Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2008/2098(INI)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : A6-0463/2008

Textos presentados :

A6-0463/2008

Debates :

Votaciones :

PV 18/12/2008 - 6.9
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P6_TA(2008)0624

Textos aprobados
PDF 166kWORD 84k
Jueves 18 de diciembre de 2008 - Estrasburgo
Plan de Acción Europeo de Movilidad Laboral (2007-2010)
P6_TA(2008)0624A6-0463/2008

Resolución del Parlamento Europeo, de 18 de diciembre de 2008, sobre el Plan de Acción Europeo de Movilidad Laboral (2007-2010) (2008/2098(INI))

El Parlamento Europeo,

–  Visto el Tratado constitutivo de la Comunidad Europea, y, en particular, sus artículos 18, 136, 145, 149 y 150,

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 6 de diciembre de 2007, titulada "La movilidad, un instrumento para más y mejor empleo: el Plan de Acción Europeo de Movilidad Laboral (2007-2010)" (COM(2007)0773),

–  Vista la Directiva 2005/36/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 7 de septiembre de 2005, relativa al reconocimiento de cualificaciones profesionales(1),

–  Vista la Directiva 2004/38/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 29 de abril de 2004, relativa al derecho de los ciudadanos de la Unión y de los miembros de sus familias a circular y residir libremente en el territorio de los Estados miembros(2),

–  Vista la Decisión n° 2241/2004/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 15 de diciembre de 2004, relativa a un marco comunitario único para la transparencia de las cualificaciones y competencias (Europass)(3),

–  Visto el Reglamento (CEE) n° 1408/71 del Consejo, de 14 de junio de 1971, relativo a la aplicación de los regímenes de seguridad social a los trabajadores por cuenta ajena y a sus familias que se desplazan dentro de la Comunidad(4),

–  Visto el Reglamento (CEE) n° 574/72 del Consejo, de 21 de marzo de 1972, por el que se establecen las modalidades de aplicación del Reglamento (CEE) n° 1408/71 relativo a la aplicación de los regímenes de seguridad social a los trabajadores por cuenta ajena y a sus familiares que se desplacen dentro de la Comunidad(5),

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 27 de junio de 2007, titulada "Hacia los principios comunes de la flexiguridad: más y mejor empleo mediante la flexibilidad y la seguridad" (COM(2007)0359),

–  Visto el Informe final sobre la realización del plan de acción de la Comisión sobre las capacidades y la movilidad, de 25 de enero de 2007 (COM(2007)0024),

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 13 de febrero de 2002, titulada "Plan de acción de la Comisión sobre las capacidades y la movilidad" (COM(2002)0072),

–  Visto el Estudio económico de 2007 de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE): "Suprimir los obstáculos a la movilidad geográfica de los trabajadores" y, en particular, su capítulo 8,

–  Vista la propuesta de la Comisión de Recomendación del Consejo sobre la movilidad de los jóvenes voluntarios en Europa (COM(2008)0424),

–  Vista la guía EURES para el período 2007-2010 (Directrices EURES), aprobada en junio de 2006,

–  Visto el Informe sobre las actividades de EURES en el período 2004-2005 presentado por la Comisión el 16 de marzo de 2007 y titulado "Hacia un único mercado de trabajo europeo: la contribución de EURES" (COM(2007)0116),

–  Vista su Resolución, de 5 de septiembre de 2007, aprobada tras la pregunta oral B6-0136/2007, sobre el Informe sobre las actividades EURES en el período 2004-2005: "Hacia un único mercado de trabajo europeo"(6),

–  Vista la Resolución del Consejo y de los Representantes de los Gobiernos de los Estados miembros reunidos en el seno del Consejo, de 14 de diciembre de 2000, sobre el plan de acción para la movilidad(7),

–  Vista su Resolución, de 23 de mayo de 2007, sobre la promoción de un trabajo digno para todos(8),

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 2 de julio de 2008, titulada "Agenda Social Renovada: Oportunidades, acceso y solidaridad en la Europa del siglo XXI" (COM(2008)0412),

–  Vista la encuesta especial realizada por el Eurobarómetro nº 261 de 2006 sobre Política Social y de Empleo Europea, según la cual los ciudadanos de la UE otorgan una importancia cada vez mayor a la movilidad,

–  Visto el artículo 45 de su Reglamento,

–  Vistos el informe de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales y las opiniones de la Comisión de Cultura y Educación, de la Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género y de la Comisión de Peticiones (A6-0463/2008),

A.  Considerando que la libertad de circulación y la libertad de establecimiento son derechos consagrados por los artículos 18 y 43 del Tratado CE, y que el fomento de la movilidad en los ámbitos de la educación y la formación se prevé en los artículos 149 y 150 del mismo,

B.  Considerando que la movilidad de los trabajadores es un instrumento clave para alcanzar los objetivos de la estrategia de Lisboa, pero que todavía sigue siendo baja en la UE, también entre las mujeres,

C.  Considerando que la movilidad segura de los trabajadores a escala de la UE es uno de los derechos fundamentales que confiere el Tratado a los ciudadanos de la Unión y uno de los pilares fundamentales del modelo social europeo, así como uno de los principales medios para alcanzar los objetivos de la estrategia de Lisboa,

