La Unión Europea proporciona a los agricultores una ayuda a las rentas o pagos directos para actuar como una red de seguridad y hacer que la agricultura sea más rentable, garantizar la seguridad alimentaria en Europa, ayudar a los agricultores en la producción de alimentos seguros, saludables y asequibles, y recompensarles por suministrar bienes públicos que los mercados normalmente no pagan. Son gestionados conjuntamente por la Comisión y los Estados miembros mediante una serie de regímenes.

Base jurídica

La base jurídica para la política agrícola común (PAC) está establecida en el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (artículos 38 a 44) (3.2.1).

Reglamento (UE) 2021/2115 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 2 de diciembre de 2021, por el que se establecen normas en relación con la ayuda a los planes estratégicos que deben elaborar los Estados miembros en el marco de la política agrícola común (planes estratégicos de la PAC), financiada con cargo al Fondo Europeo Agrícola de Garantía (FEAGA) y al Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader), y por el que se derogan los Reglamentos (UE) n.o 1305/2013 y (UE) n.o 1307/2013.

Reglamento (UE) 2021/2116 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 2 de diciembre de 2021, sobre la financiación, la gestión y el seguimiento de la política agrícola común y por el que se deroga el Reglamento (UE) n.o 1306/2013 (→).

Introducción

La PAC apoya a los agricultores mediante una serie de medidas estratégicas:

  • Financiados por el FEAGA, los pagos directos son una red de seguridad para los agricultores que estén haciendo frente a ingresos más bajos que la media en comparación con el resto de la economía, así como mercados inciertos, fenómenos meteorológicos extremos, plagas y enfermedades, o escaso poder de negociación en la cadena alimentaria. Con alrededor de 270 000 millones EUR para el período 2021-2027 (marco financiero plurianual, precios actuales), los pagos directos representan el 72 % de los fondos de la PAC de la Unión (378 500 millones EUR) (3.2.2). La legislación de la Unión establece la dotación financiera para cada Estado miembro.
  • Las medidas de mercado, también financiadas por el FEAGA, tienen como objetivo apoyar y estabilizar los mercados agrícolas. Algunas apoyan a los agricultores de la Unión directamente, por ejemplo, propiciando la participación en grupos de productores o regímenes de calidad, para reforzar así su papel en la cadena de suministro. La organización común de los mercados (OCM) está incluida en el Reglamento (UE) 2021/2117 del Parlamento Europeo y del Consejo de 2 de diciembre de 2021 que modifica los Reglamentos (UE) n.o 1308/2013, por el que se crea la organización común de mercados de los productos agrarios, (UE) n.o 1151/2012, sobre los regímenes de calidad de los productos agrícolas y alimenticios, (UE) n.o 251/2014, sobre las indicaciones geográficas de los productos vitivinícolas aromatizados, y (UE) n.o 228/2013, por el que se establecen medidas específicas en el sector agrícola en favor de las regiones ultraperiféricas de la Unión. Puesto que las intervenciones sectoriales son ahora parte de los planes estratégicos de la PAC de los Estados miembros, las disposiciones correspondientes se han trasladado del Reglamento OCM al Reglamento sobre los Planes Estratégicos de la PAC.
  • Las medidas de desarrollo rural, financiadas por el Feader y por fondos nacionales, tienen como objetivo contribuir al rendimiento económico, social y medioambiental de las zonas rurales. También incluyen medidas de ayuda a los agricultores, como medidas agroambientales, la financiación de inversiones en explotaciones agrícolas, instrumentos de gestión de riesgos e instrumentos financieros (3.2.8).

Síntesis

Los regímenes de pagos directos están regulados por los artículos 20 a 41 del Reglamento (UE) 2021/2115 (Reglamento sobre los Planes Estratégicos de la PAC). Algunos regímenes son obligatorios, otros pueden incluirse en los planes estratégicos de la PAC de forma voluntaria.

