Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2013/2005(INI)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : A7-0262/2013

Textos presentados :

A7-0262/2013

Debates :

PV 09/09/2013 - 23
CRE 09/09/2013 - 23

Votaciones :

PV 10/09/2013 - 11.9
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P7_TA(2013)0344

Textos aprobados
PDF 182kWORD 44k
Martes 10 de septiembre de 2013 - Estrasburgo
Velar por la buena marcha del mercado interior de la energía
P7_TA(2013)0344A7-0262/2013

Resolución del Parlamento Europeo, de 10 de septiembre de 2013, sobre velar por la buena marcha del mercado interior de la energía (2013/2005(INI))

El Parlamento Europeo,

–  Vista la Comunicación de la Comisión titulada «Velar por la buena marcha del mercado interior de la energía» y los documentos de trabajo que la acompañan (COM(2012)0663),

–  Vista su Posición, de 12 de marzo de 2013, sobre la propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo relativo a las orientaciones sobre las redes transeuropeas en el sector de la energía y por el que se deroga la Decisión nº 1364/2006/CE(1),

–  Visto el Reglamento (UE) nº 994/2010 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 20 de octubre de 2010, sobre medidas para garantizar la seguridad del suministro de gas y por el que se deroga la Directiva 2004/67/CE del Consejo(2),

–  Visto el Reglamento (UE) nº 1227/2011 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 25 de octubre de 2011, sobre la integridad y la transparencia del mercado mayorista de la energía(3),

–  Vista la Directiva 2009/73/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 13 de julio de 2009, sobre normas comunes para el mercado interior del gas natural(4),

–  Vista la Directiva 2009/72/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 13 de julio de 2009, sobre normas comunes para el mercado interior de la electricidad y por la que se deroga la Directiva 2003/54/CE(5),

–  Visto el Reglamento (CE) n° 714/2009 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 13 de julio de 2009, relativo a las condiciones de acceso a la red para el comercio transfronterizo de electricidad y por el que se deroga el Reglamento (CE) nº 1228/2003,

–   Visto el Reglamento (CE) n° 715/2009 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 13 de julio de 2009, sobre las condiciones de acceso a las redes de transporte de gas natural y por el que se deroga el Reglamento (CE) nº 1775/2005,

–  Vista la Directiva 2012/27/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 25 de octubre de 2012, relativa a la eficiencia energética(6),

–  Vista la Directiva 2009/71/Euratom del Consejo, de 25 de junio de 2009, por la que se establece un marco comunitario para la seguridad nuclear de las instalaciones nucleares(7);

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 3 de marzo de 2010, titulada «Europa 2020. Una estrategia para un crecimiento inteligente, sostenible e integrador» (COM(2010)2020),

–  Vista la Decisión n° 994/2012/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 25 de octubre de 2012, por la que se establece un mecanismo de intercambio de información con respecto a los acuerdos intergubernamentales entre los Estados miembros y terceros países en el sector de la energía(8),

–  Vista la Comunicación de la Comisión de 15 de diciembre de 2011 titulada «Hoja de Ruta de la Energía para 2050» (COM(2011)0885),

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 3 de octubre de 2012, titulada «Acta del Mercado Único II - Juntos por un nuevo crecimiento» (COM(2012)0573),

–  Vista la Comunicación de la Comisión de 6 de junio de 2012 titulada «Energías renovables: principales protagonistas en el mercado europeo de la energía» (COM(2012)0271),

–  Vista su Resolución, de 25 de noviembre de 2010, sobre una nueva estrategia energética para Europa 2011-2020(9),

–  Vista su Resolución, de 12 de junio de 2012, sobre cooperar en materia de política energética con socios más allá de nuestras fronteras: una estrategia para un suministro energético seguro, sostenible y competitivo(10),

–  Vista su Resolución, de 13 de diciembre de 2012, sobre la industria siderúrgica de la UE(11),

–  Vistas las Recomendaciones de la mesa redonda de alto nivel sobre el futuro del sector siderúrgico, de 12 de febrero de 2013,

–  Vista su Resolución, de 15 de marzo de 2012, sobre una hoja de ruta hacia una economía hipocarbónica competitiva en 2050(12),

–  Vista su Resolución, de 14 de marzo de 2013, sobre la Hoja de Ruta de la Energía para 2050, un futuro con energía(13),

–  Vistas su Resolución sobre aspectos industriales, energéticos y otros del gas y del petróleo de esquisto(14), y su Resolución sobre las repercusiones medioambientales de la extracción de gas y petróleo de esquisto(15), aprobadas ambas el 21 de noviembre de 2012,

–  Visto el artículo 48 de su Reglamento,

–  Vistos el informe de la Comisión de Industria, Investigación y Energía y la opinión de la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor (A7-0262/2013),

A.  Considerando que los Estados miembros se han comprometido a respetar unos plazos estrictos para completar el mercado interior de la energía a más tardar en 2014 y a haber eliminado las «islas energéticas» de la UE en 2015;

B.  Considerando que un mercado interior plenamente desarrollado de la energía es indispensable para la seguridad y sostenibilidad energéticas generales de la Unión y tiene un valor esencial para la competitividad, el crecimiento económico y la creación de nuevos empleos tal como se reconoce en el Acta del Mercado Único II y en la Estrategia Europa 2020;

C.  Considerando que la Estrategia Energética para 2020 de la Comisión calcula las necesidades de inversión en el sector de la energía en 1 billón de euros para 2020, de los cuales 540 000 millones de euros son para la generación de energía y 210 000 millones de euros para las redes eléctricas y de gas de importancia europea;

D.  Considerando que la Hoja de Ruta de la Energía para 2050 destaca que la plena integración de las redes energéticas europeas y la apertura de mercados son básicas para mantener el equilibrio entre la seguridad energética, la competitividad, la rentabilidad, una economía sostenible y los intereses del consumidor; considerando que en la Hoja de Ruta de la Energía para 2050 se afirma que la eficiencia energética, las energías renovables y la infraestructura energética constituyen las opciones «útiles en todo caso»;

E.  Considerando que la cuota de fuentes de energía renovables (FER) en la combinación de la energía europea está aumentando a corto, medio y largo plazo; considerando que la integración a gran escala de las FER presupone la adaptación de la red y una mayor flexibilidad;

F.  Considerando que un mercado único de la energía permitirá a la Unión hablar con una sola voz frente a socios externos y garantizar la igualdad de condiciones para todas las empresas, ya sean de la UE o no, garantizando, además, normas sociales y ambientales y actuando para obtener reciprocidad en los terceros países;

G.  Considerando la necesidad de crear un sistema que permita a los Estados miembros intercambiar información sobre los acuerdos de suministro de energía con terceros países;

