Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2010/2997(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclos relativos a los documentos :

Textos presentados :

B7-0157/2011

Debates :

PV 08/03/2011 - 15
CRE 08/03/2011 - 15

Votaciones :

PV 09/03/2011 - 10.2
Explicaciones de voto
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P7_TA(2011)0091

Debates
Miércoles 9 de marzo de 2011 - Estrasburgo Edición DO

11. Explicaciones de voto
Vídeo de las intervenciones
PV
  

Explicaciones de voto orales

 
  
  

Calendario de los periodos parciales de sesiones del Parlamento Europeo - 2012

 
  
MPphoto
 

  Gerard Batten (EFD). – Señor Presidente, mi explicación de voto se refiere al calendario para el año 2012. Resulta evidente que esta votación era un despropósito porque en el calendario no se contemplaba el problema de los tres Parlamentos: Estrasburgo, Bruselas y, cómo no, Luxemburgo. Parece que todo el mundo siempre se olvida de este último. Creo recordar que el coste total rondaba los 250 millones de euros al año.

Tengo una propuesta que considero bastante constructiva. En vez de reunirnos doce veces en Estrasburgo, podríamos celebrar doce sesiones en Estrasburgo durante la misma semana: primer día, tres sesiones; segundo día, tres sesiones; tercer día, tres sesiones; cuarto día: tres sesiones. De ese modo solo tendríamos que estar allí una semana al año. Así podríamos pasar el resto del tiempo en Bruselas, si fuera necesario, ahorraríamos dinero y nos evitaríamos multitud de problemas.

 
  
MPphoto
 

  Daniel Hannan (ECR). – Señor Presidente, una de las cosas más insólitas de la peregrinación mensual del Parlamento entre las dos sedes es que, a pesar de que proclamamos las virtudes de la rectitud fiscal, seguimos gastando cientos de millones de libras al mes en los cambios de los intérpretes, en los oficiales de las comisiones y en los parlamentarios. Hablamos del calentamiento global y, sin embargo, las flotas de camiones que han de llevar la documentación necesaria de un lado a otro siguen emitiendo miles de toneladas de gases de efecto invernadero.

Sé que muchos parlamentarios quieren conservar el simbolismo histórico de Estrasburgo. Personalmente, yo también creo que la UE, la unión de varias naciones, en vez de concentrar todas sus instituciones en Bruselas, debería repartirlas por otras partes del mundo. Pero es mejor que el Parlamento tenga una sola sede. Da igual cuál sea. ¿Por qué no nos reunimos siempre en esta preciosa ciudad de Alsacia o siempre en Bruselas?

Sea como sea, debemos acabar con el despilfarro. En estos tiempos de austeridad, debemos procurar ahorrar para poder devolverles algo a nuestros apurados contribuyentes.

 
  
MPphoto
 

  Bruno Gollnisch (NI).(FR) Señor Presidente, la votación que ha tenido lugar, aunque mayoritaria, ha sido una maniobra contraria a la letra de los tratados y deja bien claro que impone la celebración de doce periodos parciales de sesiones en Estrasburgo. Para suprimir uno de ellos, se pretende que se celebren dos sesiones distintas durante la misma semana. De este modo, se está intentando eludir una sentencia interpretativa que dictó el Tribunal de Justicia precisamente cuando el Parlamento solicitó la celebración de once sesiones en lugar de doce.

Durante veinte años, hemos sido testigos de una serie de maniobras subrepticias para privar a Estrasburgo de su categoría de sede de la Unión Europea. Es verdad, y muchos parlamentarios tienen razón a este respecto, que la situación actual es insostenible, pero no tenemos por qué hacer de Bruselas el Washington DC de la Unión Europea. Podríamos haber agrupado todas las actividades del Parlamento en Estrasburgo, pero para ello habría hecho falta algo más que la eterna negligencia de las autoridades francesas.

 
  
MPphoto
 
 

  Bernd Posselt (PPE). (DE) Señor Presidente, hoy el bando de Bruselas no ha derrotado al bando de Estrasburgo, pues también se ha suprimido una de las sesiones de Bruselas. El marcador queda: Bruselas-Estrasburgo, empate a uno. Pero, Señorías, hemos votado en contra de una ley. La decisión de celebrar las sesiones plenarias de agosto y octubre en una semana es ilegal porque el Tratado establece que las sesiones plenarias se deben celebrar mensualmente.

Del mismo modo, no podemos justificarla con la reducción de gastos porque dichos costes, que por cierto rondan los 70 millones de euros, cantidad más que suficiente, no se deben a Estrasburgo, sino a que, contrariamente a lo que estipula el Tratado, se están transfiriendo muchas actividades a las sombras de la burocracia de Bruselas.

Al concentrar nuestra labor en Estrasburgo, conseguiríamos ahorrar y, al mismo tiempo, ofreceríamos una imagen de autonomía democrática a Europa.

 
  
  

Informe: José Manuel Fernandes (A7-0049/2011)

 
  
MPphoto
 
 

  Peter Jahr (PPE).(DE) Señor Presidente, le he pedido la palabra para hablar de las negociaciones sobre el presupuesto porque creo que no siempre se trata al Parlamento Europeo debidamente a este respecto. Como miembros del Parlamento Europeo, debemos apoyar la austeridad, pero la realidad es que también debemos cumplir con nuestras responsabilidades adecuadamente. Por tanto, no tiene sentido aumentar, como se propone, el presupuesto del Parlamento Europeo, muy por debajo de la tasa de inflación. Por ejemplo, no se tiene en cuenta que ahora hay 18 parlamentarios más, que tenemos que financiar la entrada de Croacia a la UE ni que tenemos que hacer otras inversiones.

Supongo que finalmente se llegará a un acuerdo a este respecto.

 
  
  

Propuesta de resolución B7-0156/2011

 
  
MPphoto
 
 

  Erminia Mazzoni (PPE).(IT) Señor Presidente, Señorías, como saben, Turquía es uno de los socios estratégicos de la Unión Europea. Su ubicación es fundamental para los intereses económicos y políticos de la Unión y desempeña un papel importantísimo en la promoción de las actividades europeas en el Mar Negro y el fomento de las relaciones pacíficas en Oriente Próximo.

El Informe de 2010 relativo a los progresos en las negociaciones de adhesión de Turquía a la Unión Europea evidencian, no obstante, la lentitud del proceso y la resistencia de las fuerzas políticas turcas respecto a algunas disposiciones fundamentales del acuerdo de asociación. Señor Presidente, creo que las autoridades turcas no han hecho progresos relevantes en materia de justicia, derechos fundamentales, libertad de información, libertad religiosa e inmigración, a pesar de la presión de la ciudadanía.

Los intereses económicos de la región no pueden impulsarnos a hacer concesiones respecto a los derechos y libertades fundamentales. La resolución del Parlamento afronta la situación desde un enfoque resuelto y solicita a la Comisión y al Consejo que no eche a perder los resultados positivos conseguidos desde 2005 y, ante todo, que no invalide el acuerdo bilateral existente por una asociación privilegia hipotética.

Me preocupa que la hipótesis de la asociación comprometa la aceleración del proceso de adhesión, que debe seguir siendo nuestro objetivo principal.

 
  
  

Propuesta de resolución B7-0165/2011

 
  
MPphoto
 

  Jarosław Kalinowski (PPE).(PL) Señor Presidente, el agua cubre la mayor parte de la esfera terrestre. Sin embargo, no solemos apreciar el potencial y la importancia de los mares y océanos para el desarrollo económico.

La región atlántica es fundamental para la pesca, el transporte y la energía. Es la fuente de casi la mitad de las capturas mundiales y de una variedad de depósitos minerales como metales, petróleo o gas. Ahí también se dan devastadores fenómenos atmosféricos, cuyos efectos podrían ser catastróficos para las regiones costeras. Por tanto, resulta esencial elaborar una estrategia adecuada para la región atlántica que ponga énfasis en una buena gestión y contribuya a la protección del medioambiente y a mejorar la vida de los habitantes de la región.

 
  
MPphoto
 
 

  Erminia Mazzoni (PPE).(IT) Señor Presidente, Señorías, el debate sobre esta resolución debe centrarse en la Directiva 2008/56/CE o Directiva marco sobre la estrategia marina.

Como ha dicho el compañero que ha intervenido anteriormente, el contexto es la protección del medio marino porque la directiva de la que he hablado establece unos principios comunes basados en qué Estados miembros deben desarrollar sus propias estrategias en colaboración con terceros países para mejorar las condiciones ecológicas de las aguas marinas de las que son responsables.

Por tanto, la Estrategia europea para la región atlántica debería haberse basado en este marco y en las conclusiones del Consejo de 14 de junio de 2010, como manifestó en este Parlamento el señor Comisario.

Por el contrario, la resolución presentada a la votación del Parlamento no pertenece a este marco y propone, de manera un tanto independiente respecto a las consultas de la Comisión, una estrategia para una macrorregión que afronte cuestiones territoriales en vez de marítimas.

Esta orientación plantea una decisión diferente. Espero que la comunicación de la Comisión, de acuerdo con lo que se ha anticipado en este Parlamento, devuelva la iniciativa al ámbito de aplicación de la directiva sobre la estrategia marina integrada que apoyo en su forma actual. Por eso me he abstenido de la votación.

 
  
  

Propuesta de resolución B7-0156/2011

 
  
MPphoto
 

  Joanna Katarzyna Skrzydlewska (PPE).(PL) Señor Presidente, me alegro del resultado de la votación sobre el informe sobre Turquía. Estoy segura de que todos los intentos por hacer de Turquía una auténtica democracia pluralista y comprometida con la protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales merecen nuestro apoyo.

En los últimos años se ha demostrado que los esfuerzos de Turquía por convertirse en miembro de la Unión Europea están dando sus frutos. Los Estados miembros de la UE deberían seguir apoyando las reformas que Turquía está llevando a cabo. Debemos poner especial atención a los asuntos más problemáticos como la reforma constitucional, la libertad de prensa, los derechos de las mujeres y la protección de las minorías nacionales. También quisiera hacer hincapié en el problema relativo a la aplicación del Protocolo adicional al Acuerdo de Asociación CE-Turquía.

 
  
MPphoto
 

  Debora Serracchiani (S&D).(IT) Señor Presidente, Señorías, he votado a favor de la resolución sobre Turquía porque la reforma constitucional que tuvo lugar el último 12 de septiembre fue reconocida por unanimidad como un avance muy significativo de Turquía respecto a Europa.

Naturalmente, aún deben dar muchos más pasos de este estilo. En este sentido, quisiera expresar mi preocupación por los numerosos arrestos de periodistas. Del mismo modo, quisiera recalcar que Turquía es el séptimo socio comercial de la Unión Europea y que la Unión Europea es el principal socio comercial de Turquía. El comercio, que ha funcionado correctamente a lo largo de los siglos, ha favorecido la compenetración y el conocimiento pacífico de los pueblos.

Por ello aplaudo los importantes progresos que se han hecho en cuanto al comienzo de las conexiones entre la Unión Europea y Turquía, en particular mediante las autopistas del mar que cruzan el norte del Mar Adriático y el norte del Mar Tirreno, por donde transcurren más de 250 000 camiones al año en ambas direcciones además de un importante tren que transporta mercancías pesadas procedentes de los puertos con destinos del interior de la Unión Europea. De este modo, podremos quitar de la circulación por carretera a un número importante de vehículos. Espero que se continúe por este camino.

 
  
MPphoto
 

  Andrzej Grzyb (PPE).(PL) Señor Presidente, Turquía es un vecino importante de la Unión Europea y el informe presentado para el año 2010 hace hincapié en los cambios significativos que han tenido lugar en dicho país. No cabe duda de que los cambios constitucionales dan muy buena impresión y contribuyen de manera muy significativa a la democratización de Turquía.

Sin embargo, se debería progresar más en ciertos aspectos. En este sentido es fundamental, naturalmente, el fomento de las relaciones con los vecinos. Hasta que no encontremos una solución al problema de Chipre todos los demás asuntos quedarán en un punto muerto. La situación es similar en cuanto a las libertades civiles, entre ellas la libertad de religión. Espero que las conclusiones del informe permitan que se siga progresando en Turquía y que se reconozca que el país está cambiando, no solo desde una perspectiva económica, sino también en lo que respecta a otros ámbitos muy significativos desde el punto de vista de los derechos y las libertades civiles.

 
  
MPphoto
 

  Adam Bielan (ECR).(PL) Señor Presidente, como miembro de la delegación parlamentaria que fue enviada a Turquía, tuve la oportunidad de ver con mis propios ojos los progresos de Turquía respecto a su integración en la Unión Europea. Ciertamente deberíamos adoptar una actitud positiva en cuanto al modo en que las autoridades turcas han abarcado ciertas cuestiones como, por ejemplo, la libertad religiosa, los derechos de las mujeres, los derechos sindicales, la reforma judicial, la revisión de las leyes sobre radio y televisión y la mejora de las relaciones militares. Del mismo modo, estoy de acuerdo en que se deben mejorar las relaciones entre el Gobierno y la oposición, respetar la libertad de los medios de comunicación, inclusive Internet, mejorar la cuestión de los derechos civiles y el derecho a la libertad de asamblea y llevar a cabo una reforma minuciosa del sistema electoral. Otra cuestión inquietante es el aumento de la violencia doméstica y de los denominados crímenes de honor. Se debería prestar especial atención a la cuestión de la apertura de la frontera entre Turquía y Armenia y al apoyo a las negociaciones para estabilizar la situación de Chipre. Apoyo la resolución porque creo que la adhesión de Turquía a la UE beneficiará a los Estados miembros de la EU, entre ellos Polonia.

 
  
MPphoto
 

  Markus Pieper (PPE).(DE) Señor Presidente, me he abstenido en la votación sobre el informe relativo a los progresos realizados por Turquía porque no coincido con el análisis que ofrece. A pesar de que se han llevado a cabo algunas reformas, las críticas en cuanto a la censura de la libertad de prensa, las violaciones de los derechos humanos, el sistema electoral turco y la libertad de religión hablan por sí solas. La razón por la que me he abstenido es porque creo que el Parlamento Europeo debe ofrecer una respuesta mucho más contundente.

Si Turquía se niega a emprender una serie de reformas imprescindibles, tendremos que suspender las negociaciones sobre el proceso de adhesión. Ha llegado la hora de que este Parlamento solicite el cese de las negociaciones sobre la adhesión.

 
  
MPphoto
 

  Hannu Takkula (ALDE).(FI) Señor Presidente, es verdad que Turquía ha progresado mucho durante los últimos años, pero si tenemos en cuenta el cumplimiento de los criterios de Copenhague, Turquía tiene mucho camino por delante. Es muy probable que ninguno de nosotros vivamos para ver la adhesión de Turquía a la Unión Europea. A Turquía le queda mucho camino por recorrer concretamente en lo que respecta a nuestra asunción respecto a los derechos humanos, los derechos de la mujer y los derechos de la infancia. No obstante, estos valores siguen siendo fundamentales para la Unión Europea y la Comunidad.

También es imprescindible que se tenga en cuenta la situación de Chipre. Si Turquía quiere ocupar la mitad de Chipre, Estado miembro de la Unión Europea, evidentemente tenemos que mostrarnos tajantes al respecto. No podemos consentir que Turquía vaya a dos bandas y siga dos planes distintos. A este respecto, deberíamos fomentar su democratización y, al mismo tiempo, dejar bien claro que la Unión Europea no va a dejar sus valores de lado. Tenemos que garantizarlo.

 
  
MPphoto
 

  Daniel Hannan (ECR). – Señor Presidente, algún día se verá que la actitud de la UE hacia Turquía ha sido una equivocación, un error ético. Podríamos haber actuado con sensatez de acuerdo a dos políticas. Podríamos haber trabajado de buena voluntad en una adhesión eventual o podríamos haberles dicho desde un principio: «Miren, no va a haber ninguna adhesión, ¿por qué no encontramos una alternativa?». Pero en vez de eso hemos cruzado los dedos por detrás de la espalda y les hemos prometido que se iban a poder adherir a la UE. Hemos hecho promesas que no tenemos intención de cumplir.

Ahora bien, desde el punto de vista de Ankara, ¿creen que habrían hecho tantas concesiones, tan difíciles y dolorosas, en cuanto a la radiodifusión, la secularidad y sobretodo el asunto de Chipre, en el que se aisló a los chipriotas turcos, a pesar de que habían votado a favor del plan de la UE, y se recompensó a los chipriotas griegos que, en cambio, habían votado en contra?

Les hemos humillado con la masacre armenia y les hemos impuesto diez mil páginas de un acervo comunitario para luego, cuando todo termine, poder mandarles a tomar por saco.

Corremos el riesgo de crear precisamente lo que más miedo nos da: Un Estado alienado y antioccidental a la vuelta de la esquina. Los turcos defendieron a Europa durante cincuenta años del expansionismo bolchevique. Puede que algún día tengamos que pedirles que vuelvan a hacerlo con el extremismo yihadista. Se merecen algo mejor.

 
  
MPphoto
 
 

  Bernd Posselt (PPE).(DE) Señor Presidente, aunque comparto la preocupación del señor Pieper, he votado a favor de este informe. Como se ha dejado muy claro al principio del informe, consideramos que las negociaciones son un proceso muy largo cuyo final se desconoce. Hemos rechazado la propuesta del Grupo de los Verdes/Alianza Libre Europea, que pretendía delimitar la adhesión, al igual que hicimos con las propuestas socialistas de los últimos años. El Parlamento está actuando debidamente.

Sin embargo, pronto deberíamos dar el siguiente paso y decirle a Turquía, con toda sinceridad, como ha dicho el señor Pieper, que se ha descartado la adhesión turca porque desbordaría a Turquía y coaccionaría a la Unión Europea. No se puede concebir la integración Europea con Turquía como Estado miembro. Es un delirio del que no debemos formar parte.

En lo que respecta a los progresos realizados, personalmente creo que benefician especialmente a Turquía, nuestro mayor aliado y miembro del Consejo de Europa y las Naciones Unidas.

 
  
  

Propuesta de resolución B7-0157/2011

 
  
MPphoto
 

  Janusz Władysław Zemke (S&D).(PL) Señor Presidente, me gustaría hacer referencia al debate que tuvo lugar en esta Cámara sobre la integración de Montenegro en la Unión Europea. Durante el debate, yo pedí al representante de la Comisión y del Consejo un calendario para este proceso y solicité también información sobre cuando Montenegro podría ser un candidato de pleno derecho a la adhesión a la UE. Lamentablemente, no he recibido respuesta a esta pregunta. A pesar de esto, he votado a favor de que el Parlamento apruebe esta resolución porque considero que existen importantes razones para que hagamos esto. En primer lugar, se trata de una resolución que es importante para Croacia. En segundo lugar, la resolución constituye una señal para otros países que forman parte de los Balcanes. Creo, sin embargo, que existe un tercer motivo extremadamente importante, y es que se trata de una resolución positiva que demuestra que los valores de la Unión todavía son atractivos.

 
  
MPphoto
 
 

  Bernd Posselt (PPE).(DE) Señor Presidente, en lo relativo al proceso de ampliación, es necesario que desarrollemos medidas en línea con un marco regulatorio. Debemos, por lo tanto, finalizar las negociaciones con Croacia en junio, tal y como se había planeado, para posteriormente desarrollar el proceso de adhesión en otoño con nuestra votación. Queremos que Croacia sea miembro de la UE el próximo año o, como muy tarde, el siguiente.

Es necesario seguir avanzando pero, ¿cómo? Debemos integrar al resto de Europa Sudoriental, que si bien pequeña, es una región compleja. En primer lugar está Macedonia y después Montenegro. Esto es una señal para todos los demás Estados de que si cumplen con los requisitos, ellos también tendrán un lugar en nuestras filas. A diferencia de Turquía, estos son Estados europeos hasta la médula y, como tales, obviamente cuentan con un futuro en el seno de nuestra Comunidad.

Montenegro, concretamente, es un país pequeño que cuenta con una gran tradición europeísta. ¡Espero ya con gran interés las negociaciones con Montenegro!

 
  
  

Informe: Lívia Járóka (A7-0043/2011)

 
  
MPphoto
 

  Clemente Mastella (PPE).(IT) Señor Presidente, Señorías, todavía queda mucho por hacer en el ámbito de la lucha contra la discriminación en Europa. Coincido con la ponente, la señora Járóka, cuando afirma que incluso si se pudiese considerar que se ha eliminado la discriminación por motivo de origen étnico, la exclusión socioeconómica de la mayoría de la población romaní no habría desaparecido y continua siendo uno de los grandes desafíos que se nos exigirá resolver en los próximos años.

Se trata de una amplia serie de factores específicos como las desventajas geográficas, la educación insuficiente o el colapso de las economías de planificación central que atraen a una multitud de mano de obra poco cualificada.

Una estrategia que tenga por objeto la mejora de la integración socioeconómica de la población romaní no compromete sino que más bien completa la legislación de lucha contra la discriminación. Una gran cantidad de ciudadanos europeos de etnia romaní viven en condiciones tan precarias que una acción para favorecer la integración social ha de considerarse como un medio para salvar una de las mayores brechas en cuanto al respeto de los derechos constitucionales y humanos en Europa.

 
  
MPphoto
 

  Jens Rohde (ALDE).(DA) Señor Presidente, siempre que debatimos en el Parlamento la situación de la población romaní, el debate adquiere un tono acalorado. Existe un grupo que cree que no deberíamos adoptar ninguna medida —no es algo que afecte a la Unión Europea— y existe otro grupo que considera que gastemos lo que gastemos no es suficiente, incluso cuando este gasto no es eficiente. Ninguno de estos enfoques son realmente útiles y, en cualquier caso, así no resolveremos los problemas de la población romaní. Por lo tanto, es muy positivo que contemos con un informe como este. Es positivo porque ahora hemos tomado la decisión de prestar atención a los resultados conseguidos a través de la importante cuantía de los fondos que ya hemos asignado a la integración de la población romaní. Antes de establecer la estrategia apropiada, tenemos que analizar qué proyectos han generado resultados positivos para la integración, garantizando así que los fondos se utilizan de forma óptima. Por lo tanto, el Partido Liberal danés ha votado a favor de este informe. Estamos avanzando en la dirección correcta en la cuestión de la población romaní. Gracias señor Presidente.

 
  
MPphoto
 

  Salvatore Iacolino (PPE). (IT) Señor Presidente, Señorías, la aprobación del informe de iniciativa, que ha tenido lugar hoy, supone un gran avance por parte del Parlamento en cuanto a la correcta inclusión de la población romaní en las comunidades que los acogen.

Nos corresponde a nosotros la superación de la marginalización de las comunidades romaníes mediante el completo reconocimiento de sus derechos fundamentales a atención sanitaria, educación y la protección de los grupos vulnerables. También acogemos con satisfacción una mejor coordinación con los organismos locales y regionales, así como la mejora de la sección del documento que dispone la realización de controles periódicos para verificar la coherencia y eficacia de la utilización de la financiación en relación con los resultados esperados, junto con la sección que introduce criterios para premiar a los Estados miembros que cumplan con un uso adecuado de los fondos asignados.

Sin embargo, se podría haber avanzado más en lo relativo al reconocimiento de derechos y deberes recíprocos, ya que es fundamental tener presente la responsabilidad conjunta de las comunidades romaníes en su inclusión efectiva.

 
  
MPphoto
 

  Carlo Fidanza (PPE).(IT) Señor Presidente, Señorías, todos coincidimos en la necesidad de una Estrategia de la UE para la integración de la población romaní y, por supuesto, no debemos infravalorar la posible discriminación contra esta población. Sin embargo, los derechos no pueden existir sin deberes y la integración no puede producirse al margen de la legalidad.

La realidad de muchas comunidades romaníes en mi país y en otros países europeos se resume en chabolas ilegales con abrumadoras condiciones antihigiénicas, una enorme tasa de abandono escolar, actividades ilegales como el robo, la receptación, niños y mujeres conducidos a la prostitución, la mendicidad, y la negativa a aceptar toda propuesta de integración y de apoyo laborar ofrecida por las autoridades locales. Es un poco hipócrita afirmar que las responsabilidades siempre y únicamente residen en las instituciones y nunca en aquellos que han elegido imponer este tipo de conductas en la sociedad.

Por último, lamento que este documento no haga referencia a la correcta aplicación de la Directiva 2004/38/CE, que establece unos requisitos estrictos para los ciudadanos europeos que residen en otros Estados miembros, así como su expulsión por motivos de seguridad pública. Por estos motivos, he votado en contra del resto de mi Grupo.

 
  
MPphoto
 

  Alfredo Antoniozzi (PPE).(IT) Señor Presidente, Señorías, el informe elaborado por la señora Járóka es especialmente importante en este momento y —junto con la Comunicación que la Comisión está a punto de aprobar— sentará las bases para un debate más profundo en el seno de la Plataforma Europea para la Inclusión de los Gitanos que está previsto que se celebre en Budapest el 7 y el 8 de abril.

Apoyo la petición de adoptar unos niveles mínimos obligatorios a escala de la UE en los ámbitos prioritarios de educación, empleo, vivienda y atención sanitaria. Considero que, concretamente, se debe prestar una mayor atención a la educación primaria, ya que es fundamental para la completa integración de la minoría romaní.

La firme petición a la Comisión Europea realizada por Francia, Rumanía, Bulgaria y Finlandia es, sin lugar a duda, bien recibida. Sin embargo, la Comisión debe asumir una mayor responsabilidad en la adopción de un papel activo, estratégico y director en el desarrollo de la aplicación de una estrategia efectiva de inclusión de la población romaní. La necesidad de especificar las obligaciones específicas de las comunidades nómadas es algo obvio.

 
  
MPphoto
 

  Pino Arlacchi (S&D). – Señor Presidente, mi Grupo apoya este informe porque es un paso en la dirección correcta al solicitar una estrategia de la UE y un plan de trabajo para la integración de la población romaní.

El informe se inspira en una profunda percepción de la extrema heterogeneidad de los aspectos culturales entre las diferentes comunidades romaníes existentes en Europa. Simultáneamente, el informe defiende la introducción de niveles mínimos obligatorios a escala de la UE para dar comienzo a una verdadera política de integración. La Estrategia de la UE trata todas las variantes de las violaciones de los derechos fundamentales de la población romaní, y pide un acceso efectivo de la población romaní al mercado de trabajo a través del desarrollo de microcréditos para fomentar el espíritu de empresa y la actividad por cuenta propia Mi Grupo considera como especialmente positiva la importancia otorgada a la educación de los niños romaníes, es decir, la supresión de la segregación en el aula mediante la contratación de mediadores romaníes y el aumento de profesores romaníes.

 
  
MPphoto
 

  Lara Comi (PPE).(IT) Señor Presidente, Señorías, este importante informe de iniciativa sostiene, de forma contundente, la necesidad de establecer una Estrategia de la UE para la integración social de la población romaní. De hecho, debemos combatir la discriminación económica y social contra la población romaní europea, que ha aumentado como resultado de la crisis económica.

La Unión Europea debe desarrollar un nuevo marco legal y evitar así tratar este problema mediante una legislación no vinculante, ya que esto es insuficiente y no es apropiado para alcanzar el objetivo en cuestión. Es igualmente importante mantener el grupo de trabajo sobre la población romaní como una organización permanente, y empezar a considerar la adopción de un mecanismo para esta cuestión similar al utilizado para evaluar el mercado interno.

Por último, Europa debe hacer todo lo posible por garantizar la protección de todos los derechos humanos relativos a la dignidad, con especial énfasis en los derechos de los grupos más vulnerables. Finalmente, la integración global de la población romaní es fundamentalmente una cuestión de derechos fundamentales, incluso si tenemos que pedir a las comunidades romaníes que se esfuercen en integrarse y que no se encierren en su propio mundo en el que no respetan las leyes nacionales ni europeas.

 
  
MPphoto
 

  Antonello Antinoro (PPE).(IT) Señor Presidente, Señorías, con el voto de hoy hemos dado un nuevo impulso — ¿cómo decirlo?— al logro de una solución definitiva a este problema pero, sin embargo, no hemos adoptado la mejor solución posible.

De hecho, quiero señalar que las más de 300 enmiendas sobre los informes presentadas se han transformado en 38 enmiendas de compromiso —y todas fueron aprobadas— que buscan definir mejor los ámbitos prioritarios de la estrategia, es decir, los objetivos de la estrategia. La Comisión, mediante el grupo de trabajo permanente, tendrá que garantizar la recogida y difusión de los datos estadísticos necesarios y de las mejores prácticas, y los Estados miembros tendrán que designar a un representante del Gobierno —esperemos que sea uno de alto nivel— que actuará como punto de contacto para la aplicación de la estrategia.

Sin embargo, podríamos haber sido más incisivos y menos hipócritas si hubiésemos tenido en cuenta en el informe los deberes y las obligaciones que la comunidad romaní debe respetar en todo caso en sus países de acogida. Por este motivo, espero que pronto encontremos las soluciones que permitan la coexistencia de esta comunidad en todos los Estados miembros.

 
  
MPphoto
 

  Roberta Angelilli (PPE).(IT) Señor Presidente, Señorías, no debería haber más niños sin escolarizar, ni más niños que se ven forzados a la mendicidad o que son explotados. Estos son solo dos de los objetivos del informe realizado por la señora Járóka, y representan una respuesta política muy importante.

Además de las declaraciones de principios, esperamos la propuesta de la Comisión —que estará finalizada en abril— para que exista así una responsabilidad compartida y una cooperación más clara en cuanto a las medidas relativas a la comunidad romaní entre los Estados miembros y las instituciones europeas. El objetivo debe ser un uso de los recursos disponibles lo más eficiente posible, que empiece con los fondos europeos y que evite que las administraciones locales tengan que cargar con todos los problemas y lidiar con las constantes situaciones de emergencia.

Por último, espero que se genere un debate sobre la Directiva 2004/38/CE, que establece condiciones específicas —como, por ejemplo, puestos de trabajo, recursos económicos suficientes y seguro médico— para mantener el derecho a la residencia pero que, simultáneamente, ha creado una serie de lagunas en cuanto a qué ocurre si no se cumplen estas condiciones. Esta deficiencia debe solucionarse lo antes posible.

 
  
MPphoto
 

  Raffaele Baldassarre (PPE).(IT) Señor Presidente, Señorías, he votado a favor de este informe y me gustaría felicitar a la señora Járóka por el trabajo que ha realizado. Ha conseguido aunar posturas diferentes y sentar prioridades y objetivos claros para la estrategia como, por ejemplo, la provisión de medidas contra la vida nómada, las garantías sobre asistencia sanitaria básica, el acceso igualitario a la educación primaria, secundaria y superior, y el derecho a vivienda.

En realidad, la estrategia está enfocada a la inclusión, y no simplemente a la integración. Es obvio que el papel de la Comisión y de las autoridades locales será fundamental y, sobre todo, en lo relativo al control y la gestión de los fondos de la Unión Europea.

La única limitación de este informe es la falta de instrumentos para verificar el deseo de integración por parte de algunas comunidades romaníes y las consecuencias que se podrían derivar de la negativa a permanecer en el territorio de algún Estado miembro o a aceptar los programas de ayuda y bienestar, que ciertamente no pueden continuar ad infinitum sin generar resultados.

 
  
MPphoto
 

  Mitro Repo (S&D).(FI) Señor Presidente, he dado mi voto al informe de la señora Járóka, pero quiero explicar mi postura con un poco más de detalle. La cuestión de la población romaní es un asunto paradójico en muchos sentidos. En la práctica, la cuestión romaní supone un desafío a los valores e ideales fundamentales de la Unión Europea pero, por otro lado, surge del derecho básico a la libre circulación que constituye la forma de vida tradicional para un pueblo. También en Finlandia hay comunidades romaníes y el principal problema es el bajo nivel educativo y el consiguiente desempleo. Es por este motivo que debemos invertir especialmente en educación.

Ni el Derecho indicativo ni las medidas blandas son ya suficientes Precisamos una legislación consistente y medidas prácticas vinculantes para todas las partes. Esta responsabilidad recae sobre todos los Estados miembros e instituciones de la UE. Kali sarakosti: ¡Feliz cuaresma a todos!

 
  
MPphoto
 

  Miroslav Mikolášik (PPE). (SK) Señor Presidente, estamos debatiendo sobre la integración de la población romaní. Estas comunidades viven en muchos países europeos —tanto en países de Europa occidental como oriental.

Es importante señalar que, si bien la libertad y la democracia se establecieron en los países de Europa occidental mucho antes que en los países de Europa central y oriental, entre los que se encuentra mi propio país y nuestros vecinos de Hungría, somos testigos de problemas similares, tanto en el este como en el oeste. Todavía no hemos superado estas diferencias.

Se habla de la integración de la población romaní orientada a que tenga éxito en el mercado laboral y que goce de una salud mejor. En virtud de las leyes vigentes en la actualidad, el acceso a la educación y a la atención sanitaria está garantizado en todos los países y es triste que, con frecuencia, la población romaní no envíe a sus hijos a la escuela para darles una educación.

 
  
MPphoto
 
 

  Hannu Takkula (ALDE).(FI) Señor Presidente, efharisto, gracias. El informe elaborado por la señora Járóka es excelente. Creo que todos los que estamos en esta Cámara compartimos la opinión de que realmente ha llegado la hora de tomar medidas a nivel de la UE para garantizar que todos los ciudadanos disfrutemos de igualdad en materia de derechos humanos. Lamentablemente, estos derechos no se han aplicado a la población romaní.

Sin embargo, un buen informe no es suficiente: debemos adoptar medidas. Ha llegado la hora de plantearnos una pregunta esencial: ¿cómo avanzamos desde la situación actual para prevenir que este informe se quede en un simple sueño idealista o una mezcla de opiniones diversas y permitir que las medidas funcionen en la práctica de forma que podamos ver una mejoría significativa en la situación de la población romaní en la Unión Europea?

También es muy importante organizar medidas de seguimiento para este informe. Quizá sea necesaria la figura de un Ombudsman para los asuntos relacionados con la población romaní a nivel de la UE, alguien a quien informar sobre las medidas que hemos adoptado y garantizar que funcionarán en la práctica. Esta es la vía para tratar este asunto de forma adecuada y exitosa.

 
  
  

Informe: Bernd Lange (A7-0022/2011)

 
  
MPphoto
 

  Clemente Mastella (PPE). (IT) Señor Presidente, Señorías, la profunda crisis económica reciente ha afectado a la industria europea pero además ha hecho evidente la importancia de la industria para la economía de la UE.

De hecho, la economía europea se ha centrado a menudo en la idea de que los mercados deben autorregularse y hasta ahora esto se ha llevado a cabo mediante medidas individuales sin apenas coordinación de los Estados miembros. Sin embargo, la Estrategia Europa 2020 reconoce por primera vez la necesidad de aportar un nuevo planteamiento al presentar una iniciativa emblemática. Es momento de que la UE aproveche las oportunidades comunes para una renovación sostenible y un mayor desarrollo de la base industrial con empleos de calidad.

La industria europea debería mantener el liderazgo en los ámbitos clave y no simplemente seguir a las demás. Es momento de que la UE elija su propio camino para la industria del futuro. La UE tiene que cerciorarse de que el valor añadido se crea en la propia UE.

.

Así, es esencial que exista una coordinación macroeconómica específica de las políticas económicas, fiscales y presupuestarias con vistas a obtener crecimiento y empleo, por ejemplo, mediante la armonización de la fiscalidad de las empresas.

 
  
MPphoto
 

  Erminia Mazzoni (PPE).(IT) Señor Presidente, Señorías, el informe del señor Lange aborda un problema muy puntual: la reacción ante la crisis económica y financiera que ha golpeado seriamente a nuestro sistema productivo.

Creo que la respuesta contenida en este informe es extremadamente positiva porque consigue aunar las variables necesarias para diseñar un plan de recuperación económica. La idea de centrarse en la investigación y la innovación, teniendo en cuenta el tamaño de nuestro tejido empresarial, es muy importante y creo que supone una inyección de moral para la quizá un poco más conservadora postura de la Comisión.

Agradezco el trabajo del ponente, el señor Lange, que ha conseguido integrar más de 500 enmiendas dando lugar así a una resolución que, en términos generales, supone una gran contribución para nuestro trabajo. Lo que se desprende de este trabajo es una política industrial específica en términos europeos que incluye los varios sectores y que es participativa, dado el uso de modelos de supervisión tanto desde arriba como desde abajo.

Existe, todavía, un asunto controvertido: la patente europea. Mantengo mi total rechazo a este asunto, pero esto no es obstáculo para que haya votado a favor de lo que constituye un informe muy positivo.

 
  
MPphoto
 

  Alfredo Antoniozzi (PPE).(IT) Señor Presidente, Señorías, este informe ilustra muchos aspectos positivos y refleja las consideraciones y peticiones planteadas por varias asociaciones nacionales. Por lo tanto, no puedo sino apoyar la esencia global del informe del señor Lange.

Sin embargo, no se han tratado o resuelto algunas cuestiones fundamentales como la petición de nuevas disposiciones legales sobre la eficiencia de los recursos y, sobre todo, la cuestión de la mejora en la cooperación sobre patentes. Ahora es fundamental abordar el asunto de una disciplina europea en materia de marcas de origen que, en mi opinión, constituye una herramienta indispensable pare reforzar y mejorar la industria europea y su competitividad.

He votado a favor del informe del señor Lange porque espero que la aprobación de este informe impulse a todas las instituciones a trabajar hacia la puesta en marcha del ambicioso programa establecido y hacia su manifestación en políticas prácticas.

 
  
MPphoto
 

  Jarosław Kalinowski (PPE).(PL) Señor Presidente, la industria se está desarrollando en todo el mundo a una velocidad extraordinaria. Si no queremos que China y la India nos tomen la delantera, es preciso un cambio inmediato. Europa, que en términos comparativos es una región pequeña, debería, sin embargo, ofrecer al mundo algo más que fábricas que contaminan y considero, por lo tanto, que lo correcto es invertir en nuevas tecnologías, en el desarrollo de la medicina y la farmacología, y en soluciones innovadoras en sectores en los que ya contamos con una amplia experiencia, incluyendo el sector agrícola. No me refiero a explotaciones pecuarias de grandes dimensiones, sino a la creación de nuevas soluciones que faciliten los cultivos, la cría de animales y la producción de comida ecológica y saludable. Estas son las inversiones que necesita la economía de hoy en día. Las soluciones innovadoras también suponen una respuesta a los cambios demográficos que están teniendo lugar en una Europa que envejece. Gracias.

