Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2007/0255(NLE)
Ciclo de vida en sesión
Ciclos relativos a los documentos :

Textos presentados :

A7-0362/2010

Debates :

PV 18/01/2011 - 3
PV 18/01/2011 - 5
CRE 18/01/2011 - 3
CRE 18/01/2011 - 5

Votaciones :

PV 19/01/2011 - 6.8
PV 19/01/2011 - 6.9
CRE 19/01/2011 - 6.8
Explicaciones de voto
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P7_TA(2011)0015

Acta literal de los debates
Martes 18 de enero de 2011 - Estrasburgo Edición DO

5. Acuerdo de Estabilización y Asociación CE-Serbia - Acuerdo de Estabilización y Asociación entre la CE y Serbia (continuación del debate)
Vídeo de las intervenciones
Acta
MPphoto
 

  Presidenta. – De conformidad con el orden del día, se procede a la continuación del debate conjunto sobre el Acuerdo CE-Serbia.

 
  
MPphoto
 

  Maria Eleni Koppa, en nombre del Grupo S&D.(EL) Señora Presidenta, a mí también me gustaría felicitar al señor Kacin por el texto equilibrado y detallado que ha presentado. El Grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo apoya sin reservas las expectativas de adhesión de Serbia, un país que ha conseguido un progreso enorme durante los últimos años y que representa la base para consolidar la paz y la estabilidad en los Balcanes Occidentales. Por lo tanto, la aprobación del Acuerdo de Estabilización y Asociación por parte del Parlamento hoy es un momento histórico y nos alegramos de ello. En la resolución del Parlamento Europeo, también acogemos con agrado la solicitud de adhesión presentada por este país, pero destacamos que todavía es necesario adoptar otras medidas.

Debe quedar claro que el desarrollo de la cooperación regional todavía es la principal prioridad de la Unión en los Balcanes Occidentales. Siendo así, la cooperación entre Serbia y el Tribunal Penal Internacional es una obligación internacional absoluta y debe avanzar rápidamente, no porque Europa lo desee, sino porque la administración de la justicia requiere la reconciliación con el pasado y permite que mejoren las relaciones entre todos los pueblos de la antigua Yugoslavia.

Sin embargo, no debemos olvidar que el pueblo serbio fue víctima de esta guerra. Serbia ahora es el país con el mayor número de refugiados y desplazados internos de Europa; personas que necesitan atención y vivienda e integrarse en el mercado de trabajo. La Unión debe ofrecer apoyo práctico a todas las iniciativas en esta dirección, especialmente en vista de la crisis crediticia. Por consiguiente, saludamos el reciente compromiso de los Presidentes de Serbia y Croacia para hallar soluciones conjuntas al problema de los refugiados.

La decisión de entablar un diálogo con las autoridades de Kosovo es de especial importancia para la estabilidad en la zona. Apoyamos el diálogo, que es necesario que comience lo antes posible, por el bien de todas las personas que residen en Kosovo y esperamos que contribuya al futuro europeo común de los pueblos de la región. Para finalizar, quisiera felicitar al Vicepresidente del Gobierno serbio, el señor Đelić, por su declaración de ayer, a la Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento Europeo, de que Serbia está intentando alcanzar un acuerdo histórico sobre Kosovo. Este acuerdo es realmente necesario y todos debemos ayudar a lograrlo.

 
  
MPphoto
 

  Norica Nicolai, en nombre del Grupo ALDE.(RO) Señora Presidenta, como liberal, debo señalar que el Grupo de la Alianza de los Demócratas y Liberales por Europa es un grupo que siempre ha apoyado el proceso de ampliación porque creemos en una Europa que abarque a todos sus miembros, a saber, una Europa unida y poderosa. Como rumana, no puedo sino saludar esta vía europea que está siguiendo Serbia, aunque también deseo señalar que Serbia es un país europeo y su viaje hacia Europa no se completará sin dificultades que surgen de un pasado conflictivo. No obstante, Serbia debe mirar hacia el futuro e intentar olvidar el pasado, porque la reconciliación con el pasado no debe obstaculizar un futuro destino en Europa.

Deseo señalar que es primordial que los criterios de Copenhague se apliquen adecuada, firme y escrupulosamente para toda la región, lo que significa también para Serbia, porque solo ellos garantizan el respeto por los valores europeos, el Estado de Derecho y las democracias viables. Creo que estos dos últimos años desde que se tomó la decisión histórica de embarcarse en el camino europeo demuestran que tanto el Gobierno de Belgrado como el pueblo serbio están motivados y decididos. Ellos creen sinceramente en este proyecto europeo porque qué otra cosa puede ser más importante que las decisiones europeas adoptadas por un Gobierno que no ha sido obligado a tomar estas decisiones mediante requisitos jurídicos o requisitos estipulados por las normas de este juego político.

También resulta crucial que Serbia estabilice su economía. De hecho, las señales que estamos viendo en este momento en la economía serbia son excelentes. Es esencial que estabilice su democracia. Sin embargo, se debe prestar mucha atención al multiculturalismo en los Balcanes, que ha sido un asunto delicado. El problema de las minorías en esta región no debe generar conflictos. Creo que un modelo que promueva la asistencia y el apoyo a las minorías y la reconciliación cultural es absolutamente imprescindible.

 
  
MPphoto
 

  Marije Cornelissen, en nombre del Grupo Verts/ALE. – (NL) Señora Presidenta, el Grupo Verts/ALE apoya incondicionalmente la adhesión de Serbia a la UE. Por lo tanto, nos complace el rumbo inequívocamente proeuropeo del Gobierno actual. Sin embargo, en mi opinión, ninguna de las partes va a ganar ningún premio precisamente por el modo en el que ha estado gestionando el proceso de adhesión. La UE simplemente se está dejando tratar sin respeto.

Con el fin de apoyar la política proeuropea de Serbia, este país recibió una exención de visados antes de que hubiera cumplido los criterios. Serbia recibió el dictamen en octubre, a cambio de adoptar una posición moderada respecto a Kosovo. La UE está dando a entender que son los juegos políticos, y no la observancia de los criterios, lo que determinará el proceso de adhesión. No deberíamos tener que recompensar a Serbia por comportarse como una democracia europea madura. De hecho, deberíamos poder esperar que Serbia asumiera habitualmente un papel responsable como líder regional con respecto a Kosovo y Bosnia, sin tener que recompensarle de la misma forma en que se da un caramelo a un niño pequeño por portarse bien.

Una cosa que al menos deberíamos hacer para dejar de ceder cada vez que se trata de la búsqueda de Mladić y Hadžić. Aquí estamos hablando de los autores de horrendos crímenes de guerra y genocidio. No se debería permitir que quedaran impunes. Serbia puede, y debe, hacer mucho más para detenerles. No podemos permitir que la plena cooperación con el TPIY se convierta en una insignificancia que pueda pasarse por alto en aras de la diplomacia. El veredicto sobre esto debe corresponder a quienes se encuentran en posición de juzgar si Serbia está cooperando totalmente y esa persona es el fiscal Brammertz. Por ese motivo, les pido que voten a favor de nuestra enmienda.

 
  
MPphoto
 

  Charles Tannock, en nombre del Grupo ECR.(EN) Señora Presidenta, los progresos de Serbia hacia su adhesión a la UE están cobrando intensidad, y con razón, como queda demostrado en el excelente informe Kacin.

