Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2011/2043(INI)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : A7-0160/2011

Textos presentados :

A7-0160/2011

Debates :

PV 06/06/2011 - 18
CRE 06/06/2011 - 18

Votaciones :

PV 07/06/2011 - 8.10
CRE 07/06/2011 - 8.10
PV 08/06/2011 - 6.3
Explicaciones de voto
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P7_TA(2011)0256

Debates
Lunes 6 de junio de 2011 - Estrasburgo Edición DO

18. Séptimo Programa Marco de la Unión Europea para acciones de investigación, desarrollo tecnológico y demostración (debate)
Vídeo de las intervenciones
PV
MPphoto
 

  Presidenta. – De conformidad con el orden del día, se procede al debate del informe (Α7-0160/2011) del señor Audy, en nombre de la Comisión de Industria, Investigación y Energía, sobre la evaluación intermedia del Séptimo Programa Marco de la Unión Europea para acciones de investigación, desarrollo tecnológico y demostración.

 
  
MPphoto
 

  Jean-Pierre Audy, ponente.(FR) Señora Presidenta, señora Geoghegan-Quinn, Señorías, nos hemos reunido aquí para evaluar el Séptimo Programa Marco para la investigación (2007-2013), que cuenta con un presupuesto de 51 000 millones de euros. Es el mayor programa del mundo y esta cantidad se debería comparar con los 17 000 millones de euros del programa de 2000-2006, que abarcaba cinco años, mientras que este abarca siete.

Las negociaciones sobre el Séptimo Programa Marco tuvieron lugar en 2006 y abarcaban —insisto— el período de 2007-2013. Tras esas negociaciones, ahora tenemos tres elementos nuevos, que exigen que centremos nuestra atención en la evaluación del programa.

En primer lugar, la Unión Europea se está recuperando del fracaso de la estrategia de Lisboa, ideada por el Consejo Europeo en 2000 con vistas a convertir a la Unión Europea en la economía mundial basada en el conocimiento para 2010. Ahora tenemos la Estrategia Europa 2020. El segundo elemento nuevo: el fracaso del tratado constitucional. Hoy en día, el Tratado de Lisboa está en vigor y esto conlleva nuevas competencias. El tercer elemento nuevo: la crisis financiera llegada de los Estados Unidos en 2008.

En vista de estos tres elementos nuevos, debemos pensar en los años 2011-2013. Vivimos unos años extremadamente frágiles tras la crisis y, en estos tiempos de escasez de recursos públicos, las sumas en juego son importantes. Para los tres primeros años se han programado 26 000 millones de euros. Nos quedan 28 500 millones de euros que programar en 2011, 2012 y 2013. Por tanto, debemos pensar detenidamente en los mensajes que queremos lanzar a la Comisión Europea para que adapte su política de investigación a los grandes desafíos actuales.

Otros oradores hablarán más extensamente sobre lo que he dicho, pero yo quiero insistir en dos puntos: el primero es la simplificación y el segundo es la respuesta a los grandes desafíos que afrontamos.

Con respecto a la simplificación, mi colega, la señora Carvalho, va a debatir más detalladamente su excelente informe y, señora Comisaria, acogemos con satisfacción la decisión de la Comisión de 24 de enero de 2011 relativa a la creación del sistema único de registro, pero debemos ir más allá. Necesitamos simplificar el futuro y dejar atrás el pasado. Usted está muy familiarizado con todas estas cuestiones como antiguo miembro del Tribunal de Cuentas Europeo. La reforma trienal del Reglamento financiero nos permitirá sentar la base jurídica para esta simplificación, pero no creo que juguetear con el riesgo de error tolerable sea la manera correcta de hacerlo. Necesitamos simplificar nuestros reglamentos y gracias a la simplificación reduciremos el número de errores.

En caso de desacuerdo entre los auditores de la Comisión y los organismos auditados, propongo que se permita la opción de realizar contraauditorías independientes y que se permita la intervención de un mediador, para que no tengamos que pedir al Tribunal de Justicia que resuelva ningún conflicto que pueda surgir entre los organismos auditados y la Comisión. Realmente debemos resolver esta cuestión, señora Comisaria.

A continuación, tenemos grandes desafíos. Debemos implicar más al sector industrial en esta política industrial de Europa 2020, en particular con la patente europea, e incrementar la participación de las PYME —pequeñas y medianas empresas— y de las mujeres. La infraestructura debería estar cofinanciada por el programa marco, el Banco Europeo de Inversiones, los Fondos Estructurales y las políticas nacionales. Debemos fomentar la excelencia, así como garantizar una distribución armoniosa de la infraestructura de investigación en toda la Unión Europea. Hoy todavía no sabemos qué países obtendrán los premios Nobel dentro de cinco años. También debemos cumplir nuestros compromisos internacionales, como el ITER.

Finalmente, para el futuro, en este informe proponemos duplicar la cantidad de fondos para investigación, al objeto de crear este especio de investigación europeo, con la ayuda del Consejo Europeo de Investigación. Esto es la clave para el crecimiento que necesitamos, para financiar nuestras ambiciones sociales y hacer frente a nuestros compromisos medioambientales.

 
  
MPphoto
 

  Máire Geoghegan-Quinn, Miembro de la Comisión. – Señora Presidenta, Señorías, quiero darles las gracias por esta oportunidad de dirigirme a todos ustedes antes de la votación final en el Pleno del informe sobre la evaluación intermedia del 7º PM, que se celebrará mañana por la mañana. La aplicación del Séptimo Programa Marco y, a su vez, la progresión hacia lo que se propone como un marco estratégico común para la investigación y la innovación, están marcadas por una larga serie de pasos individuales, aunque importantes. Considero que el debate de hoy marca uno de estos pasos importantes.

Tras el debate de hoy se esconden los meses de meticuloso trabajo del señor Audy, de los ponentes alternativos, de los demás miembros de la Comisión de Industria, Investigación y Energía, así como de los miembros de la Comisión de Presupuestos. La evaluación no es nada si los resultados no son presentados, debatidos, cuestionados y, en efecto, aceptados o, en ocasiones, rechazados por las mismas partes interesadas a los que están dirigidos y, por supuesto, el Parlamento desempeña un papel vital en este proceso, no solamente aplicando una amplia sección transversal de experiencia de la vida política y pública, sino también, lo que es igualmente importante, de los numerosos campos de conocimiento profundo de los diputados.

Permítanme hacer brevemente algunas observaciones iniciales sobre el informe. En primer lugar, se trata de un informe rico y completo que aborda de forma constructiva cuestiones fundamentales planteadas en la evaluación intermedia del 7º PM. Resulta sumamente alentador comprobar que el informe sobre la evaluación intermedia ha provocado respuestas muy sustantivas de las instituciones y que estas respuestas, a pesar de que en ocasiones hacen hincapié en diferentes cuestiones, están básicamente de acuerdo con las principales conclusiones y recomendaciones de los expertos independientes de la evaluación.

La Comisión está satisfecha al comprobar que la calidad de este trabajo de evaluación es reconocida por el Parlamento. Asimismo, la Comisión quiere señalar que los principales temas planteados en el presente informe coinciden con las cuestiones fundamentales abordadas en la respuesta de la Comisión al informe sobre la evaluación. Aún cuando podría no existir un acuerdo absoluto con respecto a cada detalle, es importante señalar que existe un entendimiento común central con respecto a los grandes temas señalados, en particular, la necesidad de una estrategia integral para fomentar la investigación y la innovación en el contexto de la Estrategia Europa 2020, la necesidad de hacer que el programa resulte más accesible a la amplia gama de posibles contribuyentes de toda Europa, y la necesidad de continuar simplificando los procedimientos para permitir que todos los participantes se concentren en la creatividad y no en la burocracia.

La Comisión subraya su intención de adoptar medidas concretas en los años restantes del 7º PM, a fin de aplicar el máximo número de las sugerencias concisas realizadas por los evaluadores. Por ejemplo, como el señor Audy nos ha recordado, ya hemos aplicado tres medidas de simplificación concretas para el 7º PM: más uso de los costes de personal medios, procedimientos más sencillos para los propietarios y gerentes de las PYME y una comisión de liquidación para garantizar una interpretación común de las normas.

Al mismo tiempo, las recomendaciones y opiniones expresadas en la evaluación intermedia tienen, por supuesto, una importancia fundamental para la preparación de futuras actividades en el campo de la investigación y la innovación. Esto incluirá el salto espectacular necesario en materia de simplificación, que será posible gracias a un marco estratégico común, nuevas reglas de participación y —con su ayuda— un Reglamento financiero revisado fácil de usar.

