Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2022/2633(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B9-0219/2022

Textos presentados :

B9-0219/2022

Debates :

PV 05/05/2022 - 4
CRE 05/05/2022 - 4

Votaciones :

PV 05/05/2022 - 7.11
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P9_TA(2022)0206

Textos aprobados
PDF 161kWORD 61k
Jueves 5 de mayo de 2022 - Estrasburgo
Impacto de la guerra contra Ucrania en las mujeres
P9_TA(2022)0206B9-0219/2022

Resolución del Parlamento Europeo, de 5 de mayo de 2022, sobre el impacto de la guerra contra Ucrania en las mujeres (2022/2633(RSP))

El Parlamento Europeo,

–  Vistos los artículos 2 y 3 del Tratado de la Unión Europea (TUE) y los artículos 8, 10, 78 y 83 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea,

–  Vista la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea,

–  Visto el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional, de 17 de julio de 1998,

–  Vistos los Convenios de Ginebra, y en especial el Cuarto Convenio de Ginebra, relativo a la protección debida a las personas civiles en tiempo de guerra,

–  Vista la Declaración de las Naciones Unidas, de 20 de diciembre de 1993, sobre la eliminación de la violencia contra las mujeres,

–  Vistas la Resolución 1325 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre la mujer y la paz y la seguridad, de 31 de octubre de 2000, y sus resoluciones de seguimiento 1820 (19 de junio de 2008), 1888 (30 de septiembre de 2009), 1889 (5 de octubre de 2009), 1960 (16 de diciembre de 2010), 2106 (24 de junio de 2013), 2122 (18 de octubre de 2013), 2242 (13 de octubre de 2015), 2467 (23 de abril de 2019) y 2493 (29 de octubre de 2019),

–  Vista la Convención de las Naciones Unidas para reducir los casos de apatridia, de 30 de agosto de 1961,

–  Visto el Pacto Mundial sobre los Refugiados de las Naciones Unidas, de 2018,

–  Vista la Recomendación general n.º 38 (2020) del Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer, relativa a la trata de mujeres y niñas en el contexto de la migración mundial, de 6 de noviembre de 2020,

–  Visto el Convenio del Consejo de Europa, de 11 de mayo de 2011, sobre prevención y lucha contra la violencia contra las mujeres y la violencia doméstica (Convenio de Estambul),

–  Vista la Directiva 2001/55/CE del Consejo, de 20 de julio de 2001, relativa a las normas mínimas para la concesión de protección temporal en caso de afluencia masiva de personas desplazadas y a medidas de fomento de un esfuerzo equitativo entre los Estados miembros para acoger a dichas personas y asumir las consecuencias de su acogida (Directiva de protección temporal)(1),

–  Vista la Decisión de Ejecución (UE) 2022/382 del Consejo, de 4 de marzo de 2022, por la que se constata la existencia de una afluencia masiva de personas desplazadas procedentes de Ucrania en el sentido del artículo 5 de la Directiva 2001/55/CE y con el efecto de que se inicie la protección temporal(2),

–  Vista la Directiva 2011/36/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 5 de abril de 2011, relativa a la prevención y lucha contra la trata de seres humanos y a la protección de las víctimas y por la que se sustituye la Decisión Marco 2002/629/JAI del Consejo(3),

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 14 de abril de 2021, sobre la estrategia de la UE en la lucha contra la trata de seres humanos 2021-2025 (COM(2021)0171),

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 23 de marzo de 2022, titulada «Acoger a las personas que huyen de la guerra en Ucrania: Europa se prepara para cubrir las necesidades» (COM(2022)0131),

–  Vista la propuesta de la Comisión, de 8 de marzo de 2022, de Directiva sobre la lucha contra la violencia contra las mujeres y la violencia doméstica (COM(2022)0105),

–  Vista su Resolución, de 1 de marzo de 2022, sobre la agresión rusa contra Ucrania(4),

–  Vista su Resolución, de 7 de abril de 2022, sobre la protección por parte de la Unión de los niños y jóvenes que huyen de la guerra contra Ucrania(5),

–  Vista su Resolución, de 23 de octubre de 2020, sobre la igualdad de género en la política exterior y de seguridad de la Unión(6),

–  Vista la Comunicación conjunta de la Comisión y del alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, de 25 de noviembre de 2020, titulada «Plan de acción en materia de género de la UE (GAP) III – un ambicioso programa para la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer en la acción exterior de la UE» (JOIN(2020)0017),

–  Vista la pregunta a la Comisión sobre el impacto de la guerra contra Ucrania en las mujeres (O‑000015/2022 – B9‑0012/2022),

–  Vistos el artículo 136, apartado 5, y el artículo 132, apartado 2, de su Reglamento interno,

–  Vista la propuesta de Resolución de la Comisión de Derechos de las Mujeres e Igualdad de Género,

A.  Considerando que la invasión de Ucrania por parte de Rusia ha obligado a un gran número de personas a huir del país; que, según la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), desde el inicio de la agresión rusa contra Ucrania el 24 de febrero de 2022, aproximadamente 5 millones de refugiados han llegado a la Unión huyendo de Ucrania(7); que más del 90 % de estos refugiados son mujeres y niños(8);

