Indeks 
 Forrige 
 Næste 
 Fuld tekst 
Procedure : 2021/2872(RSP)
Forløb i plenarforsamlingen
Forløb for dokumenter :

Indgivne tekster :

RC-B9-0436/2021

Forhandlinger :

PV 16/09/2021 - 6.1
CRE 16/09/2021 - 6.1

Afstemninger :

PV 16/09/2021 - 8
PV 16/09/2021 - 15

Vedtagne tekster :

P9_TA(2021)0389

Forhandlinger
XML 67k
Torsdag den 16. september 2021 - Strasbourg Revideret udgave

6.1. Regeringens skærpede kurs mod protester og borgere i Cuba
Video af indlæg
PV
MPphoto
 

  Die Präsidentin. – Als nächster Punkt der Tagesordnung folgt die Aussprache über fünf Entschließungsanträge zum Thema „Gewaltsames Vorgehen der Regierung gegen Protestierende und Bürger in Kuba“ (2021/2872(RSP))*.

__________

* Siehe Protokoll

 
  
MPphoto
 

  Leopoldo López Gil, autor. – Señora presidenta, señora comisaria, hoy celebramos en esta Cámara el tercer debate sobre Cuba en lo que llevamos del 2021. ¡El tercero!

Les recuerdo que, en todos y cada uno de ellos, el tema central objeto de debate ha sido la condena de las diversas formas de violaciones de derechos humanos por parte del régimen cubano. Esta constante refleja que la violación sistémica de estos derechos configura una política de Estado del régimen comunista cubano.

Ahora, de nuevo, con mayor gravedad, vemos que la desesperación del pueblo cubano se manifestó el pasado mes de julio. Lo sucedido en aquel momento fue histórico. Los cubanos han salido multitudinariamente a la calle para protestar, cansados de la precariedad que sufren, al grito de «¡Libertad!» exigiendo sus derechos fundamentales. Desafortunadamente, en vez de sumarse por la vía pacífica al diálogo que muchos de esta Cámara proclaman, el Gobierno cubano no dudó en utilizar la represión, la persecución y el uso de la fuerza en la respuesta a las protestas pacíficas.

A pesar de que, para algunos grupos políticos, las cifras que voy a recordar no constituyen gravedad, para nuestro Grupo, y para mí personalmente, son una dolorosísima consideración. Se han reportado 5 000 desapariciones a raíz de estas manifestaciones y 1 500 personas con medidas de limitación de libertad y ha habido 381 presos y condenados políticos certificados.

Podríamos resaltar de entre los perseguidos, desaparecidos y detenidos los siguientes nombres: el premio Sájarov Guillermo Fariñas, recientemente liberado; José Daniel Ferrer, presidente de la UNPACU, quien actualmente se encuentra en paradero desconocido desde hace más de dos meses; Luis Manuel Otero Alcántara, miembro del Movimiento San Isidro, y Maykel Osorbo, autor de la canción Patria y vida, artistas cuyo único pecado ha sido manifestar un deseo por un elemento que es necesario en la creatividad: su libertad.

En un afán por legalizar lo ilícito y criminal, este Gobierno cubano ha promulgado leyes como la Resolución 105 y el Decreto Ley 35, que le permiten registrar domicilios e incautar bienes, cancelar el derecho a comunicaciones, multar y propiciar el inicio de procesos penales de personas que difundan noticias o mensajes con un impacto en el prestigio del país, que atenten contra los preceptos sociales o que promuevan la indisciplina social.

Por otro lado, el Decreto 370 multa gravemente el hecho de difundir a través de las redes información contraria a los intereses sociales, la moral o las buenas costumbres, una gran mordaza a toda información que no interesa al régimen.

Por último, a pesar de las reiteradas peticiones de este Parlamento para el envío de una misión de visita a la isla, el Gobierno cubano ha impedido esta acción, que es necesaria para conocer los hechos y obtener información de primera mano, veraz y no filtrada.

¿Ustedes realmente piensan que el Gobierno cubano tiene algún interés en avanzar en pro de la libertad y la democracia en su país, tal y como se comprometió en el Acuerdo de Diálogo Político y de Cooperación con la Unión Europea? Y yo no hablo de después de sesenta años de este régimen; me estoy refiriendo muy específicamente al compromiso contraído con Europa en diciembre de 2016. Es decir, en cinco años no se han movido un ápice por el respeto de los derechos humanos y la libertad mediante el desarrollo de la democracia. Esto nunca ha estado en la agenda cubana.

Por ello, los eurodiputados que apoyamos a los demócratas cubanos no podemos seguir esta burla. La Resolución que estamos proponiendo el día de hoy va un paso más allá. Por un lado, pedimos a la Unión Europea la activación del artículo 85 del Acuerdo para que, de esta manera, convoque al Consejo Conjunto, puesto que consideramos que, por todo lo expuesto, nos enfrentamos a una situación de urgencia, tal y como se establece en el Acuerdo. Y pedimos al Consejo que haga uso de la Ley Magnitski de la UE y adopte sanciones contra los responsables de las graves violaciones de los derechos humanos.

Quiero terminar enviando un mensaje de apoyo a todas las víctimas de ese régimen, dentro y fuera de la isla. Y me gustaría recordar que, como pilares de la Unión Europea, se sostienen los principios de respeto a los derechos humanos sin contemplación de nacionalidades.

 
  
MPphoto
 

  Dita Charanzová, autora. – Señora presidenta, los cubanos quieren un cambio, quieren una vida mejor, una Cuba democrática y libre. Tienen todo el derecho a manifestarse pacíficamente, pero, en lugar de proteger a su pueblo, el régimen les ha atacado, detenido y maltratado.

Europa tendría que estar apoyando a los cubanos, pero la respuesta del alto representante sigue siendo la de siempre: declaraciones de que estamos preocupados; instamos al Gobierno cubano a que respete los derechos humanos...

Yo quiero preguntar al alto representante y quiero una respuesta concreta esta vez. ¿Qué piensa usted que tiene que pasar para que reconozca que Cuba no está cumpliendo con el Acuerdo? ¿Qué considera usted una infracción de los elementos esenciales del Acuerdo? ¿Qué tiene que pasar en Cuba para sancionar a los violadores de los derechos humanos?

La lista de los abusos del régimen crece cada día, y con ella el grado de desconfianza en el Acuerdo entre la Unión Europea y Cuba.

Para el Parlamento Europeo está clarísimo desde hace mucho tiempo: Cuba viola los derechos humanos y tiene que haber consecuencias. Es hora de suspender el Acuerdo con Cuba, es hora de sancionar a los violadores de los derechos humanos y aplicar la Ley Magnitski de la Unión Europea.

