Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2021/2769(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B9-0550/2021

Textos presentados :

B9-0550/2021

Debates :

PV 23/11/2021 - 14
CRE 23/11/2021 - 14

Votaciones :

PV 24/11/2021 - 10
CRE 24/11/2021 - 10
PV 25/11/2021 - 8

Textos aprobados :

P9_TA(2021)0474

Textos aprobados
PDF 143kWORD 55k
Jueves 25 de noviembre de 2021 - Estrasburgo
Negociaciones multilaterales con vistas a la 12.ª Conferencia Ministerial de la OMC que se celebrará en Ginebra del 30 de noviembre al 3 de diciembre de 2021
P9_TA(2021)0474B9-0550/2021

Resolución del Parlamento Europeo, de 25 de noviembre de 2021, sobre las negociaciones multilaterales con vistas a la duodécima Conferencia Ministerial de la OMC, que se celebrará en Ginebra del 30 de noviembre al 3 de diciembre de 2021 (2021/2769(RSP))

El Parlamento Europeo,

–  Visto el Acuerdo de Marrakech, de 15 de abril de 1994, por el que se establece la Organización Mundial del Comercio (OMC),

–  Vista la declaración ministerial de Doha de la OMC de 14 de noviembre de 2001(1),

–  Vistas sus anteriores Resoluciones sobre la OMC, en particular las de 15 de noviembre de 2017, sobre las negociaciones multilaterales en vista de la 11.ª Conferencia Ministerial de la OMC(2), de 29 de noviembre de 2018, sobre OMC: el camino a seguir(3) y de 28 de noviembre de 2019 sobre la crisis del Órgano de Apelación de la OMC(4),

–  Vista su Resolución, de 20 de mayo de 2021, sobre la aceleración de los avances y lucha contra las desigualdades para que el sida deje de ser una amenaza para la salud pública de aquí a 2030(5),

–  Vista su Resolución, de 10 de junio de 2021, sobre la respuesta al desafío mundial de la COVID-19: consecuencias de la suspensión del Acuerdo sobre los ADPIC de la OMC en materia de vacunas, tratamiento y equipos en relación con la COVID-19 y aumento de la capacidad de producción y fabricación en los países en desarrollo(6),

–  Visto el documento de resultados aprobado por consenso el 7 de diciembre de 2018 en la sesión anual de la Conferencia Parlamentaria sobre la OMC celebrada en Ginebra(7),

–  Vistos los resultados de la undécima Conferencia Ministerial celebrada en Buenos Aires en diciembre de 2017, entre los que figura una serie de decisiones ministeriales, y en la que no fue posible aprobar una declaración ministerial,

–  Vista la Declaración de Buenos Aires sobre las mujeres y el comercio, publicada el 12 de diciembre de 2017, así como las declaraciones conjuntas sobre comercio electrónico, facilitación de las inversiones y sobre microempresas y pequeñas y medianas empresas, aprobada en Buenos Aires el 13 de diciembre de 2017,

–  Vistos los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas,

–  Visto el Acuerdo de París en el contexto de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), en vigor desde noviembre de 2016,

–  Vista la Declaración conjunta de la reunión trilateral de los ministros de Comercio de los Estados Unidos, Japón y la Unión Europea, adoptada el 14 de enero de 2020,

–  Vista la Decisión Ministerial de Bali, de 7 de diciembre de 2013, sobre la constitución de existencias públicas con fines de seguridad alimentaria,

–  Visto el documento de reflexión de la Comisión, de 18 de septiembre de 2018, sobre la modernización de la OMC,

–  Visto el examen de las políticas comerciales por parte de la Comisión y su anexo titulado «Reforma de la OMC: hacia un sistema multilateral de comercio sostenible y eficaz»,

–  Vista la Iniciativa sobre Comercio y Salud del Grupo de Ottawa(8),

–  Vista la Comunicación de la Unión al Consejo General de la OMC, de 4 de junio de 2021, titulada «Respuestas urgentes de la política comercial a la crisis de la COVID-19»,

