Volver al portal Europarl

Choisissez la langue de votre document :

 Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2001/2144(COS)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : A5-0067/2002

Textos presentados :

A5-0067/2002

Debates :

Votaciones :

Textos aprobados :

P5_TA(2002)0206

Textos aprobados
PDF 131kWORD 42k
Jueves 25 de abril de 2002 - Bruselas
Informe anual sobre la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres en la Unión Europea (2000)
P5_TA(2002)0206A5-0067/2002

Resolución del Parlamento Europeo sobre el informe de la Comisión al Consejo, al Parlamento Europeo, al Comité Económico y Social y al Comité de las Regiones: Informe anual sobre la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres en la Unión Europea (2000) (COM(2001) 179 - C5-0344/2001 - 2001/2144 (COS))

El Parlamento Europeo,

–  Visto el informe de la Comisión (COM(2001) 179 - C5-0344/2001),

–  Vistos el artículo 2, el apartado 2 del artículo 3, el artículo 13, el apartado 1 del artículo 137 y el artículo 141 del Tratado CE,

–  Vista su Resolución, de 5 de octubre de 2000, sobre los informes de la Comisión "Igualdad de oportunidades para mujeres y hombres de la Unión Europea -1997, 1998, 1999" (COM(98) 302 - C5-0106/1999, COM(1999) 106 - C5-0289/2000, COM(2000) 123 - C5-0290/2000 - 1999/2109(COS))(1),

–  Vista su Resolución, de 18 de mayo de 2000, sobre el seguimiento de la Plataforma de Acción de Pekín (2000/2020(INI))(2),

–  Visto el documento final de la Conferencia de las Naciones Unidas "Beijing + 5" que se celebró en Nueva York en junio de 2000,

–  Vista su Resolución, de 15 de noviembre de 2000, sobre la estrategia comunitaria sobre la igualdad entre hombres y mujeres (COM(2000) 335 - C5-0386/2000 - 2000/0143(CNS))(3),

–  Vista la Decisión 2001/51/CE del Consejo, de 20 de diciembre de 2000, por la que se establece un programa de acción comunitaria sobre la estrategia comunitaria en materia de igualdad entre hombres y mujeres (2001-2005)(4),

–  Visto el dictamen del Comité de las Regiones(5),

–  Visto el apartado 1 del artículo 47 de su Reglamento,

–  Visto el informe de la Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Oportunidades (A5&nbhy;0067/2002),

A.  Considerando que durante los últimos años los mayores esfuerzos en materia de igualdad de oportunidades se han desarrollado en ámbitos en los que ya se había trabajado con anterioridad, sin que por ello se hayan eliminado las discriminaciones, y que, por tanto, resulta necesario continuar estos esfuerzos, extendiéndolos asimismo a otros ámbitos,

B.  Considerando que en lo que se refiere a la transversalidad se ha avanzado mucho en las políticas comunitarias, pero no tanto en las políticas nacionales de cada Estado miembro,

C.  Considerando que los mayores esfuerzos en el pilar de la igualdad de la Estrategia Europea de Empleo se han dirigido a conciliar la vida familiar y laboral y que, en cambio, no se han emprendido suficientes acciones encaminadas a reducir la diferencia de retribución entre los sexos,

D.  Considerando la necesidad de fomentar con mayor ímpetu la igualdad de oportunidades en los otros tres pilares de la Estrategia Europea de Empleo, esto es, en la empleabilidad, en el espíritu de empresa y en la adaptabilidad,

E.  Considerando que la tasa de desempleo de las mujeres en la Unión Europea supera en tres puntos a la de los hombres; que el mercado de trabajo sigue estando segregado horizontal y verticalmente, que las mujeres se concentran en determinadas profesiones, ocupaciones e industrias y que en todos los sectores están infrarrepresentadas en los puestos de dirección bien remunerados; que la tasa de empleo de las mujeres en la Unión Europea sigue siendo inferior en 18,2 puntos a la de los hombres; que, como media, la remuneración de las mujeres equivale a aproximadamente un 77% de la de los hombres, que en la Unión Europea las diferencias de salario entre hombres y mujeres siguen siendo aún muy importantes hombres y que sigue sin aplicarse correctamente la Directiva 75/117/CEE del Consejo, de 10 de febrero de 1975, relativa a la aproximación de las legislaciones de los Estados Miembros que se refieren a la aplicación del principio de igualdad de retribución entre los trabajadores masculinos y femeninos(6),

