Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2011/2008(INI)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : A7-0338/2011

Textos presentados :

A7-0338/2011

Debates :

PV 14/12/2011 - 22
CRE 14/12/2011 - 22

Votaciones :

PV 15/12/2011 - 9.10
CRE 15/12/2011 - 9.10
Explicaciones de voto
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P7_TA(2011)0588

Textos aprobados
PDF 170kWORD 84k
Jueves 15 de diciembre de 2011 - Estrasburgo
Estrategia de la UE para Asia central
P7_TA(2011)0588A7-0338/2011

Resolución del Parlamento Europeo, de 15 de diciembre de 2011, sobre los progresos alcanzados en la aplicación de la Estrategia de la UE para Asia Central (2011/2008(INI))

El Parlamento Europeo,

–  Visto el Tratado de la Unión Europea, y en particular su artículo 21,

–  Vistos los acuerdos de asociación y cooperación (AAC) concluidos entre la UE y Uzbekistán, la República Kirguisa, Kazajstán y Tayikistán, el Acuerdo interino sobre comercio y cuestiones relacionadas con el comercio entre las Comunidades Europeas y Turkmenistán y el AAC entre la UE y Turkmenistán, firmado el 25 de mayo de 1998 y pendiente de ratificación,

–  Vistos la Estrategia de la UE para una nueva asociación con Asia Central, adoptada por el Consejo Europeo de los días 21 y 22 de junio de 2007(1) y los informes conjuntos de la Comisión y el Consejo sobre los progresos realizados, de 24 de junio de 2008(2) y 28 de junio de 2010(3),

–  Vistas sus anteriores resoluciones sobre Asia Central, y en particular la de 20 de febrero de 2008 sobre una estrategia de la UE para Asia Central(4), las de 6 de mayo de 2010(5) y 8 de julio de 2010(6) sobre la situación en Kirguistán, la de 11 de noviembre de 2010 sobre la consolidación de la OSCE – Un papel para la UE(7), la de 25 de noviembre de 2010 sobre una nueva estrategia energética para Europa 2011-2020(8), la de 16 de diciembre de 2010 sobre el Informe anual sobre los derechos humanos en el mundo (2009) y la política de la Unión Europea al respecto(9), y la de 7 de julio de 2011 sobre las políticas exteriores de la UE en favor de la democratización(10),

–  Vistos la Iniciativa Europea para la Democracia y los Derechos Humanos, puesta en marcha en 2003 con objeto de promover los derechos humanos y apoyar la reforma penal, la democracia, la buena gobernanza, la libertad de los medios de comunicación, el Estado de Derecho, las estructuras de seguridad (policía/fuerzas armadas) y la prevención de conflictos, y el subsiguiente instrumento financiero europeo para la promoción de la democracia y de los derechos humanos (Reglamento (CE) n° 1889/2006)(11),

–  Vistas las reuniones ministeriales bianuales UE-Asia Central celebradas desde 2007 y las conferencias ministeriales UE-Asia Central en materia de seguridad celebradas en 2008 y 2009,

–  Visto el artículo 48 de su Reglamento,

–  Vistos el informe de la Comisión de Asuntos Exteriores y las opiniones de la Comisión de Desarrollo y de la Comisión de Comercio Internacional (A7-0338/2011),

A.  Considerando que el desarrollo sostenible de cualquier país presupone que se garantizan la protección de los derechos humanos, el establecimiento y la aplicación de valores e instituciones democráticos, el Estado de Derecho, los derechos humanos y las libertades fundamentales, así como la buena gobernanza y una sólida sociedad civil;

B.  Considerando que se han constatado serias deficiencias con respecto a la democracia, los derechos humanos, el Estado de Derecho y las libertades fundamentales en los Estados de Asia Central;

C.  Considerando que una cooperación reforzada entre la UE y los cinco países de Asia Central reviste un interés estratégico mutuo de cara a la diversificación y profundización de las relaciones políticas, sociales y económicas y para sacar el máximo partido del potencial que ofrecen los acuerdos de asociación;

D.  Considerando que Asia Central tiene una importancia considerable para la Unión Europea en términos de potencial comercial y seguridad energética, y que la región se ha visto afectada por la reciente crisis económica y financiera mundial;

E.  Considerando que algunos Estados miembros mantienen importantes relaciones bilaterales con los países de Asia Central y figuran entre sus principales fuentes de inversión y comercio; que la UE debe aplicar un enfoque concertado y coherente en su relación con esa región, a fin de evitar malentendidos, no duplicar tareas y, sobre todo, no emitir señales ambiguas;

F.  Considerando que algunos Estados de Asia Central han dado los primeros pasos en un largo proceso de democratización en el que será necesario realizar serios y sostenidos esfuerzos en términos de gobernanza y cooperación regional para superar las carencias persistentes que hasta ahora les han impedido sacar pleno partido de su potencial en materia política, social y de desarrollo económico;

G.  Considerando que las PYME materializan el espíritu empresarial y el del libre mercado y son una importante fuerza propulsora para el establecimiento de la democracia;

H.  Considerando que la falta de confianza mutua agudiza las tensiones en lo que a compartir los recursos naturales se refiere, socava la cooperación regional e incrementa los riesgos de confrontación; que, sin embargo, los problemas de disponibilidad de agua se derivan en mayor medida de la mala gestión y el desaprovechamiento de los recursos hídricos que de un déficit cuantitativo;