–  Visto el Sexto Informe de Evaluación del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (GIECC)(9),

–  Visto el artículo 132, apartado 2, de su Reglamento interno,

–  Vista la propuesta de Resolución de la Comisión de Comercio Internacional,

A.  Considerando que la OMC se creó para impulsar la liberalización del comercio de bienes y servicios, reforzar el multilateralismo y fomentar un sistema de comercio multilateral abierto, inclusivo, basado en normas y no discriminatorio; que el comercio tiene una importancia fundamental y es un instrumento clave para apoyar y complementar los esfuerzos por impulsar el crecimiento sostenible y mejorar el nivel de vida, garantizando el pleno empleo y un volumen de renta real amplio y en aumento constante, de conformidad con el objetivo del desarrollo sostenible;

B.  Considerando que el sistema de comercio multilateral basado en normas se enfrenta en la actualidad a una profunda crisis que amenaza las funciones básicas de la organización, a saber, el establecimiento de las normas y la estructura esenciales para el comercio internacional, y eficacia en la resolución de disputas y la ejecución de las decisiones alcanzadas;

C.  Considerando que, a partir del 11 de diciembre de 2019, el Órgano de Apelación de la OMC dejó de estar operativo lo que provocó la paralización de una instancia de apelación funcionalmente independiente e imparcial;

D.  Considerando que la OMC tiene un claro mandato en la Meta 14.6 de los ODS de entablar negociaciones sobre subvenciones a la pesca para encontrar un acuerdo que prohíba ciertas formas de subvenciones a la pesca que contribuyen a la sobrecapacidad de la flota y a la sobrepesca, con vistas a fomentar la gestión sostenible de los recursos pesqueros;

E.  Considerando que la pandemia de COVID-19 ha generado desafíos específicos para el sistema de comercio multilateral, a la vez que ha introducido en la agenda la cuestión fundamental del comercio y la sanidad;

F.  Considerando que, a pesar de las restricciones manifiestas o latentes a las exportaciones, en términos generales, el comercio y el sistema multilateral han desempeñado un papel positivo en la respuesta frente a la pandemia; que la pandemia también ha puesto de manifiesto deficiencias y vulnerabilidades, en particular en las cadenas de suministro esenciales; que, en este contexto, la función de supervisión de la OMC ha demostrado ser útil para insistir en que los miembros aporten transparencia sobre el comercio y las medidas relacionadas con el comercio adoptadas en el contexto de la COVID-19;

G.  Considerando que la duodécima Conferencia Ministerial de la OMC (CM12) se celebrará en Ginebra, Suiza, del 30 de noviembre al 3 de diciembre de 2021;

1.  Reitera su pleno compromiso con el valor persistente del multilateralismo y subraya que es esencial un sistema multilateral para regir el comercio; solicita una agenda comercial que parta de un comercio justo y basado en normas en beneficio de todos, que contribuya al crecimiento económico sostenible y a la prosperidad, reforzando de este modo la paz y la seguridad; hace hincapié en la importancia de los ODS y los derechos sociales, medioambientales y humanos y de velar por que las normas acordadas de forma multilateral y armonizadas sean aplicadas uniformemente por todos;

2.  Advierte de que la OMC corre peligro de perder legitimidad si la totalidad de sus miembros no se compromete a que la CM12 concluya con éxito; considera que la CM12 debe ser el punto de partida oficial para progresar y modernizar la OMC a fin de garantizar que pueda desempeñar un papel a la hora de abordar los retos del siglo 21, incluidas cuestiones como el cambio climático y la sostenibilidad; insta a todos los miembros, a la luz de la recuperación tras la pandemia de COVID, a que intensifiquen sus esfuerzos para centrarse en unos pocos resultados tangibles esenciales que demuestren que la OMC es capaz de abordar los retos actuales; pide a los miembros que alcancen, como mínimo, un acuerdo multilateral sobre la prohibición de las subvenciones a la pesca no sostenible, así como sobre la respuesta a la pandemia, un paquete limitado sobre la agricultura y el inicio de la labor de reforma institucional, incluido un proceso que conduzca a una solución de diferencias plenamente operativa en la CM13 a más tardar; advierte a todos los miembros de que, de no obtenerse resultados sustanciales en la CM12, algunos miembros podrían buscar foros alternativos para la elaboración de normas, lo que podría poner en peligro el futuro del sistema comercial multilateral; acoge con satisfacción el nombramiento de la nueva directora general de la OMC, Ngozi Okonjo-Iweala, y encomia su firme compromiso con el multilateralismo;