Cuando estuve en Serbia el pasado mes de octubre, me impresionó el compromiso y el esfuerzo del dinámico Gobierno democrático de orientación occidental de Serbia. Este país, sin duda, tiene mucho que hacer, en relación con la reforma judicial y la lucha contra la delincuencia organizada. Nosotros en el Grupo ECR esperamos que Ratko Mladić sea capturado y enviado a La Haya, aunque no hay ninguna seguridad de que él se encuentre en territorio serbio. Sin embargo, es primordial que los progresos de Serbia sean correspondidos y recompensados por la UE y sus Estados miembros, por ejemplo, ahora ratificando el AEA, sobre todo porque algunos vecinos de Serbia, como por ejemplo Croacia, están mucho más avanzados en el camino hacia la adhesión a la UE.

La relación de Serbia con Kosovo es problemática pero no irresoluble. Personalmente, creo que un acuerdo pleno y final que sea equitativo y se base en la división y los principios de «tierra a cambio de paz» que vemos en Oriente Medio sería la mejor solución. En mi opinión, la UE debería evaluar adecuadamente esta opción durante el próximo diálogo organizado por la Alta Representante. Rechazarla sin más sería una decisión peligrosamente estrecha de miras y solo perpetuaría la situación de incertidumbre de Kosovo en cuanto al reconocimiento internacional en el ámbito de la UE, la OTAN y las Naciones Unidas.

 
  
MPphoto
 

  Miloslav Ransdorf, en nombre del Grupo GUE/NGL. (CS) Señora Presidenta, el personaje más importante de la historia serbia, San Sabas, decía que los serbios son un pueblo de Oriente y de Occidente. De aquí surge el problema de que ellos no confían en la gente de Occidente, porque se consideran orientales, y no confían en la gente del Este porque se consideran occidentales. De hecho, Serbia es un puente entre el Este y el Oeste de Europa, un país clave para la unidad europea y, por último, incluso la novela del gran escritor serbio, Dobrica Ćosić, El tiempo de la muerte, demuestra que Serbia es de vital importancia cuando están en juego la unidad o la desintegración de Europa.

Creo que ya hora de que nos demos cuenta de la importancia fundamental de Serbia para la unidad europea. Es la principal economía balcánica y no habrá ninguna unidad europea sin los Balcanes. Me gustaría destacar que tenemos tareas comunes que pueden afrontarse con relativa rapidez, como por ejemplo, los problemas de los refugiados en Serbia (este país tiene unos 750 000 refugiados en su territorio), los problemas medioambientales (algunos de los cuales se remontan a los años noventa) y la operación de rutas de navegación en el Danubio (tenemos un intergrupo de trabajo en el Parlamento Europeo dedicado al Danubio) y también deberíamos procurar ayudar a Serbia en una valiente reforma de la judicatura y en la lucha contra la delincuencia organizada.

 
  
MPphoto
 

  Nikolaos Salavrakos, en nombre del Grupo EFD.(EL) Señora Presidenta, creo que el informe del señor Kacin consigue un equilibrio perfecto, por lo que le felicito. Los progresos de Serbia en términos de las reformas necesarias se reflejan en este informe de un modo realista. Ayer, el Viceprimer Ministro de Serbia ofreció una presentación satisfactoria de la evolución de los acontecimientos a la Comisión de Asuntos Exteriores.

No obstante, un importante asunto pendiente es la cooperación con el Tribunal Penal Internacional, incluida la entrega de los últimos fugitivos a La Haya, siendo este un prerrequisito fundamental para el avance de Serbia hacia la adhesión.

La libertad de prensa es uno de los problemas más importantes que el Gobierno serbio debe resolver; no debería existir ninguna presión política ni otras influencias que obstruyan la independencia de los periodistas serbios.

Otro problema acuciante para Serbia es el gran número de refugiados y desplazados internos que afrontan problemas de alojamiento y pobreza, mientras que la tasa de desempleo se sitúa cerca del 19 %. Pienso que deberíamos ayudar a Serbia y no debemos olvidar que este país recientemente salió de una guerra.

 
  
MPphoto
 

  Barry Madlener (NI).(NL) Señora Presidenta, no deberíamos centrarnos solamente en detener y juzgar al criminal de guerra Mladić. Serbia tiene problemas enormes con la delincuencia organizada. Varios oradores ya lo han mencionado y no debemos subestimar esos problemas. Se han logrado progresos, por supuesto, pero no bastan para alcanzar un nivel aceptable, ni mucho menos.

Otra cosa, desde luego, es que Serbia es un país pobre, como todos esos países candidatos. Estos son países pobres y su adhesión será muy costosa para los ciudadanos europeos. Serbia es un país aún más corrupto que Rumanía y Bulgaria. Nunca se debería haber permitido que Rumanía y Bulgaria entraran en la Unión. Esto dará lugar a muchos problemas importantes en términos de corrupción y Serbia está todavía más corrupto. Lo considero un problema especialmente persistente y que no puede resolverse como si tal cosa. Por eso les pido que no lo subestimen.

Además, la posible adhesión de Serbia, al igual que la exención de visados, resultará en aún más emigración hacia Europa Occidental, emigración que no nos beneficiará.

 
  
MPphoto
 

  Adrian Severin (S&D).(EN) Señora Presidenta, el Acuerdo de Estabilización y Asociación y la integración europea de Serbia son importantes para Serbia y la Unión Europea.

Me gustaría hacer dos puntualizaciones. Con el fin de negociar el acuerdo y gestionar el proceso de integración adecuadamente, la Unión Europea debería empezar identificando y reconociendo sus propios intereses. Europa tiene un problema albanés sin resolver, una falta de coherencia geopolítica en su flanco meridional y un agujero negro de delincuencia organizada y corrupción en su zona balcánica. Esto significa que en el centro de la Unión, se necesita la ampliación de un mercado funcional y cohesivo y mejores corredores de transporte en esa zona. Ninguno de estos problemas puede resolverse sin la contribución de Serbia.

En segundo lugar, tenemos que evitar tratar a Serbia como un país europeo de segunda clase y sermonearle siempre. Ciertamente Serbia ha cometido muchos pecados, pero la contribución euroatlántica a los pecados cometidos siempre fue considerable. Sin duda, 2011 es un año de oportunidades desafiantes tanto para Serbia como para la Unión Europea. No podremos responder bien a esas oportunidades a menos que dejemos a un lado todo el narcisismo y tratemos a Serbia de igual a igual.

Solo una Serbia digna puede ser un socio fiable para una reconciliación histórica en los Balcanes y una reunificación histórica dentro de la Unión Europea. El informe del señor Kacin contribuye extraordinariamente en esa dirección.

 
  
MPphoto
 

  Sarah Ludford (ALDE).(EN) Señora Presidenta, me sumo a quienes han elogiado y agradecido el informe elaborado por mi colega, Jelko Kacin, y estoy totalmente de acuerdo con sus observaciones de que el futuro de Serbia reside en la Unión Europea y que Serbia llegará a ser un interlocutor importante a la hora de garantizar seguridad y estabilidad en la región de los Balcanes Occidentales.

Durante los últimos diez años he apoyado el objetivo de adhesión a la UE para los países de los Balcanes Occidentales, incluso cuando era Vicepresidenta de la Delegación de los Balcanes. Trabajé estrechamente con nuestro ponente en la defensa de la exención de visados y hace un año me alegré de que esto se consiguiera para Serbia, entre otros. Creo que esta es una contribución realmente primordial para los contactos entre las personas y para ampliar horizontes y, en última instancia, para garantizar la seguridad en su sentido más amplio.