 
  
MPphoto
 

  Miroslav Mikolášik (PPE). (SK) Señor Presidente, la política industrial, como parte de la política económica, debe perseguir el crecimiento económico sostenible, incrementar la creación de empleo y mantener el nivel de vida de los ciudadanos.

La industria europea se enfrenta a una fuerte presión competitiva por parte de los países en desarrollo. Por lo tanto, la Unión debe mantener una política proactiva para sostener y fortalecer la industria europea como motor del crecimiento sostenible. Para garantizar un mercado interior operativo es preciso negociar condiciones favorables en los acuerdos comerciales con terceros países, pero también es importante la protección frente a la competencia desleal y las infracciones del Derecho de competencia y de los derechos de propiedad intelectual e industrial por parte de terceros países.

La UE cuenta con un gran potencial que le permitiría asegurar su ventaja competitiva en los ámbitos de recursos humanos de alta cualificación y la creación de tecnologías innovadoras, algo que está necesariamente vinculado a una mayor inversión en investigación y desarrollo.

 
  
MPphoto
 

  Adam Bielan (ECR).(PL) Señor Presidente, los bienes industriales representan casi tres cuartas partes de las exportaciones europeas y generan puestos de trabajo para 57 millones de ciudadanos, sin tener en cuenta los empleos adicionales creados en los servicios vinculados. La industria, por lo tanto, es de una enorme importancia para nuestra economía y afecta al resto de sectores productivos. A medida que vamos aprendiendo las lecciones que se derivan de la reciente crisis económica y de la creciente competencia en los mercados mundiales, es fundamental adoptar todas las medidas necesarias para mantener la sólida posición de la industria europea y para continuar con su desarrollo sistemático.

En este sentido, la Estrategia Europa 2020 parece suponer un intento de crear un nuevo enfoque, un enfoque que utiliza plenamente las oportunidades existentes para el desarrollo y la modernización sostenible de la base industrial de los Estados miembros, mientras que se garantizan puestos de trabajo de alta calidad. Esto ofrece a Europa la oportunidad de mantener su posición de liderazgo en sectores clave de la economía. La política industrial integrada, que tiene como objetivo generar una transición gradual y sostenible de una industria basada en la producción a una industria basada en el conocimiento, parece especialmente prometedora. Por consiguiente, apoyo plenamente la resolución.

 
  
MPphoto
 

  Cristiana Muscardini (PPE).(IT) Señor Presidente, Señorías, sería inconcebible que un sector que genera 57 millones de puestos de trabajo en toda la Unión Europea, tres cuartos de los exportaciones europeas de bienes industriales, y casi un tercio del valor añadido bruto de la Unión Europea se quedase sin el apoyo de las políticas sectoriales correspondientes orientadas hacia el crecimiento y el desarrollo.

La política comercial no será competitiva si no existe una producción industrial innovadora y de alta calidad. Quiero reiterar las sugerencias realizadas por la Comisión de Comercio Internacional y, concretamente, aquellas que subrayan la importancia de un sistema de protección comercial efectivo que haga uso, cuando sea necesario, de los instrumentos contemplados.

La defensa de los intereses de la Unión en las futuras negociaciones, con el objetivo de proteger la industria y el empleo, es una necesidad inevitable para ayudar a superar la crisis y para garantizar que, junto con el sector manufacturero, la economía real tiene prioridad sobre la economía financiera, evitando así las burbujas especulativas que tanto daño han causado.

 
  
MPphoto
 

  Peter Jahr (PPE).(DE) Señor Presidente, creo que es especialmente importante que podamos debatir y votar hoy sobre este informe. Es obvio que sería mejor si simplemente no se produjesen crisis económicas, pero sería peor si no aprendiésemos lecciones de las crisis que tienen lugar. El que hayamos aprendido de la última crisis explica, precisamente, porque nos estamos involucrando de nuevo en la Unión Europea en la política industrial y, especialmente, porque antes de esta última crisis existía un amplio número de personas que pensaban que se podía ganar dinero fácil a través del dinero. Después de todo, la política económica y la política industrial son esenciales para nuestra prosperidad en la Unión Europea. Considero, por lo tanto, que es extremadamente importante que nos hayamos involucrado en este asunto.

Es muy positivo, sin lugar a duda, que nos hayamos involucrado en la innovación y en una política industrial orientada al futuro, pero creo que es igualmente importante que hayamos resaltado en este informe la relevancia de nuestra industria tradicional. Esto me satisface enormemente y espero que sigamos debatiendo este asunto.

 
  
MPphoto
 

  Seán Kelly (PPE).(GA) Señor Presidente, he votado a favor de este excelente informe y, de hecho, ya era hora de que prestásemos atención a la política industrial para la Unión. No hay lugar a duda de que en los últimos años hemos sufrido un retraso en comparación con los principales países del mundo, pero espero que avancemos en el futuro.

Señor Presidente, una vez que ya he expresado mi apoyo al documento, quiero mostrar mi preocupación ante uno de los puntos de la exposición de motivos en el que, en la página 32, se insta a la armonización de la fiscalidad de las empresas. Esto es algo con lo que mi país no estaría de acuerdo. El impuesto sobre las empresas o impuesto de sociedades es algo muy importante para nosotros, y depende de cada país el establecer su propio tipo impositivo. De hecho, es bien sabido que algunos países alegan tener un impuesto de sociedades elevado pero en la práctica se paga mucho menos.

(GA) Sea como fuere, este es un buen informe y me alegra darle mi apoyo.

 
  
MPphoto
 

  Andrzej Grzyb (PPE).(PL) Señor Presidente, la resolución que ha surgido del debate sobre la economía real merece todo nuestro apoyo. El período reciente se ha caracterizado, sobre todo, por el desafío que la globalización ha supuesto para la política industrial europea y para la producción real en Europa. El cómo lograr los objetivos de la Estrategia Europa 2020 y, de forma específica, los objetivos de creación de empleo y de lucha contra la deslocalización de la política industrial, es un asunto crucial que se trató durante el debate sobre el tema de la resolución. Mi respuesta a la pregunta de si Europa tiene que renunciar a las industrias tradicionales es que esto no tiene por qué ocurrir, y esto se demostró en el debate sobre pequeñas y medianas empresas que se celebró durante el último período parcial de sesiones.

La disponibilidad de, entre otros, materias primas, incluyendo las materias primas para la generación de energía, constituye un gran desafío. Debemos prestar mucha atención a la innovación y al uso en el sector industrial de los resultados de la investigación científica. Otra tarea que debemos acometer es el aprovechamiento de las sinergias que existen entre las diferentes áreas de la política de la Unión Europea, incluyendo entre la política agrícola/industrial, por ejemplo, y la política comercial. Gracias.

 
  
MPphoto
 

  Izaskun Bilbao Barandica (ALDE).(ES) Señor Presidente, he votado a favor de esta iniciativa porque la Unión Europea tiene que apostar firmemente por la política industrial y enfrentar los riesgos de la crisis, la competencia de terceros países y la globalización con una mayor financiación pública que tenga reflejo en el futuro programa marco.

¿Para qué? Para actividades de I+D. Para impulsar la inversión privada y fomentar la colaboración entre el ámbito público y el privado. Ello nos permitirá crear empleo cualificado.

Pero es necesario aprovechar las competencias científicas y tecnológicas de las regiones, que han desarrollado redes de innovación y agrupaciones de competitividad, los clusters, y que superan a sus países en innovación y en eficacia. Ese es el caso de Euskadi, del País Vasco.

Aprovechen el conocimiento de las regiones. No vivan de espaldas a esta realidad europea, porque, ante las amenazas actuales, su reconocimiento e inclusión nos permitirá consolidar el liderazgo de la política industrial.

 
  
  

Explicaciones de voto por escrito

 
  
  

Calendario de los periodos parciales de sesiones del Parlamento Europeo - 2012

 
  
MPphoto
 
 

  Diane Dodds (NI), por escrito. – Pediría a Sus Señorías que imaginasen por un momento que tienen una empresa. Cuentan ustedes con dos fábricas, pero si tuviesen solo una podrían aumentar la productividad y reducir costes por un importe de 150 millones de libras, a la vez que protegen el medioambiente. Esto es lo que quieren los accionistas de su empresa. ¿Qué empresario en su sano juicio mantendría dos fábricas? Sin embargo, Señorías, ahora mismo tenemos una empresa, la empresa de los asuntos gubernamentales, y principalmente, la de supervisar el gasto del dinero de nuestros contribuyentes, que serían nuestros accionistas.

Derrochamos 150 millones de libras cada año al celebrar 11 sesiones aquí en Estrasburgo. A pesar de que estamos en una Cámara obsesionada con la política ecológica, algunos prefieren la emisión innecesaria de 20 000 toneladas de monóxido de carbono al medioambiente. Elogio al señor Fox por su trabajo ya que, por lo menos, ha conseguido introducir un mínimo de sensatez en 2012 y 2013.

 
  
MPphoto
 
 

  Krzysztof Lisek (PPE), por escrito.(PL) He votado a favor de la enmienda 1 al proyecto del calendario de los períodos parciales de sesiones del Parlamento Europeo para 2012 y 2013. A pesar de que comprendo la naturaleza simbólica de los períodos parciales de sesiones que se celebran en la sede de Estrasburgo del Parlamento, dada la grave situación financiera actual en Europa, debemos buscar vías de ahorro, y esto es lo que implica esta enmienda. La celebración de dos períodos parciales de sesiones en una única semana constituye, sobre todo, un gesto hacia los ciudadanos europeos, ya que es el dinero procedente de sus impuestos lo que estamos utilizando para pagar los largos y costosos viajes, no solo de los diputados sino también de los funcionarios y asistentes.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (S&D), por escrito. – He votado a favor de la enmienda 1 que elimina el período parcial de sesiones propuesto para la semana 40 en 2012. Interpreto esta medida como un pequeño avance en la reducción del despilfarro generado por los viajes entre Bruselas y Estrasburgo.

 
  
MPphoto
 
 

  Raül Romeva i Rueda (Verts/ALE), por escrito. – Como cofirmante de esta enmienda clave, me alegra que se haya aprobado. El calendario para el período parcial de sesiones para 2012 debería ser enmendado como se describe a continuación: eliminar el período parcial de sesiones propuesto para la semana 40 (del 1 al 4 de octubre); dividir el segundo período parcial de sesiones de octubre (22 al 25 de octubre) en dos períodos de sesiones parciales separadas: el período parcial 1: 22 y 23 de octubre; el período parcial 2: 25 y 26 de octubre.

 
  
MPphoto
 
 

  Licia Ronzulli (PPE), por escrito. (IT) El resultado de esta votación sienta un precedente fundamental de cara al futuro, que espero que algún día desemboque en la concentración de todas las actividades del Parlamento en un único lugar.

De hecho, pienso que no podemos tolerar más el despilfarro de recursos públicos y la contaminación atmosférica creados por la localización del Parlamento en dos ubicaciones, lo que obliga a miles de personas cada mes a realizar viajes largos y duros entre Bruselas y Estrasburgo. El situar la celebración de las dos sesiones plenarias de octubre juntas en el calendario oficial de 2012 lanza una señal firme y, siendo optimista, creo que el camino que hemos adoptado es más honesto y está más en línea con los deseos de los ciudadanos.

 
  
MPphoto
 
 

  Thomas Ulmer (PPE), por escrito. (DE) He rechazado estas enmiendas e iniciaré procedimientos de infracción ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea junto con mi colega, el señor Posselt.

 
  
MPphoto
 
 

  Derek Vaughan (S&D), por escrito. – En virtud del Derecho europeo, se deben celebrar 12 sesiones plenarias cada año en la sede de Estrasburgo del Parlamento Europeo. La votación sobre el cambio en el calendario para permitir que dos de las sesiones de Estrasburgo se celebren durante la misma semana es una muestra de nuestro deseo, como diputados al Parlamento Europeo, de reducir costes y emisiones de CO2. Los desplazamientos a Estrasburgo son costosos y generan emisiones adicionales de CO2. Apoyo, por lo tanto, este informe que nos permitirá celebrar las 12 sesiones plenarias requeridas en 11 semanas, reduciendo así tanto el coste como el impacto medioambiental de nuestro trabajo. Como diputado al Parlamento Europeo, me gustaría representar a los mejores intereses, tanto económicos como medioambientales, de mis constituyentes. Insto también al Reino Unido a tratar el asunto con otros Estados miembros, puesto que es responsabilidad del Consejo.

 
  
MPphoto
 
 

  Jarosław Leszek Wałęsa (PPE), por escrito.(PL) He votado a favor de la enmienda 1, que proponía combinar los dos períodos parciales de sesiones de octubre y celebrarlos en la misma semana, durante la sesión del 2012 del Parlamento Europeo. Me opongo a la organización de la actividad del Parlamento que supone su división entre tres ubicaciones diferentes. La enmienda supone que se ahorrará tanto dinero como tiempo y que se emitirán a la atmósfera miles de toneladas de CO2 menos. Es necesario ahorrar —la enmienda supone que no solo los diputados al Parlamento Europeo, sino también miles de funcionarios del Parlamento Europeo que normalmente trabajan en Bruselas, así como periodistas, grupos de presión y el personal de la Comisión Europea y de las administraciones de los diferentes Estados miembros viajarán a Estrasburgo 11 en vez de 12 veces. Esto reducirá los costes de transporte, las compensaciones de gastos, los hoteles, etc.

 
  
  

Calendario de los periodos parciales de sesiones del Parlamento Europeo - 2012- 2013

 
  
MPphoto
 
 

  John Attard-Montalto (S&D), por escrito. – El Parlamento ha votado hoy sobre su calendario para los años 2012 y 2013. Por primera vez en mi experiencia como diputado al Parlamento Europeo, las enmiendas fueron aprobadas por mayoría. Esto supone que los diputados al Parlamento Europeo no tendrán que viajar a Estrasburgo 12 veces al año, sino 11 veces para incorporar 12 sesiones en Estrasburgo. El círculo ambulante mensual entre Bruselas y Estrasburgo se ha convertido en sinónimo de despilfarro, tanto en términos de los 200 millones de euros que cuesta, como de las 20 000 toneladas de CO2 emitidas a la atmósfera.

Los diputados al Parlamento Europeo no pueden decidir sobre su sede, pero sí cuentan con el poder de decidir cuantas veces debe el Parlamento trasladarse de una ciudad a otra. Aproximadamente 350 diputados al Parlamento Europeo apoyaron la enmienda que sitúa dos sesiones en una semana, ahorrando así los costes, el tiempo y la energía de los viajes de vuelta. También enviará una señal positiva a nuestro electorado. Espero, asimismo, que esto sirva para un calendario eventual que contemple que se celebrarán 12 sesiones en 6 semanas. Sin embargo, no estoy de acuerdo con que el calendario para 2013 se haya sometido a votación en esta sesión plenaria. Es obvio que se trata de una maniobra para no extender más este procedimiento durante esta legislatura.

 
  
MPphoto
 
 

  Alain Cadec (PPE), por escrito.(FR) Durante la votación sobre el calendario de los períodos parciales de sesiones del Parlamento Europeo para 2012 y 2013, el 58 % de los diputados al Parlamento Europeo aprobaron una enmienda que elimina una de los dos periodos parciales de sesiones de octubre celebrados en Estrasburgo. ¡Esta enmienda es, simplemente, una violación de los Tratados! Los Tratados designan a Estrasburgo como sede del Parlamento y estipulan que se deben celebrar allí 12 períodos parciales de sesiones cada año. En octubre se celebran dos períodos parciales de sesiones para recuperar el trabajo que no se ha realizado en agosto. Al margen de estos períodos parciales de sesiones, en Bruselas se celebran reuniones de las comisiones del Parlamento y períodos parciales de sesiones adicionales. El Tribunal de Justicia estableció claramente en 1997 el principio de que el Parlamento Europeo debe reunirse cada mes en Estrasburgo. Los Tratados no dejan lugar a duda: Estrasburgo no es una sede secundaria del Parlamento Europeo; es la única sede de la institución. El grupo anti Estrasburgo se está organizando y mostrando cada vez más su fortaleza con el objetivo de que los ciudadanos crean que existe unanimidad en el Parlamento en contra de Estrasburgo. Los defensores de la sede de la Alsacia deberían manifestarse con más firmeza. Están apoyados por la legitimidad del Derecho y por 50 años de historia de integración europea.

 
  
MPphoto
 
 

  Nessa Childers (S&D), por escrito. – He votado a favor de cambiar el calendario de 2012 para ahorrar dinero a los contribuyentes, reducir las emisiones de CO2 y para reducir el trastorno de la actividad del Parlamento generado por el viaje mensual a Estrasburgo.

 
  
MPphoto
 
 

  Marielle De Sarnez (ALDE), por escrito.(FR) Los Tratados de la UE disponen de forma explícita que Estrasburgo es la única sede del Parlamento Europeo y que los 12 períodos parciales de sesiones se celebrarán anualmente en esta ciudad. Sin embargo, se ha llevado a cabo una votación esta semana para unir los dos períodos parciales de sesiones en la misma semana en octubre de 2012 y octubre de 2013. Los diputados al Parlamento Europeo demócratas votaron en contra de esta decisión. Francia, por su parte, ya ha anunciado que en breve remitirá el asunto al Tribunal de Justicia de la Unión Europea. De hecho, la decisión que se ha aprobado supone una flagrante violación del espíritu y la letra de los Tratados. Así, debemos recordar que las disposiciones de los textos solo pueden ser objeto de enmiendas si se produce una decisión unánime de los Estados miembros.

 
  
MPphoto
 
 

  Nathalie Griesbeck (ALDE), por escrito.(FR) Esta semana hemos votado sobre el calendario de los periodos parciales de sesiones del Parlamento Europeo para 2012 y 2013. Muy a mi pesar, la mayoría de los diputados al Parlamento Europeo votaron a favor de una enmienda (a la que yo me opuse radicalmente) por la que se unen los dos períodos parciales de sesiones en la misma semana. Por mi parte, esta votación contradice de forma absoluta el espíritu de los Tratados de la UE, que disponen de forma explícita que Estrasburgo es la única sede del Parlamento Europeo y que los 12 períodos parciales de sesiones se celebrarán anualmente en esta ciudad. El debate sobre la ubicación de la sede del Parlamento Europeo resurge frecuentemente y hoy esto supone un nuevo ataque contra la sede del Parlamento Europeo en Estrasburgo. Sin embargo, la sede de Estrasburgo cuenta con referencias históricas que se encuentran en los textos jurídicos y no debería cuestionarse a través de estos ataques. Francia ha anunciado recientemente que remitirá el asunto al Tribunal de Justicia de la Unión Europea, lo que supone una postura que quiero aplaudir y que contará con mi apoyo.

 
  
MPphoto
 
 

  Giovanni La Via (PPE), por escrito. (IT) He votado a favor de los cambios en el calendario oficial del Parlamento para el año 2012 porque creo que lo correcto es intentar limitar el despilfarro de recursos económicos y de otros recursos asociado al desempeño de nuestras tareas parlamentarias. La decisión de celebrar las dos sesiones plenarias de octubre durante la misma semana supone que podemos evitar un doble viaje a Estrasburgo, con todo lo que esto supone en términos de ahorro de recursos. Finalmente, creo que esta decisión está en línea con lo que ya ocurre al unir dos sesiones plenarias en septiembre.

 
  
MPphoto
 
 

  Alfredo Pallone (PPE), por escrito. (IT) He votado a favor de los cambios propuestos al calendario del Parlamento de las sesiones plenarias de 2012 y 2013 porque considero que, incluso respetando completamente las disposiciones de los Tratados, es posible celebrar dos períodos parciales de sesiones en una sola semana, evitando así el viaje doble a Estrasburgo en el mismo mes. Esto nos permitirá reducir los costes de las instituciones europeas y evitará el despilfarro de tiempo y dinero. Si bien este cambio supondrá un mayor esfuerzo para mí y para mis colegas en cuanto a la organización del trabajo, esto demostrará al público que existe un mayor compromiso con evitar el despilfarro sin sentido del dinero público.

 
  
MPphoto
 
 

  Catherine Stihler (S&D), por escrito. – Considero que es innecesario celebrar dos sesiones plenarias en octubre por separado. Los Tratados de la UE disponen que el Parlamento debe celebrar 12 sesiones cada año en Estrasburgo. Sin embargo, los Tratados permiten la celebración de dos sesiones durante la misma semana. Al eliminar la práctica de viajar dos veces al mes a Estrasburgo, el Parlamento puede sentar un ejemplo de reducción de emisiones de CO2 de ahorro de dinero público.

 
  
  

Calendario de los periodos parciales de sesiones del Parlamento Europeo - 2013

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (S&D), por escrito. – He votado a favor de la enmienda 1 que elimina el período parcial de sesiones propuesto para la semana 40 en 2013. Al igual que la decisión sobre el calendario de 2012, esta medida contribuye a la reducción de los costes del Parlamento.

 
  
MPphoto
 
 

  Raül Romeva i Rueda (Verts/ALE), por escrito. – Como cofirmante de esta enmienda clave, me alegra que se haya aprobado. El calendario para el período parcial de sesiones para 2013 debería ser enmendado como se describe a continuación: eliminar el período parcial de sesiones propuesto para la semana 40 (del 30 de septiembre al 3 de octubre); dividir el segundo período parcial de sesiones de octubre (21 al 24 de octubre) en dos períodos de sesiones parciales separadas: el período parcial 1: 21 y 22 de octubre; el período parcial 2: 24 y 25 de octubre.

 
  
MPphoto
 
 

  Licia Ronzulli (PPE), por escrito. (IT) El resultado de esta votación sienta un precedente fundamental de cara al futuro, que espero que algún día desemboque en la concentración de todas las actividades del Parlamento en un único lugar.

De hecho, pienso que no podemos tolerar más el despilfarro de recursos públicos y la contaminación atmosférica creados por la localización del Parlamento en dos ubicaciones, lo que obliga a miles de personas cada mes a realizar viajes largos y duros entre Bruselas y Estrasburgo. El situar la celebración de las dos sesiones plenarias de octubre juntas en el calendario oficial de 2013 lanza una señal firme y, siendo optimista, creo que el camino que hemos adoptado es más honesto y está más en línea con los deseos de los ciudadanos.

 
  
MPphoto
 
 

  Thomas Ulmer (PPE), por escrito. (DE) He rechazado estas enmiendas e iniciaré procedimientos de infracción ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. La Conferencia de Presidentes no debería haber permitido que esta propuesta se sometiese a votación.

 
  
  

Informe: José Manuel Fernandes (A7-0049/2011)

 
  
MPphoto
 
 

  Luís Paulo Alves (S&D), por escrito. (PT) He votado a favor de este informe que respeta el principio de que las instituciones deberían disponer de recursos suficientes para gestionarse con rigor y eficacia. En un contexto de crisis económica y financiera en Europa en el que los ciudadanos se ven obligados a recortar su gasto personal, tanto la UE como las instituciones nacionales deberían hacer lo mismo. Sin embargo, esto no debería ser un obstáculo para la tan necesaria inversión pública que se traduce en ganancias de medio y largo plazo. Me gustaría resaltar que el impacto de la entrada en vigor del Tratado de Lisboa sobre la rúbrica 5 debería estabilizarse en 2012, si bien la adhesión de Croacia planificada para 2013 tendrá efectos sobre el presupuesto 2012.

Dada la situación actual, algunas instituciones podrían experimentar problemas en el mantenimiento de un presupuesto equilibrado. Para que esto se pueda conseguir, estoy de acuerdo con las medidas de buena gestión relativas a los recursos administrativos y a los planes de reducción de costes y con su aplicación junto con la adaptación de tecnologías eficientes y respetuosas con el medio ambiente. Por último, el Parlamento no puede poner el peligro las condiciones necesarias para conceder a los Estados miembros unas buenas condiciones de trabajo en pie de igualdad.

 
  
MPphoto
 
 

  Marta Andreasen (EFD), por escrito. – He votado en contra del informe Fernandes sobre las prioridades presupuestarias para 2012, porque el Parlamento Europeo sigue intentando conseguir un aumento del 5 % en su presupuesto, aun cuando las instituciones europeas se han limitado a un aumento del 1 %. De hecho, el coste de la UE es insostenible para las naciones de Europa y es preciso reducirlo. Estoy consternado por la aprobación de la Casa de la Historia Europea como parte de este informe: se trata de un proyecto vanidoso cuyo importe inicial es de 70 millones de euros, y sigue aumentando, y que además contrasta con las supuestas peticiones de austeridad.

 
  
MPphoto
 
 

  Laima Liucija Andrikienė (PPE), por escrito. (LT) He votado a favor de esta resolución que establece el marco general y prioridades para el presupuesto 2012 en el ámbito de la financiación de las instituciones de la UE. En el contexto de crisis económica en el que nos encontramos, es muy importante garantizar una correcta gestión financiera para poder aplicar los principios de economía, efectividad y eficiencia. Coincido con la opinión del ponente de que, como consecuencia de la aplicación de estos principios, las instituciones deberían presentar planes de reducción de costes. Además, cada gasto realizado por las instituciones debería especificarse y justificarse de forma clara. El Parlamento y las demás instituciones deberían presentar informes bianuales sobre la ejecución de sus propios presupuestos, en los que se ofreciesen detalles sobre la aplicación de cada línea presupuestaria. Considero, por lo tanto, que el Parlamento Europeo y las otras instituciones deben hacer gala de responsabilidad presupuestaria y autocontención. Celebro la creación de una nueva sección X en el presupuesto de la UE para el Servicio Europeo de Acción Exterior, con una dotación de 464 millones de euros. Sin embargo, quiero instar a este Servicio a utilizar los fondos que se le han asignado para poner en marcha sus actividades y obtener resultados concretos.

 
  
MPphoto
 
 

  Zigmantas Balčytis (S&D), por escrito. (LT) He votado a favor de este informe. El presupuesto para el próximo año debe estar equilibrado de forma responsable, dando prioridad a aquellas áreas que están intrínsecamente vinculadas con la Estrategia Europa 2020. Es necesario que en la elaboración del presupuesto se garantice el principio de gobernanza sostenible en lo relativo a efectividad y eficiencia. Es necesario garantizar que las instituciones de la UE disponen de los recursos suficientes para llevar a cabo sus funciones de forma apropiada. Simultáneamente, las instituciones deben responder a la actual situación económica y financiera de la UE, utilizando procedimientos de gestión rigurosos, y gestionando los recursos con rigor y eficacia. Estoy de acuerdo con que las instituciones de la UE pueden contribuir de forma significativa a la reducción de costes y a la creación de economías de escala mediante, por ejemplo, la contratación centralizada, los servicios compartidos entre las instituciones, el sistema de gobernanza electrónica, etc.

 
  
MPphoto
 
 

  Elena Băsescu (PPE), por escrito. (RO) He votado a favor de este texto porque creo que el informe Fernandes sobre las prioridades para el procedimiento presupuestario para 2012 identifica de forma apropiada la dirección a seguir el próximo año. Apruebo y apoyo la idea presentada en el informe sobre la prioridad dada a la contratación interna de personal. Esto ayudará a aumentar la eficiencia mediante el uso de la experiencia adquirida previamente y reduciendo, a la vez, los costes de formación y los costes inherentes a la adaptación a una cultura organizativa completamente nueva. Simultáneamente, es importante comparar en detalle el gasto actual con el presupuestado durante 2011 e identificar de forma exacta los motivos para las modificaciones significativas. Las instituciones de la UE deberían preparan y enviar a la Comisión los planes para reducir su gasto, con plazos específicos y objetivos cuantificables. No podemos pedir que sean solo los ciudadanos y el sector privado los que hagan sacrificios. Las instituciones de la UE también han de sacrificarse. De hecho, el Parlamento debe servir como modelo, demostrando su solidaridad y vigilando de forma estrecha cómo se gastan los recursos.

 
  
MPphoto
 
 

  Regina Bastos (PPE), por escrito. (PT) El informe sobre las prioridades para el presupuesto 2012 del Parlamento y de otras instituciones europeas, al que he apoyado con mi voto, contribuye, en parte, a considerar la situación económica, financiera y social que estamos experimentando. Con otras palabras, se trata de un presupuesto caracterizado por la autocontención y la austeridad. Este informe aboga por la excelencia legislativa, la reducción de costes, la reducción del impacto medioambiental y un aumento de base cero, es decir, un aumento acorde con la inflación. La propuesta de que los próximos presupuestos deberían ser multianuales es igualmente importante, ya que así podrán estar en línea con el marco financiero plurianual. El informe también tiene en cuenta la posible adhesión de Croacia en 2013.

 
  
MPphoto
 
 

  Maria Da Graça Carvalho (PPE), por escrito. (PT) Estoy de acuerdo con el informe sobre las orientaciones para el procedimiento presupuestario 2012, que resalta la necesidad de la consolidación de los recursos necesarios para abordar el nuevo marco institucional que resulta de la entrada en vigor del Tratado de Lisboa. La existencia de una actitud responsable hacia los asuntos presupuestarios es de extremada importancia, tanto para el Parlamento como para otras instituciones. La crisis actual y el fuerte endeudamiento público generan la necesidad urgente de autocontención, teniendo en cuenta los principios de economía, efectividad y eficiencia. Merece la pena resaltar el hecho de que existen ciertas inversiones, especialmente en tecnología, que, en el futuro podrían suponer ahorros a largo plazo y, por lo tanto, estas inversiones no se deben impedir. También quiero enfatizar que las propuestas para la reducción del consumo de papel, energía y agua, junto con la reducción de emisiones, deben formar parte de la cultura del Parlamento y del resto de instituciones. También sería deseable reducir la cantidad de material utilizado para la difusión de soportes físicos, que deberían sustituirse por soportes digitales.

 
  
MPphoto
 
 

  Nessa Childers (S&D), por escrito. – He votado a favor de la restricción del presupuesto 2012 del Parlamento Europeo, dadas las restricciones económicas, financieras y sociales de los Estados miembros de la UE. Hemos tratado de reducir ciertos gastos y de justificar el resto con detalle. Sin embargo, existen proyectos que ya están en funcionamiento, como la Casa de la Historia Europea, que no deberían peligrar. Se trata de un presupuesto austero ajustado a la inflación. Simultáneamente, los recortes no pueden tener efectos negativos sobre la calidad del trabajo legislativo del Parlamento.

 
  
MPphoto
 
 

  Carlos Coelho (PPE), por escrito. (PT) Apoyo el excelente informe realizado por el señor Fernandes porque, en un contexto en el que estamos sufriendo una seria crisis económica, financiera y social que requiere enormes sacrificios por parte del público, debemos ser los primeros en sentar ejemplo mediante la adopción de orientaciones para un presupuesto caracterizado por la moderación y la austeridad. Sin embargo, los recursos necesarios para que las instituciones de la UE puedan llevar a cabo lo que se espera de ellas deberían estar disponibles, sobre todo si tenemos en cuenta el nuevo marco institucional generado por la entrada en vigor del Tratado de Lisboa.

Quiero también resaltar la importancia de someter la gestión de estos recursos a unos mayores estándares de rigor y eficiencia y a un control más estricto y transparente. Es igualmente importante fomentar la creación de sinergias y evitar las innecesarias duplicaciones de funciones y de personal.

 
  
MPphoto
 
 

  Diane Dodds (NI), por escrito. – Cuando esta Cámara considera prioridades presupuestarias lo hace en el contexto de recortes masivos en el sector público de los Estados miembros, creciente desempleo, facturas de los hogares en aumento e incertidumbre económica general, tanto a nivel nacional como de las familias. En este grave y desafiante contexto, ¿cuáles son las prioridades de la UE? Sorprendentemente, una de las prioridades es la Casa de la Historia Europea.

Me aventuro a conjeturar que si se preguntase a mis constituyentes si esto supone una asignación correcta de 100 millones en esta situación, muy pocos —por no decir ninguno— dirían que sí. Ya es hora de que esto —los diputados al Parlamento Europeo, la Comisión y los funcionarios— se transforme en algo verdadero. Las prioridades deben fijarse para responder a los intereses de nuestros constituyentes y deben estar orientadas a hacer sus vidas más fáciles. El dinero de la UE no debe gastarse únicamente en satisfacer los deseos de aquellos que están obsesionados con fomentar su idealismo de una historia, o una identidad, de la UE compartida. Debemos acabar con esta autoindulgencia.

 
  
MPphoto
 
 

  Lena Ek, Marit Paulsen, Olle Schmidt y Cecilia Wikström (ALDE), por escrito.(SV) Hemos elegido apoyar este informe. Esto se debe en parte a que el informe resalta de forma clara la importancia de la economía y de la moderación en estos tiempos difíciles, y en parte a que el informe celebra la dotación de 464 millones de euros para el Servicio Europeo de Acción Exterior, cuyas importantes actividades pertenecen a un ámbito al que la UE debe prestar atención.

Sin embargo, tenemos una postura extremadamente crítica con la inversión de un total de 549,6 millones de euros para ampliar el edificio KAD en Luxemburgo, y no compartimos en absoluto la previsión del ponente de que esto generará ahorros en el largo plazo. En su lugar, la única opción razonable sería establecer la sede del Parlamento Europeo y de su actividad en un único lugar.

 
  
MPphoto
 
 

  Göran Färm, Olle Ludvigsson, Marita Ulvskog y Åsa Westlund (S&D), por escrito.(SV) Nosotros, los socialdemócratas suecos, hemos votado a favor del informe sobre las prioridades para el presupuesto 2012 del Parlamento Europeo y otras instituciones.

El informe adopta una actitud crítica e inquisitiva en cuanto a varias propuestas presupuestarias que implican costes elevados, y recomienda que el presupuesto del Parlamento para el próximo año no aumente más que la tasa de inflación, es decir, no debería de cambiar en absoluto en términos reales en comparación con el presupuesto 2011. Queremos también resaltar que estamos de acuerdo con la postura sumamente indecisa y crítica sobre el proyecto de creación de la Casa de la Historia Europea. En un momento en el que existe una severa presión sobre los presupuestos nacionales, creemos que no es apropiado dar inicio a este proyecto que, posiblemente, tendrá un coste muy elevado.

Sin embargo, nos gustaría señalar que hubiésemos preferido un enfoque aún más restrictivo respecto al presupuesto 2012 del Parlamento que también hubiese incluido propuestas para ahorrar y redistribuciones para la financiación de nuevas exigencias. La Comisión aboga por un aumento máximo de un 1 % para los presupuestos administrativos de las instituciones de la UE para el próximo año —una iniciativa que creemos que debe ser apoyada. En comparación con la inflación, el aumento en un máximo de un 1 % supondría, en la práctica, una reducción de la cuantía total del presupuesto del Parlamento.

 
  
MPphoto
 
 

  Diogo Feio (PPE), por escrito. (PT) Considerando la situación financiera, económica y social en que se encuentra actualmente la UE, es cada vez más importante que las instituciones respondan con la calidad y eficacia necesarias y que utilicen procedimientos de gestión estrictos con el fin de poder obtener ahorros. Ahora es necesario esforzarse para conseguir la totalidad de los objetivos consagrados por la Estrategia Europa 2020, centrándonos en el crecimiento económico y en la creación de puestos de trabajo. También es necesario alcanzar un equilibrio sostenido y hacer un esfuerzo por lograr la consolidación en todas las categorías del presupuesto. Por lo tanto, es importante mantener un enfoque prudente en lo relativo al gasto administrativo. En conclusión, el Parlamento debería mantener el principio de excelencia legislativa, respetar el principio de buena gestión y transparencia y garantizar el espíritu de responsabilidad presupuestaria en el seno del marco general y las prioridades para el presupuesto 2012.

 
  
MPphoto
 
 

  João Ferreira (GUE/NGL), por escrito. (PT) El informe «establece como prioridad el principio de excelencia legislativa». Dado que, a pesar de la ambigüedad del concepto, esto dependerá fundamentalmente de las orientaciones políticas adjuntadas al proceso legislativo, nosotros abogamos porque se facilite al Parlamento una asignación justa de los recursos —tanto materiales como humanos— para poder cumplir con las exigencias y con el alcance del trabajo parlamentario. En su informe, el ponente no se reprime en su prolija retórica, puntualizada a través de conceptos como «buena gestión», «economías de escala», «eficiencia», «efectividad», «evaluación de costes y beneficios», «redistribución del personal», «movilidad», y otras. Sin embargo, el Servicio Europeo de Acción Exterior parece estar excluido de esta lista en cuanto al apoyo a «las ambiciones de la UE en política exterior». Estamos completamente de acuerdo con «la importancia de que a los diputados de cualquier nacionalidad y lengua se les dispense el mismo trato en cuanto a la posibilidad de llevar a cabo los cometidos y actividades políticas que les competen en su propia lengua». Sin embargo, esto supone mucho más que simplemente garantizar los servicios de interpretación en las reuniones de la comisión, tal y como sugiere el ponente. También supone la existencia de servicios de interpretación en las reuniones de coordinadores, trílogos, asambleas parlamentarias y otros. Supone también la traducción, de forma oportuna, de todos los documentos oficiales y de trabajo. Hoy en día existen omisiones inadmisibles en los dos ámbitos.

 
  
MPphoto
 
 

  Ilda Figueiredo (GUE/NGL), por escrito. (PT) Este es otro informe sobre la continuidad de la política presupuestaria de la UE, que principalmente se subordina a las orientaciones políticas anexadas al proceso legislativo. Abogamos, sin embargo, por un equilibrio justo entre los recursos de los que el Parlamento dispone para desempeñar su actividad —tanto materiales como humanos— y las necesidades y el ámbito de la actividad del Parlamento, sin exagerar ni los costes ni los posibles ahorros y sin minar el trabajo del Parlamento.

Sin embargo, no podemos evitar el señalar que en vez de necesitar conceptos como «buena gestión», «economías de escala», «eficiencia», «efectividad», «evaluación de costes y beneficios», «redistribución del personal», «movilidad», y otros, lo que la Unión Europea necesita son otras políticas, incluyendo una reducción significativa en el gasto militar y en el Servicio Europeo de Acción Exterior.