3.  Recalca la importancia crucial que tiene para la credibilidad de la OMC como institución multilateral llegar a un acuerdo sobre las subvenciones perjudiciales a la pesca que desencadene de manera efectiva una reducción rápida y significativa de determinadas modalidades de subvenciones a la pesca que contribuyen a la sobrecapacidad y a la sobrepesca, y que elimine las subvenciones que contribuyen a la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR) con el fin de garantizar un uso sostenible de los recursos marinos; destaca a este respecto el principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas en función de la cuantía de las subvenciones perjudiciales, respetando al mismo tiempo la necesidad de un trato especial y diferenciado en consonancia con el ODS 14.6; señala que más de 39 millones de personas dependen directamente de la pesca de captura, mientras que muchos millones más dependen de ella en las industrias derivadas; considera que tal acuerdo es fundamental no solo para la credibilidad de la OMC para alcanzar acuerdos multilaterales, sino también como requisito previo para mostrar el fuerte vínculo entre el sistema de comercio multilateral y los ODS; resalta la importancia de que la Unión explique su posición y sus normas internas para aumentar su credibilidad;

4.  Reconoce el papel crucial que ha desempeñado la política comercial durante la pandemia de COVID-19; reitera su Resolución de 10 de junio de 2021 titulada «Respuesta al desafío mundial de la COVID-19: consecuencias de la suspensión del Acuerdo sobre los ADPIC de la OMC en materia de vacunas, tratamiento y equipos en relación con la COVID-19 y aumento de la capacidad de producción y fabricación en los países en desarrollo»; destaca, en este sentido, la necesidad de esbozar, en una declaración ministerial acorde a la Iniciativa sobre Comercio y Salud, un acuerdo básico que tenga como objetivo eliminar los aranceles sobre los productos farmacéuticos y médicos y abolir las restricciones a la exportación y el control, y sobre disciplinas en materia de transparencia y cooperación mundial en tiempos de crisis; cree que este acuerdo es de suma importancia para mostrar la relevancia de la OMC; pide que en la CM12 se establezca un nuevo comité permanente dedicado a comercio y salud con el fin de asistir a los Gobiernos en la aplicación de excepciones y flexibilidades en el Derecho mercantil internacional y para sentar las bases de un pilar de comercio para las negociaciones de un futuro tratado internacional sobre la respuesta ante pandemias; opina que muchos países, especialmente países en desarrollo, se enfrentan a dificultades en el uso de las flexibilidades de los ADPIC, especialmente el artículo 31 bis; recuerda que la Unión debe participar activamente en las negociaciones basadas en textos sobre una exención temporal de los ADPIC; pide, a este respecto, que la Unión apoye la concesión de una exención temporal de determinadas disposiciones del Acuerdo sobre los ADPIC para luchar contra la COVID-19, al objeto de reforzar el rápido acceso en todo el mundo a vacunas, terapias y diagnósticos asequibles, atajando las limitaciones de producción y la escasez de suministro a escala mundial;

