Reforma del IVA en la UE: ¿qué está en juego y cómo evitar el fraude? 

 
 

Compartir esta página: 

El fraude del IVA en el comercio transfronterizo cuesta a la UE 170.000 millones de euros al año. El Parlamento Europeo votó el 24 de noviembre una resolución en la que apoya revisar las normas actuales a escala comunitaria, que datan de 1993. El objetivo es precisamente evitar el fraude y contar con un sistema definitivo de IVA en la Unión.

“Tenemos dos objetivos principales. El primero es definir un sistema definitivo para el IVA, porque, durante los últimos 23 años, solo hemos tenido un sistema transitorio. El segundo y más importante es combatir el fraude del IVA que ocurre en una escala importante”, señala el eurodiputado popular alemán Werner Langen, responsable de la resolución parlamentaria.

¿En qué consiste el fraude del IVA en  la UE?

Cuando se produce una venta entre dos Estados miembros de la UE, los productos quedan exentos del pago del IVA a escala comunitaria. Sin embargo los consumidores que compren ese producto sí tendrán que pagar el IVA del producto en su país, y la compañía responsable de la venta declararlo a las autoridades nacionales.

El fraude se produce cuando la compañía se queda con el importe del IVA que ha cobrado a sus clientes al vender el producto en otro país, en lugar de declararlo a la autoridad fiscal nacional.

Es lo que se conoce en la jerga comunitaria como el “fraude carrusel”, puesto que puede iniciar un círculo vicioso cuando se venden los mismos productos muchas veces entre compañías de unos Estados miembros y otros.









Niveles de impositivos en la UE (clique para ampliar)  









Posición del Parlamento

El informe parlamentario, preparado por Langen, reclama un sistema definitivo de IVA y combatir este fraude.

En primer lugar, apoya que el nuevo sistema de IVA que proponga la Comisión cuando legisle se base en el principio de imposición en el país de destino final de los bienes y servicios.

Considera importante además para luchar contra el fraude del IVA que sean menos las excepciones, y opina que el modo mejor y más eficiente para atajar el fraude es un sistema del IVA sencillo con el tipo más bajo posible.

Pide a la Comisión que estudie detenidamente las consecuencias de invertir el sistema actual, de manera que sea el cliente el responsable de pagar el IVA en lugar del proveedor, para ver si con ello se simplificaría la situación para las pymes al tiempo que se reduciría el fraude.

Datos clave sobre el IVA en la UE 
  • Los ingresos por IVA en la UE suponen un billón de euros al año, el 7 % del PIB (2014) 
  • El fraude del IVA está estimado en 168.000 millones de euros perdidos al año (2013) 
  • El fraude transfronterizo en sí mismo se estima en unos 50.000 millones al año (2013)