Índice 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2022/2564(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B9-0123/2022

Textos presentados :

B9-0123/2022

Debates :

PV 01/03/2022 - 11
CRE 01/03/2022 - 11

Votaciones :

PV 01/03/2022 - 10
PV 01/03/2022 - 14
CRE 01/03/2022 - 10
CRE 01/03/2022 - 14

Textos aprobados :

P9_TA(2022)0052

Textos aprobados
PDF 142kWORD 53k
Martes 1 de marzo de 2022 - Bruselas
Agresión rusa contra Ucrania
P9_TA(2022)0052B9-0123/2022

Resolución del Parlamento Europeo, de 1 de marzo de 2022, sobre la agresión rusa contra Ucrania (2022/2564(RSP))

El Parlamento Europeo,

–  Vistas sus anteriores Resoluciones sobre Rusia y Ucrania, y en particular su Resolución, de 16 de diciembre de 2021, sobre la situación en la frontera ucraniana y en los territorios de Ucrania ocupados por Rusia(1),

–  Vista las declaraciones sobre Ucrania de los líderes del Parlamento Europeo de 16 y 24 de febrero de 2022,

–  Vista la declaración del alto representante en nombre de la Unión Europea, de 24 de febrero de 2022, sobre la invasión de Ucrania por parte de las fuerzas armadas de la Federación de Rusia,

–  Vistas las declaraciones del presidente del Consejo Europeo y de la presidenta de la Comisión, de 24 de febrero de 2022, sobre la agresión militar sin precedentes y no provocada de Rusia contra Ucrania,

–  Vistas las recientes declaraciones del presidente de Ucrania y de la presidenta de la Comisión sobre la situación en Ucrania,

–  Vista la declaración del G‑7 de 24 de febrero de 2022,

–  Visto el Memorando de Budapest sobre Garantías de Seguridad de 1994,

–  Vistos los principios de Núremberg desarrollados por la Comisión de Derecho Internacional de las Naciones Unidas, que determinan lo que constituye un crimen de guerra,

–  Visto el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional de 17 de julio de 1998,

–  Vistas las Conclusiones del Consejo Europeo de 24 de febrero de 2022,

–  Vista la Carta de las Naciones Unidas,

–  Vistos el Acta final de Helsinki de 1 de agosto de 1975, y los documentos posteriores,

–  Visto el artículo 132, apartado 2, de su Reglamento interno,

A.  Considerando que, en consonancia con la Carta de las Naciones Unidas y los principios del Derecho internacional, todos los Estados gozan de igualdad soberana y deben abstenerse, en sus relaciones internacionales, de recurrir a la amenaza o al uso de la fuerza contra la integridad territorial o la independencia política de cualquier Estado;

B.  Considerando que la Federación de Rusia lanzó una invasión no provocada e injustificada sobre Ucrania el 24 de febrero de 2022;

C.  Considerando que la agresión militar contra Ucrania se inició, en parte, desde el territorio de Bielorrusia, lo que sirvió de ayuda a la agresión rusa y la hizo posible; que el presidente ilegítimo de Bielorrusia acaba de celebrar un referéndum para modificar la Constitución y socavar la neutralidad de Bielorrusia; que la presencia de armas nucleares rusas en territorio bielorruso constituiría una amenaza para la seguridad de Europa;

D.  Considerando que, el 21 de febrero de 2022, la Federación de Rusia reconoció unilateralmente la independencia de los territorios controlados por fuerzas separatistas respaldadas por Rusia en partes de las regiones ucranianas de Donetsk y Luhansk, lo que frustró de manera efectiva el cumplimiento de los Acuerdos de Minsk; que las acciones de la Federación de Rusia constituyen una agresión militar premeditada que supone una flagrante violación del Derecho internacional, la Carta de las Naciones Unidas y los principios consagrados en el Acta final de Helsinki de 1975, y socavan gravemente la seguridad y la estabilidad europeas y mundiales;

E.  Considerando que las fuerzas armadas de Ucrania, bajo el mando de Volodímir Zelenski han mantenido el control de la práctica totalidad del territorio de Ucrania, incluida su capital Kiev y las regiones meridionales del país, impidiendo que los invasores rusos alcanzaran ninguno de sus objetivos predeterminados, en particular la eliminación de la cúpula dirigente ucraniana, elegida democráticamente;