 
  
MPphoto
 

  Hermann Tertsch, autor. – Señora presidenta, hoy tiene este Parlamento la posibilidad de realmente reparar una inmensa y larguísima afrenta que se ha cometido contra un pueblo, un pueblo sometido, un pueblo que lleva sesenta y tres años aplastado, torturado, al que han arrebatado todos los derechos, al que han hecho en gran parte lanzarse al mar, ser devorado por los tiburones, tener gran parte de la población fuera en el exilio, y que sigue ahí, como un ejemplo absolutamente intolerable de lo que ha sido, por un lado, la condescendencia y, por otro lado, la directa complicidad de las democracias que han permitido que esta anomalía, esta absoluta anomalía que es Cuba, siga allí y se mantenga.

Ha llegado el momento de denunciar un Acuerdo que era un Acuerdo injusto cuando se hizo y que es absolutamente insoportable hoy, cuando, cinco años después, sabemos todos que no tienen la más mínima intención de cumplir nada de lo que pone y que para lo único que sirve es para subvencionar a la mafia comunista que dirige ese partido, que vive con una vida de privilegios y lujos mientras tiene al país —que era el cuarto país más rico de América— postrado en la indigencia, al mismo nivel que Haití y que su provincia, Venezuela, esa que invadieron con el acuerdo con Chávez y que han convertido en otro pozo de miseria, de tortura y de dolor.

Porque, con sus complicidades, Cuba no solo aplasta a los propios, al pueblo propio, Cuba está también promoviendo la miseria, el dolor, la desestabilización y la subversión por todo el continente.

Es hora de decir que hay que aplicar la cláusula que suspende ese Acuerdo, que, como digo, solo ha traído privilegios, mayores privilegios y más dinero para la mafia que gobierna Cuba en este momento.

Hay que decirle al alto representante y a una serie de partidos que siguen apoyando aquí a esa dictadura que es intolerable la posición que han adoptado después del 11 de julio, cuando se echaron a la calle los cubanos a defender su dignidad, su derecho a la libertad, su derecho a la democracia —como tenemos todos los demás y como reclamamos para nosotros—, mientras algunos pretenden que Cuba siga siendo una reserva socialista para que vayan a hacer turismo —el turismo del ideal— una serie de personajes de la izquierda intelectual europea.

Eso es una vergüenza y tiene que acabar. Por eso, voten, por favor, a favor de esta Resolución para que se haga algo de justicia por fin con los cubanos.

 
  
MPphoto
 

  Javi López, autor. – Señora presidenta, en primer lugar, cuando hablamos de Cuba, hemos de respetar el derecho de los manifestantes a expresar su opinión y reclamar a las autoridades de Cuba que se escuchen sus legítimas demandas. Los derechos humanos deben ser respetados en todos los lugares siempre, también en Cuba, y han de denunciarse las violaciones, en el caso de que las haya, como las ha habido al no respetarse el derecho de protesta y manifestación.

En segundo lugar, este Parlamento tiene que aprender, cuando habla de Cuba o de cualquier lugar, pero, especialmente, cuando habla de los derechos humanos, a ser coherente y proporcional. Coherente y proporcional con lo que habla sobre los derechos humanos en todos los lugares del mundo.

Hablamos sobre nuevas manifestaciones muy relevantes en Cuba, las más importantes desde el 94, desde el Maleconazo. Cierto es.

Durante los últimos años hemos tenido manifestaciones muy importantes en Latinoamérica. De hecho, hubo una muerte en estas manifestaciones que comentamos, en Cuba. Hemos tenido casos de países con decenas de muertos, casos de países con decenas de ojos perdidos. Este Parlamento no ha querido ni hablar de ello.

Y se ha de ser también coherente con lo que se hace en la política exterior de la Unión Europea, coherente para no hacer un uso ideológico. Lo digo porque las opiniones y la política expresadas por el alto representante se pactan por unanimidad, con un Consejo de 27 países miembros, con ministros de dos partidos aquí presentes. Y, luego, distan mucho, a veces, de lo aquí defendido. Proporcionalidad y coherencia.

En tercer lugar, queremos acompañar las necesarias reformas en el país, sin injerencias. Reformas democráticas, reformas en términos de apertura económica. Pero eso solo se va a poder hacer respetando y protegiendo el Acuerdo de Diálogo Político y de Cooperación que, con una inmensa mayoría, hace no muchos años, aprobó este Parlamento —en una situación igual en la isla, igual, después de veinte años de bloqueo diplomático, de Posición común, que no llevó a ningún resultado.

Y, por supuesto, la escasez en el país es un problema fundamental. Y, para eso, hay que hablar del bloqueo que han impuesto los Estados Unidos, que no puede esconder lo que ocurre en el país, pero que tiene una afectación enorme, enorme, en la vida de los ciudadanos cubanos.

 
  
MPphoto
 

  Tilly Metz, author. – Madam President, dear colleagues, I regret that some of my colleagues here today want to use the debate on Cuba for their own national political interest. We should not forget that the EU is not there to give lessons, we should work together with our partners in a mutually respectful way to protect human rights, democracy and freedom of expression.

The EU-Cuba Political Dialogue and Cooperation Agreement forms the basis of this cooperation. I very much support the constructive but critical approach taken by the High Representative and the EEAS. At this time more than ever, it’s important to keep the channels of dialogue open to support Cuba in the challenges the country is facing.

In July, we saw the largest demonstrations in Cuba since the uprising in 1994. Numerous protesters have been detained, including journalists, and some are held incommunicado. I urge the Cuban Government to immediately and unconditionally release all those detained for the exercise of their freedom of expression and peaceful assembly. I also deeply regret the death of at least one protester, and I call for an independent investigation into the case and that those responsible are held accountable.

The protests in July came in the context of a difficult economic situation on the island. The US embargo against the country has deepened the economic crisis and restricted access to food, water, medicine and power. The situation was made even worse by the COVID-19 pandemic, which has had a devastating effect on the country’s tourism industry. A combination of all these factors created an increased demand for civil and political rights in the country.

To find a way out of this crisis, I ask the Cuban authorities to do their utmost to ensure that economic, social and cultural rights of the Cuban people are met and I invite them to engage in an inclusive national dialogue towards a process of modernisation and democratisation of the country.

The COVID-19 pandemic has been particularly difficult in the last months in Cuba and I must acknowledge that, despite the difficult economic situation in the country, Cuba has managed to develop their own vaccines and they have been able to send doctors abroad who greatly have contributed during the pandemic.