H.  Considerando que un mercado interior de la energía europeo y sus respectivos mercados de la energía nacionales deben ser competitivos y ofrecer una verdadera posibilidad de elección e información transparente a todos los consumidores, cuyo papel es fundamental en el mercado de la energía; considerando que completar el mercado interior de la energía es fundamental para reducir los costes y precios a niveles razonables y competitivos a corto, medio y largo plazo; considerando que la reducción de los precios en los mercados de la energía con frecuencia no se traslada a los consumidores;

I.  Considerando que una Comunidad Europea de la Energía que aplique el método comunitario debe basarse en un mercado común de la energía sólido, en la coordinación de la compra de energía fuera de la UE y en la financiación europea común de nuevas tecnologías energéticas sostenibles, especialmente en los campos de la investigación y la innovación;

J.  Considerando que se han logrado algunos avances hacia una mayor cooperación transfronteriza, la eliminación parcial de las islas energéticas y la prevención de la escasez de suministro;

1.  Acoge con satisfacción la Comunicación y el Plan de Acción que la acompaña, que resumen los progresos realizados hasta el momento y los retos pendientes para completar el mercado interior de la energía;

2.  Reconoce que es probable que continúe la tendencia al alza de los precios de la energía porque dichos precios están en la actualidad ligados al barril de petróleo (en el caso del gas) y a la inestabilidad de los precios del combustible (en el caso de la electricidad), y porque se ven además afectados por la dependencia de Europa de las importaciones de petróleo y gas, por el impacto de las medidas de intervención, por la insuficiencia de acciones para promover la eficiencia energética y por la falta de inversiones necesarias para el mantenimiento y modernización de los sistemas energéticos (incluidos los flujos bidireccionales y los interconectores) para garantizar un mayor nivel de seguridad del suministro y facilitar la integración de las FER; aboga por tanto, siempre respetando la libertad de los intercambios comerciales, por disociar el mecanismo de los precios del gas de la indización del petróleo, favoreciendo soluciones más flexibles;

3.  Destaca que el desarrollo de recursos locales provocará la aparición de nuevos centros de negociación en la UE y nuevos mercados al contado para el gas y la electricidad, lo que ofrece una oportunidad real para la UE y los Estados miembros de fijar sus propios precios de la energía, incluso a escala regional y local;

4.  Reconoce el valor añadido europeo de una mejor coordinación de las políticas energéticas y de la cooperación entre los Estados miembros con espíritu solidario, así como de la creación de sistemas energéticos transfronterizos eficaces y seguros, que permitirían crear sinergias gracias a una mejor gestión de la oferta y de la demanda de energía facilitada por el uso de tecnologías inteligentes a escala del sistema de distribución;

5.  Resalta la importancia de los mercados regionales y de la cooperación entre Estados miembros cuando se trata de eliminar barreras, acelerar el proceso de integración y mejorar la eficacia de las redes;

6.  Recuerda su apoyo a la creación de una Comunidad Europea de la Energía entre los Estados miembros, y pide a la Comisión y al Consejo Europeo que informen sobre los avances en su creación;

Un mercado orientado al consumidor

7.  Hace hincapié en que los consumidores finales de la energía –tanto los particulares como las PYME y la industria- son el elemento principal de un mercado interior de la energía favorable para el usuario y transparente; observa que, como tales, es necesario protegerlos, ayudarlos y darles facilidades para acceder a una información adecuada para que puedan ejercer plenamente sus derechos, al tiempo que se les anima a desempeñar un papel más activo a la hora de estimular la competencia en el mercado, pasando de ser receptores pasivos de servicios a consumidores y productores-consumidores activos e informados;

8.  Hace hincapié en la importancia de garantizar un mercado de la energía competitivo, fácil de gestionar y transparente que ofrezca una verdadera posibilidad de elección y precios competitivos para los consumidores y facilite a todos los consumidores de energía de la UE, actuales y futuros, formas seguras, sostenibles, asequibles y fiables de generar energía que tengan en cuenta los intereses de las próximas generaciones;

9.  Opina que las cooperativas locales de energía renovable, las iniciativas colectivas de cambio de proveedor y los agregadores, u otros habilitadores como el almacenamiento descentralizado y los aparatos inteligentes, facilitarán una mayor participación de los consumidores; cree que tales habilitadores ayudarán a los consumidores a comprender y gestionar mejor su consumo energético, lo que los hará más flexibles y receptivos (desde una perspectiva tanto de demanda como de suministro), y podrán reforzar el acceso a las energías renovables y generar las inversiones financieras necesarias;

10.  Recuerda el interés que presenta la aplicación de tarifas variables de utilización de las redes para incitar al consumo fuera de los períodos en los que las redes registran cargas más importantes con vistas a promover un uso sostenible de la energía;

11.  Considera que las tecnologías inteligentes deben ofrecer al consumidor una información precisa, comprensible y sencilla, que le permita controlar su consumo y producción de energía; opina, por tanto, que las tecnologías inteligentes deben completarse con una gestión de redes de transporte y distribución dinámica y en línea que incorpore servicios como el apoyo a las redes, la respuesta voluntaria de los agentes de la demanda, los servicios de eficiencia energética, la microgeneración y las soluciones de almacenamiento y los intermediarios locales o del hogar; señala, sin embargo, que deben examinarse debidamente los niveles de consumo energético necesarios para que los contadores inteligentes ofrezcan beneficios económicos, y no obligarse a invertir en ellos a los consumidores que no alcancen estos niveles de consumo de energía;

12.  Expresa su preocupación por la tendencia a incitar a las empresas de telecomunicaciones a gestionar los datos de las redes de distribución, pues esta responsabilidad plantea cuestiones importantes sobre la protección de datos, así como sobre el riesgo de que los operadores tengan que adquirir los datos que necesitan para cumplir con sus funciones como operadores de los sistemas de distribución;

13.  Reconoce que la pobreza energética es un reto importante en los Estados miembros; señala que un enfoque uniforme no tiene en cuenta la diversidad de las realidades nacionales; considera, por tanto, que los consumidores vulnerables requieren protección especial y efectiva y que, para ello, deben instaurarse los mecanismos adecuados, evitándose al mismo tiempo toda distorsión del mercado; subraya que ya existen medidas concretas como lo requiere el tercer paquete energético;

14.  Observa que la revolución del gas de esquisto en los Estados Unidos ha reducido las emisiones de CO2, creando al mismo tiempo una ventaja competitiva significativa para la industria de los Estados Unidos;