Apoyamos la protección del trato igualitario de los diputados de cualquier nacionalidad y lengua en cuanto a la posibilidad de llevar a cabo los cometidos y actividades políticas que les competen en su propia lengua, teniendo en cuenta, sin embargo, que supone mucho más que simplemente garantizar los servicios de interpretación en las reuniones de la Comisión, tal y como sugiere el ponente. También supone la existencia de servicios de interpretación en las reuniones de coordinadores, diálogos tripartitos, asambleas parlamentarias y otros. Supone también la traducción, de forma oportuna, de todos los documentos oficiales y de trabajo.

 
  
MPphoto
 
 

  Lorenzo Fontana (EFD), por escrito. (IT) El informe del señor Fernandes se ocupa de las orientaciones para el procedimiento presupuestario 2012 para las instituciones europeas. Entre otras cosas, el informe prevé un mayor grado de rigor —dada la grave situación actual de crisis económica— en cuanto a la gestión burocrática del sistema organizativo europeo. Por este motivo he apoyado el informe del señor Fernandes votando a favor.

 
  
MPphoto
 
 

  Nathalie Griesbeck (ALDE), por escrito.(FR) He votado a favor de la aprobación de este informe que establece las orientaciones para el procedimiento presupuestario 2012: un marco general y prioridades presupuestarias para el funcionamiento de las instituciones europeas (excepto la Comisión Europea). Nuestro informe apoya, en concreto, el recorte del presupuesto del Parlamento a la luz de la situación financiera, económica y social de los Estados miembros, y celebro que así se haga. Mi última observación es que me he opuesto firmemente a las enmiendas en contra de la sede del Parlamento Europeo en Estrasburgo y me alegra que hayan sido rechazadas por una mayoría del Parlamento Europeo.

 
  
MPphoto
 
 

  Juozas Imbrasas (EFD), por escrito. (LT) He mostrado mi acuerdo con este informe porque es muy importante otorgar prioridad a los principios de la buena gestión, especialmente los principios de economía, efectividad y eficiencia. En la aplicación de varias políticas deben tenerse en cuenta los resultados conseguidos y que los gastos variables deben, siempre que sea posible y si su magnitud lo requiere, someterse a evaluaciones regulares de costes y beneficios. Como resultado de la aplicación de estos principios, las instituciones deben presentar planes de reducción de los costes; está convencido de que, en este contexto, deben evaluarse las ventajas de la centralización, con objeto de generar economías de escala (por ejemplo, contratación centralizada, servicios compartidos entre las instituciones). La cooperación interinstitucional, siempre que sea posible y adecuada, es fundamental para el intercambio de buenas prácticas, que favorece la eficacia y permite ahorros; considera que debe mejorarse la cooperación interinstitucional en los ámbitos de la traducción, la interpretación, la contratación de personal (EPSO) y EMAS, y que debe ampliarse a otros ámbitos. En un contexto de crisis económica, de fuerte endeudamiento público y de restricciones en una época en la que se están llevando a cabo esfuerzos de consolidación presupuestaria a nivel nacional, el Parlamento Europeo, al igual que las demás instituciones europeas, debe dar muestras de responsabilidad presupuestaria y autocontención. El objetivo del Parlamento debe ser desarrollar la excelencia legislativa y que todos los recursos necesarios deben estar disponibles para este fin, respetando al mismo tiempo las limitaciones presupuestarias.

 
  
MPphoto
 
 

  Cătălin Sorin Ivan (S&D), por escrito. (RO) En el contexto económico, financiero y social actual, las orientaciones para el procedimiento presupuestario 2012 suponen un serio desafío, especialmente porque las instituciones de la Unión Europea se ven obligadas a ahorrar de forma significativa a la vez que precisan contar con los recursos suficientes que les permitan desarrollar su actividad con el más alto nivel de profesionalidad y eficiencia. En este sentido, quiero mostrar mi apoyo a una mejor colaboración interinstitucional, en aras del intercambio de prácticas que desembocarán en una estrategia para el refuerzo de los vínculos entre Europa y sus ciudadanos, a la vez que se mantiene la austeridad presupuestaria y se generan ahorros, de forma que los objetivos de la agenda Europa 2020 puedan ponerse en marcha con éxito.

Si bien el presupuesto 2012 para el Parlamento y otras instituciones debería basarse en la consolidación, esto no debería generar obstáculos que impidan la inversión, porque los proyectos de inversión garantizan el buen funcionamiento de las economías europeas.

Por último, pero no menos importante, apoyo la opinión del ponente de que la falta de interpretación en las reuniones de comisiones es inaceptable porque los diputados al Parlamento Europeo deben tener la posibilidad de utilizar su propia lengua. También yo me he encontrado en una situación en la que no pude usar el servicio de interpretación, incluso cuando estaba presentado un informe.

 
  
MPphoto
 
 

  Barbara Matera (PPE), por escrito. (IT) Los presupuestos 2012 y 2013 serán presupuestos consolidados, con vistas a reflejar los recortes de gastos en los Estados miembros y establecer una referencia para los niveles que se fijarán en el próximo marco presupuestario.

El objetivo de este presupuesto debe ser la excelencia, lo que supone perseguir los objetivos de economía, eficiencia y efectividad utilizando lo mínimo posible los recursos disponibles. Durante esta fase de consolidación, el Parlamento debe intentar aumentar el presupuesto, pero no por encima de la tasa de inflación. Este límite supone el ejercicio de una gran responsabilidad. El aumento de gastos generado por la adhesión de Croacia y los 18 nuevos diputados derivados del Tratado de Lisboa será integrado mediante un presupuesto rectificativo.

Para poder cumplir con el enfoque de contención de gastos, espero que todas las instituciones envíen la información necesaria con antelación para poder establecer un marco general de gastos administrativos, permitiendo así que la Autoridad Presupuestaria pueda tomar decisiones sobre el uso de los recursos, en virtud de un enfoque plurianual y sostenible que tenga como objetivo la posibilidad de comparar información a lo largo del tiempo y entre diversas instituciones.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (S&D), por escrito. – Celebro este informe que deja claro que el Parlamento espera que la Mesa incluya solicitudes realistas al presentar las estimaciones; está dispuesto a examinar sus propuestas con un enfoque prudente y basado en las necesidades a fin de garantizar un funcionamiento correcto y eficiente de la Institución; subraya que la finalidad de la nota rectificativa que presentó la Mesa a la Comisión de Presupuestos en septiembre es tener en cuenta necesidades no previstas en el momento de elaborar el estado de previsiones, y hace hincapié en que no debe considerarse como una oportunidad para renovar previsiones ya acordadas; de acuerdo con la orientación interinstitucional, las necesidades relacionadas con la ampliación se incluirán bien en una nota rectificativa, bien en un presupuesto rectificativo; las necesidades de los 18 nuevos diputados derivados del Tratado de Lisboa también se incluirán en una nota rectificativa o un presupuesto rectificativo.

 
  
MPphoto
 
 

  Jean-Luc Mélenchon (GUE/NGL), por escrito.(FR) Este informe tiene el gran mérito de resaltar la necesidad de los diputados al Parlamento Europeo de llevar a cabo sus cometidos en su propia lengua. La falta de traducción en ciertas reuniones, en comunicaciones dirigidas a nosotros y en resoluciones comunes sometidas a negociación, constituye un obstáculo injustificable para nuestro trabajo como diputados al Parlamento Europeo y supone, por lo tanto, un obstáculo a la democracia. Apoyo esta petición. Sin embargo, me niego a apoyar el despilfarro de dinero y la aberración democrática que supone la creación del Servicio Europeo de Acción Exterior de la baronesa Ashton. Del mismo modo, me niego a apoyar el uso de empresas privadas en lugar de funcionarios.

 
  
MPphoto
 
 

  Nuno Melo (PPE), por escrito. (PT) El Tratado de Lisboa ha otorgado nuevas responsabilidades al Parlamento Europeo. Esta situación genera un trabajo administrativo adicional que resulta en la necesidad de los diputados de contar con personal cualificado para llevar a cabo funciones consultivas. Esta nueva situación conduce a dos problemas: el aumento de costes derivado de la necesidad de más asistentes y la necesidad de mayores espacios para que puedan desempeñar sus cometidos en buenas condiciones laborales. Esta situación genera un aumento de costes que es difícil de explicar en un contexto de crisis. Sin embargo, si el trabajo del Parlamento ha de ser excelente, tendrá que contar con los recursos humanos y financieros necesarios. Esto explica el sentido de mi voto.

 
  
MPphoto
 
 

  Alexander Mirsky (S&D), por escrito. – Si bien el informe contiene las principales orientaciones y prioridades para el presupuesto 2012, incluyendo las normas del trabajo legislativo del Parlamento Europeo, no creo que el aumento del presupuesto en línea con la tasa de inflación sea correcto o tenga justificación. Existen otros mecanismos para la resolución de problemas comunes y prioridades. He votado a favor.

 
  
MPphoto
 
 

  Andreas Mölzer (NI), por escrito. (DE) El límite máximo de los gastos del marco financiero plurianual del presupuesto 2012 de la Unión Europea se ha ampliado una vez más. Especialmente en una época en la que los ciudadanos tienen que apretarse el cinturón, la Unión Europea también debería ahorrar. Existen numerosas posibilidades para ahorrar, desde la eliminación de una de las sedes del Parlamento, hasta la reducción de los escollos de las agencias de la UE, pasando por la lucha contra el fraude en los programas de ayuda.

La Unión Europea simplemente ha pospuesto algunos planes, justificándolo por la crisis económica y financiera, pero no ha conseguido ahorros significativos, a pesar de que ha vendido estas medidas como un ahorro importante. Esto es más que injusto para los ciudadanos europeos, así como también es injusto culpar de los costes adicionales a las mayores demandas generadas por el Tratado de Lisboa. Por estos motivos, he votado en contra del informe.

 
  
MPphoto
 
 

  Franz Obermayr (NI), por escrito. (DE) Este informe contiene un límite máximo de gastos para el marco financiero plurianual (MFP) del presupuesto de la Unión Europea para 2012. A consecuencia de la crisis económica y financiera, los ciudadanos de los Estados miembros se han visto obligados a aceptar medidas de austeridad y, por lo tanto, a soportar la mayor parte del impacto de la crisis. La UE también debería reducir su gasto. El primer paso debería ser vigilar el crecimiento incontrolado de agencias, para posteriormente analizar la ayuda preadhesión para Turquía y continuar con la costosa duplicidad de estructuras y costes administrativos creada por el Servicio Europeo de Acción Exterior. Por lo tanto, he votado en contra de este informe.

 
  
MPphoto
 
 

  Alfredo Pallone (PPE), por escrito. (IT) La propuesta del señor Fernandes sobre una resolución sobre las orientaciones para el procedimiento presupuestario 2012 ofrece una panorámica general de la administración del presupuesto del Parlamento, con vistas a una futura optimización de la gestión de los recursos disponibles para las instituciones europeas, motivo por el que he votado a favor. El Parlamento tendrá que adoptar un presupuesto para consolidar el futuro marco financiero y los recursos humanos adicionales que se precisan para cumplir con los requisitos del Tratado de Lisboa, y para mejorar y completar los edificios disponibles, la tecnología de la información y los servicios de interpretación. El objetivo principal sigue siendo encontrar un buen procedimiento para la gestión de los recursos para reducir el gasto y simultáneamente mejorar los servicios.

 
  
MPphoto
 
 

  Miguel Portas (GUE/NGL), por escrito. (PT) He elegido abstenerme en esta votación porque, si bien el documento señala los posibles ahorros para el presupuesto del próximo año, estos no se especifican en el documento. Si queremos ser consistentes en materia de ahorro, deberíamos empezar por los diputados de esta Cámara.

 
  
MPphoto
 
 

  Paulo Rangel (PPE), por escrito. (PT) He votado a favor de este informe porque considero que la situación financiera, económica y social en que se encuentra actualmente la UE no puede ser un obstáculo para que las instituciones utilicen procedimientos de gestión estrictos con el fin de poder obtener ahorros. Es necesario esforzarse para lograr la consolidación. En cuanto a los principios para una gestión sólida, las instituciones deben presentar planes de reducción de los costes y al presentar los gastos, cada gasto debe especificarse claramente y justificarse. En este sentido, quisiera expresar públicamente mi reconocimiento por el excelente trabajo realizado por mi colega, el señor Fernandes.

 
  
MPphoto
 
 

  Crescenzio Rivellini (PPE), por escrito. (IT) He votado a favor de este informe que establece las orientaciones para el procedimiento presupuestario 2012 porque creo que la crisis económica actual — que sobre todo ahora tiene repercusiones sobre el empleo— exige un esfuerzo conjunto en materia de recorte del gasto de los Estados miembros y de las instituciones europeas. Por lo tanto, estoy de acuerdo con la afirmación de que ante las circunstancias actuales, el principio general de la financiación europea debe ser el de seguir un espíritu de austeridad presupuestaria.

En cualquier caso, pienso que debo subrayar que el presupuesto de la Unión, incluso a la luz de la situación económica, y en concreto el presupuesto del Parlamento —como la única institución europea elegida directamente por los ciudadanos— debería principalmente ocuparse de acercar, y de promover el acercamiento de los ciudadanos a la Unión Europea, especialmente en un contexto como el actual en el que el futuro se presenta con tanta incertidumbre. Concretamente, creo que sería una buena idea considerar una mejor distribución y una ubicación más estratégica de las oficinas de información del Parlamento en los Estados miembros, debido, en parte, a los recientes levantamientos sociales en algunos Estados vecinos.

 
  
MPphoto
 
 

  Raül Romeva i Rueda (Verts/ALE), por escrito. – He votado a favor incluso aun cuando hubiese preferido que algunas de las enmiendas relativas a la necesidad de que el Parlamento reduzca el número de lugares de trabajo non han sido aprobadas.

 
  
MPphoto
 
 

  Nuno Teixeira (PPE), por escrito. (PT) Las orientaciones para el presupuesto 2012 se basan en un equilibrio entre la necesidad de conceder a las instituciones europeas los recursos apropiados y suficientes para desempeñar sus actividades, y la necesidad de encontrar una respuesta eficiente y de calidad a la luz de la actual crisis económica, financiera y social. La propuesta presentada señala que las instituciones podrían experimentar dificultades para mantener la disciplina y la contención financiera necesarias para cumplir con el programa financiero plurianual y, concretamente, en lo relativo a la rúbrica 5. Por lo tanto, el ponente demanda principios de buena gestión, como economía, eficiencia y efectividad, en aras de conseguir un mayor rigor, simplicidad, claridad y transparencia.

En lo relativo al Parlamento, este documento, por el que he votado a favor, incluye las necesidades inherentes a la adhesión de Croacia en 2013, el aumento en 18 del número de diputados al Parlamento Europeo, y la necesidad de personal adicional generada por la entrada en vigor del Tratado de Lisboa. En cuanto a las otras instituciones, merece la pena señalar la nueva sección X para el Servicio Europeo de Acción Exterior que, con el nuevo Tratado, responderá a las necesidades financieras que surjan de la creación de un ambicioso marco institucional para apoyar la política exterior de la UE.

 
  
MPphoto
 
 

  Peter van Dalen (ECR), por escrito. (NL) Según el informe Fernandes, el Parlamento Europeo debe brillar en el ámbito legislativo y todos los recursos necesarios deben estar disponibles para este fin. En mi opinión, tiene que haber también una segunda prioridad, concretamente, que el Parlamento también ha de brillar en el ámbito de la disciplina presupuestaria. Tanto los gobiernos, como las empresas y los ciudadanos, se han visto obligados una vez más a revisar sus gastos. El Parlamento Europeo debe hacer lo mismo —debemos centrarnos no solo en más dinero sino en nuevas prioridades. Necesitamos un cambio de rumbo porque el gasto administrativo de la Unión Europea ha aumentado más que el gasto total y el Parlamento encabeza la lista. El considerando F del informe hace referencia al Servicio Europeo de Acción Exterior, que posiblemente cueste más dinero. Esto también debe cambiar. ¿Por qué este Servicio cuenta con varias docenas de empleados e instalaciones de lujo en lugares exóticos como Barbados y Madagascar? Analicen de cerca el Servicio y se darán cuenta de que no necesita más fondos Esta debe ser la prioridad presupuestaria número uno para la Unión Europea: no gastar más dinero, sino gastarlo mejor.

 
  
MPphoto
 
 

  Angelika Werthmann (NI), por escrito. (DE) Las orientaciones para el procedimiento presupuestario 2012 consisten en secciones individuales variadas unidas bajo las rúbricas «economía» y «consolidación». Muchos ciudadanos europeos, al igual que sus Gobiernos nacionales, se han visto obligados a restringir su gasto y su economía debido a las consecuencias de la crisis económica y financiera. Ante esta situación, está más que justificado que el Parlamento Europeo se constituya como ejemplo con su propuesta de presupuesto para 2012. En 2012 la UE se enfrentará a nuevos e inevitables gastos. Esto depende de la posible adhesión de Croacia, del recientemente creado Servicio Europeo de Acción Exterior, y de las tres agencias financieras. Para poner fin al proceso automático de aumento de las demandas presupuestarias equivalentes a un aumento del presupuesto, ahora es el momento de identificar ahorros potenciales en el presupuesto de la UE. Esto debería incluir, por ejemplo, un análisis empresarial de las agencias de la Unión y una evaluación de los recursos humanos y políticas de edificios de los organismos de la UE.

 
  
  

Propuesta de resolución B7-0165/2011

 
  
MPphoto
 
 

  Luís Paulo Alves (S&D), por escrito. (PT) Voto a favor de esta resolución porque una Estrategia para la región atlántica es algo crucial para la cohesión territorial de la UE, especialmente en el contexto de la ampliación de las fronteras de la UE hacia el este. Merece la pena señalar que nuestro enfoque sobre el Atlántico no debe ser tanto sobre una región periférica, sino más bien un enfoque que apuntala su lugar estratégico en el mundo, como parte de una estrategia que sitúa la región en el centro del mundo. Para la UE constituye la zona fronteriza con América del Norte, América del Sur y la totalidad de África Occidental. Una estrategia para la región atlántica en la que participen los Estados miembros y sus regiones también debe dar prioridad a las nuevas áreas de innovación en la economía y en la ciencia y, concretamente, a nuevos productos y servicios vinculados al medioambiente, a la energía renovable y marina, a la biotecnología marina relativa a la alimentación, a la salud y a los productos y servicios intensivos en tecnologías inteligentes.

La estrategia para la región atlántica no debería de estar aislada, sino más bien consagrada dentro del conjunto de objetivos generales de la UE, dadas las lecciones extraídas de la Estrategia Báltica que fue adaptada después del comienzo del período de planificación presupuestaria 2007-2013 que, sin lugar a duda, limitó el ámbito de la iniciativa.

 
  
MPphoto
 
 

  Laima Liucija Andrikienė (PPE), por escrito. (LT) He votado a favor de esta resolución sobre la Estrategia para la región atlántica. Cinco Estados miembros de la UE tienen costa atlántica —Francia, Irlanda, Portugal, España y el Reino Unido. Es necesario, por lo tanto, coordinar las acciones de estos países en la región. Coincido con el ponente en que el principal valor añadido de las estrategias macrorregionales de la UE radica en la cooperación, la coordinación y la mejora de las inversiones estratégicas de los fondos disponibles a diferentes niveles, y no en la asignación adicional de recursos. Creo que esta estrategia abordaría las siguientes cuestiones de interés común: medioambiente y cambio climático, incluida la prevención y la lucha contra la contaminación marina por los buques, el transporte y la accesibilidad, la seguridad y la vigilancia, la investigación, la innovación, las industrias creativas, la cultura, el ocio y el turismo, la formación y los servicios marinos, y la pesca y el sector de los alimentos del mar. Quiero recordar que una de las primeras estrategias de este tipo fue la Estrategia de la UE para la región del Mar Báltico, aprobada por el Consejo Europeo y que abarca 8 Estados miembros, incluyendo Lituania, mi propio país. Esta estrategia tiene como objetivo hacer de la región del Mar Báltico un lugar ambientalmente sostenible, económicamente próspero, accesible y atractivo, y seguro. La estrategia ya se ha iniciado con éxito y creo, por lo tanto, que la estrategia para la región atlántica no solo sería beneficiosa para la región atlántica, sino también para la totalidad de la UE.

 
  
MPphoto
 
 

  Sophie Auconie (PPE), por escrito. (FR) Uno de los grandes valores añadidos del trabajo realizado por la Unión Europea es la cooperación en materia de problemas que trascienden las fronteras nacionales. Mi colega, el señor Cadec, ha trabajado durante meses en aras del reforzamiento de la cooperación entre las regiones del Arco Atlántico, con el objetivo de que aprovechen al máximo cualquier posible sinergia. He votado, por lo tanto, a favor de esta resolución que «pide a la Comisión que dé forma cuanto antes a la Estrategia de la UE para la región atlántica, como una estrategia integrada que aborde cuestiones marítimas y territoriales».

 
  
MPphoto
 
 

  Zigmantas Balčytis (S&D), por escrito. (LT) He votado a favor de esta resolución. La cohesión territorial es uno de los objetivos más importantes de la UE y un prerrequisito para un mercado interior efectivo, competitivo y económicamente sólido La región atlántica tiene sus propias características específicas, que son las siguientes, un dinámico espacio marino cuyo frágil medio ambiente debe preservarse y está sujeto a las consecuencias del cambio climático. Se trata de un espacio periférico dentro de la Unión Europea con problemas de accesibilidad y conectividad. Considero que existe una necesidad urgente de adoptar esta estrategia, que ayudará a que la región aborde sus problemas fundamentales en cuanto a la apertura, la interconexión de las redes de transporte y energía y el desarrollo de la energía marina, el desarrollo de las zonas urbanas y las rurales y la intensificación de los vínculos entre tierra y mar y entre mar y aguas interiores.

 
  
MPphoto
 
 

  Maria Da Graça Carvalho (PPE), por escrito. (PT) Estoy de acuerdo con la resolución del Parlamento sobre la Estrategia europea para la región atlántica, que considero es de una enorme importancia, ya que cinco Estados miembros tienen costa atlántica Francia, Irlanda, Portugal, España y el Reino Unido. El objetivo de esta estrategia es abordar cuestiones tan importantes como la energía marítima, el medio ambiente y el cambio climático, el transporte y la accesibilidad, la seguridad y la vigilancia, la investigación, la innovación, las industrias creativas, la cultura, el ocio y el turismo, la formación y los servicios marinos, y la pesca y el sector de los alimentos del mar. La cooperación territorial europea, que se consolida en esta estrategia a través de los aspectos mencionados anteriormente, puede contribuir ampliamente a intensificar el proceso de integración dentro de la región atlántica, mediante una mayor participación de la sociedad civil en el proceso de toma de decisiones y la aplicación de acciones concretas. Quiero también resaltar que esta iniciativa puede, y debería, conducir a un mejor uso de los fondos de la UE, y no a un aumento del gasto.

 
  
MPphoto
 
 

  Carlos Coelho (PPE), por escrito. (PT) Como diputado elegido por un país que pertenece a la región atlántica, debo subrayar la importancia de la necesidad de crear una estrategia europea que tenga en cuenta las características geográficas, demográficas y económicas de esta región. Es necesario crear una estrategia integrada y conjunta para garantizar la sinergia y la consistencia entre las políticas sectoriales en este ámbito, la creación del valor añadido necesario para abordar los desafíos del desarrollo sostenible y de la competitividad en esta región en particular y, en general, en Europa. No tengo ninguna duda sobre la necesidad de un enfoque a nivel europeo, basado en fortalecer la cooperación entre los Estados miembros con costa atlántica, las comunidades costeras, el sector privado y la sociedad civil, y en el que esta estrategia beneficiará a todas las partes interesadas.

Esta estrategia debería permitir identificar problemas y retos comunes, prioridades compartidas, y la creación de las sinergias necesarias para fomentar un uso más eficiente de los recursos. No solo es importante mejorar la competitividad y la sostenibilidad de los sectores tradicionales, sino también aprovechar al máximo todo el potencial de la zona atlántica, con nuevos mercados, productos y servicios guiados por dos prioridades: la protección del medioambiente y los ecosistemas y la creación de puestos de trabajo.

 
  
MPphoto
 
 

  Edite Estrela (S&D), por escrito. (PT) He votado a favor de esta resolución porque apoyo la necesidad de que la Comisión dé forma, cuanto antes, a una Estrategia de la UE para la región atlántica que aborde cuestiones marítimas y territoriales. Esta estrategia debería abarcar asuntos de interese común, como el medio ambiente y el cambio climático, la energía marina, el transporte marítimo, la seguridad y la vigilancia marinas, la pesca, el turismo, y la investigación y la innovación. Esta estrategia también debería incluir a las islas Azores, Madeira y Cabo Verde, que deberían contar con un papel destacado.

 
  
MPphoto
 
 

  Diogo Feio (PPE), por escrito. (PT) En la actualidad, el Atlántico es una de las fronteras de Europa y ha sido una de las vías de contacto con el mundo más importantes para el continente europeo. A través de este océano, las gentes europeas, y principalmente los portugueses, entraron en contacto con pueblos, economías y culturas hasta ese momento desconocidos, forjando así lo que hoy constituye un mundo realmente globalizado. En la actualidad, la región atlántica sufre por la marginalización en comparación con el centro de Europa, y esto ha de solucionarse mediante la concienciación de que el Atlántico y las relaciones con los socios más importantes que lo comparten, como los EE.UU. y Brasil, puede conducir a la reafirmación de una centralidad geoestratégica que se ha visto, sin embargo, desplazada por la emergencia de los países asiáticos. La importancia de la región justifica completamente la creación de una estrategia europea que, fiel al papel histórico reservado para el océano que le da su nombre, no se reduzca tan solo a los Estados miembros, sino que sea capaz de ofrecer un vínculo con otras costas. En este sentido, quiero subrayar el papel fundamental e insustituible que tienen las regiones más remotas en el éxito de esta estrategia. Estas siguen mereciendo un apoyo especial por parte de la Unión, que pueda superar los costes de la insularidad y aumentar los contactos con el extranjero.

 
  
MPphoto
 
 

  José Manuel Fernandes (PPE), por escrito. (PT) El 14 de junio de 2010, el Consejo pidió a la Comisión que diese forma a la Estrategia de la UE para la región atlántica en un período de un año, dado que se trata de un territorio periférico de características especiales, tanto en términos de su potencial, como de su fragilidad medioambiental. Por lo tanto, dada su importancia a nivel global, es preciso contar con una estrategia ambiciosa que tenga en cuenta los aspectos territoriales y marítimos. Esta resolución supone una contribución esencial para la elaboración de la estrategia porque llama la atención sobre aspectos fundamentales, como la necesidad de buscar las sinergias con otras políticas sobre el medioambiente, energía, transporte, turismo, recursos marinos, y otras, en aras de adoptar una política macrorregional y avanzar hacia el enfoque internacional que se precisa para el mantenimiento de buenas relaciones con los países que tienen costa atlántica. Celebro la aprobación de esta resolución por parte del Parlamento porque que estoy convencido de que esta estrategia de la UE para la región atlántica acelerará el crecimiento sostenible en esta región, y situará los asuntos marítimos entre las prioridades de la agenda europea.

 
  
MPphoto
 
 

  João Ferreira (GUE/NGL), por escrito. (PT) Estamos a favor del desarrollo de estrategias que persigan la cohesión económica, social y territorial de ciertas macrorregiones y que, obviamente, deben contar con los medios apropiados para que esto se pueda conseguir de forma plena y efectiva. Cada una de las fases de estas estrategias —preparación, formulación y ejecución— debería involucrar de forma activa a los países y regiones que caen bajo su ámbito geográfico y debería basarse en la cooperación entre dichos países y regiones. Estas estrategias pueden, y deben, abordar los asuntos de interés común como, en el caso de esta propuesta específica de la Estrategia europea para la región atlántica: la energía marina, el medio ambiente y el cambio climático, incluida la prevención y la lucha contra la contaminación marina por los buques, el transporte y la accesibilidad y la investigación y la innovación, entre otras. Sin embargo, tenemos serias dudas y desacuerdos con algunos de los puntos de esta resolución. La resolución no protege el principio de que los nuevos recursos, especialmente los recursos financieros, deberían ajustarse a los nuevos objetivos en materia de política de cohesión para, de esta manera, hacerlos efectivos. La resolución también propone la subordinación de la estrategia a la política exterior de la UE, a los objetivos de la política comercial internacional, a la Estrategia Europa 2020 y al logro de «los objetivos del mercado interior».

 
  
MPphoto
 
 

  Ilda Figueiredo (GUE/NGL), por escrito. (PT) Es importante seguir desarrollando estrategias orientadas a la cohesión económica, social, y territorial de ciertas macrorregiones que, obviamente, deberían contar con los medios apropiados para conseguir esto de forma plena y efectiva. Cada una de las fases de estas estrategias —preparación, formulación y ejecución— debería involucrar de forma activa a los países y regiones que caen bajo su ámbito geográfico y debería basarse en la cooperación entre dichos países y regiones. Estas estrategias pueden, y deben, abordar los asuntos de interés común como, en el caso de esta propuesta específica de la Estrategia europea para la región atlántica: la energía marina, el medio ambiente y el cambio climático, incluida la prevención y la lucha contra la contaminación marina por los buques, el transporte y la accesibilidad y la investigación y la innovación entre otras. Sin embargo, tenemos serias dudas y desacuerdos con algunos de los puntos de esta resolución. Por lo tanto, hemos votado en contra.

La resolución no protege el principio de que los nuevos recursos, especialmente los recursos financieros, deberían ajustarse a los nuevos objetivos en materia de política de cohesión para, de esta manera, hacerlos efectivos, lo que supone que contaremos con muchas promesas pero pocas medidas, además de que estarán subordinadas a los objetivos de la política comercial internacional, a la Estrategia Europa 2020 y al logro de «los objetivos del mercado interior».

 
  
MPphoto
 
 

  Pat the Cope Gallagher (ALDE), por escrito. (GA) Apoyo firmemente lo que se está llevando a cabo a nivel de la UE para crear una estrategia integrada para la región atlántica. La estrategia atlántica debe centrarse en estimular el desarrollo económico de las islas del Atlántico y de la región costera del Atlántico.

La región atlántica es una de las más ricas para el desarrollo de energía eólica, energía del oleaje y la energía mareomotriz pero, sin embargo, no se está aprovechando lo suficiente el potencial de estas energías. Las actividades de ocio y turismo de la región costera atlántica también suponen un recurso económico valioso. En esta región existe un verdadero potencial de crecimiento como, por ejemplo, el desarrollo de marinas estratégicas en cada país.

En concreto, los sectores de transporte marítimo, los puertos y los alimentos del mar —incluyendo la acuicultura— se beneficiarían de la creación de una colaboración más estrecha entre los Estados miembros que tienen costa atlántica. Toda estrategia sobre el Atlántico debe cumplir con las disposiciones de la política pesquera común. Se ha producido, a lo largo de los años, una mejora en la cooperación entre los Estados miembros en los ámbitos de seguridad, protección y vigilancia marítima.

Sin embargo, dado que la zona del Arco Atlántico es tan amplia, la estrategia integrada debe establecerse para garantizar actividades mejores y más coordinadas entre los Estados miembros.

 
  
MPphoto
 
 

  Estelle Grelier (S&D), por escrito.(FR) La aprobación de una resolución parlamentaria sobre el proyecto de la Estrategia para la región atlántica supone para mí una oportunidad de subrayar la urgente necesidad de trabajar a nivel europeo sobre un enfoque común, relativo al uso de nuestras zonas marítimas y encontrar una solución conjunta a los problemas existentes. El Canal constituye un ejemplo especialmente ilustrativo a este respecto: una entrada marítima a la Unión Europea que constituye tanto un vínculo fundamental entre el Océano Atlántico y el Mar del Norte (contiene el 20 % de la flota mundial y más de 500 buques de más de 300 toneladas navegan a través de él cada día), como una zona dedicada a la pesca, las actividades de ocio, la extracción agregada y, pronto —para mi gran satisfacción— a la producción de energía generada por parques eólicos marinos. Esta concentración de actividades exige que se preste atención a la cuestión de la gestión de la seguridad marítima en la zona a nivel europeo, como parte de una estrategia conjunta. Es por este motivo que, durante el debate sobre la estrategia para la región atlántica, pedí de nuevo a la señora Damanaki, la Comisaria de Asuntos Marítimos y Pesca, que incluyese el Canal en la propuesta que tiene que presentar en junio.

 
  
MPphoto
 
 

  Juozas Imbrasas (EFD), por escrito. (LT) He votado a favor de este texto porque, como sabemos, la región atlántica tiene sus propias características específicas, que son las siguientes: un dinámico espacio marino (gracias al transporte marítimo, la pesca, la energía marina, etc.), un espacio cuyo frágil medio ambiente debe preservarse y está sujeto a las consecuencias del cambio climático, y es también un espacio periférico dentro de la Unión Europea con problemas de accesibilidad y conectividad y con un reducido número de importantes centros urbanos. Debemos dar forma cuanto antes a la Estrategia de la UE para la región atlántica, como una estrategia integrada que aborde cuestiones marítimas y territoriales. Esta estrategia debería poner en práctica una mejor coordinación de objetivos y medios, con fuertes vínculos con la Estrategia UE 2020 y las políticas de la UE para el período posterior a 2013. Esta estrategia tiene por objeto mejorar el gasto de los fondos de la UE, y no aumentarlo. Esta estrategia debe estar bien conectada con la política regional y la política marítima integrada de la UE. Considero que también debe facilitar las sinergias con otras políticas de la UE, como las relativas a las redes transeuropeas de transporte, la Política Pesquera Común, las medidas en materia de cambio climático y medio ambiente, el Programa Marco de Investigación y Desarrollo, la política energética, etc. Es importante mejorar la accesibilidad en las regiones marítimas del Atlántico, y de aumentar la circulación de personas, bienes y servicios en estas regiones, con el fin de alcanzar los objetivos del mercado interior y el objetivo de la política de cohesión, especialmente por medio del desarrollo del transporte marítimo de corta distancia y las autopistas del mar.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (S&D), por escrito. – He votado a favor del informe sobre la Estrategia de la UE para la región atlántica que sostiene que dicha estrategia debe realizarse en el marco del objetivo de la política de cohesión relativo a la cooperación territorial (Objetivo 3) y basarse en un enfoque integrado, transversal y territorial aplicado para mejorar la coordinación de las políticas entre los diversos niveles de gobernanza en un territorio determinado, centrándose en las cuestiones pertinentes, y estoy convencido de que la cooperación territorial europea puede contribuir ampliamente a intensificar el proceso de integración dentro de la región atlántica, mediante una mayor participación de la sociedad civil en el proceso de toma de decisiones y la aplicación de acciones concretas.

 
  
MPphoto
 
 

  Nuno Melo (PPE), por escrito. (PT) La región atlántica tiene sus propias características específicas, como espacio marino dinámico, entre las que yo resaltaría el transporte marítimo, la pesca y la energía marina. Se trata de un espacio cuyo frágil medio ambiente debe preservarse, pero que está sujeto a erosión costera y fenómenos climáticos extremos, y es un espacio periférico. Se precisa, por lo tanto, una estrategia integrada de la UE que aborde cuestiones marítimas y territoriales. Esto explica el sentido de mi voto.

 
  
MPphoto
 
 

  Willy Meyer (GUE/NGL), por escrito. (ES) He votado a favor de esta resolución en la que se pide a la UE que cree una estrategia europea para la región atlántica. La cooperación territorial europea puede contribuir ampliamente a intensificar el proceso de integración dentro de la región atlántica, mediante una mayor participación de la sociedad civil en el proceso de toma de decisiones y la aplicación de acciones concretas. En el texto se pide a la UE que esta estrategia aborde cuestiones marítimas y territoriales, se insiste en que la cooperación en el marco de esta estrategia debe basarse, ante todo, en las necesidades de las partes interesadas y, por lo tanto, se considera que las prioridades políticas abordadas deben ser objeto de decisiones consensuadas.

 
  
MPphoto
 
 

  Alexander Mirsky (S&D), por escrito. – Teniendo en cuenta las características específicas de la región atlántica, el Parlamento pide a la Comisión que dé forma cuanto antes a la Estrategia de la UE para la región atlántica, como una estrategia integrada que aborde cuestiones marítimas y territoriales. Si bien el Parlamento cree que esta estrategia debe desarrollar sinergias entre las políticas pertinentes de la UE, nacionales, regionales y locales, pide a la Comisión y a los Estados miembros que establezcan normas simplificadas para facilitar la aplicación de esta estrategia y reducir la carga administrativa inherente. En mi opinión, esto no es posible porque, hasta hoy, no se han encontrado medidas eficientes para influir sobre la Comisión. Tengo la impresión de que la Comisión todavía no ha empezado a modificar sus prioridades bajo el Tratado de Lisboa, y que está llevando a cabo una retórica injustificada y persistente con el Parlamento para allanar el camino a sus propias oportunidades. Esto no se hace en aras del interés general y es, en realidad, perjudicial para la situación. Si bien he apoyado el informe, sigo manteniendo la misma opinión.

 
  
MPphoto
 
 

  Andreas Mölzer (NI), por escrito. (DE) Cinco Estados miembros de la Unión Europea tienen costa atlántica. En concreto, Francia, Portugal y España no son solo testigos de las ventajas inherentes a este hecho geográfico, sino que el Atlántico juega un papel muy significativo en cuanto a las oleadas de refugiados, que ahora amenazan con aumentar a consecuencia de la crisis en los países del norte de África. Los traficantes de personas están sumamente interesados en utilizar la ruta atlántica desde que España construyó la valla fronteriza en 2005. Con el objetivo de prevenir una avalancha de migrantes fundamentalmente por razones económicas, la UE haría bien en desarrollar rápidamente una estrategia efectiva para el atlántico que también aborde este aspecto, si bien los otros dos Estados atlánticos —el Reino Unido e Irlanda— prácticamente no sufren este impacto. Me he abstenido en la votación, dado que la resolución apenas abarca este ámbito.

 
  
MPphoto
 
 

  Wojciech Michał Olejniczak (S&D), por escrito.(PL) El Parlamento Europeo, en la votación de hoy, ha aprobado la resolución sobre la Estrategia europea para la región atlántica. La estrategia es una iniciativa adicional europea que no se centrará en resolver los problemas de un país en concreto sino de toda la región atlántica, que incluye a cinco Estados miembros.