It is clear that the unilateral US sanctions have a damaging impact on the Cuban people, but they also have a negative effect on EU’s economic interests. I had hopes that the new US administration with Joe Biden as President would create a window of opportunity to improve the US-Cuba relations, but so far I have been mistaken.

I end my speech today by really saying again: they should end the US embargo!

 
  
MPphoto
 

  Manu Pineda, Autor. – Señora presidenta, los derechos humanos del pueblo cubano están siendo violados de forma constante desde que, hace más de sesenta años, los Estados Unidos impuso un bloqueo criminal que limita y casi elimina el acceso a sus bienes básicos. En 1960, la Secretaría de Estado del presidente Eisenhower dijo que, para derrocar a Castro, había que asfixiar al pueblo cubano.

Obviamente, para los impulsores de este debate, los derechos del pueblo cubano es lo de menos. Como buenos mayordomos, buscan satisfacer a su jefe intentando derrocar un gobierno que está al servicio no solo de su pueblo, sino de otros pueblos del mundo, y que no acata órdenes del imperio.

Ustedes nos trasladan un relato de ficción en el que denuncian una brutal represión contra manifestantes pacíficos. Hablan de detenciones arbitrarias, desapariciones, torturas y no sé cuántas cosas más. Pareciera que están hablando de Colombia, Guatemala u Honduras. Pero ustedes de esos no hablan, ¿verdad?

¿No les parece extraño que, ante tan brutal represión, no haya imágenes de la policía cubana reprimiendo a los manifestantes y que, para tratar de montar su relato, sus medios de comunicación amigos hayan tenido que recurrir a imágenes de Egipto, Argentina o Cataluña? A diferencia de otros países de la región, en Cuba se respetan los derechos de todos los detenidos. No hay desaparecidos, ni ejecuciones extrajudiciales, ni falsos positivos, ni hornos crematorios. Pregúntenle ustedes a Uribe de qué estoy hablando.

Es más, la oposición se manifiesta con absoluta libertad y, como cualquier ciudadano, solo es procesada cuando vulnera la legislación vigente. Esto es lo que ocurre en todos los Estados democráticos de Derecho, ¿verdad?

A lo mejor esperan ustedes que el Gobierno cubano deje que un grupo de delincuentes se aproveche de las protestas pacíficas para saquear comercios y atacar comisarías u hospitales. Les repito, ¿en qué Estado democrático de Derecho se permite que pase esto? Hacer esto en Europa se considera terrorismo.

A estas alturas no aspiro a que ustedes respeten la soberanía de este ejemplo de dignidad que es el pueblo cubano. Me conformaría con que dejasen de hundir en la ignominia a este Parlamento.

Por último, me gustaría decirle al pueblo cubano que no está solo, que estamos con ustedes, que les mandamos nuestro cariño y nuestra solidaridad, y que estaremos con vosotros hasta la victoria, siempre.

 
  
MPphoto
 

  Juan Ignacio Zoido Álvarez, en nombre del Grupo PPE. – Señora presidenta, señora comisaria, señorías, desde las protestas del pasado julio, el régimen cubano está tratando de eliminar el mínimo resquicio de libertad que quedaba en la isla.

No es ninguna sorpresa que el comunismo es incompatible con la libertad, pero el Gobierno de La Habana ha redoblado estos meses sus esfuerzos para demostrarlo: la represión del Estado se ha disparado con cientos de detenciones ilegales, palizas, torturas y un uso desproporcionado de la fuerza contra los opositores.

Además, tras efectuar numerosos cortes de internet para evitar que los cubanos se comuniquen libremente, el gobierno ha aprobado el Decreto Ley 35. Se trata de una ley de telecomunicaciones que cercena la libertad de expresión y pretende criminalizar las opiniones de los disidentes en la red.

Pero es que el régimen de La Habana no tolera la libertad ni siquiera en este lado del Atlántico. Hace poco más de un mes, la dictadura cubana envió saboteadores a sueldo para reventar una pacífica manifestación que organizamos en Bruselas en favor de una Cuba libre.

Y frente a todo ello, la Unión Europea, lamentablemente, ha respondido con tibieza y titubeos. Limitarnos a mostrar nuestra profunda preocupación, como afirmó el señor Borrell, no solamente no sirve para nada, sino que nos está convirtiendo en una caricatura, en una potencia impotente.

La Unión Europea y los españoles, en particular, tenemos un compromiso moral con el pueblo cubano y no podemos permanecer ante esta situación con los brazos cruzados. Cuanto antes asumamos que el Gobierno cubano no tiene ningún interés real por el diálogo, antes podremos actuar.

Lo que necesitamos de manera urgente son sanciones. Sanciones contra los tiranos que están sometiendo al pueblo cubano con total impunidad. Necesitamos y podemos entrar en la isla, como venimos solicitando en reiteradas ocasiones desde el Partido Popular Europeo, para examinar la realidad de primera mano y denunciar los abusos que se producen.

Necesitamos, en definitiva, acompañar nuestra profunda preocupación de una efectiva acción.

 
  
MPphoto
 

  Maria-Manuel Leitão-Marques, em nome do Grupo S&D. – Senhora Presidente, Senhora Comissária, em julho afirmámos neste mesmo plenário o nosso empenho pelo respeito dos direitos e liberdades de expressão de todos os cidadãos em Cuba, defendendo a dignidade e integridade física dos que lutam por uma Cuba democrática. Reitero hoje esta posição aproveitando para referir que o esforço para aumentar a cibersegurança, em que todas e todos estamos empenhados, não pode ser usado como pretexto em Cuba para limitar as liberdades dos cidadãos.

Contudo, de nada ajudará nem Cuba nem qualquer outro país da América Latina ou de outras partes do mundo agravar sanções que tenham um impacto negativo na qualidade de vida dos cidadãos. É, por isso, que continuamos a ver como essencial a manutenção da plataforma diplomática criada com o Acordo de Diálogo Político e de Cooperação da União Europeia.

Senhora Presidente, Senhora Comissária, continuamos neste Parlamento sem fazer uma discussão profunda sobre os problemas que afetam muitos países da América Latina. Não posso, a este propósito, deixar de manifestar a minha desilusão com o facto de, pelo segundo ano consecutivo, não haver no discurso sobre o Estado da União da Presidente Ursula von der Leyen uma única referência à América Latina, provavelmente uma das regiões do mundo com mais laços históricos e culturais com a União Europeia.