F.  Considerando que la Federación de Rusia ha inducido a engaño deliberadamente y ha frustrado los esfuerzos diplomáticos que pretendían encontrar una solución a la actual crisis, de la cual es la única responsable, con el fin de ganar el tiempo y la ventaja táctica necesarios para preparar una agresión militar a gran escala contra Ucrania e invadirla;

G.  Considerando que el Consejo de la Unión Europea ha adoptado una primera serie de sanciones contra Rusia, consistente en sanciones individuales específicas, sanciones económicas y financieras y restricciones comerciales, y sigue preparando nuevas sanciones en estrecha coordinación con los aliados transatlánticos y otros socios internacionales afines;

H.  Considerando que, el 27 de febrero de 2022, la presidenta de la Comisión hizo una declaración sobre el estado actual y futuro de las relaciones con Ucrania, en la que afirmó lo siguiente: «[...] pertenecen al grupo. Son uno de los nuestros y queremos que estén dentro»; que son cada vez más los civiles ucranianos que están perdiendo la vida en la guerra librada por el Kremlin contra la población ucraniana; que cientos de personas han resultado heridas y varios cientos de miles han abandonado sus hogares o huido a los países vecinos; que se ha informado de numerosas violaciones del Derecho internacional humanitario cometidas por tropas rusas, como el bombardeo indiscriminado de zonas residenciales, hospitales y guarderías, el saqueo de bienes públicos y privados y la destrucción deliberada de infraestructuras civiles; que más de 14 000 personas, tanto militares como civiles, han perdido la vida durante los ocho años del conflicto instigado por la Federación de Rusia en el este de Ucrania, mientras los medios de subsistencia de la población de los territorios anexionados y controlados por Rusia en Ucrania y las regiones circundantes siguen viéndose gravemente afectados;

1.  Condena en los términos más enérgicos la agresión militar ilegal, no provocada e injustificada de la Federación de Rusia contra Ucrania y la invasión de Ucrania, así como la participación de Bielorrusia en esta agresión;

2.  Exige a la Federación de Rusia que ponga fin inmediatamente a todas las actividades militares en Ucrania, retire incondicionalmente todas las fuerzas y equipos militares y paramilitares de todo el territorio de Ucrania reconocido internacionalmente y respete plenamente la integridad territorial, la soberanía y la independencia de Ucrania dentro de sus fronteras reconocidas internacionalmente;

3.  Subraya que la agresión militar y la invasión constituyen una grave violación del Derecho internacional y en particular de la Carta de las Naciones Unidas, y pide a la Federación de Rusia que vuelva a cumplir los deberes que le incumben como miembro permanente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz y la seguridad y que respete sus compromisos en virtud del Acta Final de Helsinki, la Carta de París para una Nueva Europa y el Memorando de Budapest; que la invasión rusa de Ucrania es un ataque no solo contra un país soberano, sino también contra los principios y el mecanismo de cooperación y seguridad en Europa y el orden internacional basado en normas, tal como se definen en la Carta de las Naciones Unidas;

4.  Condena firmemente el uso por parte del ejército ruso, con el apoyo de las fuerzas bielorrusas, del territorio bielorruso para poner en marcha una agresión militar contra Ucrania, y expresa su profunda preocupación por los riesgos que supone que Bielorrusia haya abandonado su neutralidad y acogido al ejército ruso;

5.  Expresa su total solidaridad con el pueblo ucraniano, que ya ha sufrido ocho años de guerra en su país, y condena en los términos más enérgicos las acciones de Rusia contra Ucrania;

6.  Rinde homenaje al enorme valor demostrado por el pueblo de Ucrania, su heroico presidente Volodímir Zelenski y los bravos soldados que están defendiendo su país contra los invasores rusos; pide al mundo libre que apoye su lucha por la paz y la libertad con todos los medios a su disposición;

7.  Insta a que prosigan los esfuerzos diplomáticos para poner fin a la agresión rusa contra Ucrania y hallar una solución pacífica basada en el respeto de la soberanía y la integridad territorial de Ucrania y en los principios del Derecho internacional, así como en el derecho de Ucrania a decidir sobre futuras alianzas sin injerencias externas; insta a la Federación de Rusia a que vuelva a la senda del diálogo y la diplomacia con el fin de salvar a la población de Ucrania y de otros países, así como a su propio pueblo, del azote de la guerra;