Desafíos actuales para completar el mercado interior de la energía

15.  Destaca que el mercado interior de la energía todavía no se ha completado y que los mercados de la energía nacionales no consiguen satisfacer las necesidades y expectativas de los consumidores, en la medida en que algunos Estados miembros siguen enfrentándose a: unos precios elevados; una oferta limitada de proveedores, productores y tarifas; una calidad de los servicios por lo general baja; y con frecuencia una insuficiente protección del consumidor y dificultades en caso de cambiar de proveedor; subraya, no obstante, la necesidad de crear un mercado más accesible en el que los consumidores puedan tener un papel activo y convertirse en productores-consumidores en un mercado europeo en el que se les informa sobre las condiciones que ofrece cada proveedor, de modo que puedan comparar; señala, en ese sentido, el papel que desempeña el cambio colectivo de proveedor a la hora de dar mayor poder a los consumidores y reducir sus facturas de energía;

16.  Considera que la falta de una plena aplicación de la legislación relativa al mercado interior de la energía sigue siendo uno de los principales obstáculos para completar dicho mercado; cree que la consolidación necesaria del mercado interior incluye la ampliación de nuestra infraestructura, al tiempo que se aplica la legislación del mercado interior y se refuerzan las normas de competencia;

17.  Hace hincapié en la importancia fundamental de modernizar la infraestructura existente y construir una infraestructura nueva, inteligente y flexible de generación, transporte (especialmente interconexiones transfronterizas de gas y electricidad), distribución y almacenamiento para instaurar un mercado de la energía estable, bien integrado y bien conectado, en el que se eviten los efectos negativos (como flujos de energía no planificados) y en el que se garantice la oferta a precios asequibles y competitivos y se explote plenamente el potencial de todas las fuentes de energía sostenibles y de la microgeneración, la cogeneración y la eficacia energética, de la gestión según demanda y el almacenamiento, y en el que ningún Estado miembro quede aislado de las redes europeas de gas y electricidad a partir de 2015, gracias sobre todo a la integración simultánea de las redes eléctricas todavía aisladas en las redes de la Europa continental; destaca que las inversiones a gran escala deben realizarse en paralelo con las inversiones en las redes regionales e incluso locales, ya que la generación de energía tiene lugar cada vez más a escala regional o local;

18.  Constata, en ese sentido, que un suministro descentralizado de energías renovables reduce la necesidad de construir nuevas líneas de transporte, y por consiguiente los costes asociados, ya que las tecnologías descentralizadas ―que se pueden integrar directamente en los hogares, las ciudades y las zonas remotas― están mucho más cerca de los consumidores finales;

19.  Reconoce que permitir que la producción de electricidad renovable vaya a más sin el desarrollo acorde de la infraestructura necesaria puede provocar flujos de bucle transfronterizos descoordinados y, como consecuencia, unos precios de la energía más elevados de lo deseable;

20.  Recuerda que aún no se ha conseguido el objetivo de los Estados miembros de alcanzar el nivel de las interconexiones de electricidad y gas equivalente a como mínimo al 10 % de su capacidad de producción instalada, como acordó el Consejo Europeo en 2002 y en 2007;

21.  Acoge con satisfacción la insistencia de la Comisión en que los futuros sistemas de energía de Europa estén caracterizados por la flexibilidad; señala que, en todos los plazos, los mercados de mayoristas transfronterizos que funcionan correctamente constituyen fuentes de flexibilidad fácilmente accesibles; pide que se redoblen los esfuerzos para estimular la futura aceptación de tecnologías de almacenamiento de energía y la capacidad de reacción de los agentes de la demanda, todos los cuales ofrecen fuentes adicionales de flexibilidad;

22.  Cree que la eficiencia energética es una de las formas más sostenibles y rentables de reducir las facturas de la electricidad, mejorar la seguridad del suministro, reducir las necesidades de importación de combustibles fósiles y evitar las emisiones de carbono; reconoce que cualquier medida que fomente la eficiencia energética debe ser adecuada a las necesidades de los consumidores y rentable, además de estar respaldada por los incentivos adecuados;

23.  Subraya que, de acuerdo con los resultados de la Agencia Internacional de la Energía, la adopción de medidas más audaces en materia de eficiencia energética puede reducir las importaciones de gas de la UE en un tercio en 2035, lo que corresponde a 100 000 millones de metros cúbicos de gas;

24.  Recuerda que las sinergias entre el desarrollo, el despliegue y el mantenimiento de infraestructuras de telecomunicaciones y energía desempeñará un papel de primer orden en la consecución de los objetivos de la Unión Europea en materia de eficiencia energética;

25.  Subraya la necesidad de seguir desagregando los mercados de la energía europeos para garantizar la competencia y asegurar el suministro de electricidad al precio más bajo posible;

26.  Considera que debe fomentarse la inversión en infraestructuras a través de marcos normativos estables, abiertos a la innovación y previsibles, que no obstaculicen el funcionamiento del mercado interior; y que debe permitirse que los fondos de pensión y los inversores institucionales inviertan en transporte, reconociendo que esto solo se conseguirá con el impulso del mercado; reconoce al mismo tiempo, no obstante que, en algunos casos concretos, podrá ser difícil realizar transformaciones de infraestructuras a menos que la financiación pública respalde los proyectos de infraestructuras clave que podrían no ser viables desde un punto de vista comercial; destaca, a este respecto, el papel del Mecanismo «Conectar Europa» y lamenta que su presupuesto para la partida «Energía» esté en retroceso con respecto a la propuesta de la Comisión Europea;

27.  Propone que se estudie la posibilidad de crear un fondo europeo de inversión en redes energéticas;

28.  Hace hincapié en que simplificar los procedimientos de autorización dentro de los Estados miembros contribuirá al desarrollo de redes de infraestructuras y desbloqueará inversiones; destaca que las autoridades locales y regionales deben desempeñar un papel importante en este sentido simplificando los procedimientos de planificación e integrando las infraestructuras energéticas en su planificación local y regional;

29.  Advierte que la falta de un acceso abierto y no discriminatorio a la infraestructura de transporte sigue impidiendo en algunos casos que nuevos operadores puedan unirse a la red o, de hecho, competir lealmente en el mercado con las empresas ya establecidas; subraya la necesidad de abordar las distorsiones estructurales del mercado que conducen al alto grado de concentración que existe en varios Estados miembros;

30.  Destaca, en ese sentido, que las normas del tercer paquete energético deberán aplicarse por completo tanto a las empresas europeas como a las extranjeras; cree que cualquier exención de estas normas concedida por la Comisión deberá limitarse a su ámbito y plazo de aplicación y estar sujeta a una revisión por parte del Parlamento y del Consejo;