La Comisión espera continuar este debate en las próximas conversaciones. En este contexto, sus comentarios de hoy y las preguntas que formulan nos ayudarán a formarnos nuestra idea todavía mejor.

 
  
MPphoto
 

  Carl Haglund, ponente de opinión de la Comisión de Presupuestos.(SV) Señora Presidenta, quiero dar las gracias a nuestra grandísima Comisaria, por su firme compromiso con la investigación, y también al ponente. Tengo el privilegio de intervenir como ponente de la Comisión de Presupuestos con respecto a cuestiones relacionadas con la investigación y tengo algunos breves comentarios que hacer en su nombre.

Quiero comenzar con una pequeña crítica: sería positivo que estas evaluaciones pudiesen llegar en el momento oportuno. Eso facilitaría mucho nuestro trabajo, pero por todo lo demás, la evaluación es positiva. La Comisión de Presupuestos considera importante reforzar más en el futuro el vínculo existente entre la investigación y la industria, a fin de aprovechar realmente el potencial de las nuevas innovaciones e ideas en la práctica.

También nos gustaría insistir en el hecho de que necesitamos tener la valentía de asumir riesgos. Sin riesgos, no conseguiremos los buenos resultados que deseamos. Otra cosa que la propia Comisaria ha mencionado ha sido la cuestión de la simplificación de los procesos y la reducción de la burocracia existente. Eso es fundamental. Finalmente, aunque no menos importante, quiero recordarles que necesitamos poder aplicar la Estrategia Europa 2020 dentro del Séptimo Programa Marco para investigación; no podemos esperar hasta el siguiente.

 
  
MPphoto
 

  Maria Da Graça Carvalho, en nombre del Grupo PPE.(PT) Señora Presidenta, permítame comenzar felicitando al ponente por su excelente informe y también por la forma en la que ha realizado el trabajo. El programa marco actual es estratégicamente importante para la competitividad y empleabilidad dentro de Europa. Todavía queda por gastar el 50 % de sus fondos. Por tanto, la revisión intermedia del actual programa marco resulta fundamental para que, durante toda la segunda mitad de su existencia, pueda contribuir de forma efectiva a la recuperación de la economía europea.

Por lo que respecta a las recomendaciones principales para la revisión, me gustaría subrayar la importancia de simplificar el acceso a los fondos, y adaptar las prioridades temáticas y la sostenibilidad de las normas a los nuevos desafíos. La simplificación del acceso a los fondos para investigación permitirá que las normas y los procesos sean más sencillos, claros y transparentes. Por tanto, cualquier recomendación del informe que se refiera a la simplificación pero no exija la revisión de los reglamentos financieros debería ser incluida en el Séptimo Programa Marco. Quiero felicitar a la Comisión por las medidas que ya se han aplicado.

En segundo lugar, quiero destacar la necesidad de hacer un mayor hincapié en áreas temáticas fundamentales para el futuro de Europa, tales como la seguridad energética, el medio ambiente y la atención sanitaria.

En tercer lugar, la adaptación de las normas para participar en nuevos desafíos permitirá, por ejemplo, una mayor participación por parte de las pequeñas y medianas empresas (PYME) y por parte de los jóvenes investigadores en los proyectos de investigación.

Para terminar, acojo con satisfacción las directrices para el próximo programa marco. Quiero señalar en particular la recomendación de aumentar de forma sustancial el presupuesto para la ciencia y la innovación en el próximo marco financiero de la UE. Solo así Europa logrará ser más competitiva y próspera.

 
  
MPphoto
 

  Britta Thomsen, en nombre del Grupo S&D.(DA) Señora Presidenta, señora Comisaria, Señorías, en primer lugar, quiero dar las gracias al señor Audy por su excelente cooperación en la revisión del programa marco para investigación. La UE se enfrenta a un enorme desafío, resultante de los gustos de China, la India y Brasil. Estos países están desarrollando un desarrollo económico masivo. Por tanto, debemos ser todavía mejores generando crecimiento y empleo a través de la investigación y la innovación —de lo contrario, la UE quedará fuera de la carrera del conocimiento—.

El Séptimo Programa Marco ha sido un éxito, aunque se puede mejorar. Tengo tres prioridades para cuando negociemos el Octavo Programa Marco. Debemos simplificar los procedimientos de solicitud y presentación de informes. Simplemente tenemos que encargarnos de la burocracia. En segundo lugar, debemos tener la valentía de luchar por la libertad y flexibilidad. Los propios investigadores deben tener la libertad de seleccionar las áreas más importantes de la investigación y, en particular, los programas deben ser lo suficientemente flexibles como para poder afrontar los desafíos del futuro. Esto generará unos resultados mejores. También debemos mejorar siendo capaces de trabajar y pensar de manera interdisciplinar.

 
  
MPphoto
 

  Frédérique Ries, en nombre del Grupo ALDE.(FR) Señora Presidenta, el Séptimo Programa Marco de investigación es el mayor programa de investigación del mundo: dispone de un presupuesto de 54 600 millones de euros para el período actual de 2007-2013 y ha financiado más de 9 000 proyectos hasta la fecha. La pregunta es si sus resultados merecen esta importante inversión.

A juzgar por los discursos anteriores, creo que el hecho de realizar la pregunta ya la responde en parte. Europa lucha por hacerlo lo mejor posible y nosotros sabemos las principales razones de esto, dado que se han señalado: existe, en términos generales, una división Norte-Sur en Europa por lo que respecta a la investigación y el desarrollo; Europa también está atrasada en términos de gasto en investigación y desarrollo por parte de las empresas; y los investigadores y las PYME tienen dificultades para acceder a los distintos programas, como ha mencionado nuestro ponente.

Existen motivos para ser optimistas, afortunadamente, porque el Consejo, el Parlamento y la Comisión están totalmente de acuerdo en este tema y conocen la necesidad de que la investigación y la innovación europeas pasen a concentrarse en los importantes desafíos sociales y económicos existentes. Me refiero, por supuesto, al cambio climático —un tema que ya se ha debatido—, pero también a la seguridad energética, al período posterior a Fukushima, que tendrá que ser gestionado, y a la seguridad alimentaria, sacudida por la bacteria E. coli.

También es fundamental evitar hacer demasiadas cosas a la vez —en este sentido, obviamente comparto el deseo del señor Audy de establecer prioridades claramente definidas para la Europa de la investigación—. Esta es la idea expresada en el apartado 9 del informe. Europa debe dotarse de los medios necesarios para conseguir importantes objetivos específicos. El ponente también ha mencionado los 28 000 millones de euros que todavía quedan por gastar en los próximos tres años.

Dado que estamos hablando de prioridades y ámbitos específicos, terminaré mencionando específicamente uno de estos ámbitos —la nanotecnología— en el que creo que es necesario invertir más, dados los numerosos sectores en los que se puede emplear potencialmente: medicina, producción agroalimentaria, electrónica, nuevos materiales y nuevas sinergias. Sí, les corresponde a nuestros expertos iniciar esta revolución, aunque la Unión Europea —y con esto ya termino— debe tomar la iniciativa y conquistar este territorio de lo infinitamente pequeño.

 
  
MPphoto
 

  Vicky Ford, en nombre del Grupo ECR. – Señora Presidenta, la investigación y la innovación son fundamentales para alcanzar el crecimiento y estar a la altura de nuestros principales desafíos. He sido testigo de muchas investigaciones excelentes financiadas por subvenciones europeas, tanto en proyectos de colaboración con la industria como transfronteriza, y en subvenciones individuales a científicos expertos.

No obstante, el programa marco europeo tiene la reputación de ser el más burocrático del mundo. Señora Comisaria, sigo pensando que puede hacer más por la simplificación. El dinero es escaso y los fondos deben llegar rápidamente a los científicos del laboratorio, y no solamente a quienes rellenan los formularios y comprueban las cuentas.

No se pueden financiar todas las apuestas y, por supuesto, en el mundo de la investigación, el valor añadido es difícil de medir, pero no creo que un sistema europeo común para evaluar el rendimiento sea el único camino a seguir. Necesitamos científicos que compitan con los mejores del mundo y deberían ser evaluados en el plano mundial. Tampoco debemos comprometer el principio de la excelencia. El Consejo Europeo de Investigación, por ejemplo, ha contribuido mucho a apoyar a los científicos individuales. Si se cambia su mandato para que respalde los proyectos de equipo, esto no debería ser en detrimento del apoyo a individuos de excelencia.

