Volver al portal Europarl

Choisissez la langue de votre document :

  • bg - български
  • es - español (selección)
  • cs - čeština
  • da - dansk
  • de - Deutsch
  • et - eesti keel
  • el - ελληνικά
  • en - English
  • fr - français
  • ga - Gaeilge
  • hr - hrvatski
  • it - italiano
  • lv - latviešu valoda
  • lt - lietuvių kalba
  • hu - magyar
  • mt - Malti
  • nl - Nederlands
  • pl - polski
  • pt - português
  • ro - română
  • sk - slovenčina
  • sl - slovenščina
  • fi - suomi
  • sv - svenska
 Índice 
 Texto íntegro 
Debates
Miércoles 21 de octubre de 2020 - Bruselas Edición provisional

Conclusiones de la reunión del Consejo Europeo de los días 15 y 16 de octubre de 2020, en particular las negociaciones sobre las relaciones futuras con el Reino Unido (debate)
MPphoto
 

  Esteban González Pons (PPE). – Señor presidente, señorías, ninguno de nosotros pasará a la historia, pero el coronavirus sí. ¿Por qué entonces lo tratamos como si fuera un problema que no tenemos todos o que, en breve, dejaremos de tener? ¿Cómo somos tan irresponsables?

El virus es más rápido, más eficaz, más constante que nuestras medidas para prevenirlo y controlarlo, y la llegada del invierno no hará más que aumentar la ventaja que lleva sobre nosotros. Pero los políticos seguimos confundiendo la realidad con el deseo: por mucho que queramos que la pesadilla acabe, no se va a terminar si no la tratamos como la emergencia sanitaria, económica y social que es.

Nos equivocamos cuando fingimos que se acabaría con el verano y nos hemos vuelto a equivocar contando la mentira de que la vacuna llegará antes de Navidad. Estamos presentando planes de vacunación y no tenemos ninguna vacuna.

Tenemos que prepararnos para una lucha que va a durar años. En España, por ejemplo, el virus en solo ocho meses ha matado a cincuenta mil personas. Hay un millón de contagiados; se contagian trescientas mil personas cada mes. ¿Qué hacemos discutiendo de otras cosas?

Señores del Consejo, ¿no les parece que ya es hora de tener una estrategia común de lucha contra la pandemia? ¿Cuántas personas más tienen que morir en Europa?

En nuestro continente están en juego la vida y la salud de millones de personas, el colapso de los sistemas sanitarios, la supervivencia de nuestro tejido de pequeñas y medianas empresas, el que millones de familias puedan pagar la comida, la ropa o la calefacción.

Por eso se entiende todavía menos que, en estas circunstancias, Boris Johnson queme los puentes que le unen con el continente, condenando hasta lo imposible el futuro de la economía británica. Si Donald Trump pierde las elecciones, a Boris Johnson no le va a quedar ningún amigo en el mundo.

Seamos responsables, respaldemos unidos a nuestro negociador y pidámosle a nuestro negociador que negocie en nombre de todos, por el bien de los británicos también. En estos tiempos, colaborar es sobrevivir.

 
Última actualización: 3 de noviembre de 2020Aviso jurídico - Política de privacidad