Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2012/2878(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclos relativos a los documentos :

Textos presentados :

RC-B7-0503/2012

Debates :

PV 22/11/2012 - 17.2
CRE 22/11/2012 - 17.2

Votaciones :

PV 22/11/2012 - 18.2

Textos aprobados :

P7_TA(2012)0464

Textos aprobados
PDF 126kWORD 24k
Jueves 22 de noviembre de 2012 - Estrasburgo
Situación en Birmania/Myanmar, en particular la incesante violencia en el Estado de Rakhine
P7_TA(2012)0464RC-B7-0503/2012

Resolución del Parlamento Europeo, de 22 de noviembre de 2012, sobre la situación en Birmania/Myanmar, especialmente en lo que se refiere a los continuados actos de violencia en el Estado de Rakhine (2012/2878(RSP))

El Parlamento Europeo,

–  Vistas sus anteriores Resoluciones sobre Birmania/Myanmar, y en particular las de 20 de abril de 2012(1) y 13 de septiembre de 2012(2),

–  Visto el informe del Relator Especial de las Naciones Unidas sobre la situación de los derechos humanos en Birmania/Myanmar, de 24 de agosto de 2012,

–  Vista la Decisión del Consejo 2012/225/CFSP de 26 de abril de 2012,

–  Vista la declaración del presidente Thein Sein al Parlamento de Birmania/Myanmar sobre la situación en el Estado de Rakhine, de 17 de agosto de 2012,

–  Vista la declaración del Secretario General de las Naciones Unidas sobre la situación en el Estado de Rakhine de Birmania/Myanmar, de 25 de octubre de 2012,

–  Vista la declaración del portavoz de la Alta Representante, Catherine Ashton, sobre la reanudación de la violencia en el Estado de Rakhine, en Birmania/Myanmar, de 26 de octubre de 2012,

–  Vista la Declaración Conjunta firmada el 3 de noviembre de 2012 por el Presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, y el Ministro de la Presidencia de la República de Myanmar, el Sr. U Aung Min, en el Centro para la Paz de Birmania/Myanmar, en Yangon,

–  Visto el recurso interpuesto el 9 de noviembre de 2012 por el Alto Comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Navi Pillay, ante el Gobierno de Birmania/Myanmar, en el que le instaba a adoptar las medidas necesarias que garantizaran los derechos y la igualdad de trato a la minoría rohingya,

–  Vista la carta dirigida el 16 de noviembre de 2012 por el Presidente Thein Sein al Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, en la que el presidente de Birmania/Myanmar se compromete a considerar la concesión de la ciudadanía a los apátridas musulmanes de la minoría rohingya,

–  Vista la Convención de las Naciones Unidas de 1951 sobre el Estatuto de los Refugiados y su Protocolo de 1967,

–  Vistos los artículos 18 a 21 de la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948,

–  Visto el artículo 25 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de 1966,

–  Vistas las declaraciones de diversos representantes del Gobierno y de la oposición de Birmania/Myanmar, incluidas las pronunciadas por Aung San Suu Kyi, negando los derechos ciudadanos de la minoría étnica rohingya y minimizando la responsabilidad de las autoridades del Estado en los violentos enfrentamientos que han tenido lugar recientemente,

–  Vista la declaración de la Comisión Nacional de Derechos Humanos de Birmania/Myanmar de agosto de 2012, en la que señalaba que la persecución de los miembros de la minoría rohingya y los acontecimientos en el Estado de Rakhine no son de su incumbencia,

–  Vistos el artículo 122, apartado 5, y el artículo 110, apartado 4, de su Reglamento,

A.  Considerando que, desde principios de 2011, el Gobierno de Birmania/Myanmar ha dado pasos significativos para restaurar las libertades civiles, si bien las recientes atrocidades cometidas en el Estado de Rakhine ponen en evidencia las enormes dificultades que deben superarse todavía;

B.  Considerando que la situación en el Estado de Rakhine sigue siendo tensa, con al menos 110 000 personas expulsadas de sus hogares desde junio de 2012 y 89 personas muertas y más de 5 300 viviendas y edificios religiosos destruidos desde que se reanudó la violencia el pasado mes de octubre;

C.  Considerando que la mayoría de los desplazados pertenecen a la minoría rohingya que viven en campamentos en condiciones inaceptables y de grave hacinamiento, con niveles alarmantes de desnutrición infantil, un suministro de agua y condiciones sanitarias totalmente inadecuados, prácticamente sin servicios escolares y sin un acceso suficiente a la ayuda humanitaria;

