Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2013/2006(INI)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : A7-0464/2013

Textos presentados :

A7-0464/2013

Debates :

PV 14/01/2014 - 16
CRE 14/01/2014 - 16

Votaciones :

PV 15/01/2014 - 10.16
CRE 15/01/2014 - 10.16
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P7_TA(2014)0032

Textos aprobados
PDF 248kWORD 156k
Miércoles 15 de enero de 2014 - Estrasburgo
Reindustrialización de Europa para promover la competitividad y la sostenibilidad
P7_TA(2014)0032A7-0464/2013

Resolución del Parlamento Europeo, de 15 de enero de 2014, sobre la reindustrialización de Europa para promover la competitividad y la sostenibilidad (2013/2006(INI))

El Parlamento Europeo,

–  Visto el artículo 173 del título XVII del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (antiguo artículo 157 del Tratado constitutivo de la Comunidad Europea) sobre política industrial de la UE, en el que también se hace referencia, entre otros aspectos, a la competitividad de la industria de la Unión,

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 10 de octubre de 2012, titulada «Una industria europea más fuerte para el crecimiento y la recuperación económica. Actualización de la Comunicación sobre política industrial» (COM(2012)0582),

–  Vista la Directiva 2012/27/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 25 de octubre de 2012, relativa a la eficiencia energética(1),

–  Vista la propuesta de Decisión del Parlamento Europeo y del Consejo relativa al Programa General de Medio Ambiente de la Unión hasta 2020 «Vivir bien, respetando los límites de nuestro planeta», adoptada por la Comisión el 29 de noviembre de 2012 (COM(2012)0710),

–  Vista la propuesta de Reglamento de la Comisión, de 30 de noviembre de 2011, por el que se establece un Programa para la competitividad de las empresas y las pequeñas y medianas empresas (2014-2020) (COM(2011)0834),

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 31 de julio de 2012, titulada «Estrategia para una competitividad sostenible del sector de la construcción y de sus empresas» (COM(2012)0433),

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 25 de junio de 2008, titulada «Pensar primero a pequeña escala» — «Small Business Act» para Europa: iniciativa en favor de las pequeñas empresas» (COM(2008)0394),

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 4 de noviembre de 2008, titulada «La iniciativa de las materias primas: cubrir las necesidades fundamentales en Europa para generar crecimiento y empleo» (COM(2008)0699),

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 3 de marzo de 2010, titulada «Europa 2020. una estrategia para un crecimiento inteligente, sostenible e integrador» (COM(2010)2020),

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 6 de octubre de 2010, titulada «Iniciativa emblemática de Europa 2020: Unión por la innovación» (COM(2010)0546),

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 20 de septiembre de 2011, titulada «Hoja de ruta hacia una Europa eficiente en el uso de los recursos» (COM(2011)0571),

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 14 de octubre de 2011, titulada «Política industrial: Refuerzo de la competitividad» (COM(2011)0642),

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 15 de diciembre de 2011, titulada «Hoja de Ruta de la Energía para 2050» (COM(2011)0885),

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 13 de febrero de 2012, titulada «La innovación al servicio del crecimiento sostenible: una bioeconomía para Europa» (COM(2012)0060),

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 30 de mayo de 2012, titulada «Medidas a favor de la Estabilidad, el crecimiento y el empleo» (COM(2012)0299),

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 26 de junio de 2012, titulada «Estrategia europea para las tecnologías facilitadoras esenciales – Un puente al crecimiento y el empleo» (COM(2012)0341),

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 20 de marzo de 2013, titulada «Libro verde – Financiación a largo plazo de la economía europea» (COM(2013)0150),

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 27 de marzo 2013, titulada «Libro Verde sobre – Un marco para las políticas de clima y energía de cara a 2030» (COM(2013)0169),

–  Visto el documento de trabajo que acompaña a la Comunicación de la Comisión, de 4 de noviembre de 2008, titulada «La iniciativa de las materias primas – cubrir las necesidades fundamentales en Europa para generar crecimiento y empleo» (COM(2008)0699 - SEC(2008)2741),

–  Visto el documento de trabajo de los servicios de la Comisión, de 26 de septiembre de 2012, titulado «La competitividad de las industrias europeas de alta gama» (SWD(2012)0286),

–  Visto el documento de trabajo de la Comisión, de 10 de octubre de 2012, que acompaña a la Comunicación titulada «Una industria europea más fuerte para el crecimiento y la recuperación económica. Actualización de la Comunicación sobre política industrial» (SWD(2012)0297),

–  Visto el documento de trabajo de la Comisión, de 10 de octubre de 2012, titulado «Informe de 2012 sobre la Competitividad en Europa. Aprovechar los beneficios de la Globalización» (SWD(2012)0299),

–  Visto el documento de trabajo de la Comisión, de 11 de abril de 2013, titulado «Relaciones industriales en Europa» (SWD(2013)0126),

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 18 de junio de 2013, titulada «Seguimiento, por parte de la Comisión, de la consulta a las PYME sobre las diez medidas más gravosas de la normativa de la UE (COM(2013)0446,

–  Visto el Dictamen del Comité Económico y Social Europeo, de 17 de abril de 2013, titulado «Estrategia para una competitividad sostenible del sector de la construcción y de sus empresas»(2),

–  Visto el Dictamen del Comité Económico y Social Europeo, de 20 de marzo de 2013, titulado «Participación e implicación de los trabajadores como elementos clave de buena gobernanza empresarial y soluciones equilibradas para salir de la crisis»(3),

–  Vista su Resolución, de 11 de marzo de 2010, sobre la inversión en el desarrollo de tecnologías con baja emisión de carbono (Plan EETE)(4),

–  Vista su Resolución, de 7 de septiembre de 2010, sobre el desarrollo del potencial de creación de empleo de una nueva economía sostenible(5),

–  Vista su Resolución, de 25 de noviembre de 2010, sobre los derechos humanos y las normas sociales y medioambientales en los acuerdos comerciales internacionales(6),

–  Vista su Resolución, de 9 de marzo de 2011, sobre una política industrial para la era de la mundialización(7),

–  Vista su Resolución, de 13 de septiembre de 2011, sobre una estrategia eficaz para Europa en relación con las materias primas(8),

–  Vista su Resolución, de 24 de mayo de 2012, sobre una Europa que utilice eficazmente los recursos(9),

–  Vista su Resolución, de 14 de junio de 2012, titulada «Acta del Mercado Único: próximos pasos para el crecimiento»(10),

–  Vista su Resolución, de 23 de octubre de 2012, titulada «Pequeñas y medianas empresas (PYME): competitividad y oportunidades comerciales»(11),

–  Vista su Resolución, de 21 de noviembre de 2012, sobre las repercusiones medioambientales de la extracción de gas y petróleo de esquisto(12),

–  Vista su Resolución, de 21 de noviembre de 2012, sobre aspectos industriales, energéticos y otros del gas y petróleo de esquisto(13),

–  Vista su Resolución, de 14 de marzo de 2013, sobre la Hoja de Ruta de la Energía para 2050, un futuro con energía(14);

–  Vista su Resolución, de 15 de marzo de 2012, sobre una hoja de ruta hacia una economía hipocarbónica competitiva en 2050(15),

–  Vista su Resolución, de 21 de mayo de 2013, sobre los desafíos y oportunidades actuales para las energías renovables en el mercado interior europeo de la energía(16),

–  Vista su Resolución, de 21 de mayo de 2013, sobre las estrategias regionales para las zonas industriales en la Unión Europea(17),

–  Vista su Resolución, de 11 de junio de 2013, sobre la vivienda social en la Unión Europea(18),

–  Vista su Resolución, de 2 de julio de 2013, sobre la contribución de las cooperativas a la salida de la crisis(19),

–  Visto su debate, de 4 de febrero de 2013, posterior a la declaración de la Comisión, sobre la recuperación de la industria europea en vista de las dificultades actuales (2013/2538(RSP)),

–  Vistas las conclusiones de la sesión nº 3208 del Consejo de Competitividad, de 10 y 11 de diciembre de 2012, titulada «Una industria europea más fuerte para el crecimiento y la recuperación económica»,

–  Visto el informe titulado «Estructura industrial de la UE 2011: tendencias y rendimiento» de 2011 llevado a cabo en nombre de la Comisión,

–  Visto el informe de la encuesta de las iniciativas de Europa 2020 titulado «Una política industrial integrada para la era de la globalización», llevado a cabo en abril de 2013 en nombre del Comité de las Regiones,

–  Visto el dictamen del Comité Económico y Social Europeo, de 18 de junio de 2013, titulada «Una industria europea más fuerte para el crecimiento y la recuperación económica. Actualización de la Comunicación sobre política industrial»(20),

–  Visto el dictamen del Comité de las Regiones, de 11 de abril de 2013, titulada «Una industria europea más fuerte para el crecimiento y la recuperación económica»(21),

–  Visto el artículo 48 de su Reglamento,

–  Vistos el informe de la Comisión de Industria, Investigación y Energía y las opiniones de la Comisión de Comercio Internacional, de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales, de la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria, de la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor, de la Comisión de Desarrollo Regional y de la Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género (A7-0464/2013),

A.  Considerando que el sector industrial europeo atraviesa una crisis sin precedentes y que debe afrontar también numerosos problemas que socavan su competitividad;

B.  Considerando que las cifras presentadas por la Comisión son ambiciosas pero condicionadas, ya que se relacionan con numerosos factores todavía mal identificados;

C.  Considerando que la industria europea desempeña un papel fundamental y representa una parte importante de la solución de la crisis;

D.  Considerando que los competidores industriales de Europa han desarrollado sólidas estrategias industriales durante años;

E.  Considerando que la UE necesita una estrategia para abordar la crisis económica y financiera e impulsar una nueva dinámica económica;

F.  Considerando que debe elogiarse a la Comisión por emprender una política industrial con su comunicación destinada a organizar un ciclo de producción industrial;

G.  Considerando que el futuro común de Europa como emplazamiento industrial radica en una ofensiva de modernización que refuerce los centros de innovación y supere las carencias en el desarrollo de las regiones industrial y estructuralmente débiles;

H.  Considerando que la reducida disponibilidad de créditos limita la inversión, lo cual obstaculiza la innovación y la adopción de nuevas tecnologías eficientes, y que una política industrial europea requiere, por tanto, una sólida arquitectura financiera que fomente las inversiones;

I.  Considerando que las condiciones de financiación en el sur de Europa son más estrictas y requieren soluciones de financiación a medida;

J.  Considerando que los Estados miembros deberían inspirarse en los métodos de reestructuración industrial que han tenido éxito en Europa y en otros países del mundo;

K.  Considerando que la Comisión ha señalado que los sectores industriales de la UE podrían recuperar su atractivo gracias a la reducción prevista de los diferenciales retributivos mundiales;

L.  Considerando que la mejora de las condiciones generales para una política industrial europea requiere la plena realización y el funcionamiento efectivo del mercado interior de la UE en el marco de una economía social de mercado;

M.  Considerando que la principal prioridad de Europa debe ser la salvaguarda de los sectores productivos y los conocimientos técnicos, permitiendo que la industria recupere la competitividad a nivel mundial;

N.  Considerando que los costes energéticos de la industria y el creciente diferencial de precios de la energía entre Europa y los demás países industrializados (especialmente los Estados Unidos) desempeñarán un papel cada vez más importante si no se gestionan correctamente las tendencias actuales;

O.  Considerando que, habida cuenta de los retos globales, resulta esencial que la eficiencia energética y de los recursos constituya la base de la renovación industrial europea si la industria europea pretende mantener su competitividad en el futuro;

P.  Considerando que la UE requiere un enfoque de su política industrial que combine la competitividad, la sostenibilidad y el trabajo digno, con el fin de afrontar los principales retos sociales;

