Adquisiciones extranjeras en la crisis del COVID-19: los eurodiputados presionan por la igualdad de condiciones 

 
 

Compartir esta página: 

La crisis del coronavirus deja a las empresas de la UE en una situación vulnerable frente a sus competidores extranjeros. El PE insiste en que deben aplicarse reglas de competencia justas.

Las empresas de toda la UE corren el riesgo de convertirse en objetivos para adquisiciones extranjeras ©Sveta/Adobe Stock  

Los eurodiputados expresaron su preocupación, en el pleno del 17 de junio, acerca de los subsidios que reciben algunas empresas extranjeras de sus gobiernos porque podrían crear desventajas competitivas para las empresas europeas. También se mostraron preocupados porque las compañías de la UE acaben en manos extranjeras que aprovechen sus dificultades financieras en el contexto de la pandemia de COVID-19 para comprarlas.

La Comisión Europea ha abierto una consulta pública sobre cómo lidiar con los efectos distorsionadores en el mercado único causados ​​por los subsidios extranjeros. La mayoría de los eurodiputados que hablaron en sesión plenaria apoyaron la iniciativa y enfatizaron la necesidad de una competencia leal.

La consulta de la Comisión analiza las distorsiones generales del mercado causadas por las subvenciones extranjeras, pero también se centra concretamente en las subvenciones extranjeras que facilitan la adquisición de empresas de la UE o proporcionan una ventaja injusta en la licitación para la contratación pública.

Christophe Hansen (del PPE, Luxemburgo) señaló que "China no es el único estado en una ola de compras para compañías debilitadas por el impacto de la pandemia", sino que es "el elefante en la sala en este debate". "Si queremos mantener el apoyo público a nuestra política comercial, debemos equiparla con las herramientas para hacer cumplir la competencia leal", dijo.

"Los impactos económicos del coronavirus no se pueden utilizar para beneficiarse de las debilidades de las empresas", dijo Agnes Jongerius (de S&D, Países Bajos), y agregó: "No podemos ver cómo las empresas reciben subsidios injustos y los utilizan para comprar nuestras empresas".

"Imagine un partido de fútbol en el que el lado extranjero sigue reglas que son mucho más fáciles que las del lado local", dijo Stéphanie Yon-Courtin(de Renew Europe, Francia). "¿De qué sirve incluso ver el partido si sabes de antemano quién va a ganar?".

En un informe sobre la política de competencia de la UE redactado por Yon-Courtin y adoptado en el pleno del 18 de junio, los eurodiputados subrayaron la necesidad de proteger a las empresas y activos críticos de la UE de las adquisiciones hostiles.

Algunos eurodiputados pidieron que se refuercen las normas sobre el control de la inversión extranjera directa en la UE. La UE adoptó un marco legal al respecto en 2019. El objetivo es asegurarse de que la inversión no represente una amenaza para la infraestructura crítica ni permita el acceso a información sensible o tecnologías clave. Las reglas entrarán en vigor en octubre de 2020.

La vicepresidenta ejecutiva de la Comisión, Margrethe Vestager, enfatizó la falta de transparencia en los subsidios extranjeros: “En este momento, los gobiernos europeos están haciendo lo mejor que pueden para ayudar a las empresas a superar el daño que está causando el coronavirus, pero lo hacen de manera controlada y transparente ... La razón por la que estamos hablando de subsidios extranjeros es porque no tenemos control ni transparencia”.

Medidas más destacadas adoptadas por la UE para combatir la pandemia de COVID-19.

Cronología de la respuesta de la UE a la crisis.