I.  Considerando que la UE y los países de Asia Central tienen el interés común de diversificar sus vías de exportación y cooperar en materia de energía y sostenibilidad medioambiental;

J.  Considerando que las preocupaciones por la seguridad y la estabilidad regionales no deberían estar enfocadas únicamente a la seguridad de los Estados, sino también a la seguridad de las poblaciones, incluyendo el respeto de los derechos humanos, los medios de subsistencia, el medioambiente y el acceso a servicios públicos básicos;

Compromiso de la UE

1.  Subraya el notable interés político y económico de la UE por fortalecer sus relaciones bilaterales y multilaterales con los países de Asia Central en todas las áreas de cooperación, como la estabilidad, la seguridad y el desarrollo sostenible de la región, el comercio y las relaciones económicas, las relaciones en materia de energía y transportes, el refuerzo del diálogo sobre valores universales tales como la democracia, el respeto de los derechos humanos y el Estado de Derecho y retos y peligros comunes, incluida la gestión de fronteras y la lucha contra el tráfico de drogas y la trata de seres humanos;

2.  Señala que la estrategia de la UE para Asia Central define siete prioridades pero provee únicamente un bajo nivel de recursos; observa, en consecuencia, que los fondos de ayuda de la UE son demasiado limitados para que la UE tenga un impacto en todos los ámbitos políticos; insta a la UE a que desarrolle una visión colectiva y a que determine y articule mejor sus prioridades; señala que la cooperación para el desarrollo con los Estados de Asia Central sólo puede dar resultados si estos Estados cumplen las normas internacionales en materia de democracia, gobernanza, Estado de Derecho y derechos humanos; señala asimismo que la cooperación para el desarrollo de la UE no debe estar subordinada a intereses económicos, energéticos o de seguridad;

3.  Considera que la UE necesita mantener un elevado nivel de compromiso en Asia Central, adaptando sus estrategias al progreso de los Estados de la región; subraya que el nivel y la naturaleza del compromiso de la UE deben estar sujetos a una diferenciación y una condicionalidad, dependiendo de progresos medibles en materia de democratización, derechos humanos, buena gobernanza, un desarrollo socioeconómico sostenible, el Estado de Derecho y la lucha contra la corrupción, ofreciendo asistencia donde sea necesario para contribuir a promover este progreso, de manera similar a los principios de la política de vecindad de la UE (por ejemplo, «más por más»);

4.  Subraya la necesidad de explicar y fomentar el concepto de seguridad y estabilidad de la UE, en caso de que difiera del suyo; subraya que la UE debe ser crítica con los gobiernos que violan los derechos fundamentales de sus ciudadanos en nombre de la seguridad nacional;

5.  Está convencido de que la futura estrategia de la UE para Asia Central debería extraer enseñanzas de la reforma de la política europea de vecindad, a través de la diferenciación, los contactos directos entre los pueblos y una mayor atención a la democracia y a los derechos humanos, así como tener en cuenta el contexto geopolítico más amplio;

6.  Reconoce la importancia del trabajo continuo del Representante Especial de la UE en la materia para asegurar un alto grado de diálogo político con los Estados de Asia Central; recuerda que el mandato del Representante Especial también incluye el compromiso de trabajar con la sociedad civil local, como elemento necesario en el contexto de la mayor visibilidad de la UE; pide que el diálogo político se base en una evaluación del cumplimiento de los compromisos de los Estados de Asia Central como miembros de la OSCE;

7.  Considera que en la revisión de la estrategia para Asia Central se deberá prestar atención a la necesidad de dotar los objetivos con suficientes recursos financieros y establecer criterios adecuados de distribución, acordes con las realidades de cada país de la región; que, teniendo en cuenta las limitaciones de financiación, parece oportuno otorgar la debida importancia a los programas a medio y largo plazo susceptibles de tener el mayor impacto sobre el desarrollo de la región, sobre todo en los ámbitos de la juventud y la educación, la asistencia técnica al desarrollo económico y el fomento de las pequeñas y medianas empresas, la seguridad del suministro de agua y la lucha contra el tráfico de drogas;

8.  Pide a la Comisión que integre de manera visible, o al menos concilie, sus programas normativos, técnicos y de interés para Asia Central; recuerda asimismo las obligaciones en materia de coherencia de las políticas en favor del desarrollo consagradas en el artículo 208 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea;

9.  Señala que la aplicación de la estrategia se puede mejorar, por un lado, por medio de la intensificación de la coordinación interna de la UE y, por otro, mediante un mayor compromiso con otros donantes internacionales y las partes interesadas regionales;

10.  Sugiere optimizar el enfoque regional a través de las relaciones con China y Rusia, los principales agentes económicos de la región; opina que el planteamiento relativo a la energía fósil debería vincularse a la programación de la UE para las regiones del Cáucaso y del Mar Negro así como Turquía;

11.  Pide a la Comisión que respete escrupulosamente la distinción entre los programas y actividades que pueden recibir financiación en virtud del Instrumento de Cooperación al Desarrollo (ICD) y los que se financian en el marco de otros instrumentos financieros como el Instrumento de Estabilidad o la Iniciativa Europea para la Democracia y los Derechos Humanos (IEDDH), especialmente por lo que respecta a la gestión de las fronteras y la lucha contra la delincuencia organizada, una mejor aplicación del Estado de Derecho y la protección de los derechos humanos;