Era bom que, por uma vez, olhássemos de modo diferente para esta parte do continente americano.

 
  
MPphoto
 

  María Soraya Rodríguez Ramos, en nombre del Grupo Renew. – Señora presidenta, estamos debatiendo una resolución de urgencia porque, después de las protestas históricas del 11 de julio de 2021, según las ONG, más de 5 000 personas fueron detenidas de forma arbitraria y, a 21 de septiembre, 1 306 personas siguen estando desaparecidas o detenidas, entre ellas 27 menores, y porque el Comité de Desapariciones Forzadas de las Naciones Unidas ha abierto un expediente de urgencia para investigar 187 desapariciones forzadas.

De esto estamos hablando y debemos hablar hoy. Pese a la narrativa única del bloqueo, la sociedad cubana nos está diciendo que no se pueden esconder más sesenta años de violaciones de derechos fundamentales y libertades del pueblo cubano. Por eso, sinceramente y honestamente, no entiendo por qué una parte de esta Cámara presenta una Resolución en la que se pide la inmediata liberación de los presos y no hay una sola condena del régimen del Gobierno de Díaz-Canel, que les ha detenido y metido en prisión por ejercer su derecho a la libertad de expresión.

Los presos cubanos merecen, de esta Cámara, al menos una condena de sus carceleros. El Parlamento Europeo —y en esta Resolución lo pedimos— quiere estar en Cuba. Por eso pedimos una misión oficial para estar allí. El Acuerdo de diálogo nos lo permite. Queremos ser los ojos de Europa en la isla. Queremos mantener este Acuerdo, pero no cualquier acuerdo. Queremos estar allí. Queremos monitorear. Queremos que la sociedad civil esté presente. No la sociedad que el Gobierno cubano nos... (la presidenta retira la palabra a la oradora).

 
  
MPphoto
 

  Jordi Solé, en nombre del Grupo Verts/ALE. – Señora presidenta, creo que se equivocan aquellos que se resisten a condenar la respuesta represiva a las mayores protestas que ha vivido recientemente la isla de Cuba, de la misma manera que también creo que se equivocan aquellos que se niegan a condenar el bloqueo y sus repercusiones sobre las condiciones de vida de la ciudadanía cubana.

Creo que hay que condenar la vulneración de derechos humanos allí donde se produzcan, sea cual sea el país donde se produzcan y sea cual sea el signo del gobierno que las produzca.

Creo que hay que reclamar siempre la protección del derecho a la protesta legítima y a la libertad de expresión y manifestación, y hay que hacerlo con coherencia y sin doble moral. No vale hacerlo en unos casos y no en otros. Y, por cierto, también hay que hacerlo cuando ocurren violaciones de derechos fundamentales aquí, en la Unión Europea.

Las protestas del 11 y 12 de julio, en unas cincuenta localidades, sobre todo se debieron al deterioro de las condiciones de vida, a las dificultades de la pandemia, a la falta de medicamentos, de alimentos, electricidad y a la inflación, y la falta de libertades en la isla probablemente fue también un motivo para una parte de los manifestantes. Hay una combinación de factores y hay que tener en cuenta estas preocupaciones que son absolutamente legítimas.

El Gobierno de Díaz-Canel debería tomar buena nota de este malestar, entablar un diálogo nacional inclusivo y proseguir con las reformas que pueden ayudar y deben ayudar a aliviar esta situación y, por supuesto, liberar todas aquellas personas que siguen detenidas por razones políticas.

Pero creo también que hay que condenar el bloqueo norteamericano —como el pasado 23 de junio hicieron, una vez más, un total de 184 Estados en el marco de la Asamblea General de las Naciones Unidas—. El embargo económico, comercial y financiero tiene evidentes consecuencias nefastas sobre la población cubana, sobre sus condiciones de vida, sobre las relaciones con la diáspora, y la Administración Biden debería levantarlo inmediatamente.

Y, por último, insisto, una vez más, en que, la estrategia de la Unión Europea hacia Cuba, el Acuerdo de Diálogo Político y de Cooperación nos parecen hoy, en las circunstancias actuales... (la presidenta retira la palabra a la oradora)

 
  
MPphoto
 

  Gunnar Beck, on behalf of the ID Group. – Madam President, on Thursdays this House is fondly debating issues in faraway places about which we know little. Today it is Cuba. Presently, there are shortages of essential foodstuffs and medicine and problems in the management of the COVID virus wave. The issue today is whether or not to condemn Cuba for its mishandling of public protests and restrictions of media freedom.

We unreservedly condemn police violence against peaceful protestors and restrictions on civil liberties in Cuba or elsewhere. However, let me remind you that during the COVID crisis, EU Member States have imposed unprecedented curfews and limits on our freedoms of assembly and of expression, especially on social media. In France and other Member States, no one can now enter restaurants, bars or even supermarkets without a valid COVID passport or test. In Italy, Mario Draghi is making the COVID passport compulsory for workers and, apparently, also considered restricting access to polling stations to the vaccinated. Even this House is still considering restricting entry to holders of COVID passports. Before taking others to task, I strongly recommend we get our own House in order first.

 
  
MPphoto
 

  Anna Fotyga, on behalf of the ECR Group. – Madam President, we face one of the most vicious cases of crackdown on innocent people wanting change and democracy in their country. Certainly one author said that Communism is incompatible with change and reform for people there. We have to do anything we can, everything that is at our disposal here in Parliament.

These are words, but I call on the Vice-President / High Representative and the EU Member States to combat by all means these kind of actions against Cubans. They deserve their own country, ruled by people they want and for it to be really democratic.

 
  
MPphoto
 

  Sandra Pereira, em nome do Grupo The Left. – Senhora Presidente, mais uma vez o Parlamento Europeu é usado como instrumento da campanha contra Cuba, alinhando com a política de ingerência e agressão dos Estados Unidos da América, incrementada com Trump e mantida agora com Biden contra Cuba e o povo cubano.

De forma hipócrita, clamam pelos direitos humanos ao mesmo tempo que escondem a existência do bloqueio imposto pelos Estados Unidos da América que, afrontando o princípio da Carta das Nações Unidas, desrespeita e violenta brutalmente os direitos do povo cubano.

O seu objetivo é colocar em causa as conquistas, as opções de desenvolvimento, a soberania e a independência de Cuba. Falemos então sobre Cuba. Falemos do criminoso e ilegal bloqueio económico financeiro e comercial com caráter extraterritorial imposto pelos Estados Unidos há mais de 60 anos.

