Una transición justa hacia una economía verde en las regiones de la UE 

Actualización: 
 
Creado:   
 

Compartir esta página: 

El paso hacia una economía climáticamente neutra supone un gran cambio para las regiones dependientes del carbón. Descubra cómo les ayudará el fondo de transición justa.

Para hacer frente al impacto social, económico y medioambiental de la transición ecológica, la Comisión Europea propuso en enero de 2020 el fondo de transición justa, que es parte del plan de financiación climática del Pacto Verde Europeo de 1 billón de euros.

La UE se comprometió a alcanzar la neutralidad climática en 2050 y para lograrlo puso en marcha diferentes iniciativas dentro del Pacto Verde Europeo, que tiene como objetivo luchar contra el cambio climáticocambio climático.

Lea más sobre el trabajo de la UE para atajar el cambio climático.

¿Quién consigue financiación?

Todos los Estados miembros pueden acceder a la financiación, pero la mayoría de los recursos se destinarán a las regiones que se enfrentan a más dificultades: regiones con gran intensidad de carbono, que dependen fuertemente de los combustibles fósiles (petróleo, lignito, turba, esquisto bituminoso). También se tendrá en cuenta la riqueza del país.

Un presupuesto mayor para las regiones europeas

Durante el pleno de septembre,el Parlamento instó a aumentar la ayuda para que la transición de las regiones fuera un éxito,

La Eurocámara reiteró la necesidad de aumentar sensiblemente la dotación del FTJ (25.000 millones de euros en precios de 2018, frente a los 11.000 millones propuestos por la Comisión en mayo) en el presupuesto de la UE para 2021-2027. Este monto se verá completado con 32.000 millones de euros a precios corrientes, como se ha propuesto en el Instrumento de Recuperación de la UE.

Línea del tiempo sobre las propuestas en negociación

 

Recursos del presupuesto de la UE

Financiación del instrumento europeo de recuperación

Propuesta de la Comisión – 14 de enero de 2020

7.500 millones de euros

X

Propuesta modificada de la Comisión – 28 de mayo 2020

11.000 millones de euros

32.000 millones de euros

Borrador del informe del Parlamento – 15 de julio 2020

25.000 millones de euros

32.000 millones de euros

Acuerdo del Consejo – 21 de julio 2020

7.500 millones de euros

10.000 millones de euros

Resolución del Parlamento – 16 de septiembre de 2020

25.000 millones de euros

32.000 millones de euros

Hacia una nueva era verde que no deje a nadie atrás

En el informe adoptado en el pleno de septiembre, el Parlamento hizo una serie de propuestas sobre el funcionamiento del fondo de transición justa:

  • ampliación del campo de aplicación a microempresas, turismo sostenible, infraestructura social, universidades y organismos públicos de investigación, tecnologías de almacenamiento energético, calefacción urbana de bajas emisiones, movilidad inteligente y sostenible, innovación digital (incluida la agricultura digital y de precisión), proyectos de lucha contra la pobreza energética, cultura, educación y desarrollo comunitario;
  • una tasa de cofinanciación de hasta el 85 % del coste de los proyectos admisibles en toda la UE;
  • un 1 % del total se asignará a las islas, y otro 1 % a las regiones ultraperiféricas;
  • creación de un «mecanismo de recompensa verde»: el 18 % de todos los recursos del FTJ irá a aquellos Estados miembros que reduzcan sus emisiones de gases de efecto invernadero con mayor rapidez y y solo el 50% de la asignación nacional estará disponible para aquellos que aún no se han comprometido con un objetivo nacional de neutralidad climática para 2050.

Además, los eurodiputados pidieron que se hiciera una excepción para la inversión en actividades relacionadas con el gas natural en las regiones que dependen fuertemente de la extracción y la combustión de carbón, lignito, esquisto bituminoso o turba, siempre que dichas actividades puedan considerarse medioambientalmente sostenibles de acuerdo al Reglamento por el que se establece una taxonomía.

El texto aprobado por los eurodiputados prevé la posible transferencia de recursos de otros fondos de cohesión de forma voluntaria.

Con un mayor presupuesto, podremos apoyar de forma eficaz a las regiones que más lo necesitan, pero, sobre todo, apoyaremos firmemente a nuestros ciudadanos. Estamos entrando en una nueva era verde sin dejar a nadie atrás

Manolis Kefalogiannis (PPE, Grecia), ponente del establecimento del fondo de transición justa 
Compartir esta cita: 
¿Dónde invertirá el fondo de transición justa? 
  • Pequeñas, medianas y nuevas empresas 
  • investigación e innovación 
  • energía limpia asequible, reducción de emisiones, eficiencia energética y energías renovables 
  • digitalización y conectividad digital 
  • rehabilitación y descontaminación, restauración de tierras y reutilización 
  • economía circular, incluida la prevención del gasto, la reducción, eficiencia de recursos, reutilización, reparación y reciclaje de residuos 
  • formación y el reciclaje de los trabajadores 
  • asistencia en la búsqueda de empleo 
  • transformación de las actuales instalaciones con altas emisiones de carbono 

Plataforma de transición justa


En junio, la Comisión puso en marcha una plataforma de transición justa con el objetivo de dar apoyo técnico y asesoramiento a las partes interesadas públicas y privadas de las cuencas mineras y otras regiones con altas emisiones de carbono, ofreciéndoles un fácil acceso a la información sobre las oportunidades de financiación y las fuentes de asistencia técnica. Incluye una base de datos de proyectos y expertos, que comparten información y asesoramiento técnico.

Contexto

En marzo de 2018, el Parlamento pidió que se estableciera un fondo integral para apoyar una transición justa en el sector energético.

En enero de 2020, la Comisión propuso el fondo de transición justa para apoyar a las regiones más afectadas por la transición ecológica.

En julio, los líderes de la UE acordaron una cantidad menor para el plan de recuperación y el marco financiero plurianual para 2021-2027, reduciendo por tanto el fondo de transición justa, lo que fue fuertemente criticado por el PE.

En el pleno del 23 de julio, el Parlamento ya había retado al Consejo a que jutificara las reducciones masivas en los presupuestos del fondo de transición justa y de "InvestEU" en el contexto del Pacto Verde Europeo, una prioridad europea a largo plazo que no debe ponerse en riesgo.

Tras la resolución del pleno de septiembre, las negociaciones con el Consejo y la Comisión sobre todos los puntos —excepto la dotación financiera, que se acordará en negociaciones paralelas sobre el Marco Financiero Plurianual (MFP)— comenzarán lo antes posible. La financiación exacta se aclarará cuando se alcance el acuerdo final sobre las negociaciones del presupuesto europeo 2021-2017.