12.  Subraya la necesidad permanente de mantener diálogos regulares sobre derechos humanos con los cinco países; lamenta que los progresos globales sobre el terreno hayan sido escasos y que en algunos casos se aprecie incluso un retroceso; considera que la existencia de los diálogos sobre derechos humanos no debe utilizarse como excusa para excluir cuestiones relacionadas con los derechos humanos que surjan en otros ámbitos de cooperación o para no emprender nuevas medidas; pide la participación sistemática de ONG y actores de la sociedad civil en la preparación de estos diálogos y que los resultados de dichos diálogos se hagan públicos, para permitir la evaluación de su eficacia y del compromiso de las partes;

13.  Reitera la importancia de no olvidar a los países de ingresos medios, como los países de Asia Central, en el marco de la política general de desarrollo de la UE y de los esfuerzos por lograr los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), ya que a menudo ― especialmente en el contexto de recortes de la ayuda al desarrollo debido a la crisis económica y financiera mundial― los esfuerzos en materia de desarrollo se centran en los países menos desarrollados, ignorando la región de Asia Central;

14.  Considera que los limitados recursos y las múltiples necesidades de la región obligan a la UE a perfilar y priorizar adecuadamente su asistencia, tomando también en consideración las secuelas de la corrupción estructural y la falta de capacidad administrativa suficiente para apreciar la eficacia de la ayuda; pide mantener la ayuda al desarrollo acordada a niveles estables y proceder con mayor flexibilidad en su concesión, y apoya la propuesta de hacer más hincapié en la necesidad de prestar ayuda a Kirguistán y Tajikistán, que tienen las mayores necesidades a este respecto;

15.  Expresa, no obstante, sus dudas acerca del uso de la ayuda presupuestaria en Kirguistán y Tayikistán, especialmente debido a la corrupción generalizada en estos países; pide a la Comisión que presente un informe sobre el uso de la ayuda presupuestaria en dichos países;

16.  Apoya firmemente la apertura de delegaciones de la UE plenamente desarrolladas en todos los países de Asia Central como medio para incrementar la presencia y visibilidad de la UE en la región y la cooperación a largo plazo y el compromiso con todos los sectores de la sociedad e impulsar los avances hacia una mejor comprensión y el surgimiento del Estado de Derecho y la observancia de los derechos humanos; expresa su convencimiento de que la presencia de tales delegaciones contribuirá en gran medida a la consecución de los objetivos de la estrategia y los intereses de la UE en la región; subraya la necesidad de dotar a estas misiones adecuadamente de personal especializado en el ámbito de los asuntos políticos, económicos y comerciales para poder alcanzar los mejores resultados y prestar una asistencia efectiva;

17.  Recomienda que en el futuro los instrumentos TAIEX, SIGMA y de hermanamiento se abran a los países de Asia Central, a fin de respaldar la mejora de las normas y las reformas necesarias;

18.  Observa con preocupación las dificultades de la UE a la hora de involucrarse con la sociedad civil independiente en los ámbitos de los derechos humanos y la buena gobernanza, así como el continuo hostigamiento a ONG en la región; pide una mayor transparencia respecto de la adjudicación de los fondos de la UE y los Estados miembros destinados a la cooperación al desarrollo y sus beneficiarios, y que las delegaciones de la UE y las embajadas de los Estados miembros presten apoyo a socios no gubernamentales verdaderamente independientes para ayudarles a desempeñar un papel eficaz en el desarrollo y la consolidación de la sociedad civil; considera que el sostenido fomento de programas dirigidos a los países de Asia Central por parte de la UE es un importante instrumento transfronterizo en el fomento de la mutua comprensión y la cooperación entre los Estados de la región;

19.  Subraya la importancia de unos partidos de oposición en la región que desarrollen su actividad libremente, e insta a los Gobiernos de todos los países de Asia Central a que garanticen las libertades políticas;

20.  Aprueba la celebración de cumbres regionales UE-Asia Central regulares y pide que se tome en consideración la posibilidad de crear en el futuro un foro parlamentario UE-Asia Central ad hoc, en el marco de las comisiones parlamentarias de cooperación existentes y las reuniones interparlamentarias con los países de Asia Central, como medio de evaluar las conversaciones de las cumbres y contribuir a sus contenidos; subraya la importancia de la cooperación parlamentaria bilateral y multilateral regular; considera que los acuerdos de asociación y cooperación son la base institucional para un intercambio reforzado entre parlamentarios que facilite la comprensión y el respeto mutuos; apoya, por consiguiente, los AAC con los cinco países de Asia Central; subraya la importancia de una participación más activa del Parlamento Europeo en la supervisión de las negociaciones relativas a los acuerdos de asociación con los países de Asia Central y en la aplicación de los acuerdos existentes;

21.  Pide a la Unión Europea que continúe apoyando la reforma del sector público de los países de Asia Central con la asistencia técnica y financiera adecuada, a fin de lograr unas estructuras administrativas estables, reformadas y modernizadas en todos estos países;

Democratización, derechos humanos y Estado de Derecho

22.  Toma nota de que, aunque se hayan producido algunos cambios constitucionales o legales positivos en la región (esfuerzos por la abolición de la pena de muerte, la institución de un Defensor del Pueblo, algunas reformas de los procedimientos judiciales, etc.), la situación global en los ámbitos de los derechos humanos y el Estado de Derecho sigue siendo preocupante;