Q.  Considerando que es necesario garantizar la coherencia de la política energética, climática, ambiental, industrial y comercial de la UE con el fin de encontrar un equilibrio entre los objetivos de la política climática y de protección del medio ambiente y los objetivos de RISE;

R.  Considerando que la productividad de la mano de obra ha evolucionado en las últimas décadas a un ritmo mucho mayor que la productividad de los recursos, estimándose que los costes laborales representan menos del 20 % de los costes de producción, mientras que los costes de los recursos representan el 40 %;

S.  Considerando que la UE alberga también una inmensa capacidad de innovación, con seis de sus Estados miembros situados entre los diez primeros de los 50 países más innovadores del mundo;

T.  Considerando que la política industrial tiene una fuerte dimensión social que afecta a todos los estratos de la sociedad;

U.  Considerando que una política industrial europea requiere una mano de obra sólida y que, por término medio, solo el 7 % de los trabajadores poco cualificados ha recibido formación;

Una estrategia de «Renacimiento de la industria para una Europa sostenible» (RISE): principios, objetivos y gobernanza

1.  Acoge con satisfacción el enfoque de la Comisión sobre la política industrial, en la medida en que la adopción de este tipo de enfoque es fundamental para el desarrollo económico y la competitividad, así como para asegurar la prosperidad a largo plazo y resolver el problema del desempleo; recuerda, en este contexto, que el sector industrial crea uno de cada cuatro puestos de trabajo y ofrece empleo a unos 34 millones de personas; destaca que la política industrial debe abordar las debilidades comparativas de la economía de la UE, entre otras la falta de inversiones en I+D, la evolución de los precios de la energía, la burocracia administrativa o los obstáculos que impiden el acceso a la financiación; señala que la industria asume el 80 % de las inversiones en I+D y que casi el 75 % de las exportaciones europeas consisten en bienes industriales; destaca, asimismo, que el sector industrial crea una parte considerable del valor económico, de tal forma que cada empleo en la industria genera aproximadamente otros dos puestos de trabajo en los sectores de los suministros y los servicios;

2.  Destaca que el dinamismo y la importancia del futuro industrial de la Unión Europea radica en una estrategia de Renacimiento de la industria para una Europa sostenible (RISE) que persiga la innovación tecnológica, empresarial, financiera, ambiental y social en el camino hacia una tercera revolución industrial que incluya una estrategia de eficiencia que reindustrialice Europa, fortalezca la industria europea en su conjunto y actúe como respuesta a una serie de retos sociales cada vez más acuciantes; sostiene que la estrategia RISE puede crear nuevos mercados, entre otros, de productos nuevos e innovadores, modelos empresariales y empresas y emprendedores creativos, nuevos empleos y trabajos dignos que contribuyan a una renovación industrial caracterizada por su dinamismo económico, la confianza y la competitividad; considera que una de las principales prioridades es el mantenimiento de la solidez de los sectores manufactureros y del conocimiento técnico, y que la apertura de los mercados y la disponibilidad de la energía y las materias primas, así como la eficiencia en los ámbitos de la innovación, la energía y los recursos, constituyen los pilares fundamentales de esa estrategia para la competitividad; señala, asimismo, la gran importancia que revisten unas infraestructuras de transporte, de producción y distribución energética y de telecomunicaciones orientadas hacia el futuro;

3.  Considera que la estrategia RISE debe insertarse en una economía de mercado ecológica y social, de conformidad con los principios de la iniciativa empresarial, la competencia leal, el objetivo a largo plazo de la internalización de las externalidades, unas políticas financieras sanas y un marco normativo consciente de la realidad económica y ambiental; señala que la política industrial de la Unión Europea debe ser coherente con una visión de futuro guiada por la innovación, la sostenibilidad y la competitividad que refuerce los sectores manufactureros, el conocimiento técnico y la economía circular; destaca el papel fundamental que desempeñan la industria y las empresas como promotoras de la sostenibilidad, así como la importancia de la transparencia en las cadenas de suministro;

4.  Destaca que la estrategia RISE requiere un programa a corto plazo dirigido a la protección de la base manufacturera y de los conocimientos técnicos industriales, con el fin de responder a los desafíos más urgentes en determinados sectores (como las sobrecapacidades de producción, las reestructuraciones y la competencia desleal), así como una hoja de ruta y un calendario a largo plazo basados en un enfoque dotado de objetivos e indicadores claros, estables y fundamentados científicamente y de un planteamiento económico circular basado en el ciclo de vida que oriente las inversiones hacia la creatividad, las destrezas, la innovación y las nuevas tecnologías y que fomente la modernización, la sostenibilidad y la competitividad de la base industrial europea por medio de una política de valores que tenga en cuenta toda la cadena de valor, que incluya a las empresas cualquiera que sea su dimensión, que preste la debida atención a las industrias básicas y que fomente el mantenimiento de la cadena de producción en Europa; considera que dicha modernización debe fundamentarse tanto en las industrias básicas como en los nuevos sectores industriales, orientarse hacia el crecimiento y ser conforme a los principios de desarrollo sostenible;

5.  Destaca que la política industrial integra todas aquellas políticas que tienen un efecto en el sector industrial; reconoce que dicha política debe abordar los grandes retos sociales y ambientales definidos en la estrategia y los objetivos de Europa 2020, incluidos los futuros objetivos en los ámbitos de la energía, los recursos, el empleo, la economía industrial y el clima, así como integrarse eficazmente en el proceso del Semestre Europeo y en los programas nacionales de reforma, con el fin de establecer las condiciones previas necesarias para promover las inversiones y crear puestos de trabajo de calidad, especialmente para los jóvenes; solicita a la Comisión que mejore su comunicación acerca de sus compromisos a favor de la política industrial, con miras a restablecer la confianza de los inversores, los trabajadores y los ciudadanos en las actuaciones de la UE;

6.  Constata que el porcentaje correspondiente a la industria europea en el producto interior bruto (PIB) agregado europeo ha caído en 15 años de un 20 % a un 15 %;

7.  Considera que la estrategia RISE debe perseguir objetivos industriales ambiciosos y realistas; señala que el objetivo principal del 20 % exigiría la creación de al menos 400 000 puestos de trabajo industriales nuevos al año; respalda firmemente el objetivo del 20 % y propone que se considere un objetivo direccional de acuerdo con los objetivos 20/20/20 de la UE;

8.  Considera que los objetivos mencionados deben reflejar las nuevas realidades industriales, como la integración de la fabricación y los servicios y la evolución hacia una economía basada en los datos y en métodos productivos que generen valor añadido; pide a la Comisión, en este mismo contexto, que evalúe y sustancie el trabajo realizado hasta ahora en términos de objetivos y que revise la clasificación de los sectores industriales;

9.  Destaca que las actividades de los sectores industriales permiten resistir a las crisis gracias también a la economía de los servicios que dichas actividades generan en torno a los centros de producción;

10.  Pide a la Comisión que cumpla su compromiso de elaborar indicadores que permitan supervisar y evaluar el proceso de reindustrialización; destaca que estos indicadores no deben ser solo cuantitativos, sino también cualitativos, con el fin de garantizar que dicho proceso sea sostenible y compatible con la protección del medio ambiente;

11.  Espera que, mediante una aplicación adecuada, la estrategia RISE confiera un nuevo impulso a la industria y consiga repatriar los procesos de producción industrial a la UE, de forma que se preste la atención debida a la gestión de la cadena de suministro y se tomen también en consideración las diversas tradiciones industriales y los condicionantes de la demanda en los planos regional y local, fomentando al mismo tiempo aquellos sectores emergentes importantes y necesarios para desarrollar una economía y una sociedad sostenibles;

12.  Destaca que la estrategia RISE únicamente tendrá éxito si cuenta con un marco macroeconómico apropiado, claro y predecible que evite los conflictos entre políticas, así como con los recursos presupuestarios necesarios para impulsar las inversiones públicas y privadas y promover la competitividad global de la UE; lamenta que la actual política macroeconómica de la UE no facilite el acceso necesario a los recursos de capital para las inversiones y la innovación, especialmente en el caso de las PYME, lo cual obstaculiza el desarrollo de una verdadera política industrial; pide, en este mismo contexto, que se desarrolle una estrategia europea de crecimiento inteligente, sostenible e integradora, al tiempo que lamenta la reducción por el Consejo de la rúbrica 1A del marco financiero plurianual (MFP), en particular en lo que se refiere a Horizonte 2020, COSME y el mecanismo «Conectar Europa»; pide a los Estados miembros que incrementen de forma sustancial la dotación financiera de esos programas;

13.  Destaca que la creación de recursos adecuados para el presupuesto europeo podría influir positivamente en la reindustrialización de Europa;

14.  Destaca que la política industrial de la UE debe definirse con claridad, dado que imperan actualmente, tanto en el plano de la UE como en los Estados miembros, una serie de prácticas y tendencias divergentes en materia de política industrial;

15.  Aplaude el enfoque transversal de la Comisión en materia de política industrial y destaca la importancia que reviste un enfoque integral coherente y, al mismo tiempo, coordinado en aquellas áreas en las que todos los demás ámbitos políticos (por ejemplo, la competencia, el comercio, la energía, el medio ambiente, la innovación, los fondos estructurales, el mercado único, etc.) tomen en consideración los objetivos de la estrategia RISE; recuerda, en este mismo contexto, el ejemplo de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA), que demuestra que en materia de política industrial es posible emprender actuaciones exitosas, integradas e innovadoras, capaces de generar crecimiento y empleo, promover la propia integración y distinguirse por su naturaleza asociativa; sostiene que la estrategia RISE debería basarse en un concepto de política industrial con carácter horizontal más que vertical; considera que, al tiempo que se presta la debida atención a las industrias básicas, una serie de medidas sectoriales específicas deben respaldar las cadenas de valor y los clústeres de actividad con un alto potencial de crecimiento, estableciendo conexiones con las actividades de especialización sectorial con miras a promover la alta tecnología, las estrategias de alto valor añadido, la innovación, las destrezas, el espíritu empresarial, el empleo y la creatividad; destaca, en este mismo contexto, las estrategias sectoriales desarrolladas en el sector automovilístico (CARS 2020) y del acero (plan de acción del acero), al tiempo que pide a la Comisión que adopte las medidas apropiadas para aplicar dichas estrategias; insta a los Estados miembros y a la Comisión a prestar la atención suficiente a aquellos sectores que cuentan con conocimientos técnicos consolidados y un grado elevado de inversión en I+D y creación de valor añadido, incluida la innovación de procesos;

16.  Recomienda a la Comisión que estudie de forma pormenorizada y por sectores el valor añadido de la producción industrial europea en las cadenas de producción mundiales, con el fin de determinar el grado de afianzamiento de los diversos sectores industriales en los Estados miembros y elaborar una estrategia común más eficaz para la defensa de los intereses industriales europeos;

17.  Considera que la UE requiere una actuación combinación inteligente de la industria privada y las instituciones públicas, a fin de consolidar la creación de cadenas de valor añadido en el seno de la Unión;

18.  Destaca relieve que la futura política de cohesión será una de las principales políticas de la UE para el fomento de la innovación industrial, mediante una especialización inteligente que permita responder a los desafíos relacionados con la sostenibilidad de la energía, el cambio climático y el uso eficiente de los recursos, tanto materiales como humanos; considera, por tanto, esencial contar con el apoyo de la futura política de cohesión y de los fondos estructurales y de inversión europeos para la reindustrialización de la UE y sus regiones por medio de una política industrial verdaderamente moderna que ha de ser integradora, sostenible, eficiente desde el punto de vista energético y altamente competitiva; pide una mejor coordinación y la creación de sinergias entre la política de cohesión y los programas Horizonte 2020 para establecer incubadoras regionales de innovación y maximizar la innovación a escala regional;