D.  Considerando que la legislación comunitaria en materia de coordinación y aplicación de los regímenes de seguridad social debe adaptarse, en caso necesario, a fin de reflejar las nuevas formas de movilidad y garantizar que los trabajadores migrantes de la UE no vean menoscabada su protección en el marco de la seguridad social,

E.  Considerando que actualmente alrededor del 2 % de los ciudadanos en edad laboral viven y trabajan en un Estado miembro que no es el suyo y que aproximadamente el 48 % de todos los migrantes en la UE son mujeres,

F.  Considerando que la Comisión ha creado un foro de expertos de alto nivel sobre la mejora de la movilidad de los europeos cuyo principal objetivo es determinar las medidas que pueden adoptarse para fomentar la movilidad de la juventud, reforzar la ayuda a la movilidad en el ámbito de la formación profesional y mejorar la movilidad de los artistas, de los empresarios y de los voluntarios,

G.  Considerando que la cuestión de la movilidad es un elemento importante de la Agenda Social Renovada, en la que se determinan las oportunidades para que ésta se produzca y se imponen los principios de acceso y solidaridad,

H.  Considerando que el mercado de trabajo dinámico plantea importantes retos a los trabajadores y especialmente a las mujeres con niños, obligándolas a lograr compromisos entre la vida profesional y familiar,

I.  Considerando que la insuficiente adaptación de los regímenes de la seguridad social en los Estados miembros crea dificultades para las mujeres en lo que respecta, por ejemplo, al embarazo, la cría de los hijos y mejores oportunidades profesionales,

J.  Considerando que la libre circulación de trabajadores ha sido y sigue siendo una de las cuatro libertades fundamentales consagradas por el Tratado; considerando que, en lo que a la garantía de esta libertad de circulación se refiere, se han registrado algunos progresos significativos en la legislación comunitaria en materia de seguridad social, lo que ha facilitado la movilidad de los trabajadores en el territorio de la Unión; considerando que deben eliminarse las barreras administrativas y jurídicas que aún existan y que obstaculicen la movilidad transnacional; considerando que deben redoblarse los esfuerzos para garantizar que los trabajadores conozcan sus derechos y puedan hacerlos valer,

K.  Considerando que, dado que la garantía de la movilidad requiere la simplificación de toda una serie de necesidades y actividades de los trabajadores y sus familias, el Parlamento ha señalado en muchas de sus resoluciones los obstáculos a la movilidad y al derecho de establecimiento de los ciudadanos de la Unión fuera de su país de origen, y propuesto soluciones para la supresión de dichos obstáculos,

L.  Considerando que la experiencia ha puesto de manifiesto que la identificación de los obstáculos y la formulación de propuestas no ha bastado para eliminar definitivamente esos obstáculos a la libre circulación y la movilidad; considerando que, anteriormente, se reiteraron estos problemas en numerosos documentos de las instituciones de la UE y se propusieron medidas correctoras, aunque no siempre se han aplicado,

M.  Considerando que el Parlamento ha constatado, en estos casos, que la disposición para aplicar las medidas necesarias no está todavía a la altura de la importancia que concede el ciudadano a la supresión de los obstáculos administrativos y jurídicos a la movilidad,

N.  Considerando que el Parlamento ha manifestado en múltiples ocasiones su opinión sobre esta cuestión que afecta directamente a la vida de los ciudadanos de la Unión y que, en su condición de institución elegida directa y democráticamente por los ciudadanos, seguirá buscando activamente soluciones a todos los problemas a que se enfrentan los ciudadanos cuando desean ejercer sus derechos a la movilidad en el territorio de la UE,

O.  Considerando que el sentimiento de ciudadanía de la Unión de los nacionales de los Estados miembros deriva en parte su fuerza de la posibilidad de empleo en todo el mercado interior y que, por tanto, la fuerza impulsora de la movilidad no sólo deben ser los intereses económicos, sino también el objetivo de permitir que los ciudadanos de la Unión se identifiquen en mayor medida como tales,

1.  Acoge con satisfacción la iniciativa de la Comisión y reitera la importancia capital de la movilidad, tanto si se trata de la movilidad en el mercado laboral o entre Estados miembros y regiones, con el fin de consolidar el mercado laboral de la UE y realizar los objetivos de Lisboa; apoya el lanzamiento del Plan de Acción y desea que se le mantenga periódicamente informado del seguimiento de la aplicación de las acciones que en él se prevén;

2.  Acoge con satisfacción la intención de la Comisión de promover la movilidad en condiciones equitativas, que incluye, entre otras cosas, la oposición al trabajo no declarado y al dumping social;

3.  Acoge con satisfacción la propuesta de la Comisión de Recomendación del Consejo sobre la movilidad de los jóvenes voluntarios en Europa, pero lamenta, no obstante, que la Comisión no haya proporcionado un plazo suficiente para que el Parlamento emita un dictamen sobre la propuesta antes de que se apruebe la recomendación;

4.  Señala que un Año Europeo del Voluntariado constituiría una herramienta eficaz para aplicar las acciones recogidas en la Recomendación del Consejo sobre la movilidad de los jóvenes voluntarios en Europa;