23.  Respalda las conclusiones de la publicación de la OCDE sobre Asia Central de enero de 2011 (Central Asia Competitiveness Outlook), y manifiesta una especial inquietud por la situación de los derechos humanos y laborales, así como por la falta de apoyo a la sociedad civil en los países de Asia Central, y respecto al sistema educativo, las PYME, las reformas de la propiedad de la tierra y las políticas de inversión de la región, que requieren una mejor difusión en todo el tejido económico, en lugar de centrarse, como ahora, en los sectores de la minería y la energía;

24.  Pide que se refuercen los diálogos sobre derechos humanos con el fin de hacerlos más eficaces y lograr que se orienten en mayor medida hacia los resultados; pide, a este respecto, una amplia participación del Parlamento Europeo en la supervisión de estos diálogos; insta al Consejo y al Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE) a que evalúen la repercusión de sus diálogos anteriores, tengan en cuenta los parámetros de referencia, en cooperación con el Parlamento Europeo, para los progresos realizados por los Estados de la región en el ámbito de los derechos humanos y el Estado de Derecho y evalúen la eficacia de los proyectos de asistencia de la UE en los esfuerzos a tal fin;

25.  Censura todo tipo de recurso a la tortura, así como las fuertes restricciones a los medios de comunicación y a las libertades de expresión, reunión y asociación; insta a la UE y a su AR/VP a que planteen públicamente los casos de los presos políticos y los defensores de los derechos humanos y periodistas encarcelados y a que pidan su liberación inmediata;

26.  Valora en sumo grado el trabajo de las fundaciones políticas en la cooperación práctica en favor del proceso de democratización con su sostenida presencia sobre el terreno;

27.  Considera la Iniciativa para el Estado de Derecho un componente clave de la cooperación con los Estados de Asia Central y aprueba la ejemplar interacción entre la UE y sus Estados miembros en la ejecución de proyectos de asistencia; observa que la interacción entre los proyectos y la sociedad civil local ha sido escasa, y que un mayor grado de interacción con la sociedad civil, junto a un mejor acceso a información sobre la iniciativa para los actores de la sociedad civil local, mejoraría la visibilidad, transparencia y responsabilidad con respecto a sus actividades, de conformidad con los objetivos más generales de la UE relativos a la mejora de la estrategia para Asia Central, consignados en el informe conjunto de situación; subraya la necesidad de que el proyecto Plataforma del Estado de Derecho incluya objetivos claros y una evaluación transparente de su ejecución y sus resultados, evitando reforzar los componentes represivos de las fuerzas de seguridad; insiste en que una buena aplicación de la iniciativa debe ser uno de los criterios básicos a la hora de prestar asistencia o apoyo presupuestario;

Educación, menores e intercambios interpersonales

28.  Subraya que la educación es la base del desarrollo democrático de la sociedad; pide, por consiguiente, que prosigan los esfuerzos para modernizar el sector de la educación pública, incluyendo la educación empresarial, y lograr su gratuidad y accesibilidad, y un refuerzo de la Iniciativa de Educación, y en particular de los intercambios académicos internacionales de estudiantes y profesores, en el contexto más amplio de un apoyo al desarrollo, en todos los países de la región, de una sociedad civil fundada en derechos humanos y laborales estables; subraya que también es esencial promover procesos para garantizar la participación de las mujeres y su acceso al mercado de trabajo;

29.  Observa que la labor de la UE en materia de educación y derechos humanos debe complementarse con acciones y programas destinados a la juventud, el grupo más vulnerable en estas sociedades; pide, en este contexto, un mayor apoyo de la UE a las iniciativas en favor de la juventud en la región, en particular aquellas que puedan reducir la creciente radicalización y fomentar la tolerancia entre los jóvenes en estos países;

30.  Pide a la UE que continúe fomentando los contactos interpersonales y los programas de intercambio en los ámbitos científico, empresarial y educativo; observa, a este respecto, que existen deficiencias en la organización y puesta en práctica de la Iniciativa Educativa UE-Asia Central e insta a la Comisión Europea a que las aborde en estrecha cooperación con los expertos en educación y los socios de Asia Central;

31.  Subraya que le sigue preocupando la situación de los menores, y en particular la persistencia del trabajo infantil forzoso en distintas formas y grados, y la necesidad de que todos los países de la región apliquen sobre el terreno sus compromisos internacionales, particularmente aquellos asumidos en virtud del Convenio de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño, el Convenio de la OIT sobre la edad mínima y el Convenio de la OIT sobre la prohibición de las peores formas de trabajo infantil;

Integración económica y crecimiento sostenible

32.  Subraya que el Estado de Derecho está vinculado al progreso económico; reitera su apoyo a la diversificación económica de los países de Asia Central, el desarrollo de un sector energético sostenible y la mejora de los transportes que conectan los recursos del mar Caspio con el mercado europeo, como forma de lograr el desarrollo económico y un crecimiento sostenido del PIB; pide a la UE que promueva la creación de un entorno de estabilidad económica mediante un marco jurídico seguro y estable y por medio de la lucha contra la corrupción y el nepotismo, que es crucial para atraer la inversión extranjera, impulsar la innovación y estimular un verdadero espíritu empresarial del sector privado, con inclusión de microcréditos para proyectos de mujeres que trabajen en régimen autónomo, de conformidad con las normas sociales, laborales y medioambientales internacionales;