Es importante llamar la atención sobre el hecho de que la estrategia debería caracterizarse por un planteamiento ascendente. La posición geoestratégica de la región permite el desarrollo de la cooperación en los ámbitos de seguridad marítima, comercio internacional y pesca, así como en la protección del medio ambiente marino y la conservación de la biodiversidad.

Considero que es necesario preguntar a la Comisión Europea qué recursos se facilitarán en pos de la estrategia, porque esto es especialmente importante en cuanto al establecimiento del nuevo marco financiero. En mi opinión, existe otra cuestión importante relativa al proceso de puesta en funcionamiento de la estrategia y a la posibilidad de que puede ser preciso crear instrumentos financieros adicionales.

 
  
MPphoto
 
 

  Rolandas Paksas (EFD), por escrito. (LT) Estoy de acuerdo con la resolución sobre la Estrategia europea para la región atlántica, que contribuirá al desarrollo sostenible de la región. Además, se adoptará un paso adicional hacia la ejecución de uno de los objetivos de la Unión Europea —la cohesión territorial. Dada la situación geoestratégica de la región atlántica, la Comisión debe adoptar medidas inmediatas para desarrollar una estrategia integrada para esta región, reforzando la cooperación internacional y las iniciativas de cooperación triangular, y abordando las cuestiones marítimas y territoriales. Se llama la atención sobre el hecho de que una cooperación territorial efectiva fomentará el desarrollo de la energía marina y creará un entorno favorable para el uso de las redes de transporte y energía y las interconexiones. Para que esta estrategia pueda alcanzar los objetivos establecidos, debe estar bien conectada con la política regional y la política marítima integrada de la UE. Solo así se podrán garantizar las sinergias con otras políticas de la UE y crear las condiciones para una absorción y un uso más específico y efectivo de los fondos asignados por la UE, sin aumentar el gasto. Además, la adopción de esta estrategia mejorará el acceso a las regiones marítimas del Atlántico y aumentará la circulación de personas, bienes y servicios.

 
  
MPphoto
 
 

  Alfredo Pallone (PPE), por escrito. (IT) La propuesta de resolución sobre la Estrategia de la Unión Europea para la región atlántica responde a la petición realizada por el Consejo Europeo a la Comisión para desarrollar una estrategia integrada que aborde cuestiones marítimas y territoriales en el Atlántico. He votado a favor de la resolución por la que se pide a la Comisión Europea que prepare e informe, en junio a más tardar, sobre las negociaciones de la estrategia planificada. El objetivo es generar una mejor coordinación en la región en cuestiones como la política marítima integrada, las redes transeuropeas de transporte, la pesca, las medidas en materia de medioambiente y clima, investigación y desarrollo, y el aumento de la circulación de personas, bienes y servicios en las regiones, en el marco del objetivo de la política de cohesión, garantizando que todo está enlazado con la Estrategia Europa 2020 y con las políticas de la UE para el período posterior a 2013.

 
  
MPphoto
 
 

  Miguel Portas (GUE/NGL), por escrito. (PT) He votado a favor de esta resolución porque Portugal es un país atlántico, con un espacio marítimo dinámico y un gran potencial, si bien cuenta con un medioambiente frágil que debe ser protegido. Considero que es positivo que la UE reconozca el potencial de su región atlántica. También creo que muchos de los problemas de esta amplia región deberían contar con una respuesta a nivel europeo mediante una estrategia integrada de la UE para la región, y mediante la perspectiva de una política de cohesión territorial que debería constituir un marco esencial para las opciones de la Unión. Sin embargo, las decisiones de la Unión se han caracterizado por su ausencia y se han sacrificado debido a unas restricciones presupuestarias inaceptables generadas por opciones políticas austeras que no fomentan el desarrollo económico.

 
  
MPphoto
 
 

  Paulo Rangel (PPE), por escrito. (PT) Dada la importancia geoestratégica de Portugal, esta cuestión es de gran importancia, especialmente en materia de seguridad y vigilancia marítima. Creo, por lo tanto, que la creación de una Estrategia europea para la región atlántica es muy oportuna.

 
  
MPphoto
 
 

  Raül Romeva i Rueda (Verts/ALE), por escrito. – Al igual que con la resolución sobre una Estrategia de la UE para la región del Danubio aprobada por el Parlamento Europeo el mes pasado, el actual proyecto de resolución subraya que el principal valor añadido de la estrategias macrorregionales de la UE radica en la cooperación, la coordinación y la mejora de las inversiones estratégicas de los fondos disponibles a diferentes niveles, y no en la asignación adicional de recursos. El proyecto de resolución subraya las conclusiones de la Presidencia sueca, según las cuales no son necesarias nuevas instituciones, ni nuevas medidas legislativas, ni nuevos presupuestos.

Además, la Comisión de Desarrollo Regional quería que esta estrategia funcionase según un planteamiento ascendente y que contase con la participación de todas las partes interesadas (autoridades públicas regionales y locales, los Estados miembros, la Unión Europea, las partes interesadas del sector privado y las organizaciones de la sociedad civil, incluidas las organizaciones y redes interregionales interesadas) en el diseño y la aplicación de esta estrategia. En lo que concierne al Grupo Verts/ALE, hemos propuesto enmiendas al desarrollo de la energía marina, la prevención y la lucha contra la contaminación marina por los buques, y el desarrollo del transporte marítimo de corta distancia y las autopistas del mar y todas ellas han sido adoptadas.

 
  
MPphoto
 
 

  Antolín Sánchez Presedo (S&D), por escrito. (ES) Como gallego y cofirmante de la presente iniciativa, apoyo una ambiciosa Estrategia para la región atlántica. Pido a la Comisión que presente una propuesta antes de junio de 2011 con la prioridad de crecer y crear empleo sostenible en línea con la Estrategia Europa 2020. La macrorregión cuenta con un espacio marítimo, frágil y periférico, por ello la Estrategia requiere un enfoque integrado, transversal y territorial que proteja el medio, favorezca la accesibilidad, la movilidad y la conectividad e impulse la cohesión en todas sus dimensiones.

La Estrategia, además, debe facilitar sinergias entre las diversas políticas de la UE —por ejemplo, en materia de turismo, autopistas del mar y redes transeuropeas de transporte, política pesquera común, política energética, y singularmente las energías marinas, medidas en materia de cambio climático, Programa Marco de Investigación y Desarrollo, multilingüismo y, en general las nuevas políticas que se pondrán en marcha a partir de 2014— y entre todas las políticas pertinentes que desarrollen en su ámbito las diferentes autoridades responsables. Su elaboración, adopción y ejecución debe realizarse con transparencia y lealtad mediante la cooperación de todas las instituciones públicas y la asociación con el sector privado y las organizaciones de la sociedad civil.

 
  
MPphoto
 
 

  Nuno Teixeira (PPE), por escrito. (PT) Debido a la amplitud de su espacio, la costa atlántica europea tiene un gran potencial y varias características específicas. La región atlántica ofrece una actividad marina dinámica y significativa y cuenta, en su centro, con regiones muy diversas entre ellas, pero que comparten la característica común de depender de actividades en las cuencas marinas de este océano. Existen regiones remotas en el Atlántico que tienen un acceso difícil ya que están físicamente muy alejadas de la Europa continental. Me refiero concretamente a las regiones ultraperiféricas de la UE en las que los problemas de accesibilidad y conectividad se reflejan en su desarrollo económico y social. Sin embargo, también es importante mencionar que estas regiones disfrutan de ventajas excepcionales comparadas con otras regiones europeas. Además de sus permanentes restricciones, sus características propias ofrecen un potencial que debería tenerse en cuenta como parte de una visión integrada de la región atlántica.

El objetivo de la cohesión territorial permite, o mejor dicho exige, un desarrollo armonioso de todas las regiones de la UE, teniendo en cuenta las características específicas de cada una de ellas. Espero, por lo tanto, que las regiones ultraperiféricas de la Macaronesia, incluyendo mi región natal de Madeira, se tengan en cuenta de forma apropiada en toda futura estrategia para el Atlántico y que un enfoque integrado pueda servir para superar las principales dificultades y desafíos a los que se enfrentan estas regiones.

 
  
  

Propuestas de resolución B7-0156/2011

 
  
MPphoto
 
 

  Luís Paulo Alves (S&D), por escrito. (PT) Voto a favor de esta resolución porque creo que la adhesión de Turquía a la UE que forma parte de los intereses estratégicos tanto del país como de la UE. Sin embargo, esto supone que Turquía ha de realizar un compromiso más firme con el proceso de reformas para poder cumplir con los criterios de adhesión. Concretamente, este es el caso de los ámbitos de la libertad de prensa, libertad de reunión y libertad de asociación, del compromiso de crear un sistema judicial más rápido, justo e independiente, que coopere de forma efectiva en la lucha contra el terrorismo, la batalla por los derechos de las mujeres y los derechos humanos en general. Además, la retirada de las tropas turcas de Chipre es una condición fundamental para la construcción de un clima de relaciones de buena vecindad.

 
  
MPphoto
 
 

  Laima Liucija Andrikienė (PPE), por escrito. (LT) He votado a favor de esta resolución sobre el Informe de 2010 relativo a los progresos realizados por Turquía. Cuando Turquía comenzó las negociaciones para su adhesión a la UE, el país se comprometió a efectuar reformas, mantener relaciones de buena vecindad y alinearse progresivamente con la UE. Sin embargo, es obvio que los avances turcos son demasiado lentos, demostrando la falta de voluntad de los representantes gubernamentales del país para efectuar reformas y democratizar Turquía. El Parlamento Europeo está seriamente preocupado por el deterioro de la libertad de prensa, algunas medidas de censura y la creciente autocensura de los medios de comunicación turcos, también en Internet. Condenamos las restricciones a la liberta de reunión y la libertad de asociación y, en concreto, la violenta represión ejercida por la policía contra las manifestaciones estudiantiles en la Universidad de Ankara en diciembre de 2010. El Parlamento Europeo también está preocupado por la persecución de los defensores de los derechos humanos en Turquía. Esto constituye tan solo una parte de las violaciones de los derechos humanos en un país que pretende llegar a ser un Estado miembro de la UE. Está claro que la actual situación de los derechos humanos en Turquía es complicada y podría incluso decirse que es contraria a los valores y políticas de la UE. En este contexto, las negociaciones para la adhesión a la UE están conduciendo a un callejón sin salida. Creo, por lo tanto, que las autoridades turcas deben adoptar medidas rigurosas inmediatas en todas las ramas del gobierno o, de lo contrario, consideren la posibilidad de convertirse en un socio estratégico, en vez de un miembro de la UE.

 
  
MPphoto
 
 

  Charalampos Angourakis (GUE/NGL), por escrito. (EL) El informe del Parlamento Europeo y la correspondiente propuesta de resolución aprobada por el pleno ilustran las luchas internas imperialistas en el seno de la UE, y los conflictos que rodean las relaciones económicas y políticas, y los objetivos elaborados en colaboración con la burguesía turca. Estas cuestiones están relacionadas con la explotación de los ciudadanos de este país, la rendición ante los intereses imperialistas generales por controlar los recursos para la producción de riqueza y la explotación de los pueblos de Oriente Próximo, el norte de África y de la región en general. A medida que se intensifican la crisis capitalista y la agresión imperialista, el Parlamento Europeo ha ocultado la política contraria a las organizaciones de base del Gobierno turco y el ataque contra los derechos sociales y las libertades populares de los trabajadores del país. El Gobierno turco continúa catalogando como terroristas a las fuerzas populares que protestan contra las violaciones de los derechos de los kurdos. El Parlamento Europeo tolera la intransigencia de Turquía y las agresiones contra la República de Chipre. He votado en contra de las propuestas y enmiendas relativas a la República de Chipre y sus derechos legales en este ámbito. El Partido Comunista griego está radicalmente en contra de la adhesión de Turquía a la UE, porque está luchando contra esta organización imperialista. Los diputados al Parlamento Europeo del Partido Comunista griego han votado en contra del informe sobre Turquía, porque la adhesión de este país a la UE no supondrá más que dificultades para los trabajadores.

 
  
MPphoto
 
 

  Pino Arlacchi (S&D), por escrito. – Mi declaración persigue justificar mi abstención en la votación sobre la resolución sobre Turquía. Me he abstenido porque no estoy de acuerdo con la falta de inspiración positiva y la falta de una apreciación clara de algunas de las características clave de las medidas recientes del Gobierno turco. Esta resolución muestra una actitud muy paternalista hacia un gran país que no merece este tipo de trato.

Se están imponiendo demasiadas demandas sobre Turquía con demasiados detalles y exigencias que no son realistas. Si se aplicasen estas exigencias a los Estados miembros de la UE, algunos de ellos no cumplirían los requisitos de adhesión. Espero que esta actitud hacia Turquía cambie con el tiempo y espero, asimismo, que este Parlamento muestre un compromiso más firme con el objetivo de que Turquía esté pronto en la UE.

 
  
MPphoto
 
 

  Zigmantas Balčytis (S&D), por escrito. (LT) He votado a favor de esta resolución. Turquía se ha comprometido a efectuar reformas, mantener relaciones de buena vecindad y alinearse progresivamente con la UE. Estos compromisos y esfuerzos realizados deben verse como una oportunidad que se le presenta a la propia Turquía para modernizarse, dado el apoyo por parte de los ciudadanos turcos y de la sociedad civil a una mayor democratización del país y su compromiso en favor de una sociedad abierta y plural. A pesar de los avances realizados en algunos ámbitos, la situación en Turquía sigue siendo complicada. Hasta ahora, el progreso que ha mostrado Turquía en materia de reformas es bastante lento. Los constantes enfrentamientos entre los partidos políticos y la falta de disposición del Gobierno y de la oposición para trabajar en favor de un consenso sobre las reformas básicas suponen que no se ha generado un impacto visible y que, en algunos ámbitos, la situación está empeorando, concretamente en materia de la libertad de prensa. El Gobierno turco se ha comprometido a efectuar reformas integrales para lograr la modernización del país y, por lo tanto, debe esforzarse más en crear un Estado democrático basado en la separación y el equilibrio entre los poderes ejecutivo, legislativo y judicial y en el respeto de los derechos humanos y las libertades fundamentales.

 
  
MPphoto
 
 

  Mara Bizzotto (EFD), por escrito. (IT) Por quinto año consecutivo, Turquía no ha cumplido con las peticiones europeas. Se ha producido un aumento de los movimientos fundamentalistas, contra los que el Gobierno no lucha debido a sus opiniones políticas islamistas y nacionalistas.

La situación de las minorías religiosas cristianas y de las mujeres lleva tiempo deteriorándose. Por lo tanto, Turquía no desea alinearse con los criterios democráticos occidentales, sino que ha elegido el camino de la reislamificación, que alejará al país todavía más de la adhesión. Un país que tiene como objetivo asumir un papel de liderazgo en el mundo árabe-musulmán y que tiene una política exterior agresiva hacia Occidente y hacia Israel es un país que demuestra por sí mismo los motivos por los que mi Grupo tradicionalmente se ha opuesto a aquellos que desean que Turquía llegue a ser un Estado miembro.

Mientras tanto, por un lado el informe ilustra muchos de los aspectos problemáticos que han surgido en los últimos años, pero también celebra el «progreso» realizado por el Gobierno turco en algunas áreas. Básicamente, el informe abre totalmente las puertas de Europa a Ankara, motivo por el que yo he votado en contra. Turquía no es Europa y nunca lo será, ni en términos culturales ni en términos políticos. El retroceso registrado en Turquía debería convencer, incluso a sus defensores más entusiastas, de que deben desechar la idea de que el país ha de unirse al proyecto europeo.

 
  
MPphoto
 
 

  Sebastian Valentin Bodu (PPE), por escrito. (RO) El Parlamento Europeo debe seguir animando a los Estados que quieren pertenecer a la Unión Europea, porque solo mediante el fomento del cambio democrático y el castigo inmediato de los abuso o de la ineptitud, estos países lograrán alinearse con los criterios comunes democráticos y económicos de los Estados miembros. Por este motivo, es normal celebrar los primeros avances en el camino hacia la reforma constitucional de Turquía que, sin embargo, subrayan la necesidad de reformas globales del sistema. Los problemas políticos de Turquía, su todavía tensa, en incluso en punto muerto, relación con Grecia, el precario diálogo existente entre los partidos políticos, y la erosión de la libertad de prensa justifican el freno en el ritmo de las negociaciones de adhesión. Es posible que el objetivo más inmediato de Turquía sea la exención al sistema de visados impuesto por los Estados miembros a los ciudadanos turcos. De hecho, la conclusión de las negociaciones sobre el acuerdo de readmisión desembocará en una mejor gestión de la migración.

La Comisión debe lanzar el diálogo sobre los visados con Turquía en cuanto entre en vigor el acuerdo. Europa no se puede permitir tener un Estado con el tamaño de Turquía que se sienta frustrado por el trato otorgado a sus ciudadanos. Es posible que Turquía espere que la resolución del Parlamento le beneficie más. Sin embargo, el hecho de que el Parlamento sostenga que el proceso de negociación con la UE es largo y sin plazo no refleja la realidad existente sobre el terreno.

 
  
MPphoto
 
 

  Philippe de Villiers (EFD), por escrito.(FR) Es obvio que el mantenimiento de buenas relaciones con Turquía solo supone ventajas para los Estados miembros pero, una vez más, la Unión Europea se ha desacreditado a sí misma al presentar este informe sobre el progreso de Turquía hacia la adhesión.

En primer lugar, la Unión Europea no escucha a los ciudadanos de Europa, que están preocupados ante una perspectiva cuyo resultado es el gasto indiscriminado de cientos de millones de euros cada año (en ayuda de preadhesión), sin obtener nada a cambio.

En segundo lugar, la Unión reconoce que, si bien no ha aprendido de ello, Turquía se burla del Derecho internacional en cuanto a Chipre y a los derechos fundamentales en su propio país, menosprecia a sus vecinos armenios y griegos, oprime a las minorías que viven en su territorio y tan siquiera se digna a cumplir con los compromisos que ha adoptado con la Unión Europea.

¿Cuándo tendremos la valentía suficiente para salir de esta trampa? ¿Volverán nuestros líderes a la realidad y propondrán a Turquía una asociación en vez de la adhesión?

 
  
MPphoto
 
 

  Edite Estrela (S&D), por escrito. (PT) He votado a favor de este informe porque creo que si bien las reformas adoptadas por Turquía son importantes, se han desarrollado lentamente. Merece la pena resaltar la reciente enmienda que refuerza los derechos de las mujeres y contribuye a una mayor igualdad de género, aunque todavía queda mucho por hacer para corregir las bajas tasas de empleo femenino.

 
  
MPphoto
 
 

  Göran Färm, Olle Ludvigsson, Marita Ulvskog y Åsa Westlund (S&D), por escrito. (SV) Los socialdemócratas suecos apoyamos la petición de que Turquía reconozca el genocidio. Sin embargo, creemos que es importante que las críticas dirigidas a Turquía por no reconocer el genocidio no se utilicen como arma por parte de —las fuerzas xenófobas— que pretenden que Turquía se mantenga al margen de la UE a cualquier precio. Creemos que es importante que continúen las negociaciones de adhesión con Turquía y que se ejerza presión sobre este país para que respete los criterios de Copenhague, porque esto obligará a las autoridades a cumplir con los requisitos en materia de derechos humanos y a adoptar una actitud más progresista hacia minorías como los kurdos, los armenios, los asirios y los sirios, que creemos que quizá serían los que más se beneficiarían de la adhesión de Turquía a la UE, —a una UE que es genuinamente democrática y que está preparada para aceptar la diversidad. Nos hemos abstenido, por lo tanto, de votar sobre la enmienda 38.

 
  
MPphoto
 
 

  Diogo Feio (PPE), por escrito. (PT) Dada la vorágine de inestabilidad que azota al sur del Mediterráneo y a todo el mundo musulmán, es obvio que, a pesar de sus fallos, el régimen turco ha sido capaz de maniobrar de forma más pacífica y ordenada y que ha intentado converger e integrarse en la Unión Europea, adoptando sus criterios y mejores prácticas. Turquía hoy es un poder regional al que la UE debe prestar una especial atención, ya que el vínculo entre ambas regiones es esencial. Dicho esto, es preciso reconocer que Turquía todavía no cumple con todos los criterios objetivos que le permitirían aspirar a ser un miembro de pleno derecho de la Unión, y que las reformas que ha efectuado recientemente tardarán tiempo en mostrar los resultados esperados. Espero que Turquía tenga éxito en sus esfuerzos de democratización y que, cualquiera que sea la forma adoptada para su relación futura con la Unión, las dos regiones tengan una relación más estrecha y profunda, para beneficio mutuo.

 
  
MPphoto
 
 

  José Manuel Fernandes (PPE), por escrito. (PT) Las negociaciones relativas a la adhesión de Turquía se iniciaron en octubre de 2005. Se trata de un proceso que todavía está en marcha y lejos de alcanzar un resultado en un futuro cercano. La Unión Europea, que está interesada en llevar a cabo una política de buena vecindad, celebra esta integración, ya que considera a Turquía como un socio estratégico. Sin embargo, existen ciertos problemas que dificultan el desarrollo de este proceso. El primero de estos problemas es la falta de respeto por los derechos fundamentales en cuanto a la libertad de prensa, el respeto a las minorías y el respeto al Estado de Derecho. La UE opina que esta situación es inaceptable, algo que se ve exacerbado por la ocupación de una gran parte del territorio de Chipre. Turquía debe, por lo tanto, justificar que está en proceso de cambio y, especialmente, mediante la aplicación de la legislación modificada en 2007, cumpliendo plenamente con sus compromisos con la UE. Voto a favor de este informe, con la esperanza de que el Gobierno turco adopte, lo antes posible, las recomendaciones aprobadas, ya que los ciudadanos de Turquía cosecharán los beneficios.

 
  
MPphoto
 
 

  João Ferreira (GUE/NGL), por escrito. (PT) Turquía ocupa militarmente parte de un Estado miembro de la UE: la República de Chipre. A pesar de los esfuerzos del Gobierno chipriota por solucionar el problema y de las repetidas muestras de buena voluntad por alcanzar una solución justa, las autoridades turcas no muestran ninguna intención de querer responder a estos esfuerzos con reciprocidad. En vez de esto, mantienen una política de incumplimiento de las resoluciones de las Naciones Unidas y de ocupación y colonización del norte del país. Esto debería ocupar un lugar central en esta resolución. Sin embargo, la resolución es condescendiente en lo relativo a la continuación de esta situación. Además, no menciona la represión existente en Turquía contra los trabajadores, los sindicalistas y las fuerzas políticas de izquierdas, así como contra la minoría kurda. Aquellos que han votado a favor de esta resolución se preocupan, sin embargo, por instar a Turquía a que «apoye y contribuya activamente a la aplicación de las políticas y acciones de la UE en la región», especialmente en materia energética, resaltando su «compromiso activo» con las operaciones de la OTAN Afganistán y en los Balcanes, junto con la renovación de sus «estrechos vínculos con Israel». Estas consideraciones ilustran el significado y trascendencia más profundos de los procesos de ampliación de la UE que, en el caso específico de Turquía, constituye una imposición de la voluntad de los poderes de la UE y de los intereses a los que sirven.

 
  
MPphoto
 
 

  Carlo Fidanza (PPE), por escrito. (IT) Celebro el informe preparado por mi colega holandesa del Grupo del Partido Popular Europeo (Demócrata-cristianos), la señora Oomen-Ruijten. El documento es muy equilibrado. Resalta algunas de las cuestiones fundamentales que todavía han de resolverse en el proceso de acercar más a Turquía a la Unión Europea, y también señala cómo, al igual que el problema sin resolver del genocidio armenio, de las autoridades turcas depende el aceptar su responsabilidad por la ocupación de parte de la isla de Chipre y la disputa con la República de Chipre, que es un Estado miembro desde 2004.

Otro asunto fundamental es el diálogo interreligioso con las diversas comunidades, incluyendo la comunidad cristiana, especialmente en lo concerniente a su capacidad para obtener personalidad jurídica, abrir y mantener centros de culto. Creo que ha llegado la hora de dejar atrás la hipocresía y poner fin al combate contra los ciudadanos turcos, ya que desde el principio sabíamos que sería complicado resolver los obstáculos. Turquía no es Europa, ni desde el punto de vista cultural, ni desde el geográfico, si bien tiene unos lazos comerciales con Europa extremadamente importantes. Por estos motivos, creo que valdría más la pena, y sería más útil, crear una asociación comercial privilegiada, en lugar de insistir en el largo y sinuoso camino hacia la adhesión.

 
  
MPphoto
 
 

  Ilda Figueiredo (GUE/NGL), por escrito. (PT) Tal y como hemos resaltado, las negociaciones sobre la adhesión de Turquía a la UE generan muchas preguntas. Se trata de un proceso promovido por los poderes más importantes de la UE, y no está libre de contradicciones, ya que sus objetivos incluyen la integración de este enorme país en el mercado interior de la UE, el control de su economía y la utilización de su ubicación geoestratégica en relación a Oriente Próximo, al Cáucaso y a Asia Central, concretamente para tener el acceso y el control de las fuentes energéticas y de los mercados de estas regiones.

Además, la resolución es ilustrativa en este punto, urgiendo a Turquía a que « apoye y contribuya activamente a la aplicación de las políticas y acciones de la UE en la región», especialmente en materia energética, resaltando su «compromiso activo» con las operaciones de la OTAN Afganistán y en los Balcanes, junto con la renovación de sus «estrechos vínculos con Israel».

La resolución ignora la represión existente en Turquía contra los trabajadores, los sindicalistas y las fuerzas políticas de izquierdas, y contra los ciudadanos turcos. En cuanto a Chipre, la mayoría del Parlamento mantiene la ya habitual postura de ambigüedad, si bien no está claro por qué, dado que Turquía no ha adoptado ninguna medida para reconocer a Chipre, un Estado miembro de la UE, sino que prosigue con su ocupación militar del norte de la isla, instalando allí a ciudadanos turcos para alterar el equilibrio demográfico, violando así las resoluciones de las Naciones Unidas.

 
  
MPphoto
 
 

  Bruno Gollnisch (NI), por escrito.(FR) Los grupos políticos grandes no han tenido el valor de defender, en comisión, sus propias opciones políticas en cuanto a la adhesión de Turquía a la Unión Europea. Para evitar hablar sobre la adhesión plena a la Unión, en el caso de la izquierda, y sobre una asociación privilegiada, en el caso de la denominada derecha, ambas fuerzas políticas han llegado a un acuerdo. Han decidido acogerse a la habitual opción despojada de contenido del proceso «sin plazo», en otras palabras, un proceso con un final incierto. Sin embargo, ¿a quién le gusta llevar a cabo negociaciones que no cuentan con unos objetivos definidos de forma clara? Los ciudadanos de Europa, que se oponen por gran mayoría a esta adhesión, y cuyos gobiernos, al igual que este Parlamento, se resisten a escucharles, son ridiculizados por el Parlamento que, cada año, lamenta el hecho de que Turquía no respete sus compromisos, de que las reformas sean lentas, de que se deterioren las condiciones de las mujeres y de las minorías cristianas, de que se mantenga abierto un conflicto con un Estado miembro…

¡Y que fracasa rotundamente en aprender de estos errores! Turquía y sus ciudadanos también están siendo ridiculizados —con consecuencias diplomáticas desastrosas— como hemos visto recientemente con la visita del señor Erdoğan a Alemania y la del señor Sarkozy a Turquía. Tampoco el señor Sarkozy tiene la valentía de sus supuestas convicciones: ¿está a favor de una asociación en lugar de la adhesión? Si es así, debería anunciarlo de forma clara y actuar en consecuencia.

 
  
MPphoto
 
 

  Catherine Grèze (Verts/ALE), por escrito.(FR) He votado a favor de las negociaciones y de la adhesión de Turquía a la Unión Europea, pero solo si se respeta los derechos humanos y la democracia. Por esta razón he votado a favor de la modificación, que propone que se reconozca el genocidio de Armenia, un acontecimiento histórico crucial y un requisito previo para la adhesión de Turquía a la Unión Europea.

 
  
MPphoto
 
 

  Juozas Imbrasas (EFD), por escrito. (LT) He votado a favor de este documento porque las negociaciones de adhesión de Turquía se iniciaron el 3 de octubre de 2005, tras la adopción por el Consejo del marco de negociación, y que la apertura de dichas negociaciones representa el punto de partida de un largo proceso cuyo final se desconoce. Turquía se ha comprometido a efectuar reformas, mantener relaciones de buena vecindad y alinearse progresivamente con la UE, y estos esfuerzos deben verse como una oportunidad que se le presenta a la propia Turquía para modernizarse. El pleno respeto de todos los criterios de Copenhague y la capacidad de integración en la Unión Europea, de conformidad con las conclusiones del Consejo Europeo de diciembre de 2006, siguen siendo la base de la adhesión de un Estado europeo a la Unión Europea, que es una comunidad basada en valores compartidos. Quisiera destacar que los aspectos y prioridades principales de esta integración son el establecimiento de relaciones de buena vecindad, el avance en la cooperación UE-Turquía, el aumento de la cohesión social y la prosperidad y el cumplimiento de los criterios de Copenhague.

 
  
MPphoto
 
 

  Anneli Jäätteenmäki (ALDE), por escrito. (FI) Turquía ha aspirado a ser miembro de la UE desde los años sesenta, pero ahora las conversaciones sobre su adhesión se han estancado. Turquía debe mirarse en el espejo: no ha puesto en funcionamiento el Protocolo de Ankara ni ha reconocido a Chipre. Además, el país ha de adoptar reformas civiles y de derechos humanos antes de entrar en la Unión. Estas reformas incluyen la libertad de religión y el reconocimiento de los derechos de las mujeres. Estos son los hechos. La Unión, sin embargo, también debería mirarse en el espejo. Existe una fuerte oposición a Turquía en el seno de la Unión que está basada en prejuicios y en el miedo a lo diferente. Los grandes Estados miembros, como Alemania y Francia, tienen miedo a Turquía, que es un país grande e influyente. La situación en el norte de África ha demostrado de nuevo que Turquía es un actor político hábil. De hecho, es más hábil que la UE o que sus Estados miembros.

Desde los años noventa, Turquía ha establecido buenas relaciones de vecindad y ha creado estabilidad en su región —en sus fronteras con Europa, el Cáucaso Meridional, Asia Central y Oriente Próximo. La juventud del norte de África, tan partidaria de las reformas, mira hacia Turquía. Turquía es un importante actor económico. La economía turca, a diferencia de la de la Unión Europea, es dinámica y está creciendo a pesar de la crisis económica y de la recesión que ha golpeado a Europa y al resto del mundo. No podemos ignorar estos hechos.

 
  
MPphoto
 
 

  Sandra Kalniete (PPE), por escrito. (LV) Hoy, mientras observamos, con esperanza y el aliento entrecortado, las revoluciones que han abrumado a algunos de los países árabes, reitero con más fuerza mi convicción de que la adhesión de Turquía a la Unión Europea es una necesidad estratégica desde el punto de vista geopolítico. Turquía es un Estado islámico democrático que puede servir de inspiración a otros países árabes que quieran establecer un sistema de gobierno democrático basado en el Estado de Derecho y el respeto de los derechos humanos, pero preservando sus valores. Me preocupa que estemos lanzando una señal equivocada a los ciudadanos de Turquía y reforcemos así la influencia de las fuerzas islámicas fundamentalistas antieuropeas. Debemos reconocer que, al comportarnos así, estamos favoreciendo a aquellos que no quieren ser testigos de una Unión Europea que lidere el escenario internacional. Debemos enfrentarnos a la verdad y admitir que Europa no puede actualmente competir en materia de desarrollo económico con países como China, la India y Brasil. La admisión de Turquía en nuestra Unión nos hará más grandes y más poderosos económicamente.

También debemos reconocer la importancia geopolítica con la que cuenta Turquía desde el punto de vista de la estabilidad. Se, por la experiencia de Letonia, que las negociaciones de adhesión constituyen un instrumento importante para fomentar las reformas, lo que explica por qué es importante que la UE entable negociaciones con Turquía sobre nuevos capítulos. El deseo Turquía de empezar negociaciones con la UE sobre el establecimiento de un sistema que prescinda de los visados está justificado. El Gobierno de Turquía ha logrado avances importantes y por eso me gustaría resaltar que las críticas contenidas en los informes de la UE sobre el progreso realizado por Turquía deben ser acordes con una evaluación objetiva de los logros del país.

 
  
MPphoto
 
 

  Ramona Nicole Mănescu (ALDE), por escrito. (RO) Turquía ha alcanzado un crecimiento económico extraordinario que ha permitido al país avanzar en 10 años del puesto 27 al 16 en el ranking mundial sobre el tamaño de la economía. Turquía es el séptimo socio comercial más importante de la Unión Europea y la UE es el principal socio comercial de Turquía. Casi el 88 % de la inversión extranjera directa de Turquía procede de Estados de la UE, mostrando la solidez de nuestros vínculos. Desde el punto de vista político, el país es un modelo de estabilidad y democracia para los Estados musulmanes. Deberíamos impulsar las negociaciones con Turquía. Por ejemplo, creo es importante, incluso para los Estados miembros de la UE, la apertura del capítulo de negociación 15, que trata sobre energía. La importancia estratégica de Turquía para la seguridad energética de la Unión no puede ser ignorada en un contexto en el que queremos diversificar las fuentes de suministro, y un importante ejemplo de esto lo constituye el proyecto del gasoducto de Nabucco. Creo, por lo tanto, que incluso antes de la adhesión, Turquía debe involucrarse en los proyectos energéticos de la UE o en la cooperación regional en el Mar Negro y en la región del Mar Mediterráneo.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (S&D), por escrito. – He votado a favor de este informe, que elogia a los ciudadanos turcos y a la sociedad civil por haber apoyado una mayor democratización del país y su compromiso en favor de una sociedad abierta y plural, pero que también señala la lentitud de los avances turcos en materia de reformas, y recuerda que el Gobierno turco se ha comprometido a acometer unas reformas de gran alcance con miras a cumplir los criterios de Copenhague, pero también por mor de su propia modernización; pide al Gobierno que intensifique sus esfuerzos al respecto.

 
  
MPphoto
 
 

  Kyriakos Mavronikolas (S&D), por escrito. (EL) En el último año no se ha producido ningún cambio en la actitud de Turquía hacia la Unión Europea ni hacia Chipre. Las tropas de ocupación y colonizadoras turcas siguen en la isla. Es importante señalar que los chipriotas de origen turco que viven en el Chipre ocupado se están manifestando en contra de Turquía, en protesta por las dificultades económicas generadas por la presencia del ejército turco de ocupación. El Primer Ministro turco Erdoğan, en una declaración en la que se refería a las manifestaciones de los turcochipriotas, reconoció que Turquía había invadido Chipre para servir a sus intereses estratégicos.

 
  
MPphoto
 
 

  Jean-Luc Mélenchon (GUE/NGL), por escrito.(FR) Esta resolución sermonea a Turquía sobre la democracia. Estos sermones no son apropiados. Hace menos de dos meses, el Parlamento celebraba las negociaciones entre la Comisión y el dictador Gadafi. ¿Cuál es la situación de la integración entre la Unión y Turquía?

En cuanto a la petición de que un país socio preste atención a la necesidad de separación de poderes cuando esta Cámara no lo reclama para la propia Unión es, de hecho, algo intolerable. Sin embargo, aún hay cosas peores: este documento amenaza a Turquía con el cese de las negociaciones de adhesión si el país no cumple de forma inmediata con el dogma neoliberal de la Unión y le recuerda los criterios de Copenhague. Toda persona que tenga en cuenta los intereses generales de la ciudadanía sabe que es preciso cambiar esta Europa antes de su ampliación. Me opongo a toda futura adhesión hasta que se ponga fin al dumping social, pero debo votar en contra de este arrogante documento.

 
  
MPphoto
 
 

  Nuno Melo (PPE), por escrito. (PT) La posible adhesión de Turquía a la UE continua dando lugar a serias dudas. La continua ocupación de parte de Chipre, su negativa a abrir los puertos y aeropuertos de la región, la violación de los derechos de las minorías políticas, religiosas, étnicas, la discriminación contra las mujeres, la exclusión de los partidos políticos y la derogación de las leyes que limitan la jurisdicción de los tribunales militares, son algunos de los ejemplos que justifican dichas dudas. Existen, sin embargo, otras cuestiones fundamentales. Desde un punto de vista geográfico, la mayor parte de Turquía no forma parte de Europa. Turquía cuenta con una identidad islámica que es muy diferente a la identidad judeocristiana que existe en la mayor parte de los países de la UE; la secularidad del país tan solo se sostiene por la fuerza militar. La circulación de personas desde un país que se convertiría en el miembro de la UE con la mayor población generaría grandes desequilibrios en el mercado de trabajo. Ninguno de estos motivos impide el reconocimiento de los esfuerzos realizados por Turquía en los últimos años para cumplir con los criterios exigidos por la UE, y se reconoce el valioso papel que el país juega en la OTAN. Es importante reflexionar sobre si sería mejor garantizar a Turquía una asociación privilegiada y preferencial con la UE, en lugar de crear falsas esperanzas y expectativas de adhesión, algo que dados los hechos y circunstancias, sería difícil de satisfacer.

 
  
MPphoto
 
 

  Willy Meyer (GUE/NGL), por escrito. (ES) Estoy a favor de la adhesión de Turquía a la UE y saludo los progresos que ha hecho el país en beneficio de sus ciudadanos. Pero, a la vez, cabe señalar que para que Turquía pueda acceder a ser un Estado miembro de la UE tiene que cumplir con los criterios de Copenhague y las obligaciones hacia la propia UE y sus Estados miembros, como cualquier otro país candidato. Es necesario que Turquía respete el Derecho internacional, y debe hacer mucho más en relación con el problema kurdo, el reconocimiento del genocidio armenio o la normalización con sus países vecinos. En este sentido, Turquía debe retirar sus tropas de ocupación de la República de Chipre.

 
  
MPphoto
 
 

  Louis Michel (ALDE), por escrito. (FR) Creo que una posible adhesión de Turquía es de una importancia extrema si la Unión desea aumentar su influencia política, estratégica y económica a nivel internacional. La integración de este país en Europa beneficiará a los europeos al menos tanto como a los turcos.

