Propuesta de resolución común - RC-B7-0219/2014Propuesta de resolución común
RC-B7-0219/2014

    PROPUESTA DE RESOLUCIÓN COMÚN sobre la situación en Ucrania

    26.2.2014 - (2014/2595(RSP))

    presentada de conformidad con el artículo 110, apartados 2 y 4, del Reglamento
    para sustituir a las propuestas de resolución presentadas por los siguientes grupos:
    ECR (B7‑0219/2014)
    PPE (B7‑0220/2014)
    ALDE (B7‑0222/2014)
    S&D (B7‑0223/2014)
    Verts/ALE (B7‑0224/2014)

    José Ignacio Salafranca Sánchez-Neyra, Elmar Brok, Mairead McGuinness, Jacek Saryusz-Wolski, Laima Liucija Andrikienė, Roberta Angelilli, Sophie Auconie, Elena Băsescu, Ivo Belet, Jerzy Buzek, Mário David, Anne Delvaux, Mariya Gabriel, Michael Gahler, Andrzej Grzyb, Gunnar Hökmark, Anna Ibrisagic, Tunne Kelam, Andrey Kovatchev, Jan Kozłowski, Eduard Kukan, Krzysztof Lisek, Elżbieta Katarzyna Łukacijewska, Monica Luisa Macovei, Francisco José Millán Mon, Nadezhda Neynsky, Ria Oomen-Ruijten, Alojz Peterle, Bernd Posselt, Zuzana Roithová, Cristian Dan Preda, Jacek Protasiewicz, György Schöpflin, Salvador Sedó i Alabart, Davor Ivo Stier, Dubravka Šuica, Inese Vaidere, Andrej Plenković en nombre del Grupo PPE
    Hannes Swoboda, Libor Rouček, Ana Gomes, Marek Siwiec, Tonino Picula, Knut Fleckenstein, Evgeni Kirilov, Maria Eleni Koppa, Liisa Jaakonsaari, Boris Zala, Wolfgang Kreissl-Dörfler en nombre del Grupo S&D
    Guy Verhofstadt, Johannes Cornelis van Baalen, Marielle de Sarnez, Ramon Tremosa i Balcells, Louis Michel, Marietje Schaake, Phil Bennion, Jelko Kacin, Sarah Ludford, Izaskun Bilbao Barandica, Norica Nicolai, Catherine Bearder, Hannu Takkula, Ivo Vajgl, Eduard-Raul Hellvig, Jan Mulder, Cecilia Wikström, Gerben-Jan Gerbrandy, Graham Watson, Nathalie Griesbeck, Philippe De Backer, Frédérique Ries, Alexander Graf Lambsdorff, Nils Torvalds, Sonia Alfano, Liam Aylward, Robert Rochefort, Pat the Cope Gallagher, Rebecca Taylor, Justina Vitkauskaite Bernard, Anneli Jäätteenmäki, Stanimir Ilchev, Alexandra Thein, Marian Harkin en nombre del Grupo ALDE
    Rebecca Harms, Mark Demesmaeker, Tarja Cronberg, Bart Staes, Malika Benarab-Attou en nombre del Grupo Verts/ALE
    Charles Tannock, Paweł Robert Kowal, Ryszard Antoni Legutko, Adam Bielan, Tomasz Piotr Poręba, Ryszard Czarnecki, Marek Henryk Migalski, Valdemar Tomaševski en nombre del Grupo ECR
    Adrian Severin


    Procedimiento : 2014/2595(RSP)
    Ciclo de vida en sesión
    Ciclo relativo al documento :  
    RC-B7-0219/2014
    Textos presentados :
    RC-B7-0219/2014
    Debates :
    Textos aprobados :

    Resolución del Parlamento Europeo sobre la situación en Ucrania

    (2014/2595(RSP))

    El Parlamento Europeo,

    –   Vistas sus anteriores Resoluciones sobre la política europea de vecindad, sobre la Asociación Oriental, y sobre Ucrania, con particular referencia a la de 6 de febrero de 2014 sobre la situación en Ucrania[1],

    –   Vista su Resolución, de 12 de diciembre de 2013, sobre los resultados de la Cumbre de Vilna y el futuro de la Asociación Oriental, en particular en relación con Ucrania[2],

