Pagos transfronterizos más baratos: beneficios para todos los europeos 

 
 

Compartir esta página: 

El Parlamento quiere abaratar las tarifas de los pagos fuera de la eurozona.

Los eurodiputados quieren garantizar tarifas más bajas en los pagos en euro en toda la UE ©AP images/European Union-EP 

Las comisiones al pagar en la zona euro son muy bajas. Sin embargo, los pagos transfronterizos en euros desde países que no forman parte de eurozona están sujetos a tarifas elevadas.

Los eurodiputados votaron el 14 de febrero una propuesta para igualar los costes de los pagos transfronterizos en euros entre los países de la eurozona y los que no pertenecen a ella, y aumentar la transparencia de las comisiones por la conversión de moneda en la UE.

Costes de pago más bajos para países de fuera de la zona del euro

Si vive en Finlandia y hace una transferencia a Italia, la tarifa que se le cobrará por el pago será la misma que para un pago nacional, que en muchos casos es cero.

Sin embargo, si vive en Bulgaria, podría pagar hasta 24 euros de comisión, según un estudio de la Comisión Europea.

Los nuevos cambios igualarán las tarifas cobradas por el envío o la recepción de pagos en euros en los Estados que no pertenecen a la zona euro con la cuantía en la moneda nacional de esos países.

Esta medida aumentará los incentivos para que los consumidores compren desde el exterior y reducirá los costes comerciales para las empresas.

Acuerdo con el Consejo

La ponente del Parlamento Europeo, la eurodiputada del Partido Popular búlgaro Eva Maydell, dijo durante el debate en el pleno que los cambios reducirán los costes de las transferencias a los 150 millones de europeos y a los seis millones de negocios que están fuera de la eurozona.

"La propuesta muestra que podemos tomar decisiones rápidas e importantes en beneficio de los ciudadanos y las empresas", agregó.

Más información para los consumidores

La nueva legislación aumentará los requisitos de transparencia relacionados con las comisiones que se aplican a las conversiones de moneda en una transacción de pago.

Imagine que un alemán desea hacer un pago con tarjeta en un restaurante en Polonia y se le pregunta si prefiere hacer el pago en euros o en la moneda local, el zloty. Si elige un pago en zloty, su propio banco realizará la conversión de moneda, pero si opta por el pago en euros, el banco del comerciante prestará el servicio.

Si el cliente no cuenta con información clara, puede pagar más.

Estas normas requerirán que el usuario reciba todas las opciones de conversión de moneda de forma clara, neutral y comprensible antes de que se lleve a cabo la transacción.

El aumento de la transparencia deberá llevar a una mayor competencia entre los proveedores de servicios y a reducir los cargos por el servicio a lo largo del tiempo.