Me gustaría que se destinase más dinero a la investigación, pero no hay ninguna cuenta bancaria sin fondo. Mi Grupo y yo no podemos apoyar que se duplique el presupuesto de la UE en un ámbito sin un compromiso de mostrar dónde ese dinero puede proceder de otros lugares. Sin embargo, nos gustaría que el dinero público funcionase de forma más inteligente, tanto junto a la inversión privada como a través de una mejor contratación pública.

 
  
MPphoto
 

  Marisa Matias, en nombre del Grupo GUE/NGL.(PT) Señora Presidenta, en primer lugar y sobre todo, quiero comenzar agradeciendo al señor Audy el trabajo que ha realizado y la excelente forma en la que ha colaborado con todos nosotros, de todos los Grupos, así como la franqueza que ha demostrado durante todo el proceso.

Creo que la revisión de este Séptimo Programa Marco es absolutamente fundamental. No puedo subrayar lo suficiente la importancia de cuestiones como la transparencia, la simplificación y redistribución, que son esenciales, y se perfilan claramente en este informe y en las posturas que el Parlamento ha venido adoptando.

Creo que la investigación y la innovación son contribuciones fundamentales para un modelo de desarrollo más justo, más redistributivo y más sostenible, por lo que no podemos pasar por alto algunos factores. Dado que muchos ya se han mencionado aquí, mencionaré factores que a menudo se olvidan.

En primer lugar, la revisión ha dejado claro que la distribución de los fondos para la investigación continúa estando demasiado concentrada y no nos podemos permitir perder esto de vista. Algunos países, centros y unidades de investigación, y grandes industrias son capaces de acceder a los fondos para la investigación de forma mucho más rápida que otros. No podemos aceptar este modelo. Tenemos que conseguir un aumento de la participación de los nuevos Estados miembros y los países del sur, que, por cierto, son los que más necesitan acceder a los fondos.

En segundo lugar, creo que la participación de los participantes y las organizaciones de la sociedad civil actuales también debería aumentar. Las pequeñas y medianas empresas (PYME) continúan presentando un importante desafío.

En tercer lugar, un comentario sobre la precariedad del trabajo de investigación: no será posible conseguir una investigación de alta calidad o excelente, si continuamos permitiendo que los investigadores de ciertas partes de Europa estén sometidos a unas condiciones laborales que no merecen ese nombre. Dicho esto, me gustaría, sobre todo, expresar mi agradecimiento por el trabajo que se ha realizado. Creo que este es un paso importante para el Parlamento.

 
  
MPphoto
 

  Niki Tzavela, en nombre del Grupo EFD. – Señora Presidenta, quiero dar las gracias al señor Audy por su excelente informe. El 7º PM es uno de los mayores programas de investigación del mundo y es positivo que realicemos la revisión intermedia.

En primer lugar, me satisface comprobar que existe una petición unánime de medidas de simplificación para nuestras normas relativas a los métodos de financiación. En segundo lugar, es importante que nos concentremos en la participación inadecuada de las PYME en el programa y que pidamos medidas para mejorarlo, especialmente dado que el crecimiento y la creación de empleo de la UE en el futuro dependen de ellas. En tercer lugar, apoyo firmemente las acciones Marie Curie. También quiero añadir que sería fundamental desarrollar a medio plazo un mecanismo para evaluar y valorar el progreso y el impacto mensurable de los programas y las políticas de innovación en la UE.

Para terminar, debo decir que el nivel de financiación del 7º PM se debe mantener, al comprobar que la inversión en I+D es fundamental para lograr los objetivos de la Estrategia Europa 2020.

 
  
MPphoto
 

  Herbert Reul (PPE).(DE) Señora Presidenta, señora Comisaria, Señorías, en primer lugar quiero dar las gracias al señor Audy y a todos los diputados que han trabajado en esto. Una revisión de este tipo es, por supuesto, un requisito previo importante para las conclusiones que después necesitamos sacar. Sin duda, todos estaremos de acuerdo en que el tema de la inversión en investigación es fundamental para el futuro de Europa. No obstante, está por ver si después tenemos la valentía de sacar las conclusiones correctas de esto, cuando pasemos a la siguiente ronda. ¿Tenemos la valentía de garantizar que lo haremos y que conseguiremos disponer de los recursos financieros adecuados? Todos dicen que sí, pero será difícil. ¿Cómo conseguiremos utilizar los recursos existentes de forma más eficiente? Agradezco el hecho de que, en este debate, hayamos concedido gran importancia al tema de la simplificación, incluso en relación con el informe de la señora Carvalho. ¿Cómo vamos a hacer que las cosas sean más sencillas, más rápidas y más efectivas? ¿Cómo vamos a conseguir mejores resultados con los recursos existentes? Junto con el tema de una financiación adecuada, esta es otra cuestión fundamental.

En tercer lugar, debemos asegurarnos —y, a este respecto, no estaría de acuerdo con algunos de mis colegas diputados— de no distribuir los fondos de acuerdo con el principio de que «todos deberían obtener un bocado». Ese no es el principio que deberíamos emplear para los fondos para investigación. Los fondos para investigación solamente se pueden asignar de acuerdo con el principio de la excelencia. El resultado —lamentablemente— es que los fondos no son distribuidos de forma equitativa entre todos los Estados miembros. Eso significa que nos enfrentamos a una enorme tarea, en concreto la de garantizar la introducción de mejoras precisamente en aquellos Estados miembros que todavía no satisfacen los criterios de excelencia. Para ello, claramente necesitamos otros instrumentos, porque esta cuestión todavía no se ha resuelto. En el futuro, necesitaremos una serie de instrumentos, no para garantizar que los fondos sean distribuidos de forma uniforme, sino para que otros fondos con otros instrumentos se empleen para hacer hincapié en aspectos concretos.

Finalmente, aunque no menos importante, debemos financiar menos proyectos. No podemos evitar tomar una decisión con respecto a los aspectos elementales en los que nos queremos concentrar. Si todos introducen un nuevo tema, esto no beneficiará a la financiación de la investigación a largo plazo. Debemos tener la valentía de comprobar qué es especialmente bueno y qué queremos continuar financiando en concreto.

 
  
MPphoto
 

  Teresa Riera Madurell (S&D).(ES) Señora Presidenta, señora Comisaria, ¿hasta qué punto, con el Séptimo Programa Marco, se han convertido en fortalezas las debilidades detectadas en nuestro sistema de I+D?

Se requería impulsar la investigación fundamental y se creó, con acierto, el Consejo Europeo de Investigación, que, en un futuro, deberá combinar mejor excelencia y cohesión. Se necesitaban más investigadores y se impulsaron las acciones Marie Curie, que requieren todavía de un esfuerzo mayor. Se buscaba más participación de las PYME y nos hemos acercado, con éxito, a un 15 %, que podría mejorar con más simplificación. Y se requería más financiación, sobre todo privada, lo que sigue siendo una debilidad, no solo por la crisis, sino porque instrumentos como las JTI son francamente mejorables.

Pero, señor Audy, no me cabe duda de que, con las lecciones aprendidas en esta revisión intermedia, saldrá un Programa Marco todavía más excelente. Mi enhorabuena por su informe.

 
  
MPphoto
 

  Vladko Todorov Panayotov (ALDE). – Señora Presidenta, en primer lugar, quiero dar las gracias a los expertos de la Comisión y al ponente, el señor Audy, por su trabajo.

Esta retrospección intermedia es fundamental. La UE padece una falta de reactividad, que ha impedido que alcanzase los objetivos de la estrategia de Lisboa. No obstante, en términos de investigación e innovación, hay algunos puntos en los que la UE todavía mantiene el liderato y de los que puede sentirse orgullosa.

La UE se enfrenta a numerosos desafíos a los que no se enfrentan necesariamente sus competidores, aunque consigue continuar compitiendo. Me refiero a la ausencia natural de fuentes de energía en territorio europeo, que es definitivamente un obstáculo para el desarrollo y la innovación. Me refiero también al envejecimiento de la población europea, que es otro desafío que caracteriza a la UE. Sin embargo, a pesar de esto, la UE tiene la regulación más ambiciosa y vinculante en términos de protección medioambiental. También tiene los más elevados estándares sociales y respeta a los trabajadores en el trabajo.

Creo que podemos estar orgullosos de ello. Vivimos en un continente en el que ciertos valores continúan siendo una preocupación central y no se ven demasiado afectados por la globalización. En mi opinión, no es posible convertirse en la economía basada en el conocimiento más sostenible del mundo, sin respetar los valores que caracterizan a la sociedad europea. Creo que esto pagará dividendos en el futuro.