    –   Vistas las Conclusiones del Consejo Europeo de los días 19 y 20 de diciembre de 2013,

    –   Vistas las conclusiones de la reunión extraordinaria del Consejo de Asuntos Exteriores sobre Ucrania celebrada el 20 de febrero de 2014,

    –   Visto el artículo 110, apartados 2 y 4, de su Reglamento,

    A. Considerando que, tras la decisión del Presidente y el Gobierno de Ucrania de suspender la firma del Acuerdo de Asociación, cientos de miles de personas se echaron espontáneamente a la calle en todo el país para manifestarse en apoyo de la integración europea; que, en Kiev, los manifestantes han estado ocupando pacíficamente la plaza de la Independencia (Maidan Nezalezhnosti), pidiendo un drástico cambio político a fin de forzar al Gobierno a revisar su decisión;

    B.  Considerando que las autoridades, encabezadas por el Presidente Yanukóvich, incumplieron claramente la ley al autorizar a las fuerzas de seguridad a usar munición real contra los manifestantes y al desplegar francotiradores en los tejados en la plaza de la Independencia y los alrededores, donde desde finales de noviembre de 2013 ha estado el centro de las manifestaciones antigubernamentales y proeuropeas; que manifestantes y transeúntes han sido ejecutados en las calles de Kiev, lo que ha provocado indignación y suscitado condenas a escala internacional;

    C. Considerando que, al mismo tiempo, tres ministros de Asuntos Exteriores de la UE se desplazaron a Kiev con el fin de mediar para lograr una solución de compromiso entre el Presidente Yanukóvich y la oposición; que consiguieron negociar un acuerdo sobre una hoja de ruta para una salida pacífica y democrática de la crisis; que el enviado especial de Rusia también facilitó el acuerdo, pero sin firmarlo;

    D. Considerando que, por ello, la UE decidió imponer sanciones selectivas que incluyeran la congelación de activos y la prohibición de visados para los responsables de violaciones de los derechos humanos, actos de violencia y uso excesivo de la fuerza; que los Estados miembros decidieron además suspender las licencias de exportación de equipos que podrían utilizarse para la represión interna y volver a examinar las licencias de exportación de equipos cubiertos por la Posición Común 2008/944/PESC;

    E.  Considerando que los ciudadanos de Lviv y Donetsk tomaron la iniciativa de utilizar las lenguas rusa y ucraniana respectivamente en su vida cotidiana el 26 de febrero de 2014, como gesto de solidaridad y unidad para el conjunto del país;

    F.  Considerando que la Rada Suprema aprobó, el 21 de febrero de 2014, una resolución en la que denunciaba las operaciones «antiterroristas» y pedía la retirada de las fuerzas de seguridad del centro de Kiev; que, de esta forma, el Parlamento demostró su determinación de desempeñar un papel fundamental y de asumir el control de la situación del país; que al día siguiente votó la destitución del Presidente Yanukóvich, la vuelta a la Constitución de 2004, la celebración de elecciones anticipadas el 25 de mayo de 2014 y la liberación de la antigua Primera Ministra Yulia Timoshenko;

    1.  Rinde homenaje a los que luchan y mueren por los valores europeos y expresa sus más sentidas condolencias a las familias de las víctimas, condena firmemente todos los actos de violencia y pide a todos los ciudadanos ucranianos, así como a los líderes políticos y cívicos, que actúen con la máxima responsabilidad en este momento histórico para Ucrania;

    2.  Condena enérgicamente las acciones brutales y desproporcionadas de las fuerzas antidisturbios como los Berkut, los francotiradores y otros que provocaron la dramática escalada de violencia; lamenta las muertes y los daños sufridos por todas las partes, y expresa sus más sinceras condolencias a las familias de las víctimas; advierte de que toda nueva escalada de violencia sería catastrófica para la nación ucraniana y podría socavar la unidad y la integridad territorial del país; hace hincapié en la importancia fundamental que reviste que todas las partes demuestren sentido de la responsabilidad, contención y compromiso con un diálogo político inclusivo y excluyan las represalias extrajudiciales; insta a todas las fuerzas políticas a que cooperen en este momento decisivo para Ucrania y faciliten soluciones de compromiso, alejándose claramente de los extremistas y evitando la provocación y las acciones violentas que pueden avivar los movimientos separatistas;