31.  Destaca que la falta de transparencia y la existencia de prácticas anticompetitivas en los mercados mayoristas de la energía debilitan la confianza de los consumidores; cree que existe una necesidad urgente de comprender la formación de costes en los mercados mayoristas, así como la repercusión en las facturas de los consumidores;

32.  Apoya plenamente las medidas adoptadas para crear una situación de igualdad de condiciones al fomentar la descentralización y la competitividad de los modelos de mercado, ya que generan más oportunidades para los productores de energía locales y para los nuevos agentes del sector;

33.  Recuerda que, a fin de evitar que los proveedores dominantes ya establecidos bloqueen la apertura del mercado, es importante permitir el desarrollo de nuevos modelos empresariales, como la posibilidad de contratar simultáneamente con varios proveedores;

34.  Observa que es fundamental contar con un marco normativo estable –para productores, reguladores, operadores de redes, proveedores de energía, proveedores de servicios en función de la demanda y, sobre todo, consumidores finales y productores-consumidores– para que el mercado interior funcione correctamente y para atraer inversiones a largo plazo para el desarrollo de infraestructuras; subraya que el desarrollo de códigos de red que incluyan normas sólidas, no discriminatorias y equilibradas debe conducir a la armonización de la gestión de redes y del diseño del mercado, así como a la interoperabilidad; destaca la importancia de que se respeten en toda la UE los acuerdos sobre la separación de las redes de transporte de la producción y la entrega, incluidos los acuerdos sobre la postura independiente de los reguladores de la energía y los requisitos sobre la protección de los consumidores; señala, por tanto, la necesidad de apoyar y seguir desarrollando el papel de la Agencia de Cooperación de los Reguladores de Energía de la UE (ACER), especialmente su capacidad de examinar las decisiones reguladoras nacionales y resolver litigios;

35.  Observa que determinados Estados miembros ya han aplicado o tienen previsto aplicar mecanismos nacionales de remuneración de la capacidad para asegurar el suministro de electricidad sin examinar debidamente todas las posibles soluciones alternativas, en particular por cuanto se refiere a las soluciones transfronterizas o los recursos que buscan la flexibilidad; reconoce que, aun siendo estos mecanismos necesarios en ciertas circunstancias, podrían interferir en la configuración del mercado mayorista y distorsionarlo, e incluso, si están mal diseñados, crear efectos de saturación; pide a la Comisión que garantice un planteamiento más coordinado a escala de la Unión para garantizar que tales mecanismos sean necesarios, eficientes, transparentes y no discriminatorios;

36.  Lamenta que, hasta la fecha, no se hayan utilizado los mecanismos de cooperación introducidos por la Directiva 2009/28/CE relativa al fomento del uso de energía procedente de fuentes renovables; destaca las conclusiones de la Comisión según las cuales aprovechando mejor las posibilidades de cooperación existentes se podrían obtener beneficios considerables, como por ejemplo la potenciación del comercio; pide a los Estados miembros, por tanto, que hagan mejor uso de los mecanismos de cooperación cuando corresponda, y que intensifiquen la comunicación entre ellos;

37.  Subraya que, sin perjuicio del derecho de los Estados miembros a elegir su combinación energética ni de la necesidad de una mejor coordinación a escala de la UE, la Unión en su conjunto debe aprovechar plenamente el potencial de todas las fuentes de energía sostenible a disposición de los Estados miembros de la UE, respetando plenamente el triple objetivo de la política energética global de la UE: competitividad, sostenibilidad y seguridad del abastecimiento;

38.  Observa que algunos Estados miembros, verdaderas islas energéticas, siguen totalmente aislados de las redes europeas de gas y electricidad, y continúan pagando un precio más alto por los recursos energéticos, lo que distorsiona su competitividad; destaca que, sin una inversión importante en infraestructuras, estos Estados miembros no podrán cumplir el compromiso reiterado por el Consejo Europeo de que en 2015 no deberá quedar ningún Estado miembro aislado de las redes de la UE; cree que la Comisión debería, cuando estos Estados miembros lo soliciten, participar en las negociaciones con los proveedores de energía de fuera de la UE sobre los precios de la energía, por ejemplo cuando se trate de la compra de gas;

39.  Subraya que la solidaridad entre los Estados miembros que exige el Tratado de la UE debe aplicarse tanto en la labor diaria como en la gestión de crisis de la política energética interior y exterior; pide a la Comisión que ofrezca una definición clara del concepto de «solidaridad energética» para garantizar que todos los Estados miembros la respeten;

40.  Hace hincapié en la necesidad de abordar el crecimiento anticipado de importaciones de gas y electricidad de terceros países a la UE a corto y medio plazo, con miras a garantizar la seguridad del suministro energético, el reparto de la carga y un funcionamiento justo del mercado interior; reitera que, para algunos Estados miembros, este reto está estrechamente vinculado a la dependencia de la importación de gas y petróleo de un único tercer país, y que para superarlo hay que tomar medidas orientadas a diversificar la cartera de proveedores, rutas y fuentes de energía; reconoce que un objetivo estratégico en este sentido es la realización del corredor meridional de gas, incluido el gasoducto Nabucco y su posible enlace con países de la Europa Central y Oriental, así como la consecución de rutas de suministro a la UE capaces de satisfacer aproximadamente el 10-20 % de la demanda de gas de la UE en 2020, a fin de permitir a cada región europea tener acceso físico al menos a dos fuentes de gas distintas;

41.  Considera que un mercado interior abierto y transparente, en el que todas las empresas de la UE y de terceros países respeten el acervo comunitario en el sector de la energía, puede ayudar a reforzar la posición negociadora de los proveedores de energía de la UE frente a competidores externos, lo que es especialmente importante para posibilitar una mayor coordinación de la adquisición de energía en el exterior a escala de la UE; pide a la UE que estudie la creación de una agencia conjunta de compra de gas, y de los mecanismos necesarios, para contrarrestar la posición monopolista de proveedores exteriores dominantes; observa que el principio de reciprocidad debe guiar las relaciones con los proveedores de energía de la UE y de terceros países; reitera la necesidad de que la Comisión, en sus relaciones con los proveedores de energía de terceros países, tenga en cuenta y comunique las consecuencias de sus decisiones sobre los precios para los consumidores;

42.  Está convencido de que se deben conceder mandatos a la Comisión para entablar negociaciones sobre proyectos de infraestructura de importancia estratégica que repercuten en la seguridad del suministro a la UE en su conjunto, y que tales mandatos también deben estudiarse en el caso de otros acuerdos intergubernamentales que se considera tienen un impacto importante en los objetivos a largo plazo de la política energética de la UE, en particular su independencia energética; acoge favorablemente, en este sentido, los avances logrados en las negociaciones dirigidas por la Comisión sobre el tratado entre la UE, Azerbaiyán y Turkmenistán para construir el sistema transcaspiano de gasoductos;

