Propuesta de resolución común - RC-B6-0363/2007Propuesta de resolución común
RC-B6-0363/2007

    PROPUESTA DE RESOLUCIÓN COMÚN

    26.9.2007

    presentada de conformidad con el apartado 4 del artículo 103 del Reglamento por
    para sustituir a las propuestas de resolución presentadas por los siguientes grupos: sobre Birmania

    Ciclo de vida en sesión
    Ciclo relativo al documento :  
    RC-B6-0363/2007
    Textos presentados :
    RC-B6-0363/2007
    Textos aprobados :

    Resolución del Parlamento Europeo sobre Birmania

    El Parlamento Europeo,

    –  Vista sus anteriores Resoluciones sobre Birmania y, en particular, la de 6 de septiembre de 2007[1],

    –  Visto el apartado 4 del artículo 103 de su Reglamento,

    A.  Considerando que la Alianza de Todos los Monjes Budistas Birmanos ha encabezado una oleada de manifestaciones pacíficas contra la Junta Militar represora de Birmania y ha pedido la liberación de Aung San Suu Kyi y de otros presos políticos,

    B.  Considerando que las manifestaciones han ido en aumento a pesar de las detenciones y del temor a una reacción violenta por parte de las fuerzas gubernamentales,

    C.  Considerando el llamamiento realizado el 23 de septiembre de 2007 por el Dalai Lama, en el que instaba a las autoridades birmanas a evitar la violencia contra los monjes budistas y otros manifestantes,

    D.  Considerando que el 20 de septiembre el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas apenas debatió brevemente la situación en Birmania,

    1.  Aplaude la valerosa acción de los monjes birmanos y de las decenas de millares de otros manifestantes pacíficos que se enfrentan al régimen antidemocrático y represivo que impera en Birmania;

    2.  Reitera su llamamiento en favor de la liberación inmediata de Aung San Suu Kyi y de que se garantice su plena libertad de movimiento y de expresión;

    3.  Insta a las autoridades de Birmania a que eviten toda respuesta violenta a las manifestaciones, a que garanticen que no se repetirán las matanzas atroces de las que el mundo fue testigo en 1988 y a que reconozcan, por el contrario, la legitimidad de las reivindicaciones que se están realizando en la actualidad, así como a que liberen a los manifestantes que han sido detenidos y a otros presos políticos;

    4.  Pide que se detenga el proceso constitucional ilegítimo en curso y que se sustituya por una Convención Nacional plenamente representativa que incluya a la Liga Nacional para la Democracia (LND) y a otros partidos y grupos políticos;

    5.  Pide al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que examine con urgencia la situación en Birmania y que faculte al Secretario General de las Naciones Unidas a adoptar medidas encaminadas a facilitar la reconciliación nacional y la transición a la democracia en Birmania; solicita, asimismo, a la Asamblea General de las Naciones Unidas que adopte las medidas que se impongan;

    6.  Pide al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que vele por que el Enviado Especial de las Naciones Unidas, Ibrahim Gambari, realice en el plazo más breve posible su visita prevista a Birmania y que pueda disfrutar de una plena libertad de circulación y de la posibilidad de acceder allí donde lo desee sin restricciones;

    7.  Pide al Consejo de la Unión Europea que, con carácter de urgencia, establezca contacto con los Estados Unidos, la ASEAN y otros miembros de la comunidad internacional con vistas a preparar una serie coordinada de medidas adicionales, incluidas sanciones económicas específicas, que puedan adoptarse si el régimen birmano recurre a la violencia y no responde a los llamamientos en favor de la vuelta a la democracia;

    8.  Pide a la Comisión que, en el marco del Instrumento Europeo para la Democracia y los Derechos Humanos, ponga a disposición los medios necesarios para apoyar activamente al movimiento democrático y a las ONG que trabajan por el retorno de la buena gobernanza a Birmania;

    9.  Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión, a los Gobiernos de los Estados miembros, a los Gobiernos de los países de la ASEAN, a la Liga Nacional para la Democracia, al Consejo Estatal de Paz y Desarrollo y al Secretario General de las Naciones Unidas.

    .