Volver al portal Europarl

Choisissez la langue de votre document :

  • bg - български
  • es - español (selección)
  • cs - čeština
  • da - dansk
  • de - Deutsch
  • et - eesti keel
  • el - ελληνικά
  • en - English
  • fr - français
  • ga - Gaeilge
  • hr - hrvatski
  • it - italiano
  • lv - latviešu valoda
  • lt - lietuvių kalba
  • hu - magyar
  • mt - Malti
  • nl - Nederlands
  • pl - polski
  • pt - português
  • ro - română
  • sk - slovenčina
  • sl - slovenščina
  • fi - suomi
  • sv - svenska
 Índice 
 Texto íntegro 
Debates
Jueves 14 de mayo de 2020 - Bruselas Edición provisional

Legislación de emergencia en Hungría y su impacto en el Estado de Derecho y los derechos fundamentales (debate)
MPphoto
 

  Iratxe García Pérez, en nombre del Grupo S&D. – Señor presidente, la semana pasada la ONG Freedom House concluyó que Hungría no puede ser calificada como una democracia. Señorías, esto es un hecho sin precedente: que un país de la Unión Europea haya dejado de ser una democracia completa. Tristemente, en 2005, esta misma ONG colocaba a Hungría como una de las nuevas democracias más prometedoras de Europa.

Y, a pesar de la gravedad, la Unión no ha tomado medidas concretas que sancionen al Gobierno de Orbán por sus acciones. Y así, él, pues se va creciendo en una escalada sin fin para centralizar el poder, interferir en el sistema electoral, controlar los medios de comunicación, la educación, la cultura, acosar a la sociedad civil organizada. Señorías, esto es vergonzante: un ataque a los valores fundamentales de nuestra Unión y un ataque demoledor a nuestra reputación internacional.

Además, durante la pandemia, los casos de violencia de género han aumentado de forma alarmante en Hungría y, lejos de ayudar, Fidesz presenta una declaración en el Parlamento para no ratificar el Convenio de Estambul, para que los acosadores, para que los que están ejerciendo esa violencia no se vean castigados. Esto no puede seguir así. ¿A qué espera el Consejo? ¿A qué espera la Comisión? Es hora de despertar y de reaccionar contra lo que está pasando.

Hemos construido esta Unión para preservar la democracia, para preservar los valores fundamentales, y es totalmente inaceptable que esto esté ocurriendo. Señorías, el silencio es complicidad y, por eso, insto al Consejo a iniciar inmediatamente las conversaciones para activar el artículo 7 del TUE.

Y, por último, insto también a nuestros colegas del Partido Popular Europeo a que dejen de proteger a Orbán y a que expulsen a Fidesz de su familia política. ¿Cuántas cartas, cuántas excusas más necesitan recibir de Orbán para ver que se está burlando de ustedes? ¡Se está burlando de ustedes! Y no se confundan: no atacamos a Hungría, atacamos a quienes están haciendo desaparecer la democracia en un país europeo. Tengan en cuenta que estas amistades no les convienen para nada. Denles la espalda.

 
Última actualización: 4 de junio de 2020Aviso jurídico - Política de privacidad