B.  Considerando que otros 7,1 millones de personas(9) están desplazados internamente dentro de Ucrania, incluidas mujeres y niños que necesitan atención médica y de salud mental, posibilidades de empleo, una escolarización adecuada para los niños y alojamiento y protección contra la violencia sexual y de género; que el 13,5 % de los nuevos desplazados ya lo habían sido durante el período 2014-2015; que los desplazamientos internos suponen una gran presión para los municipios de Ucrania, y que las mujeres de las regiones consideradas regiones de tránsito se ven especialmente afectadas; que es necesario establecer un apoyo adecuado a los municipios que acogen a desplazados internos;

C.  Considerando que, con frecuencia, las mujeres llegan a la Unión con sus propios hijos o con los hijos de su familia extensa y de amigos; que hasta la fecha se han registrado aproximadamente 2 300 menores no acompañados; que los informes de las organizaciones internacionales estiman que esta cifra es más elevada; que a los niños procedentes de centros asistenciales, como orfanatos, no se les considera no acompañados; que los últimos informes indican que medio millón de civiles ucranianos, aproximadamente, han sido deportados de forma forzada, incluidas muchas mujeres y niños(10); que más de 2 300 niños han sido secuestrados y desplazados a Rusia de forma forzosa; recuerda que, en virtud de la Convención de Ginebra, «Los traslados en masa o individuales, de índole forzosa, así como las deportaciones de personas protegidas del territorio ocupado [...] están prohibidos»;

D.  Considerando que alrededor de 2,8 millones de personas han huido a Polonia, alrededor de 763 000 personas han huido a Rumanía, 476 000 a Hungría y 346 000 a Eslovaquia; que una importante proporción de estos refugiados viaja después a otros Estados miembros; que alrededor de un millón de refugiados se han trasladado de Polonia a otros Estados miembros, mientras millón y medio permanecen en Polonia, lo que convierte a este país en el Estado miembro de la Unión con mayor proporción de refugiados per cápita; que actualmente el segundo país de esta clasificación es Austria, seguido de la República Checa y Estonia(11); que las mujeres que carecen de contactos en países como Polonia están alojadas en dormitorios públicos y polideportivos; que es necesario ir más allá de estas soluciones temporales y desarrollar soluciones sistémicas para que las mujeres no se alojen en centros de acogida públicos donde están expuestas a la pobreza y a nuevos traumas; que existe una urgente necesidad de alojamiento seguro para las mujeres, en particular las mujeres embarazadas, las de edad avanzada y las víctimas de violencia sexual;

E.  Considerando que alrededor de 428 000 refugiados han abandonado Ucrania a través de Moldavia; que unos cien mil refugiados siguen en Moldavia, lo que supone una enorme presión para las infraestructuras y los servicios del país; que, en el contexto de la plataforma de solidaridad de la Unión, siete Estados miembros —Alemania, Austria, España, Francia, Irlanda, Lituania y los Países Bajos—, así como Noruega, se han comprometido a acoger a 14 500 personas que han llegado a Moldavia hasta la fecha;

F.  Considerando que las mujeres y las niñas corren un riesgo especial durante las crisis humanitarias y de desplazamiento, ya que siguen sufriendo de forma desproporcionada la discriminación basada en normas de género y la violencia de género; que, si bien los primeros refugiados que llegaron huyendo de Ucrania tenían, en su mayoría, contactos dentro de la Unión, la mayor parte de las personas que llegan en la actualidad no cuentan con un punto de contacto ni una red de apoyo en la Unión;

G.  Considerando que los ciudadanos, la sociedad civil y los Estados miembros de la Unión han reaccionado a la llegada de refugiados que huyen de Ucrania con manifestaciones de solidaridad nunca vistas; que el Consejo de la Unión Europea ha activado por primera vez la Directiva de protección temporal, que ofrece a los beneficiarios, durante al menos un año con posibilidad de prórroga, permisos de residencia así como acceso al empleo, a una vivienda o alojamiento adecuados, a asistencia social o a medios de subsistencia cuando resulte necesario, a la atención sanitaria y médica y, en el caso de los menores, a la educación, y brinda a las familias la oportunidad de reagruparse;

H.  Considerando que la aplicación de la Directiva de protección temporal ha sido bastante desigual y que al menos ocho Estados miembros han optado por no incluir en su ámbito de aplicación a las personas con permisos de residencia de larga duración y a otros nacionales de terceros países procedentes de Ucrania; que, con frecuencia, los refugiados reconocidos en Ucrania y otras personas que disfrutan de una protección equivalente no pueden viajar dentro de la Unión, ya que algunos Estados miembros no reconocen sus documentos de viaje; que esta situación es muy problemática para las mujeres que se enfrentan a un segundo desplazamiento(12);

I.  Considerando que, hasta la fecha, la mayor parte de los esfuerzos para aliviar la situación de los refugiados, en su mayoría mujeres, han sido realizados por organizaciones no gubernamentales que operan sobre el terreno, la sociedad civil y voluntarios, pero también por gobiernos y autoridades locales; que es necesario mantener el apoyo para garantizar una buena cooperación entre las organizaciones de base y las organizaciones internacionales, y que su coordinación ha mejorado desde el inicio del conflicto y del flujo de refugiados; que las entidades locales están asumiendo una parte importante de la organización en los países de acogida; que los Estados miembros tienen la obligación jurídica de garantizar la protección de los refugiados en virtud del Derecho internacional y de la Unión, incluida la Directiva de protección temporal, y que, por lo tanto, deben redoblar sus esfuerzos para facilitar la coordinación sobre el terreno y garantizar una mejor reparto de tareas;

