Rodyklė 
 Ankstesnis 
 Kitas 
 Visas tekstas 
Procedūra : 2020/2814(RSP)
Procedūros eiga plenarinėje sesijoje
Dokumentų priėmimo eiga :

Pateikti tekstai :

RC-B9-0317/2020

Debatai :

PV 08/10/2020 - 8.2
CRE 08/10/2020 - 8.2

Balsavimas :

Priimti tekstai :

P9_TA(2020)0259

Diskusijos
XML 26k
Ketvirtadienis, 2020 m. spalio 8 d. - Briuselis Atnaujinta informacija

8.2. „Užsienio agentų“ įstatymas Nikaragvoje
Kalbų vaizdo įrašas
PV
MPphoto
 

  Elnök asszony. – A következő pont vita öt, a „külföldi ügynökökről” szóló nicaraguai törvénnyel kapcsolatos állásfoglalásra irányuló indítványról (2020/2814(RSP)).

 
  
MPphoto
 

   I would like to remind you again: I know that there was a request about changing the regulation on the speaking order. In the next Bureau meeting we will discuss this, but for now in this session we are going to stick to the regulation, so it’s in order of tabling.

 
  
MPphoto
 

  Tilly Metz, author. – Madam President, the proposed Law on Foreign Agents comes after weeks of increased repression against activists and human rights defenders in Nicaragua. Especially women activists face growing violence and intimidation, including sexual violence and threats on social media.

This law, together with the proposed Special Law on Cybercrime, could have a negative impact on the right to equal political and public participation and lead to unlawful criminalisation of civil society organisations, activists and human rights defenders. Numerous NGOs have expressed their concern. I hope that their voices will be heard and that the Congress of Nicaragua rejects these laws.

Repression of the opposition and silencing their voices is not the way forward. Dialogue is. I call on the Government of Nicaragua and all parties concerned to engage in a meaningful and comprehensive national dialogue to come to an agreement of electoral reforms that would guarantee credible, inclusive and transparent elections next year.

 
  
MPphoto
 

  Alicia Homs Ginel, autora. – Señora presidenta, la ciudadanía de Nicaragua vive desde hace demasiado tiempo en circunstancias inaceptables. El Gobierno de Daniel Ortega ha renunciado a defender a su pueblo y se aferra al poder a costa de la mayoría.

Desde el Parlamento Europeo, pedimos al Gobierno de Nicaragua que abandone el camino autoritario de la represión. Si siguen restringiendo los derechos de sus ciudadanos, habrá consecuencias, como pueden ser nuevas sanciones. Retiren las leyes que vulneran los derechos humanos, como pueda ser la de los agentes extranjeros, cesen las hostilidades contra quienes dicen lo que piensan, liberen a aquellos detenidos por expresar sus ideas y dejen volver a quienes han tenido que exiliarse por luchar por la Nicaragua en la que creen. Vuelvan al cauce democrático, vuelvan al diálogo nacional y acometan las reformas necesarias para que las próximas elecciones puedan ser libres y justas.

Desde Europa, muchos ánimos a todos aquellos que resisten día a día, a todos aquellos colectivos que se ven amenazados, como, por ejemplo, todas las mujeres que, además de la represión política, también sufren la violencia de género y los abusos sexuales.

Por muchos kilómetros que nos separen, seguiremos luchando para ayudaros a recuperar vuestros derechos; nos une nuestra lucha por la democracia, por la libertad y por la justicia social. Estamos de vuestro lado, del lado de quienes luchan por la Nicaragua plural, donde quepan todos y todas sin importar su género, sus orígenes o sus ideas. Y solo a través del diálogo se puede construir esta Nicaragua.

 
  
MPphoto
 

  José Ramón Bauzá Díaz, autor. – Señora presidenta, Nicaragua se encuentra actualmente en un punto de inflexión: o bien el camino de las reformas y del compromiso para llegar a unas elecciones libres y transparentes en el año 2021, o bien el camino que ha seguido Ortega, que nos lleva, sin duda, a unas elecciones con un fraude electoral.

Por lo tanto, no nos engañemos. ¿Qué pensamos que va a ocurrir en Nicaragua si se cierra la vía democrática? ¿Es que no hemos aprendido lo suficiente de lo que ha pasado en Venezuela? Con esta Resolución mandamos un mensaje nítido y claro al alto representante y también al Consejo: en Nicaragua debe haber un cambio democrático ya. Y, de lo contrario, si no lo hay, tiene que haber consecuencias. Si Ortega prosigue con su ataque a la democracia y a los derechos humanos, debe actuar rápidamente, de una manera contundente y nítida, la Unión Europea.