    3.  Acoge con satisfacción el responsable papel desempeñado por la Rada Suprema al asumir plenamente sus prerrogativas constitucionales y colmar el vacío político e institucional creado por la dimisión del Gobierno y la destitución del Presidente, depuesto posteriormente por el Parlamento; toma nota de las medidas adoptadas hasta ahora por el Parlamento, en particular por lo que se refiere a la vuelta a la Constitución de 2004, la decisión de celebrar elecciones presidenciales el 25 de mayo de 2014, la decisión de retirar a la policía y las fuerzas de seguridad y la liberación de Yulia Timoshenko; destaca la importancia de que el Parlamento ucraniano y sus diputados sigan respetando el Estado de Derecho;

    4.  Encomia al pueblo de Ucrania por el ordenado cambio en el poder y por la resistencia cívica que ha demostrado durante estos últimos meses, y subraya que esta protesta cívica y popular sirve de ejemplo y supondrá un punto de inflexión en la historia de Ucrania; hace hincapié en que esta victoria democrática y cívica no debe verse empañada por un espíritu de venganza ni por actos de represalia contra adversarios o por luchas políticas internas; subraya que aquellos que cometieron crímenes contra los ciudadanos de Ucrania y que abusaron de los poderes del Estado deben comparecer ante tribunales independientes; pide la creación de una comisión independiente para investigar las violaciones de los derechos humanos que se han registrado desde el inicio de las manifestaciones, en estrecha colaboración con el Grupo Consultivo Internacional del Consejo de Europa y la OSCE;

    5.  Apoya el planteamiento de doble vía de la UE, en el que se combinan esfuerzos diplomáticos intensos con la imposición de sanciones selectivas contra los responsables de ordenar violaciones de los derechos humanos relacionadas con la represión política; pide que se impongan las sanciones selectivas decididas por el Consejo de Asuntos Exteriores, e insta a los Estados miembros a que apliquen su propia legislación en materia de lucha contra el blanqueo de capitales para poner fin a los flujos de dinero malversado procedente de Ucrania y garantizar la devolución de los activos robados depositados en la UE; considera que debe iniciarse de inmediato una investigación realmente independiente de los delitos cometidos y que las sanciones selectivas deben levantarse en cuanto mejore la situación de Ucrania y comience a dar resultados dicha investigación de los delitos cometidos; pide que se investigue la masiva malversación de fondos y bienes estatales por los amigos y la «familia» del depuesto Presidente Yanukóvich, que se congelen todos sus bienes a la espera de que se aclare su origen y, si se demuestra que son fruto del robo, que los devuelvan los Gobiernos de los Estados miembros;

    6.  Insta a la Comisión, a los Estados miembros y a las organizaciones humanitarias internacionales a que desplieguen ayuda médica y humanitaria rápida, sólida y directa para todas las víctimas;

    7.  Pide a todas las partes y a los terceros países que respeten y respalden la unidad y la integridad territorial de Ucrania; pide a todas las fuerzas políticas de Ucrania y a todos los actores internacionales implicados que se comprometan a trabajar por la integridad territorial y la unidad nacional de Ucrania teniendo en cuenta la composición cultural y lingüística del país, así como su historia; pide al Parlamento de Ucrania y al Gobierno entrante que respeten los derechos de las minorías en el país, así como el uso del ruso y otras lenguas minoritarias; pide la adopción de un nuevo acto legislativo acorde con las obligaciones contraídas por Ucrania en virtud de la Carta Europea de las Lenguas Regionales o Minoritarias;

    8.  Recuerda que los Estados Unidos de América, la Federación de Rusia y el Reino Unido garantizaron las actuales fronteras de Ucrania en el Memorando de Budapest sobre garantías de seguridad, cuando Ucrania renunció a las armas nucleares y se adhirió al Tratado sobre la No Proliferación de las Armas Nucleares; recuerda a la Federación de Rusia que, junto con los otros dos países mencionados, se comprometió en el mismo documento a abstenerse de utilizar la coerción económica para subordinar a sus propios intereses el ejercicio por Ucrania de los derechos inherentes a su soberanía y, por lo tanto, para obtener ventajas de ningún tipo;