5.  Considera que la Unión Europea debe dar su apoyo a la integración del concepto de movilidad laboral en todas las políticas comunitarias, en particular en aquéllas relacionadas con la realización del mercado interior, la protección de los trabajadores, las normas relativas a los trabajadores desplazados y la protección frente al trabajo no seguro, que pueden afectar a la movilidad dentro de la UE o combatir la discriminación; pide a la Comisión que convierta la movilidad laboral en una política transversal prioritaria, que afecte a todos los ámbitos importantes de las políticas europeas e implique a las autoridades de todos los niveles en los Estados miembros;

6.  Destaca que la movilidad de los trabajadores se basa en el principio fundamental de la libre circulación de personas en el marco del mercado interior, como se establece en el Tratado CE;

7.  Insta a la Comisión a que, con objeto de fomentar la movilidad laboral, elabore una estrategia de movilidad a largo plazo que tenga en cuenta las necesidades del mercado laboral, las tendencias económicas y las perspectivas de ampliación de la UE, ya que sólo una estrategia a largo plazo puede a la vez garantizar la libre circulación sin conflictos de los trabajadores y abordar de forma adecuada la fuga de cerebros;

8.  Pide a la Comisión que tenga en cuenta las necesidades específicas de las trabajadoras de todas las edades que deseen ejercer su derecho de libertad de circulación y que incluya medidas concretas para atender a estas necesidades en los cuatro ámbitos de Plan de Acción Europeo de Movilidad Laboral;

9.  Insta a la Comisión a dar prioridad a la racionalización de las prácticas administrativas y de la cooperación administrativa para facilitar el desarrollo de sinergias entre las instituciones y las autoridades nacionales cuya interacción es decisiva a la hora de intentar resolver eficientemente los problemas entre Estados miembros; considera, además, que los Estados miembros deben luchar enérgicamente contra todas las barreras legales y administrativas y contra los obstáculos a la movilidad geográfica a nivel europeo, nacional, regional y local, tales como la falta de reconocimiento de experiencias de movilidad en las perspectivas de carrera o en el ámbito de la seguridad social y las pensiones, en particular en las pequeñas y medianas empresas;

10.  Considera que, aunque el Plan de Acción de la Comisión afecte a los principales aspectos de la movilidad, son necesarias más acciones, en particular, el afianzamiento de los vínculos entre los sistemas educativos y el mercado laboral, el suministro de información adecuada sobre la movilidad, el mantenimiento de las capacidades lingüísticas adquiridas de los trabajadores y sus familias, y la preparación a la movilidad a través de la enseñanza de idiomas extranjeros, así como en la formación profesional y sistemas de aprendizaje;

11.  Solicita a los Estados miembros que promuevan activamente la enseñanza de lenguas extranjeras (especialmente para los adultos), ya que las barreras lingüísticas son uno de los principales obstáculos a la movilidad de los trabajadores y de sus familias;

12.  Considera que los Estados miembros deben garantizar que los derechos laborales y los convenios colectivos de los ciudadanos que opten por desplazarse a otro Estado miembro sean íntegramente respetados, sin discriminación entre los nacionales de dicho Estado miembro y los no nacionales; opina que, a tal fin, las medidas de la Comisión deben centrarse en garantizar que los ciudadanos migrantes reciban un trato equitativo y no se conviertan en mano de obra barata;

13.  Insta a la Comisión y a los Estados miembros a que, con miras a crear vínculos más estrechos entre la formación y el mercado laboral, planteen este asunto a los comités de consulta sectorial; considera que la industria y el comercio podrían proporcionar información periódica acerca de los sectores profesionales más abiertos a la movilidad;

14.  Considera que una movilidad laboral a largo plazo en todos los ámbitos puede desempeñar un papel decisivo en la promoción de los objetivos de crecimiento económico y empleo consagrados por la estrategia de Lisboa, si se combina con la salvaguarda de los derechos sindicales y de seguridad social de los trabajadores, de acuerdo con las tradiciones y costumbres de cada Estado miembro; opina que una mayor movilidad del empleo en la UE, combinada con unas condiciones de trabajo, unos programas educativos y unos regímenes de protección social adecuados, puede ser una respuesta a una serie de evoluciones actuales y puede apuntalar significativamente los esfuerzos realizados en este sentido en el contexto de los retos de la economía mundial, el envejecimiento de la población y la rápida transformación del mercado laboral; hace hincapié en que deben tenerse en cuenta los aspectos sociales, económicos y medioambientales de la movilidad;

15.  Está convencido de que garantizar la movilidad del empleo es una manera adecuada de reforzar la dimensión económica y social de la Estrategia de Lisboa, y que esa movilidad debe establecerse de la mejor manera posible, a través del logro de los objetivos de la Agenda Social Renovada y haciendo frente a una serie de retos, entre los que se encuentran la mundialización, la reestructuración industrial, el progreso tecnológico, la evolución demográfica y la integración de los trabajadores migrantes; se muestra asimismo convencido de que la movilidad entre carreras e industrias (movilidad profesional) permite a los empleados renovar y adaptar sus conocimientos y capacidades y, en consecuencia, beneficiarse de nuevas oportunidades profesionales;

