La juventud es una política de ámbito nacional, lo que supone la exclusión de cualquier armonización de las legislaciones de los Estados miembros. Por tanto, la Unión desempeña en esta materia un papel de apoyo. Así, el capítulo del programa Erasmus+ dedicado a la juventud fomenta el intercambio de jóvenes tanto dentro de la Unión como con terceros países. Durante los últimos años, la Unión Europea ha reforzado sus políticas de juventud, como ponen de manifiesto la iniciativa del Cuerpo Europeo de Solidaridad y el proyecto DiscoverEU.

Base jurídica

Los artículos 165 y 166 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE) constituyen la base de cualquier actuación de la Unión en el ámbito de la juventud. Las medidas incluidas en el ámbito de aplicación de los artículos 165 y 166 están sometidas al procedimiento legislativo ordinario. En lo que respecta a la política de juventud, queda excluida expresamente cualquier armonización de las legislaciones de los Estados miembros. El Consejo puede adoptar recomendaciones sobre la base de propuestas de la Comisión.

La Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión, que posee el mismo valor jurídico que los Tratados (artículo 6 del Tratado de la Unión Europea, TUE), incluye un artículo sobre los derechos del niño (artículo 24), así como un artículo que prevé la prohibición del trabajo infantil y la protección de los jóvenes en el trabajo (artículo 32).

Objetivos

El artículo 165 del TFUE establece que la acción de la Unión se encaminará a favorecer la movilidad de jóvenes y de trabajadores en el ámbito de la juventud y a fomentar la participación de los jóvenes en la vida democrática de Europa. El artículo 166 permite a la Unión desarrollar una política de formación profesional que refuerce y complete las acciones de los Estados miembros. Este artículo encarga a la Unión que facilite el acceso a la formación profesional y aliente la movilidad de los educadores y de las personas en formación, especialmente de los jóvenes.

Además de estas disposiciones, los niños y los jóvenes también se benefician de las políticas de la Unión en otros ámbitos, como la educación, la formación y la salud, así como de los derechos y la protección de los niños y los jóvenes.

Resultados

A. Marco estratégico

1. Estrategia Europa 2020

La Estrategia Europa 2020, puesta en marcha en 2010, se centra en la juventud y fija diferentes objetivos en este ámbito, incluida la reducción de la tasa de abandono escolar, el aumento del número de titulados de enseñanza superior en el grupo de edad de 30 a 34 años y el desarrollo de un paquete global para la educación y el empleo.

2. Estrategia de la Unión Europea para la Juventud 2019-2027: involucrar, conectar y capacitar a los jóvenes

El 26 de noviembre de 2018 el Consejo adoptó una Resolución sobre la nueva Estrategia de la Unión Europea para la Juventud 2019-2027. El texto propone prestar especial atención a los siguientes puntos:

  • impulsar la participación de los jóvenes en la vida democrática y cívica;
  • conectar a jóvenes de toda la Unión Europea y fuera de ella para impulsar el compromiso voluntario, la movilidad en el aprendizaje, la solidaridad y el entendimiento intercultural;
  • apoyar la capacitación de los jóvenes a través de la calidad, la innovación y el reconocimiento del trabajo en el ámbito de la juventud.

B. Programas de gasto de la Unión para la juventud

1. Erasmus+

Erasmus+ contiene un capítulo específico sobre juventud, para el que se han reservado aproximadamente 2 100 millones de euros. Sus objetivos específicos son los siguientes: 1) mejorar el nivel de cualificación de los jóvenes, apoyar su participación en la vida democrática y en el mercado laboral, fomentar la ciudadanía activa, el diálogo intercultural, la inclusión social y la solidaridad; 2) mejorar la calidad del trabajo en el ámbito de la juventud; 3) completar las reformas políticas a nivel local, regional y nacional, y 4) reforzar la dimensión internacional de las actividades juveniles y el papel de las organizaciones dedicadas al trabajo con los jóvenes. La propuesta de un nuevo programa Erasmus para el período 2021-2027 (COM(2018)0367) prevé asignar el 10 % de su presupuesto a actividades en el ámbito de la juventud. Uno de los objetivos de la propuesta es desarrollar el sentimiento de pertenencia a la Unión Europea, partiendo de una nueva iniciativa, llamada «DiscoverEU», que ofrece a los jóvenes la oportunidad de descubrir la diversidad de Europa a través de su patrimonio cultural. Entre los beneficiarios de DiscoverEU no solo hay escolares y universitarios, sino también personas en período de prácticas y jóvenes trabajadores.