Ya se han mencionado algunos de los retos que afronta Serbia. Quisiera añadir algo sobre el reto de la reforma judicial. El informe de la Comisión sobre los progresos expresaba cierta preocupación sobre los procedimientos de nuevos nombramientos que se están llevando a cabo de forma poco transparente, poniendo en peligro el principio de independencia de la judicatura y creando un alto riesgo de influencia política. Evidentemente, esa es una cuestión fundamental en términos del Estado de Derecho.

En cuanto a la cooperación con el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia, en La Haya, el señor Kacin anoche dijo a la Comisión de Asuntos Exteriores que Serbia está haciendo cuanto está en su mano por localizar y detener a las dos personas acusadas y enviarlas a La Haya, pero Serge Brammertz, el Fiscal General, en su discurso al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en septiembre, dijo que Serbia necesitaba reducir la diferencia entre su compromiso declarado con las detenciones y la eficacia de sus operaciones sobre el terreno. No estamos viendo resultados. Serbia debe adoptar un enfoque con más iniciativa para detener a los fugitivos, así que me temo que hay una diferencia entre la retórica y la realidad, y se debe reducir esa diferencia por completo.

 
  
MPphoto
 

  Franziska Katharina Brantner (Verts/ALE).(DE) Señora Presidenta, nosotros también defendemos la adhesión de los Balcanes Occidentales a la Unión Europea y, por supuesto, también la de Serbia. Cada país es distinto, sin duda, pero la región está interconectada y las medidas de cada país de la región repercuten de forma crucial en el éxito del proceso.

En este contexto, me gustaría señalar de nuevo que, para nosotros, el proceso de adhesión de Serbia no puede avanzar más sin el consentimiento absoluto del Tribunal Penal Internacional y, como acaba de decir mi colega diputada, una cooperación con más iniciativa y, sobre todo, más eficaz con el Tribunal sobre el terreno.

También se han producido avances positivos. Uno de ellos fue la adopción de la Ley de igualdad de género, que nos alegró mucho. Lo que queremos ver ahora es que su aplicación se lleve a cabo con mucha rapidez y pedimos a la Comisión que ponga recursos a disposición de este proceso. Si esta región quiere crecer en su conjunto, también necesitamos más opciones de transporte público en la región. También en este sentido, insto a la Comisión a que ofrezca más apoyo y financiación en este ámbito por medio del Instrumento de Ayuda de Preadhesión (IPA), ya que estamos convencidos de que lo que se necesita es contacto entre la población y no solo entre los líderes. Este aspecto puede fomentarse mucho si la población de la región tiene mayor facilidad para desplazarse.

La movilidad también es una cuestión que me gustaría comentar brevemente antes de acabar, en concreto con respecto a las placas de matrícula de vehículos que Belgrado sigue emitiendo para siete regiones del norte de Kosovo. Pedimos a Belgrado que finalmente deje de emitir estas placas de matrícula para Kosovo.

 
  
MPphoto
 

  Ryszard Czarnecki (ECR).(PL) Señora Presidenta, Serbia es un país europeo. Serbia forma parte de la historia europea. Serbia forma parte de la cultura europea. Serbia no solo forma parte de la geografía de Europa. Por lo tanto, Serbia debe formar parte del mapa político de Europa, así que no busquemos pretextos para prolongar el camino de Serbia hacia la Unión Europea. Me da la impresión de que a veces la UE hace caso omiso de ese país y se ha producido una desigualdad entre el trato de determinados países de los Balcanes y Serbia. Debemos acabar con esta desigualdad de una vez por todas. No busquemos pretextos —e insisto en esto de nuevo— para prolongar el camino de Serbia hacia la Unión Europea. La nación serbia ha hecho lo suficiente para recibir un lugar entre las naciones de Europa lo antes posible.

 
  
MPphoto
 

  Bastiaan Belder (EFD).(NL) Señora Presidenta, en este momento, la crisis económica en Serbia y en los Balcanes Occidentales está alcanzando el punto crítico. Esta situación precaria conlleva el peligro de un nuevo aumento repentino de los sentimientos populistas y nacionalistas. Comisario Füle, ¿no es hora de que establezcamos un fondo de desarrollo para los Balcanes Occidentales similar al Plan Marshall de posguerra?

Señor Comisario, tengo una segunda pregunta para usted. Ayer una persona con acceso a información privilegiada me informó de un posible nuevo caldo de cultivo en Serbia. Esto tiene que ver con las actividades de las fuerzas islamistas radicales en Sandzak. Un nombre que ha estado circulando a este respecto es el del muftí regional, el señor Zukorlić. ¿Qué información específica tiene la Comisión Europea sobre este asunto y qué contramedidas está considerando la Comisión?

 
  
MPphoto
 

  Dimitar Stoyanov (NI). (BG) Señora Presidenta, decenas de miles de búlgaros residen en la parte oriental de Serbia, en las zonas alrededor de Bosilegrado y Caribrod. Cuentan con una minoría étnica que se quedó en Serbia después de que finalizara la Primera Guerra Mundial.

No se alejaría mucho de la verdad decir que se encuentran entre las poblaciones más pobres de Europa. No solo el Gobierno serbio no ha hecho nada al respecto —como inversiones, para conseguir que la economía de la región funcione un poco— sino que en noviembre del año pasado, sin ninguna explicación e infringiendo sus acuerdos internacionales, detuvo a un grupo de ciudadanos búlgaros que llevaban ayuda a los niños de la región que venían a aprender a Bulgaria.

Quisiera recordar a los representantes del Gobierno serbio que la libre circulación de personas y la apertura de fronteras representan un valor fundamental de la Unión Europea. Y mientras que ustedes no se enteren ni lo apliquen, aquí no hay sitio para ustedes.

 
  
MPphoto
 

  Elmar Brok (PPE).(DE) Señora Presidenta, señora Győri, señor Comisario, Señorías, me gustaría dar las gracias al señor Kacin por su propuesta. Su informe motiva claramente que se vote a favor.

Creo que, en el caso de todas las cuestiones en las que seguimos criticando a Serbia, todos los imperativos de procesos internos de reforma, toda la necesidad de cooperar con el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia (TPIY), los asuntos relativos a la lucha contra la corrupción —que es de especial repercusión en Serbia en particular, con las actividades colectivas de la mafia que se producen e influyen en la vida económica—, la lucha en conexión con todo esto se debe librar con el paso del tiempo y esta es una condición para que Serbia siga su positiva trayectoria proeuropea hacia la adhesión a la Unión Europea, como se le prometió firmemente en Salónica y debemos cumplir esa promesa.

No obstante, también me gustaría decir que es necesario cooperar con Serbia. Basta con analizar la historia de la región para saber que solo puede existir un desarrollo pacífico duradero si Serbia está a bordo y que, por lo tanto, debemos ver a Serbia no solo como un solicitante de futura adhesión a la Unión Europea, sino también como un socio estratégico fundamental en el delicado desarrollo de toda la región y que, por esta razón, deberíamos ser una fuente de motivación y que no deberíamos tratar a Serbia peor que a países que son Estados miembros de la Unión Europea o que han avanzado mucho en su camino a la adhesión, por cualquier motivo histórico, ya sea a corto o largo plazo. Dado el coraje con el que el Presidente Tadić ha luchado por un rumbo europeo y lo asediado que se encuentra por los problemas de Serbia, resulta imperativo que apoyemos a estas fuerzas políticas y les ayudemos para que puedan demostrar a su población que el camino a Europa, en vez del camino nacionalista, también es el camino correcto para los ciudadanos.