8.  Denuncia que la Federación de Rusia haya reconocido de forma unilateral la independencia de las zonas ocupadas por Rusia de las regiones ucranianas de Donetsk y Luhansk, e insta a todos los países a que se abstengan de sumarse a este reconocimiento; reitera que la Unión no reconoce la anexión ilegal de Crimea y sigue condenándola como una violación del Derecho internacional, y mantiene su compromiso de aplicar plenamente su política de no reconocimiento, también mediante medidas restrictivas y la cooperación en foros internacionales;

9.  Rechaza categóricamente la retórica rusa que apunta al posible recurso a armas de destrucción masiva, en el contexto de una arquitectura mundial de no proliferación, desarme y control de armamentos ya deteriorada y erosionada; recuerda a la Federación de Rusia sus obligaciones internacionales y advierte de los peligros de una escalada nuclear del conflicto; expresa su preocupación por el hecho de que la Federación de Rusia haya aumentado el nivel de alerta de su arsenal nuclear; recuerda a la Federación de Rusia que cualquier provocación en la frontera de un Estado miembro o cualquier ataque a buques en la cuenca del mar Negro puede producir una nueva escalada del conflicto;

10.  Expresa su indignación por que la agresión rusa sea la causa de sufrimiento humano y de la trágica pérdida de vidas humanas, y subraya que los ataques contra civiles e infraestructuras civiles, así como los ataques indiscriminados, están prohibidos en virtud del Derecho internacional humanitario y, por lo tanto, constituyen crímenes de guerra;

11.  Hace hincapié en que es necesario prestar una especial atención a los grupos vulnerables, las minorías, las mujeres y los niños, ya que las situaciones de conflicto les afectan especialmente y necesitan una protección y apoyo particular, sobre todo los niños en centros de acogida, los menores no acompañados, los niños con discapacidad y otras enfermedades graves, como los cánceres infantiles, y destaca que es necesario garantizar que sigan recibiendo los cuidados y el tratamiento vital necesarios y sean evacuados inmediatamente de forma segura;

12.  Pide a la Comisión y a los Estados miembros que proporcionen más ayuda humanitaria de emergencia a Ucrania en cooperación con las agencias humanitarias de las Naciones Unidas y otras organizaciones internacionales asociadas; insta a la Federación de Rusia a que conceda un acceso seguro y sin trabas a las agencias humanitarias de las Naciones Unidas, también en las zonas temporalmente no controladas por el gobierno del este de Ucrania;

13.  Acoge con satisfacción el compromiso de la Comisión y de la Presidencia francesa del Consejo de activar la Directiva(2) de protección temporal con el fin de que todos los refugiados procedentes de Ucrania reciban acceso inmediato a la protección; insta a los Estados miembros a que aprueben esta propuesta en el Consejo de Justicia y Asuntos de Interior del 4 de marzo de 2022; insta al Consejo a que divida en partes iguales entre los Estados miembros la responsabilidad de acoger a los refugiados que lleguen a las fronteras exteriores de la Unión; pide a la Comisión que establezca un mecanismo de solidaridad para reubicar en otros Estados miembros a refugiados procedentes de Ucrania que hayan llegado a Polonia, Hungría, Rumanía y Eslovaquia, y pide que se suspendan a escala de la Unión las operaciones de retorno a Ucrania; pide a los Estados miembros que prorroguen los visados de los estudiantes ucranianos y del resto de titulares de visados ucranianos;

14.  Acoge con satisfacción que los gobiernos de Polonia, Hungría, Rumanía, Bulgaria, Eslovaquia y Moldavia hayan mantenido un enfoque activo a la hora de mantener abiertas sus fronteras y proporcionar medios de evacuación, refugio, ayuda de emergencia, asistencia médica y asilo a las personas que huyen de la guerra en Ucrania y de posibles persecuciones, tanto nacionales ucranianos como no ucranianos; pide al Consejo y la Comisión que dediquen una financiación extraordinaria a estos países, pues son los principales puntos de acceso de los refugiados ucranianos a la Unión; pide al Consejo y a la Comisión que no suspendan el acuerdo de exención de visados con Ucrania; pide a todos los Estados miembros que admitan a los no nacionales ucranianos que huyen del conflicto y la guerra como objetores de conciencia desde Rusia; recuerda a todos los Estados miembros de la Unión su responsabilidad de respetar los derechos fundamentales de todos los solicitantes de asilo que buscan seguridad en la Unión, con independencia de su nacionalidad, y que cesen las devoluciones; condena el racismo sufrido por estudiantes africanos y de Oriente Próximo a los que se ha impedido subir a autocares y trenes en Ucrania para llegar a la frontera o han sido detenidos en la frontera, por lo que no han podido llegar a lugar seguro;