F.  Considerando que, tal como se desprende del Decimoséptimo informe anual de la Comisión sobre el control de la aplicación del Derecho comunitario (1999) (COM(2000) 92) y de la Resolución del Parlamento Europeo de 4 de septiembre de 2001(7) sobre dicho informe de la Comisión, el número de casos de incumplimiento de la legislación relativa a la igualdad de trato entre mujeres y hombres sigue siendo considerable,

G.  Considerando que aunque algunos países candidatos han incorporado ya a su ordenamiento jurídico la legislación comunitaria sobre igualdad de trato y de oportunidades, aún hay muchos a los que les queda un gran trabajo por hacer para aplicarla correctamente, especialmente en lo que se refiere a la capacidad institucional y administrativa para aplicar y hacer cumplir la legislación sobre igualdad,

H.  Considerando que el proceso de ampliación coincide con el de la expansión de la trata de mujeres con fines de explotación sexual, sobre todo a través de la prostitución,

I.  Considerando la voluntad de la Comisión de proponer en el 2002 una nueva directiva sobre la igualdad, basada en el artículo 13 del TCE,

1.  Observa con satisfacción que el informe anual de la Comisión incluye una evaluación crítica y sistemática de las iniciativas comunitarias y nacionales en materia de igualdad de oportunidades entre las mujeres y los hombres emprendidas durante 2000, y se congratula por su contenido, que constituye un progreso cualitativo en comparación con el de los informes de años anteriores;

2.  Insta a la Comisión a que siga presentando informes anuales, que constituyen un instrumento esencial para el seguimiento, la evaluación y el control, de forma global y coherente, de la política llevada a cabo por la Comunidad y los Estados miembros, incluida la aplicación efectiva de la legislación comunitaria en el ámbito de la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres;

3.  Considera que la Comisión debería plantearse cómo alentar y conseguir que los Estados cumplan con la transversalidad y la integración de la igualdad de género en todas sus políticas;

4.  Toma nota de la ligera disminución en 2000 de la diferencia entre sexos en las tasas de empleo, pero constata con preocupación que una proporción excesivamente grande de mujeres sigue concentrándose en puestos a tiempo parcial, precarios y de baja cualificación;

5.  Lamenta que, en el marco de la Estrategia Europea de Empleo, pocos Estados miembros hayan consagrado esfuerzos a integrar la igualdad entre mujeres y hombres en sus planes de acción nacional (PAN) para 2000, y que, desde el punto de vista del género, muchas medidas se consideran aún neutras;

6.  Pide a los Estados miembros que, teniendo en cuenta el objetivo fijado por el Consejo Europeo de Lisboa de marzo de 2000 de elevar la tasa de empleo global de las mujeres hasta un 60% de aquí a 2010 que:

   a) integren, a la hora de elaborar sus PAN para la ejecución de las líneas directrices para el empleo, integren la dimensión de género en las políticas relativas al empleo contempladas en los tres primeros pilares de las líneas directrices en cuestión,
   b) fijen objetivos específicos y adopten reglamentaciones sobre las medidas positivas a fin de disgregar el mercado de trabajo,
   c) introduzcan objetivos cuantitativos precisos y fechas límite para reducir las diferencias de remuneración entre los hombres y las mujeres,
   d) establezcan indicadores comparables, así como procedimientos de seguimiento y evaluación de la igualdad de oportunidades en todos los ámbitos del empleo;

7.  Hace hincapié en que la conciliación de la vida profesional y de la vida familiar es una condición primordial para una igualdad de hecho, y se congratula por las alentadoras iniciativas adoptadas por los Estados miembros en este ámbito por lo que respecta a las guarderías; considera, no obstante, que esta cuestión no se limita a la mejora de la infraestructura de los servicios de asistencia a los niños sino que concierne también a otras personas dependientes, como las personas de edad avanzada, enfermas o con discapacidad, con respecto a las cuales se han realizado pocos progresos;

8.  Manifiesta su decepción al constatar que en este informe anual apenas se detallan las acciones de la Comisión orientadas al cumplimiento de la legislación existente en materia de igualdad de trato en los Estados miembros y pide a la Comisión que intensifique sus continuas gestiones al respecto e informe sobre las mismas en el próximo informe anual sobre la igualdad de oportunidades;