Falemos das medidas implementadas pela Administração Trump e que persistem, mesmo em tempos de pandemia, visando impedir o acesso a bens essenciais como medicamentos e alimentos, procurando colocar em causa direitos, como o direito à saúde ou ao desenvolvimento económico.

Falemos das ações de desestabilização e provocação que os Estados Unidos da América promovem, instrumentalizando cinicamente as nefastas consequências do bloqueio de que são responsáveis, ações de desestabilização e provocação a que este Parlamento se associa com esta resolução.

Falemos também sobre o facto de, perante esta situação de extrema complexidade e exigência, Cuba e o seu povo não abdicaram de prestar solidariedade no âmbito da saúde pública a outros países e povos, incluindo países que integram a União Europeia.

Por isso, daqui reafirmamos a nossa solidariedade a Cuba, ao povo cubano, valorizando a sua coragem e dignidade e a sua resistência e exigimos o fim do bloqueio, da ingerência e da agressão contra Cuba.

 
  
MPphoto
 

  Lefteris Nikolaou-Alavanos (NI). – Señora presidenta, de nuevo, la Unión Europea promulga una Resolución provocadora contra el pueblo de Cuba, el Gobierno y el Partido Comunista.

La UE, para servir intereses propios a expensas del pueblo cubano, utiliza el plan de intervención de los Estados Unidos, la mafia anticubana, y poquísimas fuerzas en el interior, que se magnifican con un mecanismo de propaganda bien pagado (medios de comunicación, redes sociales, ONG en estrecha conexión con agencias de todo tipo).

Sus sensibilidades selectivas sobre derechos humanos son una herramienta engañosa de injerencia. El bloqueo criminal y las 245 sanciones que mantiene la Administración Biden son crímenes inmensos que privan al pueblo de Cuba de sus derechos, bienes y servicios.

A la UE, que deja a los pueblos expuestos, le molesta la contribución internacionalista de Cuba para combatir la pandemia, que garantiza salud gratuita para su pueblo, que en condiciones de sanciones duras desarrolla cinco vacunas en la batalla contra la COVID—19 con sus propias fuerzas.

Cuba no está sola. Los planes de injerencia no pasarán. Los pueblos del mundo entero expresan su solidaridad con la lucha de Cuba y su pueblo para defender las conquistas de su Revolución.

 
  
MPphoto
 

  Helmut Geuking (PPE). – Frau Präsidentin, schönen guten Morgen Hohes Haus! Ich bin sehr verwundert, über das, was ich heute hier gehört habe. Vor allen Dingen an Herrn Pineda da vorne gerichtet: Ich weiß nicht, was Sie heute Morgen gefrühstückt haben, aber ich fand Ihre Rede unglaublich, unglaublich!

Wie können Sie so menschenverachtend sein? Sie stehen nicht an der Seite des Volkes Kubas, wenn Sie sich für die Regierung aussprechen, dann wissen Sie nicht, was in Kuba vor sich geht: Tagtägliche Menschenrechtsverletzungen, Menschenrechtsorganisationen wird der Zugang zum Land verweigert, Folter, Mord, Totschlag – das ist an der Tagesordnung in Kuba. Mangel, Mangel bei der Bevölkerung an Lebensmitteln, Mangel bei der Bevölkerung in der Gesundheitsvorsorge – das ist an der Tagesordnung in Kuba.

Das letzte kommunistische Überbleibsel. Weil die Handelspartner 1980 weggebrochen sind, weil dieses System in Europa gescheitert ist. Sie sagen, die Regierung – wir sind schuld, dass da jetzt die Regierung entsprechend handeln muss? Ja, es sind wahrscheinlich weit über 5 000 Menschen dort in den Gefängnissen eingekerkert worden in Kuba. Ja, und es ist nicht einer ums Leben gekommen, es kommen tagtäglich Menschen ums Leben in Kuba!

Und da ist auch nicht unbedingt das amerikanische Embargo schuld. Das hat natürlich eine Mitschuld, das würde ich nicht abstreiten, aber nicht nur alleine. Wie gesagt, die Handelspartner sind weggebrochen, weil sich die Weltordnung verändert hat. Und wir hier im Parlament, wir treten für Frieden, für Freiheit, für Meinungsfreiheit und für Rechtsstaatlichkeit ein. Und wir treten nicht für Diktatoren ein, die ihr Volk unterjochen, Herr Pineda.

Und deswegen sitzen Sie hier wahrscheinlich falsch. Ich habe mich da wirklich innerlich so darüber aufgeregt. Was Sie hier zum Besten geben, das steht nicht für Europa, das steht nicht für die Freiheit Europas, das steht nicht für unsere Politik in der Welt. Wir machen eine Friedenspolitik, und wir unterstützen keine Diktatoren! Deswegen habe ich mich wirklich so aufgeregt über Sie.

Ja, wir müssen handeln. Und wir müssen mit Kuba reden. Wir müssen in Dialog treten. Ich sage: Handel durch Wandel oder Wandel durch Handel. Und wir müssen entsprechend dafür sorgen, dass erst einmal Menschenrechtsorganisationen in das Land kommen, die dort die Gefängnisse begutachten. Und wir müssen dafür sorgen, dass Menschenrechte gewahrt werden.

(Die Präsidentin entzieht dem Redner das Wort.)

 
  
MPphoto
 

  President. – (addressing Mr Pineda) Sorry, it was clear that the rules for this debate are that we do not have blue cards and spontaneous possibilities. It’s because of the COVID rules.

Sorry, it’s not possible. I understand the problem but I cannot take you. Please, I am speaking now. I know it’s a problem but, with the rules we have and I announced it at the start of this debate I cannot give you the floor now, I’m sorry.

We are discussing in the Bureau of this Parliament if we can come back to blue cards and the other possibilities where you can speak and discuss in this House in such a situation, but for the moment it’s not possible because the decisions of this Parliament are otherwise. OK? Sorry, next time please.

 
  
MPphoto
 

  Maria Arena (S&D). – Madame la Présidente, est-ce que nous vivons des violations des droits de l’homme à Cuba? Oui. Est-ce qu’il y a un rétrécissement de l’espace de liberté d’expression à Cuba? Oui. Est-ce qu’il y a aujourd’hui des lois qui sont des lois liberticides à Cuba? Oui. Malheureusement, ce n’est pas le seul pays où nous vivons cette réalité et nous devons évidemment les condamner. Nous devons donner ce message au gouvernement cubain qu’il est nécessaire d’ouvrir les espaces de liberté. Et pour ce faire, nous avons besoin du dialogue entre l’Union européenne et Cuba et non pas d’un isolement de Cuba par rapport à notre relation.