2. Cuerpo Europeo de Solidaridad

El Cuerpo Europeo de Solidaridad, puesto en marcha en diciembre de 2016, es una iniciativa destinada a ofrecer a los jóvenes de entre 18 y 35 años la oportunidad de participar en actividades solidarias en su propio país o en el extranjero a través de un contrato de voluntariado, de prácticas o de empleo. Hasta la fecha, más de 160 000 jóvenes ya se han beneficiado de este programa.

C. Otras iniciativas de la Unión

1. Garantía Juvenil

En abril de 2013 el Consejo adoptó una Recomendación sobre el establecimiento de la Garantía Juvenil (DO C 120 de 26.4.2013, p. 1). Este programa permite ofrecer a los jóvenes un empleo de calidad, la reanudación de los estudios o una formación complementaria en un plazo de cuatro meses tras la pérdida de su puesto de trabajo o la finalización de su educación formal. La ayuda financiera de la Unión estará disponible, en particular, en las regiones en las que la tasa de desempleo juvenil supere el 25 %[1]. En vista de su éxito, la Comisión anunció en julio de 2020 el refuerzo de la Garantía Juvenil mediante una propuesta de Recomendación del Consejo relativa a un puente hacia el empleo: refuerzo de la Garantía Juvenil. Esta Recomendación fue adoptada el 30 de octubre de 2020.

2. Políticas de protección de la infancia

De acuerdo con la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño, se entiende por niño todo ser humano menor de dieciocho años de edad. El Tratado de Lisboa introdujo para la Unión el objetivo de promover los derechos del niño, mientras que la Carta de los Derechos Fundamentales garantiza la protección de los derechos del niño por parte de las instituciones de la Unión y de los Estados miembros.

El 15 de febrero de 2011 la Comisión adoptó una Comunicación titulada «Una Agenda de la UE en pro de los Derechos del Niño» (COM(2011)0060), cuya finalidad es reafirmar el claro compromiso de todas las instituciones de la Unión y de todos los Estados miembros con la promoción, la protección y el cumplimiento de los derechos del niño en todas las políticas pertinentes de la Unión y transformarlo en resultados concretos. Los derechos del niño y la prevención de la violencia contra niños, jóvenes, mujeres y otros grupos de riesgo también están protegidos y se promueven a través del programa «Derechos, Igualdad y Ciudadanía» (2014-2020).

En 2016 el Parlamento Europeo y el Consejo aprobaron una Directiva relativa a las garantías procesales de los menores sospechosos o acusados en los procesos penales (DO L 132 de 21.5.2016, p. 1), con el fin de garantizar que los niños sospechosos o acusados en procesos penales sean capaces de comprender y seguir esos procedimientos y de ejercer su derecho a un juicio justo, así como para prevenir que reincidan y favorecer su integración social.

3. Juventud y medios de comunicación

Las tecnologías en línea ofrecen a los niños y a los jóvenes la oportunidad única de acceder al conocimiento, beneficiarse de los recursos de aprendizaje digital y participar en el debate público. No obstante, los niños también pueden ser especialmente vulnerables frente a las nuevas tecnologías. Por esta razón, la Directiva de servicios de comunicación audiovisual (DO L 95 de 15.4.2010, p. 1) prohíbe la inclusión en los servicios de televisión lineal de cualquier contenido que pueda perjudicar gravemente a los menores. Por lo tanto, estos contenidos deben difundirse en momentos en los que los menores no puedan verlos o bloquearse mediante medios tecnológicos diseñados para impedir el acceso. En cuanto a los servicios de comunicación audiovisual no lineales a la carta, solo ponen dichos contenidos a disposición del público en condiciones tales que los menores no puedan estar expuestos a ellos normalmente. El 25 de mayo de 2016 la Comisión publicó una nueva propuesta legislativa que modificaba la Directiva de servicios de comunicación audiovisual. La protección de los menores de los contenidos nocivos, que pueden «perturbarlos», y la lucha contra la incitación al odio son elementos clave del texto adoptado.

4. Portal Europeo de la Juventud

El Portal Europeo de la Juventud es un sitio web que ayuda a los jóvenes de toda Europa a descubrir las numerosas oportunidades que ofrece la Unión en diversos ámbitos (voluntariado, trabajo, aprendizaje, cultura y creatividad, etc).

5. Semana Europea de la Juventud

Cada dos años, la Comisión, junto con el Parlamento, organiza la Semana Europea de la Juventud, cuyo objetivo es ofrecer a los jóvenes actividades en todos los países participantes en el programa Erasmus y presentarles las diferentes oportunidades de movilidad de que disponen en la Unión.

6. Capital Europea de la Juventud

El Foro Europeo de la Juventud es el origen de la iniciativa «Capital Europea de la Juventud», creada en 2009. Cada año, una ciudad europea elegida para convertirse en la Capital Europea de la Juventud tiene la oportunidad de destacar las iniciativas innovadoras puestas en marcha por y para los jóvenes.

