Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2022/2894(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B9-0477/2022

Textos presentados :

B9-0477/2022

Debates :

Votaciones :

PV 20/10/2022 - 8.4
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P9_TA(2022)0372

Textos aprobados
PDF 149kWORD 55k
Jueves 20 de octubre de 2022 - Estrasburgo
Aumento de los delitos de odio contra las personas LGBTIQ en Europa en vista del reciente asesinato homófobo en Eslovaquia
P9_TA(2022)0372B9-0477/2022

Resolución del Parlamento Europeo, de 20 de octubre de 2022, sobre el aumento de los delitos de odio contra las personas LGBTIQ+ en Europa en vista del reciente asesinato homófobo en Eslovaquia (2022/2894(RSP))

El Parlamento Europeo,

–  Vista la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea (en lo sucesivo, «Carta»),

–  Visto el artículo 2 del Tratado de la Unión Europea,

–  Vistos el Convenio Europeo de Derechos Humanos y la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos en la materia,

–  Vista la Declaración Universal de Derechos Humanos,

–  Vista la Directiva 2012/29/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 25 de octubre de 2012, por la que se establecen normas mínimas sobre los derechos, el apoyo y la protección de las víctimas de delitos, y por la que se sustituye la Decisión Marco 2001/220/JAI del Consejo(1) (en lo sucesivo, «Directiva sobre los derechos de las víctimas»),

–  Vista la evaluación de la aplicación de la Directiva sobre los derechos de las víctimas en el documento de trabajo de los servicios de la Comisión — Evaluación (SWD(2022)0180)(2), y su resumen(3) de 28 de junio de 2022,

–  Vista la Comunicación de la Comisión de 12 de noviembre de 2020 titulada «Unión de la igualdad: Estrategia para la Igualdad de las Personas LGBTIQ 2020-2025» (COM(2020)0698),

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 9 de diciembre de 2021, titulada «Una Europa más inclusiva y protectora: ampliación de la lista de delitos de la UE a la incitación al odio y a los delitos de odio» y el anexo correspondiente (COM(2021)0777),

–  Vistos los resultados de la encuesta sobre las personas LGBT en la Unión Europea iniciada por la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea (FRA) en 2019,

–  Vista su Resolución, de 7 de octubre de 2020, sobre el establecimiento de un mecanismo de la UE para la democracia, el Estado de Derecho y los derechos fundamentales(4),

–  Vista su Resolución, de 11 de marzo de 2021, sobre la declaración de la UE como una zona de libertad para las personas LGBTIQ(5),

–  Vista la Recomendación del Consejo de Europa sobre la lucha contra la incitación al odio (CM/Rec(2022)16), dirigida por el Comité de Ministros a los Estados miembros, con fecha de 20 de mayo de 2022(6),

–  Vista la Recomendación del Consejo de Europa sobre las medidas para combatir la discriminación por motivos de orientación sexual o identidad de género (CM/Rec(2010)5), dirigida por el Comité de Ministros a los Estados miembros, con fecha de 31 de marzo de 2010 (7) y su informe de ejecución de 2020(8),

–  Vista la Recomendación de política general n.º 15 de la Comisión Europea contra el Racismo y la Intolerancia (ECRI) sobre la lucha contra la incitación al odio(9),

–  Visto el informe de seguimiento por país de la ECRI sobre la República Eslovaca(10),

–  Visto el comentario sobre derechos humanos de la comisaria para los Derechos Humanos del Consejo de Europa titulado «Pride vs. indignity: political manipulation of homophobia and transphobia in Europe» (Orgullo contra indignidad: manipulación política de la homofobia y la transfobia en Europa)(11),

–  Visto el informe de la comisaria de Derechos Humanos del Consejo de Europa tras su visita a la República Eslovaca del 15 al 19 de junio de 2015,

