«Queremos apoyar a las comunidades más afectadas por la nueva normalidad»

Anca Ayuda a los negocios locales y al personal hospitalario durante la pandemia Rumanía, Bucarest

Anca tuvo una idea para ayudar al comercio local a sobrevivir cuando no les quedó otra que bajar la persiana. Invitó a todos sus amigos de Facebook a comprar vales de regalo de estas tiendas, que podrían utilizar en cuanto volvieran a abrir sus puertas. «En menos de veinticuatro horas la campaña estaba en todas las redes sociales. La plataforma de reservas en línea CardCadou decidió asociarse a nosotros y ahora mismo se han acogido a la iniciativa más de ciento cuarenta pequeñas empresas en toda Rumanía». Pero a Anca aún le sobraban ganas de ayudar. Así que desarrolló una nueva plataforma, «Café para los Hospitales», en la que la gente puede invitar a un café al personal sanitario. «Gracias a #cafeapentruspitale, hemos comprado toneladas de buen café para los hospitales de Bucarest y cinco ciudades rumanas más», nos cuenta Anca. El personal médico y de enfermería agradeció tanto el detalle que los torrefactores de The Barn Berlin decidieron copiar la idea en Alemania.

«Mi objetivo es ayudar a ordenar los hogares y los enseres de una manera más sensata»

Diana Muestra cómo nuestras condiciones de vida condicionan nuestro bienestar Rumanía, Bucarest

Visto que la pandemia nos ha obligado a desempeñar nuestros trabajos desde casa, la creación de un entorno adecuado en el hogar ha adquirido una mayor importancia. Diana ha creado su propio método de organización, denominado #MareaOrganizare (#TheGreatOrganizingProject, el «Gran proyecto de organización») para promover un modo de vida sostenible. Engloba actividades, ideas y consejos prácticos para que la tarea de organizar nuestros hogares sea fácil, divertida y flexible. Quienes participaron en plena pandemia comentaron que les ayudó a seguir centrados en algo práctico y positivo que adecuó mejor su espacio vital a la nueva realidad. Un sistema que supone ordenar puede parecer ir en contra de la intuición durante un momento en el que la mayoría está llenando la despensa. Pero Diana afirma que las actividades de limpieza y organización pueden resultar relajantes. Antes de correr a comprar más comida, por ejemplo, es imprescindible averiguar qué tenemos ya en casa, deshacernos de los alimentos caducados y disponer los artículos de manera que los podamos ver claramente.

«Ayudamos a las personas en riesgo llevándoles la compra. Una idea sencilla, en la que participa mucha gente distinta con una misma idea de la solidaridad. ¿Hay algo más europeo que eso?»

Marian Protege a los más vulnerables Rumanía, Bucarest

Para algunas personas mayores, con patologías previas o incapacidades, la sola idea de tener que salir a hacer la compra o a la farmacia puede ser traumática. Con su iniciativa «La compra en la puerta de casa», la asociación Geeks for Democracy les quita ese peso de encima. El equipo reparte kits de comida creados en colaboración con un médico y un dietista, un kit de productos higiénicos y de limpieza básicos e incluso medicación. «Hemos creado un proceso que permite a médicos y pacientes mandar sus recetas directamente a las farmacias por e-mail», nos cuenta Marian. «La compra en la puerta de casa» está plenamente operativo en Bucarest y el extrarradio y en nueve regiones rumanas. Su centro nacional de llamadas recibe los pedidos de quienes necesitan sus servicios, y más de 450 voluntarios se encargan de procesarlos y repartirlos. También colaboran con otras ONG para repartir alimentos y productos de higiene básicos a los colectivos vulnerables.

«Vivimos un tiempo que pone a prueba nuestra capacidad de solidaridad social»

Adi Gestiona el proyecto humanitario Solidar Social Rumanía, Bucarest

Solidar Social es un proyecto humanitario creado por el chef Adi Hădean que, con decenas de otros chefs voluntarios, preparan comidas calientes para el personal médico de los hospitales de Bucarest y para personas mayores en aislamiento. El equipo prepara y reparte 1 200 comidas calientes al día, gracias a los voluntarios y a las donaciones de empresas y particulares. «Solidar Social empezó por necesidad, y ayudamos haciendo lo que mejor sabemos: llenar los estómagos. Todos somos necesarios para que la iniciativa funcione: preparar 1 200 platos de comida caliente no es tarea fácil. Necesitamos ayuda en muchas cosas, desde el aprovisionamiento hasta la logística o la donación de equipos de protección», nos cuenta el chef Adi Hădean. Hasta ahora, el equipo de Solidar Social ha repartido más de 26 000 comidas calientes.  La Fundación Adi Hădean tiene previsto ampliar este proyecto humanitario a toda Rumanía, para llevar algo de alivio a quienes lo necesiten.

«Me gusta utilizar las redes sociales para las buenas causas»

Alin Se dedica a sacar a la luz noticias falsas Rumanía, Bucarest

Cuando Alin empezó a ver informaciones falsas sobre la COVID-19 propagarse por las redes sociales, supo que sobre esto tenía que trabajar su ONG. Internet es el mejor aliado, pero también puede ser el peor enemigo: da un acceso sin precedentes al conocimiento pero también propaga sin control la desinformación. Por eso Alin decidió crear Just (en rumano, «conforme a la verdad»), una serie de historias de Instagram que pretenden corregir la desinformación sobre la COVID-19 y alentar el pensamiento crítico. Dos veces por semana, miles de usuarios se conectan, y cientos de ellos interactúan con las historias y las preguntas de Just. Los internautas deben adivinar si la noticia que han visto es verdadera o falsa, y muchas veces se sorprenden al conocer el resultado. Busca siempre fuentes fiables y evita divulgar noticias falsas. Puedes echar un vistazo a nuestra breve guía sobre cómo reconocer los bulos sobre la COVID-19 en https://www.europarl.europa.eu/news/es/headlines/priorities/respuesta-de-la-ue-ante-el-coronavirus/20200326STO75917/desinformacion-como-reconocer-y-abordar-los-bulos-sobre-el-covid-19

«Es importante demostrar a la gente que nos preocupamos por ellos, y más en estos tiempos adversos»

Ioana Ayuda a las personas mayores y a familiares en riesgo Rumanía, Oradea

El sentimiento de comunidad y la solidaridad europea son fundamentales en unos tiempos tan difíciles y revueltos. Ioana es un magnífico ejemplo de cómo no hace falta irse muy lejos para encontrar a alguien que necesita ayuda. Pueden ser cosas prácticas, como hacer la compra o los recados, o más sociales, como hacerse compañía por teléfono o por videollamadas. Con el distanciamiento físico, algunas personas pueden sentirse más solas que de costumbre, pero existen muchos instrumentos para aliviar estos sentimientos de soledad. Contando a los demás cómo interpretas tú #EuropeosContraElCovid19, puedes servir de inspiración a quienes te rodean, y ayudar así a reforzar la positividad y la resiliencia, como hace Ioana.