gustaría poner de manifiesto que el empleo debería considerarse en general como la forma más eficaz de protección contra la pobreza, y por ello la creación de puestos de trabajo debería ser una clara prioridad para la UE y los Estados miembros. Se debe prestar especial atención a la integración en la vida laboral de las personas jóvenes y también de las de más edad.

 
  
MPphoto
 

  Proinsias De Rossa (S&D). – Señora Presidenta, el domingo pasado me encontré con un grupo de jóvenes en Irlanda que luchar para sobrevivir a la pobreza. Me preguntaron, como miembro de este Parlamento, de qué lado estaba yo. ¿Estaba yo de su parte, o en el lado de los banqueros? Esa es la pregunta directa que me dirigieron. Me dieron una serie de testimonios que me han pedido que transmita a este Parlamento. Señalaron que ya no están interesados en votar porque no ven ninguna posibilidad de cambio si continúan votando. Me dijeron que están hartos de ser tratados como si no existiesen y que sienten que carecen de valor para la sociedad.

Creo que tenemos que tener en cuenta lo que esos jóvenes piensan. Ellos son nuestro futuro. No veo ninguna evidencia de que la Comisión garantice realmente que los Estados miembros, a los que se insta a participar en la consolidación fiscal, estén tomando en consideración el hecho de que no debemos llevar a esas personas, que ya están padeciendo, a una situación de más sufrimiento, y a las personas, que están actualmente en los límites, a la pobreza. Es muy importante que...

(La Presidenta interrumpe al orador)

 
  
MPphoto
 

  Ilda Figueiredo, ponente.(PT) Señora Presidenta, me gustaría expresar mi gratitud a todos mis colegas y también a la Comisión, al Consejo y a la Presidencia belga por lo que han dicho aquí, pero desearía hacer hincapié en tres puntos en los que varios diputados también han insistido.

En primer lugar, las buenas palabras e intenciones no son suficientes. Es necesario que exista una dimensión práctica para este Año Europeo de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social. Es necesario que haya un cambio en las políticas. Es necesario dar prioridad a la gente. Es necesario que exista conciencia de que son los trabajadores quienes crean la riqueza, y que necesitan salarios dignos, pero que para crear más riqueza, necesitamos más puestos de trabajo. Más empleos, es decir, con derechos y salarios justos. Empero, también tiene que haber otro tipo de redistribución de la riqueza y los ingresos, y en este contexto el mecanismo de renta mínima es una herramienta vital para ayudar en este esfuerzo, el mantenimiento de los ingresos mínimos puede diferir de un país a otro, pero con un objetivo común...

(La Presidenta interrumpe a la oradora)

 
  
MPphoto
 

  Andris Piebalgs, Miembro de la Comisión. – Señora Presidenta, la pobreza es una tragedia para los individuos y la sociedad. La pobreza lleva a la violencia, la delincuencia y los conflictos. Me gustaría dar las gracias al Parlamento Europeo por poner la lucha contra la pobreza en un lugar tan alto de la agenda, y el debate de hoy demuestra la determinación de Europa para hacer frente a este desafío. La Estrategia Europa 2020, el informe de la señora Figueiredo, las actividades en los Estados miembros: todo ello son pasos en la dirección correcta.

Desearía destacar que mientras exista pobreza en el mundo, con 1 400 millones de personas viviendo con menos de un dólar al día, no podemos confiar en resolver también esta cuestión dentro de la Unión Europea. Esto significa que la política de los Objetivos de Desarrollo del Milenio es una política que también nos incumbe.

Creo que estamos tratando de encontrar la solución adecuada y es el crecimiento económico inclusivo de nuestros países socios y asimismo en la Unión Europea. Sé que el crecimiento económico inclusivo suena bastante simple, pero eso es exactamente lo que estamos intentando abordar en el cambio de nuestras políticas de desarrollo. La Estrategia Europa 2020 también va en esta dirección.

 
  
MPphoto
 

  Olivier Chastel, Presidente en ejercicio del Consejo.(FR) Señora Presidenta, Señorías, en mi primera intervención, me centré a propósito en el aspecto del desarrollo de la lucha contra la pobreza. Yo, por supuesto, voy a decir unas palabras sobre la Unión Europea. La Presidencia belga se ha comprometido a desarrollar instrumentos para combatir la pobreza y la exclusión social, en especial a través de iniciativas emblemáticas bajo la Estrategia Europa 2020. Uno de los objetivos de la estrategia, aprobado por el Consejo el 7 de junio de 2010, es promover la inclusión social, en particular mediante la reducción de la pobreza.

Este objetivo establece que, al menos, 20 millones de personas deberían salir del riesgo de caer en la pobreza o la exclusión para el año 2020 sobre la base de tres indicadores, fijados por el Comité de Protección Social, a saber, el riesgo de la pobreza, las privaciones materiales y la vida en un hogar de desempleados.

Además, el Año Europeo de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social tiene como objetivo sensibilizar al público sobre este problema y transmitir el mensaje de que la pobreza y la exclusión socavan el desarrollo social y económico. Asimismo, se pretende cuestionar el punto de vista de que la lucha contra la pobreza representa un coste para la sociedad y reafirmar la importancia de la responsabilidad colectiva, no solo para quienes toman las decisiones políticas, sino también para los que participan en los sectores público y privado.

La Presidencia belga ha tenido mucho interés en participar en este Año Europeo de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social. Me gustaría mencionar algunas de las iniciativas y eventos que se han organizado. En septiembre se organizó una conferencia sobre la pobreza infantil. Su finalidad era la de dar amplitud al debate europeo sobre la adopción de una recomendación relativa a la pobreza infantil con el fin de romper el círculo vicioso de la pobreza, que se repite de generación en generación.

En respuesta específicamente al señor Daerden, hoy se ha organizado una mesa redonda en Bruselas. Su tema va a ser la aplicación de la recomendación en relación a la inclusión activa con sus tres pilares: la renta mínima, el mercado laboral inclusivo y el acceso a servicios de calidad.

Los días 27 y 28 de octubre se celebrará una conferencia sobre el tema de la economía social y, los días 9 y 10 de diciembre otra sobre la situación de las personas sin hogar. Por último, el 17 de diciembre, al margen del Consejo Europeo, tendrá lugar la sesión oficial de clausura del Año de la Lucha contra la Pobreza, con la presentación de buenas prácticas y los principales acontecimientos del año.

Así es, señora Presidenta, Señorías, cómo se ha llevado a la práctica la voluntad de la Presidencia belga de situar los temas sociales en la parte más alta de la agenda europea.

 
  
MPphoto
 

  Anna Záborská (PPE). (FR) Señora Presidenta, permítame dar la bienvenida a la tribuna diplomática a una delegación de jóvenes del Movimiento Internacional ATD Cuarto Mundo. Les felicito por todo lo que hacen para combatir la pobreza extrema y les doy las gracias por haber venido hoy aquí a esta sesión plenaria.

 
  
MPphoto
 

  Presidenta. – Se cierra el debate.

La votación tendrá lugar el miércoles, 20 de octubre, a las 12.30 horas.

Declaraciones por escrito (artículo 149 del Reglamento)

 
  
MPphoto
 
 

  Luís Paulo Alves (S&D), por escrito.(PT) La pobreza es un problema muy grave que afecta a 85 millones de nuestros conciudadanos europeos, por lo que nadie debería permanecer indiferente a ella. Tiene que estar a la vanguardia de nuestras prioridades y merece una respuesta colectiva que garantice que nuestros conciudadanos europeos, que se encuentren en una situación de vulnerabilidad social, tengan un mínimo de dignidad.

Este problema tan profundo afecta a nuestros jóvenes, nuestros ancianos, y también cada vez más a nuestros trabajadores, que han sufrido la pérdida de 6 millones de empleos en los últimos dos años y por la insuficiencia y precariedad de sus salarios, incluso si logran a permanecer en sus puestos de trabajo.

No cabe duda de que necesitamos un enfoque sistémico que aborde y resuelva las causas de los problemas, atajando los problemas incipientes en su origen. Sin embargo, al mismo tiempo, no podemos en la actualidad dar respuestas inmediatas y urgentes para sus consecuencias. En vista de ello, asegurar que aquellos que son vulnerables en nuestra sociedad reciban un ingreso mínimo para vivir y darles respuestas urgentes que les permitan salir de esa situación, no solo es una necesidad, sino también una exigencia que debemos respaldar, y que este informe defiende muy bien.

 
  
MPphoto
 
 

  Elena Oana Antonescu (PPE), por escrito.(RO) En 2009, Europa sintió todo el peso de la crisis económica mundial. De hecho, el impacto de ese período no podría haber sido más perjudicial sobre el nivel de pobreza en toda la UE, en particular para el 17 % de los europeos que en 2008 viven por debajo del umbral de pobreza. Por desgracia, lo más probable es que este porcentaje haya aumentado.

Solo ahora, en 2010, es cuando estamos empezando a ver un rayo de esperanza de que la situación económica general pueda mejorar. Nuestros mayores esfuerzos deben ir dirigidos a los europeos que se han visto más afectados por la crisis, sobre todo porque 2010 es el Año Europeo de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social.

Teniendo en cuenta el objetivo de erradicar la pobreza absoluta y la pobreza infantil para el año 2015, así como la meta de reducir de modo significativo la pobreza relativa, yo también quiero poner de relieve la necesidad de que se introduzcan niveles nacionales de renta mínima con carácter de urgencia a nivel de la Unión Europea. Estos niveles ofrecerán una protección contra el riesgo de la pobreza y garantizarán la inclusión social de todos los ciudadanos europeos.

 
  
MPphoto
 
 

  Vilija Blinkevičiūtė (S&D), por escrito.(LT) Al conmemorar el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza y el Año Europeo de Lucha contra la Pobreza, ya hay, lamentablemente, más de 85 millones de personas en la Unión Europea que viven por debajo del nivel de pobreza. Si bien el desempleo es la principal causa de pobreza, muchos europeos, incluso los que trabajan, se enfrentan a la pobreza de forma cotidiana y no tienen la oportunidad de vivir una vida plena. Es absurdo que los ingresos que perciben las personas que trabajan sean insuficientes para garantizar a sus familias una vida digna. Me gustaría recordarles que el crecimiento económico por sí mismo no reduce la pobreza y la exclusión social y que los tiempos difíciles solo incrementan la pobreza, pero los sistemas de renta mínima nos permiten proteger a las personas más vulnerables. La garantía de ingresos mínimos es un medio importante y eficaz de superación de la pobreza, que apoya la integración social y el acceso al mercado de trabajo y da a la gente la oportunidad de vivir en condiciones dignas. Me gustaría llamar la atención sobre el hecho de que, incluso durante la crisis, los ingresos mínimos no deberían verse como un elemento que incrementa los costes, sino como una herramienta básica para la lucha contra la crisis, porque una inversión a tiempo en la lucha contra la pobreza proporciona mayor beneficio al reducir el gasto social a largo plazo. Por consiguiente, para cumplir con el compromiso de la Estrategia Europa 2020 de erradicar la amenaza de la pobreza y la exclusión de al menos 20 millones de personas en la Unión, la Comisión Europea debe tomar medidas concretas y proponer legislación europea, que garantice unos ingresos mínimos en toda Europa para combatir la pobreza.

 
  
MPphoto
 
 

  Kinga Gál (PPE), por escrito.(HU) Durante la crisis económica mundial, en el «Año Europeo de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social», y tres días después del Día Mundial de la Alimentación, es también particularmente importante dedicarle a la pobreza infantil la atención apropiada a nivel europeo. Cada seis segundos, un niño muere de hambre en la Tierra. Hay varios millones de niños desnutridos en Europa. La tasa de niños que viven en la pobreza, a menudo con desventajas múltiples, es del 19 % en la UE, lo que excede la tasa de la población total en un 3 %. Las estadísticas también respaldan la necesidad de concederle a esto una atención especial, y la estrategia para los derechos del niño a nivel de la UE debería darle igualmente la debida relevancia. La crisis económica mundial que padecemos en la actualidad no supone solo una carga para nosotros, sino también una oportunidad. Una oportunidad para el pensamiento creativo, para el cambio de enfoque en la vida económica, y una oportunidad para un cambio de paradigma en nuestra forma de pensar en términos de economía, sociedad y medio ambiente, con respecto al cual nuestra sociedad es cada vez más receptiva.

La solidaridad social y las iniciativas locales pueden contribuir a la mitigación de la pobreza infantil y la desnutrición. Como resultado de la iniciativa «¡Comida suficiente para todos los niños!», lanzada recientemente en Hungría, varios miles de niños pueden conseguir comida caliente a diario. Al mismo tiempo, como resultado de la iniciativa impulsada por el monje franciscano Csaba Böjte en Transilvania, cerca de 2 000 niños reciben alimentación y supervisión en 18 hogares infantiles y en 40 hogares de día. De acuerdo con la opinión de la organización internacional Eurochild, también me gustaría poner de manifiesto que la lucha contra la pobreza infantil debe manejarse no solo como un desafío económico, sino también como una cuestión de los derechos del niño.

 
  
MPphoto
 
 

  Pascale Gruny (PPE), por escrito.(FR) En primer lugar, el hecho de que la lucha contra la pobreza se haya tenido en cuenta en la Estrategia Europa 2020 es, para mí, un avance significativo. La crisis económica ha agudizado el problema de la pobreza en los últimos años. La Unión Europea debe ser capaz de alentar a los Estados miembros para hacer frente a este problema.

En segundo lugar, el Fondo Social Europeo (FSE) es una herramienta esencial Europea en la lucha contra la pobreza. Yo soy el ponente para el Fondo Social Europeo y respaldo su uso con el fin de permitir el retorno al trabajo de las personas que están más alejadas del mercado laboral. Este ha sido el papel del FSE, ya que fue creado en virtud del Tratado de Roma, y debe mantener el empleo como su principal objetivo.

En tercer lugar, estoy en contra de una renta mínima sin contrapartidas, excepto para las personas que no sean aptas para el trabajo. El empleo es el aspecto de referencia en la reducción de la pobreza. Y es la única manera de devolver la dignidad a todos.

En cuarto lugar, los gobiernos de los Estados miembros tienen la responsabilidad de luchar contra la pobreza de manera activa. Europa está ahí para apoyarles y complementar lo que hacen, pero no para ocupar su posición. Europa no puede curar todos los males. Por encima de todo, los Estados miembros deben asumir sus responsabilidades.

 
  
MPphoto
 
 

  Zita Gurmai (S&D), por escrito. – Al hablar sobre la pobreza, a menudo nos olvidamos de las personas realmente mal pagadas en sus puestos de trabajo. En este sentido, la pobreza sigue teniendo un rostro femenino en Europa. La situación desventajosa de las mujeres es estructural. Trabajan menos, ya que el trabajo doméstico no es reconocido como un trabajo válido. Si trabajan en el mercado laboral, ganan menos, debido a la discriminación y la segregación. Un recordatorio: en definitiva, la brecha salarial por cuestión de género se encuentra todavía por encima del 17 % en Europa (lo que significa que las mujeres trabajan un 17 % más por el mismo salario que obtienen los hombres). Y, al final, por supuesto, las mujeres también reciben menos pensión debido a las circunstancias descritas antes. ¿No es esto profundamente injusto?

Podemos romper este círculo vicioso mediante el reconocimiento de que el trabajo no remunerado es, de hecho, trabajo, animando a las mujeres a trabajar y ganar su independencia económica, atacando las causas estructurales de la segregación en el mercado de trabajo, y prestando atención a los problemas de la mujer al reformar nuestros sistemas de pensiones. Puede que hoy resulte más caro, pero a largo plazo una menor desigualdad y menor pobreza, ayudarán también a equilibrar nuestros presupuestos. La lucha contra la pobreza entre las mujeres sería beneficiosa para todos nosotros, no solo para las mujeres, sino también para los hombres.

 
  
MPphoto
 
 

  Jaromír Kohlíček (GUE/NGL), por escrito. (CS) Acojo con satisfacción la apertura de un debate sobre el papel de la renta mínima como instrumento en la lucha contra la pobreza. Es incuestionable que, en el Año Europeo de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social, este tipo de acción es del todo apropiada. La primera pregunta que me gustaría formular es acerca de la capacidad explicativa de los datos oficiales sobre el desempleo, la renta media, el porcentaje de personas que viven en la pobreza y la fijación de la línea de pobreza. El ingreso medio es un indicador basado en datos inverosímiles, por no decir falsos. Si se suman los millones pagados a diversos directivos y los salarios de trabajadores con una renta mínima, la cifra puede considerarse muy poco fiable. Al comparar los salarios, los directivos y ejecutivos deberían ser considerados por separado. Además, la relación entre los ingresos de los ciudadanos, medidos, por ejemplo, como PIB per cápita, tiene una correspondencia muy débil respecto al salario mínimo. En Portugal y la República Checa, los ingresos de los ciudadanos, medidos según el PIB, son más o menos equivalentes. La renta mínima, sin embargo, varía en casi un 50 %. El «umbral de pobreza» y la «tasa de riesgo de pobreza» son simplemente incomprensibles para mi pobre entendimiento. Cuando leo que en Suecia la tasa de riesgo de pobreza de la población es del 12 %, en la República Checa del 9 %, pero en Luxemburgo del 13 %, solo puedo asombrarme. A pesar de estas deficiencias, este informe es, sin duda, instructivo.

 
  
MPphoto
 
 

  Ádám Kósa (PPE), por escrito.(HU) En cuanto a las cuestiones controvertidas que hemos escuchado relacionadas con la renta mínima, me parece importante destacar que tenemos que decidir no solo sobre el hoy y el mañana, sino también sobre el día posterior al de mañana. La inactividad es mucho más destructiva de lo que muchos de nosotros pensamos o sabemos. Sin embargo, eso es lo que experimentan a diario las personas con discapacidad. Ellas no necesitan mejoras porcentuales de un dígito en los niveles de ingresos mientras están desempleadas. Es la actividad lo que hay que aumentar y potenciar a toda costa. Además, se deberían apoyar la gerontología y la investigación sobre el estilo de vida. Hay que proporcionar inversiones innovadoras que mejoren la vida cotidiana y ayuden a la adaptación y el acceso. No debemos legalizar y fortalecer la dependencia, incrementando así las masas de personas dependientes y ciudadanos en situación de necesidad. También eso supone la auto prolongación de un estigma, algo que es insostenible.

Cada vez se hace más difícil obtener los recursos necesarios para las prestaciones sociales de las menguantes fuentes públicas (impuestos). Las personas cuya situación empeora sin cesar son las que tienen necesidades reales, aquellos que están incapacitadas y viven con minusvalías graves: vemos cada vez más ejemplos de abusos generalizados, por ejemplo, en el ámbito de las pensiones de invalidez, que reducen el nivel de prestaciones. Retomando la cuestión del envejecimiento: la tasa de dependencia aumenta continuamente, lo que significa que también va a disminuir el valor de las actuales prestaciones sociales debido a la carencia de un número suficiente de ciudadanos activos que garanticen un nivel adecuado de prestaciones sociales y de renta mínima. El número de ciudadanos europeos activos caerá por millones incluso en la próxima década. Esto anticipa un deterioro en la vida de las personas en situación de necesidad, algo que no debe tolerarse.

 
  
MPphoto
 
 

  Elżbieta Katarzyna Łukacijewska (PPE), por escrito.(PL) Señorías, según las estadísticas el problema de la pobreza afecta al 16 % de los ciudadanos de la Unión Europea. Entre las principales causas del aumento en el número de personas pobres en los Estados miembros de la UE están la falta de educación adecuada y el fracaso en la adaptación de las capacidades a las necesidades del mercado de trabajo. La pobreza también está asociada con una carga psicológica enorme y con el miedo, el estrés y la incapacidad para tomar las decisiones adecuadas. Estos factores hacen que las personas afectadas por la pobreza tengan a menudo que luchar con otro problema: el de la exclusión social.

Los niños de familias pobres se ven privados de las oportunidades de que gozan los niños de familias más acomodadas. Los jóvenes que crecen en un entorno de esas características no tienen ni la oportunidad ni los patrones adecuados de comportamiento para permitirles escapar más adelante de ese círculo cerrado de la pobreza. El año 2010 ha sido declarado Año Europeo de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social. Tenemos, por tanto, una oportunidad única para presentarle a la comunidad internacional en su conjunto los problemas de los pobres y socialmente excluidos y sugerir soluciones específicas.

 
  
MPphoto
 
 

  Katarína Neveďalová (S&D), por escrito. (SK) En la Unión Europea, este año se ha dedicado a la lucha contra la pobreza y la exclusión social. Sin embargo, debemos cuestionarnos lo que la UE está realmente haciendo para combatir la pobreza. En la actualidad, hay 80 millones de personas que viven por debajo del umbral de pobreza en la UE, lo cual representa el 17 % de la población de la Unión. La mayoría de personas en situación de riesgo en este grupo son, desde hace ya tiempo, no solo los mayores, sino sobre todo los jóvenes. Mientras que el desempleo global en la UE se encuentra, de media, en el 10 %, esta cifra es dos veces mayor para los jóvenes: el 21 %, y en algunos países, como España, por ejemplo, asciende hasta el 40 %. La pobreza, por consiguiente, representa una amenaza sobre todo para la gente joven. Para el desarrollo futuro de la UE, es por tanto importante garantizar no solo un salario mínimo, sino sin duda oportunidades de empleo para los jóvenes en concreto. Es muy difícil para alguien que concluye su etapa formativa encontrar un empleo. Podemos hablar de aprendizaje permanente, pero eso también tiene un objetivo directo: formar a alguien para acceder a una profesión. Por lo tanto, apelo a los representantes de la UE. Adoptemos medidas para mejorar las condiciones de los jóvenes, y de esa manera fomentemos una sociedad sana en el futuro. Los jóvenes son el mañana de la Unión Europea y del mundo entero.

 
  
MPphoto
 
 

  Wojciech Michał Olejniczak (S&D), por escrito. (PL) La pobreza y la exclusión social violan la dignidad humana y los derechos humanos fundamentales. El principal objetivo de los programas de apoyo a la renta debería ser sacar a la gente de la pobreza y capacitarles para que puedan vivir una vida digna. Las últimas estadísticas son estremecedoras. Hay 1 400 millones de personas en el mundo y alrededor de 85 millones en la Unión Europea que viven actualmente en la pobreza. El Parlamento Europeo y los Estados miembros deberían adoptar nuevas medidas para crear más empleo y mejorar la calidad de esos puestos de trabajo y niveles salariales, así como garantizar pensiones justas, prestaciones y ayudas familiares. Es de vital importancia garantizar el acceso universal a unos servicios públicos de alta calidad. Una de las propuestas del Parlamento Europeo consiste en establecer un nivel de renta mínima de al menos el 60 % de los ingresos medios en un Estado miembro determinado. En Polonia, el nivel de renta mínima se sitúa actualmente en cerca del 42 % de la renta media. El aumento del salario mínimo ayudaría a sacar a los adultos y las personas mayores de la pobreza y a darles el derecho a una vida digna, así como a proporcionar a todos los niños la oportunidad de fomentar su desarrollo y obtener educación. En cuanto a la cuestión de la educación, es particularmente importante adoptar medidas eficaces, ante todo para combatir los factores que contribuyen a que los niños abandonen de forma prematura el sistema educativo, así como mejorar el nivel de formación profesional. Considero que tenemos que crear la base para la aplicación de medidas específicas y estrategias políticas que amplíen el acceso de los jóvenes a la educación, por ejemplo, a través de becas o préstamos y subvenciones para estudiantes.

 
  
MPphoto
 
 

  Rovana Plumb (S&D), por escrito.(RO) El objetivo fijado por la Estrategia Europa 2020 para reducir en un 25 % el número de europeos que viven por debajo del umbral de pobreza, lo que supone más de 20 millones de personas, debe contribuir al desarrollo de políticas nacionales que protejan a los ciudadanos contra el riesgo de pobreza.

Las mujeres constituyen una gran parte de la población amenazada por la pobreza debido al desempleo (con la tasa de desempleo aumentando del 7,4 % en 2008 al 9 % en 2009), a las responsabilidades familiares no compartidas, a los empleos precarios y de baja remuneración, a la discriminación salarial y las pensiones más bajas. En Rumania, el 25 % de las mujeres viven en la pobreza (en comparación con un nivel medio europeo del 17 %), así como el 33 % de los niños. Rumania tiene, con el 23 % de la población, la segunda tasa más alta de la Unión Europea de personas que viven en situación de pobreza. El salario mínimo apenas asciende a 140 euros, mientras que el salario bruto medio no supera los 460.

Apelo a los Estados miembros para que adopten medidas concretas orientadas a la creación de empleo digno y sostenible y que fomenten ingresos suficientes y sistemas de protección social para la prevención y reducción de la pobreza, en particular de la pobreza extrema, y también para que elaboren estrategias a medio y largo plazo, que tengan en cuenta la cuestión de género y se integren en todos los ámbitos políticos relevantes.

 
  
MPphoto
 
 

  Joanna Senyszyn (S&D), por escrito.(PL) En la Unión Europea, el año 2010 es el Año Europeo de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social. Uno de cada seis europeos, un 17 % de la población, vive por debajo del umbral de pobreza. En Polonia, eso equivale a alrededor de 6,5 millones de personas. La pobreza puede afectar a cualquiera. Basta con perder el empleo o enfermar gravemente. Las filas de los pobres crecen de forma progresiva al engrosarlas personas que de hecho tienen empleo. La pobreza afecta con mayor frecuencia a los niños y los mayores, a los jóvenes con trabajos no manuales, a los licenciados, a las familias con muchos niños y a las personas que están pagando préstamos.

Es obligación del Parlamento ser efectivo en su oposición y lucha contra las causas de la pobreza. Nuestro objetivo es reducir el número de pobres en 20 millones para el año 2020. En las estrategias nacionales de lucha contra la pobreza se debería priorizar la garantía del apoyo material adecuado para los pobres, facilitando el acceso al mercado laboral y proporcionando oportunidades educativas, así como asegurando una alta calidad de los servicios públicos para todos.

Igual importancia tienen las cuestiones sociales y éticas. La pobreza es también un estado de ánimo asociado con la pérdida de dignidad y con la humillación. De hecho, es el cambio de esa actitud lo que representa uno de los aspectos más difíciles en la lucha contra la pobreza. Necesitamos aquí atención psicológica y capacidad de reacción efectivas para proporcionar ayuda. Las estrategias nacionales deberían ser coherentes con las iniciativas sustentadas por el Fondo Social Europeo y los proyectos del programa PROGRESO de la UE. Ojalá sea el año 2010 una oportunidad para el diálogo social y lograr así la ratificación de la Carta Social Europea por parte de todos los Estados miembros de la Unión.

 
  
MPphoto
 
 

  Kathleen Van Brempt (S&D), por escrito.(NL) Pocos días después del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza y un par de meses antes del final del Año Europeo de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social, el Parlamento Europeo tiene la oportunidad de hacer oír su voz alto y claro. Tenemos aquí que hacer una elección: ¿es 2010 el año de las palabras hermosas y las promesas vacías en la reducción de la pobreza, o vamos a adoptar una medida concreta que ayude a millones de europeos? El Parlamento puede optar por esta última opción exigiendo a la Comisión que presente una propuesta de directiva marco que establezca en Europa el principio de una renta mínima suficiente. Después de todo, hay en la UE diferencias excesivas en la actualidad, con algunos países que no tienen en absoluto renta mínima. No obstante, incluso en los países que están haciéndolo mejor, como Bélgica, la renta de integración sigue a menudo aún por debajo del umbral de pobreza. Yo creo que todas las personas merecen igualdad de oportunidades. Siempre que la gente se vea empujada por debajo del umbral de pobreza, se verá privada de estas oportunidades, y ello se manifiesta en varios niveles (como los de la salud, la vivienda y las posibilidades de empleo). Por añadidura, si de verdad queremos ponernos a trabajar en la consecución de los objetivos de la UE para 2020, simplemente no podemos permitirnos abandonar a la gente.

 
  
  

PRESIDE: Jerzy BUZEK
Presidente

 

7. Sesión solemne - Alocución de Ban Ki-moon, Secretario General de las Naciones Unidas
Vídeo de las intervenciones
MPphoto
 

  Presidente. – Señor Secretario General, distinguidos invitados, colegas, amigos, es un gran honor para nosotros dar la bienvenida al Parlamento Europeo, en su primera visita oficial, a Su Excelencia el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon.

Esta visita es muy oportuna. El mes pasado, en la cumbre de las Naciones Unidas sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio, tuvimos la oportunidad de revisar nuestros logros y de ver lo que aún queda por hacer. El domingo pasado fue el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza. Estamos a dos meses de Cancún. Nos encontramos a la espera de un acuerdo vinculante y de algunas decisiones cruciales y medidas prácticas. También somos testigos de hechos importantes que afectan a la seguridad global, con acontecimientos en Oriente Medio, en Asia y África.

Con todo, la visita del Secretario General de las Naciones Unidas siempre resulta oportuna porque nosotros, las Naciones Unidas y la Unión Europea, compartimos una responsabilidad común en los problemas mundiales. Como usted escribió hace unos minutos en el libro de oro del Parlamento Europeo, somos aliados naturales. Eso es verdad; nosotros sentimos lo mismo. Usted se dirigirá a nuestro Parlamento y a nuestros ciudadanos en unos minutos.

El Parlamento Europeo siempre ha sido la fuerza impulsora detrás de las ambiciosas políticas europeas. Así es como nosotros entendemos las aspiraciones de nuestros ciudadanos. Ellos desean una Europa de la solidaridad, de la solidaridad dentro de Europa, pero asimismo de la solidaridad con todas las personas en todo el mundo, de la solidaridad con las naciones que trabajan de forma permanente para garantizar que sus ciudadanos vivan con dignidad. Pero la dignidad no solo significa liberarse del hambre, la enfermedad y la violencia. También implica la libertad para plasmar las ambiciones en materia de educación y una participación activa en la vida social y política. La dignidad es también la libertad de creencias y el respeto por las diferencias.

Señor Secretario General, creemos que usted comparte con nosotros esas aspiraciones. Su compromiso incansable y apasionado con los valores que las Naciones Unidas y la Unión Europea tienen en común es muy importante para nosotros. Estamos deseando escuchar su discurso.

(Aplausos)

 
  
MPphoto
 

  Ban Ki-moon, Secretario General de las Naciones Unidas. (FR) Señor Presidente, señor Welle, señores ministros, señorías, buenas tardes.

Es un gran honor para mí encontrarme aquí dirigiéndome al Parlamento Europeo.

Señoras y señores, ustedes han sido enviados a Estrasburgo por los ciudadanos de sus países con el fin de construir una Europa más fuerte para el siglo XXI.

Yo mismo he venido porque ustedes son la voz democrática de los europeos, es decir, de casi 500 millones de personas.

Ustedes aprueban presupuestos y leyes y debaten con una actitud extraordinaria.

Ustedes son el vínculo vital entre los niveles mundial, regional y local.

Ustedes son un poderoso vehículo para la paz, la estabilidad y la prosperidad en su propia región.

Ustedes desempeñan también un cometido fundamental en la formulación de políticas, cuyo alcance se extiende mucho más allá de sus fronteras.

Sus responsabilidades van a ampliarse con seguridad ante las nuevas posibilidades que abre el Tratado de Lisboa.

Estamos muy satisfechos con este progreso.

Las Naciones Unidas y la Unión Europea son socios naturales. Nosotros establecemos una diferencia real para la gente en los países de todo el mundo.

Millones de niñas y niños pobres están escolarizados, miles de millones de niños son vacunados contra enfermedades mortales y miles de soldados se encargan del mantenimiento de la paz desde el Líbano hasta África central, Chipre y más allá, todo ello como resultado de nuestra asociación y la generosidad y el liderazgo extraordinarios de Europa. Es necesario profundizar y ampliar ese trabajo.

Nos enfrentamos a muchos desafíos y a múltiples crisis. Pero hay algo más que está ocurriendo: un momento de intuición histórica en todo el mundo. País tras país, un líder tras otro, llegan a reconocer que la mejor forma de abordar nuestros retos es haciéndolo en común, junto con las Naciones Unidas y con todos los miembros de la Unión Europea. Ninguna nación, ningún grupo, ninguna región puede hacerlo solo. Si compartimos la carga, también compartiremos los beneficios.

Así pues, hoy me gustaría hablar de la solidaridad, sobre cómo la Unión Europea y las Naciones Unidas puedan abordar juntas los temores reales de personas reales. En todas partes, vemos corrientes de preocupación. Los empleos escasean, las tensiones se exacerban, la gente sufre, se irrita y desilusiona. Eso ha provocado una erosión de la confianza en las instituciones, en los líderes, y entre vecinos. Vivimos tiempos difíciles, incluso en una región próspera, como es Europa.

Yo creo que podemos pasar la prueba. Juntos hemos perfilado una visión de nuestro trabajo, una definición precisa de los retos globales de nuestro tiempo. Hemos movilizado el apoyo mundial a favor de la acción conjunta. Permítanme ser claro: estamos en deuda con la gente, que con razón, exige resultados. Ahora no es el momento de pronunciar discursos sin más, sino el momento de poner en práctica esos discursos, y este es el momento iniciar la acción.

Desearía centrarme en tres desafíos mundiales: en primer lugar, abordar la pobreza extrema en el mundo; en segundo lugar, enfrentarnos al cambio climático, y en tercer lugar, construir un mundo libre de armas nucleares.

Permítanme concretar. Primero, el desafío de la pobreza. El mes pasado, los líderes mundiales se reunieron en la cumbre de las Naciones Unidas sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio en Nueva York. Hay buenas noticias: se ha conseguido un gran progreso en la lucha contra la pobreza extrema y el hambre, en la escolarización y la salud infantil, en el agua potable y en la lucha contra la malaria, la tuberculosis y el VIH/SIDA.

Y, sin embargo, nuestros logros presentan desequilibrios. Hay obstáculos que se interponen en el camino. El diálogo sobre el comercio mundial se ha estancado, asegurando a cambio unas subvenciones perjudiciales y un sistema injusto que niega nuevas oportunidades a los países en vías de desarrollo. La subida de precios está poniendo los medicamentos esenciales fuera del alcance de muchos de los más necesitados. Casi 1 000millones de personas se acuestan con hambre cada noche. Solo este año, 64 millones más de personas caerán en la pobreza extrema.

Todo esto exige un renovado esfuerzo para alcanzar los objetivos en la fecha límite de 2015. En la reciente cumbre de los ODM eso es precisamente lo que acordamos. Vamos a estimular los recursos y la rendición de cuentas. Felicito a los miembros de la Unión Europea que han asumido compromisos firmes a pesar de la presión fiscal. Podemos apretarnos el cinturón sin cerrar los ojos ante los retos compartidos.

Les pido a todos ustedes que apoyen a las Naciones Unidas allí donde nuestra intervención sea urgente y especialmente necesaria. Tenemos que centrarnos en el crecimiento orientado al empleo, en el trabajo digno. La inversión en energías limpias y renovables es crucial para estimular el arranque del empleo y la innovación. Allí donde la gente sufra hambre, tenemos que ayudar a la gente a ayudarse a sí misma.

Gracias por su inversión en el Mecanismo Alimentario la Unión Europea, con una aportación de 1 000 millones de euros. Tenemos que utilizar los recursos donde tienen el mayor impacto, en particular, en la salud y la capacitación de las mujeres. El mes pasado, conseguimos generar 40 000 millones de dólares estadounidenses en compromisos de contribuciones durante los próximos cinco años para nuestra Estrategia Mundial para la Salud de la Mujer y el Niño. Este es el más difícil de los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Algunos podrían decir: id a por las victorias fáciles, pero yo no creo que se pueda declarar un triunfo por esa vía. Debemos esforzarnos en alcanzar las metas más difíciles y a las personas más inaccesibles en los lugares más complejos. Podemos salvar la vida de más de 16 millones de mujeres y niños.

Nuestro segundo gran desafío es el cambio climático. Y también aquí la visión y la voz de Europa han sido fundamentales.

Los científicos advierten de que el clima extremo que hemos presenciado en muchos países podría ser el acto de apertura de nuestro futuro. Hemos visto violentos incendios en Rusia y excepcionales inundaciones en Pakistán. Sin embargo, siempre debemos ser cautos al asociar acontecimientos específicos del tiempo con el cambio climático. Tampoco deberíamos apartar la vista de lo que resulta fácil ver. El mensaje es claro: cuanto más nos demoremos, más alta será la factura, en competitividad, recursos y vidas humanas. Debemos tomar la iniciativa ahora para reducir los riesgos climáticos, fortalecer nuestra capacidad de recuperación y el apoyo a los países en vías de desarrollo en la búsqueda de un crecimiento basado en energías limpias.

Copenhague no fue perfecto, pero ha proporcionado una base importante para seguir adelante. Desde entonces, ha habido progresos en las cuestiones importantes para la aplicación, como la adaptación, la cooperación tecnológica y las medidas para reducir la deforestación. El progreso ha sido más lento en los compromisos de mitigación, la financiación a largo plazo, el seguimiento y la verificación y el futuro del Protocolo de Kyoto. En la próxima conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático en Cancún debemos reflejar los avances en esos temas donde hay consenso. Y en aquellas cuestiones que permanecen aún sin solución, los gobiernos tienen que ponerse de acuerdo sobre cómo avanzar para resolverlas.

Hago un llamamiento a todas las partes para que muestren flexibilidad, solidaridad y reúnan el coraje para conseguir compromisos, si es necesario. La salud, seguridad y prosperidad de millones de personas dependen de ello. No hay tiempo que perder.

En lo inmediato, la financiación es fundamental para crear confianza y estimular la acción. Todavía hay una gran brecha de confianza entre los países en vías de desarrollo y los desarrollados. La forma más rápida de cerrar esa brecha es mediante la prestación de apoyo financiero para los que no tienen ninguna capacidad.

Apelo a todos los países desarrollados, incluidos los representados en este Parlamento del mes de agosto, para que aporten su parte equitativa de los 30 000 millones de dólares estadounidenses en financiación mediante el procedimiento acelerado, prometidos en Copenhague para el período 2010-2012. Muchos contemplan esto como una prueba decisiva del compromiso de los países industrializados para avanzar en las negociaciones más amplias. También tenemos que conseguir anualmente 100 000 millones de dólares estadounidenses para el año 2020. Se trata de una promesa del mundo desarrollado hecha en Copenhague. Mi Grupo Consultivo de Alto Nivel sobre la financiación del cambio climático ha estado trabajando este año y va a plantear varias opciones sobre cómo obtener 100000 millones de dólares estadounidenses al año para los países en desarrollo en 2020.

El cambio climático es una parte básica de la agenda más amplia sobre el desarrollo sostenible. Por ese motivo, he creado hace poco un nuevo Grupo de Alto Nivel sobre la Sostenibilidad Mundial, copresidido por la Presidenta Halonen de Finlandia y el Presidente Zuma de Sudáfrica. Su trabajo consistirá en asociar los diversos aspectos interconectados y encontrar el camino adecuado a través de los retos económicos, sociales y medioambientales interrelacionados de las próximas décadas.

En todo esto, el liderazgo de Europa —su liderazgo— será esencial. Europa ha sido un motor histórico de crecimiento y cambio. Ahora, cuando los gobiernos permanecen inactivos, cuando el tren ha alcanzado los topes en nuestras conversaciones sobre el cambio climático y otras cuestiones, Europa puede ser la locomotora, la fuerza motriz. Ustedes pueden empujar, pueden tirar y volver a reactivar el proceso. Son ustedes quienes pueden mantener nuestro progreso en la dirección correcta.

También estamos avanzando juntos en la construcción de un mundo no solo más limpio, sino más seguro. Este es el tercer desafío global que quiero comentarles hoy.

El objetivo de lograr un mundo libre de armas nucleares es un tema de gran interés para los miembros de este Parlamento. Les felicito por hablar sobre cuestiones de desarme, por plantear preguntas oportunas e instar a nuevos avances. Gracias por su resolución de abril de 2009, que respaldó el desarme nuclear total y citó la propuesta de una Convención sobre Armas Nucleares.

En la actualidad, hay un nuevo impulso en el cumplimiento de los compromisos de desarme. Este progreso continuará única y exclusivamente si las voces de la gente se reflejan plenamente en los asuntos nacionales y regionales, y si los 500 millones de voces de la Unión Europea se pronuncian en armonía sobre esta cuestión, junto con las voces de otras regiones.

Le agradezco y me alegro de su acogida a mi propuesta de cinco puntos sobre el desarme nuclear y la no proliferación, y de la de muchos dirigentes, incluyendo a la Unión Interparlamentaria. Estamos trabajando para eliminar otras armas de destrucción masiva, para restringir el comercio de armas ligeras y de pequeño calibre y reaccionar ante el riesgo de que el material nuclear pueda caer en manos de terroristas. Superemos nuestra época sobrecargada de armas y subdesarrollada avanzando hacia un mundo más seguro para todos.

Estamos, pues, ante grandes desafíos y metas, cuestiones diversas con un denominador común, que es la solidaridad global. Avanzamos o fracasamos juntos, así que debemos evitar el fraccionamiento, la división de todo el mundo y la división dentro de las comunidades.