    9.  Destaca la importancia de que no se pierda el impulso al abordar las causas últimas de la crisis y al afianzar la confianza de los ciudadanos en la política y las instituciones; considera asimismo que ello requiere reformas constitucionales y estructurales encaminadas a crear un sistema eficaz de controles y equilibrios, una relación más estrecha entre la política y la sociedad, el Estado de Derecho, la responsabilidad y un sistema judicial realmente independiente e imparcial, así como elecciones creíbles;

    10. Acoge con satisfacción las conclusiones del Consejo extraordinario de Asuntos Exteriores celebrado el 20 de febrero de 2014 y, en particular, la decisión de imponer sanciones selectivas, como el bloqueo de activos y la prohibición de visados contra los responsables de violaciones de los derechos humanos, actos de violencia y uso excesivo de la fuerza, y la suspensión de las licencias de exportación de equipos que puedan ser utilizados para fines de represión interna; toma nota del enorme impacto que estas sanciones han tenido en la opinión pública ucraniana, y considera que estas medidas podrían haberse adoptado antes; considera, no obstante, que deben mantenerse esas sanciones como parte de la política de la UE con respecto a Ucrania durante este período de transición;

    11. Acoge con satisfacción la liberación de la antigua Primera Ministra Yulia Timoshenko, y espera que simbolice el fin de una justicia selectiva y motivada políticamente en Ucrania; pide la liberación inmediata e incondicional de todos los manifestantes y presos políticos detenidos ilegalmente, la retirada de todos los cargos contra ellos y su rehabilitación política;

    12. Insta a todas las fuerzas políticas a que colaboren en este momento decisivo para Ucrania en pos de una transición política pacífica, un programa de reformas ambicioso y de amplia base y un gobierno con criterios europeos, a que respeten la unidad y la integridad territoriales del país y a que faciliten soluciones de compromiso para el futuro de Ucrania; pide a las autoridades de transición que garanticen los derechos y libertades democráticos a todas las fuerzas políticas democráticas y eviten los ataques a cualquiera de ellas;

    13. Reitera que el Acuerdo de Asociación / Acuerdo de Libre Comercio de Alcance Amplio y Profundo ya está listo para su firma por el nuevo Gobierno y se podrá firmar tan pronto como el nuevo Gobierno desee hacerlo;

    14. Celebra el hecho de que, de los tres indicadores fijados por el Consejo de Asuntos Exteriores de 2012, el relativo al fin de la justicia selectiva (encarcelamiento de Yulia Timoshenko) se haya cumplido, mientras que los dos restantes sobre el sistema judicial y el electoral, que son reivindicaciones del movimiento de protesta, sean ya objeto de cambios y reformas profundos, que con suerte completará pronto el nuevo Gobierno de coalición con el apoyo de la nueva mayoría parlamentaria;

    15. Pide a la Comisión que colabore con las autoridades ucranianas a fin de encontrar la manera de contrarrestar los efectos de las medidas de represalia adoptadas por Rusia para paralizar la firma del Acuerdo de Asociación, así como de posibles nuevas medidas; celebra el anuncio por parte de Olli Rehn, Comisario de Asuntos Económicos y Monetarios y Euro, acerca de la disposición de la UE a facilitar un paquete de ayuda económica sustancial y ambicioso (tanto a corto como a largo plazo), una vez que se aplique una solución política sobre la base de principios democráticos, un compromiso con las reformas y el nombramiento de un gobierno legítimo; pide a Rusia que adopte una actitud constructiva para que se den las condiciones en que Ucrania pueda beneficiarse de sus relaciones bilaterales, tanto con la UE como con Rusia; insta a la UE y a sus Estados miembros a que hablen con Rusia con una sola voz para apoyar las aspiraciones europeas de Ucrania y otros países de la Asociación Oriental que elijan libremente profundizar sus relaciones con la UE;

    16. Espera que el Consejo y la Comisión ofrezcan en el plazo más breve posible, junto con el FMI y el Banco Mundial, ayuda económica a corto plazo y un mecanismo de apoyo a la balanza de pago, acompañados de un paquete de medidas de ayuda financiera a largo plazo, en conjunción con el BERD y el BEI, para que Ucrania pueda hacer frente al deterioro de su situación económica y social, y que faciliten ayuda económica para acometer las profundas reformas necesarias en la economía ucraniana; pide que se celebre, sin retrasos innecesarios, una conferencia de donantes; pide a la Comisión y al SEAE que hagan el mejor uso posible de los fondos puestos a disposición de Ucrania en el marco de los actuales instrumentos financieros, y que estudien la posibilidad de poner a su disposición lo antes posible recursos adicionales;