15.  Se congratula de la rápida adopción de sanciones por parte del Consejo con el fin de persuadir a la Federación de Rusia de que ponga fin a sus ataques contra Ucrania; insiste, no obstante, a la luz de los últimos ataques, incluidos los perpetrados contra zonas residenciales e infraestructuras civiles, en que es necesario adoptar sanciones adicionales severas;

16.  Pide que se amplíe el ámbito de aplicación de las sanciones y que tengan por objeto debilitar estratégicamente la economía y la base industrial rusas, en particular el complejo militar-industrial, y con ello la capacidad de la Federación de Rusia para amenazar la seguridad internacional en el futuro, así como que las sanciones se extiendan a Bielorrusia por su apoyo directo a la invasión rusa de Ucrania;

17.  Pide, en particular, que se restrinja la importación de los bienes de exportación rusos más importantes, incluidos el petróleo y el gas, que se prohíban las nuevas inversiones de la Unión en la Federación de Rusia, así como las nuevas inversiones rusas en la Unión, que se bloquee el acceso de todos los bancos rusos al mercado financiero europeo, que se excluya a la Federación de Rusia y a Bielorrusia del sistema SWIFT y que se impongan sanciones secundarias a los bancos que utilicen medios alternativos a SWIFT para transacciones conexas o sanciones similares a las aplicadas a los bancos rusos o al sistema bancario, y pide que se prohíba obtener fondos o solicitar préstamos en los mercados europeos desde los mercados secundarios de capitales; pide que se prohíba el acceso a la contratación pública de la Unión para adquirir bienes y servicios procedentes de Rusia y Bielorrusia; pide que se vete la exportación al mercado ruso de productos de alta tecnología y estratégicos; pide que se bloquee o retire la financiación de todos los programas de cooperación con Rusia, en los ámbitos de la investigación y la innovación, apoyados con fondos de la Unión y que se suspendan los programas interregionales; pide que se cierren los puertos de la Unión a los buques rusos; pide que se prohíba de forma inmediata la actividad de fondos de inversión y bancos controlados por Rusia, como el Banco Internacional de Inversiones; pide que se deniegue el acceso a todos los puertos de la Unión a los buques cuyo último o siguiente puerto de escala se encuentre en la Federación de Rusia, salvo en caso de razones humanitarias justificadas y necesarias; se felicita de que se hayan prohibido en el espacio aéreo de la Unión los vuelos de las compañías aéreas rusas, así como los vuelos de aviones rusos privados; pide que se aprueben y apliquen de forma adecuada sanciones similares para Bielorrusia;

18.  Destaca la necesidad de mantener un enfoque coherente con respecto a las sanciones, sin ninguna excepción inducida por intereses sectoriales o nacionales; hace hincapié en que los Estados miembros deben reconocer y aceptar que unas sanciones severas contra la Federación de Rusia inevitablemente tendrán efectos negativos para su propia situación económica, y pide a la Comisión que determine y facilite medios para abordar las consecuencias económicas y sociales de las sanciones;

19.  Subraya que debe hacerse todo lo posible para que Rusia vuelva a la mesa de negociaciones; recuerda que la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa, como acuerdo regional en virtud del capítulo VIII de la Carta de las Naciones Unidas, sigue siendo la organización del primer recurso para la resolución pacífica de los conflictos en la región; pide el uso de mecanismos de resolución de crisis de las Naciones Unidas; pide a la Unión, a sus Estados miembros y a los Estados Unidos que prosigan sus esfuerzos diplomáticos para poner fin a la guerra en Ucrania;

20.  Pide un alto el fuego inmediato e incondicional; pide que los canales de comunicación con Rusia sigan abiertos y que las partes interesadas estén preparadas para el diálogo y las negociaciones hasta que entre en vigor un alto el fuego y se ponga fin a la guerra;