  • La ayuda básica a la renta para la sostenibilidad (artículos 21 a 28 del Reglamento (UE) 2021/2115) es un pago anual por hectárea al que se destina la mitad del presupuesto de los pagos directos. Los Estados miembros pueden decidir pagar un importe uniforme por hectárea, diferenciar el pago de acuerdo con las diferentes condiciones socioeconómicas o agronómicas, o pagar un importe en función de los derechos de pago aplicables en virtud de la PAC anterior. Cuando utilicen los derechos de pago, los Estados miembros deben reducir gradualmente la brecha entre sus valores en los años siguientes, un proceso conocido como «convergencia». Un pago para pequeños agricultores que no exceda los 1 250 EUR al año puede concederse como importe a tanto alzado o por hectárea. Dichos pagos, que tienen carácter opcional para los agricultores, sustituyen todas las demás formas de pagos directos.
  • La ayuda redistributiva complementaria a la renta para la sostenibilidad (artículo 29 del Reglamento (UE) 2021/2115) es un pago anual adicional para las primeras hectáreas de suelo agrícola para agricultores que tengan derecho a la ayuda básica a la renta. Los Estados miembros determinan el importe por hectárea y el número de hectáreas por agricultor para el que está disponible la ayuda redistributiva a la renta. Este régimen tiene como objetivo redistribuir los pagos directos de explotaciones agrícolas más grandes a otras más pequeñas o medianas. Para apoyar a las explotaciones agrícolas pequeñas, al menos el 10 % del presupuesto de pagos directos de cada Estado miembro debe destinarse a este régimen, a menos que la redistribución se consiga por otros medios.
  • La ayuda complementaria a la renta para jóvenes agricultores (artículo 30 del Reglamento (UE) 2021/2115) es un pago anual adicional para nuevos agricultores que tengan derecho a la ayuda básica a la renta. Los Estados miembros determinan un pago a tanto alzado o el importe por hectárea y el número de hectáreas por agricultor para el que está disponible la ayuda redistributiva a la renta. También establecen un límite máximo de edad —entre 35 y 40 años— y la formación y capacidades requeridas a los potenciales beneficiarios.
  • Los regímenes en favor del clima, el medio ambiente y el bienestar animal (regímenes ecológicos) (artículo 31 del Reglamento (UE) 2021/2115) ayuda a los agricultores que se comprometan a adoptar prácticas agrícolas beneficiosas para el clima, el medio ambiente y el bienestar animal, o para combatir la resistencia a los antimicrobianos. Dichas prácticas, que deben ir más allá de los requisitos legales, están enumeradas en los planes estratégicos de la PAC. El pago anual por hectárea que se concede a los regímenes ecológicos puede ser un pago adicional a la ayuda básica a la renta o un pago para compensar los costes efectuados o el lucro cesante resultantes de los compromisos contraídos. Al menos el 25 % del presupuesto nacional de pagos directos debe destinarse a este régimen, que es de carácter voluntario para los agricultores.
  • Ayuda a la renta asociada (artículos 32 a 35 del Reglamento (UE) 2021/2115). Si bien anteriormente la ayuda a la renta de la PAC estaba vinculada (o asociada) a productos específicos, reformas posteriores han eliminado gradualmente este vínculo, que está actualmente limitado a un porcentaje pequeño de los pagos directos. La ayuda asociada pretende hacer frente a las dificultades en los sectores, tipos de producción o tipos específicos de actividades agrícolas que sean importantes por razones socioeconómicas o medioambientales. La ayuda consiste en un pago anual por hectárea o animal, con el objetivo de mejorar la competitividad, la sostenibilidad o la calidad. Entre los sectores a los que pueden dirigirse los planes estratégicos de la PAC, los cultivos proteicos pueden contarse sin ninguna justificación, ya que esto contribuiría a reducir la dependencia de la Unión de las importaciones en el sector y el uso de fertilizantes nitrogenados.
  • El pago específico al cultivo del algodón (artículos 36 a 41 del Reglamento (UE) 2021/2115) es un régimen de pagos directos asociado que concede pagos por hectárea de algodón ubicada en áreas autorizadas para la producción de algodón en Bulgaria, Grecia, España y Portugal.

¿Cómo funcionan los pagos directos en la práctica?

Cada año, más de 6 millones de beneficiarios reciben pagos directos. Estos se conceden a agricultores activos, ya sean particulares o empresas, que desarrollen al menos un nivel mínimo de actividad agrícola (es decir, la producción agrícola o el mantenimiento de un área agrícola en un estado adecuado para la actividad agrícola). Los planes estratégicos de la PAC determinan quiénes son agricultores activos mediante criterios objetivos y no discriminatorios, por ejemplo, mediante una lista negativa que excluya a determinadas entidades de la consideración de agricultor activo.

La ayuda mediante los planes estratégicos de la PAC se proporciona principalmente en forma de pagos basados en la superficie. Para algunos regímenes, esta se basa en el número de animales que cubre. Las definiciones relacionadas con la admisibilidad de los agricultores y las zonas que pueden acogerse a la ayuda de la PAC se establecen a escala de la Unión para garantizar la uniformidad de la política. Comparado al anterior período de la PAC, estas definiciones no están tan detalladas en la legislación de la Unión y ofrecen a los Estados miembros la flexibilidad para especificar en mayor medida las normas a escala nacional, de manera que puedan adaptarse a sus necesidades, y para orientar mejor las ayudas.

Todos los Estados miembros fijan requisitos mínimos para recibir los pagos directos. La mayoría establece tanto un umbral financiero como de superficie de entre 100 y 500 EUR, y de entre 0,3 y 4 hectáreas, respectivamente. La mayoría de los Estados miembros han conservado sus umbrales mínimos requeridos sin cambios con respecto al período anterior.

