La prohibición de vender nuevos coches de gasolina y diésel a partir de 2035 en la UE 

 
 

Compartir esta página: 

Todos los coches y furgonetas nuevos que se vendan en la UE a partir de 2035 deberán tener cero emisiones. ¿Qué significa en la práctica? Lea nuestras preguntas frecuentes para averiguarlo.

Cargador de coches eléctricos  

Para alcanzar el objetivo de neutralidad climática en 2050, la UE está tomando medidas para reducir las emisiones de los automóviles, ya que el transporte por carretera representa una quinta parte de las emisiones de CO2 de la UE. En junio de 2022, el Parlamento Europeo respaldó la propuesta de la Comisión de cero emisiones de los coches y furgonetas nuevos para 2035. Los objetivos intermedios de reducción de emisiones para 2030 se fijarían en un 55% para los coches y un 50% para las furgonetas.

El eurodiputado holandés Jan Huitema (Renew), que redactó el informe sobre la revisión de las normas de CO2 de la UE para coches y furgonetas nuevos, participó en julio en un Facebook live sobre las nuevas normas de emisiones, en el que se basa este cuestionario.

¿Cuándo se prohibirá la venta de coches nuevos con motor de combustión?
A partir de 2035, todos los coches nuevos que salgan al mercado deberán ser de cero emisiones y no podrán emitir nada de CO2. De este modo, se pretende que en 2050 el sector del transporte sea neutro en carbono.

¿Qué pasará con los actuales coches de gasolina/motor de combustión? ¿Podremos seguir conduciéndolos después de 2035?
Sí, puedes seguir conduciendo tu coche actual. Las nuevas normas no significan que todos los coches que circulen tengan que ser de emisiones cero en 2035. Estas normas no afectan a los coches existentes. Si compras un coche nuevo ahora, puedes conducirlo hasta el final de su vida útil. Pero, como la vida media de un coche es de 15 años, tenemos que empezar en 2035 para que todos los coches alcanen la neutralidad climática de CO2 en 2050.

¿Seguirá siendo posible comprar y vender coches de segunda mano con motor de gasolina/combustión después de 2035, y obtener combustible para ellos?
Sí, todo esto seguirá siendo posible. Sin embargo, el coste total de propiedad (coste de combustible, mantenimiento, compra y seguro) podría aumentar.

¿Qué tipo de coches de cero emisiones conducirá la mayoría de la gente?
La tendencia es mayoritariamente hacia los vehículos eléctricos de batería porque el coste total de propiedad es menor que el de las alternativas. Por ejemplo, la producción de hidrógeno y de combustibles ecológicos (hechos a partir de electricidad e hidrógeno y convertidos en gasolina sintética) es más cara, ya que requiere mucha electricidad. Sin embargo, las baterías son pesadas, lo que significa que algunos medios de transporte no pueden funcionar fácilmente con baterías, por lo que el hidrógeno o los combustibles ecológicos pueden ser una buena solución para barcos, aviones o vehículos pesados.

¿Serán asequibles los coches eléctricos?
Es más rentable utilizar vehículos eléctricos, ya que los precios de la electricidad son actualmente más bajos que los de la gasolina y requieren menos mantenimiento. Así que, una vez comprado, el coste total de propiedad de un coche impulsado por baterías es igual o más barato que el de un coche de gasolina o diésel. Sin embargo, hoy en día los coches eléctricos son caros. La nueva normativa debería fomentar una mayor competencia y animar a los fabricantes a invertir en investigación e innovación en vehículos eléctricos, lo que debería hacer bajar el precio de compra.

Otra cuestión es el mercado de coches de segunda mano, que aún no se ha desarrollado para los vehículos eléctricos.

¿Qué pasará con los residuos de las baterías eléctricas?
Esto se solucionará con diferentes legislaciones -como la directiva de energías renovables y la nueva normativa sobre baterías- que aseguren que el proceso de producción es neutro en cuanto a emisiones de CO2, que no tiene un efecto adverso en el medio ambiente y que reciclamos las baterías. También se está trabajando mucho en la innovación de las baterías, y no sólo para los coches.

¿Hay suficiente infraestructura para los coches de emisiones cero? ¿Es sólo para la gente que vive en las ciudades?
Los fabricantes están trabajando en coches con una autonomía de más de 600 km. La eficiencia está mejorando para que los coches no tengan que cargarse tan a menudo, o puedan cargarse con un enchufe normal en casa. El Parlamento también ha acordado recientemente su posición respecto a la infraestructura de combustibles alternativos para que haya más estaciones de recarga eléctrica y de hidrógeno.

¿Cuáles son los próximos pasos?
El Parlamento y los Estados miembros llegarona un acuerdo sobre la forma final de las normas en octubre de 2022.