Index 
 Previous 
 Next 
 Full text 
Procedure : 2021/2646(RSP)
Document stages in plenary
Select a document :

Texts tabled :

RC-B9-0244/2021

Debates :

PV 29/04/2021 - 9.2
CRE 29/04/2021 - 9.2

Votes :

PV 29/04/2021 - 10
PV 29/04/2021 - 19

Texts adopted :

P9_TA(2021)0156

Debates
XML 30k
Thursday, 29 April 2021 - Brussels Provisional edition

9.2. Bolivia and the arrest of former President Jeanine Añez and other officials
Video of the speeches
PV
MPphoto
 

  President. – The next item is the debate on six motions for resolutions on Bolivia and the arrest of former President Jeanine Añez and other officials (2021/2646(RSP))*.

__________

* See Minutes.

 
  
MPphoto
 

  Leopoldo López Gil, autor. – Señor presidente, quiero denunciar y reprobar la falta del Servicio Europeo de Acción Exterior y del mismo señor alto representante por no condenar la detención ilegal de la expresidenta constitucional interina de Bolivia, la señora Jeanine Áñez, y otros quince miembros de su Gobierno.

La señora Áñez fue indebidamente apresada y acusada falsamente de supuestos crímenes de conspiración, sedición y terrorismo, que poco tienen que ver con su persona, pues asumió la presidencia del Estado boliviano de manera transitoria en noviembre de 2019 legalmente, por ser vicepresidenta del Senado y en aplicación directa del artículo 169 de la Constitución del Estado. Fue, además, el resultado del diálogo patrocinado por la Conferencia Episcopal Boliviana, la Unión Europea y el Reino de España, donde el ministro de Asuntos Exteriores era el señor Borrell, quien mandó a su embajador Angulo como enviado especial.

El principal objetivo del Gobierno de Áñez fue convocar elecciones libres, justas y transparentes, cometido que llevó a cabo con la diligencia debida y aun en circunstancias como la COVID-19. Finalmente, le dieron la victoria al partido MAS, que asumió el poder sin mayores dificultades.

Pongo en evidencia que esta detención viola por completo la presunción de inocencia de la acusada, además de los principios de independencia e imparcialidad, el sentido de la justicia, el respeto de las garantías y el debido proceso.

Pareciera que se tratase de una venganza política, orquestada como consecuencia de la salida de Morales del país después de su fallido intento por mantener el poder. Es evidente que la separación de poderes no existe en Bolivia, por lo que es imposible que la presidenta reciba un juicio justo en las circunstancias actuales. La señora Áñez y los demás detenidos por estas falsas acusaciones no deben permanecer ni un minuto más en una prisión, pues es una violación flagrante de sus derechos humanos.

 
  
MPphoto
 

  Javi López, autor. – Señor presidente, las fuerzas conservadoras de esta Cámara —la derecha y la extrema derecha— han decidido traer una resolución sobre Bolivia hoy; una resolución fuertemente politizada que pretende reescribir lo que aconteció en el país durante los últimos años y que comete, a nuestro modo de ver, una grave incoherencia, que es pedir separación de poderes al mismo tiempo que un poder legislativo le dice qué debe hacer a un poder judicial en otro país, qué es lo que tiene que hacer en un caso concreto. Eso no es separación de poderes, obviamente. También hay intereses políticos nacionales espurios.

Desde nuestra forma de ver, todo esto hace un flaco favor a esta Cámara, al Parlamento Europeo: daña su credibilidad y su prestigio. E incluso yo compartiría esta reflexión: siempre que hay acuerdos entre liberales, conservadores y la extrema derecha en esta Cámara es cuando negocian diputados liberales y conservadores españoles. Y da como para hacer una reflexión ⸺diría yo⸺.

Las fuerzas progresistas entiendo que envían el único mensaje posible, que es: frente a un proceso judicial se exigen siempre todas las garantías procesales, ninguna injerencia política de ningún Gobierno, ni de Bolivia ni de esta Cámara, y respeto del Estado de Derecho.

