Volver al portal Europarl

Choisissez la langue de votre document :

  • bg - български
  • es - español (selección)
  • cs - čeština
  • da - dansk
  • de - Deutsch
  • et - eesti keel
  • el - ελληνικά
  • en - English
  • fr - français
  • ga - Gaeilge
  • hr - hrvatski
  • it - italiano
  • lv - latviešu valoda
  • lt - lietuvių kalba
  • hu - magyar
  • mt - Malti
  • nl - Nederlands
  • pl - polski
  • pt - português
  • ro - română
  • sk - slovenčina
  • sl - slovenščina
  • fi - suomi
  • sv - svenska
 Índice 
 Texto íntegro 
Debates
Miércoles 11 de marzo de 2015 - Estrasburgo Edición revisada

El proceso de integración europea de Kosovo (B8-0214/2015)
MPphoto
 
 

  Pablo Iglesias (GUE/NGL), por escrito. – Kosovo fue militarmente ocupado por la OTAN, bajo el pretexto de una coartada humanitaria, en 1998. Sin embargo, la Resolución 1244 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas de 10 de junio de 1999 establece que Kosovo es una provincia autónoma de Serbia. En 2008 Kosovo declaró unilateralmente su independencia violando, consecuentemente, el Derecho internacional. Desde entonces se ha producido una persecución y criminalización de los serbios, se ha llevado a cabo la destrucción de sus monumentos históricos, se han detectado importantes escándalos de corrupción, se ha vinculado con tráfico de órganos, narcotráfico y yihadismo a altos dirigentes que formaron parte del ELK (tipificado por organismos internacionales como organización terrorista). Puede decirse que el Estado es una suerte de narco-Estado respaldado por los EE.UU. al existir una base militar clave para los intereses estadounidenses en la región.

En consecuencia, el proceso de integración de Kosovo en la UE supondría el reconocimiento de Kosovo, siendo ello contrario al Derecho internacional, y minaría, aún más, las tensiones en la región dificultando la reconciliación y la estabilidad. Por ello hemos votado en contra de esta Resolución.

 
Aviso jurídico - Política de privacidad