19.  Coincide con la Comisión en que la política industrial debe tener una estructura de gobernanza eficaz e integrada que incluya la supervisión de sus actividades; recuerda la recomendación del PE en el informe Lange sobre la industria, en el sentido de crear un grupo de trabajo permanente de la Comisión sobre política industrial formado por las direcciones generales competentes que tenga en cuenta la aportación de las partes interesadas y coordine y supervise su aplicación; hace hincapié en que el Parlamento sea informado periódicamente sobre la evolución de la política industrial y pide a la Comisión que informe anualmente al Parlamento sobre el progreso de la estrategia RISE y el grado en que se estén cumpliendo sus objetivos con los instrumentos disponibles; propone que los grupos de trabajo para las líneas de actuación prioritarias publiquen también un informe anual; insta, asimismo, a la Comisión a que evalúe e identifique los desafíos relacionados con las sobrecapacidades y la reestructuración que deben afrontar la industria europea y determinados sectores concretos, con miras a proponer soluciones a corto plazo, al tiempo que le pide que supervise todos los movimientos de deslocalización de la producción industrial europea; destaca que la estrategia RISE requiere una alianza y una asociación con las partes interesadas procedentes de diferentes sectores de la industria (incluidas las PYME), los sindicatos, los medios académicos y la sociedad civil, por ejemplo los organismos de defensa de los intereses de los consumidores y las organizaciones no gubernamentales; pide a la Comisión que haga un uso pleno del artículo 173, apartado 2, del Tratado con el fin de progresar con la estrategia RISE y reunir sus recursos de forma más eficaz; destaca la importancia de mejorar las estrategias de comunicación de la Unión sobre su política industrial dirigida a los ciudadanos y, más concretamente, a los jóvenes, con miras a revalorizar la imagen de la industria europea, sus empleos y su conocimiento técnico;

20.  Considera que la estrategia RISE debe orientarse hacia la creación de un entorno atractivo y competitivo en Europa que impulse los flujos inversores en toda la Unión y sus regiones, especialmente en el sur de la UE, y reactive el crecimiento, en particular mediante una especialización inteligente y la formación de clústeres, incluidos los clústeres transnacionales y regionales, y otras redes empresariales equivalentes;

21.  Elogia la labor del Vicepresidente Tajani en la coordinación de la política industrial en una colaboración más estrecha con el Consejo de Competitividad; reconoce que la política industrial para la estrategia RISE ha de constituir una base común para la UE, si bien recuerda que debe tener en cuenta las diferentes circunstancias nacionales y regionales y coordinarse con la política industrial de los Estados miembros; apoya la idea de un Consejo de Competitividad más fuerte que, de forma coordinada con la Comisión, contribuya a la coordinación vertical de las políticas en los planos europeo, regional y de los Estados miembros; señala que una regulación inteligente y la reducción de la carga burocrática representan, entre otros elementos, una condición previa fundamental para el crecimiento industrial;

22.  Considera que los diferentes niveles territoriales deben implicarse plenamente y actuar de forma coordinada en el proceso de reindustrialización y en la identificación de las prioridades, las potencialidades y las fortalezas de la industria en sus respectivos territorios, así como en las actividades de desarrollo de las PYME; señala que las PYME representan un importante activo, en la medida en que su dimensión y su capacidad de reacción les permite adaptarse a los cambios, si bien no debe olvidarse que han sido duramente castigadas por la crisis; pide a la Comisión y a los Estados miembros que pongan en marcha programas específicos de apoyo y acompañamiento de las PYME, y que les presten su apoyo para convertirlas en futuros líderes en su ámbito de actividad industrial; acoge con satisfacción el trabajo desempeñado por el Comité de las Regiones, así como el trabajo de la Comisión en relación con las estrategias de especialización inteligente para la reestructuración de la financiación de la UE hacia los objetivos de Europa 2020;

23.  En el caso de eventuales modificaciones de los Tratados, insta a los Estados miembros a que establezcan una política industrial común con objetivos e instrumentos comparables a los de la política agrícola común, esto es, que procedan a una verdadera concertación transnacional con miras a elaborar una estrategia conjunta, medios financieros importantes e instrumentos de regulación de los mercados de los que disponen otras grandes zonas comerciales del mundo, por ejemplo un instrumento monetario o normas de regulación de las ayudas públicas adaptados a las necesidades de nuestro sector industrial, respetando en todo momento la legalidad internacional;

24.  Acoge con satisfacción que la Comisión se interese por los productores, especialmente en el sector industrial, y no solo por los consumidores;

25.  Lamenta que la propuesta de la Comisión no incluya medidas contra el dumping social y salarial, ni tampoco en el ámbito de la participación de los trabajadores y de la reestructuración;

Una ofensiva tecnológica innovadora, eficiente y sostenible

26.  Hace hincapié en que una estrategia de innovación, eficiencia y nuevas tecnologías, incluida la tecnología a favor de la sostenibilidad, unida a nuevos modelos comerciales, creatividad y tecnologías avanzadas de fabricación, puede regenerar y modernizar la base industrial de la UE aumentando su competitividad fundamental a escala regional y mundial; considera que es necesario promover la innovación de forma general, teniendo en cuenta a todas las partes implicadas, desde una innovación de base no técnica hasta la tecnología avanzada de I+D de los laboratorios de investigación; observa, en este contexto, la importancia de involucrar activamente a los trabajadores en el proceso de innovación, estimulando a las empresas innovadoras que son líderes en términos económicos, sociales y medioambientales; destaca la necesidad de crear un entorno propicio y considera que es fundamental garantizar unas condiciones en las que las empresas puedan funcionar y ser competitivas; considera necesario reforzar la base de conocimiento de Europa, reducir la fragmentación fomentando la excelencia en la ciencia y la educación, crear las condiciones necesarias para transformar las buenas ideas en productos comercializables, y aumentar el acceso de las empresas innovadoras a la financiación, generando un entorno propicio para la innovación y eliminando las desigualdades sociales y geográficas mediante la difusión de los beneficios de la innovación por toda Europa; destaca, en este contexto, que se debe tener especialmente en cuenta el informe anual sobre innovación de la Comisión («Innovation Union Scoreboard 2013»), que muestra cómo influyen las innovaciones en el fortalecimiento de una competitividad duradera, ofrece una valoración comparativa de los resultados de la investigación y la innovación de los Estados miembros, y señala las fortalezas y debilidades relativas de sus sistemas de investigación e innovación;

27.  Considera que los fondos de investigación e innovación de la UE deben actuar como catalizadores y utilizarse en sinergia con distintos instrumentos y fondos europeos, nacionales y regionales; recuerda que dos tercios del objetivo en I + D del 3 % provienen del sector privado; apoya la creación de asociaciones público-privadas (APP) en el marco de la iniciativa Horizonte 2020 y pide a la Comisión que garantice que se aprovecha lo suficiente la inversión del sector privado;

28.  Acoge con satisfacción el porcentaje del 4 % de los fondos que se aplicará a través de un instrumento de las PYME especializado en el marco del programa Horizonte 2020;

29.  Celebra que la Comisión se centre en el diseño ecológico, la reciclabilidad con especificaciones «cradle-to-cradle» (de la cuna a la cuna), los nuevos criterios de sostenibilidad para los productos y los procesos de construcción, así como la eficiencia de los recursos en el contexto del concepto de economía circular; pide que se elaboren propuestas legislativas y estudios sobre la eficiencia de los recursos para tener en cuenta la viabilidad de una inversión según los criterios de eficacia, rentabilidad y efectos a largo plazo; pide a la Comisión que promueva aún más el concepto de «ciclo de vida» a través de una política de productos integrada (PPI) que tenga en cuenta todo el ciclo de vida de un producto (un planteamiento «de la cuna a la cuna»);

30.  Acoge favorablemente las líneas de actuación de la Comisión, así como las posibles APP; manifiesta su preocupación, no obstante, por el hecho de que no se haya incluido adecuadamente la evolución en materia de grandes datos y tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC); pide a la Comisión que integre esta evolución correctamente; considera que los servicios de banda ancha son clave para el desarrollo del sector industrial de la UE y podrían contribuir al crecimiento económico y a la creación de empleo en la UE, por lo que la promoción de la inversión en instalaciones de banda ancha con el fin de conseguir redes y fibra de banda ancha de gran capacidad para las redes de acceso debe seguir siendo una de las prioridades de la UE; pide a la Comisión que respalde la creación de agrupaciones de empresas en todas las líneas de actuación, fomentando las sinergias y los efectos colaterales entre ellas;

31.  Hace hincapié en el papel fundamental que desempeñan las TIC en la transición hacia una economía sostenible, que incluye ámbitos como la desmaterialización, el seguimiento ecológico, la eficiencia del transporte y la logística, los servicios electrónicos y la sanidad; acoge con satisfacción la nueva estrategia industrial europea para el sector electrónico, destinada a duplicar la producción de chips de la UE hasta alcanzar el 20 % de la producción mundial; insiste en la conveniencia de seguir promoviendo la utilización de las TIC en los sectores industriales tradicionales y de desarrollar nuevos productos y servicios digitales que contribuyan al logro de los objetivos de desarrollo sostenible;

32.  Acoge favorablemente la línea de actuación sobre las tecnologías avanzadas de fabricación; cree que se beneficiaría de asociaciones público-privadas como SPIRE; considera que la creación de una comunidad de conocimiento e innovación para 2016 en el ámbito de la fabricación de valor añadido es una prioridad; pide a la Comisión que incorpore las experiencias del Centro Europeo Experto en Colaboración Público-Privada del BEI (EPEC) en las futuras APP; anima a la Comisión a que cree sinergias en materia de tecnologías avanzadas de fabricación también entre los Estados miembros, el sector industrial y los institutos de investigación; pide a la Comisión que evalúe en qué medida puede servir de modelo la Red nacional de innovación industrial de los Estados Unidos;

33.  Acoge favorablemente la línea de actuación sobre redes inteligentes y considera que se beneficiaría de una ampliación de su ámbito de aplicación y de la adición de nuevas propuestas; recomienda que su trabajo incluya también los elementos de una infraestructura energética adecuada, el almacenamiento de la energía y la capacidad de reserva mencionados por la Comisión, como por ejemplo una red eléctrica de alto rendimiento con interconectores que facilite la realización del mercado interior de la energía y pueda gestionar fuentes renovables de energía como la energía eólica marina e infraestructuras digitales avanzadas;

34.  Pide a la Comisión que proponga una política de agrupaciones de empresas y de redes de agrupaciones en forma de cooperación, especialmente en las cadenas de valor, entre empresas conectadas, proveedores, prestadores de servicios, universidades y centros de investigación, que estimule también la aparición natural y ascendente de agrupaciones como respuesta a las necesidades de las empresas y/o de la investigación; destaca la importancia que reviste la creación de agrupaciones transnacionales, especialmente con el fin de integrar a las regiones estructuralmente más débiles en la cadena industrial de valor europea, sobre la base de la competencia a escala de la Unión, fomentando la participación de los países/regiones menos representados y garantizando la transferencia de conocimientos técnicos entre las comunidades de investigadores de todos los Estados miembros; considera que se trata de un aspecto fundamental que ha de integrarse en las políticas industriales regionales; observa que la Comisión también debe prever debidamente el respaldo a las agrupaciones existentes; alienta a la Comisión a que ponga en marcha agrupaciones eficientes desde el punto de vista de los recursos en el marco del futuro Plan de acción ecológico para las PYME;

35.  Acoge con satisfacción la estrategia para las tecnologías facilitadoras esenciales (TFE), ámbito en el que la UE tiene una fuerte ventaja competitiva y potencial para incrementarla gracias a su sólida base de investigación, pero considera que es necesario redoblar los esfuerzos en lo tocante a la explotación de los resultados si se pretende lograr esta ventaja; respalda las acciones propuestas para mejorar la coordinación y las sinergias entre las políticas y los instrumentos, que incluyen la iniciativa Horizonte 2020, el BEI, los Fondos Estructurales de la UE y otros fondos públicos y privados; acoge con satisfacción las iniciativas que fomentan las acciones específicas de las agrupaciones relacionadas con las TFE y el aumento de la cooperación transregional; pide a la Comisión que evite establecer sistemas de acceso restringido para consorcios o empresas individuales; señala que la financiación de la infraestructura de investigación debe beneficiar a múltiples agentes y ser utilizada por los mismos;