    17. Reconoce que la corrupción generalizada a todos los niveles de gobierno continúa obstaculizando el potencial de desarrollo de Ucrania y socava la confianza de los ciudadanos en sus propias instituciones; insta al nuevo Gobierno, por tanto, a que conceda la máxima prioridad en su programa a la lucha contra la corrupción, y pide a la UE que le asista en esos esfuerzos;

    18. Subraya la urgente necesidad de establecer un sistema judicial realmente independiente e imparcial;

    19. Pide al Consejo que autorice a la Comisión a acelerar el diálogo con Ucrania en materia de visados; destaca que la rápida conclusión del acuerdo de liberalización de visados (siguiendo el ejemplo de Moldavia) entre la UE y Ucrania es la mejor manera de responder a las expectativas de la sociedad civil y la juventud de dicho país; solicita, mientras tanto, la introducción inmediata de procedimientos de visado temporales, sencillos y gratuitos a escala de la UE y de Estado miembro, acompañados de una mayor cooperación en materia de investigación, el incremento de los intercambios entre jóvenes y el aumento del número de becas disponibles;

    20. Considera que las disposiciones del Acuerdo de Libre Comercio de Alcance Amplio y Profundo no representan ningún reto comercial para la Federación de Rusia y que el Acuerdo de Asociación no es un impedimento para las buenas relaciones de Ucrania con su vecino del Este; subraya que la inestabilidad en la vecindad compartida no interesa ni a la UE ni a Rusia; hace hincapié en que aplicar métodos coercitivos de carácter político, económico o de otro tipo supone una violación del Acta Final de Helsinki;

    21. Toma nota de la decisión de celebrar elecciones presidenciales el 25 de mayo de 2014; destaca la necesidad de velar por que las elecciones sean libres y justas; anima encarecidamente a la Rada Suprema a que adopte la legislación electoral necesaria, en línea con las recomendaciones de la Comisión de Venecia, incluida una nueva ley sobre la financiación de los partidos políticos que aborde las cuestiones determinadas por el GRECO y la OSCE/OIDDH; solicita la observación internacional de las próximas elecciones y se declara dispuesto a organizar su propia misión de observación a tal efecto mediante una importante misión de observación electoral del Parlamento; opina que las elecciones legislativas deben organizarse rápidamente después de las elecciones presidenciales y antes de que finalice el año; pide a la Comisión, al Consejo de Europa y a la OSCE/OIDDH que proporcionen un apoyo reforzado en la fase anterior a las elecciones y organicen una misión numerosa de observación electoral a largo plazo para que las elecciones presidenciales previstas el 25 de mayo de 2014 pueden celebrarse de acuerdo a las normas más estrictas y que su resultado sea aceptado por todos los contendientes; solicita que se envíe en comisión de servicio a personal del Parlamento Europeo a la delegación de la UE en Kiev durante un período transitorio hasta las elecciones;

    22. Acoge con satisfacción el reciente reconocimiento por el Consejo de que el Acuerdo de Asociación, incluida una zona de libre comercio de alcance amplio y profundo (ZLCAP), no constituye el objetivo final de la cooperación UE-Ucrania; señala que la UE está dispuesta a firmar el AA/ZLCAP en cuanto se resuelva la crisis política actual y las nuevas autoridades ucranianas estén preparadas para una perspectiva europea seria; recuerda asimismo que el artículo 49 del TUE se aplica a Ucrania, como a cualquier otro Estado europeo, siempre que suscriba los principios de la democracia, respete las libertades fundamentales y los derechos humanos y de las minorías y garantice el Estado de Derecho;

    23. Expresa su apoyo a la iniciativa de la sociedad civil y al margen de los partidos de crear una «Plataforma de Maidán» con el fin de desarrollar una estrategia para superar la corrupción endémica en Ucrania;

    24. Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión, a los Gobiernos de los Estados miembros, al Presidente en funciones, al Gobierno y al Parlamento de Ucrania, al Consejo de Europa y al Presidente, al Gobierno y al Parlamento de la Federación de Rusia.