Procedimiento : 2010/3006(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : RC-B7-0707/2010

Textos presentados :

RC-B7-0707/2010

Debates :

PV 15/12/2010 - 18
CRE 15/12/2010 - 18

Votaciones :

PV 16/12/2010 - 6.7

Textos aprobados :

P7_TA(2010)0492

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN COMÚN
PDF 132kWORD 73k
14.12.2010
PE450.539v01-00}
PE450.548v01-00}
PE450.553v01-00}
PE450.554v01-00}
PE450.555v01-00}
PE450.556v01-00} RC1
 
B7-0707/2010}
B7-0716/2010}
B7-0721/2010}
B7-0722/2010}
B7-0723/2010}
B7-0724/2010} RC1

presentada de conformidad con el artículo 110, apartado 4, del Reglamento

para sustituir a las propuestas de resolución presentadas por los siguientes grupos:

ECR (B7‑0707/2010)

PPE (B7‑0716/2010)

S&D (B7‑0721/2010)

GUE/NGL (B7‑0722/2010)

Verts/ALE (B7‑0723/2010)

ALDE (B7‑0724/2010)


sobre la situación en Costa de Marfil


Cristian Dan Preda, Vito Bonsignore en nombre del Grupo PPE
Véronique De Keyser, Miguel Ángel Martínez Martínez, Kader Arif, Vincent Peillon en nombre del Grupo S&D
Marielle De Sarnez, Charles Goerens, Louis Michel, Annemie Neyts-Uyttebroeck, Niccolò Rinaldi, Marietje Schaake, Frédérique Ries, Johannes Cornelis van Baalen, Kristiina Ojuland, Ramon Tremosa i Balcells en nombre del Grupo ALDE
Isabelle Durant, Judith Sargentini en nombre del Grupo Verts/ALE
Charles Tannock, Michał Tomasz Kamiński, Ryszard Antoni Legutko, Tomasz Piotr Poręba, Adam Bielan, Ryszard Czarnecki en nombre del Grupo ECR
Elie Hoarau, Marie-Christine Vergiat, Marisa Matias en nombre del Grupo GUE/NGL

Resolución del Parlamento Europeo sobre la situación en Costa de Marfil  

El Parlamento Europeo,

–   Vistas sus anteriores resoluciones sobre Costa de Marfil,

–   Vistas las disposiciones del Código electoral de Costa de Marfil, en particular la Ley 2001-303 y el Decreto 2008-133, especialmente su artículo 64,

–   Visto el informe provisional de la misión de observación electoral de la Unión Europea,

–   Vistos el Comunicado del Presidente de la Unión Africana, la Declaración del Consejo de Paz y Seguridad de la Unión Africana, y el Comunicado final, de 7 de diciembre, de la Sesión Extraordinaria de la Autoridad de Jefes de Estado y de Gobierno de la Comisión de la CEDEAO sobre Costa de Marfil, celebrada en Abuja (Nigeria),

–   Vista la Declaración de la Asamblea Parlamentaria Paritaria ACP-UE aprobada en Kinshasa el 3 de diciembre de 2010,

–   Vistas las declaraciones de la Alta Representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad y Vicepresidenta de la Comisión Europea, Catherine Ashton, y en particular las de 3 de diciembre de 2010 sobre los resultados de las elecciones en Costa de Marfil y 1 de diciembre de 2010 sobre la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Costa de Marfil,

–   Vista la Declaración de 3 de diciembre de 2010 de Young Jin Choi, Representante Especial del Secretario General de las Naciones Unidas en Costa de Marfil, sobre la certificación de los resultados de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales celebrada el pasado 28 de noviembre,

–   Vista la Declaración del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas de 8 de diciembre de 2010,

–   Vistas las Conclusiones sobre Costa de Marfil adoptadas por el Consejo de Asuntos Exteriores de la Unión Europea en su 3058ª reunión el 13 de diciembre de 2010,