21.  Insiste en que todas las futuras sanciones deben seguir coordinándose estrechamente con los aliados transatlánticos y los socios internacionales afines, con vistas a maximizar su eficacia;

22.  Reitera sus anteriores llamamientos en favor de que se reduzca significativamente la dependencia energética, en particular del gas, el petróleo y el carbón rusos, entre otras vías, mediante la diversificación de las fuentes de energía, incluida la ampliación de las terminales y rutas de suministro de gas natural licuado, la separación del almacenamiento de gas y el aumento de la eficiencia energética y la velocidad de la transición hacia una energía limpia; pide que se abandone definitivamente el gasoducto Nord Stream 2 y, por consiguiente, acoge con satisfacción la decisión del Gobierno alemán de suspender la certificación del Nord Stream 2; pide a la Comisión y a los Estados miembros que creen un mecanismo de coordinación y utilicen todos los depósitos de gas posibles para garantizar el suministro ininterrumpido de gas a toda la Unión; pide a los Estados miembros, a la Comisión y al Banco Central Europeo que supervisen atentamente el impacto del ataque ruso sobre el equilibrio financiero y la estabilidad de los precios, especialmente en relación con los productos energéticos, y que estudien medidas adecuadas para atenuar todo impacto económico y social negativo; pide a los Estados miembros que pongan fin a toda colaboración con Rusia en el ámbito nuclear, en particular la cooperación con Rosatom y sus filiales, incluida la cooperación con Rusia en el Organismo Internacional de Energía Atómica, y la rescisión o la supresión de las licencias de explotación de todas las filiales de Rosatom; subraya que las sanciones podrían tener un impacto específico en los hogares europeos y que no deberían pagar el precio de esta crisis; pide por tanto a los Estados miembros que preparen planes y ayudas para los hogares a fin de evitar el recrudecimiento de la crisis energética;

23.  Pide que el actual régimen de sanciones de la UE de alcance mundial se complemente con un instrumento dedicado a la lucha contra la corrupción y para la rápida adopción de sanciones selectivas contra personas responsables de corrupción de alto nivel en Rusia y Bielorrusia, así como oligarcas y funcionarios próximos a los dirigentes; pide a los Estados miembros y a los países aliados con programas de residencia para inversores que examinen todos los beneficiarios de dicho estatuto de residencia y revoquen los atribuidos a personas rusas con grandes patrimonios y a sus familias, en particular las vinculadas a personas y empresas sancionadas; reitera su petición a la Comisión y a los Estados miembros de que apliquen y hagan cumplir de manera coherente las normas vigentes en materia de lucha contra el blanqueo de capitales y que aumenten la transparencia, especialmente en relación con los fondos depositados o gastados en la Unión por la élite rusa; reitera su petición de que se bloqueen los activos en la Unión de oligarcas próximos a los dirigentes rusos y de sus familias y se cancelen sus visados Schengen;

24.  Reitera que la OTAN es la base de la defensa colectiva de los Estados miembros aliados en la OTAN; acoge con satisfacción la unidad entre la Unión, la OTAN y otros socios democráticos afines para hacer frente a la agresión rusa, pero subraya la necesidad de reforzar su posición de disuasión colectiva, su preparación y su resiliencia; alienta la intensificación de la Presencia Avanzada Reforzada de la OTAN en los Estados miembros más próximos geográficamente al agresor ruso y al conflicto; destaca las cláusulas de asistencia mutua y solidaridad de la Unión y pide que se pongan en marcha ejercicios militares comunes;

25.  Destaca que este ataque obliga a la Unión y la OTAN a prepararse para todas las eventualidades; acoge con satisfacción, a este respecto, la activación de los planes de defensa de la OTAN, así como la activación de la Fuerza de Respuesta de la OTAN y su despliegue parcial, junto a los despliegues de tropas de los aliados de la OTAN, como el Reino Unido, los Estados Unidos y Canadá, con el fin de reforzar el flanco oriental y disuadir cualquier nueva agresión rusa; reitera su llamamiento a los Estados miembros para que incrementen el gasto en defensa y garanticen capacidades más eficaces, y para que hagan pleno uso de los esfuerzos conjuntos de defensa en el marco europeo, en particular la Cooperación Estructurada Permanente (CEP) y el Fondo Europeo de Defensa, con el fin de reforzar el pilar europeo en el seno de la OTAN, lo que aumentará la seguridad de los países de la OTAN y de los Estados miembros por igual;