36.  Pide a la Comisión que potencie las redes de comunicaciones, como en el caso de los proyectos para ciudades inteligentes, mediante la colaboración entre regiones, ciudades y municipios, con el fin de gestionar servicios comunes y producir y consumir energía de modo eficiente, promoviendo medidas de ahorro de energía para facilitar, por ejemplo, la construcción de edificios de alto contenido tecnológico y bajo consumo energético;

37.  Señala la orientación basada predominantemente en el «tirón tecnológico» de los programas de investigación e innovación de la Comisión; considera que existe una necesidad general de reforzar las medidas y actividades de «tirón del mercado», capaces de introducir realmente soluciones en los mercados;

38.  Pide a la Comisión que vincule los instrumentos políticos de la oferta y los instrumentos de la demanda mediante la creación de asociaciones para la innovación (como las relativas a ciudades inteligentes, envejecimiento activo o materias primas) y el desarrollo de «mercados piloto» con el objetivo de fomentar la incorporación al mercado de nuevos productos y servicios que respondan a las necesidades sociales;

39.  Pide a la Comisión que desarrolle una estrategia que garantice que Europa atrae talento extranjero al tiempo que mantiene su relación con los mejores talentos europeos que se encuentran en terceros países; destaca la importancia de relacionarse con las comunidades de expatriados de la UE y animarlas a utilizar sus conocimientos y sus relaciones para aprovechar las oportunidades empresariales en la UE;

40.  Considera que incentivar formas de turismo sostenibles asociadas al consumo de productos locales puede estimular la recuperación de la actividad agrícola y artesanal, así como la difusión de microempresas en los territorios, y constituir un motor económico significativo, capaz de favorecer la recuperación económica, garantizando al mismo tiempo una correcta gestión del medio ambiente, la protección de las culturas y los asentamientos humanos y la prevención de la erosión y los desprendimientos de tierras;

41.  Considera que el sector de las ciencias de la vida constituye un sector estratégico de la Unión gracias a su potencial de innovación, su lugar en la producción industrial europea, el número de puestos de trabajo directos e indirectos creados y su potencial de exportación;

42.  Considera que, para desarrollar su política industrial, la UE debe hacer elecciones políticas y concentrar sus esfuerzos en los sectores estratégicos que respondan a los desafíos sociales apoyándose al mismo tiempo en el saber hacer europeo; alienta a la Comisión, en consecuencia, a que desarrolle una agenda estratégica para el sector europeo de las ciencias de la vida, tal como prevé en su Comunicación titulada «Una industria europea más fuerte para el crecimiento y la recuperación económica - Actualización de la Comunicación sobre política industrial»;

Realización del mercado interior y apertura de los mercados exteriores para la estrategia RISE

43.  Subraya que el mercado único europeo es el principal protagonista en tanto que mercado interno para el sector industrial europeo y que es necesario desarrollar una estrategia de mercado interior que fomente la innovación orientada a la demanda con el objetivo de promover la introducción de nuevas tecnologías, contribuyendo así a crear nuevos mercados, modelos de negocios y sectores industriales; destaca que ello es especialmente importante para la difusión de los resultados de I+D en el mercado; hace hincapié en que la previsibilidad de las reglas y normas del mercado interior, y su aplicación efectiva en los Estados miembros, contribuye a ofrecer a las empresas perspectivas estables; pide a la Comisión y a los Estados miembros que completen urgentemente el mercado único de bienes, energía, telecomunicaciones, transporte, productos ecológicos (tal como establece la Comisión en su iniciativa) y capital de riesgo, y que garanticen la libre circulación de los investigadores, los conocimientos científicos y la tecnología; señala que la no realización del mercado interior supone un obstáculo para el crecimiento, y pide a la Comisión que elabore un estudio de impacto de la crisis sobre el mercado interior y haga frente a las disparidades de costes en la UE que pueden acarrear desventajas para las empresas de la UE en comparación con sus competidores de terceros países; advierte de que la fragmentación del mercado interior podría distorsionar la competencia entre los Estados miembros dentro de la UE; pide a la UE que refuerce la cooperación en los ámbitos del Derecho laboral y las ventajas fiscales; insta a la Comisión a que fomente el uso de la marca «Fabricado en Europa» para reforzar el mercado único y los productos de origen europeo;

44.  Acoge favorablemente la intención de la Comisión de desarrollar un plan de acción horizontal para fomentar la demanda de bienes y servicios innovadores; pide a la Comisión que continúe estudiando el ciclo de vida de los productos, desde las materias primas hasta la fase de reciclaje, con el fin de avanzar hacia el establecimiento de índices de referencia en materia de eficiencia de los productos que tengan en cuenta la relación coste/beneficio y el potencial de innovación;

45.  Destaca que la contratación pública debe ser un impulsor de la innovación; recuerda que los contratos públicos forman parte integrante de las políticas industriales de los socios comerciales de la Unión; considera que las directrices en materia de ayudas públicas deben tener por objeto impulsar la competitividad de la industria de la UE, adoptando también las mejores prácticas y los buenos ejemplos de sus socios comerciales, fomentar la cooperación europea y estar abiertas a las medidas políticas que fomenten la innovación; cree que la normalización y el etiquetado ecológico, así como la responsabilidad social de las empresas, también en el caso de los productos importados, pueden contribuir considerablemente a promover la asimilación de las nuevas tecnologías; pide a la Comisión que dé prioridad a las actividades que apoyan la normalización e interoperabilidad de productos, servicios y tecnologías de nueva aparición como pilar de la competencia interior europea y de las oportunidades de comercio internacional;

46.  Reconoce que la vigilancia del mercado constituye un pilar fundamental para garantizar la seguridad y la calidad de los productos dentro del mercado interior; acoge con beneplácito el paquete propuesto por la Comisión sobre seguridad de los productos y vigilancia del mercado, destacando la importancia que puede llegar a revestir la indicación del origen, no solo para los consumidores, sino también con miras a una mayor transparencia de la política comercial interna y externa; pide a la Comisión que aproveche el poder y la eficacia de Internet en sus trabajos sobre la supervisión del mercado y permita que la gente participe aportando opiniones fundadas sobre los productos; destaca a este respecto la importancia del buen funcionamiento de la protección de los consumidores en la Unión;

47.  Hace hincapié en que la realización del mercado único digital es un elemento importante de la estrategia industrial de la UE; reitera la importancia que reviste para las PYME la digitalización del mercado interior y el desarrollo del comercio electrónico en el mismo; considera que el mercado digital y de las nuevas tecnologías de la información constituye una oportunidad de desarrollo industrial que todavía no se ha aprovechado plenamente y para la cual Europa cuenta con un sólido saber hacer; subraya la imperiosa necesidad de adaptar la política de la UE de normalización en el ámbito de las TIC a la evolución de los mercados y las políticas, lo que permitirá alcanzar los objetivos políticos europeos que exigen interoperabilidad, como el negocio electrónico, el comercio electrónico, el transporte electrónico de mercancías, los sistemas inteligentes de transporte (SIT), etc.;

48.  Hace hincapié en que la realización del mercado único digital debe constituir un elemento importante de la estrategia industrial de la UE; destaca que debe aplicarse un marco normativo equivalente para los mercados en línea y fuera de línea con el fin de garantizar una competencia leal y de proteger a los consumidores;

49.  Celebra el reconocimiento por parte de la Comisión de una definición de las industrias culturales y creativas de gama alta como un sector de la economía que abarca los segmentos de gama alta de distintos mercados de productos y servicios y refleja características específicas como la dimensión cultural y creativa del producto o servicio, el prestigio del producto, la propiedad intelectual, la calidad de la fabricación, el diseño y la innovación, la mercadotecnia y la publicidad de cara a los consumidores; pide a la Comisión que reconozca la naturaleza específica de las profesiones de excelencia en las industrias europeas, que son una importante fuente de creación de empleo en Europa y se basan en los cuatro criterios siguientes: creatividad, excelencia, saber hacer y aprendizaje a lo largo de la vida profesional;

50.  Acoge favorablemente la intención de la Comisión de apoyar la competitividad del sector de gama alta, que representa un 3 % del PIB de la UE y más de 1,5 millones de empleos directos e indirectos, y le pide que adopte medidas para responder al riesgo de escasez de competencias en el sector con el fin de proteger la producción y el saber hacer específicos europeos;

51.  Constata que la siderurgia europea trabaja al 50 % de su capacidad y que la producción europea de acero ha disminuido un 25 % desde 2008;

52.  Constata que el sector europeo del automóvil, que en 2007 produjo 16 millones de vehículos, no habrá llegado a producir 12 millones en 2013;

53.  Considera que, habida cuenta de la actual crisis financiera, económica y social, la inversión pública y privada constituye una parte fundamental de una estrategia general en favor del crecimiento sostenible; apoya, en este sentido, la reforma general del régimen de ayudas estatales mediante la aplicación de un enfoque basado en mayor medida en lo social y lo económico y mediante una mayor flexibilidad de las normas sobre competencia establecidas en los artículos 101 y 102 del TFUE; reitera la importancia de tener más en cuenta la calidad y la eficiencia del gasto público;

54.  Hace hincapié en que la política industrial debe utilizar plenamente los instrumentos de la política de competencia con el objetivo de crear la igualdad de condiciones y fomentar la competitividad de los mercados;

55.  Recomienda a la Comisión que evalúe en qué medida el Derecho europeo de la competencia autoriza la negativa de un grupo de importancia mundial a ceder un emplazamiento que ha decidido cerrar a otro grupo que pudiera sustituirle, o a una entidad pública para una utilización temporal;

56.  Toma nota de la investigación de la Comisión de la reforma del mercado interior de los productos industriales; pide a la Comisión que garantice que las normas correspondientes sean compatibles con el mercado;

57.  Reconoce el impulso otorgado por la Comisión a la normativa inteligente con el fin de reducir las cargas para la industria sin socavar la eficacia de la legislación, lo que incluye evaluaciones de impacto, el análisis de la competitividad, controles de aptitud y la prueba de las PYME, sobre todo en lo que respecta a las microempresas y las PYME, y reconoce que la estabilidad normativa es necesaria para favorecer las inversiones; opina que la carga burocrática y las políticas contradictorias constituyen a menudo una barrera para mejorar la competitividad de las empresas industriales, considera que las iniciativas destinadas a reducir esas cargas deben ser una de las principales prioridades de la agenda política, y espera con interés propuestas de la Comisión en este sentido con objetivos concretos; respalda la coherencia regulatoria, un enfoque regulador transversal y el establecimiento de prioridades, así como un análisis de la competitividad perfeccionado, que debería ser parte integrante y obligatoria en virtud de las directrices para la evaluación de impacto; pide a los Estados miembros que utilicen la prueba de las PYME y el análisis de la competitividad perfeccionado también a escala nacional; acoge con satisfacción los esfuerzos realizados por la Comisión para evaluar los efectos acumulativos de la legislación en el sector del acero, y pide a la Comisión que profundice la metodología y determine qué otros sectores podrían beneficiarse de este enfoque;

58.  Recomienda que se continúe explotando el potencial del procedimiento de notificación 98/34/CE y sugiere a los Estados miembros que introduzcan análisis de la competitividad en las evaluaciones de impacto que se llevan a cabo durante las fases de elaboración de proyectos en los procedimientos legislativos nacionales, en el marco más amplio de la «prueba para el mercado único» solicitada en su Resolución, de 7 de febrero de 2013, con recomendaciones destinadas a la Comisión sobre la gobernanza del mercado único;

