Pregunta parlamentaria - O-000070/2017Pregunta parlamentaria
O-000070/2017

    Plan de acción europeo para la economía social

    Pregunta con solicitud de respuesta oral O-000070/2017
    a la Comisión
    Artículo 128 del Reglamento
    Jens Nilsson, Ramón Luis Valcárcel Siso, Beatriz Becerra Basterrechea, Marie-Christine Vergiat, Sven Giegold, Elena Gentile, Agnes Jongerius, Brando Benifei, Clara Eugenia Aguilera García, Ernest Urtasun, Evelyn Regner, Pina Picierno, Izaskun Bilbao Barandica, Jan Keller, Jean Lambert, Jean-Paul Denanot, Maite Pagazaurtundúa Ruiz, Nessa Childers, Nicola Danti, Patrizia Toia, Ramón Jáuregui Atondo, Renata Briano, Sergio Gaetano Cofferati, Sergio Gutiérrez Prieto, Guillaume Balas, Nicola Caputo, Simona Bonafè, Damiano Zoffoli, Enrico Gasbarra, Marita Ulvskog, Jytte Guteland, Olle Ludvigsson, Anna Hedh, Eider Gardiazabal Rubial, Elena Valenciano, Sofia Ribeiro, Heinz K. Becker, Georgi Pirinski, Enrique Guerrero Salom, Maria Arena

    Procedimiento : 2017/2877(RSP)
    Ciclo de vida en sesión
    Ciclo relativo al documento :  
    O-000070/2017
    Textos presentados :
    O-000070/2017 (B8-0602/2017)
    Votaciones :
    Textos aprobados :

    En 2015, el Consejo adoptó sus conclusiones sobre «la promoción de la economía social como motor clave del desarrollo económico y social en Europa». Las conclusiones del Consejo ponen de relieve que la economía social, formada por una gran variedad de modelos empresariales —como las cooperativas, las mutualidades, las asociaciones, las fundaciones y las empresas sociales— desempeña un importante papel en la consecución de varios objetivos de la Unión, en particular en lo que se refiere al crecimiento inteligente, sostenible e inclusivo, la creación de empleos dignos, la cohesión social y la innovación social.

    Existen en Europa dos millones de empresas de la economía social que emplean a más de 14,5 millones de personas y representan el 8% del PIB de la Unión. Como destaca el informe del Parlamento sobre un pilar europeo de derechos sociales[1], la economía social representa un buen ejemplo en términos de creación de empleos de calidad, inclusión social y promoción de una economía participativa.

    En 2016, el informe del Parlamento sobre la estrategia para el mercado único[2], la Declaración de Bratislava sobre la economía social, firmada por diez Estados miembros, y el informe del Grupo de expertos sobre emprendimiento social de la Comisión (GECES) instaron a la Comisión a que elaborara un plan de acción europeo para la economía social. En mayo de 2017, nueve Estados miembros adoptaron la Declaración de Madrid sobre la economía social, que pide a la Comisión que integre un plan de acción europeo 2018-2020 en su programa de trabajo para 2018 y lo dote de la financiación adecuada con el fin de promover las empresas de la economía social en Europa e incentivar la innovación social. En su dictamen relativo a la iniciativa sobre empresas emergentes y en expansión[3], el Comité Económico y Social Europeo (CESE) pide a la Comisión que reúna todas las actuales y nuevas iniciativas de apoyo a las empresas de la economía social en una comunicación que incluya un plan de acción para la economía social.

    – ¿Qué respuesta se propone dar la Comisión a los llamamientos del Parlamento, el Consejo y varios Estados miembros para impulsar las empresas de la economía social?

    – Con el fin de responder a estas peticiones, ¿contempla la Comisión la posibilidad de elaborar un plan de acción europeo para la economía social?