No debemos olvidar que, tradicionalmente, Turquía ha sido un país laico y cuenta con una gran riqueza de recursos humanos. El país es la puerta de entrada a los mercados y las rutas energéticas de Asia y de Oriente Próximo. También es un socio de confianza de la OTAN. Es preciso mencionar algunos de los esfuerzos realizados por las autoridades turcas en materia de derechos humanos. Por lo tanto, la aprobación de enmiendas a la constitución es un paso en la dirección acertada en el camino hacia los criterios democráticos necesarios para la adhesión.

Sin embargo, si bien las nuevas leyes sobre radio y televisión constituyen avances que celebramos, la libertad de expresión y, concretamente, la libertad de prensa siguen siendo un motivo de preocupación. Igualmente, la resolución sobre la cuestión de Chipre constituye un prerrequisito para cualquier tipo de avance en el proceso de adhesión.

 
  
MPphoto
 
 

  Alexander Mirsky (S&D), por escrito. – La adhesión de Turquía a la UE no forma parte de los intereses estratégicos de la UE hasta que Turquía reconozca el genocidio de los armenios y retire sus tropas de Chipre. He votado en contra de la resolución en conjunto y, en separado, en contra de muchos de sus aspectos detestables.

 
  
MPphoto
 
 

  Andreas Mölzer (NI), por escrito. (DE) El informe relativo a los progresos realizados por Turquía hacia la adhesión ha sido, una vez más, más que aleccionador. Sin embargo, dadas las circunstancias, ¿qué más se puede esperar? Turquía no es un país europeo —ni desde el punto de vista geográfico, ni el cultural, ni el histórico— y, por estos motivos, tiene enfoques diferentes hacia muchas cuestiones. Estando así las cosas, no deja de sorprenderme cómo esta Cámara es capaz de realizar unas resoluciones tan positivas y políticamente correctas sobre la cuestión. Nunca se permite contar la verdad y, si es posible, se evita cualquier argumento realista. Ha llegado la hora de ser francos con Turquía. Debe dejarse claro a los turcos que los consideramos amigos y socios en muchos ámbitos, pero que su adhesión a la UE no es factible.

Hace tiempo ya que las posiciones racionales de Turquía han reconocido que la adhesión del país a la Unión Europea no constituye un objetivo verdaderamente útil para ellos. En vista de su ubicación y de sus múltiples vínculos con los pueblos turcos del Cáucaso y con los árabes, Turquía está adquiriendo un importante papel estratégico en Oriente Próximo. La UE debería tener en cuenta este hecho y reconocer a Turquía como un importante socio estratégico situado fuera de sus fronteras.

 
  
MPphoto
 
 

  Claudio Morganti (EFD), por escrito. (IT) Me pregunto cómo es posible que este informe no mencione un número de cuestiones fundamentales relativas a Turquía y, sobre todo, la desastrosa situación en Chipre. En la parte norte de la isla, controlada por Turquía, son frecuentes las violaciones sistemáticas de los derechos básicos y Turquía está tratando de llevar a cabo más asentamientos, algo que definitivamente no ayudará a conseguir el proceso de paz que todos deseamos.

Otra cuestión fundamental que me asombra, y que no se ha resaltado lo suficiente, es el obstinado rechazo de Turquía a reconocer el genocidio armenio que se produjo el siglo pasado. Por este, y por otros motivos, he votado en contra del informe, al igual que me opongo firme y radicalmente contra la posible futura adhesión de Turquía a la Unión Europea.

 
  
MPphoto
 
 

  Justas Vincas Paleckis (S&D), por escrito. (LT) La Unión Europea necesita a Turquía y Turquía necesita a la UE. Es importante, no solo en términos de inversiones y de relaciones comerciales y económicas. Hace casi 100 años, Turquía se volvió hacia Europa y puede y debe convertirse en un puente que una a nuestro continente con el mundo musulmán. Por desgracia, hay que reconocer que se ha ralentizado el ritmo de las negociaciones sobre la adhesión de Turquía a la UE. La UE se encuentra a la espera de avances, particularmente en materia de protección de derechos humanos, de igualdad de género y de protección de la libertad de expresión, la libertad de prensa y la libertad religiosa. La normalización de las relaciones con Chipre constituye otro tema importante. Este conflicto debe resolverse de manera favorable, tanto para Turquía como para Chipre. Resulta importante alcanzar una solución pacífica al conflicto.

Los acontecimientos en el norte de África demuestran la importante contribución que Turquía tiene que hacer en lo que respecta a la difusión de la estabilidad y los valores democráticos. La población de Libia, Egipto y otras naciones árabes considera a Turquía y a la Unión Europea como un ejemplo a seguir. He votado a favor del informe, porque está bien equilibrado. Constituye un buen reflejo del estado de la integración de Turquía en la UE en 2010. Siempre he estado de acuerdo con la adhesión de Turquía. Sin embargo, este país tendría que aplicar el Protocolo de Ankara y hacer más, especialmente en lo que respecta a las minorías, las mujeres, la libertad de prensa y el Estado de Derecho.

 
  
MPphoto
 
 

  Alfredo Pallone (PPE), por escrito. (IT) He votado a favor de la resolución del Parlamento Europeo sobre el informe de 2010 relativo a los progresos realizados por Turquía. El informe anual de la Comisión revela que la modernización de Turquía hacia un sistema democrático y pluralista es un proceso lento y doloroso, pero el Gobierno turco, los ciudadanos y la sociedad civil están trabajando para lograrlo. Las riñas políticas internas acerca de las reformas no facilitan el camino para alcanzar los estándares europeos, pero, sin embargo, demuestran un compromiso con el cambio y la modernización. Los acontecimientos recientes en el Mediterráneo dan fe de lo importante que es evaluar las reformas y la situación paso a paso, evitando adoptar posiciones simplistas sobre el tema.

 
  
MPphoto
 
 

  Georgios Papanikolaou (PPE), por escrito. (EL) He votado a favor de la propuesta de resolución sobre el informe de 2010 relativo a los progresos realizados por Turquía. Aparte de cualquier otra consideración, porque contiene un importante llamamiento al Gobierno turco para que aplique los acuerdos de readmisión bilaterales firmados, a la espera de la aplicación del acuerdo de readmisión entre la UE y Turquía. Este llamamiento resulta aún más valioso, si cabe, a la luz de los recientes acontecimientos del norte de África, que han colocado a Grecia en el centro de la ola de inmigración. Este es un momento en el que, dondequiera que estemos y nos encontremos, tenemos que poner de relieve los peligros que nos puede plantear la inmigración, no podemos limitarnos a quedarnos parados y observar algo que ya está sucediendo. Como país candidato, Turquía debería cooperar con la UE a fin de que, junto a Grecia y los demás Estados miembros, puedan contener la avalancha de inmigrantes que está intentando entrar ilegalmente en la UE.

 
  
MPphoto
 
 

  Rovana Plumb (S&D), por escrito. (RO) La propuesta de resolución sobre Turquía llama la atención sobre la situación de los derechos humanos. El estancamiento constante entre Turquía y Chipre, el diálogo precario entre los partidos políticos, el debilitamiento de la libertad de prensa, de los derechos de las mujeres y de otros derechos fundamentales, son algunos de los factores que han contribuido a ralentizar las negociaciones de adhesión, de acuerdo con el proyecto de informe. Se consideran las negociaciones como un «proceso abierto y a largo plazo». Creo que la adhesión de Turquía a la Unión Europea debe verse como una ventaja estratégica para ambas partes: la UE y Turquía. Por ese motivo, pido al Gobierno turco que acelere el proceso de reforma con el fin de cumplir los criterios de adhesión por completo.

 
  
MPphoto
 
 

  Paulo Rangel (PPE), por escrito. (PT) El proceso de aproximar a Turquía a los objetivos de la Unión Europea ha sido, y será, un proceso a largo. Por eso he defendido siempre la intensificación de las relaciones entre la UE y Turquía a través de la aplicación gradual de las asociaciones en diversas áreas. Considero que la creación de una expectativa de integración a largo plazo no resulta positiva ni para la Unión Europea ni para Turquía.

 
  
MPphoto
 
 

  Raül Romeva i Rueda (Verts/ALE), por escrito. – A pesar de los progresos mencionados durante el debate y de la «apertura», siguen existiendo problemas en relación con las mujeres, las minorías, la libertad de opinión y de prensa, los desequilibrios sociales, la pobreza, los derechos de los niños, la educación, la independencia del poder judicial y la intervención del ejército en la política.

La Comisión Europea señala que a pesar de los avances legislativos, «sin embargo, los altos cargos de las fuerzas armadas han realizado una serie de declaraciones que van más allá de sus competencias, especialmente en materia judicial». Y ha alcanzado la siguiente conclusión con respecto al poder judicial: «Las investigaciones realizadas en torno a algunos casos destacados continúan suscitando preocupación. Esto apunta a la necesidad de mejorar la labor de la policía y la gendarmería, así como la relación de colaboración entre la policía y la gendarmería, por un lado, y el poder judicial, por otro».

 
  
MPphoto
 
 

  Licia Ronzulli (PPE), por escrito. (IT) Quedan todavía muchas preguntas sin resolver con respecto a los progresos realizados por Turquía en las negociaciones de adhesión a la UE.

En primer lugar, es preciso concluir la cuestión pendiente en Chipre entre las comunidades grecochipriotas y turcochipriotas, donde también se negociará la retirada de las tropas turcas. Estas negociaciones en la actualidad atraviesan una fase especialmente delicada. Además, se deben plantear de nuevo las dudas principales relativas al fondo cultural del propio país, estrechamente ligado a las tradiciones islámicas: muy lejos de las raíces cristianas de la Europa católica.

 
  
MPphoto
 
 

  Oreste Rossi (EFD), por escrito. (IT) A pesar de que el informe critica fuertemente las posiciones mantenidas por Turquía, la intención clara de que se adhiera a la Unión Europea prevalece. No podemos respaldar esto por muchas razones que demuestran que este país no tiene nada en común con el resto de Europa: la situación geográfica, las creencias religiosas, la decisión militar de continuar ocupando parte de la Unión Europea en el norte de Chipre, la disminución de la libertad de prensa, los límites a la libertad de expresión, la discriminación religiosa y la violación de los derechos humanos, alejan aún más a Turquía de Europa.

A día de hoy, las religiones distintas al islam no pueden abrir ni poner en marcha lugares de culto, no pueden practicar el proselitismo, formar un clero o tener una personalidad jurídica. El Gobierno turco no quiere cumplir con los tratados y protocolos de la Unión Europea importantes y no coopera lo suficiente en lo que respecta al control sobre la inmigración ilegal. Por estas razones, he votado en contra del informe.

 
  
MPphoto
 
 

  Bart Staes (Verts/ALE), por escrito. (NL) Siempre he apoyado la adhesión de Turquía a la Unión Europea, siempre y cuando se cumplan los criterios de Copenhague y que Turquía adopte el acervo comunitario de manera adecuada. Hoy, he votado a favor de la propuesta de resolución sobre el informe relativo a Turquía. La resolución plasma un mensaje político claro y equilibrado en la víspera de las elecciones parlamentarias. Turquía ha realizado esfuerzos denodados en su camino a la adhesión, incluyendo la revisión parcial de su constitución, el control civil de las fuerzas armadas y la reforma parcial del sistema judicial. Sin embargo, son necesarios pasos adicionales. El ritmo, sin duda, también debe intensificarse. El Parlamento Europeo señala que resulta crucial garantizar mejor los derechos humanos, incluidos los de las mujeres y los de las minorías, ya que se trata de un sistema judicial independiente. Además, debe hacerse hincapié en garantizar la libertad de expresión y, en particular, la libertad de la prensa, ya que ha sido nuevamente objeto de presiones como resultado de la detención de periodistas. Es necesario, sin embargo, que se anime a Turquía a cumplir el papel ejemplar que puede desempeñar en el proceso de democratización del mundo árabe. Por lo tanto, me parece lamentable que todavía existan capítulos decisivos en las negociaciones de adhesión que estén siendo bloqueados por los Estados miembros.

 
  
MPphoto
 
 

  Catherine Stihler (S&D), por escrito. – He apoyado el presente informe, que reconoce que los cambios constitucionales que han tenido lugar en Turquía, pero también se ocupa de los ámbitos que siguen siendo problemáticos, como la falta de aplicación del Protocolo de Ankara. Al alentar a Turquía a continuar llevando a cabo reformas, el Parlamento Europeo espera ver mejoras en los derechos humanos y las leyes de igualdad que beneficien a los ciudadanos turcos.

 
  
MPphoto
 
 

  Thomas Ulmer (PPE), por escrito. (DE) El informe sobre Turquía muestra claramente las debilidades del proceso hasta ahora en marcha. Turquía claramente va a la zaga de nuestras expectativas. Tampoco debe haber descuentos de adhesión, como han venido pidiendo el Grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo y el Grupo de los Verdes/Alianza Libre Europea. En este contexto, asimismo, deben considerarse bajo una luz crítica las apariciones del señor Erdoğan en Alemania, donde hizo un llamamiento a los turcos de Alemania para la no integración. Semejantes discursos no resultan favorables para una buena cooperación y representan un desaire a los esfuerzos de Alemania y de la Unión. Por otra parte, todavía queda mucho por desear en relación con la libertad de prensa y la resolución de la cuestión de Chipre.

 
  
MPphoto
 
 

  Geoffrey Van Orden (ECR), por escrito. –Siempre he venido apoyando el proceso de adhesión de Turquía, al mismo tiempo que he sido plenamente consciente de las graves preocupaciones que se tienen que abordar. El Informe de 2010 sobre los progresos realizados por Turquía es un documento bastante equilibrado y he votado a favor de él, a pesar de una serie de reservas, no tanto en lo referente a la cuestión de Chipre, donde lamento mucho que no se hayan aprobado las enmiendas que piden el cumplimiento de la promesa del Consejo de la UE de poner fin al aislamiento de Chipre del Norte. Turquía posee un papel fundamental que desempeñar como pasarela entre Oriente y Occidente y deberíamos estar enviando una señal positiva y cordial.

 
  
MPphoto
 
 

  Angelika Werthmann (NI), por escrito. (DE) He votado a favor del informe de 2010 relativo a los progresos realizados por Turquía, que ha resultado ser claramente negativo. Según el informe, en los últimos 5 años, Turquía no ha hecho casi ningún progreso digno de mención en su proceso de reforma o en el cumplimiento de los criterios de adhesión de la UE. Todavía existen deficiencias importantes en el campo de los derechos humanos, la libertad de prensa y de opinión, y los derechos de las mujeres. Como miembro del Grupo de contacto de alto nivel del Parlamento para las relaciones con la comunidad turcochipriota en la zona norte de la isla de Chipre, soy muy consciente de que lo mismo se aplica al problema sin resolver de Chipre.

 
  
MPphoto
 
 

  Joachim Zeller (PPE), por escrito. (DE) He votado a favor del presente informe, pero lo he hecho solamente porque deja claro de manera muy específica que no existen avances en las negociaciones de adhesión con Turquía. Por el contrario, de hecho, nos encontramos fundamentalmente ante un estancamiento o incluso retrocesos en relación con la observancia de los derechos civiles y humanos, la libertad de religión, de reunión y de prensa, y en la cuestión de Chipre. De hecho, la dirección de la política exterior de la nueva Turquía, por ejemplo, en lo relativo a Irán y Siria, suscita dudas acerca de si el Primer Ministro de Turquía, el señor Erdogan, habla realmente serio cuando habla de acercarse a Europa. Por otra parte, sigue sin estar claro cómo se están gastando los miles de millones de euros de ayuda a la preadhesión pagados a Turquía. Solo cabe extraer una conclusión de todo esto, y es que deben interrumpirse las negociaciones de adhesión. Turquía sigue siendo uno de los socios más importantes de la UE. La idea de su plena adhesión, sin embargo, se está volviendo cada vez más ilusoria.

 
  
  

Propuesta de resolución B7-0157/2011

 
  
MPphoto
 
 

  Luís Paulo Alves (S&D), por escrito. (PT) Estoy a favor de esta resolución, pues estoy convencido de que Montenegro debería convertirse en un ejemplo de éxito en los Balcanes para la UE, ya que cumple todas las condiciones establecidas por la Comisión para iniciar el proceso de adhesión. Sin embargo, estoy preocupado por la corrupción imperante, particularmente en la construcción, en la privatización y en los sectores de contratación pública, y, más gravemente, por la discriminación contra las minorías y los grupos más vulnerables. La independencia de los medios de comunicación también debe representar una preocupación.

 
  
MPphoto
 
 

  Laima Liucija Andrikienė (PPE), por escrito. (LT) He votado a favor de la presente resolución sobre el proceso de integración europea de Montenegro. El Parlamento Europeo aprueba las reformas realizadas por Montenegro y celebra los progresos realizados en el proceso de integración europea. El 17 de diciembre de 2010, el Consejo Europeo tomó la decisión de conceder a Montenegro la categoría de país candidato a la adhesión a la Unión Europea. Comparto lo expresado en la resolución sobre que la condición de candidato a la adhesión no vaya asociada al derecho a entablar negociaciones. Es importante que la decisión de iniciar estas negociaciones no deba postergarse de forma indebida o no justificada. Espero que las negociaciones comiencen a más tardar después de la publicación del Informe de situación de la Comisión de 2011, a condición de que Montenegro realice importantes avances en el cumplimiento de los criterios de referencia establecidos por la Comisión.

 
  
MPphoto
 
 

  Sophie Auconie (PPE), por escrito. (FR) La Unión Europea apoya firmemente los avances en el proceso de ampliación, pero señala que siguen existiendo retos importantes en la mayoría de los países en cuestión. Esta resolución se refiere al caso de Montenegro. La respaldo porque la considero equilibrada: hace hincapié en el hecho de que Montenegro ha realizado avances importantes, no solo en términos económicos, sino también en términos de la lucha contra la corrupción. Aunque Montenegro debe, por supuesto, continuar sus esfuerzos, creo que no es más que justo que se le conceda la categoría oficial de país candidato a la adhesión a la Unión Europea.

 
  
MPphoto
 
 

  Zigmantas Balčytis (S&D), por escrito. (LT) He votado a favor de la presente resolución. El Consejo Europeo ha reafirmado que el futuro de los Balcanes Occidentales está en la Unión Europea y que el crecimiento y la estabilidad de esta región resultan especialmente importantes. A juzgar por los progresos realizados por Montenegro en diversos ámbitos, está claro que el país se está tomando en serio la preparación para su integración europea. El Gobierno y los partidos de la oposición de Montenegro han llegado a un consenso general en lo que respecta a la integración europea y la han convertido en alta prioridad. El informe también muestra que el Instrumento de ayuda para la Preadhesión (IPA) funciona bien en Montenegro y que se ha producido una importante reforma judicial y administrativa. Montenegro está participando satisfactoriamente en la cooperación regional, es un socio regional constructivo, y está desempeñando un papel estabilizador en la región de los Balcanes Occidentales.

 
  
MPphoto
 
 

  Mara Bizzotto (EFD), por escrito. (IT) El informe expone las razones por las que Europa no quiere el ingreso de Montenegro en la Unión Europea. Una corrupción rampante, una continua y grave discriminación social contra las mujeres y varias minorías étnicas, las normas de pluralismo de los medios están muy por debajo de los niveles europeos y la presencia arraigada del crimen organizado en la vida económica y política del país.

Además, ni siquiera puedo apoyar la posición de base del Consejo relativa a la adhesión de los países de los Balcanes a la UE. Es un absurdo político y estratégico pensar en Europa como el destino inevitable de los países de la antigua Yugoslavia. Parece que la experiencia reciente no cuenta en los niveles superiores de nuestras instituciones. Tratar por todos los medios para acelerar la ampliación, incluyendo a países económicamente débiles y políticamente inestables, sin duda no ha contribuido a la consolidación del proyecto europeo. De hecho, ha debilitado su estructura, ha ralentizado la toma de decisiones y ha complicado el desarrollo de políticas comunes en ámbitos cruciales para la vida de nuestro continente.

Por lo tanto, he votado en contra de este informe que, a pesar de que hace hincapié en los múltiples problemas que subyacen al proceso de adhesión de Montenegro, mantiene la idea básica de brindar a este país la oportunidad de incorporarse a la UE.

 
  
MPphoto
 
 

  Maria Da Graça Carvalho (PPE), por escrito. (PT) Celebro la preocupación y el compromiso mostrados por el gobierno y los partidos de la oposición de Montenegro en relación con la integración europea. Los resultados de este proceso son la institución de un marco jurídico y constitucional del país, que casi ha finalizado, así como las reformas económicas que se han llevado a cabo. Sin embargo, existen una serie de aspectos a mejorar, como la corrupción, el crimen organizado, la discriminación y la libertad de prensa. Me gustaría hacer un llamamiento a este Estado para que continúe en este camino, que espero que pronto culmine en la apertura de los procesos de negociación.

 
  
MPphoto
 
 

  Diogo Feio (PPE), por escrito. (PT) Montenegro ha demostrado que quiere continuar con su elección europea. Doy la bienvenida a la determinación de sus líderes y a los cambios que han tenido lugar en el país para su armonización con las normas europeas, especialmente en lo que respecta a la democracia, los derechos humanos y el respeto por el Estado de Derecho.

A pesar de los progresos que hemos comprobado, sigue siendo evidente que al país aún le queda camino por recorrer antes de estar en forma para unirse a la Unión Europea. Espero que la determinación de Montenegro se siga sintiendo y que, más que convergir nominal o formalmente con la UE, Montenegro pueda mejorar las condiciones de vida de su población y el funcionamiento de sus instituciones a fin de poder convertirse en un Estado próspero.

 
  
MPphoto
 
 

  José Manuel Fernandes (PPE), por escrito. (PT) Las Instituciones europeas han reconocido el interés estratégico de ampliación de la UE a los Balcanes en varias ocasiones. La adhesión de los nuevos Estados depende de varios factores. El primero de ellos es el interés expresado por el Estado, seguido de un compromiso para cumplir con una serie de derechos fundamentales de los ciudadanos. Habida cuenta de que la República de Montenegro ha expresado su interés en adherirse a la UE, el Consejo decidió otorgar la condición de país candidato a este Estado el 17 de diciembre de 2010. De hecho, tal y como se indica en este informe, Montenegro ha venido llevando a cabo una serie de reformas, concretamente la creación de un nuevo marco jurídico y constitucional, y en el ámbito de la lucha contra la corrupción. Sin embargo, existen ámbitos en los que es preciso avanzar más, como la libertad de prensa y el respeto por el trabajo de las organizaciones no gubernamentales. Voy a votar a favor de esta resolución del Parlamento Europeo sobre el proceso de integración de la República de Montenegro, que recomienda que el proceso de integración se acelere. Quisiera hacer un llamamiento a las autoridades de Montenegro para que sigan esforzándose por cumplir los objetivos establecidos, ya que este país es un importante vecino de la UE, un vecino con el que nos gustaría colaborar.

 
  
MPphoto
 
 

  João Ferreira (GUE/NGL), por escrito. (PT) En el caso de Montenegro, cada vez resulta más evidente que el rumbo y significado de los procesos de ampliación de la UE tienen como objetivo satisfacer los designios de las grandes potencias de la UE y sus intereses, que están al servicio de sus grandes corporaciones, a saber: la extensión de los mercados, el acceso y control de lugares geoestratégicos y una mano de obra que pueda ser explotada y utilizada para desvalorizar aún más a la fuerza de trabajo de los países de la UE en su conjunto. Habida cuenta de que se han agotado las regiones periféricas creadas como resultado de los sucesivos procesos de ampliación, es necesario crear otras. Hoy se están haciendo muchas promesas al pueblo de Montenegro, como se han hecho a otros en el pasado y el presente. Sin embargo, el precio es elevado, y solo se ha revelado parcialmente. En este caso particular, es importante no olvidar que el proceso de división de Yugoslavia fue llevado a cabo por la OTAN y las potencias de la UE, que hoy tratan de atraer a Montenegro a una adhesión a la UE que sea heredera de ese proceso.

 
  
MPphoto
 
 

  Ilda Figueiredo (GUE/NGL), por escrito. (PT) Nos encontramos ante un episodio más del proceso de desintegración total de Yugoslavia y lo que queda de ella. Esta vez, es el turno de Montenegro. Las principales potencias de la OTAN y la UE, después de haber impuesto asfixiantes medidas económicas y financieras en Yugoslavia con el apoyo del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial, apoyaron divisiones étnicas que acabaron en guerra y en la creación apresurada de nuevos «estados soberanos».

La futura integración de Montenegro en la UE es heredera de ese proceso, así como del ataque a las conquistas del socialismo, con vistas a satisfacer los intereses de los grupos de interés económico y financiero mediante la explotación de la mano de obra a través del mercado y a través de los lugares geoestratégicos y los recursos naturales de estos países.

Ahora las promesas son enormes. La UE invita a disfrutar de millones de euros de la denominada «ayuda» y desarrollo. Sin embargo, ¿cuánto va a costar y cuándo llegará, si es que lo hace?

Nuestra experiencia es que 25 años de integración capitalista de Portugal en la Unión Europea demuestran que el progreso prometido nunca se logra. Lo que se logra es la destrucción de la producción y del empleo, la explotación de los trabajadores, la destrucción de los servicios públicos, la deuda y la dependencia extranjera. Por eso albergamos dudas acerca de este proceso.

 
  
MPphoto
 
 

  Lorenzo Fontana (EFD), por escrito. (IT) El proceso de ampliación de la Unión Europea continúa basado en motivos exclusivamente geográficos y, como ya he manifestado en esta Cámara, el Consejo se está apresurando en conceder la condición de país candidato a la adhesión antes de que los países en cuestión alcancen unos estándares democráticos de calidad que al menos les aproximen a un umbral básicamente adecuado. La corrupción, el contrabando, el crimen organizado y las violaciones de la libertad de prensa son solo algunos de los factores que me inducen a pensar que Montenegro aún está muy lejos de Europa. Estas razones parecen realmente suficientes para no apoyar la presente resolución, que sigue las directrices para el futuro europeo de los Balcanes, independientemente de los problemas concretos de la zona.

 
  
MPphoto
 
 

  Jiří Havel (S&D), por escrito. (CS) La decisión de conceder la condición de candidato a Montenegro fue eminentemente política. Montenegro probablemente habría tenido que esperar más tiempo si no fuera por el hecho de que se estaba considerando esta cuestión al mismo tiempo en relación con Albania. Sin embargo, la comparación favorece a Montenegro, desde luego. No obstante, muchas de las reservas que se aplicaban a Montenegro se «iban aplazando» de un informe anual al siguiente, y ahora comprobamos, por la declaración de la Comisión, que la politización de la burocracia estatal, la independencia del poder judicial, el crimen organizado y el medio ambiente son «características habituales». No existen avances fundamentales a la vista en lo que concierne a la lucha contra la omnipresente corrupción. No debemos subestimar esto. En las circunstancias actuales, por tanto, es una buena solución conceder a Montenegro la condición de candidato sin fijar una fecha límite para el inicio de las negociaciones de adhesión. La UE ya adoptó un enfoque similar con respecto a la Antigua República Yugoslava de Macedonia en 2005. La diferencia radica en que superar la barrera que enfrenta a la Antigua República Yugoslava de Macedonia requiere el acuerdo de dos Estados. El destino de Montenegro, por su parte, se encuentra enteramente en sus propias manos. Supongo que todo esto se dejó muy claro en las recientes conversaciones entre Herman van Rompuy, José Manuel Barroso y Jerzy Buzek, y el nuevo líder de Montenegro, Igor Luksic, el Primer Ministro más joven del mundo. A nadie le gusta que le manejen a su antojo durante demasiado tiempo. Esto también se aplica a un país que, a pesar del hecho de que no forma parte de la UE, lleva muchos años utilizando el euro como moneda nacional.

 
  
MPphoto
 
 

  Juozas Imbrasas (EFD), por escrito. (LT) He votado a favor del presente documento, ya que el Gobierno y los partidos de oposición en Montenegro, han otorgado un consenso general y una prioridad especial a la integración europea, lo que se ha traducido en un buen progreso en el proceso de reforma desde la independencia del país. Recibo favorablemente el hecho de que se haya concedido a Montenegro la condición de país candidato a la adhesión a la Unión Europea y que se haya concedido a los ciudadanos montenegrinos la posibilidad de viajar sin visado (plena liberalización de visados) a la zona Schengen de la UE. Celebro el hecho de que el proceso de establecer el marco jurídico y constitucional del país casi haya finalizado y de que se hayan producido buenos avances en la adopción de leyes importantes en materia de lucha contra la corrupción, así como avances en la reforma del poder judicial. Sin embargo, todavía es necesario continuar la reforma de la administración pública, fortalecer los recursos humanos a nivel local y combatir la delincuencia organizada, particularmente el blanqueo de dinero y el contrabando. El sector de los medios de comunicación debe poder operar sin interferencias políticas y es necesario garantizar la independencia de los organismos reguladores.

 
  
MPphoto
 
 

  Giovanni La Via (PPE), por escrito. (IT) He votado a favor de la resolución, que promueve la integración de Montenegro en el sistema europeo, porque todos hemos sido testigos de que este país ha realizado notables progresos en la adopción de procesos e instrumentos adecuados.

Estos pasos son necesarios no solo para ingresar en la UE, sino también para dar una estructura judicial, civil y social a un país que debe crecer de conformidad con la normativa y con vistas a un crecimiento compartido en los distintos niveles de la administración.

Montenegro ya ha puesto en marcha importantes reformas que van, por lo tanto, en la dirección correcta, lo que también implica la creación de una estructura administrativa capaz de hacer un uso efectivo de los Fondos Estructurales en el futuro, lo que beneficiará enormemente a este país.

Antes del inicio de las tan esperadas negociaciones, muchos de mis colegas y yo esperamos generar un entorno adecuado para los ciudadanos de Montenegro, libre de corrupción y plagado de iniciativas encaminadas al crecimiento democrático.

 
  
MPphoto
 
 

  Monica Luisa Macovei (PPE), por escrito. – He votado a favor de la resolución con el propósito de reconocer los progresos de Montenegro hacia la integración europea y poner de relieve los objetivos aún por alcanzar en beneficio de su pueblo. Cuando la resolución estaba en la Comisión de Asuntos Exteriores, contribuí con enmiendas relativas a la eficacia y previsibilidad del sistema judicial. La publicación de todos los juicios y la unificación de la jurisprudencia deberían constituir prioridades con objeto de garantizar la confianza pública y un sistema judicial predecible. También es necesario un aumento de la financiación destinada a los tribunales a fin de que trabajen de forma rápida y eficiente, así como medidas coherentes para la formación de jueces. Debe evaluarse la eficiencia de los fondos de la UE empleados en el ámbito de la reforma de la justicia y de la lucha contra la corrupción. La coherencia del Estado de Derecho en todo un país resulta vital para que pueda progresar política y democráticamente.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (S&D), por escrito. – He votado a favor del presente informe, que celebra el consenso general y la prioridad especial concedida a la integración europea por el Gobierno y los partidos de oposición en Montenegro, que ha dado lugar a grandes avances en el proceso de reforma del país desde su independencia, que se felicita por la nueva dirección política en Podgorica y alienta al nuevo Gobierno a continuar el proceso de integración europea de Montenegro y acelerar el ritmo de las reformas dirigidas a cumplir los criterios de Copenhague. También acoge con satisfacción la decisión del Consejo Europeo, de 17 de diciembre de 2010, de conceder a Montenegro la condición de país candidato a la adhesión a la Unión Europea, pero lamenta, sin embargo, que la condición de candidato a la adhesión no vaya asociada al derecho a entablar negociaciones, al tiempo que destaca que no debe aplazarse de forma indebida o no justificada la decisión de iniciarlas y espera que comiencen las negociaciones a más tardar después de la publicación del Informe de situación de la Comisión de 2011, a condición de que Montenegro realice importantes avances en el cumplimiento de los criterios de referencia establecidos por la Comisión.

 
  
MPphoto
 
 

  Jean-Luc Mélenchon (GUE/NGL), por escrito.(FR) La presente resolución respalda la obligación, por parte del pueblo de Montenegro, de someterse a los criterios de Copenhague y a las privatizaciones aceleradas. La Unión ha quedado reducida a una doctrina liberal agresiva y pretenciosa. No quiero formar parte de ella. Votaré en contra.

 
  
MPphoto
 
 

  Nuno Melo (PPE), por escrito. (PT) Como candidata a una futura adhesión a la UE, Montenegro ha demostrado su voluntad de continuar su elección europea a través de la determinación de sus líderes y los cambios que han tenido lugar en el país, con el fin de aproximarla a los requisitos europeos, particularmente con respecto a la democracia, los derechos humanos y el respeto por el Estado de Derecho. Sin embargo, a pesar de los avances que se han realizado, aún no es suficiente, y Montenegro tiene que seguir esforzándose antes de ser apta para su incorporación a la Unión Europea. Confío en que esta determinación siga dando frutos y que la adhesión a la UE se convierta en una realidad, para que Montenegro puede dar a su pueblo mejores condiciones de vida y pueda mejorar el funcionamiento de sus autoridades con el fin de convertirse en un Estado cada vez mejor.

 
  
MPphoto
 
 

  Willy Meyer (GUE/NGL), por escrito. (ES) Estoy a favor de iniciar las conversaciones para la adhesión de Montenegro a la UE en tanto en cuanto, por principio, estoy a favor de la ampliación. A pesar de ello, no he podido votar a favor de esta resolución puesto que la Comisión pide a Montenegro una serie de reformas en línea con las políticas neoliberales de la UE, como la privatización del sector público o la adaptación del sistema educativo al proceso de Bolonia. Por todo ello, no he votado a favor del informe y mi voto ha sido la abstención.

 
  
MPphoto
 
 

  Louis Michel (ALDE), por escrito.(FR) Desde que obtuvo su independencia en 2006, Montenegro ha demostrado claramente su deseo de unirse a la Unión Europea: el euro fue adoptado oficialmente en 2006, y desde el 1 de mayo de 2010 existe un Acuerdo de Estabilización y Asociación (AEA) en vigor. La adhesión de Montenegro a la Unión traerá una mayor estabilidad política, económica y social para el país y aumentará la estabilidad de la región de los Balcanes. De hecho, recibo favorablemente los esfuerzos de Montenegro por convertirse en un socio constructivo en el ámbito de la cooperación regional, especialmente como resultado de los diversos acuerdos regionales firmados con sus vecinos en materia de readmisión y extradición y en materia judicial y policial. La consolidación de la paz y la estabilidad beneficia no solo a la región sino también al conjunto de Europa.

Por lo tanto, pido que las negociaciones de adhesión comiencen tan pronto como sea posible, habida cuenta, sobre todo, de que el Consejo Europeo concedió a Montenegro la condición de país candidato a finales de diciembre de 2010. Los esfuerzos de Montenegro por cumplir con los criterios de adhesión marchan bien, a pesar de que aún quedan avances importantes por realizar, concretamente con respecto a la corrupción y el crimen organizado, la libertad de información y la igualdad de género.

 
  
MPphoto
 
 

  Alexander Mirsky (S&D), por escrito. – Aunque la Comisión de Asuntos Exteriores acoge con satisfacción la decisión del Consejo Europeo de conceder a Montenegro la condición de candidato, siguen existiendo graves problemas en lo que a la corrupción se refiere, sobre todo en los sectores de la construcción, la privatización y la contratación pública. Todavía existen, asimismo, problemas en lo que respecta a las minorías y los grupos desprotegidos. Sería acertado supervisar la aplicación de las recomendaciones del Parlamento a Montenegro, y si las recomendaciones se aplican, creo que la adhesión de un país como Montenegro solamente puede constituir un beneficio para la UE.

 
  
MPphoto
 
 

  Franz Obermayr (NI), por escrito. (DE) Siempre existe un conflicto, no siempre fácil de conciliar, entre el respeto por los derechos humanos y otros intereses nacionales (tal vez de carácter militar o económico). Incluso los Estados Unidos y la Unión Europea sobrepasan de vez en cuando esta fina línea, como se puede comprobar por la violación de las libertades civiles y la protección de datos en el contexto de la lucha contra el terrorismo. La UE debe, por tanto, defender con más firmeza y constancia los derechos humanos dentro y fuera de la Unión. Con fuera de la Unión tengo en mente, sobre todo, la protección de las minorías cristianas en países islámicos y en Asia. Por consiguiente, he votado a favor de la presente propuesta de resolución.

 
  
MPphoto
 
 

  Wojciech Michał Olejniczak (S&D), por escrito.(PL) Hoy el Parlamento Europeo ha adoptado la resolución sobre el proceso de integración europea de Montenegro. La ampliación de la UE a los Balcanes Occidentales se confirmó ya en 2003 en Atenas, por lo que el Parlamento ha expresado la esperanza de que las negociaciones de adhesión se inicien antes de finales de este año. En la presente resolución, cabe destacar la mejora significativa en la situación política y social de Montenegro, y también la actitud positiva de Montenegro de cara a la integración europea.

Por desgracia, Montenegro todavía no ha superado el problema de la corrupción y del crimen organizado. En mi opinión, un problema muy importante y hasta ahora sin resolver es la cuestión de la discriminación contra los grupos étnicos y también contra las mujeres, que se encuentran insuficientemente representadas en la toma de decisiones y en la administración pública. Otro aspecto positivo es la lucha del país contra la censura y sus esfuerzos por garantizar la libertad de expresión. Sin embargo, se siguen denunciando ataques a periodistas y activistas.

 
  
MPphoto
 
 

  Justas Vincas Paleckis (S&D), por escrito. (LT) La integración en la UE es la principal fuerza impulsora del progreso de Montenegro. Este país ha logrado mucho en los últimos 12 meses con la implementación exitosa de las reformas estructurales y económicas y la lucha eficaz contra la corrupción y el crimen organizado. Las minorías étnicas conviven en paz en Montenegro y el país promueve relaciones de buena vecindad con éxito. La UE y Montenegro, por lo tanto, han firmado un Acuerdo de Estabilización y Asociación. He votado a favor de la presente resolución, ya que señala acertadamente otras medidas para la reforma de Montenegro. Es necesario avanzar en el establecimiento del Estado de Derecho, seguir aplicando reformas administrativas, mejorar las capacidades de los funcionarios, modificar la ley electoral, y fortalecer la sociedad civil y los medios de comunicación independientes. Es importante para el país mantener este impulso y continuar el trabajo iniciado.