Con un recordatorio: que el objetivo para Bolivia debe ser la convivencia y la concordia, repito: la convivencia y la concordia. Europa debería no politizar esta discusión y ayudar al pueblo boliviano.

 
  
MPphoto
 

  José Ramón Bauzá Díaz, autor. – Señor presidente, señorías, Luis Arce recibió hace seis meses un mandato muy claro por parte del pueblo boliviano: sacar a Bolivia de la crisis económica, sanitaria y política que llevaba paralizando al país durante más de un año.

Pero el presidente Arce lo que ha hecho es demostrar que su única prioridad no es precisamente el pueblo boliviano, pues lo primero que hizo fue encarcelar a la presidenta Jeanine Áñez y a una parte de su Gobierno de una forma arbitraria y, además, ilegal y aleatoria.

Pero no es venganza, además, lo que busca en este caso el MAS, tratando a toda costa de tapar la corrupción de Evo Morales y de sus socios internacionales, porque tampoco es casual que la Fiscalía haya archivado inmediatamente la investigación que estaba llevando sobre el desvío de fondos públicos hacia una consultora española denominada Neurona. Precisamente hay una intención muy clara por parte del Gobierno de Bolivia de ocultar ese entramado internacional que lleva años alimentando, precisamente, la inestabilidad y también los populismos a lo largo y ancho de toda América Latina y que, curiosamente, implica directamente a Pablo Iglesias, aliado internacional de los diferentes Gobiernos dictatoriales de Latinoamérica y, curiosamente también hasta hace unas semanas, vicepresidente del Gobierno de España.

Señorías, con esta Resolución exigimos que la Unión Europea se ponga justo al lado de otras organizaciones y de otros mandatos internacionales, como es el que ha referido a la Organización de Estados Americanos el propio Gobierno de los Estados Unidos, que lo que pretenden es que haya democracia, transparencia y que se preserven los derechos humanos y el Derecho internacional en el pueblo, en este caso, de Bolivia.

Por lo tanto, animo a todas sus señorías a que se sumen a nuestra exigencia de liberación inmediata de la presidenta Áñez, porque Bolivia no necesita ni más venganza ni más corrupción; lo que necesita es reconciliación y justicia.

 
  
MPphoto
 

  Jordi Solé, autor. – Señor presidente, sorprende que tengamos este debate sobre Bolivia como debate de urgencia sobre violaciones de derechos fundamentales y del Estado de Derecho. Porque, por la misma lógica, pregunto: ¿cuándo vamos a tener el debate sobre derechos fundamentales y Estado de Derecho en el Estado español? Porque allí tenemos a presos políticos y a políticos que han tenido que exiliarse; ¡ojo!, no por un golpe de Estado, ¡por un referéndum!

Y, fíjense si es urgente este debate, que los presos políticos catalanes llevan ya tres años y medio en la cárcel cumpliendo sentencias de hasta trece años; sentencias que deberían causar vergüenza a cualquier demócrata y a cualquier jurista. Así que les aconsejo prudencia y humildad si de lo que se trata es de dar lecciones a otros países sobre cómo debe funcionar el Estado de Derecho.

En segundo lugar, no nos van a encontrar en la narrativa que dice que en 2019 en Bolivia hubo fraude electoral; que la señora Áñez, con la policía y el ejército, tuvo que salir a salvar el país, y que el señor Evo Morales libremente decidió marcharse. No, allí lo que ocurrió es que se generaron y se aprovecharon unas circunstancias para forzar un cambio en el poder, con el concurso del ejército y la policía, ergo, un golpe de Estado. Y los tribunales, de forma independiente y proporcionada, deben esclarecer lo que pasó. Y sobre todo hay que pedir cuentas a los responsables de las 35 víctimas mortales de la represión.

Y, por último, las elecciones del año pasado son el mejor argumento que refuta la narrativa de las derechas. La victoria del presidente Arce, del mismo partido que el expresidente Morales, fue incontestable por el resultado y por ser fruto de unas elecciones que todo el mundo ha reconocido como limpias y transparentes. Y creo que esta gran victoria del presidente Arce le da la legitimidad y la autoridad moral para liderar un proceso de reconciliación política y social en Bolivia, donde, a la vez que se esclarecen los hechos el pasado reciente, se mira sobre todo hacia el futuro.