5.  Pide a todos los miembros de la OMC que respeten sus compromisos en materia de transparencia en todos los pilares agrícolas y que acuerden mejoras sistemáticas tal como se sugiere en la propuesta copatrocinada por la Unión de decisión ministerial sobre mejoras en la agricultura en el documento JOB/AG/213; recalca la importancia de adoptar un plan de trabajo para abordar las ayudas internas que distorsionan el comercio que incluya una solución permanente sobre la constitución de existencias públicas, como establece la declaración ministerial de Bali, con un sistema vinculante de notificaciones basado en un mecanismo eficaz de asistencia técnica y desarrollo de capacidades para garantizar que los programas de constitución de existencias sean proporcionales al objetivo de la seguridad alimentaria y lo cumplan y que minimicen las distorsiones del comercio y las consecuencias adversas para la seguridad alimentaria de otros miembros; destaca que el Acuerdo sobre la Agricultura debe adecuarse a los retos actuales y garantizar unas condiciones de competencia más justas teniendo en cuenta modos de producción; apoya a la directora general Okonjo-Iweala en su llamamiento en favor de un paquete de seguridad alimentaria de la OMC;

6.  Considera que es ya urgente llevar a cabo una reforma sustantiva de la OMC, habida cuenta de la profunda crisis a la que se enfrenta la organización, pero también como consecuencia de la prolongada falta de avances en el Programa de Doha para el Desarrollo (PDD) y subraya que las cuestiones pertinentes del PDD deben seguir en la agenda; pide a los miembros de la OMC que examinen a fondo varios aspectos de la OMC, en particular sus funciones de supervisión, negociación y resolución de disputas, con el fin de aumentar su eficacia, inclusividad, transparencia y legitimidad; insta a todos los miembros de la OMC a que centren sus esfuerzos en un proceso constructivo de cambio para modernizar y dotar a la OMC de instrumentos que aborden eficazmente los retos para el comercio del siglo XXI, y a que creen un mecanismo institucional y un calendario claro para impulsar la agenda de reformas en la CM12 con el objetivo de lograr objetivos concretos a más tardar en la CM13;

7.  Acoge con satisfacción las observaciones de la embajadora Tai, representante de los Estados Unidos en la OMC, del 14 de octubre de 2021 y, en particular, el claro compromiso de reformar las tres funciones de la organización; espera que los Estados Unidos presenten ahora propuestas concretas para avanzar; insta a los Estados Unidos a que se comprometan a iniciar en la CM12 un proceso constructivo de negociaciones sobre las reformas de la solución de diferencias, de modo que se establezca un sistema plenamente operativo a más tardar en la CM13;

8.  Lamenta profundamente la paralización del Órgano de Apelación de la OMC, que está privando al sistema comercial mundial de un sistema de solución de diferencias; advierte de que sin un Órgano de Apelación en funcionamiento, la OMC es inoperante y la tendencia a que se incumplan los acuerdos multilaterales no hará sino aumentar; observa que actualmente se han notificado más de quince casos de apelación, sin posibilidad de revisión; insta encarecidamente a todos los miembros de la OMC a que se impliquen a fondo y trabajen en soluciones para restablecer un sistema de solución de diferencias con dos niveles plenamente funcional con un Órgano de Apelación plenamente operativo e independiente lo antes posible; apoya firmemente las recientes iniciativas de la Unión para celebrar acuerdos con nuestros principales socios comerciales que preserven, de forma provisional, un proceso de solución de diferencias operativo entre los miembros de la OMC que participen; recuerda que un proceso vinculante, de dos niveles e independiente debería continuar siendo el objetivo primordial de la estrategia de la Unión; hace hincapié en que el éxito de la reforma exigirá que se escuchen las preocupaciones legítimas de todas las partes implicadas y se acuerde una solución de compromiso; insta a las partes interesadas a que acuerden, antes de la CM12, un programa para seguir trabajando en las áreas de reforma a medio y largo plazo, algunas de las cuales deberían estar terminadas antes de la próxima Conferencia Ministerial (CM13); apoya la reciente propuesta de la Comisión para reformar el Reglamento sobre cumplimiento a fin de garantizar que la UE disponga de las herramientas adecuadas para hacer cumplir los compromisos de terceros países;

9.  Insta a la Comisión y al Consejo a cooperar con todos los miembros de la OMC con el fin de entablar una conversación sobre cómo crear nuevas normas para atajar las carencias actuales del código normativo en lo que respecta a las prácticas comerciales desleales, las falsificaciones, las subvenciones que distorsionan el mercado, las empresas públicas y la transferencia forzosa de tecnología;