9.  Destaca la necesidad de adoptar a nivel comunitario y nacional medidas innovadoras y de fijar objetivos específicos destinados, por una parte, a promover una distribución equilibrada de la actividad profesional y del trabajo doméstico entre las mujeres y los hombres mediante el desarrollo de regímenes de trabajo que permitan una conciliación real de la vida familiar y profesional, en particular por lo que respecta a la organización del tiempo de trabajo, mediante la revisión de las disposiciones relativas al permiso parental, en particular para los padres, y a la capacidad de inserción profesional, así como mediante la reorganización de los servicios públicos y privados, y, por otra, a fomentar una igualdad social entre mujeres y hombres mediante la individualización de los derechos sociales y fiscales;

10.  Toma nota con preocupación de que las mujeres sólo representan el 20% de los alumnos en los estudios de tecnologías de la información y de la comunicación, de que, por lo general, están muy poco representadas en este ámbito y de que su acceso limitado a los nuevos conocimientos les impide obtener empleos muy cualificados y los puestos mejor remunerados en los sectores muy vinculados a las tecnologías de la información; pide a los Estados miembros que, conforme a las orientaciones políticas definidas por el Consejo Europeo de Niza de diciembre de 2000, faciliten el acceso de las mujeres a la educación y a la formación a lo largo de toda la vida, en particular a la formación en nuevas tecnologías; recuerda, a este respecto, la necesidad de fijar objetivos nacionales relativos a las tasas de participación en todos los niveles de la educación y de la formación, e insta a que se adopten iniciativas (programas especiales de formación, campañas de información, etc.) a nivel nacional, regional o local, a fin de atraer a las mujeres al sector de las nuevas tecnologías;

11.  Toma nota del esfuerzo realizado en materia de elaboración de estadísticas, pero considera que deben consagrarse más esfuerzos a este fin, incluyendo a los países candidatos a la adhesión, por lo que respecta a las estadísticas desglosadas por sexo, que pueden proporcionar una información objetiva para identificar las diferencias y los problemas entre las mujeres y los hombres y que permiten evaluar la integración de la dimensión del género al poner de relieve los efectos en las mujeres y en los hombres de las diferentes políticas aplicadas; pide a este fin a la Comisión que, con vistas a elaborar y actualizar regularmente las estadísticas, utilice plenamente las posibilidades de financiación que ofrece el nuevo programa de acción (2001-2005) en materia de igualdad entre las mujeres y los hombres; solicita a la Comisión que haga todo lo posible para que se conceda una ayuda financiera y técnica adecuada a los países candidatos a la adhesión, a fin de que puedan desarrollar y adaptar sus métodos estadísticos a los utilizados en la Comunidad Europea;

12.  Sugiere a la Comisión que, para lograr una más amplia repercusión social y un compromiso más fuerte con la igualdad entre mujeres y hombres por parte de los Estados miembros en la elaboración de estadísticas y tablas comparativas los países se ordenen de mejor a peor en función de sus resultados respecto al concepto medido y sus consecuencias para la igualdad de género y no por orden alfabético o protocolario; propone, además, que se tenga en cuenta y se debata la posibilidad de elaborar un índice de desarrollo de género dentro de la Unión Europea;

13.  Anima a la Comisión a que, dado que sólo un 23% de las empresas en la Unión son propiedad de mujeres, aborde directamente este asunto mediante la realización de un informe exhaustivo que incluya datos precisos y comparables que faciliten el análisis y que permitan identificar los principales problemas de este colectivo y que proponga posibles soluciones;

14.  Pide a la Comisión que, teniendo en cuenta la nueva reglamentación sobre los Fondos Estructurales (2000-2006) que convierten la eliminación de las desigualdades y la promoción de la igualdad entre las mujeres y los hombres en un principio fundamental de la política y de la acción comunitarias, elabore un informe de evaluación sobre los progresos realizados en materia de integración de la dimensión de la igualdad de oportunidades en los Fondos Estructurales;