16.  Reitera que la movilidad del empleo es un instrumento clave para el funcionamiento eficaz del mercado interior, a través de los objetivos de la Estrategia de Lisboa y de los ocho principios en el ámbito de la flexiguridad propuestos en la Comunicación de la Comisión de 27 de junio de 2007; pide, por tanto, a los Estados miembros que adopten las medidas oportunas para, por un lado, hacer hincapié en la flexiguridad y, por otro, proteger la seguridad de los trabajadores, teniendo en cuenta los principios fundamentales de oportunidades, acceso y solidaridad a que se hace referencia en la Agenda Social Renovada;

17.  Pide a los Estados miembros y a las partes interesadas que tomen en consideración y eliminen los obstáculos a la movilidad laboral de las mujeres, proporcionándoles, entre otras cosas, un acceso justo a puestos de trabajo cualificados y de alto nivel, una igualdad salarial, unas condiciones de trabajo flexible, unos servicios adecuados de salud y de cuidado de los niños, unos establecimientos de buena calidad para la educación de los niños y unos derechos de pensión transferibles, y garantizando la eliminación de los estereotipos de género;

18.  Recomienda a los Estados miembros y a las autoridades regionales y locales que promuevan activamente programas especiales de empleo, formación, educación, aprendizaje a distancia y enseñanza de lenguas para crear un mercado de trabajo más orientado hacia la mujer y permitir la conciliación de la vida profesional y familiar;

19.  Pide a los Estados miembros que incluyan la movilidad laboral y geográfica con carácter prioritario en sus programas nacionales de empleo y aprendizaje permanente;

20.  Pone de manifiesto su preocupación por el hecho de que algunos Estados miembros sigan aplicando un acceso restringido al mercado laboral a los trabajadores originarios de los nuevos Estados miembros, a pesar de que los análisis económicos y los datos estadísticos no justifican dichas restricciones ni respaldan los temores de sus ciudadanos y gobiernos; pide al Consejo que garantice una mayor participación de las instituciones de la UE y un mayor control por parte de éstas, en particular del Parlamento, en el proceso que autoriza y legitima a los Estados miembros a aplicar períodos transitorios para el acceso de los ciudadanos de los nuevos Estados miembros a su mercado laboral a partir de los primeros años tras la adhesión de estos países;

21.  Subraya que la movilidad de los trabajadores no debe ser interpretada por algunos empleadores como una oportunidad para reducir los salarios, recortar la seguridad social o, en general, rebajar las condiciones de trabajo; insta a los Estados miembros a que adopten las medidas oportunas no sólo para eliminar todas las formas de discriminación, sino también para garantizar las mejores condiciones posibles para las actividades de los trabajadores migrantes y sus familias;

22.  Observa con preocupación algunas iniciativas adoptadas por los Estados miembros encaminadas a modificar su marco jurídico interno en materia de inmigración, así como a interpretar y aplicar el principio de libre circulación de trabajadores, en un sentido contrario a la letra y al espíritu de la normativa comunitaria vigente; pide que se abandonen con carácter inmediato tales prácticas y anima a los Estados miembros a que establezcan programas complejos de integración de los ciudadanos de la Unión que ejercen el derecho a la libre circulación en su territorio, en cooperación, si procede, con los Estados miembros de origen;

23.  Pide a los Estados miembros y a la Comisión que trabajen conjuntamente en la elaboración, aplicación, seguimiento y evaluación de programas de reinserción social para los ciudadanos que regresan a su país de origen tras haber trabajado en otro Estado miembro, y para sus familias;

24.  Reconoce que, si bien la movilidad puede ofrecer una solución a la escasez de mano de obra en los países de acogida, también puede provocar una escasez de mano de obra en los países de los que proceden los trabajadores; señala a la atención de la Comisión y de los Estados Miembros que, en todos los países, la población inactiva constituye un potencial importante de mano de obra, cuya movilización requiere recursos de la UE y de los Estados miembros en igual medida;

25.  Señala a la atención de la Comisión que siguen existiendo en la Unión Europea numerosos obstáculos administrativos y legislativos a la movilidad de los trabajadores, así como en el ámbito del reconocimiento mutuo de los títulos de cualquier nivel y de la experiencia profesional; reitera su compromiso para buscar soluciones a estos problemas y pide a la Comisión que controle atentamente las restricciones incompatibles con el Derecho comunitario y que tome medidas para luchar contra ellas;

26.  Alienta a los Estados miembros a llevar a cabo, con anterioridad a la aplicación de nuevas disposiciones legislativas nacionales en el ámbito de la atención y la salud pública y de los regímenes sociales y fiscales, un estudio de impacto fronterizo con objeto de poner de antemano de relieve los problemas susceptibles de repercutir en la movilidad laboral;

27.  Opina que los trabajadores fronterizos ocupan una posición especial en el ámbito de la movilidad laboral europea;

28.  Insta a los Estados miembros a que aceleren el proceso de aplicación del Marco Europeo de Cualificaciones (MEC); considera que, aunque la armonización de este sistema de referencia no esté prevista hasta 2010, su aplicación acelerada en todos los Estados miembros puede reducir los obstáculos a que se enfrentan actualmente los trabajadores;