 
  
MPphoto
 

  Hermann Tertsch, autor. – Señor presidente, curioso golpe de Estado ese que se produce para preparar unas elecciones que todo el mundo considera impecables, bajo supervisión de la Iglesia, de la Unión Europea, de los países vecinos, de la OEA... Se organizan las elecciones, se celebran las elecciones, se pierden las elecciones, se da un traspaso de poder absolutamente impecable al adversario. ¿Eso es un golpe de Estado?

Ojalá fueran los golpes de Estado que da la izquierda de esa forma. No es así, no hubo un golpe de Estado: hubo un fraude, un fraude que interrumpió el pueblo boliviano de una forma heroica. Echaron a un usurpador que llevaba tiempo violando la Constitución, violándola continuamente. Y ahora lo que hay es un intento de aplastar, con esa narrativa del golpe, a la población boliviana, aplastar a la oposición y crear un régimen narcocomunista como el que tenía Evo Morales, como el que hay en Venezuela y como los que están intentando montar con el Foro de São Paulo y el dinero de la cocaína en toda la región y en toda Iberoamérica.

 
  
MPphoto
 

  Manu Pineda, autor. – Señor presidente, el 20 de octubre de 2019 se celebraron elecciones presidenciales en Bolivia, unas elecciones en las que fue reelegido de forma impecable el presidente Evo Morales.

Unos informes de la OEA, que posteriormente se demostraron falsos, pusieron la munición para que sectores de la ultraderecha iniciasen una serie de acciones violentas que fueron seguidas por el levantamiento del ejército y de la policía contra el Gobierno del legítimo presidente Morales y contra el orden constitucional.

El presidente Morales se vio obligado a exiliarse en México, donde se le otorgó el estatuto de exiliado político. Y, ese mismo día, la señora Áñez, senadora de un partido minoritario de extrema derecha, se autoproclamó presidenta de Bolivia con el apoyo de los militares.

Las semanas posteriores al violento golpe de Estado y la autoproclamación de la señora Áñez se caracterizaron por persecuciones violentas, secuestros, palizas, incendios de viviendas de miembros del MAS, de campesinos, de indígenas y de defensores de los derechos humanos, muchos de ellos asesinados por militares, policías o bandas fascistas que actuaban con la impunidad que les daba el decreto promulgado por la señora Áñez, en el que se eliminaba cualquier tipo de responsabilidad penal de la policía o los militares por el trato a los manifestantes. Aquí quiero enviar mi cariño y mi solidaridad a los familiares de las víctimas de Senkata y Sacaba, ¡honor y gloria!.

Ahora vienen ustedes a plantear a Áñez como una heroína a la que hay que poner en un pedestal; están cruzando todos los límites y dejando la imagen de este Parlamento por los suelos. ¿Qué va ser lo siguiente? ¿Van ustedes a reivindicar a Pinochet y a Videla?

Aquí no se trata de izquierdas o derechas, se trata, como en otros sitios, de democracia o fascismo. ¡Aiaia, Bolivia!

 
  
MPphoto
 

  Seán Kelly, thar ceann an Ghrúpa PPE. – A Uachtaráin, i dtús báire, ba mhaith liom muintir na Bolaive a mholadh. Tá an-mheas acu ar an daonlathas, rud atá léirithe arís is arís eile acu ag an mbosca ballóide.

Tá freagracht mhór ar gach ionadaí poiblí agus caithfear an chumhacht sin a thuilleamh agus meas a bheith agat ar an gcóras daonlathach. Gabhadh Iar-Uachtarán Áñez agus príosúnaigh pholaitiúla eile gan chúis, rud a léiríonn an tábhacht a bhaineann le córas dlí neamhchlaonta, oscailte agus saor ó aon bhrú polaitiúil. Táim ag iarraidh ar Rialtas na Bolaive stop a chur leis an gcúiseamh polaitiúil.