Hace casi siete años, mi predecesor, Kofi Annan, estuvo aquí ante ustedes. En su discurso, hizo un apasionado llamamiento para que Europa aprovechase las oportunidades que supone la inmigración y se opusiese a aquellos que demonizan a los recién llegados como «los otros». Ojalá pudiese comunicar hoy que la situación ha mejorado en Europa durante los años transcurridos desde entonces, pero como amigo de Europa comparto una profunda preocupación.

Resulta casi un estereotipo decir que el nacimiento de la Unión Europea puso término a siglos de guerra y trajo una paz duradera al continente, sin embargo, eso sigue siendo una verdad incuestionable y una luz esperanzadora. Europa ha servido como un extraordinario motor de integración, entrelazando naciones y culturas en un todo que es mucho, mucho mayor que la suma de sus partes integrantes. Pero para Europa «conseguir la paz» ha sido el relato del siglo pasado.

El reto europeo del siglo XXI es la «tolerancia en el interior». La inclusión y la construcción de diversas comunidades es una tarea tan compleja como la que Europa tuvo que afrontar después de la Segunda Guerra Mundial. Nada de esto es fácil. Los inmigrantes, ya sean de dentro de Europa o fuera de ella, sufren de manera desproporcionada el desempleo, la discriminación y la desigualdad de oportunidades en escuelas y lugares de trabajo. Está emergiendo una peligrosa tendencia, una nueva política de polarización.

(Aplausos)

Algunos juegan con los temores de la gente. Pretenden invocar los valores liberales para causas no liberales. Y acusan a los inmigrantes de vulnerar los valores europeos.

(Aplausos)

Sin embargo, con demasiada frecuencia, son los acusadores quienes subvierten esos valores, y con ello la misma idea de lo que significa ser ciudadano de la Unión Europea.

Los capítulos más oscuros de Europa se han escrito en un lenguaje como este. Actualmente, los objetivos principales son los inmigrantes de fe musulmana. Europa no puede permitirse estereotipos que ofuscan la mente y engendran el odio. El mundo no puede permitirse una Europa que actúe así.

(FR) La Europa moderna se basa en los derechos humanos y en los valores fundamentales de la humanidad. Nuestra ambición es, por consiguiente, la de un continente unido que no esté dividido por diferencias étnicas o religiosas. Una Unión en la que todos los niños, con independencia del origen de sus padres, tengan las mismas posibilidades de éxito.

Tengo confianza en el modelo europeo, en una Europa que representa no solo una entidad geográfica, sino asimismo un ideal. Estamos atravesando tiempos difíciles. Y precisamente porque son difíciles, tenemos que seguir mostrándonos solidarios.

Tenemos que estar a la altura de los desafíos globales. Ya he mencionado hoy tres de ellos: la lucha contra la pobreza, el cambio climático y la creación de un mundo sin armas nucleares.

Apelo a ustedes, señores diputados al Parlamento Europeo, para que muestren capacidad de liderazgo y solidaridad tanto dentro como fuera de Europa. Como un famoso alsaciano, Albert Schweitzer, dijo en una ocasión: el primer paso en el desarrollo de normas éticas es un sentimiento de solidaridad hacia otros seres humanos.

No me cabe duda de que Europa, un símbolo de solidaridad, sabrá mostrarse a la altura del mismo.

(El Parlamento dedica una prolongada ovación al orador).

 
  
MPphoto
 

  Presidente. – Señor Secretario General, gracias por sus muy alentadoras palabras, como las de que la Unión Europea tiene capacidad de liderazgo, sobre nuestra solidaridad y también sobre que somos una locomotora de nuestro tren mundial. Estoy bastante seguro de que mantendremos el tren en la vía. Para ambos, las Naciones Unidas y la Unión Europea, la palabra más importante es «unidos». Nosotros decimos que estamos unidos en la diversidad, así que vamos a cooperar. Trabajemos juntos por un mundo mejor, para todas las naciones, las Naciones Unidas. Muchas gracias de nuevo.

(Aplausos)

 
  
  

PRESIDE: Roberta ANGELILLI
Vicepresidenta

 
  
MPphoto
 

  Michał Tomasz Kamiński (ECR).(PL) Señorías, hace varias horas se ha llevado a cabo un brutal ataque terrorista en una de las oficinas de mi partido en Polonia. Como resultado de ese ataque, dos personas han muerto, entre ellas una del personal de nuestro Parlamento, que trabajaba para uno de nuestros colegas. Confío en que este brutal acto de agresión política, que no tiene precedentes en la historia de mi país, y como resultado del cual dos personas han muerto, reciba la condena del Parlamento y una condena muy clara de los métodos de violencia y del asesinato de opositores políticos.

(Aplausos)

 
  
MPphoto
 

  Presidenta. – Gracias, señor Kamiński. Como ha podido ver, esta Cámara ha expresado su solidaridad con las víctimas de ese acto absolutamente inaceptable.

 

8. Turno de votaciones
Vídeo de las intervenciones
MPphoto
 

  Presidenta. – El siguiente punto es la votación.

(Para los resultados y otros detalles de la votación, véase el Acta)

 

8.1. Relación estadística del transporte marítimo de mercancías y pasajeros (A7-0217/2010, Brian Simpson) (votación)

8.2. Movilización del Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización: Jutlandia Septentrional/Dinamarca (A7-0270/2010, Barbara Matera) (votación)

8.3. Movilización del Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización: NXP Semiconductors/Países Bajos (A7-0269/2010, Barbara Matera) (votación)

8.4. Movilización del Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización: Qimonda/Portugal (A7-0271/2010, Barbara Matera) (votación)

8.5. Movilización del Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización: Cataluña automoción/España (A7-0272/2010, Barbara Matera) (votación)

8.6. Régimen de control y ejecución aplicable en la zona del Convenio sobre la futura cooperación multilateral en los caladeros del Atlántico Nororiental (A7-0260/2010, Carmen Fraga Estévez) (votación)

8.7. Convenio sobre la futura cooperación multilateral en los caladeros del Atlántico Noroccidental (A7-0262/2010, Jarosław Leszek Wałęsa) (votación)

8.8. Trabajadoras en situación precaria (A7-0264/2010, Britta Thomsen) (votación)
MPphoto
 

  Presidenta. – La votación queda cerrada.

 

9. Explicaciones de voto
Vídeo de las intervenciones
  

Explicaciones de voto orales

 
  
  

Informe: Carmen Fraga Estévez (A7-0260/2010)

 
  
MPphoto
 

  Izaskun Bilbao Barandica (ALDE).(ES) Señora Presidenta, querría agradecer el esfuerzo realizado por la ponente y por el Consejo para llegar a un acuerdo. Creo que ha sido un paso importante en el avance y en el reconocimiento que el Tratado de Lisboa le da a este Parlamento y a la Comisión de Pesca en concreto, y pienso que va a ser un paso decisivo para que en el futuro los acuerdos sobre los asuntos de pesca sean realizados mediante codecisión.

Esto es lo que yo destacaría de este Acuerdo.

 
  
MPphoto
 

  Jarosław Kalinowski (PPE).(PL) El control de los buques dedicados a actividades de pesca ilegal, no declarada y no reglamentada es esencial y debería llevarse a cabo de manera eficiente y con tanta frecuencia como sea posible, prestando especial atención a las zonas donde el riesgo de pesca ilegal es mayor. Por eso necesitamos tanto las nuevas medidas de control introducidas por la normativa que ha sido aprobada. Los regímenes de control en uso de las organizaciones regionales de pesca deberían incorporarse al Derecho de la Unión, de tal manera que se eviten los retrasos y las lagunas jurídicas que surgen como resultado de procedimientos complicados. También comparto la opinión de la autora de que no es aceptable justificar esos retrasos citando la falta de recursos humanos.

 
  
MPphoto
 
 

  Clemente Mastella (PPE).(IT) Señora Presidenta, he votado a favor de este informe porque estoy de acuerdo con la ponente en que el régimen de control y ejecución adoptado por el Convenio sobre la futura cooperación multilateral en los caladeros del Atlántico Nororiental debe ser rápidamente incorporado a la legislación de la UE. Me refiero, en concreto, a las nuevas disposiciones que introducen de manera específica un sistema de control estatal del puerto, que cerrará los puertos europeos a los desembarques y transbordos de pescado congelado, cuya legalidad no haya sido comprobada por el Estado en cuestión.

Estoy seguro, no obstante, de que cuando estos cambios se hayan incorporado, será necesario evaluar algunas soluciones de compromiso, y será indispensable llevar a cabo los ajustes resultantes, siempre y cuando se consideren factibles en el ámbito del propio convenio.

 
  
  

Recomendación: Jarosław Leszek Wałęsa (A7-0262/2010)

 
  
MPphoto
 

  Izaskun Bilbao Barandica (ALDE).(ES) Señora Presidenta, este Acuerdo va a suponer también una lucha en defensa de los pescadores, una defensa en la lucha contra la pesca ilegal, medidas de control —que son las que tienen que regir en la política pesquera— y un paso más hacia la pesca sostenible.

Esto va a suponer también un mayor nivel de control, una defensa también de los pescadores y del sector en el ámbito europeo, por lo que me alegro mucho de haber alcanzado este Acuerdo.

 
  
MPphoto
 
 

  Jarosław Kalinowski (PPE).(PL) El objetivo fundamental del Convenio sobre la futura cooperación multilateral en los caladeros del Atlántico Noroccidental es una utilización óptima de los recursos pesqueros en los territorios cubiertos por el acuerdo. Hay que recordar que el Convenio tiene por objeto garantizar una amplia cooperación internacional y el uso de la investigación científica para asegurar que la utilización de los recursos pesqueros marinos sea lo más eficaz posible.

Los cambios fundamentales en el Convenio se refieren a la racionalización de la estructura de la Organización de Pesquerías del Atlántico Noroeste, la reforma de la fórmula de contribución presupuestaria, las nuevas definiciones de las obligaciones de las diferentes partes y la reforma del procedimiento para la solución de conflictos. Estoy de acuerdo con la ponente y estimo que esos cambios tendrán un efecto beneficioso sobre los intereses de la Unión Europea, que, gracias a la Convención que se está discutiendo, tiene autorización para pescar en esos territorios.

 
  
  

Informe: Britta Thomsen (A7-0264/2010)

 
  
MPphoto
 

  Izaskun Bilbao Barandica (ALDE).(ES) Señora Presidenta, he aprobado esta iniciativa porque cuando estamos hablando de trabajo precario, hablamos, una vez más, de la desigualdad y de la discriminación que sufren las mujeres en el ámbito europeo.

La crisis económica ha incrementado la desigualdad porque ha tenido incidencia en los trabajos peor remunerados, aquellos que ocupan principalmente las mujeres y están dedicados al trabajo doméstico y a los cuidados, y que representan, según los estudios —incluidos los trabajos de tiempo parcial— un 31,5 % en los ámbitos empresariales. La diferencia en las retribuciones incide también de igual manera en el ámbito europeo y la precariedad está afectando también a los trabajos desempeñados por mujeres que tienen una formación superior.

La falta de corresponsabilidad entre mujeres y hombres también en el ámbito familiar es uno de los motivos de esta precariedad y de esta discriminación. Tenemos que trabajar para tener servicios de calidad para el cuidado de niños y de personas mayores, y para que las mujeres puedan acceder al mercado laboral en mejores condiciones. Cabe añadir que las mujeres inmigrantes vienen a sustituir a la mano de obra de las mujeres europeas para que podamos acceder al mercado laboral.

En definitiva, tenemos que seguir trabajando por la verdadera igualdad.

 
  
MPphoto
 

  Miroslav Mikolášik (PPE). (SK) El mercado laboral ha contemplado un cambio de las formas de empleo típicas a otras atípicas, y hay por lo tanto necesidad de evitar que los empleadores prioricen las formas más baratas y ventajosas de empleo, lo que conduce a la inseguridad en el puesto de trabajo.

Los empleados que se encuentran en una posición vulnerable en empleos donde no se cumplen ni siquiera las normas básicas de salud y seguridad, y donde no hay protección frente a la discriminación, no hay protección social ni representación colectiva, deben ser protegidos contra las condiciones laborales degradantes y la explotación. Por consiguiente, apoyo la protección de los trabajadores por medio de la introducción de normas sociales mínimas para los empleados, la garantía de la igualdad de acceso a la asistencia sanitaria y las pensiones de jubilación, y la garantía de un salario suficiente y una jornada laboral razonable. En mi opinión, los Estados miembros deberían evitar que los empleos ordinarios se conviertan en empleos inseguros mediante la introducción de estrictas regulaciones laborales.

 
  
MPphoto
 

  Clemente Mastella (PPE).(IT) Señora Presidenta, la actual crisis económica y financiera ha agravado el problema de las trabajadoras en situación precaria. Ya que con frecuencia tienen que conciliar los compromisos laborales y familiares, se encuentran en una posición negociadora más débil, lo que a menudo provoca que tengan peores condiciones de trabajo.

He votado a favor de este informe porque coincido con la necesidad de combatir este problema apelando a los Estados miembros y a los interlocutores sociales para que adapten en gran medida sus normas legislativas y contractuales en el trabajo típico y el atípico, sin subestimar el riesgo real de un posible aumento del trabajo no declarado. Por consiguiente, instamos a la Comisión y a todos los Estados miembros a que desarrollen nuevas estrategias concretas sobre el trabajo precario que tengan en consideración el principio de equilibrio entre sexos.

Este informe también insta a la Comisión a presentar una propuesta relativa a la aplicación del principio de igualdad de retribución entre hombres y mujeres. Debemos recordar a los Estados miembros que transpongan la Directiva 2006/54/CE sin mayor demora. Por lo tanto, urgimos a los Estados miembros a que faciliten el desarrollo de las redes de guarderías y de asistencia y que apliquen todas las medidas destinadas a permitir a las mujeres, que así lo deseen, trabajar a tiempo completo, lo que mejorará su participación en el mercado laboral y su independencia económica.

 
  
MPphoto
 

  Andrea Češková (ECR).(CS) He votado en contra de la aprobación de este informe sobre las mujeres que trabajan en condiciones laborales precarias porque creo que el trabajo a tiempo parcial, el trabajo temporal y otras formas similares de contrato son un beneficio para las mujeres en el mercado laboral, en especial para las mujeres que tienen que cuidar de niños y también quieren trabajar. Estas formas flexibles de trabajo son, en mi opinión, muy beneficiosas y debemos apoyarlas más para que, por el contrario, los empleadores tengan interés en recurrir a ellas ofreciendo así a las mujeres más espacio para que decidan.

Al mismo tiempo, no estoy de acuerdo con la fijación de cuotas relativas al cuidado de niños: por ejemplo, diciendo que en 2013 el 33 % de los niños de hasta tres años de edad será ubicado en instalaciones colectivas de para el cuidado infantil. Tenemos que fomentar el principio de la libertad para las familias y dejar que sean ellas quienes decidan cómo cuidar a los niños.

 
  
MPphoto
 

  Monika Flašíková Beňová (S&D). (SK) Desearía en particular aprovechar esta oportunidad porque el Presidente no parecía dispuesto ayer a llamar a todos los que querían participar en el debate, y precisamente en ese tema, que es de una enorme importancia, ya que informe de la señora Thomsen llama la atención sobre las condiciones cada vez más precarias que afrontan las mujeres en el mercado laboral y sobre el deterioro de la situación social.

La incertidumbre en el mercado laboral afecta a las mujeres en general. Los llamados empleos atípicos, ya sean en el sector de los servicios o en la agricultura, son los primeros afectados, en particular en un período de crisis mundial. Dado que, en su mayoría, son mujeres quienes trabajan en estos sectores, los despidos las afectan con especial incidencia. Esta es de nuevo un área en la que tenemos que rechazar la lógica aparente del mercado y donde, en nombre de la justicia y del apoyo al poder adquisitivo de la población y a la demanda, es necesario intervenir de forma contundente y, por ejemplo, poner fin a la práctica de celebrar contratos que no estipulan las horas de trabajo.

 
  
MPphoto
 

  Mario Pirillo (S&D).(IT) Señora Presidenta, la inmensa mayoría que ha votado por el informe es una señal de advertencia importante del Parlamento sobre el problema de las trabajadoras en situación precaria. En Europa, siguen siendo las mujeres las que soportan la mayor parte de la carga del trabajo precario, y la situación está empeorando debido a la crisis internacional que afecta a nuestros países. La Unión Europea siempre ha demostrado su compromiso con la política de género en la legislación específica incorporada por los Estados miembros, y debe seguir haciendo todo lo posible para lograr la paridad real en el acceso al trabajo.

Este informe de propia iniciativa envía una señal clara a la Comisión y a los Estados miembros para que supriman el trabajo precario y aumenten la protección social para las trabajadoras en situación precaria. Felicito a la ponente, la señora Thomsen.

 
  
MPphoto
 

  Anna Záborská (PPE). (SK) He apoyado el informe, aunque con algunas reservas. El informe también arroja una luz importante sobre mi informe de la sesión anterior, que habla de la pobreza femenina en la Unión Europea. Es un ejemplo del hecho de que estamos tomando en serio la situación de las amenazas al empleo.

Muchas mujeres y familias se preguntan si los políticos europeos tienen una solución práctica y políticas concretas para los problemas sociales. Los políticos no deberían interferir en la economía. La libertad económica es una de las características del mercado común. Sin embargo, si el afán de lucro lleva a algunas empresas a exigir a sus empleados que trabajen en condiciones peligrosas e inseguras, los legisladores deben erigir barreras contra ello. Por último, debemos reconocer que el trabajo femenino en el hogar tampoco está debidamente asegurado. Las compañías de seguros ya han cuantificado esto, y ahora es el turno de los políticos. Me gustaría hacer un llamamiento a la Comisión para que presente propuestas con el propósito de reconocer la labor de la mujer en el hogar como una inversión no monetaria en la prosperidad nacional.

 
  
MPphoto
 

  Mario Borghezio (EFD).(IT) Señora Presidenta, este es un informe importante y significativo para la protección de las mujeres. Las instituciones europeas, sin embargo, adolecen del error básico de no practicar lo que predican. El pasado viernes y el sábado se celebró una reunión, a la que asistieron el Presidente de la Comisión, el señor Barroso, el Presidente del Parlamento y el presidente Van Rompuy, con los dignatarios de las logias masónicas más importantes de Europa, pero no se dijo ni una sola palabra sobre el hecho de que la mayoría de estas logias no permiten participar a las mujeres. Y algo todavía más grave, la reunión tuvo lugar dentro del Parlamento Europeo, a puerta cerrada, y ni siquiera el propio personal del Parlamento tuvo permiso de acceso. Todo ello contrasta con los principios de transparencia que deberían regir todas las actividades de las instituciones europeas.

 
  
  

Explicaciones de voto por escrito

 
  
  

Informe: Brian Simpson (A7-0217/2010)

 
  
MPphoto
 
 

  Luís Paulo Alves (S&D), por escrito. (PT) Acojo con satisfacción esta propuesta, ya que su objetivo es hacer obligatoria la recogida de datos por tipo de mercancías para las estadísticas del transporte marítimo, lo que permite un marco general útil para apoyar y supervisar la política de promoción de la comodalidad. En el caso de las regiones insulares, esto debería suponer un mayor apoyo a una combinación de los transportes marítimo y aéreo, ya que estos son los únicos medios de transporte disponibles. Este estudio estadístico también permitiría una mayor comprensión de los costes asociados con las regiones ultraperiféricas, tanto en términos de mercancías como de pasajeros, lo que puede influir en las decisiones sobre otras políticas, como las redes transeuropeas y, más en concreto, las «autopistas del mar », que deberían incluir el transporte marítimo entre islas, así como entre las islas y el continente europeo. Me gustaría afirmar mi apoyo a la opinión del ponente sobre la posibilidad de adaptar las disposiciones vigentes a las nuevas normas sobre los actos delegados introducidos por el Tratado de Lisboa, con el objetivo de fortalecer las competencias del Parlamento en este ámbito.

 
  
MPphoto
 
 

  Alfredo Antoniozzi (PPE), por escrito. (IT) Voto a favor del informe del señor Simpson porque considero muy útil la relación estadística del transporte marítimo de mercancías y pasajeros por vía marítima. De hecho, la recogida de datos por tipo de mercancías ya es obligatoria para las estadísticas europeas sobre el transporte por carretera, ferrocarril y vías navegables interiores.

Como el informe afirma claramente, «la disponibilidad de estadísticas completas y homogéneas por tipo de mercancía para todos los modos de transporte ofrecería un marco general útil para apoyar y supervisar la política que promueve la comodalidad, es decir, la posibilidad de combinar óptimamente diversos modos en la misma cadena de transporte, y de modernizar la logística del transporte de mercancías.»

 
  
MPphoto
 
 

  Zigmantas Balčytis (S&D), por escrito. – (LT) Estoy de acuerdo con esta propuesta de reglamento, cuyo objetivo es modificar la Directiva en vigor a fin de hacer obligatoria la recogida de datos por tipo de mercancías para las estadísticas del transporte marítimo. Los 18 Estados miembros recogen actualmente estos datos de forma voluntaria. Por otra parte, la recogida de datos por tipo de mercancías ya es obligatoria para las estadísticas del transporte por carretera, ferrocarril y vías navegables interiores. La recogida de datos proporcionará la oportunidad de comparar el transporte según el modo empleado y ofrecerá la posibilidad de combinar distintas modalidades dentro de la misma cadena de transporte y de modernizar la logística del transporte de mercancías. Se estima que la recogida de los datos pertinentes no impondrá ninguna carga adicional a los encuestados, ya que los Estados miembros respectivos recopilarían la información mediante el uso de fuentes de datos ya existentes (por ejemplo, documentos de aduanas).

 
  
MPphoto
 
 

  Alain Cadec (PPE), por escrito. (FR) La Directiva 2009/42/CE, actualmente en vigor, prevé la recopilación de datos de forma voluntaria para las estadísticas sobre transporte marítimo. La enmienda de esta directiva hará obligatoria la recogida de datos por tipo de mercancías. Estoy satisfecho con esta enmienda, que no impone ninguna carga adicional, dado que los Estados miembros deberían estar en condiciones de recabar los datos de las fuentes existentes.

Tiene sentido que estas normas sean obligatorias para el transporte marítimo, ya que son ya preceptivas para el transporte por carretera, por ferrocarril y por vías navegables interiores. Además, acojo con satisfacción que el ponente introduzca enmiendas relativas a la aplicación del reglamento de conformidad con el procedimiento de los actos delegados. El Parlamento debería aprovechar esta nueva prerrogativa prevista en el Tratado de Lisboa.

 
  
MPphoto
 
 

  Maria Da Graça Carvalho (PPE), por escrito. (PT) He votado a favor de este informe porque estoy de acuerdo en que la existencia de estadísticas completas y homogéneas por tipo de mercancías es fundamental para todos los modos de transporte. Esta información proporciona un marco general que es útil para apoyar y supervisar la política de fomento de la comodalidad, es decir, la posibilidad de lograr la combinación óptima de los diferentes modos de transporte en la misma cadena de transporte, junto con la modernización de la logística de mercancías. Me gustaría hacer un llamamiento para que se recojan en línea todas las estadísticas europeas en todos los modos de transporte de acuerdo con conceptos y normas comunes con el fin de lograr la mayor comparabilidad posible entre los modos de transporte.

 
  
MPphoto
 
 

  David Casa (PPE), por escrito. – Esto tiene que ver con la recogida y registro de datos cuando se trata del transporte marítimo aplicable en los Estados miembros que disponen de litoral. La propuesta va a modificar la forma en que se recogen esos datos, en el sentido de que serán organizados por el tipo de mercancías, como es el caso con respecto a otras formas de transporte. Considero que este es un hecho positivo y no he tenido reparos en apoyar al ponente.

 
  
MPphoto
 
 

  Lara Comi (PPE), por escrito. – (IT) Si bien hace ya tiempo que el mercado único se definió como completo, las persistentes diferencias entre los distintos puntos de acceso de las mercancías y las personas todavía revelan el carácter nacional de sus fronteras. Los Estados miembros pueden haber decidido dar paso a las instituciones europeas sobre esta materia, pero esas diferencias, que penalizan algunas áreas y favorecen otras, no deben seguir existiendo. Esta disposición adicional que pretende armonizar el tratamiento de personas y mercancías supone otro paso en el camino hacia la completa integración del mercado único europeo.

 
  
MPphoto
 
 

  Vasilica Viorica Dăncilă (S&D), por escrito. (RO) Los Estados miembros de la Unión Europea deben ayudar a establecer una base de datos europea para los datos sobre el transporte mensual de mercancías y pasajeros por mar y para los barcos que los transportan. Ello permitirá al servicio especializado de la UE, el Eurostat, recopilar las estadísticas europeas para cada modo de transporte de conformidad con las normas de la UE. El empleo de estos datos ayudará a establecer un sistema europeo integrado que contenga las estadísticas de esta área, con miras a lograr el máximo grado de comparabilidad entre los distintos modos de transporte desplegados en los países europeos.

 
  
MPphoto
 
 

  Diogo Feio (PPE), por escrito. (PT) Esta propuesta tiene por objetivo hacer obligatoria la recopilación de datos por tipo de mercancías para las estadísticas del transporte marítimo y uniformizar el tipo de información recopilada y procesada en los 27 Estados miembros. Como dice el ponente, la existencia de estadísticas íntegras y uniformes por tipo de mercancías para todas las formas de transporte facilitaría un marco general que sería útil para apoyar y supervisar la política de fomento de la comodalidad, es decir, la posibilidad de una óptima combinación de diferentes modos de transporte en la misma cadena de transporte, junto con la modernización de la logística de mercancías.

Dada la importancia de un transporte seguro y eficaz de mercancías en el comercio internacional, apoyo la propuesta de la Comisión.

 
  
MPphoto
 
 

  José Manuel Fernandes (PPE), por escrito. (PT) El objetivo de esta propuesta de Reglamento del Parlamento y del Consejo es cambiar la Directiva 2009/42/CE, con el objetivo de hacer preceptiva la recogida de datos por tipo de mercancías para las estadísticas del transporte marítimo. En la actualidad, son los 18 Estados miembros los que recogen de forma voluntaria esos datos. Cinco Estados miembros no disponen de litoral marítimo y no proporcionan datos de conformidad con la Directiva. En la mayoría de los casos, la recogida de los datos pertinentes no supondrá ninguna carga adicional para los encuestados, ya que los Estados miembros en cuestión deberían poder recopilar esos datos empleando fuentes de datos ya existentes, tales como los documentos aduaneros. He votado a favor de este informe porque estoy de acuerdo con la necesidad de estadísticas completas y homogéneas por tipo de mercancías para todos los modos de transporte, a fin de permitir un marco general de comparabilidad en la UE.

 
  
MPphoto
 
 

  João Ferreira (GUE/NGL), por escrito. (PT) La propuesta de Reglamento tiene por objeto hacer obligatoria la recogida de datos por tipo de mercancías para las estadísticas del transporte marítimo, ya que el ponente considera que, en la mayoría de los casos, la recopilación de los datos relevantes no conllevará ninguna carga adicional para los encuestados, toda vez que los miembros Estados en cuestión deberían poder recopilar esos datos con fuentes de datos existentes, por ejemplo, los documentos aduaneros. Por añadidura, la recogida de datos por tipo de mercancías ya es obligatoria para las estadísticas de transporte por carretera, ferrocarril y vías navegables interiores.

Compartimos el parecer de que la existencia de estadísticas sobre todas las formas de transporte, mercancías y pasajeros proporcionará un marco de información que resultará útil para definir una política de interoperabilidad y comodalidad, es decir, la posibilidad de una combinación óptima de diferentes modos de transporte en la propia cadena de transporte, contribuyendo a la modernización y la racionalización de la logística de mercancías y estimulando su sostenibilidad. Desde luego, esto depende de la comparabilidad de las estadísticas disponibles, lo que requiere una cierta armonización de las normas y las ideas.

 
  
MPphoto
 
 

  Alan Kelly (S&D), por escrito. – El simple propósito de esta propuesta es hacer obligatoria la recogida de datos por tipo de mercancías para el transporte marítimo. Ya se ha hecho en el caso del transporte europeo por carretera, ferrocarril y por vías navegables interiores y ayudaría a mejorar la armonización en este ámbito. La recopilación de datos no implicará ninguna carga adicional para los encuestados.

 
  
MPphoto
 
 

  Willy Meyer (GUE/NGL), por escrito. (ES) La finalidad de este texto es modificar la Directiva 2009/42/CE para hacer obligatoria la recogida de datos por tipo de mercancía para las estadísticas de transporte marítimo. Actualmente, 18 Estados miembros recogen voluntariamente estos datos. Cinco Estados miembros carecen de litoral y no facilitan los datos contemplados en dicha Directiva. En la mayor parte de los casos, la recogida de los datos pertinentes no impondrá ninguna carga adicional a quienes los faciliten, ya que los Estados miembros afectados deberían poder compilar los datos sirviéndose de las fuentes de información ya existentes (como los documentos de aduanas). La recogida de datos por tipo de mercancía ya es obligatoria para las estadísticas europeas del transporte por carretera, por ferrocarril y por vías navegables interiores. Las estadísticas europeas sobre todos los modos de transporte deben recogerse con arreglo a conceptos y normas comunes, para lograr la comparabilidad más completa posible entre los modos de transporte, por lo que he votado a favor del texto. La disponibilidad de estadísticas completas y homogéneas por tipo de mercancía para todos los modos de transporte ofrecería un marco general útil para apoyar y supervisar la política que promueve la comodalidad.

 
  
MPphoto
 
 

  Alexander Mirsky (S&D) , por escrito. (LV) He respaldado del todo el informe del señor Simpson. Estoy de acuerdo en que los datos sobre el análisis por tipo de mercancías son necesarios para las estadísticas del transporte marítimo. Estas estadísticas proporcionarán a los exportadores e importadores la posibilidad de encontrar el mejor régimen para el transporte de carga. Ello significa que disminuirá el coste de las mercancías para la población europea y que los exportadores podrán cobrar de manera más eficiente el precio de los bienes suministrados desde terceros países. Este tipo de datos estadísticos ayudará a evitar gastos imprevistos y estimulará la circulación de las mercancías internas y externas. Yo, además, introduciría este tipo de datos estadísticos también en relación con la carga aérea.

 
  
MPphoto
 
 

  Andreas Mölzer (NI), por escrito. (DE) Con el fin de poder reaccionar, las estadísticas son importantes porque proporcionan hechos en los que las decisiones pueden basarse. Sin embargo, en el caso de la recogida de datos estadísticos, siempre es importante mantener un equilibrio entre la necesaria recopilación de hechos y los costes administrativos. Hasta la fecha, 18 Estados miembros recaban de forma voluntaria los datos sobre el transporte de mercancías y pasajeros. Esto tiene sentido si los datos pertinentes no imponen realmente ninguna carga adicional, en otras palabras, si los Estados miembros están de hecho en condiciones de cotejar esos datos con fuentes de datos ya existentes. La recopilación de estadísticas completas para el transporte de mercancías y pasajeros de todos los productos y todos los modos de transporte con el propósito de la comparación, me parece excesivo en términos de costes administrativos. Por eso he votado en consecuencia.

 
  
MPphoto
 
 

  Wojciech Michał Olejniczak (S&D), por escrito. (PL) El informe propone una serie de enmiendas que tienen por objeto adaptar las disposiciones sobre el procedimiento de reglamentación con control de las nuevas disposiciones sobre los actos delegados introducidas por el Tratado de Lisboa. El ponente tenía como objetivo la introducción de enmiendas a la directiva de la UE en relación con la recogida de datos por tipos de mercancías para las estadísticas del transporte marítimo. Por el momento, 18 Estados miembros recopilan esos datos sobre de forma voluntaria. Cinco Estados miembros carecen de litoral marítimo y, por lo tanto, no proporcionan los datos exigidos en virtud de dicha Directiva.

Vale la pena mencionar que la recopilación de los datos pertinentes no impone ninguna carga adicional a los encuestados, ya que los Estados miembros afectados deberían poder recabar esos datos mediante el recurso a fuentes de datos ya disponibles (por ejemplo, documentos de aduanas). La recogida de datos por tipo de bienes es obligatoria para las estadísticas de transporte por carretera, ferrocarril y vías navegables interiores. Teniendo en cuenta la necesidad de crear redes de comunicación y transporte (rutas marítimas, terrestres y fluviales interiores) efectivas, coordinadas y respetuosas con el medio ambiente, resulta, de hecho, muy relevante la iniciativa con respecto a la recogida y análisis de datos para todo tipo de transporte.

 
  
MPphoto
 
 

  Alfredo Pallone (PPE), por escrito. (IT) He votado a favor del informe Simpson, ya que, al modificar la Directiva 2009/42/CE, da los últimos retoques a la legislación pertinente relativa a la recogida de datos sobre el transporte de mercancías y pasajeros desde y dentro de Europa. Con anterioridad, la recolección de datos era preceptiva solo para el transporte por carretera, ferrocarril y vías navegables interiores, pero con la modificación de la Directiva también será obligatoria para el transporte marítimo, ofreciendo una serie de datos sobre las mercancías que entran y salen a través de nuestras fronteras. Esos datos son esenciales no solo para fines estadísticos. La aplicación de la modificación de la Directiva también facilitará datos sobre el transporte marítimo, a partir del próximo año, lo que permitirá una mayor transparencia en cuanto a los tipos de mercancías transportadas y hará más eficiente el transporte de mercancías específicas, ya que la comparabilidad va a permitir encontrar los medios de transporte más eficaces para cada tipo de mercancía.

 
  
MPphoto
 
 

  Maria do Céu Patrão Neves (PPE), por escrito. (PT) Esta propuesta tiene por objeto establecer la recogida obligatoria de datos por tipo de mercancías para las estadísticas del transporte marítimo. En la actualidad, esta recopilación de datos la realizan 18 Estados miembros de un modo totalmente voluntario para el transporte marítimo, siendo ya obligatoria la recogida de datos por tipo de mercancías para el transporte por carretera, ferrocarril y vías navegables interiores.

La existencia de estadísticas completas y homogéneas por tipo de mercancías para todas las formas de transporte, incluyendo el marítimo, proporcionará un marco general que será útil para apoyar y supervisar la política de fomento de la comodalidad, es decir, la posibilidad de una combinación óptima de los diferentes modos de transporte en la propia cadena de transporte, junto con la modernización de la logística de mercancías.

 
  
MPphoto
 
 

  Raül Romeva i Rueda (Verts/ALE), por escrito. – El objetivo de esta propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo tiene por objeto modificar la Directiva 2009/42/CE para hacer obligatoria la recogida de datos por tipo de mercancías para las estadísticas del transporte marítimo. Actualmente, 18 Estados miembros recopilan estos datos de forma voluntaria. Cinco Estados miembros carecen de litoral marítimo y no proporcionan ningún dato de acuerdo con la citada Directiva. En su mayor parte, la recopilación de los datos pertinentes no impondrá ninguna carga adicional a los encuestados, ya que los Estados miembros afectados deberían poder compilar los datos sirviéndose de las fuentes de información ya existentes (como los documentos de aduanas). Los Verdes / ALE han votado a favor de la propuesta.

 
  
MPphoto
 
 

  Nuno Teixeira (PPE), por escrito. (PT) Creo que la recogida obligatoria de datos por tipo de mercancías con el fin de cotejar las estadísticas de transporte marítimo es vital para promover la comodalidad y la posibilidad de combinar distintos modos de transporte. Dado que la recopilación de datos ya es obligatoria para las estadísticas sobre otras modalidades de transporte ―por carretera, ferrocarril y vías navegables interiores―, creo que es conveniente un marco común que incluya la recopilación de estadísticas sobre transporte marítimo es su caso, y también puede ayudar a garantizar la máxima comparabilidad entre los distintos los modos de transporte.

De conformidad con la propuesta de la Comisión, la revisión de la Directiva 2009/42/CE debe trabajar en este sentido y aplicarse a los datos a partir de 2011, en consonancia con la práctica voluntaria que 18 Estados miembros ya están desarrollando.

 
  
MPphoto
 
 

  Viktor Uspaskich (ALDE), por escrito. (LT) Señorías, esta versión de la recopilación sistemática de datos estadísticos es particularmente importante para nosotros. En Lituania, el transporte de mercancías por vía marítima constituye solo un pequeño porcentaje de todos los bienes transportados y, por consiguiente, es posible avanzar mucho más en este campo. Además, nuestro sector turístico costero también tiene un gran potencial de crecimiento. Mediante la modernización de la logística del transporte de mercancías y el fomento de la comodalidad, es decir, la combinación de distintos modos de transporte dentro de la misma cadena de transporte, tenemos la oportunidad de aumentar la prosperidad de la región del Báltico. Esto es particularmente importante para mantener la futura competitividad de los puertos europeos, como el puerto lituano de Klaipeda. Una cooperación más estrecha entre los países del Báltico ayudará a aproximarlos entre sí y hará que el mercado de nuestra región sea más armónico y accesible para el conjunto de la Unión Europea. En la actualidad, los países bálticos están, en gran medida, aislados de la red transeuropea de transporte. Se espera que el tráfico entre los países bálticos se duplique para el año 2020 y, por lo tanto, tenemos que abordar la falta una infraestructura y una accesibilidad adecuadas. Pero sobre todo, debemos asegurarnos de que la recopilación de datos no cree una carga adicional para los Estados miembros. No tenemos nada que perder.

 
  
  

Informe: Barbara Matera (A7-0270/2010)

 
  
MPphoto
 
 

  Maria Da Graça Carvalho (PPE), por escrito. (PT) Dado que Dinamarca ha presentado una solicitud de asistencia para 951 despidos en 45 empresas que operan en la división 28 de la NACE, revisión 2, (fabricación de maquinaria y equipo) en la región NUTS II de Jutlandia Septentrional, he votado a favor de la resolución porque estoy de acuerdo con la propuesta de la Comisión y con las enmiendas respectivas presentadas por el Parlamento. También estoy de acuerdo en que la propuesta de la Comisión, en su exposición de motivos, debería incluir información clara y detallada sobre los criterios de aplicación, análisis y elegibilidad y explicar las razones que han llevado a su aprobación, de conformidad con las peticiones formuladas por el Parlamento.

 
  
MPphoto
 
 

  David Casa (PPE), por escrito. – El FEAG es un fondo estructural importante de la UE que nos permite ayudar a los trabajadores que han perdido su empleo como consecuencia de los cambios en las tendencias mundiales. Este ha sido el caso en una serie de Estados miembros, como España, donde la existencia del fondo ha demostrado ser especialmente beneficiosa. En vista de lo anterior, estoy de acuerdo con las decisiones adoptadas por la ponente y han decidido votar a favor del informe.

 
  
MPphoto
 
 

  Mário David (PPE), por escrito. (PT) A la luz de los cambios estructurales en el comercio internacional, es vital que la economía europea sea capaz de aplicar con eficacia los instrumentos de apoyo a los trabajadores afectados por ellos, así como capacitarles con el fin de facilitar su rápida reintegración en el mercado laboral. Dado que Dinamarca ha presentado una solicitud de asistencia para 951 despidos en 45 empresas que operan en la región NUTS II de Jutlandia Septentrional, me gustaría recordar la serie de razones que expuse en la explicación de mi voto sobre la movilización del Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización en la región española de Cataluña, para explicar mi voto a favor de este informe.

 
  
MPphoto
 
 

  Diogo Feio (PPE), por escrito. (PT) Se trata de una resolución sobre la propuesta de decisión del Parlamento y del Consejo relativa a la movilización del Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización en los términos del punto 28 del Acuerdo Interinstitucional de 17 de mayo de 2006 entre el Parlamento Europeo, el Consejo y la Comisión sobre disciplina presupuestaria y buena gestión financiera.

Las industrias de fabricación de maquinaria y equipos para el sector del transporte marítimo en la región danesa de Jutlandia Septentrional se vieron sorprendidas por los cambios en los mercados y la crisis crediticia mundial, por lo que sufrieron recortes drásticos en los pedidos, lo que ocasionó despidos en más de 40 empresas.

En regiones como Jutlandia Septentrional, que dependen en particular de un sector, la recuperación del mercado y la redistribución de trabajadores en otras áreas de actividad tienden a ser más lentas y difíciles. Creo que la movilización del Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización está justificada en este caso.

 
  
MPphoto
 
 

  José Manuel Fernandes (PPE), por escrito. (PT) Ante el impacto social de la crisis económica mundial, que ha tenido una incidencia particular sobre el empleo, el uso adecuado del Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización (FEAG) tiene una importancia crucial en el alivio de la difícil situación de muchas personas y familias europeas, contribuyendo a su reintegración social y desarrollo profesional, mientras que, al mismo tiempo, proporciona nuevos recursos para satisfacer las necesidades de las empresas e impulsar la economía. El plan de intervención de Dinamarca, con medidas para ayudar a 951 personas que han sido despedidas de 45 empresas de fabricación de maquinaria y equipos en la pequeña región de Jutlandia Septentrional, se encuadra dentro del mismo marco. En este caso, el 40 % de los trabajadores despedidos estaban especializados en trabajo manual, metalurgia y construcción mecánica, y el 33 % de los trabajadores fueron clasificados como mano de obra no calificada. Esta situación muestra claramente la necesidad de una evaluación técnica y profesional eficaz de las personas afectadas por esta crisis mundial. Espero, por consiguiente, que las instituciones europeas redoblen sus esfuerzos en la aplicación de medidas que aceleren y mejoren las tasas de utilización de un recurso tan importante como el FEAG, que actualmente cuenta con niveles muy bajos de movilización. Este año, solo se solicitó el 11 % de los 500 millones de euros disponibles.

