Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2015/2612(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B8-0308/2016

Textos presentados :

B8-0308/2016

Debates :

PV 07/03/2016 - 16
CRE 07/03/2016 - 16

Votaciones :

PV 10/03/2016 - 7.7
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P8_TA(2016)0089

Textos aprobados
PDF 193kWORD 90k
Jueves 10 de marzo de 2016 - Estrasburgo Edición definitiva
Hacia una economía de los datos próspera
P8_TA(2016)0089B8-0308/2016

Resolución del Parlamento Europeo, de 10 de marzo de 2016, sobre la iniciativa «Hacia una economía de los datos próspera» (2015/2612(RSP))

El Parlamento Europeo,

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 2 de julio de 2014, titulada «Hacia una economía de los datos próspera» (COM(2014)0442),

–  Vista la pregunta a la Comisión sobre la iniciativa «Hacia una economía de los datos próspera» (O-000021/2016 – B8-0116/2016),

–  Vista la propuesta de Resolución de la Comisión de Industria, Investigación y Energía,

–  Vistos el artículo 8 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea y el artículo 16 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea,

–  Vista su Resolución, de 10 de diciembre de 2013, sobre la liberación del potencial de la computación en la nube en Europa(1),

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 6 de mayo de 2015, titulada «Una Estrategia para el Mercado Único Digital de Europa» (COM(2015)0192),

–  Vistos el artículo 128, apartado 5, y el artículo 123, apartado 2, de su Reglamento,

A.  Considerando que la tasa de crecimiento del mercado de los macrodatos hasta 2017 será seis veces mayor que la del mercado de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en general; que, según las previsiones mundiales del informe de International Data Corporation’s Worldwide Big Data Technology and Services para el período 2013-2017, dicho mercado alcanzará un importe global de 50 000 millones EUR, y que, según la asociación Big Data Value Partnership, puede generar 3,75 millones de puestos de trabajo para 2017;

B.  Considerando que el volumen de datos está aumentando a un ritmo sin precedentes, por lo que para 2020 habrá 16 billones de gigabytes de datos, lo que corresponde a una tasa de crecimiento anual del 236 % en la generación de datos;

C.  Considerando que las decisiones basadas en conocimientos generados por macrodatos pueden aportar un aumento significativo de la productividad y la competitividad, y que los beneficios de una economía de los datos podrían redundará en un crecimiento adicional del 1,9 % del PIB para 2020;

D.  Considerando que el desarrollo de los macrodatos es una parte integral de un nuevo mercado digital que debería garantizar el desarrollo de modelos empresariales innovadores y competitivos, al tiempo que se respeta el marco de la Unión en materia de protección de los datos de carácter personal, dado que los macrodatos pueden entrañar importantes riesgos y desafíos, especialmente para los derechos fundamentales (en particular, para la protección de la vida privada y los datos personales);

E.  Considerando que una futura economía de los datos próspera puede representar una oportunidad para el crecimiento y el empleo, lo cual incluye la posibilidad de desarrollar nuevos modelos de negocios y servicios y mejorar la productividad; considerando, asimismo, que es imprescindible conseguir un equilibrio justo que permita establecer un marco de crecimiento económico adecuado a fin de mantener la confianza al tiempo que se salvaguardan y protegen los derechos de los consumidores mediante el ejercicio de un control eficaz, el desarrollo de un sistema de evaluación y la formulación de las respuestas adecuadas, en caso necesario adoptando las correspondientes medidas legislativas;

F.  Considerando que los macrodatos brindan también oportunidades a los consumidores (por ejemplo, en términos de comodidad, eficiencia y ahorros), a las empresas (industria 4.0), a las administraciones públicas (administración electrónica), al sector de la vivienda (ciudades inteligentes), a la ciencia, a la medicina (sanidad en línea), a los sistemas de respuesta a las catástrofes y a la lucha contra la delincuencia;