10.  Está convencido de que la actual diferenciación entre países desarrollados y en desarrollo no refleja la realidad económica y que esta circunstancia puede ser un obstáculo para el avance de la Ronda de Doha; insta a los países en desarrollo avanzados a que asuman su parte de responsabilidad y hagan contribuciones acordes a su nivel de desarrollo; cree que se debería rexaminar y revisar, con la debida participación de todos los miembros de la OMC, el mecanismo de trato especial y diferenciado para que refleje más fielmente los índices de desarrollo humano, protegiéndose al mismo tiempo el margen político para abordar el comercio desleal, e insta, por tanto, a los miembros de la OMC a que revisen el sistema; subraya, no obstante, que tomar como criterio único la autoafirmación del estado de desarrollo podría conducir a un comercio desleal;

11.  Confía en que la reforma de la OMC facilite la integración de los acuerdos plurilaterales abiertos en la arquitectura multilateral para asegurar el progreso en áreas que no están suficientemente maduras para el conjunto de los miembros; invita a todos los miembros a reflexionar en torno a la forma de desarrollar un nuevo sistema de cooperación reforzada como el que se utiliza en la Unión Europea, con normas claras sobre el número mínimo de miembros que deberían participar en una iniciativa plurilateral y, sobre esa base, establecer un mecanismo directo que posibilite que los acuerdos resultantes se incorporen a la estructura de la OMC;

12.  Acoge favorablemente y apoya el número amplio de miembros, la ambiciosa agenda de negociación y los avances realizados hasta la fecha en las negociaciones plurilaterales de la OMC sobre el comercio electrónico; pide que se hagan esfuerzos para concluir las negociaciones sobre el cumplimiento de las normas de la OMC; recuerda su posición de que un posible acuerdo debe garantizar el acceso al mercado de bienes y servicios relacionados con el comercio electrónico en terceros países, así como la protección de los derechos de los consumidores y los derechos laborales; recalca la necesidad de facilitar la innovación de las empresas y los flujos de datos, respetando plenamente la legislación de la Unión sobre privacidad y protección de datos; reconoce la posible inseguridad jurídica a la que se enfrentan las empresas y los investigadores que utilizan datos personales, y el efecto que ello puede tener sobre la innovación; pide medidas urgentes para aumentar la seguridad jurídica de las partes interesadas que dependen del uso de los datos para los procedimientos de uso de información preaprobada, así como para la seudonimización y la anonimización; hace hincapié en que los miembros de la OMC deberían expresar su continuo apoyo a las negociaciones y un calendario claro para conseguir nuevos avances; expresa su apoyo a la idea de que la moratoria de la OMC sobre las transmisiones electrónicas sea permanente;

13.  Insta encarecidamente a que se exploren las posibilidades de facilitar flujos de datos con terceros países de importancia estratégica; observa que las empresas europeas que operan en algunos terceros países se enfrentan cada vez más a obstáculos injustificados y restricciones digitales; destaca que, a tal efecto, deben evitarse los requisitos de localización de datos, cuando proceda; los datos deben estar cubiertos por los acuerdos de libre comercio de la Unión, y deben acelerarse los esfuerzos destinados a adoptar decisiones de adecuación con terceros países;

14.  Señala que, debido a las disposiciones legales, el comercio sigue dependiendo de una cantidad significativa de documentos en papel, lo que es costoso e ineficiente y supone un riesgo durante crisis mundiales; subraya la necesidad de explorar el uso de documentos comerciales electrónicos que aumentarán la eficiencia y la seguridad y reducirán el impacto medioambiental; hace hincapié en la necesidad de modificar el Derecho internacional para permitir el uso de documentos electrónicos en el comercio;

15.  Pide encarecidamente que se amplíe la expansión del Acuerdo sobre Tecnología de la Información (ATI); reconoce que el ATI fomenta la digitalización global de la fabricación y debe seguir evolucionando para incluir una gama de productos mayor; pide mayores esfuerzos para eliminar los aranceles sobre el comercio de productos TIC; destaca los efectos comerciales positivos de la ampliación de la cobertura geográfica para incluir más países;