Mais moi, ce qui m’étonne dans ce Parlement, c’est le double standard, le double langage. Et je vais comparer deux situations, celle de Cuba et celle du Viêt Nam. Est-ce que vous pensez que le Viêt Nam est un pays libre? Le Viêt Nam n’est-il pas géré par un gouvernement communiste qui est un régime dictatorial? Oui, et pourtant, la droite de ce Parlement a accordé au Viêt Nam un accord de libre-échange pour aider ce pays à sortir d’une dictature et la solution que vous proposez pour Cuba, c’est de fermer la relation avec Cuba. Et donc ce double langage concernant la question des droits humains est inacceptable. Soyons cohérents. Défendons les droits humains, qu’ils soient au Viêt Nam ou qu’ils soient à Cuba, qu’ils soient (inaudible) ou en Arabie saoudite, les droits humains sont universels et ne dépendent pas du continent sur lequel vous êtes.

 
  
MPphoto
 

  Izaskun Bilbao Barandica (Renew). – Señora presidenta, Cuba se asoma al abismo. Nuestra mejor aportación es denunciar las evidentes, graves y reiteradas vulneraciones de los derechos humanos que está protagonizando el Gobierno de Díaz-Canel e impulsar una solidaridad activa con las víctimas de esta oleada de represión.

La respuesta está en los valores e instrumentos del Acuerdo de Diálogo Político y de Cooperación entre la Unión Europea y Cuba, en las posibilidades de sanción que ofrece la Ley Magnitsky y en la cooperación y apoyo a la relatora especial sobre la situación de los defensores y defensoras de los derechos humanos de las Naciones Unidas y sus posibilidades de actuación en esta escalada.

Es momento de denuncia, pero además es hora de actuar. La presencia sobre el terreno de observadores de las Naciones Unidas y de la Unión Europea es obligada, así como la reunión inmediata del Comité Conjunto que prevé el Acuerdo de Cooperación Unión Europea-Cuba en casos de especial urgencia en materia de vulneración de derechos fundamentales.

Debemos aportar a la situación lo que más necesita: cordura, diálogo, reconocimiento de la realidad de la sociedad civil de Cuba y sus movimientos de oposición y el cese inmediato de la represión porque, en este momento, la actitud de las autoridades de la isla pone en riesgo la continuidad de este instrumento de cooperación y diálogo y los evidentes beneficios que implica para la ciudadanía cubana.

 
  
MPphoto
 

  Nicolaus Fest (ID). – Frau Präsidentin! Vielen Dank, Herr Geuking, für Ihre fulminante Rede. Auch ich hatte mir die Äußerungen von Herrn Pineda aufgeschrieben, der doch tatsächlich sagte, es gebe auf Kuba keine politische Unterdrückung. Das ist amüsant, aber wohl eher im Bereich der Scherzerklärung.

Auch andere Dinge, die wir eben hier gehört haben, waren erstaunlich. Frau Metz von den Grünen findet: Man solle die Kommunikationskanäle offenhalten, was doch wohl wahrscheinlich heißt: Nur reden, aber bloß nicht handeln.

Herr López von den Sozialisten trägt vor, dass schon bei Abschluss des Handels- und Kooperationsabkommens mit Kuba die Situation auf Kuba so elend und beschissen war, wie sie heute ist. Diesen Zynismus kann man sich wahrscheinlich nur leisten, wenn man Sozialist ist.

Und dann hörten wir noch gerade von dem zugeschalteten spanischen Kollegen, dass jetzt die Errungenschaften der Revolution auf dem Spiel stünden. Welche Errungenschaften das sind, weiß ich nicht. Wahrscheinlich bitterste Armut, ein Versagen des Gesundheitssystems und der Umstand, dass viele die Errungenschaften der Revolution am liebsten hinter sich lassen würden und das Land verlassen möchten.

Gestern hat Ursula von der Leyen hier in diesem Raum ihre State-of-the-Union-Rede gehalten und dabei, wie so häufig, die europäischen Werte zitiert. Was sind denn diese europäischen Werte, wenn wir sie mit Blick auf Kuba nicht leben? Gegen Polen und Ungarn werden sie gerade von den Linken immer wieder zitiert. Aber wenn es um die Terrorregime auf Kuba oder in Venezuela geht, dann entfernt man sich von diesen europäischen Werten, und zwar distanziert man sich geradezu davon. Insofern sollten Sie sich wirklich überlegen, ob Sie diese Widersprüchlichkeit hier weiter leben oder ob Sie nicht im Falle von Kuba nun endlich einmal die Werte leben – diese europäischen Werte –, die sie sonst immer vertreten. Diese Werte sind politische Freiheit, Meinungsfreiheit, Demokratie. Und da sollte man mal irgendwann in Kuba mit anfangen.

 
  
MPphoto
 

  Joachim Stanisław Brudziński (ECR). – Pani Przewodnicząca! Komunistyczny reżim wojskowy na Kubie zamknął miesiąc lipiec liczbą 272 skazanych więźniów politycznych w ciągu zaledwie 20 dni oraz 2–8 tys. zatrzymanych. A wszystko to po brutalnych represjach reżimu wobec Kubańczyków, którzy pokojowo demonstrowali podczas protestów i po protestach z 11 lipca. Istnieją publicznie dowody potwierdzone przez wielu zatrzymanych, że tortury, których doświadczają ofiary protestów 11 lipca na Kubie, należy uznać za zbrodnie przeciwko ludzkości, popełnione przez państwo na masową skalę przeciwko bezbronnej ludności wyłącznie z pobudek politycznych.

Szczególne zainteresowanie mojego kraju, Polski, budzi sytuacja jednego z wskazanych przez Amnesty International więźniów sumienia Hamleta Lavastidy. Ten kubański artysta został zatrzymany 26 czerwca po przyjeździe na Kubę, po rezydencji artystycznej w Berlinie i odbyciu kwarantanny. Wjechał on na Kubę z zamiarem uzyskania ponownie polskiej wizy długoterminowej w celu opieki nad małoletnim synem, obywatelem polskim. Nasza ambasada apeluje o jego uwolnienie.

 
  
MPphoto
 

  Mick Wallace (The Left). – Madam President, the latest resolution represents more barefaced interference in the internal affairs of the sovereign state of Cuba. In 1990, a resolution was passed by the European Parliament condemning Operation Gladio and demanding a full investigation into this covert operation. The calls were ignored by both NATO and the US.