El papel de la economía de los datos en la estrategia de la Unión Digital

1.  Espera que los beneficios de una economía de los datos a escala nacional y europea repercutan en la sociedad y en todo tipo de empresas de la cadena de valor; considera que la creación de una economía de los datos ocupa un lugar central en la estrategia del mercado único digital y aprecia su potencial para ayudar a Europa a recuperar la competitividad en sectores avanzados y para acelerar la recuperación económica del continente, las inversiones en favor del crecimiento y los procesos innovadores en todos los sectores, todo lo cual solo será posible si se crean el entorno empresarial adecuado y los medios para activar la transformación digital y si las tecnologías de que se trata respetan el marco jurídico de la Unión sobre la protección de los datos de carácter personal para hacer frente a los riesgos y los desafíos que entrañan dichas tecnologías, en particular para los derechos fundamentales y especialmente para la protección de la vida privada y de los datos de carácter personal;

2.  Destaca que la economía de los datos requiere cualificaciones de alto nivel y se espera que en los próximos años genere un número considerable de empleos en Europa;

3.  Reconoce los beneficios sociales y económicos asociados al uso integrado de los datos en todos los sectores de la economía y todos los ámbitos de la investigación en Europa, y destaca la importancia de la transparencia en lo que se refiere al valor y al uso de los datos recogidos, así como a sus normas de gestión y sus métodos de recogida y tratamiento; destaca que las personas deben tener derechos de acceso actualizados y pertinentes a información sobre el procesamiento de datos; destaca, en este mismo contexto, la necesidad de recabar estadísticas precisas sobre el nivel de concienciación de los ciudadanos, las empresas y las administraciones públicas; subraya que la digitalización de la economía es un importante motor para el desarrollo en el sector de los macrodatos, y exige, por tanto, la adopción de un planteamiento transversal que garantice el crecimiento de la economía de los datos;

4.  Considera que los datos son un activo valioso para las empresas y que podría incrementarse en gran medida su valor mediante el desarrollo de sistemas innovadores e inteligentes que permitan integrar los datos pertenecientes a las empresas con los datos abiertos; pide que se organicen iniciativas para concienciar a las pymes del valor de sus datos y sobre cómo utilizarlos para desarrollar nuevos modelos de negocio con el fin de impulsar el crecimiento y situar a las pymes como uno de los principales actores en el ámbito de los macrodatos;

5.  Subraya que el tratamiento de determinados tipos de datos, y en particular los datos de carácter personal, inciden en el ámbito de aplicación de la legislación de la Unión en materia de protección de datos; insta, en este mismo contexto, a una pronta adopción del paquete de medidas sobre la protección de datos;

6.  Señala que la protección de datos y las oportunidades derivadas del empleo integrado de los datos no se excluyen mutuamente, dado que el uso inteligente de dichas oportunidades puede garantizar la compatibilidad con la protección de datos; considera que tanto las políticas públicas como los modelos comerciales deben centrarse en generar confianza en estas tecnologías, dado que la falta de confianza puede obstaculizar en gran medida el crecimiento y la innovación en el sector digital; considera extremadamente necesario establecer un marco jurídico uniforme orientado al futuro para la protección de datos de carácter personal, con el fin de fomentar el crecimiento y la innovación, al tiempo que reconoce el carácter abierto y global de Internet; reconoce que la legislación en materia de protección de datos es neutra desde un punto de vista técnico y que ya se aplica en su totalidad a actividades de macrodatos que operan en la Unión, por lo que debe respetarse plenamente; insta a que la política pública incluya los conceptos de vida privada «por diseño» y de vida privada «por defecto» en la generación de datos y en el ciclo analítico, aprovechando al mismo tiempo todas las oportunidades para fomentar el desarrollo del potencial de los macrodatos;