Por esta razón, me gustaría invitarles a todos, y a los Estados miembros en particular, a avanzar rápidamente en el proceso de ratificación y, de esta forma, transmitir el mensaje de que las medidas que Serbia está adoptando para acercarse a Europa deben recibir apoyo de tal manera que, a la larga, podamos lograr seguridad en la región.

 
  
MPphoto
 

  Hannes Swoboda (S&D).(DE) Señora Presidenta, estuve en Croacia hace unos días y allí nunca se ha hablado tanto sobre Serbia como en los últimos días y en un sentido muy positivo debido precisamente a lo que decía el señor Brok, los valientes avances que el señor Tadić ha logrado junto con el Presidente Josipović —y también soy consciente de que el Viceprimer Ministro Đelić ha participado mucho al respecto— son avances importantes hacia Europa. Estos son elementos de una colaboración regional, pero una colaboración regional con una gran importancia política y humanitaria. Por consiguiente, es muy importante —y en este sentido respaldo totalmente lo que han dicho el señor Brok y otros diputados— que motivemos a Serbia para que siga adoptando este tipo de medidas.

Obviamente, esto también es válido para las relaciones con Bosnia y Herzegovina. Todos sabemos lo importante que es que Serbia se implique verdaderamente —y eso mismo es válido para el caso de Croacia— con el fin de que el país se mantenga unido y también lleve a cabo las reformas oportunas. En este sentido, Serbia es muy valiente y es absolutamente fundamental para la colaboración regional.

No obstante, una cuestión crítica que deseo plantear es la colaboración con el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia (TPIY). Por supuesto, había invitado al señor Brammertz a que asistiera al grupo de trabajo de la Comisión de Asuntos Exteriores que presido. No estamos del todo satisfechos en este ámbito, se puede hacer mucho más. Nuestras sugerencias en este sentido no han sido atendidas realmente. Así que me gustaría pedirles a todos que presionen para que esto suceda.

Como ya ha dicho la señora Koppa, esta no es solo una cuestión para Europa. Serbia también debe trabajar en estos asuntos por su propio país. Al igual que se ha producido esta disculpa en Vukovar, que sin duda pasará a la historia del país, la lucha contra aquellos que han cometido delitos importantes también debe continuar.

 
  
MPphoto
 

  Anna Ibrisagic (PPE).(SV) Señora Presidenta, no podemos pasar por alto que Serbia ha logrado unos progresos enormes recientemente. Permítanme que les dé algunos ejemplos: la conclusión satisfactoria del proceso de liberalización de visados, la cooperación regional en las esferas de tráfico y energía, una voluntad política de contribuir al proceso de reconciliación en la región y una nuevo liderazgo político, que quedó patente en la visita del Presidente Tadić a Srebrenica y Vukovar.

Todas estas cosas demuestran no solo el liderazgo positivo de personas particulares y el gran deseo de Serbia de avanzar hacia la adhesión a la UE, sino también la decisión por parte de la población serbia de elegir precisamente este tipo de liderazgo.

Por lo tanto, nos alegramos de que ahora exista el Acuerdo de Estabilización y Asociación entre la UE y Serbia y de que transmitamos una señal clara a Serbia para demostrar que podemos ver los resultados de sus iniciativas y que Serbia tiene un lugar en la familia de la UE.

Es evidente que quedan muchos retos que afrontar: la lucha contra la delincuencia organizada, las constantes reformas jurídicas y hallar una solución a los problemas de las minorías. Sin embargo, la mayor parte de estos problemas no son exclusivos de Serbia, sino que también los comparten otros países balcánicos.

No obstante, una cuestión que es más bien exclusiva y que es necesario mencionar en este contexto es la cooperación con el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia en La Haya. La voluntad política existe en el Gobierno serbio. También se comprende el hecho de que es necesario cooperar con el Tribunal. Ahora esperemos que Ratko Mladić vuelva pronto a La Haya.

 
  
MPphoto
 

  María Muñiz De Urquiza (S&D).(ES) Señora Presidenta, un minuto para subrayar la importancia de que completemos la configuración de la Unión Europea con la candidatura de Serbia, que espero pueda confirmarse este año sobre la base de los importantes avances logrados por Serbia, reconocidos por el Consejo al decidir impulsar el proceso de adhesión y reconocidos por este Parlamento en el informe del Sr. Kacin, a quien felicito.

Y un minuto para recordar que las diferentes posiciones sobre Kosovo en el seno de la Unión Europea han favorecido el claro compromiso europeo de Serbia, esencial para la consolidación de la paz y la democracia en los Balcanes y para alcanzar un enfoque constructivo en la integración regional, como se puso de manifiesto el pasado 2 de junio con la celebración, bajo Presidencia española, de la cumbre de alto nivel de Sarajevo.

Espero que Serbia cuente con la plena colaboración de la Unión Europea para acometer las reformas que necesite en materia de justicia, en materia de lucha contra la corrupción y también en materia de diálogo intrarregional.

 
  
MPphoto
 

  Eduard Kukan (PPE).(EN) Señora Presidenta, me alegro de ver que Serbia ha demostrado una firme determinación y ha logrado progresos importantes en el proceso de integración. Cerrar el Acuerdo de Estabilización y Asociación (AEA) y aplicarlo son los próximos avances en este camino.

Hay que felicitar al Gobierno serbio por las medidas que ha adoptado para llegar a esta etapa. Estoy seguro de que el AEA reportará beneficios económicos y comerciales concretos para el país en ámbitos como el medio ambiente, la energía y el transporte, entre otros. Hasta ahora, trece países han ratificado este acuerdo. Espero que su ratificación por el Parlamento Europeo anime al resto a concluir pronto el proceso.

No obstante, todavía quedan retos por delante tanto para Serbia como para la UE. Es necesario que Serbia se comprometa a cooperar plenamente con el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia en la entrega de los restantes criminales de guerra a la justicia. También se necesita urgentemente avanzar en la lucha contra la corrupción y la delincuencia organizada e introducir más reformas en los sectores de la justicia y la administración pública. Igualmente, el Parlamento serbio ha de abandonar las prácticas de los mandatos en blanco y la distribución arbitraria de escaños en el Parlamento.

Por último, espero que el diálogo entre Serbia y Kosovo se oriente por el buen camino y garantice a la población mejores perspectivas para el futuro. El Parlamento Europeo siempre ha apoyado firmemente la integración de los Balcanes Occidentales. Serbia forma una parte fundamental de esa integración con este compromiso…

(La Presidenta interrumpe al orador)

 
  
MPphoto
 

  Emine Bozkurt (S&D).(NL) Señora Presidenta, este es un momento importante para la estabilidad en los Balcanes. Serbia ha demostrado claramente que ha optado por intentar conseguir un futuro europeo, pero tendrá que trabajar mucho para lograrlo. Existen varios obstáculos en el camino hacia su posible adhesión a la UE. Además, los dos últimos sospechosos del TPIY, Goran Hadžić y Ratko Mladić, todavía no han sido detenidos. Lamentablemente, como se pone de manifiesto en el informe del Fiscal General Brammertz, Serbia no ha conseguido convencer a la comunidad internacional de que está haciendo todo lo posible en la búsqueda de estos criminales.