29.  Acoge con satisfacción la iniciativa de la Comisión relativa a la red europea para la seguridad de los pacientes (EUNetPaS), que constituye un primer paso para alentar a los Estados Miembros y a los interlocutores de la UE a mejorar la colaboración en el ámbito de la seguridad de los pacientes; señala, no obstante, que en la UE sigue habiendo diferencias en las reglamentaciones de los profesionales de la salud y pide a la Comisión que aliente a los Estados miembros y a sus autoridades reguladoras competentes en la materia a que compartan información y establezcan sistemas de acreditación normalizada para los profesionales de la salud, a fin de garantizar la seguridad de los pacientes en toda la UE;

30.  Toma nota de que la falta de un marco común para la comparación, la transferencia y el reconocimiento de las cualificaciones profesionales a escala de la UE constituye un grave obstáculo a la movilidad transnacional; acoge con satisfacción la iniciativa de la Comisión relativa a la creación del Sistema Europeo de Créditos para la Educación y la Formación Profesionales;

31.  Pide a la Comisión y a los Estados miembros que asocien lo antes posible a los representantes de los empleadores y de las ramas profesionales a la aplicación del MEC, a fin de que el sistema para el reconocimiento de las cualificaciones sea efectivo en el mercado laboral;

32.  Pide a la Comisión, a los Estados miembros y a los interlocutores sociales que entablen conversaciones con miras a armonizar los baremos salariales con los diferentes niveles de cualificaciones definidos por el MEC, a fin de que la movilidad de los trabajadores se vea garantizada por unos niveles salariales que se correspondan con sus cualificaciones;

33.  Anima a las autoridades educativas a colaborar de forma activa en el reconocimiento mutuo de las cualificaciones -obtenidas con la educación formal, informal y no formal- y de las profesiones que corresponden a las normas establecidas por los Estados miembros; considera crucial que los Estados miembros utilicen plenamente el MEC y hagan un seguimiento apropiado de las próximas iniciativas sobre el Sistema Europeo de Créditos para la Educación y la Formación Profesionales, con el fin de que la clasificación en los niveles del sistema educativo nacional y del programa de aprendizaje permanente permitan continuar su formación a los trabajadores que ejercen la movilidad; aprueba el compromiso de la Comisión respecto del desarrollo de Europass a fin de que las cualificaciones resulten más comprensibles para los empleadores; subraya el valor de los servicios Euraxess;

34.  Lamenta que en algunos Estados miembros no se haya asignado una prioridad y una financiación suficientes a la elaboración y aplicación de estrategias de aprendizaje permanente; alienta a los Estados Miembros a utilizar de forma más activa la financiación disponible en el marco de los Fondos Estructurales, y en particular del Fondo Social Europeo, para desarrollar y aplicar dichos planes;

35.  Pide a la Comisión que reduzca los obstáculos legislativos y administrativos y destaca la necesidad de mejorar el sistema de reconocimiento y acumulación de los derechos a la seguridad social y la transferibilidad de los derechos de pensión;

36.  Opina que la transferibilidad de las disposiciones en materia de seguridad social se coordinaría mejor sobre la base del Reglamento (CEE) n° 1408/71 y del Reglamento (CE) n° 883/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 29 de abril de 2004, sobre la coordinación de los sistemas de seguridad social(9), así como de acuerdos bilaterales;

37.  Insta a los Estados miembros a aplicar plenamente el Reglamento (CEE) n° 1408/71 y el Reglamento (CE) n° 883/2004 (aplicable a partir de 2009), así como la legislación afín relativa a la seguridad social y al pago de subsidios de todo tipo; pide a los Estados miembros y a la Comisión que aborden urgentemente los problemas que se plantean reiteradamente en peticiones y denuncias relativas a la seguridad social, las pensiones y la atención sanitaria; apoya los planes de la Comisión con vistas a la introducción de una versión electrónica de la tarjeta sanitaria europea; sugiere que también debería haber una versión electrónica del formulario "E106";

38.  Pide a la Comisión que revise su política en materia de visados para los nacionales de terceros países que participen en programas de voluntariado reconocidos en la UE con miras a introducir un régimen de visados más liberal, en particular en lo que respecta a los voluntarios de los países vecinos de la UE;

39.  Considera necesario, respecto de las nuevas formas de movilidad, que se analice la legislación vigente con el fin de determinar si sigue estando al día y adaptarla a las nuevas condiciones flexibles del mercado laboral europeo, teniendo en cuenta no sólo la necesidad de salvaguardar los derechos de los trabajadores sino también los problemas adicionales a los que se enfrentan los trabajadores migrantes y sus familias; destaca asimismo la necesidad de analizar el verdadero alcance de la aplicación, en todos los Estados miembros, de la legislación comunitaria sobre la libre circulación de trabajadores y sobre el derecho de residencia de los trabajadores y de sus familias; considera que deberían elaborarse recomendaciones, si procede, para mejorar el marco legislativo y operacional;

