Planes de recuperación: los eurodiputados abogan por un buen uso del dinero y una supervisión democrática 

Actualización: 
 
Creado:   
 

Compartir esta página: 

Los países deben hacer un buen uso de los más de 700.000 millones de euros de los planes de recuperación de la UE para adaptarse a la nueva realidad, según los eurodiputados.

El Mecanismo de Recuperación y Resiliencia de la UE se creó en el momento álgido de la crisis de Covid-19 para ayudar a los Estados miembros a apoyar a las empresas y los ciudadanos en dificultades. Aunque la economía de la UE se recuperó en 2021 tras una fuerte caída en 2020, están surgiendo nuevos retos económicos y sociales con la guerra en Ucrania y el aumento de los precios de la energía y los alimentos.


Más que un instrumento de ayuda a corto plazo, el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia de 723.800 millones de euros es un plan orientado al futuro que financia las reformas e inversiones propuestas por los países de la UE en ámbitos como la transición ecológica, la transformación digital, la mejora de la salud, la resiliencia social y económica y el apoyo a los jóvenes.


Los eurodiputados subrayan que el dinero debe utilizarse de forma eficaz para garantizar los beneficios a largo plazo para la economía y la sociedad de la UE, en un informe que analiza la aplicación del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia hasta la fecha, adoptado por el Parlamento el 23 de Junio. También subrayan la necesidad de aumentar la autonomía estratégica de la UE, reducir la dependencia de los combustibles fósiles importados y diversificar las fuentes de energía.


Más información sobre el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia.

Avances en la aplicación de los planes de recuperación

La eurodiputada Eider Gardiazabal, coautora del informe de la Eurocámara, explicó en un debate en el pleno del 22 de junio que los planes de recuperación se financian con la emisión de deuda europea conjunta por parte de la Comisión Europea y que se devolverán con nuevas fuentes de ingresos del presupuesto de la UE. "La respuesta a la crisis [de Covid-19] fue muy diferente a la de [la crisis financiera de] 2008. Fue potente e innovadora. Se superaron muchas barreras y se rompieron algunos tabúes", señaló.


Aparte de un tramo de prefinanciación de hasta el 13% de los fondos asignados, los países de la UE obtienen el resto de sus pagos al cumplir objetivos e hitos específicos en el marco del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia.


Hasta ahora, la mayoría de los países han recibido su prefinanciación, mientras que ocho países han solicitado un primer pago, y España ha solicitado un segundo pago.


Tres países no han recibido la aprobación de sus planes nacionales: los Países Bajos no han presentado su plan, mientras que la aprobación de los planes de Polonia y Hungría se ha retrasado debido a la preocupación por el Estado de derecho y los riesgos relacionados con el fraude, los conflictos de intereses y la corrupción.


El 1 de junio, la Comisión valoró positivamente el plan nacional de recuperación de Polonia, al que siguió la aprobación del Consejo el 17 de junio. El Parlamento expresó su desacuerdo con la decisión de la Comisión en una resolución del 9 de junio, afirmando que el pleno cumplimiento de los valores de la UE es un requisito previo para que cualquier país de la UE obtenga fondos de recuperación.


Los fondos de recuperación se destinan a los países de la UE en forma de subvenciones o préstamos. Los Estados miembros han hecho planes para utilizar casi la totalidad de las subvenciones, pero han indicado que les gustaría utilizar 166.000 millones de euros de los 385.800 millones disponibles para préstamos.


Los eurodiputados instan a los países a aprovechar todo el potencial del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, incluidos los préstamos, para contrarrestar los efectos de la pandemia y los nuevos desafíos.

Supervisión del Parlamento


El Parlamento Europeo participa activamente en la supervisión de la aplicación del Mecanismo de Recuperación y Reactivación. Los eurodiputados celebran debates en el pleno y adoptan resoluciones sobre el tema, las comisiones de presupuestos y economía del Parlamento mantienen conversaciones periódicas con los comisarios (se celebraron cuatro reuniones en 2021) y hay frecuentes reuniones a nivel técnico con funcionarios de la Comisión (20 reuniones en 2021).


Los eurodiputados quieren asegurarse de que los fondos se utilizan de forma transparente y respetando las normas, y de que la Comisión lleva a cabo un control y una auditoría eficaces de los Estados miembros.


El informe del Parlamento señala que las administraciones públicas nacionales tienen dificultades para absorber toda la financiación en un corto espacio de tiempo, ya que todas las reformas e inversiones deben realizarse antes de 2026. Los eurodiputados insisten en que las autoridades locales y regionales, los interlocutores sociales y las organizaciones de la sociedad civil deben participar en la ejecución de los planes nacionales para garantizar el éxito de la aplicación y la responsabilidad democrática.

"Nos gustaría ver más proyectos transfronterizos, sobre todo en el ámbito de la energía, porque esto nos ayudará a llevar la energía desde donde la tenemos hasta donde la necesitamos", dijo el eurodiputado rumano del Partido Popular Europeo Siegfried Mureșan, uno de los encargados de la propuesta, en el debate del pleno del 22 de junio.


Se espera que la Comisión Europea presente un informe sobre el progreso de los planes de recuperación a mediados de julio.

Plan nacional de recuperación de España.