De acuerdo con Brammertz, el Gobierno serbio, en lugar de esforzarse al máximo por detener a los sospechosos, en realidad ha hecho lo mínimo que se requería de él. Lo que necesitamos es un mensaje claro y unido por parte del Gobierno serbio. Asimismo, es importante que la Comisión Europea esté dispuesta a ejercer mucha más presión. También es importante que los derechos de las mujeres y los homosexuales sigan siendo prioritarios en el programa de trabajo de Serbia. Espero que Serbia haga todo lo posible por permitir un proceso abierto.

 
  
MPphoto
 

  Kinga Gál (PPE). (HU) Señora Presidenta, señora Győri, señor Comisario, en primer lugar, hay que felicitar al ponente y al ponente alternativo por alcanzar acuerdos adecuados en este texto y por elaborar un buen informe. El año pasado, Serbia adoptó medidas importantes para su integración en muchos aspectos, que el informe también tiene en cuenta, y por lo tanto me gustaría mencionar solo algunas cuestiones.

Entre ellas, la exención de visados, que las autoridades serbias deberían tomarse muy en serio y, en el futuro, deberían esforzarse al máximo por recomendar a los ciudadanos que no abusen de esta oportunidad, ya que de lo contrario se perjudicaría al acceso a las posibilidades europeas por parte de los jóvenes en el futuro, porque esta exención de visados —que nosotros siempre hemos apoyado— afecta precisamente a las generaciones jóvenes que reducen las diferencias con Europa y con esto no se debe jugar. Al mismo tiempo, Serbia debe lograr progresos inmediatos en la cooperación con el Tribunal Internacional y debe producir resultados en las negociaciones con Kosovo.

Sin embargo, lo que me gustaría destacar es la cuestión de los derechos de las minorías que figura entre los criterios de Copenhague. Me alegro de que el informe haya prestado atención a estos temas muy a tiempo porque Serbia debe continuar su actividad en este ámbito: las leyes sobre la situación Voivodina y sobre los consejos nacionales debe ponerse en práctica de forma que les permita tener efecto en la práctica. Sin embargo, la Unión Europea debe aprender de las adhesiones de 2004 y 2007 que estas…

(La Presidenta interrumpe a la oradora)

 
  
MPphoto
 

  Elena Băsescu (PPE).(RO) Señora Presidenta, la decisión tomada por el Consejo de iniciar el procedimiento para ratificar el Acuerdo de Estabilización y Asociación motivará a Serbia a continuar con sus reformas a fin de cumplir con los criterios de Copenhague. La entrada en vigor de este acuerdo abrirá el comercio entre la UE y Serbia y ofrecerá verdaderas posibilidades de adhesión.

Hasta ahora se han logrado progresos importantes, especialmente en la cooperación con EULEX en los ámbitos de la reforma del sistema judicial y la lucha contra la corrupción. Al mismo tiempo, creo que la negativa a reconocer la independencia de Kosovo no debe ser un obstáculo para las aspiraciones euroatlánticas de Serbia. Sobre todo, el Gobierno serbio ha demostrado su disposición a participar en un nuevo diálogo con Kosovo bajo los auspicios de la UE.

También quisiera mencionar el papel fundamental desempeñado por Serbia a la hora de salvaguardar la paz en los Balcanes. En este sentido, creo que es de suma importancia seguir con la política de puertas abiertas hacia todos los países de los Balcanes Occidentales. Rumanía ha apoyado sin reservas la ampliación de esta región hacia la UE y la OTAN, con mención especial de Serbia.

Acabaré señalando que los Estados europeos deben reconocer y, al mismo tiempo, fomentar las iniciativas y aspiraciones de este país. Tenemos el deber apoyar a nuestros socios de los Balcanes para que continúen por el camino euroatlántico que ya han elegido.

 
  
MPphoto
 

  Andrey Kovatchev (PPE). (BG) Señora Presidenta, señora Győri, señor Comisario, en primer lugar me gustaría agradecer al ponente, el señor Kacin, el buen trabajo que ha realizado en este informe. El futuro de Serbia y los Balcanes Occidentales se encuentra en la Unión Europea. Estoy convencido de que los errores históricos y las injusticias que han acontecido en los Balcanes durante el último siglo solo pueden superarse a través de la integración europea.

Nuestro objetivo común consiste en transformar las fronteras actuales de líneas de separación en líneas de unificación. No debería importar a qué lado de una frontera residan los ciudadanos, sea cual sea su origen étnico: ya estén en Nis o en Kalotina, en Caribrod o en Sofía, en Pristina o en Leskovac, la integración europea es la única vía hacia la estabilidad, la seguridad y la prosperidad, para los ciudadanos serbios y para sus vecinos.

El informe del Dr. Kacin incluye aspectos de lo que se ha logrado en Serbia y lo que queda por hacer. Este país tiene nuestro apoyo en su camino hacia la integración y seguirá teniéndolo. No obstante, aquellos de nosotros procedentes de Europa oriental podemos dar consejos útiles a nuestros amigos serbios para impedir que repitan nuestros errores.

Un consejo de este tipo sería abrir los archivos del sistema comunista represivo de Yugoslavia. En Bulgaria, hemos padecido la amarga experiencia de lo que conllevan los retrasos en la apertura de los archivos. Los antiguos servicios secretos están estrechamente vinculados a la corrupción y a la delincuencia organizada de la región. Felicito a Serbia en sus intentos por limitar la influencia de estructuras comunistas en su Gobierno. El futuro de un país democrático no debería estar controlado por su pasado totalitario.

Nosotros, en Europa oriental somos muy conscientes de la manipulación de los antiguos comunistas, que hacen cuanto pueden por presentar sus actividades como defensores del interés nacional. No se dejen engañar. Lo único que les interesa es su propio beneficio.

Quienquiera que controle el pasado también controla el futuro. Abrir los archivos de los servicios secretos comunistas indicaría claramente a Europa que Serbia desea romper con el régimen que la separó de Europa durante décadas. Los ciudadanos de la antigua Yugoslavia tienen derecho a conocer su historia más reciente.

Deseo que Serbia tenga éxito en su camino hacia la integración europea, en la que cuenta con nuestro apoyo. Esperamos ver a este país integrado en la familia democrática europea.

 
  
MPphoto
 

  Georgios Koumoutsakos (PPE).(EL) Señora Presidenta, deseo comenzar agradeciendo al ponente su excelente trabajo y el texto que ha presentado sobre Serbia. La ratificación del Acuerdo de Estabilización y Asociación UE-Serbia representa un acontecimiento de crucial importancia tanto para Serbia como para la Unión Europea. Ahora bien, la próxima etapa, el próximo paso importante, consiste en obtener la condición de país candidato. Creo que deberíamos tomar una decisión al respecto en el próximo mes de diciembre. No olvidemos que 2011 es un año preelectoral para Serbia, donde se celebrarán elecciones parlamentarias y locales en marzo de 2012.

Aquellos de nosotros que ayer tuvimos ocasión de escuchar al Viceprimer Ministro Đelić en la Comisión de Asuntos Exteriores fuimos testigos de la dedicación y determinación de Serbia a hacer todo lo posible por satisfacer los criterios y prerrequisitos europeos. También fuimos testigos de la posición positiva y constructiva de Serbia y el Gobierno serbio respecto al diálogo fundamental con Pristina. Debemos ayudar a Serbia.