 
  
MPphoto
 

  Zbigniew Ziobro (ECR). (PL) Señora Presidenta, un aumento de la innovación en la Unión Europea es uno de los elementos fundamentales del desarrollo económico, especialmente en tiempos de crisis. El ponente ha concedido gran importancia a este aspecto y con acierto. Lamentablemente, me parece que algunas cuestiones clave se presentaron de forma demasiado general. No obstante, en primer lugar, cabe mencionar la cantidad relativamente pequeña de dinero asignada a la innovación en los nuevos Estados miembros de la UE. Casi se podría decir que la enorme diferencia y desproporción entre los países de la antigua Unión y los nuevos Estados miembros de la UE son sorprendentes en este caso. Eso se ha mencionado solamente en una frase del informe. Su modesta participación se percibe de forma negativa y tiene un impacto negativo sobre el desarrollo sostenible de la Unión, así como sobre su cohesión.

Cabe señalar aquí que a pesar de los 86 000 millones de euros destinados a la investigación durante el período de financiación 2007-2013, no existen signos de ningún cambio en este sentido, por lo que los fondos concedidos en virtud del Fondo de Cohesión para la innovación en las próximas perspectivas financieras deberían tener más en cuenta el factor de la gestión equilibrada de los fondos para los antiguos y los nuevos Estados miembros de la UE. Después de todo, esta innovación representa una oportunidad para estos nuevos países, y su ciencia y nuevas tecnologías también se deberían desarrollar por el bien general de Europa, de una forma cohesiva.

Hay que señalar también que los problemas de financiación de la investigación afectan principalmente a las pequeñas y medianas empresas. En vista del carácter restrictivo de la política monetaria como consecuencia de la crisis económica y financiera, los préstamos, que son esenciales para las inversiones a largo plazo asociadas con la innovación, están sufriendo restricciones. Esta situación debe ser tenida en cuenta para facilitar la concesión de préstamos a pequeñas y medianas empresas para estos fines. También cabe mencionar que los procedimientos administrativos en este sentido deben ser simplificados.

 
  
MPphoto
 

  Amalia Sartori (PPE).(IT) Señora Presidenta, yo también quiero agradecer al señor Audy y a toda la Comisión de Industria, Investigación y Energía el excelente trabajo que han realizado y el útil debate que se ha desarrollado sobre este tema increíblemente importante.

Creo que solamente hay una observación que todavía no se ha realizado hoy aquí y es la necesidad de reconocer que Europa se encuentra actualmente algo rezagada en términos de investigación e innovación.

Presumimos rápidamente de los resultados que hemos conseguido, pero deberíamos reconocer que, en ciertos ámbitos, estamos rezagados no solamente con respecto a nuestro competidor tradicional, los Estados Unidos, sino también frente a competidores muy sólidos como China y otros países.

Por tanto, creo que si Europa no quiere caer sobre sí misma y morir, debe invertir más en investigación e innovación. No obstante, esta no es una decisión que tengamos que tomar esta tarde durante este debate, sino más bien en el contexto de un debate más amplio relacionado con las perspectivas financieras y con la cuestión general de cómo emplear los recursos de los que disponemos. En definitiva: ¡sin duda esta es la cuestión número uno!

Dicho esto, creo que las cuestiones abordadas por el señor Audy y la señora Carvalho —en las que me concentraré en otros discursos— deben ser tenidas en cuenta. Se refieren a la simplificación, la necesidad de coordinar los fondos, el intento de desarrollar Europa 2020, la excelencia y la innovación, al tiempo que reflejan el hecho de que hay dos corrientes principales para todo esto: la primera son las pequeñas y medianas empresas, el corazón latiente de Europa, donde debemos proveer la innovación y promoverla a través de la simplificación; y la segunda son los grandes centros de investigación, de los que realmente deberíamos tener más.

 
  
MPphoto
 

  Catherine Trautmann (S&D).(FR) Señora Presidenta, señora Comisaria, Señorías, este magnífico informe de mi colega, el señor Audy, resume todos nuestros debates con los operadores del sector. No voy a volver sobre su valoración de nuestro Séptimo Programa Marco: que es indispensable, pero demasiado complicado y demasiado burocrático.

Solamente quiero insistir en dos puntos. En primer lugar, la innovación. El Parlamento se ha comprometido a promoverla, pero no debe hacerlo a costa de la investigación fundamental. Como bien sabemos, el principal resultado de la investigación es el conocimiento, seguido de la oportunidad de mejorar ese resultado en el sector económico o, en efecto, el sector industrial. Por tanto, es necesario hacer una distinción clara entre la manipulación y la mejora de la investigación fundamental.

En segundo lugar, la financiación. Todos nosotros estamos de acuerdo en que el presupuesto debería ser acorde a nuestras ambiciones. Yo me atrevería a decir, a este respecto, que deberíamos ser innovadores siendo coherentes. No tiene sentido crear más instrumentos; debemos dotar de una mayor efectividad a los que ya existen. A este respecto, el Mecanismo de Financiación de Riesgo Compartido es un verdadero éxito, pero debe adoptar un planteamiento más integrador para las PYME y la infraestructura de investigación. Por tanto, le pido a la Comisión que haga todo lo que esté en su mano para resolver los conflictos lo antes posible y que tenga en cuenta los procesos propuestos en este informe.

 
  
MPphoto
 

  Romana Jordan Cizelj (PPE).(SL) Señora Presidenta, el Séptimo Programa Marco entró en vigor en 2007, tras la ampliación de la Unión Europea con 12 nuevos Estados miembros. Obviamente, estas dos grandes ampliaciones han aumentando la diversidad de la Unión Europea.

Aquí es donde surge la pregunta: ¿tiene debidamente en cuenta el Séptimo Programa Marco esa diversidad? Es decir, ¿ha sido diseñado para promover la excelencia en investigación de forma uniforme en toda la Unión Europea? La revisión ha identificado ciertos patrones, de los que destaco dos en particular.

En primer lugar, una participación geográfica desigual y una pobre participación en los proyectos por parte de los investigadores de ciertas partes de la Unión, en especial los de las regiones menos desarrolladas y de los países que se unieron a la UE en 2004 o posteriormente.

En segundo lugar, los investigadores de los Estados miembros más pequeños cuentan con una escasa representación como coordinadores de proyectos. La explicación que se me ha dado hasta la fecha por esta situación es que la excelencia en investigación es el principal criterio para la selección para el Séptimo Programa Marco. Esto lleva a la conclusión de que la calidad de la investigación en las regiones que se encuentran muy poco representadas en el proyecto es escasa.

Uno se podría preguntar, sin embargo, si esa es la verdadera razón. Esas declaraciones no se deberían hacer de forma arbitraria. Por tanto, solicito a la Comisión que analice las causas de esta distribución geográfica bastante heterogénea de los proyectos y coordinadores.

Después de todo, a los Estados miembros que están rezagados con respecto a la excelencia en investigación de la UE les interesa aprovechar los recursos de los Fondos Estructurales europeos para reforzar su sector científico y de la investigación. Esta oportunidad también debería estar disponible en las próximas perspectivas financieras.

No obstante, los Fondos Estructurales deberían utilizarse únicamente dentro de los Estados miembros a los que han sido asignados. La idea de que esos fondos deberían fluir de los países menos avanzados a los más desarrollados, al objeto de que los últimos aumenten su infraestructura de investigación, por ejemplo, es inaceptable, porque la diferencia existente entre las regiones no haría más que aumentar. Espero que la Comisión pueda disipar las dudas con respecto a la igualdad de oportunidades para los investigadores y coordinadores de las diversas regiones y países de la Unión, siempre que, obviamente, satisfagan el requisito de la excelencia científica.

 
  
  

PRESIDE: Roberta ANGELILLI
Vicepresidenta

 
  
MPphoto
 

  António Fernando Correia De Campos (S&D).(PT) Señora Presidenta, quiero comenzar felicitando al señor Audy por su excelente informe. Aunque ha llegado con retraso, la revisión intermedia ha puesto de manifiesto los aspectos más fundamentales del Séptimo Programa Marco: su excesiva burocracia, la falta de interés de la industria, el abultado número y la complejidad de sus nuevos instrumentos y el lento ritmo de los pagos. También existe un mayor riesgo de grandes transferencias de fondos del actual programa marco a programas a gran escala que ofrecen un valor añadido cuestionable. No obstante, el informe también ha podido señalar elementos positivos, como una mayor cooperación internacional entre grupos científicos que trabajan en proyectos comunes, ciertas historias de éxito, como el Consejo Europeo de Investigación y un mayor equilibrio de género.

Hay ciertos elementos a los que hay que darle prioridad: en primer lugar, la simplificación del programa y, en segundo lugar, la promoción de la excelencia científica, no solamente en algunos países, sino en toda Europa, una conexión más sólida entre el programa marco y la innovación, y con instrumentos dirigidos a las pequeñas y medianas empresas (SME) y a la iniciativa empresarial. El programa Eurostar es el máximo ejemplo de éxito en este sentido y debería continuar desarrollándose.