–  Visto el informe de la Comisión sobre el Estado de Derecho en 2022,

–  Visto el estudio de su Dirección General de Políticas Interiores, de 20 de mayo de 2022, titulado «Right-wing extremism in the EU» (El extremismo de derechas en la UE)(12),

–  Visto el artículo 132, apartado 2, de su Reglamento interno,

A.  Considerando que, el miércoles 12 de octubre de 2022, en el centro de Bratislava (Eslovaquia), un hombre armado radicalizado de extrema derecha, inspirado por terroristas supremacistas blancos, asesinó brutalmente a dos jóvenes, Matúš Horváth y Juraj Vankulič, e hirió a otra persona; que los disparos se produjeron delante del conocido bar gay Tepláreň, uno de los pocos locales LGBTIQ+ de la ciudad; que el tiroteo fue un ataque deliberado y planificado dirigido explícitamente contra la comunidad LGBTIQ + y que el autor tenía la intención de matar a más personas, incluidas autoridades; que la policía eslovaca clasificó el acto como atentado terrorista y las investigaciones siguen en curso; que, si se confirma que se trató de un atentado terrorista, sería el primer ataque terrorista contra la comunidad LGBTIQ+ en la Unión;

B.  Considerando que el asesino, un estudiante radicalizado de 19 años, de Bratislava, estuvo huido durante horas tras el ataque; que comunicó activamente sobre el incidente antes, durante y después del tiroteo a través de diversos canales de redes sociales; que unas horas antes del tiroteo apareció en su cuenta un manifiesto antijudío y anti-LGBTIQ+; que la misma cuenta muestra al presunto asesino delante del bar Tepláreň a mediados de agosto de 2022; que media hora después de los asesinatos, el titular de la cuenta tuiteó «hatecrime», «gaybar» y «sin remordimientos»; que poco antes de medianoche, en la cuenta se publicó: «Hasta luego, nos vemos del otro lado»; que el estudiante radicalizado de 19 años aparecía en fotografías que lo vinculaban con la ideología y el movimiento antifeminista y misógino internacional «incel»;

C.  Considerando que la comunidad LGBTIQ+ en Eslovaquia ha sido objeto de declaraciones y violencia alimentadas por el odio, impulsadas también por numerosos políticos eslovacos; que los ataques verbales y físicos contra la comunidad LGBTIQ+ en Eslovaquia suelen ser generalizados, lo que impide que estas personas se sientan seguras y aceptadas por la sociedad; que, tras el trágico acontecimiento, aparecieron en las redes sociales comentarios de odio que justificaban los asesinatos o se referían a ellos en tono burlón;

D.  Considerando que el clima de odio, intolerancia e intimidación hacia la comunidad LGBTIQ+ en Eslovaquia ha sido cultivado no solo por movimientos de extrema derecha y extremistas, sino también por representantes de la Iglesia y las élites políticas, que en sus declaraciones han reclamado a menudo la imposición de más restricciones a las personas LGBTIQ+; que, en junio de 2014, el Consejo Nacional modificó la Constitución del país para negar expresamente a las parejas del mismo sexo el derecho a contraer matrimonio y las consiguientes protecciones jurídicas; que, en febrero de 2015, se celebró un referéndum anti-LGBTIQ+ después de que la conservadora Alianza por la Familia, respaldada por la Iglesia, recogiera 400 000 firmas pidiendo que se votara sobre una legislación más estricta contra las personas LGBTIQ+; que, en mayo de 2022, un miembro de un partido de la coalición gobernante presentó una propuesta de ley destinada a prohibir que se izara la bandera arcoíris en edificios públicos y de propiedad estatal; que en septiembre los diputados al Parlamento presentaron otra propuesta legislativa para prohibir toda mención de la comunidad queer en las escuelas, la publicidad y la televisión; que en las escuelas eslovacas no se imparte una educación sexual y afectiva obligatoria y completa adaptada a la edad de los alumnos;