Níl aon chonradh idir an Bholaiv agus an tAontas Eorpach faoi láthair. I gcomhthéacs idirbheartaíocht GSP+, is ar mhaithe leis, ní hamháin an tsochaí, a bheadh seasamh daonlathach agus dlithiúil sa Bholaiv, ach ar mhaithe leis an ngeilleagar agus le deiseanna trádála chomh maith.

Molaim an tuarascáil éigeantach seo.

 
  
MPphoto
 

  Maria-Manuel Leitão-Marques, em nome do Grupo S&D. – Senhor Presidente, ao contrário do que alguns poderão insinuar, não é fácil resolver uma situação que começa num processo eleitoral turbulento e transferências de poder pouco transparentes, mas que, felizmente, a Bolívia parece ter sabido ultrapassar, como as eleições presidenciais de 2020 e as recentes eleições regionais nos mostraram.

Não basta, contudo, que os processos eleitorais decorram com normalidade, é preciso que todas as forças políticas, todas, respeitem as regras democráticas e que o Governo da Bolívia assegure, como lhe compete, o cumprimento do Estado de Direito, garantindo o acesso à justiça e a oportunidade de defesa, muito em especial quando as acusações em causa são de índole política.

A paz política e a estabilidade do regime da Bolívia são valores pelos quais nos devemos empenhar. Apelo, assim, ao Serviço para a Ação Externa e a todos os Estados-Membros para que redobrem o seu esforço no apoio ao diálogo entre as partes na Bolívia de forma a garantir que isso aconteça.

 
  
MPphoto
 

  Izaskun Bilbao Barandica, en nombre del Grupo Renew. – Señor presidente, Bolivia necesita restaurar la confianza entre los agentes políticos, desarmar las palabras, acabar con la polarización y resolver sus problemas mediante el diálogo y la negociación. Cuando las posiciones se enconan, la mediación de organismos internacionales es imprescindible. Pero necesitan unas condiciones mínimas para el éxito.

En el caso de Bolivia, resetear la situación aconseja asumir el relato de las organizaciones internacionales sobre la situación que condujo a la injerencia del ejército y la policía en la vida política del país. De allí salió el último acuerdo de calado alcanzado en el país: celebrar las elecciones de 2020. El resultado fue inapelable, y otorga plena legitimidad al actual Gobierno. Aceptando esto, las organizaciones internacionales pueden aportar transparencia y apoyo para que se aclaren todas las vulneraciones de derechos humanos cometidas, se garanticen los derechos de todas las personas que resulten investigadas y se restaure la confianza en el sistema.

Persistir en la polarización, alimentar los bloques, dividir, nunca sumará. Y es muy posible, como vemos en otros lugares, que ayude a las posiciones más reaccionarias a invisibilizar y soslayar la pobreza, la desigualdad y la exclusión, las verdaderas bases del problema.

 
  
MPphoto
 

  Ryszard Czarnecki, w imieniu grupy ECR. – Panie Przewodniczący! Dlaczego Unia Europejska interesuje się Boliwią? Przecież to my, Unia Europejska, byliśmy gwarantem procesu pokojowego w 2019 i 2020 r., to nasi przedstawiciele, przedstawiciele Unii Europejskiej, kontrolowali wybory w tym kraju. W związku z tym mamy po prostu wymóg moralnej solidarności, aby stanąć w obronie byłej prezydent Jeanine Áñez, jej dwóch ministrów i innych więźniów politycznych. Wykonywali oni swoje konstytucyjne obowiązki po rezygnacji prezydenta Moralesa. Wydaje mi się, że nadszedł czas na bardzo jednoznaczne stanowisko Unii Europejskiej. Przecież my temu krajowi pomagamy także w wymiarze ekonomicznym, humanitarnym i nie możemy udawać, że nic się nie stało. Jestem przekonany, że w tej sprawie ponad podziałami politycznymi w tym parlamencie bardzo jednoznacznie i twardo będziemy domagać się wolności dla pani prezydent i dla więźniów politycznych w tym kraju.