26.  Condena firmemente las amenazas de la Federación de Rusia contra Estados miembros que no son aliados de la OTAN e invita a estos últimos a que reflexionen sobre sus opciones para aumentar su seguridad; apoya su derecho soberano a decidir sobre sus políticas de seguridad; acoge con satisfacción la estrecha coordinación entre la OTAN y los países socios Finlandia y Suecia;

27.  Pide que se incrementen las contribuciones destinadas a reforzar las capacidades de defensa de Ucrania; apoya firmemente la decisión histórica de asignar una financiación adicional significativa para proporcionar armas defensivas a Ucrania a través del Fondo Europeo de Apoyo a la Paz y el suministro de equipo militar por parte de los Estados miembros; pide que se apliquen de inmediato y plenamente esta nueva decisión y las medidas de asistencia proporcionadas a Ucrania en el marco del Fondo Europeo de Apoyo a la Paz adoptadas el 2 de diciembre de 2021, consistentes en la financiación de unidades militares médicas, incluidos hospitales de campaña, unidades técnicas, de movilidad y logística, y apoyo en el ámbito cibernético; pide al Servicio Europeo de Acción Exterior y a los Estados miembros que faciliten una aplicación rápida y eficiente de esas decisiones;;

28.  Pide a los Estados miembros que aceleren el suministro de armas defensivas a Ucrania en respuesta a necesidades claramente identificadas y conforme al artículo 51 de la Carta de las Naciones Unidas, que permite la legítima defensa, individual o colectiva, que aumenten la cooperación en materia de inteligencia con Ucrania en relación con la agresión en curso y que compartan imágenes por satélite a través del SatCen y otros sistemas de satélite;

29.  Toma nota de la decisión adoptada de transferir personal de la misión civil de la política común de seguridad y defensa de la Unión (Misión asesora de la UE) fuera de Ucrania con el fin de garantizar la seguridad personal, y pide que se preste especial atención a la seguridad del personal local; pide una reevaluación urgente del mandato de la misión y que se actualice con un componente de formación militar; apoya el refuerzo de la Misión de asistencia fronteriza de la UE en Moldavia y Ucrania (EUBAM) en la frontera entre Ucrania y la República de Moldavia/Transnistria;

30.  Insiste en la necesidad de que la Unión, la OTAN y los socios internacionales afines intensifiquen su asistencia en materia de ciberseguridad a Ucrania; acoge con satisfacción el despliegue inicial de expertos del Equipo de Respuesta Telemática Rápida financiado en el marco de la CEP y pide que se haga pleno uso del régimen de la Unión de sanciones contra los ciberataques para sancionar a las personas, las entidades y los organismos responsables o implicados en los diversos ciberataques dirigidos contra Ucrania; pide que se examine urgentemente la candidatura de Ucrania al Centro de Excelencia para la Ciberdefensa Cooperativa de la OTAN (CCD-COE) y que la apoyen todos los miembros del CCD-COE;

31.  Condena el recurso a la guerra de la información por parte de las autoridades rusas, los medios de comunicación estatales y sus representantes para sembrar la división a través de contenidos denigrantes y narrativas falaces sobre la Unión, la OTAN y Ucrania, con el objetivo de crear negaciones verosímiles de las atrocidades rusas; pide, por tanto, a todos los Estados miembros que suspendan inmediatamente las licencias de radiodifusión a todos los canales de los medios de comunicación estatales rusos, incluida su retransmisión; solicita a la Comisión y al Servicio Europeo de Acción Exterior que mejoren la información alternativa en línea sobre los acontecimientos en curso para contrarrestar la desinformación, que garanticen que las declaraciones públicas de la Unión se traduzcan al ruso y que también se dirijan al público y las plataformas de habla rusa; acoge con satisfacción el anuncio de la presidenta de la Comisión de que se prohibirá la radiodifusión de Russia Today y Sputnik en la Unión, y reitera los llamamientos a Google y YouTube para que prohíban las cuentas de propaganda de guerra;

