«Con el apoyo de la UE, velamos porque las personas vulnerables puedan estar a salvo durante la crisis»

Shenay Ayuda a distribuir productos a quienes más lo necesitan Bulgaria, Isperih

El programa ROMACT, financiado por la UE, proporciona alimentos y productos de higiene a 15 000 integrantes de la comunidad romaní de Bulgaria y Rumanía. También informa a los ciudadanos de más de treinta ciudades sobre cómo cuidarse durante el brote de COVID-19 y acceder a ayuda de emergencia si se precisa. Agentes locales ayudaron a identificar a las familias más vulnerables y se tomaron medidas para cubrir las necesidades básicas de los miembros de esas comunidades. Shenay Andreeva, de @romactbulgaria, forma parte del grupo comunitario que ayuda en la distribución de esos productos a quienes más lo necesitan en estos tiempos tan complicados. Por toda Europa ciudadanos como Shenay están ayudando a las comunidades vulnerables y aisladas a luchar contra el coronavirus. Salvaguardan el bienestar de las comunidades locales, protegen los derechos humanos y mejoran la inclusión de la población romaní.

«Al rescate de los rescatadores»

Organización Save the Saviours Ayuda a las empresas sociales a superar la crisis Bulgaria, Sofía

Mucho hemos aplaudido el esfuerzo de quienes ayudan a superar la crisis de la COVID-19, pero ahora toca preguntarse: ¿Quién rescata a los rescatadores? El hashtag #SaveTheSaviors da nombre a una iniciativa búlgara con corazón. «Queremos que las empresas sociales que han estado ayudando a personas con discapacidades, madres solteras, refugiados o personas mayores sobrevivan a la crisis. Que sigan rescatando cuando la COVID-19 solo sea un mal recuerdo», nos dicen desde el Centro Búlgaro de Derecho, organización sin ánimo de lucro. Esta iniciativa ayuda a cinco importantes empresas sociales, asegurándose de que sus trabajadores mantengan el empleo, de que no vayan a la quiebra y de ampliar su alcance. «Gracias a la campaña, más de 100 000 personas oyeron hablar de estas empresas y de sus causas. Salvamos 47 puestos de trabajo y centenares de personas se beneficiaron. Y, lo que es más importante, la actitud hacia los más vulnerables ha cambiado», cuentan con entusiasmo.

«Basta una persona para cambiar las cosas. ¡Y esa persona puedes ser tú!»

Momchil Trabaja como voluntario en labores de desinfección en el principal hospital de urgencias en Sofía Bulgaria, Sofía

Mientras el personal sanitario sigue trabajando a destajo para combatir el coronavirus, los europeos derrochan cada vez más creatividad para rendirles homenaje. Momchil forma parte de un equipo de voluntarios encargados de la desinfección de las instalaciones del Hospital Pirogov: no hay servicio, pasillo o escalera que se les resista. Decidió sumarse a esta iniciativa porque no podía quedarse simplemente de brazos cruzados ante la terrible situación que se estaba viviendo. «Cuando la cosa empezó a ponerse fea, sentí que tenía que hacer algo. No podía estarme en casa sin más». Como no podía hacer las cosas a las que normalmente se dedicaba, decidió ofrecer su ayuda en otro sitio. El personal de limpieza y mantenimiento está expuesto al virus pero eso no le hizo flaquear. Momchil cree que, en una situación aterradora como esta, podemos estrechar lazos y mantenernos unidos en defensa de una causa común. «Basta una persona para cambiar las cosas, independientemente de su profesión, edad o ideas. Y todos podemos ser esa persona....¡tú también!», afirma.

«Las mejores soluciones son las que creamos juntos»

Todor Organizó un hackatón para ayudar a gestionar los efectos de la pandemia Bulgaria, Sofía

Todor puso en marcha el hackatón «Hack the Crisis Bulgaria» en marzo para buscar soluciones a los muchos problemas provocados por la pandemia. Ochocientas cincuenta personas participaron en esta iniciativa, de la que salieron ciento once ideas para ayudar a paliar los efectos de la crisis. Los principales objetivos de los proyectos eran tres: salvar vidas, salvar comunidades y salvar empresas. La segunda fase de la iniciativa comenzó a finales de abril, con treinta proyectos seleccionados que se pondrán en marcha muy pronto y una lista de nuevos proyectos por seleccionar. Aunque Todor fue el impulsor del proyecto, el hackatón nunca hubiera sido posible sin el increíble apoyo que recibió de muchos empresarios y trabajadores, que aportaron su tiempo y su esfuerzo sin pedir nada a cambio para que el evento fuera todo un éxito.

«Le pedí a mi equipo que hiciera especial lo cotidiano. Y lo consiguieron»

El Foro Nacional de la Juventud Anima a los jóvenes a desarrollar sus conocimientos y sus competencias en tiempos de exclusión social Bulgaria, Sofía

En los primeros días del estado de emergencia en Bulgaria, el Foro Nacional de la Juventud lanzó una campaña a la que bautizó como #TimeForYou. La idea es que los jóvenes aprovechen el tiempo que están encerrados en casa para aprender. Para conseguirlo, los formadores, antiguos alumnos, el comité ejecutivo y los miembros del Foro se unieron para impartir una serie de webinarios gratuitos que tratan asuntos de especial interés para la juventud. Se han abordado, por ejemplo, temas como «la salud mental de los jóvenes durante la exclusión social», y en futuras sesiones se va a hablar del trabajo digital y la juventud, la inclusión juvenil o los espacios para la juventud.

«Solidaridad en clave infantil»

Los niños de Bon-Bon Animan a la gente a quedarse en casa Bulgaria, Sofía

Al principio del confinamiento, Bon-Bon —un grupo de música infantil muy conocido en Bulgaria— decidió recrear desde sus casas la Earth Song de Michael Jackson, y pedir a la gente que se quedara en sus casas. Más de noventa componentes del grupo (actuales o del pasado) participaron en la actuación desde toda Europa, demostrando que podemos estar juntos pese a las medidas de aislamiento. Este fue el resultado final: https://www.youtube.com/watch?v=97WX-CMKu9E.