7.  Considera esencial que se establezca un marco regulador para gestionar los retos económicos, tecnológicos, sociales y culturales de la economía de los datos, como el acceso, el control y la titularidad, especialmente en el ámbito de los datos públicos; considera que la seguridad y la protección de los datos de carácter personal constituyen la base fundamental del crecimiento del sector; destaca que la búsqueda de sinergias entre los macrodatos, la protección de datos, la seguridad de los datos y los datos abiertos constituye la base de una nueva era digital en Europa; pide que se aborden los siguientes desafíos: la titularidad, la posesión, la gestión, el acceso y la seguridad de los datos; la interoperabilidad, la limitación y el almacenamiento; las restricciones en la utilización y la reutilización de los datos a escala europea; los obstáculos a la innovación del capital intelectual; la accesibilidad y las infraestructuras; la adopción de normas transparentes para el transporte y el establecimiento de mecanismos transfronterizos, y, si procede, la creación, la difusión, el acceso y la disponibilidad de datos abiertos para las administraciones públicas y los proveedores de servicios;

Invertir en una economía de los datos (infraestructura e I+D)

8.  Señala que el éxito de la economía de los datos depende de un ecosistema de TIC más amplio que comprenda la Internet de los objetos (IoT) para la obtención de datos, las redes de banda ancha de alta velocidad para su transmisión y la computación en nube para su tratamiento, así como el personal capacitado, el acceso a los datos y la interoperabilidad; señala que este sector requiere enormes inversiones en el desarrollo de la nube, la supercomputación y la banda ancha de alta velocidad, requisitos necesarios para una economía digital satisfactoria; pide una mejora del marco y el entorno regulador tanto en el sector público como en el sector privado; recuerda la conveniencia de que las inversiones del sector privado en las infraestructuras de las redes mantengan su importancia crucial en el futuro; alienta, en este mismo contexto, a la Comisión y a los Estados miembros a que estimulen las inversiones en las infraestructuras de las redes mediante un marco regulador positivo, y a que continúen apoyando las infraestructuras de banda ancha por medio de los programas vigentes, como el Mecanismo «Conectar Europa», el Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIE) y el Fondo de Cohesión, si bien únicamente en aquellos ámbitos en los que se hayan detectado deficiencias del mercado;

9.  Expresa su preocupación por el hecho de que la brecha digital, la falta de inversiones y las carencias en la normalización técnica y en una legislación sobre la protección de datos con visión de futuro pueden provocar el retraso tecnológico y económico de Europa en el desarrollo de la economía de los datos;

10.  Reconoce la importancia de la interoperabilidad y de las normas para fomentar la competitividad en el sector de las TIC, así como de la función proactiva que desempeña la Comisión en la asignación de mandatos a los organismos de normalización; pide a la Comisión que elabore una estrategia armonizada sobre macrodatos dirigida a detectar los vacíos normativos del sector europeo de los macrodatos, en particular con respecto a las pymes y a los principales sectores de la economía europea; apoya el desarrollo de normas impulsadas por el mercado, voluntarias, técnicamente neutras, transparentes y compatibles a nivel internacional, que sean pertinentes para el mercado;

11.  Considera que el programa ISA2 brinda la oportunidad de desarrollar normas de interoperabilidad aplicables a la gestión de macrodatos en las administraciones públicas y entre estas y las empresas y los ciudadanos.

12.  Acoge con satisfacción la propuesta de la Comisión de elaborar una iniciativa sobre el flujo libre de datos; acoge con satisfacción el anuncio de una iniciativa europea de «libre circulación de datos» destinada a suprimir los actuales obstáculos al desarrollo del mercado único de datos; pide a la Comisión que lleve a cabo un análisis amplio y transparente de la creación de la economía de los datos con el fin de anticipar las necesidades en cuanto a las tecnologías requeridas y suprimir los obstáculos a la innovación en Europa; pide que esta iniciativa aborde los siguientes desafíos: la seguridad de los datos, la interoperabilidad, la propiedad de los datos, la limitación y el almacenamiento, las restricciones en el uso y la reutilización de los datos en toda Europa, la transparencia en las normas relativas a la transmisión, los mecanismos transfronterizos y el intercambio de datos abiertos entre las administraciones, las empresas y la sociedad civil;