 
  
MPphoto
 
 

  Estelle Grelier (S&D), por escrito. (FR) Una vez más, el Parlamento ha solicitado que se autorice el pago de las ayudas del Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización a los trabajadores despedidos como consecuencia de la crisis o las reubicaciones. De nuevo, esta ayuda se distribuirá entre las líneas presupuestarias inicialmente asignadas a otros programas europeos, toda vez que el Fondo de Adaptación a la Globalización no tiene fondos propios en el marco financiero actual.

Con la finalidad de poner término a esta situación, he trabajado, durante la elaboración del presupuesto para 2011, en la creación de una línea crediticia de pago específico para el Fondo de Adaptación a la Globalización. La suma de 50 millones de euros ha sido por tanto aprobada por el Parlamento el 20 de octubre de 2010 durante la votación sobre su lectura del presupuesto.

Esta suma, que es simbólica en comparación con las necesidades anuales, está aún pendiente de confirmación, ya el Consejo Europeo rechazó inicialmente la propuesta de conceder recursos propios al Fondo Europeo de Adaptación. Es por eso que voy a seguir pendiente de esta cuestión, con la esperanza de alcanzar la consolidación presupuestaria y legislativa de este mecanismo.

 
  
MPphoto
 
 

  Elisabeth Köstinger (PPE), por escrito. (DE) Debo felicitar a la señora Matera muy sinceramente por el conjunto de cuatro informes sobre la movilización del Fondo de Adaptación a la Globalización. La ampliación del ámbito de aplicación de este Fondo para incluir a los trabajadores ha sido un paso importante para que podamos apoyar directamente a los ciudadanos europeos. El instrumento del Fondo de Adaptación a la Globalización está destinado a ayudar a quienes han sido sorprendidos por los efectos de la globalización. Para que el dinero facilitado pueda emplearse también de forma efectiva, en necesario que llegue con prontitud y de manera selectiva a sus lugares de destino. Esa es la única manera de garantizar que ayudamos a los ciudadanos europeos e incrementamos la confianza en la UE.

 
  
MPphoto
 
 

  Giovanni La Via (PPE), por escrito. (IT) He votado a favor de la movilización del Fondo Europeo de Ajuste a la Globalización (FEAG) en favor de Dinamarca, porque considero que ese instrumento es un recurso valioso para el apoyo a los trabajadores en dificultades a causa de la crisis económica.

El FEAG fue creado en 2006 para proporcionar ayuda práctica a los trabajadores despedidos por razones asociadas a la deslocalización de sus empresas o, tras la modificación de 2009, a causa de la crisis económica, con el propósito de facilitar su reinserción en el mercado laboral. La votación de hoy tenía relación con una solicitud de ayudas a 1 122 trabajadores en 45 empresas de fabricación de maquinaria en la región de Jutlandia Septentrional, por un monto de 7 521 359 euros, financiados por el Fondo.

Para concluir, me congratulo de la aprobación del informe, lo que demuestra que el FEAG es un recurso útil y eficaz para la lucha contra el desempleo resultante de la globalización y la crisis económica.

 
  
MPphoto
 
 

  Willy Meyer (GUE/NGL), por escrito. (ES) He votado a favor de este informe para destinar fondos provenientes del Fondo Europeo para la Adaptación a la Globalización (FEAG), en concreto para los 951 despidos que se han producido en 45 empresas cuya actividad se desarrollaba en el marco de la división 28 («Fabricación de maquinaria y equipo») de la NACE, revisión 2, en la región NUTS II de Jutlandia Septentrional. El FEAG proporciona ayuda adicional a los trabajadores que sufren las consecuencias de grandes cambios estructurales en los patrones del comercio mundial, así como ayudas para reintegrarse en el mercado de trabajo. Dinamarca ha presentado solicitud de fondos del FEAG para despidos del sector de la automoción que se ajustan al Reglamento del propio Fondo. Ahora debe garantizarse que el FEAG apoye la reintegración al mercado laboral de los trabajadores despedidos, a pesar de que la asistencia del FEAG no debe sustituir a las acciones que sean responsabilidad de las empresas en virtud de la legislación nacional o de convenios colectivos, ni a las medidas de reestructuración de empresas o sectores.

 
  
MPphoto
 
 

  Alexander Mirsky (S&D) , por escrito. (LV) Es muy importante no asumir una actitud de laissez faire respecto al desempleo. En este ámbito, es esencial que las personas sientan que cuentan con apoyo tanto de los gobiernos nacionales como de la UE en su conjunto. Aunque he votado a favor, todavía estoy confuso en cuanto al modo de distribución del importe de la ayuda. ¿Por qué los Países Bajos van a recibir alrededor de 3 000 euros por cada despido, mientras que España recibirá 1 000 euros y Dinamarca 7 000? ¿Es que el reciclaje y la readaptación profesionales cuestan siete veces más en Dinamarca que en España? Con independencia de esta cuestión extremadamente desconcertante, me veo obligado a estar de acuerdo con la ponente, la señora Matera, en que la concesión de esta ayuda financiera es una medida necesaria y oportuna. Es una vergüenza que el Gobierno de Letonia no haya participado en esta ocasión y no presente una solicitud. En la actualidad, hay 180 000 personas desempleadas en Letonia.

 
  
MPphoto
 
 

  Maria do Céu Patrão Neves (PPE), por escrito. (PT) Dado que Dinamarca ha presentado una solicitud de asistencia para 951 despidos en 45 empresas que operan en la división 28 de la NACE, revisión 2, (fabricación de maquinaria y equipo) en la región NUTS II de Jutlandia Septentrional, he votado a favor de la resolución porque estoy de acuerdo con la propuesta de la Comisión y con las enmiendas respectivas presentadas por el Parlamento.

Me gustaría destacar lo siguiente por su especial relevancia: (1) el Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización (FEAG) apoya la reinserción en el mercado laboral de trabajadores despedidos, sin exonerar a las empresas de sus responsabilidades; (2) en el contexto de la movilización del FEAG, la Comisión ha propuesto una fuente alternativa de dotaciones de pago distintas a los recursos del Fondo Social Europeo (FSE) no utilizados, como el Parlamento ha exigido; (3) el funcionamiento y el valor añadido del FEAG debería valorarse en el contexto de la evaluación general de los programas y otros varios instrumentos creados por el Acuerdo Interinstitucional del 17 de mayo de 2006, en el ámbito proceso de revisión a medio plazo del marco financiero plurianual 2007-2013 (MFP); (4) la propuesta de la Comisión incluye información sobre la solicitud, analizando los criterios de elegibilidad y explicando las razones que han llevado a su aprobación, también en este caso en consonancia con las peticiones del Parlamento.

 
  
MPphoto
 
 

  Paulo Rangel (PPE), por escrito. (PT) Dado que Dinamarca ha presentado una solicitud de asistencia para 951 despidos en 45 empresas que operan en la división 28 de la NACE, revisión 2, (fabricación de maquinaria y equipo) en la región NUTS II de Jutlandia Septentrional, he votado a favor de la resolución porque estoy de acuerdo con la propuesta de la Comisión y con las enmiendas respectivas presentadas por el Parlamento. También estoy de acuerdo en que la propuesta de la Comisión, en su exposición de motivos, debería incluir información clara y detallada sobre la solicitud, analizando los criterios de elegibilidad y explicando las razones que han llevado a su aprobación, de conformidad con las peticiones formuladas por el Parlamento.

 
  
MPphoto
 
 

  Raül Romeva i Rueda (Verts/ALE), por escrito. – Con esta votación, el Parlamento Europeo toma nota del hecho de que Dinamarca ha solicitado asistencia en relación con los casos relativos a 951 despidos en 45 empresas que operan en la división 28 de la NACE, revisión 2, (fabricación de maquinaria y equipo) en la región NUTS II de Jutlandia Septentrional. La solicitud cumple los criterios de elegibilidad establecidos por el Reglamento FEAG. En su resolución, el Parlamento Europeo solicita a las instituciones implicadas que hagan los esfuerzos necesarios para acelerar la movilización del FEAG; recuerda el compromiso de las instituciones para garantizar un procedimiento sencillo y rápido para la aprobación de las decisiones sobre la movilización del FEAG, proporcionando ayudas individuales únicas y de duración limitada orientadas a auxiliar a los trabajadores que han sufrido despidos como consecuencia de la globalización y la crisis financiera y económica; y destaca el papel que el FEAG puede desempeñar en la reinserción en el mercado laboral de los trabajadores que han sido despedidos.

 
  
MPphoto
 
 

  Silvia-Adriana Ţicău (S&D), por escrito. (RO) La Comunidad Europea de Asociaciones de Astilleros (CESA) calcula que la demanda mundial en la industria de la construcción naval se reducirá en 2014 como consecuencia de la crisis financiera mundial, mientras que en el futuro la industria de la construcción naval se trasladará a las zonas con costes más bajos, en especial a regiones de Asia. Dada la carencia de una política europea de apoyo al sector del transporte marítimo, es improbable que los niveles de producción vuelvan a los anteriores a la crisis actual. En mi propia ciudad de Galaţi, el astillero Damen también se enfrenta a los efectos de la crisis económica y financiera, por lo que tuvo que despedir a alrededor de 600 trabajadores solo en 2009. En 2010, se espera el despido de otros 500 trabajadores. He votado a favor de la Resolución del Parlamento Europeo sobre la movilización del Fondo Europeo de Ajuste a la Globalización (FEAG), solicitada por Dinamarca, para el uso de 7521359 euros con el fin de cofinanciar el programa de ayudas a 951 trabajadores despedidos en la región de Jutlandia Septentrional entre el 15 de febrero de 2009 y 14 de noviembre de 2009. Los despidos se efectuaron en 45 empresas que participan en la producción de maquinaria y equipos para el sector de la construcción naval.

 
  
MPphoto
 
 

  Angelika Werthmann (NI), por escrito. (DE) Aquí se plantea la cuestión de prestar ayudas a las empresas en el sector de fabricación de maquinaria y equipos en la región central de Jutlandia Septentrional. En esa región en el extremo noreste de Jutlandia Septentrional, fueron despedidas 951 personas en 45 empresas entre el 15 de febrero y 14 de noviembre de 2009. Con el fin de apoyar a esos trabajadores en su reinserción laboral, está movilizándose un importe de 7 521 359 del Fondo.

 
  
  

Informe: Barbara Matera (A7-0269/2010)

 
  
MPphoto
 
 

  Alfredo Antoniozzi (PPE), por escrito. (IT) Como ya tuve ocasión de explicar en marzo de este año en el momento de la votación sobre el informe Böge, el uso del Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización como un instrumento útil para hacer frente a las consecuencias de la crisis económica y financiera es una iniciativa muy valiosa, que proporciona una práctica respuesta en concepto de ayuda financiera. Desde entonces han sido aceptadas otras varias solicitudes, incluyendo la que hoy nos ocupa. Eso, creo yo, es la mejor demostración de la utilidad de la iniciativa.

 
  
MPphoto
 
 

  Maria Da Graça Carvalho (PPE), por escrito. (PT) Dado que los Países Bajos han presentado solicitudes de ayudas para 512 casos de despido en NXP Semiconductors Netherlands, que opera en el sector de la electrónica, en las regiones NUTS II de Gelderland y Eindhoven, he votado a favor de la resolución por estar de acuerdo con la propuesta de la Comisión y también con las respectivas enmiendas introducidas por el Parlamento. También coincido con la propuesta de que la Comisión de una fuente de financiación para pagos alternativos para recursos no empleados del Fondo Social Europeo (FSE), en el contexto de la movilización del Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización (FEAG), prestando así atención a los frecuentes recordatorios del Parlamento de que el FEAG fue creado como un instrumento específico separado, con sus propios objetivos y plazos, y que, por consiguiente, es necesario para identificar las líneas presupuestarias adecuadas para las transferencias.

 
  
MPphoto
 
 

  David Casa (PPE), por escrito. – El FEAG es un fondo estructural importante de la UE que nos permite ayudar a los trabajadores que han perdido su empleo como consecuencia de los cambios en las tendencias mundiales. Se ha hecho necesario permitir el acceso a este fondo a los trabajadores de los Países Bajos que han sufrido despidos en el sector de la electrónica. En vista de ello, estoy de acuerdo con las decisiones que se adoptadas por la ponente y he decidido votar a favor de este informe.

 
  
MPphoto
 
 

  Mário David (PPE), por escrito. (PT) La ayuda a los trabajadores despedidos debido a la reestructuración y la deslocalización debe ser dinámica y flexible para que pueda ponerse en marcha rápidamente y con eficacia. Dado que los Países Bajos han solicitado la asistencia para 512 casos de despido en NXP Semiconductors Netherlands, que opera en el sector de la electrónica en las regiones de Gelderland y Eindhoven, y teniendo en cuenta las justificaciones que presenté en la explicación de mi voto sobre la movilización del Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización para la región española de Cataluña, voy a votar a favor de este informe.

 
  
MPphoto
 
 

  Diogo Feio (PPE), por escrito. (PT) Una vez más, nos enfrentamos con el problema del cierre de la principal industria de una ciudad, en este caso en Nijmegen, con la circunstancia agravante de que no está previsto el establecimiento de cualquier otra con el mismo potencial de empleabilidad.

La búsqueda de resoluciones adoptadas por el Parlamento le permite comprender a uno con mayor claridad el alcance y la magnitud del problema en varios países europeos. Esos Estados aún no han demostrado su capacidad de contrarrestar la falta de coordinación y la pérdida de atractivo para la inversión y la innovación.

Sin nada que se esté haciendo, me preocupa que las solicitudes para la movilización del fondo se multipliquen y que el propio fondo pueda resultar insuficiente para ayudar a los trabajadores que son víctimas de cambios repentinos e inesperados en sus respectivos negocios.

 
  
MPphoto
 
 

  José Manuel Fernandes (PPE), por escrito. (PT) Teniendo en consideración los efectos de la actual crisis económica y financiera mundial sobre la actividad industrial y los empleos específicos del sector de la electrónica, se hace necesario que haya un programa urgente y eficaz de apoyo a los 512 trabajadores despedidos de la empresa NXL Semiconductores Netherlands, en las regiones holandesas de Gelderland y Eindhoven. Vale la pena destacar el impacto regional y social resultante del declive de la actividad en la unidad empresarial en Nijmegen, en la provincia de Gelderland, donde estaba el mayor empleador local, con un gran número de trabajadores no especializados que habían trabajado en la empresa durante décadas. Esta situación pone de relieve la necesidad de un plan para ayudar a la recuperación y recualificación de estos antiguos empleados, con el fin de promover su reintegración en el mercado laboral. Me gustaría repetir la advertencia sobre la necesidad de garantizar los mecanismos que faciliten y aceleren la movilización y el uso de los recursos del Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización (FEAG) por parte de los países europeos.

 
  
MPphoto
 
 

  Giovanni La Via (PPE), por escrito. (IT) He votado a favor de la movilización del Fondo Europeo de Ajuste a la Globalización (FEAG) en favor de los Países Bajos porque considero que ese instrumento es un recurso valioso para el apoyo a los trabajadores en dificultades a causa de la crisis económica.

El FEAG fue creado en 2006 para proporcionar ayuda práctica a los trabajadores despedidos por razones asociadas a la deslocalización de sus empresas o, tras la modificación de 2009, a causa de la crisis económica, con el propósito de facilitar su reinserción en el mercado laboral. La votación de hoy tenía relación con una solicitud de ayudas 1590 trabajadores en NXL Semiconductores Netherlands, una empresa de electrónica en las regiones de Gelderland y Eindhoven, por un monto de 1809434 de euros financiados por el Fondo.

Para concluir, me congratulo de la aprobación del informe, lo que demuestra que el FEAG es un recurso útil y eficaz para la lucha contra el desempleo resultante de la globalización y la crisis económica.

 
  
MPphoto
 
 

  Willy Meyer (GUE/NGL), por escrito. (ES) He votado a favor de este informe para destinar fondos provenientes del Fondo Europeo para la Adaptación a la Globalización (FEAG), en concreto para los 512 despidos que se han producido en NXL Semiconductors Netherlands, cuya actividad se desarrolla en el sector de la electrónica en las regiones NUTS II de Gelderland y Eindhoven. El FEAG proporciona ayuda adicional a los trabajadores que sufren las consecuencias de grandes cambios estructurales en los patrones del comercio mundial, así como ayuda para reintegrarse en el mercado de trabajo. Holanda ha presentado solicitud de fondos del FEAG para despidos del sector de la automoción que se ajustan al Reglamento del propio Fondo. Ahora debe garantizarse que el FEAG apoye la reintegración en el mercado laboral de los trabajadores despedidos, a pesar de que la asistencia del FEAG no debe sustituir a las acciones que sean responsabilidad de las empresas en virtud de la legislación nacional o de convenios colectivos, ni a las medidas de reestructuración de empresas o sectores.

 
  
MPphoto
 
 

  Maria do Céu Patrão Neves (PPE), por escrito.(PT) Dado que Holanda ha presentado solicitudes de asistencia para 512 despidos en NXP Semiconductors Netherlands, que opera en el sector de la electrónica en las regiones NUTS II de Gelderland y Eindhoven, he votado a favor de la resolución porque estoy de acuerdo con la propuesta de la Comisión y con las enmiendas respectivas presentadas por el Parlamento.

Me gustaría destacar lo siguiente por su especial relevancia: (1) el Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización (FEAG) apoya la reinserción en el mercado laboral de trabajadores despedidos, sin exonerar a las empresas de sus responsabilidades; (2) en el contexto de la movilización del FEAG, la Comisión ha propuesto una fuente alternativa de dotaciones de pago distintas a los recursos del Fondo Social Europeo (FSE) no utilizados, como el Parlamento ha exigido; (3) el funcionamiento y el valor añadido del FEAG debería valorarse en el contexto de la evaluación general de los programas y otros varios instrumentos creados por el Acuerdo Interinstitucional del 17 de mayo de 2006, en el proceso de revisión a medio plazo del marco financiero plurianual 2007-2013 (MFP); (4) la propuesta de la Comisión incluye información sobre la solicitud, analizando los criterios de elegibilidad y explicando las razones que han llevado a su aprobación, también en este caso en consonancia con las peticiones del Parlamento.

 
  
MPphoto
 
 

  Paulo Rangel (PPE), por escrito. (PT) Dado que Holanda ha presentado solicitudes de ayuda para 512 despidos en NXP Semiconductors Netherlands, que opera en el sector de la electrónica en las regiones NUTS II de Gelderland y Eindhoven, he votado a favor de la resolución porque estoy de acuerdo con la propuesta de la Comisión y con las enmiendas respectivas presentadas por el Parlamento. También estoy de acuerdo en que la propuesta de la Comisión, en su exposición de motivos, debería incluir información clara y detallada sobre la solicitud, analizando los criterios de elegibilidad y explicando las razones que han llevado a su aprobación, de conformidad con las peticiones formuladas por el Parlamento.

 
  
MPphoto
 
 

  Raül Romeva i Rueda (Verts/ALE), por escrito. – Considerando que la asistencia financiera de la Unión a los trabajadores despedidos debería ser dinámica y facilitarse de la forma más rápida y eficiente posible, de conformidad con la Declaración conjunta del Parlamento Europeo, el Consejo y la Comisión aprobada durante la reunión de concertación el 17 de julio de 2008, y teniendo debidamente en cuenta el Acuerdo Interinstitucional de 17 de mayo de 2006 en relación con la adopción de las decisiones de movilización del FEAG; considerando que los Países Bajos han solicitado ayudas en relación con los casos relativos a 512 despidos en NXP Semiconductors Netherlands, que opera en el sector de la electrónica en las regiones NUTS II de la Gelderland y Eindhoven; considerando que la solicitud cumple los criterios de elegibilidad establecidos por el Reglamento FEAG, el PE solicita a las instituciones implicadas que hagan los esfuerzos necesarios para acelerar la movilización del FEAG; recuerda el compromiso de las instituciones para garantizar un procedimiento sencillo y rápido para la aprobación de las decisiones sobre la movilización del FEAG, proporcionando ayudas individuales únicas y de duración limitada orientadas a auxiliar a los trabajadores que han sufrido despidos como consecuencia de la globalización y la crisis financiera y económica; y destaca el papel que el FEAG puede desempeñar en la reinserción en el mercado laboral de los trabajadores que han sido despedidos.

 
  
MPphoto
 
 

  Silvia-Adriana Ţicău (S&D), por escrito. (RO) He votado a favor de la Resolución del Parlamento Europeo sobre la movilización del Fondo Europeo de Ajuste a la Globalización (FEAG) en respuesta a la solicitud presentada por NL/NXP Semiconductores en los Países Bajos.

El 26 de marzo de 2010, los Países Bajos solicitaron la asistencia financiera del FEAG para 512 de los 590 trabajadores despedidos en NXP Semiconductors, que opera en el sector de la electrónica en las regiones NUTS II de Gelderland y Eindhoven. El número total de trabajadores despedidos consta de 425 hombres y 87 mujeres, lo que también incluye a siete trabajadores con problemas graves de salud o discapacidad (1,3 %). Los Países Bajos destacan el grave impacto de estos despidos, ya que NXP Semiconductors es el principal empleador industrial de la zona, ofreciendo puestos de trabajo a un gran número de trabajadores poco cualificados que estaban empleados en la empresa desde hacía varias décadas. La falta de oportunidades de empleo en empresas similares en la región plantea un problema específico a los trabajadores con experiencia especializada en la producción de semiconductores.

La movilización del FEAG es particularmente importante en términos de reinserción de los trabajadores despedidos en el mercado laboral. Sin embargo, quiero llamar la atención de la Comisión y los Estados miembros sobre la necesidad de desarrollar una política industrial de la UE que sea sostenible y cree nuevos puestos de trabajo.

 
  
MPphoto
 
 

  Angelika Werthmann (NI), por escrito. (DE) Desde el 1 de mayo de 2009, el alcance del Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización se ha ampliado. Ahora también se destina a prestar apoyo a los trabajadores despedidos como consecuencia directa de la crisis financiera y económica mundial. En las regiones NUTS II de Gelderland y Eindhoven, en los Países Bajos, 512 trabajadores han sido despedidos en NXP Semiconductors Netherlands. Para apoyar a estos trabajadores se ha movilizado un importe de 1 809 434 euros.

 
  
  

Informe: Barbara Matera (A7-0271/2010)

 
  
MPphoto
 
 

  Luís Paulo Alves (S&D), por escrito. (PT) He votado a favor de este informe que ha aprobado la movilización de 2,4 millones de euros del Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización (FEAG) para Portugal, cuyo objetivo es auxiliar a los trabajadores despedidos de Qimonda. Esto responde a la solicitud portuguesa de movilización del FEAG de diciembre de 2009. El FEAG fue creado con el fin de proporcionar apoyo adicional a los trabajadores afectados por las consecuencias de cambios estructurales importantes en el comercio internacional. El paquete de ayudas del FEAG tiene por objeto proteger la posición de los 839 trabajadores despedidos de Qimonda Portugal entre el 8 de junio y 8 de octubre del año pasado. Esta cantidad financiará las acciones siguientes: el reconocimiento de capacidades, la formación profesional, la formación y el apoyo enfocados a la creación de empleo, el respaldo a la autopromoción e incentivos para la contratación y la experiencia adquiridas en el lugar de trabajo. Por consiguiente, creo que es esencial para que hagamos todo lo posible para agilizar la movilización del FEAG, teniendo en consideración el compromiso asumido por las instituciones europeas con el fin de garantizar un procedimiento rápido y simple para la aprobación de estas decisiones.

 
  
MPphoto
 
 

  Regina Bastos (PPE), por escrito. (PT) He votado a favor de la resolución para la movilización del Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización (FEAG) por un monto total de 2 405 671 euros a Portugal para 839 casos de despido, que tuvieron lugar en Qimonda Portugal SA entre el 8 de junio y el 8 de octubre del año pasado. Esos fondos están destinados a auxiliar a los trabajadores Qimonda que han sido despedidos, a través del reconocimiento de las capacidades, la formación profesional, la formación y el apoyo con miras a la creación de empresas, la asistencia en la auto-colocación e incentivos para la contratación y la práctica profesional adquiridas en el lugar de trabajo. Esta es la segunda vez que Portugal ha presentado una solicitud de movilización del FEAG para la región Norte. En 2009, se movilizaron 832 800 euros tras los despidos en el sector textil. Por último, lamento que el Gobierno portugués no haya aprendido a hacer uso del potencial del fondo. Mientras que los antiguos empleados de la empresa holandesa NXP Semiconductors van a percibir 3 534 euros per capita y los ex empleados daneses de Jutlandia Septentrional 7 908 euros cada uno, los antiguos empleados portugueses de Qimonda solo percibirán 2 867 euros per capita de la ayuda concedida por el fondo.

 
  
MPphoto
 
 

  Maria Da Graça Carvalho (PPE), por escrito. (PT) Dado que Portugal ha solicitado ayudas para 839 casos de despido en Qimonda SA, una empresa multinacional del sector de la electrónica en la región NUTS II Norte, he votado a favor de la resolución, ya que estoy de acuerdo con la propuesta de la Comisión, junto con las respectivas enmiendas introducidas por el Parlamento. También estoy de acuerdo en que el funcionamiento y el valor añadido del Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización debe valorarse en el contexto de la evaluación general de los programas y otros varios instrumentos creados por el Acuerdo Interinstitucional del 17 de mayo de 2006 en el proceso de revisión a medio plazo del marco financiero plurianual 2007-2013.

 
  
MPphoto
 
 

  David Casa (PPE), por escrito. – El FEAG es un fondo estructural importante de la UE que nos permite ayudar a los trabajadores que han perdido su empleo como consecuencia de los cambios en las tendencias mundiales. Para que este fondo sea efectivo, es fundamental permitir su acceso a él cuando sea necesario y de un modo oportuno y eficiente. Por estos motivos, tengo que apoyar a la ponente en sus conclusiones y he decidido votar a favor de este informe.

 
  
MPphoto
 
 

  Carlos Coelho (PPE), por escrito. (PT) El cierre de Qimonda en Vila do Conde ha tenido el efecto inmediato de añadir otros 1 000 trabajadores desempleados en la región Norte del país. En ese momento, la región ya presentaba la mayor tasa de desempleo del país: entre enero y octubre de 2009, las oficinas de empleo en la región norte registraron un flujo mensual medio de 22 000 personas desempleadas. A raíz de los despidos llevados a cabo por la empresa Qimonda Portugal SA, se presentó el 17 de diciembre de 2009 una solicitud de ayuda para 839 trabajadores despedidos.

En función de la evaluación que llevó a cabo, la Comisión llegó a la conclusión de que se habían cumplido todas las condiciones necesarias. Presentó entonces la propuesta de decisión para movilizar el Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización con el fin de apoyar la reinserción de esos trabajadores, que son víctimas de despidos como consecuencia directa de la crisis financiera y económica mundial.

Por consiguiente, respaldo esta decisión, que permite la movilización de 2 405 671 euros con cargo al presupuesto general de la UE para 2010 para prestar asistencia financiera en respuesta a la petición portuguesa. También me gustaría hacer hincapié en la necesidad de garantizar que su aprobación se gestione con celeridad.

 
  
MPphoto
 
 

  Mário David (PPE), por escrito. (PT) El Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización (FEAG), una iniciativa de 2005 del Presidente de la Comisión, señor Barroso, a raíz del informe de la Comisión Valores europeos en un mundo globalizado, tiene ahora un nuevo formato que lo hace más transparente, con objetivos más amplios que incorporan las consecuencias de la crisis actual y que señala el camino hacia tiempos de espera más breves para que los fondos estén disponibles, lo que espero que suceda en este caso.

Aunque he votado a favor de la propuesta, me parece lamentable que, una vez más, el Gobierno portugués no haya sabido aprovechar el fondo al máximo, como sí se ha hecho en otros países y como está ampliamente demostrado por la cantidad per cápita de los fondos solicitados con cargo al FEAG, cuando se analizan las diferentes solicitudes.

Hoy, por ejemplo, ha habido votaciones sobre otras solicitudes de ayuda con cargo al FEAG, que han puesto de manifiesto que mientras los ex trabajadores de la empresa holandesa NXP Semiconductors van a percibir 3 534 euros per capita, los ex trabajadores daneses de Jutlandia Septentrional obtendrán 7 908 cada uno. En el caso de los antiguos empleados portugueses de Qimonda, que están cubiertos por el fondo, solo recibirán 2 867 euros per cápita en concepto de ayuda del fondo. Este está destinado a medidas como el reconocimiento de capacidades, la formación profesional, la formación y el apoyo enfocados a la creación de empresas, el respaldo a la auto-colocación o incentivos para la contratación y la práctica profesional adquiridas en el lugar de trabajo.

 
  
MPphoto
 
 

  Edite Estrela (S&D), por escrito. (PT) He votado a favor de este informe porque creo que la movilización del Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización (FEAG) para Portugal es crucial con el fin de apoyar a los trabajadores despedidos de Qimonda. Los 2,4 millones de euros que se movilizan resultarán sin duda insuficientes para abordar los efectos negativos de los despidos, pero serán de gran ayuda. La movilización debe ser simple y rápida, y debería incluir programas de formación que contribuyesen a la reinserción efectiva en el mercado laboral de los trabajadores afectados.

 
  
MPphoto
 
 

  Diogo Feio (PPE), por escrito. (PT) La empresa portuguesa Qimonda, que forma parte de un grupo alemán líder en el mundo, se contemplaba en Portugal como un ejemplo de éxito y como una empresa a la vanguardia de su sector. Ha sido el mayor exportador portugués, y antes de ser conocida por los problemas que han llevado a su insolvencia, estaba preparándose para invertir en nuevas tecnologías y había obtenido financiación pública para apoyar la producción de células solares. Los empleados de Qimonda estaban altamente cualificados y tenían altos índices de productividad, sin nada que sugiriese que la empresa dejaría de ser viable en un espacio tan corto de tiempo. En 2008, la compañía incluso consideró la posibilidad de crear tres plantas más en Portugal, todas ellas alrededor de la localidad de Vila do Conde. La región Norte, donde Qimonda estaba establecida, tiene tradición industrial y se ha visto muy afectada por el cierre de empresas y el desempleo. La capacidad Qimonda para atraer trabajadores cualificados, tan necesarios para la región, se ha visto ahora comprometida.

Confío en que los empleados de Qimonda puedan obtener suficiente ayuda de la movilización del fondo y tengan éxito en su plena reintegración en el mercado laboral. Me gustaría aquí expresar mi solidaridad con ellos y sus familias.

 
  
MPphoto
 
 

  José Manuel Fernandes (PPE), por escrito. (PT) El cierre de la fábrica de Qimonda en Vila do Conde ha agravado los altos niveles de desempleo en el norte de Portugal. En este caso, 900 trabajadores fueron despedidos, la gran mayoría de los cuales tiene un bajo nivel educativo: el 36,6 % tiene solo la educación básica y únicamente el 10,7 % accedió a la educación post-secundaria. Por lo tanto, vale la pena señalar la importancia de este plan de ayudas a 839 de los trabajadores despedidos con el fin de mitigar el impacto de la grave crisis económica, financiera y social que esta región está experimentando. También me gustaría hacer hincapié en la importancia de medidas tales como la certificación de competencias, la formación profesional, incentivos para la creación de empleo y la oportunidad de adquirir nuevas experiencias en el lugar de trabajo. Por otro lado, es lamentable que en dos años esta sea solo la segunda solicitud que Portugal ha presentado al Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización para recibir apoyo directo para los trabajadores en la región Norte. Ante el abrumador número de desempleados y el empobrecido estado de las finanzas públicas en Portugal, junto con la recesión económica en 2011, bajo recientes medidas de austeridad, el gobierno tiene el deber y la obligación de actuar de manera más competente en la captación de estos fondos para respaldar de forma concreta a los trabajadores desempleados.

 
  
MPphoto
 
 

  Ilda Figueiredo (GUE/NGL), por escrito. (PT) El Parlamento ha aprobado la movilización de 2,4 millones de euros del Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización (FEAG), destinados a apoyar a los trabajadores que han sido despedidos de Qimonda, a través de una solicitud presentada por el Gobierno portugués el 17 de diciembre de 2009. Esto implica la movilización de una suma total de 2 405 671 euros del FEAG para Portugal, y afecta a los 839 despidos efectuados en Qimonda Portugal SA entre el 8 de junio y 8 de octubre del año pasado. El coste total estimado de este paquete es 3,7 millones de euros, de los cuales 2,4 millones, o 65 % del coste total, se solicitaron con cargo al FEAG.

Lamentablemente, la Comisión y el Consejo no estuvieron disponibles para intervenir cuando hubiese sido posible mantener la empresa en funcionamiento y evitar que esta compañía multinacional, con sede en Alemania, despidiese trabajadores. Este escaso apoyo a los desempleados solo se produce ahora, con retraso.

Esta es la décimo sexta solicitud remitida para su examen en el marco del presupuesto de 2010, e incluirá las siguientes medidas: el reconocimiento de competencias, la formación profesional, la formación y el apoyo dirigidos a la creación de empleo, el respaldo a la autopromoción e incentivos para la contratación y la experiencia adquirida en el lugar de trabajo.

La región Norte, donde se han llevado a cabo los despidos, ya había recibido autorización para ayudas del FEAG en función de una solicitud previa de 2009 con respecto a despidos en el sector textil. En aquella ocasión se movilizó una suma de 832 000 euros.

 
  
MPphoto
 
 

  Giovanni La Via (PPE), por escrito. (IT) He votado a favor de la movilización del Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización (FEAG) en favor de Portugal porque considero que ese instrumento es un recurso valioso para el apoyo a los trabajadores en dificultades a causa de la crisis económica.

El FEAG fue creado en 2006 para proporcionar apoyo práctico a los trabajadores despedidos por razones asociadas a la deslocalización de sus empresas o, tras la modificación de 2009, a causa de la crisis económica, con el fin de facilitar su reinserción en el mercado laboral. La votación de hoy tenía que ver con una solicitud de ayuda para 839 trabajadores en Qimonda Portugal, SA, una empresa de electrónica, que asciende a la suma de 2 405 671 euros financiados por el FEAG.

Para concluir, me congratulo de la aprobación del informe, lo que demuestra que el FEAG es un recurso útil y eficaz para la lucha contra el desempleo resultante de la globalización y la crisis económica.

 
  
MPphoto
 
 

  Willy Meyer (GUE/NGL), por escrito. (ES) He votado a favor de este informe para destinar fondos provenientes del Fondo Europeo para la Adaptación a la Globalización (FEAG), en concreto para los 839 despidos que se han producido en Qimonda AG, empresa multinacional cuya actividad se desarrolla en el sector de la electrónica en la región NUTS II del Norte. El FEAG proporciona ayuda adicional a los trabajadores que sufren las consecuencias de grandes cambios estructurales en los patrones del comercio mundial, así como ayuda para reintegrarse en el mercado de trabajo. Portugal ha presentado solicitud de fondos del FEAG para despidos del sector de la automoción que se ajustan al Reglamento del propio Fondo. Ahora debe garantizarse que el FEAG apoye la reintegración en el mercado laboral de los trabajadores despedidos, a pesar de que la asistencia del FEAG no debe sustituir a las acciones que sean responsabilidad de las empresas en virtud de la legislación nacional o de convenios colectivos, ni a las medidas de reestructuración de empresas o sectores.

 
  
MPphoto
 
 

  Maria do Céu Patrão Neves (PPE), por escrito.(PT) Dado que Portugal ha solicitado ayudas para 839 casos de despido en Qimonda SA, una empresa multinacional que opera en el sector de la electrónica en la región NUTS II Norte, he votado a favor de la resolución porque estoy de acuerdo con la propuesta de la Comisión y con las enmiendas respectivas presentadas por el Parlamento.

Me gustaría destacar lo siguiente por su especial relevancia: (1) el Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización (FEAG) apoya la reinserción en el mercado laboral de trabajadores despedidos, sin exonerar a las empresas de sus responsabilidades; (2) en el contexto de la movilización del FEAG, la Comisión ha propuesto una fuente alternativa de dotaciones de pago distintas a los recursos del Fondo Social Europeo (FSE) no utilizados, como el Parlamento ha exigido; (3) el funcionamiento y el valor añadido del FEAG debería valorarse en el contexto de la evaluación general de los programas y otros varios instrumentos creados por el Acuerdo Interinstitucional del 17 de mayo de 2006, en el proceso de revisión a medio plazo del marco financiero plurianual 2007-2013 (MFP); (4) la propuesta de la Comisión incluye información sobre la solicitud, analizando los criterios de elegibilidad y explicando las razones que han llevado a su aprobación, también en este caso en consonancia con las peticiones del Parlamento.

 
  
MPphoto
 
 

  Miguel Portas (GUE/NGL), por escrito. (PT) Obviamente, voy a votar a favor de la decisión financiera de movilizar el Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización (FEAG) para los trabajadores despedidos de Qimonda en Portugal.

En este punto, es importante señalar que esta decisión ha llegado demasiado tarde, y que el dinero llegará a Portugal incluso más tarde: no antes de finales de noviembre o principios de diciembre. Las cosas no tenían por qué ser así y tampoco deberían ser así. El FEAG puede y debe agilizarse para que las víctimas de un despido colectivo no tengan que esperar 17 meses para el apoyo que ha sido declarado de carácter urgente, como ocurre en este caso.

Si Europa se mantiene tan considerada con el capital financiero, no puede seguir siendo tan descortés con las víctimas de la crisis.

 
  
MPphoto
 
 

  Paulo Rangel (PPE), por escrito. (PT) Dado que Portugal ha solicitado ayuda para 839 casos de despido en Qimonda SA, una empresa multinacional que opera en el sector de la electrónica en la región NUTS II Norte, he votado a favor de la resolución porque estoy de acuerdo con la propuesta de la Comisión y con las enmiendas respectivas presentadas por el Parlamento. También estoy de acuerdo en que la propuesta de la Comisión, en su exposición de motivos, debería incluir información clara y detallada sobre la solicitud, analizando los criterios de elegibilidad y explicando las razones que han llevado a su aprobación, de conformidad con las peticiones formuladas por el Parlamento.

 
  
MPphoto
 
 

  Raül Romeva i Rueda (Verts/ALE), por escrito. – Portugal ha solicitado ayuda en relación con los casos relativos a 839 despidos en Qimonda AG, una empresa multinacional del sector electrónico en la región NUTS II Norte. La solicitud cumple los criterios de elegibilidad establecidos por el Reglamento FEAG. En su resolución, el PE solicita a las instituciones implicadas que hagan los esfuerzos necesarios para acelerar la movilización del FEAG; recuerda el compromiso de las instituciones para garantizar un procedimiento sencillo y rápido para la aprobación de las decisiones sobre la movilización del FEAG, proporcionando ayudas individuales únicas y de duración limitada orientadas a auxiliar a los trabajadores que han sufrido despidos como consecuencia de la globalización y la crisis financiera y económica; y destaca el papel que el FEAG puede desempeñar en la reinserción en el mercado laboral de los trabajadores que han sido despedidos.

 
  
MPphoto
 
 

  Nuno Teixeira (PPE), por escrito. (PT) El Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización (FEAG) es un instrumento legislativo y presupuestario de la UE creado para proporcionar ayuda adicional a los trabajadores afectados por las consecuencias de cambios sustanciales en la estructura del comercio mundial. Dado que Portugal ha presentado solicitudes de ayuda para 839 casos de despido en Qimonda SA, una empresa multinacional que opera en el sector de la electrónica en la región NUTS II Norte, acojo con satisfacción la aprobación del informe por el Parlamento. Confío en que la ayuda se facilite de la forma más rápida y eficaz posible, a través de un procedimiento simple y acelerado, para permitir la reincorporación en el mercado laboral de los trabajadores afectados por los despidos provocados por la globalización y la crisis económica y financiera.

 
  
MPphoto
 
 

  Angelika Werthmann (NI), por escrito. (DE) En la empresa multinacional Qimonda SA, que opera en el sector de la electrónica en la región Norte, ha habido 839 despidos como consecuencia de la crisis financiera y económica mundial. Los 2 405 671 euros movilizados desde el Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización financiarán un paquete coordinado de servicios personalizados, que se complementará con medidas nacionales y las medidas adoptadas por la empresa.

 
  
  

Informe: Barbara Matera (A7-0272/2010)

 
  
MPphoto
 
 

  Izaskun Bilbao Barandica (ALDE), por escrito. (ES) Apoyo la concesión de la ayuda de 2 752 935 euros con cargo a los fondos del FEAG para Cataluña como ayuda adicional a los 1 429 trabajadores despedidos de las 23 empresas dedicadas a la fabricación de vehículos de motor, remolques y semirremolques, como consecuencia de los cambios estructurales en los patrones del comercio mundial y cuyos despidos se han producido en el plazo de nueve meses, desde el 23 de febrero del 2009 al 22 de noviembre de 2009.