E.  Considerando que, el viernes 14 de octubre de 2022, un gran número de personas, entre las que se encontraban la presidenta eslovaca y el primer ministro, se congregaron en Bratislava para condenar el odio contra las personas LGBTIQ+; que se organizaron actos similares en todo el país y en otros varios Estados miembros en favor de los derechos de la comunidad LGBTIQ+ en Eslovaquia; que la presidenta eslovaca reiteró su llamamiento constante a los políticos para que no propaguen el odio; que, por primera vez, ondeó en el Palacio Presidencial una bandera arcoíris junto a las banderas eslovaca y europea, y la Oficina del Parlamento iluminó el castillo de Bratislava para conmemorar a las víctimas del asesinato;

F.  Considerando que los delitos motivados por ideas preconcebidas, conocidos como delitos motivados por el odio o por prejuicios, afectan no solo a las personas contra las que se dirigen, sino a las comunidades y sociedades en su conjunto; que los Estados miembros tienen la obligación positiva de velar por la protección y el ejercicio en la práctica de los derechos a la dignidad humana, la integridad y por la prohibición de la tortura y de las penas o tratos inhumanos o degradantes;

G.  Considerando que la normalización creciente de la retórica excluyente y estigmatizadora contra las personas LGBTIQ+, basada en prejuicios, que conduce a más violencia y deshumanización y a que los delincuentes se sientan exentos de culpa y sin complejos;

H.  Considerando que la segunda encuesta de la Unión sobre las personas LGBTI, de 2019, reveló un panorama sombrío en la Unión en lo que respecta a la discriminación de las personas LGBTIQ+, con pocos avances en los años transcurridos desde la primera encuesta sobre las personas LGBTI, de 2012; que en 2019 ya se constató una disminución con respecto a 2012 del número de personas que denunciaban a la policía el tipo de incidente más frecuente motivado por el odio, a saber, los ataques físicos o sexuales; que, en la República Eslovaca, la proporción de encuestados que habían sufrido agresiones motivadas por el odio ascendió a una de cada diez personas; que, en su informe de seguimiento por país de 2020 sobre la República Eslovaca, la ECRI afirmó que hay estudios que indican que entre el 1 y el 8 % de la población eslovaca es LGBTI; que la ECRI reconoció el papel de la política en la intensificación de la retórica contra las personas LGBTIQ+, en particular a través de campañas anti-LGBTIQ+, una modificación constitucional que impide el matrimonio igualitario y otras iniciativas políticas que discriminan abiertamente a las personas LGBTIQ+; que la ECRI constató con pesar la dinámica negativa de los últimos años, concomitante con los limitados avances en materia de igualdad de las personas LGBTIQ+;

I.  Considerando que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha dictado sentencia recientemente en varios asuntos relacionados con delitos motivados por el odio contra personas LGBTIQ+: en el asunto Stoyanova contra Bulgaria, relativo al atroz asesinato de un hombre homosexual de 26 años de edad en un parque público, que obligó a Bulgaria a reformar su Código Penal para reconocer como delitos violentos «con agravantes» los motivados por una orientación sexual percibida o real(13); en el asunto Sabalic ́contra Croacia, relativo a un delito de odio contra una mujer lesbiana, en el que se reconoce que, a menos que las autoridades adopten una posición de firmeza, los incidentes motivados por prejuicios serán acogidos con una indiferencia que equivaldría a la tolerancia oficial o incluso a la connivencia con los delitos motivados por el odio(14); y en el asunto Beizaras y Levickas contra Lituania, en la que se reconoce la obligación positiva en nombre del Estado de investigar los comentarios homófobos en línea constitutivos de incitación al odio y a la violencia(15);

J.  Considerando que, en 2022, el Comité de Ministros del Consejo de Europa adoptó una recomendación sobre la lucha contra la incitación al odio y actualmente está preparando una recomendación para 2023 sobre la lucha contra los delitos de odio; que el Comité de Ministros del Consejo de Europa adoptó en 2010 una recomendación histórica dirigida a los Estados miembros sobre medidas para luchar contra la discriminación basada en la orientación sexual y la identidad de género;