 
  
MPphoto
 

  Paul Rübig (PPE).(DE) Señora Presidenta, lo que necesitamos hacer, sencillamente, es reforzar la comunidad de investigación y, de este modo, la potencia económica de Europa entre la competencia internacional. Por tanto, necesitamos examinar qué recursos propios podríamos tener disponibles en el Octavo Programa Marco para la investigación. Me gustaría pedirle a la señora Comisaria que haga uso de los ingresos generados a través del sistema de comercio de emisiones para resolver realmente el problema del CO2. Ese sería un punto de partida importante.

Tendríamos decenas de miles de millones de euros disponibles que podríamos utilizar para el programa de la «energía inteligente», para nuestra amplia gama de plataformas de carga y para las múltiples formas de proveernos de un entorno sostenible. Eso se podría debatir con el Comisario Lewandowski y, por supuesto, con los Ministros de Finanzas.

También necesitamos mejorar el Programa marco para la competitividad y la innovación (CIP). Creo que, en el CIP en particular, la tecnología de la información y las comunicaciones se debería emplear para proporcionar el equipo y el hardware necesario para permitir a los investigadores comunicarse de forma más rápida, mejor y más eficiente, empleando la última tecnología. La integración de las conexiones de fibra óptica en los equipos por satélite y la formación de los grupos correspondientes sería una tarea sensacional, como lo sería la creación del Instituto Europeo de Tecnología.

En este sentido, simplemente necesitamos presentar el contenido de la investigación realizada en el Séptimo Programa Marco para la investigación, en el CIP y en los otros muchos programas a nuestros centros educativos, en concreto a los profesores, los maestros y los educadores de las guarderías. Simplemente necesitamos que los alumnos y estudiantes tengan acceso a los conocimientos más actualizados de nuestros tiempos.

Finalmente, aunque no menos importante, el Consejo Europeo de Investigación realiza un excelente trabajo y el trabajo que financia debería ponerse generalmente a disposición del público lo antes posible. Quiero dar las gracias al señor Audy una vez más por respaldar a las pequeñas y medianas empresas y, como el señor Correia De Campos también ha dicho, el programa Eurostar se podría convertir en uno de los principales proyectos del futuro.

 
  
MPphoto
 

  Ioan Enciu (S&D).(RO) Señora Presidenta, en primer lugar, yo también quiero felicitar al señor Audy por todo el esfuerzo que ha realizado en relación con este informe. Nuestra capacidad de unir y coordinar nuestros esfuerzos en la investigación determina nuestra competitividad económica. Respaldo la idea de que una mejor coordinación, coherencia y sinergia entre el Séptimo Programa Marco, los Fondos Estructurales y el Fondo de Cohesión también pueden mejorar la participación de los Estados miembros poco representados. La investigación transnacional colaborativa debe seguir siendo una prioridad. Los Estados miembros deben cooperar en lugar de competir entre sí. El índice de éxito, que hasta ahora ha sido modesto, podría mejorar simplificando los reglamentos administrativos y financieros.

Para terminar en inglés: hace algún tiempo, este mismo año, la Comisaria Quinn afirmó que «necesitamos enviar la burocracia a la trituradora. Necesitamos reglas simples y claras, que se apliquen de forma coherente y rigurosa». Hoy le pido, señora Comisaria, que nos ayude a pasar de las palabras a la acción. Gracias.

 
  
MPphoto
 

  Lambert van Nistelrooij (PPE).(NL) Señora Presidenta, señora Comisaria, señor ponente, en ocasiones es positivo echar la vista atrás, en especial en medio de un período como este, y justo antes de establecer el marco financiero y el programa legislativo de esta Cámara.

Lo que se pone de manifiesto es que la investigación científica en Europa es de máxima calidad. El problema es cómo convertir esa investigación en productos y cómo organizar toda la cadena. Claramente, no tiene mucho sentido que generemos un enorme número de patentes que son vendidas por todo el mundo, si el valor añadido resultante después termina en otras partes del mundo. Por tanto, necesitamos captar el interés de nuestros habitantes e implicarlos de forma que —necesitamos formarlos de forma que— todo el proceso tenga lugar aquí.

Tengo un segundo comentario que hacer. Todo gira en torno a la excelencia, pero la excelencia debe mantenerse sobre sus dos pies en lugar de limitarse a ser una inteligencia flotante libre. La excelencia debe arraigar en las regiones y ciudades. No se puede permitir que este alto grado de valor añadido solamente se encuentre en las regiones metropolitanas. Como Parlamento, nuestro trabajo consiste en conseguir una combinación de lo que la investigación produce y qué se puede hacer con ello en términos de innovación. Han formulado su propia Unión de la innovación, con iniciativas muy buenas, y después están los otros muchos fondos, como los Fondos Estructurales, por ejemplo, que podemos emplear para este fin. Durante los próximos años, debemos hacer uso de la condicionalidad. En este sentido, también debemos garantizar que las regiones que se encuentran algo rezagadas inviertan en la especialización. Esto también se puede hacer con el dinero de los propios Estados miembros, no solamente con fondos europeos. De esta forma, crean una agenda común e instrumentos como la programación conjunta también tienen gran importancia en este sentido.

Tengo otros dos comentarios breves que hacer. En primer lugar, debemos insistir en los mecanismos que entrañan riesgos. Esta iniciativa, el Mecanismo de Financiación de Riesgo Compartido del Banco Europeo de Inversiones, ha funcionado extraordinariamente bien. En segundo lugar, señora Carvalho, por supuesto, usted lo ha hecho muy bien. Hay menos burocracia. ¡Ahora demos rienda suelta a estas iniciativas tecnológicas conjuntas, donde el sector participa al 50 %, y continuemos como si fuesen organizaciones del sector público! Sencillamente eso no puede funcionar.

Agradezco mucho este informe intermedio. Es muy importante y cuando se establezcan los nuevos reglamentos lo traduciremos en nuevas perspectivas.

 
  
MPphoto
 

  Bogdan Kazimierz Marcinkiewicz (PPE). (PL) Señora Presidenta, quiero dar las gracias al ponente por su trabajo. La cuestión más importante que me gustaría señalar es la simplificación de los procedimientos y normas actuales para los programas que respaldan las actividades de investigación e innovación, así como la necesidad de identificar las razones de la escasa representación de los nuevos Estados miembros. Un futuro programa marco debe satisfacer las necesidades del momento, de forma que cada país pueda desarrollar un área de investigación, actividades de investigación e innovación con la ayuda de instrumentos financieros comunes, que, si estuviesen bien gestionados, permitirían concentrar las medidas en las necesidades sociales y del mercado.

Posibilitar que las asociaciones, empresas, especialmente las microempresas en forma de grupos, y las redes regionales o nacionales de plataformas tecnológicas participen en un futuro programa marco es una tarea esencial. Al mismo tiempo, quiero señalar que el mantenimiento de la diversidad de las regiones de la Unión Europea en el campo de la investigación exige prestar especial atención a la formulación de un marco financiero estratégico común para la investigación científica y la innovación.

También hay que prestar atención a la sinergia de acciones emprendidas en el plano regional, nacional y europeo, con la introducción adicional de reglamentos financieros y administrativos comunes, y una armonización obligatoria de las reglas y condiciones que rigen la participación en diversos programas, creando un sistema común y transparente. Espero que las conclusiones extraídas durante el proceso de evaluación del Séptimo Programa Marco sienten la base para el futuro trabajo sobre el siguiente, el octavo.

 
  
MPphoto
 

  Gunnar Hökmark (PPE). – Señora Presidenta, en primer lugar, quiero felicitar al ponente por su eminente informe sobre esta revisión intermedia. Creo que hay tres cosas que sería necesario subrayar.

La primera es la simplificación —menos burocracia— y lo señalamos cuando comenzamos el Séptimo Programa Marco. Se redujo la burocracia y creo que los investigadores y otras personas que se encargan de estos proyectos son conscientes de ello, pero queda mucho por hacer, y pienso que, en cierto modo, podemos confiar más en las universidades que existen desde hace siglos. No se marcharán con el dinero.

La segunda es la excelencia. El valor total de nuestro esfuerzo común y conjunto es que estamos intentando añadir un valor europeo especial, ofreciendo excelencia. Tenemos a todos los Estados miembros financiando su investigación y su ciencia y también tenemos, como se ha mencionado, los Fondos Estructurales. Con respecto a este programa marco, si no aspiramos a la excelencia, perderemos la ventaja competitiva que necesitamos tener en el futuro.