40.  Aboga por que se debatan los problemas del régimen de seguridad social, haciendo referencia, entre otras cuestiones, al acceso a los servicios de atención sanitaria y al hecho de que la movilidad de los trabajadores puede implicar, en algunos casos, la pérdida de prestaciones de seguridad social; pide a la Comisión que examine si es necesario adaptar el Reglamento (CE) n° 883/2004 por el que se aplica el Reglamento (CEE) n° 574/72 y las prácticas administrativas conexas, a fin de responder al cambio de modelos y a las nuevas formas de movilidad de los trabajadores, incluida la movilidad laboral a corto plazo;

41.  Considera que la Comisión debería investigar los efectos inhibidores de la movilidad que surgen como consecuencia de la falta de coordinación entre los acuerdos fiscales y el nuevo Reglamento en materia de seguridad social (Reglamento (CE) n° 883/2004);

42.  Respalda los planes de acción de la Comisión para mejorar su propuesta de Directiva relativa a los requisitos mínimos para reforzar la movilidad de los trabajadores mediante la mejora de la consolidación y preservación de los derechos de pensión, ya que, con la creciente expansión de los planes de jubilación, deben buscarse normas favorables a los trabajadores en materia de transferibilidad; pide en consecuencia a la Comisión que presente una propuesta revisada de directiva sobre la transferibilidad de las pensiones de jubilación;

43.  Considera que la movilidad de los trabajadores de ambos sexos con familia (es decir, con hijos o familiares a su cargo) depende en gran medida de la disponibilidad real y económica de los servicios (como servicios de atención a la infancia y a la tercera edad, infraestructuras educativas, centros de día, servicios especiales); considera, al mismo tiempo, que la movilidad laboral debería promover la realización personal y mejorar la calidad de vida y del trabajo;

44.  Considera, no obstante, que la propuesta destinada a mejorar los intercambios de información y mejores prácticas entre las autoridades nacionales y la relativa a la introducción de una versión electrónica de la tarjeta sanitaria europea deben aplicarse con la debida protección de los datos; los Estados miembros deben garantizar que los datos personales no se utilicen para fines distintos de los relativos a la seguridad social, salvo cuando la parte interesada lo haya permitido expresamente; desea obtener aún más información sobre esta iniciativa y sobre la contribución que puede aportar a la mejora de la movilidad del empleo; pide a la Comisión que examine y contribuya a la posibilidad de establecer próximamente una tarjeta única europea que contenga toda la información sobre las cotizaciones pagadas por su titular y sobre sus derechos sociales en todos los Estados miembros donde haya ejercido una actividad profesional;

45.  Apoya las acciones de la red TRESS y considera que esta red debería seguir estudiando los distintos modelos de movilidad con el fin de adaptarlos a la legislación comunitaria; pide a la Comisión que incluya en esta red a empresarios y sindicatos, en la medida en que a menudo son los empresarios quienes ayudan a los trabajadores a efectuar los trámites en materia de seguridad social o a obtener los documentos necesarios para su contratación; hace hincapié en la necesidad de que las bases de datos en EURES sean fáciles de consultar y se actualicen regularmente, garantizándose un acceso lo más amplio posible a las mismas; considera que la red EURES debería colaborar estructural e institucionalmente con la red TRESS;

46.  Sigue apoyando la contribución de la red EURES a la promoción de la movilidad de los trabajadores en la Unión Europea; recomienda incluir entre los servicios de EURES información sobre las redes y portales de Internet específicos de determinados sectores y recomienda asimismo la colaboración con otros proveedores de información, sobre todo los organismos especializados de los Estados miembros, sobre las perspectivas de empleo en la Unión Europea, con especial referencia a las autoridades nacionales de empleo, que pueden prestar directamente a los solicitantes de empleo asesoramiento a la medida;

47.  Considera que los proyectos transfronterizos EURES deberían dar prioridad a la realización de estudios de impacto y seminarios fronterizos, de manera que la entrada en vigor del Reglamento (CE) n° 883/2004 sobre la coordinación de los sistemas de seguridad social pueda llevarse a cabo de manera efectiva y eficaz;

48.  Apoya los objetivos anunciados en el tercer capítulo del Plan de Acción Europeo de Movilidad Laboral, relativo al refuerzo de las capacidades institucionales de EURES; destaca la diversidad del mercado laboral y la necesidad de disponer de servicios adaptados a todas las categorías de trabajadores, a saber, aparte de las enumeradas en el programa de la Comisión, las personas de edad avanzada y con discapacidad que se encuentren en situación de desventaja pero que puedan ser explotables desde el punto de vista del mercado laboral, los que poseen un estatuto jurídico especial en comparación con los demás trabajadores, los trabajadores por cuenta propia, los trabajadores que vuelven a estar empleados después de un período de inactividad, etc.; subraya que toda la información disponible a través de la red EURES debe estar accesible para las personas con discapacidad;

49.  Pide a los Estados miembros que, con el fin de aumentar la movilidad, pongan a través de sus autoridades de empleo una ventanilla única a disposición de todos los trabajadores, incluidos los que tengan la intención de trabajar en el extranjero, a fin de que puedan obtener de una fuente única información sobre las posibilidades de trabajar en el extranjero, los factores administrativos, los derechos sociales y las condiciones legales;