33.  Subraya la necesidad de que los Gobiernos de los países de Asia Central fomenten y apoyen la proliferación de PYME, por ser uno de los elementos necesarios para el desarrollo de los países afectados, e insiste en que la UE debería conceder mayor prioridad a esta cuestión en su ayuda a las PYME en el marco del mandato del BEI para Asia Central, así como relajar los requisitos de visado para las personas que se desplazan desde Asia Central en viajes de negocios o por razones de educación superior, promoviendo al mismo tiempo las normas internacionales en materia de trabajo, medio ambiente y responsabilidad social de las empresas; considera asimismo que deben evitarse las prácticas que discriminen a las industrias europeas, también en el sector clave de la contratación pública, y pide a la UE que facilite la cooperación entre PYME de la UE y de Asia Central;

34.  Apoya una integración más firme de los países de Asia Central en la economía mundial, en particular, mediante la cooperación internacional con la OMC y la adhesión a esta organización; considera que las reformas estructurales para conseguir una economía de mercado y la adhesión a la OMC son esenciales para el desarrollo económico de los países y la región, así como para la integración de la región en la economía mundial;

35.  Subraya que la integración económica internacional y la cooperación económica regional son conceptos complementarios y que, por lo tanto, deberían aplicarse verdaderamente en Asia Central;

36.  Es consciente de la escasa integración regional que existe entre los países de Asia Central; invita a la Comisión a idear estrategias comerciales diferenciadas para cada uno de los cinco países de Asia Central, en función de sus necesidades específicas, y favorecer la integración intrarregional;

Energía, agua y medio ambiente

37.  Destaca la importancia de diversificar el suministro energético y de materias primas, especialmente de tierras raras, para la UE y los mercados de exportación, las tecnologías y los conocimientos técnicos para Asia Central; considera que es de suma importancia que los proyectos de cooperación energética incluyan contratos de suministro a largo plazo, consagrando los principios de la sostenibilidad medioambiental y la Iniciativa para la Transparencia de las Industrias Extractivas (ITIE); pide que la UE promueva la ITIE y otras iniciativas similares en todos los Estados de la región que dispongan de importantes recursos de extracción;

38.  Destaca la importancia de la energía en las relaciones con los países de Asia Central, dado que son una considerable fuente de ingresos para dichos Estados y una fuente potencial de seguridad energética para la UE;

39.  Pide al SEAE y a la Comisión que sigan prestando apoyo a proyectos energéticos y fomentando la comunicación sobre objetivos importantes como la ruta transcaspiana; acoge con satisfacción la participación de todos los países de Asia Central en la Iniciativa de Bakú;

40.  Reconoce la importancia de la cooperación con Kazajstán y Turkmenistán en materia de energía, dado que beneficia tanto a estos Estados como a los Estados miembros de la Unión Europea; acoge con satisfacción, por tanto, la firma de memorandos de entendimiento con Kazajstán y Turkmenistán que prevén la adquisición de gas, y las medidas adoptadas para el desarrollo del Corredor Meridional, concretamente con respecto al proyecto Nabucco; señala, no obstante, que Turkmenistán aún no es miembro de la Iniciativa para la Transparencia de las Industrias Extractivas (ITIE); vuelve a hacer hincapié en la necesidad de promover una mayor transparencia en relación con los ingresos derivados de la explotación de los recursos naturales; insta por tanto a la UE a que, a través de su diálogo sobre la política energética, respalde la adhesión de Turkmenistán a la ITIE con objeto de integrar aspectos relativos a la buena gobernanza en la programación energética de la UE;

41.  Destaca, en una situación de creciente escasez de energía eléctrica en Asia Central, las posibilidades de crear sinergias regionales, también en el prometedor sector de las energías renovables; pide a la UE que preste apoyo político y asistencia técnica para las iniciativas en este campo;

42.  Constata con preocupación los adversos efectos de la crisis financiera mundial para Asia Central, así como los crecientes niveles de pobreza; considera que el camino hacia una buena convivencia social y económica está ligado a la prosperidad económica y que la UE debe interesarse por el desarrollo de las economías de Asia Central, en tanto que elemento importante de su estrategia para la región; pide un mayor apoyo a los programas para la mitigación de la pobreza y subraya la importancia de las inversiones del BEI;

43.  Subraya la falta de equilibrio que caracteriza a algunas de las economías de Asia Central, que dependen excesivamente de los recursos naturales, y considera que la diversificación es un importante objetivo a medio y largo plazo en esta región; destaca, en este contexto, la importancia del programa de inversiones para Asia Central y pide que se aplique en el conjunto de los cinco países;

44.  Considera que para lograr la sostenibilidad económica y un amplio desarrollo social y económico es esencial garantizar una reinversión coherente y exhaustiva de los ingresos nacionales procedentes de los recursos naturales;

45.  Considera que la reforma del sector agrícola es de suma importancia, en particular, en cuanto a lograr la seguridad alimentaria, diversificar la producción, garantizar la gestión sostenible de simientes y reducir la dependencia del cultivo de algodón en lugar de otro cultivos; subraya, además, la necesidad de introducir prácticas y técnicas avanzadas de gestión y conservación del agua y en materia de irrigación para alcanzar estos objetivos; pide a los Gobiernos de Asia Central que asuman el liderazgo con respecto a este enfoque;

46.  Hace hincapié en que la falta de energía (por ejemplo para calefacción y electricidad) está agravando la situación de las personas pobres en los países de Asia Central; insta a la UE a que, de acuerdo con sus compromisos en materia de cambio climático, intensifique su ayuda mediante el desarrollo de una política energética sostenible, incluyendo la eficiencia energética y las fuentes de energía renovables;