La tercera es la movilidad. Creo que una de las cosas importantes que hemos experimentado es que la movilidad que podemos conseguir a través del programa marco está generando un clima especial y las condiciones previas especiales para la excelencia. Me satisface que el ponente haya propuesto un vale de investigación, intentando garantizar que dispongamos de un proceso espontáneo para la excelencia entre investigadores en Europa, posibilitando e incrementando su movilidad.

Por tanto, una vez más, le doy las gracias al ponente.

 
  
MPphoto
 

  Seán Kelly (PPE).(GA) Señora Presidente, normalmente no tenemos una opinión unánime sobre un tema en esta Cámara, sin embargo, hoy se ha puesto de manifiesto que la Comisión y los distintos diputados al Parlamento tienen una opinión unánime con respecto a este tema y especialmente con respecto a cómo debemos avanzar. El señor Audy, el ponente, es digno de elogio. Como la señora Comisaria ha señalado «ha presentado un informe rico y completo».

Ha presentado un informe rico y completo, y me satisface que se haya hecho hincapié en unas cuantas cosas sencillas. La primera es simple por sí misma: la simplificación. La necesidad de simplificación es absolutamente fundamental. He acogido con satisfacción las palabras de la señora Comisaria de que vamos a pasar a un reglamento financiero fácil de usar. Tenemos que simplificar, confiar en los investigadores y asegurarnos de contar con los mejores investigadores. Si lo conseguimos, obtendremos resultados.

Para terminar, hemos fracasado con la estrategia de Lisboa. Esta situación no se puede repetir. A través de la investigación, la demostración y el rendimiento podremos conseguir la competitividad que Europa tanto necesita.

 
  
MPphoto
 

  Petru Constantin Luhan (PPE).(RO) Señora Presidenta, en el clima actual, y con vistas a cumplir los objetivos de Europa 2020, el Séptimo Programa Marco necesita responder a los desafíos actuales. Simplificar el acceso de las PYME a los fondos les brinda una oportunidad de desarrollar nuevos tipos de servicios y productos. El nivel de contribución financiera, la documentación que es necesario elaborar, la provisión de acceso a la información y a asesoramiento especializado deben ser realistas, porque, de lo contrario, no podremos crear el marco que facilite el acceso de las PYME a este programa, independientemente de los objetivos.

También creo que es fundamental conceder una mayor importancia al desarrollo de la investigación en el plano regional, fomentando las asociaciones en múltiples niveles y respaldando la elaboración de directrices o guías metodológicas al efecto. No podemos satisfacer los objetivos sin determinar claramente los procedimientos y favorecer o respaldar el desarrollo de herramientas útiles.

 
  
MPphoto
 

  Derek Vaughan (S&D). – Señora Presidenta, yo también quiero dar las gracias al ponente y a la Comisaria. Como ambos han dicho, la investigación y la innovación son importantes para el futuro de la economía europea. Sé a ciencia cierta que hay muchas universidades en Gales, por ejemplo, que aprovecharán los fondos europeos. Por tanto, creo que es importante que todos apoyemos una financiación adecuada para la investigación y la innovación en el presupuesto de la UE; no deberíamos decir que lo apoyamos en esta reunión y votar en contra en las reuniones sobre el presupuesto.

Con respecto a las cuestiones fundamentales planteadas esta tarde, por supuesto todos apoyamos la simplificación, como un conjunto de normas común. No obstante, soy consciente de algunas preocupaciones por utilizar siempre tipos fijos y sumas globales, por lo que creo que deberíamos buscar una mayor flexibilidad y discreción en estos ámbitos.

Yo también defiendo que deberíamos concentrarnos en el rendimiento. Sin embargo, a pesar de que el rendimiento es importante, la investigación y la innovación hacen que también tengamos que asumir ciertos riesgos y no podemos descartarlo. Para terminar, apoyo la propuesta de crear unos vínculos más sólidos entre universidades y empresas, a fin de que podamos sacar partido de toda la investigación y el desarrollo conseguido.

 
  
MPphoto
 

  Silvia-Adriana Ţicău (S&D).(RO) Señora Presidenta, la competitividad no es una opción para la Unión Europea. La Unión Europea debe ser competitiva en el plano mundial, que es la razón por la que debemos invertir en investigación e innovación.

Lamentablemente, los beneficiarios de los programas de investigación utilizan una serie de fuentes de financiación nacionales y de la UE. No obstante, todas estas fuentes de financiación suelen tener diferentes procedimientos y normas, lo que dificulta el acceso a los fondos de la UE y complica las cuestiones para los beneficiarios, dadas las diferentes reglas que es necesario conocer. También pensamos que la investigación y la innovación en la Unión Europea solamente se pueden desarrollar reduciendo la burocracia, simplificando y armonizando los procedimientos, desarrollando la investigación aplicada y facilitando el acceso a los fondos para las pequeñas y medianas empresas. Lamentamos el hecho de que, debido a la crisis económica y financiera, los Estados miembros hayan reducido sus presupuestos de educación e investigación, y les pedimos que inviertan en educación de forma prioritaria durante este período de crisis, dado que la calidad de la investigación y la innovación también depende de ello.

Quiero dar las gracias al ponente, el señor Audy, por haber aceptado la enmienda que presenté solicitándole a la Comisión la introducción de más dinero en el Séptimo Programa Marco para la investigación y el desarrollo de los servicios y aplicaciones de GNSS.

 
  
MPphoto
 

  Pat the Cope Gallagher (ALDE). – Señora Presidenta, creo que este informe conseguirá un amplio consenso entre todos los Grupos del Parlamento. El elemento fundamental de este informe es que la Unión Europea debe mantenerse al frente en materia de investigación, innovación y ciencia. Esto es importante, porque, sin investigación, no podremos convertirnos en los innovadores del futuro. Necesitamos investigación, si queremos crear puestos de trabajo, y necesitamos investigación, por supuesto, para mantener el empleo en la UE y seguir siendo competitivos frente a las economías emergentes. También necesitamos que el sector público y, en efecto, el sector privado, que creo que es el motor de crecimiento de la economía, trabajen juntos con espíritu de colaboración.

Los esfuerzos por fomentar una mayor participación de las PYME también deben ser fomentados al más alto nivel y debemos asegurarnos de mantener la burocracia al mínimo. Los Jefes de Estado o de Gobierno de la UE aprobaron la iniciativa emblemática de la «Unión de la Innovación», cuando se reunieron el 4 de febrero, pero esto no es suficiente. Ahora necesitamos acción y sé bien que la señora Geoghegan-Quinn es una Comisaria de acción y seguirá siéndolo. La investigación y la innovación son las herramientas fundamentales. Son las herramientas de las que disponemos para ayudar a Europa en la crisis económica que afrontamos actualmente.

 
  
MPphoto
 

  Franz Obermayr (NI).(DE) Señora Presidenta, la revisión del Séptimo Programa Marco (7º PM) se debería basar en las ventajas y desventajas que los proyectos aportan a los ciudadanos. Me refiero, por ejemplo, al proyecto INDECT, que fue financiado por el 7º PM. La ventaja prevista de combatir el terrorismo debe sopesarse teniendo en cuenta la protección de datos y la libertad de los ciudadanos.

Por tanto, con cualquier proyecto, debemos formular la pregunta: ¿quién se beneficiará del mismo y qué derechos se verán recortados de forma inadmisible? Lo mismo se aplica también a la financiación de la investigación en materia de ingeniería genética. Los que se benefician de esto son los grandes fabricantes del sector de la alimentación, los grupos de presión, pero ciertamente no nuestros ciudadanos. Sí, debemos invertir en mayor medida en investigación y desarrollo, pero también necesitamos una mejor evaluación de los proyectos, que, al fin y al cabo, son financiados por los contribuyentes.

 
  
MPphoto
 

  Diane Dodds (NI). – Señora Presidenta, quiero dar las gracias al ponente por este informe y expresarle mi agradecimiento también a la señora Comisaria, que recientemente ha visitado mi circunscripción de Irlanda del Norte, donde sé que fue testigo de algunos excelentes ejemplos de investigación e innovación.

La economía de Irlanda del Norte es una economía de pequeñas y medianas empresas —el 97 % de las empresas correspondería a esta categoría—, aunque es una economía rezagada con respecto a otras regiones del Reino Unido y de Europa por lo que respecta a la obtención de fondos del programa marco. Se cita la burocracia como la principal dificultad y muchas pequeñas y medianas empresas están sencillamente más preocupadas por mantener sus puertas abiertas que por los beneficios a largo plazo del programa de investigación y desarrollo.