50.  Apoya la idea de la transformación de EURES en un portal único de información sobre la movilidad que debería funcionar como servicio de ayuda centralizado donde los trabajadores potencialmente móviles puedan obtener información sobre todos los aspectos de la movilidad en el trabajo -no sólo sobre puestos vacantes, seguridad social, atención sanitaria, pensiones y reconocimiento de cualificaciones, sino también sobre cuestiones relacionadas con los idiomas, la vivienda, el empleo para los cónyuges, la educación para los niños y la integración en general en el Estado de acogida-; subraya que, cuando proceda, el sistema se amplíe a los nacionales de terceros países, incluidos aquellos que todavía no poseen el estatuto de residente de larga duración;

51.  Apoya plenamente los mecanismos de información existentes pero sugiere al mismo tiempo que se compruebe la eficacia de todos los sitios y portales pertinentes y, en caso necesario, que se reorganicen, armonicen o reagrupen, a fin de hacer más fácil su utilización;

52.  Señala a la atención el acceso a la red EURES para los ciudadanos de las regiones rurales, insulares, montañosas y alejadas geográficamente; pide a la Comisión y a los Estados miembros que garanticen que estas categorías de la población tienen acceso a la información de este portal;

53.  Considera que el presupuesto adicional de 2 millones de euros reservado hasta 2013 a algunos proyectos innovadores en el ámbito de la movilidad es demasiado reducido, habida cuenta de la necesidad de informar a un máximo de ciudadanos de la Unión sobre la movilidad del empleo en la UE, así como sobre los objetivos establecidos en los distintos documentos de programas para respaldar la movilidad laboral en la Unión;

54.  Subraya la necesidad de disponer de estadísticas comparables y fiables sobre los flujos de movilidad de los trabajadores, estudiantes, profesores e investigadores para mejorar el conocimiento actual de la Comisión sobre movilidad, así como su seguimiento del Plan de Acción citado anteriormente;

55.  Considera que existe actualmente un déficit en cuanto a la información de la población sobre las ventajas profesionales y para la carrera que puede traer aparejadas un período de trabajo en el extranjero, sobre las condiciones relativas al empleo y a la seguridad social del trabajo en el extranjero y sobre la manera en que ello promueve asimismo la integración cultural europea; apoya la intención de la Comisión de informar a los ciudadanos sobre estos aspectos;

56.  Señala a la atención el programa de períodos de prácticas para las personas con discapacidad del Parlamento Europeo, que comenzó en 2007, así como el programa de períodos de prácticas para las personas con discapacidad de la Comisión, que se iniciará en el otoño de 2008; considera que medidas positivas como ésas fomentan la movilidad de las personas con discapacidad y pueden realizar una aportación importante a la integración de dichas personas en el trabajo; pide a los Estados miembros que apoyen y promuevan las mejores prácticas correspondientes a escala nacional, regional y local;

57.  Señala que los Estados miembros deben promover e intercambiar las buenas prácticas y los programas de aprendizaje mutuo para las acciones de movilidad, financiados por los Fondos de Cohesión, en particular el Fondo Social Europeo;

58.  Considera que, además de los servicios en línea, deben explorarse y establecerse en los Estados miembros y en las regiones de la UE medios adicionales de información con vistas a una distribución amplia de la información sobre la movilidad laboral en los Estados miembros; considera que se debe establecer una central de llamadas para la movilidad laboral relacionada con EURES para proporcionar rápidamente a los trabajadores información sobre cuestiones específicas en la lengua nacional y por lo menos en otra lengua europea;

59.  Sigue apoyando acciones como las ferias de empleo, las jornadas europeas de sensibilización en cuanto a las posibilidades de empleo en el territorio de la Unión o también la asociación europea sobre la movilidad del empleo; considera, no obstante, que el presupuesto asignado a estas acciones es insuficiente si se consideran los objetivos de popularización de las acciones europeas realizadas en este ámbito;

60.  Subraya la necesidad de distinguir claramente entre la movilidad específica de los artistas y la movilidad de los trabajadores de la Unión en general, teniendo en cuenta el carácter de las actividades del espectáculo y su naturaleza irregular e imprevisible, producto de un sistema de empleo particular;

61.  Reconoce el carácter especial de algunas profesiones en determinados ámbitos, como el de la cultura o el deporte, en los que la movilidad, tanto geográfica como profesional, es una característica intrínseca; pide a la Comisión y a los Estados miembros que analicen atentamente esta situación y adopten las medidas necesarias, en particular por lo que se refiere a los derechos sociales de los trabajadores de estos sectores, de modo que su movilidad no se vea obstaculizada por barreras administrativas;

62.  Acoge favorablemente el hecho de que la Comisión también esté tomando medidas en su Plan de Acción para mejorar la situación de los ciudadanos de terceros países, y recomienda que la política de movilidad laboral integrada tenga siempre en cuenta la migración de ciudadanos de terceros países;

63.  Subraya la necesidad de una colaboración estrecha entre las autoridades nacionales con el fin de identificar y eliminar abusos en los ámbitos de la administración de la justicia y de los impuestos, dentro del respeto de las competencias nacionales;