K.  Considerando que, en 2021, la comisaria para los Derechos Humanos del Consejo de Europa advirtió contra la táctica de tomar a las minorías LGBTIQ+ como chivo expiatorio aplicada por políticos ultraconservadores y nacionalistas que se presentan como defensores de los denominados «valores tradicionales» para reforzar su base y conquistar o conservar el poder; que esto suscita una gran preocupación por la legitimación del odio por parte de políticos a cambio de posibles beneficios políticos; que, según la comisaria de Derechos Humanos, la utilización de las personas LGBTIQ+ como chivo expiatorio es síntoma de la oposición generalizada a los derechos humanos y al Estado de Derecho, que son valores fundamentales de la Unión, y un ataque a los mismos;

L.  Considerando que el informe sobre el Estado de Derecho de 2022, publicado en julio de 2022 por la Comisión Europea, expresa su constante preocupación por la financiación de actividades de las organizaciones de la sociedad civil sobre cuestiones relacionadas con la igualdad de género y los derechos de las personas LGBTIQ+ y ante los ataques verbales contra defensores de los derechos humanos en estos ámbitos, así como ante el desembolso de financiación a través de regímenes de subvenciones públicas que siguen excluyendo a las organizaciones que trabajan en relación con estas cuestiones;

M.  Considerando que la Directiva sobre los derechos de las víctimas exige que las víctimas de delitos de odio reciban una evaluación individual y que en ella se determinen las necesidades específicas de protección y apoyo, por ejemplo, respecto a su orientación sexual, identidad o expresión de género, y que se identifique a las víctimas de delitos de odio como víctimas especialmente vulnerables;

N.  Considerando que, en diciembre de 2021, la Comisión publicó una propuesta de Decisión del Consejo para añadir la incitación al odio y los delitos de odio a la lista de delitos de la Unión codificada en el artículo 83, apartado 1, del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE), que requiere la unanimidad en el Consejo; que Hungría, Polonia y Chequia siguen negando su apoyo a esta Decisión;

O.  Considerando que, en 2020, el experto independiente de las Naciones Unidas sobre la orientación sexual e identidad de género señaló, en el contexto de la pandemia, que el discurso de odio que incita a la violencia contra las personas LGBT ha ido en aumento e instó a los Estados a proteger a las personas LGBTIQ+ de la violencia y la discriminación y a enjuiciar a los autores(16); que, en 2019, la Estrategia y el Plan de Acción de las Naciones Unidas sobre la incitación al odio identificaron la incitación al odio como una amenaza para los valores democráticos, la estabilidad social y la paz(17);

1.  Condena en los términos más enérgicos el cobarde acto de terror contra la comunidad LGBTIQ+ y el asesinato de Matúš Horváth y Juraj Vankulič cometidos en Eslovaquia; lamenta este ataque ideológico de extrema derecha; expresa su más sentido pésame a las familias de las víctimas;

2.  Elogia la respuesta inmediata, masiva y positiva de la sociedad civil y los ciudadanos eslovacos frente a los asesinatos, expresada en las marchas que han tenido lugar por todo el país y en el extranjero, y se solidariza con la comunidad LGBTIQ+ del país;

3.  Condena enérgicamente todas las formas de odio y violencia, así como los ataques físicos o verbales, contra las personas por motivos de género, orientación sexual, identidad o expresión de género y características sexuales, tanto en Eslovaquia como en la Unión; recuerda que en nuestras sociedades no tienen cabida el odio contra las personas LGBTIQ+, el racismo ni la discriminación; pide a la Comisión, el Consejo Europeo y el Consejo que adopten una posición firme y decidida contra el odio, la violencia y la injusticia en Europa;