59.  Solicita la rápida aplicación de la Iniciativa en favor de las pequeñas empresas para apoyar a las PYME de Europa; señala la importancia del apoyo que ofrece la red Enterprise Europe Network a las PYME en el comercio transfronterizo de la UE; destaca la importancia de apoyar a las pequeñas empresas y ayudarlas a convertirse en medianas empresas, así como a las PYME en agentes de mayor envergadura, con el fin de favorecer su competitividad a escala mundial; recuerda las ventajas económicas que reporta el establecimiento de vínculos también entre empresas en algunos sectores, como la industria de la defensa, para alcanzar economías de escala y compartir proyectos industriales comunes;

60.  Considera que un acceso mejor, menos costoso y más rápido de las PYME a los procedimientos antidumping será clave para protegerlas más eficazmente contra las prácticas desleales de sus socios comerciales; pide a la UE que tenga en cuenta este punto en la revisión de los instrumentos de defensa comercial;

61.  Pide a la UE que valorice su producción industrial proporcionando una información más precisa a los consumidores, previendo la obligación de indicar la procedencia en los productos de la Unión y los productos importados de terceros países, y velando por que se respeten las indicaciones geográficas de los productos alimenticios europeos en los terceros países;

62.  Recuerda que el desarrollo tecnológico es un sector sensible y frágil; considera que los derechos de propiedad intelectual (DPI) son un elemento esencial de una economía basada en el conocimiento y de una buena política industrial que puede favorecer la innovación y la investigación, así como fortalecer la industria europea; celebra, en este sentido, la creación de la patente única europea, y pide a los Estados miembros que la apliquen sin demora; considera que el proceso que condujo a su creación debería ponerse como ejemplo de buenas prácticas en el contexto de la búsqueda de una mayor integración de la industria y del mercado interior; observa con preocupación que el régimen de DPI actual raramente cumple su misión de generar innovaciones; cree que el aumento de la transparencia, la gestión innovadora y las prácticas de licencias pueden aportar soluciones de mercado más rápidas; acoge con satisfacción, en este contexto, el trabajo iniciado por la Comisión; pide a la Comisión y a los Estados miembros que refuercen también la protección de los DPI, especialmente para luchar contra la falsificación y el espionaje industrial; hace hincapié en que se necesitan nuevas estructuras de gobernanza y foros para la protección de los DPI a escala internacional; pide a la Comisión que elabore una estrategia europea de protección del secreto empresarial;

63.  Hace hincapié en la importancia que reviste la imposición del respeto de los DPI en los entornos físico y digital para el crecimiento y la creación de empleo en las industrias europeas; aplaude, en este sentido, la reforma en curso del sistema de marcas de la UE, que cuenta con potencial para mejorar la protección de las marcas en línea, fuera de línea y en todo el mercado interior;

64.  Apoya la reforma actual del sistema de Derecho de marcas, que reforzará la protección de las marcas en línea, fuera de línea y en todo el mercado interior, así como en el comercio internacional;

65.  Acoge con satisfacción el reconocimiento del problema de las marañas de patentes y las emboscadas de patentes; respalda la modificación del sistema normativo con el fin de fomentar acuerdos para la concesión de licencias cruzadas y agrupaciones de patentes propicios para la competitividad;

66.  Pide a la Comisión que proponga legislación que permita a las empresas europeas fabricar medicamentos genéricos y biosimilares en la UE durante el período del Certificado Complementario de Protección, una vez expirada la protección de la patente, con el fin de prepararse para el lanzamiento inmediato tras la expiración del certificado o para la exportación a países en los que no existe patente ni certificado complementario de protección; considera que dichas disposiciones podrían ayudar a evitar la externalización de la producción y a fomentar la creación de empleo en la UE, así como a generar la igualdad de condiciones para las empresas europeas y sus competidores de terceros países;

67.  Subraya que las relaciones exteriores tienen repercusiones que van más allá del ámbito de los acuerdos firmados en el marco de la Organización Mundial del Comercio (OMC), y que a la hora de desarrollar la dimensión exterior de la política industrial la UE y los Estados miembros deben acordar puntos de vista comunes para garantizar la igualdad de condiciones a nivel mundial;

68.  Recuerda que, en su Comunicación conjunta, de 7 de febrero de 2013, titulada «Estrategia de ciberseguridad de la Unión Europea: Un ciberespacio abierto, protegido y seguro»(22), la Vicepresidenta de la Comisión / Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad se comprometió a desarrollar y a promover recursos industriales y tecnológicos para el ámbito de la ciberseguridad ;

69.  Insiste en la necesidad de mejorar la competitividad de las empresas europeas en el mercado mundial; destaca la importancia que reviste una estrategia comercial de la UE; pide a la Comisión que, ante el aumento de la competencia de los socios comerciales de la UE, reorganice su política comercial para garantizar que la política comercial y de competencia de la Unión sea compatible con los objetivos de la política industrial europea y no ponga en peligro la capacidad de innovación y competitividad de las empresas europeas; pide a la Comisión que, junto con la Vicepresidenta / Alta Representante, desarrolle una estrategia de inclusión de oficinas de las PYME en las misiones de la UE; señala que estas oficinas de las PYME deben tener en cuenta el trabajo realizado por las cámaras de comercio e integrar las experiencias obtenidas en los centros europeos de negocios; pide a la Comisión y a los Estados miembros que refuercen su cooperación para acompañar a las empresas europeas en los mercados exteriores; les pide asimismo que den especial prioridad a los instrumentos a favor de las PYME y que centralicen la información destinada a las mismas mediante la creación de ventanillas únicas en todo el territorio de la UE; pide a la Comisión que convierta el análisis de la competitividad perfeccionado en parte integrante de las evaluaciones de impacto de los acuerdos comerciales y de sus efectos acumulativos;

70.  Observa que los gastos medioambientales cada vez mayores que debe asumir la industria europea están llevando a los industriales europeos a invertir fuera del sector europeo;

71.  Destaca la importancia que revisten las normas medioambientales y sociales en los acuerdos de comercio bilaterales y en las relaciones comerciales multilaterales para establecer un comercio justo y equitativo y la igualdad de condiciones de competencia a nivel mundial; pide a la Comisión que, en el momento de firmar nuevos acuerdos comerciales o revisar los acuerdos comerciales existentes, garantice la igualdad de condiciones entre los operadores establecidos en la UE y fuera de la UE; destaca que la UE debe adoptar medidas reales para hacer frente a las distorsiones concretas que perjudican a los intereses industriales europeos, y que debe introducir gradualmente el principio de la reciprocidad en las relaciones comerciales, especialmente por lo que se refiere al acceso a los mercados de contratación pública, y mejorar la capacidad de reacción, lo cual podría contribuir a la apertura de los mercados;

72.  Recuerda a la Comisión que los bajos niveles de remuneración y de protección medioambiental siguen siendo elementos muy importantes de la competencia internacional y que es urgente proseguir el ajuste al alza de estas normas para que la UE pueda reindustrializarse realmente; pide a la Comisión, en este contexto, que negocie compromisos vinculantes en materia de derechos de los trabajadores y de protección del medio ambiente en los acuerdos de libre comercio con terceros países;

73.  Toma nota de la propuesta de la Comisión de modernización de los instrumentos de defensa comercial de la UE, que constituyen elementos cruciales de la política industrial; confía en que esta modernización pueda mejorar su eficacia; pide a este fin a la Comisión que no debilite estos instrumentos, ni de iure ni de facto, sino que, por el contrario, los refuerce con miras a una protección más eficaz, y a más corto plazo, de las empresas europeas de todos los tamaños, contra las prácticas comerciales ilegales o desleales;

74.  Recuerda la necesidad de recurrir, siempre que la circunstancias lo justifiquen, a instrumentos de defensa comercial contra aquellos países que no respeten las normas del comercio internacional o las condiciones de los acuerdos de libre comercio celebrados con la Unión, y pide que se facilite, acelere y abarate el acceso de las PYME a los procedimientos antidumping para que puedan estar mejor protegidas contra las prácticas desleales;

75.  Destaca la importancia vital de la investigación y la innovación para garantizar la competitividad de las empresas europeas en los mercados mundiales e insiste en la necesidad de que las empresas europeas se anticipen mejor a las necesidades de terceros mercados, a fin de responder a la demanda mundial;

76.  Considera que, en el marco de los esfuerzos de reactivación de su industria, es indispensable que la UE se dote de instrumentos que permitan:

   llevar a cabo una política antidumping más activa y dar una respuesta adecuada ante, entre otras cosas, las subvenciones desleales a la exportación practicadas por algunos terceros Estados,
   aplicar una auténtica política de cambio que proteja los intereses comerciales europeos,
   hacer que prevalezca el concepto del «comercio justo», que se basa en el respeto mutuo de las normas sociales, medioambientales, culturales y de derechos humanos en los intercambios comerciales internacionales;

77.  Pide a la Comisión que mejore considerablemente su valoración de los acuerdos comerciales, especialmente las evaluaciones de impacto realizadas, teniendo en cuenta la cuestión de la competitividad industrial y llevando a cabo evaluaciones ex post y análisis de los efectos acumulativos de todos los acuerdos ya celebrados o en proceso de negociación; destaca la importancia que reviste la Asociación Transatlántica en materia de Comercio e Inversión (ATCI) para lograr los objetivos de Europa en materia de reindustrialización, crecimiento y empleo, y considera que esta iniciativa puede simplificar y aumentar las exportaciones de los productos industriales europeos, mejorar la competitividad de la industria al elevar el nivel de las normas de producción internacionales y reducir los costes de importación de las materias primas y transformadas para los fabricantes; aboga por que la ATCI, al igual que otros acuerdos comerciales, incluya un capítulo relativo a las cuestiones energéticas que puedan afectar al mercado interior; pide a la Comisión que, mediante la supresión de los derechos de aduana, mejore el acceso al mercado de servicios e inversiones, refuerce la cooperación normativa, vele por la mejora de las normas en materia de contratación pública y una mayor protección de la propiedad intelectual, y persiga activamente dichos objetivos en la política de competencia y en lo relativo a la energía y las materias primas; hace hincapié en la necesidad de simplificar los reglamentos y reducir las cargas normativas y administrativas, tal y como pretende la ATCI, y considera que este proceso ha de realizarse teniendo en cuenta y protegiendo estrictamente elevadas normas sociales y medioambientales y los derechos de los trabajadores; insiste en que la posible conclusión de la ATCI creará la perspectiva de un amplio espacio económico que, a su vez, reforzará las relaciones de la UE y servirá de agente multiplicador de la inversión extranjera directa en la UE;

78.  Pide a la Comisión que estudie el ejemplo de los Estados Unidos, que permiten que los sindicatos presenten reclamaciones comerciales, dado que las distorsiones comerciales pueden afectar negativamente a la industria y, por ende, a los trabajadores, y que proponga medidas similares para la UE;

79.  Subraya que se debe reforzar la cadena de valor añadido de la industria europea mediante futuros acuerdos comerciales, acuerdos de inversión y acuerdos en materia de propiedad intelectual, integrando una estrategia adecuada ya en el momento de la elaboración del mandato;

80.  Pide a la Comisión que desarrolle una estrategia europea de exportación para las tecnologías eficientes desde el punto de vista energético y de los recursos y los servicios correspondientes, incluida una diplomacia de normalización con el fin de garantizar el fomento de las normas europeas en todo el mundo;

81.  Recuerda que las normas y reglamentaciones técnicas desempeñan una función esencial para garantizar el liderazgo de la UE en sectores innovadores, incluidas las tecnologías ecológicas; pide, por tanto, a la Comisión que refuerce la capacidad de la UE para crear normas y reglamentaciones técnicas internacionales en los sectores innovadores; insta asimismo a la Comisión a que mejore la cooperación con terceros países clave, incluidos los países emergentes, a fin de establecer normas y reglas técnicas comunes;

