Volver al portal Europarl

Choisissez la langue de votre document :

  • bg - български
  • es - español (selección)
  • cs - čeština
  • da - dansk
  • de - Deutsch
  • et - eesti keel
  • el - ελληνικά
  • en - English
  • fr - français
  • ga - Gaeilge
  • hr - hrvatski
  • it - italiano
  • lv - latviešu valoda
  • lt - lietuvių kalba
  • hu - magyar
  • mt - Malti
  • nl - Nederlands
  • pl - polski
  • pt - português
  • ro - română
  • sk - slovenčina
  • sl - slovenščina
  • fi - suomi
  • sv - svenska
 Índice 
 Texto íntegro 
Debates
Martes 4 de julio de 2017 - Estrasburgo Edición revisada

Celebración del Acuerdo de Diálogo Político y de Cooperación entre la UE y Cuba (Aprobación) - Celebración del Acuerdo de Diálogo Político y de Cooperación entre la UE y Cuba (Resolución) (debate)
MPphoto
 

  María Teresa Giménez Barbat, en nombre del Grupo ALDE. – Señor presidente, señorías, en el Grupo político ALDE mantenemos una postura firme sobre la situación de los derechos humanos en Cuba y, por ello, quisimos acompañar este voto de consentimiento con una Resolución donde expresar nuestras preocupaciones. Además, no podemos olvidar que la defensa y promoción de los derechos humanos es una de nuestras prioridades en política exterior.

En el marco de este Acuerdo, se han llevado a cabo diálogos sobre derechos humanos con Cuba y no se ha avanzado. Todavía, a día de hoy, el Gobierno cubano sigue reprimiendo el disenso y la crítica política; sigue teniendo prisioneros políticos y de conciencia —como el señor Cardet, líder del Movimiento Cristiano de Liberación— en sus cárceles, donde reciben un trato deplorable, o el caso de Daniel Llorente, opositor acusado de desorden público y resistencia, que ha sido encerrado en un psiquiátrico.

La libertad de movimiento todavía sigue siendo restringida: justo el mes pasado, impidieron viajar a Saily Navarro, Dama de Blanco, a quien habíamos invitado oficialmente a un evento en este Parlamento.

En el Acuerdo se establece una cláusula de suspensión para el caso de que se produzcan violaciones de derechos humanos. Este Parlamento y la Unión Europea no pueden pasar por alto la involución de libertades básicas en Cuba y, por ello, es su deber monitorizar la situación y el respeto a los derechos humanos en la isla.

Para terminar, quiero pedir prestadas unas palabras a la artista y activista cubana Tania Bruguera, quien en este Parlamento, con ocasión de ese mismo evento, dijo: «Espero que podamos ver a Cuba no solo como un lugar de inversión, sino también como un país donde los ciudadanos puedan ser libres». Comparto el mismo deseo y también espero que la Unión Europea no le dé la espalda a la sociedad civil cubana.

 
Aviso jurídico - Política de privacidad