J.  Considerando que debe prestarse especial atención a la situación de las refugiadas que sufren discriminación interseccional, como las mujeres romaníes, las mujeres negras, las apátridas, las mujeres con discapacidad, las migrantes, las racializadas y las personas LGBTIQ +, incluidas las mujeres transgénero, cuya identidad puede no ser reconocida, especialmente en Polonia y Hungría, donde se han adoptado medidas contra las personas LGBTIQ +; que también debe prestarse especial atención a las mujeres racializadas de ascendencia africana y a los nacionales de terceros países en los pasos fronterizos; que la discriminación y la violencia por razón de género que sufren estos grupos de mujeres en las fronteras a menudo ni se denuncian ni se documentan, lo que significa que siguen siendo invisibles;

K.  Considerando que es frecuente que las mujeres de edad avanzada, especialmente las que no disponen de contactos en la Unión, estén en riesgo de aislamiento al carecer de lazos familiares o comunitarios más amplios; que son especialmente vulnerables debido a la barrera lingüística y a la falta de acceso a los servicios sociales y de apoyo, incluido el acceso a medicinas y alimentos;

L.  Considerando que la guerra en Ucrania está afectando de manera específica a las mujeres, incluidas las que sufren discriminación interseccional, y está exacerbando las desigualdades preexistentes; que la mayoría de los hogares de Ucrania dependen ahora de las mujeres y se encuentran en una situación precaria y muy vulnerable debido a la grave penuria que se está viviendo en el suministro de alimentos, agua y energía dentro de Ucrania;

M.  Considerando que muchas mujeres han permanecido en Ucrania y se han movilizado para el combate o para realizar actividades auxiliares; que las mujeres representan alrededor del 15 % del ejército ucraniano y que actualmente hay unas 300 000 mujeres en el campo de batalla; que se ha capturado a mujeres soldados en Ucrania; que hay indicios de que las mujeres soldado ucranianas en cautividad han sido torturadas, humilladas y sometidas a violencia sexual; que las denuncias de este tipo de malos tratos son alarmantes; que el respeto de las disposiciones de la Convención de Ginebra sobre el trato humano a los prisioneros de guerra (artículo 13) reviste la máxima importancia;; que las mujeres también constituyen una segunda línea de defensa, asumiendo actividades auxiliares a las de combate, así como actividades logísticas cruciales, incluida la asistencia en la evacuación de civiles; que hay mujeres que se han quedado en Ucrania porque no están autorizadas a abandonar el país, como las que trabajan en infraestructuras críticas, o porque no desean o no pueden abandonar el país;

N.  Considerando que cada vez son más los supervivientes y las fuentes de inteligencia que informan de violencia sexual en el conflicto; que aumentan las noticias de que las violaciones, el acoso sexual, la tortura, las ejecuciones en masa y el genocidio son empleados cada vez con más frecuencia por el ejército ruso como arma de guerra contra la población civil de Ucrania;

O.  Considerando que el uso de la violencia sexual y de género como arma es un crimen de guerra, por lo que debe perseguirse con arreglo a las disposiciones del Derecho internacional y el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional, en particular sus artículos 7 y 8, que definen la violación, la esclavitud sexual, la prostitución forzada, el embarazo forzado y la esterilización forzada o cualquier forma de violencia sexual como crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra, y los equiparan a la tortura y otros crímenes graves de guerra, independientemente de que tales actos se cometan o no sistemáticamente durante conflictos internacionales o internos, incluidos los relacionados con la violencia sexual y de otro tipo contra las mujeres y las niñas;

P.  Considerando que el historial real de justicia impartida por la Corte Penal Internacional en casos de violencia sexual sigue siendo reducido, y que existen casos de condenas en este ámbito que han sido anuladas (sentencia contra Jean‑Pierre Bemba, de la República Democrática del Congo);

Q.  Considerando que la falta de disponibilidad y accesibilidad de servicios adecuados en materia de violencia de género para los refugiados, también en los centros de acogida, sigue siendo muy preocupante; que es fundamental que la respuesta a esta crisis incluya servicios de prevención de la violencia de género y de respuesta inmediata;

R.  Considerando que los desplazamientos y el flujo de refugiados en masa ocasionados por la guerra en Ucrania están creando las condiciones para un auge de la trata de seres humanos; que existe información no oficial relevante sobre los riesgos de trata de seres humanos en relación con los refugiados, en particular las mujeres y los menores no acompañados, que han desaparecido o han caído en manos de tratantes, los cuales suelen aprovecharse de la situación de vulnerabilidad de los refugiados ofreciéndose a transportarles, ya sea en coche a ambos lados de las fronteras o en estaciones de tren o de autobús;

S.  Considerando que actualmente hay unas 80 000 mujeres a la espera de dar a luz en Ucrania; que la difícil situación sobre el terreno está provocando una falta de acceso adecuado a la salud sexual y reproductiva y los derechos conexos para las mujeres que siguen en el país; que el acceso a la salud sexual y reproductiva y los derechos conexos también es cada vez más difícil para los refugiados que llegan a la Unión;