32.  Pide a la Unión y a los Estados miembros que pongan fin a las licencias de programas informáticos para equipos militares y civiles en Rusia y Bielorrusia, en particular los utilizados para la comunicación y la navegación por satélite;

33.  Señala la necesidad permanente de que la Unión refuerce su propia resiliencia ante ataques híbridos;

34.  Pide a la Unión y a sus Estados miembros que sigan proporcionando el mayor apoyo económico y financiero posible a Ucrania, así como asistencia macrofinanciera y técnica siempre que sea necesaria, en particular en ámbitos relacionados con la defensa y la seguridad, que activen todos los instrumentos presupuestarios de la Unión disponibles y que desarrollen una estrategia a largo plazo para respaldar los esfuerzos de Ucrania por reforzar la resiliencia de sus instituciones democráticas y su economía;

35.  Insta a la Unión y a sus Estados miembros a que preparen un plan de asistencia y recuperación para Ucrania dotado de miles de millones de euros con el fin de apoyar la economía ucraniana y la reconstrucción de su infraestructura destruida; hace hincapié en que la Federación de Rusia es responsable de la destrucción de infraestructuras ucranianas, como edificios civiles y residenciales, así como de las importantes pérdidas económicas, y que tendrá que compensar los daños causados por sus agresiones;

36.  Reitera su apoyo inquebrantable a la soberanía y la integridad territorial de todos los países de la Asociación Oriental y pide a la Comisión y a los Estados miembros que les apoyen, en particular a Moldavia, a la hora de proporcionar refugio temporal a los refugiados procedentes de Ucrania y mejorar su resiliencia frente a posibles ataques rusos en los ámbitos de la defensa, la ciberseguridad y la comunicación estratégica;

37.  Solicita a las instituciones de la Unión que trabajen para conceder el estatuto de país candidato a la Unión a Ucrania, de conformidad con el artículo 49 del Tratado de la Unión Europea y sobre la base del mérito, y que, mientras tanto, sigan trabajando para su integración en el mercado único de la Unión en virtud del Acuerdo de Asociación;

38.  Observa con gran preocupación los continuos esfuerzos de la Federación de Rusia para desestabilizar a los países de los Balcanes Occidentales e interferir en sus procesos democráticos; denuncia a quienes expresaron su apoyo a la Federación de Rusia tras su agresión contra Ucrania y elogia el apoyo mostrado por los países de los Balcanes Occidentales que son aliados euroatlánticos; lamenta profundamente que Serbia no respalde las sanciones de la Unión contra Rusia, lo que perjudica su proceso de adhesión a la Unión, y reitera su esperanza de que los países candidatos a la adhesión a la Unión se alineen no solo con el acervo de la Unión, sino también con la política exterior y de seguridad común de la Unión;

39.  Acoge con satisfacción la decisión del Consejo de Europa de suspender los derechos de representación de la Federación de Rusia y la decisión de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) de poner fin al proceso de adhesión de Rusia;

40.  Expresa su reconocimiento y apoyo a los ciudadanos rusos y bielorrusos que han salido a las calles en los últimos días, arriesgando su propia seguridad, para condenar la guerra iniciada en nombre de la Federación de Rusia y apoyada por el dictador ilegítimo de Bielorrusia, condena la detención de miles de manifestantes pacíficos y pide su liberación inmediata;

41.  Pide a la Unión y a los Estados miembros que apoyen a los movimientos contra la guerra que, tanto en Rusia como en Bielorrusia, protestan contra la invasión de Ucrania por Putin;

42.  Pide a otras organizaciones internacionales, en particular en el ámbito de la cultura y el deporte, que también consideren la posibilidad de suspender la participación de Rusia; acoge con satisfacción, a este respecto, la decisión de la Unión Europea de Radiodifusión de bloquear la participación de Rusia en el concurso Eurovisión de la canción y la iniciativa de la UEFA de retirar a Rusia la final de la Liga de Campeones, así como las determinación de numerosos equipos nacionales de no jugar contra Rusia en las eliminatorias de la Copa del Mundo y otros partidos; pide a otras federaciones deportivas que suspendan la participación de Rusia en sus eventos, y acoge con satisfacción la decisión de la FIFA de suspender la participación de Rusia en la Copa del Mundo;

43.  Solicita a la Unión y a los Estados miembros que reduzcan el número de representaciones diplomáticas y consulares rusas en la Unión y sus Estados miembros, en particular y con carácter inmediato cuando sus acciones impliquen al ejército;

