Schengen: retos en el área sin fronteras interiores 

Actualización: 
 
Creado:   
 

Compartir esta página: 

El espacio de libre circulación de Schengen atraviesa retos que podrían poner en peligro su propia existencia.

Visado de acceso a Schengen en un pasaporte ©AP Images/European Union-EP.  

El Parlamento Europeo condenó la continuación de los controles fronterizos internos en el espacio Schengen en un informe adoptado el 30 de mayo de 2018.


Schengen está bajo "enorme presión", advierten los eurodiputados en un informe sobre el funcionamiento del área libre de pasaportes.

 

"Los gobiernos nacionales convirtieron a Schengen en el chivo expiatorio de los fracasos de las políticas de seguridad y de la debilidad del sistema de asilo europeo común”, destaca el autor del informe parlamentario, el eurodiputado portugués Carlos Coelho, del Partido Popular Europeo.

 

“Sin embargo, Schengen no es el problema, es la solución ", añade, y hace hincapié en que echarle la culpa a la libre circulación podría destruir el sistema único de Schengen. “Si Schengen perece, la Europa de los ciudadanos que conocemos hoy desaparecerá".


Tiempos difíciles para Schengen

 

La llegada de refugiados a la UE y los ataques terroristas desde 2015 llevaron a la reintroducción temporal de fronteras interiores en algunos puntos de Schengen. El código de fronteras que rige este espacio de libre circulación permite esta opción para casos excepcionales en los que, por ejemplo, se detecte una amenaza para la seguridad.

 

Estas medidas debían ser temporales y excepcionales, pero lo cierto es que Schengen no ha recuperado aún su funcionamiento normal.

 

"Las fronteras internas siguen vigentes principalmente porque estamos pagando el precio de problemas que están fuera del alcance de Schengen, como la política de asilo", dijo Coelho.

La Comisión Europea actualiza regularmente la lista de países que aplican controles internos.


En el pasado también los tuvieron Hungría, Eslovenia y Bélgica, por diversos motivos.

 

Consulte la lista completa con los motivos.

 

¿Cuánto cuesta, a quién afecta?



Los controles fronterizos interrumpen el libre flujo de personas, bienes y servicios en toda la UE:


El impacto se centra principalmente en el transporte transfronterizo de mercancías, el desplazamiento de los trabajadores (1,7 millones de trabajadores en la UE cruzan la frontera todos los días para ir a trabajar) y el turismo.


Hay costes administrativos y de infraestructura para el sector público.


En el transcurso de dos años, el coste de los controles fronterizos se estima en 25.000 a 50.000 millones de euros y 2.000 millones en costes operativos anuales. Más detalles en este estudio del Parlamento Europeo.


Con el fin de salvaguardar la seguridad en el espacio sin fronteras interiores de Schengen, en abril de 2017 se introdujeron controles sistemáticos en las fronteras exteriores de todas las personas que entran en la UE, incluidos los ciudadanos comunitarios.


Para tener un registro de los movimientos de ciudadanos no comunitarios en el espacio Schengen y acelerar los controles, el Parlamento y los ministros de la UE acordaron un nuevo sistema de registro de entrada y salida, el 30 de noviembre de 2017. Se espera que estos nuevos controles en las fronteras exteriores estén plenamente operativos para 2020 a más tardar.

Espacio Schengen  

Schengen, parte de la solución, no del problema


La UE ha adoptado recientemente varias medidas para reforzar la integridad del espacio Schengen:

 

 

 


  • Más poderes a Europol, la agencia policial de la UE, para intensificar la lucha contra el terrorismo

 

Vuelta a la normalidad en Schengen


"La solución es voluntad política. A pesar del marco europeo, las fronteras siguen siendo nacionales. Por lo que, solo los Estados miembros pueden cambiar esto", sostuvo Coelho. Los eurodiputados apoyan la hoja de ruta de la Comisión Europea para restaurar la zona libre de fronteras y sugieren cómo proceder.


El Parlamento dice que Bulgaria y Rumanía están listos para unirse al área de Schengen y pide al Consejo que apruebe su adhesión: "Bulgaria y Rumanía han hecho sus deberes y cumplen con los requisitos desde hace siete años. Si sigues las reglas, deberías recibir lo que tienes derecho ", comentó Carlos Coelho.

Partes de este artículo se actualizaron en 2020 para reflejar el hecho de que el Reino Unido ya no es miembro de la UE.


Schengen 
  • 26 países miembros: 22 de la UE y 4 países asociados. 
  • 4 de ellos no comunitarios: Noruega, Islandia, Lichtenstein y Suiza. 
  • 5 miembros de la UE no pertenecen a Schengen: el Reino Unido, Irlanda, Rumanía, Bulgaria, Chipre y Croacia. 
  • 50 000 kilometros de fronteras exteiores rodean el espacio sin fronteras interiores de Schengen.