13.  Señala que el éxito de los macrodatos depende de un ecosistema de TIC más amplio que comprenda la Internet de los objetos (IoT) para la obtención de datos, las redes de banda ancha para su transmisión y la computación en nube para su tratamiento;

14.  Considera que la Unión debe facilitar procedimientos para la asignación de subvenciones y aumentar la financiación destinada a la investigación y la innovación en relación con el uso integrado de los datos, la innovación digital y el desarrollo del mercado en ámbitos que aportan un valor añadido a los ciudadanos, la sociedad y la economía, así como promover efectivamente el acceso al mercado de productos y servicios innovadores; considera, en este mismo contexto, que es necesario crear una hoja de ruta europea conjunta entre los Estado miembros y la UE con un horizonte a medio-largo plazo y con un marco de financiación estable que permita avanzar hacia la investigación electrónica; considera que el software libre puede desempeñar un papel importante para lograr estos objetivos;

15.  Reconoce las iniciativas de la Comisión dirigidas a crear cooperaciones público-privadas (CPP) basadas en el desarrollo de la economía de los datos, dado que la cooperación entre los sectores público y privado es fundamental para detectar las barreras al desarrollo de las tecnologías necesarias; reconoce que la Comisión y el sector de los datos europeo se han comprometido a invertir 2 500 millones EUR en una CPP con el fin de reforzar este sector y situar a Europa en la vanguardia de la carrera mundial de los datos potenciando al máximo la economía digital; señala que el acceso a portales abiertos de datos y a infraestructuras electrónicas de investigación tiene el potencial de reducir las desventajas que puedan sufrir los investigadores y las pymes que trabajan u operan en regiones remotas;

16.  Acoge favorablemente la creación de espacios de innovación —esto es, de sectores en los que exista previamente una concentración de empresas y competencias susceptible de reforzarse—, de modo que pueda experimentarse con tecnologías relacionadas con los datos dentro de agrupaciones innovadoras que generen ecosistemas y proyectos de plataformas industriales intersectoriales para conseguir el funcionamiento en red de la economía real y digital; destaca que estos espacios deben actuar como incubadoras de empresas, enseñándoles a traducir el uso de los datos en oportunidades empresariales y apoyando el crecimiento y la internacionalización de las pymes y las empresas emergentes innovadoras; pide que se intensifiquen las asociaciones entre empresas, universidades y centros de investigación con el fin de promover el desarrollo de la innovación en el sector de los macrodatos; recuerda, en este mismo contexto, las inversiones realizadas en iniciativas como la Gran Coalición para el Empleo Digital y la Semana europea de la capacitación digital;

17.  Alienta a la Comisión y a los Estados miembros a que establezcan un marco regulador moderno y con visión de futuro que estimule y amplíe la inversión en las infraestructuras de red necesarias para las exigencias futuras de una economía digital y conectada, así como a que adopten medidas que permitan el desarrollo de la Internet de los objetos (IoT) y garanticen capacidades y velocidades de datos adecuadas, la expansión de la tecnología móvil y el fomento del despliegue de IPv6;

18.  Destaca la necesidad de reforzar la coordinación con miras a aplicar el principio de apertura a las normas y la interoperabilidad en los sistemas y las plataformas de colaboración;

19.  Pide a la Comisión que adopte políticas que supriman las barreras excesivas en los sectores innovadores, que incentive la inversión en I+D y la normalización europea y que dé una respuesta al actual problema de las infracciones de patentes esenciales; considera necesario garantizar un equilibrio adecuado entre quienes invierten en actividades de investigación e innovación para el desarrollo de tales patentes esenciales y quienes se benefician de su existencia; subraya que las patentes esenciales son un elemento importante del proceso de normalización y un componente del modelo de negocio de numerosas empresas europeas del sector de las TIC; pide que se adopten medidas dirigidas a mantener un sistema de normalización de alta calidad que pueda atraer las mejores aportaciones tecnológicas, aportar aplicaciones y servicios digitales interoperables e innovadores y permitir acuerdos de licencia de patentes en condiciones equitativas, razonables y no discriminatorias; considera necesario un nuevo esfuerzo para facilitar el acceso y la supresión de las barreras digitales para las personas con discapacidad;