16.  Cree que el resultado de la CM12 debería proporcionar una agenda basada en la acción para la política comercial que respalde los ODS de 2030 y el Acuerdo de París; anima vivamente a los miembros de la OMC a que consideren todas las medidas posibles para contribuir a limitar las emisiones de gases de efecto invernadero en consonancia con la CMNUCC, refuercen la armonización con el Acuerdo de París y la neutralidad climática y mejoren la cooperación en la OMC sobre las medidas tomadas a nivel nacional, en particular la introducción de taxonomías en materia de normas de contabilidad medioambiental para ayudar a los sectores público y privado a identificar actividades económicas sostenibles así como actividades significativamente perjudiciales, y medidas que atajen las fugas de carbono; acoge favorablemente la Iniciativa sobre Comercio y Clima propuesta por la Comisión; pide a la Comisión que presente propuestas específicas; hace hincapié asimismo en la necesidad de avanzar en el debate sobre los bienes y servicios que ayudan a afrontar los retos medioambientales y climáticos; hace hincapié también en la necesidad de avanzar en las negociaciones del Acuerdo sobre Bienes Ambientales en apoyo de la ecologización de las industrias y un enfoque centrado el trabajo digno para hacer la transición a tecnologías respetuosas con el clima; sugiere que se mejore la coordinación entre la OMC y otras instituciones internacionales, como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico y el Fondo Monetario Internacional, para hacer frente a las fugas de carbono;

17.  Reitera los vínculos existentes entre igualdad de género y desarrollo inclusivo, y hace hincapié en que el empoderamiento de la mujer resulta indispensable para erradicar la pobreza y en que eliminar los obstáculos a la participación de la mujer en el comercio y abordar simultáneamente las repercusiones adversas de las normas comerciales actuales para las mujeres en sus múltiples funciones es clave para el desarrollo económico; anima a todos los miembros de la OMC a suscribir la Declaración de Buenos Aires de 2017 sobre el Comercio y el Empoderamiento Económico de las Mujeres e insta a sus ciento veintitrés firmantes a que cumplan con los compromisos adquiridos; insta a la Comisión a que trabaje con vistas a elaborar una declaración ministerial firme que pueda servir de hoja de ruta para la aplicación de la Declaración de Buenos Aires de 2017;

18.  Acoge con satisfacción los progresos registrados y pide que se concluyan definitivamente los debates plurilaterales sobre la regulación nacional en la esfera de los servicios, ya que esto supondría un importante paso adelante y una prueba de que es posible el progreso en un entorno plurilateral dentro del contexto de la OMC;

19.  Espera que se realice una declaración ministerial en la que se evalúen los avances alcanzados en las negociaciones plurilaterales sobre la facilitación de las inversiones;

20.  Acoge favorablemente también los avances conseguidos en la iniciativa conjunta puesta en marcha en Buenos Aires sobre las microempresas y las pequeñas y medianas empresas y la aprobación del paquete relativo a las microempresas y las pymes en diciembre de 2020; reconoce que la pandemia de COVID-19 tuvo un importante impacto negativo en las microempresas y las pymes y expresa su apoyo al programa de trabajo relativo a las microempresas y las pymes de la OMC, que integra el principio de «pensar primero a pequeña escala» en las normas de la OMC; insta a todos los miembros de la OMC a unirse a esta iniciativa;

21.  Pide a la Comisión y al Consejo que cooperen con otros miembros de la OMC para asegurar que esta última contribuya de forma activa a un mayor respeto de los derechos de los trabajadores en todo el mundo, basándose en particular en las normas laborales de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), y presente propuestas concretas; recuerda la importancia de la difusión de las mejores prácticas en materia de diligencia debida; acoge favorablemente la propuesta de los EE. UU. sobre el trabajo forzoso como parte de una iniciativa más amplia dirigida a incluir las normas laborales en la OMC, estableciendo unas condiciones de competencia equitativas en el plano internacional, y recalca la necesidad de alcanzar un acuerdo que establezca unas condiciones de competencia equitativas en el plano internacional; recomienda la creación de un grupo de trabajo sobre derechos laborales como primer paso para avanzar en esta agenda;