47.  Hace hincapié en que las cuestiones relacionadas con el agua en la región siguen siendo una de las principales fuentes de tensión y conflicto potencial y subraya la importancia de un enfoque regional para la protección y adecuada gestión de recursos hídricos comunes; observa, en particular, que los proyectos sobre energía hidroeléctrica y recursos hídricos en los Estados aguas arriba de Kirguistán y Tayikistán han provocado un aumento de las tensiones regionales con los países de Asia Central situados aguas abajo; pide en este sentido a los países de la región que aún no lo hayan hecho que firmen y ratifiquen sin más demora los Convenios de Espoo y de Aarhus y que promuevan la participación de los actores locales en la adopción de decisiones;

48.  Destaca la necesidad de establecer un marco permanente creíble y eficaz en el que los países situados aguas arriba y aguas abajo puedan debatir y decidir conjuntamente qué medidas adoptar con el fin de abordar y resolver los problemas relacionados con el agua en la región;

49.  Acoge con satisfacción el mayor compromiso de los bancos de desarrollo europeos en la región y, especialmente, la ampliación del mandato del BEI a Asia Central, con la atención centrada en las cuestiones relativas al medio ambiente y al agua; pide a los bancos de desarrollo que apliquen los principios establecidos por el BERD en lo relativo a no facilitar ayuda a empresas que sean propiedad de Estados en los que se cometan sistemáticamente violaciones de los derechos humanos;

50.  Insta a la UE, en el contexto de la escasez de agua regional, a que intensifique su ayuda con respecto a la gestión del agua en el ámbito de la Iniciativa para el Agua y el Medio Ambiente de la UE y a que explore, como forma de abordar la escasez de agua en los Estados situados aguas arriba, otras opciones para la energía solar y eólica que puedan ayudar a pequeña escala a las comunidades rurales; lamenta que, hasta la fecha, el proyecto de la UE sobre la gobernanza del agua se haya centrado principalmente en la calidad del agua, que es importante, pero menos relevante para la situación en Asia Central que las cuestiones de la distribución y la asignación de los recursos hídricos;

51.  Considera que su experiencia en la gestión de recursos hídricos transnacionales y su actual implicación en la cooperación bilateral en favor de planes nacionales integrados de gestión del agua y la cooperación multilateral en el proyecto regional sobre la gobernanza del agua y el Fondo Internacional para el Mar de Aral brindan una oportunidad para que la UE se perfile como mediador y facilitador en el reparto de los recursos hídricos entre los Estados situados aguas arriba y aguas abajo (Afganistán septentrional incluido) y promueva el establecimiento de un orden cooperativo sostenible sobre la gobernanza del agua basado en el Derecho internacional a nivel de tratados, un papel que ningún otro actor internacional puede o está dispuesto a desempeñar, pese a los llamamientos de los países afectados;

Gestión de la seguridad/las fronteras

52.  Manifiesta su satisfacción por la forma en que las cinco Repúblicas de Asia Central aplican actualmente el plan para la Zona sin Armamento Nuclear de Asia Central; considera que el Tratado, con su compromiso vinculante con respecto al desarme nuclear para países en cuyo territorio se estacionaban anteriormente armas nucleares y que lindan con países que poseen armamento nuclear, constituye una importante contribución a los esfuerzos en pos de un mundo sin armas nucleares y un potente ejemplo de cooperación en materia de no proliferación;

53.  Reconoce que la falta de garantías en materia de derechos y oportunidades fundamentales, a raíz de la falta de democracia y de garantías legales, puede desembocar en situaciones de inseguridad;

54.  Reafirma su apoyo a las acciones encaminadas a impulsar la cooperación regional como importante vía para abordar los múltiples problemas transfronterizos de seguridad, de gestión de los recursos, étnicos, medioambientales y de desarrollo, así como la lucha contra el terrorismo y el extremismo religioso violento en los Estados afectados; respalda la continuación y profundización del programa de gestión de fronteras BOMCA y del programa de lucha contra la droga CADAP;

55.  Subraya que los programas BOMCA y CADAP no están financiados por el Instrumento de Estabilidad sino por el ICD; señala que, dado que el Instrumento de Estabilidad está diseñado para ser flexible y responder a las crisis a corto plazo mientras se trabaja en los retos transregionales y a largo plazo en materia de seguridad, sería razonable colocar estos programas bajo el paraguas del Instrumento de Estabilidad;

56.  Subraya que la seguridad regional responde al interés tanto de la UE como de otras partes activas en la zona, como la Federación de Rusia, China y los Estados Unidos, que comparten la misma preocupación por la creciente inestabilidad y radicalización en la región, y por la permeabilidad de las fronteras con Afganistán y el tráfico de drogas resultante;

57.  Toma nota de la adhesión de Kazajstán a la unión aduanera con Rusia y Belarús y espera que el desarrollo de esta entidad no oponga barreras a la cooperación regional y no entorpezca el desarrollo de relaciones bilaterales con la UE;

58.  Subraya que la inclusión estructural de Afganistán en la cooperación sectorial, sobre todo con respecto a la gestión de la seguridad y de las fronteras, la seguridad humana y la gestión del agua, es fundamental para garantizar la estabilidad y seguridad en la región; Pide la intensificación de la cooperación transfronteriza con Afganistán, y subraya la necesidad de coherencia entre el enfoque de la UE con respecto a Afganistán y la estrategia para Asia Central, particularmente en lo concerniente a acciones y programas en materia de transporte, energía, comercio y desarrollo;

