Torna al portale Europarl

Choisissez la langue de votre document :

  • bg - български
  • es - español
  • cs - čeština
  • da - dansk
  • de - Deutsch
  • et - eesti keel
  • el - ελληνικά
  • en - English
  • fr - français
  • ga - Gaeilge
  • hr - hrvatski
  • it - italiano (selezionato)
  • lv - latviešu valoda
  • lt - lietuvių kalba
  • hu - magyar
  • mt - Malti
  • nl - Nederlands
  • pl - polski
  • pt - português
  • ro - română
  • sk - slovenčina
  • sl - slovenščina
  • fi - suomi
  • sv - svenska
 Indice 
 Testo integrale 
Discussioni
Giovedì 26 marzo 2020 - Bruxelles Edizione provvisoria

Risposta coordinata europea all'epidemia di COVID-19 (discussione)
MPphoto
 

  Javier Moreno Sánchez, a nome del gruppo S&D. – Signor Presidente, onorevoli colleghi, signora Presidente, oggi è una sessione un po'strana: quest'Aula è quasi vuota ma la nostra casa della democrazia europea, come Lei ha ben detto, Presidente, continua e continuerà la sua attività al servizio di tutti i cittadini europei.

Oggi dobbiamo tutti adottare le misure proposte e continuare il nostro lavoro.

Quiero dirigir mis primeras palabras en nombre de todo el Grupo S&D, de su presidenta, y especialmente de la delegación española, a todas las personas que han perdido a seres queridos. Nuestro más sincero pésame. También nuestro deseo de una recuperación rápida para aquellas personas afectadas por la enfermedad.

Quiero también que, desde esta Cámara, como lo hacemos —lo decía Esteban— todas las tardes desde nuestros balcones, aplaudamos al personal sanitario en agradecimiento por su combate sin descanso contra la pandemia mundial. Y que aplaudamos también a todos los ciudadanos y las ciudadanas que siguen trabajando para que en la medida de lo posible la vida siga su curso, haciéndola más llevadera a los demás. Junto con el comportamiento ejemplar de la ciudadanía, son la mejor arma para ganar la guerra a esta pandemia. Solo unidos y coordinados a nivel europeo venceremos al virus y recuperaremos la vida normal. También el crecimiento de nuestras economías.

Necesitamos una estrategia conjunta para hacer frente a la evolución escalonada de la epidemia. Las decisiones que tomemos hoy son un primer paso para encauzar positivamente y con esperanza el futuro de nuestras sociedades y de la Unión. Tenemos que actuar a corto, medio y largo plazo pensando exclusivamente en el bienestar y el futuro de la ciudadanía.

Los ciudadanos esperan una respuesta comunitaria coordinada que refuerce nuestro sistema sanitario y resuelva las necesidades urgentes de material, que garantice la distribución de alimentos y bienes esenciales y, sobre todo, que acuda al rescate para mitigar los efectos negativos de las medidas extraordinarias que están adoptando los Gobiernos para contener el virus y que afectan ya negativamente a nuestras economías y especialmente a los trabajadores, que están muy preocupados por su empleo.

Hoy votamos un paquete de medidas urgentes que garantizan la utilización de los Fondos Estructurales y los instrumentos disponibles del presupuesto de 2020 para que los Estados miembros puedan ayudar con la flexibilidad necesaria a las regiones más afectadas.

También tenemos que suspender temporalmente las reglas sobre la asignación de las franjas horarias y acabar con los llamados «vuelos fantasma», que tienen un elevado coste económico y medioambiental.

Estas primeras medidas se unen a las anunciadas por el Banco Central Europeo, las de la Comisión Europea y las del BEI para asegurar una cierta relajación de las normas de estabilidad presupuestaria y para lo más importante en estos momentos —y la presidenta lo ha dicho—: la compra conjunta de material sanitario urgente para combatir la pandemia y salvar vidas.

Pero necesitamos medidas más ambiciosas, en particular en materia de política fiscal, para apoyar los esfuerzos nacionales y garantizar la solidaridad financiera. Por eso, los socialistas europeos, en consonancia con la iniciativa lanzada por el presidente Pedro Sánchez, hemos pedido a los líderes europeos y a la Comisión la aprobación de un plan con veinticinco medidas urgentes para combatir la crisis social y económica generada por el COVID-19. Una hoja de ruta que no deje a nadie atrás y que incluya a los más vulnerables.

Por eso, reclamamos un nuevo plan Marshall de inversión europea común, financiado con un instrumento de deuda común que contemple la emisión de eurobonos y la activación del Mecanismo Europeo de Estabilidad, con una línea específica de crédito sin condiciones macroeconómicas adicionales.

También pedimos que se ponga en marcha un seguro europeo de desempleo, que se combine con un sistema europeo temporal de renta mínima, para proteger a todos los tipos de trabajadores y trabajadoras, especialmente en los sectores del campo y de la pesca.

Por último, y entre otras medidas, pedimos una mejor coordinación e intercambio de información entre los Estados miembros respecto al cierre de fronteras y las restricciones. Tenemos que salir de esta hibernación económica y productiva sin perder ni empresas ni capital humano por el camino.

 
Ultimo aggiornamento: 7 maggio 2020Avvertenza legale - Informativa sulla privacy