43.  Hace hincapié en que la progresiva convergencia de incentivos relacionados con las renovables y con la eficiencia, y de los costes auxiliares de la energía en todos los Estados miembros después del 2020 resulta fundamental para un mercado interior de la energía eficiente y que funcione correctamente, tanto a escala de mayoristas como de minoristas, y para la creación de las condiciones favorables para un desarrollo a largo plazo, y una aceptación a gran escala, de las fuentes de energía renovables;

44.  Cree que, a corto plazo, debe animarse a las agrupaciones regionales de Estados miembros vecinos a pasar de los planes nacionales a un plan regional armonizado o único de apoyo a las energías renovables;

45.  Anima a los Estados miembros a revisar sus tarifas de alimentación u otras tarifas de apoyo con regularidad y de una manera transparente que les permita ajustarse al ritmo de los precios en descenso de la tecnología y el suministro;

46.  Reconoce que los proyectos de investigación conjuntos de la UE con apoyo de los programas marco y de iniciativas como el Plan EETE no se han utilizado suficientemente en el desarrollo de nuevas tecnologías que permitan mejorar en cuanto a eficiencia, energías renovables, seguridad de las centrales nucleares, utilización con bajas emisiones de los combustibles fósiles y redes inteligentes, áreas todas ellas fundamentales para el mercado de la energía;

47.  Considera que es importante avanzar más en las autopistas de electricidad del futuro, y en especial la Autopista de Electricidad Sudeste - Norte (SENEH), que también ayudaría a adaptar la transferencia de energía producida por parques fotovoltaicos, como el proyecto Helios, desde el sureste de Europa al norte y al oeste;

Son necesarias acciones urgentes

Un mercado interior de la energía bien integrado, abierto y bien regulado y competitivo

48.  Pide a los Estados miembros que transpongan y apliquen plenamente y con carácter de urgencia toda la legislación pertinente de la UE, en particular el tercer paquete energético; insta a la Comisión a tomar medidas contra los Estados miembros que hayan retrasado indebidamente su aplicación; acoge con satisfacción el hecho de que la Comisión haya incoado ya procedimientos para investigar los incumplimientos de la normativa europea;

49.  Subraya la necesidad de abordar las distorsiones estructurales del mercado y su falta de transparencia; pide a la Comisión que redoble sus esfuerzos para imponer la aplicación del tercer paquete energético;

50.  Pide a la Comisión que supervise de cerca la aplicación efectiva de la legislación de la UE en materia de energía, en especial las disposiciones que establecen derechos esenciales del consumidor, así como las que afectan a los operadores de sistemas, a las autoridades nacionales de regulación y a las normas de competencia y ayudas estatales, y aquellas que buscan reducir el fenómeno de los flujos en bucle en el mercado interior de la electricidad, un reto importante pero gestionable para el mercado interior de la energía, ya que debilita la seguridad del sistema energético al reducir las posibilidades de almacenamiento y la capacidad de la red; insta a la Comisión a que utilice los medios más adecuados a su disposición para resolver todo incumplimiento continuado de la legislación pertinente de la UE;

51.  Observa que, hasta ahora, todos los cortes bruscos de energía eléctrica han sido provocados por fallos operativos, no por falta de capacidad; reconoce que, fruto de la recesión económica, los elevados precios del gas natural y la cuota cada vez mayor de producción de electricidad renovable intermitente, los inversores de la Unión Europea se enfrentan a un considerable grado de incertidumbre cuando desarrollan capacidades de generación de electricidad flexibles; pide a la Comisión que lleve a cabo una exhaustiva evaluación de la adecuación de la generación basada en una metodología armonizada, y ofrezca orientación sobre cómo mejorar la flexibilidad y mantener el suministro;

52.  Insta a la Comisión y a los Estados miembros a que coordinen mejor los proyectos de infraestructuras y planifiquen conjuntamente el desarrollo de las redes, garantizando así una plena conectividad y una mejor relación coste-eficacia de los sistemas en toda la UE aprovechando las sinergias transfronterizas y una red de infraestructuras energéticas más eficiente; indica la conveniencia de promover un enfoque integral, que incluya a los distribuidores; anima, con este propósito, a la Comisión y a los Estados miembros a velar por una evaluación, selección, autorización y ejecución rápidas de los proyectos de interés común europeo, en especial en cuanto a los interconectores transfronterizos de electricidad y gas, incluidos los mecanismos de flujos bidireccionales, el gas natural licuado, las infraestructuras de almacenamiento de energía y las redes inteligentes de transporte y distribución, esenciales para un mercado de la energía bien integrado y que funcione correctamente;

53.  Recomienda a la Comisión que, cuando se ejecute el presupuesto en materia de energía del Mecanismo «Conectar Europa», dé prioridad a los proyectos que tengan un mayor impacto en el funcionamiento del mercado interior, favoreciendo así la competencia, la rápida penetración de las energías renovables, la creación de las interconexiones transfronterizas necesarias y la seguridad del suministro;

54.  Pide a la Comisión que lleve a cabo una nueva revisión de los planes vigentes de proyectos energéticos, especialmente para la construcción de nuevas terminales de gas natural licuado para cuya finalización quedan aún más de diez años, a fin de evaluar su beneficio económico – teniendo en cuenta las terminales de gas natural licuado que ya están en construcción o se están planificando en los distintos Estados miembros y que, en un futuro próximo, contribuirán a la seguridad del suministro energético de los Estados miembros clasificados como «islas energéticas» – y para contribuir a la financiación de dichos proyectos;

55.  Insta a la Comisión y a los Estados miembros a establecer un sistema eficaz de gestión de la congestión a fin de fomentar el uso eficaz de la actual capacidad de transporte de gas y electricidad, reduciendo el coste de ampliación de las capacidades de redes, y facilitar la mayor conexión de fuentes de generación renovables a la red eléctrica;

56.  Pide a los Estados miembros que se abstengan, cuanto antes, de utilizar límites de precios o precios minoristas de la energía regulados a nivel nacional por debajo de los gastos soportados, pues tales medidas pueden distorsionar la competencia y amenazan seriamente las futuras inversiones en capacidad e infraestructuras en el sector energético; subraya, no obstante, que las políticas al respecto deberán tener en cuenta los intereses legítimos de los consumidores vulnerables que no siempre pueden beneficiarse de una competencia real en los mercados de la energía;