Estas ayudas deben servir para apoyar la integración laboral de las personas despedidas que en un 25 % de los casos no tienen estudios básicos o abandonaron la escuela y en un 40 % solo tienen estudios básicos. De ellos, cerca del 75 % son varones y el 25 % tiene más de 55 años. Estas ayudas en ningún caso deben sustituir a las responsabilidades de las empresas en virtud de la legislación nacional o de los convenios colectivos, ni las medidas de reestructuración de empresas o sectores. Tal y como dice el informe de la Comisión de Presupuestos, será necesario aclarar las razones por las que no se incluye al 23 % de los trabajadores en la creación de perfiles y saber qué medidas se ofrecen particularmente a esos trabajadores.

 
  
MPphoto
 
 

  Maria Da Graça Carvalho (PPE), por escrito. (PT) Teniendo en cuenta que España ha presentado una solicitud de ayuda en relación con 1 429 despidos ocurridos en 23 empresas que operan en la división 29 («Fabricación de vehículos de motor, remolques y semirremolques») de la NACE, revisión 2, en la región NUTS II de Cataluña, he votado a favor de la resolución, ya que estoy de acuerdo con la propuesta de la Comisión, junto con las respectivas enmiendas introducidas por el Parlamento. También estoy de acuerdo en que debe garantizarse que el Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización (FEAG) apoye la reintegración de los trabajadores despedidos, y me gustaría reiterar que el respaldo del FEAG no sustituye las medidas que son responsabilidad de las empresas en virtud de la legislación nacional o los convenios colectivos, ni debería financiar la reestructuración de empresas o sectores.

 
  
MPphoto
 
 

  Mário David (PPE), por escrito. (PT) La ayuda financiera concedida a los trabajadores afectados por los despidos como consecuencia de la globalización debe llevarse a cabo a título individual y tener como objetivo su reinserción en el mercado laboral. Por consiguiente, es importante destacar que esta ayuda no sustituye las responsabilidades que normalmente competen a las empresas, ni tiene como propósito la financiación y la reestructuración de empresas. En vista de ello, la declaración conjunta del trílogo institucional evidencia la importancia de garantizar que los procedimientos sean lo más simples y rápidos posible para la aprobación de decisiones sobre la movilización del Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización (FEAG). Considerando que España ha solicitado ayuda en relación con 1 429 despidos en 23 empresas que operan en la región de Cataluña, voy a votar a favor de este informe.

 
  
MPphoto
 
 

  Edite Estrela (S&D), por escrito. (PT) He votado a favor del informe sobre la movilización del Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización (Cataluña automoción/España), ya que permitirá la concesión de ayudas complementarias a los trabajadores catalanes afectados por las consecuencias de cambios sustanciales en la estructura de la economía mundial, junto con la ayuda a la reinserción de esos trabajadores en el mercado laboral.

 
  
MPphoto
 
 

  Diogo Feio (PPE), por escrito. (PT) Cuando pienso en la crisis que ha afectado a este sector, recuerdo haber oído contar al ex presidente del Gobierno de España, José María Aznar, cómo el ex presidente de los Estados Unidos de América, George W Bush, se quedó sorprendido al enterarse de que el primer artículo español de exportación no era un producto agrícola, sino los coches. Aquella fue una señal positiva de que los viejos estereotipos sobre las economías del suroeste de Europa empezaban a dejar de tener sentido.

Por desgracia, el esfuerzo para modernizar la industria española, impulsado sobre todo por el Gobierno del Partido Popular, ha sufrido un importante revés con la crisis mundial. La caída en la demanda de automóviles en la UE es muy seria, y la producción en el segundo trimestre de 2009 disminuyó en casi un 40 %, una situación que amenaza con poner en riesgo aún más puestos de trabajo, no solo en España sino en toda la UE.

Contemplo este contratiempo con preocupación, y espero que la economía española sea capaz de responder adecuadamente a la crisis, siendo este fondo apenas una parte de esa respuesta.

 
  
MPphoto
 
 

  José Manuel Fernandes (PPE), por escrito. (PT) El plan de ayuda previsto para 1 429 ex empleados de 23 fabricantes de vehículos de motor, remolques y semiremolques en la región de Cataluña, España, es urgentemente necesario para el desarrollo técnico y profesional de un gran número de europeos que se han visto directamente afectados por la actual crisis económica y financiera mundial. Aproximadamente el 25 % de los trabajadores cubiertos por este plan no asistió a la escuela o la abandonó pronto, y más del 40 % de ellos solo tienen un nivel básico de educación. Los bajos niveles de educación y formación de la mano de obra en sectores clave de la producción en Europa constituyen un gran problema en vista de los objetivos de la Estrategia Europa 2020. Con el fin de apoyar el crecimiento sostenible, inteligente e integrador, se impone una estrategia que garantice una mejor eficiencia y rentabilidad de los recursos disponibles para los Estados miembros y los ciudadanos europeos, como a través del Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización (FEAG). En el caso del FEAG, solo poco más del 10 % de los 500 millones de euros previstos en el presupuesto se ha empleado este año, lo que es inaceptable dada la magnitud del desempleo en Europa y las crecientes dificultades para encontrar trabajo.

 
  
MPphoto
 
 

  Giovanni La Via (PPE), por escrito. (IT) He votado a favor de la movilización del Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización (FEAG) en favor de España porque considero que este instrumento es un recurso valioso para el apoyo a los trabajadores en dificultades a causa de la crisis económica.

El FEAG fue creado en 2006 para proporcionar apoyo práctico a los trabajadores despedidos por razones asociadas a la deslocalización de sus empresas o, tras la modificación de 2009, a causa de la crisis económica, con el fin de ayudar a su reinserción en el mercado de trabajo. El informe aprobado hoy tenía que ver con una solicitud de financiación presentada por España en relación con 1 429 trabajadores de 23 empresas diferentes en el sector de los vehículos de motor, por un total de 2 752 935 euros.

Por último, debo señalar que la votación de hoy sobre los cuatro informes relativos a la movilización del FEAG para proporcionar la financiación total de unos 14 millones de euros, muestra que el fondo es un recurso útil y eficaz para la lucha contra el desempleo resultante de la globalización y la crisis económica.

 
  
MPphoto
 
 

  Willy Meyer (GUE/NGL), por escrito. (ES) He votado a favor de este informe para destinar fondos provenientes del Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización (FEAG) para la Comunidad Autónoma de Cataluña, en concreto para los 1 429 despidos que se han producido en 23 empresas cuya actividad se desarrollaba en el marco de la división 29 («Fabricación de vehículos de motor, remolques y semirremolques») de la NACE, revisión 2, en la región NUTS II de Cataluña. El FEAG proporciona ayuda adicional a los trabajadores que sufren las consecuencias de grandes cambios estructurales en los patrones del comercio mundial, así como para ayudarles a reintegrarse al mercado de trabajo. España ha presentado una solicitud de fondos del FEAG para despidos del sector de la automoción que se ajustan al reglamento del propio Fondo. Ahora debe garantizarse que el FEAG apoye la reintegración al mercado laboral de los trabajadores despedidos, a pesar de que la asistencia del FEAG no debe sustituir a las acciones que sean responsabilidad de las empresas en virtud de la legislación nacional o de convenios colectivos, ni a las medidas de reestructuración de empresas o sectores.

 
  
MPphoto
 
 

  Maria do Céu Patrão Neves (PPE), por escrito. (PT) Dado que España ha presentado una solicitud de ayuda en relación con 1 429 casos de despido en 23 empresas que operan en la división 29 («Fabricación de vehículos de motor, remolques y semirremolques») de la NACE, revisión 2, en la región NUTS II de Cataluña, he votado a favor de la resolución porque estoy de acuerdo con la propuesta de la Comisión y con las modificaciones que fueron presentadas por el Parlamento.

Me gustaría destacar lo siguiente por su especial relevancia: (1) el Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización (FEAG) apoya la reinserción en el mercado laboral de trabajadores despedidos, sin exonerar a las empresas de sus responsabilidades; (2) en el contexto de la movilización del FEAG, la Comisión ha propuesto una fuente alternativa de dotaciones de pago distintas a los recursos del Fondo Social Europeo (FSE) no utilizados, como el Parlamento ha exigido; (3) el funcionamiento y el valor añadido del FEAG debería valorarse en el contexto de la evaluación general de los programas y otros varios instrumentos creados por el Acuerdo Interinstitucional del 17 de mayo de 2006, en el proceso de revisión a medio plazo del marco financiero plurianual 2007-2013 (MFP); (4) la propuesta de la Comisión incluye información sobre la solicitud, analizando los criterios de elegibilidad y explicando las razones que han llevado a su aprobación, también en este caso en consonancia con las peticiones del Parlamento.

 
  
MPphoto
 
 

  Raül Romeva i Rueda (Verts/ALE), por escrito. – España ha solicitado ayuda en relación con los casos relativos a 1 429 despidos en 23 empresas que operan en el sector de la división 29 («Fabricación de vehículos de motor, remolques y semirremolques») de la NACE, revisión 2, en la región NUTS II de Cataluña. La solicitud cumple los criterios de elegibilidad establecidos por el Reglamento FEAG. Como catalán, me alegro de que el Parlamento haya acordado instar a las instituciones implicadas a que hagan los esfuerzos necesarios para acelerar la movilización del FEAG, y a recordar el compromiso de las instituciones para garantizar un procedimiento sencillo y rápido para la adopción de las decisiones relativas a la movilización del FEAG, proporcionando ayudas individuales únicas y de duración limitada orientadas a auxiliar a los trabajadores que han sufrido despidos como consecuencia de la globalización y la crisis financiera y económica. El Parlamento también hizo hincapié en el papel que el FEAG puede desempeñar en la reinserción de los trabajadores despedidos en el mercado laboral.

 
  
MPphoto
 
 

  Silvia-Adriana Ţicău (S&D), por escrito. (RO) En enero de 2010, España presentó una solicitud para movilizar el Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización (FEAG) ante los despidos realizados por 23 empresas en la región de Cataluña, que operan en la producción de vehículos de transporte por carretera, remolques y semirremolques. He votado a favor de la Resolución del Parlamento Europeo relativa a la movilización del FEAG para la concesión de ayudas a los trabajadores despedidos. Esos despidos se efectuaron en el contexto de la crisis financiera y económica, que se tradujo en una caída en la demanda de vehículos en España y en todo el mundo a un ritmo sin precedentes.

Entre febrero y noviembre de 2009, 2 330 trabajadores fueron despedidos solo en la Comunidad Autónoma de Cataluña, de los cuales un 75 % eran hombres y casi el 25 % de ellos mayores de 55 años. Estoy a favor de que los trabajadores despedidos reciban ayuda financiera y capacitación para que puedan obtener nuevos puestos de trabajo seguros durante el mayor tiempo posible.

 
  
MPphoto
 
 

  Angelika Werthmann (NI), por escrito. (DE) De esta movilización del Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización van a beneficiarse 1 429 trabajadores del sector de fabricación de vehículos de motor, remolques y semiremolques en la Comunidad Autónoma española de Cataluña. La Comisión propuso que, en este caso concreto, se movilizase un importe de 2 752 935 euros del fondo para apoyar la reinserción en el mercado laboral de los antiguos empleados de un total de 23 empresas, ya que la solicitud, complementada con información adicional en abril, reúne los requisitos para una aportación financiera del FEAG.

 
  
  

Informes: Barbara Matera (A7-0270/2010, A7-0269/2010, A7-0271/2010, A7-0272/2010)

 
  
MPphoto
 
 

  Peter Jahr (PPE), por escrito. (DE) Me satisface mucho que el Parlamento Europeo haya decidido hoy el apoyo a numerosas personas que se han visto perjudicadas por la globalización. Sin embargo, los fondos europeos deben proporcionarse ahora de forma rápida y libre de trabas burocráticas para que esas personas puedan encontrar un nuevo empleo cuanto antes. Esta es una contribución importante y bien visible de la Unión Europea, que demuestra a esas personas con claridad lo que la UE quiere y es capaz de hacer, también para ayudar a la gente en situaciones de emergencia. Por otro lado, también debemos hacer todo lo posible para estructurar la globalización de una manera que tenga sentido. Por consiguiente, es importante que la Unión Europea favorezca condiciones de competencia justas en las relaciones económicas internacionales. Ello permitirá eliminar desde el principio las discriminaciones de algunos sectores.

 
  
MPphoto
 
 

  Crescenzio Rivellini (PPE), por escrito. (IT) Me gustaría felicitar a la señora Matera por el excelente trabajo que ha realizado. He votado hoy a favor de las cuatro solicitudes de apoyo financiero para los trabajadores que han perdido sus puestos de trabajo en España, Dinamarca, los Países Bajos y Portugal. El Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización (FEAG) se creó en 2006 con un límite máximo de 500 millones de euros para ayudar a los solicitantes de empleo a encontrar nuevos puestos de trabajo, para financiar cursos de formación específicos, para ayudar a los trabajadores a crear sus propias empresas y para garantizar unos complementos de renta de duración limitada en forma de asignaciones de movilidad, asignaciones de búsqueda de empleo y subsidios para la formación o reinserción en el mercado de trabajo.

El FEAG está mostrando un buen grado de flexibilidad y prestando asistencia en casos específicos en muchas regiones de Europa. Debemos, sin embargo, hacer todo lo que sea necesario para acelerar la movilización de este instrumento, sobre todo en vista de su papel positivo en la lucha contra la crisis económica.

 
  
  

Informe: Carmen Fraga Estévez (A7-0260/2010)

 
  
MPphoto
 
 

  Luís Paulo Alves (S&D), por escrito. (PT) Acojo con agrado este informe, que gestiona la aplicación del presente convenio y las recomendaciones adoptadas por la Comisión de Pesquerías del Atlántico Nordeste (CPANE), lo que posibilita la adopción de medidas de control y cumplimiento para todos los buques de pesca que están siendo utilizados, o vayan a ser utilizados, en actividades orientadas a la pesca, como los recursos pesqueros. Algunas de estas disposiciones se han incorporado a la legislación de la UE a través de los reglamentos y las cuotas anuales relativos a los totales admisibles de capturas (TAC), y la posición de la ponente merece respaldo en lo que respecta al rechazo de este método precedente, ya que la legislación está volviéndose confusa y tiene un efecto negativo sobre la credibilidad de la UE. La máxima prioridad debe concederse a la aplicación a cargo de las organizaciones regionales de pesca (ORP) de las medidas de lucha contra la pesca ilegal, de tal manera que el sistema de control y ejecución adoptado por este Convenio se aplique con rapidez en la legislación de la UE, con un Parlamento informado de modo detallado y puntual sobre todas las fases de las negociaciones con las ORP, garantizando la presencia de observadores de esta institución en las negociaciones.

 
  
MPphoto
 
 

  Vito Bonsignore (PPE), por escrito. (IT) En primer lugar, querría expresar mi reconocimiento a la ponente. He votado a favor de este informe porque estoy de acuerdo en que el régimen de control y ejecución adoptado por el Convenio sobre la futura cooperación multilateral en los caladeros del Atlántico Nororiental debe incorporarse a la legislación de la UE. Yo, en general, valoro positivamente la nueva normativa sobre el control de barcos que realizan pesca ilegal y no declarada, y que constituye la materia del informe que acabamos de aprobar.

También estoy de acuerdo con el nuevo sistema de control estatal de puertos, que cerrará los puertos europeos a los desembarques y transbordos de pescado congelado, cuya legalidad no haya sido verificada por el Estado de abanderamiento del barco pesquero extranjero. Considero, sin embargo, que cuando estos cambios se hayan incorporado, será necesario evaluar algunas soluciones de compromiso y efectuar algunos ajustes, siempre y cuando se considere viable en términos del propio Convenio. Por último, estoy convencido de que la transposición se puede lograr con mayor rapidez y eficacia si se mantiene al Parlamento constantemente informado en todas las etapas de las negociaciones, garantizando que los observadores de esta Cámara se sienten en la mesa de negociaciones.

 
  
MPphoto
 
 

  Maria Da Graça Carvalho (PPE), por escrito. (PT) Es fundamental que la Unión Europea establezca un régimen comunitario para prevenir, impedir y eliminar la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada. El reglamento propuesto debe integrar las medidas que establecen las posibilidades de pesca y las condiciones asociadas en aguas de la UE, y, para los buques pesqueros de la UE, en las demás aguas donde sea necesario fijar limitaciones de capturas. Es básico que esto esté en consonancia con los objetivos de la política pesquera común (PPC) y que contribuya al desarrollo sostenible.

 
  
MPphoto
 
 

  Lara Comi (PPE), por escrito. (IT) Es metodológicamente es correcto efectuar correcciones para revisar y actualizar el contenido de los convenios, como se ha hecho en esta ocasión. Al mismo tiempo, sin embargo, es preciso cuestionar el papel del Parlamento en esta revisión. Aparte de las cuestiones formales, el funcionamiento de los organismos asociados a las instituciones europeas debe estar sometido a un seguimiento constante para asegurar que estos sean eficaces, estén actualizados y tengan capacidad de respuesta a los desafíos que pueden cambiar una vez que ha sido firmado el correspondiente acuerdo.

 
  
MPphoto
 
 

  Edite Estrela (S&D), por escrito. – (PT) He votado a favor del informe sobre el régimen de control y ejecución aplicable en la zona del Convenio sobre la futura cooperación multilateral en los caladeros del Atlántico Nororiental porque introduce nuevas medidas de control y ejecución para la conservación y el uso equilibrado de los recursos pesqueros de la región. En particular, este régimen contempla el control de los buques que realizan actividades pesqueras ilegales, no controladas y no reguladas, así como un sistema de control que debe llevar a cabo el país del puerto en el que se desembarcan los productos pesqueros.

 
  
MPphoto
 
 

  Diogo Feio (PPE), por escrito. – (PT) Habida cuenta de la importancia que tiene la pesca para Europa (tanto como actividad económico que genera empleo y riqueza, como por el papel que desempeña en la alimentación de la población), debemos examinar muy detenidamente cualquier normativa que pretenda imponer obligaciones más estrictas a los pescadores europeos.

La propuesta objeto de examen tiene por finalidad actualizar los reglamentos de la UE por los que se transpone el régimen de control y ejecución adoptado por el Convenio de la Comisión de Pesquerías del Atlántico Nordeste (CPANE). Dichas medidas tienen por principal objetivo promover el cumplimiento de las normas del Convenio por parte de los buques de las Partes no contratantes, e incluyen un nuevo sistema de control por parte del Estado miembro del puerto. De este modo se evita que se desembarque en puertos europeos pescado congelado cuya legalidad no ha sido confirmada.

Asimismo establece nuevas medidas, como el control de los buques que realizan actividades pesqueras ilegales, incontroladas y no reguladas. Creo que estas medidas servirán en última instancia para proteger a los pescadores europeos contra la introducción de pescado que no cumple la normativa de la UE en el mercado europeo, algo de lo que debemos felicitarnos.

 
  
MPphoto
 
 

  José Manuel Fernandes (PPE) por escrito. (PT) He votado a favor de este documento porque estoy de acuerdo en que es necesario transponer al derecho de la UE el régimen de control y ejecución adoptado por el Convenio sobre la futura cooperación multilateral en los caladeros del Atlántico Nororiental. Me gustaría destacar entre las nuevas normas el control de los buques de pesca ilegales y no declarados, así como el nuevo régimen de control por parte del Estado miembro del puerto, que cerrará los puertos europeos a los desembarques de pescado congelado cuya legalidad no haya verificado el Estado de pabellón de los buques pesqueros que enarbolen la bandera de otra Parte contratante. En 2007 y 2008, el Parlamento no estuvo representado en la reunión anual de la Organización de la Pesca del Atlántico Noroccidental. Por ello no puedo dejar de decir que, a la vista del Tratado de Lisboa, el Parlamento debería estar representado en las negociaciones futuras sobre convenios internacionales en esta materia.

 
  
MPphoto
 
 

  João Ferreira (GUE/NGL), por escrito. (PT) El sistema de control propuesto incluye disposiciones para promover el cumplimiento de las medidas de conservación y ejecución por parte de los buques de Partes no contratantes y, de este modo, garantiza la plena observancia de las medidas de conservación y gestión adoptadas por el Convenio sobre la futura cooperación multilateral en los caladeros del Atlántico Nororiental. Por consiguiente viene a colmar las lagunas del sistema de control, en particular en lo referente a las actividades pesqueras ilegales, no controladas y no reguladas, razón por la que cuenta con nuestro apoyo.

El informe considera que los Estados miembros cuyos buques están autorizados a pescar en la zona regulada por este Convenio deberían establecer los medios de inspección necesarios para este sistema. Es importante señalar que el control de las actividades pesqueras exige actualmente mayores esfuerzos a los Estados miembros, ya sea en el marco de la política pesquera común (PPC) o bien en el ámbito de las organizaciones regionales de pesca.

Por ello creemos que es recomendable volver a examinar los recursos financieros asignados al control, en particular por lo que se refiere a las tasas máximas de cofinanciación contempladas en las medidas financieras de la PPC para la adquisición, desarrollo y modernización del equipo de control por parte de los Estados miembros. Por esta razón hemos propuesto que se aumente esta tasa del 50 % actual al 75 % en el proceso de revisión en curso de este Reglamento.

 
  
MPphoto
 
 

  Pat the Cope Gallagher (ALDE), por escrito. (GA) El Convenio sobre la futura cooperación multilateral en los caladeros del Atlántico Nororiental, del que la Comunidad y la UE ahora son parte contratante, entro en vigor en 1982.

La finalidad de este convenio es garantizar la conservación a largo plazo y el uso máximo de los recursos pesqueros del Atlántico Nororiental, en interés de la sociedad, la sostenibilidad y el medio ambiente. Pueden introducirse medidas de control y ejecución para poner en práctica este convenio y las recomendaciones adoptadas por la Comisión de Pesquerías del Atlántico Nordeste (CPANE). Estas medidas se refieren a todos los buques que pescan en los caladeros definidos en el convenio.

La finalidad de la propuesta es poner al día la legislación de la Unión. En 2006, el Convenio introdujo un nuevo régimen para mejorar el control y la aplicación de sus recomendaciones. Otro cambio consiste en la inclusión del sistema de control por parte del Estado del puerto, que no permite el desembarque de pescado congelado en puertos europeos cuando el Estado de pabellón de un buque extranjero no haya determinado su legalidad. Asimismo contempla nuevas medidas en relación con la regulación de los buques dedicados a actividades pesqueras ilegales, no controladas y no reguladas.

 
  
MPphoto
 
 

  Giovanni La Via (PPE), por escrito. (IT) He votado a favor del informe sobre la propuesta de Reglamento por el que se establece un régimen de control y ejecución aplicable en la zona del Convenio sobre la futura cooperación multilateral en los caladeros del Atlántico Nororiental, del que la UE es parte contratante, porque considero que este régimen debe incorporarse al derecho de la UE. En 2006, la Comisión de Pesquerías del Atlántico Nordeste adoptó un nuevo régimen destinado a mejorar el control y la ejecución de sus recomendaciones, y en ese entonces la Unión Europea y el Parlamento Europeo manifestaron estar plenamente a favor de dichas recomendaciones. En particular existe un amplio apoyo a las nuevas disposiciones destinadas a introducir un sistema de control por parte del Estado del puerto, que cerrará los puertos europeos a los desembarques y trasbordos de pescado congelado cuya legalidad no haya sido verificadas por las autoridades de dicho Estado. En resumen, esta serie de recomendaciones adaptan el régimen aplicado previamente a las necesidades actuales y, por consiguiente, creo que sería conveniente transponerlas sin demora.

 
  
MPphoto
 
 

  Marisa Matias (GUE/NGL), por escrito. – (PT) La lucha contra la pesca ilegal, no controlada y no regulada es crucial para mantener la sostenibilidad de los recursos pesqueros, así como para garantizar una mayor equidad e igualdad en la distribución de la riqueza. La existencia misma de las comunidades pesqueras depende de estas condiciones.

El control de todos los buques que pesquen o vayan a pescar en las zonas indicadas por el convenio, así como las medidas de ejecución, revisten una gran importancia en este contexto. Este informe avanza por el camino correcto. Todos deberíamos participar en este esfuerzo y contribuir a su desarrollo. La prevención, la disuasión y la eliminación de la pesca ilegal, no controlada y no regulada debe ser una prioridad de la política pesquera común.

 
  
MPphoto
 
 

  Willy Meyer (GUE/NGL), por escrito. (ES) El Parlamento Europeo ha subrayado en distintas ocasiones que debe concederse total prioridad a las medidas de lucha contra la pesca ilegal, no declarada y no documentada aplicadas por las organizaciones regionales de ordenación pesquera (OROP). En consecuencia, la ponente considera que debe incorporarse rápidamente al Derecho de la UE el régimen de control y ejecución adoptado por la CPANE. El Reglamento (CE) nº 1005/2008 del Consejo, por el que se establece un sistema comunitario para prevenir, desalentar y eliminar la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada («Reglamento INDNR») entró en vigor el 1 de enero de 2010. El Reglamento (CE) nº 1006/2008 del Consejo, relativo a la autorización de las actividades pesqueras de los buques pesqueros comunitarios fuera de las aguas comunitarias y al acceso de los buques de terceros países a las aguas comunitarias, establece que los buques pesqueros de la UE tienen la obligación de estar en posesión de una autorización de pesca para realizar actividades pesqueras fuera de las aguas de la UE. Por ello, he votado a favor del Informe Fraga por entender que es necesario controlar la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada.

 
  
MPphoto
 
 

  Alexander Mirsky (S&D), por escrito. (LV) La cooperación en el ámbito de la pesca en el Atlántico Nororiental implica en primer lugar cuotas justas para todos los participantes en esta actividad. La base jurídica que va a introducirse para su aplicación a todos los participantes debe fundamentarse en la lógica. Nadie debe tener derechos exclusivos para explotar los recursos pesqueros del Atlántico. He votado a favor con la esperanza de que la legislación ofrezca igualdad de oportunidades y responsabilidades por todas las infracciones en el ámbito de la pesca, en la que no haya favoritos ni intrusos, como a menudo sucede cuando la legislación se elabora para favorecer los intereses de los grandes Estados miembros de la UE.

 
  
MPphoto
 
 

  Andreas Mölzer (NI), por escrito.(DE) El aumento de la renta y la mejora de las infraestructuras han dado lugar a un mayor consumo de pescado, incluso en los países en desarrollo. Las cantidades de peces capturados aumentan año tras año y, por consiguiente, lo seguirán haciendo. Los estudios demuestran que el aumento de las poblaciones de peces en los océanos y aguas interiores se debe sobre todo a la acuicultura. Cada vez se utilizan flotas de mayor tamaño para intentar capturar peces de poblaciones cada vez más reducidas. A fin de poner fin a la despiadada sobreexplotación de los recursos pesqueros es importante introducir un régimen de control y ejecución. Las informaciones acerca de pescadores que son mantenidos cautivos en alta mar como siervos y que tienen que trabajar denodadamente a cambio de salarios sumamente bajos en condiciones muy parecidas a las de la esclavitud son motivo de preocupación. Si queremos que nuestros descendientes sepan a qué sabe el pescado, es indispensable imponer controles. Para todo ello es conveniente una renacionalización, al menos parcial, de la política pesquera, a fin de que los problemas regionales puedan abordarse de forma exhaustiva. He votado teniendo en cuenta este aspecto.

 
  
MPphoto
 
 

  Wojciech Michał Olejniczak (S&D), por escrito. (PL) En el informe se habla de la Convenio sobre la futura cooperación multilateral en los caladeros del Atlántico Nororiental, que entró en vigor el 17 de marzo de 1982. La Comisión de Pesquerías del Atlántico Nordeste (CPANE) fue creada para controlar el cumplimiento de las recomendaciones que figuran en ese documento.

El informe subraya la importancia de adoptar las medidas necesarias para garantizar el control y ejecución de las disposiciones aplicables a todos los buques que pesquen o vayan a pescar en las zonas definidas en el convenio. Lo más importante es que las organizaciones regionales de pesca apliquen medidas en dicho ámbito para luchar contra la pesca ilegal, no controlada y no regulada. Así pues es prioritario adoptar el régimen de control y ejecución adoptado por este Convenio, el cual debería ser transpuesto lo antes posible a la legislación de la UE.

El ponente subraya igualmente que es importante que los buques pesqueros de la UE tengan la obligación de poseer una autorización para pescar fuera de aguas de la Unión Europea. Este informe nos permitirá colmar las lagunas legales que han existido hasta ahora en relación con las disposiciones legislativas relativas a las flotas de la Unión Europea, lo que aumentará la credibilidad de la Unión Europea en este ámbito y contribuirá a la lucha contra la pesca ilegal.

 
  
MPphoto
 
 

  Maria do Céu Patrão Neves (PPE), por escrito. (PT) La propuesta de reglamento del Parlamento y el Consejo por el que se establece un régimen de control y ejecución aplicable en la zona del Convenio sobre la futura cooperación multilateral en los caladeros del Atlántico Nororiental tiene una enorme importancia para poner al día la normativa de la UE a fin de aplicar el régimen de control y ejecución adoptado por este Convenio.

Al igual que otros casos en los que se han transpuesto las recomendaciones de las organizaciones regionales de pesca en el derecho de la UE en la materia, esta propuesta pretende introducir controles más estrictos para luchar contra la pesca ilegal, eliminar las posibles lagunas y defender el principio fundamental de la política pesquera común (PPC) que es la pesca sostenible dentro y fuera de las aguas de la UE.

Además, en mi opinión, el texto acordado y votado hoy defiende las prerrogativas del Parlamento en virtud del procedimiento legislativo ordinario y contempla los cambios necesarios derivados de los artículos 290 sexies y 291 del Tratado sobre el funcionamiento de la UE.

Por todas estas razones votaré a favor de esta propuesta.

 
  
MPphoto
 
 

  Raül Romeva i Rueda (Verts/ALE), por escrito. – El Convenio sobre la futura cooperación multilateral en los caladeros del Atlántico Nororiental, del que la UE es parte contratante, fue aprobado por la Decisión 81/608/CEE del Consejo y entró en vigor el 17 de marzo de 1982. Pueden adoptarse medidas de control y ejecución para poner en práctica este convenio y las recomendaciones adoptadas por la Comisión de Pesquerías del Atlántico Nordeste (CPANE). Estas medidas son aplicables a todos los buques que pescan o vayan a pescar en las zonas definidas en el convenio.

La finalidad de esta propuesta es poner al día la legislación de la UE mediante la transposición del régimen de control y ejecución de este convenio. Para poder transponer el nuevo régimen del convenio, la propuesta prevé la abolición del Reglamento (CE) nº 2791/1999 del Consejo, de 16 de diciembre de 1999, por el que se transponía el primer régimen adoptado por el convenio en 1998.

 
  
MPphoto
 
 

  Oreste Rossi (EFD), por escrito. (IT) Estoy a favor de este informe porque, si bien Europa ha limitado o prohibido la captura de diversas especies de peces, un gran número de buques pesqueros ilegales no sólo capturan poblaciones protegidas, sino que ni siquiera cumplen las Directivas de la UE relativas a la protección de los trabajadores.

La aprobación de este informe implica que las nuevas recomendaciones que entraron en vigor entre 2007 y 2010 pasarán a tener fuerza de ley, y su transposición constituye un instrumento importante tanto para la lucha contra la pesca ilegal como para evitar un vacío legal para las flotas de la UE. Otro aspecto positivo es la introducción de un nuevo sistema de control que cerrará los puertos europeos a los desembarques de pescado congelado de origen dudoso o ilegal.

 
  
  

Recomendación: Jarosław Leszek Wałęsa (A7-0262/2010)

 
  
MPphoto
 
 

  Luís Paulo Alves (S&D), por escrito. (PT) Habida cuenta de la importancia de este Convenio para contribuir a la consulta y la cooperación, a la utilización óptima, la gestión racional y la conservación de los recursos pesqueros de la zona incluida en el Convenio de la NAFO, así como el fomento de ideas para la colaboración internacional a fin de mejorar la gestión sostenible de los recursos marinos en alta mar con arreglo a fundamentos científicos, la enmienda presentada resulta indispensable, ya que lleva a cabo una completa refundición del convenio con el fin de adaptarlo a otros convenios regionales e instrumentos internacionales, y de incorporar en él conceptos modernos de gestión de la pesca. Entre las medidas positivas destacan las siguientes: la simplificación de la estructura del convenio, la modernización de las aportaciones de las partes contratantes al presupuesto de acuerdo con el principio «el que usa paga», una nueva definición de las obligaciones y una revisión del proceso decisorio y de la resolución de diferendos respecto a este último. Estas mejoras son cruciales para promover la política pesquera común (PPC) en el futuro.

 
  
MPphoto
 
 

  Edite Estrela (S&D), por escrito. – (PT) He votado a favor de la recomendación sobre la propuesta de Decisión del Consejo relativa a la aprobación, en nombre de la Unión Europea, de la Enmienda al Convenio sobre la futura cooperación multilateral en los caladeros del Atlántico Noroccidental porque las enmiendas constituyen una aportación positiva a la reformulación de la estructura interna y la redistribución de competencias dentro de la Organización de la Pesca del Atlántico Noroccidental.

Creo, no obstante, que a la vista del Tratado de Lisboa, el Parlamento Europeo debería estar representado en las futuras negociaciones sobre convenios internacionales.

 
  
MPphoto
 
 

  Diogo Feio (PPE), por escrito. – (PT) Habida cuenta de la importancia que tiene la pesca para Europa (tanto como actividad económico que genera empleo y riqueza, como por el papel que desempeña en la alimentación de la población), debemos examinar muy detenidamente cualquier normativa que pretenda imponer obligaciones más estrictas a los pescadores europeos. En este caso, sin embargo, hemos propuesto una enmienda que refuerza las oportunidades de pesca de la Unión Europea en el marco del Convenio sobre la futura cooperación multilateral en los caladeros del Atlántico Noroccidental, algo de lo que debemos felicitarnos. Por ello votaré a favor.

 
  
MPphoto
 
 

  José Manuel Fernandes (PPE) por escrito. (PT) He votado a favor de este documento porque estoy de acuerdo en que es necesario transponer al derecho de la UE el régimen de control y ejecución adoptado por el Convenio sobre la futura cooperación multilateral en los caladeros del Atlántico Noroccidental. Me gustaría destacar entre las nuevas normas el control de los buques de pesca ilegales y no declarados, así como el nuevo régimen de control por parte del Estado miembro del puerto, que cerrará los puertos europeos a los desembarques de pescado congelado cuya legalidad no haya verificado el Estado de pabellón de los buques pesqueros que enarbolen la bandera de otra Parte contratante. En 2007 y 2008, el Parlamento no estuvo representado en la reunión anual de la Organización de la Pesca del Atlántico Noroccidental. Por ello no puedo dejar de decir que, a la vista del Tratado de Lisboa, el Parlamento debería estar representado en las negociaciones futuras sobre convenios internacionales en esta materia.

 
  
MPphoto
 
 

  João Ferreira (GUE/NGL), por escrito. (PT) El principal objetivo de la Organización de la Pesca del Atlántico Noroccidental es contribuir a la gestión sostenible y la conservación de los recursos pesqueros en las zonas del Convenio de la NAFO por medio de la cooperación entre los Estados.

Apoyamos y valoramos el principio de la cooperación y colaboración internacionales en este ámbito, basadas en fundamentos científicos sólidos. Por ello creemos que debemos aprobar la enmienda al convenio adoptado en 2007 y 2008, de acuerdo con estos objetivos, con el fin de adaptar otros convenios regionales e instrumentos internacionales, y de incorporar conceptos modernos de gestión de la pesca.

Sin embargo, no podemos dejar de señalar el lamentable retraso con el que se pidió al Parlamento que se pronunciara sobre esta cuestión. De hecho, la propuesta de la Comisión para la transposición al derecho de la Unión data del 8 de marzo de 2010, de modo que la redacción de este documento ha tardado más de dos años para que el Parlamento pueda examinarlo.

En el futuro, una implicación y participación más oportunas pueden resultar vitales, y lo ideal sería que tuvieran lugar durante los propios procesos de negociación.

 
  
MPphoto
 
 

  Pat the Cope Gallagher (ALDE), por escrito. (GA) El Convenio sobre la futura cooperación multilateral en los caladeros del Atlántico Noroccidental fue firmado el 24 de octubre de 1978 en Ottawa y entró en vigor el 1 de enero de 1979.

El principal objetivo de la Organización de la Pesca del Atlántico Noroccidental es, desde entonces, entablar consultas y fomentar la cooperación a fin de lograr una utilización máxima de los recursos pesqueros en la zona de conservación, mantener y gestionar correctamente dichos recursos, y promover una nueva manera de pensar que estimule la cooperación internacional para mejorar la gestión sostenible de los recursos marinos en alta mar.

En las reuniones anuales de la NAFO de 2007 y 2008, las Partes contratantes en el convenio adoptaron la «Enmienda al Convenio sobre la futura cooperación multilateral en los caladeros del Atlántico Noroccidental». Esta enmienda introduce un cambio significativo en el convenio, pues lo adapta a otros convenios regionales e instrumentos internacionales y tiene en cuenta las prácticas modernas de gestión de la pesca. Por consiguiente, esta enmienda hace una importante aportación a la eficacia de la estructura de la organización.

 
  
MPphoto
 
 

  Willy Meyer (GUE/NGL), por escrito. (ES) El Convenio sobre la futura cooperación multilateral en los caladeros del Atlántico Noroccidental se firmó en Ottawa el 24 de octubre de 1978 y entró en vigor el 1 de enero de 1979 tras el depósito ante el Gobierno de Canadá de los instrumentos de ratificación, aceptación y aprobación por parte de siete firmantes. El objetivo prioritario de la NAFO es contribuir, mediante la consulta y la cooperación, a la utilización óptima, la gestión racional y la conservación de los recursos pesqueros de la zona incluida en el Convenio de la NAFO, así como el fomento de ideas para la colaboración internacional a fin de mejorar la gestión sostenible de los recursos marinos en alta mar con arreglo a fundamentos científicos. Las Partes Contratantes del Convenio adoptaron la «Enmienda al Convenio sobre la futura cooperación multilateral en los caladeros del Atlántico Noroccidental» en la reuniones anuales de la NAFO de 2007 (versión inglesa) y de 2008 (versión francesa). La Enmienda supone una revisión global del Convenio con el propósito esencial de asemejarlo en mayor medida a otros convenios regionales e instrumentos internacionales e incorporar al mismo conceptos modernos de gestión de la pesca, por lo que he votado a favor.

 
  
MPphoto
 
 

  Andreas Mölzer (NI), por escrito. – (DE) Hace 30 años ya estudiábamos la utilización óptima y la gestión racional para la conservación de los recursos pesqueros. Ahora es necesario revisar las normativas de la Organización de la Pesca del Atlántico Noroccidental (NAFO) no solamente para armonizarlas con otros acuerdos regionales e instrumentos internacionales, sino también para adaptarlas a los conocimientos actuales, por ejemplo, los conceptos de gestión de la pesca. Las cuotas pesqueras y la gestión de poblaciones son indispensables para evitar una completa sobreexplotación de los recursos pesqueros de las aguas interiores y los océanos. No obstante, tenemos que velar en este aspecto por que las organizaciones como la NAFO sigan siendo capaces de actuar por medio de una estructura racionalizada y una buena organización. Asimismo es importante evitar que los costes se vuelvan excesivos. Para todo ello es conveniente una renacionalización, al menos parcial, de la política pesquera, a fin de que los problemas regionales puedan abordarse de forma exhaustiva. He votado teniendo en cuenta este aspecto.

 
  
MPphoto
 
 

  Claudio Morganti (EFD), por escrito. (IT) Mediante esta propuesta se pone al día la legislación de la UE por la que se transpone el régimen de control y ejecución adoptado por la Comisión Internacional de Pesquerías del Atlántico Noroeste. Se adopta un nuevo procedimiento para mejorar el control y la ejecución de sus recomendaciones en materia de pesca y, en particular, para hacer que los buques de los países que no son partes contratantes cumplan las normas. Aparte de ello introduce un nuevo sistema de control por parte del Estado del puerto, que cerrará los puertos europeos a los desembarques y trasbordos de pescado congelado cuya legalidad no haya sido verificada por el Estado de pabellón de un buque pesquero extranjero.

Se introducen nuevas medidas para controlar los buques que llevan a cabo actividades de pesca ilegales, no controladas y no reguladas. El principal motivo por el que he votado a favor es evitar, disuadir y eliminar dichas actividades.

 
  
MPphoto
 
 

  Wojciech Michał Olejniczak (S&D), por escrito. (PL) El informe del señor Wałęsa se refiere a las enmiendas al Convenio sobre la futura cooperación multilateral en los caladeros del Atlántico Noroccidental que se firmó el 24 de octubre de 1978 en Ottawa y entró en vigor el 1 de enero de 1979. La NAFO, es decir, la Organización de la Pesca del Atlántico Noroccidental, tiene por cometido velar por la gestión racional, la utilización óptima y la conservación de los recursos pesqueros por medio de la consulta y la cooperación. La principal tarea de esta organización es fomentar la cooperación internacional para mejorar la gestión sostenible de los recursos marinos en los mares basada en los principios fundamentales de la investigación científica. El ponente introduce enmiendas positivas al convenio, que harán que la normativa vigente se adapte mejor a los instrumentos a nivel internacional y regional.

