«¿Cómo vivir cuatro meses con 735 euros?»

Giuliano Vivió cuatro meses sin ingresos y decidió dedicar parte de su tiempo libre al voluntariado Italia, Reggio Emilia

¿Qué harías si tuvieras una hija de 11 años y no tuvieras ningún ingreso durante cuatro meses? Mientras la mayoría nos habríamos dejado llevar por el pánico, Giuliano decidió dedicar parte de su tiempo a volver a conectar con la naturaleza y hacer algún trabajo de voluntariado, como distribuir mascarillas a sus vecinos. «Trabajo en una empresa que fabrica cintas transportadoras, y el 3 de marzo me dijeron que me fuera a casa. La empresa tuvo que cerrar y despedir a los trabajadores. Tuve que esperar hasta principios de mayo para cobrar el paro: 735 euros antes de impuestos, y nada más desde entonces. Han sido tiempos muy difíciles», recuerda. La Unión ha trabajado para paliar estas situaciones: con 100 000 millones de euros destinados a salvar puestos de trabajo; alimentos y artículos básicos para los más necesitados; y 37 000 millones de euros de los Fondos Estructurales en apoyo de la atención sanitaria, las empresas y los trabajadores.

«Donar libros es una excelente formar de apoyar a las familias necesitadas durante el confinamiento»

Giuseppina y Gianfranca Distribuyen libros a familias muy afectadas por la crisis de COVID-19 Italia, Milán

En japonés, «kifubon» significa donar libros. También es el nombre de un proyecto internacional que llegó a España, Francia, Alemania e Italia en 2019; a través de esta iniciativa única se donan periódicamente libros a organizaciones benéficas. En el contexto del brote de COVID-19, Prem Rawat, embajador de la paz en el mundo, donó más de 10 000 copias de su libro «Splitting the Arrow: Understanding the business of Life» a este proyecto. El libro es famoso por su influencia en la declaración «Compromiso por la Paz», coescrita por el presidente del Parlamento Europeo. «Este libro se eligió por los mensajes positivos que transmite a través de breves y divertidos relatos: inclusión, fuerza interior, la posibilidad de tomar la decisión correcta y la paz que reside dentro de cada uno de nosotros», explica Giuseppina. Los libros se distribuyeron a padres y niños que se encontraban en una situación difícil con motivo de la COVID-19.

«Ahora sé lo que significa realmente una Europa fuerte y unida»

Joe Trabaja codo con codo junto a especialistas italianos para salvar las vidas de pacientes con coronavirus Italia, Lecco

El Centro de Coordinación de la Respuesta a Emergencias de la UE colaboró en el envío de un equipo médico desde Rumanía con el fin de ayudar a sanitarios en Italia. Dirigidos por el mayor Joe Stroescu, trabajaron durante más de dos semanas codo con codo junto a especialistas italianos para salvar las vidas de pacientes con coronavirus. El equipo estaba compuesto por tres enfermeras y once médicos, entre quienes había especialistas de pulmón, anestesistas y expertos en medicina interna y en urgencias. Todos ellos recibieron tres días de formación sobre el sistema de atención sanitaria italiano antes de ponerse sus equipos de protección y tratar a pacientes en las ciudades de Lecco y Merate, en Lombardía. Como dice Joe: «No importa de dónde vengas. En la vida importa lo que haces y, en estos tiempos tan difíciles, es importante mostrar solidaridad y ayudarnos mutuamente, porque solo juntos podemos ganar esta batalla. Este acto de solidaridad ha salvado vidas y muestra la verdadera naturaleza de la familia de la UE». No podemos estar más de acuerdo.

«Estamos haciendo todo lo posible por ayudar a las comunidades locales y a los servicios sanitarios»

Antonio y Francesco Fabrican válvulas respiratorias con una impresora 3D Italia, Varese

En el Centro Común de Investigación de la Comisión Europea en Italia, Antonio Piscia trabaja normalmente como ingeniero especializado en piezas para científicos. Con los laboratorios cerrados a causa del confinamiento, ha reorientado su labor hacia la fabricación de válvulas respiratorias con una impresora 3D. Su colega Francesco Scaffidi-Argentina entregó las primeras veintidós de esas válvulas salvadoras de vidas a un hospital de Varese el 15 de abril. «Los investigadores del CCI están trabajando en toda una serie de aspectos vinculados a la crisis de la COVID-19. Por nuestra parte, nos complace a los servicios técnicos y de apoyo del CCI poder ayudar a las comunidades locales y a los servicios de salud de todas las formas posibles», afirma Antonio. El personal de otras sedes del CCI en Bélgica, Alemania y los Países Bajos están también donando equipos médicos y otros suministros a sus comunidades locales y servicios de salud. «Queremos demostrar a las comunidades locales y a nuestros conciudadanos europeos que nos preocupamos y les apoyaremos de todas las formas que estén en nuestra mano», afirma el responsable de la sede del CCI, Rien Stroosnijder.