Financiación de un renacimiento industrial

82.  Reconoce las limitaciones de los préstamos bancarios y sus repercusiones negativas, especialmente en las PYME; lamenta que esas limitaciones afecten también a los instrumentos puestos a disposición por la UE, y cree que la Comisión debe solicitar informes anuales a los intermediarios financieros responsables de la administración de dichos instrumentos; acoge con satisfacción el Libro verde de la Comisión sobre la financiación a largo plazo de la economía europea; destaca la necesidad de reforzar la solidez y credibilidad del sector bancario de la UE mediante el Acuerdo de Basilea III, una unión bancaria y el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE); destaca la importancia de que nuestros socios internacionales también apliquen las normas de Basilea III; recuerda que las inversiones industriales son inversiones a largo plazo; pide a la Comisión y a los Estados miembros que mejoren el marco legislativo y financiero para que sea más claro y previsible, de modo que se fomenten las inversiones industriales;

83.  Considera que es necesario estudiar nuevas vías alternativas y creativas de financiación, especialmente en lo relativo a la financiación privada y por emisión de acciones; señala que el fomento de la cultura financiera también desempeña un papel fundamental en este contexto y que deben integrarse los conocimientos financieros en los programas educativos;

84.  Resalta la importancia de los recursos financieros para las empresas de nueva creación y las PYME, de modo que los empresarios dispongan de medios para llevar ideas innovadoras al mercado;

85.  Acoge favorablemente la iniciativa de la Comisión de crear instrumentos financieros conjuntos con el BEI y toma nota del refrendo de esta iniciativa por el Consejo Europeo de junio de 2013; celebra asimismo que la Comisión y el BEI tuvieran la intención de presentar un informe global sobre su aplicación al Consejo Europeo antes de su reunión de octubre de 2013, con objetivos cuantitativos, instrumentos y un calendario;

86.  Pide al Consejo que, en consulta con la Comisión y el BEI, especifique sin demora los parámetros para estos instrumentos con el objeto de conseguir un importante efecto palanca; destaca que estos instrumentos deben estar operativos antes de finales de 2013;

87.  Acoge con satisfacción la ampliación de capital del BEI y las directrices en materia de créditos que acaba de publicar vinculadas con una nueva norma de emisión de 550 gramos de CO2 por kilovatio-hora (g/kWh); considera que el BEI puede ayudar a aliviar los problemas de la fragmentación de los mercados financieros de la UE; solicita al BEI que continúe investigando en el desarrollo de nuevos modelos de crédito adaptados a las necesidades de la industria; hace un llamamiento al BEI para que lleve a cabo su plan de incremento de la actividad crediticia en la UE en más de un 50 % entre 2013 y 2015;

88.  Señala que la subsidiariedad deja margen a una gran diversidad de políticas fiscales y crediticias, así como de sistemas de subsidios en toda Europa;

89.  Pide a la Comisión que investigue cómo podría aprovecharse el mercado de valores respaldado por activos y fórmulas alternativas de financiación con la adecuada supervisión prudencial para facilitar la financiación de las PYME; señala el papel que pueden desempeñar el desarrollo empresarial y los bancos de infraestructura a la hora de invertir en bonos garantizados estructurados emitidos por los bancos, combinando esta inversión con un aumento de los objetivos de préstamo a las PYME; acoge con satisfacción la propuesta de asociaciones de préstamo público-privadas formadas por una entidad aseguradora y un banco destinadas a proporcionar préstamos a corto o largo plazo;

90.  Considera que es importante fomentar nuevos modelos de financiación innovadores para las PYME, especialmente aquellas que tengan un gran potencial de crecimiento; señala la prosperidad de las iniciativas de financiación participativa y de las plataformas de préstamo electrónicas en Europa y los beneficios financieros y no financieros que supone esta financiación para las PYME y los empresarios, como por ejemplo la provisión de fondos para el inicio de las operaciones, la validación de los productos, las opiniones de los consumidores y una estructura de participación estable y comprometida; pide a la Comisión que publique una comunicación sobre financiación participativa; pide a la Comisión que desarrolle un marco regulador eficaz para la financiación participativa sobre una base de hasta 1 millón de euros por proyecto que aborde también las cuestiones relativas a la protección del inversor; hace un llamamiento a la Comisión para que se plantee colocar fondos limitados a disposición de los servicios de financiación participativa, tal como han hecho ya determinados Estados miembros;

91.  Pide a la Comisión que apoye la creación de mercados de obligaciones locales para las PYME con el fin de proporcionar financiación a largo plazo apropiada, especialmente en las regiones con restricciones de crédito; considera que pueden servir de modelo los mercados de obligaciones locales, como la bolsa de valores de Stuttgart;

92.  Pide a la Comisión que apoye el desarrollo de bancos de inversión nacionales para las PYME y que permita que los que existen actualmente amplíen sus operaciones a otros Estados miembros y se impliquen en proyectos de financiación más allá de sus fronteras nacionales mediante la elaboración de directrices que permitan superar la restricción generalizada del crédito;

93.  Considera que los retrasos en el pago representan una fuente de inestabilidad y de pérdida de competitividad para las empresas y, especialmente, para las PYME; elogia a aquellos Estados miembros que han aplicado por completo la Directiva sobre morosidad y pide que se aplique plenamente en toda la UE; considera que los agentes económicos, especialmente las PYME, no conocen lo suficiente las ayudas económicas y los instrumentos financieros de la UE disponibles; pide que se establezca, en toda la Unión, ventanillas únicas para centralizar la información destinada a las PYME sobre las oportunidades de financiación de la UE; destaca la importancia de establecer redes de asociaciones de intermediación de empresarios y sin ánimo de lucro para la creación, el acompañamiento, la tutoría y los préstamos a las PYME con el objetivo de desarrollar el espíritu empresarial;

94.  Considera que una competencia fiscal desleal entre los Estados miembros no resulta adecuada para el desarrollo de una política industrial europea sólida;

95.  Se declara favorable a una coordinación más estrecha de la fiscalidad de las empresas en la UE mediante el establecimiento de bases imponibles armonizadas;

96.  Pide a la Comisión que realice un estudio global de los parámetros de la competitividad no relacionada con los precios de las actividades industriales ejercidas en el territorio de la Unión Europea (plazos de entrega, patentes, calidad de los productos, servicio posventa, calidad de las redes de transporte, de energía, de las infraestructuras de TI, etc.), en el que se comparen con los de otras regiones del mundo; pide a la Comisión que practique un análisis permanente de la competitividad macroeconómica de la Unión Europea, especialmente en lo que respecta a las redes de transportes, energía y de infraestructuras de TI, y que elabore estudios de financiación a largo plazo de las infraestructuras, nuevas o existentes, necesarias para que la UE siga siendo competitiva;

97.  Destaca la importancia del capital de riesgo y de las redes de inversores providenciales, especialmente para las mujeres; pide la rápida puesta en marcha del portal en línea para las mujeres empresarias; acoge con satisfacción el apoyo que proporciona la UE al establecimiento de redes de inversores providenciales y de centros de fundación; celebra especialmente el establecimiento de un instrumento de capital dentro de Horizonte 2020 y del programa COSME para apoyar el aumento de la cantidad y la calidad del suministro de capital de riesgo; cree que el Fondo Europeo de Inversiones desempeña un papel fundamental en el desarrollo de los mercados de capital de riesgo, especialmente en la introducción de nuevas tecnologías; cree que debe eliminarse la distinción con fines fiscales entre el capital y la deuda;

98.  Pide a la Comisión que lleve a cabo un estudio sobre los efectos multiplicadores de las empresas líderes con respecto a sus redes de producción, de valor añadido y de empleo en el conjunto de la economía; considera que las empresas líderes no están necesariamente definidas por su tamaño, sino que cumplen una serie de criterios como, por ejemplo, la orientación internacional, una determinada cuota mínima de mercado nacional y mundial, una actividad intensiva de I+D y la colaboración con una extensa red de empresas; opina que tal estudio podría poner de relieve sobre todo la interdependencia entre las industrias y las PYME y, de esa forma, anular algunos estereotipos relativos a la base manufacturera e industrial;

Obtención de las cualificaciones y la mano de obra para un renacimiento industrial

99.  Considera que desde que comenzó la crisis unas 5 500 empresas industriales europeas se han reestructurado con la consiguiente supresión de unos 2,7 millones de empleos;

100.  Destaca que la estrategia RISE constituye una oportunidad para obtener empleo estable con buenos puestos de trabajo y una remuneración digna; hace hincapié en la indispensable colaboración con las partes interesadas, especialmente los interlocutores sociales, las cámaras y las organizaciones juveniles, en el contexto de la integración de los jóvenes en la población activa; pide a la Comisión y a los Estados miembros que intensifiquen el diálogo social también en sectores industriales y empresas; considera que sería sumamente beneficioso que los interlocutores sociales participaran en todo proceso legislativo desde la etapa más temprana posible; pide asimismo a la Comisión que promueva el papel de los interlocutores sociales a su nivel, teniendo en cuenta la diversidad de los sistemas nacionales; invita a los interlocutores sociales a entablar un diálogo en el ámbito de la Unión siempre que sea posible;

101.  Señala que la estrategia RISE requerirá un mayor y mejor acceso a la formación, al aprendizaje permanente, a la formación profesional adaptada al futuro y a la educación universitaria, así como un fuerte énfasis en los ámbitos de las ciencias, tecnologías, ingenierías y matemáticas, sobre todo para las mujeres, y apoyo al emprendimiento; aboga por la inclusión de estos temas en los programas escolares; apoya el desarrollo de regímenes de formación en alternancia y de aprendizaje profesional, y de una red de seguridad social adecuada junto con una política que ofrezca una segunda oportunidad; estima, en este sentido, que los programas y los instrumentos de la UE, como Horizonte 2020 y el Instituto Europeo de Innovación y Tecnología (EIT), deben desempeñar un papel importante;

102.  Considera que el apoyo a una mano de obra cualificada es una gran ventaja para Europa y un importante motor para el desarrollo de la inversión en I+D; pide que se preste especial atención al apoyo a la educación con el objetivo de crear centros de investigación que destaquen en el ámbito internacional por su excelencia académica;

103.  Considera que la innovación en el trabajo, el desarrollo de competencias, los trabajadores creativos y autónomos y el trabajo en equipo constituyen activos importantes del rendimiento, tanto social como económico, de las empresas; hace hincapié en que debe ampliarse la democratización de los lugares de trabajo, también mediante la participación activa de los representantes de los trabajadores y de los sindicatos; pide a los Estados miembros o a los organismos regionales afectados que creen un marco para la formación permanente, ya sea como derecho individual a la formación o mediante otros sistemas, que garantice que su reserva de competencias sigue anticipándose a la demanda creciente en el sector y puede adaptarse al nuevo mercado o, en caso de pérdida de empleo, puede transferirse a otro sector industrial; constata que los empleadores y trabajadores comparten la responsabilidad en lo que respecta al aprendizaje permanente; observa, asimismo, que la información y la consulta en el lugar de trabajo es un derecho fundamental consagrado en el Tratado;

104.  Pide a la Comisión que trabaje estrechamente con los Estados miembros y con los interlocutores sociales de los sectores afectados a fin de elaborar previsiones a medio y largo plazo en relación con las cualificaciones que requiere el mercado de trabajo, por ejemplo mediante la creación de consejos europeos de competencias industriales;

105.  Pide a los Estados miembros que aborden las carencias en competencias digitales en todos los niveles educativos y por medio del aprendizaje permanente, ya que los avances en las TIC pueden tener, a largo plazo, un gran impacto en las industrias emergentes de sectores como la eficiencia energética, la planificación medioambiental, los objetivos de seguridad y otras capacidades de comunicación (por ejemplo, sistemas de transportes eficientes e inteligentes, sistemas de comunicación de persona a persona, de persona a máquina y de máquina a máquina);