4.  Pide al Gobierno y al Parlamento eslovacos que muestren un compromiso real para lograr avances significativos en la protección de las personas LGBTIQ+ frente a toda forma de delito de odio y homofobia, en estrecha colaboración con la comunidad LGBTIQ+, y que adopten una posición pública firme contra las violaciones de los derechos humanos de las personas LGBTIQ+;

5.  Insta a las autoridades eslovacas a que combatan eficazmente las campañas de desinformación contra las personas LGBTIQ+, a que fomenten la información basada en hechos, objetiva y profesional de los medios de comunicación sobre las personas LGBTIQ+ y sobre cuestiones relacionadas con la orientación sexual, la identidad o expresión de género y las características sexuales, y a que investiguen los delitos de odio y de incitación al odio contra los miembros de la comunidad LGBTIQ+ que viven en Eslovaquia;

6.  Expresa su profunda preocupación ante el frecuente uso de un lenguaje ofensivo, agresivo y homófobo hacia la comunidad LGBTIQ+ en Eslovaquia, también por parte de miembros actuales y anteriores del Gobierno y el Parlamento eslovacos, así como por parte de algunos antiguos primeros ministros; pide que se ponga freno a la nueva polarización de la sociedad en Eslovaquia y que se rechace toda forma de cooperación con las fuerzas extremistas de ultraderecha;

7.  Pide al Gobierno y al Parlamento eslovacos que velen por la igualdad de los derechos basados en la Carta para las personas LGBTIQ+ que viven en Eslovaquia, garantizando el respeto de todos los derechos, en particular la vida privada y familiar, incluido el reconocimiento jurídico de las parejas del mismo sexo; pide que finalicen los debates en curso para reformar el reconocimiento jurídico de género respetando las normas internacionales y europeas, y pide su rápida adopción;

8.  Expresa su más profunda preocupación por la discriminación que sufren en Eslovaquia las familias arcoíris y, en particular, sus hijos, privados de derechos humanos fundamentales por motivos de orientación sexual, identidad de género, las características sexuales de los padres o parejas; pide al Gobierno que combata esta discriminación y elimine todos los obstáculos a los que se enfrentan las personas LGBTIQ+ al ejercer el derecho fundamental a la libertad de circulación dentro de la Unión; insta al Gobierno a que respete sus obligaciones en virtud del Derecho internacional y de la Unión y garantice los derechos fundamentales a todas las personas;

9.  Toma nota del informe de seguimiento por país de la ECRI sobre la República Eslovaca; recuerda que la ECRI formuló varias recomendaciones a las autoridades eslovacas, como el desarrollo y la aplicación de un plan de acción para las personas LGBTI, en estrecha consulta con la sociedad civil, la adopción de un nuevo plan de acción para prevenir y combatir el racismo, la homofobia y la transfobia, en particular en forma de incitación al odio, que garantice que los proveedores de servicios de internet y los operadores de redes sociales eliminen rápida y sistemáticamente la incitación al odio de sus sistemas y transmitan las pruebas a las autoridades judiciales, y la revisión del Código Penal para garantizar que los motivos racistas, homófobos o transfóbicos sean «circunstancias agravantes» de cualquier delito ordinario; apoya en su integridad las recomendaciones de la ECRI y pide a las autoridades eslovacas que apliquen las medidas de inmediato;

10.  Expresa su profunda preocupación por la impunidad con la que operan en algunos Estados miembros los grupos anti-LGBTIQ+, en particular los grupos extremistas de ultraderecha, y subraya que esta sensación de impunidad es uno de los motivos que subyacen tras el alarmante aumento de las acciones violentas por parte de determinadas organizaciones de extrema derecha y el incremento de las amenazas contra las minorías, incluida la comunidad LGBTIQ+;