 
  
MPphoto
 
 

  Alfredo Pallone (PPE), por escrito. (IT) Montenegro se convirtió en uno de los países candidatos oficiales a la adhesión a la Unión Europea el pasado diciembre de 2010, pero aún no se ha establecido ninguna fecha para la apertura efectiva de las negociaciones. Apoyo el espíritu de la resolución en tanto en cuanto felicita al Gobierno de Montenegro a la luz de la prioridad concedida a las reformas relacionadas con el proceso de integración y, a pesar de los problemas aún por resolver, expresa la esperanza de que las negociaciones oficiales se inicien durante el año. En lo que respecta a acercar a los Balcanes a la Unión Europea, Montenegro es el país que ofrece lo mejor situación sociopolítica. Por esta razón, he votado a favor de la resolución, pues considero que la adhesión a la UE de Montenegro y de los demás países de los Balcanes resulta de una importancia estratégica fundamental para Europa en términos de estabilidad de la propia región, de su propio desarrollo, y de los recursos que ofrece.

 
  
MPphoto
 
 

  Paulo Rangel (PPE), por escrito (PT) Reconozco el esfuerzo realizado por Montenegro, especialmente con respecto a las reformas jurídicas, la lucha contra la corrupción y la lucha contra los diferentes tipos de discriminación, pero me gustaría hacer hincapié en que este trabajo debe continuarse e intensificarse. Sin embargo, todavía hay una amplia gama de asuntos que requieren una especial atención. Me refiero a las cuestiones económicas, en particular, y a la necesidad de aplicar nuevos cambios estructurales que, a pesar del éxito de las reformas económicas, la crisis financiera ha puesto de manifiesto. Quisiera añadir una última observación sobre un tema muy valorado por mí: la necesidad de mejorar la calidad de la legislación elaborada en el Parlamento.

 
  
MPphoto
 
 

  Raül Romeva i Rueda (Verts/ALE), por escrito. – En general, este informe es bueno y bien equilibrado. El informe aborda todos los ámbitos pertinentes. Montenegro, que se convirtió en país candidato en diciembre de 2010, se encuentra aún a la espera de iniciar las negociaciones. El informe critica este hecho en el apartado 2: «lamenta que la condición de candidato a la adhesión no vaya asociada al derecho a entablar negociaciones, al tiempo que destaca que no debe aplazarse de forma indebida o no justificada la decisión de iniciarlas». El ponente espera que las negociaciones comiencen después del informe de situación de 2011. Algunos puntos interesantes son el IPA (apartado 5), la corrupción (apartado 8), la libertad de información (apartado 10), el crimen organizado (apartado 14) y la lucha contra la discriminación (apartados 17 a 22). Muchos apartados están dedicados a la cuestión de la lucha contra la discriminación y tocan todos los aspectos relevantes, tales como las comunidades romaní, ashkalí y egipcia (apartados 17 y 22), la comunidad LGBT (apartado 17), las mujeres y la violencia doméstica (apartados 17 a 19), las cuestiones étnicas (apartado 21) y la sociedad civil (apartados 5, 10, 23, 24 y 32). En general, el informe es muy positivo en cuanto al papel de las OSC y dedica muchos apartados a la cuestión. Los apartados más importantes son el 23, 24 y el 32.

En estos apartados, el informe «reitera la importancia que reviste para la democracia la existencia de organizaciones de la sociedad civil independientes y activas» y «alienta al Gobierno montenegrino a que inicie una estrecha colaboración y un diálogo regular con las ONG».

 
  
MPphoto
 
 

  Licia Ronzulli (PPE), por escrito. (IT) Desde que Montenegro se convirtió oficialmente en un país candidato a la adhesión a la Unión Europea el 17 de diciembre de 2010, el Gobierno del país ha concedido prioridad inmediata a las reformas que puedan acelerar el proceso de integración europea.

Todavía hay algunos problemas que resolver, como la reforma electoral y la reforma de la administración pública y el sistema jurídico, pero el informe deja claro que Montenegro está avanzando. Italia apoya plenamente las aspiraciones europeas de este país, ya que considera que la adhesión de Montenegro y los Balcanes Occidentales responde a un interés básico de la UE, en tanto en cuanto promueve la estabilidad, la cooperación regional y el desarrollo en un área geográfica importante para nuestro continente.

 
  
MPphoto
 
 

  Catherine Stihler (S&D), por escrito. – He votado a favor de la presente resolución, que vería a Montenegro alcanzar la condición de candidato a la Unión Europea. También se destacan los temas de la igualdad y la corrupción que deben abordarse dentro de Montenegro y pide que se adopten medidas para hacer frente a estos problemas.

 
  
MPphoto
 
 

  Angelika Werthmann (NI), por escrito. (DE) He votado a favor de la propuesta de resolución, porque el informe señala claramente que desde que obtuvo su independencia en 2006, Montenegro ha realizado grandes avances en las reformas internas. Sin embargo, no debemos cerrar los ojos ante el hecho de que existen, como siempre, graves problemas con la corrupción y el crimen organizado, la libertad de expresión y la discriminación. Sin embargo, al mismo tiempo, el informe explica que el Gobierno de Montenegro se prepara para hacer frente a estas áreas problemáticas de manera eficaz, y ha introducido un paquete de medidas convenientes y apropiadas.

 
  
MPphoto
 
 

  Iva Zanicchi (PPE), por escrito. (IT) He votado a favor porque considero que el proceso de integración europea de Montenegro puede satisfacer un interés estratégico fundamental de la Unión Europea, a saber, promover y tratar de garantizar la estabilidad y el desarrollo en un área geográfica importante para nuestro continente. Al mismo tiempo, esta adhesión podría reforzar la lucha contra la delincuencia organizada procedente de la zona de los Balcanes. También debe destacarse que durante el proceso de acercamiento de los países balcánicos a la Unión, Montenegro ha expresado desde hace tiempo un fuerte consenso nacional sobre las perspectivas europeas y muestra una actitud madura y conciliadora hacia los Estados vecinos.

 
  
  

Informe: Lívia Járóka (A7-0043/2011)

 
  
MPphoto
 
 

  Luís Paulo Alves (S&D), por escrito. (PT) He votado a favor del presente informe, porque los valores de la integración europea requieren que la UE esté libre de prejuicios y de discriminación para que los derechos humanos sean respetados. Esta discriminación se ve agravada por la actual crisis económica y la integración de la población romaní debe ser vista como una responsabilidad compartida de las Instituciones europeas, los Estados miembros y las regiones, haciendo uso de todos los recursos de que dispone la UE a fin de hacer frente a esta situación.

La Comisión debería desempeñar un papel destacado en este proceso, prestando especial atención a las peticiones de asistencia técnica y, sobre todo, presentando una estrategia que incluya la defensa de los derechos humanos, el derecho a una educación y a una formación, a cultura, empleo, deportes, una vivienda adecuada, salud y una mejor sanidad para la población romaní como áreas prioritarias. Por otra parte, se deben destinar esfuerzos a aumentar la participación política y cívica de la población romaní, empezando por los más jóvenes.

 
  
MPphoto
 
 

  Laima Liucija Andrikienė (PPE), por escrito. (LT) He votado a favor de la presente resolución sobre la Estrategia de la UE para la integración de la población romaní. La comunidad romaní es la mayor minoría étnica de Europa, pero también están muy aislados y, por tanto, casi completamente desconectados de las economías nacionales. Estoy de acuerdo con la opinión de la ponente de que la inclusión de la etnia romaní es una inversión necesaria, porque resulta más económico integrar a los ciudadanos de etnia romaní que mantener sus condiciones socioeconómicas deficientes. Otra dimensión importante que quisiera subrayar es el hecho de que la inclusión de los ciudadanos romaníes en general constituye esencialmente una cuestión de derechos humanos. Una gran cantidad de ciudadanos europeos de etnia romaní vive en condiciones tan precarias —casi por completo desconectados de la economía, lo que les lleva a la exclusión de los derechos humanos más básicos— que una acción para favorecer la integración social no puede considerarse en el marco de una reforma política general, sino como un medio para salvar esta enorme brecha en cuanto al respeto de los derechos constitucionales y humanos en Europa. Con la aprobación de esta estrategia, el Parlamento Europeo ha dado el primer paso hacia la promoción de la inclusión social y económica de la población romaní, y ahora el Consejo y la Comisión deben tomar las medidas necesarias a fin de garantizar que esta estrategia se aplique con éxito.

 
  
MPphoto
 
 

  Sophie Auconie (PPE), por escrito. (FR) En la Unión Europea residen aproximadamente entre 10 y 12 millones de ciudadanos de etnia romaní. Muchos de ellos padecen discriminación y exclusión social. Se trata, en su mayor parte, de ciudadanos europeos, y la UE debe establecer una estrategia para su integración. Por eso he votado a favor de este texto, que prevé un plan de acción basado en los valores fundamentales de la igualdad, el acceso a los derechos, la no discriminación y la igualdad de género, apoyándose sobre los Fondos Estructurales ya existentes.

 
  
MPphoto
 
 

  Zigmantas Balčytis (S&D), por escrito. (LT) La situación de la minoría romaní en la UE es bastante complicada. Una gran parte de los 10 a 12 millones de ciudadanos de etnia romaní en Europa ha sufrido una discriminación sistemática y por lo tanto, luchan contra un grado intolerable de exclusión social, cultural y económica, así como contra violaciones de los derechos humanos. Además, un porcentaje significativo de la comunidad romaní vive en regiones que se encuentran entre las menos avanzadas de la Unión económica y socialmente y, por lo tanto, los niños romaníes a menudo no tienen acceso a los sistemas de educación y formación, lo que luego genera que sean objeto de discriminación en el mercado laboral y les impide integrarse en la sociedad. La UE ha desarrollado un abanico de herramientas, mecanismos y recursos útiles para fomentar la inclusión de los ciudadanos de etnia romaní, pero se hallan dispersas por todas las áreas políticas y, por tanto, sus efectos y beneficios siguen resultando limitados. Estoy de acuerdo en que los Estados miembros deben mejorar la aplicación de la estrategia de la UE para la integración de la población romaní y garantizar la plena transposición y aplicación de todas las directivas y leyes comunitarias relacionadas, evitando así la segregación y la discriminación de la población romaní.

 
  
MPphoto
 
 

  Regina Bastos (PPE), por escrito. (PT) La Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea prohíbe la discriminación por razón de sexo, raza, color, orígenes étnicos o sociales, características genéticas, lengua, religión o convicciones, opiniones políticas o de cualquier otro tipo, pertenencia a una minoría nacional, patrimonio, nacimiento, discapacidad, edad u orientación sexual. Existen aproximadamente entre 10 y 12 millones de ciudadanos de etnia romaní en Europa, la mayoría de ellos ciudadanos europeos, que sufren una discriminación sistemática y que son víctimas de la intolerancia. La integración de la población romaní es responsabilidad de todos los Estados miembros y de las Instituciones europeas.

El presente informe insta a los Estados Miembros a que cooperen con la Unión Europea y con los representantes de la comunidad romaní con el objeto de desarrollar políticas integradas utilizando los recursos disponibles dentro de la Unión Europea, sobre la base de los actuales Fondos Estructurales, a fin de apoyar la integración de la comunidad romaní, ya que resulta más económico integrar a esta minoría que mantener sus deficientes condiciones socioeconómicas. La integración armoniosa de las comunidades romaníes implica la participación de todo el mundo: la de los propios ciudadanos romaníes y la de su comunidad de acogida. Por esta razón he apoyado este informe.

 
  
MPphoto
 
 

  Jean-Luc Bennahmias (ALDE), por escrito.(FR) La adopción por una amplia mayoría del informe de la señora Járóka representa una señal política adicional que confirma que la Unión Europea es consciente de su responsabilidad frente a esta minoría étnica, la más grande de Europa, así como la más perseguida. El informe destaca las áreas prioritarias que deben figurar en la estrategia, como por ejemplo la lucha para que se respeten los derechos fundamentales del pueblo romaní. La estrategia debe centrarse en la educación, pero también debe impedir la marginación extrema y evitar la reproducción de desigualdades. Finalmente, la estrategia debe establecer formas innovadoras de proporcionar un acceso real al mercado de trabajo y a una vivienda asequible y en buenas condiciones de salubridad.

El actual desafío, tal y como se ha mencionado en el informe, consiste en asegurar que los fondos de la UE sean totalmente absorbidos y se utilicen de manera beneficiosa para la población romaní. De hecho, los instrumentos están ahí, pero se utilizan especialmente mal.

La integración de la población romaní es una cuestión de Europa. Ahora le corresponde a la Comisión Europea elaborar las propuestas finales sobre la base de nuestra votación de hoy. Dentro del respeto por el principio de subsidiariedad, la Unión debe desempeñar plenamente su papel como fuerza impulsora y unir a los actores involucrados a todos los niveles a fin de aumentar el efecto beneficioso de los fondos comunitarios y lograr que los ciudadanos romaníes sean, por fin, ciudadanos europeos de pleno derecho.

 
  
MPphoto
 
 

  Mara Bizzotto (EFD), por escrito. (IT) Básicamente, el informe sobre la integración de la población romaní no tiene en cuenta las dificultades de la integración social de la minoría romaní, si se considera el hecho de que, a menudo, es la propia comunidad romaní, la que no quiere integrarse en el tejido social de nuestros países.

Este es un factor cultural que no puede negarse o ignorarse: la población romaní tiene sus propias tradiciones y modos de vida tradicionales, lo que hace difícil su integración en entornos sociales caracterizados por procesos, estilos de vida y costumbres muy diferentes a las suyas. Por lo tanto, sigue siendo un hecho que cualquier política de integración de los ciudadanos de etnia romaní tendrá que lidiar con este obstáculo: su deseo real o voluntad de integrarse.

Dejando de lado las consideraciones sociológicas, debo recordar que, habida cuenta de estas y otras dificultades, las políticas propuestas en los informes sobre las comunidades romaníes requerirán un desembolso enorme de fondos de la UE y los Estados miembros, sin que se acabe logrando el resultado deseado al final. Sin rodeos, eso es lo que ha venido sucediendo hasta ahora y no hay razones para creer que la situación vaya a cambiar de ahora en adelante. Por eso he votado en contra del informe.

 
  
MPphoto
 
 

  Vilija Blinkevičiūtė (S&D), por escrito. (LT) He votado a favor del presente informe, debido a que los romaníes que viven en Europa necesitan el apoyo de la Unión Europea (UE). La estrategia de la UE sobre la integración de la población romaní propone la creación de unas normas mínimas obligatorias en materia de educación, empleo, vivienda y salud. Sin embargo, una gran cantidad de ciudadanos europeos de etnia romaní viven en condiciones tan precarias, casi por completo desconectados de la economía, que les lleva a la exclusión de los derechos humanos más básicos. Por lo tanto, la estrategia propuesta por el Parlamento Europeo da prioridad al empleo romaní y a mejorar la educación, la vivienda y la seguridad social. Es importante que garantice la abolición de la segregación de los niños romaníes en escuelas y aulas. También es muy importante animar a la etnia romaní a participar en todos los ámbitos de la vida pública y política y participar en la labor de organizaciones no gubernamentales. Con el fin de implementar la estrategia de integración de la población romaní, resulta indispensable que la estrategia sea, sobre todo, una estrategia interna de la UE, y que la supervisión general de las áreas prioritarias y objetivos se encuentre dentro de las estructuras de la Unión, con informes anuales sobre los progresos de la estrategia y la evaluación de los resultados.

 
  
MPphoto
 
 

  Sebastian Valentin Bodu (PPE), por escrito. (RO) Los aproximadamente 10 o 12 millones de ciudadanos de etnia romaní deberían gozar de las normas mínimas a escala comunitaria para que puedan acceder a puestos de trabajo y la educación. La resolución del Parlamento Europeo, que trata de influir sobre la futura estrategia para la integración de la minoría romaní, ofrece una mejor protección de los derechos fundamentales, así como una mayor financiación de la UE. Rumania entiende perfectamente las dificultades, así como también la indolencia de esta minoría. La Unión Europea debería ser consciente de que existe un nivel muy alto de resistencia al cambio dentro de este grupo étnico, incluyendo la inclusión social. Los ciudadanos de etnia romaní han sido víctimas de discriminación durante siglos, pero, al mismo tiempo, también han sido víctimas de la autoexclusión. Esta evaluación es muy justa, pero hay que tener en cuenta que, muy a menudo, las soluciones que encontramos no son adecuadas o no son entendidas por la población romaní.

La futura estrategia de la UE sobre la minoría romaní, debe, obviamente, hacer hincapié en el cumplimiento y la promoción de los derechos fundamentales al trabajo, a la vivienda, a la salud y, en particular, a la educación, incluso a pesar de la resistencia de los padres. Sin embargo, nadie debe esperar que el cambio se produzca rápidamente. Probablemente serán necesarios varios cambios de generación para que esta minoría asuma ciertas normas de convivencia social.

 
  
MPphoto
 
 

  Jan Březina (PPE), por escrito. (CS) Una condición básica previa para elaborar cualquier tipo de estrategia sensata de integración de la población romaní consiste en recabar y proporcionar datos sobre la situación socioeconómica de la minoría romaní (principalmente sobre educación, salud, vivienda y empleo). Los Estados Miembros y las organizaciones internacionales (la Organización Internacional para las Migraciones y de la OCDE) por lo tanto, deberían centrarse en estos temas en mayor detalle, y ayudar a fijar objetivos concretos en relación con, por ejemplo, el porcentaje de ciudadanos de etnia romaní que terminan la educación secundaria y superior o están empleados por la administración pública o se hallan representados en las diversas áreas de la vida social y política. Le corresponde, pues, a la Comisión establecer una estrategia comunitaria clara y manejable para la inclusión de la minoría romaní sobre la base de estos datos. Se podría considerar la creación de primas por resultados para la estrategia de la UE sobre la minoría romaní en el marco de la política de cohesión. En cualquier caso, existe una necesidad de elaborar métodos más eficaces para el seguimiento del gasto de los recursos de la UE, diseñados específicamente para los grupos marginales de ciudadanos.

En aras de la integración de los gitanos, también es necesario quizás hacer uso de las opciones de financiación proporcionadas por el programa PROGRESS, el programa de aprendizaje permanente, el programa cultural (2007-2013) y el programa de salud pública (2008-2013). En este contexto, la Comisión debe presentar al Parlamento Europeo una lista de proyectos en beneficio de la población romaní que haya financiado desde el año 2000, y expondrá los resultados obtenidos por estos proyectos.

 
  
MPphoto
 
 

  Maria Da Graça Carvalho (PPE), por escrito. (PT) Estoy satisfecha con el compromiso que ha demostrado la UE a la hora de establecer normas vinculantes que garanticen el acceso de las comunidades romaníes a educación, empleo, vivienda y salud. Esta iniciativa está dirigida no solo a los valores humanos inherentes a la inclusión social de las minorías étnicas, sino también al progreso económico estimulado por la caída del desempleo. Estoy de acuerdo con las medidas propuestas en esta estrategia de integración, en particular, con la lucha contra el trabajo no declarado y el aumento de los maestros de etnia romaní. Es importante que la propia comunidad se incluya en el proceso de integración a fin de asegurar el desarrollo sostenible desde el interior, promover la voluntad de un papel positivo en la sociedad, en lugar de imponerlo. Este proceso también debería centrarse en todas las formas de violación de los derechos fundamentales, prestando especial atención a la exclusión social y la discriminación en la vida pública.

 
  
MPphoto
 
 

  Françoise Castex (S&D), por escrito.(FR) El tema de la integración de los romaníes constituye un gran reto que la Unión Europea debe asumir. El presente informe va en la dirección correcta, ya que muestra la voluntad del Parlamento Europeo de contribuir plenamente a este fin.

 
  
MPphoto
 
 

  Nessa Childers (S&D), por escrito. – He votado a favor del presente informe, ya que los 10 a 12 millones de ciudadanos de etnia romaní en Europa deberían beneficiarse de unos estándares mínimos vinculantes a nivel de la UE para mejorar su acceso al empleo, a la educación, a la vivienda y a la salud. La resolución, que trata de influir en la próxima estrategia de la Comisión para la integración de los ciudadanos de etnia romaní, también pide una mejora en la protección de los derechos fundamentales y el uso de fondos de la UE. Espero que los Gobiernos de la UE respondan ahora a este firme mensaje del Parlamento.

 
  
MPphoto
 
 

  Carlos Coelho (PPE), por escrito. (PT) Apoyo a la ponente, la señora Járóka, cuando aboga por una política coordinada de la UE como complemento de la legislación vigente, para promover la integración de los ciudadanos europeos pertenecientes a la etnia romaní —comprendidos entre 10 y 16 millones, según los cálculos del Consejo— que prevea la adopción de medidas antirracistas y antidiscriminatorias. La ejecución y correcta aplicación de esta política también debe estar garantizada. También se deberían adoptar medidas, sin embargo, para responder a las necesidades específicas de los ciudadanos romaníes y promover su inclusión socioeconómica, tales como el derecho al trabajo, a una vivienda, a educación, a la salud y otros.

Además de los aspectos humanitarios de la integración de la minoría romaní, esto también debería permitir aumentar la fuerza de trabajo para apoyar el sistema de seguridad social y reducir las prestaciones sociales o de salud que garantiza el Estado a los que viven en la pobreza, por no hablar de la posibilidad de que se reduzcan las tasas de criminalidad. La integración debería tener en cuenta la protección de los niños y debería respetar la ley. Es necesaria una solución europea común para un problema europeo común, con un enfoque sectorial integrado e intersectorial que permita una ayuda y una intervención específicas en las zonas menos desarrolladas y con graves desventajas estructurales.

 
  
MPphoto
 
 

  Marielle De Sarnez (ALDE), por escrito.(FR) Acabamos de aprobar por una amplia mayoría de la Estrategia de la UE para la integración de la población romaní. Esta es una contundente señal política que confirma que la Unión Europea es consciente de su responsabilidad frente a esta minoría, la más grande de Europa, así como la más perseguida. La Unión Europea y los Estados miembros deben abordar directamente la vergonzosa segregación sufrida por la minoría romaní. Este informe hace hincapié en la importancia de respetar los derechos fundamentales de los ciudadanos de etnia romaní y, en particular, en el acceso a la educación. Para evitar cualquier riesgo de marginación, también es importante aplicar políticas innovadoras en materia de acceso efectivo al empleo, y permitir a estas poblaciones, en su mayoría sedentarias, acceder a una vivienda digna y asequible. Los fondos de la UE están ahí. Deben ser utilizados en beneficio de la población romaní. Ahora le corresponde a la Comisión Europea elaborar las disposiciones finales sobre la base de las propuestas del presente informe de manera coherente con el principio de subsidiariedad y con un objetivo: asegurarse de que los ciudadanos de etnia romaní se convierten en ciudadanos europeos de pleno derecho.

 
  
MPphoto
 
 

  Karima Delli (Verts/ALE), por escrito.(FR) El Parlamento ha aprobado un buen texto. Destaca el importante papel de Europa a la hora de garantizar la inclusión social de la minoría romaní en la Unión Europea, con la aplicación de esta estrategia a nivel local. El informe señala que solamente es posible una estrategia para la población romaní con la cooperación de los miembros de la comunidad: en pocas palabras, tenemos que trabajar «con» antes de trabajar «para». La comunidad romaní, por tanto, debería estar involucrada en cualquier toma de decisiones.

El texto señala las difíciles condiciones de vida, la discriminación y las dificultades que padecen los ciudadanos de etnia romaní a la hora de acceder a servicios esenciales. Señala la necesidad de garantizar el respeto de la libertad de circulación de los ciudadanos europeos. También menciona la importancia, en términos de inclusión social, de la protección social, la formación profesional, la educación y la prestación de servicios públicos. Denuncia la insuficiencia de los fondos destinados, cuando se podría hacer un buen uso del dinero. Sin embargo, la auténtica desventaja de este informe es la insistencia de los conservadores del Parlamento Europeo a la hora de mencionar la necesidad de luchar contra la denominada «dependencia prolongada» del sistema de bienestar social. Se trata de un prejuicio escandaloso dirigido una vez más a marginar a la comunidad romaní.

 
  
MPphoto
 
 

  Anne Delvaux (PPE), por escrito.(FR) Estoy encantada de que el Parlamento Europeo haya aprobado el informe Járóka por una abrumadora mayoría. El informe señala la necesidad de luchar contra la exclusión y discriminación de la población romaní, de promover su integración social, cultural y económica, proteger mejor sus derechos fundamentales y hacer un mejor uso de los fondos europeos. El Parlamento ha definido sus prioridades, sobre las que existe un consenso. El Parlamento pide un plan de acción comunitario en esta materia, desea una movilización de los fondos europeos y propone la adopción de un mapa de crisis, para mostrar donde se concentran las poblaciones romaníes. En cuanto a medidas concretas se refiere, se puede mencionar el acceso a la educación, que constituye una prioridad tanto para los ciudadanos de etnia romaní como para cualquier otro. Además, hay que vigilar el uso de los fondos de la UE a fin de asegurar que el dinero llegue realmente a sus destinatarios.

El Parlamento también ha hecho contundentes llamamientos para que se creen organismos de la UE bajo la supervisión del grupo de trabajo sobre la población romaní con el objetivo de proporcionar la ayuda financiera a las iniciativas locales relevantes y para identificar e informar a tiempo de cualquier utilización indebida de los fondos. Además, el alcance de la financiación debería extenderse a proyectos destinados a mejorar también los servicios públicos.

 
  
MPphoto
 
 

  Ioan Enciu (S&D), por escrito. (RO) He votado a favor del presente informe porque creo que una estrategia comunitaria para la integración de la minoría romaní es un avance positivo y satisfactorio. Esta comunidad necesita una atención especial a nivel europeo, teniendo en cuenta los problemas persistentes con su integración social y económica además del particular nivel de movilidad entre sus miembros. Sin embargo, creo que el mayor esfuerzo aún no se ha llevado a cabo. Ha habido y hay estrategias y planes de acción para la integración de la comunidad romaní a todos los niveles, pero falta su aplicación correcta. Para asegurar su éxito, esta nueva estrategia debe implementarse de la manera más apropiada. Con esto en mente, considero que un diálogo estructurado entre las comunidades romaníes, el sector no gubernamental y las autoridades locales, debe proporcionar las bases para la implementación de la futura estrategia.

 
  
MPphoto
 
 

  Edite Estrela (S&D), por escrito. (PT) He votado a favor del presente informe porque creo que la integración de los ciudadanos de etnia romaní no solo tiene que ver con los imperativos morales o las obligaciones de la Unión Europea en materia de derechos humanos. Varios estudios han revelado que la exclusión de estos ciudadanos europeos implica costes económicos para los Estados miembros. La inclusión social de la minoría romaní es una inversión necesaria, y será de gran beneficio económico a largo plazo.

 
  
MPphoto
 
 

  Diogo Feio (PPE), por escrito. (PT) Históricamente, la comunidad romaní ha venido siendo objeto de discriminación y de hostilidad por parte de las poblaciones mayoritarias de los Estados miembros. Todavía persiste también mucha discriminación dentro de las propias comunidades romaníes, y la estrategia necesita tratar de remediar esta situación urgentemente, en lugar de simplemente no ocultarla. Creo que una estrategia comunitaria en favor de la integración de la etnia romaní, como en favor de cualquier otro grupo étnico minoritario desfavorecido, sería bien recibida.

También creo que es probable que tenga éxito si es respaldada por la participación activa de las personas a quienes se pretende integrar. Sin la participación, interacción y compromiso de todos los actores en este esfuerzo común, la estrategia corre el riesgo de no ser más que una declaración de buenas intenciones. Aún queda mucho por hacer para revertir la tendencia de discriminación hacia la población romaní. Espero que el éxito de la estrategia acabe por justificar su lenta eliminación.

 
  
MPphoto
 
 

  José Manuel Fernandes (PPE), por escrito. (PT) El presente informe abarca el desarrollo de una Estrategia de la UE para la integración de la población romaní. Es un documento muy útil y alentador, realizado conjuntamente por la Comisión y el Parlamento, y sus recomendaciones se refieren a los objetivos establecidos en la Estrategia Europa 2020 en cuanto a la reducción de la pobreza y la lucha contra la exclusión social, a fin de promover un crecimiento inclusivo en toda la UE. La población romaní posee características demográficas muy dinámicas, a diferencia de otros grupos étnicos, y se cree que en algunos países, como Hungría, constituirán más del 50 % de la población económicamente activa en 2050. Su integración, por tanto, resulta imprescindible, no solo en términos éticos, ya que se trata de una cuestión de derechos humanos, sino también para la sostenibilidad de los sistemas de seguridad social. Se ha demostrado que esto no representa ningún coste, sino más bien una «inversión necesaria y rentable a largo plazo». A veces, los costes de la exclusión son mayores que los de la inclusión, cuando tenemos en cuenta los beneficios que esto conlleva. Acojo con satisfacción la adopción de este informe, y acojo con satisfacción la recomendación que la Comisión asuma el papel de supervisar y vigilar el cumplimiento de esta estrategia por parte de los Estados miembros.

 
  
MPphoto
 
 

  João Ferreira (GUE/NGL), por escrito. (PT) La resolución adoptada aboga por la adopción de una Estrategia de la UE para la integración de la población romaní, junto con el desarrollo de un plan de acción integral basado en los valores fundamentales de la igualdad, el ejercicio de los derechos, la no discriminación y la igualdad. El objetivo es asegurar que la comunidad romaní tenga acceso real a la educación, el empleo, la vivienda, la salud y la cultura. Resulta oportuna la mención de los programas y fondos europeos que pueden utilizarse para la integración social y económica de la minoría romaní, dado que están siendo infrautilizados. Esta resolución es aún más importante, si cabe, habida cuenta de que todo el mundo sabe que la comunidad romaní ha sido objeto de una discriminación lamentable e inaceptable en varios países de la UE, como Francia y otros Estados miembros.

 
  
MPphoto
 
 

  Ilda Figueiredo (GUE/NGL), por escrito. (PT) La discriminación que tiene lugar contra los ciudadanos de etnia romaní en varios países de la UE es de todos sabida. Recientemente, ha habido problemas en Francia y otros países de la UE, lo que podría empeorar con el pretexto de la crisis económica y social. Por eso la ponente, que es diputada de origen romaní, ha tratado de hacer que el Parlamento sea consciente de esta situación.

En este contexto, la resolución que se ha adoptado hoy aboga por que la Comisión proponga y el Consejo adopte una estrategia de la UE a favor de la integración de la población romaní como un plan de acción a nivel europeo, que será importante e inclusivo a diversos niveles diferentes, sobre la base de los principios fundamentales de la igualdad, el ejercicio de los derechos, la no discriminación y la igualdad entre hombres y mujeres.

De la misma manera, cabe recordar que existen programas y fondos europeos que pueden utilizarse para la integración social y económica del pueblo romaní, pero debe mejorarse la comunicación a todos los niveles si se quieren emplear adecuadamente. El objetivo es asegurar que la comunidad gitana tenga un acceso real a la educación, el empleo, la vivienda, la salud y la cultura.

 
  
MPphoto
 
 

  Lorenzo Fontana (EFD), por escrito. (IT) Solucionar los problemas de la minoría étnica más grande de Europa requiere pragmatismo, en lugar de esa especie de falso liberalismo sensiblero. Estamos hablando de atribuir a la minoría romaní toda una serie de derechos, que muchísimos ciudadanos solo pueden disfrutar gracias a sacrificios diarios. No creo que se trate de una estrategia europea o de una decisión que merezca apoyarse, dado que este fenómeno también implica grandes diferencias entre un Estado miembro y otro. Algunos países están en una situación objetivamente difícil, mientras que otros apenas se ven afectados por el fenómeno. Por eso creo que resultaría más efectivo aplicar el principio de subsidiariedad. Por lo tanto, no tengo la intención de prestar mi apoyo al texto que se ha presentado.

 
  
MPphoto
 
 

  Bruno Gollnisch (NI), por escrito.(FR) Rara vez un informe del Parlamento Europeo ha estado tan cercano al delirio. La estrategia de integración de la población romaní es la promoción sistemática de una población pequeña en todo y en todas partes, son cuotas obligatorias en todas las áreas, incluso en los órganos de decisión y las empresas, y la financiación pública sistemática de sus supuestas necesidades, incluida la vivienda. Por supuesto, se supone que esta minoría es víctima frecuente de discriminación maliciosa, y uno nunca cuestiona sus propias responsabilidades. Convendría decir que la misma ponente forma parte de esta minoría, lo que demuestra que no es tanta la opresión. Francamente, es algo así como encomendar a una persona china la tarea de definir la política europea en materia de protección comercial.

Para volver al tema que nos ocupa, sin embargo, ¿qué otros ciudadanos europeos, víctimas de la pobreza y la inseguridad, y excluidos, en su propio país, de los beneficios sociales ya asignados prioritariamente a otros, son objeto de tan profunda preocupación por su parte? Las razones del rechazo cada vez mayor hacia la máquina de Bruselas se encuentran en esta discriminación sistemática de los ciudadanos europeos a sus expensas.

 
  
MPphoto
 
 

  Nathalie Griesbeck (ALDE), por escrito.(FR) Esta semana, el Parlamento Europeo, por amplia mayoría, ha aprobado un informe sobre la Estrategia de la UE para la integración de la población romaní: esto es una señal adicional que confirma que la política de la Unión Europea es consciente de su responsabilidad frente a esta minoría étnica, la más grande de Europa, así como la más perseguida. El informe hace hincapié en las áreas prioritarias de esta estrategia: los derechos fundamentales, las desigualdades, la lucha contra la discriminación, la educación, el acceso al empleo, el mercado laboral, el acceso a la vivienda, y así sucesivamente. Todas son áreas en las que es necesario actuar. Por mi parte, hice hincapié en la necesidad de que en la elaboración de dicha estrategia la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior preste especial atención a los niños y menores. El informe también destaca el uso indebido de los fondos europeos disponibles para la integración de la minoría romaní: los retrasos y las cargas administrativas, la falta de conocimiento, la falta de participación por parte de las autoridades locales, etc., son todas las dificultades a las que los Estados miembros, las autoridades locales, las partes interesadas y los demás deben responder a fin de garantizar la plena absorción de estos fondos europeos. Esta estrategia tendrá que moldearse después en cada Estado miembro y así será evaluada a nivel local.

 
  
MPphoto
 
 

  Sylvie Guillaume (S&D), por escrito.(FR) El tema de la integración de la comunidad romaní es un problema auténticamente europeo, razón por la que la Unión Europea debe llegar hasta la propia raíz de la discriminación sufrida por la comunidad romaní, luchando contra los estereotipos a fin de garantizar igualdad de acceso a empleo, vivienda, salud y educación. Por eso estoy encantada de que el Parlamento Europeo haya asumido el problema y haya adoptado este informe, que tiene como objetivo proporcionar elementos de reflexión a la Comisión. Este informe denuncia el uso indebido por parte de los Estados miembros de los fondos europeos que se deberían destinar a proyectos para la integración de la población romaní, pero tengo la esperanza de que la Comisión irá más allá y obligará a los Estados miembros a dar cuenta pública del uso de estos fondos.

 
  
MPphoto
 
 

  Juozas Imbrasas (EFD), por escrito. (LT) He votado a favor del presente documento, aunque considero que este informe debería haber sido rechazado. Por el momento, no es necesario fortalecer una estrategia dedicada a un solo grupo. Más bien, necesitamos una estrategia de emergencia eficaz encaminada a solucionar el problema de la inmigración legal e ilegal con el fin de garantizar, sobre todo, la estabilidad económica, el empleo, la seguridad, el orden público y la justicia para todos los ciudadanos europeos que formen parte de un Estado miembro desde un punto de vista demográfico, cultural, tradicional, histórico y económico.

 
  
MPphoto
 
 

  Cătălin Sorin Ivan (S&D), por escrito. – (RO) El enfoque europeo para el problema de la comunidad romaní ha sido, y sigue siendo, insuficiente. El informe elaborado por Lívia Járóka, de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia e Interior, junto a las contribuciones de las otras comisiones asociadas, debería proporcionar un nuevo impulso a una estrategia de integración de la población romaní adecuada, que esperamos presente la Comisión el mes próximo.

Creo firmemente que todos estamos ansiosos por lograr un cambio real para la comunidad romaní y ofrecerles todos los requisitos para la inclusión social. Esta es la razón por la que debemos centrarnos en los instrumentos políticos y financieros de que disponemos y acometer una acción directa en áreas clave como la educación y la salud.

La cooperación en todos los niveles, desde el europeo hasta el local, también resulta esencial, ya que sin una acción concertada se desperdician todos los recursos. Los ciudadanos de etnia romaní deben participar en la elaboración de políticas. Por esta razón hay que encontrar soluciones, a fin de ponernos en contacto con aquellos que actúan como enlace entre los niveles de toma de decisión y de aplicación.

Por último, debemos reconocer la importancia del mensaje que estamos enviando con este informe. Sin embargo, no debemos olvidar que se han enviado muchos mensajes y que ya es hora de emprender acciones concretas.

 
  
MPphoto
 
 

  Jarosław Kalinowski (PPE), por escrito.(PL) La comunidad romaní es una de las naciones culturalmente más ricas del mundo. Su presencia aporta variedad al paisaje de muchos países diferentes. Sin embargo, los estereotipos y la discriminación son perjudiciales para la población romaní, y, lamentablemente, no ayudan a establecer un diálogo; y el diálogo es necesario. Vivimos unos junto a otros, y debemos por lo menos aceptarnos mutuamente para poner fin al fenómeno de la exclusión. Con este fin, es necesario apoyar la educación de manera que no existan obstáculos para el aprendizaje de los niños romaníes junto a otros niños en las escuelas europeas. También es necesario apoyar iniciativas que permitan a la población romaní tener un empleo legal y aclimatarse más fácilmente al país en el que se encuentren residiendo actualmente. Tenemos miedo de lo que no conocemos. Si sabemos más acerca de las riquezas de la cultura romaní y de sus costumbres, sin duda la integración se llevará a cabo con más rapidez.