Gladio is a 40-year-long operation that subverted leftist movements the world over. It involved the CIA and other EU intelligence agencies working hand-in-hand with the Sicilian and Turkish mafias, the Vatican, former Nazis and fascists that were linked to massacres, torture, coups d’état and other terrorist operations in several countries of Western Europe, most famously the assassinated Italian Prime Minister, Aldo Moro.

The fight against communism was, and is, a right-wing alliance. It is corrupt, extremist, repressive and is drenched in blood. The right-wing forces in the European Parliament calling for the continuation of sanctions or the overthrow of the Cuban Revolution, or the condemning of other leftist governments, are a continuation of the legacy of Operation Gladio.

The EU must stop anti-democratic meddling in the affairs of other sovereign nations and must learn from our past crimes in this respect. The EU should stand up to US aggression towards Cuba and their illegal sanctions, which violate the UN Charter. Operation Gladio should be fully investigated so we can show the full extent of the anti-democratic terrorism that NATO members engage in against our own citizens and sovereign nations around the world. Get real!

 
  
MPphoto
 

  Nacho Sánchez Amor (S&D). – Señora presidenta, un sistema de partido único en el siglo XXI es una anomalía histórica, es una antigualla y es un sistema no democrático.

Como la Unión Europea tiene entre sus funciones promover la democracia, tenemos que ser muy críticos con ese sistema político para proteger a los ciudadanos e intentar ayudar a provocar cambios pacíficos. Para respetar los derechos de los ciudadanos, piensen lo que piensen.

Ser contrarrevolucionario es un derecho, como serlo, y, por tanto, un derecho a pensar, a opinar y a expresarse pacíficamente, y se espera que las autoridades protejan esos derechos. Haber enviado a unos ciudadanos contra otros en la calle es una tremenda irresponsabilidad.

Por tanto, mantengamos una visión crítica con el sistema y protectora de los ciudadanos. ¿Con qué instrumentos? Nuestro gran debate.

Para nosotros, el Acuerdo de diálogo político sigue siendo la mejor opción para abordar esta situación, pero no para ponerlo en una hornacina y que no sirva para nada sino para usar todos sus mecanismos. Por ejemplo, el Decreto 35 y la Resolución 105 tienen que ser ya puestos por la Unión Europea en la agenda del próximo diálogo con Cuba en materia de derechos humanos. Y se tiene que acabar con el embargo, no solo porque el embargo es obviamente injusto, sino porque es la gran coartada del régimen para provocar la sensación de una sociedad y un país sitiado que tiene que defenderse de enemigos que le rodean.

Por tanto, debemos mantener un diálogo crítico sobre Cuba con los Estados Unidos, y los Estados Unidos y la Unión Europea deben ayudar a que los cambios para los cubanos sean mucho más pronto y mucho más profundos.

 
  
MPphoto
 

  José Ramón Bauzá Díaz (Renew). – Señora presidenta, señorías, hoy quiero dirigirme a los miembros de la bancada de los socialdemócratas, de los verdes y de la izquierda en general, para decirles que abran, de una vez por todas, los ojos y que acepten y visualicen cuál es la verdadera realidad que se está produciendo en Cuba.

Hace unos meses, Díaz-Canel actuó con contundencia, de una manera represiva absoluta contra su propio pueblo. Una manera de represión como no se conocía desde hace décadas. Políticos referentes, como es el caso de José Daniel Ferrer, llevan más de dos meses desaparecidos y son cientos los políticos que siguen secuestrados.

Y, ante esa situación, señores de las bancadas que he comentado anteriormente, siguen ustedes sin dar apoyo a la mayoría de esta Cámara para exigir un cambio en la isla. Los cubanos no tienen alimentos, los cubanos no tienen medicinas. A los cubanos se les caen literalmente sus casas sobre sus cabezas y ustedes siguen sin apoyar las resoluciones mayoritarias de esta Cámara.

¿Qué más necesitan esperar? Es el momento de actuar para evitar el sufrimiento. ¿Qué más quieren ustedes que sufran los cubanos ante este régimen dictatorial? Hemos impulsado y apoyado numerosas sanciones frente a dictadores de Latinoamérica, y también, incluso, en Bielorrusia. ¿Qué más necesitan ustedes?

Cuba cambiará. Cuba será libre, a pesar incluso de algunos esfuerzos de algunos miembros de estas bancadas; y ese cambio, no lo impedirán.

Por lo tanto, yo les llamo a que abran definitivamente los ojos, a que apoyen la libertad porque ya no les quedan más excusas.

 
  
MPphoto
 

  Elżbieta Kruk (ECR). – Pani Przewodnicząca! Po brutalnym stłumieniu największych od pół wieku antyrządowych demonstracji z 11 lipca tego roku komunistyczny reżim kubański zastosował liczne represje wobec ludności, w tym masowe aresztowania i pozorowane procesy sądowe mające zastraszyć i zmusić Kubańczyków do milczenia. Niezależne kubańskie media podają, że reżim w Hawanie nakazał tymczasowe zwolnienie pospolitych przestępców, aby w ich celach osadzić uczestników manifestacji. Istnieją dowody, że stosowano tortury. W odpowiedzi, w ramach ustawy Magnickiego, administracja amerykańska nałożyła sankcje na kubańskich przywódców wojskowych. Mimo zastosowanych przez reżim represji protesty i demonstracje rozszerzyły się na cały kraj. Na ulice większości miast i miasteczek Kuby wyszli ludzie z żądaniem wolności, odejścia komunistów od władzy. Ministrowie spraw zagranicznych 20 państw, w tym Polski, potępili masowe aresztowania na Kubie i wezwali kubański rząd do poszanowania praw człowieka.

Gdzie jest Komisja Europejska? Czy Komisja zamierza wesprzeć prawo Kubańczyków do pokojowego demonstrowania i swobodnego wyrażania opinii i ich prawo do wolności?

 
  
  

PRZEWODNICTWO: EWA KOPACZ
Wiceprzewodnicząca

 
  
MPphoto
 

  Isabel Santos (S&D). – Senhora Presidente, repudio a detenção de inúmeros manifestantes, incluindo ativistas, oposicionistas e jornalistas, na sequência dos protestos em Cuba e apelo à sua libertação imediata e incondicional. Violações de direitos humanos, da liberdade de expressão, do direito de associação e manifestação têm que ser combatidas em Cuba, como em qualquer parte do mundo.