T.  Considerando que las mujeres necesitan acceder a toda la gama de servicios de salud sexual y reproductiva, incluidos los anticonceptivos, los anticonceptivos de emergencia, el aborto legal y seguro, la asistencia prenatal y la asistencia cualificada durante el parto; que el acceso a los anticonceptivos de emergencia se ve gravemente dificultado por los obstáculos existentes en Polonia y Hungría, donde se requiere una receta; que en el caso de Polonia, Rumanía y Eslovaquia existen obstáculos económicos para acceder a estos servicios fundamentales de salud sexual y reproductiva y derechos conexos, ya que no están cubiertos por la atención sanitaria pública o los regímenes de subsidios, lo que da lugar a importantes barreras económicas, ya que los refugiados tienen que pagar el coste total de su propio bolsillo o solicitar la ayuda de las organizaciones locales de la sociedad civil para sufragar los costes; que en Polonia está en vigor una prohibición casi total del aborto;

U.  Considerando que los activistas y las ONG reciben cientos de llamadas de mujeres embarazadas que huyen de Ucrania y que no pueden poner fin a su embarazo debido a la prohibición de facto del aborto en Polonia; que el aborto médico durante el embarazo temprano no es legal en Eslovaquia y no está disponible en Hungría; que, dado que muchas mujeres han sido violadas durante el conflicto por los agresores rusos, resulta esencial el acceso a los métodos anticonceptivos de emergencia, a la profilaxis tras la exposición y al aborto seguro y legal en Ucrania y en los países de acogida y de tránsito; que todos los países de acogida, incluida Polonia, deben cumplir su obligación, que también les impone la legislación nacional, de garantizar el acceso al aborto a las mujeres embarazadas como consecuencia de una violación; que los servicios de salud sexual y reproductiva y derechos conexos son servicios sanitarios esenciales y que los Estados miembros deben garantizar el acceso de todas las personas a los mismos, incluido el acceso a una atención y unos servicios de aborto legales y sin riesgo en cualquier circunstancia;

V.  Considerando que la legislación ucraniana permite la gestación por sustitución, que Ucrania representa más de la cuarta parte del mercado comercial mundial de la gestación por sustitución y que se calcula que entre 2 000 y 2 500 bebés nacen cada año en el país en el marco de esta práctica; que, debido a la guerra, las madres de alquiler se enfrentan a grandes dificultades para continuar su embarazo en condiciones favorables a su bienestar, así como para acceder a los servicios sanitarios durante el embarazo, el parto y el puerperio; que algunas agencias de gestación por sustitución han pedido a estas madres que no huyan de Ucrania antes del parto; que los niños recién nacidos son especialmente vulnerables y que la guerra dificulta que los padres intencionales asuman la patria potestad y que las instituciones públicas asuman su tutela y se encarguen de su cuidado en condiciones adecuadas, en caso necesario;

1.  Reafirma su más enérgica condena ante la ilegal, no provocada e injustificada agresión militar e invasión que la Federación de Rusia ha infligido a Ucrania, y condena todos crímenes de guerra que se están perpetrando contra la población civil, incluidas las mujeres y las niñas en toda su diversidad;

2.  Reitera su llamamiento a las instituciones de la Unión para que se esfuercen por conceder rápidamente a Ucrania el estatuto de país candidato a la adhesión, de conformidad con el artículo 49 del TUE y sobre la base del mérito, y que mientras tanto sigan trabajando por la integración de Ucrania en el mercado único de la Unión de conformidad con el Acuerdo de Asociación;

3.  Elogia la solidaridad mostrada por los ciudadanos de la Unión, la sociedad civil, los Estados miembros y la propia Unión con respecto a Ucrania y a las personas que huyen de Ucrania; señala que, desde el inicio de la guerra, se han realizado esfuerzos para aliviar la situación de las mujeres refugiadas que huyen de Ucrania a través de las organizaciones de la sociedad civil que operan sobre el terreno, en particular las organizaciones locales de mujeres, así como de voluntarios, las autoridades locales y los gobiernos locales y nacionales, en particular los de los Estados miembros y países vecinos, así como de las organizaciones internacionales;

4.  Destaca que cualquier tipo de discriminación, también por motivos de nacionalidad, situación de residencia, creencias o religión, raza, color, etnia, género, edad, orientación sexual, identidad de género, contexto socioeconómico, características genéticas, discapacidad o lengua, es inaceptable y debe evitarse activamente;

5.  Pide a la Comisión que garantice la correcta y plena aplicación de la Directiva de protección temporal en los veintisiete Estados miembros y que vele por que las mujeres refugiadas que huyen de la guerra en Ucrania se beneficien plenamente de los derechos que en ella se consagran, especialmente en lo que se refiere a los servicios sanitarios, la maternidad, la atención a la infancia y el acceso al mercado laboral; considera que la Comisión Parlamentaria de Asociación UE-Ucrania, de conformidad con su mandato actualizado, debe desempeñar el papel de supervisar la aplicación de esta Directiva en los Estados miembros limítrofes con Ucrania; pide una implementación fluida y uniforme para garantizar la aplicación uniforme de la Directiva de protección temporal a los nacionales de terceros países con un permisos de residencia de larga duración y a otros grupos de nacionales de terceros países que huyen de la guerra en Ucrania;