 
  
MPphoto
 

  Radvilė Morkūnaitė-Mikulėnienė (PPE).(LT) Señora Presidenta, dadas las conclusiones del Consejo sobre los progresos realizados por Serbia en el ámbito de las reformas, deberíamos felicitar a este país, pero por desgracia, nos preocupan algunas cuestiones. Conforme Serbia toma las medidas necesarias para integrarse en la Unión Europea, se debe esforzar enormemente en algunas esferas, en particular, la mejora del entorno empresarial en Serbia. La experiencia de los inversores lituanos suscita preguntas lógicas sobre el entorno empresarial y la protección de las inversiones en Serbia. El Gobierno serbio acusó a empresas lituanas, que habían invertido 34 millones de euros, de impago y, violando el acuerdo entre Serbia y Lituania que contempla la promoción de inversiones y la protección mutua, puso fin al contrato de privatización. Serbia debe hallar los medios para asegurar transparencia y un entorno previsible para las empresas y ocuparse de las restricciones burocráticas, la inseguridad jurídica y asuntos similares. Huelga decir que apoyamos los objetivos de Serbia de integración en la Unión Europea y esperamos que Serbia afronte las cuestiones problemáticas.

 
  
MPphoto
 

  Csaba Sándor Tabajdi (S&D). (HU) Señora Presidenta, señora Győri, Comisario Füle, no solo estamos finalizando un proceso, sino que espero que podamos comenzar las negociaciones de adhesión este año, ya que Serbia ha logrado muchos resultados recientemente. Me gustaría mencionar el hecho de que el propio Fiscal General Brammertz considera que la cooperación con el Tribunal Internacional de La Haya es irreprochable. Durante mucho tiempo, esta ha sido una cuestión delicada. Eso mismo es válido para la asociación con la OTAN y lo que considero que es especialmente importante en el caso de los Balcanes Occidentales es que Serbia tiene una encomiable política para las minorías que podría servir de ejemplo a muchos Estados miembros de la UE, puesto que la autonomía cultural general que está presente en el funcionamiento real de los consejos de las diversas minorías nacionales garantiza la continua existencia de las minorías. Además, el avance en el problema de Kosovo, que es una cuestión sumamente complicada y compleja desde el punto de vista emocional, es de gran importancia, pero Serbia está optando por un camino muy positivo…

(La Presidenta interrumpe al orador)

 
  
MPphoto
 

  Ivo Vajgl (ALDE).(SL) Señora Presidenta, el informe de mi colega, el señor Kacin, es realista y esperanzador a partes iguales.

La plena integración de Serbia en la Unión Europea es por el bien de la estabilidad y seguridad europeas. Su integración también significará la eliminación, o dar un paso importante hacia la eliminación, de la zona gris del sudeste de Europa.

Apoyo a Serbia y sus objetivos estratégicos, de los cuales nos ha informado el Vicepresidente Đelić.

Serbia tiene la solución en sus manos y debe cumplir las condiciones. Esta también podría ser una oportunidad de hacer llegar a toda la población serbia el mensaje de que el General Mladić debería ser motivo de vergüenza, no de orgullo, para la nación serbia.

Quisiera destacar que acojo con satisfacción todas las medidas adoptadas por el Gobierno serbio y la población serbia destinadas a desarrollar una buena vecindad. Al mismo tiempo, debo señalar que la frontera es una de las cuestiones clave cuando se trata de relaciones de vecindad.

 
  
MPphoto
 

  Ulrike Lunacek (Verts/ALE).(DE) Señora Presidenta, yo también deseo expresar mi apoyo a la adhesión de Serbia a la Unión Europea y a la idea de que la población serbia tenga un futuro en una Europa común, al igual que lo tiene la región de los Balcanes Occidentales en su conjunto. Personalmente, también daré luz verde al Acuerdo de Estabilización y Asociación, aunque creo que debo señalar, al mismo tiempo, que la cooperación de Serbia con el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia (TPIY) todavía no es lo que debería ser. Yo también espero que se alcance una mayoría en este Pleno a favor de nuestra enmienda y que las palabras del señor Brammertz sigan siendo válidas en el futuro.

Me gustaría dar las gracias al señor Kacin por su informe y por una presentación de datos muy positiva, en algunas partes, sobre los progresos realizados en Serbia y, al mismo tiempo, sobre aquellos elementos donde todavía persisten los problemas.

Ahora vuelvo a las relaciones con la República de Kosovo. Como ponente sobre Kosovo en este Parlamento, hago un llamamiento a la administración serbia. Seguí muy atentamente lo que el Viceprimer Ministro Đelić dijo ayer, cuando declaró que la voluntad de formar parte de este acuerdo histórico está ahí, pero que también debe quedar claro que el diálogo entre la República de Serbia y la República de Kosovo...

(La Presidenta interrumpe a la oradora)

 
  
MPphoto
 

  Jaroslav Paška (EFD). (SK) Señora Presidenta, me gustaría comenzar expresando mi apoyo a que se firme un acuerdo de asociación con Serbia.

Serbia era, y sigue siendo, un país balcánico influyente. Sin embargo, los ciudadanos de este país han estado pagando, durante muchos años, los errores de sus líderes políticos, que llevaron al país a una difícil situación política por medio de sus decisiones arriesgadas. No obstante, si queremos estabilizar la situación política en los Balcanes a largo plazo, debemos mantener unas relaciones abiertas y correctas con todos los países de la región.

Por lo tanto, debemos considerar a Serbia un socio igual de serio que los demás países estables de la región, para que nosotros, en diálogo abierto y a través de una buena cooperación, ayudemos a los habitantes del país a integrarse lo antes posible y lo mejor posible en la comunidad de países europeos libres y democráticos.

 
  
MPphoto
 

  Krisztina Morvai (NI). (HU) Señora Presidenta, como húngara, me complace la Presidencia húngara y le deseo mucho éxito al Consejo, aunque este discurso sobre la adhesión de Serbia a la UE me dio una ligera impresión de tristeza y la sensación de que falta algo. Esto se debe a que no se mencionó en absoluto la muy cruda violación de los derechos humanos cometida contra nuestros compatriotas húngaros de Voivodina y me gustaría preguntar si la Presidencia húngara o la Comisión conocen los informes de las organizaciones de derechos humanos y los informes de los observadores, en primer lugar en el caso de los jóvenes de Temerin. El caso de los jóvenes de Temerin demuestra que se ha cometido una flagrante violación de los derechos humanos al imponer una sentencia excesivamente severa de un total de 61 años de prisión a cinco jóvenes por una pelea en un bar, que deben cumplir en condiciones propias del tercer mundo, siendo torturados y sometidos a un trato cruel e inhumano. La situación se agrava por el hecho de que, al mismo tiempo, los delitos más brutales cometidos contra personas húngaras no se investigan. ¿Saben ustedes que…

(La Presidenta interrumpe a la oradora)

 
  
MPphoto
 

  Andreas Mölzer (NI).(DE) Señora Presidenta, contrariamente a la opinión de esos defensores de la UE que ven el mundo de color de rosa, la adhesión a la Unión por sí sola no basta para resolver todos los conflictos así como así. En especial cuando se trata del Estado candidato de Turquía, puede verse que la UE aplica un doble rasero. Serbia, después de todo, está preparada para participar en negociaciones con Kosovo aunque la actitud de la UE es manifiestamente contradictoria: en Bosnia, se va a obligar a múltiples grupos étnicos a formar un Estado multicultural mientras que en Kosovo, se considera legítimo que un único grupo étnico se separe de un Estado.

No solo Serbia ha expresado su voluntad de negociar con Kosovo, sino que también se ha disculpado por el genocidio de Srebrenica. Sin embargo, a pesar de esto, se sigue acusando a Belgrado de no cooperar adecuadamente con el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia en La Haya. En cambio, las violaciones de derechos humanos que suceden en Turquía, donde simplemente discutir el genocidio armenio basta para merecer castigo, al parecer se pueden pasar por alto.