Creo que el ejemplo dado por el sector aeroespacial de Irlanda del Norte es importante —las empresas de mayor tamaño actúan como mentoras y ayudan a las más pequeñas a acceder realmente al programa— y quiero aprovechar esta oportunidad para pedirle a la señora Comisaria que nos ofrezca formas nuevas y radicales en las que las pequeñas y medianas empresas se puedan beneficiar de este programa tan importante.

 
  
MPphoto
 

  Andreas Mölzer (NI).(DE) Señora Presidenta, el Séptimo Programa Marco de investigación no trata solo de la investigación en general; también trata de un campo específico de la investigación que debería ser motivo de especial preocupación para todos nosotros tras la catástrofe de Fukushima. También trata de los fondos del programa Euratom.

Como todos sabemos, el grupo de presión del sector nuclear ha conseguido promocionar en los últimos años la energía nuclear como una alternativa respetuosa con el medio ambiente. Es particularmente fuerte en algunos Estados miembros de la UE. También sabemos bien que algunos Estados miembros han apostado tanto por la energía nuclear que les resultaría difícil cambiar a otras alternativas. ¿Cuál es el uso de los reactivos productivos, si sucumben bajo masas de agua o en caso de terremoto? ¿Cuál es el uso de la central nuclear más productiva, si un mínimo fallo basta para que, no solamente sus alrededores más inmediatos, sino también toda la región resulten inhabitables durante décadas? Por tanto, es importante que nos concentremos de forma más firme en la seguridad nuclear y que sigamos adelante con el desarrollo de alternativas.

Ahora que el programa de investigación Euratom va a ser ampliado en breve hasta 2012 y 2013, Fukushima debería tomarse como una oportunidad de reflexionar.

 
  
MPphoto
 

  Jarosław Leszek Wałęsa (PPE). (PL) Señora Presidenta, al escuchar el debate de hoy sobre el Séptimo Programa Marco, quiero aprovechar la oportunidad de llamar su atención sobre los preparativos del próximo programa, el Octavo Programa Marco. Ya tenemos un Libro Verde al respecto que apenas menciona la necesidad de investigar en otros ámbitos, como la pesca. Lamentablemente, la financiación directa de la investigación en este sector avanza en una dirección muy preocupante. Empezamos con recursos que se redujeron gradualmente en los programas posteriores y estos recortes radicales desembocaron en un 7º PM que excluye totalmente la investigación marina como objetivo de financiación específico.

En el próximo programa marco, esta situación debe cambiar, para que podamos satisfacer los objetivos de la política pesquera común reformada. El sector pesquero afronta muchos problemas, por lo que la investigación y la ayuda científica son herramientas muy poderosas para su futuro desarrollo sostenible. Esa es la razón por la que es tan importante asignar los fondos apropiados a este objetivo. Gracias.

 
  
MPphoto
 

  Máire Geoghegan-Quinn, Miembro de la Comisión.(GA) Señora Presidenta, agradezco el valioso debate que hemos celebrado esta tarde y quiero dar las gracias a todos los diputados que han participado en el mismo.

Trabajaré en estrecha colaboración con esta Cámara cuando avancemos y elaboremos un futuro programa de investigación e innovación con un verdadero valor añadido europeo.

Para finales de año —el 30 de noviembre, de hecho— pondremos sobre la mesa nuestras propuestas para los futuros programas de financiación de la investigación y la innovación dentro del marco estratégico común. Ya hemos recogido algunas ideas en nuestro Libro Verde sobre cómo conseguirlo, reuniendo los diferentes instrumentos en el plano de la UE bajo un único paraguas. Podemos respaldar toda la cadena de innovación, desde la investigación básica hasta la distribución en el mercado. De esta forma, creo, aprovecharemos al máximo nuestras inversiones.

Espero con interés el resultado de sus debates sobre nuestro Libro Verde, que entiendo que se aprobará a finales del verano. Puedo garantizarles que las enriquecedoras aportaciones de los informes Carvalho, Merkies, Audy y Matías serán tenidas debidamente en cuenta a la hora de elaborar las propuestas legislativas.

Para terminar, permítanme recordar que, el 10 de junio, organizaremos el acto de clausura de la consulta del Libro Verde, al que están invitados varios diputados a este Parlamento, algunos como oradores. Quiero informar a los diputados de la Cámara de que se han recibido más de 1 300 respuestas al cuestionario en línea. También se ha presentado una cifra sin precedentes de documentos de posición. Hemos recibido más de 700 documentos de los Gobiernos nacionales, de asociaciones en el plano europeo, de empresas, universidades, y organizaciones locales y regionales. Las respuestas procedían de todos los países de la Unión Europea y más allá. Creo que esto ha demostrado el gran interés que concede Europa a la investigación y a la innovación, como políticas para nuestro futuro crecimiento.

Por tanto, permítanme darles las gracias una vez más por las opiniones y el impulso que ha dado esta cámara a la evaluación intermedia del 7º PM.

 
  
MPphoto
 

  Jean-Pierre Audy, ponente.(FR) Señora Presidenta, quiero dar las gracias a la Presidencia del Parlamento por haber permitido la celebración de este debate, dado que inicialmente no estaba en el orden del día. Es muy útil que todos los Grupos políticos puedan debatir esta importante cuestión.

También quiero expresar lo agradecidos que estamos con usted, señora Comisaria. Hablo en nombre de todos los que la tienen en alta estima. Incluso cuenta con el apoyo de los diputados irlandeses al Grupo del Partido Popular Europeo (Demócrata-cristianos). Como puede ver, con respecto a estas cuestiones, en cualquier caso, todo puede ocurrir. Gracias por lo que está haciendo. Realmente contaremos con usted por lo que respecta a la simplificación y a los importantes mensajes que le estamos lanzando, señora Comisaria.

Quiero dar las gracias a los ponentes de todos los Grupos políticos, mis colegas diputados que han presentado numerosas enmiendas, y a quienes han contribuido a este informe —y debo expresar mi especial agradecimiento a los del Grupo PPE—.

Gracias por debatir el tema de la simplificación; hemos tomado nota de sus comentarios. Las palabras «competitividad industrial» levantan expectativas. Debemos establecer un vínculo entre investigación y comercio —es decir, entre investigación e innovación— a través de la patente europea. La investigación se debe transformar en crecimiento. Como ha dicho el señor Reul, debemos, por supuesto, fomentar la excelencia. Debemos convertirnos en los mejores del mundo y es la excelencia la que nos llevará a ese punto. Sin embargo, como he dicho anteriormente, no sabemos quiénes serán los ganadores del premio Nobel dentro de cinco o diez años. Por tanto, debemos alcanzar un equilibrio entre excelencia y distribución en toda la UE. Al igual que en el deporte, donde ganamos con los mejores jugadores del mundo, necesitamos tener los mejores investigadores del mundo. Excelencia es una palabra clave.

Para terminar, hemos propuesto duplicar el importe de la financiación, pero no a costa de la agricultura ni de los Fondos Estructurales. El objetivo es una mejor coordinación con los Estados miembros. Los Jefes de Estado o de Gobierno nos han dicho que no aumentarán el importe de las contribuciones del sector público. En lugar de esto, debemos mejorar la coordinación de los fondos europeos, los fondos nacionales y los fondos regionales —algunos de los cuales, por cierto, proceden de fondos europeos— por el bien de la coherencia y de una buena política.

Mi último comentario, señora Presidenta, es el siguiente: Yo había propuesto —la propuesta no fue aceptada, pero este es un tema que tendremos que abordar en un plano político— la adopción de un plan de investigación europeo para el sector de la defensa. Ha llegado el momento de que la Unión Europea y los Estados miembros, en virtud del artículo 45 del Tratado de la Unión Europea, se planteen un importante programa de investigación en materia de equipos de defensa y, por supuesto, de equipos de doble uso.

 
  
MPphoto
 

  Presidenta. – El debate queda cerrado.

La votación tendrá lugar mañana, a las 12.00 horas.