6.  Condena enérgicamente el uso de la violencia sexual y de género como arma de guerra y subraya que esto constituye un crimen de guerra, así como la violencia sexual y de género en los centros de tránsito dentro de Ucrania y en toda la Unión; expresa su preocupación por el creciente número de denuncias de trata de seres humanos, violencia sexual, explotación, violación y abusos a los que se enfrentan las mujeres y los niños que huyen de Ucrania y llegan a Europa; pide a los países de la Unión que aborden las necesidades específicas de las mujeres y las niñas en los centros de acogida y que garanticen que los servicios de violencia de género, las vías de derivación y los mecanismos de denuncia estén disponibles inmediatamente en las comunidades en lenguas y formatos accesibles a todos los grupos; pide a la Unión y a los países de acogida y de tránsito que garanticen el acceso a los servicios de salud sexual y reproductiva y derechos conexos, en particular los anticonceptivos de emergencia, la profilaxis tras la exposición y la asistencia en caso de aborto, también para los supervivientes de violaciones; pide a la Unión y a sus Estados miembros que apoyen a las organizaciones locales, nacionales e internacionales que prestan servicios y albergan a supervivientes de violencia de género entre las mujeres y las niñas refugiadas;

7.  Acoge con satisfacción la inclusión de las mujeres que huyen de conflictos armados y la solicitud de apoyo específico en la propuesta de Directiva de la Comisión sobre la violencia de género; observa que el desplazamiento y el flujo de refugiados de la guerra en Ucrania están en gran medida relacionados con el género; pide a la Unión que adopte una respuesta con perspectiva de género ante la crisis y que dé prioridad a la protección frente a la violencia sexual y de género y al acceso de todos los refugiados que huyen de Ucrania, incluidos los que aún se encuentran en el país, a los servicios esenciales de salud sexual y reproductiva;

8.  Destaca la necesidad de un apoyo especializado para las mujeres y niñas supervivientes de violencia o que han sido testigos de violencia y abusos sexuales, y pide a los Estados miembros que establezcan dichos programas de apoyo, que han de proporcionar un apoyo y asesoramiento psicológicos y para su salud mental adecuados para que superen su traumática experiencia; hace hincapié en la necesidad de establecer mecanismos adecuados de información y documentación en Ucrania y en la Unión, también para coordinar la recogida de testimonios de las víctimas, con el fin de llevar los casos ante la CPI para su enjuiciamiento y exigir responsabilidades a los autores; pide a la Unión que apoye estos esfuerzos a través de fondos y con conocimientos especializados y logística; destaca la importancia de crear una plataforma para registrar los casos de violencia sexual y de género relacionada con la guerra, también con el fin de garantizar unas condiciones adecuadas para ello, como la disponibilidad de intérpretes especializados;

9.  Expresa su firme condena y preocupación por la deportación, el transporte y la reubicación de mujeres ucranianas y de sus hijos a Rusia, tal como se ha informado ampliamente en los medios de comunicación y en grupos de defensa de los derechos humanos; subraya que esos actos contravienen los Convenios de Ginebra; insiste en que todos los ciudadanos ucranianos que hayan sido deportados por la fuerza a Rusia sean devueltos inmediatamente a Ucrania;

10.  Expresa su preocupación por el bienestar y el paradero de las personas encarceladas por las fuerzas rusas, en particular las prisioneras, habida cuenta de su exposición única a determinados tipos de violencia de género; pide, por tanto, al Comité Internacional de la Cruz Roja que asuma la responsabilidad de identificar el paradero de las prisioneras y garantizar su trato justo y humano;

11.  Subraya que las mujeres y las niñas necesitan un acceso continuo a los servicios de salud sexual y reproductiva a lo largo de los conflictos y los desplazamientos, incluido el acceso a un parto seguro, a servicios de planificación familiar, al aborto legal y sin riesgo o a la gestión clínica de las violaciones; pide que haya financiación disponible para proporcionar servicios de salud sexual y reproductiva esenciales y que salvan vidas, en consonancia con el paquete de servicios mínimos iniciales de las Naciones Unidas; acoge con satisfacción la propuesta de la Comisión de proporcionar centros de triaje en los países de acogida para ofrecer asistencia sanitaria urgente a los refugiados y organizar su traslado inmediato a otros Estados miembros de la Unión; destaca que estos centros de triaje deben determinar las necesidades en materia de servicios de salud sexual y reproductiva para las que el tiempo es un factor decisivo, como los anticonceptivos de emergencia, el aborto legal y sin riesgo, y la atención obstétrica de emergencia, así como identificar expertos en violencia sexual y de género; pide a la Comisión y a los Estados miembros que utilicen fondos de la Unión, mecanismos y medidas adicionales para responder a las necesidades de los ucranianos en materia de protección contra la violencia sexual y de género, así como de salud sexual y reproductiva y derechos conexos, en particular solicitando la inclusión de productos básicos de salud sexual y reproductiva en el Mecanismo de Protección Civil de la Unión y enviando kits Dignity Health, con anticonceptivos y kits de salud sexual y reproductiva, en convoyes y paquetes humanitarios a Ucrania y a los países vecinos de tránsito o de acogida de refugiados, en particular cuando sea necesario para hacer frente a las restricciones nacionales en materia de salud sexual y reproductiva y derechos conexos;