59.  Pide a la UE que oriente su asistencia hacia la lucha contra la droga y la trata de seres humanos, que figuran entre las principales fuentes de inestabilidad en Asia Central a las que la UE puede destinar sus esfuerzos; observa con preocupación la evolución a este respecto en toda la región y pide que la UE proponga y fomente acciones transfronterizas; apoya la organización de foros de Asia Central para luchar contra el narcotráfico;

60.  Expresa su preocupación por el doble fenómeno de la aparición de veleidades y movimientos fundamentalistas como efecto espurio de lo acontecido en Afganistán y como reacción frente a la conducta pasada de los Gobiernos de la región en materia de derechos humanos y democracia; destaca que la lucha contra el terrorismo es un elemento importante de la estrategia de la UE para Asia Central;

61.  Pide que la Reforma del Sector de Seguridad (SSR) en los países de Asia Central figure en la agenda política de las reuniones con los representantes de Asia Central, y urge al estudio de los ámbitos de esta Reforma que podrían respaldarse en la región junto con los trabajos existentes sobre el Estado de Derecho y la gestión de fronteras;

62.  Subraya la necesidad de que las misiones de la OSCE y de las Naciones Unidas puedan desarrollar libremente su labor en estos países, dado que estas organizaciones son esenciales en la tan necesaria asistencia en el marco de la Reforma del Sector de Seguridad;

Cuestiones específicas para cada país

63.  Subraya que los siguientes apartados específicos para cada país incluyen un conjunto de cuestiones urgentes, si bien no pretenden ofrecer un análisis completo de cada país;

Kazajstán

64.  Pide a la AR/VP que mantenga la presión sobre las autoridades kazajas para que cumplan plenamente sus promesas relativas a la mejora de las elecciones y la libertad de los medios de comunicación, anunciadas en el período previo a su presidencia de la OSCE en 2010, de conformidad con los compromisos centrales de los Estados miembros de la OSCE y con el Plan Nacional para los Derechos Humanos adoptado por el Gobierno kazajo en 2009;

65.  Pide a las autoridades kazajas que no dejen de cumplir las obligaciones y los compromisos internacionales asumidos, incluidos los relativos a la dimensión humana de la OSCE;

66.  Acoge con satisfacción las aspiraciones de Kazajstán de avanzar hacia unas relaciones mejores y más estrechas con la UE, y la reciente puesta en marcha de las negociaciones sobre un nuevo AAC mejorado entre la UE y Kazajstán, y subraya que la cooperación económica debe ir de la mano de una cooperación política y basarse en la voluntad política de aplicar y defender valores comunes; espera con interés, en este contexto, que se produzcan avances tangibles en los ámbitos de la libertad de los medios de comunicación, la libertad de expresión y la libertad de asociación y reunión, así como mejoras en el desarrollo del proceso electoral en las próximas elecciones legislativas de 2012;

67.  Observa con pesar que la competencia relativa a la supervisión de las infraestructuras penitenciarias haya sido cedida recientemente por el Ministerio de Justicia al Ministerio del Interior, y pide al Gobierno de Kazajstán que intensifique sus esfuerzos por prevenir y subsanar las prácticas de tortura y trato inhumano, cruel o degradante;

68.  Alienta a Kazajstán a dar pruebas de su renovado compromiso con la Iniciativa para la Transparencia de las Industrias Extractivas (ITIE) mediante la supresión de todos los obstáculos legales y normativos que entorpecen la buena aplicación de esta iniciativa;

Kirguistán

69.  Elogia los esfuerzos de Kirguistán por llevar a cabo reformas democráticas y avanzar hacia un verdadero sistema basado en el multipartidismo; espera que se logren avances adicionales en el desarrollo de las próximas elecciones presidenciales, programadas para más adelante dentro del presente año; señala que se necesitan esfuerzos sostenidos para desarrollar una democracia que funcione plenamente y, habida cuenta de que Kirguistán es uno de los países piloto del programa de la UE de apoyo a la democracia, pide a la UE que asista a las autoridades de Kirguistán en el ámbito del desarrollo institucional, la consolidación de las prácticas democráticas y la lucha contra la corrupción y contra la infiltración del crimen organizado en la administración de Kirguistán;

70.  Acoge con satisfacción la decisión del Gobierno de Kirguistán de crear una comisión especial para aplicar y supervisar las recomendaciones de la Comisión Internacional Independiente para la investigación de los sucesos que tuvieron lugar en junio de 2010 en el sur de Kirguistán, y pide a las autoridades kirguisas que adopten las medidas necesarias para rebajar las tensiones interétnicas, mitigar el etnonacionalismo y estabilizar la situación y que promuevan el diálogo cultural, el respeto de los derechos de las minorías y la lucha contra toda forma de discriminación, promulgando, entre otras, una auténtica reforma judicial y policial, como condición necesaria para evitar violaciones de los derechos humanos como la tortura y otros tipos de abuso policial; pide a la UE que diseñe y aplique programas de asistencia de la UE, junto con las autoridades kirguisas y ONG, encaminados a la prevención de conflictos, la reconciliación y la prevención de la impunidad;