Entre los cambios propuestos se encuentra la modernización de la estructura de la NAFO (mediante la fusión del Consejo General y la Comisión de Pesquerías en un órgano único), la reforma del sistema de aportaciones al presupuesto, la introducción de directrices claras en relación con los derechos y obligaciones de las Partes contratantes en el Convenio de la NAFO, cambios en el proceso decisorio y la introducción de un nuevo procedimiento de resolución de diferendos para resolver los litigios de forma eficaz, lo que será benéfico para los intereses de la Unión Europea.

 
  
MPphoto
 
 

  Alfredo Pallone (PPE), por escrito. (IT) El informe Wałęsa modifica la Convención de la Organización de la Pesca del Atlántico Noroccidental (NAFO) de 1978 y representa un paso adelante para la cooperación y gestión de los recursos pesqueros en el Atlántico Noroccidental. He votado a favor de la enmienda al convenio porque la investigación científica mejora la cooperación internacional para la explotación de los recursos marinos en esta zona. Asimismo, la aprobación de la enmiendo es un signo del nuevo papel del Parlamento tras la entrada en vigor del Tratado de Lisboa, ya que subraya que es necesario acelerar los trabajos de aprobación y puesta al día de convenios.

 
  
MPphoto
 
 

  Maria do Céu Patrão Neves (PPE), por escrito. (PT) El principal objetivo de la Organización de la Pesca del Atlántico Noroccidental es garantizar la gestión racional y la conservación de los recursos pesqueros en las zonas del Convenio de la NAFO. La UE es una de las partes contratantes de esta organización regional de la pesca y, al igual que las demás partes contratantes, en la reunión anual de la NAFO de 2007 aprobó la enmienda al Convenio sobre la futura cooperación multilateral en los caladeros del Atlántico Noroccidental. Esta enmienda pretende simplificar y modernizar las estructuras de la organización al adaptarlas a las realidades actuales de la pesca, al introducir nuevas definiciones de las obligaciones de las partes contratantes, en concreto, los Estados del pabellón y los Estados del puerto, y al aclarar los derechos y obligaciones de las partes contratantes del Convenio de la NAFO.

Teniendo en cuenta los intereses de la UE, en especial las oportunidades de pesca que el convenio otorga a la UE, creo que es indispensable aprobar esta enmienda, que solo podemos criticar por su retraso.

Al igual que el ponente, lamento que la Comisión haya tardado en presentar esta propuesta más de dos años a partir de la fecha en que la enmienda fue adoptada durante una de las reuniones anuales de la NAFO celebradas en 2007.

Este informe merece mi voto a favor.

 
  
MPphoto
 
 

  Crescenzio Rivellini (PPE), por escrito. (IT) Tengo que felicitar al señor Wałęsa por su excelente informe, y me gustaría recordar y hacer hincapié en la entrada en vigor del Tratado de Lisboa en diciembre de 2009. En vista de las competencias que acaba de adquirir la Comisión de Pesca, el Parlamento Europeo debería estar representado en las futuras negociaciones de conveníos internacionales.

En 2007 y 2008, el Parlamento Europeo no estuvo representado en las reuniones anuales de la Organización de la Pesca del Atlántico Noroccidental. El Parlamento ha dado su aprobación en el marco de sus competencias, pero al mismo tiempo quisiera recordar al Consejo y a la Comisión las nuevas disposiciones en materia de procedimiento y la necesidad de respetar las nuevas competencias del Parlamento Europeo.

 
  
MPphoto
 
 

  Raül Romeva i Rueda (Verts/ALE), por escrito. – El Convenio sobre la futura cooperación multilateral en los caladeros del Atlántico Noroccidental se firmó el 24 de octubre de 1978 en Ottawa y entró en vigor el 1 de enero de 1979, tras el depósito ante el Gobierno de Canadá de los instrumentos de ratificación, aceptación y aprobación de siete signatarios. El objetivo prioritario de la NAFO es contribuir, a través de consultas y cooperación, a la utilización óptima y la gestión racional y conservación de los recursos pesqueros en la zona del Convenio de la NAFO, y la promoción de las ideas para mejorar la gestión sostenible de los recursos pesqueros en alta mar sobre la base de la investigación científica y por medio de la colaboración internacional.

Las Partes contratantes en el Convenio adoptaron la «Enmienda al Convenio sobre la futura cooperación multilateral en los caladeros del Atlántico Noroccidental», (en lo sucesivo, la Enmienda) en las reuniones anuales de la NAFO de 2007 (la versión inglesa) y de 2008 (la versión francesa). Esta enmienda revisa exhaustivamente el convenio con la finalidad primordial de adaptarlo a otros convenios regionales e instrumentos internacionales y de incorporar en él conceptos modernos de gestión de la pesca.

 
  
MPphoto
 
 

  Oreste Rossi (EFD), por escrito. (IT) Soy favorable a la recomendación de una revisión exhaustiva del Convenio sobre la futura cooperación multilateral en los caladeros del Atlántico Noroccidental, en la medida en que incorpora conceptos modernos de gestión de la pesca. Estos cambios contemplan medidas de racionalización, por una parte, y definiciones claras de las responsabilidades de los Estados del pabellón y los Estados del puerto, por la otra.

 
  
  

Informe: Britta Thomsen (A7-0264/2010)

 
  
MPphoto
 
 

  Luís Paulo Alves (S&D), por escrito.(PT) Es necesario evitar que las empresas transformen puestos de trabajo indefinidos en empleo atípico, lo que da lugar a la pérdida de la seguridad laboral. Esta situación resulta todavía más grave si tenemos en cuenta el aumento de las trabajadoras no declaradas y que muchas mujeres no tienen otra posibilidad que aceptar empleos precarios. A pesar de ello, las mujeres están subrepresentadas en el trabajo precario, ya que el trabajo doméstico y el cuidado de personas, por ejemplo, no se tienen en cuenta. El marco legislativo debería adaptarse a las situaciones actuales que pueden dar lugar a condiciones de trabajo precarias, en particular el trabajo involuntario a tiempo parcial, y a que las empresas no anuncien la inexistencia de condiciones de trabajo básicas, como la completa falta de seguridad laboral, bajos salarios, falta de protección social y de oportunidades de promoción profesional, o incluso la inexistencia de una representación colectiva de los trabajadores. Es necesario promover la formación inicial y permanente, mejorar la información sobre derechos y examinar detenidamente la vida profesional y familiar de las mujeres, por oposición a estas situaciones, pues el hecho de que los ingresos de las mujeres se consideren un segundo ingreso puede resultar engañoso, ya que a menudo son el único ingreso familiar.

 
  
MPphoto
 
 

  Roberta Angelilli (PPE), por escrito. (IT) La Estrategia Europa 2020 propone aumentar la tasa de empleo del grupo de edad entre 20 y 64 años al 75 % y reducir el nombre de personas que corren peligro de caer en la pobreza. Para lograr estos objetivos sería conveniente adoptar medidas contra todas las formas de empleo precario, incluidos los contratos de trabajo no escrito, los de menos de diez horas de trabajo semanales y los contratos de duración determinada. Por no hablar de los empleos en que se ignoran las obligaciones mínimas en materia de salud y seguridad, y en los que existe una alta tasa de accidentes y un mayor riesgo de enfermedad y diversos peligros.

Estos tipos de contratos, con todos los riesgos que conllevan, a menudo van dirigidos a mujeres, que son penalizadas debido a su género, su edad, el hecho de tener una familia o ser inmigrantes. La Unión Europea debería intervenir y adoptar medidas legislativas para garantizar la igualdad de género y reducir la segregación de género en el mercado laboral. A su vez, los Estados miembros deberían incrementar sus controles para reducir el número de casos de abusos contra mujeres, luchar contra el trabajo no declarado y adoptar medidas disuasorias contra los empleadores.

 
  
MPphoto
 
 

  Vilija Blinkevičiūtė (S&D), por escrito. (LT) Me alegro de que el Parlamento Europeo haya puesto en marcha este importante informe sobre las trabajadoras en situación precaria. Son principalmente las mujeres las que trabajan en empleos precarios, las que a menudo no gozan siquiera de las normas sociales mínimas obligatorias para los trabajadores. Las mujeres suelen aceptar empleos mal pagados en los que pueden conciliar la vida laboral con la familiar y, por consiguiente, se ven obligadas a renunciar a garantías sociales y a aceptar malas condiciones de trabajo. La protección social es una parte fundamental de la flexiguridad. Por ello, a fin de resolver estos problemas es muy importante recomendar a los Estados miembros y a los interlocutores sociales que adapten sus normas legislativas y contractuales en materia de condiciones de trabajo. Los Estados miembros deben reducir la doble carga de trabajo que soportan las mujeres, que es una de las razones por las que las mujeres están sobrerrepresentadas en el empleo precario. Es de suma importancia conceder a todos los trabajadores igualdad de acceso a los servicios y prestaciones sociales, como el permiso de maternidad, la atención sanitaria y las pensiones de jubilación, así como a la educación y la información, independientemente de sus condiciones de trabajo.

 
  
MPphoto
 
 

  Vito Bonsignore (PPE), por escrito. (IT) Felicito a la ponente por haber destacado un aspecto del mundo del trabajo que sigue dando lugar a excesivas diferencias entre los géneros. No cabe duda de que la crisis económica y financiera ha empeorado las condiciones de las personas que trabajan en empleos precarios, en particular las mujeres, que soportan la mayor parte de la carga de este tipo de empleo, como lo confirman datos recientes que indican que un 55 % de las empresas solo contratan mujeres para empleos a tiempo parcial. Asimismo se calcula que el 31,5 % de las mujeres trabajan a tiempo parcial, en comparación con un 8,3 % entre los hombres, y el trabajo precario provoca un mayor número de lesiones y conlleva un mayor riesgo de enfermedad y exposición a peligros. En resumen, la Unión Europea no puede permanecer indiferente ante esta situación de desigualdad.

He votado a favor del informe porque estoy de acuerdo en que es necesario luchar contra este problema y pedir a los Estados miembros e interlocutores sociales que adapten en mayor medida sus normas legislativas y contractuales. Espero igualmente que la Comisión y los Estados miembros velen mejor por que se cumplan las obligaciones mínimas de salud y seguridad en el trabajo. Queda mucho por hacer para que podamos garantizar a las mujeres un acceso equitativo al mercado de trabajo.

 
  
MPphoto
 
 

  Lara Comi (PPE), por escrito. (IT) Dentro de la Unión Europea, un término meramente descriptivo como «trabajadoras en situación precaria» refleja aún dos formas de discriminación, ambas sumamente graves. La primera se refiere al trabajo de las mujeres, que ha sido abordado desde una perspectiva moderna y sostenible en otro expediente durante este período parcial de sesiones. La segunda se refiere al mercado laboral de dos niveles que encontramos en numerosos Estados miembros, en el cual algunos trabajadores gozan de derechos y protección, mientras que otros están a la merced de circunstancias que, por lo general, se hallan fuera de su control. Si examinamos objetivamente los datos resulta cada vez más evidente que, en el futuro, el empleo normal implicará aceptar mayores riesgos que ahora. No obstante, habría que gestionar este cambio para evitar especulaciones perjudiciales para los contratos de las personas más débiles, en particular aquellas que se encuentran en situaciones de desventaja. Las instituciones europeas tienen la obligación de evitar la discriminación y de permitir que todos alcancen libremente sus objetivos profesionales de acuerdo con sus capacidades, aptitudes e inclinaciones. Aprovecho esta oportunidad para señalar que sería útil realizan nuevos estudios sobre el trabajo precario de las mujeres para planificar medidas destinadas a eliminar obstáculos que no sean excesivamente invasivas.

 
  
MPphoto
 
 

  Corina Creţu (S&D), por escrito. (RO) He votado a favor de la lucha contra el trabajo precario, que constituye una característica cada vez más común de la crisis económica. De esta manera ayudaremos a erradicar con más eficacia la falta de seguridad laboral, los salarios bajos, en la mayoría de los casos, no declarados con fines fiscales, la falta de protección social para las personas que trabajan de forma casual, así como un entorno de trabajo desprovisto de normas mínimas de salud y seguridad y de protección de los trabajadores contra accidentes.

Al mismo tiempo, estas medidas nos ayudarán a luchar de modo más eficaz contra la discriminación por motivos de género, que predomina en el ámbito del trabajo precario, en el que las mujeres en particular son víctimas de estas condiciones de trabajo infrahumanas.

El trato abusivo de los trabajadores domésticos, que son mayoritariamente mujeres, la discriminación salarial de las mujeres y la explotación de las mujeres inmigrantes que no conocen sus derechos o no pueden defenderlos, son tan solo algunas de la numerosas razones para votar a favor de estas medidas destinadas a hacer frente a esta situación socioeconómica indignante.

 
  
MPphoto
 
 

  Vasilica Viorica Dăncilă (S&D), por escrito. (RO) Creo que los Estados miembros deben luchar para ofrecer a las mujeres empleos y la posibilidad de proteger sindicalmente sus derechos, como un salario digno, el permiso de maternidad, un horario justo y regular de trabajo, y un entorno de trabajo no discriminatorio. Creo que los Estados miembros deben sancionar a quien imponga obstáculos a la participación sindical y ofrecer servicios de asesoramiento de fácil acceso a las mujeres que no puedan recibir ayuda de un comité de empresa, como las mujeres que trabajan en hogares particulares y en la agricultura.

 
  
MPphoto
 
 

  Proinsias De Rossa (S&D), por escrito. – Estoy a favor de este informe, que destaca que el trabajo precario afecta a un número desproporcionado de trabajadoras. Este hecho viene a subrayar la necesidad de mejorar las disposiciones en materia de permiso de maternidad y paternidad para que mujeres y hombres puedan conciliar sus obligaciones laborales con las familiares. El trabajo precario se refiere a un empleo atípico que se caracteriza principalmente por la falta de seguridad laboral, bajos salarios, carencia de derechos de protección social, falta de protección contra la discriminación y un entorno de trabajo sin normas mínimas de salud y seguridad. Según los datos más recientes, un 31,5 % de las mujeres asalariadas trabajan a tiempo parcial, en comparación con tan solo un 8,3 % entre los hombres. El trabajo precario no es solamente una importante causa de las diferencias salariales entre hombres y mujeres, sino que también crea un obstáculo para las perspectivas que conducen a mejores empleos y un mayor desarrollo profesional, y que condena a muchos a un trabajo mal remunerado y peligroso. De hecho, las mujeres de países menos desarrollados que vienen a la UE trabajan a menudo en empleos menos cualificados o incluso ilegales. El trabajo precario se alimenta de los sectores más débiles de nuestra sociedad, y deniega a las personas la dignidad en el trabajo y la oportunidad de construir una vida digna para sí mismas y para sus familias.

 
  
MPphoto
 
 

  Diogo Feio (PPE), por escrito. – (PT) El trabajo precario no es un problema de género, aunque puede ser especialmente elevado entre las mujeres, y cualquier punto de vista que intente reducirlo a un problema de género resulta simplista.

Como ya he señalado en varias ocasiones, los modelos inflexibles de legislación laboral han fracasado. El ejemplo de los Estados Unidos indica que la flexibilidad no es sinónimo de inseguridad, sino más bien de un mercado laboral dinámico. Más flexibilidad no significa más precariedad, muy por el contrario.

Tras la crisis nos daremos cuenta de que los modelos a los que estábamos acostumbrados han fracasado y que si realmente deseamos crear empleo, el mercado laboral tendrá que comenzar a considerar los contratos atípicos, ya sea que se refieran al trabajo a tiempo parcial al trabajo casual, al trabajo por turnos, al trabajo desde casa o al teletrabajo, como formas normales de trabajo sin perder en seguridad lo que se ganará en dinamismo y flexibilidad. De este modo creo que las mujeres podrían ser las principales beneficiarias de sistemas más flexibles, en los que la combinación de su vida profesional y familiar o la maternidad no requiera tanto esfuerzo como lo hacía en formas más tradicionales de trabajo.

 
  
MPphoto
 
 

  José Manuel Fernandes (PPE) por escrito. (PT) La actual crisis económica y financiera ha aumentado el problema de las trabajadoras pobres que a menudo se encuentran en condiciones de trabajo especialmente vulnerables, ya que tienen que compaginar el trabajo con sus obligaciones familiares. He votado a favor de este informe por estar de acuerdo en que es necesario luchar contra este problema e instar a los Estados miembros y a los interlocutores sociales a desarrollar nuevas estrategias más eficaces contra la inseguridad laboral, que tengan en cuenta el principio de la igualdad de género. Me gustaría destacar que en esta resolución se pide a la Comisión que presente una propuesta sobre la aplicación del principio de igualdad salarial para hombres y mujeres.

 
  
MPphoto
 
 

  Ilda Figueiredo (GUE/NGL), por escrito. (PT) Hemos votado a favor de este informe de iniciativa que subraya el aspecto de género en el empleo inestable, denuncia diversas situaciones e insiste en una serie de medidas para luchar contra la discriminación de las mujeres. En general es un informe positivo, pero contiene algunas contradicciones y declaraciones con las que no estamos de acuerdo.

Las propuestas positivas más importantes del informe son las siguientes:

Pide a la Comisión que preste asistencia a los Estados miembros para desarrollar una campaña para transformar gradualmente a las trabajadoras que trabajan en empleos precarios en trabajadores de pleno derecho;

Pide a la Comisión y a los Estados miembros que desarrollen estrategias contra el trabajo precario a fin de hacer hincapié en los empleos dignos y ecológicos, e incorporar la igualdad de género;

Insta al Consejo y a la Comisión a que identifiquen las características del empleo precario en las directrices para las políticas de empleo de los Estados miembros y en la nueva estrategia para la igualdad de género.

 
  
MPphoto
 
 

  Nathalie Griesbeck (ALDE), por escrito. (FR) Un día después del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza y la Exclusión Social voté a favor de este informe sobre las trabajadoras en situación precaria. Es un hecho que, a pesar de la positiva evolución que ha experimentado la paridad entre hombres y mujeres y la igualdad de género, las mujeres siguen siendo más vulnerables que los hombres en el empleo. Las mujeres tienen empleos precarios mucho más a menudo que los hombres. Siguen existiendo numerosas diferencias entre los hombres y las mujeres en lo que se refiere a empleos potenciales, calidad de trabajo, ingreso y remuneración.

Por ello es de suma importancia que la Comisión actúe para promover activamente la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres en el marco de la política de empleo a través de una futura estrategia sobre igualdad de empleo, por medio de una transición gradual de la condición de trabajador en situación precaria a la de trabajador con ocupación regular y mediante el apoyo a las iniciativas nacionales en este sentido.

 
  
MPphoto
 
 

  Jarosław Kalinowski (PPE), por escrito.(PL) La vida laboral de las mujeres y su trayectoria profesional a menudo se ven obstaculizadas por el estereotipo que considera que la mujer es más débil, menos resistente al estrés y puede quedarse embarazada en cualquier momento, por lo que podría tomar una baja de enfermedad y otros tipos de permisos con más frecuencia que los hombres. Este estereotipo también hace que las mujeres tengan más dificultades para encontrar trabajo y que a aquellas que ya lo tienen se les pague menos que a los hombres que realizan el mismo trabajo. La crisis económica ha exacerbado estos problemas y mostrado hasta qué punto se explota a las mujeres en el mercado laboral. Los contratos de duración determinada y de trabajo a tiempo parcial sin remuneración de las horas extraordinarias son tan solo un ejemplo de las prácticas que considero inaceptables.

Por ello es indispensable destacar que es necesario cumplir la legislación laboral en pie de igualdad con todos los trabajadores. Deberíamos luchar contra la forma en que se aprovecha la difícil posición en los que se encuentran algunas personas para obligarlas a trabajar sin escrúpulos en condiciones poco saludables, sobre todo si hablamos de las mujeres, que también deben luchar contra los estereotipos.

 
  
MPphoto
 
 

  Giovanni La Via (PPE), por escrito. (IT) He votado a favor del informe de la señora Thomsen porque creo que ha llegado el momento de revisar la legislación relativa a las condiciones de trabajo de las mujeres en situación precaria. En la mayoría de los países se ha producido un cambio respecto a las condiciones que existían hasta hace poco, cambio que implica que un número mucho mayor de mujeres trabajen en empleos precarios. A menudo, estas mujeres no están bien informadas acerca de sus derechos y quedan expuestas al peligro de perder toda protección legal y de ser despedidas de forma improcedente sin oportunidad alguna de recurso. Es necesario sin duda alguna poner fin a esta situación y respetar la igualdad de dignidad, que debe concederse a los trabajadores de todo tipo. Por ello, debe garantizarse a hombres y mujeres por igual el acceso a la formación y a oportunidades de reciclaje profesional, en particular en el caso de las mujeres que necesitan una mayor protección durante el embarazo y la lactancia, y en el momento, muchas veces crucial, en que retornan al trabajo.

 
  
MPphoto
 
 

  Jean-Marie Le Pen (NI), por escrito. (FR) En relación con la labor de la Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género del parlamento, el informe de la diputada socialista Britta Thomsen pretende ser generoso en lo que se refiere al progreso social. Sin embargo, como es habitual, este tipo de informes están llenos de propuestas vagas y generales que realmente resultan inaceptables, y están arraigados en pronunciadas connotaciones izquierdistas, ecologistas y favorables a la inmigración.

No es posible, por ejemplo, considerar que debe concederse ayuda a las mujeres inmigrantes para su establecimiento, en particular cuando no se especifica si son inmigrantes legales o ilegales. Es cierto que estas mujeres o estos hombres son las primeras víctimas de la globalización y de la nueva esclavitud ultraliberal, ya que la manera de evitar que caigan en todo tipo de horribles trampas (malos tratos, violencia o abuso sexual) consiste en primer lugar en permitir que permanezcan en su país de origen.

Por lo tanto, es necesario invertir la política de inmigración de modo que aquellas personas que se sientan tentadas por el exilio económico puedan permanecer en su país, mediante la definición de una ayuda internacional restrictiva destinada a fomentar la estabilidad política y económica de dichos países.

 
  
MPphoto
 
 

  Marisa Matias (GUE/NGL), por escrito. – (PT) La precariedad se refiere no solo a las condiciones y relaciones de trabajo, sino también a la estabilidad y calidad de los trabajadores. La precariedad afecta a más mujeres que a hombres en Europa, lo que agrava las diferencias de género en el trabajo, sobre todo en lo relativo a los derechos sociales y los salarios. Esta situación resulta todavía más grave en el trabajo doméstico y el trabajo que realizan las trabajadoras inmigrantes.

En esta crisis, los trabajadores precarios fueron los primeros en perder su empleo. Con la recesión y la destrucción de empleos contractuales, la estructura del empleo se hace cada vez más precaria. Es necesario invertir este ciclo. Es necesario garantizar la igualdad de género y los derechos sociales en el lugar de trabajo. La lucha contra la precariedad y la doble carga de trabajo que soportan las mujeres debería ser uno de los objetivos más urgentes de la UE, y por ello apoyo este informe, pues representa un paso en esa dirección.

 
  
MPphoto
 
 

  Willy Meyer (GUE/NGL), por escrito. (ES) He votado a favor del informe Thomsen, que aborda el problema de la precariedad laboral de las mujeres, ya que me preocupa que estas se estén viendo especialmente golpeadas por las consecuencias de la crisis económica que se ha ensañado más intensamente con los trabajos precarios, en los que la mayor parte de los trabajadores son mujeres. Respaldo esta propuesta de resolución porque es necesario ahondar en la lucha contra la discriminación directa e indirecta por razón de género. Actualmente existe una excesiva presencia en el trabajo precario de las mujeres, que a menudo deben conjugar estos trabajos con las cargas domésticas. Mi apoyo se basa en mi compromiso con el cambio de la injusta situación actual en la que las mujeres tienen menores posibilidades de acceso al empleo, son mayoría en los empleos más precarios y siguen recibiendo menor remuneración que los hombres por un mismo trabajo. Por todo ello, concedo mi voto a esta propuesta de resolución que, entre otros puntos, subraya la necesidad de garantizar la igualdad de género, reducir la segregación por razón de género en el mercado laboral y pide a los Estados miembros que luchen contra el trabajo no declarado transformándolo en empleo formal.

 
  
MPphoto
 
 

  Louis Michel (ALDE), por escrito. (FR) Apoyo el informe sobre las trabajadoras en situación precaria porque no puedo concebir que, en el siglo XXI, sigan existiendo grandes diferencias en la Unión Europea en materia de oportunidades de empleo, calidad de trabajo, ingresos e igualdad salarial por el mismo trabajo o trabajo del mismo valor para las mujeres. Desgraciadamente, el desproporcionado número de mujeres en trabajos precarios es un importante factor que contribuye a la diferencia salarial entre los géneros, y comparto la opinión de que la mejora de la calidad de los empleos de las mujeres reducirá esta diferencia salarial.

También creo que todos los trabajadores precarios, incluidas las trabajadoras, deberían tener derecho a la educación y a la formación profesional, y que debe mejorarse el acceso a la educación, formación y estudios de alta calidad para las niñas y jóvenes. Por último, es fundamental que la Comisión siga prestando apoyo a los Estados miembros para desarrollar una campaña destinada a transformar gradualmente a los trabajadores precarios en trabajadores con ocupación regular.

 
  
MPphoto
 
 

  Alexander Mirsky (S&D), por escrito. (LV) Desgraciadamente la diferencia entre los salarios de los hombres y las mujeres se manifiesta especialmente en épocas de crisis. Tenemos que ampliar considerablemente el alcance de este debate y a continuación elaborar propuestas concretas para regular las relaciones laborales para las trabajadoras. Asimismo tenemos que introducir garantías sociales, en particular para las madres solteras, las mujeres con discapacidades y las mujeres que trabajan en la industria pesada. Corresponde a la sociedad enviar un firme mensaje a los empleadores en el sentido de que resulta inaceptable aprovechar oportunidades para reducir el salario o las horas de trabajo por motivos de género. Debe constituirse un fondo independiente de la UE para prestar ayuda a las madres solteras que hayan perdido su empleo y forma de sustento. A este respecto me parece que la iniciativa de la señora Thomsen es sumamente oportuna. Apoyo plenamente este informe como punto de partida de un nuevo planteamiento para resolver los problemas a los que se enfrentan las mujeres en materia de trabajo.

 
  
MPphoto
 
 

  Andreas Mölzer (NI), por escrito.(DE) Estas formas de empleo constituyen un problema que experimentan predominantemente las mujeres, ya que la incompatibilidad entre una carrera profesional y la familia obliga a muchas mujeres a aceptar estas situaciones de trabajo precario y hace que la pobreza resulte inevitable más adelante. No debemos pasar por alto, a este respecto, que los hombres también se ven afectados por estas formas de trabajo, y que existe riesgo de caer en la pobreza incluso con un trabajo a tiempo completo. Sin embargo, los sistemas y medidas sociales de carácter local se han diseñado para amortiguar los efectos sobre la población trabajadora en caso necesario. El informe se concentra excesivamente en los inmigrantes, que a menudo trabajan a tiempo parcial, y propone indirectamente que se preste ayuda a su integración. Sin duda, las mujeres se ven especialmente afectadas por las falsas promesas de los traficantes, los problemas de la globalización y —en caso de haber entrado ilegalmente— las nuevas formas de trabajo esclavo en empresas. La solución no reside en seguir apoyando la importación de pobreza, que solo aumenta los problemas sociales y puede poner en peligro de forma permanente la paz social. Promover esta evolución es el camino erróneo. En última instancia, solo es a nivel local, es decir, en los países de origen, que puede cambiarse algo. Esta consolidación por la puerta trasera debe rechazarse con la mayor firmeza posible.

 
  
MPphoto
 
 

  Claudio Morganti (EFD), por escrito. (IT) Las empresas han reaccionado a la actual crisis económica y financiera reduciendo empleos temporales, como los de los trabajadores con contratos de duración determinada, y han contratado personal o empleados por medio de otros tipos de contratos no permanentes.

Esta resolución tendría mi apoyo si no pidiera a los empleadores que adopten medidas concretas para la integración de las mujeres migrantes. Me parece discriminatorio para nuestras trabajadoras. Por este motivo he votado en contra de la resolución.

 
  
MPphoto
 
 

  Wojciech Michał Olejniczak (S&D), por escrito. (PL) La ponente define el concepto de «trabajo precario» como aquellas formas de empleo con un bajo nivel de seguridad laboral, salarios bajos, carencia de protección social y prestaciones laborales, falta de protección contra la discriminación, pocas perspectivas de promoción en el mercado laboral o falta de representación colectiva, o un entorno de trabajo que no cumple las normas mínimas de seguridad y salud.

La crisis financiera y económica ha hecho que el trabajo precario sea un problema más visible y urgente. Las empresas han realizado importantes recortes de empleos temporales y se teme que los empleos perdidos nunca se recuperarán. Lamentablemente, esta situación ha tenido sus mayores repercusiones en las mujeres, y el problema se observa ante todo en el sector de los servicios (hoteles, hostelería, educación, salud, trabajo social) y la agricultura. Las mujeres empleadas en estos sectores no trabajan a tiempo completo, lo que significa que sus salarios y pensiones son inferiores, reciben menores prestaciones sociales y carecen de oportunidades de promoción profesional. Los estudios más recientes indican que para una mujer es más difícil encontrar trabajo que para un hombre.

Por otra parte aún existe una enorme diferencia salarial (que se sitúa alrededor del 18 %, pues las mujeres ganan una quinta parte menos por hora que los hombres). En vista de estos problemas, he votado a favor del informe, que propone una solución para esta difícil situación a través de la política de empleo.

 
  
MPphoto
 
 

  Alfredo Pallone (PPE), por escrito. (IT) He votado a favor del informe de la señora Thomsen. Durante una recesión económica como la que experimentamos actualmente, ciertos grupos de trabajadores pagan un mayor precio. Los trabajadores precarios se enfrentan de hecho a esta crisis sin las garantías de que gozan otros trabajadores. Además, dentro de esta categoría, las mujeres se hallan en una posición todavía más crítica. El problema del trabajo precario está muy extendido entre las mujeres, en particular en el sector de los servicios y la agricultura, y es necesario adoptar urgentemente medidas eficaces para cambiar esta situación. Las razones subyacentes son diversas. Las diferencias laborales y salariales entre hombres y mujeres siguen siendo demasiado grandes como para afirmar que hemos alcanzado la igualdad, y es por ello que ciertas medidas eficaces, como el permiso de maternidad, la atención sanitaria y las pensiones de jubilación, serían una buena forma de detener la extensión del trabajo precario. Sin embargo, el punto de partida para salir de esta situación de desigualdad laboral es sin duda la educación y la formación profesional para las jóvenes. Por último, se requieren estudios más exhaustivos de las causas, razones y coste de las bajas cualificaciones.

 
  
MPphoto
 
 

  Maria do Céu Patrão Neves (PPE), por escrito. (PT) Los empleos precarios son un importante factor del grave deterioro de la estabilidad social que sufrimos en estos momentos, con altas tasas de desempleo que siguen aumentando en varios países, entre ellos el mío, Portugal.

Tradicionalmente, todas las formas de inseguridad o volubilidad en el empleo afectan primero y con más fuerza a las trabajadoras manuales, que reciben salarios más bajos, incluso por el mismo trabajo, presentan tasas de desempleo más altas y sufren una mayor inseguridad laboral debido a factores sociales existentes desde hace mucho tiempo, pero más concretamente debido a la maternidad.

Los efectos negativos de esta situación no se limitan a la ya de por sí grave discriminación de la que siempre han sido objeto las mujeres, sino que también impiden el acceso de las mujeres en igualdad de condiciones al mundo del trabajo e influyen sobre su independencia económica y su autonomía personal.

En este contexto, la lucha contra la inseguridad laboral, en particular la de las mujeres, representa una aportación muy positiva a la estabilidad social y a la igualdad de género, uno de los valores fundamentales de la Unión Europea.

 
  
MPphoto
 
 

  Rovana Plumb (S&D), por escrito. (RO) La actual crisis económica y financiera ha provocado asimismo un aumento de los empleos precarios que realizan en especial las mujeres. Los empleos permanentes que se han perdido durante la recesión económica seguramente no se recuperarán, sino que serán remplazados por contratos de trabajo atípicos y muy atípicos, lo que tendrá por resultado un fuerte deterioro de las condiciones de trabajo. En toda la UE, un 31,5 % de las mujeres trabajan a tiempo parcial (30 horas o menos a la semana), en comparación con tan solo un 8,3 % de los hombres.

Creo que la sostenibilidad del sistema de pensiones, los mecanismos de crédito para proyectos de autoayuda y de creación de empleo, y los programas de generación de ingresos alternativos pueden mejorar para las trabajadoras en situación precaria.

Pido a la Comisión Europea y a los Estados miembros que elaboren estrategias para el trabajo precario que se centren en la creación de empleos dignos y ecológicos, e incorporen el principio de la igualdad de género. Insto a cada uno de los Estados miembros a que introduzcan medidas claras para reducir las diferencias salariales entre los géneros en un 10 % de aquí a 2020, incluidas las diferencias entre las pensiones, a fin de mejorar el nivel de vida, luchar contra la pobreza e impulsar el crecimiento económico.

 
  
MPphoto
 
 

  Crescenzio Rivellini (PPE), por escrito. (IT) Quiero felicitar a la señora Thomsen por el excelente trabajo que ha realizado. Muy a menudo, las mujeres tienen que aceptar condiciones de trabajo que son todo menos dignas. Por ello es necesario seguir muy de cerca la situación de las trabajadoras, en particular de las embarazadas o lactantes. Las mujeres que regresan al trabajo tras el permiso de maternidad deben tener la seguridad de que pueden reintegrarse activamente al mercado laboral.

Se insta igualmente a los Estados miembros a que vigilen que los empleadores no den un trato discriminatorio a las trabajadoras. Los autores de cualquier abuso deben comparecer ante la justicia lo antes posible. Asimismo, será necesario elaborar una nueva estrategia europea de empleo para que las mujeres con empleos precarios puedan integrarse en los regímenes de seguridad social y protección del trabajo.

 
  
MPphoto
 
 

  Robert Rochefort (ALDE), por escrito. (FR) Trabajadores que perciben salarios bajos —no declarados o informales—, trabajadores sin derecho a la protección social o a prestaciones laborales, trabajadores sin perspectivas de promoción en el mercado laboral... el número de los denominados trabajadores precarios aumenta como resultado de la actual crisis económica. Existe una amplia brecha de género entre estos trabajadores, pues las mujeres tienen una representación desproporcionada. Consciente de la necesidad de mejorar su protección, he apoyado la resolución del Parlamento Europeo sobre las trabajadoras en situación precaria. Pido a los Estados miembros que velen por que los empleadores que sometan a sus trabajadoras a tratos abusivos o perjudiciales sean llevados sin demora ante la justicia. Asimismo deben adoptarse medidas para garantizar a las trabajadoras en situación precaria la protección sindical de sus derechos, como un salario digno, el permiso de maternidad y un horario de trabajo justo y regular. Confío igualmente que los objetivos de Barcelona para la protección de la infancia se apliquen lo antes posible y que se eliminen los obstáculos que impiden que las mujeres trabajen el número de horas que desean, ya sea a tiempo parcial o a tiempo completo.

 
  
MPphoto
 
 

  Raül Romeva i Rueda (Verts/ALE), por escrito. – Este es un informe es crucial y me alegro de que el PE lo haya aprobado, sobre todo porque señala el carácter de género del empleo precario y recuerda la transformación que experimenta el mercado laboral de los tipos normales de empleo a los atípicos, lo que hace necesario evitar que estos tipos de empleo atípicos se conviertan en trabajo precario; considera que, para luchar contra estos problemas, debemos pedir a los Estados miembros y los interlocutores sociales que adapten en mayor medida sus normas legislativas y contractuales sobre trabajo normal y trabajo atípico a fin de evitar que se impongan las formas de trabajo más convenientes y menos costosas, teniendo en cuenta, no obstante, el riesgo de un posible aumento del trabajo no declarado, e insta al Consejo y a la Comisión a que identifiquen las características del empelo precario en las directrices para las políticas de empleo de los Estados miembros y la nueva estrategia sobre igualdad de género.

 
  
MPphoto
 
 

  Oreste Rossi (EFD), por escrito. (IT) Las mujeres se han visto más afectadas por la actual crisis económica precisamente porque son una categoría más sensible debido a que su labor no se limita normalmente al lugar de trabajo, sino que se extiende al hogar y la familia. Las mujeres hacen los trabajos más precarios, por lo que se encuentran sin seguridad laboral, perciben salarios bajos, reciben menos protección social y tienen menores cualificaciones.

En estas condiciones, las mujeres que están dispuestas a regresar al trabajo tras períodos de ausencia por enfermedad o maternidad a menudo se encuentran que ya no tienen trabajo. Nuestra delegación es muy sensible a estos problemas y, yo añadiría, a los problemas tan similares que sufren las mujeres que no trabajan por cuenta ajena sino por cuenta propia. Desgraciadamente, podríamos haber votado en contra de este informe en su totalidad si no promoviera políticas para integrar a las trabajadoras procedentes de fuera de la Unión Europea a expensas de las ciudadanas europeas. Es por ello que hemos votado en contra.

 
  
MPphoto
 
 

  Joanna Senyszyn (S&D), por escrito.(PL) He votado a favor del informe sobre las trabajadoras en situación precaria. La crisis económica ha contribuida a desestabilizar el mercado laboral. Los empleadores han reducido el empleo o emplean trabajadores temporales a los que ofrecen condiciones financieras inferiores. Asimismo, las olas de despidos han hecho que muchas personas se encuentren fuera del mercado laboral. La situación resulta especialmente difícil para los titulados, las personas mayores y las mujeres. La crisis ha agravado las desigualdades entre los géneros que ya existían en el empleo. Este fenómeno ha sido resentido en particular por las mujeres, que representan el mayor porcentaje de trabajadores dedicados a lo que se conoce como empleo precario. Las diferencias salariales han aumentado y las desigualdades en materia de protección social se han hecho todavía mayores. Esta situación ha impedido igualmente el desarrollo profesional de las mujeres y contribuido a la consolidación de estereotipos de género en el trabajo. Por ello, las mujeres que trabajan en lo que se conoce como empleo precario merecen una protección especial.

Entre otras cosas, deben poder acogerse a los sistemas de seguridad social y a la legislación sobre protección del empleo. Otro aspecto importante es la protección financiera de las mujeres en caso de desempleo o maternidad. Las mujeres que trabajan en empleos precarios deberían tener igualmente la posibilidad de recibir protección sindical. Por otra parte, las mujeres que trabajan exclusivamente en hogares privados deberían tener acceso gratuito a servicios de asesoramiento en materia de derechos sociales. Quisiera destacar la necesidad de regular la situación legal de las trabajadoras estacionales que, debido al carácter de su trabajo, corren un mayor riesgo de ser víctimas de diversas irregularidades.

 
  
MPphoto
 
 

  Angelika Werthmann (NI), por escrito.(DE) Los estudios más recientes indican que un 31 % de las mujeres asalariadas trabajan a tiempo parcial, en comparación con tan solo un 8,3 % de los hombres asalariados. Los trabajadores a tiempo parcial tienen ingresos más bajos y, por consiguiente, reciben pensiones más reducidas que los que trabajan a tiempo completo. Se encuentran en desventaja cuando deben trabajar en equipo, algo que se manifiesta igualmente en los ascensos o a la hora de ocupar puestos más altos. Un 36 % de los hombres con títulos universitarios o de nivel superior ocupan posiciones de dirección, en comparación con tan solo un 15 % de las mujeres con el mismo nivel de educación. En relación con los ingresos, ya se ha dicho que en Europa, la diferencia media entre hombres y mujeres es del 18 %, sin tener en cuenta el número de horas trabajadas o los distintos contratos de trabajo.

 
  
MPphoto
 
 

  Marina Yannakoudakis (ECR), por escrito. – El Grupo ECR cree firmemente que las decisiones en materia de política social y empleo no deberían adoptarse a nivel de la UE, sino a nivel de los Estados miembros por los gobiernos nacionales y locales. Reconocemos que es importante contar con normas mínimas para el trato de los trabajadores en el lugar de trabajadores y nos alegra que el Parlamento Europeo dé a conocer esta cuestión, pero consideramos que estas normas deberían referirse tanto a los hombres como a las mujeres, y que las recomendaciones concretas sobre contratos de trabajo y protección de la infancia, por ejemplo, no forman parte del ámbito de competencia de la UE.

 

10. Correcciones e intenciones de voto: véase el Acta
 

(La sesión, suspendida a las 13.00 horas, se reanuda a las 15.00 horas)

 
  
  

PRESIDE: Alejo VIDAL-QUADRAS
Vicepresidente

 

11. Aprobación del Acta de la sesión anterior: véase el Acta

12. Posición del Parlamento sobre el proyecto de presupuesto 2011, modificado por el Consejo - Todas las secciones - Proyecto de presupuesto rectificativo n° 3/2010 : Sección III - Comisión - MAP (Medidas de acompañamiento en el sector de los plátanos) (debate)
Vídeo de las intervenciones
MPphoto
 

  El Presidente. − El siguiente punto es el debate conjunto sobre

- el informe de Sidonia Elżbieta Jędrzejewska y Helga Trüpel, en nombre de la Comisión de Presupuestos, sobre la Posición del Consejo relativa al proyecto de presupuesto general de la Unión Europea para el ejercicio 2011 - Todas las secciones y Notas rectificativas nº 1/2011, 2/2011 y 3/2011 al proyecto de presupuesto general de la Unión Europea para el ejercicio 2011

(12699/2010 - C7-0202/2010 - 2010/2001(BUD)) (A7-0284/2010), y

- el informe de László Surján, en nombre de la Comisión de Presupuestos, sobre la Posición del Consejo relativa al proyecto de presupuesto rectificativo n° 3/2010 de la Unión Europea para el ejercicio 2010, Sección III – Comisión – MAP (Medidas de acompañamiento en el sector de los plátanos)

(13472/2010 - C7-0263/2010 - 2010/2048(BUD)) (A7-0281/2010).