¿Qué se exige en esta Resolución? Se exigen dos cosas fundamentales: las sanciones a Ortega y a Murillo y a toda su banda criminal, y también la activación de la cláusula democrática del Acuerdo de Asociación. En el año 2012 nos comprometimos todos los demócratas del Parlamento Europeo a suspender el Acuerdo de Asociación si no se cumplían los derechos humanos, si no se cumplía la democracia.

¿Cuántos muertos, cuántos exiliados debe haber en Nicaragua para que nos sigamos avergonzando y nos indignemos? Señoras y señores, si Ortega y Murillo quieren seguir robando lo poco que le queda al pueblo de Nicaragua, que no sea con nuestra connivencia. Por eso hoy el Parlamento Europeo cumple con su deber, cumple con su función, es decir, hoy cumplimos con nuestro mandato. Ahora es el momento de que también cumplan el señor Borrell y el Consejo.

 
  
MPphoto
 

  Leopoldo López Gil, autor. – Señora presidenta, hoy nos encontramos ante un claro intento de la dictadura de continuar reprimiendo los derechos y libertades fundamentales en Nicaragua: la Ley de Regulación de Agentes Extranjeros, promovida por los diputados de la Alianza Frente Sandinista de Liberación Nacional, que hoy venimos a debatir, junto con la Ley contra los Delitos de Odio y la Ley Especial de Ciberdelitos, son la estrategia clara de ese régimen de Ortega para impedir legalmente la participación de la oposición en futuras elecciones y mantenerse en el poder amparándose en un supuesto Estado de Derecho.

Estas tres leyes no solo distorsionarían el sistema político en Nicaragua, sino que avalarían la persecución y el acoso a la oposición política y la censura de los medios digitales y permitirían la imposición de cadena perpetua por disidencia política. De aprobarse, la Ley de Regulación de Agentes Extranjeros se podría utilizar como un instrumento sancionador contra las personas y organizaciones de derechos humanos que reciben recursos de cooperación internacional, incluyendo los de la Unión Europea. Iniciativas como estos proyectos de ley demuestran que no hay ninguna intención por parte del autoritario Gobierno de Nicaragua de cesar en su violación de los derechos humanos.

La Unión Europea tiene el deber de reaccionar ante estas provocaciones. Activemos los recursos que tenemos a nuestro alcance invocando la cláusula democrática del Acuerdo de Asociación entre la Unión Europea y los países de Centroamérica.

 
  
MPphoto
 

  Hermann Tertsch, autor. – Señora presidenta, tenemos en Nicaragua otro caso más de una dictadura a la que estamos tratando demasiado bien. Y esa dictadura se crece, precisamente por el trato que tiene de favorecimiento, y está aplastando y creando unas situaciones en las cuales realmente está cerrando la jaula cada vez más a su población; está matando a su población.

Continuamente, desde el año 2017, hemos tenido una escalada de la represión brutal. Ahora tenemos unas leyes en vistas, que se han presentado, para cerrar absolutamente la discusión: tanto la Ley de Regulación de Agentes Extranjeros, que supone que prácticamente no va a haber cooperación internacional posible, como la Ley Especial de Ciberdelitos, que no va a dejar opinión ni resquicio allí.

Estamos ante una dictadura que tenemos que tratar como tal, como tenemos que tratar a la de Cuba, que tiene tanta influencia en Nicaragua. Por favor, el alto representante tiene que enviar aquí una señal clara; aquí, en Venezuela y en Nicaragua, en Venezuela y en Cuba.

 
  
MPphoto
 

  Isabel Benjumea Benjumea, en nombre del Grupo PPE. – Señora presidenta, Nicaragua es un país que sufre desde hace demasiado tiempo un Gobierno enemigo de la libertad, de la democracia y de los derechos humanos. Y eso sucede porque Nicaragua sufre un Gobierno comunista, un Gobierno sandinista, marxista, revolucionario, perteneciente a esa alianza mal conocida como «socialismo del siglo XXI», un grupo de Gobiernos totalitarios que debemos combatir sin atajos ni concesiones, si de verdad queremos exportar al mundo nuestro modelo de democracia liberal, de respeto a las libertades individuales y a los derechos humanos.