 
  
MPphoto
 
 

  Timothy Kirkhope (ECR), por escrito. – El Grupo ECR apoya incondicionalmente la inclusión y la integración de los ciudadanos de etnia romaní en los Estados miembros y en la Unión Europea. La igualdad de acceso al sector del servicio público y el mercado laboral y la no discriminación resultan fundamentales para todas las personas, independientemente de su raza, origen étnico, o patrimonio. También apoyamos firmemente los objetivos del informe en lo que se refiere a los fondos de la UE, para que se gasten y se asignen mejor y sirvan así para apoyar plenamente a la población romaní. Sin embargo, consideramos que algunas secciones del informe que tratan sobre la salud, la educación y el empleo deberían ser legisladas por los Estados miembros.

 
  
MPphoto
 
 

  Giovanni La Via (PPE), por escrito. (IT) Votar hoy a favor de la resolución sobre la Estrategia de la Unión Europea para la integración de la población romaní podría representar un impulso para promover la no discriminación en los Estados miembros, así como un incentivo para incorporar instrumentos que protejan a la población romaní. Lo que he dicho es válido, en especial, para los grupos más vulnerables, de acuerdo con las disposiciones de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea. Creo que la definición de instrumentos económicos efectivos constituye otro objetivo a alcanzar a fin de implementar una política de integración de la población romaní seria y sustancial. La resolución en cuestión se enfrenta a un problema particularmente importante —también para mi propio país— y tiene como objetivo una integración adecuada de la población romaní a fin de permitir su participación real en la vida económica, social y cultural de los países en que se encuentran, a condición (quisiera añadir) del total respeto por los principios y las leyes del Estado de acogida. Por último, apoyo la solicitud formulada a la Comisión referente a la adopción de un papel protagonista en el establecimiento de una coordinación estratégica unitaria, en colaboración con los Estados miembros, mediante la creación de un grupo de trabajo que actúe como organismo permanente encargado de supervisar y coordinar el asunto.

 
  
MPphoto
 
 

  Petru Constantin Luhan (PPE), por escrito. (RO) He votado a favor del presente informe, porque celebro el examen a conciencia que realiza de la complejidad de los problemas de la comunidad romaní en la UE. Me atrevería incluso a afirmar que cuando la mayoría de estos problemas queden resueltos, eso significará que se resolverán gran cantidad de los problemas a los que nos enfrentamos ahora como sociedad europea. Quisiera simplemente mencionar cómo podrían utilizarse los Fondos Estructurales para respaldar las prioridades de la estrategia de la UE para la integración de la población romaní. Creo que los fondos importantes deben destinarse al desarrollo económico y social de estas comunidades. En los casos en los que el apoyo a las intervenciones resulte insuficiente en términos de financiación o de un periodo de tiempo adecuado para que se produzcan los efectos previstos, los efectos alcanzados no serán los que esperamos. Lo que se requiere es un orden de prioridades, el gasto inteligente de los fondos y el compromiso político. De lo contrario, los recursos financieros se desaprovecharán. Tras este informe, aguardo con interés los próximos pasos de la Comisión. Espero que esta estrategia genere el valor añadido requerido de la implementación de una medida europea de apoyo a la integración de la población romaní.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (S&D), por escrito. –Acojo favorablemente el presente informe sobre la situación de la comunidad romaní: el grupo más marginado de la Unión Europea. La resolución establece pasos prácticos para mejorar la salud, la educación y el bienestar de la población romaní. Incluye medidas para mejorar su acceso al mercado de trabajo y a una vivienda digna. Esta resolución ofrece una oportunidad para que los ciudadanos de etnia romaní se integren mejor en la sociedad.

 
  
MPphoto
 
 

  Jean-Luc Mélenchon (GUE/NGL), por escrito.(FR) Esta resolución una vez más son solo palabras. Me alegro de que este texto denuncie los discursos que incitan al odio racial, la caracterización mediante perfiles étnicos, las huellas digitales ilegales y los desalojos ilegales y la expulsión. Sin embargo, me opongo a las píldoras amargas que nos hacen tragar en el camino: plena competencia para la Comisión en esta materia, la estigmatización de los ciudadanos romaníes en un texto que dice defenderlos, la competencia en el mercado de trabajo y los polos de competitividad. Este enfoque confuso resulta inaceptable.

 
  
MPphoto
 
 

  Nuno Melo (PPE), por escrito. (PT) La Unión Europea es un espacio de solidaridad e inclusión, por lo que debe hacer lo que sea necesario para impedir la discriminación contra los ciudadanos de etnia romaní y obtener para ellos los mismos derechos en materia de educación, empleo, salud y vivienda en todos los Estados miembros, así como en los Estados aspiren a adherirse a la Unión. La población romaní debería ocuparse de los niños a los que generalmente se impide asistir a la escuela, de los niños y de las mujeres que son utilizados para la mendicidad; de la mendicidad adoptada como una opción de vida, y del rechazo del trabajo como recurso en sustitución de los sistemas de seguridad social de terceros países. Se deben adoptar pasos decisivos para poner fin a la discriminación. Sin embargo, si se quiere lograr, la población romaní no puede excluirse a sí misma y deben contribuir con su propia integración en un espacio europeo en el que la inclusión es deseable.

 
  
MPphoto
 
 

  Willy Meyer (GUE/NGL), por escrito. (ES) He votado a favor del informe sobre la Estrategia de la UE para la integración de la población romaní. El texto señala la necesidad de elaborar una estrategia a nivel de la UE para la protección e integración de esta población, a la vez que insta a los Estados miembros a adoptar y reforzar una legislación antidiscriminatoria eficaz, así como medidas de protección contra la discriminación —incluida la discriminación múltiple— en todos los ámbitos de la vida que garanticen, protejan y promuevan los derechos fundamentales, la igualdad y la no discriminación y el derecho a la libre circulación, incluidas las acciones de sensibilización dirigidas tanto a la población romaní como a los demás, con el fin de erradicar los obstáculos discriminatorios.

 
  
MPphoto
 
 

  Louis Michel (ALDE), por escrito.(FR) Hoy en día, entre 10 y 12 millones de ciudadanos de etnia romaní necesitan medidas a nivel europeo para promover su integración social, cultural y económica. Los ciudadanos romaníes han sufrido y continúan sufriendo discriminaciones sistemáticas, exclusión, violaciones de los derechos humanos y estigmatización. El informe que acabamos de aprobar supone un paso importante para las medidas destinadas a reducir la exclusión la marginación, la pobreza y la exclusión social.

Sin embargo, aún queda mucho por hacer para impedir la discriminación. Incluso si se pudiera eliminar la discriminación por motivos de origen étnico, la exclusión socioeconómica de la mayoría de la población romaní sigue siendo una dura realidad. Muchos ciudadanos de etnia romaní en Europa están completamente aislados de la economía y viven en condiciones tan pobres que no pueden disfrutar de sus derechos fundamentales.

Considero, además, que la integración de la población romaní debería comenzar desde la primera infancia, con la inclusión de los niños en el registro de la población, con acceso a una educación de calidad y asistencia profesional para los padres. La Comisión debe establecer unas normas mínimas vinculantes a nivel de la UE que requieran la participación de las autoridades locales, nacionales y europeas por igual.

 
  
MPphoto
 
 

  Alexander Mirsky (S&D), por escrito. – Los ámbitos que requieren un mayor esfuerzo por parte de la UE en el proceso de integración de la población romaní, constituyen prioridades para la UE. Lamentablemente, existen problemas relacionados con la educación, la atención médica y el extremo aislamiento de estas personas. El informe insta a la Comisión a que presente un plan estratégico para la introducción de unas normas mínimas vinculantes a escala comunitaria para estas prioridades, que incluyan sanciones a los Estados miembros que no cumplan con los objetivos. Aunque no estoy seguro de que esto vaya a tener éxito, en su conjunto, he votado a favor.

 
  
MPphoto
 
 

  Andreas Mölzer (NI), por escrito. (DE) Los ciudadanos de etnia romaní y la población sinti —que es el término políticamente correcto, aunque algunos miembros de estos grupos étnicos consideran que esta forma peyorativa, y piden la designación de «gitanos»— viven, por supuesto, en cierta medida, en condiciones lamentables. Debemos, al mismo tiempo, no pasar por alto el hecho de que la ausencia de progresos hacia una mejor calidad de vida también está relacionada con las tradiciones de estos grupos, a las que continúan aferrándose. En un típico alarde de buenas intenciones, hace muchos años que se han iniciado esfuerzos para socializar a estos grupos, pero todos han fracasado porque no han sido aceptados por la gran mayoría de este pueblo nómada. La Unión Europea ha destinado 12 000 millones de euros hasta 2013 para la integración de las minorías, y ya está bastante claro que el dinero se despilfarrará en lo que a la mayoría de población romaní y sinti se refiere.

Tanto la estructura del clan como la falta de derecho para intervenir por parte de las autoridades, impiden que este círculo vicioso nunca se rompa. La estrategia que se ha previsto no solo es incapaz de cambiar nada importante; podría, en algunos aspectos, tales como la «no discriminación», convertirse incluso en un gol en propia puerta. Por otra parte, falta un concepto que indique que no existe tal cosa como un derecho a ser incluidos en el sistema de seguridad social. Por eso rechazo enérgicamente el informe.

 
  
MPphoto
 
 

  Claudio Morganti (EFD), por escrito. (IT) He decidido votar en contra del informe porque no veo ninguna necesidad de que la Unión Europea asigne una enorme cantidad de recursos a la integración de los ciudadanos de etnia romaní. En un momento de crisis económica y de dificultad general, pretende avanzar aún más rápidamente a fin de garantizar una financiación específica y condiciones favorables en una serie de áreas para la población romaní.

Históricamente, este grupo étnico ha permanecido aislado en Europa, a menudo no como resultado de la voluntad de los demás, sino por su propia naturaleza; se han mantenido voluntariamente en los márgenes con el fin de seguir viviendo con arreglo a sus propias costumbres, que distan mucho de los sentimientos y valores comunes de Europa. En lugar de una estrategia europea específica para la integración de la población romaní, me gustaría que trabajásemos a nivel europeo en aras de una estrategia de inmigración común real y efectiva, algo que cada vez parece más importante y no se puede postergar por más tiempo.

 
  
MPphoto
 
 

  Rareş-Lucian Niculescu (PPE), por escrito. (RO) Una estrategia europea para la población romaní constituye, sin lugar a dudas, una absoluta necesidad, ya que se trata de una minoría europea caracterizada, al mismo tiempo, por un alto grado de movilidad transfronteriza, dada su forma de vida. He votado a favor de la presente resolución, sobre todo porque pone énfasis en el papel de una educación y formación de buena calidad como factor de influencia en la vida personal y profesional de las personas y porque, como consecuencia, la educación es la solución más fiable para garantizar la integración de los ciudadanos de etnia romaní en la sociedad.

 
  
MPphoto
 
 

  Franz Obermayr (NI), por escrito. (DE) Mientras que la mayoría de la sociedad de la UE está envejeciendo rápidamente, la población romaní está registrando un rápido aumento de su población. En Hungría, donde la población romaní en la actualidad representa entre un 6 % y un 8 % de la población, en 2050 superará el 50 % de la población activa. Tanto peor, por lo tanto, que la vida de los ciudadanos de etnia romaní en la UE se caracterice, como siempre lo ha hecho, por el desempleo, por un nivel de educación muy por debajo de la media, por el crimen organizado y la prostitución, así como por la retirada a una sociedad paralela. La situación de las mujeres en una sociedad romaní a menudo arcaica resulta especialmente dramática, y su falta de educación y, por tanto, su exclusión del mercado laboral es mucho mayor. El informe que nos ocupa ciertamente aborda algunos de los problemas, sin embargo lo hace de manera unilateral. La integración no es una vía de un único sentido. La población romaní debe realizar su contribución, enviar a sus hijos a la escuela, hacer que se integren mejor en el mercado laboral y poner fin a las tendencias criminales. Por eso he votado en contra del informe.

 
  
MPphoto
 
 

  Justas Vincas Paleckis (S&D), por escrito. (LT) He votado a favor del presente informe, porque necesitamos cambiar urgentemente una situación en la que un porcentaje importante de los 10 a 12 millones de ciudadanos de etnia romaní que viven en Europa padece discriminación y aislamiento económico y social incluso en el siglo XXI. El camino hacia la integración es un proceso largo y complicado que se adapta a las condiciones de los países individuales y las regiones locales. La estrategia de la Unión Europea debe garantizar unos objetivos claros y medios para financiar los programas. Sin embargo, la mayor responsabilidad recae sobre los Gobiernos nacionales y las autoridades locales, que conocen mejor la situación de la región. La educación, la asistencia sanitaria, la política en materia de vivienda y una inserción más rápida de los ciudadanos de etnia romaní en el mercado laboral: esta es la clave para resolver un conflicto de larga duración. Si los ciudadanos europeos de etnia romaní no pueden integrarse adecuadamente en las sociedades de los Estados miembros de la Unión Europea, se transmitiría una imagen poco favorable de la política de integración de la UE en general.

 
  
MPphoto
 
 

  Alfredo Pallone (PPE), por escrito. (IT) La Unión Europea lleva años trabajando en problemas relativos a la integración social y la protección de las minorías. El informe de la señora Járóka sobre la estrategia de integración de la población romaní establece un plan de acción para su integración socioeconómica con vistas a un proyecto europeo que defina las estrategias nacionales para abordar el problema, en parte sobre la base de los costes que cada Estado miembro va a tener que asumir. He votado a favor del informe, precisamente porque necesitamos un nuevo marco jurídico europeo que incluya medidas para combatir la discriminación y proteger los derechos humanos, para integrar a los ciudadanos de etnia romaní en los diferentes Estados miembros con un plan que garantice su educación y cobertura sanitaria.

 
  
MPphoto
 
 

  Georgios Papanikolaou (PPE), por escrito. (EL) Hoy he votado a favor de informe del Parlamento Europeo sobre la Estrategia de la UE para la integración de la población romaní. Su integración en la sociedad es un tema muy importante que afecta a todos los Estados miembros, en general, y a Grecia, en particular, donde, según los estudios realizados (por la Agencia Europea de Derechos Fundamentales), el 35 % de los ciudadanos de etnia romaní son analfabetos y solamente el 4 % han asistido a la escuela en por lo menos diez años. El punto clave de la integración es la educación y la eliminación de la segregación en las escuelas. Además de una atención sanitaria adecuada y de la igualdad de oportunidades en materia de empleo, es preciso que los Estados miembros vigilen más estrechamente si los fondos comunitarios destinados a la minoría romaní se utilizan realmente para el beneficio de sus destinatarios.

 
  
MPphoto
 
 

  Rovana Plumb (S&D), por escrito. – Sabemos que entre 10 y 12 millones de ciudadanos de etnia romaní siguen padeciendo graves discriminaciones sistemáticas en la educación (donde son víctimas sobre todo de la segregación), la vivienda (especialmente con los desalojos forzosos y las malas condiciones en que viven, a menudo en guetos), el empleo (su particularmente baja tasa de empleo) y en la igualdad de acceso a los sistemas de salud y otros servicios públicos, así como un nivel asombrosamente bajo de participación política. La Estrategia de la UE para la integración de la población romaní debería adoptar medidas con objeto de garantizar el seguimiento de la situación de la población romaní en relación con el respeto y la promoción de sus derechos sociales fundamentales, la igualdad, la no discriminación y la libre circulación en la UE, y también para proporcionar educación, oportunidades de formación y asistencia profesional para adultos, que resulten cruciales para apoyar la contratación y el empleo continuado de los ciudadanos de etnia romaní con el fin de evitar la perpetuación de la exclusión social.

La Comisión y los Estados miembros deben abordar las necesidades particulares de las mujeres romaníes mediante la aplicación de una perspectiva de género en todas las políticas para la inclusión de los ciudadanos romaníes y proporcionando protección a los subgrupos más vulnerables. Por lo tanto, pido a la Comisión que presente anualmente al Parlamento Europeo un seguimiento de la estrategia de la UE para la integración de la población romaní con el fin de supervisar los progresos realizados a nivel nacional.

 
  
MPphoto
 
 

  Paulo Rangel (PPE), por escrito. (PT) He votado a favor del presente informe, que se centra en la necesidad de abordar con eficacia los problemas y retos relacionados con este delicado tema de la integración de las comunidades romaníes.

 
  
MPphoto
 
 

  Raül Romeva i Rueda (Verts/ALE), por escrito. – El informe Járóka del Parlamento sobre la Estrategia de la UE para la integración de la población romaní se ha votado en la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior el 14 de febrero, con la mayoría de las enmiendas Verdes/ALE aceptadas por la ponente o incluidas en las enmiendas de compromiso, y con la inclusión de muchos de los límites que propuso el grupo sobre el tema: a saber, la estrategia de integración de la población romaní debe estar guiada por el enfoque de una persona que viva el conflicto desde dentro: diseñada por ciudadanos romaníes para ciudadanos romaníes, lo que significa el empoderamiento de la población romaní, la inclusión en el proceso de toma de decisiones, la contratación de personal/mediadores de etnia romaní en puestos clave a nivel local, nacional y comunitario; la interrupción de las prácticas ilegales que continúan produciéndose con impunidad por parte de los Estados miembros de la UE: la violencia contra los ciudadanos de etnia romaní, las violaciones del derecho a la libre circulación, el aumento de la actividad de los partidos políticos, de los políticos y las políticas extremistas, la segregación sistemática de los niños romaníes en la educación, la segregación residencial generalizada de la comunidad romaní, la trata de seres humanos, la negación de acceso a los servicios sanitarios y sociales y la esterilización forzada de mujeres romaníes.

 
  
MPphoto
 
 

  Licia Ronzulli (PPE), por escrito. (IT) El 6 de abril, la Comisión Europea presentará su Comunicación sobre la integración del pueblo romaní. Esta cuestión también figura entre las prioridades del Gobierno húngaro, que actualmente ostenta la Presidencia rotatoria europea. La resolución del Parlamento Europeo señala la necesidad de una mayor integración de los ciudadanos de etnia romaní en la sociedad moderna.

Personalmente, considero que corresponde a estas poblaciones adaptarse a nuestra sociedad y no obligarnos a adoptar políticas favorables que a menudo generan resultados contrarios a lo esperado. La ignorancia, la falta de educación y el analfabetismo a menudo se traducen en una falta de perspectivas de futuro. Sin educación, no se puede desempeñar un papel activo en la sociedad. Las dificultades a las que se enfrentan los ciudadanos de etnia romaní en la búsqueda de un puesto de trabajo son a menudo el resultado de su bajo nivel de educación y esto demuestra que el sector de la educación constituye la base sobre la que construir un futuro propio.

 
  
MPphoto
 
 

  Oreste Rossi (EFD), por escrito. (IT) El presente informe es absolutamente inaceptable, ya que reitera en varias ocasiones que la inclusión de la comunidad romaní es una necesidad económica y que traería ventajas financieras para los Estados miembros. Asimismo, se propone un grupo de trabajo para los ciudadanos de etnia romaní como un órgano permanente de la Comisión y denuncia una discriminación sistemática y un nivel intolerable de exclusión y violaciones de los derechos humanos.

El informe también hace hincapié en la necesidad de una estrategia común europea de lucha contra todas las formas de violación de los derechos de la minoría romaní, incluyendo las huellas digitales y la expulsión. En él se establecen multas para los Gobiernos nacionales que no respeten las normas europeas obligatorias hacia la población romaní, la promoción de la contratación de ciudadanos de etnia romaní en la administración pública, y la contratación de docentes romaníes en las escuelas con el fin de proteger su cultura mediante el uso de su lengua. Como insulto final a la libertad de expresión, también establece condenar el rechazo y la discriminación contra los ciudadanos de etnia romaní en las reuniones políticas. Está claro que no puedo dejar de votar en contra de un informe que resulta absolutamente ofensivo y perjudicial para los derechos de las personas a ser los amos de su propia casa.

 
  
MPphoto
 
 

  Olga Sehnalová (S&D), por escrito. (CS) Cualquier estrategia europea para la integración de la población romaní debe basarse, en primer lugar, en el conocimiento de las condiciones locales. Por lo tanto, la estrategia resulta inconcebible sin una estrecha cooperación con las autoridades locales y las comunidades en las que la declaración debe traducirse en una convivencia cotidiana entre la mayoría de la sociedad y la comunidad romaní. El informe no pasa por alto este aspecto y por eso he votado a favor de él.

 
  
MPphoto
 
 

  Bart Staes (Verts/ALE), por escrito. (NL) La población romaní lucha contra la discriminación de una forma sistemática y tiene que luchar contra la exclusión, las violaciones de sus derechos humanos y la estigmatización. Al votar hoy por la unión de unas normas mínimas a escala comunitaria, espero que los 10 a 12 millones de ciudadanos de etnia romaní tengan un mejor acceso al empleo, la educación, la vivienda y la asistencia sanitaria. Es positivo que el informe pida que se busquen las mejores medidas en colaboración con las partes interesadas. El informe además destaca el papel primordial de la política regional. Los Estados miembros, después de todo, disponen de acceso a fondos para favorecer la integración de la comunidad romaní, pero apenas utilizan ese dinero. Por lo tanto, corresponde a los Estados miembros hacer frente a su responsabilidad.

Otro aspecto positivo del presente informe es la idea de que la Comisión tendrá que introducir criterios de recompensa en favor de los Estados miembros que cumplan las normas y sanciones por incumplimiento. El único punto negativo es la referencia a la «dependencia prolongada» de la minoría romaní del sistema de bienestar social. Esta es una opinión muy conservadora y preconcebida que margina una vez más a la comunidad romaní. Confío en que la Comisión integre el presente informe en su propia propuesta, que probablemente se presente el 5 de abril. Está previsto que el Consejo lo adopte antes del verano. La integración de la población romaní es una de las prioridades de la Presidencia húngara.

 
  
MPphoto
 
 

  Catherine Stihler (S&D), por escrito. – He apoyado el presente informe, cuyo objetivo es combatir la discriminación contra el pueblo romaní y pide a los Estados miembros que elaboren políticas para su integración en el mercado laboral. El pueblo romaní es uno de los grupos más marginados de la UE, por lo que tenemos que asegurarnos de que se adopten medidas a fin de hacer frente a la exclusión social a la que se enfrentan.

 
  
  

Informe: Bernd Lange (A7-0022/2011)

 
  
MPphoto
 
 

  Alexander Alvaro (ALDE), por escrito. (DE) En la votación sobre el informe Lange, me abstengo en lo que respecta al apartado 31 debido a su redacción ambigua referente a los eurobonos así como a los bonos para la financiación de proyectos. Sin embargo, considerándolo en su conjunto, voy a votar a favor del informe, dado que no tengo nada contra los bonos para la financiación de proyectos en sí mismos. Los bonos para la financiación de proyectos sirven como financiación para una gran cantidad de proyectos de innovación, proyectos de infraestructura y de reindustrialización. No se trata de una cuestión de instrumentos para la comunitarización de las deudas, como sería el caso de los eurobonos.

 
  
MPphoto
 
 

  Luís Paulo Alves (S&D), por escrito. (PT) He votado a favor del presente informe, dado que la política industrial es una estrategia prioritaria para la Estrategia Europa 2020 y la principal fuerza impulsora tras la economía europea. El enfoque en este sector se debe al hecho de que es responsable de tres cuartas partes de las exportaciones europeas, proporciona empleo a 57 millones de personas y representa el 80 % de la inversión en investigación y desarrollo. Yo creo que si Europa quiere ser competitiva en este ámbito, el enfoque debe centrarse en la defensa de proyectos verdes e innovadores basados en el conocimiento.

 
  
MPphoto
 
 

  Laima Liucija Andrikienė (PPE), por escrito. (LT) He votado a favor de esta importante resolución sobre una política industrial para la era de la mundialización. La crisis económica mundial ha afectado a la industria europea y, por tanto, para ser capaz de superar el efecto de la crisis y hacer frente a esos desafíos, la UE necesita un enfoque en materia de política industrial que combine competitividad, sostenibilidad y trabajo digno y que pueda, al mismo tiempo, estimular la economía, impulsar el empleo, reducir la degradación ambiental y mejorar la calidad de vida. Estoy de acuerdo con la petición que se realiza en la resolución a la Comisión y a los Estados miembros de desarrollar una estrategia industrial ambiciosa, ecológicamente eficiente y verde a escala de la UE, con el fin de recrear una capacidad de fabricación en todo el territorio de la UE y de generar empleos altamente cualificados y bien pagados en el seno de la UE. El Parlamento Europeo subraya la gran importancia de las PYME en el paisaje industrial, especialmente cuando se trata de proporcionar empleos a largo plazo a nivel regional, y de la preservación de la vitalidad económica y creativa, así como un alto nivel de crecimiento. Existe, por tanto, la necesidad de seguir trabajando a fin de mejorar el acceso a las oportunidades de financiación para las PYME y, en especial, para desarrollar posibilidades de capital de riesgo viables; para reforzar, en el contexto de la nueva arquitectura de los mercados financieros, las posibilidades de financiación a corto y largo plazo de las PYME y sus fuentes preferidas de financiación; para abrir mercados y crear condiciones justas de competencia, permitiendo a más empresarios y pequeñas empresas crecer y convertirse en empresas que operen por toda Europa.

 
  
MPphoto
 
 

  Elena Oana Antonescu (PPE), por escrito. (RO) La crisis económica mundial ha afectado a la industria europea, dificultando su adaptación a los retos planteados por la transición a una industria basada en el conocimiento y la eficiencia, que ejerce un fuerte impacto sobre el desarrollo industrial y el mercado laboral. Para poder hacer frente a estos retos, considero necesario un enfoque en materia de política industrial que combine la competitividad, la sostenibilidad y el trabajo digno y que pueda, al mismo tiempo, estimular la economía, impulsar el empleo, reducir la degradación ambiental y mejorar la calidad de vida en la Unión Europea. El presente informe apoya el progreso industrial mediante una regulación inteligente y con visión de futuro y la estimulación del mercado, sobre la base de expectativas precisas acerca de la evolución del mercado, y respaldando las tendencias mundiales hacia formas limpias, sostenibles e innovadoras de producción, distribución y consumo. He votado a favor del presente informe porque considero que el éxito de la política industrial de la Unión Europea depende de que esté firmemente arraigada tanto en una nueva arquitectura del sector financiero que promueva la inversión y evite la especulación, como en una política macroeconómica que guíe las políticas fiscales, económicas, y presupuestarias de la UE hacia un crecimiento sostenible y la creación de empleo.

 
  
MPphoto
 
 

  Sophie Auconie (PPE), por escrito. (FR) La desindustrialización es un hecho confirmado en Europa. La posición tecnológica y económica de Europa corre peligro debido a la creciente globalización y a la intensa competencia procedente de países que se desarrollan con rapidez. La Unión Europea debe, por lo tanto, adoptar una política industrial que combine competitividad, sostenibilidad y trabajo digno. Los objetivos son los siguientes: estimular la economía, impulsar el empleo, reducir la degradación medioambiental y mejorar la calidad de vida. Esta es la idea central de la presente resolución, que yo he respaldado. En particular, estoy a favor de la emisión de bonos de la UE con vistas a permitir a la Unión Europea financiar la innovación, las infraestructuras y la reindustrialización.

 
  
MPphoto
 
 

  Liam Aylward (ALDE), por escrito. (GA) Hay un total de 57 millones de personas empleadas en el sector industrial de la UE, y el 75 % de las exportaciones europeas están relacionadas con el mismo sector. Ese sector resultará fundamental para la futura competitividad de la UE. Acojo favorablemente la parte de la Estrategia Europa 2020 relativa a fomentar empleos y formación de alta calidad con el objetivo de apoyar y contribuir al desarrollo de la base industrial y, por lo tanto, he votado a favor del informe.

Habida cuenta de que las PYME generan dos tercios de los puestos de trabajo del sector, recibo con satisfacción la parte del informe relativa a mejorar el acceso de las pequeñas empresas a las oportunidades de contratación pública y el papel de las pequeñas empresas en la mejora de la política industrial.

Las PYME deben tener un mejor acceso al programa marco, y es preciso proporcionar asistencia y apoyo a la transferencia de tecnología y la innovación. Estoy de acuerdo con el ponente en que la UE debe desarrollar y fomentar las agrupaciones innovadoras en las zonas regionales. Las principales ventajas de estas agrupaciones residen en su capacidad para transferir conocimientos, desarrollar actividades de investigación, cualificaciones e infraestructura, y estimular el empleo en zonas regionales.

 
  
MPphoto
 
 

  Zigmantas Balčytis (S&D), por escrito. (LT) He votado a favor del presente informe. La Unión Europea es el mayor mercado del mundo, pero no estamos aprovechando nuestro enorme potencial. Somos un mercado muy abierto, pero nos enfrentamos a enormes obstáculos para acceder a mercados extranjeros. El mercado único incompleto en ámbitos como el de la energía nos obliga a someternos a las condiciones dictadas por agentes externos, que poseen un impacto directo sobre nuestra competitividad. La viabilidad de la industria depende de la viabilidad de nuestro sector de pequeñas y medianas empresas, que, a pesar de las medidas aprobadas, está atravesando un período difícil. Estoy de acuerdo en que la innovación hoy representa el núcleo de la industria, pero en este ámbito no podemos presumir precisamente de nuestra capacidad para reaccionar de manera oportuna a las condiciones cambiantes del mercado global. Creo que actualmente contamos con una visión equilibrada y completa de la industria, y ahora los Estados miembros y la Comisión Europea tendrán que aportar su granito de arena a fin de asegurar que nuestros ambiciosos objetivos permitan la creación de una industria moderna y competitiva.

 
  
MPphoto
 
 

  Jan Březina (PPE), por escrito. (CS) La industria europea sigue padeciendo las consecuencias de la crisis económica, y hace falta un enfoque coordinado a escala de la UE para poder afrontarlas con éxito. Es preciso elaborar una estrategia industrial para la UE que establezca las áreas estratégicas de inversión, y que tenga en cuenta estas prioridades en la futura perspectiva financiera, en los presupuestos anuales y en las políticas de la UE. El desarrollo de la industria europea no se producirá sin una financiación ambiciosa, en particular en las áreas de investigación y energía, telecomunicaciones y redes de transporte (RTE), y, por lo tanto, en los servicios públicos que conforman el entorno empresarial. En mi opinión, sin embargo, no es necesario ni adecuado iniciar la emisión de bonos de la UE para este fin (eurobonos o bonos para la financiación de proyectos). La UE no es una entidad política soberana, y por lo tanto sus ingresos, básicamente, deberían proceder de las contribuciones de los Estados miembros. Por no mencionar el hecho de que la idea de los eurobonos implica deuda y podría entrar en contradicción con el principio de un presupuesto europeo equilibrado. El apoyo financiero a la innovación, las infraestructuras y reindustrialización debería basarse principalmente en aumentar los recursos para el Octavo Programa marco de investigación y desarrollo y para el Programa de Competitividad e Innovación, con el objeto de garantizar que la industria europea siga siendo competitiva a nivel mundial, y haciendo también un uso efectivo, por lo tanto, de las inversiones privadas.

 
  
MPphoto
 
 

  Maria Da Graça Carvalho (PPE), por escrito. (PT) Europa está descubriendo que se ha vuelto menos competitiva en los mercados internacionales. Como consecuencia, tiene que encontrar formas de reforzar su base industrial para hacer frente a nuevos desafíos. El presente informe, «una política industrial para la era de la mundialización», tiene como objetivo presentar propuestas a fin de relanzar la industria europea. Una política industrial integrada y sostenible debe basarse en la investigación científica, en la innovación, en el aumento de eficiencia de los recursos, en una estrategia de productos, en el fortalecimiento de las pequeñas y medianas empresas, y en el desarrollo de redes regionales. En particular, constituir la base de la revolución industrial resulta fundamental para la eficiencia energética y la introducción de tecnologías de información y de comunicación, con el fin de aumentar la competitividad, el crecimiento económico y el empleo. Me complace especialmente la importancia atribuida a la industria europea tradicional, que resulta esencial para nuestra economía. Medidas tales como la introducción de nuevas tecnologías y redoblar los esfuerzos dedicados a la investigación científica y la innovación en sectores como la industria manufacturera son de crucial importancia. Solamente de esta manera seremos capaces de hacer que la industria europea vuelva a ocupar una posición de liderazgo en el mundo.

 
  
MPphoto
 
 

  Françoise Castex (S&D), por escrito.(FR) La política industrial es fundamental para la Unión Europea, y el presente informe es una oportunidad para la Comisión Europea: la Comunicación inicial fue decepcionante. El trabajo del Parlamento ofrece a la Comisión propuestas concretas que deben aprovechar. Este informe debería estar vinculado a nuestras propuestas, respaldadas por el Pleno del Parlamento Europeo esta semana, incluidos, en particular, el principio de un «impuesto sobre transacciones financieras» a escala europea y el de la emisión de bonos de la UE (eurobonos). Nuestras políticas deben demostrar que la innovación social y la innovación tecnológica son compatibles.

 
  
MPphoto
 
 

  Jorgo Chatzimarkakis (ALDE), por escrito. (DE) En la votación sobre el informe Lange, me abstengo en lo que respecta al apartado 31 debido a su redacción ambigua referente a los eurobonos así como a los bonos para la financiación de proyectos. Sin embargo, considerándolo en su conjunto, voy a votar a favor del informe, dado que no tengo nada contra los bonos para la financiación de proyectos en sí mismos. Los bonos para la financiación de proyectos sirven como financiación para una gran cantidad de proyectos de innovación, proyectos de infraestructura y de reindustrialización. No se trata de una cuestión de instrumentos para la comunitarización de las deudas, como sería el caso de los eurobonos.

 
  
MPphoto
 
 

  Marielle De Sarnez (ALDE), por escrito.(FR) Resulta evidente que Europa debe desarrollar una estrategia industrial europea a largo plazo. No podemos ser el único espacio económico en el mundo que aplique unilateralmente los principios del libre comercio, sin tener ni idea de lo que están haciendo nuestros principales competidores. La Comisión Europea tiene que darse cuenta de que, con la crisis, las normas establecidas ya no resultan adecuadas para la economía actual, y que es hora de reforzar seriamente el arsenal antidumping de la Unión Europea y la aplicación del principio general de reciprocidad en el comercio. La Unión Europea necesita una estrategia europea que sirva de vehículo para grandes proyectos industriales como Galileo y el ITER. También debe apoyar sus sectores de producción y su red de PYME. Debe promover y aumentar sus inversiones en investigación y desarrollo con el fin de tratar de mantener su liderazgo en el ámbito de la alta tecnología. Del mismo modo, es preciso intensificar la lucha contra la falsificación, y proponer una política ofensiva en materia de patentes europeas.

 
  
MPphoto
 
 

  Karima Delli (Verts/ALE), por escrito.(FR) El presente texto no destaca por su calidad, dado que es el resultado de un compromiso muy amplio entre los diputados al Parlamento Europeo. Contiene dos elementos muy positivos a los ojos del Grupo de los Verdes/Alianza Libre Europea y algunas ideas que hemos tratado de denunciar en vano. Sin embargo, lo principal es que permite a los diputados expresar una opinión bastante progresista sobre el programa insignia Estrategia Europa 2020, dedicado a la industria.

Por lo tanto, el texto pide que los sistemas de transporte sean más sostenibles gracias al uso de tecnologías más eficientes, de la interoperabilidad y de soluciones de movilidad innovadoras. Señala la necesidad de colocar la energía y el ahorro de recursos en el núcleo de la política industrial europea. En este sentido, recuerda el enorme potencial en materia de creación de empleo y las ventajas en términos de reducción de costes que se esperan obtener de las mejoras en la eficiencia energética.

La adopción de medidas que garanticen la mejora de la eficiencia energética, por tanto, deben apoyar las iniciativas en todos los sectores industriales. Los diputados al Parlamento Europeo han tratado también de alentar todos los esfuerzos realizados con objeto de corregir los déficits de cualificación, a fin de promover la cualificación de la mano de obra y revalorizar la industria para los jóvenes licenciados.

 
  
MPphoto
 
 

  Robert Dušek (S&D), por escrito.(CS) El sector de la industria genera casi un tercio del PIB de la UE, los productos industriales dan cuenta de las tres cuartas partes de las exportaciones y la industria emplea a 57 millones de ciudadanos europeos. La industria europea ya estaba pasando por un proceso de reestructuración antes de la crisis. En la actualidad se encuentra influenciada sobre todo por el rápido y cambiante desarrollo de la economía global, así como por la competencia creciente. Se está desarrollando una nueva forma de globalización, que conduce hacia una sociedad global basada en el conocimiento, la investigación y la innovación. La necesidad de mitigar el cambio climático y de mantener niveles de máxima biodiversidad lleva a la industria hacia una producción con un nivel «cero» de emisiones de CO2 y un uso eficiente de los recursos. La industria europea debería seguir manteniendo una posición estratégica en sectores clave, y aprovechar las oportunidades de una recuperación sostenible encaminada a garantizar el mayor número posible de puestos de trabajo para trabajadores calificados. El ponente propone toda una serie de medidas para que esto sea posible. Estoy de acuerdo y apoyo la creación de una cadena de innovación, una mayor eficiencia en el empleo de recursos, un aprovechamiento más eficaz de los contratos públicos, especialmente para las pequeñas y medianas empresas (PYME), una mayor producción de las denominadas energías limpias y una mayor inclusión de las PYME en general en el concepto de la industria europea. El informe favorece a la industria europea, el ponente entiende verdaderamente el problema, y por eso voy a votar a favor de la adopción del informe.

 
  
MPphoto
 
 

  Ioan Enciu (S&D), por escrito. – He votado a favor del presente informe porque considero que representa el camino a seguir para una política industrial sólida, cohesiva y basada en el empleo para los trabajadores europeos. Las actividades de I+D constituyen un factor clave para la innovación y el comercio y seguirán siendo uno de los pilares de la política industrial en la UE. Considero que la industria desempeña un papel clave a la hora de mantener el empleo en Europa y por eso debemos redoblar los esfuerzos orientados a mantener una base industrial fuerte, convertirnos en la economía más competitiva del mundo y asegurar un estrecho entramado de relaciones entre las empresas de los diferentes Estados miembros con el fin de lograr unas redes industriales comunes. Algunas de mis enmiendas incluidas en el informe tienen que ver con acortar el plazo de comercialización de los nuevos productos, garantizando que la industria europea fortalezca los cimientos de la economía europea y la simplificación de los programas de financiación para la industria.