D.  Considerando que el estado de excepción, que autoriza la imposición de la ley marcial, ha estado en vigor en el Estado de Rakhine desde que empezaron los enfrentamientos entre comunidades en junio de 2012, y que a fines de octubre de 2012 el Gobierno declaró el toque de queda en las zonas afectadas y desplegó fuerzas de seguridad adicionales, unas medidas que hasta ahora no han conseguido poner fin a la violencia;

E.  Considerando que prosigue la discriminación contra la minoría rohingya; que las autoridades locales han sido cómplices de los ataques contra la minoría rohingya y están llevando a cabo una política activa dirigida a su expulsión del país, y que la comunidad internacional ha instado al Gobierno de Birmania/Myanmar a que revise su Ley de ciudadanía de 1982 para garantizar que los miembros de la minoría rohingya dejen de ser apátridas y atajar las raíces de la tradicional discriminación contra la población de etnia rohingya;

F.  Considerando que Rakhine es el segundo Estado más pobre de Birmania/Myanmar, uno de los países menos desarrollados del mundo, y que la pobreza y la represión han contribuido a fomentar la violencia entre comunidades, al igual que los amargos recuerdos históricos de ambas comunidades;

G.  Considerando que, el 31 de octubre de 2012, tres expertos de las Naciones Unidas expresaron su profunda preocupación por los actos continuos de violencia entre comunidades en el Estado de Rakhine e instaron al Gobierno a que atajara con urgencia las causas subyacentes de las tensiones y el conflicto entre las comunidades budista y musulmana en la región;

H.  Considerando que el Gobierno de Birmania/Myanmar creó en agosto de 2012 una comisión de investigación, que no incluye a ningún representante de la comunidad rohingya, con el fin de investigar las causas del estallido de la violencia sectaria y formular propuestas acerca de los medios para poner fin a la misma, y que hasta ahora el trabajo de dicha comisión se ha mostrado ineficaz;

I.  Considerando que, a raíz de los continuos actos de violencia, aproximadamente un millón de personas de etnia rohingya ha huido en los últimos años a los países vecinos; que unas 300 000 personas han buscado refugio en Bangladesh y 92 000 en Tailandia, y que se calcula que unos 54 000 solicitantes de asilo no registrados se han refugiado en nueve campamentos a lo largo de la frontera entre Tailandia y Birmania/Myanmar;

J.  Considerando que al menos 4 000 personas han huido en barco a Sittwe, la capital del Estado de Rakhine, donde el gobierno ha separado a los musulmanes, incluidos los miembros de la minoría rohingya, del resto de la población, trasladándolos a campamentos, y que se calcula que al menos 3 000 personas de la minoría rohingya han huido por mar a la frontera entre Birmania/Myanmar y Bangladesh, donde desde junio se ha ordenado a las fuerzas de seguridad de Bangladesh que rechacen a todas las personas que se aproximen a la frontera;

K.  Considerando que, en su visita a la capital birmana, Nay Pyi Taw, el Presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, ofreció a Birmania/Myanmar 78 millones de euros de ayuda de la UE para el desarrollo, y destacó que la UE está dispuesta a movilizar cuatro millones de euros para ayuda humanitaria inmediata, siempre y cuando se garantice el acceso a las zonas afectadas;

1.  Expresa su alarma por el recrudecimiento de la violencia étnica en Rakhine, que ha causado numerosos muertos y heridos, la destrucción de propiedades y el desplazamiento de las poblaciones locales; expresa, asimismo, su preocupación por el hecho de que los enfrentamientos entre comunidades puedan poner en peligro la transición del país hacia la democracia y tener repercusiones más amplias en toda la región;

2.  Toma nota de las continuas reformas de los derechos políticos y civiles que tienen lugar en Birmania/Myanmar, si bien insta a las autoridades a que redoblen sus esfuerzos, de forma que se contemple también la liberación de los presos políticos restantes, y a que atajen con carácter de urgencia la violencia entre comunidades y sus consecuencias;

3.  Considera que el actual repunte de la violencia entre comunidades en el Estado de Rakhine es una consecuencia de las antiguas políticas discriminatorias contra la población rohingya, al tiempo que destaca que hasta ahora se ha hecho muy poco para prevenir o atajar las causas fundamentales de la tensión entre comunidades y la discriminación étnica;