57.  Celebra la determinación de la Comisión de aplicar las normas de defensa de la competencia y sobre ayudas estatales a todas las empresas del sector energético y a aquellas filiales que operan en el territorio de la Unión Europea para garantizar unas condiciones de acceso al mercado equitativas para todos los participantes; pide a la Comisión que elabore directrices sobre cómo evaluar el abuso de posición dominante de cualquier empresa en los mercados de gas y electricidad, y facilite orientaciones sobre las mejores prácticas y la experiencia obtenida en los planes de apoyo a las energías renovables;

58.  Pide a la Comisión que revise las normas de ayudas estatales en relación con las medidas nacionales de eficiencia energética y con aquellos proyectos energéticos cofinanciados con arreglo a la política de cohesión, a fin de garantizar que un mayor número de estas acciones pueda obtener financiación pública, pudiéndose así concluir un mayor número de proyectos;

59.  Recomienda que la Comisión utilice sus competencias de control de las ayudas estatales para fomentar el desarrollo de infraestructuras transfronterizas; cree que tales interconectores desempeñarían un papel fundamental a la hora de incrementar la capacidad de aprovechamiento de los suministros de un país vecino en caso de emergencia o desequilibrio energético y de reducir las subvenciones con el tiempo;

60.  Apoya firmemente los esfuerzos de la Comisión, basados en el trabajo coordinado desarrollado por las Redes Europeas de Gestores de Redes de Transporte (ENTSO), por introducir códigos armonizados de redes antes de 2014 y normas de conformidad con el plan, y garantizar la estabilidad y un mayor apoyo a la innovación del marco normativo para el mercado interior de la energía;

61.  Apoya firmemente las medidas normativas adoptadas por la ACER y las autoridades reguladoras nacionales a fin de fomentar, mejorar y simplificar el intercambio transfronterizo de energía, incluidos los mercados intradiarios, a un día y de ajustes, y de reducir las distancias entre los sistemas energéticos de los distintos Estados miembros promoviendo el uso transparente de los interconectadores; hace hincapié en la necesidad de que la ACER y las autoridades nacionales dispongan de suficiente personal con las cualificaciones, la experiencia y los conocimientos técnicos necesarios para llevar a cabo las actividades necesarias para el control de las transacciones mayoristas y la identificación de las operaciones con información privilegiada y los intentos de manipular el mercado;

62.  En relación con el mercado interior de la electricidad, pide a la Comisión que realice urgentemente un análisis minucioso de la adecuación del sistema y la flexibilidad de las capacidades de generación nacionales a corto y largo plazo, teniendo plenamente en cuenta la posible contribución de todas las medidas flexibles, como la respuesta a la demanda, el almacenamiento de energía y la interconexión, y que informe de los efectos de las medidas nacionales aplicadas relativas a la evaluación de la capacidad y a la planificación del desarrollo sobre el mercado interior de la energía y la normativa en materia de competencia, teniendo en cuenta las consecuencias para la seguridad del mercado y los aspectos transfronterizos de esta política complementaria de configuración del mercado; pide, en este contexto, que se realicen más esfuerzos para la futura incorporación de tecnologías de almacenamiento de la energía y la capacidad de respuesta de los agentes de la demanda, que constituyen fuentes adicionales de flexibilidad;

63.  Pide a la Comisión que elabore orientaciones sobre el uso e implantación de recursos de flexibilidad —como gestión de la demanda, almacenamiento e infraestructuras físicas, incluidas las transfronterizas— a fin de que los Estados miembros puedan prepararse y aplicar estrategias nacionales para desplegar recursos de flexibilidad en sus territorios;

64.  Pide a la Comisión y a ENTSO-E que desarrollen una metodología coherente y armonizada para garantizar la adecuación de la generación en Europa, incluida la contribución positiva de las fuentes de energía renovables y, en particular, las renovables variables;

65.  Pide a la Comisión que explore formas futuras de mercado de la energía que, a diferencia de los mecanismos actuales nacionales de capacidad, puedan proporcionar flujos de ingresos no discriminatorios a inversores en todas las formas de generación de electricidad, y garantizar la prestación de unos servicios de flexibilidad más rentables en el sector de la energía;

66.  Pide a la Comisión que establezca normas para promover un mayor desarrollo de un mercado de servicios auxiliares abierto a la participación de todas las fuentes de energía, incluidas las renovables;

67.  Pide a la Comisión, a los Estados miembros y a las partes interesadas pertinentes que faciliten incentivos y apoyen las iniciativas y asociaciones regionales con vistas a una mayor integración del mercado, mediante la puesta en marcha de intercambios de energía regionales y centros de negociación de gas, unas normas más armonizadas para la negociación del gas y los mecanismos de acoplamiento de mercados en cualquier plazo, y la consecución de un nivel adecuado de liquidez y transparencia del mercado;

68.  Subraya que las medidas del mercado interior deben promover la diversificación de las fuentes de energía, tanto autóctonas como exteriores, y no centrarse principalmente en continuar desarrollando o ampliar las actuales rutas y suministros;

69.  Llama la atención sobre la dimensión externa del mercado de la energía, que está pensada para facilitar a todos los Estados miembros el acceso a unas fuentes de energía diversificadas; pide a la Comisión, en coordinación con el SEAE, que utilice sus instrumentos de política exterior para promover las reglas y normas del mercado interior de la energía en relación con los terceros países y, en especial, en la vecindad de la UE; insta a la Comisión a que resuelva, en diálogos bilaterales con los terceros países correspondientes, la cuestión del establecimiento de unas normas claras sobre la gestión de la congestión en las conexiones transfronterizas de electricidad y gas y el acceso de terceras partes a redes de transporte; hace un llamamiento urgente a la Comisión para que tome medidas que eviten las prácticas anticompetitivas por parte de empresas de terceros países que pueden provocar una limitación de la competencia, unos precios más altos o un deterioro de la seguridad del suministro energético; pide a la Comisión que vele, en sus relaciones con socios externos, por que las empresas de la UE puedan competir en igualdad de condiciones a escala mundial; insta a la Comisión a mejorar la cooperación con los países vecinos de la UE en materia de seguridad nuclear; pide a la Comisión que comunique todos los elementos que todavía plantean dificultades en el marco de la aplicación del tercer paquete energético, y que presente cifras claras sobre sus efectos sobre los precios al consumidor;

70.  Pide a los Estados miembros y a la Comisión que incrementen el apoyo político y financiero a la Comunidad de la Energía y tomen más medidas para apoyar la ampliación de las normas del mercado interior a la Europa del Este y del Sureste;