106.  Destaca que la competencia en ingeniería y en tecnologías de la información mejora la resiliencia en el empleo; pide a los Estados miembros, con el apoyo de la Comisión, que tomen en consideración la definición de objetivos nacionales con el fin de aumentar el número de estudiantes de ciencias, tecnologías, ingenierías y matemáticas; cree que la creación de plataformas nacionales, regionales y europeas de ciencias, tecnologías, ingenierías y matemáticas, destinadas a intercambiar las mejores prácticas entre regiones, universidades e industria, podría resultar beneficiosa para la definición de los objetivos en este ámbito; considera además que, si se crean, las plataformas europeas pueden resultar importantes para ofrecer coordinación y cooperación para las plataformas nacionales a escala europea; destaca, en este contexto, que también deberían promoverse las capacidades básicas en las TIC en centros educativos y programas de formación profesional;

107.  Pide a la Comisión y a los Estados miembros que tomen en consideración el modelo estadounidense de creación de fondos «College-to-Career » (de la universidad al mundo laboral) para establecer asociaciones entre las empresas y las universidades a fin de formar a los jóvenes en los trabajos de los sectores emergentes; señala los planes para crear «escuelas universitarias técnicas» con socios industriales, tal como se debatió en el Reino Unido;

108.  Destaca la importancia de aumentar la movilidad voluntaria entre los jóvenes, fomentando el programa Erasmus para Todos y eliminando las barreras existentes para el aprendizaje, la formación y las prácticas transfronterizas, así como reforzando la portabilidad de las pensiones y los derechos laborales y de protección social en toda la UE; hace hincapié en que debe ampliarse significativamente el programa «Erasmus para jóvenes empresarios» en particular;

109.  Recomienda que se movilicen todos los instrumentos financieros y legislativos disponibles para favorecer la relocalización de la economía y aboga por la creación de centros de información que sensibilicen a los empresarios sobre las ventajas de mantener o relocalizar su actividad en Europa, en la medida en que las cadenas más cortas de suministro pueden promover el arraigamiento local de los productos y estimular la eficiencia del sector manufacturero, multiplicando al mismo tiempo las oportunidades locales de empleo; aboga por una utilización de EURES lo más eficiente posible a fin de aprovechar las competencias de los jóvenes europeos en busca de empleo; pide a los Estados miembros que apliquen la Directiva de servicios de manera más eficaz y eliminen el dumping social;

110.  Subraya que la educación es un requisito básico y que todos los niveles de educación, de la escuela primaria a la universidad, deben estar al alcance de todos;

111.  Destaca la necesidad de reducir la tasa de abandono escolar y hace hincapié en que los desertores escolares necesitan oportunidades de periodos de prácticas, como es el caso de la «garantía de formación» en Austria;

112.  Acoge con satisfacción la decisión de aplicar la Garantía Juvenil y las ambiciones detrás de esta, así como la disposición por parte de los Estados miembros de destinar recursos financieros a combatir el desempleo juvenil; celebra la promoción de una alianza para la formación de aprendices; destaca que la formación de aprendices sufre, en ciertos Estados miembros, un déficit de integración en las políticas de empleo; pide a la Comisión que desarrolle unos indicadores comunes en materia de inversión social, especialmente en lo relativo al desempleo juvenil; pide a la industria que desempeñe un papel activo en la implementación de la Garantía Juvenil a escala nacional en los respectivos Estados y que ofrezca empleo y formación de calidad a los jóvenes, cuando sea posible, y que cree periodos de prácticas de calidad con una remuneración digna; insta a los Estados miembros a que, utilizando distintas medidas, hagan que la formación de aprendices resulte más atractiva para las empresas;

113.  Destaca que los Estados miembros con un sistema de formación profesional fuerte han tenido mercados de trabajo relativamente sólidos durante la crisis; invita a todos los Estados miembros a revisar y presentar estos sistemas junto con los interlocutores sociales y otras partes interesadas pertinentes, como las cámaras; toma nota del desafío que representa aumentar la compatibilidad entre el Sistema Europeo de Créditos para la Educación y la Formación Profesionales (ECVET) y el Sistema Europeo de Transferencia y Acumulación de Créditos (ECTS); destaca además la importancia de la comparabilidad y de una mayor compatibilidad entre los distintos sistemas nacionales de formación profesional para facilitar la movilidad laboral dentro de las categorías profesionales pertinentes;

114.  Señala que las escuelas de educación técnica secundaria y los sistemas de formación profesional desempeñan un papel esencial, y apoya las iniciativas de la Comisión que tienden a favorecer los intercambios transfronterizos entre Estados miembros;

115.  Cree que la mejora de la imagen de la educación y la formación profesionales debería obtenerse insistiendo en su valor intrínseco, pero también mediante su vínculo con una posible transición a la universidad u otra enseñanza superior; constata que ello también requiere que los Estados miembros otorguen a las titulaciones de educación y formación profesional de alta calidad una clasificación de nivel superior en los marcos de calidad nacionales; destaca que es importante reforzar las competencias educativas para mejorar la calidad del desarrollo de nuevas capacidades para la fabricación, para lo que también cabe adoptar medidas a escala de la UE en lo relativo a la homogeneización de las políticas sobre recursos humanos a partir de la formación básica;

116.  Pide a los Estados miembros que, en cooperación con los interlocutores sociales, elaboren y apliquen programas de orientación profesional dirigidos a los jóvenes estudiantes de disciplinas científicas y tecnológicas a fin de promover el desarrollo de una economía viable y sostenible, y que pongan en marcha medidas de información y concienciación sobre cuestiones ecológicas y ambientales, tanto en el sistema educativo formal como en el marco de las medidas adoptadas por las autoridades locales y regionales;

117.  Considera que un mayor desarrollo de la libertad de circulación de los trabajadores mediante el uso de instrumentos como el reconocimiento mutuo de las cualificaciones profesionales y de la formación permanente, en particular para los trabajadores vulnerables, podría ayudar a mitigar considerablemente la escasez de mano de obra cualificada y a impulsar el crecimiento inclusivo;

118.  Pide a los Estados miembros que pongan en marcha mecanismos de microcréditos para los jóvenes con objeto de fomentar el emprendimiento;

119.  Espera que las medidas y acciones adoptadas para fomentar el espíritu empresarial a escala europea o nacional se apliquen a todos los tipos de empresas, cooperativas, artesanado, profesiones liberales y empresas de economía social;

120.  Hace hincapié en que la estrategia RISE debe guiarse por el principio de «a igual trabajo, igual salario», con el fin de garantizar la igualdad de género en el trabajo e igualdad de condiciones para los empleados con distintos tipos de contrato;

121.  Recuerda que, cada año, las mujeres representan más de la mitad de los graduados europeos de la educación superior; destaca los efectos positivos que las habilidades de las mujeres cualificadas pueden tener para las empresas, en especial para el crecimiento, la productividad y la competitividad de la industria europea; pide, en este sentido, a las partes interesadas en los ámbitos económico, educativo y social, así como a la Comisión, que promuevan y refuercen el papel de las mujeres en los sectores industriales de Europa;

122.  Destaca la importancia de evitar el tradicional desequilibrio de género en el sector industrial; considera importante romper el desequilibrio para que tanto las mujeres como los hombres puedan participar plenamente en el mercado de trabajo, especialmente a la luz de los retos demográficos a que se enfrenta la Unión;

123.  Hace referencia al importante papel que desempeñan las trabajadoras en la estrategia RISE; destaca que la falta de perspectivas de género en las políticas industriales aumenta la desigualdad de género; considera importante romper el actual desequilibrio de género para que tanto las mujeres como los hombres puedan participar plenamente en el mercado de trabajo, sobre la base del principio «a igual trabajo, igual salario»; pide a la Comisión y a los Estados miembros que se aseguren de que las trabajadoras no estén infrarrepresentadas o excluidas de la formación en materia de transformación ecológica, así como de los proyectos y programas en este ámbito, y destaca la necesidad de incluir la integración de las cuestiones de género; pide a los Estados miembros que apliquen medidas que permitan conciliar la vida familiar y profesional a fin de garantizar un máximo de oportunidades a las mujeres con miras a una evolución constante y regular de sus carreras profesionales;

124.  Constata que la transformación hacia una economía hipocarbónica no solo creará nuevos empleos en sectores económicos nuevos, sino que podría también provocar la pérdida de empleos en actividades menos sostenibles; recomienda, por tanto, establecer instrumentos para anticiparse oportunamente al cambio, y reforzar dichos instrumentos, con el fin de garantizar una transición suave entre un empleo y otro;

125.  Pide a la Comisión que desarrolle y promueva un conjunto de herramientas destinadas a una política de empresa sostenible (que incluya responsabilidad social de las empresas, informes en materia de sostenibilidad, acciones para promover modelos de producción hipocarbónicos o que generan pocos residuos);

126.  Hace hincapié en la importancia que reviste la responsabilidad social de las empresas, un instrumento fundamental para una política de empresa atenta a un uso eficiente de los recursos naturales, a los aspectos sociales sobre las relaciones con la comunidad, con los trabajadores y sus representantes, y a los aspectos económicos relativos a la correcta gestión de las empresas;

127.  Pide a los Estados miembros, en diálogo con los interlocutores sociales y con las partes interesadas pertinentes, que estudien políticas para obtener más flexibilidad en la jornada de trabajo en periodos de desaceleración económica;

128.  Propone que se añada, en el orden del día de una futura cumbre social tripartita para el crecimiento y el empleo en el marco del artículo 152 del TFUE, un punto sobre la inclusión de la convergencia de normas sociales mínimas en los precios de coste;

Política sobre recursos y energía para un renacimiento industrial

129.  Destaca el hecho de que los recursos y la energía son la esencia de la estrategia RISE, pues son fundamentales para la competitividad internacional; subraya que la disponibilidad de materias primas reviste una importancia esencial para las posibilidades de desarrollo de la industria europea y advierte que, sin ciertas materias primas clave, la mayor parte de las industrias estratégicas europeas no podrán desarrollarse; pide a la Comisión y a los Estados miembros que adopten medidas decididas para combatir los costes excesivos tanto de los recursos como de la energía; defiende un planteamiento integrado triangular de asequibilidad, sostenibilidad y accesibilidad para ambos, que insista en las tres dimensiones mencionadas, destinado al mismo tiempo a disociar el crecimiento del creciente uso de los recursos; hace hincapié en la importancia de garantizar un mercado de la energía competitivo y transparente que evite desequilibrios entre los Estados miembros y que garantice un fácil acceso a una energía segura, sostenible, asequible y fiable; toma nota de la necesidad de una estrategia que permita tanto la integración del mercado europeo de la energía, como el desarrollo de las infraestructuras energéticas;

130.  Acoge con satisfacción la Iniciativa de las materias primas (RMI), la Cooperación de Innovación Europea sobre las materias primas y su Plan Estratégico de Aplicación, además de la Hoja de ruta de la eficiencia de recursos; subraya la necesidad de abordar la escasez de recursos cruciales como el agua, y pide a la Comisión que siga trabajando en la estrategia de tres pilares sobre materias primas que incluye la cooperación y el comercio internacionales, el suministro de materias primas en la UE y la eficiencia, la reutilización y el reciclado; pide a la Comisión que incluya los objetivos de la política de residuos en el Semestre Europeo, en las recomendaciones por países y en los programas nacionales de reforma; pide a la Comisión que siga desarrollando índices de referencia sectoriales para la eficiencia de los recursos, especialmente con fines de contratación pública; pide a la Comisión que integre una estrategia 3R (reducción, reutilización y reciclado), y que considere atentamente las propuestas que abogan por la limitación de materias primas importantes; destaca la importancia del programa de certificación mundial para la primera fase de reciclado de residuos peligrosos y de materiales de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos; señala la existencia en algunos Estados miembros de programas de recogida y reciclaje pertinentes; observa que los criterios medioambientales de las industrias extractivas europeas figuran entre los más estrictos del mundo y pide a la Comisión que valore, en el plazo de dos años, la propuesta de crear un Instituto Geológico Europeo; pide asimismo a la Comisión que proponga medidas encaminadas a la armonización de las normas y de los procedimientos de autorización para la extracción de materias primas en la UE; pide a los Estados miembros, a la industria, a los institutos geológicos y a la Comisión que cooperen en la elaboración de un mapa de la ubicación de las materias primas;