7. Concurso «Youth4Regions»

El concurso «Youth4Regions» está dirigido a jóvenes periodistas interesados en la política regional de la Unión Europea. Los ganadores pueden beneficiarse de recibir formación sobre cuestiones europeas, tener tutorías con periodistas experimentados y la oportunidad de participar en viajes de prensa de la Comisión a los Estados miembros.

Papel del Parlamento Europeo

El Parlamento siempre ha apoyado una estrecha cooperación entre los Estados miembros en el ámbito de la juventud. Ha asumido un papel activo en la elaboración de la política de juventud, por ejemplo en sus Resoluciones sobre la evaluación de la Estrategia de la UE para la Juventud 2013-2015 (DO C 215 de 19.6.2018, p. 212), sobre la Garantía Juvenil (DO C 440 de 30.12.2015, p. 67), sobre el fomento del emprendimiento juvenil a través de la educación y la formación (DO C 316 de 22.9.2017, p. 76), sobre el empleo juvenil (DO C 224 de 21.6.2016, p. 19) y sobre políticas de competencias para combatir el desempleo juvenil (DO C 11 de 12.1.2018, p. 44).

En diciembre de 2020, el Consejo y el Parlamento Europeo alcanzaron un acuerdo provisional sobre el programa del Cuerpo Europeo de Solidaridad para el período 2021-2027. Se espera que el programa cuente con un presupuesto de más de mil millones de euros, lo que permitirá la participación de unos 350 000 jóvenes. Los diputados al Parlamento Europeo votaron a favor de que el Cuerpo Europeo de Solidaridad fuera más accesible para los jóvenes con oportunidades más limitadas, como las personas con discapacidad, las personas aisladas o procedentes de comunidades marginadas o los jóvenes con problemas de aprendizaje o de salud. También apoyaron una clara distinción entre actividades de voluntariado y puestos de empleo, a fin de evitar que una organización participante utilice a jóvenes como voluntarios no remunerados si existe la posibilidad de ofrecerles empleos de calidad. El Parlamento insiste en que se exija que las organizaciones de acogida demuestren la calidad de las actividades propuestas. Por último, ha logrado que el programa sea evaluado en relación con su contribución a los objetivos climáticos de la Unión Europea.

En su Resolución de 14 de septiembre de 2017 (DO C 337 de 20.9.2018, p. 131), el Parlamento recomendó armonizar las prioridades del programa Erasmus, de la Estrategia de la UE para la Juventud y otros programas financiados por la Unión. Del mismo modo, el Parlamento ha recomendado que más del 10,3 % del presupuesto del programa Erasmus se destine a actividades en el ámbito de la juventud[2].

El Parlamento también protege el interés superior del menor sobre la base de las peticiones que se le dirigen (DO C 66 de 21.2.2018, p. 2) y aprobó una Resolución sobre la reducción de las desigualdades, en especial con respecto a la pobreza infantil (DO C 366 de 27.10.2017, p. 19). Asimismo, presta especial atención a los derechos del niño fuera de la Unión, en particular mediante la aprobación de Resoluciones sobre la educación de los niños en situaciones de emergencia y crisis prolongadas (DO C 366 de 27.10.2017, p. 151) o sobre la desnutrición infantil y la malnutrición en los países en desarrollo (DO C 289 de 9.8.2016, p. 71). En 2015 aprobó una Resolución sobre la lucha contra los abusos sexuales de menores en línea (DO C 316 de 30.8.2016, p. 109)[3]. Durante el Pleno de octubre de 2018 aprobó la propuesta legislativa de la Comisión para la revisión de la Directiva de servicios de comunicación audiovisual (DO C 11 de 13.1.2020, p. 64). En virtud de las nuevas disposiciones, se exigirá a las empresas de radiodifusión que reduzcan la exposición de los menores a publicidad de alimentos o bebidas no saludables; se prohibirán contenidos que inciten a la violencia, al odio y al terrorismo; y se someterán a normas muy estrictas la violencia gratuita y la pornografía.

A fin de animar a los jóvenes a emprender sus propios proyectos europeos, el Parlamento y la Fundación Premio Internacional Carlomagno de Aquisgrán crearon en 2008 el Premio Europeo Carlomagno de la Juventud, que se concede cada año a los proyectos que promueven el entendimiento europeo e internacional.

 

[1]Para más información véase la ficha 2.3.2 sobre el Fondo Social Europeo, sección B.2.
[2]Textos Aprobados de esa fecha, P8_TA(2019)0324.
[3]Para más información, véase la ficha 3.6.2 sobre política audiovisual y de los medios de comunicación.

Pierre Hériard