11.  Expresa su profunda preocupación por el hecho de que las generaciones más jóvenes de dentro y fuera de Europa se sientan cada vez menos concernidas por la historia del fascismo, incluido el odio y la discriminación que le son propios contra las personas LGBTIQ+, las minorías étnicas y la población judía; subraya que el conocimiento de la historia es uno de los requisitos para impedir que vuelvan a producirse delitos de ese tipo en el futuro y debe tener un papel importante en la educación de las generaciones más jóvenes; destaca la necesidad de reservar más espacio en los planes de estudios de historia para el aprendizaje objetivo y a partir de los hechos de las diferentes ideologías, sus formas y sus orígenes, incluido el fascismo, así como sus consecuencias y sus rastros en la actualidad;

12.  Subraya que la incitación al odio y los delitos de odio están muy extendidos en toda Europa y han aumentado en los últimos años; subraya que la incitación al odio por parte de personalidades públicas, en particular de políticos, se percibe como legitimadora del odio por parte de quienes lo perpetran; considera necesario atajar estas formas de expresión, que incitan, difunden o promueven el odio y son contrarias a los principios de una sociedad democrática y pluralista; manifiesta su preocupación por la creciente prevalencia de la retórica de aversión a las personas LGBTIQ+ procedente de partidos de extrema derecha, derecha alternativa y ultraconservadores; hace un llamamiento a los poderes públicos y, en particular, a las autoridades locales para que contribuyan a frenar la ola de intolerancia que rodea a este y otros tipos de agresiones;

13.  Considera que la Unión debe poner en marcha campañas contra los discursos anti-LGBTIQ+, incluido el extremismo de derechas a escala de la Unión, y desarrollar y financiar programas a largo plazo que apoyen a las organizaciones locales de base y las iniciativas ciudadanas a escala local para contribuir a desarrollar la resistencia de la población frente al extremismo de derechas; pide a la Comisión que también dé prioridad al seguimiento de los discursos anti-LGBTIQ+ y sus esfuerzos de desinformación;

14.  Pide a los Estados miembros que redoblen sus esfuerzos para garantizar que la educación promueva los valores cívicos de aceptación, tolerancia, diversidad, igualdad y respeto en cuestiones relacionadas con la orientación sexual, la identidad y la expresión de género y las características sexuales, por ejemplo, mediante campañas sistemáticas de educación y sensibilización en materia de derechos humanos; destaca la necesidad de abordar las causas profundas del extremismo a través de medidas preventivas adaptadas, en cooperación con las escuelas y las familias;

15.  Condena enérgicamente a los Gobiernos de Europa que cuentan con el apoyo activo o pasivo de los partidos políticos de extrema derecha y otros partidos políticos anti-LGBTIQ+ para acceder al poder y mantenerse en él y legitimar sus discursos;

16.  Pide a la Comisión y a los Estados miembros que apoyen a la sociedad civil a escala europea, nacional, regional y local para reforzar la democracia, el Estado de Derecho y los derechos fundamentales, ya que desempeñan una función importante, especialmente en aquellos Estados miembros en los que se observa el auge de la ideología de extrema derecha y la incitación al odio;

17.  Pide a la Comisión que amplíe el ámbito de aplicación del informe anual sobre el Estado de Derecho para abarcar sistemáticamente los derechos fundamentales, también los derechos de las personas LGBTIQ+;

18.  Destaca la necesidad de que los Estados miembros combatan el odio contra las personas LGBTIQ+ por todos los medios, también mediante la aplicación de las recomendaciones del Comité de Ministros del Consejo de Europa, en las que pide a sus Estados miembros que garanticen investigaciones eficaces, rápidas e imparciales, así como el enjuiciamiento de los responsables de dichos delitos, que reconozcan que una motivación para delinquir basada en prejuicios relacionados con la orientación sexual o la identidad de género pueda ser considerada una circunstancia agravante, a fin de garantizar que se aliente a las víctimas y a los testigos a denunciar los incidentes motivados por el odio y que las estructuras policiales tengan los conocimientos y competencias necesarios para prestarles asistencia; pide asimismo a los Estados miembros que adopten las medidas adecuadas para luchar contra la incitación al odio en línea;