La acusación en contra del Primer Ministro kosovar, Thaçi, de comercio de órganos humanos también demuestra que los crímenes de guerra no pueden verse de forma unilateral. Estas acusaciones deben resolverse por completo. Para la adhesión a la UE, es muy importante que Serbia y Kosovo primero solucionen sus disputas.

 
  
MPphoto
 

  Victor Boştinaru (S&D).(EN) Señora Presidenta, el Acuerdo de Estabilización y Asociación con Serbia representa otro avance importante en el proceso de integración en la UE por parte de Serbia. Estamos hablando sobre un país cuyo progreso durante los últimos años ya ha sido impresionante y creo que una mayor integración política y económica en el marco del AEA dará el impulso final que Serbia necesita en este camino hacia la UE.

En vista del importante papel que Serbia desempeña en los Balcanes Occidentales, el AEA influirá de manera positiva no solo en la UE y en Serbia, sino también en todo el conjunto de la región al mejorar su seguridad, estabilidad y desarrollo, además de establecer una base sólida para el proceso de ampliación en los Balcanes Occidentales.

Espero que, tras recibir la luz verde por parte del Parlamento Europeo, el proceso del AEA pueda concluirse lo antes posible. Por tanto, pido a los Estados miembros que aseguren que el proceso de ratificación se desarrolle sin problemas y lo más rápido posible.

 
  
MPphoto
 

  Jarosław Kalinowski (PPE).(PL) Señora Presidenta, la cooperación con nuestros vecinos europeos es un elemento esencial de la política comunitaria. Serbia, de forma similar a todos los países de la península balcánica, es un caso muy concreto. Debido a la disolución de Yugoslavia en los años noventa y las guerras que tuvieron lugar allí, estos países se han enfrentado a problemas económicos y políticos hasta el día de hoy. El papel de la Unión Europea consiste en apoyar a estos países y ayudarles. La historia nos ha enseñado que la situación política de la región afecta a todo el continente y que a todos nosotros nos afectan sus consecuencias durante mucho tiempo.

Hasta cierto punto, Europa asume parte de responsabilidad por los acontecimientos que sucedieron. Por esta razón, tenemos una mayor obligación moral hacia esos países y los acuerdos de los que hablamos hoy —la cooperación en todos los ámbitos y medidas para facilitar las cosas a los ciudadanos de esos países— son fundamentales, sobre todo para asegurar que esta historia no se repita.

 
  
MPphoto
 

  Zoran Thaler (S&D).(SL) Señora Presidenta, hoy se ha demostrado de nuevo que una Serbia democrática y europea tiene muchos aliados en la Unión Europea.

Es un hecho que solo una Serbia democrática y proeuropea tiene la oportunidad de compensar por un retraso de veinte años en el desarrollo de la democracia, la economía y la calidad de vida de sus ciudadanos.

El Gobierno democrático de Serbia y el Presidente Tadić merecen nuestro apoyo. Serbia es fundamental para la estabilidad de los Balcanes. Una Serbia moderna y europea tiene una responsabilidad importante al respecto.

En primer lugar, tiene la responsabilidad de asegurar un futuro mejor, estable, europeo y pacífico para el Estado vecino, Bosnia y Herzegovina, y en segundo lugar, llegar a un acuerdo histórico con la nación vecina de Albania.

Estos dos objetivos son las metas del actual Gobierno serbio, así que trabajemos junto a él y respaldemos sus objetivos.

 
  
MPphoto
 

  Andrzej Grzyb (PPE).(PL) Señora Presidenta, el Comisario Füle ha dicho que todo dependerá de que Serbia tome las decisiones correctas. Esto sin duda es así, pero al mismo tiempo, tenemos que ser conscientes, y lo sabemos como nuevos Estados miembros, de que se debe fortalecer este proceso. Serbia tomó la decisión correcta al firmar el Acuerdo de Estabilización y Asociación. Se comprometió a emprender una serie de reformas difíciles, indudablemente. Como Parlamento Europeo, debemos fortalecer estas reformas, porque no es solo el Gobierno sino principalmente la sociedad quien debe tomar esta decisión europea. Cuando estaba observando el referéndum constitucional, decía a los serbios, decía a mis colegas europeos: «mirad a Belgrado y a estas personas, los serbios, ellos son europeos y deberíamos ayudarles en sus reformas». Creo que todo lo que está pasando en el proceso de ratificación del Acuerdo de Estabilización y Asociación, así como la resolución del Parlamento Europeo, puede ayudar a Serbia en gran medida en esas reformas.

 
  
MPphoto
 

  Štefan Füle, Miembro de la Comisión. – (EN) Señora Presidenta, deseo dar las gracias a Sus Señorías por este intenso debate, que ha demostrado el apoyo constructivo de esta Cámara al proceso de integración de Serbia en la Unión Europea. El apoyo ofrecido por el Parlamento al proceso de ratificación del AEA es una señal importante para Serbia y contribuirá a intensificar sus esfuerzos en el camino hacia la Unión Europea.

Permítanme responder brevemente algunas preguntas que se han formulado durante el debate. En primer lugar, al señor Belder, sobre la región de Sandzak, yo diría que se trata más bien de una politización del asunto de la representación musulmana que de un aumento del islamismo radical. En ese contexto, esperamos con interés las próximas elecciones al Consejo nacional bosnio en abril de este año, que debería ser pacífico e inclusivo y ayudará a fomentar el diálogo y evitar la radicalización.

En cuanto a la pregunta del Fondo de Desarrollo, estamos dialogando con Serbia y otros países de la región de los Balcanes Occidentales sobre cómo hacer el mejor uso del IPA y cómo hacerlo aún más eficaz. Se está reflexionando sobre el apoyo al desarrollo tecnológico.

Respecto a la pregunta formulada por la señora Morvai, permítanme decir que prestamos especial atención a los derechos humanos y también a la protección de los derechos de las minorías. Le escribiré sobre un caso concreto al que se ha referido en su intervención.

Personalmente me siento muy motivado por el enfoque serio y constructivo que ha adoptado Serbia de la actual etapa del proceso de ampliación. Donde ayer hablábamos de preocupaciones, hoy hablamos de que Serbia se encuentra bien encaminada al hacer frente, por ejemplo, al importante asunto de la reforma judicial. Esta es una buena base para que Serbia aproveche plenamente el potencial de integración que ofrece el año 2011.

 
  
MPphoto
 

  Enikő Győri, Presidenta en ejercicio del Consejo.(HU) Señora Presidenta, señor Leterme, señor Comisario, Señorías, muchas gracias por este excelente debate. Se han hecho observaciones excelentes sobre un informe excelente y el hecho de que la mayoría de las cuestiones planteadas aquí se hayan incluido en el informe me ha demostrado la excelencia del informe, así que creo que esta es una base magnífica para el debate.

Todos ustedes han confirmado que no se trata de un proceso completado sino más bien de un comienzo. Tras este comienzo, creo que se discutirán todas las cuestiones que ustedes también han planteado durante el debate. Se han logrado progresos sustanciales y por eso hemos llegado al punto en que nos encontramos en el proceso y todavía queda mucho por hacer. Ustedes mismos han planteado numerosas cuestiones, como por ejemplo, el aumento de la democracia, los refugiados, el desarrollo de un entorno empresarial, los problemas relativos a la exención de visados o la situación de las minorías.