44.  Reclama a la Comisión y a los Estados miembros que presten apoyo y protección a los defensores de los derechos humanos y a la sociedad civil en Rusia y Bielorrusia, que se enfrentarán a una severa represión, en particular mediante la expedición de visados de emergencia para abandonar Rusia y Bielorrusia en caso necesario;

45.  Subraya que la Unión y sus Estados miembros velarán por que rindan cuentas los autores de crímenes de guerra y violaciones de los derechos humanos, incluidos aquellos que contribuyeron a dichos crímenes mediante propaganda; pide, por tanto, a la Unión y a sus Estados miembros que colaboren con los organismos internacionales para recabar pruebas y apoyar y promover la competencia y la investigación de la Corte Penal Internacional en relación con cualquier crimen de guerra cometido en el territorio de Ucrania desde el 20 de febrero de 2014 y en adelante, con el fin de llevar ante la justicia a Vladímir Putin y Aliaksandr Lukashenka;

46.  Acoge con satisfacción el período extraordinario de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas para subrayar la firme condena de la comunidad internacional a las acciones perpetradas en nombre de la Federación de Rusia contra Ucrania y la propuesta de adopción de una Resolución en la que se piden sanciones contra la Federación de Rusia como Estado agresor; deplora el veto ruso a la Resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas destinada a poner fin a la ofensiva militar de la Federación de Rusia contra Ucrania;

47.  Pide que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas inicie una investigación en virtud del capítulo VI de la Carta de las Naciones Unidas (artículos 34 a 35); solicita a China, como miembro permanente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, que respete plenamente la soberanía y la integridad territorial de Ucrania y que utilice su influencia sobre Rusia para poner fin a la agresión actual, que amenaza la estabilidad internacional;

48.  Condena a la Federación de Rusia por llevar a cabo operaciones militares en la inmediatez de infraestructuras críticas, como centrales nucleares, embalses y plantas químicas; expresa su profunda preocupación ante la situación de la central nuclear de Chornóbyl tras ser tomada por las fuerzas rusas, lo que ha causado la violación de todas las normas posibles relativas a la seguridad de las centrales nucleares y a su uso como trampolín para una ofensiva contra Kiev, incluso para bombardeos de artillería; pide a la comunidad internacional que observe atentamente la situación, y pide una reunión urgente de la Junta de Gobernadores del Organismo Internacional de Energía Atómica sobre las repercusiones nucleares de la agresión rusa;

49.  Observa con gran preocupación la ocupación y el control de la central nuclear de Chornóbyl por parte de las fuerzas militares rusas; pide al Organismo Internacional de Energía Atómica que cree un grupo de trabajo especial para supervisar las acciones de la Federación de Rusia en relación con la seguridad de los emplazamientos, instalaciones y combustibles nucleares;

50.  Solicita a las instituciones de la Unión que evalúen el impacto medioambiental de la guerra en la región;

51.  Expresa su extrema preocupación ante la alianza de los partidos de extrema derecha representados en el Parlamento Europeo y el partido gobernante ruso y por su impacto en nuestras democracias, así como por la financiación extranjera encubierta de partidos, personas y movimientos dedicados a la fragmentación social y la desestabilización de la Unión;

52.  Encarga a su presidenta que transmita la presente Resolución al vicepresidente de la Comisión / alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, al Consejo, a la Comisión, a los Gobiernos y los Parlamentos de los Estados miembros, a las Naciones Unidas, al Consejo de Europa, a la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa, al presidente, al Gobierno y al Parlamento de Ucrania, al presidente, al Gobierno y al Parlamento de la Federación de Rusia y al presidente, al Gobierno y al Parlamento de Bielorrusia.

(1) Textos Aprobados, P9_TA(2021)0515.
(2) Directiva 2001/55/CE del Consejo, de 20 de julio de 2001, relativa a las normas mínimas para la concesión de protección temporal en caso de afluencia masiva de personas desplazadas y a medidas de fomento de un esfuerzo equitativo entre los Estados miembros para acoger a dichas personas y asumir las consecuencias de su acogida (DO L 212 de 7.8.2001, p. 12).

Última actualización: 8 de marzo de 2022Aviso jurídico - Política de privacidad