«Apoyar y ayudar a quienes más lo necesitan es fundamental»

Marco Voluntario de la iniciativa de la Cruz Roja italiana «Tempo della gentilezza» muestra cómo, en tiempos de crisis, cada gesto cuenta Italia, Roma

«Tempo della gentilezza» es una iniciativa de la Cruz Roja italiana de ámbito nacional. Cientos de voluntarios ayudan a los más afectados por la crisis de la COVID-19 prestando servicios esenciales, como la entrega de alimentos y medicinas. Marco D’Amico es uno de los voluntarios de esta iniciativa en Roma. «La foto se tomó durante la preparación de las entregas», explica. «Estoy convencido de que hay que ayudar a quienes más lo necesitan durante la pandemia de COVID-19». La Cruz Roja italiana considera que su acción actual debe ser inteligente, segura y amable. Destaca que cada gesto cuenta, desde los mensajes de ánimo depositados en el parabrisas de una ambulancia a la donación de mascarillas, o incluso el suministro de desayunos o cenas al personal hospitalario. Un ambicioso presupuesto de la Unión a largo plazo resultará crucial para reactivar la economía y construir una Europa verde, digital y resiliente después de la COVID-19. Más información en: https://www.europarl.europa.eu/news/es/headlines/priorities/presupuesto-de-la-ue

«El hambre no se puede poner en cuarentena»

Mircea Promueve la reutilización de los excedentes alimentarios Italia, Pescara

El banco de alimentos de la Fundación Onlus ayuda a un millón y medio de personas necesitadas en toda Italia mediante la distribución de excedentes alimentarios que recupera y canaliza a través de 7 500 organizaciones caritativas. A raíz de la pandemia de COVID-19, las solicitudes de ayuda alimentaria han aumentado un 40 % en Italia en los dos últimos meses. En algunas regiones del país el incremento ha llegado a superar el 60 %. El banco de alimentos de la Fundación Onlus, consciente de la vital importancia del servicio que ofrece, ha mantenido sus puertas abiertas. En lo que llevamos de 2020, este banco de alimentos ha distribuido 30 000 toneladas de alimentos. Las ayudas europeas son fundamentales para su funcionamiento. Durante la entrega de alimentos, el equipo del banco permanece en la calle para velar por el respeto de la distancia de seguridad y asegurar a las personas que acuden en busca de ayuda que hay comida suficiente para todos. «No exagero cuando digo que hemos sido testigos de un auténtico tsunami de solidaridad», explica el presidente Giovanni Bruno. «La pandemia ha hecho que el voluntariado cobre fuerza. Ha sido abrumador. Ahora mismo, nuestro deber es trabajar incluso más, no bajar la guardia», confirma María, una voluntaria de Salerno.

«Entender que estábamos tratando con el primer caso autóctono nos ayudó a prevenir nuevos contagios»

Annalisa Descubrió al primer paciente de COVID-19 en Europa Italia, Codogno

El 20 de febrero, la doctora Annalisa Malara tomó una de esas decisiones que cambian el curso de los acontecimientos, una decisión que salvó la vida a Mattia Maestri y a muchas otras personas en toda Europa. Mattia, un investigador de treinta y siete años, fue el primer caso autóctono de COVID-19. Aunque joven y deportista, Mattia llegó en un estado muy grave. Cuando todas las pruebas que le hizo dieron negativo, Annalisa decidió hacerle la prueba del coronavirus. Retrospectivamente, se da cuenta de que dar la voz de alarma inmediatamente permitió introducir medidas de contención y prevención en Italia y en otros países europeos. Está convencida de que la solidaridad internacional y la colaboración científica son la clave para afrontar la pandemia. «Espero que mi historia contribuya a hacer entender que no importa quien seas o el puesto que ocupes: trabajando con integridad y pasión siempre puedes marcar la diferencia. Ojalá que Europa esté cada vez más unida y más fuerte, porque solo funcionando como una gran nación podemos hacer frente a emergencias como esta y salir victoriosos».

«Una forma amena de no estar desinformado»

Sarah Sarah apoya a los medios libres e independientes desde Italia Italia, Roma

Este es un momento histórico para Europa: pero comunicar es difícil y encontrar información contrastada aún más. Cuando surgió la pandemia, Sarah decidió lanzar «Coffee al Fly», una serie de pódcast gratuitos que tocan temas tan diversos como la vida cuando hay que mantener las distancias, la educación financiera o la soberanía europea. Todas las semanas comenta las últimas noticias con colegas y amigos, intentando enterarse de lo que realmente ha sucedido y comprenderlo. Es su forma de ayudar a la gente a la que le interesa saber más sobre lo que hacen sus gobiernos en relación con la crisis de la COVID-19. Los eurodiputados han pedido que se cree una fuente de información europea que permita a todo el mundo acceder a noticias objetivas, y han pedido a los propietarios de las redes sociales que combatan la desinformación y la instigación al odio. Con sus pódcast, Sarah tranquiliza a sus oyentes y corrige falsas percepciones, contagiando paz y solidaridad en tiempos de coronavirus.