20.  Considera que, con miras a sacar el máximo partido a la innovación en el ámbito de los macrodatos, el principio de «innovación responsable» formulado en el programa Horizonte 2020 debería orientar la búsqueda de oportunidades —en particular, con respecto a las pymes— para acelerar el acceso al mercado;

21.  Pide a la Comisión que garantice las inversiones en infraestructuras y el desarrollo de los servicios en nube en Europa con visión de futuro mediante una mejora de la seguridad jurídica sobre las obligaciones y responsabilidades de todas las partes, garantizando el cumplimiento de medidas comunes de seguridad y protección de datos, permitiendo que los datos puedan cruzar las fronteras y fomentando un entorno empresarial adecuado para el desarrollo de un mercado eficiente, abierto y global;

Crear una economía de los datos en el mercado de la Unión

22.  Considera que los macrodatos disponen de potencial para potenciar la productividad económica y mejorar los servicios públicos y para los consumidores; reconoce que los macrodatos pueden aportar más oportunidades comerciales y una mayor disponibilidad de conocimientos y de capital, siempre que los gobiernos y las partes interesadas colaboren de forma constructiva; subraya, no obstante, que la actual fragmentación del mercado único está socavando el desarrollo de la economía de los datos, de los macrodatos, de la computación en nube, de la Internet de los objetos (IoT) y de otras tecnologías de datos;

23.  Considera que, entre los principales obstáculos tecnológicos para el desarrollo de una economía de los datos, cabe señalar la falta de interoperabilidad y de un marco común para los interfaces que facilite la transmisión de datos entre captores y máquinas y la comunicación entre los entornos virtuales y físicos, la insuficiente disponibilidad de datos abiertos y la falta de condiciones en el mercado que permitan a los empresarios innovar y crecer; pide a la Comisión que fomente la investigación común para abordar estas cuestiones;

24.  Pide a la Comisión que aliente y fomente la investigación conjunta orientada a la elaboración de un marco común para los interfaces que permita reducir las normas redundantes y garantizar la interoperabilidad técnica y semántica con el fin de establecer un proceso de elaboración normativa impulsado por las necesidades de los consumidores y las empresas;

25.  Acoge con satisfacción el anuncio de una iniciativa europea de «libre circulación de datos» destinada a suprimir los actuales obstáculos al mercado único de datos;

26.  Solicita un entorno regulador con visión de futuro y capacidad de adaptación a la naturaleza cambiante del mercado, que sea técnicamente neutral y estimule la creación de empresas emergentes y la entrada en el mercado de nuevos operadores, de forma que garantice la igualdad de condiciones y una competencia equitativa, evite la imposición de una carga reguladora excesiva y asegure el pleno respeto de las normas que regulan la protección de los datos y de la vida privada; celebra, a tal fin, la intención de la Comisión de revisar la Directiva sobre la privacidad y las comunicaciones electrónicas; señala que las medidas reguladoras deben basarse en el mercado; considera que una situación de igualdad de condiciones debería permitir a todos los operadores, grandes y pequeños, invertir, innovar y competir en beneficio de los usuarios finales europeos en términos de posibilidades de elección y asequibilidad;

27.  Destaca la importancia de los datos abiertos como excelente materia prima para el desarrollo de servicios y productos de información con valor añadido; subraya que los datos generados por instituciones públicas y programas europeos de investigación financiados con fondos públicos, como Copernicus y Galileo, deberían estar disponibles para los ciudadanos europeos en un marco de acceso abierto y ser accesibles a las administraciones públicas y a las empresas privadas, con el fin de mejorar la calidad de sus servicios, respetando los derechos de propiedad intelectual en vigor;