Tayikistán

71.  Manifiesta su preocupación por la ineficacia de la ayuda de la UE para el desarrollo en el país, debida al alto nivel de corrupción, a la influencia de la delincuencia organizada en la gobernanza y a la emergente fragmentación regional, impulsada por las pésimas condiciones económicas y sociales; pide, por tanto, un enfoque alternativo basado en la seguridad humana a través de canales de asistencia alternativos;

72.  Expresa su preocupación por las noticias sobre la tortura en las cárceles y el hecho de que todavía no se permita a los monitores de la sociedad civil acceder a los lugares de detención; pide, en aras de la transparencia y para facilitar las tareas de supervisión, que se otorgue al CICR y a los monitores internacionales acceso a los centros penitenciarios;

73.  Recomienda al Gobierno de Tayikistán, a este respecto, que fije el objetivo de alcanzar progresos en los ámbitos arriba señalados, orientados a la consecución de mejoras importantes y sostenidas de la situación del país en términos de transparencia, gobernanza y otros parámetros relevantes definidos por organizaciones internacionales; pide una estricta condicionalidad de la ayuda de la UE, por cuanto concierne a su canalización a través de estructuras estatales;

74.  Pide a la UE que promueva y favorezca, mediante estudios de viabilidad, asesoramiento técnico y, en su caso, préstamos adecuados del BEI, el desarrollo de proyectos de plantas hidroeléctricas a menor escala distribuidas a lo largo del curso de los ríos y el desarrollo de energías renovables alternativas;

Turkmenistán

75.  Manifiesta su satisfacción por la legislación adoptada en los ámbitos político, económico, social y educativo, pero subraya la necesidad de acompañarla de importantes medidas de ejecución; insta al Consejo y a la AR/VP, a este respecto, a que animen a las autoridades de Turkmenistán a aplicar plenamente la nueva legislación y a colaborar más activamente con organizaciones internacionales y regionales;

76.  Pide que se cumplan enteramente las condiciones fijadas por el Parlamento Europeo en febrero de 2008, en particular el acceso libre y sin trabas del Comité Internacional de la Cruz Roja, la liberación de todos los presos políticos y de conciencia, la derogación de todas las restricciones gubernamentales a los viajes y la posibilidad de que las ONG desarrollen su actividad en el país; considera que estas condiciones deben estar cumplidas para que quepa considerar que Turkmenistán cumple con las normas internacionales que ha ratificado;

77.  Manifiesta su preocupación, en particular, por el hecho de que las autoridades actuales hayan venido aplicando políticas represivas contra toda forma de oposición, ONG independientes y activistas de derechos humanos; considera que cabe lamentar, en particular, la imposibilidad de mantener un diálogo con la sociedad civil en Turkmenistán;

Uzbekistán

78.  Toma nota de las conclusiones del Consejo, de octubre de 2009, en las que se pone fin a todas las sanciones impuestas a Uzbekistán y se confirma la voluntad de la UE de fortalecer las relaciones con dicho país de una manera global; recuerda que el nivel de compromiso depende de los avances de Uzbekistán en los ámbitos de los derechos humanos, la democratización y el Estado de Derecho y la lucha contra el tráfico de droga, y espera que el SEAE y el Consejo desarrollen una política de compromiso europeo crítico, condicional y coherente con Uzbekistán;

79.  Reitera su preocupación por las noticias sobre el continuo recurso al trabajo infantil forzoso, en particular, en la agricultura; toma nota de la preocupación de la OIT, de los representantes de los trabajadores, de los empleadores y de las ONG por el recurso, autorizado por el Estado, al trabajo infantil forzoso en la industria algodonera de Uzbekistán; insta a las autoridades de Uzbekistán a que colaboren con la OIT y concedan a dicha organización un acceso sin trabas para supervisar la cosecha de algodón sobre el terreno, y a que desarrollen, apliquen y supervisen políticas efectivas tendentes a la supresión permanente del trabajo infantil forzoso; pide a la Unión Europea que preste apoyo al Gobierno de Uzbekistán en sus esfuerzos en este ámbito;

80.  Expresa su alarma por la reciente decisión de las autoridades uzbekas de cerrar la oficina de Human Rights Watch en Tashkent, les recuerda sus obligaciones con respecto a la OSCE y les pide que permitan a las ONG y monitores nacionales e internacionales acceder y desarrollar su actividad sin restricciones en todo el territorio del país;

o
o   o

81.  Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo y a la Comisión, al SEAE, al Representante Especial de la UE para Asia Central, y a los Gobiernos y Parlamentos de Kazajstán, Kirguistán, Tayikistán, Turkmenistán y Uzbekistán.

(1) http://www.consilium.europa.eu/uedocs/cms_data/librairie/PDF/EU_CtrlAsia_EN-RU.pdf
(2) http://eeas.europa.eu/central_asia/docs/progress_report_0609_en.pdf
(3) http://register.consilium.europa.eu/pdf/en/10/st11/st11402.en10.pdf
(4) DO C 184 E de 6.8.2009, p. 49.
(5) DO C 81 E de 15.3.2011, p. 80.
(6) Textos Aprobados, P7_TA(2010)0283.
(7) Textos Aprobados, P7_TA(2010)0399.
(8) Textos Aprobados, P7_TA(2010)0441.
(9) Textos Aprobados, P7_TA(2010)0489.
(10) Textos Aprobados, P7_TA(2011)0334.
(11) DO L 386 de 29.12.2006, p. 1.

Aviso jurídico - Política de privacidad