–   Visto el artículo 110, apartado 4, de su Reglamento,

A. Considerando las elecciones presidenciales celebradas en Costa de Marfil y la grave crisis política e institucional en la que se ha sumido el país tras la segunda vuelta de las elecciones, celebrada el 28 de noviembre de 2010; considerando que la campaña electoral para la segunda vuelta de las elecciones se caracterizó por el clima de tensión y por actos violentos en los que hubo heridos y varios muertos,

B.  Considerando que, según informes de observadores independientes, en particular de las Naciones Unidas y de la Unión Europea, las elecciones, cuya organización costó 400 millones de dólares, se desarrollaron en general de forma satisfactoria,

C. Considerando que la Comisión Electoral Independiente de Costa de Marfil (CEI) anunció la victoria de Alassane Ouattara, mientras que el Consejo Constitucional del país invalidó el resultado por un supuesto fraude en algunas zonas, y declaró vencedor a Laurent Gbagbo,

D. Considerando que el Consejo Constitucional tiene, para con el pueblo de Costa de Marfil, el deber de aplicar la ley con imparcialidad, y que la Constitución, la Ley 2001-303 y el artículo 64 del Decreto de 2008 le confieren solamente el poder de anular las elecciones presidenciales sin facultarle para proclamar resultados diferentes de los anunciados por la CEI,

E.  Considerando que dos resoluciones de las Naciones Unidas aprobadas tras el Acuerdo de paz de 2005 confían a las Naciones Unidas la responsabilidad de certificar los resultados, lo que se ha hecho por primera vez en África,

F.  Considerando que el Representante Especial del Secretario General de las Naciones Unidas certificó la calidad del proceso electoral de Costa de Marfil y que los resultados publicados por la CEI son representativos de la voluntad de los ciudadanos de Costa de Marfil, y proclamó a Alassane Ouattara vencedor de las elecciones,

G. Considerando que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas ha celebrado el anuncio de los resultados provisionales por parte de la CEI y ha reiterado su disposición a adoptar las medidas oportunas contra todo aquel que obstaculice el proceso de paz, en particular el trabajo de la CEI, tal como establece el apartado 6 de la Resolución 1946 (2010),

H. Considerando que la única fuente de legitimidad democrática es el sufragio universal, cuyos resultados han sido certificados por las Naciones Unidas,

I.   Recordando que, durante la cumbre extraordinaria del 7 de diciembre de 2010, la Comunidad Económica de los Estados del África Occidental (CEDEAO) solicitó a Laurent Gbagbo «que entregara el poder de inmediato» y suspendió a Costa de Marfil «de toda actividad hasta nuevo aviso»,

J.   Considerando que el Presidente de la Unión Africana, Bingu Wa Mutharika, proclamó en su declaración oficial de 8 de diciembre de 2010 que «Laurent Gbagbo debe respetar la voluntad del pueblo expresada en las urnas y entregar de forma pacífica el poder para evitar otro baño de sangre en África, y que la Unión Africana apoya a la CEDEAO y a los observadores internacionales que han certificado la victoria de Alassane Ouattara»,

K. Considerando la preocupación de los agentes económicos de que la situación actual pueda empobrecer al país y por ende a su población y al conjunto del África Occidental, pues Costa de Marfil representa el 40 % del PIB de la Unión Económica y Monetaria del África Occidental (UEMAO),

L.  Considerando que el Presidente saliente tiene la responsabilidad de permitir una transición pacífica que garantice la paz civil indispensable para el futuro de Costa de Marfil, retirándose y evitando de este modo nuevos sufrimientos para su pueblo y la región,

1.  Considera que la única fuente de legitimidad democrática es el sufragio universal, cuyos resultados han sido certificados por las Naciones Unidas, y pide, por consiguiente, a Laurent Gbagbo que renuncie y entregue el poder a Alassane Ouattara;

2.  Insta a todas las fuerzas políticas y armadas de Costa de Marfil a que respeten la voluntad del pueblo reflejada en los resultados de las elecciones del 28 de noviembre anunciados por la CEI y certificados por el Representante Especial del Secretario General de las Naciones Unidas;