28.  Señala que la consolidación de una economía de los datos más competitiva e innovadora requiere facilitar el acceso a un mayor volumen de datos, por lo que debería alentarse a las plataformas en línea a que publiquen sus conjuntos de datos en régimen abierto y de forma anónima y agregada, cumpliendo debidamente las normas que regulan la protección de datos;

29.  Considera necesario desplegar esfuerzos adicionales para anonimizar y seudonimizar los datos como una condición indispensable para desarrollar la innovación creativa en este sector y un paso importante para reducir los obstáculos al acceso de las empresas emergentes y las pymes al mercado; considera que la asimilación de las tecnologías, incluida la extracción de textos y datos, constituirá un factor importante para obtener valor añadido de los conjuntos de datos abiertos; señala, sin embargo, que conviene distinguir con claridad entre el tratamiento de los datos personales y de otros tipos de datos, y que es necesario definir soluciones técnicas que mejoren la protección del derecho a la vida privada sobre la base del concepto de «protección por diseño»;

30.  Destaca que los proveedores de servicios de macrodatos deben respetar, en el tratamiento de los datos personales, todos los principios establecidos en la legislación de la Unión en materia de protección de datos, como la imparcialidad y la legalidad, la limitación de los fines, la base jurídica para el tratamiento, el consentimiento, la proporcionalidad, la exactitud y los períodos limitados de conservación de los datos; recuerda, en este mismo contexto, el dictamen del Supervisor Europeo de Protección de Datos sobre la vida privada y la competitividad en la era de los macrodatos;

Fomentar las empresas emergentes y las pymes en la economía de los datos

31.  Reconoce la necesidad de desarrollar una base sólida de proveedores de servicios, promover los beneficios y los activos que genera para la economía y la sociedad un uso integrado de los datos y fomentar la confianza de las pymes en las tecnologías relacionadas con los macrodatos; reconoce la necesidad de respaldar la aplicación generalizada de los servicios de macrodatos con miras a mejorar la eficiencia de varios sectores económicos y apoyar a los nuevos proveedores de servicios; pide que se creen servicios centralizados que ayuden a las pymes a utilizar mejor sus propios datos y los datos públicos dentro del respeto de la legislación de la Unión en materia de protección de datos;

32.  Lamenta que numerosas ideas y oportunidades se estén perdiendo o llevando a la práctica fuera de Europa debido a problemas de escalabilidad causados por obstáculos como las cargas administrativas excesivas o las dificultades de acceso a la financiación, todo lo cual afecta negativamente a la competitividad europea; pide que se facilite el acceso al capital privado mediante incentivos adecuados, y que se redoblen los esfuerzos dirigidos a abordar los retos que plantean las diferentes normativas nacionales, administrativas, reguladoras y fiscales; pide que se fomente el desarrollo de ecosistemas que pongan en contacto a los centros públicos y privados que aportan tecnología e infraestructuras con las empresas emergentes que aportan ideas de aplicación;

33.  Recuerda que solo el 1,7 % de las empresas aprovechan plenamente las tecnologías digitales avanzadas, a pesar de los beneficios que pueden aportar las herramientas digitales en todos los sectores económicos; insta, por tanto, a la Comisión y a los Estados miembros a que inicien una estrategia de emprendimiento digital;

34.  Insta a la Comisión y a los Estados miembros a que creen centros de la economía digital europea que contemplen la utilización de los macrodatos y de otras tecnologías de datos por parte de los empresarios, las pymes y las empresas innovadoras y que cuenten con la participación de investigadores y de la economía en términos más generales; pide a la Comisión y a los Estados miembros que promuevan la creación de espacios y agrupaciones de innovación con el fin de contribuir al desarrollo de las competencias y de convertir el capital intelectual en una ventaja competitiva, así como de entender mejor las perspectivas y las limitaciones de la tecnología de los macrodatos;