No cometamos un error, tantas veces cometido a lo largo de la historia, de querer contentar, mediante la cesión, a ideologías insaciables. Por ello, apoyo esta Resolución y el acuerdo alcanzado sobre su contenido por la firme condena a ese régimen enemigo de la libertad. Sin embargo, no puedo evitar mencionar que me llama poderosamente la atención con qué facilidad utilizamos en esta Cámara la expresión «extrema derecha» y cómo somos incapaces de utilizar la expresión «extrema izquierda», que no aparece en ningún momento a lo largo del texto. Ni una sola referencia en el texto.

Como ya se ha dicho anteriormente, este Gobierno socialcomunista nicaragüense ha presentado dos proyectos de ley a través de las fuerzas sandinistas, que le apoyan. Dos proyectos que lo que quieren es callar a la oposición. Dos proyectos que lo que quieren es callar a la oposición, que no puede batallar y defender los derechos de los ciudadanos.

Por lo tanto, quiero pedir que la Unión Europea condene firmemente estas dos leyes, muestre su apoyo a la oposición nicaragüense y diga «viva la libertad».

 
  
MPphoto
 

  Maria-Manuel Leitão-Marques, em nome do Grupo S&D. – Senhora Presidente, a crise de Covid-19 fez milhares de vítimas e agravou as desigualdades na América Latina. O pior que poderia acontecer lá, como cá, é que, além disso, a COVID fosse também um pretexto para suprimir direitos e liberdades fundamentais. É o que está a acontecer na Nicarágua. As 3 propostas em discussão, a lei dos agentes estrangeiros, a lei do cibercrime e notícias falsas e a alteração de penas para crimes de ódio aprofundam a deriva autoritária do presidente Ortega.

Perante esta situação, a União Europeia só pode responder de forma firme e clara, não pactuando com esta grave violação dos direitos humanos. Contudo, uma rutura diplomática não serve os interesses da União, nem dos nicaraguenses. Por isso faremos tudo para apoiar a sociedade civil da Nicarágua, encontrar uma via de diálogo, assegurando que se mantém viva a esperança de encaminhar este país no caminho da democracia.

 
  
MPphoto
 

  Izaskun Bilbao Barandica, en nombre del Grupo Renew. – Señora presidenta, en la Revolución Sandinista, la lucha contra el tirano Anastasio Somoza sonó bien. En mi memoria está asociada a las canciones de Carlos Mejía Godoy, alegres, esperanzadoras. Hoy solo pueden escucharse con nostalgia.

El Gobierno de Daniel Ortega destrozó estas partituras. Hoy, es reflejo corregido y aumentado de la dictadura que derrocó. Los acuerdos alcanzados en 2019 para buscar una salida pacífica, dialogada y duradera a una crisis sin precedentes, organizar unas elecciones libres y reanudar la convivencia han quedado en agua de borrajas. Y la responsabilidad del fracaso es de quienes promueven leyes como la de regulación de los llamados «agentes extranjeros» o la que, bajo la excusa de combatir el cibercrimen, santifica la censura; ambas, flagrante violación de principios democráticos básicos y de tratados internacionales firmados por Nicaragua; ambas profundizan en la deriva represiva denunciada por todo tipo de organizaciones internacionales y defensores de derechos humanos.

Por eso, expreso mi apoyo y solidaridad a las víctimas de la represión. Además, apoyo las sanciones a los jerarcas de este régimen criminal y el envío de una misión parlamentaria allí en cuanto sea posible. Aplaudo el compromiso de la Unión con los defensores de los derechos humanos, los medios independientes, la oposición democrática y cuantos trabajan allí por la paz y la convivencia.

En definitiva, se trata de exigir el inmediato y total cumplimiento a Nicaragua de las cláusulas del Acuerdo de Asociación entre la Unión y los países de Centroamérica centradas en la defensa del Estado de Derecho.

 
  
MPphoto
 

  Dominique Bilde, au nom du groupe ID. – Madame la Présidente, depuis la répression féroce des mouvements sociaux d’avril 2018, le Nicaragua semble happé par une interminable dérive autoritaire.

On parle à juste titre des ONG et autres organisations bénéficiant de financements étrangers. Elles seront désormais chapeautées, au terme d’un projet de loi du 22 septembre 2020, par une étroite tutelle gouvernementale.

On parle moins, en fait, de l’église catholique, cible d’attaques verbales et physiques du président Ortega et de ses partisans. Que l’archevêque Carlos Avilés Cantón évoque des persécutions devrait pourtant nous interpeller, à l’heure où, du Moyen-Orient au monde occidental, le christianisme figure au rang de la religion la plus opprimée au monde.