Hemos escuchado que se ha producido un gran avance en la política sobre las minorías en Serbia, como también ha señalado el señor Tabajdi, aunque, al mismo tiempo, los criterios de Copenhague están vigentes y la Comisión ha llamado la atención a este respecto. Este es un buen indicador para nosotros y observaremos esto de cerca en cada avance y cada evaluación que realicemos.

Asimismo, cabe mencionar que la situación es frágil. Estoy totalmente de acuerdo con esto y por ese motivo es especialmente importante que apoyemos a Serbia para que siga adelante por este camino. El señor Brok y el señor Swoboda también lo han señalado. Creo que el aspecto más esencial, como también ha mencionado la señora Nicolai, es que esta es una decisión que Serbia ha tomado por su propia voluntad; que Serbia se ha comprometido con la Unión Europea y la adhesión a la UE y nosotros contribuiremos a este proceso con todos los medios posibles. Considero que el hecho de que hayan elegido este camino por su propia voluntad es una garantía de que Serbia adoptará todas las medidas necesarias. Estoy muy segura, señora Presidenta, de que tras este equilibrado debate, el Parlamento dará su conformidad al Acuerdo de Estabilización y Asociación.

 
  
MPphoto
 

  Jelko Kacin, ponente.(SL) Señora Presidenta, el fructífero debate de hoy es la mejor ilustración del vivo interés en Serbia y el apoyo a este país aquí en el Parlamento Europeo y en otras instituciones europeas.

Entre todos los retos que heredó de las guerras de los años noventa, Serbia ahora se encuentra principalmente en el proceso de sentar las bases del Estado de Derecho.

La reforma judicial, que comenzó en 2009, sigue estando incompleta en muchos aspectos, pero requiere una rectificación sistemática.

El Estado de Derecho es el principal criterio de Copenhague. Serbia debe asegurar la independencia, la competencia y la eficiencia de sus autoridades judiciales con el fin de garantizar la seguridad jurídica y el desarrollo económico.

Acogemos con satisfacción los recientes esfuerzos de Belgrado por comprender estos retos. La restitución, es decir, la devolución de la propiedad confiscada y la protección de la propiedad privada, forma parte de esto.

Espero con interés la llegada del portavoz de la Asamblea Nacional de Serbia, que visitará el Parlamento Europeo ya este mes. Debemos fortalecer la función y la responsabilidad del Parlamento serbio y todos sus diputados.

Asimismo, debemos mejorar en atraer a la oposición serbia, que debe asumir más responsabilidad en el éxito del proceso de integración de Serbia.

La presentación de las respuestas del Gobierno serbio al cuestionario de la Comisión Europea, que el Primer Ministro Cvetković entregará al Comisario Füle este mes, será un avance histórico para el Estado serbio y para todos sus ciudadanos.

Creo que este avance será sumamente significativo y satisfactorio, por lo que también deseo a la Presidencia húngara mucho éxito en la promoción de fuerzas proeuropeas en Serbia.

Sé que la Oficina de Integración Europea del Gobierno serbio, dirigida por Milica Delević, está haciendo un trabajo excelente y, por lo tanto, la cooperación no será difícil.

Además, la presencia aquí hoy del señor Božo Đelić, el Viceprimer Ministro serbio y el Ministro de Ciencia, demuestra el gran interés por parte del Gobierno serbio en nuestro trabajo y en el futuro de Serbia en la Unión Europea.

Por último, me gustaría dejarles con una reflexión.

Hace menos de tres años, Serbia se encontraba al borde de un aislamiento autoimpuesto. En la actualidad, ese peligro ha pasado y Serbia se sitúa firmemente en el camino hacia la Unión Europea. El ritmo al que avanzará depende únicamente de Serbia.

Con esta resolución, instamos a Serbia a que continúe por su camino histórico y le transmitimos el claro mensaje de que apreciamos sus progresos y reconocemos todos los desafíos que está afrontando.

 
  
MPphoto
 

  Presidenta. – El debate conjunto queda cerrado.

La Comisión de Asuntos Exteriores ha presentado una propuesta de resolución para cerrar este debate. La votación tendrá lugar mañana a las 12.30 horas.

Declaraciones por escrito (artículo 149 del Reglamento)

 
  
MPphoto
 
 

  Jiří Maštálka (GUE/NGL), por escrito. – (CS) Saludo y apoyo todas las iniciativas que conducen a la rápida integración de Serbia en la UE, puesto que la mayoría de los ciudadanos serbios quieren esta integración. Sin embargo, al mismo tiempo, quisiera decir que la mayoría de las carencias por las que se censura a los serbios en el proyecto de resolución del Parlamento Europeo puede verse que surgen de los años anteriores de actuación destructiva por parte de algunos Estados miembros en los Balcanes y la agresión directa de la OTAN contra Serbia. Deberíamos facilitar la entrada de Serbia a la UE, ya que la adhesión no es una recompensa para este país, sino una oportunidad para la UE de contribuir a solucionar muchos problemas que en realidad ella provocó, ya fuera directa o indirectamente. Me gustaría llamar la atención urgente sobre la necesidad de un enfoque muy prudente y equilibrado en relación con las minorías étnicas en Serbia. El proyecto de resolución del Parlamento Europeo reconoce las «aspiraciones de la minoría albanesa» en Serbia y habla de respetar sus «derechos de autonomía provincial». Si los problemas de las minorías se «resuelven» mediante la creación de legislación colectiva que les proporcione derechos especiales, será una «solución» con consecuencias desastrosas para el Estado en cuestión y eso no solo se aplica a Serbia. La única forma de conseguir derechos de las minorías es promover y defender sistemáticamente los derechos humanos individuales.

 
  
MPphoto
 
 

  Csanád Szegedi (NI), por escrito.(HU) Hungría ratificó el Acuerdo de Estabilización y Asociación entre la UE y Serbia el 16 de noviembre de 2010. Hungría, que en aquel entonces preparaba su mandato en la Presidencia de la UE, no aprendió de su error histórico, cuando pudo haber hecho que la adhesión de Rumanía dependiera de la autonomía regional de las minorías húngaras autóctonas de Transilvania. Las consecuencias de esta oportunidad perdida todavía pueden sentirse hoy en día: se están profanando cementerios húngaros; en Transilvania está teniendo lugar un genocidio silencioso de población húngara. Mediante el Acuerdo de Estabilización y Asociación entre la UE y Serbia, la Unión Europea y el Ministerio de Asuntos Exteriores húngaro deben imponer la protección de las minorías. En la Unión Europea hay una gran presión por demostrar a los países candidatos, cerrando y acelerando acuerdos de asociación, que la adhesión a la UE es un objetivo alcanzable. Mientras que Jobbik apoya, por ejemplo, la adhesión de Croacia como país que cumple los criterios, se opone firmemente a más avances precipitados hacia Serbia. Se debe establecer un grado mucho mayor de autonomía para la minoría autóctona húngara que vive en Serbia, incluida la plena autonomía regional y cultural, como condición para la continuación del proceso de adhesión. Tampoco debemos descartar la idea de permitir que la población de Voivodina exprese su voluntad con respecto a su situación regional a través de un referéndum, aliviando así en cierto modo las heridas indelebles inflingidas a la población húngara en Trianon.

 
  
  

(La sesión, suspendida a las 10.25 horas, se reanuda a las 10.30 horas)

 
  
  

PRESIDE: Jerzy BUZEK
Presidente

 
Aviso jurídico - Política de privacidad