«Pasamos de coser ropa a coser mascarillas. Era lo que tocaba»

Anna Da trabajo a mujeres vulnerables fabricando mascarillas reutilizables Italia, Verona

Anna es fundadora y presidenta de Quid Impresa Sociale, un proyecto que da empleo a mujeres vulnerables y se dedica a la creación de prendas y accesorios a partir de materiales reciclados. En abril empezaron a coser mascarillas con un tejido especial antigotas y antimicrobiano, que puede lavarse hasta quince veces. Para producir este tipo de mascarillas solicitaron autorización al Servicio Nacional de Salud Italiano y recibieron la necesaria certificación para distribuirlas como productos sanitarios de categoría I. En colaboración con los socios de Legacoop (la liga nacional italiana de cooperativas y mutuas), este es uno de tantos esfuerzos colectivos para contener la propagación del virus.

«El futuro está en nuestras manos, vamos a sacarlas de los bolsillos»

Isinnova Imprimen en 3D mascarillas, válvulas para máscaras respiratorias y material sanitario Italia, Brescia

Cuando se enteró de que en el hospital local hacían falta válvulas para respiradores, el laboratorio de diseño Isinnova decidió desarrollar un prototipo y, con las impresoras 3D, fabricó unas cuantas en unas pocas horas. El diseño se ofrece libremente en internet: cualquiera que tenga una impresora 3D puede crear y ofrecer válvulas a los hospitales. También transformaron, con la ayuda de los médicos, gafas de buceo en máscaras quirúrgicas,que tanta falta hacen entre el personal hospitalario.

«Actúa para cambiar las cosas»

Massimo Fabrica mascarillas con su nuevo equipo de 450 personas Italia, Bolonia

Al frente de su empresa —GVS—, Massimo ha tenido un papel fundamental en la lucha contra la COVID-19. Esta organización ha trabajado sin descanso para aumentar la producción de las tan necesarias mascarillas. GVS ha ampliado sus instalaciones de fabricación y las ha dedicado a los EPI y a los productos médicos de filtrado pensando en las necesidades específicas del mercado italiano. Además, la empresa colabora con la Universidad de Bolonia: ayuda a probar mascarillas para el personal sanitario y participa en la investigación de procesos de limpieza y en la puesta en marcha de un proyecto educativo digital. La UE está tomando medidas para reforzar la producción de este tipo de material sanitario. Por primera vez, todos los países de la UE pueden recurrir a la reserva de equipos médicos RescEU, que incluye mascarillas protectoras, en el marco del Mecanismo de Protección Civil de la UE.

«Paga hoy tu consumición y podrás disfrutarla mañana»

Global Shapers Ayuda a bares y restaurantes Italia, Roma

Para contener la propagación del coronavirus, muchos negocios se han visto obligados a bajar la persiana. Ello ha puesto en serios aprietos económicos a muchos bares y restaurantes. En Italia, el movimiento Global Shapers Roma ha lanzado la plataforma Save One Seat, en la que uno puede comprar vales de consumición para sus restaurantes favoritos que podrá utilizar una vez se levante el estado de emergencia. Esto proporciona liquidez inmediata a los negocios para cubrir los gastos que siguen teniendo, y a los clientes la feliz perspectiva de salir a comer algún día con los amigos o la familia. La UE también apoya a negocios que atraviesan dificultades similares. Por ejemplo, el Fondo Europeo de Inversión ha movilizado 8 000 millones de euros para ayudar como mínimo a 100 000 empresas afectadas por el brote.

«Ayudo a los hospitales a tener las herramientas más avanzadas para detectar la COVID-19»

Claudio Forma a los profesionales sanitarios en el uso de las técnicas de diagnóstico molecular Italia, Rome

En esta situación tan grave y que evoluciona tan rápidamente, necesitamos que los europeos estén juntos para acabar con la propagación de la COVID-19. Claudio pone al servicio de este fin su talento innovador en biología molecular y su asesoramiento científico. En la empresa para la que trabaja, Servizi Diagnostici, está especializado en la distribución en los laboratorios de toda Europa de productos para diagnóstico, que ayudan en su labor a los profesionales de la sanidad. Para facilitar la colaboración entre los Estados miembros, la Decisión de la Unión Europea sobre las amenazas transfronterizas graves para la salud permite la adquisición conjunta de productos médicos de respuesta sanitaria, para que lleguen a todos los rincones de Europa y al precio justo.