12.  Destaca que la trata de seres humanos con fines de explotación sexual y otros fines sigue representando uno de los mayores riesgos para las mujeres y los niños que huyen de Ucrania que se encuentran en una situación especialmente vulnerable; señala que, incluso antes de la guerra, las mujeres ucranianas se encontraban entre las víctimas más habituales de la trata de seres humanos con destino a la Unión; insta a los Estados miembros a que garanticen la seguridad y la ausencia de explotación sexual de las mujeres y niñas refugiadas, también facilitando un transporte seguro y coordinado entre los Estados miembros; insta a los Estados miembros y a la Unión a que detecten y persigan rápidamente las redes de trata de seres humanos que se benefician de la explotación sexual de mujeres y niñas refugiadas; reitera que la prostitución fomenta la trata de mujeres vulnerables; anima a la Unión a que apoye a Ucrania en la inversión en medidas de sensibilización y prevención contra la trata de seres humanos por parte del país, por ejemplo difundiendo información sobre estos riesgos; subraya que las madres de alquiler se encuentran en una situación de particular vulnerabilidad y precariedad; insiste firmemente en que el principal interés en juego es la vida de las mujeres y en que no se les debe impedir que abandonen Ucrania si así lo desean; recuerda que la explotación sexual para la gestación por sustitución y la reproducción es inaceptable y constituye una violación de la dignidad humana y de los derechos humanos;;

13.  Condena la práctica de la gestación por sustitución, que puede exponer a las mujeres de todo el mundo a la explotación, en particular a las que son más pobres y se encuentran en situaciones de vulnerabilidad, como en el contexto de la guerra; pide a la Unión y a sus Estados miembros que presten especial atención a la protección de las madres de alquiler durante el embarazo, el parto y el puerperio, y que respeten todos sus derechos, así como los de los recién nacidos;

14.  Subraya el grave impacto de la gestación por sustitución en las mujeres, sus derechos y su salud, las consecuencias negativas de cara a la igualdad de género y los retos derivados de las implicaciones transfronterizas de esta práctica, como ha sido el caso para las mujeres y los niños afectados por la guerra contra Ucrania; pide a la Unión y a sus Estados miembros que investiguen las dimensiones de esta industria y el contexto socioeconómico y la situación de las mujeres embarazadas, así como las consecuencias para su salud física y mental y para el bienestar de los bebés; pide la introducción de medidas vinculantes para abordar la gestación por sustitución protegiendo los derechos de las mujeres y los recién nacidos;

15.  Acoge con satisfacción la activación por parte de la Comisión de la cooperación dentro de la red de ponentes nacionales en materia de trata de seres humanos y, a este respecto, la activación de la cooperación policial en materia de lucha contra la trata de seres humanos, incluida la plataforma EMPACT, y el despliegue de equipos de Europol en los países limítrofes con Ucrania; pide que estos esfuerzos se apoyen con recursos financieros suficientes a escala de la Unión;

16.  Acoge con satisfacción el plan común de diez puntos presentado a los ministros de Interior el 28 de marzo de 2022, que incluye el plan de la Comisión para reforzar la coordinación europea en la acogida de las personas que huyen de la guerra contra Ucrania; observa que, en el marco del plan de diez puntos, se proponen procedimientos operativos estándar y directrices para la acogida y el apoyo de niños y el traslado de menores no acompañados; acoge con satisfacción el desarrollo, en el marco del plan de diez puntos, de un plan común de lucha contra la trata de seres humanos basado en la estrategia de la UE en la lucha contra la trata de seres humanos (2021-2025), bajo la dirección del Coordinador de la UE para la lucha contra la trata de seres humanos; pide su rápida adopción; pide que se invierta más en medidas de lucha contra la trata de seres humanos en Ucrania, como un número de teléfono de ayuda en ucraniano a escala de la Unión específico para los refugiados víctimas o para las personas en riesgo de trata de seres humanos o de violencia sexual y de género, gratuito y supervisado;

17.  Pide a la Comisión y a los Estados miembros que mejoren la coordinación en los pasos fronterizos y las instalaciones de acogida, y que garanticen un registro preciso de los refugiados y su acceso a la documentación necesaria; acoge con satisfacción el programa de registro de voluntarios que ayudan a los refugiados, con el fin de hacer un seguimiento de las personas que prestan ayuda; pide a la Comisión que redoble sus esfuerzos en materia de prevención y lucha contra los delitos a los que podrían enfrentarse las mujeres refugiadas, como la trata de seres humanos, la violencia sexual y de género, la explotación y los abusos; recalca que la trata de seres humanos de todo tipo, en particular con fines de explotación sexual por proxenetas, dueños de prostíbulos y compradores de servicios sexuales, pero también con otros fines, representa uno de los mayores riesgos para las mujeres y los niños refugiados que huyen de Ucrania; pide a las fuerzas policiales de los Estados miembros y a Europol que vigilen los puntos de correspondencia utilizados por los tratantes de seres humanos, como las estaciones de tren y de autobús, las gasolineras, las autopistas o los aeropuertos, a través de los cuales pueden traficar con sus víctimas, así como los centros de acogida de refugiados donde pueden buscarlas, y que lleven a cabo campañas de sensibilización en los mismos;

18.  Anima a los Estados miembros a que hagan uso de la asistencia ofrecida por las agencias de la Unión para acoger a mujeres refugiadas; hace hincapié en la necesidad de una plataforma de registro a escala de la Unión para las personas que solicitan protección temporal, como propone la Comisión, que es especialmente necesaria para apoyar los esfuerzos de localización y reunificación de los menores no acompañados, pero también en lo que respecta a las personas en riesgo de trata de seres humanos, como las mujeres y las niñas;