22.  Hace hincapié en que la transparencia es clave para garantizar un entorno de comercio e inversión estable; cree que es importante aumentar la transparencia de los procedimientos de supervisión mediante el aumento de los incentivos para que los miembros de la OMC cumplan los requisitos de notificación, reduciendo su complejidad y proporcionando capacitación, a la vez que se debe proceder ante los incumplimientos intencionados y oponerse a ellos; invita a los miembros de la OMC a que consideren la posibilidad de reforzar el cometido de la Secretaría de la OMC a este respecto;

23.  Pide a la Comisión y al Consejo que velen por que el Parlamento siga participando estrechamente en la preparación de la CM12, reciba información actualizada y puntual, y sea consultado oportunamente durante la Conferencia Ministerial de 2021;

24.  Pide a los miembros de la OMC que garanticen la legitimidad democrática y la transparencia reforzando la dimensión parlamentaria de la OMC y la conferencia parlamentaria; destaca la importancia de la labor que realiza la conferencia parlamentaria conjunta Parlamento Europeo-Unión Interparlamentaria sobre la OMC; destaca la necesidad de garantizar que los diputados tengan un mejor acceso a las negociaciones comerciales y participen en la formulación y ejecución de las decisiones de la OMC;

25.  Pide a los miembros de la OMC que mejoren el intercambio con todas las partes interesadas, incluidas las organizaciones de la sociedad civil y empresariales, y que potencien la cooperación con otras organizaciones internacionales, como la OIT y más ampliamente el sistema de Naciones Unidas; confía en que los líderes intensifiquen su comunicación a diferentes niveles acerca de los beneficios del comercio basado en normas;

26.  Respalda los esfuerzos por revitalizar las negociaciones de adhesión con los países observadores, en particular con Serbia, Kosovo y con Bosnia y Herzegovina; pide que se concluyan rápidamente las negociaciones sobre los respectivos proyectos de informe de los grupos de trabajo;

27.  Insta a que se redoblen los esfuerzos para ampliar el número de signatarios del Acuerdo de contratación general de la OMC, en particular en lo que respecta a China y otras economías emergentes;

28.  Pide que se redoblen los esfuerzos para armonizar las normas de origen no preferenciales, tal como se prevé en el Acuerdo sobre Normas de Origen;

29.  Insta a todos los miembros de la OMC a ratificar el anexo K del Convenio de Kioto de la Organización Mundial de Aduanas para reducir la burocracia aduanera;

30.  Encarga a su presidente que transmita la presente Resolución al Consejo y a la Comisión, así como a los Gobiernos y Parlamentos de los Estados miembros, y al director general de la OMC.

(1) Declaración Ministerial de Doha (WT/MIN(01)/DEC/1), de 14 de noviembre de 2001.
(2) DO C 356 de 4.10.2018, p. 34.
(3) DO C 363 de 28.10.2020, p. 113.
(4) DO C 232 de 16.6.2021, p. 62.
(5) Textos Aprobados, P9_TA(2021)0250.
(6) Textos Aprobados, P9_TA(2021)0283.
(7) https://www.europarl.europa.eu/cmsdata/158345/outcome_document-final-e.pdf
(8) OMC, WT/GC/223, 24 de noviembre de 2020.
(9) IPCC, 2021: Summary for Policymakers (Resumen para responsables políticos). en ‘Climate Change 2021: The Physical Science Basis. (Cambio climático 2021: Bases de las Ciencias Físicas). Contribution of Working Group I to the Sixth Assessment Report of the Intergovernmental Panel on Climate Change (IPCC) (Contribución del grupo de trabajo I al Sexto Informe de Evaluación del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (GIECC)).

Última actualización: 2 de marzo de 2022Aviso jurídico - Política de privacidad