71.  Pide a la Comisión y a los Estados miembros, en el marco de la creación de un mecanismo de intercambio de información para acuerdos intergubernamentales entre los Estados miembros de la UE y terceros países sobre política energética, que demuestren una mayor ambición a la hora de garantizar que no se suscriban acuerdos contrarios a la legislación sobre el mercado interior; considera que la Comisión debería poder examinar los proyectos de acuerdo para comprobar su compatibilidad con el acervo de la UE y participar en las negociaciones siempre que proceda;

72.  Recuerda a la Comisión que el mercado interior no es independiente del mercado mundial; pide a la Comisión que, al planificar sus acciones para el mercado interior, tenga plenamente en cuenta las recomendaciones del Parlamento sobre la dimensión exterior de la política energética(16); confirma su apoyo a la idea de que solo un mercado interior que funcione plenamente permitirá a la UE hablar con una sola voz a nivel mundial; pide a la Comisión que siga desarrollando medidas adicionales en el ámbito de la política energética exterior;

73.  Cree que el futuro Acuerdo de Libre Comercio UE-EE.UU. debería incluir un capítulo dedicado a aquellas cuestiones energéticas que puedan afectar al mercado interior, como las siguientes: venta en el mercado mayorista de la energía, transacciones con materias primas, normas de transporte marítimo de energía, regímenes de comercio de derechos de emisión, normas de seguridad de los combustibles, prácticas contables, subvenciones estatales a la energía y transferencia de la propiedad intelectual en relación con la exploración, generación y transformación de la energía y los productos al final de su vida útil;

74.  Apoya el mandato dado por el Consejo Europeo a la Comisión para que presente un análisis de la composición y los factores que influyen en los precios y costes de la energía en los Estados miembros antes de finales de 2013, prestando especial interés a las repercusiones sobre los hogares, las PYME y las industrias que consumen mucha energía, y examinando de forma más general la competitividad de la UE frente a sus competidores económicos en el mundo; pide también a la Comisión que controle continuamente los precios y costes de la energía en los Estados miembros;

75.  Pide a la Comisión y a los Estados miembros, en relación con el mercado interior del gas, que revisen todos los contratos de gas basados en mecanismos obsoletos de fijación de precios —en particular en el principio de indexación al precio del petróleo— que imponen precios elevados a los consumidores, e insta a la Comisión a que ayude a explorar las posibilidades para renegociar dichos contratos, y no solo en el contexto de su prórroga; recalca la necesidad de desarrollar y apoyar todos los productos y mecanismos dirigidos a reforzar las capacidades de negociación del gas a corto plazo; hace hincapié en que las medidas anteriormente mencionadas son esenciales para garantizar la competitividad real en el precio de los suministros de gas a todos los consumidores en el mercado interior del gas;

Proteger y apoyar eficazmente a los consumidores

76.  Pide a la Comisión, a los Estados miembros y a las partes interesadas pertinentes que mejoren la calidad y la disponibilidad de la información que ofrecen a los consumidores, que les presenten métodos de facturación claros y transparentes y que establezcan instrumentos de comparación de precios que les permitan tomar decisiones con conocimiento de causa y les informen sobre las formas de controlar el consumo y las posibilidades de ahorro de energía y de eficiencia energética y producción a pequeña escala; insta a los Estados miembros a que apliquen la Directiva sobre resolución alternativa de litigios y el Reglamento sobre resolución de litigios en línea en materia de consumo; acoge con satisfacción la propuesta de la Comisión de crear una plataforma de información sobre los derechos del consumidor; recomienda a la Comisión y a los Estados miembros que organicen campañas informativas destinadas a los consumidores, en las que los gobiernos y las organizaciones civiles participen de forma activa;

77.  Señala que, aunque los precios de la energía han bajado en los mercados mayoristas de la energía de todo el mundo, los consumidores siguen pagando precios elevados; pide a la Comisión, a los Estados miembros y a sus reguladores que garanticen que los consumidores puedan beneficiarse de forma adecuada y directa de la evolución de los precios de los mercados mayoristas;

78.  Invita a los Estados miembros y a la Comisión a desarrollar una estrategia exhaustiva de la energía destinada a animar a consumidores y consumidores-productores a participar activamente en el mercado de la energía, por ejemplo mediante la legislación existente, así como aplicando las disposiciones pertinentes de la Directiva sobre eficiencia energética; sugiere que se adapte periódicamente la señal de precios de uso de las redes para orientar de un modo adecuado a los usuarios actuales y futuros, y de este modo dar coherencia al desarrollo de las redes y las decisiones individuales;

79.  Pide a la Comisión que fomente una mayor cooperación entre los sectores de la energía y de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), y que revise los marcos reguladores existentes para fomentar las innovaciones relativas a la energía, con miras a beneficiar a todos los consumidores y facilitar el desarrollo de redes inteligentes de forma accesible, segura y fiable, que no supongan una carga financiera para los consumidores y tengan en cuenta su privacidad; pide cooperación en el desarrollo de redes inteligentes a escala europea, nacional y regional, y en el desarrollo de normas europeas para redes inteligentes;

80.  Insta a los Estados miembros y a las autoridades regionales y locales a incorporar y crear incentivos financieros para inversiones en soluciones de TIC en redes inteligentes, y a intentar instaurar un mercado de consumidores-productores que aporte más flexibilidad, eficiencia energética/ahorro energético y la participación voluntaria de los agentes de la demanda;

81.  Espera que las directrices de la Comisión contribuyan a fijar objetivos políticos ambiciosos en relación con los consumidores vulnerables, que ayudarán a los Estados miembros a definir mejor su acercamiento a esta categoría de consumidores; pide a la Comisión que elabore estas orientaciones tomando en consideración los mecanismos e instrumentos nacionales existentes para proteger a tales consumidores, con vistas a conseguir un enfoque más coherente y exhaustivo a escala de la UE, permitiendo a los Estados miembros elegir los instrumentos más idóneos para proporcionar tal apoyo; añade que pueden desempeñar un papel importante los servicios de asesoramiento globales para esta categoría de consumidores, así como el intercambio de buenas prácticas;

82.  Acoge con satisfacción el inminente análisis de la Comisión sobre pobreza energética en la UE; cree que, en el marco de este análisis, la Comisión debería esforzarse por garantizar que la lucha contra la pobreza energética se convierta en un elemento de la cesta de servicios sociales en Europa, por ejemplo a través del fondo social y del fondo de cohesión; estipula que los programas de eficiencia energética existentes y nuevos incluyan siempre un planteamiento específico para los grupos de rentas bajas;

83.  Insta a la Comisión a que desarrolle y recomiende un diseño adecuado del mercado minorista, centrado en los proveedores, a fin de armonizar los mercados minoristas europeos, aliviando así la carga administrativa a los consumidores al permitir que los proveedores cobren todos los gravámenes directamente en la factura de la electricidad;