19.  Pide a la Comisión que prepare e implemente rápidamente orientaciones uniformes para la acogida y el apoyo de los niños, especialmente las niñas pequeñas, así como las mujeres de edad avanzada, también durante los procedimientos de traslado de menores no acompañados, la prestación de cuidados alternativos provisionales y la reunificación de los niños con miembros de sus familias;

20.  Destaca que los Estados miembros de acogida prestan apoyo a los millones de refugiados que huyen de Ucrania, en particular mujeres y niños, lo que repercute en sus servicios sociales, sanitarios, de atención a la infancia y educativos; pide, por tanto, a la Comisión que lleve a cabo un análisis exhaustivo de las necesidades y adapte las políticas existentes, incluidos instrumentos financieros como los fondos estructurales, manteniendo un enfoque con perspectiva de género; pide a la Comisión que apoye en la medida de lo posible a los Estados miembros en esta tarea, prestando especial atención a las mujeres y las niñas pequeñas; elogia los esfuerzos de los Estados miembros por compartir responsabilidades a través de la plataforma de solidaridad y anima a que se siga mejorando esta cooperación;

21.  Señala que es esencial que las refugiadas puedan acceder a medios de subsistencia, incluida la capacidad de trabajar y obtener ingresos lo antes posible; pide programas especiales y cursos de idiomas, así como un acceso universal a los servicios de atención a la infancia, para facilitar la integración en el mercado laboral de la Unión;

22.  Hace hincapié en que se deben tener en cuenta las necesidades de las mujeres que sufren discriminación interseccional debido a su origen racial o étnico, discapacidad, nacionalidad, orientación sexual o su identidad o expresión de género, incluidas las que han sufrido violencia sexual, en particular proporcionando mecanismos de acogida o atención seguros y adecuados y velando por que no haya discriminación en los pasos fronterizos; subraya la necesidad de recopilar y analizar datos desglosados por género, edad, discapacidad, nacionalidad y punto de destino (si se conocen) con vistas a apoyar la planificación a corto y largo plazo de servicios e instalaciones adecuados; pide a la Comisión que vele por que las mujeres romaníes que huyen de Ucrania no sean discriminadas y puedan desplazarse dentro de la Unión; pide a los Estados miembros que garanticen su protección en la aplicación de la Directiva de protección temporal;

23.  Acoge con satisfacción la financiación de la Unión destinada a los refugiados que huyen de Ucrania, también a través del programa de Ayuda a la Recuperación para la Cohesión y los Territorios de Europa (REACT-UE), el Fondo de Asilo, Migración e Integración (FAMI) y la Acción de Cohesión para los Refugiados en Europa (CARE), que permitiría a los países y regiones de la Unión prestar ayuda de emergencia a las personas que huyen de la invasión de Ucrania por parte de Rusia; pide que estos fondos tengan en cuenta las cuestiones de género; insiste en que este Parlamento debe supervisar cómo se gastan los fondos, en particular en países en los que se está violando el Estado de Derecho, como Polonia y Hungría; reitera que el principio de incorporación de la perspectiva de género y la presupuestación con perspectiva de género constituyen un principio fundamental de la Unión;

24.  Señala que las organizaciones de la sociedad civil necesitan un mayor apoyo financiero y material directo de la Unión y sus Estados miembros para facilitar la coordinación sobre el terreno y garantizar una mejor distribución de las distintas responsabilidades; pide a la Comisión y a los Estados miembros que mejoren la coordinación de la ayuda humanitaria en cooperación con la sociedad civil y las organizaciones internacionales, como ACNUR, ONU Mujeres, el Fondo de Población de las Naciones Unidas, la Organización Mundial de la Salud y otras agencias de las Naciones Unidas, así como la Organización Internacional para las Migraciones y el Comité Internacional de la Cruz Roja, y que garanticen el acceso inmediato y directo a la financiación de las organizaciones de la sociedad civil que prestan asistencia a los refugiados ucranianos, en particular a las organizaciones por la igualdad de género, la salud sexual y reproductiva y derechos conexos, y los derechos de las mujeres, así como a las defensoras de los derechos humanos, en todos los Estados miembros de tránsito y de acogida de refugiados, y en particular en los países que imponen restricciones a la salud sexual y reproductiva y derechos conexos; insta a la Comisión y a los Estados miembros a que impliquen a las organizaciones de la sociedad civil y a que consulten a estas y a las autoridades locales en relación con la disponibilidad de la financiación y la manera en que se gasta y asigna;

25.  Pide a las instituciones de la Unión y a los Estados miembros que consulten debidamente con las organizaciones que luchan por los derechos de las mujeres, las niñas y los grupos marginados, especialmente sobre el terreno, pero también a la hora de tomar decisiones estratégicas relacionadas con esta guerra; pide que se apoye y proteja especialmente a las defensoras de los derechos humanos que siguen activas en Ucrania;