 
  
MPphoto
 
 

  Edite Estrela (S&D), por escrito. (PT) He votado a favor del presente informe porque apoyo la idea de que solo una estrategia industrial ambiciosa y eficiente desde el punto de vista medioambiental puede renovar y estimular la capacidad productiva de Europa y adquirir un papel central en la creación de puestos de trabajo altamente cualificados y bien remunerados en la Unión Europea.

 
  
MPphoto
 
 

  Diogo Feio (PPE), por escrito. (PT) En un momento en que Europa está experimentando una crisis sin precedentes que se debe, aunque no exclusivamente, al presupuesto, no podemos olvidar el papel principal de la industria, que representa el 37 % del producto interior bruto de Europa, y los desafíos a los que se enfrenta, en un mundo globalizado en el que las economías emergentes —y también los EE.UU.— están apostando por políticas industriales agresivas basadas en enormes inversiones destinadas a la investigación y desarrollo de sectores clave, que compiten con Europa con la ventaja de que no cuentan con las mismas restricciones medioambientales, sociales y laborales. No existe una solución milagrosa para esto. A pesar de sus muchas virtudes, la Estrategia Europa 2020 no es una varita mágica para la industria europea en un mundo en el que la competencia es global y feroz.

Por tanto, considero que la única vía para la industria europea radica en la especialización y en comprometerse definitivamente con la calidad y la tecnología de vanguardia, además de racionalizar los costes y garantizar una mayor eficiencia en la gestión. Los productos europeos deben preferirse, no porque sean más baratos —eso nunca va a pasar— sino porque ser mejores y más innovadores. Solamente la excelencia de la industria europea pueda hacer que esto suceda. Esperamos ser capaces de hacer frente al desafío.

 
  
MPphoto
 
 

  José Manuel Fernandes (PPE), por escrito. (PT) La importancia de la industria europea es indiscutible. Representa tres cuartas partes de las exportaciones, un tercio del valor añadido bruto de la UE y un tercio del empleo. Aunque dinámica, no ha escapado a la crisis económica y tiene que situarse a la vanguardia de la agenda política europea que sostiene el presente informe. De hecho, la política industrial debe ser central en nuestras preocupaciones, ya que está relacionada con el futuro, por medio de la creación de empleo y la promoción de la inversión en la producción. Sin embargo, también nos plantea desafíos: ¿cómo podemos garantizar la sostenibilidad de los recursos ante el cambio climático? La UE necesita una política industrial coherente que transmita confianza a las empresas y les ayude a superar la crisis. Necesita promover una industria moderna que sea eficaz, que reduzca los costes energéticos y la producción de CO2, que sea ecológicamente responsable, y que sea competitiva, participando en la investigación, la innovación y el reciclaje de materias primas. Esto se debe a que no podemos olvidar que una política industrial es también una política social, y por eso voto a favor del presente informe. Sin embargo, me gustaría llamar la atención sobre la necesidad de fortalecer el apoyo a las pequeñas y medianas empresas, que emplean a la mayoría de los trabajadores en el sector empresarial de la UE, y de implementar una marca de origen.

 
  
MPphoto
 
 

  João Ferreira (GUE/NGL), por escrito. (PT) Este es otro informe lleno de contradicciones. Por un lado, contiene algunos aspectos positivos que apreciamos, la defensa de la industria y las pequeñas y medianas empresas. La presencia de una industria moderna y eficiente, que genere empleo y sea medioambientalmente sostenible, es una herramienta importante para el desarrollo de cada país y región. Sin embargo, el actual marco de políticas de la UE, en el que los aspectos más negativos han ido empeorando en los últimos años, resulta considerablemente desfavorable a este empeño. Por el contrario, ha venido promoviendo el desmantelamiento de importantes centros de producción, la desindustrialización, la eliminación de puestos de trabajo, y una creciente dependencia en innumerables países y regiones. La liberalización y la desregulación de las políticas comerciales internacionales son un elemento central de este marco político, y están contribuyendo decisivamente a la situación actual. No obstante, el informe insiste en defender estas políticas. Las apoya sin tener en cuenta sus efectos. También insiste en el sacrosanto principio de «libre competencia» y en la profundización del mercado interior, tanto en las ramas de la estructura anteriormente mencionada, como en las asociaciones público-privadas, e incluso en las sinergias entre la inversión civil y militar. El Grupo Confederal de la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica aspiraba a eliminar los aspectos más negativos del informe, manteniendo los aspectos positivos. Desgraciadamente, todas las propuestas han sido rechazadas por la mayoría del Parlamento. Por eso he votado en contra.

 
  
MPphoto
 
 

  Ilda Figueiredo (GUE/NGL), por escrito. (PT) Lamentablemente, ninguna de nuestras enmiendas, destinadas a eliminar los aspectos más negativos del informe, se ha aprobado. Por lo tanto, hemos votado en contra en la votación final sobre la resolución del Parlamento.

Aunque, como ya he manifestado en el debate en sesión plenaria, existen aspectos positivos en el informe, hay muchas posiciones contradictorias. Mientras, por un lado, proclama defender a la industria y a las pequeñas y medianas empresas (PYME), por otro lado, contiene propuestas que insisten en la liberalización del libre comercio y la libre competencia, en la profundización del mercado interior, en las asociaciones público-privadas, e incluso en las sinergias entre la inversión civil y militar.

Queremos industrias eficientes en términos de utilización de los recursos, que sean menos dependientes del carbono, que valoren los empleos con derechos y que garanticen los derechos de igualdad para las mujeres en lo que respecta al acceso al empleo, la promoción profesional, los salarios, y la participación en órganos de gestión y administrativos.

Defendemos otras políticas, especialmente en términos de política industrial, comercio exterior, finanzas, investigación, ciencia e innovación, que apoyen a las PYME, así como un compromiso con la formación y la cualificación de los trabajadores, y con la dignidad de las personas que trabajan.

 
  
MPphoto
 
 

  Lorenzo Fontana (EFD), por escrito. (IT) El informe del señor Lange sobre una política industrial para la era de la mundialización examina cuestiones de suma importancia, tales como el acceso al crédito para las empresas y, sobre todo, para las pequeñas y medianas empresas. Agradezco en particular la idea de vincular el mundo industrial con las universidades a fin de impulsar las universidades europeas, para lo que se remonta a los objetivos de la Estrategia Europa 2020. Por eso he votado a favor.

 
  
MPphoto
 
 

  Elisabetta Gardini (PPE), por escrito. (IT) La Estrategia Europa 2020 ha reconocido la necesidad de establecer una nueva política industrial a fin de mantener una base industrial sólida y sostenible en Europa.

Una industria fuerte y próspera es sin duda un factor clave para el crecimiento en la Unión Europea y por lo tanto, en el contexto actual de globalización e intensa competencia internacional, resulta fundamental para crear un marco aún más favorable para su desarrollo. Sin duda, este informe debe ser aplaudido por haber proporcionado un estudio detallado de la política industrial a la luz de la crisis económica, que ha perjudicado gravemente el sector, y también por proporcionar diversas indicaciones orientadas a reavivar la industria europea de una manera adecuada.

Por esta razón, considero importante que los objetivos políticos establecidos en la iniciativa emblemática presentada el pasado 28 de octubre por el señor Tajani se traduzcan en acciones concretas, como, a modo de ejemplo, el fortalecimiento y la internacionalización de las pequeñas y medianas empresas, proporcionando un acceso más fácil al crédito, y la definición de un nuevo modelo de innovación industrial. Aparte de eso, Europa debe asumir el riesgo de aumentar la productividad con nuevas ideas, invirtiendo cada vez más en investigación, que debe representar el nuevo motor que restaure la excelencia europea.

 
  
MPphoto
 
 

  Adam Gierek (S&D), por escrito.(PL) El mercado mundial está reaccionando a la necesidad de satisfacer las demandas del modelo de consumo que ya se ha formado en las sociedades altamente desarrolladas y en desarrollo. Sin embargo, está apareciendo la competitividad «a cualquier precio», y con esto me refiero a una competitividad que está influenciada por algo más que la capacidad de innovación de la industria y los cambios en el modelo de consumo.

Podemos incluir lo siguiente en el catálogo de fenómenos desfavorables que acompañan a la competitividad: un modelo de consumo impuesto por la industria, que derrocha energía y materias primas; la competencia, que no se basa en la superioridad de los métodos utilizados, sino en la supremacía financiera de los acaudaladas corporaciones monopolistas; una competitividad fragmentaria que se preocupa únicamente por la fase final de la elaboración, y no por la competitividad bruta, con lo que me refiero a la competitividad que tiene en cuenta la preparación de materias primas y de los materiales para la producción; el control de las materias primas y de los mercados de energía por parte de empresas supranacionales, a menudo de fuera de Europa; el aumento de los precios de la energía y, como consecuencia, también de las materias primas, debido a las normas que imponen un sistema de comercio de emisiones en los Estados miembros de la UE; y la competencia desleal impuesta principalmente por las grandes corporaciones supranacionales, incluidas las instituciones financieras.

Considero el presente informe como un buen comienzo para un debate muy importante sobre el futuro de la industria competitiva en Europa, y por lo tanto de la propia Europa, por lo que he votado a favor de su adopción.

 
  
MPphoto
 
 

  Bruno Gollnisch (NI), por escrito.(FR) Lamento que este informe no se presentara antes, por ejemplo, cuando Bruselas denunciaba la creación de campeones industriales, o cuando Mittal estaba llevando a cabo su absorción hostil de Arcelor, privando a Europa de la última porción de sector siderúrgico que le quedaba. Durante décadas, la Unión Europea ha trabajado duro en la destrucción de nuestro tejido industrial y nuestros puestos de trabajo industriales a través de las políticas sectoriales europeas, la política de competencia europea y la política europea de libre comercio, que todos ustedes han elogiado, apoyado y promovido de forma sistemática. Ante el desastre, ahora empiezan ustedes a aceptar tímidamente lo que el Front national ha venido proponiendo desde hace mucho tiempo: el reconocimiento de la naturaleza crucial de una base industrial, el desarrollo de sectores estratégicos, la protección contra la competencia desleal y el apoyo a la penetración en los mercados exteriores, la garantía y la salvaguardia de los suministros de materias primas, la regulación de las OPA, la sumisión de la política de competencia a los imperativos estratégicos, socioeconómicos y de servicios públicos, el apoyo público a los sectores emergentes e innovadores, etc.

Sin embargo, ya es bastante tarde, y Europa, que se ha aferrado a sus fundamentos ideológicos ultraliberales, no es en absoluto el mejor nivel para tomar decisiones e implementar semejantes políticas.

 
  
MPphoto
 
 

  Juozas Imbrasas (EFD), por escrito. (LT) Estoy de acuerdo con el presente informe porque la industria de la UE representa aproximadamente un tercio del valor añadido bruto de la UE, con casi tres cuartas partes de las exportaciones europeas constituidas por bienes industriales, y un tercio del empleo, que proporciona subsistencia a unos 57 millones de personas. La reciente y profunda crisis económica ha afectado a la industria europea. Sin embargo, la crisis también ha puesto de relieve la importancia de la industria para la economía de la UE y ha puesto de manifiesto que no se ha hecho lo suficiente para abordar de manera exhaustiva sus necesidades en el complicado clima actual. El crecimiento del sector manufacturero ha caído hasta su nivel más bajo en las dos últimas décadas, y algunas empresas europeas se encuentran en crisis permanente como resultado de la competencia desleal de terceros países, especialmente en el terreno de las relaciones laborales, el medio ambiente y la protección de la propiedad intelectual e industrial. Habida cuenta de que EE.UU., Japón y China están llevando a cabo una política industrial fuerte respaldada por productos y servicios de vanguardia, corremos el riesgo de que la industria europea pueda quedarse atrás. Una política industrial integrada y sostenible en la UE debe basarse en los siguientes aspectos clave: la necesidad de establecer una cadena de innovación que vincule investigación científica y adaptación práctica a fin de utilizar los recursos con mayor eficacia y aumentar la producción de energía limpia

Debemos pedir a la UE que ponga en marcha estrategias que prevean cambios a largo plazo y que lleve a cabo una política educativa que satisfaga las necesidades del mercado laboral. Es necesario combatir la propagación de la economía sumergida y del trabajo eventual no declarado durante la crisis, puesto que distorsionan la competencia, y también hay propuestas para facilitar la participación de las PYME en la contratación pública.

 
  
MPphoto
 
 

  Silvana Koch-Mehrin (ALDE), por escrito. (DE) En la votación sobre el informe Lange, me abstengo en lo que respecta al apartado 31 debido a su redacción ambigua, que hace referencia a los eurobonos así como a los bonos para la financiación de proyectos. Sin embargo, considerándolo en su conjunto, voy a votar a favor del informe, dado que no tengo nada contra los bonos para la financiación de proyectos en sí mismos. Los bonos para la financiación de proyectos sirven como financiación para una gran cantidad de proyectos de innovación, proyectos de infraestructura y de reindustrialización. No se trata de una cuestión de instrumentos para la comunitarización de las deudas, como sería el caso de los eurobonos.

 
  
MPphoto
 
 

  Giovanni La Via (PPE), por escrito. (IT) En mi opinión, la votación de hoy constituye un paso importante para salir a flote de la crisis económica y financiera que ha azotado a Europa y a sus industrias. De hecho, la resolución se centra en un sector clave que necesita respaldo a fin permitir que la Unión Europea ponga en práctica una política industrial que tiene que conjugar el logro de unos altos niveles de producción con un compromiso de renovación competitiva y sostenible. Por esta razón, aplaudo la referencia a la Estrategia Europa 2020, que debe ser la luz que nos guíe para la completa implementación de las acciones prioritarias de Europa a través de una enorme inversión en innovación e investigación, necesaria para el crecimiento y desarrollo de Europa. En general, creo que el ponente, el señor Lange, ha hecho un buen trabajo, ha logrado reunir las ideas y sugerencias recogidas en más de 500 enmiendas y redactar un informe que apoyo y con el que estoy de acuerdo, con la excepción de la patente europea. De hecho, considero que la decisión de iniciar una cooperación reforzada en un sector de importancia estratégica —es decir, la propiedad intelectual— no es una decisión correcta ni una decisión que pueda traer consecuencias positivas para la industria europea.

 
  
MPphoto
 
 

  Bogusław Liberadzki (S&D), por escrito.(PL) La política industrial para la era de la mundialización se está convirtiendo en un gran problema para la Unión y los Estados miembros. Los esfuerzos por minimizar los costes de producción y los precios se están convirtiendo en el motivo del cierre de la producción industrial en la Unión, trasladando las fábricas a lugares fuera de la UE y luego importando la producción. Esto está teniendo efectos negativos: la pérdida de la capacidad para el desarrollo industrial, la educación técnica y la innovación, y, como consecuencia, una dependencia de otros países. Se están yendo a pique sectores enteros de la industria, como la industria de construcción naval en Polonia. Los requisitos medioambientales más estrictos introducidos solamente en la UE y la tolerancia del dumping de los productores asiáticos están acelerando el proceso de desindustrialización de Europa. Lo que se necesita es una política sensata que permita que Europa conserve su carácter industrial.

 
  
MPphoto
 
 

  Petru Constantin Luhan (PPE), por escrito. (RO) La reciente crisis económica ha confirmado que las pequeñas y medianas empresas siguen siendo la fuerza impulsora del desarrollo económico y social, desempeñando un papel clave en la promoción de la competitividad económica y en la creación de puestos de trabajo. Acojo favorablemente el presente informe y opino que los instrumentos de la UE que apoyan la competitividad deben revisarse y reforzarse con el objetivo de agilizar los procedimientos administrativos y facilitar el acceso de las PYME a la financiación. También resulta absolutamente indispensable introducir mecanismos innovadores de incentivos, basados en la consecución de los objetivos vinculados al crecimiento inteligente, sostenible y de carácter incluyente, y promover una cooperación más estrecha con las instituciones financieras. Un método importante para financiar la innovación para las PYME y que está disponible a través del Banco Europeo de Inversiones es el Mecanismo de Financiación del Riesgo Compartido. Sin embargo, para asegurar su éxito, la Comisión Europea tiene que proporcionar más financiación, incluso a través fondos de innovación procedentes de FEDER, y promover inversiones privadas directas y mecanismos innovadores de financiación para proyectos innovadores de alto riesgo y proyectos en los que participen las PYME.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (S&D), por escrito. – Estoy de acuerdo con el presente informe en que una estrategia de la UE de promoción de recursos humanos sólidos y capital humano con un importante potencial de creatividad y la participación activa en la innovación y el desarrollo, nuevas tecnologías, procesos y soluciones innovadores y creadores de valor añadido, actividades de I+D orientadas a las necesidades de desarrollo sostenible, una cadena de abastecimiento eficiente para la producción de bienes y servicios de calidad, sistemas de producción y gestión organizados de forma más eficaz, mayor eficiencia de los recursos que permitan reducir la huella de carbono, modos de transporte rentables y sostenibles, una logística inteligente y eficiente y unas infraestructuras de calidad, un mercado interior único consolidado y en pleno funcionamiento e igualdad de condiciones en las relaciones comerciales con terceros países, es la única forma de aumentar la sostenibilidad y la competitividad de la industria europea y mantener su liderazgo mundial.

 
  
MPphoto
 
 

  Jiří Maštálka (GUE/NGL), por escrito. (CS) El informe sobre una política industrial para la era de la mundialización es un documento importante en el contexto de la crisis que ha afectado a la economía europea, particularmente a la producción industrial. Sin embargo, no incluye el tema principal: la verdadera causa de los enormes problemas económicos. Se trata del capitalismo global de libre competencia y del neoliberalismo salvaje en el que se basa, por desgracia, la UE. La UE no necesita más documentos estratégicos fabricados literalmente en serie por la Comisión, sino que urge de forma apremiante un cambio en sus fundamentos, y sobre todo, un movimiento hacia una unión social y pacífica con un sector financiero regulado. Ya que estamos debatiendo un documento «estratégico» como tal, la experiencia nos demuestra que no resulta tan difícil producir tales documentos, como lo es desarrollarlos posteriormente en los distintos ámbitos individuales, y vigilar y evaluar de forma flexible los efectos de las medidas propuestas. El ámbito de los derechos de propiedad intelectual, por ejemplo, incluidos los derechos de propiedad industrial, es prueba de ello.

 
  
MPphoto
 
 

  Gesine Meissner (ALDE), por escrito. (DE) En la votación sobre el informe Lange, me abstengo en lo que respecta al apartado 31 debido a su redacción ambigua referente a los eurobonos así como a los bonos para la financiación de proyectos. Sin embargo, considerándolo en su conjunto, voy a votar a favor del informe, dado que no tengo nada contra los bonos para la financiación de proyectos en sí mismos. Los bonos para la financiación de proyectos sirven como financiación para una gran cantidad de proyectos de innovación, proyectos de infraestructura y de reindustrialización. No se trata de una cuestión de instrumentos para la comunitarización de las deudas, como sería el caso de los eurobonos.

 
  
MPphoto
 
 

  Nuno Melo (PPE), por escrito. (PT) La industria europea representa aproximadamente un tercio del valor añadido bruto de la UE, ya que casi tres cuartas partes de las exportaciones europeas están relacionadas con productos industriales, y un tercio del empleo. Además, tiene un efecto multiplicador, lo que significa que por cada puesto de trabajo en la industria se crean aproximadamente dos puestos de trabajo adicionales en los servicios asociados. En vista de ello, nadie discute la importancia del sector industrial para las economías de los Estados miembros, pero la crisis económica ha sembrado la duda sobre la importancia de este sector, en detrimento de los sectores financiero y de servicios, y es hora de que revisemos esta situación y volvamos a invertir en este sector. La industria europea sigue el rumbo de la especialización y del compromiso con la calidad de sus productos y con la última tecnología. Es necesario que lo que produzca nuestra industria se distinga por su innovación y calidad, no por su precio.

 
  
MPphoto
 
 

  Andreas Mölzer (NI), por escrito. (DE) Con el fin de seguir siendo competitivos en medio del cambio económico mundial, no se debe descuidar el importante sector económico que es la industria. Deberían alentarse y exigirse tanto la sostenibilidad, como las condiciones humanas de trabajo, puesto que se da el caso de que la competencia de países emergentes como China, la India y Brasil se hace cada vez más fuerte y por lo tanto, la presión sobre el mercado interior europeo se hace cada vez mayor. Sostenibilidad y el crecimiento son dos palabras de moda que se escuchan a menudo, sobre todo, en política industrial, pero su aplicación suscita serias dudas, debido, principalmente, a la falta de recursos disponibles. Me abstengo porque soy de la opinión de que las medidas propuestas no serán en absoluto suficientes para asegurar a Europa una primera posición mundial en el sector industrial.

 
  
MPphoto
 
 

  Rolandas Paksas (EFD), por escrito. (LT) He votado a favor de la presente resolución porque la industria europea se ha visto gravemente afectada por la crisis económica actual. En el mundo actual, existe una competencia enorme en la industria y, por lo tanto, el sector industrial debe seguir siendo competitivo e innovador, respaldando las ideas innovadoras y un liderazgo tecnológico y de calidad. Tenemos que mejorar las instalaciones, transferir altas tecnologías y facilitar su incorporación en las empresas. Debemos hacer todo lo posible por asegurar que los recursos existentes (minerales) se utilicen adecuadamente dentro de la Unión Europea, evitando su exportación fuera de las fronteras de la UE, y por detener la formación de oligopolios en el comercio. Las ayudas europeas no deberían destinarse a la solución rápida, sino a inversiones que, en el futuro, se centren en la creación de nuevos puestos de trabajo, de manera que todo ciudadano tenga trabajo en su propio país. Se debe prestar especial atención a las denominadas regiones problemáticas, con un bajo nivel de desarrollo industrial o un alto nivel de desempleo. En consecuencia, existe una necesidad de promover la creación de parques tecnológicos, industriales y científicos así como centros de negocios. Estas organizaciones resultan especialmente importantes para crear y desarrollar activamente las tecnologías modernas y asegurar el desarrollo económico y la modernización, mientras que, al mismo tiempo, generan nuevos puestos de trabajo. Hay que alentar a las pequeñas y medianas empresas a invertir en agrupaciones. Se debería crear un entorno empresarial favorable para ellas y se les debería reducir la carga administrativa. La arraigada burocracia impide el desarrollo industrial y está perjudicando la competitividad de los productos creados.

 
  
MPphoto
 
 

  Alfredo Pallone (PPE), por escrito. (IT) He votado a favor del informe del señor Lange ya que, junto a la Estrategia Europa 2020, la Unión Europea debe trabajar para lograr un desarrollo vigoroso y un mejor empleo de los recursos a fin de garantizar la innovación. El informe sobre una política industrial para la era de la mundialización enumera precisamente estos objetivos: la innovación industrial y la simplificación de la legislación existente, colocando los intereses de los ciudadanos en su centro, y el papel de las pequeñas y medianas empresas (PYME) como corazón palpitante de la economía europea. Es preciso garantizar a las PYME unas condiciones favorables y un acceso más fácil a la financiación. Es importante destacar que el medio a través del cual se definirá una política industrial dinámica y de vanguardia serán los Fondos Estructurales que, si se utilizan correctamente, sentarán las bases para el crecimiento de Europa.

 
  
MPphoto
 
 

  Rovana Plumb (S&D), por escrito. (RO) La industria europea da cuenta de aproximadamente un tercio del valor añadido bruto de la UE, con casi tres cuartas partes de las exportaciones europeas constituidas por bienes industriales y un tercio constituido por el empleo, y proporciona subsistencia a unos 57 millones de ciudadanos (además de su efecto multiplicador, según el cual cada empleo en la industria genera aproximadamente dos puestos de trabajo adicionales en servicios relacionados). Existen 15 elementos clave: crear una cadena de innovación, promover la eficiencia de los recursos, establecer objetivos claros para productos sostenibles, hacer uso de licitaciones públicas, promover la producción de energía limpia, presentar una estrategia convincente sobre materias primas, reformular el comercio para una coexistencia justa y una producción sostenible, esbozar una política industrial sectorial obligatoria, vincular a las PYME, desarrollar los ámbitos de acción regionales, garantizar la anticipación de los cambios industriales, tratar la reestructuración, mejorar las cualificaciones, aumentar la participación de los trabajadores en el proceso de toma de decisiones y políticas a largo plazo.

La política industrial de la UE debería orientarse hacia una renovación de la base industrial sostenible, eficiente en el plano ecológico y competitiva a nivel mundial, y hacia una transición sostenible desde una industria productiva a una industria del conocimiento, comprometida claramente, al mismo tiempo, con la inversión en la UE y la creación de agrupaciones estratégicas entre empresas de la Unión.

 
  
MPphoto
 
 

  Fiorello Provera (EFD), por escrito. (IT) A través del presente informe, el Parlamento ha puesto de relieve cuestiones importantes que merecen ser destacadas en lo que respecta al crecimiento de la industria europea. Me refiero al reconocimiento del papel estratégico de las pequeñas y medianas empresas, y a la necesidad de hacer más fácil el acceso al crédito con procedimientos de financiación simplificados, así como la importancia de la internacionalización como factor clave de la competitividad.

El vínculo entre la innovación y el mundo industrial a través de relaciones continuas entre empresas y universidades también resulta crucial e incluye la comercialización de los resultados y el fomento de su utilización. Por esta razón, apoyo el contenido y las propuestas del informe del señor Lange.

 
  
MPphoto
 
 

  Paulo Rangel (PPE), por escrito. (PT) La reciente crisis económica y financiera ha puesto de relieve la importancia de la industria para la economía de la UE, lo que significa que es importante reconocer la necesidad de un enfoque integrado de política industrial que combine la competitividad, la innovación y la sostenibilidad, al tiempo que se muestre capaz de estimular el crecimiento, crear empleo y garantizar la preservación del medio ambiente. De hecho, la industria europea se enfrenta a numerosos retos, por lo que resulta vital que exista un compromiso para la inversión en nuevas tecnologías y soluciones, en la formación del personal, en la eficiencia de los sistemas de producción y en los modelos de gestión, así como en el fortalecimiento de las pequeñas y medianas empresas.

 
  
MPphoto
 
 

  Evelyn Regner (S&D), por escrito. (DE) He votado a favor del informe porque estoy convencida de que una política industrial integrada para la Unión Europea resulta indispensable, sobre todo de cara a los nuevos retos que conlleva la globalización y, por eso es necesario un mayor desarrollo de la política industrial. La política industrial sirve como motor para el empleo sostenible y la prosperidad de la sociedad. Un solo puesto de trabajo en la industria crea por lo menos dos puestos de trabajo más. La posición de Europa en la política industrial se pone cada vez más en duda como consecuencia de la creciente industrialización en los países emergentes y la fuerza cada vez mayor de nuestros principales competidores, como EE.UU. y China. Por lo tanto, debemos progresar más por nuestra cuenta; y para que ese sea el caso, es preciso que nos aseguremos de renovar nuestra base industrial mediante la adopción de medidas en sectores específicos, además de garantizar, en términos generales, la competitividad de Europa a nivel mundial y el crecimiento sostenible de la industria europea. El informe también pide una política industrial integrada que sirva como base para una política en materia de medio ambiente, competencia y comercio, a fin de mejorar la eficiencia de los recursos. Además, el informe destaca la importancia de una cooperación constructiva con los trabajadores y organizaciones sindicales. También se subraya en el informe la necesidad de mejorar la coordinación entre la UE y los Estados miembros. Considero que estas medidas resultan absolutamente necesarias. El presente informe prevé que el futuro desarrollo de la política industrial se aborde con la ambición y la prudencia necesarias.

 
  
MPphoto
 
 

  Britta Reimers (ALDE), por escrito. (DE) En la votación sobre el informe Lange, me abstengo en lo que respecta al apartado 31 debido a su redacción ambigua referente a los eurobonos así como a los bonos para la financiación de proyectos. Sin embargo, considerándolo en su conjunto, voy a votar a favor del informe, dado que no tengo nada contra los bonos para la financiación de proyectos en sí mismos. Los bonos para la financiación de proyectos sirven como financiación para una gran cantidad de proyectos de innovación, proyectos de infraestructura y de reindustrialización. No se trata de una cuestión de instrumentos para la comunitarización de las deudas, como sería el caso de los eurobonos.

 
  
MPphoto
 
 

  Crescenzio Rivellini (PPE), por escrito. (IT) Durante la sesión plenaria de hoy, hemos votado el informe del señor Lange, titulado «una política industrial para la era de la mundialización». La industria europea da cuenta de aproximadamente un tercio del valor añadido bruto de la UE, con casi tres cuartas partes de las exportaciones europeas constituidas por bienes industriales y un tercio constituido por el empleo, y proporciona subsistencia a unos 57 millones de ciudadanos. Si se tiene en cuenta su efecto multiplicador, según el cual cada puesto de trabajo en el sector de la industria genera aproximadamente dos puestos de trabajo adicionales en servicios relacionados, su impacto sobre el empleo resulta aún más importante.

Por otra parte, la política industrial de la UE debería orientarse hacia una renovación de la base industrial sostenible, eficiente en el plano ecológico y competitiva a nivel mundial, y hacia una transición sostenible desde una industria productiva a una industria del conocimiento. La integración de todas las políticas de la UE con el fin de combinar todos los aspectos que tengan un impacto en la industria resulta crucial. El informe de iniciativa propia sobre la política industrial del señor Lange reitera la posición expresada en la Comunicación del Comisario de Industria, el señor Tajani, con algunas ideas nuevas que tienen como objetivo una importante renovación del sector industrial tras la crisis económica.

 
  
MPphoto
 
 

  Raül Romeva i Rueda (Verts/ALE), por escrito. – El Parlamento ha apoyado hoy una serie de medidas para promover la competitividad de la industria europea. Celebro que se haya reconocido que, para hacer frente a la crisis y a los desafíos de la globalización, la eficiencia en materia energética y de recursos debe constituir la base para la renovación industrial europea. La sostenibilidad tiene que reconocerse como un aspecto central del denominado «proceso de evaluación de impacto» (Competitiveness Proofing) y de las «evaluaciones a priori y a posteriori» (Fitness Checks) para ser aplicada por la Comisión como parte de sus iniciativas de mejora de la reglamentación. El informe pide acertadamente el desarrollo de sistemas de producción industrial en un ciclo cerrado, una mayor productividad de los recursos, su durabilidad y reutilización, su reciclado y reelaboración.

El informe también pide instrumentos que fomenten el desarrollo y el crecimiento de PYME ecológicamente innovadoras, así como el desarrollo de parques industriales ecológicos. Es importante armonizar la política industrial de la UE con sus objetivos en materia de política energética y climática. Los Verdes esperamos que la Comisión cumpla con ese reto en sus próximas iniciativas estratégicas, tales como la estrategia de uso eficiente de los recursos, la estrategia sobre materias primas y la Small Business Act.

 
  
MPphoto
 
 

  Oreste Rossi (EFD), por escrito. (IT) Por fin, la Unión Europea ha reconocido el papel fundamental de la industria, pidiendo la simplificación del acceso al crédito y una reducción de la burocracia. En los últimos años, hemos sido testigos de la adopción de medidas que imponen una pesada carga sobre la industria europea y que favorecen la competencia desleal de los productos importados de terceros países. Quisiera destacar los costes derivados de la lucha contra el cambio climático y las medidas encaminadas a reducir o eliminar aranceles.

El informe señala la importancia de la investigación como instrumento para defenderse de la competencia y toma nota de la formación profesional de los trabajadores y de la información que debe ofrecerse a los consumidores. No olvidemos, sin embargo, que aparte de todas las buenas palabras, la UE corre el riesgo de experimentar una ruptura entre los Estados miembros, que se traduce en un mínimo deseo de crear un futuro industrial conjunto. Me refiero a lo que ha sucedido con la patente europea, donde se ha visto cómo la Unión excluía a Italia y España y la utilización de una cooperación reforzada entre otros Estados miembros. He votado a favor del presente informe ya que los principios que plantea son dignos de apoyo.

 
  
MPphoto
 
 

  Czesław Adam Siekierski (PPE), por escrito.(PL) La industria en Europa se enfrenta no solo a los efectos de la crisis económica, sino también los nuevos desafíos de la era de la globalización. Las empresas deben reaccionar de manera apropiada a los cambios de las tendencias económicas, cada vez más vertiginosos. Las economías de los países emergentes están alterando el equilibrio de las potencias en los mercados internacionales. Con el desarrollo de una sociedad basada en el conocimiento, se está mejorando también el papel de la investigación científica y la innovación, lo que conduce al crecimiento económico y la competitividad. Los problemas a los que se está teniendo que enfrentar la economía de la UE incluyen el cambio demográfico y la caída de la productividad. Los principales objetivos para la industria de la UE son el crecimiento de la competitividad y la innovación. Para lograrlos, es necesario adoptar al mismo tiempo una serie de medidas. Resulta fundamental continuar trabajando hacia el mercado único y la armonización de la legislación en materia aduanera y tributaria. La carga burocrática impuesta a las empresas debería reducirse y se debería simplificar el marco jurídico. La cooperación entre empresas debería fortalecerse a través de agrupaciones de empresas, redes y centros de excelencia, y se deben dedicar esfuerzos a promover las sinergias entre universidades y empresas.

También puede resultar útil recurrir a mecanismos alternativos, tales como las asociaciones público-privadas que comparten los riesgos entre los inversores privados y públicos, y recurrir al apalancamiento y al efecto en cadena. Será fundamental apoyar a las pequeñas y medianas empresas, que constituyen la base de la industria europea, mediante ayuda financiera en el ámbito de la innovación y una transferencia de tecnología y mediante la introducción de criterios innovadores y sostenibles en las licitaciones para la contratación pública. No debería olvidarse, a fin de asegurar un aumento del gasto destinado a la investigación sobre la base de la cooperación entre el sector público y privado.

 
  
MPphoto
 
 

  Catherine Stihler (S&D), por escrito. – He votado a favor del presente informe, que destaca formas de fortalecer la base industrial de la UE. La industria proporciona aproximadamente un tercio del empleo en la UE, por eso resulta tan vital que aseguremos la continuidad de su viabilidad.

 
  
MPphoto
 
 

  Nuno Teixeira (PPE), por escrito. (PT) La industria europea y su efecto multiplicador dan cuenta de aproximadamente un tercio del valor añadido bruto de la UE, y proporciona sustento a 57 millones de personas. Es necesario crear una política industrial que fomente la coordinación entre los Estados miembros y su potencial competitivo, tal y como se expresa en la Estrategia Europa 2020. La relevancia del presente informe en un momento de recesión económica demuestra que, a pesar de su importancia, este sector ha quedado relegado a un segundo plano. Esta evidencia exige que se preste una mayor atención a los desafíos a los que la industria europea tendrá que hacer frente, especialmente a la reestructuración y reorientación de su composición sobre la base de una sociedad de conocimiento global por medio de la innovación y la investigación, a fin de abordar la competitividad de las economías emergentes. Aparte de ello, se están desarrollando nuevas dinámicas, como el cambio climático, los cambios demográficos y el proceso de urbanización/despoblación. De los 15 puntos presentados por el ponente, me gustaría poner de relieve las medidas que tienen un efecto sobre las empresas pequeñas y medianas empresas (PYME), que son el verdadero motor del crecimiento de la UE. La simplificación de los procedimientos europeos para la obtención de financiación, facilitar más y mejor información a las PYME sobre los programas operativos, la creación de agrupaciones y redes de innovación, así como un mayor apoyo por parte del Banco Central Europeo, constituyen iniciativas clave para el éxito de la política industrial europea.

 
  
MPphoto
 
 

  Alexandra Thein (ALDE), por escrito. (DE) En la votación sobre el informe Lange, me abstengo en lo que respecta al apartado 31 debido a su redacción ambigua referente a los eurobonos así como a los bonos para la financiación de proyectos. Sin embargo, considerándolo en su conjunto, voy a votar a favor del informe, dado que no tengo nada contra los bonos para la financiación de proyectos en sí mismos. Los bonos para la financiación de proyectos sirven como financiación para una gran cantidad de proyectos de innovación, proyectos de infraestructura y de reindustrialización. No se trata de una cuestión de instrumentos para la comunitarización de las deudas, como sería el caso de los eurobonos.

 
  
MPphoto
 
 

  Derek Vaughan (S&D), por escrito. – He apoyado el presente informe, dado que expone la necesidad de una política coherente para el futuro de la industria en toda la UE. Con más de 60 millones de empleos generados por la producción industrial en la UE, una política sólida ayudará a la UE a superar algunos de los desafíos a los que se enfrentan los fabricantes. Constituido como parte de la Estrategia Europa 2020, el presente informe perfila 15 «piedras angulares» de una política sólida, que garantizará que la UE pueda mantener el ritmo de competidores procedentes de los EE.UU., China y Japón, que invierten mucho en la investigación y el desarrollo de tecnología de vanguardia, y de países capaces de reducir costes a través de mano de obra barata y con reglas menos estrictas en cuanto a la propiedad intelectual. Algunas de las recomendaciones más útiles del informe incluyen la necesidad de una cadena de innovación, que vincule la investigación relacionada con la industria con la innovación y la aplicación de la tecnología, y un mayor énfasis en la eficiencia y la sostenibilidad de los recursos, lo que enlaza con los objetivos de la Estrategia Europa 2020.

 
  
MPphoto
 
 

  Iva Zanicchi (PPE), por escrito. (IT) He decidido votar a favor del informe de iniciativa propia del señor Lange, ya que representa la contribución del Parlamento al debate acerca de un tema de suma importancia para el mundo empresarial: la política industrial europea.

El informe contiene una serie de aspectos positivos como el amplio llamamiento realizado a las empresas europeas para que cumplan con los estándares medioambientales, pero solamente de forma voluntaria y sin imposiciones rígidas. También se ha reiterado correctamente el papel central de la industria —y no solo de la política industrial— para el crecimiento de la Unión Europea. Ahora, asumiendo nuestro liderazgo en el informe votado hoy, considero importante que todas las Instituciones y las partes interesadas se esfuercen por alcanzar los objetivos definidos en el mismo, que lo traduzcan en acciones reales. Resultan de particular importancia: la adopción de medidas para la protección de la propiedad intelectual, la afirmación de un modelo de innovación industrial que persiga la excelencia, la modernización de las industrias, en particular con respecto a la protección del medio ambiente y el uso cuidadoso de los recursos energéticos, y el apoyo a la creación de condiciones que contribuyan a la internacionalización de las pequeñas y medianas empresas.

 
Aviso jurídico - Política de privacidad