Pregunta parlamentaria - E-1219/2006Pregunta parlamentaria
E-1219/2006

El Picudo Rojo y la Palmera Canaria

PREGUNTA ESCRITA E-1219/06
de David Hammerstein Mintz (Verts/ALE)
a la Comisión

El Gobierno de Canarias ha reconocido mediante Orden de 10 de febrero de 2006 la existencia de cuatro focos de picudo rojo curculiónido ferruginoso, dos en la isla de Gran Canaria y otros dos en Fuerteventura.[1]

El curculiónido ferruginoso es un organismo nocivo, originario del Sudeste Asiático, que según los expertos, se ha introducido en el Levante Español y más recientemente en Canarias y que se está difundiendo por todo el mundo como consecuencia de la importación de palmeras de gran porte, procedente de terceros países afectados (Egipto y Túnez).

Se ha podido constatar que el mencionado insecto entró en Gran Canaria en los focos de Medio Almud y Los Frailes (Municipio de Mogán) en una partida de palmeras datileras procedentes de Egipto, importadas a través de unos viveros locales , que presumiblemente pasaron los pertinentes controles fitosanitarios en la aduana del Puerto de La Luz de Las Palmas de Gran Canaria.[2]

Como consecuencia de la introducción del mencionado organismo peligra la palmera canaria (Phoenix canariensis) que es una especie endémica y frecuente de las Islas Canarias constituyendo uno de los elementos más representativos de la diversidad biológica y del paisaje canario, estando presente en las cuatro Reservas de la Biosfera declaradas por la UNESCO en esta Comunidad Autónoma (isla de El Hierro, isla de Lanzarote, isla de Gran Canaria y Los Tilos en La Palma). Además la palmera canaria tiene interés tanto como planta ornamental, en la artesanía para la elaboración de cesterías, esteras, etc., como para fines culinarios como es la obtención de la miel de palma y el guarapo.

La Directiva 2000/29/CE del Consejo[3] recoge disposiciones relativas a los controles fitosanitarios obligatorios a los que deben someterse determinados vegetales y productos vegetales procedentes de terceros países, pero no recoge la existencia del picudo rojo, no obstante exige que la importación de palmeras del género Phoenix debe ir acompañada de un pasaporte fitosanitario.

¿Piensa propiciar la Comisión que se incorpore el picudo rojo (Curculiónido ferruginoso) como plaga a la Directiva 2000/29 y ampliar la prohibición de entrada de productos vegetales a otros países del norte de África y del mundo?

Por otro lado, ¿piensa investigar la Comisión Europea la validez de los pasaportes fitosanitarios que acompañaron a las palmeras datileras que han introducido el picudo rojo en el Levante Español y Canarias?

DO C 328 de 30/12/2006