4.  Toma nota de las declaraciones del Gobierno en el sentido de que llevará a cabo una investigación exhaustiva e independiente sobre los hechos y tomará medidas contra los instigadores de la violencia; insta al Gobierno de Birmania/Myanmar a que adopte con carácter inmediato medidas dirigidas a poner fin a la violencia y la discriminación étnicas y a que lleve ante los tribunales a los responsables de los enfrentamientos violentos y otros abusos relacionados con ellos en el Estado de Rakhine;

5.  Pide a todas las partes que encuentren soluciones duraderas para resolver los problemas entre comunidades, al tiempo que reitera su llamamiento a las fuerzas políticas para que adopten una posición clara a favor de una sociedad pluralista con un diálogo integrador con las comunidades locales;

6.  Pide al Gobierno de Birmania/Myanmar que ponga fin a las prácticas discriminatorias contra la población rohingya; reitera sus anteriores llamamientos a favor de la modificación o la derogación de la Ley de ciudadanía de 1982 para asegurar que la minoría rohingya tenga el mismo acceso a la ciudadanía de Birmania/Myanmar;

7.  Insta a las autoridades de Birmania/Myanmar a que tomen medidas más enérgicas en cuestiones relativas a los derechos de los ciudadanos, especialmente en lo que se refiere al acceso a la educación, a los permisos de trabajo y a la libertad de circulación de la minoría rohingya;

8.  Pide al Gobierno de Birmania/Myanmar que facilite a las agencias de las Naciones Unidas y a las ONG humanitarias, los periodistas y los diplomáticos el acceso sin trabas a todas las regiones del país, incluido el Estado de Rakhine, así como el acceso sin restricciones a la ayuda humanitaria dirigida a todas las poblaciones afectadas; pide, asimismo, a las autoridades de Birmania/Myanmar que mejoren con carácter de urgencia las condiciones en los campamentos de desplazados de la minoría rohingya;

9.  Pide a la UE y a los Estados miembros que presten asistencia humanitaria y apoyen al Gobierno de Birmania/Myanmar en sus esfuerzos por estabilizar la situación y agilizar la aplicación de programas de reforma de tal modo que integren el Estado de Derecho, el respeto de los derechos humanos y la libertad política;

10.  Acoge con satisfacción las propuestas formuladas por la Comisión sobre el Estado de Derecho del Parlamento de Birmania/Myanmar, e insta al Gobierno a que aplique rápidamente reformas legislativas, institucionales y políticas para poner fin a las graves violaciones de los derechos humanos en las regiones afectadas por los conflictos étnicos y otros conflictos armados, así como para hacer frente a la actual impunidad en los actos de violación de los derechos humanos, especialmente cuando los cometen las fuerzas armadas y de seguridad del Estado;

11.  Acoge con satisfacción la liberación el 17 de septiembre de 2012 de 514 presos, entre ellos 90 prisioneros políticos, así como la liberación el 19 de noviembre de 2012 de 66 prisioneros, incluidos al menos 44 presos políticos, en una amnistía que coincidió con la visita del presidente estadounidense Obama a Birmania/Myanmar; pide al Gobierno de Birmania/Myanmar que libere a todos los presos de conciencia que siguen privados de libertad, que aclare con precisión cuántos siguen detenidos y que tome medidas dirigidas a garantizar la reinserción de los presos liberados en la sociedad;

12.  Acoge con satisfacción las conclusiones del Consejo sobre Birmania/Myanmar, de 23 de abril de 2012, que incluyen la suspensión de las medidas restrictivas impuestas al Gobierno, con la excepción del embargo de armas, así como el deseo de la UE de seguir respaldando el proceso de transición del país; considera que las cuestiones relativas a los derechos humanos son fundamentales en las políticas de la UE, como la asistencia al proceso de reformas, la contribución al desarrollo económico, político y social y la consolidación del Estado de Derecho y las libertades fundamentales, en particular la libertad de expresión y de reunión; acoge con satisfacción, en este mismo contexto, la reciente visita del Presidente de la Comisión Europea y el aumento inmediato de la financiación humanitaria por parte de la Comisión para el año 2012, con el fin ayudar a la población del Estado de Rakhine;

13.  Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Gobierno y al Parlamento de Birmania/Myanmar, a la Alta Representante de la UE, a la Comisión, a los Parlamentos y los Gobiernos de los Estados miembros, al Secretario General de la ASEAN, a la Comisión Intergubernamental de Derechos Humanos de la ASEAN, al Secretario General de la Commonwealth, al Representante Especial de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Birmania/Myanmar, al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados y al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

(1) Textos Aprobados, P7_TA(2012)0142.
(2) Textos Aprobados, P7_TA(2012)0355.

Aviso jurídico - Política de privacidad