Plus absent de nos débats, également, le projet de loi sur les soi-disant fausses nouvelles, dorénavant sanctionnées par une peine allant jusqu’à quatre ans de prison. Ainsi, le prétexte fallacieux de la désinformation aura fait bien des émules pour museler définitivement la liberté d’expression. Et à cet égard, le Nicaragua est un cas limite et caricatural d’un recul spectaculaire et général de nos droits fondamentaux.

 
  
MPphoto
 

  Ryszard Czarnecki, w imieniu grupy ECR. – Pani Przewodnicząca! Nasz parlament, który spiera się w różnych sprawach, w tej sprawie, jak się wydaje, będzie zjednoczony – i to dobrze. To ważny i potrzebny sygnał dla naszych przyjaciół w Nikaragui, którzy walczą o wolność słowa, o wolność demonstrowania, o takie podstawowe prawa, o których mówiła przed chwilą moja koleżanka. Myślę, że trzeba tutaj powiedzieć, że to nie jest wybryk ze strony władz Nikaragui, ale rzecz, która tam dzieje się cały czas. Ten nacisk z naszej strony musi być konkretny. To znaczy, że tutaj nie wystarczy rezolucja, tutaj trzeba bardzo wyraźnie powiedzieć, że jeżeli reżim w Nikaragui nie zrezygnuje z takiej polityki w dotychczasowym kształcie, to wówczas nastąpią z naszej strony sankcje, na przykład czarna lista osób, które nie mogą wjechać z Nikaragui do Unii Europejskiej. Chodzi o polityków tego kraju.

 
  
MPphoto
 

  Javi López (S&D). – Señora presidenta, hoy desde el Parlamento Europeo, una vez más, denunciamos de forma enérgica la deriva autoritaria del actual presidente Ortega en Nicaragua y, especialmente, lo hacemos porque entendemos que la batería de medidas legislativas, entre ellas la Ley de Regulación de Agentes Extranjeros, es una vuelta de tuerca más a una inaceptable represión y persecución de la disidencia política, falta de respeto al pluralismo y, sobre todo, falta de respeto a la libertad de expresión y a la libertad de prensa.

Hacemos un llamamiento, desde el Parlamento Europeo, al cese de las hostilidades contra la sociedad civil y la disidencia política en Nicaragua y al uso inteligente de todas nuestras herramientas, como europeos, para presionar en la situación actual al Gobierno de Nicaragua: todas las herramientas diplomáticas a nuestro alcance. ¿Para qué? Para que haya reformas electorales, reformas en el país, para asegurar una competición electoral justa, que garantice democráticamente a la oposición y a la sociedad civil que puedan competir en libertad; en libertad y en igualdad de condiciones con el actual Gobierno nicaragüense.

 
  
MPphoto
 

  Dubravka Šuica, Vice-President of the Commission. – Madam President, honourable Members, since the last time we discussed Nicaragua in this Parliament last December, the situation in the country has not improved. Against the renewed pattern of persecution, harassment and intimidation, the European Union is following the possible adoption of the Law on Regulation of Foreign Agents and the Special Law on Cybercrimes, which could be used to tighten further the grip over civil society in Nicaragua. The draft foreign agents law in particular could be used to impose further restrictions on civil and political rights of individuals, civil society and on media outlets. It will also probably affect our cooperation programmes as well as Nicaragua’s human rights obligations and commitments.

Since the beginning we have followed with utmost attention the tabling of the draft foreign agents law. On Tuesday our head of delegation in Managua, accompanied by all EU Member States present in the country, reached out to the Nicaraguan authorities in Managua at Minister of Foreign Affairs level to voice our concerns and find out more about the draft text, as well as to share our preoccupation on how the law would affect international human rights law and civil liberties in Nicaragua.

The European Union has consistently voiced concerns against laws labelling NGOs as foreign agents all over the world. Nicaraguan citizens should be able to exercise their freedom of association effectively, and non-governmental organisations should operate in an environment conducive to the promotion and protection of human rights and fundamental freedoms. Civil society should operate free from hindrance and insecurity. Civil society organisations are essential actors for the promotion of human rights, good governance, democracy and the rule of law. The European Union comments and expresses its support for all individuals and organisations in Nicaragua who are still carrying out their legitimate and peaceful human rights work, despite the challenging circumstances in which they operate.

 
  
MPphoto
 

  Elnök asszony. – A vitát lezárom.

A szavazásra a viták végén kerül sor.

 
Atnaujinta: 2020 m. gruodžio 8 d.Teisinė informacija - Privatumo politika