 
  
MPphoto
 

  Isabel Santos (S&D). – Senhor Presidente, a Bolívia continua a viver uma situação política e social delicada, mas é fundamental que, depois das eleições do ano passado, todos os atores nacionais e internacionais possam contribuir para o regresso rápido à normalidade democrática.

Os atos de violência ocorridos em 2019 devem ser analisados e julgados dentro dos parâmetros de um sistema judicial independente e sem qualquer pressão por parte do poder político. A completa independência dos poderes é um garante do Estado de Direito que deve ser respeitado de forma a poder reconduzir a Bolívia à necessária reconciliação da sua sociedade.

A polarização política e social é um rastilho perigoso que trará fatalmente divisões graves e o descrédito das instituições. Apelo, por isso, a todos os bolivianos para que respeitem os poderes instituídos, e à União Europeia e aos seus Estados-Membros para que apoiem este país num processo de diálogo interno, construtivo e reconciliador.

 
  
MPphoto
 

  Dita Charanzová (Renew). – Señor presidente, todos esperábamos que las últimas elecciones en Bolivia marcarían un cambio positivo, que restaurarían la paz en un país tan dividido. Pero sucedió lo contrario.

Hemos observado con espanto una ola de persecución política. Que quede claro: la sucesión presidencial en 2019 fue constitucional. La Unión Europea, entre otros, apoyó la auditoría de la OEA al Gobierno de transición de Jeanine Áñez.

Con la falsa excusa de un golpe de Estado, el Gobierno de Luis Arce justifica la persecución política, abusa del aparato judicial, socavando el poco Estado de Derecho que aún queda.

Exigimos la liberación inmediata de la expresidenta Áñez y los dos ministros. Exigimos procesos judiciales independientes. Los bolivianos quieren y merecen estabilidad y, sobre todo, paz.

La Unión Europea no se ha olvidado de Bolivia y les acompañará plenamente en estos momentos difíciles.

 
  
MPphoto
 

  Olivér Várhelyi, Member of the Commission, on behalf of the Vice-President of the Commission / High Representative of the Union for Foreign Affairs and Security Policy. – Mr President, honourable Members, as you know well, Bolivia saw a volatile, tense and confrontational period after the failed October 2019 general elections. The elections held in October 2020, which were carried out in a peaceful, transparent and credible manner, provide the foundation for a more constructive political landscape.

The Movimiento al Socialismo (MAS) won the election with 55% and Luis Arce became President. His Vice-President, David Choquehuanca, conveyed messages of openness for reconciliation in the country. There have been initial positive signals, but the country remains polarised, with various obstacles to reconciliation and democratic stability.

The HR/VP Josep Borrell has publicly called for the accusations against Ms Áñez and the ministers linked to the events of 2019 to be dealt with in the framework of a fair and transparent judicial process, with full independence, without political pressure and with full respect for the division of powers.

The EU delegation in La Paz is in close contact with Ms Áñez’s family as well as with the temporary mission of the United Nations High Commissioner for Human Rights that visits Ms Áñez regularly in the prison. We have reiterated on various occasions to the Bolivian authorities that the former President should receive appropriate medical attention.

The EU has been fully engaged in support of Bolivian efforts towards reconciliation and stability. It was in this spirit that the EU acted as neutral facilitator over the past 18 months, to encourage national actors to reach an agreement that would lead to transparent and democratic elections in 2020. We had the honour to be invited and we accompanied these elections with a reinforced election experts mission, adding up to our support for the democratic electoral process in the country.

Dear Members, Bolivia needs to address urgent challenges such as overcoming the pandemic and economic recovery. The EU will continue to support the country by promoting dialogue for reconciliation, involving all relevant actors, monitoring developments in the country and providing support to the promotion of democracy, rule of law and human rights in Bolivia, as these are fundamental principles of the EU and of interest to all.

 
  
MPphoto
 

  President. – The debate is closed.

The vote will be held at the end of the debates.

 
Last updated: 18 May 2021Legal notice - Privacy policy