Los agricultores que deseen solicitar pagos directos necesitan solicitarlos cada año y cumplir una serie de normas. Además de los requisitos legales de gestión que son obligatorios para el ejercicio de las actividades agrícolas, los agricultores que reciben los pagos de la PAC están sujetos a condicionalidad, es decir, deben mantener la tierra en buenas condiciones agrarias y medioambientales. La PAC 2023-2027 incluye una condicionalidad mejorada con requisitos más ecológicos. También introduce la condicionalidad social por primera vez y vincula los pagos directos a determinados principios sociales y laborales fundamentales.

La Comisión y las autoridades nacionales aplican los pagos directos mediante gestión compartida. Bajo la supervisión de la Comisión, los organismos pagadores nacionales se encargan de administrar los pagos directos y de tareas como tramitar las solicitudes de ayuda, efectuar pagos y realizar determinadas comprobaciones.

Información financiera clave

La ayuda básica a la renta para la sostenibilidad, un pago anual disociado basado en la superficie financiado únicamente con el presupuesto de la Unión, sigue siendo el instrumento más importante de la PAC para apoyar la renta de los agricultores de la Unión. De media, el gasto previsto dentro de los planes estratégicos de la PAC para este instrumento representa el 51 % del presupuesto total del FEAGA, o el 31 % del gasto público total de la PAC.

Distribución del gasto público total previsto para los pagos directos que sustentan la aplicación los 28 planes estratégicos de la PAC (2023-2027)

Tipo de intervenciones Contribución de la Unión en miles de millones EUR Porcentaje total de pagos directos
Ayuda básica a la renta para la sostenibilidad (artículos 21-28) 96,69 51,12 %
Ayuda a la renta asociada (artículos 32-35) 23,03 12,18 %
Ayuda complementaria a la renta para jóvenes agricultores (artículo 30) 3,4 1,80 %
Ayuda redistributiva complementaria a la renta para la sostenibilidad (artículo 29) 20,09 10,62 %
Regímenes en favor del clima, el medio ambiente y el bienestar animal (regímenes ecológicos) (artículo 31) 44,71 23,64 %
Pago específico al cultivo del algodón (artículos 36 a 41) 1,23 0,65 %
Pagos directos totales FEAGA 189,15 100 %

Fuente: Comisión Europea, Approved 28 CAP Strategic Plans (2023-2027) —

Summary overview (Aprobación de veintiocho planes estratégicos de la PAC (2023-2027) — Resumen), junio de 2023

Papel del Parlamento Europeo

El 1 de junio de 2018, la Comisión publicó sus propuestas para establecer normas en relación con la ayuda a los planes estratégicos en el marco de la PAC. En el Parlamento, el expediente se asignó a la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural (AGRI). La Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria (ENVI) fue designada comisión asociada de conformidad con el artículo 54 del Reglamento interno. Tras las elecciones europeas de 2019, Peter Jahr (PPE, Alemania) fue nombrado ponente de la Comisión AGRI, mientras que Christophe Hansen (PPE, Luxemburgo) fue nombrado ponente de la Comisión ENVI. El 23 de octubre de 2020, el Parlamento aprobó su posición en primera lectura sobre las propuestas legislativas de la Comisión relativas a la nueva PAC.

El texto adoptado constituyó la base para las negociaciones posteriores con el Consejo, que, para los tres expedientes de la PAC, comenzaron el 10 de noviembre de 2020 y continuaron en una serie de diálogos tripartitos. A finales de junio de 2021, los negociadores alcanzaron un acuerdo sobre las tres propuestas del paquete de reformas de la PAC. Este acuerdo fue refrendado por los ministros de Agricultura de la Unión el 28 de junio de 2021 y por los miembros de la Comisión AGRI el 9 de septiembre de 2021. Los miembros de la Comisión AGRI aprobaron el acuerdo relativo al Reglamento sobre los planes estratégicos de la PAC por 38 votos a favor, 8 votos en contra y 2 abstenciones. El Parlamento sometió a votación las tres propuestas del paquete de reformas de la PAC durante el período parcial de sesiones de noviembre II y el Reglamento sobre los planes estratégicos de la PAC, ahora Reglamento (UE) 2021/2115 de 2 de diciembre de 2021, se publicó en el Diario Oficial L 435 de 6 de diciembre de 2021.

Durante las negociaciones, el Parlamento desempeñó una función importante, abarcando todas las cuestiones sobre la mesa durante el proceso de reforma de la PAC. Un estudio encargado por el Parlamento sobre el proceso de reforma de la PAC después de 2020, visto desde una perspectiva interinstitucional, destaca que, asumiendo el papel de guardián de los principios de la Unión y del presupuesto de la PAC, el Parlamento intentó mantener el carácter europeo y común de las diferentes partes de la legislación propuesta para evitar una «renacionalización» de la PAC. Además, en algunos casos, tomó la iniciativa como iniciador de políticas, como demuestran sus esfuerzos por delimitar una gran parte del presupuesto de pagos directos para los nuevos regímenes ecológicos o la introducción de la condicionalidad social en el nuevo Reglamento sobre los planes estratégicos de la PAC.

 

François Nègre