64.  Considera esencial aumentar la concienciación en cuanto a las posibilidades de presentar denuncias y peticiones sobre los obstáculos para la movilidad en el trabajo y sobre las infracciones de la legislación comunitaria en este terreno;

65.  Apoya y fomenta la puesta en la práctica del concepto de movilidad equitativa y pide a la Comisión que vele por su aplicación, por ejemplo, implicando a las organizaciones de trabajadores y empresarios, a fin de evitar el trabajo no declarado y el deterioro de las condiciones de trabajo;

66.  Pide que las empresas apoyen la movilidad de los trabajadores, por ejemplo, mediante jornadas laborales flexibles o teletrabajo;

67.  Insta a la Comisión a buscar instrumentos que permitan eliminar los complejos obstáculos que puedan impedir a los trabajadores aceptar un empleo en el extranjero, como la dificultad para el cónyuge de encontrar también un empleo, el elevado coste de encontrar una nueva vivienda, las barreras lingüísticas, la disparidad salarial entre hombres y mujeres, o el riesgo de perder algunas ventajas fiscales o el beneficio de las cotizaciones pagadas al régimen nacional de jubilación, de seguro de enfermedad o de desempleo; destaca la importancia del aprendizaje permanente, con especial referencia a la importancia del aprendizaje de idiomas, que es esencial para hacer frente a las exigencias cambiantes del mercado laboral;

68.  Acoge con satisfacción la intención de la Comisión de desarrollar la propuesta que presentó en 2005 y su propuesta modificada de 2007 de Directiva relativa a los requisitos mínimos para reforzar la movilidad de los trabajadores mediante la mejora de la consolidación y preservación de los derechos de pensión;

69.  Pide a la Comisión y a los Estados Miembros que faciliten la movilidad de los grupos vulnerables de la población y contribuyan a eliminar los obstáculos con los que estos últimos se encuentran mediante la creación de más empleos de calidad, la lucha contra la discriminación, la lucha contra nuevas formas de exclusión social, el apoyo a la igualdad de género y el respaldo a la familia, así como garantizando realmente el acceso a los lugares de trabajo, a los servicios de alojamiento y al transporte;

70.  Insiste en que las mujeres con niños disponen de menor movilidad que los hombres, y pide que se tomen las medidas correspondientes para compensar este desequilibrio;

71.  Apoya a SOLVIT como instrumento para la resolución rápida de problemas en el mercado interior, así como de problemas relacionados con la movilidad de los trabajadores; recomienda que se pongan más recursos a disposición de SOLVIT;

72.  Pide a la Comisión y a los Estados miembros que promuevan programas de ayuda a la movilidad profesional de los jóvenes; considera que estos programas deberían basarse en la relación entre el empresario y el trabajador y en el reconocimiento del valor añadido de la experiencia, las habilidades y las competencias, incluido el conocimiento de lenguas, adquiridas fuera del país de residencia;

73.  Considera que, dado que la movilidad de estudiantes y profesores es un elemento esencial para la movilidad laboral, debería prestarse más atención a las iniciativas como el proceso de Bolonia, los programas Erasmus y Leonardo da Vinci y otras iniciativas, en el marco de la aplicación del Plan de Acción Europeo de Movilidad Laboral;

74.  Felicita a la Comisión por su iniciativa de consultar a todas las partes implicadas en la promoción de la movilidad del empleo a escala europea; considera que este diálogo aumentará la transparencia y estimulará la creación de redes y el intercambio de mejores prácticas y planteamientos innovadores para impulsar la movilidad, acelerar la puesta en práctica de una movilidad adecuada y reforzar los principios y los valores adquiridos sobre esta base;

75.  Reconoce que los programas Comenius, Erasmus y Leonardo han contribuido a hacer posible que los jóvenes estudien en el extranjero, y destaca su importancia desde el punto de vista de la movilidad profesional posterior; pide a la Comisión que examine las posibilidades para ampliar el acceso a los programas, teniendo en cuenta las necesidades especiales de los grupos desfavorecidos;

76.  Solicita un compromiso sólido por parte de las escuelas y universidades europeas y de los gobiernos, para impulsar significativamente la movilidad laboral, por ejemplo, mediante la participación en la red de las partes a las que alude la Comisión en su Comunicación;

77.  Considera que la cooperación entre las empresas públicas y privadas y las instituciones educativas debería reforzarse;

78.  Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo y a la Comisión, así como a los Gobiernos y Parlamentos de los Estados miembros.

(1) DO L 255 de 30.9.2005, p. 22.
(2) DO L 158 de 30.4.2004, p. 77.
(3) DO L 390 de 31.12.2004, p. 6.
(4) DO L 149 de 5.7.1971, p. 2.
(5) DO L 74 de 27.3.1972, p. 1.
(6) DO C 187 E de 24.7.2008, p. 159.
(7) DO C 371 de 23.12.2000, p. 4.
(8) DO C 102 E de 24.4.2008, p. 321.
(9) DO L 166 de 30.4.2004, p. 1.

Aviso jurídico - Política de privacidad