Declaraciones por escrito (artículo 149 del Reglamento)

 
  
MPphoto
 
 

  András Gyürk (PPE), por escrito.(HU) El Séptimo Programa Marco de investigación y desarrollo tecnológico (7º PM) es el programa de apoyo a la investigación más importante del mundo, que desempeña un papel fundamental para el mantenimiento de la competitividad de Europa y la aplicación de la Estrategia Europa 2020. El 7º PM demuestra un importante valor añadido en materia de investigación e innovación europeas. No obstante, la revisión intermedia ha puesto de manifiesto varias áreas que hay que desarrollar. En mi opinión, hay dos aspectos cruciales para el éxito futuro del 7º PM. La primera y más urgente tarea sería la simplificación de las cargas burocráticas. La administración demasiado compleja es costosa y disuade a las PYME de participar en el 7º PM. La eliminación de estructuras paralelas, la rápida transferencia de fondos y la armonización del 7º PM con las prioridades nacionales pueden contribuir a que haya el mayor número posible de actores interesados en las actividades de investigación e innovación. En segundo lugar, quiero insistir en la importancia de un planteamiento basado en la excelencia, dado que los recursos financieros del 7º PM se pueden utilizar de forma sumamente efectiva, si la selección de los proyectos de investigación que van a recibir apoyos se basa en la excelencia. No obstante, la revisión intermedia ha revelado que ciertos países están poco representados con respecto a la transferencia de fondos. La principal razón de ello es que esos Estados miembros no disponen de una infraestructura de investigación de base que les permita satisfacer los criterios de la excelencia. De este modo, las sinergias entre el 7º PM, los Fondos Estructurales y el Fondo de Cohesión deben ser revisadas, lo que, a su vez, podría promover el desarrollo de infraestructuras que se encuentran rezagadas. De esta forma, podemos ofrecer un terreno de juego más equilibrado para todos los Estados miembros por lo que respecta a la valoración basada en la excelencia.

 
  
MPphoto
 
 

  Filiz Hakaeva Hyusmenova (ALDE), por escrito.(BG) El Séptimo Programa Marco de actividades de investigación, desarrollo tecnológico y demostración es un instrumento importante para conseguir los objetivos de la Estrategia Europa 2020. El papel predominante de Europa en materia de innovación tecnológica y la futura competitividad de la Unión también dependen mucho de la investigación científica. A este respecto, lo que se necesita en una mayor concentración en la ayuda para el programa, una conexión más firme con los requisitos de las empresas y una mejor coordinación con otros instrumentos financieros de la UE y con los Fondos Estructurales.

Entre los factores importantes que contribuyen al éxito del programa se incluyen también el acceso a la información sobre las potenciales oportunidades que ofrece al mayor número posible de partes interesadas y la simplificación de los procedimientos de solicitud, que en estos momentos son excesivamente complicados. Quiero reiterar la necesidad de difundir ampliamente los resultados de los proyectos completados con éxito, para que más empresas puedan acceder a los mismos y, cuando sea posible, utilizarlos.

La ciencia no existe como un fin en sí mismo. Debe ofrecer ventajas para la economía y la sociedad. Es necesario reforzar los vínculos entre programas individuales, al objeto de garantizar la coherencia al realizar proyectos científicos y de demostración, así como al realizar pruebas de comercialización y proyectos de reproducción del mercado. Esto nos permitirá conseguir una mayor eficiencia y un mayor valor añadido europeo de la financiación del 7º PM.

 
  
MPphoto
 
 

  Jacek Olgierd Kurski (ECR), por escrito. (PL) Un problema permanente de todos los informes sobre la innovación es la ausencia de un marco claro y específico para la inversión en I+D con fondos de la UE. Este problema resulta evidente una vez más en el informe Audy y, es más, implica otra cuestión más sin resolver, en concreto el desequilibrio de la financiación de la UE. El autor apenas menciona la falta de igualdad en la absorción de financiación entre Europa Occidental y los nuevos Estados miembros de la UE. El mal estado de la financiación se puede comprobar, entre otras cosas, en la adopción del Mecanismo de Financiación de Riesgo Compartido (MFRC). Los proyectos cofinanciados en virtud de este mecanismo se han aplicado solamente en 18 de los 27 Estados miembros. Por otra parte, sus principales beneficiarios son solicitantes de los denominados antiguos Estados miembros de la UE: Alemania (23,1 % del total de la financiación concedida), España (19,1 %), el Reino Unido (9,9 %) y los Países Bajos (8,3 %). Hoy en día, alrededor de un tercio de la investigación se financia en virtud de este mecanismo. Me parece que debería ser incrementado de forma proporcional, para que la contribución del propio emprendedor no superase el 10 o el 15 % del importe necesario (actualmente, el importe exigido es del 15 al 25 % del importe asignado para la investigación). Debemos recordar que una de las principales tareas de la UE consiste en eliminar los desequilibrios sociales y geográficos, a través de la distribución de los beneficios resultantes de la innovación en toda la UE. No podremos conseguir este objetivo, si ignoramos a los nuevos Estados miembros de la UE en términos financieros, favoreciendo así una nueva «fuga de cerebros» unilateral.

 
  
MPphoto
 
 

  Krzysztof Lisek (PPE), por escrito.(PL) Acojo con satisfacción la tendencia emergente del aumento de la financiación de la investigación científica en la Unión Europea. Al mismo tiempo, creo que es fundamental combinar nuestras fuerzas y el gasto en este ámbito. Las reformas se deberían aplicar en el plano nacional lo antes posible, para permitir la creación de centros que cooperen de forma positiva y evitar la duplicación del trabajo en los mismos proyectos. Esto también contribuiría a un mejor uso de los fondos. La Unión Europea debe recordar la importancia de la investigación para ofrecer una ventaja competitiva en el mundo globalizado actual. En particular, los Estados miembros deberían reformar la forma en la que realizan la investigación en materia de seguridad, uno de los principales ámbitos mencionados en el informe, al objeto de garantizar que sea optimizada en tiempos de crisis financiera.

 
  
MPphoto
 
 

  Marian-Jean Marinescu (PPE), por escrito.(RO) La naturaleza atractiva del Séptimo Programa Marco de investigación no se ha demostrado plenamente en el sector industrial. Además de la necesidad de nueva financiación, también es necesaria una mejor coordinación entre la Unión Europea, los Estados miembros y las regiones en materia de investigación, desarrollo e innovación.

En primer lugar, el vínculo entre los Fondos de Cohesión y el Programa Marco de investigación debe reforzarse. Debo señalar la importancia de la política de cohesión, dado que se ha convertido en una importante fuente de apoyo en Europa para la investigación y la innovación.

En segundo lugar, las políticas de investigación e innovación deben ser adaptadas a las necesidades específicas del mercado. La demanda de tecnologías innovadoras en el mercado de la UE debe ser identificada, al objeto de vender los resultados de la innovación. Considero que deberían existir unos instrumentos financieros adecuados disponibles para respaldar la introducción con éxito de las tecnologías innovadoras en el mercado de la UE.

Finalmente, aunque no menos importante, debo mencionar que en la Unión Europea existe un desequilibrio extremo en términos de asignación financiera y los resultados indican que los antiguos estados miembros absorben la mayoría de los recursos financieros. Esta situación va en contra del objetivo de cohesión territorial por el que los Estados miembros se desarrollan de una forma equilibrada desde un punto de vista geográfico, que es un objetivo recogido en el Tratado de Lisboa.

 
  
MPphoto
 
 

  Pavel Poc (S&D), por escrito.(CS) Acojo con satisfacción la propuesta de garantizar que la investigación respaldada en virtud del Séptimo Programa Marco tenga por objeto encontrar soluciones a los problemas de la UE en los ámbitos recogidos en el capítulo de Cooperación del programa. Esto implica principalmente la atención sanitaria, incluyendo la investigación clínica y preventiva, y las tecnologías médicas. El cáncer es la segunda causa más común de muerte en Europa y, debido al hecho de que la población está envejeciendo, se espera que un hombre de cada tres y una mujer de cada cuatro experimenten directamente esta enfermedad antes de los 75 años. La investigación del cáncer está a punto de conseguir avances muy importantes, especialmente con respecto a unos métodos más precisos y menos caros, y también métodos que sean menos incómodos para los pacientes, tanto por lo que respecta a las exploraciones preventivas como a los tratamientos reales. La financiación de la investigación del cáncer puede salvar vidas y recortar los costes del tratamiento. Aplaudo la voluntad política en apoyo de la financiación que ya se ha destinado a la investigación del cáncer en virtud del programa. Esta financiación no se debe reducir en la actual situación económica de la UE; por lo contrario, debemos ofrecer más. Quiero insistir en que, si podemos aunar fuerzas para realizar proyectos ambiciosos, tales como la eliminación de las fronteras nacionales o la construcción de estaciones espaciales, deberíamos ser capaces de encontrar una forma de convertir el cáncer en una enfermedad a la que nadie tuviese que temer. Para ello la investigación de los métodos de tratamiento y prevención necesita ayudas y coordinación. La lucha contra el cáncer es una cuestión europea que debería ser prioritaria para todos nosotros, desde la financiación en virtud el Séptimo Programa Marco hasta el organismo paraguas a nivel europeo.

 
Aviso jurídico - Política de privacidad