Dito isto, convém clarificarmos se entendemos que a União Europeia deve ter um papel como ator global na defesa e promoção dos valores da democracia e dos direitos humanos ou se deve reduzir-se à irrelevância nesta matéria. Se queremos fazer a diferença, é imprescindível criar espaços para o diálogo com vista à mudança e, neste quadro, o acordo estabelecido com Cuba constitui uma ferramenta que devemos utilizar de forma exigente como via para a modernização e democratização do país.

Não há violações de direitos humanos boas e más, são todas deploráveis. Convém, então, que se reflita sobre o facto de, desde 2018, termos aprovado nove resoluções sobre a Venezuela e de este ser o quarto debate sobre Cuba sem que se tenha conseguido debater graves acontecimentos na Colômbia, no Chile, na Guatemala, nas Honduras, sem que se tenha dito nada sobre os ataques ao Estado de direito perpetrados por Bolsonaro e a terrível situação humanitária a que este tem condenado a população brasileira com o seu negacionismo. E tudo porque há uma maioria nesta câmara que não admite estes debates.

 
  
MPphoto
 

  Alicia Homs Ginel (S&D). – Señora presidenta, señora comisaria, Europa tiene que escoger: o somos un actor autónomo en el mundo, que reduce la tensión de la peligrosa política de bloques, o nos unimos a ella.

Creo que tanto este Parlamento como la Comisión tenemos claro que queremos diseñar y perseguir nuestra propia estrategia global para fortalecer el orden multilateral. Pero la derecha, sobre todo la española, parece olvidarse de esto cuando se trata de nuestras relaciones con países como Cuba.

El Grupo S&D es coherente. Condenamos los abusos de derechos humanos sin importar el país del que estamos hablando. La derecha, en cambio, impide que en este Parlamento hablemos de las vulneraciones a los derechos humanos en países de América Latina con gobiernos conservadores.

El Grupo S&D es también responsable en lo que se refiere a la posición política de Europa en el mundo. Defendemos el Acuerdo de Diálogo Político y de Cooperación que se aprobó en este Parlamento con un apoyo del 85 %. Es un marco que nos permite contribuir al desarrollo político, económico y social en Cuba.

El PPE parece que ahora preferiría tumbarlo y aislar a Cuba. Aislar a Cuba nunca ha sido una estrategia útil. Miren de lo que sirve el bloqueo de los Estados Unidos: de chivo expiatorio para el Gobierno de Cuba.

Europa tiene que estar para ayudar a las sociedades del mundo, no para obstaculizar su desarrollo. Ayudando, seguro que podemos contribuir a mejorar los derechos humanos. ¿Aislando? Seguro que no.

 
  
MPphoto
 

  Maria Grapini (S&D). – Doamnă comisară, doamnă președintă, stimați colegi, dați-mi voie mai întâi să îmi exprim compasiunea față de victimele din Cuba și să spun că da, solidaritatea nu trebuie să fie în granițele naționale ale unui stat sau ale Uniunii Europene, solidaritatea nu trebuie să aibă culoare politică. Trebuie însă să analizăm ce am putea să facem noi, Uniunea Europeană, vizavi de ceea ce se întâmplă în America Latină, în Cuba - iată, această rezoluție, venită după o altă rezoluție din 10 iunie 2021.

Sigur, sunt de acord cu lucrurile spuse în textul rezoluției. Problema este că nu se termină cu niște mijloace și măsuri pe care am putea să le luăm, pe care le avem, până la urmă, în baza statutului Uniunii Europene, ca posibilități de intervenție. Eu nu voi fi niciodată de acord să facem acest embargo față de un anumit stat și cetățenii să sufere - pe lângă lucrurile rele făcute de guvernele dictatoriale din acel stat - să mai sufere și prin acest embargo comercial.

De aceea, trebuie să ne gândim cum facem o negociere politică, atât cât ne permite statutul, și să ajutăm cetățenii din Cuba. Nu aș mai vrea dublul standard și cred că este nepregătită această rezoluție, cred că trebuia să discutăm situația din toate statele din America Latină și să avem deja soluții, și după aceea să facem rezoluții, pentru că nu ne ajută cu nimic să venim cu rezoluții după rezoluții fără a avea și măsuri concrete.

Cred că același lucru trebuie făcut și în interiorul Uniunii Europene, pentru că, din păcate, avem încălcări ale statului de drept și în statele membre ale Uniunii Europene.

 
  
MPphoto
 

  Ylva Johansson, Member of the Commission, on behalf of the Vice-President of the Commission / High Representative of the Union for Foreign Affairs and Security Policy. – Madam President, let me reply to honourable Members’ interventions on behalf of the Commission and replacing High Representative / Vice-President Borrell.

The protests of 11 July, with the participation of thousands, were the largest seen in Cuba for over 25 years. They reflect legitimate grievances about the lack of food, medicines, water and power. The COVID epidemic has severely impacted a Cuban economy already in dire need of structural reforms. But, apart from economic reasons, there was also a political dimension even though opposition groups became involved only after the initial wave of people protesting. Citizens were demanding freedom of expression, freedom of the press, increased civil and political rights, and democracy.

The EU has unequivocally supported the right of Cuban citizens to express their views and demand change, both physically and online. We are very concerned about the repression of these protests and the arrests of protesters and journalists. We call on the authorities to respect human rights, to respect universal freedoms, to release arbitrarily detained prisoners and to engage in inclusive dialogue on the grievances of its citizens.

We are also concerned about the effects of the new cyber—legislation on human rights. It’s not easy to find a solution to the current situation, but what is clear is that thorough economic reforms are required. As indicated by the declaration by High Representative / Vice-President Borrell on behalf of the European Union, the EU stands ready to support all efforts to improve the living conditions of Cubans in the context of our partnership under the EU—Cuba Political Dialogue and Cooperation Agreement. It’s our belief that we need to continue to talk to each other. Our previous policy, the Common Position of 1996, did not reap results.

Some elements for solutions are there. Last summer, Havana outlined further steps towards market liberalisation. The EU has consistently offered to support the reforms. We are already implementing cooperation programmes in economic reforms, renewable energy, environment, climate change and sustainable agriculture. In the future, we stand ready to pursue this and also to work on promoting citizens’ rights in areas such as administrative decentralisation, transparency in the functioning of public institutions, promoting non-discrimination or addressing gender violence. We will also continue to apply our policy of constructive engagement, demanding full respect of human rights and fundamental freedoms, and promoting and supporting economic reforms.

 
  
MPphoto
 

  Przewodnicząca. – Zamykam debatę.

Głosowanie odbędzie się w czwartek 16 września 2021 r.

 
Seneste opdatering: 16. november 2021Juridisk meddelelse - Databeskyttelsespolitik