Contribuir a los futuros retos en materia de energía y clima

84.  Pide a los Estados miembros, a la Comisión y a las partes interesadas pertinentes que conviertan en cuanto sea factible los regímenes de apoyo necesarios para todos los productores de electricidad en mecanismos transparentes, predecibles, convergentes y centrados en el mercado con vistas a crear un mercado común para las características de apoyo exigidas (por ejemplo eficiencia energética, consumidores-productores, cogeneración, energías renovables y servicios de apoyo de redes) de una manera que garantice su compatibilidad e impida solapamientos; pide a la Comisión que facilite orientación sobre planes de apoyo rentables para energías renovables;

85.  Pide a la Comisión, a los Estados miembros y a las autoridades reguladoras nacionales que revisen los indicadores utilizados para medir el grado de competencia en los mercados energéticos e incluyan indicadores como la proporción de consumidores en las tarifas más baratas, la capacidad de nuevas empresas para entrar en el mercado y los niveles de servicio al cliente e innovación, indicadores todos ellos que permitirán ofrecer una imagen real del nivel de competencia en el mercado;

86.  Con respecto al mercado interior de la electricidad, pide a la Comisión que examine detenidamente las implicaciones de integrar la creciente cuota de energías renovables en las redes de energía desde el punto de vista del apoyo económico, los requisitos técnicos del sistema y la configuración del mercado; subraya que la falta de un enfoque coordinado respecto a estas fuentes ha dificultado, hasta ahora, su integración en los sistemas energéticos europeos; destaca el hecho de que las actuales redes e infraestructuras de almacenamiento de energía europeas deben adaptarse a la contribución en rápido aumento de la generación distribuida de energías renovables; subraya la importancia del gas como combustible de reserva para paliar la variabilidad de la producción de electricidad renovable, y pide a la Comisión que evalúe el nivel necesario de flexibilidad en el sistema eléctrico (redes inteligentes, gestión de la demanda, capacidad de almacenamiento y recursos de reserva flexibles); considera que el almacenamiento de energía por bombeo tiene un importante papel que desempeñar en el almacenamiento de la electricidad;

87.  Pide a la Comisión que siga utilizando el Fondo de Desarrollo Regional, el Fondo de Cohesión y otros fondos estructurales de la UE para apoyar la creación de redes inteligentes de gas y electricidad en el siguiente periodo a fin de absorber mejor los nuevos tipos y fuentes de energía y modernizar todas las regiones de Europa; cree que también debe animarse a los gestores de redes de distribución a que acepten las adaptaciones en sus redes;

88.  Pide a la Comisión y a los Estados miembros que promuevan incentivos para descubrir las posibilidades no exploradas de la microgeneración, y que presten atención a la necesidad de seguir desarrollando la cogeneración, pues es uno de los sistemas más eficaces de producción de energía eléctrica y calefacción, y que basen esta opción en una amplia y eficiente aplicación de los sistemas urbanos de calefacción y refrigeración;

89.  Subraya el potencial de la combinación de calor y energía y de los sistemas urbanos de calefacción y refrigeración para adaptarse a la creciente cuota de electricidad intermitente añadiendo flexibilidad y resiliencia al mercado energético y ofreciendo un almacenamiento de energía económico para la electricidad excedente; pide a la Comisión que aborde y recompense esta capacidad en su próxima iniciativa sobre los MRC y apoye este tipo de integración y ajuste transectorial en el programa «Horizonte 2020».

90.  Pide a la Comisión un estudio en el que se analice la rentabilidad de nuevos diseños de mercado para el mercado europeo de la electricidad, con miras a garantizar que los consumidores reciban electricidad a precios razonables y a evitar las fugas de carbono;

91.  Aplaude la labor realizada para convertir la investigación en el campo de la energía en una prioridad del programa «Horizonte 2020», y pide a los Estados miembros que aprovechen plenamente esta área de programación; anima a la Comisión y a los Estados miembros a que apoyen también la investigación y el desarrollo de tecnologías innovadoras en materia de energía, y a que mejoren las tecnologías existentes que quedan fuera del marco de Horizonte 2020 y de los proyectos del Instituto Europeo de Innovación y Tecnología (IET); insta a los Estados miembros a que creen sinergias entre los programas de investigación europeos y nacionales, reconociendo que la investigación es el único camino para reducir las emisiones, mejorar la seguridad energética, mejorar la posición competitiva de la industria de la UE en el mercado mundial y contribuir a la agenda europea para el crecimiento y el empleo; subraya que es necesario ofrecer a la industria una seguridad legislativa por un periodo de tiempo que vaya más allá de 2020;

92.  Insta a la Comisión a poner a disposición suficientes fondos para el desarrollo de redes inteligentes de distribución, que ofrecen el modo más rentable para llevar a cabo la penetración a gran escala de la generación distribuida de fuentes de energías renovables, al tiempo que se garantiza la seguridad de suministro y se ahorra un máximo de energía;

93.  Observa que el actual sistema, caracterizado por un mercado interior fragmentado, plantea problemas para la estabilidad a largo plazo de empresas e inversores, que podrían provocar el cierre de centrales e inseguridad en cuanto al empleo y la capacidad; pide a la Comisión que realice una evaluación independiente del futuro del mercado interior para la electricidad y el gas en la cual ocupen un lugar central cuestiones relacionadas con las inversiones, el empleo en el sector, el medio ambiente y la protección del consumidor ; pide que esta evaluación esté lista en marzo de 2014, y que incluya las opiniones de partes interesadas como interlocutores sociales, representantes de los hogares de renta baja, organizaciones medioambientales y PYME;

o
o   o

94.  Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo y a la Comisión.

(1) Textos Aprobados, P7_TA(2013)0061.
(2) DO L 295 de 12.11.2010, p. 1.
(3) DO L 326 de 8.12.2011, p. 1.
(4) DO L 211 de 14.8.2009, p. 94.
(5) DO L 211 de 14.8.2009, p. 55.
(6) DO L 315 de 14.11.2012, p. 1.
(7) DO L 172 de 2.7.2009, p. 18.
(8) DO L 299 de 27.10.2012, p. 13.
(9) DO C 99 E de 3.4.2012, p. 64.
(10) Textos Aprobados, P7_TA(2012)0238.
(11) Textos Aprobados, P7_TA(2012)0509.
(12) Textos Aprobados, P7_TA(2012)0086.
(13) Textos Aprobados, P7_TA(2013)0088.
(14) Textos Aprobados, P7_TA(2012)0444.
(15) Textos Aprobados, P7_TA(2012)0443.
(16) Textos Aprobados, P7_TA(2012)0238.

Aviso jurídico - Política de privacidad