3.  Lamenta los violentos enfrentamientos que precedieron a la proclamación de los resultados de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Costa de Marfil y expresa su más profunda solidaridad con las víctimas y sus familiares; lamenta asimismo la obstrucción política y los intentos de intimidación a miembros de la CEI, que en última instancia retrasaron el anuncio de los resultados provisionales, obstaculizando así el curso normal del proceso electoral democrático;

4.  Deplora profundamente la decisión del Consejo Constitucional de Costa de Marfil, cuyos miembros fueron todos designados por el Presidente saliente, de alterar los resultados anunciados por la Comisión Electoral, violando con ello la ley que tiene la responsabilidad de aplicar, y considera que esta decisión es contraria a la voluntad expresada por el pueblo de Costa de Marfil en las urnas;

5.  Subraya la importancia de la decisión de la Unión Africana de suspender a Costa de Marfil «de toda participación en las actividades de la organización hasta que el Presidente democráticamente elegido Alassane Ouattara asuma de forma efectiva sus funciones»;

6.  Toma nota de las declaraciones de diversos agentes de la comunidad internacional que manifiestan su apoyo al proceso electoral en Costa de Marfil y reconocen a Alassane Ouattara como vencedor legítimo de las elecciones;

7.  Apoya firmemente los esfuerzos de la Unión Africana y la CEDEAO para prevenir la violencia y asegurar el reconocimiento del Gobierno legítimo;

8.  Expresa su plena confianza en el Representante Especial del Secretario General de las Naciones Unidas responsable de la certificación de los resultados;

9.  Se manifiesta muy preocupado por el bloqueo político postelectoral en el que se encuentra actualmente el país, así como por los actos de violencia notificados que, en algunos casos, implican a las fuerzas de seguridad de Costa de Marfil; destaca la necesidad de observar atentamente la confusa situación política que reina en el país y los actos de violencia notificados;

10. Deplora los actos violentos registrados y considera prioritaria la protección de la población civil; pide a todas las partes implicadas de Costa de Marfil que eviten el riesgo de escalada de la tensión e impidan las confrontaciones; pide, por consiguiente, que se actúe para restablecer el funcionamiento democrático de las instituciones en interés exclusivamente del pueblo de Costa de Marfil y de la preservación de la paz;

11. Acoge con satisfacción todos los esfuerzos de mediación y pide a todas las fuerzas políticas de Costa de Marfil que apoyen activamente una transición pacífica evitando de este modo la división del país;

12. Condena enérgicamente los actos de intimidación dirigidos contra los observadores de la Unión Europea en Costa de Marfil que obligaron a la misión a retirarse por motivos de seguridad;

13. Deplora la suspensión de la actividad de los medios de comunicación no gubernamentales en Costa de Marfil; recuerda que es esencial que todo el pueblo de Costa de Marfil goce de pleno acceso a una información plural y diversa a través de los medios de comunicación, y pide a las autoridades de Costa de Marfil que restablezcan de inmediato un acceso equitativo a los medios de comunicación del Estado;

14. Apoya la decisión de la Unión Europea de imponer sanciones contra Laurent Gbagbo y celebra la decisión del Consejo de la Unión Europea de adoptar medidas específicas contra quienes obstruyen el proceso de paz y reconciliación nacional, en particular contra quienes ponen en peligro los resultados de las elecciones; pide a la Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad / Vicepresidenta de la Comisión, Catherine Ashton, que presente lo antes posible nuevas iniciativas para apoyar a las autoridades democráticamente elegidas de Costa de Marfil;

15. Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión, a la Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad / Vicepresidenta de la Comisión, Catherine Ashton, al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, al Secretario General de las Naciones Unidas, a la Misión de las Naciones Unidas en Costa de Marfil (ONUCI), a las instituciones de la Unión Africana, a la CEDEAO, a la Asamblea Parlamentaria Paritaria ACP-UE y a los Estados miembros de la Unión Europea.

 

Aviso jurídico - Política de privacidad