Volver al portal Europarl

Choisissez la langue de votre document :

  • bg - български
  • es - español (selección)
  • cs - čeština
  • da - dansk
  • de - Deutsch
  • et - eesti keel
  • el - ελληνικά
  • en - English
  • fr - français
  • ga - Gaeilge
  • hr - hrvatski
  • it - italiano
  • lv - latviešu valoda
  • lt - lietuvių kalba
  • hu - magyar
  • mt - Malti
  • nl - Nederlands
  • pl - polski
  • pt - português
  • ro - română
  • sk - slovenčina
  • sl - slovenščina
  • fi - suomi
  • sv - svenska
 Índice 
 Texto íntegro 
Debates
Miércoles 12 de febrero de 2020 - Estrasburgo Edición provisional

Sistema Documentos Auténticos y Falsos en Red (FADO) (debate)
MPphoto
 

  Juan Fernando López Aguilar, en nombre del Grupo S&D. – Señor presidente, comisaria Dalli, ¿tienen los Estados miembros de la Unión Europea el derecho y la responsabilidad de controlar quién accede al territorio de libre circulación Schengen? La respuesta es sí. ¿Plantea problemas el crecimiento, la multiplicación de documentos falsos y de fraude de identidad en ese espacio de libre circulación? Una vez más, la respuesta es sí. ¿Es ese un peligro para la seguridad? Sí, en la medida en que pueda dar lugar a criminalidad, blanqueo de dinero procedente de negocios ilícitos o incluso terrorismo. ¿Tiene el Parlamento Europeo algo que decir? La respuesta es sí; lo estamos diciendo.

Estamos dispuestos a apoyar un instrumento que garantice el almacenamiento, el intercambio y la verificación de los documentos falsos, para combatir el fraude, y estamos dispuestos a confiar en la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas, a la que hemos reforzado con el Reglamento que aprobamos en 2019, para que sea la responsable de compartir esa información de manera segura con los Estados miembros, con la Unión Europea, con las relaciones internacionales y, en definitiva, con todas las entidades que pueden ser relevantes para dar cuenta de la identidad verdadera de las personas que disfrutan de libre circulación en el espacio Schengen.

Nuestra exigencia es siempre que esto sea compatible con el trabajo que hemos hecho para garantizar la confidencialidad de los datos, los derechos fundamentales. En definitiva, los valores fundacionales de la Unión Europea. Pero es un hecho que tenemos que combatir la inseguridad relativa a las personas que circulan en nuestro espacio Schengen con cuantas herramientas tecnológicas estén disponibles y con la garantía jurídica necesaria.

Y para eso hemos apoyado también la interoperabilidad de todos esos datos, insistiendo siempre en que todo esto se haga con pleno respeto de los derechos fundamentales consagrados en la Carta.

 
Última actualización: 5 de marzo de 2020Aviso jurídico - Política de privacidad