26.  Destaca la tremenda labor llevada a cabo por las ONG y los grupos activistas para ayudar a las mujeres en relación con el acceso a la salud sexual y reproductiva y derechos conexos, así como el hecho de que sus miembros están arriesgando su propia libertad, como en el caso de Justyna Wydrzyńska, que está acusada, en virtud de la draconiana legislación antiaborto polaca, de haber facilitado píldoras abortivas a otra mujer; pide a la Comisión que proteja y apoye a estas mujeres defensoras de los derechos humanos contra cualquier persecución a la que puedan enfrentarse;

27.  Destaca la dificultad a la que se enfrentan específicamente las familias LGBTIQ+ al cruzar fronteras; subraya que los hijos de parejas del mismo sexo corren el riesgo de ser separados de uno o de ambos progenitores; pide a los Estados miembros que tengan en cuenta las familias y las parejas de hecho en la aplicación de la Directiva sobre protección temporal;

28.  Recuerda la difícil situación de las personas transgénero y los obstáculos a que se enfrentan, incluidas las mujeres trans o las mujeres transgénero e intersexuales con el indicador de género masculino en sus pasaportes, a las que se impide huir de Ucrania; recuerda que las personas transgénero cuyos documentos de identidad no se corresponden con su identidad no pueden cruzar los puestos fronterizos internos y pueden quedar excluidas de las medidas de protección civil; señala que los campos de acogida creados para ellas por voluntarios y la sociedad civil carecen de capacidad para alojarlas a todas; destaca que las personas transgénero tienen dificultades para acceder a tratamientos hormonales; recuerda que estos tratamientos y otros medicamentos específicos para las personas transgénero e intersexuales están clasificados como esenciales por la OMS y, por tanto, deben incluirse en los paquetes de ayuda humanitaria; pide, por tanto, a la Comisión que preste apoyo financiero de la Unión y ayuda a la coordinación a este respecto; pide a la Unión que pida a Ucrania que simplifique los procedimientos para permitir que estas mujeres huyan de Ucrania; pide a los Estados miembros de la Unión que proporcionen medicamentos y medicación adecuada una vez que estas mujeres hayan cruzado la frontera;

29.  Considera que debe establecerse un apoyo adecuado a los municipios ucranianos que acogen a desplazados internos a fin de que puedan seguir en su país hasta que las circunstancias les permitan regresar a sus hogares; acoge con satisfacción los esfuerzos de la Comisión en relación con las necesidades de las mujeres y niñas desplazadas internamente;

30.  Recuerda la Resolución 1325 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, así como todas sus resoluciones posteriores, y pide su aplicación; insiste en la inclusión de las mujeres en toda su diversidad y de los grupos marginados en la prevención de conflictos, la resolución, la mediación y las negociaciones de paz, en todo momento, y pide, por tanto, a las instituciones de la Unión que creen un grupo de trabajo en el que participen las mujeres y la sociedad civil sobre el terreno; pide que el Instrumento de Vecindad, Desarrollo y Cooperación Internacional (IVDCI) preste asistencia en forma de fondos de formación para mujeres y ONG en Ucrania, a fin de permitirles participar en los esfuerzos de resolución de conflictos y de reconstrucción posterior a los conflictos; pide que las instituciones de la Unión y los Estados miembros presten especial atención a la igualdad de género en sus esfuerzos por poner fin a esta guerra;

31.  Destaca la difícil situación a la que se enfrenta Moldavia en relación con la estrechez en que se hallan sus infraestructuras y servicios; acoge con satisfacción los compromisos de reubicación en el marco de la plataforma de solidaridad con el fin de ayudar a Moldavia en sus esfuerzos por acoger a refugiados que huyen de Ucrania; pide a los Estados miembros y a la Comisión que prosigan sus esfuerzos para seguir ayudando a Moldavia mediante el reparto de responsabilidades y la prestación de asistencia específica para satisfacer las necesidades de las mujeres y niñas refugiadas;

32.  Encarga a su presidenta que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión, a los Gobiernos y los Parlamentos de los Estados miembros, a las Naciones Unidas, al Consejo de Europa y al presidente, el Gobierno y el Parlamento de Ucrania.

(1) DO L 212 de 7.8.2001, p. 12.
(2) DO L 71 de 4.3.2022, p. 1.
(3) DO L 101 de 15.4.2011, p. 1.
(4) Textos Aprobados, P9_TA(2022)0052.
(5) Textos Aprobados, P9_TA(2022)0120.
(6) DO C 404 de 6.10.2021, p. 202.
(7) https://data2.unhcr.org/en/situations/ukraine
(8) https://www.unrefugees.org/emergencies/ukraine/
(9) https://www.iom.int/es/news/71-millones-de-personas-han-sido-desplazadas-por-la-guerra-en-ucrania-segun-un-informe-de-la-oim
(10) https://www.reuters.com/world/europe/moscow-has-deported-500000-people-russia-ukraine-lawmaker-says-2022-04-20/
(11) https://data2.unhcr.org/en/situations/ukraine#:~:text=Share%20this%20page%3A-,Ukraine%20Situation%3A%20Moldova%20Refugee%20Border%20Monitoring,(14%2D03%2D2022)&text=Almost%20three%20million%20refugees%20have,displaced%20to%20Moldova%20(UNHCR)
(12) https://ecre.org/wp-content/uploads/2022/03/Information-Sheet-%E2%80%93-Access-to-territory-asylum-procedures-and-reception-conditions-for-Ukrainian-nationals-in-European-countries.pdf

Última actualización: 10 de mayo de 2022Aviso jurídico - Política de privacidad