 
  
MPphoto
 

  Sidonia Elżbieta Jędrzejewska, ponente.(PL) Nos hemos reunido hoy para hablar sobre el presupuesto de la Unión Europea para 2011. El año 2011 es un ejercicio presupuestario excepcional por varias razones. Ante todo, 2011 es el quino año del marco financiero plurianual para el período 2007-2013, de modo que conocemos en buena parte la forma en que se lleva a cabo este marco plurianual, qué partes han tenido éxito y cuáles no, y muchos programas ya se encuentran en una fase muy avanzada de su ciclo de vida.

Entretanto han ocurrido muchas cosas en la Unión Europea, pues hemos adoptado el Tratado de Lisboa que impone o asigna nuevos ámbitos de competencias a la Unión Europea. Me permitiré mencionar en esta ocasión algunas de ellas, en particular aquellas que tienen un alto coste, a saber, los nuevos ámbitos de competencias correspondientes a la política para luchar contra el cambio climático y la política energética. El Tratado abre nuevos ámbitos de competencias para la Unión Europea en la escena internacional, de modo que hablamos del establecimiento del servicio diplomático de la Unión, y de nuevas competencias en materia de investigación espacial, deporte y turismo. Desgraciadamente, ninguna de estas nuevas funciones va acompañada de los medios financieros necesarios. Podríamos decir, de cierta manera, que la Unión Europea tiene nuevas ambiciones y nuevos planes, pero no cuenta necesariamente con los nuevos recursos financieros necesarios para llevar a cabo estos planes y ambiciones. Es así, pues, que se presenta 2011.

En opinión del Parlamento Europeo, la Comisión Europea ha programado prudentemente sus operaciones en este proyecto y ha asignado los recursos adecuados para 2011. El Consejo —y ha hemos hablado de esta cuestión en esta Cámara— ha reducido dichos recursos. Me gustaría describir brevemente lo que ocurrió en la Comisión de presupuestos durante nuestro examen. Como recordatorio diré que el nuevo Tratado de Lisboa introduce un nuevo procedimiento presupuestario. Ahora ya no tenemos dos oportunidades. Ahora, el Consejo y el Parlamento Europeo no realizan dos lecturas. Solo tenemos una lectura, razón por la cual ambas ramas de la autoridad presupuestaria deben hacer un esfuerzo y aplicar una disciplina especial, porque de hecho solamente tenemos una oportunidad. Repito, ya no tenemos dos lecturas.

Mañana celebraremos la votación y prestaremos atención a la posición adoptada por la Comisión de Presupuestos. Es importante recalcar que la Comisión de Presupuestos ha elaborado una posición que respeta el marco financiero plurianual. A diferencia de años anteriores, el Parlamento Europeo aprobará su posición, que no trasciende las cantidades previstas en las perspectivas financieras plurianuales. Esta posición es innovadora, pero también incluye y tiene en cuenta las preocupaciones y la situación en la que se encuentra el Consejo. El Parlamento no ha pasado por alto esta situación en el Consejo, en la que siete Estados miembros rechazaron la posición del Consejo. Hemos escuchado y tomado en cuenta los temores de ciertos Estados miembros y del propio Consejo. Hemos tomado nota con mucha atención de la posición del Consejo, de manera que el Parlamento ha llevado a cabo una lectura disciplinada que no trasciende el marco financiero plurianual. Sin embargo, por otra parte, no podemos permanecer impasibles ante los hechos de los que ya he hablado, es decir, que ahora la Unión Europea tiene nuevos ámbitos de competencias, los cuales no cuentan con los recursos financieros necesarios. Más aún, el Consejo se ha comprometido a adoptar un número considerable de medidas relativas, por ejemplo, a los plátanos para compensar a sus productores, al ITER y otros programas que requieren nuevos recursos financieros que no han recibido. Al parecer, estos programas deben financiarse con los recursos actuales. Es en este aspecto que el Parlamento Europeo abriga dudas.

En lo que también quisiéramos hacer hincapié una vez más en nuestra lectura es, ante todo, en el triángulo de prioridades, el triángulo formado por la juventud, la educación y la movilidad. Desde el mes de marzo, el Parlamento Europeo ha venido diciendo que esta será nuestra lista de prioridades para 2011 y que queremos que las líneas presupuestarias a favor de la juventud, la educación y la movilidad reciban una financiación adecuada, de modo que puedan encontrarse recursos igualmente para las empresas innovadoras en el ámbito de la movilidad, la juventud y la educación. Otro tanto ocurre con los programas relativos a la investigación y la innovación. Sabemos que el actual marco financiero no contempla medios suficientes, razón por la cual hemos efectuado dolorosos recortes —pero necesarios en nuestra opinión— al programa ITER. Me gustaría mucho que esta lectura del Parlamento se considerara disciplinada, pero también una lectura que permite financiar los compromisos de la Unión Europea para 2011.

 
  
MPphoto
 

  Helga Trüpel, ponente.(DE) Señor Presidente, señor Wathelet, señor Lewandowski, Señorías, acabamos de escuchar a la ponente para el presupuesto de la Comisión hablar sobre los grandes desafíos a los que nos enfrentamos. Ahora hablaré en mi calidad de ponente para el presupuesto del Parlamento y de las demás instituciones de menor tamaño.

El conflicto político al que debemos hacer frente —que no se refiere únicamente al presupuesto del Parlamento, sino también al de la Comisión— es el siguiente: con la entrada en vigor del Tratado de Lisboa, al Parlamento se le han asignado ámbitos de competencia en materia de política energética y política exterior, así como competencias de codecisión en lo relativo a la agricultura. Tenemos mayor voz en relación con las políticas relacionadas con el deporte y el espacio. Para decirlo sin rodeos, nuestras competencias han aumentado, algo que es positivo. Siempre hemos luchado por ello en nuestra calidad de parlamentarios europeos. Sin embargo, al mismo tiempo, los Estados miembros se encuentran en una situación que les obliga a adoptar medidas de austeridad y políticas de reducción de la deuda y, por consiguiente, tenemos que encontrar una línea política entre estos dos grandes objetivos: por una parte, tenemos nuevas tareas y, por la otra, debemos demostrar que comprendemos la presión que sufren los presupuestos públicos. Eso es exactamente lo que he intentado hacer en tanto que ponente para el presupuesto del Parlamento, a saber, encontrar un equilibrio realmente justo entre las nuevas competencias y, por ende, nuestras nuevas tareas y necesidades de personal adicional, y la necesidad de enviar un mensaje a los ciudadanos y gobiernos de la Unión Europea en el sentido de que también nosotros estamos dispuestos a mostrar moderación y disciplina.

La Mesa ha presentado propuestas, como es su obligación, en relación con los gastos que tendrían que aumentar en el presupuesto del Parlamento para que este pueda funcionar correctamente. En la Comisión de Presupuestos adoptamos las decisiones relativas a los créditos, que se sitúan en torno a los 25 millones de euros, cifra que es inferior a la propuesta inicial de la Mesa. Ello significa que tenemos la intención de limitar nuestros gastos de viaje, la cantidad destinada a estudios, los fondos para seguridad en esta Cámara y para tecnologías de la información, y que reduciremos los puestos vacantes para los servicios de biblioteca. Tenemos un conflicto en relación con la cantidad de dinero de que deberíamos disponer a corto plazo para los asistentes de las diputadas y diputados. La propuesta es que, en 2011, estos fondos aumenten una vez más en 1 500 euros. Me gustaría decir con toda claridad en mi calidad de miembro del Grupo de los Verdes/Alianza Libre Europea que no apoyo esta propuesta. Me parece excesivo en estos momentos. En la Comisión de Presupuestos, la mayoría acordó que necesitamos más información y que este dinero se mantendría inicialmente en la reserva, es decir, no se desembolsaría, sino que habría que adoptar nuevas decisiones políticas respecto a si deseamos desembolsar ahora estos fondos o si consideramos más prudente no ponerlos a disposición en 2011.

Además, me parece muy importante —porque tenemos un gran interés en que nuestras instituciones europeas sean respetuosas del medio ambiente y en cambiar nuestro propio comportamiento en la medida de lo posible— que hayamos pedido un nuevo planteamiento más respetuoso con el medio ambiente para la movilidad. Por ejemplo, debería haber un billete para el transporte público en Bruselas, que habrá que seguir negociando. Sería sumamente positivo si pudiéramos limitar considerablemente nuestros servicios de chofer, pero esto significa que, en esta Cámara de Estrasburgo, tendríamos que facilitar más bicicletas a las diputadas y diputados y al personal para que se trasladen de un lugar a otro de una manera respetuosa con el medio ambiente también aquí en Estrasburgo.

Otro aspecto sumamente importante para mí es que hemos intentado encontrar un buen equilibro con una mayoría de la Comisión de Presupuestos. No sólo tuvimos en cuenta nuestros intereses de representantes del Parlamento y aumentamos de forma responsable nuestro presupuesto, sino que también tuvimos que tomar en consideración a las demás instituciones pequeñas, como el Comité de las Regiones, el Comité Económico y Social Europeo, el Tribunal de Cuentas Europeo, el Supervisor Europeo de Protección de Datos y el Defensor del Pueblo Europeo. Lo que hemos hecho a este respecto es asumir una posición responsable, de modo que no solo nos hemos concedido más personal y más recursos, sino que también hemos concedido de forma muy selectiva al Comité de las Regiones y al Comité Económico y Social Europea un cierto aumento de fondos, si bien no todo lo que pedían, ya que también ha aumentado su carga de trabajo debido a las competencias adicionales que les confiere el Tratado de Lisboa. En particular, en el caso de las pequeñas instituciones, como el Supervisor Europeo de Protección de Datos, que es muy importante para muchos de los debates que celebramos en estos momentos sobre la forma de proteger los datos en el mundo digital —y esta importante institución aún se encuentra en proceso de creación— consideramos correcto haberle concedido dos nuevas plazas. A este respecto, Señorías, deseamos dejar claro que la Comisión de Presupuestos intentó asumir una línea muy responsable entre los aumentos suficientes que apoyamos, y que también debemos justificar ante el Consejo porque queremos hacer un buen trabajo en este aspecto, y el hecho de que en estos momentos es necesario un cierto grado de moderación.

 
  
MPphoto
 

  László Surján, ponente.(HU) Señor Presidente, señor Wathelet, señor Comisario, Señorías, mi tarea consiste es saldar una partida presupuestaria de 2010 en la medida de lo posible, y evaluar una propuesta de modificación, un presupuesto rectificativo. Esta cuestión se refiere a la promesa hecha por la Comisión hace algunos años de ofrecer una compensación razonable a los países productores de plátanos, y tenemos que cumplir esta promesa. Esta cuestión plantea un ligero problema, ya que cuando la Comisión hizo esta decisión y la anunció, no la había debatido con ninguna de las ramas de la autoridad presupuestaria al nivel adecuado, y todavía no ha presentado una propuesta aceptable para todas las partes interesadas. Hablamos de 300 millones de euros, de los cuales 75 millones tendrían que haberse pagado con cargo al presupuesto de 2010. La pregunta es de dónde debería venir este dinero. Y es en este punto en el que el Consejo y el Parlamento siguen sin ponerse de acuerdo, tras tres diálogos tripartitos sin resultados.

Desgraciadamente no ha sido posible alcanzar nada parecido a un acuerdo, a pesar de que es necesario llegar a una fórmula transaccional, porque estos pagos se harían a países que se encuentran en una situación tal que, en toda justicia, requieren claramente esta compensación. Sin embargo, no podemos llegar a un acuerdo con el Consejo porque, en nuestra opinión, se trata de una nueva tarea no incluida en el anteproyecto de presupuesto, y hemos creado un instrumento denominado instrumento de flexibilidad precisamente para este tipo de situaciones. Este instrumento es lo que se necesita para resolver problemas como este, y cuenta con el marco legal necesario y con fondos disponibles. Sin embargo, el Consejo consideró que en vista de la situación actual, los Estados miembros no están dispuestos a recurrir a este instrumento, pues ello requeriría otros pagos y los presupuestos nacionales no están en condiciones para hacerlos. No obstante, en el Parlamento consideramos que no podíamos permitir que se despoje de fondos a programas ya existentes y en curso, por lo que no logramos llegar a una solución transaccional. Por ello, a mi gran pesar y con el apoyo de la gran mayoría de la Comisión de Presupuestos he propuesto al Parlamento que rechacemos igualmente la propuesta transaccional relativa al presupuesto rectificativo nº 6 que nos ha presentado la Comisión, que no ha sido aprobada por el Consejo.

Señor Presidente, se supone que en este debate debo intervenir igualmente en nombre de la Comisión de Desarrollo Regional. Permítame combinar estas dos intervenciones para decir que me gustaría rendir homenaje a la Comisión, pues ha hecho todo lo posible para ajustarse plenamente a las normas y límites máximos establecidos en el presupuesto para 2011. Todos sabemos que la Unión Europea no cuenta con los recursos financieros que necesita. Habría que aumentar los fondos necesarios para realizar sus tareas. Sin embargo, también debemos saber que los fondos son escasos y que tenemos que gestionar mejor los disponibles. En relación con el desarrollo regional, para nosotros ha sido muy doloroso que el Consejo haya retirado o recortado el gasto para este ámbito. Hemos presenciado la mayor reducción de los créditos de pago de los últimos diez años. En nuestra opinión, será imposible funcionar de esta manera. Por ello, ahora procederemos a celebrar una reunión de conciliación, en la que esperamos que las posiciones se acerquen un poco y tengamos un presupuesto adecuado para los países productores de plátanos. Muchas gracias por su atención.

 
  
MPphoto
 

  Janusz Lewandowski, Miembro de la Comisión. – Señor Presidente, este es el primer presupuesto tras la entrada en vigor del Tratado de Lisboa, como ha mencionado la ponente, y despierta un interés comprensible, no tanto por las cifras que aparecen en él, sino por la dimensión institucional que se concede al procedimiento presupuestario anual.

Nos felicitamos, desde luego, que el Parlamento haya restablecido el nivel general del proyecto de presupuesto, tanto en créditos de compromiso como de pago, es decir, la diferencia de casi 8,62 millones de euros en créditos de compromiso y de aproximadamente 3,6 millones de euros en créditos de pago entre la posición del Parlamento y la del Consejo.

De acuerdo con las previsiones revisadas, estamos casi seguros de que nuestra programación era correcta, que los fondos especiales de cohesión avanzan a velocidad de crucero en este momento de las perspectivas financieras y en relación con las facturas que habrá que pagar el año próximo, de modo que confirmamos nuestras previsiones para 2011. Si se mantiene el recorte, no se cubriría parte de las previsiones para el gasto agrícola.

Nos felicitamos igualmente de las enmiendas de las comisiones parlamentarias a este respecto. La línea que ha asumido el Parlamento s muy clara, como ha señalado la ponente Jędrzejewska. En particular en lo relativo a las enmiendas horizontales y prioridades políticas para las previsiones de la subrúbrica 3b relativa a la juventud y la movilidad de los jóvenes.

Se proponen también otras enmiendas por encima del proyecto de presupuesto y algunas de ellas podrían aplicarse si existiese una base legal. Enviaremos nuestra nota de ejecutabilidad sobre estas dos enmiendas y también sobre los dos proyectos pilotos y las medidas parlamentarias preparatorias aprobadas por la comisión parlamentaria.

Lamentamos que el Parlamento haya formulado un número tan importante de reservas. Tanto la cuantía de las reservas relativas a los sueldos (75 millones de euros, de los cuales 41 millones no están relacionados con el aumento de sueldos del 1,85 %) como el número de condiciones que conllevan —que en ocasiones ni siquiera se refieren a cuestiones de personal— resultan preocupantes.

Hemos hecho todo lo posible para cumplir las condiciones y para que las reservas se retiren a más tardar durante el procedimiento de conciliación.

Por último, la Comisión agradece al Parlamento que no haya superado los límites máximos del marco financiero plurianual, lo que se hizo por medio de algunos recortes al ITER, por ejemplo, para el cual necesitamos más dinero y no menos, y para las acciones externas donde necesitamos más dinero y no menos.

Considero que esta es una invitación a debatir y que esta cuestión se resolverá en la conciliación sobre todo el paquete.

Quiero referirme también en esta ocasión al presupuesto rectificativo nº 3, del que ya ha hablado el ponente Surján. Este presupuesto se refiere a las medidas de acompañamiento para los plátanos y, hasta ahora, el ponente del Parlamento ha reconfirmado la posición de su Institución que se encuentra muy alejada de la del Consejo. El Consejo es favorable a la reasignación, el Parlamento está a favor de un mayor uso de los instrumentos de flexibilidad, pero en este aspecto lo que está en juego una vez más es la credibilidad de nuestras instituciones ante los países ACP. Por lo tanto deberíamos buscar una fórmula transaccional en el futuro procedimiento de conciliación.

Como es habitual, el proyecto de presupuesto irá acompañado o ya va acompañado, aparte del presupuesto rectificativo para este año y el presupuesto rectificativo para los plátanos del año próximo, de una nota rectificativa relativa al Servicio Europeo de Acción Exterior, una nota rectificativa sobre las nuevas agencias de supervisión que ya se han acordado a nivel político, y la Comisión adoptará y transmitirá mañana al Parlamento una nota rectificativa en la que se recoge la actualización habitual de las estimaciones para los acuerdos agrícolas y pesqueros.

Por último, soy consciente de que la dimensión institucional debería desempeñar un importante papel en el próximo procedimiento de conciliación. Tenemos la obligación ante nuestros ciudadanos de transigir y demostrar que el Tratado de Lisboa trabaja a su favor al eliminar diferencias para utilizar la compleja maquinaria de la Unión Europea. Así pues, desempeñaré el papel de mediador para llegar a un acuerdo final.

 
  
MPphoto
 

  Melchior Wathelet, Presidente en ejercicio del Consejo.(FR) Señor Presidente, señor Comisario, Señorías, en primer lugar quiero disculparme por haber llegado tarde debido a los problemas de tráfico que todos conocemos en estas épocas.

He escuchado el final de la intervención del señor Comisario. Asimismo se me ha informado sobre la intervención de la ponente. Es cierto que en esta ocasión, como es obvio, me limitaré a informar a Sus Señorías sobre los principales temas de la posición del Consejo, y será en el marco del procedimiento de conciliación, que tendrá lugar en caso de que la Cámara apruebe todas las enmiendas —nunca se sabe— que podremos refinar todas las posiciones políticas. Por ello voy a referirme a las enmiendas del Parlamento y a las enmiendas que el Parlamento se dispone a votar.

No obstante, aprovecharé esta ocasión para transmitirles algunas reacciones preliminares y recordarles las preocupaciones del Consejo en el contexto de este procedimiento presupuestario para 2011. En primer lugar tengo que subrayar que este procedimiento presupuestario tiene lugar en unos momentos en que salimos de una crisis económica y, si bien el presupuesto europeo puede y debe ayudar a salir de esta crisis, no debemos perder de vista los considerables recortes que han sufrido nuestros presupuestos nacionales. Como es evidente, esta situación exige un estricto control del gasto. Es en este contexto que el Consejo concede la mayor importancia no sólo a que se respeten los límites máximos de las diversas rúbricas del marco financiero plurianual, sino también y sobre todo a que se mantengan márgenes adecuados para poder hacer frente a circunstancias imprevistas.

A este respecto, el Consejo se felicita de la moderación mostrada por la Comisión en relación con los créditos de compromiso de este proyecto de presupuesto. Por otra parte, nos preocupa mucho más, como es lógico, que las enmiendas del Parlamento Europeo reduzcan considerablemente algunos márgenes.

Del mismo modo, el Consejo lamenta el aumento de los créditos de pago que el Parlamento tiene la intención de aprobar, en particular porque el nivel de estos créditos supera el proyecto de presupuesto de la Comisión. El nivel de los créditos de pago debe ser suficiente, pero no debe sobreestimarse, y tiene que tomar en consideración la ejecución anterior y la necesidades reales para 2011. Debemos evitar a toda costa enviar un mensaje erróneo en un momento en que las finanzas públicas de los Estados miembros comienzan a recuperarse. Quiero recordar a Sus Señorías que, debido a estas dificultades, en el Consejo solo fue posible llegar a un acuerdo, por una mayoría muy reducida, sobre un aumento de los créditos de pago del 2,91 % respecto a 2010.

Ahora quisiera destacar ante Sus Señorías algunos aspectos concretos. El Consejo ha tomado nota de la intención del Parlamento Europeo de mantenerse dentro de los límites máximos de las diversas rúbricas del marco financiero plurianual, pero no puede aceptar que el planteamiento asumido en relación con los créditos de compromiso vaya en detrimento de programas importantes, en particular de la subrúbrica 1a relativa a la competitividad para el crecimiento y el empleo, y de la rúbrica 4 referente al papel de la Unión Europea en la escena internacional.

Me gustaría decir a este respecto que me sorprende la reducción de los créditos para la política exterior y de seguridad común que propone el Parlamento Europeo en unos momentos en que se hacen todos los esfuerzos para poner en marcha sin demora el Servicio Europeo de Acción Exterior.

De modo similar, al Consejo le sorprende la reducción de los créditos para el proyecto del reactor termonuclear experimental internacional (ITER) en 2011, en un momento en que trabajamos para liberar recursos a fin de solucionar las dificultades financieras de este proyecto en 2010, 2012 y 2013. No obstante, el Consejo ha tomado nota de las prioridades del Parlamento Europeo en materia de juventud, educación y movilidad, y podría considerarlas en el contexto de un acuerdo global. En las próximas reuniones se presentarán propuestas al respecto.

En lo que se refiere a los créditos de pagos, quiero transmitir a Sus Señorías la preocupación que siente el Consejo por las capacidades reales de absorción respecto a la subrúbrica 1b relativa a la cohesión para el crecimiento y la competitividad. Si las enmiendas del Parlamento Europeo restablecen el proyecto de presupuesto y, en consecuencia, aumentan los créditos, este hecho podría dar lugar a problemas de absorción de estos créditos. De hecho, me gustaría señalar que el Consejo ha aceptado un aumento del 14 % de los créditos de pago tras un detenido examen de las propuestas de la Comisión y teniendo en cuenta la tasa de ejecución de los créditos para 2010, que es la mejor forma de hacerlo.

Quisiera mencionar un último tema relacionado con la intención del Parlamento Europeo de crear ocho nuevas líneas presupuestarias sin relación con créditos de pago para la aplicación del Tratado de Lisboa, por una parte, y sin ingresos en relación con sus recursos propios. Creo que el presupuesto para 2011 no es el lugar para traducir en un instrumento presupuestario las conclusiones de esos importantes debates, y que habrá que adoptar decisiones difíciles para la futura financiación de la Unión Europea durante las negociaciones del próximo marco financiero plurianual. Se trata de un debate largo y complejo, y no es posible encontrar una solución en las próximas semanas en el procedimiento presupuestario relativamente limitado para 2011.

No obstante, observo que se han incluido otros temas en el debate político sobre el presupuesto para 2011, lo que resulta muy comprensible y previsible en vista de las nuevas competencias del Parlamento. Algunos están directamente relacionados con el presupuesto para este año o los años siguientes, hasta el final del marco financiero plurianual para el período 2007-2013. En particular, está en juego el ITER, así como la finalización del proceso para adoptar las normas para administrar el marco financiero plurianual con arreglo al Tratado de Lisboa, y tenemos que llegar a un acuerdo en estos dos temas. La Comisión ha presentado propuestas cuyas grandes líneas han sido aceptadas por el Consejo. Muy pronto examinará una propuesta de la Presidencia sobre la delicada cuestión de la flexibilidad, tema que considero necesario.

En relación con otras cuestiones, como la de aprovechar la oportunidad de esta adaptación para aumentar de forma considerable los recursos presupuestarios del marco plurianual a fin de tener en cuenta las nuevas competencias que asigna el Tratado, tengo que decir con todo realismo a Sus Señorías que no será posible por encima del actual nivel de financiación de los Estados miembros. La necesidad de salir de la crisis y las políticas presupuestarias nacionales que están influidas y controladas en gran parte por la Unión Europea, no lo permiten.

En las negociaciones se presentarán, como sabemos, otros temas. La Comisión hará hincapié en ellos en su comunicación sobre la revisión del presupuesto. El Consejo que es, por su propia naturaleza, un órgano que escucha, considera los argumentos e intenta ofrecer respuestas. Como es lógico no se comportará de otro modo en el marco de este debate. Escuchará las propuestas y se formará una opinión. Y luego llegará el momento de responder a estas preguntas y de adoptar decisiones. Puesto que se trata de cuestiones complejas que requieren mecanismos y recursos considerables, sabemos que las respuestas no se producirán en el contexto del debate sobre el presupuesto para 2011, sino en el debate sobre el próximo marco plurianual. No obstante, como es natural con algunos de estos problemas, cabe esperar que el Consejo esté dispuesto a introducir algunas iniciativas o a expresar sus observaciones.

Me gustaría finalizar señalando lo importante que será llegar un acuerdo sobre el presupuesto para 2011 en las próximas semanas. Para ello, la Presidencia seguirá haciendo una aportación activa al excelente clima de cooperación que ha existido hasta ahora, y creo que sería sumamente perjudicial para la imagen de la Unión Europea que tienen los ciudadanos europeos que no podamos llegar a un acuerdo sobre este primer presupuesto que se aprobará en la era del nuevo Tratado de Lisboa.

Gracias por su atención, señor Presidente, Señorías.

 
  
MPphoto
 

  José Ignacio Salafranca Sánchez-Neyra, ponente de opinión de la Comisión de Asuntos Exteriores. (ES) Señor Presidente, señor Presidente en ejercicio del Consejo, señor Comisario, Señorías, quisiera, en primer lugar, expresar mi reconocimiento al trabajo realizado por la ponente general del presupuesto.

Y aunque desde la Comisión de Asuntos Exteriores hemos practicado un ejercicio de moderación y somos conscientes de que los créditos de la rúbrica 4 crecen sustancialmente por encima de la media, entendemos que son insuficientes para garantizar una política exterior coherente, visible y eficaz que esté a la altura de las ambiciones que introduce el Tratado de Lisboa.

Y nos sorprende que el Consejo muestre sorpresa por algunos recortes tácticos que está proponiendo el Parlamento, habida cuenta de la importancia de los recortes, tanto en términos de créditos de compromiso como en términos de créditos de pago, que el propio Consejo ha introducido.

Quiero agradecer a la Comisión de Presupuestos, representada aquí por su presidente, el hecho de que haya enviado a la reserva las asignaciones correspondientes a los nuevos puestos del Servicio Europeo de Acción Exterior.

Naturalmente, señor Presidente, esto no quiere decir que no debamos tener una actitud positiva y constructiva, pero es evidente que, en el procedimiento de conciliación, el Parlamento tiene que ser firme, muy firme, en la exigencia de sus prioridades, teniendo como objetivo y como propósito el que, efectivamente –como acaba de señalar el Presidente en ejercicio del Consejo–, tengamos la capacidad de producir un presupuesto para el ejercicio 2011.

 
  
MPphoto
 

  Thijs Berman, ponente de opinión del Comité de Desarrollo.(NL) Señor Presidente, los fondos que se han asignado a la cooperación para el desarrollo deben servir realmente para fines de desarrollo, de modo que podamos ayudar a amortiguar las consecuencias que ha tenido la crisis financiera y económica en los países pobres, consecuencias de las que no son culpables.

Si procuramos que se integren en la economía mundial, se convertirán en un nuevo mercado y, por ende, en parte de la solución. Los fondos para el desarrollo —los fondos del Instrumento de Cooperación para el Desarrollo (ICD)— están destinados a este fin, a luchar contra la pobreza y no a la cooperación de la UE con países industrializados.

Asimismo, los fondos para la reforma de la producción de plátanos —Medidas de acompañamiento en el sector de los plátanos (MAP)— no deben ir en detrimento de los programas de desarrollo en curso. Además deben mantenerse los fondos del Instrumento Europeo para la Democracia y los Derechos Humanos (IEDDH).

Las recientes inundaciones en Pakistán han puesto de manifiesto una vez más que es necesaria una respuesta rápida y eficaz, que no recurra al presupuesto como medida de emergencia, sino por medio de una cantidad estructural para la ayuda humanitaria. La UE debe poder actuar sin demora y seguir ofreciendo una contribución.

 
  
MPphoto
 

  Bogusław Liberadzki, ponente de opinión de la Comisión de Control Presupuestario.(PL) Quisiera destacar los siguientes aspectos en nombre de la Comisión de Control Presupuestario. El primero de ellos es el número de errores que se producen durante la elaboración del presupuesto y su ejecución. Dos ámbitos que son especialmente importantes son la acción exterior y los Fondos Estructurales. Otra cuestión que tiene una importancia crucial para nosotros son las cantidades que se asignan de forma tradicional por medio de un criterio basado en la evaluación de los efectos de los fondos utilizados. Muy a menudo, este segundo aspecto no tiene lugar cuando se toman decisiones presupuestarias. El tercer ámbito es el presupuesto armonizado, por ejemplo, el fondo de cohesión y las redes transeuropeas de transporte. Según parece, al elaborar el presupuesto utilizamos muy poco el método europeo y con demasiada frecuencia la fragmentación nacional del presupuesto. Por último, en relación con el presupuesto, pido que se tengan en cuenta informaciones tales como los informes nacionales sobre la realización de los objetivos presupuestarios del ejercicio precedente. Actualmente, menos de la mitad de los Estados miembros presentan estos informes, y los presentados se elaboran con metodologías muy dispares.

 
  
MPphoto
 

  Pervenche Berès, ponente de opinión de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales.(FR) Señor Presidente, señor Wathelet, señor Comisario, en relación con el presupuesto para 2011, la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales se muestra encantada de que la Comisión de Presupuestos haya restablecido los créditos para el Fondo Europeo de Ajuste a la Globalización. Creemos que es absolutamente necesario en este período de crisis, y pedimos al Consejo que asuma la sensata posición del Parlamento en vista de la situación actual.

Asimismo pedimos que se preste especial atención al ritmo con el que se ejecutan los créditos del Fondo Social Europeo, pues de lo contrario este no podrá cumplir sus objetivos.

Pedimos igualmente que se dediquen más recursos al diálogo social, porque los actuales procesos de reestructuración nos han enseñando que cuando existe diálogo social, las cosas son más armoniosas y se pueden encontrar mejores soluciones. Esta es una cuestión importante.

Por último nos alegramos de que la Comisión de Presupuestos haya aprobado la iniciativa EURES para el primer empleo, ya que constituye una auténtica contribución del Parlamento Europeo a la iniciativa emblemática Juventud en movimiento, así como una herramienta para contribuir a la innovación social que tenemos que desarrollar.

 
  
MPphoto
 

  Jutta Haug, ponente de la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria.(DE) Señor Presidente, señor Wathelet, señor Comisario, Señorías, en mi calidad de ponente de opinión de la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria para el presupuesto, no voy a decir nada nuevo a ninguno de los presentes. Sin embargo, quisiera señalar una vez más que la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria es responsable de menos del 1 % del total del presupuesto, menos del 1 % de todas las acciones para la protección del medio ambiente y de la biodiversidad y de las acciones para luchar contra el cambio climático. Es responsable de todo el ámbito de la salud pública y la seguridad alimentaria y de los alimentos para animales y medidas veterinarias, así como de la importante labor que realizan cinco agencias europeas. ¡Un 1 %! Pues bien, en este caso no es posible hablar de cantidades excesivas de dinero. Por ello necesitamos desesperadamente esta pequeña cantidad de dinero para llevar a cabo nuestro trabajo. Por lo tanto, nadie debe sorprenderse de que no podamos aceptar los recortes del Consejo. Necesitamos estos recursos.

 
  
MPphoto
 

  Heide Rühle, ponente de opinión de la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor. – (DE) Señor Presidente, señor Wathelet, señor Comisario, quisiera unirme a lo expresado por la oradora anterior. La Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor, de la que soy miembro, es responsable del reducido ámbito de las aduanas, el mercado interior y la protección del consumidor. Hemos intentando arduamente prestar gran atención a las cifras e incluir únicamente lo realmente necesario. Sin embargo, en tiempos de crisis se necesita dinero para la protección del consumidor, para las aduanas, para la formación de los funcionarios de aduanas, etc. Por ello consideramos que es necesario restablecer las cifras anteriores.

Queremos dar las gracias a la Comisión de Presupuestos por la excelente cooperación de que hemos gozado hasta ahora y esperamos que continúe.

 
  
MPphoto
 

  Mairead McGuinness, ponente de opinión de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural. – Señor Presidente, me gustaría agradecer a la ponente la esmerada labor que ha realizado en relación con el presupuesto para 2011.

Abordaré directamente un aspecto que nos preocupa del presupuesto de agricultura, a saber, la línea de liquidación de cuentas. Nuestra comisión parlamentaria ha vuelto a presentar una enmienda y pide al Parlamento que la apoye plenamente. El Consejo ha recurrido a la contabilidad creativa para encontrar 420 millones de euros. Si no se aprueba nuestra enmienda nos enfrentaremos a un problema enorme en el presupuesto para el próximo año y se recortarán todas las líneas del presupuesto de agricultura.

El Parlamento no puede permitirlo, por lo que tenemos que pedir a todos los grupos políticos que apoyen esta enmienda. Quiero dar las gracias a la Comisión de Presupuestos por su comprensión y apoyo a las enmiendas de la Comisión de Agricultura relativas al fondo lechero, la financiación del programa de leche y fruta para las escuelas, a favor de las poblaciones de abejas y el programa para las personas desfavorecidas.

Espero que el optimismo de la Comisión respecto a los mercados de la leche sea justificado, pues me preocupa su volatilidad.

 
  
MPphoto
 

  Morten Løkkegaard, ponente de opinión de la Comisión de Cultura y Educación.(DA) Señor Presidente, en mi calidad de ponente de opinión de la comisión de Cultura y Educación para el presupuesto, me siento orgulloso de poder decir que el Parlamento ha logrado hacer lo que no ha logrado la Comisión y lo que el Consejo no ha querido hacer, es decir, tomar nota de las obligaciones que figuran en la nueva Estrategia Europa 2020 y concederles apoyo financiero para alcanzar los objetivos establecidos en ella.

Es esencial que invirtamos en la educación y el aprendizaje permanente a fin de crear las «nuevas cualificaciones para nuevos empleos» que forman una parte destacada de la estrategia. Por ello nos gustaría que el Consejo apoyara la posición sobre el presupuesto para 2011 que esperamos que el Parlamento apruebe mañana. Esta posición incluye en particular los 18 millones de euros adicionales para el programa de aprendizaje permanente, que permitirán que más de 3 500 estudiantes europeos participen en los intercambios del programa Erasmus. Queremos aumentar el número de estudiantes de formación profesional que participan en períodos de prácticas. Queremos que un mayor número de adultos reciba formación continua financiada por la UE. A continuación tenemos los 10 millones de euros para el programa específico Personas, que pretende aumentar la movilidad de los estudiantes y candidatos al doctorado, ofrecer la oportunidad de una cooperación más estrecha con el sector privado y modernizar las universidades de la UE, así como financiar la comunicación. Nos gustaría que el Consejo apoyara esta partida.

 
  
MPphoto
 

  Juan Fernando López Aguilar, ponente de opinión de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior. (ES) Señor Presidente, intervengo brevemente para dar cuenta de la contribución de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior al debate presupuestario del que tiene conocimiento esta Cámara. Y subrayaré cuatro puntos.

En primer lugar, el relativo a Europol, porque en la comisión hemos restaurado el presupuesto de esta Agencia, dados los recortes propuestos por el Consejo, y además hemos propuesto un aumento de medio millón de euros para que pueda afrontar las responsabilidades aparejadas como consecuencia de la entrada en vigor del TFTP en su segunda versión (el Terrorist Finance Tracking Program II).

En segundo lugar, hemos pedido que se liberen los créditos en la reserva y pongan a disposición de dicha Agencia el aumento propuesto.

Hemos decidido, además, consignar en la reserva los créditos destinados al SIS de segunda generación (Schengen Information System), con la condición de que se liberen una vez que obtengamos la información necesaria sobre los pasos que han de adoptarse en el futuro.

Hemos propuesto también el restablecimiento de los créditos de los tres fondos destinados a inmigración e integración, dado que los consideramos de la mayor importancia para el Espacio de Libertad, Seguridad y Justicia (Fondo europeo para las fronteras exteriores, el Fondo europeo para el retorno y el Fondo europeo para la integración).

Y, finalmente, hemos restablecido también el presupuesto previsto para la Agencia Eurojust, cuyas funciones han sido ampliadas recientemente, dado que constituyen un instrumento esencial para el desarrollo de la cooperación judicial en Europa.

 
  
MPphoto
 

  Algirdas Saudargas, ponente de opinión de la Comisión de Asuntos Constitucionales.(LT) Quisiera felicitar a la ponente por haber encontrado una posición equilibrada. Creo que la propuesta sobre el presupuesto para 2011 que votaremos mañana mantiene un equilibrio perfecto entre los recortes presupuestarios y el estímulo económico, y satisface las prioridades que el Parlamento Europeo ha planteado insistentemente. Comprendo el deseo de los Estados miembros de recortar gastos para reducir su déficit presupuestario en la mayor medida posible, pero muchos de los recortes que propone el Consejo carecen de fundamento. No debemos olvidar que los objetivos del presupuesto de la Unión Europea son distintos. El dinero del presupuesto de la UE va dirigido a nuestras inversiones futuras. La forma en que superaremos la crisis dependerá de que ese dinero se distribuya y utilice correctamente. La energía, la innovación, la investigación científica, la educación y la movilidad son los fundamentos de nuestro crecimiento económico y de la creación de nuevos puestos de trabajo. Por ello no sólo debemos garantizar la continuidad de los programas eficaces que ya existen, sino conceder una financiación adecuada a las nuevas políticas contempladas en el Tratado de Lisboa. Pido a Sus Señorías que aprueben el proyecto de presupuesto.

 
  
MPphoto
 

  Peter Šťastný, ponente de opinión de la Comisión de Comercio Internacional. – Señor Presidente, el Tratado de Lisboa concede al Parlamento Europeo nuevas competencias en el ámbito de los acuerdos comerciales internacionales, y la Comisión de Comercio Internacional tiene la intención de hacer uso de estas nuevas competencias.

La introducción de un instrumento de flexibilidad en las Medidas de acompañamiento en el sector de los plátanos ayudaría a los países productores a hacer frente a los nuevos retos y beneficiaría a los consumidores de la UE y de los países menos desarrollados. La asistencia relacionada con el comercio, como los AAE, y la Ayuda para el Comercio estimularán el crecimiento a través del comercio no sólo con la UE, sino también dentro de estas regiones.

Para finalizar mencionaré nuestro especial interés por la dimensión parlamentaria de la OMC y los intereses de comercio exterior con India, la ASEAN y China. Las relaciones con países que experimentan un rápido crecimiento a través de dichos centros beneficiarán a nuestras economías en general y a las PYME en particular.

 
  
MPphoto
 

  Dominique Riquet, ponente de opinión de la Comisión de Transporte y Turismo.(FR) Señor Presidente, la Comisión de Transporte y Turismo, cuyas propuestas han sido muy razonables en este período de crisis, desea señalar que los sectores del transporte y del turismo generan fácilmente más del 10 % del PIB y son sectores esenciales de crecimiento con un alto valor añadido europeo.

Tres aspectos en particular merecen ser destacados y nos gustaría que recibieran apoyo. En primer lugar, la financiación de las agencias. De hecho, ¿por qué legislar sin tener criterios previos o instrumentos de ejecución operativos posteriores? Estas enmiendas tienen por objetivo ofrecer a las agencias los recursos que necesitan para llevar a cabo su mandato y, por ende, los mandatos de Europa.

En segundo lugar, el turismo, sector en el que la Unión es el primer destino a nivel mundial, se convirtió en competencia de la Unión con la entrada en vigor del Tratado de Lisboa, pero no tiene una rúbrica presupuestaria propia. No basta con continuar las dos acciones preparatorias ya existentes. Queremos ampliar nuestra acción, al menos simbólicamente, y conceder ayudas a nuevos proyectos pilotos, en particular para el turismo industrial y cultural.

Por último, el volcán islandés nos mostró la importancia de establecer una única interfaz europea de información y reserva de billetes para todos los modos de transporte, y este es el objeto de nuestra última petición.