15.  Reitera su posición recordando sus Resoluciones de 2 de marzo de 2000 sobre las mujeres en el proceso de toma de decisiones(8) y de 18 de enero de 2001 sobre el informe de la Comisión sobre la aplicación de la recomendación 96/694 del Consejo, de 2 de diciembre de 1996, relativa a la participación equilibrada de las mujeres y de los hombres en los procesos de toma de decisión (COM(2000)120 -C5-0210/2000 - 2000/2117(COS))(9), en favor de la participación equilibrada de las mujeres y de los hombres en los procesos de toma de decisiones como elemento indispensable para asegurar el buen funcionamiento de una sociedad democrática; recuerda que esta cuestión figura entre las cinco prioridades centrales de la nueva estrategia marco en materia de igualdad entre las mujeres y los hombres (2001-2005), cuyo ámbito de aplicación comprende la igualdad de la participación tanto en la vida política como en la vida económica y social;

16.  Sugiere, en consecuencia, a la Comisión que presente propuestas innovadoras a fin de alentar a los Estados miembros a mejorar en sus ámbitos internos la participación equilibrada de las mujeres y de los hombres en la adopción de decisiones y, en ese sentido, lamenta que el informe de la Comisión Europea no mencione los mecanismos contenidos en la Resolución del Parlamento Europeo de 18 de enero de 2001 tales como las cuotas o los sistemas de cremallera en la elaboración de las listas electorales, entre otros;

17.  Manifiesta su preocupación por la lentitud de los progresos por lo que respecta al incremento de la participación de las mujeres en puestos de responsabilidad y en el proceso de toma de decisiones en los ámbitos político, económico y social, y, vista la situación en los países candidatos a la adhesión, recuerda la necesidad de elaborar una estrategia europea global, que comprenda trabajos de investigación, intercambio de información y experiencias, acciones de sensibilización y medidas para que se pueda conciliar la vida profesional y la vida familiar, a fin de promover una participación equilibrada de las mujeres y de los hombres en los órganos de decisión públicos y privados; pide a la Comisión que conceda prioridad a la publicación y actualización sistemática de estadísticas comparables en este ámbito; insta a que en el marco de las negociaciones relativas a la adhesión se examine el problema de la participación de las mujeres en el proceso de toma de decisiones;

18.  Llama la atención sobre el riesgo de equiparar metodológicamente violencia doméstica y trata de mujeres ya que, a pesar de que su combate comparte algunos elementos (como, por ejemplo, la persecución penal, la prevención, la asistencia y la protección de las víctimas), la naturaleza y características de ambos fenómenos son muy diferentes y exigen enfoques distintos que se echan en falta en el informe de la Comisión Europea;

19.  Opina que la ampliación de la Unión Europea tiene en la actualidad gran prioridad política y que, en este contexto, deben utilizarse las políticas comunitarias en el ámbito de la igualdad de oportunidades, pero asimismo en el ámbito de la política social y de empleo para promover los derechos de las mujeres y para eliminar todas las desigualdades, políticas, económicas o sociales, en una Unión Europea ampliada; destaca, en este contexto, que el respeto del acervo comunitario en materia de igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres constituye una condición indispensable para la adhesión;

20.  Pide a la Comisión que garantice la efectividad de la incorporación del acervo comunitario en materia de derechos de las mujeres y que aliente a los países candidatos a la adhesión a que creen estructuras institucionales y administrativas para aplicar y garantizar el respeto de los derechos a la igualdad de oportunidades, particularmente en el ámbito económico y social;

21.  Manifiesta su preocupación, por una parte, por la expansión de la trata de mujeres con fines de explotación sexual y, por otra, por el incremento de la violencia doméstica en numerosos países; pide a la Unión Europea y a los países candidatos a la adhesión que adopten medidas urgentes para prever sanciones penales adecuadas, para preparar mecanismos de apoyo y protección a las víctimas y para abordar las causas estructurales que son la pobreza y la precariedad femenina;

22.  Encarga a su Presidente que transmita la presente resolución al Consejo, a la Comisión y a los Gobiernos de los Estados miembros.

(1) DO C 178 de 22.6.2001, p. 281.
(2) DO C 59 de 23.2.2001, p. 258.
(3) DO C 223 de 8.8.2001, p. 149.
(4) DO L 17 de 19.1.2001, p. 22.
(5) CdR 349/2001 fin., aprobado el 10.9.2001.
(6) DO L 45 de 19.2.1975, p. 19.
(7) DO C 72 E de 21.3.2002, p. 72.
(8) DO C 346 de 4.12.2000, p. 82.
(9) DO C 262 de 18.9.2001, p. 248.

Aviso jurídico - Política de privacidad