«Busco una solución para mí, para mis amigos y para toda Europa»

Giuseppe Con la investigación innovadora, desarrolla tratamientos médicos para salvar vidas Italia, Ancona

Originario de Fragagnano, Giuseppe Bungaro ha sido galardonado como una de las cien Eccellenze Italiane tras ganar el Concurso de la Unión Europea para Jóvenes Científicos. Recurriendo a la oxigenoterapia hiperbárica, Giuseppe ha encontrado una forma de evitar una fibrosis pulmonar excesiva y tratar los síntomas de la neumonía provocada por el SARS-CoV-2. La UE se ha comprometido, con los fondos de que dispone para investigación, a impulsar esta investigación y a ayudar a los investigadores a encontrar rápidamente una vacuna. Por ejemplo, los 47,5 millones de euros propuestos en el programa Horizonte 2020 para financiar los diecisiete proyectos de investigación seleccionados podrían ayudar a entender mejor la COVID-19 y mejorar la gestión clínica.

«En esta crisis, los médicos necesitan aparatos de fácil uso, plenamente automatizados y equipados con inteligencia artificial»

Filippo y Marco Desarrollan una tecnología nueva para ayudar a respirar a los pacientes de COVID-19 Italia, Parma

La COVID-19 puede provocar falta de aire o, en casos graves, insuficiencia respiratoria, algo que puede dar bastante miedo. Para hacer frente a la falta de respiradores artificiales para estos pacientes, Marco y Filipo han creado, a través de su empresa Omnidermal, la Automatic Breathing Unit (ABU). Se espera que su experiencia en el desarrollo de aparatos médicos y automatización farmacéutica ayude a los pacientes de COVID-19 y a los que están en rehabilitación a respirar mejor. La Iniciativa sobre Medicamentos Innovadores, una asociación europea para la salud, está acelerando además el proceso de desarrollo de medicamentos, generando nuevas ideas científicas y creando recursos para que la comunidad investigadora pueda usarlos libremente. Además, los pacientes ya se están beneficiando directamente de algunos de estos proyectos.

«La unión hace la fuerza»

Grupo de voluntarios de los servicios de atención médica de urgencia ANPAS Emilia Romaña, Italia Los voluntarios preparan otra jornada en el servicio de urgencias médicas Italia, Parma

En toda Europa, las asociaciones están colaborando en aras de la solidaridad en este difícil trance. La ANPAS Emilia Romaña es una de ellas. Se dedica a prestar servicios médicos de urgencia en una de las regiones italianas más azotadas por la epidemia. Para ayudarles a llevar a cabo su misión, la reserva RescEU (integrada en el Mecanismo de Protección Civil de la Unión Europea) garantiza que los Estados miembros tengan rápido acceso al material sanitario que necesitan. Gracias a esta medida, todos los países de la UE pueden recurrir por primera vez a la reserva de equipos médicos RescEU, que incluye respiradores y mascarillas protectoras, en el marco del Mecanismo de Protección Civil de la UE.

«Por supuesto que tengo miedo. Todos lo tenemos. Pero es la clase de miedo que te empuja a seguir ahí y luchar»

Claudia Médica en el departamento de urgencias dedicado a la COVID-19 en un hospital milanés Italia, Milán

Claudia es gastroenteróloga y trabaja en el departamento de urgencias relativas a la COVID-19 en el hospital milanés Fatebenefratelli Sacco. De los cuatro departamentos dedicados a la COVID-19 que se han creado en este hospital, Claudia trabaja en el que se tratan los casos más críticos. La mayoría de sus cuarenta pacientes están conectados a respiradores y buena parte de ellos serán derivados a la UCI. Al igual que un gran número de profesionales médicos en toda Europa, Claudia ha adaptado su trabajo a las necesidades actuales. Para que el personal médico pueda ejercer su ardua labor, la UE ha aumentado la financiación destinada a los hospitales europeos y ha impulsado la fabricación de material sanitario mediante la publicación de convocatorias de producción de equipos y la negociación de suministros adicionales.

«Nunca había estado tan motivado»

Francesco Francesco, Italia Voluntario de la asociación ANPAS en Emilia Romaña Italia, Parma

Francesco vive en Parma, una de las localidades italianas más afectadas por la epidemia de COVID-19. Trabaja de voluntario conduciendo ambulancias para Assitenza Pubblica, una asociación dedicada a la atención médica de urgencia. Durante esta crisis, sus servicios están muy solicitados para brindar apoyo a la población local. Con el objetivo de ayudar a los voluntarios y médicos en toda Europa, la UE vela por el abastecimiento de material sanitario impulsando su fabricación y negociando la compra de suministros adicionales para las regiones más damnificadas.