 
  
MPphoto
 

  László Surján, ponente de opinión de la Comisión de Desarrollo Regional.(HU) Señor Presidente, gracias por darme la palabra. El Consejo hace recortes por 4 000 millones de euros con la excusa de la crisis económica. ¿Qué van a resolver con estos fondos? Sin duda no resolverán la crisis. Sin embargo, esta medida puede echar por tierra la solidaridad entre los Estados miembros y hacer imposible la ejecución de los programas en curso. No vale la pena, señor Presidente, señor Ministro. Por ello, en opinión de nuestra comisión parlamentaria, en la subrúbrica 1B del presupuesto de 2011 tenemos que regresar a las propuestas de la Comisión, me refiero a la Comisión Europea, pues se basan en las previsiones de los Estados miembros. Los Estados miembros no deberían jugar con dos soluciones contradictorias. Muchas gracias por su atención.

 
  
MPphoto
 

  Paul Rübig (PPE).(DE) Señor Presidente, quisiera preguntar por qué la Comisión de Industria, Investigación y Energía no ha presentado una opinión. Es en esos ámbitos que se realizan los mayores recortes. ¿Por qué no se ha designado un orador para intervenir en este debate?

 
  
MPphoto
 

  Presidente. − Es una buena pregunta, señor Rübig. En este informe no estaba prevista la opinión de la Comisión de Industria. Tengo aquí la lista de todas las comisiones que tenían que emitir opinión y no veo que figure la Comisión de Industria.

En cualquier caso lo averiguaremos, señor Rübig.

 
  
MPphoto
 

  Salvador Garriga Polledo, en nombre del Grupo PPE. (ES) Señor Presidente, una óptima política presupuestaria no es aquella que presupuesta más, sino la que presupuesta bien (inteligentemente, como dice el Comisario en su Comunicación).

A mí me gusta cómo la Comisión Europea ha elaborado el Presupuesto 2011, pero es mejorable, y para eso la señora Jędrzejewska, nuestra ponente, ha hecho un extraordinario trabajo. A mí no me gusta y nunca me ha gustado la manera que tiene el Consejo de enfrentarse a un presupuesto europeo. Aplicar recortes lineales a cualquier proyecto que venga de la Comisión o del Parlamento Europeo no es una técnica presupuestaria sino una auténtica tarea de carnicería financiera.

Por cierto, le preguntaríamos al señor representante del Consejo si ha escuchado o no al Comisario Lewandowski hablar de la necesidad de créditos de pago.

Mi Grupo cree posible un equilibrio entre austeridad presupuestaria e impulso europeo. Está claro que el Grupo Socialista no cree posible ese equilibrio y por eso presenta unas enmiendas que romperían los techos presupuestarios y harían inevitable una guerra con el Consejo.

Pido, por tanto, a la Cámara que no sea partícipe de esta estrategia y apoye ampliamente la estrategia de la ponente, que ya ha gozado del apoyo mayoritario en la Comisión de Presupuestos la semana pasada.

 
  
MPphoto
 

  Göran Färm, en nombre del Grupo S&D.(SV) Quiero expresar mi gran agradecimiento a la ponente, señora Jędrzejewska. Ha hecho una excelente labor y, en líneas generales existe un consenso en la Comisión de Presupuestos, a pesar de que en algunos ámbitos —y volveré a esta cuestión más adelante— los miembros del Grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo tenemos puntos de vista ligeramente diferentes.

Todos somos conscientes de la crítica situación de las finanzas de los Estados miembros. A pesar de ello defendemos fundamentalmente el presupuesto de la UE, aunque ahora lo mantenemos a niveles muy bajos, en particular en lo que se refiere a compromisos correspondientes a nuevas políticas para el año próximo, en el que también el Parlamento mantiene su aumento por debajo del 1 %. Este aumento es muy modesto.

En cuanto a los pagos, el porcentaje de aumento es superior, lo que también resulta razonable. Si ahora se intenta retrasar los pagos de los Fondos Estructurales se perjudicaría directamente a los países que sufren los mayores problemas de empleo y crecimiento. Tenemos que recordar que países como Grecia, Irlanda, Portugal, España y Letonia son beneficiarios netos de los recursos presupuestarios de la UE. Los recortes presupuestarios no los beneficiarán. No debemos olvidarlo.

Así pues, en primer lugar, hemos mostrado moderación. En los últimos veinte años, el presupuesto de la UE ha aumentado con más lentitud que el de los Estados miembros, tampoco debemos olvidarlo.

En segundo lugar, los socialdemócratas no aceptamos el argumento según el cual las medidas de austeridad son el único camino para salir de la crisis. Por este motivo luchamos por un aumento, en particular en la subrúbrica 1a, que incluye las inversiones, la investigación y el desarrollo, y las iniciativas de empleo. Es necesario un aumento en esta rúbrica. Sin embargo, no estamos totalmente de acuerdo con el Consejo y la Comisión respecto al proyecto ITER. Estamos a favor de este proyecto, pero no debe ser la única prioridad en materia de investigación y desarrollo. No podemos permitir que relegue todo lo demás. Por ello, si deseamos continuar con el ITER, tendremos que llevar a cabo revisiones y se necesitarán más fondos.

En tercer lugar, necesitamos mantener la solidaridad durante la crisis, lo que resulta igualmente importante. Si los más afectados por los recortes de los Fondos Estructurales son aquellas personas que necesitan ayuda, esa política resulta inaceptable.

En cuarto lugar, también creemos que se justifica un aumento debido al Tratado de Lisboa. La UE deberá llevar a cabo una serie de nuevas tareas relacionadas con el Servicio Europeo de Acción Exterior, las nuevas instituciones financieras, la energía y la protección del clima. No podemos asignar nuevas tareas a la UE y luego no financiarlas.

Por último, me gustaría mencionar el presupuesto para política exterior, que carece a todas luces de una financiación suficiente. Si queremos poder prestar ayuda a Palestina y contar con los fondos necesarios para la ampliación, necesitamos más dinero. Por ello, para nosotros socialdemócratas es importante vincular el presupuesto para 2011 con un debate con perspectivas a más largo plazo acerca de los recursos propios, los límites máximos para los presupuestos para 2012 y 2013, y la financiación del nuevo mecanismo de apoyo financiero. Para lograrlo, me alegro de que el señor Comisario haya mencionado la flexibilidad como una posible solución. Estoy absolutamente convencido de que no tendremos éxito en estas negociaciones presupuestarias si no podemos revisar de alguna manera los límites máximos para el presupuesto o utilizar el instrumento de flexibilidad. Me parece absolutamente necesario.

 
  
MPphoto
 

  Anne E. Jensen, en nombre del Grupo ALDE.(DA) Señor Presidente, señor Wathelet, señor Comisario, el hacha de los recortes pende sobre los presupuestos públicos de la mayoría de los Estados miembros. Así pues, ¿no deberíamos frenar el presupuesto de la UE? Sí, deberíamos hacerlo y eso es lo que hacemos hasta cierto punto. Ese es el tema común que figura en la propuesta del Parlamento sobre el presupuesto para el año próximo. Nos hemos mantenido por debajo de los límites máximos establecidos en el marco financiero plurianual, pero eso solo será posible si hacemos recortes en prioridades definidas y en compromisos internacionales. De lo contrario, no podremos obtener créditos suficientes para la investigación, la energía y la ayuda a Palestina. En concreto, hemos tenido que reducir los créditos para el proyecto ITER, para la política exterior y de seguridad común, la ayuda a los países productores de plátanos y la cooperación con los países recién industrializados. Creo que con ello se refleja que el marco financiero plurianual es excesivamente restrictivo, y una vez me gustaría expresar mi pesar por el hecho de que la Comisión no haya llevado a cabo, como había prometido, una revisión intermedia de dicho marco. Necesitamos revisar las perspectivas financieras hasta 2013, pues de lo contrario tendremos problemas. La Comisión acaba de presentarnos una comunicación sobre la revisión del presupuesto en la que establece las líneas para los próximos años, pero no explica cómo haremos que las cuentas cuadren en 2011, 2012 y 2013.

En nombre del Grupo de la Alianza de Liberales y Demócratas para Europa, quiero dar las gracias a la señora Jędrzejewska por su hábil gestión de la votación del presupuesto. Estamos satisfechos con el resultado. Nos habría gustado que algunas cifras del presupuesto de agricultura fueran otras. No queríamos 300 millones de euros para un fondo lechero. También deberíamos contribuir a resolver el problema de la liquidación de cuentas. Hemos votado erróneamente en este aspecto. Asimismo nos habría gustado que se redujeran algunas partidas del presupuesto del Parlamento, pero en líneas generales estamos satisfechos con lo que tenemos ante nosotros y esperamos que las negociaciones con el Consejo sean constructivas.

 
  
MPphoto
 

  Isabelle Durant, en nombre del Grupo Verts/ALE. – (FR) Señor Presidente, señor Ministro, señor Comisario, yo también quiero felicitar a los ponentes y en particular a la señora Jędrzejewska y la señora Trüpel. Me parece que la señora Trüpel ha realizado una labor realmente excepcional que ha permitido que incluso los veteranos en materia de presupuestos, quienes han elaborado presupuestos durante años en esta Cámara, trabajen en nuevas condiciones —las impuestas por el Tratado de Lisboa— con una única lectura. En todo caso ha realizado una excelente labor, muchas gracias.

Esta ha sido una maratón en la que participaron los presidentes de nuestros grupos —de los que solamente queda uno en estos momentos en el hemiciclo en un momento u otro. En algunos momentos temimos que las cosas se torcieran, pero afortunadamente no fue así, gracias a nuestros ponentes y a nuestro Presidente. Quizás sea poco ortodoxo, pero también quiero elogiar su labor. Nos hemos beneficiado de que los presidentes de los grupos hayan querido presentar con nosotros un presupuesto ambicioso y, ante todo, establecer un vínculo con lo que vendrá después en la Comisión especial sobre retos políticos y recursos presupuestarios para una Unión Europea sostenible después de 2013 (SURE) y en el contexto de las próximas perspectivas financieras, porque resulta evidente que el presupuesto para 2011 es una cosa, pero lo que vendrá después es mucho más importante. Me siento muy satisfecho de que nosotros, los presidentes de los grupos y la Comisión de Presupuestos, hayamos alcanzado un acuerdo.

¡Ya veremos! Lo cierto es que, por el momento, tenemos una posición parlamentaria, y tras escuchar lo que ha dicho el señor Wathelet sobre los puntos de vista del Consejo, me preocupa un poco lo que nos espera en el procedimiento de conciliación. No será fácil porque lucharemos para llegar a un acuerdo entre las peticiones formuladas por el Consejo y las formuladas por el Parlamento. Cuento con usted para ayudarnos en esta cuestión y alcanzar un presupuesto realmente ambicioso.

Los miembros del Consejo que critican, por ejemplo, el aumento de los créditos de pago, no son ecuánimes con este presupuesto. Se trata de compromisos asumidos anteriormente, de una cuestión de credibilidad, pues cuando pagamos lo que dijimos que pagaríamos hacemos simplemente lo que debemos, incluso si superamos los créditos de pago. Me parece que debemos tener muy en cuenta este aspecto.

Si bien mañana votaremos a favor de la resolución, creo que este presupuesto presenta algunas incoherencias y me gustaría destacar las dos que considero principales.

Hace unos meses todos votamos a favor de la importante resolución sobre la Estrategia Europa 2020, en la que decidimos incluir puntos como hacer que la economía fuera más ecológica, apoyar las energías renovables, las tecnologías verdes, etc. y todo aquello que cree trabajo y empleos. Fue desde esta perspectiva que, a fin de formalizar nuestras intenciones, presentamos una enmienda específica para suprimir los criterios de desarrollo sostenible del programa LIFE e incluirlos en todos los demás ámbitos. Creo que esta enmienda será rechazada mañana. Sin embargo, invito a Sus Señoría a votar a favor de nuestra enmienda a fin de que los criterios de desarrollo sostenible sean algo real y no solamente palabras.

Paso ahora a la segunda contradicción, a saber, el reactor termonuclear experimental internacional (ITER). El presupuesto del ITER se ha reducido en 45 millones. Lo que es algo, al menos. Sin embargo, se intentó sacar estos fondos de la política agrícola, pero afortunadamente no procedieron de ella, sino de la investigación, lo que no resulta mucho mejor. Me refiero una vez más a lo que Ban Ki-moon nos dijo esta mañana. Nos pidió a los europeos que fuéramos pioneros en el sector de las energías renovables, que promoviéramos firmemente nuevos tipos de energía y no las del pasado, no aquellas que primero ganan dinero, sobre todo para los accionistas, pero no ayudan a los consumidores y a las futuras generaciones de europeos, que tendrán que seguir gestionando los desechos. Esta estrategia de todo o nada en relación con el ITER —que al final costará 1 500 millones de euros— es un gran error en mi opinión, y creo que no estamos haciendo lo que dijimos que haríamos en la resolución sobre la Estrategia Europa 2020.

Por último y para terminar, existen algunos problemas de calendario, tenemos la cuestión de la gobernanza económica, la disolución del grupo de trabajo del Consejo y las propuestas de la Comisión, de modo que queda mucho por hacer para vincular este presupuesto con los presupuestos futuros y las perspectivas financieras.

 
  
MPphoto
 

  Michał Tomasz Kamiński, en nombre del Grupo ECR.(PL) Este debate sobre el presupuesto y toda la serie de debates que hemos iniciado constituyen una gran prueba para la elite europea. Hemos dado a Europa el Tratado de Lisboa, que da a los ciudadanos más Europa. Quiero decir con toda claridad que no podemos decir que queremos más Europa y no conceder los fondos para ello. Este es mi punto de partida. No podemos decir honestamente que queremos más Europa, pero que no queremos pagar más por ello. Europa cuesta y, si examinamos la estructura del gasto para el presupuesto europeo en la estructura de gasto de los mayores contribuyentes, veremos que el gasto para Europa no es un coste importante. Me gustaría plantear otra cuestión en mi calidad de representante de Polonia y de Europa Central y Oriental, a saber, todos los fondos que se destinan al desarrollo de nuestra región, que consume una enorme cantidad de productos desarrollados y producidos en Europa Occidental, y todo el dinero invertido en los nuevos Estados miembros, es dinero invertido en el futuro de Europa. Una Europa Central y Oriental más próspera y unos nuevos Estados miembros con mayor riqueza ofrecerán beneficios a aquellos países de Europa Occidental por los que sentimos un gran respeto y que son contribuyentes netos al presupuesto de la Unión Europea. También en este debate necesitamos más solidaridad europea.

 
  
MPphoto
 

  Miguel Portas, en nombre del Grupo GUE/NGL.(PT) Señor Presidente, quisiera ser completamente sincero en este debate. No se trata de un debate entre contables, sino una cuestión de planes y opciones para el futuro.

El punto de vista de los gobiernos es muy sencillo, pues todos ellos se someten al nuevo Consenso de Bruselas. A nivel nacional, los presupuestos se ven sometidos a una única consigna: austeridad. A nivel europeo, el resultado de ello también es muy sencillo: un presupuesto residual.

Me gustaría decir al Consejo que la crisis no ha terminado aún, pero que entretanto todas las medidas sociales han sido objeto de recortes a nivel nacional. La crisis no ha terminado, pero nuestros presupuestos nacionales prevén la congelación o reducción de los salarios y pensiones, así como aumentos del impuesto más injusto de todos, el IVA.

En este contexto, los gobiernos se niegan a dar un euro más para el presupuesto europeo. Su propuesta prevé una reducción de 3 000 millones de euros respecto a la que debatimos hoy en esta Cámara. Sin embargo, deberíamos ser conscientes de que la propuesta objeto de examen también es tímida y carece de valentía.

En realidad, lo que necesitaríamos sería un presupuesto europeo que compensara las políticas nacionales, con inversiones dirigidas claramente a la creación de empleo. Necesitaríamos un presupuesto europeo que contrarrestara los efectos adversos de las políticas presupuestarias a nivel nacional.

Pero no ha sido posible. Los gobiernos transfieren nuevas competencias a Europa sin transferir recursos, cortando así los vínculos, y no obstante, pueden proponer aumentos que solo se explican porque están en manos de los grupos de presión. Eso es lo que sucede con los 350 millones de euros propuestos para el Instituto de Fusión Nuclear, una inversión sumamente discutible en la situación actual.

Sin embargo, lo que realmente está en juego es lo siguiente. A nivel nacional, la disciplina presupuestaria se basa en sanciones estúpidas, como las que el comunicado franco-alemán intenta establecer y ratificar hoy mismo. A nivel europeo, es un presupuesto residual y mediocre infradotado crónicamente.

Por ello, en esta coyuntura, es de suma importancia hablar de los recursos propios de la Unión Europea y de la necesidad de introducir un impuesto sobre las transacciones financieras a nivel europeo, que establezca un atisbo de justicia en la economía. En estos momentos, Europa está desesperada. Esta es la Europa en que tienen lugar huelgas generales, como en Grecia, España y Francia, este mismo día. En Portugal e Italia también habrá huelgas el mes próximo. Le debemos a Europa, a la Europa que lucha y está desesperada una respuesta basada en la justicia, la inversión y la creación de empleo.

 
  
MPphoto
 

  Marta Andreasen, en nombre del Grupo EFD. – Señor Presidente, este Parlamento se ha unido a la Comisión Europea para exigir un aumento de casi el 6 % para el presupuesto de 2011 en un momento en que los gobiernos nacionales proponen recortes significativos para sus propios presupuestos.

Aquellos que defienden este aumento argumentan que los fondos adicionales se necesitan para financiar las nuevas competencias derivadas del Tratado de Lisboa. Lo cierto es que no recuerdo haber escuchado —o que alguien haya mencionado en el momento de la ratificación— que el Tratado conllevaría nuevos costes ni la cuantía de estos. Ni siquiera ahora sabemos con claridad lo que costará la aplicación del Tratado de Lisboa a los contribuyentes.

También se argumenta que la austeridad no es la respuesta correcta en tiempos de crisis, que es necesario gastar más en educación, energías renovables, etc. En vista de los gastos no ejecutados en los últimos años, resulta evidente que la UE no logra producir presupuestos eficientes. Esta deficiencia está relacionada con las irregularidades que cada año señala el Tribunal de Cuentas Europeo. Una vez más, el mayor aumento propuesto —un 17 %— está destinado a los fondos de cohesión, ámbito en el que los auditores señalan el mayor número de irregularidades.

Si bien me parece sorprende que, en tiempos de crisis, la UE intente aumentar su propio presupuesto, me parece más difícil de explicar que el Parlamento Europeo pretenda duplicar su presupuesto para gastos de representación. ¿Acaso en el Reino Unido se han reducido las prestaciones por hijo y la financiación de las universidades, se han pospuesto los programas de construcción de escuelas o se han efectuado dolorosos recortes tan solo para financiar más champán y más otras para el Parlamento Europeo? ¿Resulta razonable de que el Reino Unido reduzca su gasto militar, mientras que su aportación neta a la Unión Europea aumentará de alrededor de 6 000 millones de libras a 8 000 millones en los siguientes años? Todo ello resulta simplemente inaceptable para el pueblo británico.

(Aplausos del Grupo EFE)

 
  
MPphoto
 

  Lucas Hartong (NI).(NL) Señor Presidente, cuando escucho las observaciones sobre el presupuesto para 2011 del Grupo del Partido Popular Europeo (Demócrata-cristianos) y del Grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo me invade el sentimiento de no querer formar parte de este Parlamento. Mientras que la gente en mi país teme por su empleo y sus ingresos, y esperan que lleguen políticos con visión que ahorren en todo lo posible e inviertan en lo absolutamente necesario, la Comisión y el Parlamento casi en su totalidad han logrado aumentar el gasto en todo tipo de aficiones inútiles e innecesarias.

Mientras que el Comisario Barroso pide a los Estados miembros que ahorren, su Comisión y el Parlamento Europeo aumentan el presupuesto para 2011. Ya no podemos tomárnoslo en serio pero, no obstante, sucede. Al parecer, esta Cámara no se da cuenta de lo que realmente preocupa a los ciudadanos en sus países. Con una única excepción positiva, se ha convertido en un ser sombrío, gris y costoso.

Algunos de los presentes en esta Cámara pensarán que tan solo habla ese extraño Partido Holandés por la Libertad (PVV), y es cierto, señor Presidente, pues nos ponemos ante el espejo y nos preguntamos: «¿Es necesario despilfarrar el dinero de nuestros ciudadanos en costosos coches oficiales, incluso para uso particular? ¿Es necesario invertir dinero en celebraciones mientras que Europa se encuentra en medio de una profunda crisis económica? ¿Es necesario crear un costoso Servicio Europeo de Acción Exterior, cuando todos los Estados miembros son perfectamente capaces de hacerlo por sí mismos? ¿Es necesario mantener costosos e inútiles comités y enviar más y más dinero a Yemen y a los territorios palestinos?»

Solamente el PVV lo hace. Pero no nos equivoquemos, el PVV ya no está solo en Europa. Luchamos por nuestros ciudadanos y queremos ser una voz en este costoso circo. Me siento orgulloso de mi país y sus ciudadanos, y seguiré hablando de ello, porque es necesario decirlo y porque quiero. Por consiguiente votaremos en contra del presupuesto para 2011.

(El orador acepta responder a una pregunta formulada según el procedimiento de la «tarjera azul» en virtud del apartado 8 del artículo 149 del Reglamento)

 
  
MPphoto
 

  Gerben-Jan Gerbrandy (ALDE).(NL) Señor Presidente, los argumentos del señor Hartong y las enmiendas del Partido de la Libertad (PVV) neerlandés nos indican que es un partido antieuropeo. El PVV proclama igualmente que es un partido que lucha contra la delincuencia y desea enviar a los inmigrantes a su país de origen. Mi pregunta al señor Hartong es la siguiente: ¿Cómo piensa hacerlo si reduce a cero el presupuesto de Europol, si reduce los gastos del Sistema de Información de Schengen hasta provocar su desaparición y si cancela en su totalidad los 113 millones de euros para el Fondo europeo para el retorno?

 
  
MPphoto
 

  Lucas Hartong (NI).(NL) Señor Presidente, quiero agradecer esta pregunta de Su Señoría. Como el señor Gerbrandy sabe, la política antiterrorista y las políticas conexas son competencia de los Estados miembros, y me parece que no forman parte de las competencias de la Unión Europea. Además, estoy seguro de que también sabe que se ha producido un gran número de casos de fraude en Europol en los últimos años, sobre los que debatimos hace poco en esta Cámara, lo que me parece motivo suficiente para que la política policial también vuelva a ser competencia exclusiva de los Estados miembros.

(El orador acepta responder a una pregunta formulada según el procedimiento de la «tarjera azul» en virtud del apartado 8 del artículo 149 del Reglamento)

 
  
MPphoto
 

  Andreas Mölzer (NI).(DE) Señor Presidente, yo también quiero formular una pregunta al señor Hartong. Me gustaría saber si, en vista de esta crítica de las finanzas de la UE, su partido, que actualmente es crucial en el Parlamento neerlandés para apoyar al gobierno, desea que los Países Bajos, que es contribuyente neto, reduzcan su aportación.

 
  
MPphoto
 

  Lucas Hartong (NI).(NL) Se trata de una pregunta muy interesante y este es un tema sobre el que habrá un gran debate en esta Cámara. El nuevo Gobierno neerlandés ha hecho de la reducción de su aportación a la Unión Europea una de sus prioridades, algo que me complace y le agradezco. Además contribuiremos sin duda al debate sobre el marco financiero plurianual en esta Cámara. Por consiguiente, Su Señoría puede estar seguro de que nos mostraremos muy críticos de cualquier nuevo aumento de los presupuestos para 2011 y años posteriores.

 
  
MPphoto
 

  José Manuel Fernandes (PPE).(PT) Señor Presidente, señor Wathelet, señor Comisario, Señorías, el presupuesto para 2011 que propone el Parlamento es ambicioso, inteligente y respeta los compromisos que ha asumido de forma rigurosa y realista. Sé muy bien que esta ambición inteligente es posible, pues el presupuesto de la UE representa aún aproximadamente un 1 5 del producto interno bruto.

Este presupuesto demuestra igualmente que es necesario revisar el marco financiero plurianual, en vista de los estrictos márgenes que impone a sus partidas, en particular las subrúbricas 1A, 3B y 4. Asimismo es evidente que debemos celebrar urgentemente un debate sobre la necesidad de nuevos recursos para el presupuesto de la Unión.

La ejecución de las políticas y programas acordados por las instituciones de la UE está garantizada, en contra de la voluntad del Consejo, que propone recortes durísimos y arbitrarios tanto de los créditos de pago como de los créditos de compromiso que no concuerdan con la gestión financiera y presupuestaria. Y peor aún, el Consejo cuestiona la ejecución de iniciativas e inversiones que constituyen ventajas y valor añadido para la UE.

Consideramos prioritarias —y felicito por ello a la ponente— las políticas relativas a la juventud, la educación y la movilidad. Hemos aumentado los fondos para el programa de aprendizaje permanente, el programa PESSOA, el programa para la movilidad de los investigadores, el programa Erasmus Mundus y el programa marco de competitividad e innovación. En relación con la movilidad para el empleo juvenil, me gustaría hacer énfasis en el proyecto piloto en el que he participado personalmente, la iniciativa «Tu primer empleo en el extranjero».

Asimismo no puedo dejar de destacar el objetivo de excelencia legislativa del Parlamento, que fue combinado con precisión, como lo muestra el recorte de 25 millones de euros de su presupuesto, en comparación con la propuesta inicial antes de la reunión con la Mesa.

 
  
MPphoto
 

  Derek Vaughan (S&D). – Señor Presidente, en primer lugar quiero dar las gracias a los ponentes por la labor que han realizado en relación con el presupuesto. Cada presupuesto es difícil, pero ante el telón de fondo de los recortes practicados en los Estados miembros, este presupuesto quizá sea más difícil de lo normal.

De hecho, el gobierno de coalición del Reino Unido anunciará mañana una serie de salvajes recortes, por un valor aproximado de 83 000 millones de libras esterlinas, que afectará a todos los habitantes de ese país. Nos parece que estos recortes son excesivos y se producen demasiado rápido y demasiado pronto.

No obstante, todos sabemos que debemos ser prudentes con el gasto de la UE y por ello tenemos que asegurarnos de que la UE gaste sabiamente su dinero. Asimismo tenemos que asegurarnos de que la UE y el Parlamento Europeo puedan cumplir sus responsabilidades y financiar nuestras prioridades, como los Fondos Estructurales y la investigación y desarrollo que redundarán en beneficio de las personas, las comunidades y las PYME de toda la UE. Todo ello nos ayudará a crecer y a salir del déficit y el endeudamiento. Estas rúbricas no deben considerarse un gasto innecesario, sino una inversión en nuestro futuro.

Mientras que los Estados miembros desean salir de la crisis a base de recortes, creemos que podemos ayudar a elaborar una estrategia diferente basada en el crecimiento para salir de nuestras dificultades, como el endeudamiento, el déficit y el creciente desempleo. Puesto que necesitamos encontrar fondos para estas prioridades, tenemos que controlar los gastos innecesarios y los gastos administrativos. Debemos apoyar los gastos adicionales cuando estén justificados. No olvidemos que algunos de los gastos adicionales que tiene actualmente la UE son resultado de decisiones apoyadas por los Estados miembros, como el Servicio Europeo de Acción Exterior y la creación de tres nuevas agencias de regulación financiera.

Si el gasto es innecesario, debemos oponernos a él, tanto en el caso del presupuesto general como en el del presupuesto del Parlamento Europeo. La ponente ya ha expuesto algunos ejemplos de ámbitos en los que nos hemos esforzado por reducir gastos en el presupuesto del Parlamento. Citaré tan solo uno, la eliminación de la reserva para el segundo tramo de 1 500 euros por diputado al mes. Tenemos que conocer el coste total del personal adicional antes de considerar la eliminación de esta reserva, y espero que Sus Señorías coincidan conmigo.

También espero que cuando Sus Señorías voten mañana examinen detenidamente cada enmienda para asegurarse de que exista el equilibrio correcto entre las inversiones y el cumplimiento de las responsabilidades del Parlamento, por una parte, y un gasto público prudente, por la otra. Estoy seguro de que todas Sus Señorías desean que la UE inyecte valor añadido al gasto de los Estados miembros, así como a las personas y comunidades.

Por último, espero que el Consejo reconozca en las reuniones de conciliación que no sólo debe examinar los recortes, sino también las inversiones y el crecimiento para el empleo en toda la UE, que tanto necesitamos.

 
  
MPphoto
 

  Carl Haglund (ALDE).(SV) Quiero dar las gracias a la ponente, que ha hecho una excelente labor. También quiero dar las gracias a la ponente del Comité de Presupuestos que ha conducido sumamente bien las negociaciones.

Atravesamos por tiempos difíciles, algo de lo que han dado testimonio otros oradores. En mi grupo soy responsable de lo que se denomina «otras partes del presupuesto». En épocas de dificultades económicas resulta fácil celebrar un debate simbólico sobre los gastos del Parlamento y su aumento, lo que puede interpretarse como un gesto populista, pero como ha señalado un diputado del Reino Unido, si bien el coste de los asistentes y de los gastos de representación del Presidente no resultan especialmente elevados dentro de la totalidad del presupuesto de la UE, tienen una importancia simbólica. Tal vez deberíamos examinar nuestros propios gastos y abstenernos de aumentarlos durante estos momentos de dificultades económicas.

En cuanto al proyecto de presupuesto en general, me gustaría hacer una crítica al Consejo. Comprendo que el Consejo desee hacer algunos recortes al presupuesto de este año. Es totalmente lógico que no queramos un aumento del 6 %, por ejemplo, pero al mismo tiempo no resulta especialmente coherente que hagamos recortes en investigación, desarrollo e innovación, cuando la primavera pasada acordamos los ámbitos prioritarios para la Estrategia Europa 2020. Así pues, las prioridades del Consejo para el presupuesto de 2011 parecen algo ilógicas.

Por último, en relación con el debate sobre los recursos propios, muchos de los miembros del Grupo de la Alianza de Liberales y Demócratas por Europa acogimos con gran satisfacción este debate. Es necesario. Actualmente mantenemos una especie de pulso en relación con la financiación del presupuesto, que no es especialmente constructivo. Es positivo que ahora podamos deliberar acerca de otros modelos para garantizar el presupuesto de la UE para el futuro.

 
  
MPphoto
 

  François Alfonsi (Verts/ALE).(FR) Señor Presidente, el presupuesto para 2011 es el primer presupuesto de la Unión tras la entrada en vigor del Tratado de Lisboa. Nuestros ponentes han realizado una muy buena labor en nombre de las instituciones europeos, motivo por el que quiero felicitarlos. Nuestro Parlamento ha logrado resistir las presiones para imponer una austeridad presupuestaria en detrimento de nuestras prioridades, en particular en el ámbito del desarrollo sostenible. Acogemos favorablemente algunas de las enmiendas presentadas.

En mi calidad de diputado de Córcega, me alegro de que de ahora en adelante se prevean fondos europeos para las lenguas amenazadas de Europa, independientemente de su condición jurídica en el Estado miembro en que se hablen. También creemos que este presupuesto de la UE plantea una serie de debates que son fundamentales para el futuro de Europa. La votación a favor del presupuesto para 2011 es, en nuestra opinión, un primer paso. La labor del Parlamento apenas comienza.

En primer lugar, tenemos que hacer uso de nuestras competencias. La Comisión y los Jefes de Estado han recibido mensajes interesantes a este respecto, en especial respecto al ITER.

En segundo lugar, tenemos que iniciar un debate y, por consiguiente, establecer un equilibrio de poder para aumentar nuestros recursos en el próximo marco financiero plurianual para el período 2014-2020. La Unión necesita tener recursos propios, como un impuesto sobre las transacciones financieras o la introducción de un impuesto europeo sobre las emisiones de carbono.

Por ello, el presupuesto para 2022 introduce debates de forma explícita, incluso si sólo figuran de modo simbólico. A través de este Presupuesto, el Parlamento ha asumido sus nuevas competencias y se prepara para los debates que determinarán el futuro de la Unión.

 
  
MPphoto
 

  Lajos Bokros (ECR). – Señor Presidente, el presupuesto para 2011 es el primero en ser elaborado de conformidad con el Tratado de Lisboa, pero no el primero de la era de austeridad. La crisis financiera mundial ha dejado al descubierto las profundas deficiencias estructurales del modelo de desarrollo europeo, basado en impuestos elevados, una alta redistribución fiscal, mercados laborales inflexibles y normativas de protección social de una amplitud innecesaria. Ahora ha llegado el momento de reflexionar y de reestructurar la fiscalidad, no solo a nivel nacional, sino también europeo.

El presupuesto de la UE para 2011 muestra algunos indicios de austeridad, pero no va suficientemente lejos en los cambios estructurales. Ello se debe a que muchas personas piensan que cantidad es calidad, es decir, que a mayor gasto, mayores serán las repercusiones sobre la economía y la sociedad europeas. Asimismo exigen fondos adicionales porque el Tratado de Lisboa y la Estrategia Europa 2020 contemplan nuevos ámbitos de competencia para la Comunidad.

Pero este concepto encierra un malentendido fundamental. El presupuesto de la UE es reducido en comparación con los presupuestos nacionales, y con toda razón. No necesita crecer para llevar a cabo sus funciones. Lo más importante es la estructura del presupuesto y la eficacia del gasto. Basta con concentrarse firmemente en la innovación, la I+D, la enseñanza superior, sectores selectos del transporte de energía, la agricultura y el desarrollo rural. Nuestro presupuesto es totalmente distinto de los presupuestos nacionales, que tienen muy pocos gastos discrecionales. Nosotros contamos con un amplio margen discrecional. El presupuesto de la UE debería considerarse un presupuesto de gastos de capital y no un presupuesto de gastos corrientes. Debería concentrarse exclusivamente en las inversiones en el futuro común europeo.

Es por ello que nuestro grupo estima que el presupuesto de la UE no debe aumentar. Nunca sustituirá a los presupuestos nacionales que representan la soberanía nacional. No necesitamos un impuesto a nivel de la UE. Los impuestos a este nivel no sustituirían, sino que inevitablemente complementarían la fiscalidad nacional, lo que aumentaría las desventajas tributarias de Europa respecto al resto del mundo.

El Grupo ECR se opone igualmente a la emisión de bonos. Los títulos de deuda implican endeudamiento y abrirían las puertas al aumento del endeudamiento a través de los déficits. Ya tenemos deudas suficientes a nivel nacional e incluso más pasivos sin cobertura. No necesitamos nuevas capas de deudas que destruirían el futuro de la juventud europea y harían irreversible la decadencia de Europa. El Grupo ECR coincide con las prioridades para el presupuesto de 2011 que ha mencionado la ponente —juventud, educación y movilidad—, pero si nos tomamos en serio estos objetivos, lo que los jóvenes no necesitan de modo alguno es una mayor carga fiscal en una época de evolución demográfica negativa, sino más solidaridad e inversiones en nuestro futuro común.

 
  
MPphoto
 

  João Ferreira (GUE/NGL).(PT) Señor Presidente, señor Comisario, este presupuesto, al igual que los demás, está determinado por los límites de un marco financiero plurianual sumamente estricto que impide en la práctica cualquier cohesión económica y social. Por consiguiente necesitamos llevar a cabo urgentemente una revisión intermedia de este marco financiero, como han señalado otros oradores. Sin embargo, el presupuesto propuesto no alcanza la cantidad acordada en el marco financiero plurianual. Ante el constante empeoramiento de la crisis, el desempleo y las condiciones de vida de millones de personas, todos nosotros sabemos lo que la tan cacareada solidaridad europea significa para algunos.

O bien el presupuesto es una herramienta de solidaridad para reducir las desigualdades, promover la cohesión económica y social, el empleo y el progreso social, y sirve de este modo a los intereses de los trabajadores y el pueblo, o bien es un instrumento de desigualdad que favorece la causa neoliberal, la inseguridad laboral, el desempleo, el intervencionismo extranjero y la guerra, y por lo tanto una afronta para los intereses de los trabajadores y el pueblo.

Este es igualmente el mensaje domina las crecientes luchas en toda Europa. Desde un principio, la pequeñez de este presupuesto cuestiona su papel redistributivo, lo despoja de toda justicia y exacerba los perniciosos efectos de las políticas que viene llevando a cabo la UE.

Por ello queremos decir que existe una alternativa a este presupuesto, una alternativa que no solo es posible, sino cada vez más necesaria. A tal fin, las diversas propuestas que hemos presentado contemplan la creación de un programa europeo para el empleo y el desarrollo sostenible, al que se destinaría un 1 % del producto interno bruto de la UE y capital adicional de los Estados miembros. El objetivo de este programa sería alcanzar una auténtica convergencia, promover las posibilidades de cada Estado miembro, el uso sostenible de sus recursos, la inversión en la producción y la creación de puestos de trabajo con derechos.

 
  
  

PRESIDE: Diana WALLIS
Vicepresidenta

 
  
MPphoto
 

  Bastiaan Belder (EFD).(NL) Señora Presidenta, la crisis económica nos ha obligado a reducir gastos, como lo muestran claramente los presupuestos de los Estados miembros. Por otra parte, el Parlamento Europeo ha optado por aumentar el presupuesto de la Unión Europea para 2011. No se justifica que se siga acusando en altos niveles políticos a los ponentes de proponer cantidades de dinero excesivamente bajas.

Además, el Parlamento ha expresado su deseo de que la Unión Europea goce de mayor independencia en lo que respecta a la recaudación de sus propios recursos. De este modo, el principio según el cual los Estados miembros financian la Unión Europeo es objeto de ataques. El Grupo de la Alianza de Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo propone un impuesto sobre las transacciones financieras, cuya recaudación se destinaría al presupuesto de la UE. Sin embargo, un impuesto a nivel de la UE no sería deseable. Si se introdujera un impuesto sobre la banca, la recaudación debería destinarse a pagar los altos niveles de endeudamiento de los Estados miembros. Después de todos han sido ellos los que han gastado grandes cantidades de dinero para rescatar a los bancos.

 
  
MPphoto
 

  Angelika Werthmann (NI).(DE) Señora Presidenta, Señorías, el presupuesto de la UE para 2011 representa un reto para todos, para el Parlamento, el Consejo y la Comisión. Desde la entrada en vigor del Tratado de Lisboa, el Parlamento Europeo tiene más competencias y más trabajos legislativos. En primer lugar me gustaría señalar que el presupuesto de la UE representa actualmente algo más del 1 % del PIB.

Quisiera referirme a tres aspectos en particular.

En primer lugar, el presupuesto de la UE para 2011 establece prioridades que deben reforzarse en vista de los problemas que sufre toda Europa tras la crisis estructural de los últimos años. Antes que nada, la reducción de la tasa actual de desempleo en Europa debe seguir siendo el objetivo principal de nuestros esfuerzos, por ejemplo, por medio de inversiones en la economía, la industria, el turismo y la energía, y la política de lucha contra el cambio climático, así como la protección de los empleos ya existentes y la creación de nuevos. A este respecto me refiero en particular a las prioridades de la juventud, la educación y la movilidad. Debemos dirigir nuestra atención a programas como el de aprendizaje permanente del programa La juventud en acción. Estos programas promueven la estrategia de la UE para la recuperación económica y la Estrategia Europa 2020. Con una mejor educación —en particular una educación que ofrezca cualificaciones—, los jóvenes tendrán muchas más oportunidades en el mercado laboral. El programa Erasmus no solo facilita el aprendizaje de idiomas, sino también la movilidad, que es esencial en la era de la globalización. Sin embargo, en relación con la movilidad, debemos exigir a los jóvenes que asuman sus responsabilidades y utilicen mucho más este programa.

En segundo lugar, el principal objetivo de la política agrícola común debe seguir siendo mantener la estabilidad de los mercados y la seguridad alimentaria.

Por último, mi tercera observación es que el dinero escasea en estos momentos de dificultades económicas. Como ya he dicho en numerosas ocasiones, tenemos que racionalizar la burocracia en todos los ámbitos que sea posible y encontrar sinergias con los Estados miembros y utilizarlas.

 
  
MPphoto
 

  Alain Lamassoure (PPE).(FR) Señora Presidenta, señores Ministros, al aprobar estas enmiendas al proyecto de presupuesto para 2011, la Comisión de Presupuestos deseaba actuar de forma responsable. Comprendemos, señor Ministro, la posición de los gobiernos.

En todos los Estados miembros se aplican políticas valientes e impopulares para reducir su déficit, que ha alcanzado niveles inaceptables. El Parlamento Europeo ha apoyado estas políticas. En un contexto como este, no podemos pedir a los Estados miembros que aumenten sus miembros o su endeudamiento para financiar un importante incremento del presupuesto europeo.

Por ello, por primera vez en veinte años, el Parlamento Europeo no aprobará ninguna enmienda que supere los límites máximos de las perspectivas financieras vigentes. De forma similar, el Consejo ha llegado a un acuerdo para aumentar los créditos de compromiso en un 0,2 %, pero la Comisión de Presupuestos propone un aumento del 0,8 % en euros corrientes, es decir, una reducción en volumen. En cuanto a los créditos de pago, señor Ministro, el Parlamento escuchará atentamente al Consejo, cuyo claro mensaje ha comprendido.