19.  Recuerda que la falta de ejecución de las sentencias judiciales supone un deterioro del Estado de Derecho;

20.  Insta al Consejo a que adopte lo antes posible la Decisión del Consejo relativa a la ampliación de la lista de delitos de la Unión para incluir la incitación al odio y los delitos del odio en el artículo 83, apartado 1, del TFUE, e insta a Hungría y Polonia a que se abstengan de bloquear su adopción, e insta a Chequia, como actual titular de la Presidencia rotatoria del Consejo, a que adopte nuevas medidas en este ámbito y alcance un acuerdo al respecto lo antes posible;

21.  Subraya la responsabilidad individual de los Estados miembros en la lucha contra los delitos motivados por el odio hacia las personas LGBTIQ+ y elogia a aquellos que han decidido unilateralmente mejorar el nivel de protección reconociendo explícitamente como «circunstancias agravantes» los motivos de orientación sexual, identidad y expresión de género y características sexuales, así como desarrollando el apoyo a las víctimas, la formación o los profesionales del Derecho y los servicios policiales especializados para hacer frente a estos delitos; anima a todos los Estados miembros a que intercambien buenas prácticas y sean un ejemplo en este ámbito;

22.  Destaca que la Directiva sobre los derechos de las víctimas es una herramienta útil para prestar asistencia a las personas que sobreviven a actos de odio y de violencia; observa con preocupación que las víctimas LGBTIQ+ a menudo no denuncian los delitos debido a la falta de garantías o de receptividad por parte de los cuerpos y fuerzas de seguridad, a la falta de personal formado o al temor a represalias, y reconoce que se puede hacer más para generar confianza en las autoridades públicas;

23.  Encarga a su presidenta que transmita la presente Resolución a los Gobiernos y los Parlamentos de los Estados miembros, al Consejo, a la Comisión, al Comité de las Regiones, al Comité Económico y Social Europeo y al Consejo de Europa.

(1) DO L 315 de 14.11.2012, p. 57.
(2) https://ec.europa.eu/info/sites/default/files/law/swd_2022_179_evaluation_rep_en.pdf
(3) https://ec.europa.eu/info/sites/default/files/law/swd_2022_180_resume_evaluation_rep_en.pdf
(4) DO C 395 de 29.9.2021, p. 2.
(5) DO C 474 de 24.11.2021, p. 140.
(6) https://search.coe.int/cm/Pages/result_details.aspx?ObjectId=0900001680a67955#_ftnref1
(7) https://search.coe.int/cm/Pages/result_details.aspx?ObjectId=09000016804c1743
(8) https://search.coe.int/cm/Pages/result_details.aspx?ObjectId=09000016809f9ba0#_Toc2764960
(9) https://rm.coe.int/ecri-general-policy-recommendation-no-15-on-combating-hate-speech/16808b5b01
(10) https://rm.coe.int/ecri-6th-report-on-the-slovak-republic/1680a0a088
(11) https://www.coe.int/en/web/commissioner/-/pride-vs-indignity-political-manipulation-of-homophobia-and-transphobia-in-europe?inheritRedirect=true
(12) Estudio - «Right-wing extremism in the EU», Parlamento Europeo, Dirección General de Políticas Interiores, Departamento Temático C – Derechos de los Ciudadanos y Asuntos Constitucionales, 20 de mayo de 2022.
(13) https://hudoc.echr.coe.int/eng?i=001-217701, 79.
(14) https://hudoc.echr.coe.int/eng?i=001-207360, 95.
(15) https://hudoc.echr.coe.int/fre?i=001-200344, 129.
(16) https://www.ohchr.org/en/statements/2020/10/statement-victor-madrigal-borloz-un-independent-expert-protection-against
(17) https://www.un.org/en/genocideprevention/hate-speech-strategy.shtml

Última actualización: 21 de febrero de 2023Aviso jurídico - Política de privacidad