131.  Destaca el potencial de cambiar a una economía con una mayor base biológica, dado que las materias primas, por ejemplo las procedentes de los bosques, pueden desempeñar un papel importante para obtener energía renovable y para una producción industrial sostenible;

132.  Exige la rápida aplicación de la Directiva sobre eficiencia energética y los planes de acción nacionales, con el apoyo de incentivos financieros adecuados; pide la creación de una excepción por categorías para todos los programas de eficiencia energética que se hayan notificado a la Comisión Europea como parte de los planes de acción en materia de eficiencia energética de los Estados miembros; cree que los Estados miembros deben establecer estrategias ambiciosas para, en particular, renovar los edificios ya existentes conforme a normas comunes establecidas; hace hincapié en que los instrumentos financieros podrían impulsar un programa en materia de eficiencia; pide a la Comisión que avance hacia criterios de apoyo rentables en cuanto a la energía renovable; subraya que un suministro energético fiable, seguro y asequible resulta indispensable para la competitividad de la industria europea; destaca la importancia de objetivos relativos al clima que sean claros y a largo plazo a fin de que las empresas puedan invertir, en especial en las industrias ecológicas, e invita a la Comisión a proponer un marco jurídico estable para la política energética y climática europea hasta 2030 a fin de fomentar las inversiones a medio y largo plazo en la reducción de las emisiones de carbono, la eficiencia energética y las energías renovables;

133.  Constata que la UE es la única que aplica un sistema de permisos de emisión y que el número de países que continúan adhiriéndose al Protocolo de Kioto, además de los Estados miembros, se ha reducido a menos de seis países, que no representan ni el 15 % de las emisiones mundiales de CO2, incluida la Unión;

134.  Pide a la Comisión que presente una estrategia industrial para las energías renovables que cubra la totalidad de las actividades de investigación e incluya la financiación, para asegurar que se mantenga la posición de liderazgo de la UE en el ámbito de las energías renovables;

135.  Considera que la industria europea, así como los consumidores individuales, se beneficiarían de una infraestructura energética modernizada como las redes inteligentes, que podría ayudar a maximizar el potencial energético autóctono e integrar plenamente las fuentes renovables en el suministro eléctrico;

136.  Pide a la Comisión que garantice la existencia de un marco estable para el suministro energético en las próximas décadas, de manera que se garanticen la seguridad de la inversión y medidas para incrementar la competitividad sostenible;

137.  Llama la atención sobre la evolución actual de los precios de la energía en el mundo, ligados a recursos de petróleo y gas no convencionales en los Estados Unidos, así como a los acontecimientos en Oriente Próximo, y señala que los precios elevados de la energía son un factor importante que afecta a la competitividad de las industrias europeas; destaca la necesidad de presentar un análisis sobre los factores que influyen en los precios de la energía; pide a la Comisión que lo tenga en cuenta, al igual que hace en sus evaluaciones de impacto, al elaborar propuestas en el futuro; hace hincapié en que la estrategia RISE exige la coherencia de las políticas industrial, energética y climática; constata que los precios de la energía inferiores en los Estados Unidos han posibilitado nuevas inversiones industriales; remite a las resoluciones del Parlamento relativas a tales inversiones; señala el papel tan relevante de las industrias de alto consumo de energía, que producen materias básicas imprescindibles; destaca que dichas industrias plantean el riesgo de fugas de carbono y, por tanto, se requieren medidas de precaución especiales para que sigan siendo competitivas; pide a la Comisión que presente recomendaciones para prevenir los riesgos de fugas de carbono;

138.  Lamenta que la Comisión no haya recordado su apego al principio de cautela en los sectores que utilizan tecnologías para las que no se ha acreditado la ausencia de riesgos;

139.  Hace hincapié en que los países del sur de Europa pagan por el gas los precios más altos del continente, lo que deja a las industrias, en particular las de gran consumo de energía, en una desventaja competitiva, a la vez que aumenta el riesgo de una fuga de carbono;

140.  Pide a la Comisión y a los Estados miembros que reconsideren las condiciones para los contratos de energía a largo plazo y que revisen los contratos de gas basados en los mecanismos de indexación del petróleo y avancen hacia una fijación de precios que se base más en nodos con una mayor competencia en el mercado interior; insta a la Comisión a que ayude a explorar las posibilidades de renegociar dichos contratos y de facilitar la transición hacia alternativas más flexibles, con lo que se avanzaría en el objetivo de un mejor acceso al gas para todos los Estados miembros;

Una estrategia RISE regional con especial atención al sur de Europa

141.  Aboga por un planteamiento multirregional de la política industrial que impulse de nuevo el crecimiento sostenible en las economías en contracción y en aquellas más expuestas a riesgos significativos de su base industrial; toma nota de la urgencia de poner en marcha medidas para apoyar estos sectores industriales más afectados por la crisis y por la competencia internacional; respalda una estrategia de gran valor añadido en la integración de las economías regionales, en especial las economías del sur, dentro de cadenas de valor mundiales; cree que las estrategias de especialización inteligente son especialmente pertinentes en este contexto, y que es necesario fomentar la potencia industrial existente, mediante el aumento de la innovación y la especialización; considera que, en paralelo a las estrategias de especialización inteligente, en lo relativo al acceso a la financiación, es preciso establecer una estrategia de inversión para el sur;

142.  Hace hincapié en que es necesario mejorar el crédito en los Estados más afectados por la crisis, y sostiene que se podría introducir un programa de microcréditos, financiado por el BEI o por los bancos de desarrollo nacionales, que permitiera a las PYME procesar sus pedidos;

143.  Observa que varias regiones se ven afectadas por su situación periférica y que la falta de infraestructuras adecuadas y bien conectadas afecta a su capacidad para ser competitivas en el seno del mercado interior y fuera de la Unión; señala que esto es especialmente importante para algunas zonas del sur de Europa, pero que otras, por ejemplo el este y el norte de Europa (donde se encuentran una gran cantidad de recursos naturales disponibles dentro de la Unión) necesitan una mejor interconexión con el resto de la UE; pide a la Comisión que fomente una plena integración europea de las infraestructuras, en especial para las economías del sur, en particular del ferrocarril, de la energía y de las TIC, y destaca la necesidad de orientar el mecanismo «Conectar Europa» para ello; invita a las instituciones europeas y a los Estados miembros a que garanticen niveles adecuados de financiación y procedimientos burocráticos más sencillos para mejorar las APP, la financiación de proyectos y los bonos de proyectos; lamenta el hecho de que la Península Ibérica no esté plenamente integrada en el mercado europeo del ferrocarril y de que, junto a zonas de Europa meridional y oriental, no esté integrada en el mercado europeo de la energía;

144.  Señala que las regiones del sur poseen un gran potencial para el desarrollo del sector estratégico de las fuentes de energía renovables; aboga por medidas que estimulen los mercados en estas regiones, incluidas acciones para impulsar la microgeneración, por parte de empresas que desean producir su propia electricidad y vender el sobrante de energía a la red;

145.  Hace hincapié en que una mayor diversidad en el suministro energético y el uso de recursos autóctonos, incluidas las energías renovables, pueden desempeñar un importante papel en el rejuvenecimiento de las economías del sur; constata que los países del sur tienen una gran dependencia de las importaciones de energía, en algunos casos procedentes de un único proveedor;

146.  Subraya la importancia de la infraestructura de las TIC, en especial soluciones flexibles y móviles, para que la industria pueda desarrollarse también en zonas periféricas y poco pobladas;

147.  Destaca la importancia del uso compartido de mejores prácticas y los mecanismos de aplicación comercial; acoge con satisfacción las propuestas para aumentar la cooperación, la simbiosis industrial y desarrollar redes de servicios de asesoramiento en materia de eficiencia de recursos; cree que los esfuerzos de simbiosis industrial podrían contribuir a crear más valor y eficiencia; observa que el modelo de simbiosis industrial del Reino Unido podría servir como plantilla para otros Estados miembros;

148.  Hace hincapié en que la transformación de las empresas de capital en cooperativas ha tenido éxito en algunas regiones, garantizando de forma eficaz un enfoque a largo plazo, vinculándolas a la economía local y ofreciéndoles formar parte del desarrollo local sostenible; constata que las cooperativas representan una importante realidad económica en la UE, donde más de 123 millones de miembros poseen 160 000 empresas cooperativas, incluidas más de 50 000 de la industria y los servicios, que proporcionan empleo para 1,4 millones de personas y contribuyen de media alrededor del 5 % al PIB de cada Estado miembro; opina, en este sentido, que los modelos empresariales de las cooperativas también deben ser tenidos en cuenta, y que sus especificidades deben tomarse en consideración en las políticas pertinentes de la UE;

149.  Considera que las economías en los países del sur de Europa pueden beneficiarse de los nuevos mercados de exportación y su posición es particularmente estratégica para los mercados del Mediterráneo meridional, mientras que los países del este de Europa pueden obtener un provecho similar de los nuevos mercados de exportación de la Comunidad de Estados Independientes (CEI); pide que se adopte un espíritu emprendedor, y que los migrantes procedentes del sur y del este de Europa creen empresas que puedan acceder a estos mercados de exportación; pide a la Comisión y a los Estados miembros que fomenten intercambios empresariales entre el norte y el sur del Mediterráneo; acoge también con satisfacción las misiones para el crecimiento del Vicepresidente Tajani; opina que una mayor concentración en los puntos fuertes y en los grupos industriales regionales podría suponer un aumento de la competitividad para el desarrollo estructural de Europa; pide que este aspecto se tenga en cuenta de forma determinante en el desarrollo institucional y estructural a escala europea;

150.  Opina que una mayor concentración en los puntos fuertes y en los grupos industriales regionales podría suponer un aumento de la competitividad para el desarrollo estructural de Europa; pide que este aspecto se tenga en cuenta de forma determinante en el desarrollo institucional y estructural a escala europea;

o
o   o

151.  Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo y a la Comisión.

(1) DO L 315, de 14.11.2012, p. 1.
(2) DO C 198 de 10.7.2013, p. 45.
(3) DO C 161 de 6.6.2013, p.35.
(4) DO C 349 E de 22.12.2010, p. 84.
(5) DO C 308 E de 20.10.2011, p. 6.
(6) DO C 99 E de 3.4.2012, p. 31.
(7) DO C 199 E de 7.7.2012, p. 131.
(8) DO C 51 E de 22.2.2013, p. 21.
(9) DO C 264 E de 13.9.2012, p. 59.
(10) DO C 332 E de 15.11.2013, p. 72.
(11) Textos Aprobados P7_TA(2012)0387.
(12) Textos Aprobados P7_TA(2012)0443.
(13) Textos Aprobados P7_TA(2012)0444.
(14) Textos Aprobados P7_TA(2013)0088.
(15) DO C 251 E de 31.8.2013, p. 75.
(16) Textos Aprobados P7_TA(2013)0201.
(17) Textos Aprobados P7_TA(2013)0199.
(18) Textos Aprobados P7_TA(2013)0246.
(19) Textos Aprobados P7_TA(2013)0301.
(20) DO C 327 de 12.11.2013, p. 82.
(21) DO C 139 de 17.5.2013, p.11.
(22) JOIN(2013)0001 de 7.2.2013.

Aviso jurídico - Política de privacidad