A su vez, el Parlamento Europeo espera que el Consejo muestre el mismo sentido de responsabilidad. El Tratado de Lisboa otorga nuevas o mayores competencias a la Unión Europea en lo referente a la política energética común, la política de exterior y de seguridad común, la política común de inmigración, la política espacial común, etc. ¿Sería responsable hacer creer a los ciudadanos que estas políticas pueden llevarse a cabo sin dedicarles un solo euro hasta mediados de esta década? El Consejo Europeo adoptó por unanimidad la ambiciosa Estrategia Europa 2020 en julio pasado. ¿Resulta responsable presentarse seis meses después sin la menor idea de cómo se financiará esta estrategia? Observamos que la financiación del presupuesto europeo a través de contribuciones de los presupuestos nacionales ha desembocado a un punto muerto político y financiero. ¿Sería responsable negarse a desarrollar este sistema?

En nuestra opinión, las negociaciones sobre el presupuesto para 2011, el primer presupuesto adoptado con arreglo al Tratado de Lisboa, deberían ir acompañadas de un acuerdo político para garantizar la futura financiación de la políticas de la Unión, un acuerdo sobre la revisión de las perspectivas financieras a partir de 2012 a fin de complementar los fondos para los proyectos en curso, como el ITER o Galileo, y para comenzar a financiar las nuevas competencias contempladas en el Tratado de Lisboa y las prioridades de la Estrategia Europa 2020, así como un acuerdo para iniciar un debate sobre la reforma de los recursos propios. El Parlamento pidió esta reforma hace tres años. Nos satisface que la Comisión haya dado algunos primeros y tímidos pasos al presentar algunas de las posibles opciones.

Las tres instituciones deben acordar colaborar en este aspecto con la ayuda de los parlamentos nacionales. Necesitamos un acuerdo sobre el procedimiento y un calendario dentro de este acuerdo global que defendemos apasionadamente, al igual que el Consejo.

 
  
MPphoto
 

  Ivailo Kalfin (S&D).(BG) Como han dicho algunos oradores, el presupuesto de la Unión Europea para 2011 va a aprobarse con arreglo a un nuevo procedimiento en el que el Parlamento Europeo y el Consejo tienen que llegar a un consenso. El Parlamento Europeo reconoce plenamente este aspecto.

Durante las deliberaciones de la Comisión de Presupuestos adoptamos una actitud muy responsable y no quisimos hacer lo que es lo más normal para cualquier diputado de un parlamento, es decir, pedir más recursos, a fin de evitar un conflicto con los representantes del ejecutivo.

Por el contrario, reconocimos que en la actual situación de recesión económica en la que los presupuestos nacionales son objeto de constantes presiones de recorte, el presupuesto de la Unión Europea debería ser un ejemplo. El llamamiento de los Estados miembros, que refleja el de los ciudadanos europeos, nos pide que actuemos con prudencia y busquemos la mayor eficiencia a la hora de gastar los recursos públicos.

Hemos encontrado todas las oportunidades para aumentar la eficiencia. El resultado de este ejercicio es lo que hemos propuesto. Por primera vez en su historia, el Parlamento Europeo actúa con toda responsabilidad desde el inicio del debate presupuestario. Al mismo tiempo espero que el Consejo reconsidere sus posiciones.

No debemos olvidar que el aumento a la eficiencia tiene sus límites. Una reducción de recursos significa una reducción de las ambiciones políticas. ¿Qué clase de mensaje envía el Consejo al proponer una drástica reducción de los recursos de la subrúbrica 1A? Estos recursos están destinados específicamente a la innovación y al crecimiento inteligente, que constituyen la base para todos los programas nacionales de salida de la recesión y para la Estrategia Europa 2020.

¿Cómo pueden alcanzarse estos objetivos si se reduce el presupuesto? En la práctica, esto significa que rechazamos una serie de prioridades de Europa. ¿Cuándo somos honestos con los ciudadanos europeos? ¿Cuando el Consejo anuncia oficialmente nuevas políticas y concede nuevas funciones a las instituciones europeas o cuando no se llega a un acuerdo para reducir los recursos?

En los últimos años, el presupuesto europeo ha representado una parte cada vez menor de la economía de la UE. Al mismo tiempo ha aumentado el número de funciones encomendadas a la Unión Europea. Por consiguiente, con ello se plantea que el presupuesto es un instrumento fundamental para alcanzar ciertos objetivos políticos. No se trata de un fin en sí mismo. El presupuesto europeo brinda valor añadido a los contribuyentes. Logra mucho más de lo que puede alcanzarse con los mismos recursos si estos fueran gastados por los 27 Estados miembros.

No es posible establecer una relación directa entre el presupuesto europeo y los presupuestos nacionales. La actual reducción de gastos de los presupuestos nacionales es consecuencia de su aumento del año pasado. Esto no sucedió con el presupuesto europeo, que es mucho más estable.

 
  
MPphoto
 

  Alexander Alvaro (ALDE). - (DE) Señora Presidenta: me gustaría en particular dar las gracias a las dos ponentes. Como ya han dicho muchos oradores, al parecer equiparamos más fondos con mejores políticas. Sin embargo, creo sucede justamente lo contrario, es decir, que las buenas políticas justifican más fondos. Es necesario que los fondos que facilitamos se gasten con eficiencia. Considerar que este es un criterio esencial, junto con los controles correspondientes, nos llevará al éxito. No tiene caso que financiemos políticas intocables, como el presupuesto agrícola y la política estructural y de cohesión si no las reformamos y modernizamos al mismo tiempo. Muchos de los oradores anteriores han señalado —y estoy totalmente de acuerdo con ellos— que necesitamos concentrarnos en los ámbitos de la investigación y el desarrollo, las energías renovables, la seguridad energética y la movilidad educativa.

En relación con el tema de la disciplina, permítanme volver a abordar el acuerdo alcanzado en Deauville, porque también cabe esperar disciplina de los Estados miembros. La agencia de prensa AFP citaba a un representante francés que decía: «En Alemania, algunos ayatolas adoptan una línea dura de estilo prusiano en estas cuestiones» en referencia a la inflexible posición del Gobierno alemán. Personalmente, dudo que el representante francés de Europa crea que deberíamos gastar libremente el dinero que no tenemos y que las futuras generaciones deban pagar por las deudas en que incurrimos ahora. No creo que eso sea lo que quieren los Estados miembros, y ha llegado el momento de que lo demostremos en las negociaciones presupuestarias adoptando la disciplina que pedimos y mostramos en el mes de mayo.

 
  
MPphoto
 

  James Elles (ECR). – Señora Presidenta, quiero felicitar a las ponentes en esta compleja y difícil situación financiera, como ya hemos escuchado en el debate de hoy.

En un momento en que el Gobierno británico propone los mayores recortes presupuestarios en una generación, los conservadores pedimos que se congele el gasto europeo. Creemos que el presupuesto de la Unión Europea debe utilizarse para lograr un auténtico valor añadido en ámbitos como alcanzar el crecimiento económico ahora y la recuperación en el futuro, la estabilidad en la UE y en todo el mundo, la reducción de la pobreza a nivel mundial y la lucha contra el desafío común que representa el cambio climático.

Por otra parte, hemos presentado una serie de enmiendas a la resolución sobre el presupuesto en las que pedimos aclaraciones en tres ámbitos concretos, a saber, en relación con los gastos, por ejemplo, de las oficinas del Parlamento en los Estados miembros, nuestra inquietud por la financiación de organizaciones no gubernamentales sobre la que nos gustaría recibir un informe de la Comisión Europea y, por último, el generoso régimen de pensiones del Estatuto del personal, incluidas las pensiones para los Comisarios que se jubilan. Estos son los temas sobre los que deseamos obtener clarificaciones en los próximos meses.

En cuanto a la cuestión en su conjunto, esta tarde hemos recibido un comunicado de prensa de la Comisión Europea.

En primer lugar, consideramos que este no es el momento oportuno para examinar la cuestión de los recursos propios en medio de la peor crisis financiera de los últimos setenta años.

En segundo lugar, señor Comisario, si bien decimos que «sí», que necesitamos más flexibilidad y «sí» deseamos hacer más énfasis en los resultados y las aportaciones, ¿cómo concuerda eso con pedir unas perspectivas financieras a diez años vista cuando los resultados de la revisión intermedia resultan totalmente inútiles en el ejercicio que llevamos actualmente a cabo? No podemos establecer cifras inamovibles con diez años de antelación cuando ni siquiera sabemos en qué estado se encontrará la economía europea en dos años.

Por último, en relación con mi propio país, nuestra aportación neta aumentará un 60 % en los próximos dos años, pero no vemos un cambio concomitante en la PAC. ¿Por qué sería diferente este año? Deberíamos pedir una limitación de nuestra aportación neta hasta que contemos con un sistema equitativo para el presupuesto de la UE.

 
  
MPphoto
 

  Kyriacos Triantaphyllides (GUE/NGL).(EL) Señora Presidenta, sabemos que el presupuesto de la UE es el principal instrumento para llevar a cabo orientaciones y prioridades políticas. También sabemos que la naturaleza del presupuesto está determinada en el fondo por el marco financiero para el período 2007-2013. Así pues, desde una perspectiva política, se trata de un instrumento inflexible. Sin embargo, lo que no llegamos a comprender — Si se me permite decirlo así— es el siguiente absurdo: a todo lo largo de la mayor crisis financiera, de la que han sido víctimas las familias y los trabajadores, las pequeñas y medianas empresas y los jóvenes, todas las propuestas hechas por la Comisión y el Consejo se limitan a ofrecer incentivos a las empresas del sector privado. Durante todos estos años, no cabe duda de que ha sido el dogmatismo del denominado libre mercado y la ambiciosa estrategia de Lisboa los culpables del grave desempleo y del aumento de la pobreza y el subempleo. ¿Dónde hemos llegado tras todos estos años de hacer hincapié en el equipamiento y en un enfoque estratégico para las normativas internacionales, el cual se mantiene en el presupuesto propuesto? Si el modelo actual es un fracaso, ¿por qué no proponer cambios sociales audaces?

Por último, me gustaría destacar ante Sus Señorías el problema de las personas desparecidas en Chipre tras la invasión turca y los acontecimientos que tuvieron lugar entre 1963 y 1967, que dieron lugar a la división de la isla. Nos felicitamos de que el Parlamento Europeo haya vuelto a aprobar un crédito de 3 millones de euros para el Comité de Personas Desparecidas en Chipre, que se encarga tanto de los turcochipriotas como de los grecochipriotas Sin embargo, tengo que subrayar que Turquía debe permitir que se esclarezca la suerte de nuestros desaparecidos de forma sistemática y dedicada, y facilitar toda la información clasificada como secreto militar.

 
  
MPphoto
 

  Frank Vanhecke (NI).(NL) Señora Presidenta, represento en esta Cámara a la población que hace proporcionalmente la mayor aportación neta de fondos de los contribuyentes a la Unión Europea. Cada ciudadano flamenco hace una aportación neta de aproximadamente 290 euros anuales para garantizar el funcionamiento de las instituciones europeas. Los flamencos somos los campeones entre los contribuyentes europeos.

Por ello considero que resulta especialmente inaceptable que, desde sus primeros apartados, el presente informe apunte con el dedo a las personas que osan hacer preguntas —preguntas justificadas— sobre la magnitud de la aportación a la Unión Europea y acerca de los beneficios de gran parte de su gasto. No está nada claro que el dinero de los contribuyentes se gaste con más eficiencia a nivel europeo que a niveles más próximos a los contribuyentes, de hecho, ocurre exactamente lo contrario.

La forma en que se sigue ampliando el coloso administrativo de la UE también me parece inaceptable, sobre todo en vista de los espléndidos sueldos y subsidios que se pagan en todas esas instituciones europeas, por no hablar de las subvenciones europeas, por ejemplo, de los mil millones de euros anuales que reciben las ONG, a las que apenas se aplica algún criterio de eficiencia.

Todos los Estados miembros de la UE tienen que hacer grandes esfuerzos y recortes fiscales. Cabría esperar un esfuerzo mucho mayor de parte de la Unión Europea, pero es evidente que consideramos que estamos por encima de la chusma. Esta es otra oportunidad que pierden el Parlamento y la Unión Europea.

 
  
MPphoto
 

  Reimer Böge (PPE).(DE) Señora Presidenta, en relación con lo que acaba de decir el señor Vanhecke, me gustaría decir que los ciudadanos flamencos de la UE pagan un precio muy bajo por esta póliza de seguro, ya que la UE garantiza la paz, la libertad, la prosperidad y, esperamos, el respeto y la tolerancia de todos los habitantes de la Unión Europea.

Deliberamos sobre el presupuesto de 2011 en un momento de consolidación de los presupuestos públicos. Si bien la estructura del presupuesto europeo no es comparable en absoluto con la estructura de los presupuestos nacionales, también debemos mostrar moderación, aunque tenemos que hablar de los ámbitos de interés para el futuro. Y es aquí donde hay que hacer malabarismos. La negativa de la Comisión y del Consejo a realizar un examen y una revisión conllevaría de hecho la entrada en vigor con retraso de los aspectos presupuestarios del Tratado de Lisboa. En una época de globalización en la que está en juego la supervivencia económica y política de la Unión Europea, esta negativa no es una respuesta adecuada a las preguntas relativas al futuro. En el procedimiento de conciliación finalmente tendremos la oportunidad —espero— de hablar con sensatez y en pie de igualdad sobre valor añadido y subsidiariedad, sobre prioridades positivas y negativas y, al mismo tiempo, sobre las necesidades políticas urgentes.

Aparte de ello también tenemos que hablar sobre el ajuste del Acuerdo presupuestario interinstitucional (API). Tenemos que llegar a un acuerdo sobre el procedimiento con el cual negociaremos y decidiremos conjuntamente el marco financiero plurianual en el futuro. Necesitamos más flexibilidad de acuerdo con lo establecido en los artículos 21 y 23 del API. Por otra parte, la Comisión me perdonará pero si en su documento indica que la utilización del presupuesto de la UE para el mecanismo de estabilidad representa un uso innovador de dicho presupuesto, yo diría que, en principio, también implica que se ha dejado a un lado al Parlamento. Y eso es algo en lo que también tendremos que trabajar.

Quiero hacer una última observación muy importante al Consejo. Usted se queja de que hemos hecho reducciones al ITER. Sin embargo, queremos una solución plurianual fiable para el ITER, pero usted no debería quejarse de los nuevos recortes, mientras las estructuras de gestión del ITER presenten deficiencias. Primero tenemos que resolver esta cuestión y luego encontrar una solución sensata, pero no una solución dividida en pequeñas partes y distribuida a lo largo de tres años.

 
  
MPphoto
 

  Eider Gardiazábal Rubial (S&D). (ES) Señora Presidenta, desarrollamos nuevas políticas, aceptamos nuevos desafíos, nos comprometemos con terceros países, pero a la hora de la verdad no quieren financiarlos con dinero fresco.

Y parece que la consigna del Consejo y de la Comisión sea «atendamos estas nuevas prioridades pero recortemos las anteriores». Esa actitud no la compartimos. Y, además, creo que solo puede tener dos explicaciones: o, por un lado, hay una falta de responsabilidad con las propias decisiones que se han tomado o, por otro, podría creer que hay un antieuropeísmo más o menos camuflado.

A los primeros les diría que cuando uno acepta un compromiso luego tiene que cumplirlo. Y por eso, no podemos aceptar que la última necesidad sea la que se atienda al 100 %, y nos olvidemos de necesidades que, al parecer, son de menor actualidad.

A los que tienen como único objetivo recortar el presupuesto de la Unión Europea, les pediría que se lo piensen dos veces. Ya sé que algunos lo hacen porque no se creen esto de la construcción europea. De hecho, a algunos, como desgraciadamente hemos visto en este hemiciclo, no les gusta construir nada en común. Prefieren trabajar para sí mismos, sin importarles sus vecinos. Pero, bueno, de momento son minoritarios.

En cualquier caso, en el Comité de Conciliación tendremos que tomar una decisión y, en el fondo, estamos de acuerdo. Nosotros también queremos financiar el ITER; la pregunta es ¿cómo? ¿Financiamos las nuevas prioridades recortando las anteriores, como quieren el Consejo y la Comisión, o lo hacemos bien?

Nos pusimos de acuerdo y encontramos 1 800 millones para el Plan Europeo de Recuperación Económica. ¿Y por qué ahora para financiar ITER tenemos que reducir el Programa Marco de Investigación? Seamos coherentes.

No podemos anunciar a bombo y platillo una Estrategia Europa 2020, en la que buscamos un crecimiento sostenible desde el punto de vista económico, desde el punto de vista social y medioambiental, que quiere conseguir lo que no logró la Estrategia de Lisboa, y, en cuanto acabamos de explicar la Estrategia, recortamos, por ejemplo, gastos de investigación para financiar otros gastos de investigación. Y nos lo justifican diciendo que estamos en época de recortes.

¡Pero si es que recortan el presupuesto todos los años! ¡Si es que el actual marco financiero se aprobó en 2005 y estábamos en época de bonanza económica! Por eso estamos ahora discutiendo sobre unos cientos de millones de euros: por su falta de ambición en 2005 y no porque estemos en crisis.

Que no nos digan que las tesorerías de los Estados miembros se van a ir a la quiebra por el esfuerzo que estamos pidiendo. Solo quiero recordar que estamos hablando de un esfuerzo presupuestario equivalente al 0,003 % del producto nacional bruto de la Unión. Creo que es bastante asumible.

 
  
MPphoto
 

  Riikka Manner (ALDE).(FI) Señora Presidenta, señor Comisario, mientras se elaboraba este presupuesto, hemos escuchado de diversos sectores europeos que la Unión Europea debería apretarse el cinturón en vista de la actual vorágine económica. Sin embargo, no podemos conformarnos con un presupuesto para la recesión, en el que daríamos marcha atrás a nuestros compromisos comunes y, posiblemente, también a los internacionales.

Lo más preocupante de los recortes del Consejo es que van dirigidos, entre otras cosas, a la investigación y desarrollo, como ya se ha mencionado. El hecho de que los Estados miembros deseen lograr crecimiento económico y reducir la deuda pública, no nos da derecho a echar por la borda nuestras prioridades. Tenemos que poder mirar hacia el futuro con más determinación mientras brama la tormenta, lo que ha sido una fórmula eficaz en mi propio país, Finlandia, por ejemplo.

Los objetivos de la estrategia de Lisboa mencionaban la cifra del 3 % del PIB como objetivo para la investigación y el desarrollo. Actualmente representan aproximadamente un 1,9 % para el conjunto de la UE. Se estima que un aumento del 1 % crearía varios millones de empleos. Así pues tenemos todos los motivos para intentar alcanzar este objetivo tan importante y ambicioso.

En mi opinión, el presupuesto para 2011 que votaremos mañana indica que la Comisión de Presupuestos también considera importante que en el futuro intentemos generar crecimiento a través de las regiones. Es por ello que los recortes del Consejo en desarrollo regional resultan totalmente insostenibles. Espero igualmente que el Consejo aprecie la importancia de la política regional y la estrecha relación que mantiene con la Estrategia Europa 2020.

 
  
MPphoto
 

  Hynek Fajmon (ECR). (CS) Me gustaría hacer tres observaciones sobre la elaboración del presupuesto europeo para el próximo año. En mi opinión, deberíamos intentar seguir la siguiente línea de acción. En primer lugar, el Parlamento Europeo debe tener en cuenta la situación real de la economía de los Estados miembros, es decir, el hecho de que en la mayoría de los Estados miembros la economía se encuentra en declive o estancada, y que solamente unos cuantos países experimentan crecimiento. Tenemos que tomar este hecho en consideración y, por ende, no podemos pedir un aumento del gasto europeo en una situación en la que escasean los recursos. En segundo lugar, el Parlamento Europeo debe continuar con la tradición de una gestión equilibrada de los presupuestos europeos. Es positivo que tengamos presupuestos equilibrados y no tengamos que enfrentarnos a la necesidad de proceder al rescate de la deuda, como en casi todos los Estados miembros. En tercer lugar, el Parlamento Europeo debe abordar el presupuesto de tal manera que podamos aprobarlo, como es habitual, en el último pleno antes de Navidad. La seguridad de un presupuesto aprobado es importante para la estabilidad económica de Europa y deberíamos poder apoyar dicha estabilidad de esta forma.

 
  
MPphoto
 

  Giovanni La Via (PPE).(IT) Señora Presidenta, señor Wathelet, señor Comisario, Señorías, antes que nada quiero dar las gracias a la señora Jędrzejewska y a las demás diputadas y diputados por el excelente trabajo que han llevado a cabo en los últimos meses, el cual ha permitido definir una posición respecto al presupuesto para 2011; primero sobre el presupuesto de la Comisión y mañana sobre el del Parlamento.

En mi opinión, el punto de partida para la acción europea en materia presupuestaria debe ser el concepto de valor añadido europeo que, como Sus Señorías saben, implica que el gasto de Europa debe generar beneficios claros y visibles para la Unión y sus ciudadanos. A este respecto habría que subrayar que la introducción de nuevas políticas y la ampliación de las competencias reconocidas en toda la Unión, a resultas de la entrada en vigor del Tratado de Lisboa, hacen que resulte más evidente que nunca que necesitamos un presupuesto adecuado.

Por ello creo que el presupuesto europeo debe seguir teniendo el volumen suficiente para alcanzar resultados que no podrían alcanzarse por medio del gasto a nivel nacional o local. Este aspecto resulta todavía más importante en tiempos de crisis como los actuales, en los que los Estados miembros han emprendido la difícil tarea de controlar su gasto y de equilibrar su propio presupuesto, y en los que la Comisión de Presupuesto ha dado amplias muestras de seguir una política responsable al mantener los límites del marco financiero plurianual por primera vez en veinte años.

El Parlamento ha decidido seguir la posición inicial de la Comisión en muchos aspectos, así como prever una serie de aumentos para financiar las prioridades que propuso en marzo de 2010, como la juventud, la movilidad y la investigación y la innovación. Por ello ha eliminado los recortes propuestos por el Consejo, que se aplican a menudo de forma indiscriminada y en líneas presupuestarias clave, como en el caso de la liquidación de cuentas de la rúbrica 2, lo que revela que su propuesta carece de fundamentos políticos claros y razonados.

También creo que el presupuesto para la política agrícola común (PAC) debe mantenerse en su nivel actual, en particular en vista de la próxima revisión de esta política, que deberá efectuarse después de 2013, la cual exigirá un nivel de financiación adecuado y, por lo tanto, las cantidades que figuran en el presupuesto actual.

 
  
MPphoto
 

  Edit Herczog (S&D). – Señora Presidenta, no sé lo que ha ocurrido, pero me gustaría intervenir en mi calidad de ponente de opinión de la Comisión de Industria, Investigación y Energía (ITRE). Me complace poder ofrecer tiempo al Grupo del PSE, porque esta es una de las raras ocasiones en las que los socialistas europeos, la Comisión ITRE y la Comisión de Presupuestos llegaron a un acuerdo por unanimidad. Así que puedo hablar en cualquier calidad, pues se ha logrado un acuerdo unánime.

En cuanto a los Capítulos 1a y 5 relativos a la gestión de la I+D, todos consideramos que simplemente no es aceptable introducir el recorte del Consejo respecto al proyecto de propuesta de la Comisión. Los recortes resultan totalmente inaceptables en el ámbito de la recuperación y el estímulo económicos, en las políticas de la Agenda Digital relacionadas con los empresarios y las PYME, las políticas de innovación, las políticas de I+D, la política espacial y los programas como el ITER.

El presupuesto debe ajustarse a lo dispuesto en nuestro Tratado y en nuestras políticas, como la Estrategia Europa 2020, la gran Unión para la innovación, el acceso digital para todos, las redes de nueva generación, etc.

Nuestras palabras deben ajustarse a las cifras que aparecen en el presupuesto. De este modo, el presupuesto debe estar a la altura de los retos del mundo globalizado y del siglo XXI.

Podemos detener a Europa, pero no podemos detener lo que ocurre en el mundo y, por ello, en nuestra comisión existe un acuerdo unánime —en primer lugar, para pedir que se restablezca el presupuesto que figura en la propuesta de la Comisión—, lo que ya constituye una fórmula transaccional, porque habríamos necesitado más y, luego para encontrar los recursos para las nuevas políticas previstas en el Tratado de Lisboa, en concreto, para la política espacial y el ITER.

El espectáculo debe continuar. Estamos dispuestos a encontrar en el procedimiento de conciliación una fórmula transaccional que sea la mejor para los ciudadanos europeos que viven en el siglo XXI.

 
  
MPphoto
 

  Gerben-Jan Gerbrandy (ALDE).(NL) Señora Presidenta, mi partido no considera que el presupuesto para 2011 deba ser mayor que el presupuesto de 2010, pues no es necesario. Lo que sí queremos es que los fondos se gasten con mucha más inteligencia, de una forma que nos permita lograr un auténtico valor añadido europeo.

Desgraciadamente, el Consejo no lo ha hecho. Al contrario, ha mantenido precisamente los ámbitos carentes de futuro —la agricultura y la cohesión— y recorta gastos en conocimientos, innovación, sostenibilidad y energía, que son las inversiones que determinarán nuestra posición competitiva en el futuro. Por ello no me sorprende que nada menos que siete Estados miembros hayan votado en contra de la posición común del Consejo.

Como Sus Señorías saben, el presupuesto es inamovible y el Parlamento carece virtualmente de toda flexibilidad para hacer transferencias entre capítulos. También el Consejo se ha quejado de ello. Asimismo resulta muy lamentable que los resultados de la revisión de las perspectivas financieras vigentes solo se hayan dado a conocer hoy, demasiado tarde para introducir dicha flexibilidad. La consecuencia de todo ello es que, en mi opinión, el Parlamento no tiene opción. Tenemos que aumentar las inversiones necesarias en conocimientos, innovación, sostenibilidad y energía, lo que dará lugar a un incremento del presupuesto; pero el Consejo no nos deja otra opción.

Por último, señora Presidenta, tenemos que contar con recursos propios, ya que es la única manera de hacer que el Consejo cambie de opinión.

 
  
MPphoto
 

  Konrad Szymański (ECR).(PL) Hablamos sobre el nuevo presupuesto de la Unión Europea en el contexto de la crisis de las finanzas públicas de un gran número de Estados miembros y de recortes muy amplios en los presupuestos nacionales, por lo que no resulta sorprendente que intentemos hacer dichos recortes en el presupuesto de la Unión. Tan solo me gustaría subrayar que el instrumento más eficaz y sólido con el que contamos para luchar contra la crisis es el mercado común. Podemos realizar más rápidamente un mercado común sostenible mediante inversiones en la política de cohesión e inversiones estructurales. Por ello, les ruego que no intenten hacer recortes en ámbitos no relacionados con la política de ayuda social o con el despilfarro de dinero, sino que inviertan en ámbitos que nos ayuden a obtener todos los beneficios del mercado común, un mercado que ampliamos en 2004 y 2007.

Me gustaría añadir otra cosa. Hoy hablamos sobre el nuevo presupuesto en el contexto de la construcción de instituciones diplomáticas. No esperen que las diputadas y diputados de Europa Central presten su apoyo incondicional a un aumento del gasto para el Servicio Europeo de Acción Exterior en una situación en la que sus intereses y sus países no contarán con una representación equitativa en estas nuevas instituciones.

 
  
MPphoto
 

  Ingeborg Gräßle (PPE).(DE) Señora Presidenta, señor Wathelet, señor Comisario, Señorías, lo más importante para el presupuesto para 2011 es la opinión pública en los Estados miembros, y debemos dar crédito al Consejo por ello, usted ha hecho una excelente labor a este respecto. Ha presentado una reducción del 2,77 %, pero esta cifra no tiene sentido para los parlamentos nacionales que no están familiarizados con estas cuestiones. En otras palabras, han hecho recortes donde había demasiado dinero de todas formas, y después el Parlamento Europeo, que intenta cancelar estos recortes de buena fe, se convierte en el villano, por decirlo así, y carga la culpa de ello. Todo ello resulta bastante ingenuo, pero es demasiado transparente para que usted se salga con la suya. En mi calidad de miembro de la Comisión de Control Presupuestario, no veo indicio alguno de que el Consejo esté interesado en mejorar el presupuesto de la UE a largo plazo. ¿Dónde está entonces nuestro seguimiento conjunto y nuestro control conjunto del presupuesto? Para el Consejo, no funciona.

Quisiera pedir —y en este aspecto me dirijo a Sus Señorías en particular, porque mañana hablaremos sobre las reservas— que refinemos nuestros mecanismos de control. Lo que me preocupa ante todo es el presupuesto administrativo, en particular porque los Estados miembros le prestan una gran atención. Desde 2007 realizamos un examen del personal en el área de la administración y en el área de coordinación. Debemos continuar con este examen. Una vez más hemos creado una reserva a este fin. La Comisión tiene cien puestos oficiales de director general, cien desde el verano. Sin embargo, según su propio análisis comparativo, solamente puede tener 87. Otra reserva nos servirá para exigir a la Comisión que regrese a la cifra de 87. Ya hemos dicho que debemos seguir más de cerca la aplicación de la legislación de la UE en los Estados miembros, pues el cumplimiento de la legislación es la piedra angular de la Unión Europea. También existe una reserva para ello. Tenemos que preguntarnos qué sucederá con la Dirección General de Desarrollo una vez establecido el Servicio Europeo de Acción Exterior, y que ocurrirá con la Oficina de Cooperación EuropeAid. Muchas personas forman parte de estas instancias y, si no tenemos cuidado, otras tantas formarán parte tanto de las Delegaciones de la Comisión como del Servicio Europeo de Acción Exterior. Hasta ahora solo hemos logrado un aumento de la eficiencia del 10 % en el Servicio Europeo de Acción Exterior, cuando el objetivo era del 10 %. También en este aspecto nos espera una gratificante tarea conjunta, a la que invito cordialmente al Consejo.

 
  
MPphoto
 

  Jens Geier (S&D).(DE) Señora Presidenta, señor Wathelet, señor Comisario, creo que todos estamos de acuerdo, incluso los diputados y las contadas diputadas entre los euroescépticos y los grupos antieuropeos de esta Cámara, que la UE lleva a cabo tareas importantes y que la ejecución de estas tareas representa un valor añadido europeo, porque los Estados miembros no pueden llevarlas a cabo o los beneficiarios finales no recibirían este dinero de los Estado miembros. Este último supuesto se debe en particular a que los Estados miembros no invertirían sus ahorros, sino que tendrían que utilizarlos para reducir su deuda, mientras que el presupuesto europeo se dedica en gran parte a las inversiones. Así pues, si queremos alcanzar los objetivos que se establecen cada semana en esta Cámara, necesitamos un presupuesto ambicioso, lo que significa no menos sino más dinero en el futuro. Creo a este respecto que es importante hacer hincapié en que los presupuestos nacionales y el presupuesto europeo se complementan entre sí.

El Consejo y los Estados miembros se comportan como si el dinero destinado al presupuesto europeo desapareciera más o menos en un agujero negro. Y no es así, sino que se invierte en las metas que hemos acordado previamente en esta Cámara. Por ello debemos llevar a cabo un examen crítico del programa financiero a medio plazo, como propone el señor Böge. Este examen serviría para mostrar que el Consejo no puede decir «sí» al Tratado de Lisboa y, al mismo tiempo, presentar uno u otro proyecto para su financiación y luego decir que no concederá los recursos para su ejecución. Si no es posible, recurriremos a la supresión de las líneas presupuestarias necesarias que el Parlamento no considera prioritarias.

Volveremos a celebrar una y otra vez este debate, Sus Señorías, mientras que la UE no cuente con recursos propios suficientes. Lo importante, lo fundamental es estos recursos propios no impongan una carga adicional a los asalariados de a pie. Como socialdemócrata, estoy a favor de la introducción de un impuesto sobre las transacciones financieras, porque este impuesto no afectará en general a los asalariados normales y contribuirá a poner freno a los mercados financieros. Creemos firmemente que quienes desencadenaron una crisis como la que nunca antes habíamos visto y cuyo coste tenemos que pagar todos a través del presupuesto público de nuestros Estados miembros, deberían compensar estas pérdidas.

 
  
MPphoto
 

  Oldřich Vlasák (ECR). (CS) Todos los niveles de gobierno, comenzando por las autoridades locales, deben reducir gastos. Todos los gobiernos europeos sin excepción se han visto obligados a reducir el gasto público. Esta situación existe no solo en el tan mentado caso de Grecia, que ha logrado reducir su déficit presupuestario en un 46 % en los primeros seis meses de este año, sino también en la República Checa, Alemania, Irlanda y todos los demás Estados miembros. Por cierto, la Comisión Europea dice a menudo a los Estados miembros que controlen rápidamente sus finanzas públicas.

Por ello que no resulta muy poco razonable que, en unos momentos de persistente crisis económica, la Comisión Europea proponga una vez más aumentar el presupuesto europeo para 2011. Después de todo, también Europa tiene que reducir gastos. No se ha llegado a un acuerdo acerca de dónde hacer los recortes por razones obvias. En mi opinión, no debería ser en la política regional, sino más bien en la administración europea, en los gastos de promoción y los relacionados con la burocracia de Bruselas, que casi alcanza un 7 % del presupuesto. Son estos gastos administrativos los que generalmente dan lugar a los mayores desacuerdos y, desgraciadamente, mi percepción a este respecto es distinta a la de la mayoría del Parlamento.

 
  
MPphoto
 

  Véronique Mathieu (PPE).(FR) Señora Presidenta, a fin de acatar la decisión que tomó la semana pasada de denegar la aprobación de la gestión del presupuesto de la Academia Europea de Policía (CEPOL) para 2008, el Parlamento reforzará su posición y congelará parte del presupuesto de esta Academia.

Debemos velar por que la reserva que propone la Comisión de Presupuestos alcance su objetivo. En otras palabras, debemos procurar que una parte del presupuesto de la CEPOL se descongele en función de las respuestas que esta agencia a nuestras preguntas respecto a la solicitud de aprobación de la gestión. Por consiguiente, la votación del miércoles será una herramienta más para que el Parlamento obligue a la Academia a dar muestras de su fiabilidad.

Quisiera señalar a este respecto que las aportaciones adicionales para las agencias descentralizadas registraron un aumento del 610 % en el período 2000-2010. De este modo, estas aportaciones han pasado de 95 a 579 millones de euros, a pesar de que el personal de dichas agencias aumento en torno al 271 %. En 2000, en las agencias trabajaban 1 219 personas, mientras que actualmente son 4 794.

Mientras que Europa se enfrenta a recortes presupuestarios a nivel nacional, habría que mencionar la racionalización de las competencias, eficacia y evaluación del mandato de las agencias y el Parlamento debe presentar propuestas a este respecto. Hoy día, la pregunta es si la CEPOL debe seguir existiendo en las circunstancias actuales.

Los políticos debemos definir normas europeas para que los presupuestos asignados a las agencias comunitarias se gasten con la mayor eficacia posible.

 
  
MPphoto
 

  Roberto Gualtieri (S&D).(IT) Señora Presidenta, Señorías, es muy importante que este procedimiento presupuestario tenga éxito, no solo porque es el primero que tiene lugar tras la entrada en vigor del Tratado de Lisboa, que prevé un nuevo procedimiento y nuevas funciones para la Unión Europea, sino sobre todo porque se produce en un momento crucial para el futuro de Europa, que se encuentra afectada por una grave crisis.

Ante la crisis, muchos gobiernos piensan en un modelo de gobernanza económico basado exclusivamente en mecanismos de estabilidad, lo que implica reducir sus presupuestos nacionales e incluso el presupuesto europeo. Por nuestra parte pensamos que un presupuesto europeo más fuerte, con el apoyo de recursos propios y también de un impuesto sobre las transacciones financieras, constituye una condición necesaria para que la gobernanza económica europea sea eficaz y para lograr una mayor disciplina en los presupuestos nacionales. Por ello tenemos que decidir el camino a seguir y, para ello, las enmiendas que el Presidente en funciones del Consejo ha considerado inadecuadas resultan, de hecho, de suma importancia.

Sin embargo, como no podía ser de otra manera, los mayores desacuerdos se refieren a las cifras. A este respecto insto al Consejo a que se decida, porque no puede mantener estrictamente los márgenes y, al mismo tiempo, esperar que el Parlamento no avance sus propias prioridades. El Tratado de Lisboa es muy claro en este aspecto: el papel del Consejo es determinante en lo relativo a la cantidad del gasto, en tanto que el Parlamento tiene la última palabra en relación con la calidad del gasto. En relación con la rúbrica 4, no estamos en contra de que se aumenten los fondos para la Política Exterior y de Seguridad Común (PESC) ni para el Instrumento para los Países Industrializados (IPI+), pero no queremos que sea en detrimento de nuestras prioridades, en primer lugar Palestina y a continuación la cooperación para el desarrollo.

Por ello, el Consejo tiene tres opciones: puede aceptar las prioridades del Parlamento, puede aceptar una revisión de los márgenes o puede aceptar una mayor flexibilidad del presupuesto y en el presupuesto, y debe saber que el Parlamento defenderá unido sus prerrogativas y prioridades.

 
  
MPphoto
 

  Maria Da Graça Carvalho (PPE).(PT) Señora Presidenta, señor Ministro, señor Comisario, la recuperación económica de Europa sólo puede lograrse mediante un presupuesto ambicioso que refuerce políticas clave, como la de educación, juventud e investigación científica e innovación.

Me identifico con el proyecto de presupuesto del Parlamento par 2011, que debatimos hoy, porque aborda precisamente estas prioridades, y felicito a la ponente por ello. Por primera vez, el Parlamento se encuentra en pie de igualdad con el Consejo en esta materia. Este es el primer presupuesto que se aprobará con arreglo al Tratado de Lisboa. Por esta razón y debido a la crisis que experimenta Europa es importante que el procedimiento de conciliación tenga éxito.

Es fundamental que la UE disponga de un presupuesto para los ámbitos prioritarios y las nuevas competencias que le encomienda el Tratado, como las relativas a la energía, el espacio y la política exterior. Es importante que luchemos por nuestras convicciones, por un presupuesto con visión de futuro en una época de crisis. La propuesta del Parlamento refleja esta ambición. Solamente podremos hacer de Europa un lugar más atractivo para vivir y trabajar si reforzamos ámbitos como la ciencia y la innovación, y si contribuimos al crecimiento económico y a la creación de empleos de calidad.

 
  
MPphoto
 

  Estelle Grelier (S&D).(FR) Señora Presidenta, Señorías, como ha vuelto a poner de manifiesto nuestro debate, todos estamos de acuerdo en una cosa, a saber, que a medida que se amplía Europa, mayores son las competencias que se le encomiendan, mayores las ambiciones que muestra y menores los recursos de los que dispone para llevarlas a buen fin. Así pues, todos estamos de acuerdo en el diagnóstico, pero es evidente que no coincidimos en lo que tenemos que hacer para salir de este impasse financiero. En vista de que lo provisional se ha prolongado, el presupuesto de la Unión se ha convertido en prisionero de las aportaciones nacionales que constituyen casi un 75 % de sus recursos.

Si en estos momentos decidiéramos aumentar el gasto al límite máximo permitido por los Tratados, ello implicará una aportación adicional por más de 5 000 millones de euros para países como Francia y Alemania. Todos los presentes estamos de acuerdo que eso no es posible. No se trata de reforzar la disciplina, ya que son las personas y, en particular, las más pobres las que pagan un mayor precio por las consecuencias de estas políticas nacionales de austeridad.

En vista de que el sector financiero es el principal responsable de la crisis y de la explosión de la deuda pública, el Grupo de la Alianza Progresista de Socialista y Demócratas en el Parlamento Europeo propone la creación de una línea de «recursos propios» que se financiaría con un impuesto sobre las transacciones financieras; en la Comisión de Presupuestos, esta propuesta fue rechazada por la derecha, que mañana podría enmendarse y ajustar sus actos a las numerosas declaraciones que ha hecho en los medios de comunicación a favor de esta medida.

La quiebra de Lehman Brothers tuvo lugar hace poco más de dos años, y el Parlamento no debe dejar pasar esta oportunidad histórica para echar los cimientos de un nuevo modelo de desarrollo basado en recursos más duraderos y sin duda más justos en lo que se refiere a la redistribución de la riqueza y la solidaridad.

Al tratarse del primer presupuesto aprobado con arreglo al Tratado de Lisboa, con esta medida, nuestro Parlamento enviaría un vigoroso mensaje para indicar que no tiene la intención de hacer uso de sus nuevas competencias de codecisión para gestionar la penuria, es decir, quien de Pedro o Pablo quedará desnudo. Si mañana nos damos los medios para aumentar el presupuesto de la Unión nos daremos los medios para llevar a cabo una política ambiciosa en materia de recuperación económica, investigación, industrial y de empleo. No podemos dejar pasar esta oportunidad que los ciudadanos europeos esperan que tomemos y que, en todo caso, los operadores financieros esperan de nosotros.

 
  
MPphoto
 

  Georgios Stavrakakis (S&D).(EL) Señora Presidenta, señor Wathelet, señor Comisario, Señorías, todos estamos de acuerdo en que, en la actual crisis económica, el marco financiero plurianual vigente ha demostrado ser inadecuado para financiar numerosas prioridades políticas importantes. Las negociaciones sobre el presupuesto para 2011 tienen lugar en un momento especialmente difícil. Por una parte, varios Estados miembros insisten en que se hagan recortes debido a la crisis económica, mientras que por la otra, importantes sectores presupuestarios ya registran un déficit, como los destinados al crecimiento, el empleo y las relaciones exteriores. La crisis económica y social afecta a toda Europa, por lo que la única respuesta posible es una respuesta europea, a través de