35.  Pide a la Unión y a los Estados miembros que mejoren sus esfuerzos coordinados en los establecimientos escolares y educativos por convertir las TIC en un campo profesional atractivo, especialmente para las mujeres y las niñas; considera que estos esfuerzos deberían incluir medidas dirigidas a fomentar una mentalidad más emprendedora y facilitar el acceso al emprendimiento en el sector de los macrodatos mediante la creación de nuevas empresas emergentes en dicho sector, de modo que se generen más oportunidades de empleo; recuerda la importancia de adoptar un enfoque multidisciplinario en la formación de profesionales y la creación de equipos;

36.  Pide que se adopten iniciativas y se recomienden modelos de financiación que fomenten el aprendizaje permanente y medidas personalizadas para todos los interesados, incluidas las personas de más edad, y que se facilite el acceso a la formación para ampliar las competencias de los profesionales en el ámbito de las TIC y el tratamiento de datos, con el fin de ampliar el número de profesionales con competencias digitales; pide que se refuerce la posición que ocupan en la formación continua los programas de transformación digital de las empresas y que se diseñen programas de liderazgo electrónico; destaca la necesidad de facilitar la circulación de trabajadores capacitados en toda la Unión y de adoptar medidas dirigidas a afrontar la escasez de competencias, incluidas medidas específicas para atraer talento;

37.  Respalda las iniciativas orientadas a incluir asignaturas relacionadas con la programación y la manipulación de datos en los planes de estudios nacionales; destaca las múltiples ventajas del software libre en la educación, y reclama un planteamiento específico que asegure que los nuevos planes de estudio motiven a los niños a descubrir sus talentos y a participar en la ciencia y la codificación de datos;

38.  Considera que la Unión y los Estados miembros deberían redoblar sus esfuerzos para evitar la fuga de expertos altamente formados y cualificados a otras regiones fuera de Europa;

39.  Pide que se apoye el desarrollo de herramientas para la interfaz de usuario que permitan a los usuarios no especializados de las pymes desarrollar nuevos modelos comerciales impulsados por los datos;

Implicar a la sociedad

40.  Pide que se estimulen las iniciativas de sensibilización y las iniciativas dirigidas a fomentar el debate público en los Estados miembros y a escala europea e internacional sobre los beneficios y el valor de las tecnologías digitales, especialmente entre aquellos grupos sociales que todavía no tienen acceso a dichas tecnologías o están poco familiarizadas con ellas; pide que se organicen iniciativas que habiliten a los ciudadanos con respecto al uso y el valor de sus datos, en particular con miras a desarrollar nuevos servicios innovadores, y que los sensibilicen acerca de los beneficios y el valor que los macrodatos ofrecen a la sociedad;

41.  Señala que el análisis de los macrodatos puede acelerar significativamente el desarrollo de servicios públicos innovadores basados en el uso de datos abiertos de las administraciones y en la reutilización de la información del sector público; celebra, por tanto, las oportunidades que ofrecen las infraestructuras digitales y la utilización integrada de los datos para fomentar la participación y la implicación ciudadanas por medio de varias formas de gobernanza y democracia electrónicas;

42.  Insta a la Comisión y a los Estados miembros a acelerar las acciones destinadas al desarrollo de la gobernanza electrónica: reconoce, en particular, el valor de la Internet de los objetos (IoT) y pide a la Comisión que coordine el marco del mercado único digital con los objetivos actuales de la Estrategia Europa 2020; destaca la necesidad de analizar de forma detallada las ventajas que ofrecen la economía compartida y la participación integradora de la sociedad civil y los ciudadanos;

o
o   o

43.  Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo y a la Comisión.

(1) Textos Aprobados, P7_TA(2013)0535.

Aviso jurídico - Política de privacidad